La Arquitectura del Quattrocento: Brunelleschi y

Comentarios

Transcripción

La Arquitectura del Quattrocento: Brunelleschi y
La Arquitectura del Quattrocento:
Brunelleschi y Albert
Esperança Martinez Mas R3 (2013- 2014)
Índice
INTRODUCCIÓN................................................................................................................................3
El Renacimiento: definición y características, causas y cronología....................................................3
Definición y características..............................................................................................................3
Causas..............................................................................................................................................3
Cronología.......................................................................................................................................4
La arquitectura del Quattrocento: Características generales, arquitectos y principales obras..............5
Características generales..................................................................................................................5
Arquitectos.......................................................................................................................................6
Filippo Brunelleschi (1377-1446) ..............................................................................................6
Principales obras..............................................................................................................................7
Cúpula de la catedral de Florencia (Iglesia de Santa María de las Flores)............................7
Basílica de San Lorenzo.........................................................................................................9
Capilla Pazzi.........................................................................................................................12
Hospital de los Santos Inocentes..........................................................................................14
Palacio Pitti...........................................................................................................................15
León Battista Alberti (1404-1472)............................................................................................16
Principales obras............................................................................................................................17
San Francisco o Templo Malatestiano .................................................................................17
Palacio Rucellai....................................................................................................................19
CONCLUSIÓN PERSONAL.............................................................................................................20
BIBLIOGRAFIA................................................................................................................................21
INTRODUCCIÓN
El trabajo elegido trata de las diferentes obras arquitectónicas del Quattrocento en el Renacimiento.
Para ello he elegido a los dos autores mas característicos de este período que son Brunelleschi y
Alberti, he comentado sus obras más importantes y sus características esenciales.
He elegido este tema porque de las tres artes (pintura, escultura y arquitectura) la que encuentro más
interesante y funcional es la arquitectura. En particular la del Quattrocento utilizan mucho las
cúpulas, que son una de las partes de los edificios que más me gustan.
He tenido algunas dificultades del trabajo:
Mirando diferentes libros o páginas webs no me coincidían las fechas en las que estaban
construidos los edificios.
El Renacimiento: definición y características, causas y
cronología
Definición y características
Giorgio Vasari (1511-1574), pintor, arquitecto y historiador del arte, utilizó el
termino italiano Rinascita en su obra Vida de los mas escelentes arquitectos,
pintores y escultores italianos des de Cimabue hasta nuestro tiempo (1550)
para referirse a el arte italiano del siglo XV y del primer tercio del siglo XVI.
Quería así remarcar la idea que este arte suponía para el nuevo nacimiento del
“buen arte antiguo” y una rotura con la tradición artística medieval, que el
consideraba bárbara u digna de menosprecio.
Retrato de Giorgio Vasari
Desde el punto de vista del desarrollo artístico, el Renacimiento es el estilo que se inició en Italia a
comienzos de la Edad Moderna (hacia el año 1400) y que se propuso restaurar los principios de la
antigüedad clásica (arte greco-romano) actualizándolos a través del humanismo sin renunciar a la
tradición cristiana (aunque no se renuncia a lo religioso, se sustituye su omnipresencia por la
afirmación de los valores del hombre).
Para entender la esencia del Renacimiento italiano se tiene que tener en cuenta la voluntad
consciente y sistemática de separarse de aquello anterior y de buscar en los clásicos los elementos
fundamentales para elaborar un arte nuevo.
Causas
El arte renacentista no se puede entender sin tener en cuenta en contexto cultural, económico, social
y político en que se desarrolla. Las causas del origen del nuevo estilo italiano son:
-En el siglo XVI las continuas luchas entre Francisco I de Francia y Carlos I de España (V de
Alemania) convirtieron Europa en un campo de batalla y Carlos I consiguió el título de emperador
del Sacre Imperio Romano-germánico en contra de Francisco I. Este conflicto tubo también grandes
repercusiones en Italia, porque el soporte del papa al monarca francés provocó el asalto de tropas
imperiales a la ciudad de Roma el año 1527. Este suceso fue la causa principal de la decadencia del
papado y de la posterior dispersión de pintores, escultores y arquitectos.
-Los avances tanto en un mejor conocimiento del mundo (es la época de los descubrimientos
geográficos que posibilitaron el conocimiento de nuevas realidades culturales) como en el
desarrollo científico (representado por las teorías de Copérnico, por el desarrollo de las leyes de la
perspectiva o por los avances en el conocimiento anatómico que tanto influyeron en las nuevas
formas de representar el cuerpo humano (desnudo, retrato) o la naturaleza (paisaje).
-La supervivencia de los elementos del arte clásico que influyeron incluso en el arte medieval
italiano (gótico y románico).
-El desarrollo económico y social de las principales ciudades italianas (especialmente Roma,
Florencia y Venecia) que durante la Edad Media habían mantenido un floreciente comercio tanto
con Europa como con Oriente. La pujanza económica y el deseo de sus gobernantes (nobles,
Papado) de mostrar su poder, posibilitó la aparición de la figura del mecenas protector del arte,
papel que desempeñaron los nobles (Ejemplo: Medicis en Florencia) o el Papado (en Roma).
La familia de los Medicis, los principales mecenas de Florencia
Cronología
Desde un punto de vista cronológico el Renacimiento se desarrolló generalmente en tres fases:
-PRIMER RENACIMIENTO. Quattrocento (siglo XV) . El principal centro artístico fue la
ciudad de Florencia (gobernada por la familia Medicis). Es el siglo de la experimentación, de la
preocupación teórica, del deseo de recuperar lo antiguo...
-ALTO RENACIMIENTO. Quinquecento (primer tercio del siglo XVI).Roma, bajo el mecenazgo
de los Papas, se convierte en el nuevo centro del arte renacentista en Italia. El Renacimiento alcanza
su plenitud representada por los tres “grandes”: Leonardo Va Vinci, Miguel Ángel Buonarotti y
Rafael Sanzio.
-MANIERISMO (siglo XVI). Difusión del Renacimiento al resto de Europa
La arquitectura del Quattrocento: Características generales,
arquitectos y principales obras
Características generales
-Mientras que el gótico es la consecuencia de la evolución del románico, el Renacimiento rompe
con el arte medieval tomando como modelo el de la antigua Roma.
-El Renacimiento vuelve a emplear los elementos constructivos y decorativos clásicos grecolatinos:
soluciones abovedadas de inspiración romana, arcos de medio punto, frontones triangulares y
semicirculares, columnas y pilastras, órdenes clásicos, bóvedas de cañón y de casetones, cúpulas
semiesféricas, etc.) aunque con total libertad.
-Se generaliza el uso del arco de medio punto, combinado con bóvedas de cañón, cúpulas y
cubiertas adinteladas.
- Se utilizan elementos decorativos de tipo fantástico en los que el artista funde caprichosamente los
diversos reinos de la naturaleza creando seres monstruosos. Esta decoración recibe el nombre de
grutescos (seres fantásticos mezcla de humanos, animales y vegetales) por haberse difundido su uso
a raíz del descubrimiento de las pinturas murales de este tipo en las grutas del palacio imperial de
Nerón.
-Surgen nuevos elementos como las pilastras, los tondos o medallones, los
motivos a candelieri...
Las flores, los frutos, los trofeos y los objetos diversos pendientes de cintas,
coronas y medallones son también temas frecuentes en la decoración
renacentista.
Detalle de uno de los medallones
del Hospital de los Santos Inocentes
de Brunelleschi
- En la estructura y en las plantas se buscan efectos de calculada y matemática perfección. Se busca
la unidad espacial.
- El muro recupera su función sustentante que había desaparecido en la arquitectura gótica, aunque
siempre aparece revestido por una vistosa decoración (mármol de color, frescos, etc.)
-Se opta por la utilización de formas simples (como la cubierta de madera que ahorra soportes y los
tirantes metálicos que integrados en las bóvedas eliminan empujes)
-Se recuperan los cincos órdenes clásicos y la utilización de columnas abalaustradas.
-En las iglesias, se fusionan la planta centralizada (acorde con la imagen clásica del universo) y la
planta longitudinal (basilical o de cruz latina) que responde más a las necesidades de la liturgia.
Para alcanzar la síntesis, se fusionan ambas formas y así al cuerpo longitudinal se le añade una
cabecera de planta centralizada presidida por una cúpula.
-Siguen teniendo gran importancia los edificios religiosos como iglesias y capillas pero también
alcanzan gran desarrollo la construcción de edificios civiles, sobre todo los palacios urbanos
(Palacio Pitti, PalacioRucellai), villas o mansiones campestres (Villa Capra de Palladio), fortalezas
y otros edificios urbanos (Ayuntamientos, lonjas, etc.)
Arquitectos
Los principales arquitectos del Quattrocento son Filippo Brunelleschi y León Batista Alberti.
Filippo Brunelleschi (1377-1446)
El artista que sienta las bases del nuevo estilo es el
florentino Brunelleschi, cuya actividad llena el segundo cuarto del
siglo XV.
Escultor y platero en su juventud, cambiará su actividad por la de
arquitecto al viajar a Roma y observar los monumentos clásicos.
Nació el 15 de abril de 1377 en Florencia, donde recibió formación
como orfebre.
En el año 1401 participó en el concurso para el diseño de las puertas
de bronce del baptisterio de su ciudad, pero no resultó elegido.
Conoce a Donatello, de quien llegó a ser amigo íntimo y al que
debe su afición a la escultura y con el que viaja a Roma, donde
estudia los monumentos de la Antigüedad clásica.
Retrato de Brunelleschi
Brunelleschi tenía una formación matemática y tenía una formación no sólo arquitectónica sino
también como orfebre y como inventor de máquinas y de técnicas constructivas. Fue, ante todo un
innovador al que se le encargó acabar la construcción de la catedral de Florencia (obra gótica
de Andrea del Cambio).
Posteriormente, se dedicó a la arquitectura, y en 1418 recibió el encargo de construir
la cúpula inacabada del Duomo, la catedral gótica de Florencia. Su proyecto consistía en la
superposición de dos bóvedas esquifadas octogonales, una dentro de otra. Gracias a esta
disposición, los esfuerzos quedaban repartidos junto con una ligereza excepcional, y se convirtió en
el modelo constructivo de cúpula durante varios siglos. Su estructura inicial contaba con ocho
nervios que sirven de apoyo para el resto de los elementos decorativos.
Cuando murió a los 68 años en Florencia le fueron rendidos a Brunelleschi todo tipo de honores. No
era para menos. Su preocupación por la proporción, por la armonía de las partes con el todo, por la
levedad de los volúmenes, el juego con las formas geométricas, el interés por la perspectiva visual,
todos estos elementos definen la obra de un arquitecto colosal que una vez, en su juventud, quiso
ser escultor. Cuenta Vasari que en su tumba se inscribió la frase de que Brunelleschi fue
"restaurador de la vieja arquitectura". No fue sólo así. Con él acababa de nacer la arquitectura
renacentista.
Lo llamaron «padre del Renacimiento»
Principales obras
Cúpula de la catedral de Florencia (Iglesia de Santa María de las Flores)
Identificación:
Nombre: Cúpula de Santa María del Fiore (Catedral
de Florencia)
Arquitecto: Brunelleschi, Filippo (1377-1446)
Cronología: 1418-1446
Localización: Florencia (Italia)
Estilo: Renacimiento (Quattrocento)
Materiales: Ladrillo, piedra, mármol y madera
Dimensiones: 114 m de altura y 41 m diámetro
Tipo de edificio: Arquitectura religiosa
Análisis:
Está considerada como la primera gran obra arquitectónica del Renacimiento. Construida sobre el
cimborrio de la catedral gótica, debía de cubrir un diámetro similar al del Panteón de Roma (42
metros). Se construyó entre 1418 y 1446 utilizando como materiales la piedra, el ladrillo macizo (la
mayor parte de la estructura) y otros materiales, destacando el mármol de los nervios y del
revestimiento del tambor.
Forma: Cúpula de perfil apuntado y planta octogonal. Su punto más elevado alcanza una altura
sobre el suelo de 114 metros Su diámetro mayor es de 41,7 metros. Su peso se estima cercano a las
37.000 toneladas.
Exterior: La cúpula de la catedral de Florencia se levanta sobre un
tambor de planta octogonal realizado en piedra. Cada uno de sus
ocho lados está revestido por placas de mármol (blanco y verde)
y presenta un gran óculo central. Sobre este tambor se levanta la
cúpula propiamente dicha que, al exterior, muestra un claro perfil
apuntado en el que destacan los ocho nervios realizados con
sillares de mármol blanco de cuatro metros de espesor. Todo el
espacio de los elementos existentes entre aquellos está cubierto
por tejas de barro planas, de color rojizo. En el punto de
convergencia de los nervios se alza una linterna prismática, de
ocho lados y 16 metros de altura, con contrafuertes rematados
por volutas y cubierta por una estructura cónica coronada por
una esfera de cobre dorado sobre la que se alza una cruz.
Cúpula octogonal de la catedral
Sin embargo esta imagen externa oculta la ingeniosa solución aplicada por Brunelleschi para
levantar la construcción sin que fuesen necesarias cimbras de madera que soportasen la estructura
durante el desarrollo de las obras. A tal efecto, el arquitecto concibió en realidad una doble cúpula,
exterior e interior, de perfiles apuntados, de modo que existiese un espacio vacío entre ambas,
siempre constante y con un sistema de vigas de refuerzo que se extienden horizontalmente entre los
nervios.
Interior (sistema constructivo): Se construyó sin utilizar cimbras
(armazones de madera) ni andamios desde el suelo. Para hacerla más
ligera (y evitar su hundimiento) la concibió como una doble
cúpula (una interior semiesférica y otra exterior, apuntada) con un
espacio vacío entre las dos.
La cúpula interior, de menor tamaño, posee un total de 24 nervios
construidos en ladrillo que reciben las descargas de la estructura,
dividiendo el peso de su carga y llevándolo hasta el tambor. Recoge
así el empuje de la cúpula externa, mientras ésta aleja a aquélla de la
humedad, al tiempo que sus ocho nervios visibles al exterior carecen
de verdadera función estructural. Con todo ello se reduce el peso del
conjunto y se posibilita la existencia de una galería interna entre
ambas cúpulas que conduce hasta la linterna.
Dibujo del interior, exterior y
partes ocultas de la cúpula
Por último, cabe mencionar que gracias al sistema constructivo autoportante empleado en esta obra,
realizado a base de anillos concéntricos de ladrillo que van sucediéndose en altura, la cúpula
presenta, vista desde el interior de la catedral, una superficie completamente plana, sin nervios de
ningún tipo.
Detalle de la cúpula en el interior de la catedral
Análisis simbólico:
Las dimensiones de esta cúpula la convierten en la construcción más relevante del Quattrocento
italiano. La obra en sí misma simboliza la importancia de Florencia como núcleo fundamental del
arte renacentista durante el siglo XV y principal ciudad de la época, tratando de hacer visible el
paralelismo entre la ciudad toscana y la brillante Roma de la época clásica. Al mismo tiempo, el
hecho de que corone el templo catedralicio la constituye en símbolo visible de la fortaleza de la
Iglesia cristiana en la sociedad florentina.
Análisis sociológico:
La obra de Brunelleschi es el resultado de la convocatoria de un concurso con el que se decidió el
arquitecto que llevaría a cabo la nueva cúpula que cubriría el crucero del Duomo florentino, catedral
realizada por Arnolfo di Cambio en estilo gótico. Aunque se otorgó el triunfo, de manera conjunta a
Ghiberti y Brunelleschi sería éste quien finalmente asumiría el reto de levantar esta novedosa
estructura que acabaría realzando el nombre de Florencia, en la que la familia Médici comenzaba a
destacar ya como principal linaje de una ciudad a la que las actividades económicas (sobre todo
comerciales y bancarias) estaban llevando ya a un momento de gran esplendor, apreciable no sólo
en esta magna construcción y otras realizadas por el mismo el mismo arquitecto (basílica de San
Lorenzo) sino también en otros ámbitos de la cultura que convertirían a Florencia en el centro del
humanismo del siglo XV.
Influencias:
Cuando Brunelleschi levanta esta obra no dispone de ningún modelo cercano en el tiempo en el cual
pueda inspirarse, siendo su precedente más próximo la cúpula del Panteón de Roma, con la cual
mantiene sustanciales referencias. Por otra parte, la cúpula florentina inicia el desarrollo de la gran
arquitectura renacentista y, más en concreto, la serie de cúpulas que tienen su remate más destacado
en la que levantaría Miguel Ángel en la Basílica de San Pedro del Vaticano, ya en el siglo XVI.
Basílica de San Lorenzo
Identificación:
Nombre: Iglesia de San Lorenzo
Arquitecto: Brunelleschi, Filippo (1377-1446)
Cronología: 1421-1470
Localización: Florencia, Italia
Estilo: Renacimiento (Quattrocento)
Materiales: Ladrillo, piedra, mármol y cal
Tipo de edificio: Arquitectura religiosa
Análisis:
Fue un encargo de Cosme de Medicis y es un ejemplo del mecenazgo que se encuentra en el origen
de gran parte de las obras renacentistas.
En la basílica desaparecen totalmente las formas medievales y tanto los elementos constructivos
como los decorativos están tomados del arte clásico.
Es una obra arquitectónica con planta de cruz latina muy alargada, de tres naves y capillas laterales.
Presenta cubierta exterior a dos aguas en la nave central y a un agua en las laterales.
Planta de la basílica
La construcción esta realizada en piedra, con mármol para los revestimientos decorativos y material
de relleno en las bóvedas.
Brunelleschi, tomando como modelo las basílicas cristianas, la diseña de tres naves. El espacio se
ordena en base a una planta longitudinal, donde los distintos elementos arquitectónicos y la
luminosidad logran una visión de perspectiva. Es en realidad un conjunto de bloques
independientes, en el que los mayores son múltiplos de los más pequeños. La cubierta de la
nave central es adintelada y se decora con grandes casetones al gusto romano (como los del Panteón
de Agripa), mientras que las naves laterales son abovedadas.
Las arquerías de medio punto que dividen la planta en tres
naves, están realzadas y más elevadas por la colocación de
un trozo de entablamento sobre el ábaco de los capiteles.
Se utilizan columnas rematadas por capiteles compuestos,
pilastras, arcos de medio punto, y casetones en la
techumbre de la nave central como ya hemos señalado.
Tiene amplios ventanales en la parte alta de la nave central
y óculos en las laterales por los que entra la luz exterior.
La nave central, de mayor altura y anchura que las otras,
presenta una arquería con arcos de medio punto sostenidos
por columnas corintias, cuyos capiteles sostienen cubos de
entablamento con arquitrabe, friso y cornisa. A mayor
altura aparece un muro perforado por amplios y esbeltos
vanos de medio punto que permiten la iluminación natural
del interior del templo. La cubierta interior de la nave es
plana, con casetones decorados mediante rosetones
dorados sobre fondo blanco.
Nave central con casetones en el techo
y arquerias de medio punto en los laterales
Las naves laterales presentan bóvedas vaídas que apelan, a un lado, sobre las columnas de la nave
central y, al otro, sobre pilastras de orden corintio. Sobre éstas, a los lados externos, encontramos
óculos de iluminación.
Las capillas de los extremos, siete a cada lado, muestran un acceso con arco de medio punto y se
cubren con bóveda de cañón.
Por su parte, el transepto presenta en su frente cinco capillas , todas ellas rematadas con testero
plano. La central, a modo de ábside, se alinea con la nave principal y posee el mismo tipo de
cubierta adintelada. El testero queda enmarcado por dos columnas corintias sobre las que se alza
una tribuna, generando una doble altura en la que se aprecian sendos arcos de medio punto. La otras
cuatro capillas se alinean con las naves laterales y se cubren, al igual que éstas, con bóvedas vaídas.
Además, posee el transepto otras tres capillas en cada uno de sus extremos, orientadas hacia la
cabecera del templo (en un caso) y hacia el crucero (en los otros dos).
Adosados a ambos lados del transepto se encuentran dos amplios espacios, que sobresalen de la
estructura del templo. Son las llamadas "Sacristía Vieja" (obra del propio Brunelleschi) y "Sacristía
Nueva" (obra de Miguel Ángel).
El crucero se cubre con cúpula semiesférica que aparece al exterior cubierta por una estructura a
modo de cimborrio.
Detalle de la cúpula semiesférica
Al exterior el templo presenta una fachada
inconclusa, hecha en piedra y ladrillo, ya que no
se llevó a cabo su revestimiento con decoración
de mármoles. Sin embargo, hacia el interior, la
basílica muestra una contrafachada (obra de
Miguel Ángel) que posee en la zona central un
balcón sobre columnas corintias que enmarca la
puerta principal, quedando a sus lados otras dos
laterales.
Fachada inacabada de la basílica
Análisis simbólico:
No hallamos en la propia edificación referencias simbólicas evidentes, más allá de la que nos
muestra la propia planta de la basílica, cuya cruz latina es una referencia obvia al más conocido
símbolo de la religión cristiana. Por otra parte, la propia majestuosidad del edificio viene a
simbolizar el creciente poder de la familia de los Médicis, que encargó su construcción.
Análisis sociológico:
Cuando Brunelleschi recibe el encargo de levantar (sobre una antigua iglesia románica) la Basílica
de San Lorenzo, Florencia se halla en el comienzo de una etapa de esplendor que viene marcada por
el predominio en el gobierno municipal de la familia Médicis, representada por Juan de Vicci
Médicis (1360-1429), riquísimo banquero, comitente de la obra y con el que se inicia el apogeo de
la dinastía florentina, consolidado con su hijo Cosme el Viejo (1389-1464).
Juan de Médicis decide encargar el proyecto a Brunelleschi con una clara finalidad: el templo habría
de servir como panteón de los miembros más ilustres de la familia, para mostrar al mundo no sólo la
riqueza familiar, sino también su predominio en la vida política y cultural de la capital toscana.
Influencias:
Este templo, claro ejemplo de la arquitectura renacentista del Quattrocento italiano, se inspira por
un lado en las primeras basílicas paleocristianas y, por otro, en los patrones de la arquitectura
clásica, tal como revelan elementos como el orden corintio o la cubierta plana con casetones.
Gran parecido entre la basílica paleocristiana Santa Sabina (izquierda)
y la Basílica de San Lorenzo (derecha)
Todo el edificio refleja el acusado interés de Brunelleschi por conseguir la armonía y la proporción
en la construcción. Para ello, el arquitecto parte del empleo de un módulo cuadrado (al que
responden con exactitud la capilla mayor y el crucero) que se extiende al conjunto del edificio, ya
sea multiplicando o dividiendo sus dimensiones, con lo que se obtiene un acusado efecto de
regularidad y simetría.
Atrae también al arquitecto la consecución de una iluminación natural graduada del interior.
Con todo ello Brunelleschi proponía un nuevo tipo de iglesia, que se alejaba de los patrones góticos
imperantes hasta el momento y se inspiraba en modelos clasicistas, dando lugar de esta manera al
comienzo de la arquitectura renacentista.
Capilla Pazzi
Identificación:
Nombre: Capella Pazzi
Arquitecto: Brunelleschi, Filippo (1377-1446)
Cronología: 1430-1444
Localización: Florencia, Italia
Estilo: Renacimiento (Quattrocento)
Materiales: Ladrillo, piedra (pietra serena), mármol y
cerámica vidriada
Tipo de edificio: Arquitectura religiosa
En ella vuelve Brunelleschi a utilizar la cúpula que será
una de las obsesiones de los arquitectos renacentistas.
Para la familia Medicis levantó la Basílica de San Lorenzo (1421-28), a la que añadió la
denominada Sacristía Vieja, y construyó la conocida Capilla Pazzi, anexa al convento de la Santa
Cruz en Florencia. Algunos palacios y residencias florentinas son también de su autoría. Su fama le
llevó incluso a recibir encargos de otras ciudades italianas.
Fue construida entre 1430 y 1444. Tiene planta cuadrada
con una cúpula central y pórtico exterior, suponiendo una
de las soluciones más avanzadas del arquitecto. En el
interior combina un eje longitudinal que marca el camino
del altar, con una tendencia a la centralización espacial
mediante la cúpula.
Cúpula de la Capilla Pazzi
Su estructura muy sencilla; el edificio se articula entres ámbitos: un pórtico rectangular, una cúpula
circular nervada sobre pechinas y rematada en linterna y un ábside cuadrado al fondo. Es típico
el esquema de la fachada: las dos partes laterales del pórtico tienen entablamento, la parte central
se remata con un arco. Este esquema se utilizó muy frecuentemente en el siglo XVI.
El interior es muy sobrio y está decorado con medallones de Lucca Della Robbia en blanco y azul,
junto con molduras y pilastras acanaladas de mármol.
Se pueden observar los medallones en
muchas partes de la capilla
Brunelleschi recurre a la bicromía de los elementos para darnos una lectura sintética del edificio,
sus proporciones y funcionamiento. Sorprende la euritmia de las líneas arquitectónicas, realzadas
con la combinación de la pietra serena al descubierto de los elementos constructivos (columnas,
pilastras, arcos, pechinas, nervios…) y la superficie blanca de los muros estucados, a la vez que la
policromía de la cerámica vidriada presta su belleza en frisos y pechinas.
A todo esto se añade una luz sin colores, pura, que ilumina suavemente para resaltar el espacio
creado a través de tan sutiles métodos. Un espacio diáfano y silencioso, puramente perfecto y
adecuado por completo al hombre que lo contempla y, a través de su razón, se siente plenamente
integrado.
Toda la obra apenas recurre a la decoración, y son los propios elementos arquitectónicos los
que animan paredes y techos, y solamente las terracotas de Lucca della Robbia rompen con su
cromatismo el espacio claro.
Influencias:
Tiene influencias de la arquitectura clásica griega y romana.
Hospital de los Santos Inocentes
Identificación:
Nombre: Hospital de los Santos Inocentes
4.
Arquitecto: Brunelleschi, Filippo (1377-1446)
Cronología: 1419-1427
Localización: Florencia, Italia
Estilo: Renacimiento (Quattrocento)
Materiales: Ladrillo, piedra (pietra serena), cal,
mármol y cerámica vidriada
Tipo de edificio: Arquitectura urbana
Fue donado por Cosme de Médicis a la ciudad, siendo el primer hospital público destinado a niños
abandonados. El autor muestra una gran preocupación por relacionar el entorno (la plaza) con la
estructura del edificio.
Supone la recuperación del concepto de orden arquitectónico. Los amplios arcos de medio punto y
la simplicidad de la concepción general son algunas de las características de esta obra. Para el
diseño, Brunelleschi se basó en la arquitectura de la Antigua Roma como en la arquitectura gótica
tardía. El uso de columnas redondas con capiteles de corrección clásica, lo mismo que los arcos
circulares y las cúpulas esféricas tras ellas. Los elementos arquitectónicos estaban articulados en
piedra gris (pietra serena) que destaca contra el blanco de las paredes.
La fachada está formada por 9 arcos de medio punto, sobre columnas corintias que se encuentran
encima de una grada escalonada.
Los medallones entre los arcos son de Andrea Della Robbia y representan niños en pañales
haciendo alusión a la función de casa de recogida de niños abandonados que tenía el Hospital.
Una vez mas podemos observar la utilización de
medallones en la arquitectura de Brunelleschi
Por primera vez emplea la arquería de medio punto sobre columnas, colocando un frontón
triangular sobre las ventanas del primer piso.
En la parte izquierda del pórtico está la rota, un torno de piedra para hacer que el niño ingresara al
edificio sin que se viera al padre. Esto permitía a la gente abandonar a sus hijos anónimamente, para
que fueran cuidados en el orfanato. Este sistema siguió funcionando hasta el cierre del hospital en
1875. Hoy el edificio aloja un pequeño museo de arte renacentista.
Influencias:
Tiene influencias de la iglesia de San Lorenzo y como consecuente la Iglesia de Santo Espíritu.
La insignia de la Academia Americana de Pediatría se inspira en uno de estos tondi.
Palacio Pitti
Identificación:
Nombre: Palacio Pitti
Arquitecto: Brunelleschi, Filippo (1377-1446)
Cronología: 1440- siglo XVI
Localización: Florencia, Italia
5.
Estilo: Renacimiento (Quattrocento)
Materiales: Ladrillo, piedra y cristal
Tipo de edificio: Arquitectura civil
Los palacios son una muestra de la renovación de la ciudad que se produce en el Renacimiento. Los
palacios enmarcan las plazas y son el orgullo de los nuevo grupos sociales que quieren sustituir el
amenazante castillo con sus fortificadas torres por nuevas edificaciones abiertas a la ciudad e
integradas en su urbanismo.
La obra es un encargo de Luca Pitti rico comerciante florentino que quería construir una residencia
que fuese la más impresionante de la ciudad.
Es una obra del 1440 aunque fue ampliado considerablemente en el siglo XVI. El Palacio Pitti se
convirtió en el prototipo o modelo de palacio renacentista al integrarse el en la arquitectura urbana.
Prescinde de la torre defensiva de las casas florentinas medievales lo que le da un mayor carácter
urbano, sin embargo toma de la arquitectura romana el fuerte muro almohadillado con el que
recubre toda la fachada.
La fachada se articula en sentido horizontal por medio de su división en tres plantas que son
remarcadas por cornisas y balaustradas que diferencian las tres plantas y que rematan el edificio.
Esta fachada con cierto aspecto de fortaleza, tuvo gran influencia posterior.
La decoración refuerza esta disposición horizontal al repetir los motivos: ventanas, almohadillado.
El aparejo almohadillado está graduado, siendo el de la planta baja más sobresaliente y desigual
produciendo un efecto de fortaleza y claroscuro. En las plantas superiores el almohadillado es
menos sobresaliente y de efecto más suave.
La horizontalidad está también remarcada por el ritmo de las
ventanas remarcadas en arcos de medio punto.
Se trata de un edificio en un volumen cerrado, geométrico,
concebido como un cubo, formado por cuatro cuerpos unidos
alrededor de un patio central. Es decir un cubo vacio en el
centro y de planta cuadrangular en el que las divisiones
horizontales crean un equilibrado ritmo que aligera la pesadez
del cubo con la repetición modular de los vanos.
Detalle de la ventana
El proyecto, según Vasari, es de Filippo Brunelleschi, si bien parece ser que murió antes de que el
palacio fuese construido. El mismo Vasari nos cuenta que la obra fue ejecutada por Luca Fancelli si
bien no se ha encontrado documentación de este hecho.
Actualmente está muy transformado y convertido en museo. El edificio original, más reducido que
el que hoy podemos contemplar consistía en un bloque de tres pisos, en la fachada se alternaban tres
puertas y cuatro ventanas, con lo que el paramento del muro se aligeraba con siete vanos, en lugar
de los veintitrés que tiene ahora.
León Battista Alberti (1404-1472)
Arquitecto, teórico del arte y escritor italiano. Alberti fue, con Leonardo da Vinci, una de las figuras
más representativas del ideal del hombre del Renacimiento, ya que reunió en su persona todos los
conocimientos y habilidades de la época: erudito, humanista, escritor, arquitecto, escultor, pintor,
cortesano y hombre de mundo.
Hijo natural de un mercader florentino, se educó en Padua y Bolonia, antes de trasladarse a Roma
en 1432 para desempeñar un cargo en la corte pontificia. Su contacto en Roma con los monumentos
de la Antigüedad clásica dio pie a uno de sus primeros escritos: Descriptio urbis Romae (1434),
primer estudio sistemático de la Roma antigua.
Ese mismo año regresó a Florencia, donde trabó amistad con los grandes artistas del momento, de
Brunelleschi a Donatello y Masaccio. A Brunelleschi dedicó
precisamente su tratado Della pintura (1436), en el que se
describen por primera vez las leyes de la perspectiva científica,
además de dar una visión naturalista del arte de la pintura.
En Florencia, Alberti trabajó como arquitecto para la familia
Rucellai, con obras como el palacio Rucellai y el templete del
Santo Sepulcro, que basan la belleza en la exactitud geométrica
de las proporciones. En la primera de estas obras, Alberti
combinó la geometría con la superposición de los órdenes
clásicos, creando un modelo muy imitado de palacio renacentista.
También se le debe la fachada de la iglesia gótica de Santa Maria
Novella, en la que unió el característico taraceado de mármoles
toscano a la sugestión de las figuras geométricas.
Retrato de Alberti
En Roma, adonde se trasladó por deseo expreso del papa Nicolás V, redactó De re aedificatoria, un
completo tratado de arquitectura en todos los aspectos teóricos y prácticos. Posteriormente se
desplazó a Rímini, donde construyó el Templo Malatestiano, y a Mantua, donde se le deben las
iglesias de San Sebastián y San Andrés.
Estas obras, que constituyen la síntesis de sus criterios arquitectónicos, se convirtieron, junto con
las de Brunelleschi, en los grandes modelos del arte constructivo renacentista. También escribió un
tratado sobre la escultura (De statua) y algunas obras de perspectiva y matemáticas.
Principales obras
San Francisco o Templo Malatestiano
Identificación:
Nombre: San Francisco o Templo Malatestiano
Arquitecto: Alberti (1404-1472)
Cronología: 1450-66
Localización: Rimíni, Italia
Estilo: Renacimiento (Quattrocento)
Materiales: piedra y mármol
Tipo de edificio: Arquitectura religiosa, templo
conmemorativo
Fue ésta su primera obra realizada por encargo de Segismundo Malatesta, tirano de Rímini, para
reformar la Iglesia de San Francisco: Debía ser un edificio con doble función: iglesia para el culto y
edificio conmemorativo destinado a la memoria de su amante Isotta y de los artistas y poetas que a
los que protegía siendo un testimonio elocuente del paganismo renacentista.
Se trata de una obra que no se concluyó, por la muerte del mecenas.
Alberti proyectó una gran cúpula que, como el resto de la edificación no se terminó. El diseño
albertiano es una especie de vestido, de traje que tapa la estructura anterior, pensada para ser
rematada por una rotonda cubierta por una gran cúpula.
La planta del templo era centralizada, sentido de la armonía.
En la fachada sobre un podio, colocó una estructura de arco
de triunfo, cuyo ático quedó inconcluso, recuperando así este
esquema constructivo para la arquitectura, usándose por vez
primera como recurso externo para un edificio religioso.
Dibujo de como tenia que ser la fachada
Como era lógico en su generación, Alberti es un gran admirador de la Antigüedad, pero no se limita
solamente a copiar modelos, sino que crea nuevos tipos, como por
ejemplo, la mezcla de capiteles con órdenes distintos. Se trataría de
un arco triple, con la entrada principal con luz y los laterales ciegos.
En las enjutas de los tres aparecen una especie de “Ojos de buey”
que recuerdan a los medallones romanos y en la entrada, sobre la
puerta, coloca un elemento griego como es el frontón. En su
conjunto esta entrada nos trae reminiscencias del de Augusto en el
propio Rímini o del de Constantino en Roma.
Detalle de la puerta con el fronton y
los ojos de buey a los extremos
Para las fachadas laterales diseñó profundos nichos, de los cuales los del lado sur albergan
sarcófagos de personajes de la corte de Malatesta.
En el interior contiene decoración realizada por diferentes artistas entre ellos, Duccio y Piero della
Francesca, con un programa plenamente renacentista en el que se incluyen representaciones de las
Artes o las Virtudes.
Fachada de Santa María Novella
Identificación:
Nombre: Fachada de Santa Maria Novella
Arquitecto: Alberti, Leon Battista (1404-1472)
Cronología: 1350-1480
Localización: Florencia (Italia)
Materiales: Piedra y mármol verde y blanco.
Tipo de edificio: Arquitectura religiosa
Análisis:
Utilizó en ella como módulo el cuadrado. La fachada (todo el conjunto) puede ser inscrito en un
cuadrado. El cuerpo principal se compone de otros dos cuadrados, cuyo lado es la mitad del general.
En otro cuadrado como éstos puede ser encerrado
el cuerpo superior. El sistema de unir los dos pisos
mediante dos grandes volutas en S pasó a ser
después el modelo diferenciador y definitorio
de las fachadas barrocas, que emplearán volutas y
aletas para ligar el frontón central con las naves
laterales, y unir la parte inferior, más ancha con la
superior más estrecha. Como elemento decorativo
utiliza el mármol de dos colores (verde y blanco)
muy común en la arquitectura florentina.
En esta fachada Alberti lleva a la práctica sus
teorías recogidas en su obra “De re aedificatori”.
Partes de la fachada de Santa María Novella
Detalle de las volutas de
mármol de colores verde y blanco
Palacio Rucellai
Identificación:
Nombre: Palacio Rucellai.
Arquitecto: Alberti, Leon Battista (1404-1472)
Cronología: 1446-1451.
Localización: Florencia (Italia)
Materiales: Piedra, ladrillo y cristal
Tipo de edificio: arquitectura civil.
Análisis:
La fachada está organizada en tres cuerpos, construido en piedra y dividido por cornisas y a su vez
organizados por pilastras, que se han utilizado para la superposición de órdenes. También hay que
mencionar el almohadillado, que apenas sobresale de la pared lo que remarca su elegancia. Las
ventanas están geminadas y separadas por columnas, por lo que se hace una alternancia entre
pilastra y columna.
La planta baja con pilastras de orden dórico y con aperturas cuadradas semejantes a las del Palacio
Medici y con puertas y ventanas con dinteles horizontales.
En el primer y segundo piso, pilastras de orden jónico y corintio y ventanas con parte lucen
marcadas por arcos de medio punto. Cada piso esta separado del otro por un entablamento clásico.
La parte superior del palacio está rematada por una cornisa que sobresale poco, sostenida por
ménsulas, detrás de las cuales se halla oculta una logetta adornada por pinturas monocromas
del Siglo XV, según algunos obra de Paolo Uccello. El friso de la planta baja contiene las armas de
la familia Rucellai: tres plumas en un anillo y el escudo familiar, que aparece también sobre los
blasones encima de las puertas.
Esquema de los diferentes pisos del palacio y el orden de las columnas de la fachada
Por último señalar que la utilización de sillares lisos pero de tamaño diferente, la gradación de los
relieves de piastras, frisos, ventanas y puertas evita la sensación de monotonía.
Influencias:
Los tres órdenes hacen pensar de modo bastante claro en la estructura del Coliseo de Roma.
También la mampostería con conchas se inspira de la arquitectura romana, como en el motivo de la
basa imitando el opus reticulatum.
Coliseo Romano y el Palacio Rucellai
CONCLUSIÓN PERSONAL
La arquitectura del Quatrocento utiliza algunos materiales y elementos decorativos que en la
arquitectura de la antigüedad greco-romana no utilizaban.
Buscan una nueva funcionalidad por medio de la geometría y el cálculo, con una decoración con
materiales ricos. Aunque no hay demasiados elementos nuevos e originales.
Es una arquitectura muy proporcional y no es tan recargada como en el Barroco.
BIBLIOGRAFIA
Libros:
-J. R. Triadó, M. Pendás, X. Triadó. Història de l'art. Editorial Vicens Vives.
-Pedro Medina. Història de l'art. Editorial Columna.
-Ramírez, J.A. Historia del arte. Alianza editorial.
Páginas webs:
http://www.slideshare.net/RFA2009/arte-renacimiento-arquitectura-quattrocento
http://www.arteydibujo.com/arte/10-renacimiento-quattrocento/arquitectura-del-quattrocento/
http://es.wikipedia.org/wiki/Arquitectura_del_Renacimiento
http://aprendersociales.blogspot.com.es/2010/02/la-cupula-de-la-catedral-de-florencia.html
http://aprendersociales.blogspot.com.es/2008/02/la-baslica-de-san-lorenzo-de.html
http://www.artehistoria.jcyl.es/v2/monumentos/1201.htm
http://seordelbiombo.blogspot.com.es/2013/11/brunelleschi-analisis-de-la-capilla.html
http://masarteaun.blogspot.com.es/2011/02/brunelleschi-hospital-de-los-inocentes.html
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/a/alberti_leon.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Templo_Malatestiano
http://www.slideshare.net/Traviata2000/arquitectura-renacimiento-3487783
http://www.slideshare.net/annablascorovira/arquitectura-del-renacimiento-en-italia-3368617
https://elrenacimientoenitalia.wikispaces.com/QUATTROCENTO.+Arquitectura

Documentos relacionados