Diagnostico Participado barrio de Opañel

Comentarios

Transcripción

Diagnostico Participado barrio de Opañel
Opañel
Elaborado por el Servicio de Convivencia Intercultural en Barrios
27/07/2014
Contenido
A.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
Características generales del distrito de Carabanchel .................................................... 1
Descripción espacial ............................................................................................................................. 1
Historia del distrito ............................................................................................................................... 3
Análisis Socio-Demográfico ................................................................................................................ 5
La economía del distrito ....................................................................................................................... 9
Datos comparativos sobre empleo y desempleo ...................................................................... 11
Historia administrativa y política ................................................................................................... 13
B. Características generales del barrio Opañel .......................................................................... 17
1. Delimitación espacial; barrio administrativo, barrio sentido ............................................. 17
2. Historia del barrio................................................................................................................................ 19
3. Análisis socio-demográfico .............................................................................................................. 21
4. Vida económica en el barrio............................................................................................................. 24
5. Movimiento asociativo y participación............................................................................................ 29
C. El estado de la convivencia, la participación y la identidad barrial ........................... 30
1. Metodología ............................................................................................................................................ 30
2. Convivencia, coexistencia y hostilidad; conceptualización ................................................. 31
3. Síntesis del “Estado de la Convivencia” ......................................................................... 32
4. Representaciones sociales, Identidad barrial, Participación ...................................... 33
A. Características generales del distrito de Carabanchel
1. Descripción espacial
1
Distrito encuadrado entre el río
Manzanares, el límite municipal de
Madrid, el distrito de Latina y la
Autovía de Toledo (A-42). El distrito lo
constituyen los barrios de San Isidro,
Opañel, Comillas, Vista Alegre, Puerta
Bonita, Abrantes y Buenavista y tiene
una dimensión de 1.409,89 Ha.
La Calle de General Ricardos
constituye el eje vertebrador del
distrito, por su gran actividad
económica y urbana. Otros ejes
importantes, aunque con menor
volumen de actividad, son la Avenida de
Oporto y la Avenida de los Poblados. Tuvo
su origen en dos pequeños pueblos:
Carabanchel de Abajo y Carabanchel de
Arriba, que con el tiempo fueron
rebautizados como Bajo y Alto. En 1948
estos dos municipios se anexionaron a la
ciudad de Madrid.
Descripción breve de los barrios, datos
geográficos y poblacionales relevantes
(orden de norte a sur y de oeste a este):
San Isidro (113): Situado entre la Vía
Carpetana y la Calle del General Ricardos y
entre la Avenida de Nuestra Señora de Valvanera y el Río Manzanares al Suroeste de la ciudad.
Es el segundo barrio con mayor superficie del distrito (189,93 Ha), y el tercero en nº de
habitantes (39.073), con un 19,8% de población inmigrante.
Opañel (112): Se encuentra limitado al sur con la Avenida de Oporto, al norte y al oeste con la
calle General Ricardos y al este con la calle Antonio Leyva. Con una superficie de 110,73 Ha, y
una población de 32.239 habitantes, es el segundo barrio del distrito en densidad de población
(297hab/Ha). El 20% de su población es extranjera.
2
Comillas (111): Limita al sur con la Plaza Fernández Ladreda (Plaza Elíptica), al norte con la
Avenida del Manzanares y el distrito de Arganzuela, al oeste con la calle Antonio Leyva y el
Barrio de Opañel y al este con la calle Santa María de la Cabeza y el distrito de Usera. Es el
barrio más pequeño en extensión con 66,61Ha, y también el que menos población presenta,
22.864 habitantes de los que un 18,7% son de origen extranjero. Sin embargo es, con
diferencia, el que mayor densidad de población tiene con 349 hab/Ha.
Vistalegre (114): Limita al norte con el Barrio de San Isidro en la Avenida de Nuestra Señora de
Valvanera y la calle de la Oca, al este con el Barrio de Puerta Bonita Calle de Eugenia de
Montijo, Calle de Melisa y Calle General Ricardos, al sur con la Avenida de los Poblados y el
Barrio de Buenavista y al oeste con el distrito de Latina. Es el barrio con mayor población,
45.366 habitantes, y también el que posee mayor porcentaje de población inmigrante, un
21,4%.
Puerta Bonita (115): limita al sur con la Avenida de los Poblados y el Barrio de Buenavista, al
noroeste con el Barrio de Vista Alegre, al noreste con el Barrio de Opañel y al este con el Barrio
de Abrantes. Es el tercer barrio en extensión con 150,86 Ha y el cuarto en número de
habitantes 33.844, con un 20,6% de población inmigrante.
Abrantes (117): limita al norte en la Avenida de Oporto con el barrio de Opañel, al Sur en la
Avenida de los Poblados con Buenavista, al oeste en el Camino Viejo de Leganés con Puerta
Bonita y al este en la Carretera de Toledo por Usera. Es el segundo barrio con menor número
dehabitantes, 29.962 de los que un 19,2% son inmigrantes, cercano a la media del distrito
(18,9%). Es el segundo barrio con menor densidad de población (194 hab/Ha).
Buenavista (116): limita al norte en la Avenida de los Poblados con los barrios de Abrantes,
Puerta Bonita y Vista Alegre, al Sur con la M40 y Leganés, al oeste con Aluche y Fanjul (Latina)
y al este en la Carretera de Toledo con el barrio de Orcasitas (Usera). Es con diferencia el barrio
con mayor extensión del distrito (561Ha.), el segundo con mayor población (44.056), y es con
mucho el que menor densidad de población tiene con apenas 78 Hab/Ha. También es el barrio
con menor porcentaje en población extranjera (13,1%) y el que menos se acerca a la media del
distrito en este aspecto (18,9%). Este volumen de población inmigrante hace que baje
significativamente la media del distrito, ya que todos los demás barrios, a excepción de
Comillas (18,7%), se sitúan por encima de la media en porcentaje de población inmigrante.
Características
CARABANCHE Comilla Opañe San
L
s
l
Isidro
Puert
a
Buenavist Abrante
Bonit a
s
a
158,9 160,8
561,32
156,46
2
6
45.36 33.84
44.056
29.962
6
4
Vista
Alegr
e
Superficie (Ha.)
1.404,84
66,61
110,73
189,93
Población
247.404
22.864 32.239
39.073
Densidad
(hab./Ha.)
179
349
297
209
292
215
78
194
18,9
18,7
20,2
19,8
21,4
20,6
13,1
19,2
% Extranjeros
(FUENTE: padrón municipal a 1/01/2013
2. Historia del distrito
Desde finales del siglo XIX ya existían los municipios de Carabanchel Bajo y Carabanchel Alto
separados del municipio de Madrid. Carabanchel Bajo por su mayor cercanía con Madrid
adquiere pronto un carácter más industrial que Carabanchel Alto, que permanece como zona
de campos de cereales, huertas y fincas recreativas para la nobleza y alta burguesía.
Hasta 1948, Carabanchel Bajo y Carabanchel Alto eran dos municipios independientes. En este
año fueron unidos a Madrid de forma
no voluntaria con el nombre de
Carabanchel, perdiendo así su
autonomía.
Con esta anexión, Carabanchel
multiplicó el número de sus vecinos,
por lo que se hizo necesaria la
creación de nuevos medios de
transporte y el aumento de carreteras
y puentes que posibilitaran la
comunicación.
En cuanto a la vivienda, surgen
promociones
públicas
que
contribuyen a paliar el problema de la
3
escasez de pisos, debida al aumento del número de inmigrantes de otras zonas de España,
atraídos por la industrialización y expulsados del campo por un paro creciente.
En los setenta, Carabanchel junto con Vallecas fue uno de los barrios elegidos por la
inmigración andaluza, extremeña y gallega para asentarse en Madrid, tanto es así que en 1975
el 58% de la población procedente
de la emigración vive en
Carabanchel.
En los siguientes años, la
inmigración extremeña tuvo una
fuerte presencia en la vida del
barrio
(principalmente
en
Carabanchel
Bajo),
creando
asociaciones y eventos para
recordar sus fiestas y tradiciones.
Algunas siguen activas hoy en
día1.
En 1971 Carabanchel se divide en
tres distritos: Usera, Latina y
Carabanchel, reduciéndose su extensión a la mitad.
La construcción de la M30 en los 70 y la M40 en los 80, mejora el acceso en carretera al
distrito, al mismo tiempo que lo delimita.
El desarrollo de Carabanchel ha estado unido
al desarrollo de los transportes públicos: En
1961, llega la línea S de ferrocarril
suburbano, uniendo Carabanchel con Plaza
de España. En 1968, llega la línea 5 de metro,
entre las estaciones de Callao y Carabanchel.
Gracias a esa línea, se podía acceder al
centro de Madrid en pocos minutos. En 1981,
llega la línea 6 de metro, con las estaciones
de Plaza Elíptica y Oporto. En 1998, se
inaugura el primer tramo de la línea 11 de
metro (Plaza Elíptica- Pan Bendito). En 1999,
1
https://www.facebook.com/casaextremaduracarabanchel.madrid
4
se inaugura la estación de Eugenia de Montijo. En el 2006, llega el metro a Carabanchel Alto y
al nuevo PAU de Carabanchel.
El reciente soterramiento de la M-30, ha dotado a los barrios cercanos a la misma de nuevas
infraestructuras deportivas y de esparcimiento.
3. Análisis Socio-Demográfico
Siguiendo los datos del padrón del Municipio de Madrid a 1 de enero de 2013, en el distrito de
Carabanchel viven 247.404 personas, de las cuales 46.671 (18,9%) son inmigrantes. Las
nacionalidades más presentes son las de Rumania (6.967), Ecuador (6.869) y Bolivia (4.345),
seguidos de China, Colombia y Perú.
Fuente: Padrón del Municipio de Madrid. Datos de 1 de enero de 2013
Si nos fijamos en la siguiente pirámide poblacional, observamos que la franja de edad entre los
35-39 años es la que mayor volumen presenta. La población es mayor entre los 30 y los 54
años, con lo que asistimos a un envejecimiento de la población, siendo la media de edad 42,6
años. A partir de los 65 años no hay apenas población inmigrante.
5
6
Evolución de población extranjera
Carabanchel es el distrito que ha experimentado un mayor descenso de habitantes extranjeros
en su padrón en el último año, (comparando datos del padrón municipal de habitantes a 1 de
enero 2013 y a 1 de enero del 2014). El número total de bajas de habitantes extranjeros en el
padrón ha sido de 5.177, lo que supone un descenso del 10,9%; mientras que ha aumentado
en 312 el número de habitantes españoles.
Nacionalidad
Absoluto
Distrito
%
total
España
Otro País
Total
España
Otro País
Carabanchel
-4.865
312
-5.177
-2
--
-10,9
Madrid
-51.290
-4.564
-46.732
-2
-0,2
-10
Fuente: Boletín Población extranjera 1 enero 2014. Ayuntamiento de Madrid
Historia Demográfica
En 1987, el distrito de Carabanchel contaba con 242.887 habitantes. A partir de entonces
empieza a sufrir un descenso de su población. En 1993 la población era de 233.935, y en el año
2000 llega a su número más bajo de este periodo con un total de 213.405 habitantes, casi
treinta mil vecinos menos que en 1987, un descenso del 12,1%.
A partir del año 2000 la población del distrito vuelve a crecer debido a la llegada de la
población inmigrante, atraída hacia este barrio por el coste asequible de las viviendas,
creciendo en solo un año en 6.793 personas La población siguió creciendo hasta llegar a su
punto más alto en 2009, con 256.973 habitantes.
Otro factor de gran importancia es la construcción del PAU de Carabanchel, que como se
puede apreciar en la siguiente gráfica de Evolución de la población de Carabanchel por barrios,
hizo crecer ampliamente la población del barrio de Buenavista a partir de 2002.
A partir de ese momento, comienza un nuevo descenso de la población debido principalmente
al retorno de la población extrajera. Entre 2009 y 2013, la población total cae en 9.569
personas para establecerse en 2013 la población del distrito de Carabanchel en 247.404,
siendo el distrito de Madrid con mayor número de habitantes.
Proyecciones de población
Según las estimaciones de la D.G. de Estadística del Área de Gobierno y Administración Pública,
del Ayuntamiento de Madrid, la población del distrito superará las 260.000 personas en 2017,
y llegará hasta 266.925 en 2022.
7
Población estimada por Distrito y sexo a 1 de enero
2017
Edad
TOTAL
11. Carabanchel
Ambos
Sexos
Hombres
Mujeres
3.354.743
1.571.645
1.783.098
260.420
122.796
137.624
2022
Ambos
Sexos
Hombres
Mujeres
3.434.996 1.611.649 1.823.347
266.925
125.969
140.956
FUENTE: Área de Gobierno de Hacienda y Administración Pública. Dirección General de Estadística.
Tamaño de los hogares
Si hablamos de la composición de los hogares en el distrito de Carabanchel cabe señalar que
en torno al 28% de los hogares está formado por personas solas.
Analizando con mayor profundidad las características de las personas que conforman esos
hogares, descubrimos algunos datos que aportan información muy interesante:



El 10,14% (9.388) de los hogares está formado por mujeres solas mayores de 65 años.
En el caso de los hombres esta situación supone un 2,55% (2.364)
Las familias monomarentales son un 2,05% (1.896) y las familias monoparentales el
0,39% (365).
Hay un 0,16% (150) de hogares en el distrito en el que sólo viven menores de edad.
Si tomamos como referencia la variable de la procedencia encontramos que hay un 11,11%
(10.280) de hogares compartidos por personas españolas y extranjeras, el 7,21% (6.675) está
compuesto sólo por extranjeros y el 81,68% (75.615) restante sólo por españoles.
8
4. La economía del distrito
Datos socioeconómicos comparativos del distrito de Carabanchel en la ciudad de
Madrid.
9
Según el censo de locales y actividades del Ayuntamiento de
Madrid, en el distrito de Caranbanchel hay un total de 7.209
actividades comerciales y locales a 1 de julio de 2013, un 8%
del total de la ciudad de Madrid. Destaca el comercio al por
menor (2.516), un 8% del total de los existentes en la ciudad
de Madrid, los servicios de comidas y bebidas (902), un 7,5%
del total de la ciudad de Madrid, y la venta y reparación de
vehículos de motor (365), un 12% de la ciudad de Madrid.
También es el distrito con mayor número de negocios (77) dedicados a la fabricación de
productos metálicos (excepto maquinaria y equipo) un 15,2%, y en fabricación de muebles (35
de los 252 de toda la ciudad de Madrid, un 16,1%) así como en almacenamiento y actividades
anexas al transporte (145, un 12,2%).
En el distrito hay dos mercados municipales, el Mercado de Puerta Bonita, junto al Palacio de
Vistalegre, y el Mercado municipal de San Isidro, así como numerosas galerías comerciales de
alimentación. En el PAU de Carabanchel se encuentre el Centro Comercial Islazul.
Se pueden encontrar tres mercadillos en la vía pública en el distrito: el mercadillo del Camino
de las Cruces en el barrio de Buenavista que se instala los lunes, el de la calle Gorrión en San
Isidro también presente los lunes, y el de la Via Lusitana en el barrio de Abrantes que se puede
encontrar los jueves.
En el distrito de Carbanchel, el principal polígono industrial es el de Agaucate, situado en el
barrio de Buenavista (link mapa:
http://www.forociudad.com/madrid/poligono-industrialaguacate/foto-satelite.html).
Este
polígono estaba inicialmente alejado de
las viviendas, pero con el desarrollo
urbanístico del PAU de Carbanchel,
actualmente se encuentra rodeado de
edificios modernos, bien comunicado
por el trasporte público y su proximidad
a la autopista M-40.
El fenómeno de la venta ambulante ilegal está muy presente en el distrito. En el año 2012 se
levantaron un total de 1417 actas por este motivo, el segundo distrito de Madrid solo por
debajo de Puente de Vallecas.
En cuanto a la actividad industrial, destaca la industria textil, con 21 negocios de los 90 de toda
la ciudad de Madrid lo que supone un 30,4%, unido a los 36 negocios de confección de prendas
de vestir, más que en ningún otro distrito de la ciudad, el 16,2%2.
Fuente:http://www.esmadrid.com/backend/emprende/descargable/11Carabanchel.pdf
En el barrio de Buenavista de Carabanchel encontramos uno de los seis viveros de empresas de
la ciudad de Madrid3, un recurso del ayuntamiento que ofrece instalaciones y servicios a
empresas. Es el mayor de la Red de Viveros del Ayuntamiento de Madrid, y el de Carabanchel
2
3
(FUENTE: Ayuntamiento de Madrid. Dirección General de Estadística. Censo de Locales y Actividades)
http://www.madridemprende.net/
10
está dirigido preferentemente al sector de la Economía Social (autónomos, sociedades
laborales y cooperativas de trabajo autónomo asociado).
11
5. Datos comparativos sobre empleo y desempleo
Siendo el segundo distrito de Madrid en número de locales y actividades comerciales, y a pesar
de la industría allí asentada, Carabanchel es el segundo distrito con mayor número de
habitantes en paro, un total de 23.845.
De los 32.394 afiliados a la Seguridad Social pertenecientes al distrito de Carabanchel, el 79,8%
son autóctonos, y el 21,1% población inmigrante, los datos de afiliación son parejos al del total
de la población autóctona e inmigrante. El 56% de la población del distrito empleada se
encuentra en la franja de edad entre 25 y 44 años. El 52% del total de personas afiliadas son
hombres, por el 48% de mujeres.
En cuanto a las actividades económicas por volumen de empleados/as, las actividades más
frecuentes son el comercio al por menor y la reparación de vehículos con 7.305 personas
empleadas, las actividades administrativas y de servicios auxiliares (3.849), la construcción
(2.884), y le siguen la hosteleria, la industria manufacturera y el trabajo doméstico.
Destacar también que existe un volumen alto de población que se dedica a la educación
(2.786) y las actividades sanitarias y de servicios sociales (2.428).
También econtramos un total de 7.661 autónomos/as (68,8% hombres por 31,2% mujeres)4.
Según datos de desempleo de Enero 2013, hay en el distrito 23.845 personas en el paro. La
mayor cantidad (3.716) están en la franja de edad entre 35-39 años. El total de parados
españoles es de 18.197 por 5.648 extranjeros, de los cuales 4.393 no son comunitarios.
4
(FUENTE: Tesorería General de la Seguridad Social. Dirección General de Economía, Estadística e Innovación
Tecnológica de la Comunidad de Madrid.)
Datos absolutos sobre personas paradas en el distrito de Carabanchel por barrios,
sexo y procedencia:
12
(Fuente: SISPE, Enero 2013)
En cuanto a la variable sexo, hay 12.341 hombres parados por 11.504 mujeres. Este dato no
implica que el desempleo real sea menor entre las mujeres.
Datos absolutos de personas
paradas en el distrito de
Carabanchel por sexo
22.959
TOTAL
11.829
11.130
HOMBRES
MUJERES
(FUENTE: Servicio Público de Empleo Estatal. Diciembre 2013. Elaboración propia.)
El criterio que se utiliza para poder valorar este dato absoluto es el de la “tasa de paro” que es
la proporción entre el número de personas paradas y el número de personas en edad laboral
que están en disposición de hacerlo (población activa). En el momento de elaborar este
informe no contamos con el valor absoluto de población activa del distrito de Carabanchel,
razón por la cual no podemos obtener la “tasa de paro” que sería el dato que nos
proporcionaría una información real.
13
No podemos dejar de señalar el hecho que del número total de personas desempleadas del
distrito, un 50,6% (12.078) no reciban prestación por desempleo (Fuente: SISPE, 31 Enero
2013).
PORCENTAJE DE PERSONAS PARADAS SEGÚN COBREN O
NO cobran
ninguna
prestación;
50,65%
SI cobran
algún tipo de
prestación;
49,35%
6. Historia administrativa y política
El movimiento vecinal en Carabanchel fue de los más reivindicativos y activos en Madrid
durante finales de los sesenta y principios de los setenta. A mediados de los setenta
presentaron una carta con 2000 firmas en la Junta Municipal con las reivindicaciones más
apremiantes del distrito: un gran parque, mejora de los accesos entre los distintos barrios o
Madrid, asfaltado de calles, construcción de un polideportivo, mercados municipales de barrio,
más centros escolares , la construcción de la Casa de la Cultura y demandas respecto a la
construcción y equipamiento de viviendas.
Este movimiento vecinal continúo durante el período democrático. Con sus acciones
reivindicativas ante las Administraciones Públicas consiguieron el compromiso de mejora de
muchas infraestructuras necesarias para el distrito. En la decada de los setenta el
Ayuntamiento pone en marcha un Plan de Mejora de Barrios, con una serie de inversiones
para el asfaltado, alumbrado de calles y mejora de las redes de abastecimiento de agua.
En 1982 se aborda el proyecto de remodelación del Alto de San Isidro, y la asociación de
vecinos consigue la promesa formal del ayuntamiento de que los vecinos/as participen en el
proceso, que contempla la construcción del 1.010 viviendas con el ánimo de erradicar el
chabolismo en esta zona5.
14
Hoy en día esta lucha sigue en pié con nuevas reivindicaciones, algunas de ellas similares a las
de hace 40 años, pero con un hándicap importante: no ha habido relevo generacional y las
juntas directivas de estas asociaciones están envejecidas con lo que eso supone de merma de
energías: “Echamos de menos una mayor participación, sobre todo de los jóvenes”6.
Es importante además visibilizar las reivindicaciones históricas del movimiento feminista
presente en el distrito que se desarrrolla de forma paralela al movimiento vecinal. En el distrito
se localizan varias asociaciones feministas que vienen trabajando desde hace años a favor de la
igualdad de oportunidades y que son referentes en el municipio de Madrid:



Grupo de Mujeres de Carabanchel
Mujeres Opañel
Asociación Solidaridad con Madres Solteras
A través del Área de Gobierno de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana del
Ayuntamiento de Madrid hemos encontrado información cuantitativa sobre el movimiento
asociativo del Municipio de Madrid.
Tras la explotación de los datos hemos obtenido las siguientes conclusiones:

El número de entidades asociativas en el distrito de Carabanchel es superior a la
media de entidades existentes en el resto de distritos (110 asociaciones en
Carabanchel frente a las 85,81 de otros distritos).
 El número de entidades de carácter social existentes en Carabanchel duplica la media
de otros Distritos (23 en Carabanchel frente a las 10,95 de media de los distritos)
 El número de asociaciones vecinales, de mujeres o culturales también es superior a la
media de los distritos
 En esta relación no se especifica la categoría de entidades dirigidas a personas con
discapacidad, aunque pueden incluirse dentro de la categoría de entidades sociales.
En cuanto a la información cualitativa obtenida a través del contacto directo con personal de
las asociaciones de vecinos podemos concluir lo siguiente:
5
(Fuente: Carabanchel, setenta años Madrid. Ángel del Río, cronista de la Villa de Madrid).
6
http://karabanchel.com/2014/02/14/cuarenta-anos-de-lucha-para-mejorar-carabanchel-alto/




El número de asociaciones se ha visto reducida notablemente en los últimos años,
quizá debido a la falta de financiación y subvenciones. Esto ha ocasionado la
desaparición de un gran número de recursos y servicios dirigidos a la población en uno
de los momentos en los que eran más necesarios.
En contraposición a este hecho se está incrementando el número de asociaciones de
carácter religioso. Estas entidades están asumiendo gran parte de los servicios
desaparecidos que mencionábamos en el punto anterior.
La coordinación entre las diferentes organizaciones suele ser bastantes fluida incluso
de estas con los servicios y recursos de las distintas administraciones públicas. Se da
una participación muy activa en las distintas Mesas Formales que funcionan en el
distrito, así como en las comisiones que dependen de ellas.
Señalamos de nuevo la principal queja que tienen sobre todo las organizaciones
vecinales: la baja participación de personas jóvenes.
Hemos constatado que las asociaciones ubicadas en el Distrito son entidades de primer nivel.
No hay una alta presencia de federaciones o confederaciones, siendo el ámbito de actuación
de las asociaciones más dirigido al barrio/distrito, hecho que garantiza actuaciones más
directas con la población a la que atienden.
Participación política
Si hablamos ahora de la participación política en las tres últimas elecciones al ayuntamiento de
Madrid, Vemos como en el distrito de Carabanchel la Participación ha ido disminuyendo con el
paso de los años, pasando de un 70% en el año 2003, a un 64,52% en las elecciones de 2011.
2003
Censo
electoral
2007
2011
Abstención
Participación
Censo
electoral
Abstención
Participación
Censo
electoral
Abstención
Participación
Total
2.483.123
Ciudad de
100%
Madrid
771.510
31,07%
1.711.613
68,93%
2.405.455
100%
820.014
34,09%
1.585.441
65,91%
2.308.360
100%
756.747
32,78%
1.551.613
67,22%
11.Carabanchel
51.763
30,00%
120.760
70,00%
166.247
100%
55.538
33,41%
110.709
66,59%
166.717
100%
59.158
35,48%
107.559
64,52%
172.523
100%
Elaboración Propia. Fuente: Dirección General de Estadística.
15
En la tabla siguiente podemos observar el valor absoluto de abstenciones y porcentaje de las
mismas por distritos y en la ciudad de Madrid, respecto a las elecciones municipales del 22 de
mayo de 2011. Observamos que el distrito de Carabanchel tiene un porcentaje de abstención
de 3 puntos superior a la línea general de la ciudad de Madrid.
DISTRITOS
CENSO
PARTICIPACION
ELECCIONES
ABSTENCIONES
TOTALES
%
DE
PARTICIPACION
%
DE
ABSTENCIÓN
Ciudad de Madrid
1. Centro
2. Arganzuela
3. Retiro
4. Salamanca
5. Chamartín
6. Tetuán
2.308.360
95.737
113.448
96.238
111.779
109.852
107.560
1.551.613
59.479
79.779
70.592
79.487
79.526
69.340
756.747
36.258
33.669
25.666
32.292
30.326
38.220
67,22
62,13
70,32
73,33
71,11
72,39
64,47
32,78
37,87
29,68
26,67
28,89
27,61
35,53
7. Chamberí
109.407
77.848
31.559
71,15
28,85
50.454
60,69
29,31
24.070
72,04
27,96
57.187
59.158
35.302
67,81
64,52
60,09
32,19
35,48
39,91
65.939
59,65
40,35
23.789
51.488
39.470
34.353
22.943
15.796
38.773
10.035
68,92
67,79
68,71
63,49
63,80
66,04
64,96
69,35
31,08
32,21
31,29
36,51
36,20
33,96
35,04
30,65
8.
Fuencarral-El
172.111
121.657
Pardo
9.
Moncloa86.087
62.017
Aravaca
10. Latina
177.627
120.440
11. Carabanchel
166.717
107.559
12. Usera
88.458
53.156
13. Puente de
163.435
97.496
Vallecas
14. Moratalaz
76.542
52.759
15. Ciudad Lineal
159.830
108.342
16. Hortaleza
126.148
86.678
17. Villaverde
94.102
59.749
18. Villa de Vallecas 63.378
40.435
19. Vicálvaro
46.518
30.722
20. San Blas
110.645
71.782
21. Barajas
32.741
22.706
Elaboración propia a partir de los datos extraídos en
Dirección General de Estadística. (2011)
www.madrid.es. FUENTE: Junta Electoral de Zona.
16
B. Características generales del barrio Opañel
1. Delimitación espacial; barrio administrativo, barrio
sentido
El barrio de Opañel con una
superficie de 110,73 Ha. se
encuentra
limitado
administrativamente al sur
con la Avenida de Oporto, al
norte y al oeste con la calle
General Ricardos y al este con
la calle Antonio Leyva. De esta
manera,
colinda
territorialmente
con
los
barrios de Comillas al este,
con Abrantes y Puerta Bonita
al sur y con el barrio de San
Isidro al noroeste.
El sentimiento de pertenencia de los vecinos
y vecinas del barrio de Opañel está
estrechamente relacionado con la evolución
territorial del distrito a lo largo de su historia.
Antes
del
año
1948 Carabanchel
Bajo y Carabanchel Alto eran dos municipios
independientes, teniendo lugar en el
año 1948 la incorporación de los
Carabancheles
a Madrid,
uniéndose Carabanchel Bajo y Carabanchel
Alto con el nombre de Carabanchel. El
proceso de delimitación distrital continuaría,
produciéndose en 1971 con la división de
Carabanchel en tres distritos: Latina,
Carabanchel y Usera.
Fuente: http://karabanchel.com/mapas
17
Actualmente, en el barrio de Opañel, hemos observado como los vecinos y vecinas mantienen
un sentimiento de pertenencia a Carabanchel de forma general, no detectándose una
diferenciación identitaria manifiesta vinculada al barrio administrativo de Opañel. No
obstante, hay que señalar cómo la nomenclatura de las estaciones de metro actúa como
identificador barrial para los vecinos/as. De esta manera, podemos identificar cinco subzonas
dentro del barrio administrativo que corresponden a los nombres de las estaciones de metro
que se encuentran dentro del barrio: Plaza Elíptica, Opañel, Oporto, Urgel y Marqués de
Vadillo.
(Haz click en el mapa para acceder a mapa interactivo en Google Maps)
El Servicio de Convivencia Intercultural dirigirá la intervención dentro de la delimitación
administrativa del barrio de Opañel, pudiendo incluir en los procesos y acciones llevadas a
18
cabo a vecinos/as y recursos de calles de barrios colindantes, siempre que se considere
necesario a favor de un proceso de desarrollo comunitario más integral.
2. Historia del barrio
19
El barrio de Opañel toma su nombre de un arroyo que así se llamaba y que pasaba por el
lugar. En su arquitectura urbana se pueden encontrar fragmentos de la historia de
Carabanchel.
La historia y conformación del barrio de Opañel está muy ligada a su desarrollo industrial. El
barrio cuenta con un polígono industrial creado en los años 30 y 40, lo que propició el
crecimiento y asentamiento de población obrera a lo largo de los años 60.
En las últimas décadas, el barrio ha sufrido una importante transformación sustituyendo el
tejido industrial y sus zonas chabolistas por viviendas realizadas por iniciativa del sector
privado.7
En el interior del barrio también estaba situada la
llamada Colonia del Comercio, que consistían en
residencias unifamiliares habitadas por personas con una
posición socioeconómcica más elevada. En los
alrededores de la Avenida de Oporto, también se
construyeron en los años sesenta, una colonia urbana de
casas de dos y tres alturas, que fue denominada como
Las Experimentales.
A nivel urbanístico, una de las plazas
con más peso histórico del barrio de
Opañel es la Gándara de Oro en las
proximidades del metro Oporto. Otra
de las plazas con historia del barrio
es la plaza Cantoria, inaugurada en
1976.
La calle de General Ricardos, vía
neurálgica del distrito, tomó este
nombre
por
acuerdo
del
7
García García, Sergio (2012), Co-producción (y cuestionamientos) del dispositivo securitario en Carabanchel [Tesis
Doctoral] http://eprints.ucm.es/15769/1/T33815.pdf
Ayuntamiento de Madrid en abril de 1900. El nombre de la calle hace referencia al General
Antonio Ricardos.
En su origen, la calle tuvo paradores y merenderos, también en los descampados próximos se
instalaron traperías con infraviviendas
donde vivían algunas familias. La calle
General Ricardos se consolidó como
lugar de paso de cortejos fúnebres y de
peregrinación en el Día de los Santos a
los cementerios de San Isidro, Santa
María y Británico. En tiempos de María
Cristina y de Isabel II fue escenario de los
cortejos aristocráticos, camino de las
fincas reales y la del Marqués de
Salamanca. También en esta calle se
puede encontrar ubicado la histórica
Capilla de las Hermanas Clarisas y la
Iglesia de San Miguel. Durante la Guerra Civil se destruyó el 48% de los edificios de
Carabanchel siendo los barrios más dañados los más próximos al río Manzanares. La calle
General Ricardos fue una de las calles más castigadas.
Iglesia de San Miguel 1940
Calle General Ricardos 1940
En el barrio de Opañel también está ubicado el histórico Cementerio de San Lorenzo y San José
sitúado a espaldas de la calle General Ricardos, en la calle Verdad. Formados por sucesivas
agregaciones de porciones de terreno, estos cementerios de las sacramentales absorberían
buena parte de las bajas habidas por las epidemias de cólera de los años 1834 y 1865.8
8
Carabanchel, setenta años Madrid. Ángel del Río, cronista de la Villa de Madrid
20
3. Análisis socio-demográfico
A 1 de Enero de 2014 el barrio de Opañel cuenta con una población total de 31.837 habitantes,
de las cuales el 81% son españoles y el 19% de origen extranjero.
21
OPAÑEL: Nacionalidades
España
Otro país ;
19%
Otro país
España
81%
Al igual que en los otros barrios del distrito analizados, la pirámide de población muestra una
descompensación en las franjas de edad entre la población española y la de origen extranjero.
Así la pirámide de población de habitantes de origen extranjero es una pirámide más joven
que la de habitantes españoles. El 28% de las personas de 0 a 4 años del barrio son de origen
extranjero. Este porcentaje asciende al 37% entre los grupos de edad de 25 a 34 años. La
cantidad de personas extranjeras desciende al incrementar la edad de referencia hasta
porcentajes inferiores al 3% de la población total del barrio, a partir de los 65 años.
22
Las nacionalidades predominantes en el barrio son China (13%), Ecuador (13%) y Rumanía
(12%), seguidos por otras nacionalidades como Bolivia, Perú, Colombia y Paraguay.
FUENTE: Elaboración propia a partir de datos estadísticos del Ayuntamiento de Madrid, Distritos en cifras. Datos de
enero de 2013
Evolución de la población
Nacionalidad
Absoluto
Distrito
Carabanchel
Opañel
Madrid
total
-4.865
-555
-51.290
España
312
-86
-4.564
%
Otro País
-5.177
-486
-46.732
Total
-2
-1,7
-2
España
---0,3
-0,2
Otro País
-10,9
-7,1
-10
En el caso del barrio de Opañel, se observa
un descenso general de la población de un
1,7%. Aunque destaca el descenso del 7,1%
en el número de habitantes extranjeros, es
uno de los barrios del distrito, en el que
menos decrece esta población.
Tamaño de los hogares
En el barrio de Opañel, existe un elevado número de viviendas en las que reside una o dos
personas. Exactamente, según el Padrón Municipal de Habitantes a 1 de enero de 2013, de las
12662 viviendas del barrio de Opañel, hay 3936 viviendas habitadas por una persona, 3581
por dos y 2210 por tres personas.
De las viviendas que están compuestas por una persona, que suponen un 31% del total, 1464
hogares están compuestos por una mujer mayor de 65 años y 377 hogares están habitados por
hombres mayores de 65 años. Esto supone que en el 14,53% de las viviendas reside sola una
persona mayor de 65 años.
23
3
miembros
18%
Tamaño del hogar.
Barrio de Opañel
4 miembros
13%
2 miembros
28%
5 miembros
5%
6 miembros o
más
5%
1 miembro
31%
(Fuente: Ayuntamiento de Madrid. Explotación del padrón de habitantes 1/1/2013. Elaboración propia)
Asimismo cabe mencionar que hay 224 hogares compuestos por mujeres adultas solas con
menores. También hay 1455 hogares en los que viven dos adultos de 16 a 64 sin menores y
1924 hogares en los que residen dos adultos, uno al menos de 65 años, sin menores.
De los 12.662 hogares del barrio, 10.297 viviendas están compuestas unicamente por
población de nacionalidad española y 928 viviendas solo por población extranjera. Por otro
lado, los datos reflejan que hay 1437 hogares en los que conviven población con nacionalidad
española y extranjera.
Por otro lado, según el Indice inmobiliario anual9, el precio de la vivienda de segunda mano en
el barrio de Opañel llega a alcanzar 1.700 Euros/m2, estando ligeramente por debajo de la
media del distrito de Carabanchel, que es de 1.772 Euros/m2.
4. Vida económica en el barrio
Según el Censo de Locales y Actividades del Ayuntamiento de Madrid a 1 de Enero de 2013, el
distrito de Carabanchel cuenta con 7.190 locales abiertos con acceso a la calle, de los cuales,
en el barrio de Opañel hay ubicados 1.099.
9
Fuente: Índice inmobiliario anual, www.idealista.com
24
0%0%
Porcentaje de Actividades y locales en
Opañel
15%
25
85%
Carabanchel
Opañel
FUENTE: Ayuntamiento de Madrid. Dirección General de Estadística. Censo de Locales y Actividades 1/1/2013 .
Elaboración propia.
En cuanto al tipo de actividad desarrollada en el barrio y comparando los datos con los
absolutos del distrito, señalamos los siguientes:
Según los datos del Censo de Locales y Actividades, en el barrio de Opañel se pueden encontrar
348 locales dedicados al comercio al por menor, un 14,11% con relación al distrito,
consolidándose de esta manera, el tercer barrio de Carabanchel con más actividad en este
sector por detrás de Buenavista y Vista Alegre.
En relación al comercio al por mayor, comparte el mismo número de locales, 25 que supone
un 20,16% en relación al distrito, con el barrio de Buenavista, ambos por debajo del barrio de
San Isidro.
En cuanto a los datos sobre los locales dedicados al servicio de comidas y bebidas, Opañel
ostenta un total de 134 locales dedicados a esta actividad, un 14,97% en relación al distrito.
TIPO DE ACTIVIDAD
% RESPECTO AL DISTRITO
Comercio al por mayor excepto vehículos de
motor y motocicletas
20,16%
Comercio al por menor excepto de vehículos
de motor y motocicletas
14,11%
Servicios de comidas y bebidas
14,97%
Educación
15,13%
Actividades sanitarias
11%
Actividades
alojamiento
Servicios
Sociales
sin
30,55%
FUENTE: Ayuntamiento de Madrid. Censo de Locales y Actividades 1/1/2013 . Elaboración propia.
Asimismo, cabe señalar que en relación a las actividades de Servicios Sociales sin alojamiento,
Opañel presenta el mayor porcentaje del distrito, un 30,55%, con un total de 11 locales
dedicados a esta labor.
El barrio de Opañel también cuenta con un polígono industrial creado en los años 30 y 40.
Según los datos del informe de Plan de Dotación de Infraestructuras Empresariales de la
Ciudad de Madrid empresariales10, en el año 2002 tan sólo un 16,7% de sus 227 parcelas
continuaban dedicadas a la producción con un predominio de los edificios industriales monoempresariales. Aunque actualmente todavía sigue habiendo algunas empresas presentes en
las naves industriales del polígono de Opañel, se evidencia un declive en los usos industriales
de las mismas.
Elaboración propia.
La calle del General Ricardos es la arteria principal del distrito de Carabanchel y uno de los ejes
comerciales más importantes del barrio de Opañel. Existe una asociación– Asociación de
Comerciantes General Ricardos- orientada a la dinamización comercial. Actualmente aunque
siguen presentes en el barrio negocios de pequeños comerciantes, tras la crisis se ha percibido
10
Fuente:http://www.esmadrid.com/backend/emprende/descargable/11Carabanchel.pdf
26
un importante descenso de la actividad comercial, lo que ha forzado el cierre de muchos de los
pequeños comercios.
De igual manera, cabe señalar la importancia de la calle Camino Viejo de Leganés a nivel
comercial. Esta relevante calle de Carabanchel, comienza en Urgel y termina en Pan Bendito.
Aunque en el tramo que ocupa esta calle en el barrio de Opañel también se pueden observar
algunos negocios, principalmente conforma el eje comercial más importante del próximo
barrio de Abrantes.
Otro de los espacios comerciales más relevantes es la Avenida de Oporto y calles adyacentes,
en donde se concentran pequeños locales de comercio minorista, telefonía servicios
personales, papelerías, alimentación, etc. Por otro lado, en la calle Antonio Leyva, a la altura
de Plaza Elíptica, es donde se ha podido observar mayor concentración de negocios dedicados
a la venta y reparación automovilística así como algunas naves de uso industrial.
Asimismo, se pueden señalar como núcleos de actividad comercial las pequeñas Galerías de
Alimentación y principalmente el Mercado Municipal de San Isidro. Hay que resaltar que
algunas de las Galerías de Alimentación, regentadas por pequeños comercios de barrio,
actualmente encuentran serias dificultades en continuar con su actividad comercial debido a la
competencia comercial y la crisis económica. Un ejemplo representativo de esta situación es la
Galería de Oporto que hace tres años aproximadamente cerró sus puertas y los pequeños
comerciantes tuvieron que desplazar su actividad comercial a pie de calle en la misma Avenida.
Otro espacio importante, es el Mercadillo Vía Lusitana – calle que comienza en Avenida de
Oporto- situado en Plaza Elíptica. Aunque a nivel administrativo el Mercadillo está situado en
el barrio de Abrantes, es un espacio que se erige como núcleo comercial de todo Carabanchel,
y especialmente de Opañel, ya que colinda con éste. El mercadillo se sitúa a lo largo de la calle
Vía Lusitana todos los jueves. Es un mercadillo generalista, compuesto por 139 puestos
aproximadamente, regentado mayoritariamente por población gitana, en el que se pueden
encontrar productos de alimentación, hogar, textil y calzados.
Economía y Población
En el barrio de Opañel hay registrados a 1 de Enero de 2013, un total de 11.422 afiliados/as a
la Seguridad Social, 10.281 inscritos en el Régimen General y 1.139 autónomos/as. De las
personas afiliadas, 8.878 tienen nacionalidad española (77,7%) y 2.544 son de origen
extranjero (22,2%), datos muy similires a los de población total del distrito.
27
Si tenemos en cuenta las franjas de edad, el mayor número de personas afiliadas están
concentradas en el tramo de edad que abarca los 25-44 años con un 54%, frente el 26% se
encuentra en la franja de 45-54 años. Apenas un 4% de la población entre los 20 y los 24 años
está trabajando, frente al 14% que tiene más de 55 años.
28
Por sectores de producción, sorprende una inmensa mayoría (90%) de afiliados al sector
servicios, frente a un 5% correspondiente a la industria y otro 4,6% a la construcción.
El comercio al por mayor, al por menor y a la reparación de vehículos, con un total de 1848
personas empleadas, lo que supone un 16% del total de afilidos/as, concentra el mayor
número de afiliados en el barrio de Opañel . Le siguen las actividades administrativas y
servicios auxiliares con 1.233 personas , un 11% del total de trabajadores/as, y la hostelería en
la que se encuentran afiliadas 1005 personas, un 8,7% del total. De igual forma nos
encontramos con un 8,7% de afiliados/as dedicados a las actividades sanitarias y de servicios
sociales, 1.004 personas que suponen un 8,7% del total de afiliados/as.
Según datos del paro registrado en Diciembre de 2013, 2.839 habitantes del barrio de Opañel
se encuentran en desempleo, de las cuales 1391 son mujeres y 1448 son hombres.
Esto supone aproximadamente el 14% de la población en edad de trabajar.
Opañel
TOTAL
HOMBRES
MUJERES
(Elaboración propia. FUENTE: Servicio Público de Empleo Estatal. Diciembre 2013.)
5. Movimiento asociativo y participación
La trayectoria histórica del movimiento asociativo del barrio de Opañel ha estado
estrechamente unida a la historia de Carabanchel Bajo y actualmente está ligada a la del
Distrito de Carabanchel. En los años 70, las carencias y necesidades del barrio eran el principal
motor de activación del movimiento y participación ciudadana. Las principales demandas
sociales giraban alrededor de peticiones de mejora de servicios de la ciudadanía como
viviendas, equipamientos e infraestructuras.
Noticias de los años 70 sobre Carabanchel. Fuente: Diario el Pais
11
A día de hoy, el barrio de Opañel que cuenta con una población de 32.239 personas, siendo el
segundo barrio del distrito con mayor densidad de población, no cuenta con un movimiento
asociativo vecinal representativo. Actualmente no hay ninguna asociación vecinal activa en el
barrio.
Cabe mencionar que situada al otro lado de la Avenida de Oporto, en el colindante barrio de
Abrantes, está la A.V Familiar San Vicente Paul, que aunque pertenece administrativamente
al barrio de Abrantes, interviene y participa con vecinos/as y recursos del barrio de Opañel.
11
http://elpais.com/diario/1977/12/10/madrid/250604658_850215.html
http://elpais.com/diario/1977/02/27/madrid/225894257_850215.html
http://elpais.com/diario/1977/02/18/madrid/225116668_850215.html
http://elpais.com/diario/1976/11/30/madrid/218204663_850215.html
29
Por último cabe señalar la importancia de la Asamblea Popular de Carabanchel, que se reúnen
en la Glorieta Valle de Oro, como principal canal de participación ciudadana en el barrio.
C. El estado de la convivencia, la participación y la
identidad barrial
1. Metodología
Desde el Servicio de Convivencia Intercultural en Barrios, hemos querido conocer cuál es el
“Estado de la Convivencia” en los 14 barrios donde el proyecto está presente, a través de la
elaboración de un Diagnóstico Participado que nos acercase a la realidad de los barrios.
Para ello hemos realizado una labor de recogida de información, donde nos hemos
entrevistado individual y grupalmente con agentes comunitarios considerados/as “informantes
clave”, que nos pudieran dar su visión sobre cómo es la convivencia, cuáles son las
necesidades que afectan a su deterioro, así como propuestas para mejorarla.
Hemos realizado 23 entrevistas individuales entre ciudadanía y profesionales de recursos del
barrio de diferentes ámbitos (asociaciones vecinales, igualdad de oportunidades, educación,
empleo, inmigración, servicios sociales, seguridad, juventud) y 5 grupos de discusión con
población heterogénea de diferentes edades y diferentes orígenes. En total han participado 62
personas vinculadas por vecindad, uso de los espacios o empleo al barrio de Opañel.
30
Para llevar a cabo la elaboración del “Diagnóstico Participado” hemos dividido el proceso en
tres fases:
Fase de recogida de información; contacto con informantes clave, transcripción de las
informaciones que expresan.
Fase de “filtrado” de información; donde recogemos las opiniones y propuestas que
consideramos más significativas y/o que más se repiten, teniendo en cuenta los conceptos de
“Convivencia, Coexistencia y Hostilidad” que se definen en el apartado siguiente así como
otras representaciones sobre Participación e Identidad.
Fase de conclusiones y devolución a las personas participantes; donde el equipo del Servicio de
Convivencia Intercultural en Barrios expone y relaciona la información para valorar el “Estado
de la Convivencia” del barrio, construyendo el diagnóstico junto con los/ as participantes.
Este diagnóstico son las conclusiones elaboradas por el equipo del Servicio de Convivencia
Intercultural en Barrios del distrito de Carabanchel.
2. Convivencia, coexistencia y hostilidad;
conceptualización
Para analizar el Estado de la Convivencia, nos hemos servido como guía de los conceptos del
profesor Carlos Jiménez, al hablar sobre las dinámicas de convivencia (o falta de ella) que se
podrían expresar en tres niveles diferenciados; Convivencia-Coexistencia-Hostilidad, los cuales
define de la siguiente manera:
CONVIVENCIA: “Es una relación armoniosa entre gentes que viven juntos, es vivir en buena
armonía con los demás. Convivencia es vivir en compañía. Es tanto la acción de convivir como
la relación entre quienes conviven. Es la interrelación de elementos distintos, procedentes de
una variedad de orígenes, formas, ritmos. Admitimos que la convivencia implica generar un
sincronismo nuevo para dichos elementos, y que es posible establecer acuerdos comunes, en
donde múltiples perspectivas son puestas en juego como aportes a los valores del grupo,
colectivo o barrio que convive. Se entiende la noción de convivencia como un ideal social que
es valorado y deseado.”
COEXISTENCIA: “La coexistencia indica una coincidencia en el tiempo y el espacio, pero no
implica necesariamente una buena relación. (…) Tiene un énfasis estático, remitiendo a la
situación existente. (…) Las interacciones entre vecinos se producen más bien entre individuos
31
pertenecientes a determinado grupo étnico o cultural” (también clase o estrato social, grupo
de edad, género, etc).
HOSTILIDAD: “Entendida como una situación en la cual hay mala relación entre los sujetos
etnoculturalmente diferenciados, habiendo desconfianza, mala comunicación, agresión, etc.
(…) No hay realmente tolerancia en el barrio, sino represión de instintos y deseos. Las posibles
voces y hechos a favor de la inclusión y la integración son esporádicos, quedan en minoría y
con frecuencia son más bien testimoniales”.
3. Síntesis del “Estado de la Convivencia”
En el barrio de Opañel, se observa una tendencia generalizada a la coexistencia, con repuntes,
dependiendo de los espacios y los discursos, que tienden a la convivencia u hostilidad.
Mayoritariamente coincide tanto el personal técnico como la ciudadanía en que en el barrio
predomina un estado de coexistencia, en el cual no hay conflictos entre los distintos grupos de
personas autóctonas e inmigrantes, pero tampoco existe una interacción positiva de
intercambio.
“Yo creo que coexistimos pero no convivimos. Cada uno está en su sitio metido. Se da
una coexistencia pacífica pero no una convivencia”. “La tendencia es la coexistencia,
pero no hay integración porque unos están aquí y otros allí y no hay interacción
positiva”.
Las experiencias de convivencia se concentran en el ámbito educativo público. En los CEIP y
IES, así como en algunos de los AMPAS –como en el caso del Colegio Público República de
Ecuador- hemos podido observar una mayor participación intercultural e interacción positiva
entre los distintos grupos de personas con orígenes culturales diferentes. Asimismo, en el
Centro de Educación de Personas Adultas del barrio de Opañel, predomina el estado de
convivencia, dándose lugar a relaciones de intercambio positivas tanto a nivel intercultural
como intergeneracional.
“En el colegio, la participación tanto en el Consejo escolar como en el AMPA es
intercultural plenamente”. “Entre el alumnado no hay ningún tipo de problema
porque llevan conviviendo toda la vida, desde pequeños”.
Al mismo tiempo, cabe resaltar que se ha percibido una fuerte segregación de población
extranjera o de origen inmigrante en el ámbito escolar- en los CEIP e IES-.
Opañel, siendo un barrio con un índice del 19% de población de origen extranjero, concentra
una desigual distribución de la población en el ámbito educativo, habiendo centros públicos
que congregan entre un 70% y 90% del total de alumnado extranjero o de origen inmigrante,
como sucede en los casos del IES Castelar y el Colegio Público República de Ecuador.
Los discursos de hostilidad, que se dan en casos puntuales, se relacionan en su amplia mayoría
con el sentimiento de apropiación del Espacio Público (parques y plazas). Existe un discurso
32
negativo hacia la población de etnia gitana e inmigrante, por parte de algunos vecinos/as, que
hace referencia a la culpabilización “del otro” en el incumplimiento de aspectos normativos y
relacionales (suciedad, ruido, venta ambulante, consumo de alcohol, peleas…). Asimismo,
entre la población de etnia gitana también se ha percibido réplicas de este mismo discurso
focalizando el problema de territorialización y del incumplimiento normativo en los espacios
públicos, en la población inmigrante de origen latinoamericano.
“Es una batalla campal entre gitanos y vecinos…Se han hecho dueños de la plaza. La
situación es como un cáncer…se masifica y se va a liar”, “Los inmigrantes se hacen
dueños de los parques”, “El parque lo usan para botellón los sudamericanos, se
emborrachan todos los fines de semana” “Los parques a partir de las ocho o nueve, no
hay convivencia, solamente conviven unos”.
A lo largo del proceso comunitario en el barrio de Opañel, de forma puntual hemos recogido
comentarios racistas y xenófobos que rechazan “al otro” y lo culpabilizan por el malestar
social existente. El sentimiento de rechazo deviene, en muchas ocasiones, por la percepción
de amenaza y competencia vinculada a la idea de que con la llegada de la población extranjera
el bienestar de la población autóctona pueda decrecer.
“La población gitana se queja más de la población latina, por ejemplo, que todas las
ayudas se las dan a los latinos”, “No se especifica el origen de la población española
cuando se habla, ¿por qué solo se hace hincapié en los orígenes y las culturas cuando
se habla de acciones ciudadanas degradadas? Hay que respetar a todas las personas
por igual, no se puede dirigir los problemas del distrito hacia las personas de etnia
gitana y la población inmigrante”, “Se perciben tendencias a la generalización cultural.
En los discursos y quejas, se perciben muchos estereotipos culturales”.
4. Representaciones sociales, Identidad barrial, Participación
Representaciones sociales percibidas en los discursos sobre “ el
barrio”
Del “Carabanchel como Pueblo” a la Ciudad Global12: Los cambios socioeconómicos,
culturales y tecnológicos que ha experimentado la sociedad, se reflejan de forma notoria en la
conformación de la morfología urbana de los barrios así como en los patrones de las
relaciones sociales ciudadanas que se dan en ellos. De los discursos recogidos de los/las
vecinos/as más mayores – la mayoría emigrantes rurales que llegaron al barrio en los años
cincuenta y sesenta- se percibe el proceso de cambio que ha experimentado el barrio de
Opañel. A través de los recuerdos y representaciones sociales de las personas más mayores, el
barrio pasa a ser descrito como un pueblo en el que se ensalzan las buenas relaciones
comunitarias y las redes de apoyo mutuo con la vecindad, a ser descrito como una parte más
12
Saskia Sassen, 1999 , La ciudad global, Universidad de Buenos Aires.
33
de un todo- la ciudad Global – en donde se destaca una pérdida de identidad barrial y en
donde las relaciones con la vecindad están condicionadas por el individualismo y son
percibidas como superficiales y efímeras.
Importancia del espacio público, el urbanismo y su simbolismo como
elemento influyente y potenciador tanto de las relaciones ciudadanas
como de la exclusión social
El espacio público como elemento vertebrador de la vida social: La planificación urbana y las
intervenciones que se desarrollan en los espacios públicos influyen de forma potencial en el
ámbito relacional de la ciudadanía. Los factores socioeconómicos y tecnológicos, como parte
de proceso de “globalización”, han determinado y marcado las pautas sobre las formas de
intervenir en los espacios urbanos, conduciendo a una tendencia de considerar estos espacios
más de una manera operacional como lugares de comercio, tránsito o meramente
residenciales que como sitios de encuentro, relación social y disfrute de sus habitantes.
“El urbanismo es algo fundamental para entender las relaciones ciudadanas”; “Es un
barrio pobre que no interesa, somos pobres. Si hubiese un Zara seguro que llegaba el
bus turístico”.
Falta de Infraestructuras, Espacios de Encuentro y Zonas Verdes: En el barrio de Opañel los
vecinos y vecinas ponen de manifiesto la deficiencia de infraestructuras y espacios públicos
habilitados para favorecer el encuentro y la convivencia. Se destaca la falta de zonas verdes
dentro de las fronteras administrativas del barrio. Los vecinos y vecinas de Opañel hacen uso
de las zonas verdes y parques situados en los barrios colindantes de Comillas, San Isidro y/o
Abrantes. Asimismo, resaltan el alto número de espacios urbanos –solares- infrautilizados y
“abandonados”.
“Hay muchos solares que son auténticos basureros. Esos espacios se podrían utilizar
socialmente. Es un barrio muy descuidado”; “Desde Madrid Rio hacia acá es el
inframundo, les guste a los políticos o no les guste”; “Faltan espacios verdes y espacios
abiertos en el barrio”.
34
35
Sobre la regulación e hiperregulación del espacio público: Los espacios públicos son lugares
expuestos a la heterogeneidad social, dónde sus usos y valores simbólicos se van
reconfigurando constantemente. En esta reconfiguración es dónde surgen conflictos entre las
distintas visiones y políticas a aplicar en los espacios públicos. En las entrevistas realizadas se
han recogido opiniones que ponían énfasis en la inseguridad ciudadana y la necesidad de
aplicar medidas orientadas al control de las personas, la restricción de usos e incremento de la
limpieza del espacio público. Por otro lado, otros discursos han manifestado como los espacios
públicos actualmente están sujetos a la hiperregulación, empleándose medidas de control
excesivas a la ciudadanía que los utiliza –y especialmente dirigidas contra el colectivo de
personas inmigrantes- imposibilitando de esta manera, la participación y la posibilidad de
generar espacios de convivencia reales. Asimismo, el incremento del control social dirigido a
los colectivos de personas extranjeras y/o de otras etnias puede favorecer a su
estigmatización, fomentando la sospecha social hacia “el otro”, levantando fronteras de
diferenciación entre la población autóctona y extranjera, e incrementando de esta manera, la
sensación de inseguridad ciudadana.
“Se necesita policía de barrio para hacer frente a los problemas de venta ambulante,
suciedad, robos…”; “Antes la situación era más hostil, se decía que nos habíamos
adueñado del parque, la policía venía a cada rato y nos pedía los papeles”.
Derecho a la ciudad13 – La gestión del uso de lo común: Por otro lado, el espacio público
también es escenario de conflicto y negociación entre las instituciones que los diseñan,
gestionan y regulan y la ciudadanía que reivindica como ejercicio y expresión de derechos, la
posibilidad de influir en la toma de decisiones y gestión del espacio público como lugar de lo
común.
En los discursos recogidos durante el diagnóstico participado, se ha expresado y repetido la
necesidad de revitalizar los espacios públicos para el uso común, espontáneo y de disfrute de
la vecindad.
“Se necesita fomentar la reutilización de los espacios públicos para el uso comunitario,
tanto de jóvenes como de vecinos”; “El Puente Toledo tiene que ser de utilidad pública
no es exclusivamente del proyecto Madrid Rio, sino de todos los ciudadanos. Deberían
facilitar su uso y no poner tantas trabas burocráticas a la hora de pedir permisos.”
De igual forma, actualmente en el barrio se ha despertado un fuerte movimiento vecinal en
oposición al uso, que desde la parroquia de Santa Catalina Labouré, (parroquia del Camino
Neocatecumenal), se quería dar a un terreno obtenido a través de la permuta realizada entre
el Arzobispado de Madrid y el Ayuntamiento en 1993. Los vecinos se han organizado para
reivindicar la recuperación de ese espacio para uso común; como podría ser edificar
infraestructuras para el barrio y una zona verde de las que además, carece el barrio.
Participación
La participación ciudadana en los recursos y espacios del barrio se puede ver dificultada por
una serie de barreras sociales.
Barreras socioeconómicas; La segregación social aparece cada vez más como una constante
limitando el acceso de sectores amplios de la población a servicios e infraestructura por
motivos económicos. Ejemplo de esta situación en la que las oportunidades y posibilidades de
participación por una parte de la población se ven mermadas, son los centros educativos
concertados, que aplican cuotas económicas adicionales a su alumnado en forma de “cuota
mensual voluntaria”. Asimismo, para acceder a muchos recursos y servicios públicos, hay que
pagar una cuota, que por pequeña que sea, supone una inmensa barrera para la participación
de muchas personas que están en una precaria y difícil situación económica. Estas barreras
13
Lefevbre, Henri, 1969, El derecho a la ciudad, Madrid
Harvey, David 2003, The right to the city, en International Journal of Urban and Regional Research (s.l., WileyBlackwell) N. ° 27
36
pueden influir en las posibilidades de participación de los vecinos/as, como por ejemplo
sucede en los Centros Culturales, en los que una gran parte de la población no está
accediendo a sus servicios, como es el caso de la población extranjera o de origen inmigrante.
“Hay barreras económicas que impiden la inclusión de la población inmigrante en los
centros educativos concertados, es clasismo puro”; “El centro cultural está más
orientado a personas mayores, está infrautilizado. Además cobran por todo. No es un
espacio realmente público de los vecinos”; “Si no se potencian espacios sociales,
abiertos y gratuitos es difícil que la gente participe”.
Barreras estructurales: También es importante mencionar las dificultades y obstáculos que
conlleva la participación cuando las personas no disponen de un aprendizaje para ello. De
esta manera, se pone de manifiesto la ausencia de una enseñanza transversal para la
participación, que sirva como un instrumento de desarrollo, de acción y empoderamiento de
una ciudadanía concienciada y socialmente responsable.
“No somos educados en una enseñanza transversal de participación. No se nos enseña
a participar ni a organizarnos, no sabemos dónde poner una reclamación, dónde ni
cómo exigir nuestros derechos… no se nos dice “eso es tuyo, utilízalo”.
Barreras de acceso a la información: El desconocimiento de la existencia de proyectos,
servicios y recursos por una amplia parte de la población visibiliza los problemas de
acercamiento y difusión existentes entre los recursos y la ciudadanía.
“La información llega siempre a las mismas personas. Hay un público al que no llegas”.
Falta de implicación social/ Cambios en los canales de participación: Por un lado, se
manifiesta una falta de implicación y ausencia de relevo generacional en el movimiento
asociativo – AAVV y AMPAS- pero por otro lado, hay que resaltar la presencia de nuevos
canales de participación ciudadana en el barrio, como por ejemplo la Asamblea Popular de
Carabanchel.
“El movimiento asociativo se pierde. Estamos en un mundo globalizado y los canales
de participación cambian. El movimiento tradicional se pierde y queda representado
por la población más envejecida que es la que sigue manteniendo esos canales”; “El
EKO y el 15M son espacios fundamentales para el barrio pues potencian el tejido social y
la participación activa en el barrio”.
37

Documentos relacionados