Mayo 2016 - St George`s College

Comentarios

Transcripción

Mayo 2016 - St George`s College
Newsletter
Year 8 | N° 1 | May 2016
Mucho más
que medicina
Ciudadanos
del Mundo
THE DRAGON’S FLAME:
a historical journey
Entrevista a
Luciano Gwodtz
año 8 Nº1
Mucho más que medicina
[ por Telma Legris ]
L
a historia del Sanatorium o “San” es tan larga como
la del colegio mismo. Desde el preciso momento
de la creación de San Jorge surgió la necesidad de
contar con personal especializado para atender a
aquellos alumnos que presentaran dolencias, enfermedades
o accidentes. Dada la distancia de los pupilos de sus lugares
de origen, ante cualquier imprevisto sus padres no podían hacerse cargo de su atención. Por ese motivo se creó una enfermería que con el paso del tiempo derivaría en el Sanatorium o
San que conocemos actualmente.
Desde el primer día San Jorge contó con los servicios de
una enfermera permanente que vivía en el colegio. Estas señoras o bien venían directamente de Inglaterra a trabajar aquí o
cumplían un tiempo de práctica en el Hospital Británico antes
de radicarse en Quilmes. La primera mencionada en el Georgian fue Mrs Steele que llegó al colegio desde Inglaterra en
marzo de 1901 para asistir como General Health Superintendent. Seguramente, al aceptar el puesto, no imaginaba que
iba a protagonizar algunos de los eventos más turbulentos en
la historia del San.
Por empezar en 1901 se debió terminar las clases antes
de lo previsto, el 24 de Agosto, y dejar los exámenes para
después de las vacaciones. Esta medida, desde luego se tomó
por una necesidad extrema. A fines de junio el clima cambió
de cálido a frío muy rápidamente y como consecuencia de eso
un tremendo resfrío fue castigando a un alumno tras otro. La
situación se complicó más tarde cuando surgieron varios casos
de varicela, que se sucedían con regularidad con 15 días de diferencia, más algunos de tos convulsa y para añadir variedad,
uno de paperas que por suerte no se extendió.
Según el Georgian de ese año, se decidió poner fin a las
clases anticipadamente porque:
“ con tantos chicos enfermos en uno u otro momento, es
imposible conseguir hacer un buen trabajo: un alumno, por
ejemplo, va al Sanatorio por una semana; al volver todas las
nuevas reglas aprendidas en su ausencia deben ser re explicadas para su beneficio, de ese modo actúa como un lastre para
la clase, cuando esto pasa varias veces en un term , el progreso
de la clase en general es lento”
Allí también se agradece a Mrs Steele por
“la pronta detección y el delicado tratamiento de la varicela que permitió que el ataque fuera bastante leve y los
pacientes no debieran permanecer en cama por más de un
par de días.” Pero lo peor para esta abnegada señora estaba
todavía por llegar.
1902 comenzó de forma auspiciosa con 18 alumnos nuevos que se incorporaron al colegio sumando así un total de 63
estudiantes que estrenaban un nuevo dormitorio y nuevas aulas. Lamentablemente el espíritu optimista hubo de durar muy
poco. Unos días después de comenzadas las clases el alumno
Douglas Waskitt, originario de Belgrano, fue diagnosticado con
fiebre tifoidea. Dada la cercanía de su casa con el colegio, se lo
envió de vuelta allí para que pudiera contar con los cuidados
y amor de su familia esperando su pronta reincorporación a la
escuela. Mientras la familia enviaba informes alentadores de su
recuperación, dos semanas después el pequeño Frank Scroggie
sucumbió a la misma enfermedad. Frank fue confinado a la
enfermería. El Headmaster comunicó a los padres de los demás
pupilos la noticia de la existencia de esta enfermedad en el
campus al tiempo que hizo desinfectar el agua del aljibe, analizar la leche que el lechero entregaba día a día y examinar el
estado de las cañerías. Dado que los estudios realizados encontraron todo en perfecto estado y que no se presentó ningún
otro caso, se llegó a la conclusión que ambos alumnos habían
traído la enfermedad de afuera a su retorno de las vacaciones.
Pero esto no sirvió de consuelo cuando los dos pequeños fallecieron con seis horas de diferencia. Ambos habían sido compañeros de curso y muy unidos entre sí por lo que su deceso debe
haber sido particularmente duro para aquellos que compartían
la clase con ellos, seis de los cuales acompañaron los pequeños
ferétros en su procesión hasta el cementerio de Chacarita. Según reza el Georgian de aquel año:
“los niños, que habían planeado bicicleteadas conjuntas
durante las vacaciones, han realmente emprendido un viaje
juntos pero uno más grande y más serio del que hubieran
soñado”
Afortunadamente si bien ha habido momentos en que
hubo lesiones y enfermedades de cuidado estos fueron los dos
únicos casos de muerte en la historia del colegio.
Otra enfermera muy apreciada por los alumnos de ese
tiempo fue Nurse Taylor. Mrs Taylor comenzó su labor en el
Hospital Británico en 1883 y en 1905 vino al colegio donde
trabajó hasta 1909. Dejo un recuerdo muy fuerte entre los
alumnos a su cargo. Mujer de un espíritu maternal, cuando no
estaba ocupada con enfermos, se dedicaba arreglar la ropa de
los chicos por lo que todos sintieron mucho su retiro.
Pero 1909 ha quedado grabado en la historia del colegio
por un hecho mucho más serio: por ser la primera vez que se
declaró a la institución oficialmente en cuarentena a causa de
la difteria. El 18 de marzo, el alumno Jacobs que había estado
en la enfermería hacía ya unos días, fue diagnosticado con la
enfermedad. Al día siguiente, lo siguió otro alumno, Grant y
un día más tarde Melville. Tres casos, en un total de 74 alumnos en aquél momento, fueron más que suficientes para que
las autoridades sanitarias de La Plata declararan al colegio en
cuarentena. El 21 de marzo el jefe del Departamento de Sanidad, el Dr Silvela, inoculó a todos. Las medidas no terminaron
ahí. Por una semana un policía se apostó en la puerta del colegio para limitar el contacto con el mundo externo. Además,
habiendo trasladado a los alumnos al sanatorio, fue necesario
desinfectar los edificios y sus contenidos. Los cuartos se desinfectaron con formaldehído y los colchones y ropa se hirvieron.
Los colchones en particular debían hervirse a la mañana para
tener tiempo de que se secaran al sol durante la tarde. Esta
fue una experiencia bastante difícil y por suerte excepcional.
Estos fueron los años más turbulentos en la historia de San
Jorge. Probablemente sea curioso el hecho de que sucedieran
incluso antes de que el San, como se lo conoce actualmente,
se hubiera terminado de construir en 1910. A partir de entonces no ha habido situaciones serias que lamentar. El Sanatorium original contaba con dos salas para poder asistir dos tipos
de enfermedades distintas al mismo tiempo. Cada división podía ser usada independientemente de la otra y cada una tenía
su propio baño, cuarto para la enfermera (siempre habían dos
enfermeras residentes del Hospital Británico), cocina y un placard de desinfección para la ropa. El costo del mismo fue de
20000 pesos de ese año. El sitio donde se construyó es el que
ocupaban los aparatos de gimnasia que fueron trasladados al
campo de atletismo. De esa forma el sanatorio quedaría cerca
del colegio pero lo suficientemente alejado para prevenir el
riesgo de contagio de enfermedades. La idea era cercar el
área para aislarlo aún más algo que se logró con un atractivo
ligustro.
En 1963 se hicieron una serie de reformas que le dieron su
actual fisonomía. La antigua sala de consultas y su sala adyacente se transformaron en oficinas. Una sala de cinco camas
se dividió en dos cuartos, un dispensario y una sala de espera
y se creó un nuevo consultorio sobre parte del cuarto de enfermería. Se diseñaron caminos de entrada a las oficinas y a la
sala de espera. Estos cambios fueron muy importantes para los
alumnos que hasta ese entonces tenían que esperar afuera en
el frío hasta ser admitidos en lo que fuera una única sala donde el médico examinaba pacientes al tiempo que las enfermeras dispensaban las medicinas. Con la reforma los pacientes
esperaban su turno en un ambiente cálido y confortable para
que el doctor los examinara luego en su consultorio. Allí les
recetaba alguna (generalmente desagradable) medicina que
la enfermera se ocupaba de proporcionarles acto seguido en
la sala conjunta.
A pesar de la larga historia de San Jorge, desde su creación
hubo sólo cuatro médicos de cabecera en la institución.
El primero de ellos fue el Dr Stuart Pennigton, que vivía en
el centro de Quilmes y llegaba al colegio en carreta, que ejerció durante 27 años con la asistencia del Dr Peard.
Lo siguió el Doctor Mongiardini en compañía del Dr Fort.
Recuerdan los memoriosos que Mongiardini auscultaba el
corazón con estetoscopio y los pulmones apoyando el oído en
la espalda como se hacía en esa época, tarea que solía resultar
bastante difícil debido a que el doctor, que tenía orejas bastante velludas, hacia cosquillas con ellas a los alumnos los que
no podían quedarse quietos para su revisación.
El siguiente profesional, el Doctor Luciano Gwodtz que habría de ejercer por 49 años, tuvo un vínculo más estrecho que
sus antecesores. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial era
muy difícil encontrar trabajo en Europa y mucho menos mantener una familia. Es por eso que cuando al Sr Gwodtz padre,
se le ofreció trabajo en San Jorge como profesor de Arts and
Crafts (materia en la que se aprendía a hacer desde piezas mecánicas o arreglar motores hasta trabajos de carpintería entre
otros) éste aceptó gustoso el ofrecimiento y vino con toda su
familia a instalarse en el colegio. El pequeño Luciano estudió
aquí aunque cursó sus últimos años del secundario afuera.
Haberse continuado aquí ( donde aún no existía el Colegio
nacional) hubiera significado tener que continuar sus estudios
terciarios en Inglaterra, y ese era un lujo que su familia no
podía costear. Por lo tanto se recibió en el Colegio Nacional de
Quilmes y luego continuó su carrera de medicina. Fue lógico
entonces, que en el año 1963, con su título en mano volviera
a “su casa” a ejercer su profesión paralelamente a las prácticas que realizaba en su consultorio de Quilmes.
Probablemente una de las situaciones más difíciles durante
su gestión fue la epidemia de gripe a comienzos de los 60. El
colegio no era mixto aún y la epidemia fue muy importante,
tanto que se registraron 100 alumnos con síntomas durante
un fin de semana solamente. Es fácil imaginar el caos que esto
provocó, si bien las instalaciones del colegio contaban con un
espacio para albergar enfermos, éste era para un número razonable y no había forma de ubicar 100 convalecientes en el
mismo. Por lo tanto se habilitó todo el edificio del Prep como
enfermería temporaria. El problema era atender a tantos enfermos, darles medicina, de comer etc requería de mucha
gente. Los alumnos estuvieron hospitalizados por una semana
entera y durante ese lapso las mujeres de los profesores residentes de aquel entonces se hicieron cargo de su cuidado.
Muchas de ellas tenían a sus propios hijos que atender, pero se
abocaron a este trabajo temporario con ahínco y de esa manera ayudaron a controlar la enfermedad a la vez que daban un
poco de amor maternal a todos esos niños lejos de sus casas.
El incidente más curioso por llamarlo de algún modo que
ocurrió por esos años fue el protagonizado por el alumno Barcena. Este pupilo, como tantos otros vivillos, intentaba ausentarse de clase con cualquier escusa; sus supuestas enfermedades eran diarias, hasta que su suerte se terminó. Una mañana
se presentó al San diciendo sufrir un fuerte dolor abdominal y
haber vomitado copiosamente. El doctor lo revisó y encontró
su panza dura como una piedra. Ante un caso tan obvio de
apendicitis, se lo derivó inmediatamente al hospital Británico,
con el que el colegio tenía un convenio, para su intervención
quirúrgica. Se lo trasladó con premura en la ambulancia y en
cuanto llegó, ya confirmado el diagnóstico, se lo llevó a la sala
de operaciones. Sólo cuando el chico se vió debajo de las luces
del quirófano, a punto de ser intervenido, confesó que había
fingido. No se sabe que castigo recibió por su mentira pero
probablemente haya sido memorable.
Actualmente la doctora a cargo del San es Fernanda Blanco. Fernanda ocasionalmente dicta clases sobre cuidado de la
salud y educación sexual en las tres secciones del colegio. Diariamente, durante la mañana, atiende los casos que se presentan en el sector del College y por la tarde hace lo propio en la
enfermería del Prep. Allí los problemas tienen más que ver con
una cuestión sentimental que de salud. Los pequeños, que
saben que siempre van a recibir un cariño y alguna palabra
de consuelo de parte de las enfermeras, asisten diariamente
con cualquier excusa. La enfermería termina siendo asimilada
con la enfermera a cargo de modo tal que los chicos piden
permiso para “ir a Martita” incluso hay algunos que llaman
Marilyn al lugar, resabio de la gestión de la Sra Marylin Peralta
que estuvo a cargo del lugar por 17 años y que ahora es la
encargada de la enfermería de San Jorge Norte.
El Sanatorium se encuentra geográficamente en el corazón
del colegio y sentimentalmente en el de los alumnos y padres
que se sienten apoyados por los profesionales que allí trabajan
por que saben que siempre van a ser socorridos, ayudados o
consolados. El “San” es mucho más que medicinas.
Alumni 2015
MORTOLA SAIACH, Josefina
RANCATI, Florencia RIVERA, Belén VÁZQUEZ, Clarisse Administración
FARIÑA, Guadalupe
SCHICCHI, Tomás Bosch
SCHUCHNER, Camila
UCEMA
UCA
Di Tella
Administración Y SISTEMAS
RABUFFETTI, Sol
ITBA
RICCI, Guillermina ITBA
Arquitectura
ELORTONDO, Rocío Di Tella
ESPOSITO, Ernestina
UBA
FERNANDEZ, Fátima Sol UBA
Diseño DE InduMENTARIA
SKOU, Marina U Palermo
Economía
CLAISSE, José Ignacio
GOROSITO RATTO, María Luz
MORELLO, Nicolás
Economía Y POLÍTICA
GIBSON, William VIGLIERO, Alfonso
Comunicación
BARNECHE, Milagros U Austral
GRAPHIC DESIGN
BACCI, Valentina Derecho
BRECCIA, Clara
CAMPBELL, Stephanie
CASCIO, Mariano
FIORI, Bautista UBA
UBA
UCA
UBA
UBA
Di Tella
Di Tella
Di Tella
Economía Empresarial
ESTOL, Manuel Di Tella
IRIBARNE, Manuel
Di Tella
Kings College, UK
New York University
Contabilidad
RAMOGNINO, Santiago
Di Tella
UCA
UCA
New York University
DISEÑO DE IMAGEN Y SONIDO
BALDI, Sol
UBA
BUSINESS
ABDALA GARCÍA, Genaro
ROCCO, Mía Comunicación PUBLICITARIA
E INSTITUCIONAL
TORRES ZAVALETA, Luz
UCA
Where are they now?
HUMANIDADES
NAVAJAS, María Inés
Ingeniería
BENEDETTO, Carla
CHIAVARINO, Ricardo
FERNÁNDEZ, Martín GAONA, Julián
GARRÓS, Silvestre
HOJMAN GANDOLFO, Ercilia
LIU, Tiancheng
ITBA
RUIZ, Gastón
ITBA
SANTILLÁN, Lautaro Brown University, USA
SCHINDLER BECCAR VARELA,
Sofía UBA
TORASSA, Agustín UBA
VOZZI, Ramiro ITBA
Ingeniería Industrial
ROSSI, Nicolás
UCA
STEINMEIER, Lucas
UCA
Ingeniería MECÁNICA
TODESCHINI, Francisco ITBA
LETRAS
CAMPOS CARLES, Eugenia
UCA
LITERATURA
GORA, Lourdes
GRIGERA NAON, Luciano
UBA
Columbia, USA
Reino Unido
Brown University, USA Medicina
BELLONI, Josefina CAGNA, María Agostina
St Martins, University CAPALBO, Olivia
of the Arts of London LOPEZ, Manuel NANNI, María del Pilar
San Andrés
ITBA
ITBA
U of Manchester, UK
UBA
UBA
UBA
Psicología
SALADINO STRAUB, María
Favaloro
UBA
Hospital Italiano
Favaloro
UBA
Favaloro
RELACIONES INTERNACIONALES
REYNAL, Luna
UCA
TEATRO
HERNANDEZ AMMATURO,
Agustina Royal Holloway, UK
Alumni 2015
Top row L to R: LIU, Tiancheng; TODESCHINI, Francisco; ROSSI,
Nicolás; SCHINDLER BECCAR VARELA, Sofía; GRIGERA NAON,
Luciano; STEINMEIER, Lucas; ESTOL, Manuel; RAMOGNINO, Santiago;
RUIZ, Gastón; GIBSON, William; GORA, Lourdes; GAONA, Julián;
GARRÓS, Silvestre; TORASSA, Agustín.
Second row: ROCCO, Mía; DONIKIAN, Agustina; CAPALBO, Olivia;
BELLONI, Josefina; FIORI, Bautista; VIGLIERO, Alfonso; CAGNA, María
Agostina; CHIAVARINO, Ricardo; FERNANDEZ, Martín; CASCIO,
Mariano; SCHICCI, Tomás; LÓPEZ, Manuel; CAMPBELL, Stephanie;
RIVERA, Belén.
Third row: BENEDETTO, Carla; ELORTONDO, Rocío; MORELLO,
Nicolás; IRIBARNE, Manuel; ABDALA GARCIA, Genaro; BARNECHE,
Milagros; FARIÑA, Guadalupe; RICCI, Guillermina; CLAISSE, José
Ignacio; NAVAJAS, María Inés; TORRES ZAVALETA, Luz; SANTILLÁN,
Lautaro; SCHUCHNER, Camila.
Fourth row: SKOU, Marina; SALADINO STRAUB, María; RABUFFETTI,
Sol; BACCI, Valentina; GOROSITO RATTO, María Luz; HOJMAN
GANDOLFO, Ercilia; MÓRTOLA SAIACH, Josefina; REYNAL, Luna;
VOZZI, Ramiro; BRECCIA, Clara; FUSCO, Carolina.
Seated: NANNI, María del Pilar; ESPÓSITO, Ernestina; VAZQUEZ,
Clarisse; CAMPOS CARLES, Eugenia; BALDI, Sol; RANCATI, Florencia;
FERNANDEZ, Fátima; HERNANDEZ AMMATURO, Agustina.
Entrevista a Luciano Gwodtz
L
Gwodtz (el doctor del apellido impronunciable o más bien con diversas
pronunciaciones según quien lo leyera) fue School Medical Officer (a cargo de alumnos
como personal del colegio) por 48 años, desde 1963 hasta 2010. Ex alumno de St
George´s se graduó como Médico en la Universidad de Buenos Aires en 1962 e inmediatamente
se empleó aquí. Fue también médico en la Casa Cuna especializado en Pediatría.
Actualmente el Dr Gwodtz se encuentra retirado y en su tiempo libre disfruta de
su familia y clases de yoga.
uciano
Despedida del Dr. Gwodtz del St George´s College
1. ¿Cuál es su idea de la felicidad perfecta? Pienso que está en
uno mismo si se aprende a disfrutar de la vida. A pesar de circunstancias
adversas se puede estar bien con uno mismo. Somos artífices de nuestra
felicidad.
2. ¿Cuál es su mayor virtud? Tengo muchas (jejeje). Creo que la mayor es haber trabajado duro toda mi vida. Mis padres me dieron la educación y su ejemplo. Lo demás lo gané con mi esfuerzo.
3. ¿Cuál es su miedo más grande? Siempre ha sido no poder lograr
lo que me había propuesto hacer de mi vida. Ahora que estoy retirado,
casado desde hace 52 años con María Inés, una mujer maravillosa, con
hijos y nietos hermosos, ya no tengo miedo a nada.
4. ¿Cuál es su mayor debilidad? La inconstancia. Muchas veces comencé algo y no lo continué. Me pasó con los deportes, el aprendizaje de
la ejecución de algún instrumento y alguna otra actividad.
5. ¿Qué es lo que más le disgusta? Con respecto a la gente la mala
educación, la vulgaridad, la hipocresía. En lo gastronómico el arroz a
la cubana.
6. ¿Cuál es su lema o las palabras que más usa? Tengo varios, algunos vienen de la familia: “no dejes para mañana lo que podés hacer hoy”.
7. ¿Que virtud natural le gustaría poseer? Tener mejor oído para
la música en general y en especial para la que escuchan mis nietos que
directamente no entiendo.
8. ¿Cuál es el rasgo que más deplora de usted mismo? En este
momento es no tener las ganas de antes para hacer lo que en el pasado
hacía sin ningún esfuerzo.
9. ¿Qué es de lo que más se arrepiente? También son varias cosas.
No haber estudiado más, aprendido más idiomas, leído más temas no
relacionados con medicina, no saber tocar algún instrumento musical.
10.¿Cuál es su posesión más preciada? Mi familia: esposa, hijos,
nietos, hermano, sobrinos.
11. ¿Cuál considera que ha sido su mayor logro? Nuevamente
la familia. Haber logrado junto con mi esposa formar un hogar y tener
unos hijos que son nuestro orgullo. En lo profesional considero los logros
como algo natural en una persona con muy buena formación y dedicada
al trabajo.
12. ¿Qué no perdonaría? Creo que perdonaría todo, nadie es perfecto.
Pero no olvidaría aquellos hechos que me produjeron defraudación, dolor
y desencanto.
13. ¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento en la vida? En mis primeros años de pediatra se estandarizó el tratamiento de los recién na-
cidos con incompatibilidad RH. Que consistía en un “cambio de sangre”
del bebé. En Quilmes fui el primero en hacerlo, en el Hospital de Quilmes
o en el Sanatorio Alvear (hoy Tribunales) en unas condiciones de precariedad que ahora me producen piel de gallina. Gracias a Dios esos niños se
salvaron y no se murió ninguno. Ahora ya existen vacunas para prevenir
la enfermedad.
14. ¿Quiénes son sus escritores o poetas favoritos? En mi adolescencia eran Alejandro Dumas, Julio Verne, Joseph Conrad. Después
empecé a leer de todo, principalmente historia y política.
15. ¿Quiénes son sus artistas o músicos favoritos? Entre los clásicos Mozart y entre los modernos Louis Armstrong, Duke Ellington, Dizzy
Gillespie.
16. ¿Quién es su héroe de ficción? El inigualable Carlitos Chaplin.
17. ¿Cuál es la cualidad que más aprecia en la gente?
La honestidad.
18. ¿Cuál es el rasgo de personalidad que menos le gusta de
una persona? La mentira.
19. ¿Cuál es el peor defecto? La violencia.
20. ¿Si no fuera usted, quién querría ser? Me gustaría ser historiador, la historia desde chico me encantó Principalmente la mundial.
21.¿Si pudiera reunirse o entrevistar a un personaje histórico a
quién elegiría? Serían muchísimos pero de tener que elegir a uno solo
sin ninguna duda eligíría a Sir Winston Churchil.
22.¿Qué ganó de su experiencia en el San Jorge o como la preparó San Jorge para la vida? El Colegio es una escuela continua que
prepara a la persona desde el K1 para desarrollar las capacidades que
tenemos y lo más importante que no hay un límite de edad para ello.
Aprendí mucho allí.
23. ¿Cuál fue el momento estrella de su vida en San Jorge (lo
que más recuerda por alguna razón en particular)? También fueron muchos, pero el principal fue en 1962 cuando me recibí y el Rev. Colvill Jones, rector del colegio me ofreció ser el Medical Officer del colegio
a partir de 1963.
24. ¿Qué aconsejaría a las nuevas generaciones de alumnos del
colegio? A los alumnos que aprovechen al máximo lo que el colegio les
ofrece en materia de educación, deportes, servicio social y comunitario,
arte, música, bailes escoceses inclusive!
A los egresados que NUNCA abandonen sus vínculos con el Alma Mater,
sus condiscípulos y docentes, y que recuerden que nada se logra sin un
trabajo duro.
THE DRAGON’S FLAME:
a historical journey
On Saturday October 31st, St George’s College North held the Dragon’s Flame, the final event to celebrate the school’s 25th Anniversary.
The occasion was a reminder of the values that St George’s College holds so high since its foundation in Quilmes, in 1898.
“W
hat is your Dragon?” was started at the beginning of 2015 to make us all think what inner dragons we
should defeat to become better people, thus reinforcing Canon Stevenson’s founding values.
The work, undertaken by the school community throughout the year on this theme, culminated in
the Dragon’s Flame celebration. During the day 45 designated runner Squires worked in teams to relay a
consecrated wooden splinter taken from St George’s College Chapel in Quilmes through the 65 km that separate the two sites
in a symbolic way of joining them together. The event started at 9.00 in Quilmes with an emotional ceremony in the hundredyear-old chapel. Immediately after, the splinter began its journey, passing the Old Georgian Club in Palermo on its way north.
The squires, from all sections of the St George’s community, were thrilled to play such an important role and fulfilled their duty
to perfection as everything ran smoothly through the streets in Buenos Aires.
At dusk the splinter entered the North escorted by students representing the three sections of the school led by an Old
Georgian bagpiper. They approached an expectant audience of over 800 through a torch-illuminated path. After a few words
by the Headmaster, a sterling silver dragon was unveiled, and the Chairman of the School’s Board of Governors lit its flame just
as the last light of the day was fading. This Dragon’s Flame will be lit at all important St George’s College North events.
The Dragon’s Flame event will be remembered as one of the most important celebrations in the history of the College.
Ciudadanos del Mundo
[ por Natalia Kovsch ]
“Viajar cultiva la mente” es probablemente uno de los clichés más grandes de nuestro
tiempo pero no por eso deja de ser cierto. Cuando la experiencia también incluye la
posibilidad de estudiar afuera, viviendo con los nativos, las ventajas pueden ser muchas.
V
Alumnos de Intercambio 2015
ivir por un tiempo una realidad distinta a la del hogar o país de origen hace que la gente crezca a nivel
social y emocional. Encontrarse fuera de la llamada “zona de confort” fuerza a tomar
decisiones y a desarrollar una actitud más madura ante la vida.
¿Qué se gana con un programa de intercambio? ¡Tantas cosas! A nivel educativo, una experiencia única de inmersión en el idioma extranjero, una visión más realista de los problemas
globales que afectan al mundo, la exposición a diferentes formas de enseñar. A nivel personal,
el desarrollo de la tolerancia hacia otros que nace de vivir en una casa y cultura ajena, la base
de amistades que en muchos casos durarán toda la vida, la apreciación de la propia familia que
surge de observarla a la distancia, la re evaluación de los afectos entre otras cosas y también la
posibilidad de volverse ciudadanos del mundo – en muchas ocasiones durante un intercambio
la socialización no se dá sólo con la gente del país al que se viaja sino también con gente de
otras partes del mundo que se encuentran allí en el mismo momento.
Hay muchísimos programas de intercambio, la mayoría de ellos orientados a los alumnos
universitarios lo que puede ser un problema para muchos. Una vez que finaliza la escuela, las
obligaciones que impone la universidad son otras y a veces es difícil encontrar el tiempo necesario para embarcarse en esta aventura. El intercambio estudiantil como se lo practica en San
Jorge es, contrariamente, prácticamente ideal. Los estudiantes que toman esta oportunidad
lo hacen durante las nuestras vacaciones de verano y de ese modo no pierden clases aquí.
Lo que es más, al cumplir el programa entre 5º y 6º año, los alumnos son lo suficientemente
jóvenes para viajar sin obligaciones serias pero tienen la madurez necesaria para aprovechar
la experiencia al máximo. Nuestro programa de intercambio comenzó en 1993 y hasta ahora
el colegio ha sido representado por nuestros embajadores por todo el mundo. Este programa
permite a los alumnos poner en práctica todo su potencial probando que son gente preparada
e independiente dispuesta a aprender de otra culturas y abrir sus mentes.
Sus comienzos
Juana y Giulia
Testimonios:
En la época en la que Mr. Green era el Headmaster, la Sra. Lally Barr comenzó a establecer
los primeros contactos con los colegios extranjeros. El primero con el que St George´s College
hizo un intercambio fue The King´s School en Australia; un colegio únicamente para varones
que hoy en día continúa siendo una de las principales instituciones con la que trabajamos en
esto. La Prof. Silvia Schuld organizó el programa por muchos años hasta 2014 cuando la Sra.
Natalia Kovsch fue designada como la nueva Coordinadora de Intercambios.
Los principales enfoques del Programa de Intercambio son:
• Contribuir con la formación de los alumnos de St George´s College para que sean
ciudadanos globales informados
• Ofrecer la oportunidad de vivir y estudiar en el extranjero
• Aumentar la conciencia y el conocimiento internacional
• Participar en actividades extracurriculares
“Creo que un intercambio es una experiencia única
que todos deberíamos aprovechar. Conocer gente
nueva y culturas diferentes me transformó y me
hizo dar cuenta de lo distinto que es un país de
otro.”
pé
ici
del que part
Milie Medinaceli
intercambio
de
a
ví
m
vi
ra
e
og
qu
“El pr
experiencias
“Juana y yo
es
or
ej
m
s
a
la
o
fuimos a Wym
fue una de
recomendand
ondham Colle
Norfolk, Ingl
te lo estaré
cí
en
no
ge en
co
am
aterra. No no
iv
e
it
qu
fin
e
nt
y de
ge
La
s alcanzan la
lia
para explicar
ra .
st
Au
sin
s palabras
en
e
s
qu
lo bien que lo
la
n
co
e
otros chico
nt
ge
pasamos Cono
gente de toda
tercambio es
.
cimos
s partes del
casa. Las
durante el in
mundo e hicim
muchos nuev
ntacto desde
co
y
en
es
ré
bl
ua
os
eí
os amigos Es
cr
in
n
so
a
duda contin
in
una forma fe
gent
.
para conocer
le
nomenal
vividas en Ar
gente nueva
cer esto posib .
experiencias
y culturas di
Definitivamen
atalia por ha
N
a
r
r
po
ce
ferentes
de
eo
ra
at
te
M
,
y
un
o
dr
m
quisiera ag
es
.
Pe
a
no fue suficie
ninguna de no
nte para
era agradecer
sotras dos Qu
Además, quisi
”
er
í
.
no
ía
mos quedarno
volver más
Will y a m .
ralia
s y
Fue una de la
recibirnos a
School, Aust
s mejores ex
que jamás vi .
e, The King’s
or
periencias
lm
vi
m
Gi
os
n
la
y
no dudaríamos
Lach
hacerlo si tu
en volver a
viéramos la op
ortunidad
¡Realmente se
.
lo recomenda
mos a todos!
Juana Michel
”
etti y Giulia
Beltrao Rose
k
¿Cómo se organiza?
Los alumnos interesados deben hablar con sus familias acerca de la idea de pasar parte del
verano realizando un intercambio, deben abrir la página web del Colegio e investigar acerca
de los posibles colegios con los que se podrían relacionar y una vez que están decididos deben
escribir una carta dirigida al Headmaster explicando las razones por la que les interesa postularse. Todos los candidatos son entrevistados por Head of College y Headmaster. Desafortunadamente, no todos pueden ir pero todos tienen la posibilidad de postularse. Los nombres
de los candidatos seleccionados generalmente se anuncian antes de las vacaciones de invierno.
El Colegio actualmente realiza intercambios con 11 instituciones diferentes en 7 países diferentes. Los detalles acerca de los intercambios y las vacantes varían año a año.
Mientras que las altas temperaturas se apoderan del verano en Argentina, los alumnos de
intercambio estarán en Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Inglaterra, Escocia, Canadá o Estados Unidos. A pesar de las ganas de participar en el programa, en muchos casos es posible
que, justo antes de despegar, se arrepientan de haber tomado esa decisión por miedo a lo que
les espera, pero una vez que llegan a destino se encuentran viviendo una de las experiencias
más enriquecedoras de su juventud.
Cada viaje es diferente, incluso para quienes van al mismo Colegio al que ya fueron muchos
otros Old Georgians. Es hermoso mirar a los alumnos a los ojos mientras relatan todo acerca de
su intercambio; brillan de felicidad y es muy fácil darse cuenta de que no regresaron siendo la
misma persona. Unos 90 alumnos de St George´s College ya han vivido esta experiencia. ¡Todos
crecieron tanto en tan poco tiempo, que ni siquiera sus padres pueden creerlo!
No sólo el alumno que realiza el intercambio saca provecho de todo esto; familiares y amigos seguramente también saldrán ganando: “No puedo creer lo que maduró mi hijo. Incluso
sus abuelos notaron un gran cambio mientras hablaban por teléfono con él cuando estaba en
Australia. ¡Ahora sí se nota lo mucho que le importa su familia!”
Pero el programa de intercambio no es sólo para quienes tienen la oportunidad de viajar a
algún lado durante el verano una vez que terminan ES4 o ES5, sino que también comprende recibir a un alumno que viene desde el exterior. Aquí es donde los alumnos deben demostrar que
pueden ser buenos anfitriones. Ese mismo sentimiento de angustia que nuestros alumnos de
SG seguramente experimentaron los primeros días que estaban afuera es lo que podrían sentir
los alumnos que vienen a SG. Debemos hacer que se sientan como en casa y el hacer que eso
ocurra puede ser una experiencia formidable para toda la familia. A veces no es fácil establecer
un vínculo con el otro, pero eso sólo reafirma una de las metas del intercambio: abrirnos, dejar
la zona de confort y dar la bienvenida a nuevas culturas.
Manuel con su anfitrión en Escocia
Milie y su anfitriona
Una nueva placa
Este año, durante la asamblea del 16 de marzo, Mr. Ian Tate y Ms. Ruth Percival descubrieron la nueva Placa de Intercambios que reza: “The St George’s College students who have participated in our Student Exchange Programme” (Alumnos de St George´s College que participaron en nuestro Programa de Intercambio de Alumnos). Todos los alumnos que figuran en esa
placa se han destacado como embajadores de St George´s College en algún lugar del mundo,
representándonos como parte de la Comunidad Georgian y como argentinos. Les estamos muy
agradecidos por su buen desempeño.
Cada año hay más alumnos de ES4 y ES5 que quieren postularse para esta actividad durante
el verano, mientras que se corre la voz entre los alumnos que ya hicieron la experiencia: “Fue
lo mejor que jamás hice en mi vida” siendo uno de los comentarios más escuchados. Probablemente esa sea la mejor recomendación para experimentar esta aventura.
el
ncia en que le
experie
o
i
m
m
is
o
m
cuent
res .
ito lo
familia
re que
os rep
“Siemp io de alumn mis amigos y
a
y
o
mb
mpre v
es a
interca
ias vec mi vida . Sie e pasé en
r
a
v
a
y
s
po qu
conté
mes de
mbio e
el tiem
mejor
interca
erdos
de
n
u
c
U
o
Fue el
e
t
r
Escocia . cualquier pun
en mis
tener
tle en
s
e
a
d
C
s
e
n
d
to
”
sa
Merchis iencia fabulo
todos .
per
daría a
x
n
e
e
m
a
o
n
c
u
e
se lo r
rnada
vista y omínguez Ba
D
l
“Una frase que representa lo que opino
Manue
acerca del intercambio y con la que me
relaciono es, “La vida comienza donde la
zona de confort termina”. Viajar sola al
exterior representa un reto y te saca de
tu zona de confort si es que no hiciste
algo así antes, ya que aparecen millones de
dudas en tu cabeza.”
Wendy Corti
Wendy en Havergal College
Lachie, Will y Pedro
más dudas
sobre las que
“Las 3 cosas
o logré
m
có
de viajar y
tenía antes
el
superarlas .
pidamente y
acostumbré rá
rlo.
ti
ba
m
co
•El frío: Me
ra
pa
bien equipado
o:
colegio está
con un extrañ
to
ar
cu
el
ir
e muy
fu
;
•Compart
te
en
igas rápidam
am
os
cim
hi
a
Nos
primer dí .
igo desde el
s
atenta conm
amigos: No lo
y
a
ili
m
fa
mi
co a mis
po
•Extrañar a
un
a
ab
añ
vez extr
extrañé; tal
todos ellos
veía fotos de
do
an
cu
os
ig
ras tanto
am
nt
ie
m
ro
playa, pe
igos y me
juntos en la
am
ndo nuevos
cie
ha
ba
ta
es
me
!”
divirtía mucho
ada
tr
Es
na
ti
us
Ag
Translations
Much More than Medicine by Telma Legris
The history of the Sanatorium or “san” is as long as that of the school
itself. From the precise moment of its creation, St George needed
specialized personnel who could see to the needs of the students victims
of pain, disease or accidents. Given the distance of the boarders from
their homes, it was impossible for the parents to take charge of them in
case of an emergency. That is the reason why an infirmary was created
that would later develop into the Sanatorium or San that we know today.
From the first day St George´s had a live in nurse. These women either
came directly from England to work here or spent some time working
at the British Hospital before moving out to Quilmes. The first nurse
mentioned in the Georgian was Mrs Steele who came to the school from
England in March 1901 to work as General Health Superintendent. Most
probably, on accepting the post, she never imagined that she would live
some of the most turbulent moments in the history of the San.
To begin with in 1901 classes had to be called off before time, on the
24th August and postpone the exams till after the holidays. This was an
extreme measure. At the end of June the weather changed form warm to
cold quite suddenly and a consequence a persistent cold settled in hitting
one student after another. The situation got worse when some cases of
chickenpox developed with 15 days difference regularity plus some more
of whooping cough ones and, for the sake of variety one case of mumps
that fortunately affected only one boy. According to that year´s Georgian
it was decided to bring the term to an early close because: “with so many
boys ill at one time or another, it is impossible to get good work done: a
boy, for example goes off to the Infirmary for a week; on his return the
fresh rules learnt in his absence have to be re explained for his benefit,
and he thus acts as a drag on the class. When this happens several times
in a term, the progress of the class as a whole is slow”. There is also
a felt thank you to Mrs Steele for the “prompt detection and careful
treatment of the chicken pox, thanks to which the attack has been very
mild and the patients need not stay in bed for more than a couple of
days.” But the worst for this hard working lady was yet to come.
1902 began in an auspicious way with 18 new students added to the
school which made a total of 63 opening up a new dorm and new
classes. Unfortunately the high spirits would not last. Some days after
the classes began, Douglas Waskitt, from Belgrano, was diagnosed with
typhoid fever. Given the fact that his home was nearby he was sent back
so that he would get loving care and affection of his family while he
recovered. While the family sent encouraging messages of his recovery,
two weeks later, Frank Scroggie fell victim to the same disease. Frank was
confined to the infirmary. The headmaster announced the news about the
disease to the other boarders´parents at the same time as he ordered the
disinfection of the well water, the analysis of the milk that was delivered
to the school daily by the milkman and the examination of the school
pipes. Given that the examination found everything in perfect order and
that no other cases appeared, it was concluded that the children had
contracted the disease outside the school and had brought it with them
at the return from the holidays. But this was little consolation when the
two children were to die with six hours difference. They had both been
classmates and very close so their demise must have been particularly
hard to those who shared classes with them, six of whom accompanied
the funeral hearses in their procession to Chacarita Cemetery. According
to that year´s Georgian: “they had planned little bycicle trips together
for the holidays. And now they have indeed gone on a journey together,
but one grander and greater than any here dreamed of.” Fortunately
even when there have been moments in which there were accidents and
serious diseases these two were the only cases of death in the school.
Another much appreciated nurse of the time was Nurse Taylor. Mrs
Taylor started working at the British Hospital in 1883 and came to the
school in 1905 where she worked until 1909. She left a strong mark on
the students in her charge. Having a maternal spirit, when she was not
busy with the sick she would be mending the students´ clothes´so that
everyone was quite sad on her retirement.
But 1909 was to be engraved in the school´s history for another more
serious reason: it was the first time that the institution had been
quarantined due to diphteria. On 18th March, a student by the name of
Jacobs who had been in the infirmary for days was diagnosed with the
disease. The next day another student Grant, followed and one day after
that Melville. Three cases in a total of 74 at that moment were more than
enough for the health authorities of La Plata to declare the quarantine.
On 21st March Dr Vilela inoculated everyone. The measures did not
end there. For a week a policeman stood at the school´s door to limit
contact with the outside. Also, having moved the students to the San,
it was necessary to disinfect the buildings and its contents. The rooms
were disinfected with formaldehyd and the mattresses and clothes were
boiled. The mattresses in particular needed to be boiled in the morning to
have time to dry them in the sun in the afternoon. This was a very difficult
experience and luckily exceptional.
These were the most turbulent times in St George´s history. It is probably
curious that they should happen even before that the San, as we know
it today, was finished in 1910 from then on there have been no serious
situations to feel sorry about. The original Sanatorium consisted in two
wards to be able to assist two different diseases at the same time. Each
room could be used independently of each other and each had its own
bathroom, nurse´s room (there were always two from the British Hospital
at a time), a kitchen and a room to disinfect clothes.
The cost was 20000 pesos of the time. The place where it was built
was the one occupied by the gym machines which were moved to
the athletics field. In that way the sanatorium was near the school but
enough far away to prevent the risk of contagion. The idea was to fence
in the area to isolate it more, something which was achieved with an
attractive hedge.
In 1963 a series of reforms were made which gave it its present form. The
old consulting room and its adjacent room were transformed into offices.
A five bed ward was divided into two, one dispensary end a waiting room
and a new consulting room was made using part of the nurse´s room.
New paths were built to the entrance of the administration and waiting
room. These changes were very important for the students who up to
that moment had had to wait outside in the cold until they were admitted
in what used to be only one room where the doctor saw to the patients
while the nurse administered the medicines. With the reform the patients
waited in warmth and comfort for the doctor to examine them in their
waiting room. There they would be prescribed some horrible medicine
that the sister would administer immediately in the adjoining room.
In spite of the long history of the school, there were only four head
doctors working here since its creation. The first was Dr Stuart Pennigton,
who lived in the center of Quilmes and would arrive at school in a horse
drawn carriage, who worked here for 27 years assisted by Dr Peard. He
was followed by Dr Mongiardini accompanied in turn by Dr Fort. Some
people remember that Mongiardini used to listen to the heart with an
stethoscope and to the lungs by placing his ear against the patient´s back
as it was done in those days, the latter a highly difficult job, given that
the doctor, who had very hairy ears, would tickle the students who could
not keep still for examination.
The next professional, Dr Luciano Gwodtz who was to work here for 49
years has a closer relationship than his predecessors with the institution.
At the end of the second World War it was very difficult to find a job in
Europe and even more difficult to raise a family. That is why when Mr
Gwodtz senior was offered a position at St George´s as Arts and Crafts
teacher ( subject in which students were taught how to make mechanical
pieces or fix motors to carpentry among other things) he accepted the
offer and came to live in the school with all his family. Little Luciano
studied here for some years but graduated outside. Graduating in the
school (where the Colegio Nacional did not exist yet) would have meant
having to continue university abroad and that was a luxury that his family
could not afford. So he graduated at the Colegio Nacional de Quilmes
and then continued his career as a doctor. It was reasonable then, that
fresh from graduation, in the year 1963, he would return to his “home”
to practise.
Probably one of the most difficult situations he had to live while here
was the flu epidemics in the early 60´s. the school had not gone co-ed
yet and the epidemic was very important so much so that there were
100 cases in just a weekend. It is essay to imagine the chaos this caused,
even when the san premises had enough space to lodge the sick, the
number was beyond its capacity. So the whole Prep building was taken
over as temporary infirmary. The problem was seeing to so many patients,
giving the medicine, food etc, required many people. The children were
hospitalized for a whole week and during this time the wives of the
resident teachers took over their care. Many of them had their own
children to look after but they threw themselves onto this with passion
and in this way helped to stall the spread of the disease while giving some
maternal care to those children away from their homes.
The most curious incident which happened around those years was the
one involving a student by the name of Barcena. This boarder, like many
others, tried to play truant from classes with any excuse, his supposed
sicknesses were manifold until one day his luck ran out. One morning
he came into the San complaining of an acute abdominal pain and
declared having thrown up copiously. The doctor examined him and
found his stomach as hard as stone. Faced with such a clear cut case of
appendicitis, he was rushed over to the British Hospital so that he could
be operated on. The doctors there confirmed the diagnosis and took him
to the operating theatre. Only when he saw himself below the lights of
the operating theatre about to be operated on did he confess he had
faked it all. It is not known what punishment he got for his lying but it
was probably a memorable one.
At present the Doctor in charge of the San is Fernanda Blanco. Fernanda
occasionally gives classes on about health care and sexual education in
the three school sections. Daily , during the morning she sees to the
cases reported in the College section while in the afternoon she does the
same in the Prep. Although the cases in there have more to do with a
sentimental than a health issue. The little ones, knowing they will always
get a hug and some sympathy from the nurses, go to the infirmary daily
with any excuse. The infirmary ends up being assimilated with the nurse
in charge to the point which the children ask to “go to Martita”, there
are even some who even call the place Marylin after the time when Mrs
Marylin Peralta, who was in charge of the place for 17 years and is now
head nurse at St George´s North, worked there.
Geographically the sanatorium is at the heart of the school and sentimentally
in the hearts of all the students and parents who feel supported by the
professionals working there because they know they will always be healed,
helped or reassured. The “San” is much more than medicine.
Luciano Gwodtz Interview
Luciano Gwodtz ( the doctor with the impossible suranme or the surname
with a pronunciation to suit the speaker) was School medical Officer ( in
charge of students as part of the school staff) for 48 years, from 1963 to
2011. An OG himself he graduated as a Doctor at the UBA in 1962 and
started working here immediately after. He also practiced in Casa Cuna
specializing in Pediatrics.
At present Dr Gwodtz is retired and in his free time enjoys the company
of his family and yoga classes.
1. Which is your idea of perfect happiness?
I think it is in ourselves to learn to enjoy life. In spite of negative
circumstances it is possible to feel good with oneself. We are responsible
for our happiness.
2. Which is your greatest virtue?
I´ve got many ( jejeje) I think that the most important one is having
worked hard all my life. My parents geva me the education and their
own example. The rest I have won on my own.
3. Which is your greatest fear?
It has always been not being able to achieve what I had set up to do in
life. Now that I am retired, married for 52 years to Maria Inés, a wonderful
woman, with children and grandchildren, I do not fear anything.
4. Which is your greatest weakness?
Lack of constancy. Many times I have started something and did not
continue. It happened to me with sports, with learning how to play
musical instruments and some other activities
5. Which thing do you hate most?
With respect to people lack of education, vulgarity, hypocrisy. With
respect to food Rice in the Cuban style
6. Which is your motto or the words you use most?
I´ve got many, some that come from the family “ do not leave for
tomorrow what you can do today”
7. Which natural virtue would you like to have?
To have a better ear for music especially for the one that my grandchildren
listen to that I simply do not understand.
8. Which is the personal characteristic you hate most in yourself?
At this moment not to have the same will to do the same things I did
before without effort.
9. What do you regret most?
Again many things. Not having studied more, learning more languages,
reading more on medicine related themes, not knowing how to play any
musical instrument.
10. Which is your most valued possession?
My family: wife, children, grandchildren , brother , nephews.
11. Which is your biggest accomplishment?
Again the family. Having achieved a family and home with my wife that
are our pride. Professionally I consider achievements as something natural
in a person with a good education and devoted to work.
12. What wouldn´t you forgive?
I think I would forgive everything, nobody is perfect. But I would not forget
those situations that led me to be let down, suffer or be disillusioned.
13. Which has been your major boldness in life?
In my first years as a pediatrician the treatment for newly borns with RH
incompatibility was standardized. I was the first one to apply it in Quilmes,
at the Quilmes Hospital and at Sanatorio Alvear ( now Tribunales) in
such precarious conditions that now give me goosebumps. Thanks to
that those children were saved and no one died. Now there are vaccines
that prevent the disease.
14. Who are you favourite writers or poets?
When I was an adolescent Alejandro Dumas, Julio Verne, Joseph Conrad.
Then I started to read everything, mainly history and politics.
15. Who are you favourite artists or musicians?
Among the classics Mozart, among the modern Louis Armstrong, Duke
Ellington, Dizzie Gillespie.
16. Who is your fiction hero?
The incomparable Carlitos Balá
17. Which is the virtue you appreciate most in others? Honesty
18. Which is the personality trait that you deplore most in a
person? Lying
19. Which is the worst defect? Violence
20. If you were not you, who would you like to be?
I would like to be a historian, history has fascinated me since my
childhood. Mainly World history.
21. If you could meet or interview a historic character who would
you choose?
They would be many but if I had to choose only one it would surely be
Winston Churchill.
22. What did you gain from your experience at St George´s or how
did St George prepare you for life?
The school itself teaches you constantly, it prepares people since K1 to
develop their capacities and most importantly there is no age limit for
that. I learnt a lot there.
23. Which was the highlight of your life at St George (or what you
remember most for some reason?
They were many too but the main one was in 1962 when I graduated
and Rev Colvil Jones offered me the possibility to be Medical Officer from
1963.
24. What would you advise to the new generations of students?
To students to make the most of what Stgeorge’s offers them in terms
of education, sports, social and community service, art, music . dance,
even Scottish!!!
To the graduates to NEVER abandon the links with the Alma Mater, their
peers and teachers and to remember that nothing is achieved without
hard work.
Contents
Mucho más que medicina
Alumni 2015
por Telma Legris
Where are they now?
Entrevista a Luciano Gwodtz
Ciudadanos del Mundo
por Natalia Kovsch
The Dragon´s Flame: a historical journey
Editora general: Telma Legris
[email protected]
St George’s College Quilmes
Guido 800 (1878) Quilmes, Buenos Aires, Argentina
T. +54 11 4350-7900 - [email protected]
St George’s College North
Mosconi 3500 y Don Bosco s/n (B1613FWR) Los Polvorines, Buenos Aires, Argentina
T. +54 11 4663-2494 int.: 112 - [email protected]
www.stgeorges.edu.ar
The school captains, Camila Grigera Naón and Matías Rocca, with I D Tate
From the Headmaster
T
he first Newsletter of 2016, as did its predecessors, celebrates many different areas of the College. The sanatorium has been quietly looking
after the health of the school since 1910 and the feature article gives an excellent insight into the coming and goings in the san over the
years.
It is always interesting to see what our Old Georgians are doing after school and last year’s graduates were a special group, as they
obtained the best IB Diploma results the school has ever had. They are also special as many more than usual chose to study abroad with some being
accepted at the best Universities in the UK and USA.
The international theme continues with a resume of the exotic destinations of our year 4 and 5 exchange students. The experiences are very
enriching, not only for St George’s College students who visit the other countries and schools, but also for the students here who benefit from meeting
the ones who come to Argentina from abroad.
There is also a short resume of the Dragon’s Flame event from last October as it is my intention to include news from St George’s College North
in each of the Newsletters.
From now on, in our endeavour to be an educationally sustainable school, our community will receive the Newsletter in electronic form. There will
be a few hard copies made and if anyone would really like to have one they can do so by contacting Natalia Kovsch.
I D Tate
Headmaster
La editora desea agradecer a las siguientes personas por su colaboración en este número:
Artículo sobre el Sanatorium: Marisa Faragó (por el material de archivo). Luciano Gwodtz (por su ayuda con la información histórica).
A Mariana Martínez por el material sobre los egresados. A Natalia Kovsch por la nota sobre Exchanges.

Documentos relacionados