Revista para VER en la web

Comentarios

Transcripción

Revista para VER en la web
REVISTA GRATUITA PARA TODOS LOS SEGUIDORES DE LA SAGA TOMB RAIDER
MAYO 2006
#13
tombraiderfans
m
a
g
a
z
Troels
Brun
Folmann
i
n
ENTREVISTAMOS
AL COMPOSITOR
DE TOMB RAIDER:
LEGEND
Guía novelada
Misterios sin resolver
Clásicos
Seguimos recorriendo Perú con
la segunda parte de nuestra guía
narrada de Tomb Raider: Legend
para que no te atasques más.
Descubre el mito de la Caja de
Pandora. Investigamos a fondo
el artefacto que desató todos los
males del mundo.
Seguimos con la historia
de Tomb Raider: El Ángel
de la Oscuridad, esta vez
en Praga.
e
Sumario / Editorial
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
SUMARIO
Editorial:
 Un año y pico de alegrías (Copu) ......2
Entrevista:
 Troels Brun Folmann (Redacción) .......4
Opiniones sobre TRL:
 ¿Vuelta a los orígenes? (Neims) ........8
Guía Novelada TRL:
 Perú (I) (Perico y Anacroft).................13
Misterios sin resolver:
 El Santo Grial (Evan Croft) .................20
Tomb Raider Clásicos:
 Ángel de la Oscuridad (Ana María) . .22
Relatos:
 El Sello Áureo XIII (Ana María) ..........32
 Esperanza XIII (Nienna) ....................41
 Tumba de Alejandro X (Perico) ........46
Web del mes:
 www.planetlara.com (SeRmOnGaR) . 60
Última Hora ........................................64
STAFF
Diseño y maquetación:
Tio Copu
Colaboradores:
Ana María
Mark
Perico
Xumari
AnaCroft
Nienna
SeRmOnGaR
Evan Croft
Usuarios del Foro TR fans
www.tombraiderfans.com
www.trsaga.com
www.croftgeneration.com
...y los que se quedan en el tintero
Esta revista la hacemos entre todos.
Si deseas colaborar manda un e-mail a
[email protected]
Todos los logos, marcas y opiniones vertidas son
propiedad de sus respectivos autores y/o propietarios.
Editorial
Un año y pico de alegrías
Quién me iba a decir a mí hace dos
años que este proyecto vería la luz. Sí,
amigos, este proyecto llevaba en mi
cabeza más de dos años, cuando viendo
webs de Lara Croft para informarme de
la salida del nuevo juego vi que faltaba
algo sobre TR, y era una revista hecha
por los propios foreros, con las opiniones
personales de la “gente de la calle”, no
de los expertos que normalmente están
bien pagados por las casas de juegos, y lo
que faltaba no era una revista electrónica,
sino una revista de “carne y hueso”...
como las de verdad. Teniendo en cuenta
que mi trabajo consistía en la maquetación y el diseño, intenté comenzar el
proyecto en 2004, pero no tuve suerte ni
apoyo en aquel entonces y dejé el proyecto hasta el año pasado, en que recibí
el apoyo esperado por parte de Mark,
Ana María y Anacroft para comenzar esta
andadura, que en sus comienzos tuvo
sus reticencias, pero que al final hemos
sabido demostrar nuestro buen hacer.
Aunque hable en primera persona
­—como director de la revista e iniciador
del proyecto—, todos sabéis que la revista
está hecha por y para los fans de Lara
Croft y Tomb Raider. Como siempre digo,
la revista es de todos, y para todos.
Han sido muchos los colaboradores
que hemos tenido, muchos de ellos en la
sombra, y algunos de ellos poco a poco
se han ido desligando de la revista, casi
siempre por falta de tiempo. Y es que
es lo que tiene este hobby, que necesita
tiempo... y mucho, y además tiempo del
que normalmente dedicas a tu gente o
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
a tus cosas, por lo que los de redacción
sabemos el trabajo real que cuesta seguir
sacando la revista día a día, teniendo en
cuenta que se hace sin ánimo de lucro
y que no nos reporta ningún beneficio
económico, sólo el reconocimiento de la
gente que leéis la revista.
Quiero agradecer a Mark su apoyo
a la revista dándole alojamiento web
(sin alojamiento no podríamos subirla
a la red), aportando ideas a su diseño y
mandándome material imprescindible
para realizarla, así como esas grandísimas
portadas. Llegarás lejos, amigo.
También quiero dar mi agradecimiento a esa persona que está siempre en la
sombra aportando información y realizando el trabajo más duro, como es la
selección de textos, imágenes, relatos... y
es mi amiga Ana María. Sin tu apoyo este
proyecto habría muerto hace muchos números. Hemos pasado juntos momentos
difíciles, alegres, tristes y emocionantes
(Carola dibujando para tí...), y siempre
nos hemos apoyado y salido adelante.
Gracias por ser como eres. No cambies ni
un ápice. ¡¡Eres grande, pequeña!!
Gracias también a Anacroft, por la
recopilación tan extensa que posee sobre
TR en su web, y por apoyar el proyecto
desde el primer día. Gracias, Xumari,
porque aunque nadie lo sepa la revista
necesita de gente como tú que trabaje
para ella en la sombra, investigando y
dando ideas sin descanso. Perico, gracias
por tus ideas que sabes plasmar perfectamente en papel dándole a cada número
un aire revolucionario e innovador, y por
esas ganas de colaborar en lo que sea...
ojalá no se te pasen nunca. Gracias a
Sermongar por sus análisis y su incansable disposición y apoyo en todo lo que
Editorial
le pido, además de por la información
que me aporta, sus videos, sus DVD’s...
Gracias Evan Croft por tu grandísima investigación sobre el mundo Tomb Raider,
que la verdad nadie sabemos de dónde
la sacas. Gracias Nienna, porque aun a
riesgo de enfados y malestares sigues en
el proyecto mes a mes con tu grandísimo
relato.
A parte del equipo de redacción actual, como hemos comentado antes, hemos tenido otros colaboradores que por
desgracia no trabajan para la revista por
motivos personales. Sin lugar a dudas,
el más grande ha sido Storm 3000. Eres
genial, pive, y se añoran tus grandísimos
reportajes sobre los juegos de Lara, y
ese articulazo que te pegaste sobre los
personajes de todos los TR... ¿te atreves
a mandarme los nuevos?
Hemos tenido dibujantes internacionales, como Carola Funder, que es una
artistaza, pero también hemos tenido
dibujantes de talla nacional que nada
tienen que envidiarle, como mi querido
Kaworu (espero que te vaya bonito);
mi paisano Scheroff, ese grandísimo
grafitero que sólo pudo colaborar un par
de números; y otro artista algo más...
¿independiente?, que nos regala de vez
en cuando algo de su arte... sí, sí... hablo
de tí, Trylce... aún espero todos los meses
en el buzón la continuación de tu historieta “manga” sobre Lara y sus amigos
¿recuerdas que la dejamos a medias?
Y muchísimas gracias a todos vosotros, lectores, foreros, aportadores de
opiniones, de valores, de ideas... de todo
corazón... gracias... sin vosotros NUESTRA
revista no sería posible.
Un saludo a todos
Tío Copu
Entrevista Troels Brun
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Entrevista
Hemos conseguido una entrevista en exclusiva
con el compositor de la música de TRL...
TROELS BRUN FOLMANN
• Imágenes por Tio Copu •
1. ¿Hay algo que puedas decirnos de
tu anterior trabajo? ¿Cómo fuiste
escogido para componer la música
de Tomb Raider: Legend?
 En principio llegué a Crystal Dynamics
para conducir los estudios Ph.D en dinámica y música adaptada para videojuegos. Previamente había realizado
la cuenta para su premiado FPS Project
Snowblind, que fue un proyecto magnífico e innovador. La gente de Crystal
Dynamics estuvo muy contenta con
mi música en Project: Snowblind, así
que empezamos a debatir opciones
posibles para componer Tomb Raider
Legend. No tengo palabras para describirlo, pero creo que es el mismo
sentimiento que la gente tiene cuando
gana la lotería o algo así. Puedo decirte que no hay ni un solo día (incluso
después de la producción) en que no
me haya sentido honrado siendo parte
de este gran e intensivo proyecto. En
el pasado realicé diversas películas de
indios, trailers y anuncios, diseño de
sonido y corporación, logos de sonido
y de juegos.
2. ¿Qué sentimientos quieres transmitir
con la banda sonora de Tomb Raider:
Legend?
 Buena pregunta. Básicamente he
tratado de visionar los sentimientos
que Lara experimenta a través del
juego y he pensado acerca de cómo
los jugadores experimentan las cosas
desde un punto de vista emocional.
Un ejemplo es la Mansión Croft. Quería que la gente se sintiera relajada,
distendida, segura y en casa. La música es extremadamente ambiental y
suave con un gran piano interpretando dulcemente el tema principal. Otro
ejemplo es cuando Lara es atacada
por la serpiente marina en la tumba
de Arturo. Quería una inmensa composición orquestada para describir a la
majestuosa bestia y la confrontación
con Lara.
Creo esencialmente que la música
conlleva algo de emoción y los mejores juegos siempre aportan alguna
experiencia emocional a los jugadores. Tomb Raider cubre toda la gama
de emociones desde sueños infantiles
hasta el combate más duro, desde la
exploración de tumbas antiguas hasta
el descubrimiento de la muerte de tus
padres. ¿Qué más podría pedir... como
compositor?
Entrevista Troels Brun
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
3. Componer una banda sonora para un
videojuego como la saga Tomb Raider
supone siempre un cambio. ¿Qué método usaste para aumentar la presión
y crear una bella obra musical?
 Componer Tomb Raider: Legend fue
el mayor cambio porque todos tenían
diferentes expectativas al respecto.
He aprendido una valiosa lección en la
vida y es que nunca se ha de debatir
sobre música con otras personas. La
razón es que todos la oyen de un
modo diferente y cada uno tiene sus
propias preferencias. Personalmente
creo que hay algo valioso en todos
los tipos de música, desde el country
al hip-hop, desde la clásica hasta
el jazz, del rock al pop, de la electrónica a los músicos callejeros. La
música es para todos y ha sido muy
importante para mí hacer una banda
sonora que fuera épica, emocionante,
suave y salvaje, de acuerdo con las
convenciones de la música popular. Y
personalmente he tratado de apren-
der de todos los géneros musicales,
cosa que creo acorde con la marca de
un compositor profesional. Vosotros
generalmente sabéis lo que la gente
quiere y lo que no quiere. Además
hay cientos de estudios científicos
sobre cómo percibimos la música y
hay convenciones establecidas sobre
la armonía musical, los instrumentos
y el repertorio de melodías que causarán impacto. Naturalmente también
hay que hacer música contemporánea.
Así que esto es una mezcla de cánones
compositivos, sabiduría, sensaciones,
convenciones y lo más importante...
tu habilidad de generar emoción como
compositor. También tengo interés en
los dimensiones más analíticas de la
percepción del auditorio, que es la
ciencia de cómo percibimos el sonido.
Sentíos libres de explorar mi cerebro y
leer uno de mis artículos científicos:
Enlace: http://www.itu.dk/research/
delca/papers/troels/Extended_Abstract_AVI04.pdf
Entrevista Troels Brun
4. Se ha dicho que el tema clásico
de Tomb Raider aparece en Tomb
Raider: Legend, pero los fans no han
sido capaces de localizarlo. ¿Está de
verdad en el juego, y si es así, dónde
podemos oírlo? ¿Cuáles fueron tus
pensamientos a través de la composición del nuevo tema, más allá
de rehacer el tema original?
 He leído este tema discutido por
cientos de personas y seguir sin
resolverse... el juego se inicia con el
viejo tema. Si escucháis atentamente
el tema principal... oiréis el viejo tema
Tomb Raider interpretado al principio
por una antigua flauta Duduk. Otro
ejemplo es la música de conclusión que suena una vez que habéis
completado un nivel. La música de
conclusión además utiliza el distintivo tema de las cuatro notas de los
primeros juegos de Tomb Raider. Fue
importante para mí mostrar respeto a
los viejos juegos y temas, sin embargo también quería poner algo nuevo
sobre la mesa, ya que el juego es
completamente nuevo en tantísimos
aspectos.
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
5. ¿Te has familiarizado con el trabajo
de Nathan McCree de los primeros
juegos Tomb Raider? Si ha sido así,
¿qué elementos has destacado, o
intentado mantener en Tomb Raider:
Legend?
 Nathan hizo un trabajo maravilloso
en los primeros Tomb Raider y aún
adoro sus temas. El famoso tema representativo de las cuatro notas de los
viejos Tomb Raider nunca morirá. He
escuchado todo el trabajo de Nathan
antes de empezar con la composición
de Tomb Raider Legend y he hallado
gran inspiración en él.
6. Atendiendo a las opiniones de los
fans, ¿hay algo que cambiarías si
tuvieras que trabajar en un futuro
proyecto de Tomb Raider?
 Leo los foros cada día y he aprendido
mucho de los fans. Los fans son las
personas más sabias cuando se trata
de Tomb Raider y atesoro sus ideas
muy concienzudamente.
Entrevista Troels Brun
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
7. ¿Tocas algún instrumento? Si es así,
¿cuál o cuáles?
 Conozco muchos instrumentos, cosa
esencial como compositor, especialmente cuando trabajas con música
sinfónica. Empecé tocando el piano
cuando era niño y entonces me pasé
a la percusión. Sin embargo, durante
Tomb Raider: Legend también he
aprendido a tocar una variedad diversa de flautas étnicas desde el Duduk
armenio hasta las Flautas de Pan
bolivias, desde la flauta irlandesa al
Shakuhachi japonés. También conozco
la mayoría de los instrumentos de una
orquesta sinfónica, pero no soy ni de
lejos tan bueno como los músicos de
orquesta.
8. ¿Te habías familiarizado con la franquicia tomb Raider antes de que empezaras a trabajar en Tomb Raider:
Legend? ¿Ha cambiado tu opinión
respecto a la franquicia ahora que
has compuesto la música para el
juego?
 Jugué durante mucho tiempo al primer Tomb Raider. Recuerdo que acababa de conseguir mi tarjeta Voodoo
para mi PC y pensé que el mundo
iba a acabarse cuando vi a Lara por
primera vez. Es absolutamente uno de
los mayores avances –si no el mayor
de todos– en la historia de los videojuegos. Ha redefinido por completo
mi perspectiva acerca de los juegos y
causó un gran impacto en mí... tanto
visualmente como musicalmente. No
creo que mi visión de la franquicia
haya cambiado, pero creo que tengo
una mejor comprensión de lo poderosa
que es y cuántos fans están siguiendo
actualmente su progreso de forma
diaria. Me considero un fan y hay algo
de Lara que nunca morirá.
Para mí... ella representa una heroína de
nueva generación... con defectos y belleza... con toques cínicos y emociones...
con un oscuro pasado y un futuro aún
más oscuro... una auténtica aventurera
en el sentido moderno... vale... ¡me estoy
poniendo filosófico! (ríe)
9. Muchas gracias por tu atención, Troels.
Te deseamos la mejor de las suertes
para el futuro.
 ¡Gracias a vosotros por ofrecerme esta
entrevista! ¡Amo el Croft del Lara!
(Suponemos que habrá querido decir
“Me encanta Lara Croft”)
Besos, Troels
Opiniones TRL: Neims
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Opiniones sobre TRL
Este mes Neims nos presta sus servicios
como “criticona” y nos relata su opinión
después de terminar el juego.
• Imágenes por Tio Copu •
¿Vuelta a los orígenes?
Pues bueno ¿Que decir del Legend
que no se haya dicho ya? Esta vez voy
a ser menos objetiva y más critica, hay
que sacarle los defectos, como hicieron
con los anteriores juegos (todo sea por
mejorar Tomb Raider).
Por todos es sabido que este es el
Tomb Raider más esperado por los fans,
y sí, también es el más anunciado por
las televisiones, revistas, radios, carteles
publicitarios...
Al principio de la larga espera prometieron muchas cosas de las cuales pocas
(por no decir ninguna) se han cumplido.
La más escuchada es la famosa frase
(a la que tanto odio) ”Una vuelta a los
orígenes”. Bien, primero analicemos la
frase... “Una vuelta”... ¿a dónde...? a los
orígenes. ¿Quién va a volver a los orígenes? Tomb Raider y Lara Croft... Hasta
ahí todo bien. Pero, ¿De dónde sacan la
vuelta a los orígenes? ¿De la imaginación tal vez? Porque uno se da cuenta
que mientras juegas al juego no hay
orígenes por ninguna parte. Sí que hay
templos, pero son pequeños, ya no son
templos en los que te quedas atascado
dos días pensando en las posibles salidas
y soluciones... Son simples templecitos.
Ejemplo clarísimo: Bolivia. Cuando Lara
encuentra el templo hay una entrada
majestuosa, digna de un Tomb Raider
auténtico, y entras y te encuentras un
tongo, aquello solo es puerta majestuosa
y de templo nada, solo hay un camino.
Y las trampas, si que hay si, pero brillan
por la ausencia de dificultad. Aunque
lo pongas en el modo difícil aquello es
coser y cantar. Y por no hablar de los
puzzles, que son un pulsador y un caja…
todos clavaditos… Así que de momento
la vuelta a los orígenes nada... Y como
decía la segunda respuesta a la segunda
pregunta de la frase que hemos analizado
“¿quién va a volver a los orígenes?” Tomb
Raider y Lara Croft, vale Tomb Raider (el
juego es si) no ha vuelto a los orígenes
pero ¿Lara? ¡Qué va! Ella tampoco, porque
en vez de la mítica trenza le han puesto
una coleta, muy mona si, pero no es la
Lara de siempre, la Lara de los “orígenes”, que por cierto, dieron una excusa
muy buena para ponerle una coleta ¿no?
Algo como que la trenza parecía tener
muchos bugs o algo así, que no tenia
realismo porque no se movía, o alguna
chorrada que dijeron en su momento, y
que han metido la pata hasta el fondo,
porque en vez de pelo Lara parece que
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
tenga cemento, porque el movimiento
de la coleta es totalmente irreal, no se
mueve en el agua, en muchas ocasiones,
cuando corres o saltas se queda intacta y
se ve cada bug que es para coger y poner
a los diseñadores de cara a la pared y a
quien fuera o fuese quien se le ocurrió
la idea de ponerle tal peinado a Lara (Si,
un castigo digno de párvulos).
Así que después de haber comentado que ni Lara ni el Tomb Raider ha
vuelto a los orígenes pasaré a la sección
gráficos.
Muy buenos, los paisajes son realmente preciosos, pero no se libran de
los bugs no... ¿Porqué mi Lara vuela en
la Ps2? ¿Acaso Superman vino y le otorgó
sus poderes y yo no me di cuenta? Porque
todos los que tengáis la Ps2, si ponéis a
Lara en alguna superficie rocosa (Ejemplo
claro y sencillo de hacer: en la cascada
que hay en Bolivia, después de matar a
los tipejos que se te acercan, hay una
especie de rocas que estaban al lado del
ellos, muy bien si ponéis a Lara allí esta
vuela porque no pisa las rocas que están
más al fondo ) veréis como vuela, y no
exagero. Y a la hora de saltar, si saltas en
alguna caja y caes en algún extremo de
esta (menudo susto me pegué cuando
vi este bug) Lara se queda totalmente
parada y con los brazos en el aire, como
si estuviera saltando pero con tiempo
bala... Así que muy buenos paisajes, y
muchas cosas curiosas y alguna que otra
pijada que se podrían haber evitado y
corregir bugs (porque no sé si sabéis que
en el nivel de Perú si metes la pelota en
la portería suena un “Gooolll” eso es una
pijada... ¡Menos fútbol y más arreglar
bugs!). Comenté ya los gráficos, ahora
toca el movimiento.
Opiniones TRL: Neims
10
Opiniones TRL: Neims
Muy buen movimiento, mucha fluidez,
se mueve muy bien Lara en este Tomb
Raider, parece increíble los saltos que
pega y todo. Fíjate tú si son increíbles e
innovadores que una vez la confundí con
un monito de esos que indagaban por
el Tomb Raider 3. Pues en eso si que le
doy mi aprobación, aunque no se salva
del “pero”. El pero de aquí es que no me
gusta que Lara no desenfunde las armas
y las tenga en alto (ya se que se puede
cambiar de configuración pero si lo haces
los controles son algo nefastos) si no que
si quiere disparar tienes que sacar las pistolas y disparar que si no disparas Lara se
las guarda otra vez.
Los personajes... en sí están bien, son
pocos para mi gusto, pero están muy bien.
Me quedo con sus ayudantes que están
muy bien hechos y son muy ingeniosos
(por aquello de que de vez en cuando
sueltan una parida y te hace gracia).
La historia del juego a mi forma de ver
esta hecho un poco más para niños que
para adultos. Le falta madurez al asunto.
Que si que es muy bonito que lo haga por
su madre, pero no es digna de una historia
de un Tomb Raider. Supongo que en parte
no me gusta porque ha afectado al cambio
de la biografía y han tocado donde (para
mi) no tenían que tocar. Pero bueno, la
mayoría de jugadores no se la han leído
nunca y no notan la diferencia.
Destaco la mansión porque no la considero como un nivel más, y esta también
merece sus criticas (aquí nadie se salva).
Esta muy lograda, más que mansión me
parece un castillo, y se le da un aire (un
huracán diría yo...) a la de la película, con
los sillones blancos los cuadros los arcos
que tiene el techo, esas escaleras,... Digno
de la película. También veo bien que estén
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
los personajes en la mansión, pero no que
Winston este en la chimenea, que no se
mueva un ápice,... Prefiero al de siempre,
que me perseguía con la bandeja y hacia
sonidos extraños... ¡Cómo añoro a los viejos tiempos...! ¡Cómo añoro ver a Winston
entre jamones…! En fin… Esta muy ingenioso que cuando pases por al lado de los
dos ayudantes te suelten alguna que otra
frase, entretiene. Los secretos (tanto de la
mansión como los de los propios niveles)
están muy currados, muy bien escondiditos, sobre todo los de oro que no hay quien
los encuentre . Y bueno al final te dan una
compensación si los encuentras todos,
como videos, contrarrelojes, trajes...
Lo más nuevo. Pues eso ahora a criticar a lo nuevo. El sistema de armamento
esta bien, aunque no me gusta que por
ejemplo de las pistolas gemelas de Lara
se tenga munición infinita y de las otras
tengas un limite. Lo de las granadas lo
encuentro practico, aunque, para qué
mentir, no las he utilizado casi nada, más
para divertirme que para otra cosa. El sistema de botiquines, aquello de que solo
puedas coger tres, si que me gusta, ¡Por
fin un poco de realidad al asunto! y bueno
lo que no me gusta que han cambiado del
anterior Tomb Raider es que ya te puedes
estar colgado de una pared el tiempo que
te plazca. Eso es un poco irreal. Ya sé que
Lara solo es un montón de píxeles, pero si
se empeñan en querer hacer su aspecto
al de una mujer de verdad que también
hagan sus capacidades ¿No? Nadie se
queda eternamente agarrado a un saliente, pero como los pobres quisieron hacer
un retorno a lo orígenes (y les salió el tiro
por la culata) supongo que eso seria un
“origen” de los primeros Tomb Raider’s.
El gancho magnético, fiel amigo... también
tiene un pero. ¿A quién se le ocurriría la
Opiniones TRL: Neims
11
12
Opiniones TRL: Neims
genial idea de hacer brillar los objetos a
los que nos tenemos que agarrar, colgar
o atraer hacia nosotros? En el nivel fácil
no niego que sea necesario, pero en el
difícil no lo es, por algo es difícil, porque
se quiere romper uno la cabeza, no hace
falta que el cacharro al que te tengas
que colgar o agarrar o lo que sea, brille
(Mensaje para los que realizaron el juego:
por si no lo sabían… ¡señores tenemos
imaginación!). La PDA esta muy bien, por
si te pierdes puedes mirar lo que tienes
que hacer (aunque creo que alguien se
pierda el juego es muy lineal y facilón).
Y la linterna es muy práctica, pero tiene
un fallo también, Lara no la enciende
(se encenderá por telepatía, fijo...) y
hay un video (creo que el del principio
de Ghana) que si la enciende ella, eso
quiere decir que en realidad la tendría
que encender ella pero no,... Pero bueno
eso es un pequeño detalle que la mayoría
de gente o no le da importancia o pasa
desapercibido.
Los enemigos,... Los enemigos que no
son finales, los tíos esos que van iguales
(si… es que son clones, le tomaron el
ejemplo a Dolly) son muy fáciles, patada
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
y tiro y ya está. Y los enemigos finales
son peores aún... entra risa de lo malos
que son. Y fíjate, dentro de lo que cabe,
son más difíciles (por decirlo de alguna
manera) los que están al acabar el nivel,
que el final (Amanda-Monstruo) que con
que vayas a saco con ella ya tienes más
que suficiente.
Los extras, están muy bien, aunque
no matan la verdad. Las biografías están
bien, aprendes algo más de los personajes (me enteré gracias a la biografía de
Zip que este tenía dotes de cocinero), los
vestiditos (que me recuerdan irremediablemente y sin poderlo evitar a Barbie)
no matan, las mejoras de armas están
bien, los objetos no son nada del otro
mundo y los videos ya los hemos visto a
medida que pasamos el juego, (excepto
alguno, que son aparte) y no se si me
dejo algún extra, pero vaya, que entretienen pero no son cosa euforia.
Y sin darme cuenta casi escribo un
libro... jejeje. Besos y espero que os haya
gustado mi critica (más destructiva que
constructiva)
Neims
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Guía Novelada: Perú
13
Guía Novelada TRL
Perico y Anacroft nos traen la segunda
entrega de la guía, con la primera
parte del nivel de Perú.
En color azul tenemos la parte de guía
• Imágenes por Tio Copu y www.tombraiderchronicles.com •
Capítulo 2:
Perú. Regreso a Paraíso (I)
Introducción:
“Bienvenida, Lady Croft”
Después de un viaje a Bolivia con muchos hallazgos, no sólo arqueológicos sino
también personales, Lara regresa a la mansión Croft. Entra directa al centro técnico
donde trabaja Zip, aunque por el rabillo del ojo mira el enorme cuadro que preside el
hall principal de la casa. Un cuadro en el que aparecen retratados Lord y Lady Croft.
Sus padres.
— Vale, ¿quién era? —pregunta Lara, refiriéndose al hombre con el que había mantenido más que palabras en Bolivia. Sólo había oído un apellido, Rutland, de la
boca de uno de sus mercenarios.
— ¿Has oído hablar de los Rutland, Estados Unidos? —responde Zip, mostrándole uno
de los monitores—. Acabas de conocer a James W. Rutland, el hijo pequeño del
senador. Fue a West Point y, prácticamente, no ha hecho nada más.
— Veamos la grabación —comenta la heroína. Se reclinó sobre otra pantalla pero, en
ese momento, vio a un hombre de avanzada edad acercarse desde el vestíbulo.
Es Winston, su leal mayordomo.
— Bienvenida, Lady Croft. ¿Quiere que le deshaga el equipaje de mano o que se lo
vuelva a preparar?
— Winston, échale un vistazo a esto —contesta a Lara sin responder a su pregunta,
mostrándole al mayordomo un fragmento de la grabación, en la que se ve nítidamente el zócalo de piedra que había encontrado en las ruinas de Tihuanaco
Winston se acercó para observarlo con detenimiento.
— Es casi idéntico —añade Lara— sólo que con distinta configuración.
— ¿Idéntico a qué? —pregunta intrigado Alister, que acababa de incorporarse a la
conversación.
14
Guía Novelada: Perú
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
— Idéntico a algo que vi hace mucho tiempo en Nepal, a muchos kilómetros de
cualquier cultura preincaica —contesta Lara sin dar más explicación.
— ¿Y cree usted que es un fragmento de la espada? —pregunta Winston con delicadeza.
Alister sigue sin entender nada:
— ¿De qué espada?
— Es más probable que se trate de otra similar —es lo único que responde la inglesa,
que sigue observando el monitor pensativa y con los brazos cruzados— Zip, quiero
que averigües todo lo que puedas del tal Rutland… especialmente su paradero
actual.
— Prueba con Perú —contesta su ayudante técnico sin demora—. Mencionó Paraíso.
Lara asiente.
— Insinuó que allí había información acerca de los artefactos.
— Dijo que habías estado en Paraíso —insiste Alister—. ¿Qué ocurrió allí? ¿Y quién es
Amanda?
— Alister… —por un momento, Lara quiere responder a las preguntas de su compañero, pero todavía no se siente preparada—. Repasa estas imágenes a ver qué
puedes averiguar. Zip, llama a Anaya e intenta que se reúna conmigo en Paraíso
el sábado por la mañana.
Sin dar más explicación, la arqueóloga sale del centro técnico ante la atenta mirada
de sus fieles amigos. Ni a ellos se sentía capaz de confesarles las emociones que corrían por sus venas en esos instantes. No sólo había descubierto una pista que podría
aclararle qué le pasó a su madre hace casi tres décadas, en aquel terrible accidente
en el Himalaya, sino que también había removido otra tragedia del pasado. La que
tuvo lugar en Paraíso, Perú…
Rutland dio a entender que el zócalo de piedra y las ruinas de Paraíso estaban
relacionados. Espero que Anaya se reúna allí conmigo pese a todo. Tal vez solo
encontremos una docena de cadáveres, entre ellos el de Amanda, pero he de asegurarme…
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Guía Novelada: Perú
15
Tiroteo en la plaza del mercado:
“Al menos, tendremos intimidad”
Pocas horas y varios kilómetros más tarde, Lara pone pie en el pequeño pueblo
de Paraíso. Allí había quedado en reunirse con su vieja amiga Anaya.
— Mmm… Parece que no les gustan los visitantes —comenta Lara, con su habitual
ironía, al ver a los pocos habitantes del pueblo resguardarse despavoridos en sus
casas, cerrando puertas y ventanas con pestillos.
— Tú eres la que lleva las armas —replica Zip.
— Yo no tengo la culpa de saber elegir mis complementos...
Lara echa un nuevo vistazo alrededor. Las calles del pueblo estaban totalmente
vacías. Hasta los pájaros escapan despavoridos.
— ¿Sabes algo de Anaya? —pregunta la heroína.
— Me dijo que estaría en la estatua del mercado.
Lara esboza una sonrisa sarcástica.
— Al menos, tendremos intimidad.
Tras la charla, veras un balón: si te apetece, y por hacer el juego más largo, juega un rato con el. También verás un muñeco de trapo con el cual practicar tácticas
de lucha y disparo. Cuando hayas seguido los pasos y entrenado lo suficiente, nos
dirigiremos a por el secreto que hay en este apartado.
Ve detrás de la caseta de tu derecha. Verás una casita más pequeña a la que
podrás subir. Camina de frente y mira arriba: verás una farolilla a la que podrás tirar
el gancho magnético para llegar a las casas de enfrente. Una vez en el otro lado,
baja al rellano que hay entre las casas, y recoge la Estatua 1º Bronce. Ahora verás
una caja de madera, muévela hacia tu izquierda hacia la valla de tablas blancas.
Sube a la caja y salta la pequeña valla.
Camina hacia la plaza, donde está la estatua… y donde te espera Anaya.
16
Guía Novelada: Perú
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Anaya sonríe tímidamente al ver a Lara acercarse, como saludando con temor a una
buena amiga que, sin embargo, con ella, trae viejos y terribles recuerdos. A pesar de
ser una mujer culta e inteligente, una ingeniero de caminos que trabaja en las zonas
más pobres de Sudamérica y que ha visto el dolor en los ojos de miles de personas,
todavía no ha sido capaz de superar sus propios fantasmas del pasado
— Hola Lara. Te habrás percatado de que las calles no estaban desiertas hace un
rato.
Lara intentar sacarle una sonrisa a su amiga soltando una de sus ocurrencias:
— Y eso que me he esforzado por no desentonar —la inglesa resopla. Su instinto le
avisa de qué algo nada bueno está apunto de suceder en ese tranquilo pueblo—.
Espero que sea yo quién les asusta y no otra cosa…
— Aquí no hay nada. Sólo un montón de cerámica rota… y lo cadáveres de viejos
amigos…
Anaya baja la mirada. Lara sabía que la conversación desembocaría en ese espinoso tema tarde o temprano. “Hubiese preferido que fuese más tarde que temprano.
A nadie nos gusta desenterrar el pasado…”
— Si hubiera sabido las consecuencias —continúa Anaya— jamás te había hablado
de Bolivia.
— Pese a todo —responde Lara— estás aquí.
— La Paz no está tan lejos.
Lara le pasa cariñosamente la mano por el hombro.
— Ni en el pasado…
Las dos se quedan pensativas unos instantes hasta que el sonido de un camión que
se acerca las saca de sus recuerdos. De repente, un enorme furgón cruza el enorme
portón de acceso a la plaza. No había duda: eran los hombres de Rutland.
— ¡Lara!
— ¡Vete! —responde Lara al instante, señalándole el Jeep amarillo—. Ya te alcanzaré.
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Guía Novelada: Perú
17
Tras la conversación, empieza la acción. Saca tu arma y dispara a todos los enemigos que veas, y al mismo tiempo aprovisiónate de Municiones y Botiquines. Tras
matar la primera tanda de mercenarios, tendrás que matar otros cuatro. Una vez
muertos, se te mostrara, arriba en una de las casetas, cómo sale un matón con su
escopeta. Tras acabar con él, y sin mucha dificultad, revisa bien la zona en busca de
otro secreto. Si te fijas, por dónde antes salieron varios mercenarios por dos puertas
(a tu izquierda, en un pequeño callejón) está la Estatua 2º Bronce.
Vuelve a la plaza y, donde está el carro, verás arriba otro secreto. Para llegar a
él has de subirte al pequeño puesto que hay al lado de la iglesia, saltar al techo y,
de ahí, saltar a las pértigas de hierro para llegar a la otra plataforma con la Estatua
3º Bronce. Baja por el cable negro y dirígete al mástil de hierro blanco donde esta
la bandera. Sube por él y salta a la caseta: verás que tiene dos puertas. Entra por
una de ellas y recoge de dentro la Estatua 1º Plata. Ahora sal y fíjate en la toma
de electricidad que hay arriba en el farolillo. Corre y suelta el cable magnético para
pasar al otro lado. Recoge, si quieres cambiar de arma, la Escopeta y Granadas, y
cuidado al entrar en la siguiente caseta.
Al entrar mata al mercenario que te espera y recoge todas las Granadas que
puedas. Ármate bien con tu Fusil de Asalto y pasa a la siguiente zona del pueblo.
Recuerda, una vez pases la puerta y comience la acción no podrás volver atrás.
18
Guía Novelada: Perú
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Emboscada a la salida del pueblo:
“La Paz no está tan lejos”
Mata a todos los mercenarios que veas, los que te esperan abajo y arriba en
las casetas. Recoge todos los cargadores de Fusil o de Escopeta, dependiendo de
tu arma. Recoge Botiquines y Granadas si te hacen falta, tanto del suelo como de
la caseta de tu derecha cuando subas por las escaleras. Ten cuidado con el soldado
que te espera dentro.
Baja: o bien saliendo por el balcón de enfrente, o bajando por detrás por las escaleras. Continúa hasta el otro lado, donde te esperan más mercenarios. Mátalos y recoge
toda la Munición, Granadas y Botiquines que puedas. Ahora sigue avanzando: verás
cómo una camioneta aparece con más mercenarios; pero cuidado, esta camioneta
va bien armada con una Metralleta Fija. Verás, por encima de la camioneta, cómo
se te indica que dispares para hacer caer la caja de fusibles sobre los mercenarios.
Dispárala y sigue tu camino por la izquierda. Mata a todos los mercenarios, pero ten
cuidado, ni se te ocurra aún acercarte a la moto.
Recoge de nuevo todo lo que puedas de Munición, Granadas y Botiquines. Ve
hacia la camioneta y mirando en dirección al coche quemado, ve por el callejón de
tu derecha para encontrar, tras la caseta y en el lado derecho, la Estatua 4º Bronce.
Ahora vuelve y coge la moto.
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Guía Novelada: Perú
19
Persecución en moto:
“Anaya me ha llamado. La persiguen”
Justo cuando Lara, después de liquidar a todos los hombres de Rutland, encuentra
una reluciente Ducati Monster a la salida del pueblo, la heroína escucha la voz de su
ayudante Zip. No trae muy buenas noticias:
— Anaya me ha llamado —comenta— La persiguen unos mercenarios
Lara mira de nuevo la moto.
— Dile que voy para allá.
— Vale.
La arqueóloga arranca el motor y se embarca en una persecución… sobre ruedas.
O como lo llamaría ella: “Formas alternativas de aventura”.—
Comienza la carrera. Corre con prudencia y no dejes de apretar el botón disparo
cuando veas los enemigos. Si mantienes sin soltar el botón de disparo, tendrás tus
otros sentidos a tu disposición para controlar la moto. Tras un buen rato matando
mercenarios, esquivando cajas, y cogiendo Botiquines Médicos, llegarás a un puente
derrumbado.
— ¡Han volado el puente! —comenta Lara. El frágil puente de madera que cruza el
río está ahora en llamas.
— ¡Dale, Lara!
No hay truco para saltarlo: simplemente hazlo a toda velocidad. Cuando saltes el
primer puente por tu izquierda, nada más caer al otro lado, muévete rápido hacia tu
derecha, y sin frenar mucho, salta de nuevo el puente en dirección izquierda. Es algo
complicado al principio, pero con la práctica se mejora mucho. Continúa matando
mercenarios hasta llegar a una zona en línea recta con camiones. Si te colocas a su
izquierda evitarás las cajas. Adelanta por su izquierda hasta quedar frente al segundo
camión. Aguanta con fuerza y sin dejar de disparar las cajas que caen, y mata a los
dos mercenarios de encima.
Los dos pesados camiones ocupan el ancho del camino. Parece imposible cruzar
al otro lado para ayudar a Anaya.
— ¿Y ahora cómo vas a llegar hasta ella? —pregunta Zip intrigado.
Sigue sin cambiar de sentido detrás de este camión: pronto bajará una rampa
por la que podrás subir a él.
Continuará…
20
Misterios sin resolver
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Misterios sin resolver
Evan Croft investiga a fondo el artefacto
que desató todos los males del mundo
La Caja de Pandora
• Imágenes de www.utexas.edu/courses/ larrymyth/2pandora.html •
Pandora, según la mitología griega, fue
la primera mujer. Hecha por Zeus como
parte de un castigo a Prometeo por haber
revelado el secreto del fuego a la humanidad. El encargado de dar cualidades a
todos y cada uno de los animales era Epimeteo, y cuando llegó el turno de dárselas
al hombre, no queda ninguna. Su hermano
Prometeo decidió entregarle al hombre
un don que ningún otro animal poseyera.
De este modo, Prometeo decidió robar el
fuego a Zeus y dárselo a los hombres.
Enfurecido, Zeus creo a Pandora, quien
fue completamente llenada de virtudes por
varios dioses. Hefesto la moldeó de arcilla
y le dio forma; Afrodita belleza y Apolo le
dio el talento musical y el don de sanar.
Hermes, entregó a Pandora una caja la cual
jamás debía ser abierta, lo cual, como es
lógico, la lleno de curiosidad. Prometeo
advirtió a Epimeteo que no debía aceptar
ningún regalo de los dioses, pero este no
escucho a su hermano y acepto a Pandora,
enamorándose profundamente de ella y
finalmente tomándola como esposa.
Hasta ese momento, la humanidad
había gozado de tiempos llenos de completa armonía. Epimeteo pidió a Pandora
que nunca abriera la caja de Zeus, pero la
curiosidad de Pandora finalmente pudo
con ella y la abrió, liberando todas las des-
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
gracias humanas. Pandora cerró la caja
justo antes de que la Esperanza también
saliera, y por esa razón el mundo vivió
una época de completa desolación, hasta
que nuevamente Pandora abrió la caja
para liberar a la Esperanza.
Corrió hacia los hombres a decirles
que no todo estaba perdido, que aun les
quedaba la esperanza. Esta emprendió un
viaje hacia el lugar donde muere el sol
cada día, siguió el sendero que se dibuja
por las noches en los cielos y que lleva
hasta ese lugar que los griegos llamaban
la Tierra de la Muerte… ese lugar donde
el sol es tragado todos los atardeceres
por el océano, esa tierra que los romanos llamaron FINIS-TERRAE frente al mar
tenebroso, el ocaso del mundo, la COSTA
DE LA MUERTE. Pandora llegó a Galicia
observó que por fin el fuego regalo de
Prometeo frenaba el declive de la luz,
que el sol volvía a renacer día a día y
llamaron a ese día “solsticio de invierno”,
Misterios sin resolver
21
día de fiesta grande, el Dios Luz renacía.
Desde entonces en todos los pueblos de
la Tierra festejaban ese día del nuevo
nacimiento de la luz.
Pasaron muchos años y lo hemos
olvidado, ya no se hacen hogueras ni
guardamos el fuego de ese día para que
nos de luz durante todo el año... pero las
mujeres gallegas, fieles a Prometeo guardaron el fuego unido a la tierra y al agua,
en secreto. Sin que los dioses del Olimpo
se enteraran elaboraban queimadas en su
hogares conjurándose con Pandora para
no perder la esperanza.
La hija de Epimeteo y Pandora, Pirra,
y su esposo Deucalion , hijo de Prometeo, fueron las dos únicas personas que
sobrevivieron al diluvio que Zeus mandó
sobre la humanidad para destruirla, en la
versión griega del diluvio universal.
Información sacada de “http://
es.wikipedia.org/wiki/Pandora”
22
Tomb Raider Clásicos
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Tomb Raider Clásicos
Ana María termina la historia del AOD
El Ángel de la Oscuridad (II)
• Imágenes por Ana María y Tio Copu •
Segunda parte: Praga
Varias horas de carretera habían llevado a Lara, al volante del coche del limpia,
desde París hasta la capital de la República
Checa. La ciudad había sido testigo recientemente del asesinato del marchante de
arte Matthias Vasiley y Lara aparcó el coche
junto a la plaza que indicaba la dirección de
la tarjeta de visita. Todo estaba silencioso a
aquellas horas de la noche pero halló una
sola persona en el lugar.
Era un hombre bajito y regordete que
hojeaba un dossier lleno de fotos. Se llamaba Thomas Luddick y al parecer era un
reportero que sabía bastante de los hechos
acontecidos recientemente. Lara se vio obligada a desembolsar el dinero para que le
contara cuánto supiera, que resultó ser casi
nada ya que ella estaba bastante mejor informada. Examinando los documentos que
traía el periodista, supo que Bouchard había
llegado recientemente a Praga. También vio
una fotografía del tipo con el que se había
topado antes de hallar el cadáver de Rennes. Luddick le informó de que su nombre
era Eckhardt y no estaba claro quién era,
al parecer, un capo de la mafia implicado
en los asesinatos. Al parecer, toda su gente
se había reunido en una base industrial
cercana conocida como El Strahov. Lara, sin
perder tiempo, acordó (soltando otra gran
suma de dinero) con Luddick la obtención
de la clave para acceder al complejo.
Mientras el periodista le conseguía el
acceso, Lara se dirigió a la gran mansión
de Vasiley. Como estaba cerrada accedió
por los sótanos y allí encontró a Bouchard.
Tras golpearlo y esposarlo, el mafioso confesó haber mandado matarla por temor a
Eckhardt y en salvaguarda de su familia.
Lara le dejó allí y, tras revisar la casa,
logró abrir un sótano oculto y al bajar se
encontró con un lujoso despacho adornado
con piezas arqueológicas que al parecer
habían pertenecido a los Lux Veritatis. En
aquel lugar Lara consiguió recuperar el
quinto grabado y un mapa del baluarte
Lux Veritatis que se hallaba bajo el Strahov,
conocido como Cripta de los Trofeos. En este
baluarte supuestamente se escondía la última de las cinco Pinturas, y por tanto era
fácil deducir que La Cábala había construido
su base sobre él en un intento de vigilarla
y conseguirla.
Al volver al radiador donde había
esposado a Bouchard, no le encontró, y
al buscarle acabó localizando su cadáver
en un armario, que cayó con estrépito al
suelo. Tras ver que estaba completamente
muerto, Lara, cada vez más aturdida e
inquieta, regresó junto a Luddick, que le
había conseguido el acceso y una pistola,
y que le acercó hasta la base de La Cábala.
Lara se estaba acercando cada vez más a
su objetivo.
Tomb Raider Clásicos
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
23
El Strahov
A simple vista parecía una zona industrial de carga y descarga de mercancías,
pero estaba patrullada por los hombres de
Gunderson, a quienes Lara ya reconocía
después del encuentro en el Louvre. Se
abrió paso matando a quien quiso impedírselo y al colarse por uno de los conductos de
ventilación, presenció una horrible escena.
A través de una rejilla Lara vio a Eckhardt
trazando símbolos en una pared, que sin
embargo no dejaban rastro alguno.
La puerta se abrió y apareció la mole de
Gunderson arrastrando a Luddick, a quien
obligó a sentarse. Al parecer le habían descubierto merodeando por los exteriores de
la base. Momentos después Lara era testigo
de cómo Luddick era asesinado brutalmente, electrocutado por Eckhardt mediante un
extraño guantelete que llevaba ajustado al
brazo, mientras los símbolos de la pared
empezaban a sangrar y a aparecer sobre la
pintura. Lara no pudo resistir aquella visión
y apartó la vista. Ahora ya sabía quién era el
responsable de todos los asesinatos cometidos, y también de la muerte de Werner.
Aunque estaba aterrada y repugnada,
no iba a dejar sin castigo a aquello, así que
se obligó a continuar adelante. Su camino
se prolongaba, más allá de la zona de carga,
a un sitio conocido como el Bio-Domo, que
estaba fuertemente restringido. Lara se
hubiera visto obligada a dar un gran rodeo
para alcanzar la zona así que resolvió desconectar la luz para los sistemas de seguridad.
Lo que no sabía es que acababa de cometer
un tremendo error. Al otro lado de la base,
en un área de contención restringida, una
terrible criatura acababa de ser liberada
de su jaula y, suelta ya sin ningún control,
empezó a crear el caos y el desorden y a
devorar a todo ser vivo que encontraba por
su camino.
24
Tomb Raider Clásicos
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Bio-Domo
El Bio-Domo o Laboratorio biológico era
una zona dedicada al cuidado de plantas y
especies bastante extrañas. Lara, que se
había despojado de los pantalones largos
y del chaleco antibalas por el intenso calor
que allí hacía, encontró al primero de los
miembros de La Cábala en uno de los vergeles del laboratorio. Le amenazó pero el
rechoncho tipo no pareció muy asustado
y le habló con arrogancia. Su nombre era
Grant Müller y al parecer era el botánico
del grupo. Hablándole con la típica grandilocuencia de los que creen estar del lado
correcto, le informó de quiénes eran y cómo
se llamaban, porque pensaba que Lara no
iba a salir con vida de allí. Le contó que su
principal objetivo consistía en despertar al
último espécimen de los Nephilim, cuyo
cuerpo habían logrado traer desde Turquía
hacía poco. Todos los colaboradores de Eckhardt esperaban ser recompensados con la
longevidad y la inmortalidad de que gozaba
su amo. Lara le provocó burlándose de sus
creencias y el botánico reaccionó arrojándole insecticida al rostro, de modo que pudo
escapar aprovechando que no veía.
Al pasar a la sala siguiente Lara se encontró con urnas llenas de extraños seres
que le atacaron y le dificultaron el camino.
Logró superarlos y siguió avanzando a
través de aquel extraño laboratorio experimental, hasta llegar hasta una gran área
donde presenció otra horrible y escalofriante escena. Al parecer, el hecho de haber
desconectado la luz había generado serios
problemas para la Cábala. Eckhardt, furioso,
le ordenaba a Müller que asegurara bien todos los sistemas. Luego apareció Gunderson
y tras él, una mujer vestida de cirujana que
Lara no conocía. Se llamaba Kristina Boaz
y era la médico-veterinaria del grupo, que
estaba tremendamente asustada porque
todos sus internos y animales, recluidos
en su área de influencia, denominada El
Sanatorio, habían escapado de sus celdas.
Boaz confesó, cada vez más aterrada, que
no había mandado matar al Proto Nephilim, tal y como Eckhardt había ordenado.
Aquello hacía suponer que era probable que
aquella peligrosa criatura estuviera ahora
suelta, y Eckhardt, furioso por su desobediencia, la abofeteó y la arrojó dentro de
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
una de las extrañas creaciones de Müller,
una especie de planta en forma de cápsula
que tragó y trituró entre sus mandíbulas a
la cirujana. La escena fue contemplada con
total pasividad por los otros miembros, a
los cuales se había unido un hombre rubio
y pálido cuya función y nombre le eran
todavía desconocidos a Lara.
La exploradora, luego de ver aquel nuevo horror, se dirigió hacia El Sanatorio, antes
del cual debía pasar por unas cámaras de
desinfección. Para su grandísima sorpresa,
al entrar en una halló la puerta cerrada y
tras ella nada más ni nada menos que aquel
hombre moreno y de ojos azules que le
había estado siguiendo en París y luego le
había robado la Pintura. Lo curioso es que
no parecía ser uno de los de La Cábala,
pero aún así no se fiaba de ella, porque no
le dejó pasar. Hablándole con sarcasmo,
el hombre le recriminó el desastre que
había montado por desconectar la luz y
le anunció que iba a dejarla allí mientras
él se encargaba de arreglar su error. Lara
trató de convencerle enseñándole el puñal
que había encontrado en la calle de París,
y aunque él se mostró contrariado al verlo,
no cedió y se alejó, dejándola encerrada
en la cámara.
Tomb Raider Clásicos
25
El Sanatorio
Aquel hombre, en efecto, no era un
cabalístico, pero también tenía mucho que
ver con aquella historia, más que la propia
Lara. Su nombre era Kurtis Trent y su vida
un enigma. Era hijo del linaje de los Lux
Veritatis y el último de sus miembros,
aunque también había sido legionario y
mercenario. Todo aquello había quedado
atrás y el motivo por el que se encontraba
allí era un intento de desbaratar los planes
de La Cábala cuando estaban casi a punto
de cumplirse, y sobretodo, obtener su propia venganza. Que se hubiera cruzado con
Lara cuando intentaba recuperar él mismo
las Pinturas era sólo mera casualidad, y
aunque hasta el momento los logros de la
inteligente exploradora le habían ayudado,
no confiaba suficientemente en ella y en
cuánto sabía del asunto. Ahora lo que tenía
que hacer era restaurar la luz, y luego ya
decidiría qué hacer con ella.
El Sanatorio, regentado hasta el momento por la desdichada Boaz, era una
especie de hospital donde no es que se
curara precisamente a los enfermos. Al
parecer, la cirujana se había dedicado a
experimentar con cuerpos y cadáveres,
26
Tomb Raider Clásicos
seguramente para obtener criaturas mejoradas a semejanza de los seres híbridos que
tanto veneraban. Kurtis avanzó por aquel
lugar y casi de inmediato se topó con la
criatura que Boaz había denominado Proto
Nephilim, un monstruo atroz que había
matado a casi todos los mercenarios de
Gunderson pero que sin embargo, al ver a
Kurtis, salió huyendo.
El hombre encontró en una de las celdas
a un traumatizado prisionero que debía ser
el único que mantenía cierta cordura en
aquel lugar. Aquel era el camionero que
había traído el cuerpo del Cubiculum Nephilim desde Turquía. El hombre le describió
las atrocidades que ella había cometido con
sus pacientes y la atroz criatura que había
creado. En efecto, el Proto Nephilim, como
su nombre bien indicaba, había sido un
experimento fallido de la propia Boaz al
intentar crear un Nephilim íntegro.
Kurtis no estaba del todo desinformado
de aquello. Si aquella cosa tenía algo de Nephilim, entonces sabía cómo matarle. Tenía
todavía en su poder otro puñal semejante
al que había perdido en París y que ahora
tenía Lara. Se llamaban Fragmentos del
Orbe y eran capaces de matar a una criatura
como aquella. El hombre siguió avanzando
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
por el desolado lugar y librándose de los
internos que, enajenados, se abalanzaban
sobre él para atacarle. Su intención era
llegar hasta el área de contención desde
donde se reactivaba todo el sistema de
seguridad. Varias veces se cruzó con el Proto
pero el monstruo siempre le evitó, como si
viera algún peligro en él.
Más de una vez tuvo que emplear sus
capacidades mentales para abrirse camino.
En efecto, como Lux Veritatis, Kurtis poseía
un extraño don que le capacitaba para mover objetos con la mente (lo que se conoce
como telekinesia) y que le proporcionaba
clarividencia, haciendo que pudiera ver más
allá de lo que veía un ojo humano cualquiera. Dado que era el último de los suyos,
Kurtis era, ciertamente, un ser único.
Al alcanzar su meta, junto al generador de energía que debía reactivar, de
repente el Proto, que había estado esquivándole, se le encaró y le atacó. Con toda
probabilidad le hubiera matado de no ser
porque Kurtis sabía qué tenía que hacer:
tras dejarle inconsciente a disparos, sacó
el Fragmento del Orbe y le apuñaló. Con
ella destruyó a aquella peligrosa criatura
y reactivó la luz, devolviendo la energía a
todo el complejo.
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Tomb Raider Clásicos
27
La Cripta de los Trofeos
Cuando regresó a la cámara donde había
encerrado a Lara, ésta le tenía reservada
una sorpresa. Le saltó encima desde el
techo y lo desarmó de una patada, pero
instantes después le salvaba del ataque
de otro interno enajenado. Ella le instó
entonces a que le contara cuánto sabía y
así averiguó que Kurtis estaba allí, al igual
que ella, para desbaratar los planes de la
Cábala, y también para vengar la muerte
de su padre, que había sido asesinado por
Eckhardt. Además, supo que para liquidar al
longevo Alquimista, hacía falta clavarle los
Tres Fragmentos del Orbe, de los cuales uno
lo tenía él, otro ella, y el último se hallaba
a buen recaudo en el laboratorio personal
del alquimista. Lara no dudó en devolverle
el Fragmento que le correspondía y decidió
que lo mejor era que ambos colaboraran
para conseguir algo.
Mirando el mapa de la Cripta, acordaron
que Lara sería la que se dirigiera hacia allí
para intentar recuperar la última Pintura
antes que ellos y destruirla en cualquier
caso. Kurtis llegaría hasta el Laboratorio
de Eckhardt y trataría de coger el tercer
Fragmento. Con esto, se separaron y cada
uno siguió su camino.
Para acceder a la Cripta de los Trofeos,
cuya entrada estaba sumergida, Lara tuvo
que abrirse paso a través del otro dominio
de Boaz, el Laboratorio subacuático, donde
criaba curiosos especímenes submarinos.
Una vez que se hubo proveído de un traje
de neopreno, accedió a la Cripta de los Trofeos y salvó sus enigmas y trampas hasta
llegar hasta una vieja sala de lectura donde
un antiguo residente, reducido ahora a un
esqueleto, mantenía un libro abierto entre
sus dedos. La sala estaba custodiado por
dos guerreros Lux Veritatis que le dificultaron el paso, pero ella logró hacerse con la
Pintura. Fue un error no destruirla en aquel
mismo momento, a juzgar por lo que le
esperaba más adelante.
Cuando salió de la Cripta, a través de un
túnel subacuático, fue a llegar a una gran
sala circular en la que le esperaban Eckhardt
y otros miembros de La Cábala, situados en
una alta plataforma. Al parecer habían atrapado y reducido a Kurtis, que estaba semiinconsciente y sostenido por Gunderson. El
Alquimista Oscuro exigió a Lara la entrega
de la última Pintura a cambio de respetar su
vida y ella la entregó. Entonces Gunderson
arrojó a Kurtis desde lo alto de la platafor-
28
Tomb Raider Clásicos
ma y el impacto, además de dislocarle un
hombro, le despejó por completo. La sala
circular no tenía ninguna salida a la vista y
en aquel momento Eckhardt les soltó a una
horripilante criatura que no era otra que la
propia Boaz tras haber sido monstruosamente deformada por la cápsula que la
había devorado antes. Eckhardt aprovechó
la situación para librarse también de Müller,
quien le resultaba ya molesto y mandó a
Gunderson que lo arrojara también abajo.
En cuestión de segundos Boaz lo mataba
de una sacudida y se lanzaba hacia los dos
aventureros, mientras los cabalísticos se
retiraban.
Durante aquel breve lapso de tiempo
Kurtis había estado sopesando sus posibilidades y llegado a la conclusión de que sólo
uno de los dos podría salir de allí, y que
debía ser Lara. Rápidamente, la impulsó
con todas sus fuerzas (tanto físicas como
mentales) hasta hacerla levitar a la plata-
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
forma más cercana. Luego le arrojó los dos
Fragmentos del Orbe y la conminó a seguir
adelante, sin hacer caso de las protestas de
la mujer, que no quería dejarle atrás. Finalmente, Lara fue consciente de que era un
riesgo que debían correr y se alejó a toda
velocidad mientras Kurtis se encaraba con
aquella horrible criatura.
No le fue difícil acabar con ella, primero
reventando sus cápsulas para matar al cuerpo de planta en que se alojaba, y tampoco
cuando surgió en forma de insecto. Pero
desgraciadamente cometió el terrible error
de darle la espalda sin haberse asegurado
de que estaba muerta, y cuando se dio la
vuelta, Boaz se incorporó y lo atravesó de
parte a parte con una de las afiladas guadañas que tenía por extremidades. Kurtis
empleó sus últimas fuerzas para decapitarla
con el Churigai, para luego caer agonizante
junto a su mortífera enemiga, mientras se
desangraba lentamente.
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Tomb Raider Clásicos
29
El Laboratorio de Eckhardt
Lara, ignorante de la tragedia que dejaba atrás, seguía adelante con tal de acabar
con aquella pesadilla de una vez por todas.
Llegó al laboratorio del Alquimista Oscuro y,
superando todas las trampas y dificultades,
se hizo con el tercer Fragmento del Orbe,
para luego llegar hasta un gran complejo
mecánico donde La Cábala mantenía con
vida al Durmiente.
Eckhardt no había estado ocioso. Durante el tiempo que ella había tardado en
alcanzarle, había abierto las cinco Pinturas,
extraído de cada una de ellas el fragmento
metálico que en aquel momento unía para
formar el Glifo, el poderosísimo artefacto
que devolvería la vida al híbrido angélico.
Pero Lara no le permitió llegar más
lejos. Desafiándole, hizo que se enfrentara
a ella y sin percibirlo, Eckhardt le facilitó
la tarea al multiplicarse él mismo y unirse
periódicamente para atacarle. Lara esqui-
vó sus inmensas descargas de energía y
aprovechando sus momentos de debilidad,
le hundió por dos veces un Fragmento del
Orbe, hasta herirlo definitivamente de
muerte.
Cuando se abalanzaba sobre él para
rematarlo, de pronto una mano la aferró
por la muñeca y la arrojó hacia atrás, arrebatándole el puñal. Lara, caída en el suelo,
observó que se trataba del hombre rubio
y aparentemente irrelevante que había
permanecido junto a Eckhardt desde el
primer momento. Su nombre era Joachim
Karel, pero pronto iba a revelar ser algo
más. En lugar de obedecer a Eckhardt,
que le ordenaba matar a Lara, Karel se
giró bruscamente y atravesó la frente del
Alquimista con el puñal, dándole muerte
definitivamente.
Al levantarse, su apariencia había cambiado y ahora semejaba ser una criatura
30
Tomb Raider Clásicos
infernal. Aturdida, pero sin dejar de apuntarle, Lara oyó la verdad de sus labios y supo
que él había sido el centro y el origen de
La Cábala, él la mente que había tramado
todo y a quien Eckhardt había venerado
obedecido, pues él era un Nephilim inmortal, el último aparte de aquel Durmiente
al que trataban de despertar. Karel habló
con cortesía y, ante la aturdida mirada de
Lara, empezó a cambiar de formar y a
adoptar sucesivamente la apariencia de
Bouchard, de Luddick y finalmente... de
Kurtis. Al cambiar emitía un chispazo que
recordaba haber oído en semiinconsciencia
en el Louvre. Las voces cambiaban con él
y entonces Lara tuvo la sensación de que
el suelo giraba bajo sus pies, porque ahora
entendía que Bouchard no siempre había
sido Bouchard, que el Luddick que le había
facilitado el acceso al Strahov no había sido
el periodista que vio morir a manos de Eckhardt y que el propio Kurtis... sólo pensar
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
aquello la alteró tanto que apenas vio que
Karel le ofrecía la mano para que se uniera
a él en aquella empresa. Pero entonces ella
vio una extraña marca en su mano... y su
mente se abrió.
De repente, Lara lo recordó todo. Todo
lo que en su turbación y desespero había
olvidado. Recordó nítidamente cada una
de las escenas horribles que desfilaron
ante sus ojos la noche en que Werner fue
asesinado. Vio a Eckhardt entrar en el apartamento, apartarla bruscamente y atacar
a Werner. Lo vio destriparlo. Finalmente,
lo vio levantarse y, al aplastar las gafas
del anciano entre sus manos y dejarlas
caer junto a ella, oyó de nuevo el chispazo
familiar y lo vio convertirse en Karel, y
entonces vio una vez más aquella marca
maldita en su mano.
Él había sido el asesino de Werner. Y
cuando se enfrentó a él, Karel le plantó
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
cara y se elevó, atacándola con unos poderes muy superiores a los de Eckhardt.
Lara, consciente de que no tenía la menor
posibilidad en un enfrentamiento cara a
cara, arrancó el Glifo de entre los rígidos
dedos del Alquimista y empezó a escalar,
tratando de llegar hasta el cuerpo del
Durmiente.
Karel no vio lo que intentaba hacer y
cuando se dio cuenta, era demasiado tarde.
Lara saltó hacia el engendro, se colgó de su
pie y le clavó el disco en el tobillo. Aquel
brusco contacto generó una violenta y excesiva descarga que destruyó en cuestión
de segundos al Durmiente, a Karel y a la
sala entera, mientras Lara logró huir a duras
penas de la onda expansiva.
Lo primero que hizo Lara, sin darse
tiempo a reponerse del agotamiento, fue
volver corriendo al lugar donde había dejado a Kurtis frente a Boaz. Su consternación
fue tremenda al ver que no estaba allí.
Encontró el cadáver del monstruo, pero allí
donde Kurtis había caído sólo quedaba un
gran charco de sangre, y en el centro yacía
su prodigiosa arma, el Churigai. Lara lo levantó y entonces el disco empezó a vibrar
débilmente en su mano y a tironear de ella.
Lara se incorporó y giró hacia donde el disco
la empujaba, y entonces se cerró. Ante ella
se abría una oscura abertura.
Lara apretó el Churigai en su mano y
sonrió débilmente. No acababa de entender
lo que aquello significaba, porque conocía
tan poco aquella extraña magia como poco
había llegado a conocer a su portador, pero
en su fuero interno supo que a pesar de la
gravedad de su herida, estaba vivo, y que
la llamaba.
La aventurera se adentró en la oscuridad, siguiendo el camino indicado por el
Churigai, en busca de Kurtis Trent.
Tomb Raider Clásicos
31
32
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
El Sello Áureo (XIII)
Por Ana María
• Imágenes por Ana María, Tio Copu y Carola Funder •
Giselle se acercó a la camilla donde yacía el paciente. Éste, un muchacho de diecisiete
años, se retorcía desesperadamente, sin conseguir nada excepto hacerse daño con las
correas que lo amarraban a la camilla.
— Estáte quieto —le aconsejó, dando algunos golpecitos a la jeringuilla—. Cuanto menos
te resistas, menos te dolerá.
El chico siguió debatiéndose. Giselle ya sabía que no entendía el alemán, porque era
italiano, una víctima reciente secuestrada de una excursión de fin de curso. También sabía
que no la podía oír. El último tratamiento los había dejado completamente sordo. Pero
era imprescindible sacrificar algunos pacientes por aquella causa. Le inyectó el suero y
salió de la habitación haciendo caso omiso del llanto del adolescente.
— Cierra la puerta, Friedick —ordenó al celador—. Esta mañana los internos están insoportables.
Y era cierto. Por los pasillos azulejeados y pintados de
blanco se oía toda suerte de gemidos, gritos y lamentos.
— ¿Sabías que el Meister ha regresado de Rumanía? —dijo
Friedick, atrancando la puerta de la habitación.
— ¿Ah, sí?
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
33
— Dicen que va a clausurar los experimentos. Que ya no es necesario. Ha encontrado
otra forma de hacer renacer la Alta Raza.
Giselle se quedó parada.
— ¿Qué? ¡No es posible!
Se quitó la bata y dejó el instrumental médico sobre el carrito del celador.
— ¿Esta ya aquí, en Munich?
— Acaba de llegar.
— ¡Pues voy a verle de inmediato!
••••••••••
Karel se sentó tranquilamente en la mesa redonda, mirando con indiferencia las sillas
vacías que la rodeaban. La Cábala tenía una sala idéntica en cada una de sus sedes: París,
Praga, Munich, Moscú. La usaban para las reuniones. La decoración con la esfera luminosa
en el centro de la mesa y las gárgolas de piedra había sido capricho de Eckhardt.
La puerta se abrió de golpe y entró una mujer. No tendría más de veinticinco años,
y era toda una belleza nórdica. Su piel era blanca, los cabellos eran cortos y rubios y los
ojos verdes. Alta y delgada, irradiaba un aire de superioridad que resultaba irritante para
todos los miembros de la Cábala, y que divertía a Karel.
— Meister —dijo ella, saludándolo con una inclinación de cabeza.
— ¿Qué es lo que quieres, Giselle?
— Dicen que vas a cancelar el proyecto.
— Y así es.
A la joven científica le tembló el labio inferior, pero logró controlarse. Eckhardt no
había querido pusilánimes en la Cábala, y Karel aún era más inflexible en ese aspecto.
— Pero Meister... —titubeó— mis experimentos van por buen camino. En tres meses
habré logrado aislar las partículas y tendremos resultados satisfactorios.
34
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
— Ya no es necesario. He encontrado a la Amazona.
Giselle se dejó caer sobre la silla, abatida, y musitó:
— ¿Cómo puedes creer en esa paparrucha de profecía?
Al ver el centelleo azulado y frío de los ojos entrecerrados de Karel, supo que acababa
de cometer un tremendo error.
— Ten mucho cuidado con lo que dices —siseó—. No me gusta nada que cuestionen mis
decisiones.
— Perdóname, Meister —dijo ella, bajando las pestañas—. Pero... es que ya estoy consiguiendo que los pacientes sobrevivan al tratamiento. ¡Y he creado vida!
— También lo hizo tu hermana.
Giselle soltó un bufido de desprecio.
— El Proto-Nephilim de mi hermana fue un experimento
asqueroso e inútil. Debió destruirlo cuando estaba en
fase embrionaria. Yo no hago esas chapuzas.
— Tu hermana era una gran científica. Una
de las mejores que ha tenido La
Cábala. Eckhardt cometió un
error al sentenciarla.
Ella levantó de nuevo sus irisados ojos.
— Entonces, ¿por qué permitiste
que le hicieran aquello?
— ¿De nuevo estás cuestionándome, Boaz?
Giselle se estremeció. Detestaba que la llamaran por
su apellido. Le recordaba
demasiado a su hermana.
Karel se levantó, se acercó
y, dándole un brusco tirón
a los cabellos, la obligó a
mirarlo. El Nephilim tenia
los ojos gélidos y muertos.
Aquella mirada implacable le
recorrió la mente, sondeando
hasta el último rincón de
su cerebro, comprobando
cuánta fidelidad quedaba
en aquella servidora suya.
Giselle se sintió atrapada
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
35
en el torbellino de sensaciones que le inspiraba aquella mirada: atracción, repulsión,
atracción, repulsión...
— Todos los proyectos y experimentos se cancelarán —repitió Karel—. No me arriesgaré
más. Es demasiado lo que está en juego. La Amazona me proporcionará la descendencia para la Alta Raza.
Luego la soltó con idéntica brusquedad. Ella se frotó el cuero cabelludo, dolorida.
— En cuanto ella me consiga el artefacto que hay en el baluarte de Al-Fayum —continuó
él— te la traeré aquí. Y quiero que lo tengas todo preparado, porque vas a ser tú la
que te encargues de ella hasta que resuelva el enigma.
Y sin más, le indicó la puerta.
La científica se levantó y abandonó la sala, furiosa y humillada.
Era una de las pocas que se había alegrado con el cambio de Maestro. Eckhardt siempre le había inspirado repugnancia, su morbosa crueldad le parecía indigna. En cambio,
casi desde el primero momento había adorado silenciosamente a aquel hombre rubio y
reservado que era la sombra del Alquimista Oscuro. Cuando Eckhardt había caído y él les
había revelado su auténtica condición, no había podido menos que amarlo. Sí, amaba a
un ser inmortal. Por desgracia, se trataba de un ser inmortal que era incapaz de amar.
••••••••••
— Vaya, ¿tú quieres pelea, no? Pues nada, a darte el gusto.
Lara saltó hacia delante y estampó una ágil patada sobre el escudo del esqueleto. La
criatura trastabilló y estuvo a punto de dar con sus huesos putrefactos en el suelo. Lara
volvió a patearla, una y otra vez, hasta que la derribó.
— Estoy harta de encontrarme con tipos como tú en todas partes —prosiguió Lara mientras pisoteaba el huesudo brazo de la calavera—. En la Cámara de las Estaciones ya
me disteis guerra. ¿Es que nunca os cansáis? Mira, ahí viene el otro.
El “otro” era un segundo esqueleto que se había colocado detrás de ella y en aquel
momento levantaba su oxidada espada sobre la cabeza de la exploradora. Ella, dando
un elegante giro en el aire, la descabezó de un puntapié.
36
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Hacía media hora que había entrado en el baluarte. Después de haber esquivado
ágilmente las trampas que lo protegían (en favor de Lux Veritatis había que decir que
estaban muy bien diseñadas) y ahora estaba perdiendo un tiempo precioso en quitarse a
las calaveras de encima, que no la dejaban concentrarse en un mapa que debía examinar.
Se detuvo a recuperar el aliento, mientras miraba a los esqueletos retorcerse en el suelo,
y se giró para estudiar el mapa, pintado al fresco en la pared de aquella sala vacía y gris.
Sin duda, se trataba de un esquema de las diferentes galerías que componían el complejo
subterráneo. Aquel lugar era un maldito laberinto, podía pasarse horas dando vueltas por
los pasillos y pateando molestos esqueletos sin llegar a nada en concreto. Sacó papel y
lápiz de la mochila y empezó a copiar el mapa lo más rápidamente que pudo.
— Déjame en paz —murmuró a la calavera que en ese momento se levantaba e, incansable, se dirigía de nuevo hacia ella con la espada enarbolada.
En el momento en que la criatura daba la estocada, ella se apartó. La hoja chocó
contra la pared y se partió.
— ¿Ves? —dijo Lara, sin levantar la vista del mapa que estaba trazando—. Eso te pasa
por plasta.
El esqueleto miró la hoja rota, confuso. El otro, moviéndose con irritante lentitud,
empezó a deslizarse hacia ella.
— ¿Todos los Lux Veritatis sois tan cansinos? —repitió ella con una mueca sarcástica—.
Se lo preguntaré a Kurtis.
Guardó el mapa y se agachó para esquivar una nueva estocada. Dio un par de patadas
más y volvió a hacerlos rodar por el suelo.
— Bueno chicos, me encantaría seguir charlando con vosotros pero no tengo tiempo.
Hasta luego —dijo alegremente, y se alejó caminando por uno de los túneles.
Si todo iba bien, el camino le conduciría a una especie de sala ritual con un altar de
piedra. Por lo menos, sería algo que ver.
••••••••••
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
37
Kurtis entró en el baluarte dos horas después, tal y como habían acordado. Lara había
expresado su preocupación acerca de cómo lograría él superar las trampas. A él le había
hecho gracia la idea. Por supuesto, la experta era ella, él era bastante menos ágil pero
tampoco era un lisiado. Sabría arrreglárselas.
Por suerte, no tuvo que planteárselo siquiera. Las trampas no se activaron. Las cuchillas
no se pusieron en funcionamiento, ninguna piedra le cayó encima y no surgió ninguna
picadora dispuesto a cortarlo en trozos. Pasó frescamente entre los pinchos y las afiladas
hojas, que permanecieron inmóviles.
No era un fallo en la maquinaria del lugar. No era mera casualidad. Algunos goznes
aún chirriaban y veía las huellas de las botas de Lara en el suelo... y también en la pared.
La exploradora había efectuado saltos laterales, luego había tenido que esquivarlas, lo
cual implicaba que se habían activado. Desde luego, las trampas no habían respetado
a Kurtis por mero capricho. La respuesta la halló más adelante, en una diminuta sala
que estaba vacía a excepción de un mapa pintado en la pared y dos esqueletos muy
confusos. Uno estaba descabezado y el otro miraba su espada rota. Cuando advirtieron
la presencia de Kurtis, se giraron hacia él e inclinaron la cabeza (la que estaba en el
suelo también lo hizo).
Bienvenido, hermano.
Las voces no se habían oído realmente, sonaban sólo en su cabeza. Como se sentía
bastante estúpido al responderle a dos montones de huesos, se limitó a devolver el
saludo y se encaminó hacia el mapa. Los esqueletos aguardaron en silencio. No había
razón alguna para agredirlo, era un miembro de su Orden y el baluarte no le impediría
jamás la entrada, tampoco ellos tenían por qué hacerlo.
Buscas la tumba de la Amazona, ¿verdad, hermano?
Kurtis se giró y observó desconfiado a la sonriente calavera de cuencas vacías.
38
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Nosotros podemos conducirte hasta ella. Pero no podemos pasar más allá. Nuestra
misión era velar la entrada y hemos fracasado. Una intrusa ha desafiado la santidad
del baluarte y ha profanado nuestra plaza.
— Eso os pasa por cansinos —respondió Kurtis con una mueca sarcástica.
Los esqueletos aún se quedaron más confusos.
¿Es que vas a tolerar la presencia de la intrusa?
— Es la nueva Amazona —dijo Kurtis.
Aquello pareció convencer a aquellos tristes despojos de caballeros que llevaban
siglos muertos.
Entonces no hay por qué prohibirle el paso. Una vez una Amazona vino a nosotros.
Ahora ha regresado. Síguenos, hermano.
••••••••••
Kurtis entró en la sala. Los esqueletos se quedaron atrás. Aquel lugar les estaba
restringido. Otras fuerzas eran las que lo guardaban.
La sala era grande y circular, como casi todos los baluartes de la Lux Veritatis. En el
centro había un sarcófago. Una estructura tallada en marfil. La tapa, bellamente esculpida, representaba la figura yacente de una joven mujer. Kurtis la reconoció. Era Loanna.
El rostro de la estatua tenía los ojos cerrados y los labios entreabiertos en una triste
sonrisa. Las ropas eran lujosas y delicadas, los bordes del vestido le resbalaban por los
bordes de la tapa y tenía la cabellera esparcida por la almohada. Era difícil pensar que
existiera una escultura más hermosa y a la vez más real que aquella. Parecía que fuera
a levantarse en cualquier momento. Rodeó el sepulcro, observándolo detenidamente.
Había una inscripción a los pies de la joven.
HIC DORMIT LOANNA VON SKOPJE
Vanitas vanitatem… et omnia vanitas
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
39
Aquí duerme Loanna de Skopje. Vanidad de vanidades, y todo es vanidad. Por todo
el sarcófago se repetían los motivos esculpidos de la guadaña y el reloj de arena. Loanna
dormía allí el sueño eterno. Su hermosura intacta e inmortalizada en el frío marfil. Para
la inscripción, sin embargo, aquella hermosura había sido vanidad de unas pocas horas.
Era casi tan irónico y cruel como el Omnia vulnerant del tapiz de Bran.
De repente, sintió de nuevo aquella sensación. El ahogo, la falta de aire. Lo mismo
que había sentido en el castillo de Brasov. Algo o alguien que quería hablarle a través
de los ecos del pasado. Se sentó a los pies del sepulcro.
— Háblame —dijo, mirando el rostro marfileño de Loanna—. Te escucho.
••••••••••
Se encontraba en una sala en penumbras, débilmente iluminada por algunas antorchas. En el centro había una mesa redonda en la cual habían sentados veinte hombres,
algunos llevaban una especie de hábito de monje, otro iban en armadura. Eran Lux
Veritatis. Había una mujer en la sala, pero se le había dispuesto un pequeño asiento
elevado aparte. Vestía una amplia túnica blanca y su cabellera rubia le caía a ambos
lados de la cara. Era Loanna, y su estado de gestación estaba ya muy avanzado. Tenía
la mirada perdida en el vacío, estaba pálida y se agarraba sin fuerzas a los brazos del
asiento.
Uno de los caballeros dio un puñetazo a la
mesa.
— ¡Esto sólo nos traerá problemas! —gritó—.¿Por
qué tenemos que correr semejante riesgo?
Uno de los que iban vestidos de monje, al que
todos parecían respetar (era el más anciano) dijo
frunciendo el ceño:
— Dilo claramente, Limoux: quieres que matemos
a esta mujer.
Loanna no reaccionó. Siguió mirando a la nada
con expresión de total indiferencia.
— ¡Lleva en su vientre a un Nephilim! —gritó
Limoux—. ¡No podemos darle siquiera la oportunidad de nacer!
— Y para evitarlo sugieres que derramemos la
sangre de esta joven inocente —replicó el
anciano monje—. ¿Has olvidado por ventura
que nuestra misión consiste precisamente en
proteger a las víctimas de los Nephilim?
— ¡Nuestra misión es destruir a los Nephilim!
—Limoux estaba quedándose afónico—. ¡Y
ahí hay un Nephilim! —concluyó, señalando
el vientre de Loanna.
40
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Aquello fue suficiente para ella. Se levantó como impulsada por un resorte, bajó del
pequeño trono y se encaminó altivamente hacia la puerta.
Uno de los caballeros se levantó a su vez y le cortó el paso.
— No puedes ir a ningún lado.
— Entonces dadme una espada y yo misma me inmolaré —dijo ella con voz fría y
cortante—. Visto que soy una molestia, lo mejor será que desaparezca de vuestras
vidas cuanto antes.
El anciano suspiró.
— Loanna, no queremos tu muerte.
— Pero tampoco queréis que viva, ¿verdad, Gran Maestre? —replicó ella. Las mejillas
le ardían—. Escapé de milagro de mi encierro en el castillo de Bran. He estado huyendo por tierra y mar. He sufrido incontables peligros y contratiempos. He hecho
lo posible y lo imposible para llegar aquí, a vuestro baluarte... yo, que estoy sola
y embarazada, yo que soy mujer en un mundo de hombres y cristiana en tierra de
infieles. ¡He llegado viva por muy poco! Mi única esperanza consistía en ponerme
bajo vuestra protección... pero ya veo qué protección vais a darme.
Giró la cabeza violentamente y dio un paso adelante, pero de nuevo el caballero
le impidió seguir.
— Mientras estés aquí, nadie te hará daño —insistió el Gran Maestre—. Te lo juro por mi
honor de Lux Veritatis. Esperaremos hasta el nacimiento de la criatura y entonces...
La voz se le quebró.
— Yo misma le daré muerte —afirmó Loanna con rotundidad.
Los miembros de aquel consejo se miraron los unos a
los otros, estupefactos.
— ¿Podemos confiar en ella? —prosiguió Limoux, que se empeñaba en comportarse
como si ella no estuviera presente.
— Desde luego —afirmó ella mirándolo con desprecio—. Nadie
tiene tantas ganas de acabar
con esto como yo.
Y abandonó la sala sin
que nadie se lo impidiera
esta vez.
Continuará.....
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
41
Relatos Tomb Raider
Esperanza (XIII)
Por Nienna
• Imágenes por Tio Copu • Dibujo por Carola Funder •
Capítulo 13: Bajo el agua
Lara y Kurtis se giraron hacia el lugar de donde había venido el sonido. La oscuridad
a su alrededor no les dejaba ver al dueño de aquella voz fría, aunque los dos sabían
perfectamente a quien pertenecía.
— Después de tantos años no debería sorprenderme que
vosotros los humanos seáis tan predecibles —continuó
Karel. Su voz debería de haber resonado en las paredes de piedra. Sin embargo, parecía como si estas
absorbiesen el sonido, en lugar de devolverlo. O
tal vez, se debiese a la atmósfera, cada vez más
pesada, que flotaba en la ciudad subterránea. Cualquiera que fuese la razón, lo
cierto es que les resultaba bastante
útil para saber donde se encontraba
su enemigo—. Basta con un poco de
presión y enseguida os apresuráis a
enfrentaros a enemigos mayores
que vosotros, creyendo que podéis
salvar el mundo…
Poco a poco, Karel se estaba acercando hacia ellos. Cuanto más cerca
estuviese, menos posibilidades tendrían
de escapar.
— ….Simplemente patético. Ni siquiera
sois conscientes de que se os ha manipulado hasta que ya es demasiado
tarde.
Lara miró a ambos lados del cruce
donde se encontraban. Lo más probable es que ninguno de los dos
túneles les llevase hacia el exterior.
Aunque, de cualquier forma, no podían salir de allí sin la llave. Tenía que
42
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
pensar rápido, ya que en unos pocos segundos Karel entraría en el escaso espacio que
iluminaba su linterna y sería demasiado tarde para intentar nada.
Sin ninguna otra idea en la cabeza, Lara echó a correr hacia uno de los túneles, al
mismo tiempo que apagaba la linterna. Notó como Kurtis le agarraba del brazo al pasar
a su lado y ambos se internaron a ciegas en el túnel, esperando que los nephilim no
pudiesen ver en la oscuridad.
••••••••••
Aunque, en un principio, se hubiese sentido ligeramente sorprendido, Karel había
estado esperando algún intento de fuga, desde el momento en que se presentó ante
sus adversarios. Aun así, debía reconocer que el hecho de, hasta el momento, habían
demostrado, bastante habilidad a la hora de escaparse una y otra vez.
Sin embargo, si algo se aprende cuando se han vivido tantos años, es a esperar. Y
Karel sabía perfectamente, que tarde o temprano aparecerían por Turquía buscando las
llaves.
Ahora solo tenía que esperar a que
entrasen en las cámaras y recuperasen
la llave. Después pensaba que sería muy
fácil quitársela. Después de todo, son
solo humanos. ¿Por qué iba a tomarse
la molestia de seguirles?
De hecho, la presencia de Lara y Kurtis, no le venía del todo mal. La verdad
es que ninguno de sus hombres tenía
la habilidad que había demostrado Lara
como saqueadora de tumbas y, posiblemente ninguno conseguiría sacar la
llave de su escondite, en las cámaras
inferiores, completamente inundadas.
Podría hacerlo el mismo, pero ¿por qué
iba a molestarse en bajar a un sitio que
traía tan malos recuerdos cuando parecía haber gente empeñada en hacerlo?
Sí, mejor esperar a que recuperasen la
llave…
••••••••••
Después de varios minutos corriendo
Lara se paró para escuchar si alguien les
estaba siguiendo. Al no escuchar ningún
sonido, decidió arriesgarse a encender
de nuevo la linterna. Al igual que antes,
apenas si iluminaba el espacio a su alre-
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
43
dedor. Aunque aquello habría sido suficiente para delatarles, lo cierto es que, a pesar de
haber conseguido fugarse de nuevo, ambos sabían que estaban atrapados.
Continuaron avanzando por el túnel hasta legar que este acabó, dejando ante ellos
unas escaleras, excavadas en la piedra. La escaleras descendían lentamente hacía un
estanque, que parecía ser una habitación. El reflejo en el agua del techo sobre ellos les
impedía ver lo que había bajo la superficie de esta.
— Supongo que ahora toca mojarse —dijo Lara, sin mucho entusiasmo. Normalmente,
se sentiría encantada de tener una oportunidad de jugarse la vida recuperando algún
antiguo artefacto. Aun así, aquel lugar no le gustaba ni lo más mínimo. En sus viajes,
se había enfrentado a trampas, maldiciones y ‘objetos peligrosos’ de todo tipo. Pero
aquel lugar era diferente. Las salas y pasillo eran posiblemente más majestuosos, que
la mayoría de antiguos palacios que había visitado y, sin embargo, estaban cargados
de una presencia malévola que no le gustaba nada.
— Iré yo sola —dijo Lara después de reflexionar—. Alguien debería de quedarse vigilando
por si vienen a por nosotros. Y yo soy la experta en tumbas.
Kurtis abrió la boca para protestar, pero la cerró antes de decir nada. En el poco
tiempo en que conocía a aquella mujer, había aprendido que era inútil discutir con ella.
Aunque le pareciese ridículo que alguien tuviese que quedarse esperando, cuando era
evidente que si Karel llegaba hasta allí no tendrían ninguna oportunidad. De cualquier
forma, tampoco era muy buena meterse en aquel estanque, con la herida de Boaz todavía reciente en su estómago.
— De acuerdo. Esperaré aquí —respondió Kurtis finalmente.
Sorprendida, aunque también algo decepcionada por haber conseguido lo que quería
sin discutir, Lara introdujo su linterna en el agua, para comprobar que realmente fuese
sumergible. Solo al agacharse hacia el estanque, se dio cuenta de Kurtis aún sujetaba su
muñeca, a pesar de que, desde que habían vuelto a encender las linternas, ya no corrían
el riesgo de perderse en la oscuridad.
— ¿Te importa devolvérmela? —preguntó Lara mirando su mano, ligeramente molesta.
Kurtis la soltó inmediatamente. El tampoco se había dado cuenta de que la había
estado sujetando, hasta que se lo había dicho Lara.
44
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Lara se metió en el agua, todavía enfadada, cogió aire y se sumergió. Sonrió al pensar,
que después de todo, si que había conseguido acabar discutiendo.
••••••••••
Lara continuó buceando hacia el fondo de la cámara, observando las paredes de la
esta mientras descendía, con la esperanza de encontrar alguna pista que le indicase hacia
donde debía dirigirse. Finalmente, llegó hasta el fondo. Le llevo varios valiosos segundos
localizar un estrecho pasillo en una de las paredes.
Lara no estaba muy segura de que ese fuese el único en toda la cámara, ya que apenas
si podía ver nada con su linterna. Sin embargo, confiaba lo bastante en su experiencia
como para saber que si no tomaba una decisión pronto, se quedaría sin aire. Así que se
dirigió nadando hacia el pasillo sin pensárselo demasiado.
A medida que avanzaba, a Lara le pareció ver un obstáculo flotando en el agua frente
a ella. Se acercó con cuidado y pudo comprobar que no se trataba más que del cadáver
de uno de los hombres de Gunderson. El hombre había bajado hasta allí mucho más
preparado que ella, y aún tenía el equipo de buceo colgado a la espalda. Y aunque, en
esos momentos su bombona estuviese vacía, Lara dudaba de que aquel hombre hubiese
muerto por falta de oxígeno.
Continuó avanzando por el pasillo aún más alerta que antes. Tal vez, gracias a ello,
pudo oír un pequeño ‘click’, al apoyarse en una de las paredes, lo que le hizo arrimarse
todo lo que pudo a la pared opuesta. Con la escasa luz que llevaba solo pudo sentir, más
que ver, como a su lado las aguas se agitaban. Al mismo tiempo sintió un dolor agudo
en una de sus piernas. Al parecer, algo le había cortado y, aunque la herida no era grave,
le había hecho perder algo que en esos momentos era mucho más valioso que unas
gotas de sangre; oxígeno.
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
45
Lara siguió su camino, teniendo especial cuidado de no acercarse demasiado a ninguna
de las paredes del túnel. Era probable que todas ellas estuviesen llenas de cuchillas o
algo parecido. Posiblemente aquellas trampas habrían sido las responsables de acabar
con la vida del soldado que había encontrado anteriormente.
Finalmente, llegó hasta el final del túnel. Para entonces ya había consumido la mayoría de su oxígeno y sabía que si no encontraba pronto una salida, que le permitiese
llenar sus pulmones de aire, no lo conseguiría. Y el pasadizo por el que había llegado
era demasiado largo para volver por él.
La cámara donde se encontraba ahora, era de mucho menor tamaño, que aquella
por la que había venido y, por eso, no le costó demasiado encontrar una zona en la
pared ligeramente excavada. Se dirigió nadando hacia allí y, en el centro del agujero,
encontró lo que buscaba. Una llave en forma de rosa negra, exactamente igual que la
que ya tenía en su poder. Al cogerla, vio como una pequeña trampilla se abría en lo alto
de la cámara.
Mientras nadaba hacia allí, notando ya los efectos de la falta de oxígeno, Lara pensó
que aquello había sido demasiado fácil. La llave estaba demasiado poco protegida para
lo valiosa que era. Sin embargo, volviéndolo a pensar, se dio cuenta de que los antiguos
moradores de aquel lugar lo hacían mucho más peligroso que cualquier otro lugar en
el que hubiese estado.
Por fin llegó hasta la superficie y tomar aire. Salió fuera del agua y, mientras recuperaba el aliento, se fijo en que no estaba en la misma cámara por la que había entrado,
aunque realmente eso no le sorprendía. Ya se había imaginado que algo por el estilo
ocurriría. Ahora tenía dos opciones: tomar aire y arriesgarse a volver por el pasillo de las
cuchillas o esperar que la salida de la habitación le llevase de alguna forma de vuelta a
la cámara donde la esperaba Kurtis. Sin embargo, todas sus dudas quedaron resueltas
al notar que algo le agarraba por el cuello y la arrastraba hacia la salida.
Continuará.....
46
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
La Tumba perdida
de Alejandro (X)
Por Perico
• Imágenes por Perico y Tio Copu (http://www.sxc.hu) •
Capitulo Final
La lluvia caía cada vez con más fuerza en Roma mientras yo, en el piso de Malena,
observaba detenidamente el e-mail que le había mandado una tal doctora Claudia Bonetti
y, sobre todo, la anotación manuscrita que había debajo:
“Rest Roster”
— Esto, en inglés, significa “la
lista del resto” pero… ¿qué
quiere decir? No le encuentro
ningún sentido —mi cabeza
no paraba de darle vueltas,
sin éxito— ¿Qué lista? ¿Qué
resto?
Seguí observando aquellas palabras durante largo rato… hasta
que comprendí que aquello no
era más que otro acertijo, como
tantos que me había encontrado
ya durante la aventura.
— Rest Roster… es un anagrama.
Sólo tengo que reordenar las
letras. Veamos…
De repente, escuché pasos
fuera en la calle, en la puerta de
entrada. Me asomé por el balcón
y allí estaba aquella traidora.
Malena Minelli. Sonriendo para
sus adentros mientras accedía
al edificio. “Tengo que encontrar
esas coordenadas antes de que
llegue”, pensé.
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
47
Me volví a colocar frente al anagrama y lo observé con detenimiento. Empecé a probar
diferente combinaciones de palabras…
— Esto… Seto… Reto… Terso… Toser… Torre … ¡¡Torres!! ¡¡Tres Torres!! Encaja a la perfección. No sé como no lo he visto antes.
Ya oía los tacones de Malena golpeando afuera, en cada peldaño, como un infernal
metrónomo recordándome que apenas quedaban unos segundos para que llegase.
— ¿Tres Torres? Sin duda, se refiere a las tres torres que hemos visitado durante la
búsqueda. Torre de San Marcos, Torre Blanca, Torre de Oro, pero… es imposible que
Malena haya escondido las coordenadas allí. No, no tiene sentido. Además, el e—mail
lo ha recibido esta misma tarde, no le hubiese dado tiempo. ¿Entonces? ¿Quizá es un
juego de palabras? ¿Un doble sentido?
Ya oía el ruido de las llaves girando en la cerradura. Podía sentir cómo se me aceleraba el pulso.
— San Marcos. Blanca. Oro. ¿San Marcos estaba sin blanca y necesitaba oro? No. Es ridículo. A ver… El oro de San Marcos era blanco. No, pero… Espera, oro blanco. ¿Dónde
he visto yo oro blanco últimamente?
Me giré y ahí estaba. Uno de los cuadros de la casa era un Picasso enmarcado en
oro blanco. “Marco de oro blanco” Eso es. Saqué un cuchillo y, con mucho cuidado para
no dañar el Picasso, rasgué el marco por detrás. Metí la mano y recorrí con ella todo el
perímetro que rodeaba el cuadro. Enseguida lo encontré. Otra hoja de papel. Malena ya
había abierto la puerta. Oía sus pasos acercándose a través del vestíbulo.
Desenrrollé la hoja. En ella había escrito:
Coordenadas de los restos del Faro de
Alejandría:
Latitud 31º 49’ 57’’ Norte
Longitud 29º 51’ 15’’ Este
— ¿Hay alguien ahí? —dijo Malena, con voz temblorosa desde el vestíbulo. Supuse que se había
sorprendido al ver las luces del salón encendidas y la ventana del balcón abierta y con los
cristales rotos.
Me levanté, desenfundé una de mis pistolas
y salí a recibirla con unas enormes ansias de
venganza y rabia, sólo superadas por una cierta
sensación de satisfacción al encontrarme ahora en
una posición totalmente superior a ella.
— ¡Sorpresa! —aparecí frente a ella lentamente,
con el arma apuntándole firmemente y sonriendo. A pesar de mi enorme rabia hacia Malena,
me encontraba feliz porque estaba apunto de
saldar una cuenta pendiente.
48
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
— ¿Lara? Pero…
La italiana no daba crédito.
— Has sido muy lista y muy astuta hasta ahora. Has jugado muy bien tus cartas, Malena
y nos has tenido engañados a todos. Pero la suerte del principiante no dura siempre
y ahora soy yo quién tiene las coordenadas. Y lo que es más importante, ahora ya lo
sé todo. Ahora sé por qué me hablaste por primera vez a mí acerca de la tumba de
Alejandro. Ahora sé tu verdadera intención al pedirnos ayuda a mí, tu amiga arqueóloga, y a James, el mejor criptólogo de Europa. Ahora sé cómo es que los Hashshashín
siempre sabían dónde estábamos y nos pisaban continuamente los talones. Y ahora
sé que fuiste tú quién mataste a Theo.
Malena seguía mi monólogo vengador con una expresión a caballo entre el miedo
y la incomprensión.
— Te equivocas, Lara. Yo no he matado a Theo ni a nadie. Yo…
— ¡¡No me mientas!! Hasta ahora no había parado a pensar cómo es que tenías tantas
riquezas y caprichos. Joyas, ropas de marca, tecnología punta… hasta un Picasso.
Ninguna historiadora podría pagarse nunca esos lujos… a no ser que perteneciese a
un grupo de ladrones asesinos como, por ejemplo, los Hashshashín.
— ¿Qué… qué insinúas? —preguntó extrañada.
— Déjalo, Malena, no sigas con esta patética farsa y mírate. Lo disimulas bien con tus
modelitos y tus operaciones de cirugía estética, pero aún así queda visible que tienes
rasgos árabes. Y tus últimos y extraños movimientos te delatan. ¡Si hasta el mismísimo
jefe de la secta lo ha reconocido en mi cara! Eres una hashshashín.
— ¡No lo soy! Estás en un error.
— ¡¡Calla de una vez!! Sólo quiero que me respondas a una cosa y quizá entonces te
perdone la vida. ¿Por qué?
— Lara, yo… yo no soy ninguna hashhashín. ¡Yo no soy ninguna asesina!
Recargué mi arma y apunté directamente a su pecho.
— Miénteme de nuevo y te llenaré de plomo.
Malena tragó saliva.
— Yo no soy ninguna asesina.
Apreté el gatillo y la bala le impactó en mitad del torso. Ella puso su mano sobre la
herida, pero pronto empezó a chorrearle la sangre y en poco segundos cayó desplomada
al suelo.
La miré. Ahora ya no sentía odio por ella, sino una tremenda lástima.
— Sólo tenías que decirme la verdad.
Ella me devolvió la mirada desde el suelo y abrió la boca para hablar, intentando
decirme algo. Pero sólo pudo emitir un último suspiro antes de cerrar los ojos y morir.
Miré entonces al papel con las coordenadas del Faro. “Acabemos con esto”
••••••••••
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
49
Pocas horas después, me encontraba sobrevolando a toda velocidad el mar Mediterráneo, rumbo a Alejandría. Gracias a mis contactos en el ejército italiano, pude conseguir
fácilmente un avión supersónico provisto de lo último en tecnología. Su pequeño tamaño
y su ligereza no le impedían incluir los procesadores informáticos más modernos: sólo
tenía que indicarle las coordenadas exactas de mi destino para que el avión me llevase
de forma automática hacia allí; en este caso, a los restos hundidos del Faro.
En cuanto incluí las coordenadas, el avión se puso en marcha sin hacer apenas ruido,
y una voz informatizada me informó enseguida del tiempo que restaba para alcanzar el
Faro: “2 horas, 30 minutos, 50 segundos para llegar al punto de destino”. En esas dos
horas no pensé en otra cosa más que en Malena. “¿Por qué me traicionaste de esa forma?
¿Y desde cuándo? Rememoré nuestros tiempos en la universidad, cuando soñábamos
con comernos el mundo.
Malena y yo siempre fuimos uña y carne a pesar de provenir de familias totalmente
distintas. Mientras yo pertenecía a la alta sociedad británica, ella era de una familia romana de clase media-baja. Sin embargo, nos unían varias pasiones: la historia, el arte,
la literatura, el conocimiento... Nos pasamos juntas muchas horas en la Biblioteca de la
facultad, descubriendo juntas libros antiguos, misterios históricos; visitamos todas las
exposiciones que podíamos; asistimos a numerosos yacimientos arqueológico, viajamos
por tantos lugares mientras descubríamos el mundo. No puedo pensar en mis años universitarios, en mis primeros años como aventurera, sin recordar a Malena.
Desde el primer día que la conocí hasta hoy mismo, nunca había cambiado su carácter. Sin embargo, me había traicionado de la peor forma posible: por la espalda. Había
matado a un gran amigo, por su culpa casi matan a otro y a saber cuántos inocentes más
habían muerto en el camino. ¿Por qué, Malena? ¿Por qué?
Bajo estos pensamientos, las dos horas y media de viaje se me pasaron, literalmente, volando. Pronto, la voz informatizada anunció: “Cinco minutos para llegar al punto
de destino. Prepárese para la inmersión”. Sonreí mientras sentía cómo una punzada de
adrenalina me recorría el cuerpo de arriba abajo. Me abroché el cinturón, besé el anillo
de Alejandro, que llevaba puesto, y miré por la ventanilla. A lo lejos se veía por fin la
costa egipcia; sin embargo el avión iba a detenerse algo antes.
“Un minuto para llegar al punto de destino. Proceso de transformación activado”. De
repente, las alas del avión se retiraron y unas hélices aparecieron en los laterales mientras el avión caía en picado hacia las aguas mediterráneas. “Hemos llegado al punto de
destino. Inmersión inminente. Por favor, tome los mandos de control”.
50
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Inmediatamente, el avión (ahora convertido en una especie de pequeño submarino)
se sumergió en el agua con gran fuerza. En ese instante, tomé los mandos e intenté
estabilizar el control. Encendí las luces y continúe de forma manual la inmersión.
Numerosas especies de animales marinos poblaban las aguas, aquí y allá. Mientras
contemplaba la maravillosa fauna submarina, continúe descendiendo metros y metros
bajo el nivel del mar. “1200 metros creo recordar que decía el correo electrónico”, pensé,
“esperemos que sea cierto”. Al llegar al fondo no encontré nada más que algas y otro
tipo de flora marina. “Ni rastro del Faro”, dije para mí misma, “Vamos, Lara, no iba a
ser tan fácil”…
Di varias vueltas sobre la zona y avancé un poco más. Me llevó bastante tiempo
dar con el primer indicio, pero lo encontré: un enorme muro de piedra, fragmentado y
cubierto de plancton y algas. “Tiene que estar por aquí cerca”. Seguí avanzando; cada
vez encontraba más trozos de piedra así como baúles, telas, cuadros, mesas y otros objetos… No tardé en dar con una enorme falla que partía el fondo marino en dos dejando
visible una enorme grieta. Me llamó la atención ver que una cadena que había sobre
el fondo, continuaba por esa enorme abertura de tierra. “Quizá deba echar un vistazo
ahí abajo”… Puse en marcha de nuevo el mini-submarino, internándome en la falla.
Al meterme en ella, me dio una sensación parecida a estar entrando en el mismísimo
infierno para encontrarme con Lucifer en persona. Bueno, sólo era una sensación, pero
no iba mal desencaminada…
••••••••••
Descendí por la falla con cuidado de no chocarme con las paredes ya que, conforme
me sumergía más y más, apreciaba cómo la enorme grieta se iba estrechando poco a
poco. Un mal movimiento podía provocar un desprendimiento de rocas, un corrimiento
de tierras, un remolino de consecuencias fatales… cualquier cosa imaginable que me
dejase sellada en el fondo de la falla para siempre. No fue hasta varios minutos después
de cuidadosa inmersión cuando un poco más abajo vi algo increíble: suspendida en la
falla, débilmente sujeta a las paredes de roca, se asentaba la parte superior del Faro de
Alejandría. Casi intacta.
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
51
Era casi un milagro. Supuse que, cuando en el siglo XVI, un tremendo terremoto
había hundido el Faro en las aguas mediterráneas, al chocar con el fondo marino, éste
se había roto en múltiples pedazos y, entonces, la parte superior había caído en la falla,
quedándose suspendida, frágilmente apoyada sobre las paredes, y en esa posición había aguantado 400 años más. Parecía como un último intento de Dios para impedir que
desapareciese una de las siete maravillas del mundo. Sin duda, el resultado era bello a
pesar de todo: la parte superior del Faro recorría perpendicularmente la grieta, cómo un
túnel que atravesaba la falla de una pared a otra.
Recordé entonces una noche lluviosa en la que Malena y yo estábamos en la biblioteca
de Atenas, echando una vistazo a los libros más antiguos que se conservaban allí. Uno
de ellos llamó la atención de la italiana enseguida. Era un pequeño cuaderno manuscrito
que databa de casi siete siglos, maltratado por el tiempo y olvidado por el hombre. En
él, un erudito anónimo hablaba de su visitaba a Alejandría. En el pasaje que dedicaba
a su descripción del Faro, nombraba la tumba de Alejandro. Sólo eran un par de líneas,
pero no sólo representaba el último indicio escrito sobre la tumba, sino que revelaba
información muy valiosa.
Y allí, en lo más alto del Faro, reposa eternamente Alejandro III el Magno de
Macedonia. Tu cuerpo yace sin vida pero tu luz seguirá iluminando a los viajeros por
y para siempre. Descansa en paz, Alejandro.
“Y allí en lo más alto del Faro”. Apenas unos metros me separaban del lecho eterno
de Alejandro.
••••••••••
Dejé aparcado el mini-submarino en un costado del Faro, me vestí con un traje de
neopreno, cogí una bombona de oxígeno y salí afuera.
El faro estaba recubierto también por algas y restos marinos, y la humedad había
dañado gran parte de su estructura, pero cuatro siglos después se conservaba realmente
52
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
bien. El ser la primera persona en ver el Faro desde su hundimiento me daba una adrenalina que no había sentido antes, una adrenalina tan fuerte que casi me impedía bucear.
Una emoción que no había sentido antes con ninguno de mis hallazgos anteriores.
Una emoción que sólo fue empañada cuándo miré hacia abajo. A pesar de que los
faros del mini-submarino alcanzaban una gran distancia, no se veía el fondo de la falla.
Sólo había una enorme mancha negra. Luego dirigí mi mirada al Faro. Estaba asentado
en sus dos extremos a las paredes de la falla, pero podía bastar el peso de una persona
para que se derrumbe y acabemos todos en lo más profundo del Mediterráneo. “Un
descuido y no podré contarlo”.
Entonces, se me ocurrió algo. “No suelo hacer esto, pero siempre puedo hacer una
excepción”, dije volviendo al mini-submarino. Saqué una cámara fotográfica preparada
para realizar instantáneas bajo el agua, me alejé un poco y saqué un foto del Faro. Entré
de nuevo en el vehículo y dejé la cámara dentro, guardando la instantánea en uno de
los bolsillos de mi pantalón. Salí y miré de nuevo los restos del Faro, tragué saliva y me
acerqué a una de las ventanas. Entré.
Mientras buceaba hacia la parte más alta del Faro, observaba con detenimiento el
interior. Numerosas reliquias de gran valor histórico aguantaban el paso de tiempo y el
desgaste del mar: telas y alfombras, lámparas y adoquines, murales y esculturas; todas
volcadas, rotas o deshilachadas… pero eso no impedía que me encontrase en un viaje
de cientos de años atrás en el tiempo.
Sin embargo, mi mayor sorpresa llegó cuando descubrí, conforme me acercaba a la
cúspide, que había una zona del Faro que no estaba inundada ¿Era posible? Mis ojos
no podían mentir. A pesar de estar sumergida a más de un kilómetro de profundidad,
aquella maravilla del mundo conservaba, justo en su parte más alta, una sección que
el agua no había alcanzado. Era como si el propio Mediterráneo se negase a enterrar a
uno de los hombres más importantes que nacieron en sus costas.
Buceé despacio hacia la superficie, con una mezcla de ansiedad y emoción ante ese
anhelado descubrimiento que era la tumba perdida de Alejandro. Tantos viajes, tantos
acertijos, tantas muertes… y por fin, casi podía olerla. Salí a la superficie y respiré. Era
un aire viciado y pesado, consecuencia de 400 años aislado de cualquier atmósfera, pero
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
53
aire al fin y al cabo. Me quité el respirador y la bombona y subí a tierra firme con mucho cuidado, para que la estructura no cediese. Al estar el Faro volcado, me encontraba
andando sobre lo que en otro tiempo fueron las paredes.
Observé a mi alrededor. Me encontraba en una estancia que debió ser la antesala a
la cúspide del Faro. Cuatro escaleras en las cuatro paredes permitirían en su momento
acceder a lo más alto. Avancé con cuidado hasta que llegué al piso superior. Una puerta
de madera separaba al visitante de la cúspide, donde debía estar la tumba. Coloqué mis
manos sobre la alcayata y empujé. La puerta chirrió débilmente antes de abrirse de par
en par. Efectivamente, me encontraba en ese momento en lo más alto del legendario
Faro de Alejandría. La sala estaba rodeada por una enormes cristaleras, que en otros
tiempos ofrecerían una privilegiada vista de Alejandría y de la costa Mediterránea, y que
ahora estaban cubiertas por las algas, a través de las cuales se veía la enorme falla en
toda su diabólica extensión. Al fondo, al otro lado, yacía una tumba.
Parecía increíble que con el hundimiento se mantuviese intacta, pero así era. La tumba
se había desplazado unos metros y yacía medio volcada al fondo, pero se conservaba
perfectamente.
Desde dónde me encontraba podía ya apreciar la belleza de la tumba. Era de piedra,
pero recubierta de plata por los costados y oro en su superficie, sobre la cual había tallada
una escultura de Alejandro Magno tumbado de espaldas, desnudo y con los brazos en
cruz. Tenía unas enormes ganas de verla desde más cerca, pero no iba a ser nada fácil
llegar hasta ella. Para alcanzarla, tenía que atravesar toda la zona de las cristaleras. Con
muchísimo cuidado, puse un pie sobre ella; inmediatamente, el cristal emitió un chirrido
agudo y aparecieron algunas grietas. Rápidamente, retiré el pie. “Es imposible cruzar al
otro lado sin que se rompan las cristaleras y esto se inunde completamente en cuestión
de segundos”, pensé.
Estaba inmersa en mis pensamientos, buscando un modo de cruzar, cuando, de
repente, oí un ruido detrás. “Es imposible que haya nadie”. Me giré con cuidado. En
principio, pensé que sería un ruido de la estructura, o quizá algún animal submarino.
Pero nada más lejos de la realidad. Para mi sorpresa, vi acercarse a un hombre que me
apuntaba con una pistola.
54
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Conforme se acercaba, vi claramente que era un Hashshashín. Vestía un traje que,
aunque húmedo, mantenía aún la elegancia propia de los estratos más altos de la secta.
Era parecido al traje del jefe al que maté en Sevilla, pero mucho más engalanado. Estaba
hecho enteramente con hilo de oro y plata. “Como la tumba de Alejandro”. Su rostro
permanecía tapado con una capucha.
— ¿Lara Croft, eh? —su voz me era familiar—. Algo me decía que te encontraría aquí, a
pesar de todo.
— ¿Quién eres? —dije firmemente, aunque sin la seguridad propia que otorga un arma.
La confianza de un hallazgo perdido durante años y hundido a varios metros de la
superficie había hecho que me dejase mis pistolas olvidadas en el mini-submarino.
— Así que no me reconoces —respondió—. Bien, es hora de que descubras la verdad.
Entonces, se retiró la capucha y me mostró su rostro.
— ¿Tú?
••••••••••
— No, no puede ser —dije, totalmente contrariada sin poder dejar de mirarle—. No
puedes ser tú.
— Tú misma dices muchas veces “Mis ojos no pueden mentir”. No mienten, querida.
Soy yo —agregó el hombre.
Sentía una mezcla de rabia, sorpresa y decepción, equivalente a un cocktail explosivo
a punto de estallar en mi estómago.
— Yo soy el malo de la película, sí —añadió—. Y además, cómo en las mejores producciones cinematográficas, hago la aparición especial al final, para sorprender al
protagonista.
Emitió una fortísima carcajada que hizo vibrar toda la estructura del Faro.
— ¿Entonces, tú…?
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
55
— Así es. Yo pertenezco a los Hashshashín. De hecho, soy el jefe de la institución. Y no
sólo eso, sino que soy descendiente directo de los Hashshashín que persiguieron a los
venecianos que robaron la tumba hace casi medio milenio. ¿Quién nos iba a decir que
había sido devuelta a nosotros, al mismo Faro? Es toda unja suerte que se conserve
además tan bien —dijo, mirando por encima de mi hombro la tumba de Alejandro—.
Pero por fin la hemos encontrado.
— Tú no puedes ser descendiente —le repliqué—. No tienes rasgos árabes.
— No es necesario, preciosa. Poco después del derrumbamiento del Faro y de la pérdida
de poder de nuestra institución, decidimos esparcirnos por todo el mundo y favorecer
el desarrollo del mestizaje, tal y como animaba el propio Alejandro por cierto, para
facilitar nuestra infiltración en el mundo. Actualmente, los eruditos piensan que somos
sólo una leyenda histórica, pero estamos bien presentes en todo el mundo y bajo
diferentes razas y etnias.
— Y sólo estáis esperando el momento justo para volver a aparecer en escena, ¿no es
así? —añadí, con sarcasmos, aunque aún sorprendida—. Y qué mejor ocasión que
recuperando la tumba de Alejandro y haciéndonos con su poder.
El hombre volvió a emitir una carcajada.
— Así es, Lara, muy astuta. Nuestra institución posee un secreto muy valioso que se ha
transmitido de generación en generación.
— Muy típico —dije irónica.
— Y ese secreto no es otro que el conocimiento de que la potentísima luz que emitía
desde hace siglos el Faro y guiaba a los barcos y a los navegantes, y que fascinaba a
todos los que la veían, era generada por la propia tumba de Alejandro. Alejandro tenía
en su corte a un druida al que encontró en Asia Menor y que era conocido como…
— Como Aristandro, ya lo sé.
— Bien. Oficialmente, poco se sabe sobre él. Pero los Hashshashín sabemos que Aristandro poseía unos poderes curativos inimaginables hoy en día. Tenía la capacidad de
curar al instante a cualquier persona. También conocía recetas y pociones antiquísimas
56
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
que otorgaban fuerza destructora a cualquiera que las bebiese. Y tenía grandes conocimientos de magia. Todo esto permitió que el ejército de Alejandro Magno nunca
perdiese una batalla y que conquistase toda Europa y Asia, haciéndose con el mayor
Imperio nunca conocido.
— ¿Para qué me cuentas todo esto?
— Paciencia, pequeña. Cuando murió Alejandro, el consejo real pidió a Aristandro que
protegiese su tumba con un poder que le premitiese proteger su descanso eterno
y le otorgase una vida próspera también en el más allá. Aristandro, que admiraba
y amaba a Alejandro como todos sus hombres, accedió con gusto y volcó todos sus
conocimientos de magia a la tumba. Así, la tumba emitía una luz cegadora, más
poderosa que el sol, que permitía ver durante la noche a kilómetros de distancia.
— ¿Y…?
— Es así como el Faro se convirtió en la luz que guiaba a los navegantes en Alejandría
y que convirtió a la ciudad en la más próspera y poderosa del mundo durante décadas.
— Y creéis que recuperándola volveréis a dominar el mundo —añadí sarcástica.
— ¡¡No te burles!! —exclamó—. No subestimes el poder de la luz de Alejandro. Es capaz de guiar a los que la protejan, como también es capaz de destruir a los que la
saquean.
— Como sucedió a nuestros amigos, los comerciantes venecianos.
El hombre asintió.
— Siempre os pasa lo mismo. Ineptos occidentales. Destruís, saqueáis, robáis… sin
ateneros a las consecuencias de vuestros actos. Sois demasiado tontos.
Un pensamiento pasó por mi cabeza entonces. Si él es el jefe de la secta, entonces,
¿Malena era inocente? El hashshashín pareció leer mi mente.
— Parece ser que las insinuaciones de mi compañero surtieron efecto ¡Je, je, je, je!
Efectivamente, Malena no sólo no era ninguna hashshashín, todo lo contrario.
— ¿Todo lo contrario? —pregunté. Tenía el corazón en un puño.
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
57
— Eso es. Malena era nuestra enemiga. Ella era descendiente directa de los comerciantes
venecianos. Es más, era descendiente de Giovanni Rensi.
Aquello me pilló totalmente por sorpresa. De repente, entendí todos sus misteriosos
actos. Habría querido continuar la misión que su antepasado no pudo cumplir. “Y ahora
entiendo por qué era tan rica”, pensé, “me mintió sobre su familia”.
— Y ahora, está muerta —susurré—. Yo la he matado.
— ¡Sabía que lo harías! —exclamó él y emitió una de sus características y diabólicas
risas—. Te crees muy lista y no sabes nada. Te equivocaste de persona y has matado
a quién no debías… Y de paso, nos has hecho un favor sin tener nosotros que ensuciarnos las manos.
Me arrodillé y me eché las manos a la cabeza. “He matado a una persona inocente. He
matado a una gran amiga. ¡He matado a Malena!”. Entonces, me di cuenta del sinsentido
de esta búsqueda. Todo este viaje había sido una diabólica odisea que, sin quererlo, me
había llevado a matar por un sentimiento de venganza que me había llevado a cometer
un acto deleznable. Me había convertido en una asesina. Me había convertido en una
hashshashín.
Miré su rostro de nuevo... James Mulligan sonreía victorioso.
••••••••••
Nunca podría haber sospechado de James. Cómo iba a ser él: un irlandés de pro que,
aunque moreno, dista mucho de tener rasgos árabes. Había jugado sus cartas de forma
magistral, y quizá también, lo reconozco ahora, mi amor por él me había impedido ver
más allá. Pero en cuanto vi su rostro cubierto con el uniforme de la secta lo entendí
todo. Entendí por qué se cuidaba tantísimo su imagen: es un rito obligado para un jefe
hashshashín. Entendí por qué era tan reservado, extravagante, no tenía amigos íntimos
ni pareja estable: todo por impedir que se conociese su verdadera actividad.
— Por fin, el momento ha llegado…
James se despojó del hábito quedándose totalmente desnudo y avanzó por la cristalera,
sin apenas inmutarse por los chirridos y las grietas que se abrían a sus pies. Conforme se
acercaba a la tumba, recitaba un cántico ininteligible cada vez más y más fuerte, hasta
hacerse ensordecedor. Cuando finalmente llegó a la tumba, se inclinó sobre ella y dijo.
“Alexandros, rey del mundo”
Y sin dudarlo ni una sola vez, abrió la tumba.
— ¡James! Te olvidas de algo —exclamé, con gran odio—. Tus antepasados la usaron
para guiar a los mortales con su luz. Tú la quieres para dominar el mundo. No es un
fin muy ético. ¿No crees?
James se giró y me miró confundido. Pero era tarde: ya había abierto la tumba y un rayo
cegador salió de ella, fulminando su cuerpo al instante. Otro rayo salió para fulminarme a
mí, pero el anillo que portaba en uno de mis dedos, lo detuvo en seco. “Por eso se salvó
Giovanni Rensi. Porque portaba el anillo de Alejandro… y el medallón, que…”.
58
Relatos Tomb Raider
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Se me iluminó la cara. Entonces, miré hacia la tumba perdida.
— “Tu cuerpo yace sin vida pero tu luz seguirá iluminando a los viajeros por y para
siempre. Descansa en paz, Alejandro”
Y corrí hacia el agua justo cuando la cristalera se partía en mil añicos dejando entrar
violentamente el mar con una fuerza brutal. Buceé lo más rápido que pude por el interior
del Faro hasta que encontré otra ventana. Salí rápidamente; en ese instante, el agua
había terminado de inundar todo el Faro. Pocos segundos después, debido a la presión
del agua, la estructura del Faro terminó de ceder sobre las paredes que la habían sujetado estos cuatrocientos años, cayendo finalmente a lo más profundo de la falla para su
reposo eterno. Y con el Faro, murió otro amor. Un amor que se había tornado en odio.
Una lágrima salió de mis ojos y se confundió con el resto de millones de gotas de agua
del Mediterráneo. “Hasta siempre, James”.
••••••••••
Lo primero que vio Malena al abrir los ojos fue un hombre de avanzada edad, con
tez sonriente y elegantemente vestido.
— ¡Señorita Croft! —exclamó Winston desde la habitación de invitados—. Ya se ha despertado.
Llegué a la habitación en unos instantes.
— ¿Lara? —exclamó Malena nada más verme—. ¿Lo he soñado o me has disparado?
La cogí de la mano.
— No lo has soñado, cariño. Y no hay nada de lo que me arrepienta más en esta vida.
Malena tosió y se tocó la nuca.
— No me acuerdo de mucho…
Sonreí.
— Ya habrá tiempo para las explicaciones. Por ahora sólo te puedo decir que Alejandro
Magno te ha salvado la vida.
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Relatos Tomb Raider
59
— ¿Alejandro Magno?
— El mismo. Llevabas puesto su medallón cuando te disparé. La bala impactó en el
medallón y ralentizó su trayectoria. Sangraste un poco pero la herida que te provocó
es muy leve y no te ha dañado ningún órgano.
— Vamos, que en unos días estará usted totalmente recuperada —añadió Winston.
— ¿Y la tumba de Alejandro? ¿La descubriste?
— No —mentí—, ni rastro. Pero ya hablaremos de todo esto. Por ahora, descansa.
Malena asintió y cerró los ojos, durmiéndose profundamente. La miré unos instantes
y salí de la habitación.
— Creo que necesito una buena ducha…
Me dirigí a mi habitación y comencé a desvestirme. Me quité la camiseta y los pantalones. Estaba apunto de desabrocharme el sujetador, cuando se me ocurrió por casualidad
rebuscar entre mis pantalones.
“Casi se me olvida”. Allí estaba la foto que había hecho del Faro de Alejandría. Se
distinguía perfectamente y no era difícil identificarlo. Era tal y como lo describían los
libros. Por un instante pensé en enviarla al National Geographic o donarla a la nueva
Biblioteca de Alejandría, pero enseguida lo encontré ridículo. En ese momento, Winston
se acercaba a traerme toallas y ropa limpia.
— ¿Qué está mirando tan atentamente, señorita Croft?
— Nada, Winston. Es sólo una foto… —sonreí—. Una foto muy antigua.
Miré una vez más la fotografía, para retenerla lo mejor posible en mi retina, y a
continuación la tiré a la chimenea. El fuego crepitó y, en cuestión de segundos, convirtió
la instantánea en un montón de cenizas.
FIN
Gracias a todos los lectores por haber
seguido con tanto interés este relato y
os animo a seguir comentándolo en el foro
TombRaiderFans.com
Ganador del concurso:
• GATO CROFT (Por ser el primero en acertar el enigma final. Se lleva un pack con
material de Tomb Raider Legend —pósters, camisetas…— cedido por Proein)
Menciones especiales:
• ESCORPIO (Por acertar también el enigma final)
• ANA MARÍA (Por acertar el mayor número de enigmas durante todo el relato)
60
La Web del mes
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
La Web del mes
En esta ocasión vamos a hacer un profundo
análisis a una de las webs más completas de
Tomb Raider, la prestigiosa Planet Lara.
www.planetlara.com
Por SeRmOnGaR (http://www.croftgeneration.com)
La web tiene como característica, un
amplio contenido sobre Tomb Raider, y
mucha interactividad con los usuarios, para
ello han desarrollado un Centro interactivo
llamado PL Interactive, que detallaremos
en primer lugar, antes de profundizar en
otros campos.
En primer lugar, para acceder a esta
sección en su plenitud, debes ser miembro registrado del sitio, una vez hecho
esto accedemos a través de la imagen Go
[i]nteractive, en la sección PL Interactive.
En “PL Interactive” tendrás total acceso
a tu perfil, panel de control, mensajes del
foro, etc. En primer lugar encontraremos
los últimos temas debatidos en el foro y los
temas más populares. En tu perfil, llamado
My Lara, en la parte superior, accederemos
a información sobre tu registro en la web,
cantidad de mensajes sin leer, usuarios en
línea, tus puntos PLi acumulados e información acerca del miembro más reciente,
notas de aviso, y otros links. También en la
parte superior podrás acceder directamente
al foro y el Chat.
La Web del mes
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
Sitio Principal
La web queda dividida en una columna
egipcia que contiene todas las secciones, y
una parte donde va ubicada todo el texto,
a continuación detallaremos cada sección
principal por separado.
 Tumbas Principales:
Podrás encontrar lo necesario para moverte por la web, accesos directos por
ejemplo hacia el ya nombrado PL Interactive, el foro, Chat, una lista de email
para que te comuniquen al correo acerca
de novedades y noticias del sitio.
También encontrarás dentro de esta categoría una sección sobre competiciones
actuales, sección de las últimas noticias
y actualizaciones.
Lara Croft IQ test te servirá como entretenimiento y para demostrarte cuanto
conoces a Lara y Tomb Raider, un concurso de preguntas donde deberás elegir
la respuesta correcta.
Alojamiento para tu sitio web, por solo
30 dólares al año, podrás almacenar tu
web en sus servidores, con la limitación
de 100mb de espacio.
También podrás acceder a la tienda online con artículos de TR, desde el nuevo
juego TR Legend, hasta DVDs, camisetas,
música, etc
También se destaca un cómic hecho por
fans, llamado “Tales of Lara”, salieron a
la venta 4 números, de los cuales, los 3
primeros se pueden descargar pagando,
el Nº4 se puede adquirir en versión imprimida y próximamente el Nº5, el cual
puedes ya reservarlo.
Por último, una sección con las últimas
imágenes de fans subidas a la web.
61
 Tomb Raider 7:
Podremos acceder a wallpapers, carátulas, renders, screenshots del juego,
fondos de pantalla, iconos y avatares
para Messenger y la posibilidad de
mandar tarjetas electrónicas de TR.
 Angel Of Darkness:
En esta sección podrás encontrar
screenshots de alta calidad, la crítica del
juego, partidas guardadas, imágenes de
los trajes que lleva Lara a lo largo de su
aventura, bocetos del juego, imágenes
y descripción de los principales personajes, comunicados de prensa, videos
y audios acerca de TR AOD, biografía
y muchas imágenes sobre la modelo
oficial que dio vida a Lara durante la
presentación del juego, un interesante
artículo sobre los estudios de grabación
de la banda sonora de TR AOD, y por
último las preguntas más frecuentes
hechas por fans.
 Lara Croft Galerías:
El nombre lo dice todo, extensas galerías
de Poses de Lara, fondos de escritorio,
screenshots del juego, dibujos hechos
por fans, fotos de Angelina Jolie, fotos
de las películas, caricaturas y por último
fondos de Tomb Raider para poner en
tu PSP.
 Lara Croft / TR Información:
En primer lugar, algo muy obvio, podremos encontrar información sobre
la biografía de Lara y el fenómeno que
desató su aparición en el mundo de los
videojuegos, incluso antes de su lanzamiento.
Un listado amplio de todos los personajes de la saga entera de Tomb Raider.
Transcripciones de las FMV y cutscenes
de los juegos TR1 a 5.
62
La Web del mes
Localizaciones reales que aparecen en
Tomb Raider.
Información archivos nos llevará a un
recopilatorio sobre todo tipo de cosas a
saber de los juegos, películas, modelos,
etc.
También encontrarás algunos consejos
de movimientos y trucos, así como
lugares ocultos que descubrir en todos
sus juegos.
Para aquellos momentos que necesites
ayuda, puedes recurrir a la sección trucos del juego.
Tablón de noticias que principalmente
es el anterior foro de debate.
Información acerca del móvil NGage y el
juego especial de TR, podrás encontrar
aquí.
Acerca de la atracción dedicada a Tomb
Raider, llamada TR: The Ride, encontrarás información detallada y algunas
fotos de dicho parque de atracciones.
 Películas Tomb Raider:
En esta sección encontrarás información,
casting, argumento de las películas, fotos
de Angelina, fechas de lanzamiento, etc
 Trabajos de Fans de Lara Croft:
En esta sección, como cabe de esperar,
encontrarás muchísimas galerías de
dibujos, relatos de Tomb Raider, fotos
de parecidos de Lara Croft, emails con
poemas hacia Lara y experiencias, cómics
realizados por y para fans (el anterior
nombrado Tales of Lara Croft), tutoriales
muy interesantes de cómo dibujar a Lara,
fotos y descripción de lugares donde los
fans han visto cosas sobre Lara en el
mundo exterior, desde carteles, a figuras
o máquinas recreativas incluso. Material
fan de los usuarios de la web, incluido
el del webmaster, y para finalizar esta
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
La Web del mes
Tomb Raider Fans Magazine 12 • Abril 2006
sección, podrás encontrar caricaturas y
entrevistas de fans.
 Descargas:
Este es el centro de descargas a todo
tipo de archivos, desde parches, pasando por partidas guardadas, salvapantallas, demos, videos, música, etc.
 Diversión y Juegos:
En este apartado podrás jugar a preguntas sobre TR, llamado Lara Croft IQ
Test, ya mencionado anteriormente,
como también secciones dedicadas al
cumpleaños de Lara, eventos navideños,
y otros juegos adictivos.
 Tienda Lara Croft:
Principalmente, ya lo dice su nombre, es
el lugar donde podrás comprar artículos
de Lara Croft y Tomb Raider, tanto los juegos, camisetas, libros y hasta pósters.
63
 Área Planet Lara:
Se ubica en esta sección todo lo relacionado con la web, un apartado para contactar con el webmaster, información
acerca del sitio, junto con los webmasters y colaboradores, sección de links,
topsite para votar a esta magnífica web
en el top más alto de las webs de Tomb
Raider, también un libro de visitas, formulario para hacer sugerencias, soporte
técnico, intercambio de banners entre
webmasters, y por último, un apartado
de servicios para webmasters.
Eso es todo por el momento, en conclusión, Planet Lara se ganó desde
hace mucho tiempo una reputación
muy buena, debido a su gran calidad
y extensión de contenidos, sin duda,
no deberías pasar por alto esta web y
agregarla a favoritos.
Tomb Raider Legend...
¿fácil o difícil?
Hay muchos que estamos un tanto descontentos... Lará volvió con éxito
pero... el juego es demasiado fácil, lo que hace que lo pases en 4 días.
Hablo a nivel general.
Para hacer este TR, los chicos de CD dijeron que habían escuchado
a muchos fans, e intentaron hacer caso a todos. Nos quejabámos (o se
quejaban) de que los TR eran muy complejos y difíciles, con puzles rebuscados, palancas escondidas etc, etc, etc. Ahora nos quejamos de que es
demasiado fácil, porque hasta te señalan con brillos lo que puedes usar
con el garfio, o si no, se cogen los prismáticos y ya está. Muchos, por lo
que he leído se quejan de lo mismo, pues es uno de sus defectos junto
con su longevidad.
Entonces, se dicen de recoger firmas para que viaje por Suramérica o
España... cosa que si a ellos les viene en gana harán o pasarán de nosotros... pero... ¿y si cogemos firmas para que no sea tan fácil... para que lo
hagan más rebuscado, más como el principio?
Personalmente, creo que si a los chicos de CD les llegan más comentarios sobre la facilidad con la que el juego ha sido diseñado, rectificarán.
Pues a efecto visual, es perfecto. Y les enseñará que no siempre se puede
contentar a todos. Porque hacen contentos a los que decían que era muy
difícil, pero ahora a nosotros nos fastidian porque es muy fácil.
¿Qué opináis? Es más probable que nos hagan más caso en esto, que
no en que viaje por aqui xD
Quantic

Documentos relacionados

¡Lara ha vuelto! - Tomb Raider Fans

¡Lara ha vuelto! - Tomb Raider Fans pero ya tenemos en nuestro poder el esperadísimo juego Tomb Raider Legend.

Más detalles

Revista para VER en la web

Revista para VER en la web Misterios sin resolver (Evan Croft) ..... 22 Relatos: • El Sello Áureo X (Ana María) .......... 26 • Esperanza X (Nienna) ..................... 31 • La tumba de Alejandro VII (Perico) .. 36 Miscelá...

Más detalles

DIEZ AÑOS. UNA LARA. TOMB RAIDER: ANNIVERSARY.

DIEZ AÑOS. UNA LARA. TOMB RAIDER: ANNIVERSARY. Lara Croft Desde el principio Toby Gard, el creador de Lara Croft, tenía una idea muy clara de quién quería que fuera Lara – su objetivo era crear un tipo de personaje de videojuegos muy diferente....

Más detalles