Hidroeficiencia en el Sector Hotelero

Comentarios

Transcripción

Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
Hidroeficiencia
en el sector Hotelero
Guía práctica para el ahorro de agua y la
energía derivada de su utilización.
Murcia, 2.007
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
1
Autor: Luis Ruiz Moya
E-Mail: [email protected]
Web: http://www.ahorraragua.org
Edita: HOSTEMUR
C/ Acisclo Díaz, 5-C, 3ª Planta
30.005 Murcia
Telf. 968.281.210
Fax. 968.281.284
E-mail: [email protected]
Web: http://www.hostemur.es
Edición especial para la Consejería de Agricultura y Agua.
Comunidad Autónoma de La Región de Murcia.
Diseño Portada: Adrián Cerezo García
Depósito legal: MU 881-2007
Edición gratuita en formato PDF, prohibida su comercialización. Existe una versión impresa.
Se prohíbe su reproducción, registro o duplicación total o parcial, así como su transmisión o copia, por cualquier medio, sin
la autorización expresa, previa y por escrito, del autor.
2
Presentación
Presentación
Me satisface contar con la oportunidad que la Asociación Regional de Empresarios
de Hotelería de la Región de Murcia (HOSTEMUR) me brinda para presentar esta
obra dedicada a un aspecto muy importante de nuestra cultura del agua.
Murcia es fuente de sabiduría en el uso del agua en el Mediterráneo Occidental
desde hace 8 siglos.
No existe en este extremo del planeta un pueblo más
preocupado y ocupado en establecer principios, normas, técnicas, sistemas,
procesos y métodos para cuidar y conservar el agua como lo hacen los murcianos.
No sólo hemos recogido los conocimientos del antiguo Egipto,
a través de los
colonos procedentes de Alejandría que iniciaron el diseño del sistema de regadío de
la huerta tradicional murciana en el siglo XIII y XIV, también hemos exportado este
conocimiento a otras regiones de la península, y del mediterráneo, gracias a los
flujos migratorios en los siglos posteriores. Así Cataluña, Aragón, Navarra, La Rioja
o Sicilia son buenos ejemplos de aplicación de la cultura del agua difundida desde
este rincón de España.
Recientemente algunos colectivos han imitado algunos de los principios que se han
aplicado con éxito en nuestra región y les han puesto el calificativo de “Nueva
Cultura del Agua”. Este término no deja de ser engañoso en cuanto a su novedad.
Es justo que Murcia reclame el papel de origen de la Cultura del Agua, que hoy se
mantiene viva, y que debe difundirse a todos los lugares de la geografía donde la
escasez de agua se ha convertido en un aspecto mas de la vida cotidiana.
Hay que resaltar el hecho de que esta Comunidad Autónoma es la única que
dispone de una ley de medidas obligatorias de ahorro y conservación de agua. La
Ley 6/2006, como el autor del texto refiere, es la ley más moderna y avanzada a
nivel mundial. No podía ser menos en consonancia con el papel de líderes en el
cuidado del líquido elemento que antes he mencionado.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
3
Además, el Gobierno Regional puso en marcha el Ente Público del Agua (EPA). Este
organismo entre sus funciones tiene la de “fomentar y contribuir a la difusión de la
cultura del agua de la Región de Murcia”. Así, es posible hablar con hechos de la
importancia que este tema tiene para nuestra comunidad.
Este libro viene a contribuir al esfuerzo de comunicación de los principios que
inspiran nuestra cultura. Es una obra divulgativa y de gran valor para otras
Comunidades Autónomas. Mis felicitaciones a HOSTEMUR, que la ha hecho posible
y, que ha sido pionera en el desarrollo de planes de hidroeficiencia en un sector tan
importante como es el turismo para todas las regiones mediterráneas.
Antonio Cerdá Cerdá
Consejero de Agricultura y Agua
4
Presentación
Prólogo
Es más que evidente la importancia que el agua tiene en nuestra sociedad de hoy
día, e indudablemente dentro del sector turístico esta importancia se vuelve capital,
en varios de sus aspectos como lo son el de la seguridad que tenemos que
transmitir
al
cliente
de
nuestros
establecimientos
de
que
siempre
tendrá
disponibilidad de la misma, para beber, para su higiene y para su ocio.
Sin agua, o tan siquiera sin la seguridad de poder disponer de ella, muchos turistas
no dudarían en sustituirnos por otros destinos en donde pudieran disponer de la
misma, por lo tanto no sólo su carencia, sino la sola idea de su posible falta, ya nos
perjudica.
Hoy en día nos encontramos también con una creciente preocupación por el
medioambiente, y las empresas no podemos estar ajenas a dicho aspecto; los
clientes y la sociedad en general nos demanda que seamos cada vez más
respetuosos con el mismo, y evidentemente desde nuestras visión y máxime dentro
del sector de actividad que desarrollamos, nadie nos podrá negar que gran parte de
nuestro atractivo como destino está precisamente en el mantenimiento de dicho
medioambiente en las mejores condiciones de conservación posibles, por lo que
cuantas acciones podamos emprender en la línea de trabajar de una manera
proactiva por el mismo, siempre serán bien acogidas por nuestros clientes, por
nuestros vecinos de la comunidad donde estemos ubicados, por nuestros
empleados y por nuestras autoridades.
Así mismo, dentro de nuestras empresas el agua también supone un coste directo y
real donde el derroche de la misma, aparte de los anteriormente descritos efectos
perniciosos sobre el medioambiente que nos rodea, también conlleva un factor de
gasto económico que crece de manera importante al tener en cuenta todo lo que de
una manera indirecta aumenta dicha cifra. Y es que ahorrar un litro de agua en
nuestros establecimientos supone no sólo ya el ahorro del litro en sí mismo, sino
también de los gastos derivados de su utilización, como el bombeo, calentamiento,
acumulación, recirculación, tasas de alcantarillado, depuración, etc. y la energía
utilizada en todo ello.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
5
Si todo esto hace que sea muy interesante a nivel de nuestras empresas el ahorro
de agua, no menos interesante es que este ahorro transmite también una serie de
reducciones al resto de la cadena; ese litro de agua que ahorramos en nuestras
instalaciones, será un litro menos que tendrán que captar, impulsar hasta la
Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP), para que allí, tras tratarla y
potabilizarla,
volverla
a
impulsar
hasta
nuestros
negocios
y
viviendas;
y
posteriormente será un litro menos que tener que llevar a través de los
alcantarillados hasta las Estaciones de Rebombeo de Aguas Residuales (ERAR) y
desde éstas, hasta las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR), para
una vez depurada, pueda ser procesado y reciclado antes de ser vertido a cauce o
aprovechado de nuevo.
El ahorro por lo tanto irá más allá del mero no consumo y disponibilidad de un litro
más para
consumir en otro momento, sino que influirá también y muy
decisivamente en el ahorro de energía, en las emisiones de CO2 a la atmósfera con
lo que se contribuirá a evitar el tan temido efecto invernadero.
En fin, como podrá apreciar el lector en el transcurso de las páginas de esta guía,
que desde HOSTEMUR se ha elaborado con la experiencia de los establecimientos
de la Región de Murcia, verá lo fácil que resulta con un poco de planificación y
voluntad el poner una serie de medios técnicos y organizativos que le permitirán
llevar a la práctica todo lo anteriormente expuesto, con los consabidos beneficios
que le acarreará tanto en materia económica como social y medioambiental.
Y además las experiencias de esta guía podrán ser transmitidas y aplicadas no sólo
a nuestros negocios sino también a las casas, edificios y comunidades de vecinos
de nuestro entorno, ya que no hay significativas diferencias entre ellas y nuestras
instalaciones, mientras que los beneficios sí que alcanzarán a todos.
Conseguiremos ser un poco más “sostenibles”, transmitiremos la imagen de
ocupación y preocupación por un elemento que ya es denominado como “oro
líquido”, máxime en una región como la nuestra donde nos va la vida en ello.
Jesús Francisco Pacheco Méndez
Presidente de la Asociación Regional de Empresarios de Hotelería.
(HOSTEMUR Hoteles)
6
Prólogo
Notas del autor
Cada día estamos constatando el aumento notable de la preocupación de la
sociedad por el consumo racional del agua y la energía, debido principalmente a la
suma de distintos factores, como la sequía latente que nos acecha, la irregularidad
pluviométrica que tenemos, la falta de recursos energéticos propios, el aumento de
la sociedad y de las zonas urbanas, etc.
El sector servicios y en concreto, el sector hotelero, es principalmente uno de los
mayores consumidores de agua y energía, a nivel estadístico, (sólo
adelantados
por la agricultura y la industria manufacturera), lo que unido a la amplísima oferta
hotelera del territorio nacional, hace que la gestión, distribución, uso y disfrute de
la misma, requiera cada día más, un análisis racional de si podemos minimizar su
consumo o hacer que éste sea más eficiente y respetuoso.
Últimamente algunas administraciones se toman cada día más en serio este
problema, reglamentando y forzando por leyes, decretos, ordenanzas y pautas de
comportamiento límites al consumo, dirigiendo y forzando a la sociedad a un
crecimiento sostenible, por la calidad, que no por la cantidad.
A este respecto surge la necesidad de desarrollar estas buenas prácticas o
intenciones pero de una forma rápida, ya que en algunas zonas del país el
problema es acuciante, y lo primero que tenemos que tener, es una idea clara de
qué se puede hacer, cómo y de qué forma, con qué ahorros y beneficios y en qué
plazo se amortizarán las inversiones.
Desde este prisma, no cabe en cabeza alguna, la inactividad, si se está convencido
y hay ejemplos para demostrarlo, será una aberración el no tomar la iniciativa para
cambiar las cosas.
Si los empresarios, directores, gerentes, técnicos y profesionales del sector hotelero
son el motor de este cambio, en las administraciones y la sociedad se verá reflejada
esta impronta tan saludable para el crecimiento sostenible de nuestra sociedad,
base de futuro y legado para nuestros hijos.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
7
Una región sensibilizada históricamente como lo es la Región de Murcia, en el uso
racional del agua y motivada de por sí, para acometer cualquier iniciativa que le
permita sacarle el mayor jugo al poco agua que posee, sólo necesita ideas para
mejorar su uso y gestión, posicionándose como líderes o paladines de este tipo de
causas, como por ejemplo ha sucedido en materia de agricultura, donde
posiblemente Murcia, represente la región europea con el mayor porcentaje de
implantación del riego por goteo o riego localizado, de todos los países que la
componen.
Con la información de esta guía, sólo pretendo poner un granito de arena de las
múltiples cosas que se pueden hacer en el sector hotelero, pero donde el empezar
con acciones sencillas y fáciles de acometer, puedan generar grandes ahorros de
agua y de la energía utilizada durante su consumo; lo que proporcionará, de una
forma rápida, beneficios de índole económico y medioambiental, posibilitando la
generación de fondos para la inversión en otras acciones no tan fáciles de amortizar
y necesarias para contribuir al sostenimiento de nuestro entorno natural y en
definitiva, a generar una mayor calidad de vida y un futuro sostenible.
Fdo. Luis Ruiz Moya
Director General de TEHSA
8
Notas del autor
Índice
Presentación.............................................................................................. 3 Prólogo ..................................................................................................... 5 Notas del autor .......................................................................................... 7 Índice ....................................................................................................... 9 Ahorrar Agua, ¿Por qué? ........................................................................... 13 Objetivos de un Plan de Hidroeficiencia ..................................................... 16 Coste del Agua ...................................................................................... 19 Costes de la energía utilizada para su calentamiento .................................. 23 Situación de la planta hotelera Murciana ................................................... 25 Planta hotelera nacional ......................................................................... 27 Interrelación entre categorías, playa y ciudad ............................................ 27 Consumos medios y ahorros obtenibles ....................................................... 30 Resultados de la campaña “Ayúdanos con el Agua…” .................................. 31 Información sobre los participantes ....................................................... 33 Resultados y conclusiones .................................................................... 37 Situación legislativa del sector ................................................................... 40 Ejemplos de normativas ......................................................................... 42 Ley 6/2006, de la Región de Murcia ....................................................... 43 Otro ejemplo: La Ordenanza Municipal de Madrid .................................... 46 ¿Cómo ahorrar agua y energía? .................................................................. 49 Acciones y consideraciones para ahorrar agua y energía.............................. 52 Primera medida, la optimización de las tarifas del agua.................................. 56 Tecnologías y posibilidades técnicas para el ahorro........................................ 58 ¿Qué es realmente un Perlizador? ............................................................ 59 Estructura ......................................................................................... 60 Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
9
Funcionamiento de un Perlizador ........................................................... 60 Clasificación de equipos ....................................................................... 62 Catálogo de soluciones economizadoras ....................................................... 64 Grifos monomando tradicionales .............................................................. 64 Maneta de apertura de caudal en dos tiempos o etapas ............................ 65 Apertura en frío en su posición central ................................................... 65 Incorporación de Perlizadores ............................................................... 66 Grifos de volante tradicionales ................................................................. 68 Regaderas, alcachofas y cabezales de duchas ............................................ 69 Duchas especiales .................................................................................. 73 Grifos termostáticos ............................................................................... 74 Grifos electrónicos de activación por infrarrojos .......................................... 75 Grifos de ducha en torres de prelavado ..................................................... 76 Grifos de fregadero en barras y cocinas..................................................... 77 Grifos temporizados ............................................................................... 78 Fluxores para inodoros y vertederos ......................................................... 80 Inodoros (WC) ...................................................................................... 81 Tanques o cisternas con pulsador interrumpible: ..................................... 83 Tanques o cisternas con tirador: ........................................................... 84 Tanques o cisternas con doble pulsador: ................................................ 85 Puntos habituales de fugas en el inodoro o WC ....................................... 88 Urinarios con muy poco agua o sin ella ..................................................... 89 Pistolas de alta presión ........................................................................... 90 Contadores para el control de la instalación ............................................... 91 Estabilizadores de presión ....................................................................... 94 Gestores o analizadores de consumo ........................................................ 97 El jardín en establecimientos hoteleros ...................................................... 101 10
Índice
Aprovechamiento de aguas residuales y de lluvia ..................................... 103 Estudio de sistemas de riego y su correcto mantenimiento ........................ 103 Optimización de recursos ...................................................................... 103 Estudio edafológico y climatológico ........................................................ 104 Realización de agenda personalizada en función del microclima .................. 104 Tratamiento del suelo .......................................................................... 104 Estudio de las necesidades reales de cada planta ..................................... 105 Mantenimiento y diseños óptimos .......................................................... 105 Praderas de alto rendimiento................................................................. 105 Implantación de tapizantes ................................................................... 106 Zonas de cobertores ............................................................................ 106 Estudio del paisaje y sus impactos ......................................................... 106 La captación, aprovechamiento y retención del agua ................................... 108 Captadores de agua de lluvia para bajantes y canalones. .......................... 109 Captadores de agua de lluvia para bajantes y canalones. .......................... 110 Hidrogeles y retentores de agua y nutrientes para la tierra ........................ 111 Ejemplo económico de implementación en un hotel ..................................... 112 Ratios de ejemplo: .............................................................................. 113 Beneficios ecológicos de este tipo de inversiones ........................................ 114 Consejos generales para economizar agua y energía ................................... 115 En salas de calderas, calentadores y redes de distribución ......................... 115 En los puntos de consumo: ................................................................... 116 En el establecimiento en general y en las zonas de empleados ................... 117 En jardinería y paisajismo ..................................................................... 118 En la limpieza de las instalaciones .......................................................... 119 Bibliografía ............................................................................................ 121 Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
11
12
Índice
Ahorrar Agua, ¿Por qué?
Todavía hay personas que no entienden porqué ha de escasear el agua, y porqué el
precio del agua potable es cada vez más caro, pues miren donde miren
encontramos algún medio húmedo como ríos, lagos, estanques y seguimos
haciendo uso del agua como si no pasara nada.
Nunca habrá más agua de la que se dispone en estos momentos, pues el ciclo vital
de ésta hace que cada vez escaseen más las lluvias y éstas se produzcan
irregularmente, con inundaciones en algunas zonas del planeta y sequías en otras.
Por desgracia, de las aparentemente inagotables reservas de agua de la Tierra,
solamente se pueden emplear, de forma eficiente, pequeñas partes para la
producción de agua potable.
El 97 % de las existencias de agua de la Tierra, corresponde al agua salada no
potable de los océanos y mares. La mayor parte de los restantes 36 millones de
kilómetros cúbicos de agua dulce, está aglomerada sólidamente en forma de hielo
en los glaciares y en los casquetes polares de la Tierra. De manera que, sólo queda
aproximadamente el 0,5 % de la totalidad de las existencias de agua para la
explotación de agua potable.
Si bien es cierto que disponemos de tecnologías para desalar dicha agua, no lo es
menos, que el coste de realizar dicha acción es muy elevado e incorpora un alto
consumo energético, por lo que resolviendo un problema, se está generando otro.
Los expertos calculan que en un futuro, el despliegue técnico para la producción de
agua potable y el consiguiente coste que esto acarreará, aumentarán el precio
considerablemente.
Recientemente, está creciendo la sensibilidad sobre estos temas, sobre todo por las
noticias, las restricciones y cortes, que algunas poblaciones empiezan a sufrir,
debido a los altos niveles de consumo y una sequía latente, de la que no nos
recuperamos.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
13
Los dos últimos años (el 2005-2006), se dice que han sido de los peores desde
hacía mucho tiempo a nivel de sequía. Según explicó el secretario general para el
Territorio y la Biodiversidad, D. Antonio Serrano, de la combinación de todos los
datos disponibles "se puede decir con certeza que 2005 fue el año más seco" desde
1887, aunque eso no significa que sea "la peor sequía".
Se trata, sólo de datos de pluviometría, porque "para hablar de sequía hay que
tener en cuenta el estado del suelo y de las reservas acumuladas a principio del año
hidrológico" que comienza en octubre. Y este año 2.006 acumulamos un déficit
hídrico de más del 11 %, según D. Ángel Rivera (INM), aunque se empezó con el
segundo octubre más lluvioso de los últimos 10 años.
Según los estudios realizados por el Instituto Nacional de Estadística (INE),
respecto a los datos de consumo que se tuvieron en el año 2004, y que fueron
publicados el día 17 de agosto de 2006, se obtiene que durante ese año en España
se dispuso de 4.923 hm³ de agua de abastecimiento público urbano. De esta
cantidad, un 82,1% (4.042 hm³) se distribuyó para el consumo de familias,
empresas e instituciones y para consumos municipales.
El consumo de agua de las familias españolas ascendió a 2.701 Hm³, lo que
representa el 67% del consumo total. El consumo medio se situó en 171 litros por
habitante y día, un 2,4% más que los 167 litros del año 2003.
El valor unitario del agua (cociente entre ingresos por el servicio realizado y el
volumen de agua gestionada) se incrementó un 11,6% en el año 2004, hasta
situarse en 0,96 euros/m³. El valor unitario del abastecimiento de agua alcanzó los
0,66 euros/m³, mientras que el de tratamiento de aguas residuales fue de 0,30
euros/m³.
Por comunidades autónomas, los valores más elevados correspondieron a Canarias
(1,64 euros/m³), Región de Murcia (1,41). Por el contrario, Castilla y León (0,61),
Castilla – La Mancha (0,63) y Cantabria (0,65) presentaron los valores unitarios
más bajos.
La tendencia general de las grandes comunidades consumidoras de agua, es la de ir
reduciendo los consumos, debido a la sequía de los dos últimos años, 2005 y 2006,
y la mayor sensibilidad y restricciones que esto provoca.
14
Ahorrar Agua, ¿Por qué?
Un ejemplo claro de esta tendencia podría ser la comunidad de Madrid, donde en la
primera mitad de este año hidrológico (de Octubre a Octubre), se ha reducido el
consumo en más del 22,6% (de los 168 de Octubre de 2.005), posicionándose
como una de las que más agua economiza en el país, ya que en esta tendencia de
consumos (130 litros por persona y día en la actualidad), la región se coloca con
los consumos más bajos
de la última década (un 20% sobre los 162 litros que
gastaba en el año 1998) y todo ello gracias al impulso de la Administración, la cual
ha regalado más de 50.000 perlizadores y sistemas de ahorro, en diversas
campañas, incluyendo anuncios en radio, prensa y TV, para la sensibilización de la
ciudadanía. Asimismo, ha optimizando muchos de sus edificios públicos.
El Gobierno de Cantabria, está ejecutando la tercera fase de suministro de equipos
economizadores a la sociedad, totalizando en estos momentos más de 600.000
unidades de éstos que garantizan un ahorro mínimo del 40% sobre el consumo
previo.
En el siguiente cuadro podemos ver la evolución del consumo por comunidades
autónomas en los 6 últimos años, (últimos datos oficiales, extraídos del INE).
Consumo medio por habitante y día en las distintas regiones de España:
Región:
Andalucía
Aragón
Asturias (Principado de)
Baleares, Islas
Canarias
Cantabria
Castilla y León
Castilla - La Mancha
Cataluña
Comunidad Valenciana
Extremadura
Galicia
Madrid (Comunidad de)
Murcia (Región de)
Navarra (Com. Foral de)
País Vasco
Rioja (La)
Ceuta y Melilla
España
1999
2000
2001
2002
2003
2004
180
169
149
133
135
180
148
184
185
164
148
124
176
140
150
142
180
143
165
183
176
151
129
139
188
153
188
186
166
156
128
176
145
159
154
186
153
168
181
174
155
124
135
174
146
200
184
156
169
124
171
151
147
151
143
158
165
184
170
158
127
134
182
155
185
182
158
165
131
166
146
148
147
140
146
164
184
169
161
130
135
185
168
184
183
163
163
143
166
149
152
149
136
139
167
189
162
172
142
147
187
172
179
174
178
178
155
171
161
144
150
141
142
171
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
15
Objetivos de un Plan de Hidroeficiencia
En los dos últimos años se están promulgando infinidad de Ordenanzas Municipales
sobre el uso racional y sostenible del agua, pues los ayuntamientos, con
independencia del color político, están viendo cómo se deteriora y falta cada vez
más este preciado líquido. Aunque su mayor consumo en España siga siendo en la
agricultura, a los ciudadanos lo que les incomoda son los cortes de agua o falta de
suministro, dándonos cuenta de lo vital que es para una sociedad como en la que
vivimos, donde el agua tiene presencia a lo largo del día, en cientos de actos que ni
siquiera somos conscientes en nuestra vida cotidiana.
Esta actitud de regulación, se está demostrando como la más eficaz a medio y largo
plazo como fórmula para que la sociedad ajuste o limite la demanda, sin
intervención humana, pues las campañas de sensibilización, si es verdad que son
imprescindibles, también lo es, que la sensibilización disminuye a medida que deja
de recordarse el problema o pasa el tiempo.
Por ello, esta fórmula ha ido variando con el tiempo; de las primeras ordenanzas
que se realizaron en la década de los 90, como la de Alcobendas “Ciudad
Ahorradora de Agua”, donde los consumos se limitaban a 8 litros por minuto en la
grifería, pasando por la del Ayuntamiento de Madrid, que lo hacía a 6 Litros por
minuto, hasta hoy en día, donde por ejemplo el Ayuntamiento de Castro Urdiales en
Cantabria, o la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, lo hacen a 5 Litros
minuto.
Esto se debe a que estas administraciones se han auto-convencido y autodemostrado que existen tecnologías que no sacrifican el confort de uso, ni
restringen la calidad del servicio ofrecido al usuario y que los ahorros que generan
son tan exagerados, que a la hora de normalizar y regular la demanda, han dejado
en manos de la tecnología, el caudal suficiente, para un consumo mínimo, sin que
el usuario se aperciba de que le están restringiendo o limitando la demanda y
comparativamente no sepa diferenciar entre un equipo ahorrador, como podría ser
un Perlizador, en comparación del clásico filtro rompe-aguas, o aireador
tradicional.
16
Ahorrar Agua, ¿Por qué?
Adicionalmente,
creándose
estas
registros
de
últimas
normativas,
control,
además
obligaciones
de
van
dar
de
perfeccionándose,
alta
elementos
consumidores, obligaciones de auditarse o de certificarse, hasta la previsión de
canalizaciones separadas para poder reciclar el agua consumida, en un futuro
mediato cuando los municipios estén preparados para ello.
Ejemplos como el Ayuntamiento de Madrid, que exige
que todo edificio público
incorpore técnicas de bajo consumo de agua, o si fuera un gran consumidor (más
de 10.000 m³), y sea cual fuere su actividad, a realizar un plan de gestión
sostenible del agua, incluso a ser auditado por una empresa externa, que certifique
que cumple la normativa y en qué grado de cumplimiento lleva su propio plan,
serán cada vez más populosos. Pues por ejemplo el autor de este libro tiene
conocimiento, en tan sólo el último año de más de 300 ayuntamientos (de los
8.000 aproximadamente que tiene el país), de que están preparando o tienen
intención de acometer este tipo de ordenanzas, si los votantes les otorgan su
confianza, en estas elecciones que se nos avecinan.
Siguiendo con el ejemplo de Madrid, además, da claras especificaciones del tipo de
griferías a instalar y los consumos máximos de las mismas, ofreciendo un plazo
máximo de dos años para que todos los establecimientos adecuen sus instalaciones
e incorporen grifería eficiente en las áreas públicas o de elevada concurrencia,
como por ejemplo los aseos públicos, (donde determina claramente que los
urinarios deberán ser de detección de presencia y los lavabos temporizados o
electrónicos) y por supuesto, optimizar sus consumos en toda la instalación.
Como podemos ver, cada vez más la sociedad, las autoridades, instituciones, van
acotando los excesos de consumo, pues el hecho de que el agua resulte barata, no
quiere decir que dispongamos de ella sin ninguna limitación y cada día iremos
viendo cómo el estado, las comunidades autónomas y sobre todo las corporaciones
locales, legislan a favor del crecimiento sostenible y el mantenimiento de los
recursos naturales, para favorecer a las futuras generaciones.
Más adelante realizaremos un repaso a la nueva normativa de la Región de Murcia,
la cual aparte de innovadora, delimita claramente una serie de cuestiones que
afectan de lleno a la explotación de la planta hotelera de la región y donde además
cuenta con un foro receptivo a este tipo de acciones.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
17
Un plan o programa de HIDROEFICIENCIA, para cualquier establecimiento hotelero
o residencial, etc., se implementa para alcanzar distintos objetivos, entre los que se
pueden destacar los siguientes:
•
Disminuir el agua requerida para cada proceso, optimizando la utilización de la
misma.
•
Disminuir, por lo tanto, de una forma directa los residuos, obteniendo una
importante reducción del impacto ambiental del inmueble; es decir, haciéndolo
más respetuoso con el medioambiente.
•
Reducir los consumos adyacentes de energías derivadas de su utilización, como
por ejemplo la energía utilizada para calentar o enfriar el agua, así como los de
almacenaje y preparación.
•
Disminuir los consumos de fuentes de energía fósiles, tales como el carbón, el
petróleo y el gas natural, realizando un efectivo aporte a la protección de la
naturaleza.
•
Cumplir la legislación medioambiental aplicable en todo momento y, en la
medida de lo posible, adelantarse a las disposiciones legales de futura aparición.
•
Facilitar las posibles implementaciones de sistemas de gestión medioambiental,
tipo ISO 14.001, EMAS, “Q” Calidad, etc.
•
Ayudar a la sociedad directa e indirectamente, facilitando el crecimiento
sostenible de la misma y aportando un granito de arena vital para futuras
generaciones.
•
Obtener una mejor imagen pública para la empresa o gestora, de ser respetuosa
con el medioambiente, lo que la posiciona y diferencia del resto de la oferta del
gremio, siendo muy apreciado por determinados sectores, pero sobre todo por
los clientes y usuarios más exigentes, como signo de calidad.
•
Y por último, la no menos importante actuación, la reducción de costes
económicos, que permitirán un mejor aprovechamiento de dichos recursos en
otras áreas y facilitará y aumentará los beneficios, haciendo que la empresa sea
más competitiva.
Como
vamos
viendo
los
razonamientos
de
porqué
ahorrar
agua,
se
van
consolidando y van cogiendo cuerpo, para cualquier lector que hubiera llegado
hasta aquí leyendo, sopesando a continuación argumentos de índole más
económica, que muchas veces pesan más para determinado sector de la sociedad.
18
Ahorrar Agua, ¿Por qué?
Coste del Agua
Por otra parte el coste del agua, es prácticamente un precio político, que no
representa el valor real del agua en suministro, y las directivas de la CE nos obligan
a que dicho coste y de una forma gradual, aumente para sufragar las nuevas
infraestructuras
que
se
necesiten,
repartiendo
la
carga
de
las
mismas
proporcionalmente al consumo y no como hasta ahora que se sufragaba con los
impuestos.
En países como Alemania, Suecia, Holanda, etc. el coste del agua es hasta cuatro y
cinco veces más cara que en algunas regiones de España (y no tienen problemas de
falta de agua). Comunidades autónomas como Madrid ya incorporan en sus recibos
subidas de un 10% para aportar fondos para las nuevas infraestructuras que se
necesitarán a futuro.
En el siguiente cuadro, podemos comprobar las diferencias regionales en los costes
estadísticos del agua, según la encuesta del INE antes mencionada y que posiciona
a la Región de Murcia como la segunda más cara del país, después de la Comunidad
Autónoma de Canarias.
Coste medio del suministro de agua por CC-AA. en los 6 últimos años:
Región:
1999
2000
2001
Canarias
1,55 €
1,58 €
1,66 €
1,67 €
1,68 €
1,64 €
Murcia (Región de)
0,99 €
1,12 €
1,12 €
1,08 €
1,08 €
1,41 €
Baleares, Islas
Comunidad Valenciana
Navarra (C. Foral de)
Madrid (Comunidad de)
Media Nacional
Rioja (La)
Andalucía
Cataluña
Ceuta y Melilla
País Vasco
Aragón
Galicia
Extremadura
Cantabria
Asturias (Principado de)
Castilla - La Mancha
Castilla y León
1,24
0,62
0,45
0,68
1,32
0,66
0,60
0,69
1,45
0,71
0,59
0,76
1,48
0,78
0,63
0,81
1,42
0,83
0,73
0,86
1,31
1,20
1,11
1,00
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
2002
€
€
€
€
2003
€
€
€
€
2004
€
€
€
€
0,69 €
0,73 €
0,77 €
0,81 €
0,86 €
0,96 €
0,30
0,58
0,90
0,53
1,06
0,55
0,50
0,60
0,46
0,45
0,35
0,42
0,41
0,59
0,94
0,58
1,12
0,59
0,54
0,72
0,53
0,51
0,44
0,42
0,42
0,64
0,91
0,63
1,09
0,59
0,60
0,74
0,53
0,54
0,48
0,46
0,44
0,69
0,98
0,68
1,14
0,62
0,61
0,76
0,55
0,59
0,52
0,49
0,54
0,79
1,04
0,74
1,15
0,66
0,62
0,73
0,60
0,65
0,57
0,53
0,96
0,94
0,92
0,91
0,83
0,82
0,78
0,72
0,69
0,65
0,63
0,61
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
19
o puede aprecia
arse en el cuad
dro, hay comun
nidades en las c
cuales con el mismo
m
Como
imporrte puede paga
arse hasta 2,6 veces más ag
gua, o dicho de otra forma con
c
el
mismo importe obte
ener 1.688 litros más.
bién puede apre
eciarse cómo algunas
a
comun
nidades bajan s
sus costes, mie
entras
Tamb
que la
a tendencia glo
obal y natural es de aumento de
d los mismos.
En la siguiente gráfica, podemos ver la gran diferrencia que supo
one para unas zonas
as el coste del agua y como
o la Región de Murcia, en los últimos años
s está
u otra
realiz
zando un gran esfuerzo, para
a adecuar el co
oste de la mism
ma a la realida
ad del
merca
ado y a su vez
z forzar a que quien más con
nsuma más carro le cueste el agua.
Tende
encia que se marca
m
como ob
bjetivo la CE, para el año 20
010, donde deberán
reperrcutirse los costtes reales del agua sobre el prrecio de la mism
ma.
1,8
1,6
1,4
1,2
1
0,8
0,6
0,4
0,2
20
Ahorrar Agua, ¿Por qué?
?
Castilla y León
Castilla la Mancha
P. de Asturias
Cantabria
Extremadura
Galicia
Aragón
País Vasco
Ceuta y Melilla
Cataluña
Andalucía
La Rioja
España
C. de Madrid
C. F. de Navarra
C. Valenciana
l
i
Islas Baleares
R. de Murcia
Canarias
0
El agua es un elemento esencial para el bienestar, pero actualmente y por
desgracia, se asocia, el mayor consumo de ésta, a un mayor nivel de vida.
Al igual que ha sucedido en otros países, se espera en los próximos meses, un
fuerte crecimiento en la demanda de estudios y actuaciones que lleven a la
incorporación de medidas correctoras y a la instalación de dispositivos, y permitan
reducir de este modo, los consumos tan elevados que en muchas ocasiones se
tiene.
En el sector hotelero y residencial, hay tres enfoques claramente diferenciados en
consumos de agua; estos son por orden de importancia:
•
Los consumos de ACS (Agua Caliente Sanitaria) y AFCH (Agua Fría de Consumo
Humano) en consumos sanitarios en aseos, duchas, inodoros, etc., como parte
primordial de la explotación del negocio.
•
Los consumos de agua para la manipulación, limpieza y elaboración de
alimentos o comidas, así como para el lavabo de vajillas y lavandería y limpieza
en general.
•
Los consumos en mantenimiento, climatización, producción y limpiezas o
piscinas, incluso riego, baldeo y paisajismo, en algunos.
De entre los mencionados, este capítulo se centra especialmente en el consumo de
ACS y AFCH, pues son generales a cualquier tipo de establecimiento, centro,
instalación o edificación, e incluyen un componente importante, que es el consumo
energético para su calentamiento; aunque también realizaremos un repaso por el
resto.
La valoración de una guía, como lo pretende ser ésta, que sirva a nivel genérico
para todo tipo de empresas hoteleras, cadenas o establecimientos de cualquier
categoría, nos lleva a enfocar el tema desde una perspectiva muy reducida y
generalista, con una visión y consejos generales y actuaciones concretas y
polivalentes válidas para cualquier tipo de establecimiento del sector.
Hoy en día, hay sistemas y tecnologías de alta eficiencia en agua, de fácil
implementación y que aportan ventajas en todos los sentidos, resultando éstas,
unas actuaciones, no sólo altamente rentables para la cuenta de resultados (pues
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
21
suelen generar beneficios económicos al siguiente año de su implementación), sino
también para el medio ambiente, pues la reducción de consumos va paralela a la
reducción de los residuos resultantes, reduciendo la cantidad de agua a depurar y,
produciendo, por lo tanto, un menor gasto de reutilización.
En este punto y antes de continuar, es de destacar que ya hay muchos
Ayuntamientos (son sobre los que recae la responsabilidad y la gestión del agua),
que han promulgado normativas específicas para el uso racional del agua y donde
los grandes consumidores se ven afectados, no sólo por una mayor penalización
tarifaria, sino también por una serie de obligaciones, que por ejemplo, el caso del
Ayuntamiento de Madrid, obligará a tener un plan de minimización del consumo y a
ser auditado por una compañía externa, que certifique las actuaciones, consumos y
medidas dispuestas para reducir al mínimo el consumo del establecimiento.
La región de Murcia es la primera y única a nivel nacional, que ha promulgado una
ley, que obliga a todos los ayuntamientos a desarrollar normativas específicas para
el uso racional del agua y parametriza los niveles máximos de consumo para toda
la comunidad, limitando o estableciendo el techo para el desarrollo de dichas
ordenanzas locales.
Más adelante realizaremos un repaso de esta norma, la cual es de obligado
cumplimiento y donde determina, qué características y peculiaridades, afectan a los
establecimientos públicos o denominados de “Pública Concurrencia”.
El ahorrar agua permite, casi en la misma proporción, ahorrar la energía utilizada
para su calentamiento, aportando beneficios, ya no tanto económicos y muy
importantes, sino ecológicos, para evitar la combustión, y reducir así la emisión de
gases contaminantes, del denominado efecto invernadero.
Para hacernos una idea de estas emisiones de gases de efecto invernadero,
derivadas del consumo de agua, podemos afirmar que la demanda en contadores
de 1 m³ de agua, implica unas emisiones mínimas de más de 0,537 kilogramos
de CO2, considerando todo el ciclo de agua; es decir, aducción, distribución,
acumulación, consumo, canalización, depuración, reciclaje y tratamiento de
vertidos, etc. (No se incluye el consumo energético de producción en los casos de
desalación).
22
Ahorrar Agua, ¿Por qué?
Con una simple y sencilla cuenta, cualquiera puede calcular las emisiones
provocadas
por
el
consumo
de
agua;
simplemente
mirando
la
factura
correspondiente y multiplicando el consumo por la cifra antes indicada; pudiendo
calcular también la disminución de las mismas, si realiza actuaciones para
economizar ésta.
Costes de la energía utilizada para su calentamiento
De cara a la fórmula a emplear para determinar los costes energéticos de calentar
el agua, se ha utilizado la guía editada por el IDAE, justamente para este sector, y
la cual hoy en día sigue sirviendo de referencia para calcular los esfuerzos
energéticos de calentar el agua en edificios comunitarios.
El Ministerio de Economía, a través de su Secretaria General de Turismo en
colaboración con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, a través del IDAE,
(Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía), editaron la publicación
“Ahorro de Energía en el Sector Hotelero: Recomendaciones y soluciones
de bajo riesgo”, dentro de la serie “Eficiencia y Ahorro Energético”, en Enero
de 2.001 y a fecha de hoy sigue no sólo sirviendo como referencia, sino también
como aval para la instalación del tipo de medidas que en esta guía se proponen.
Esta guía marca pautas de cómo realizar un cálculo de los costes y amortización de
este tipo de equipos.
Con 1 kWh. de energía calorífica se puede incrementar en un grado la temperatura
de 859,8 litros de agua. Para obtener 1 metro cúbico de agua cliente, con un
salto térmico o incremento de temperatura de 1º C, se necesitan por lo tanto
1,163 kWh.
Para determinar el volumen de energía invertida en calentar un metro cúbico de
agua, partimos de unos costes de materia prima, que son los siguientes:
Coste energético de calentar con Gas Natural:
0,0468 € / Kwh.
Coste energético de calentar con Gasóleo C.:
0,0583 € / Kwh.
Coste energético de calentar con Electricidad:
0,0909 € / Kwh.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
23
El calentamiento o incremento en 1º C de temperatura, de 1 m³ de agua tiene un
coste dependiendo de la energía utilizada, de 1,163 x el Coste de la Energía.
Suponiendo una entrada de agua fría a 12º C de media, para su distribución y uso,
necesitamos calentarla al menos a unos 75º C, para poder acumularla
y
distribuirla a una temperatura media superior a los 55º C, (salto térmico de 63º).
Por lo que aproximadamente y tras los cálculos de calentamiento, factores,
pérdidas, etc., el coste de calentamiento de 1 m³ agua, para su distribución con el
correspondiente salto térmico, según la energía utilizada sería el siguiente:
•
3,429 €/m³ con de Gas.
•
4,272 €/m³ con Gasóleo C.
•
6,662 €/m³ con Electricidad.
Estos costes no fueron los utilizados en los planteamientos de ahorro energético,
que en la guía se analizan, sino los reales que cada establecimiento tenía.
Estos costes pueden dar al lector una idea de lo importante que es la energía en los
costes de explotación de un hotel, ya que ésta viene a representar de 3 a 6 veces el
coste del agua, recordando que entre un 42 y 65% del agua que un
establecimiento hotelero consume, es agua caliente.
Hasta la fecha, salvo algunos profesionales aislados y algunas cadenas hoteleras,
que valoran la importancia del conocimiento del gasto energético, la gran mayoría
de establecimientos del sector, no disponen de contadores de ACS, sólo de agua
fría y suelen ser a la acometida, desconociendo por completo el uso y reparto que
del agua se realiza, imposibilitando la disponibilidad de información, para la toma
de decisiones y poder detectar fugas, pérdidas, excesos de consumo, averías, etc.
Es vital disponer de una buena información para poder acometer cualquier plan de
ahorro o eficiencia, recomendando la instalación de contadores como mínimo
mecánicos (costes de 40 a 180 €), aunque preferiblemente electrónicos de (140 a
290 €), pues posibilitan la captación, acumulación, gestión e informatización, sin
tener que leer físicamente los mismos y posibilitando una valiosísima información
de la eficiencia del edificio o establecimiento.
24
Ahorrar Agua, ¿Por qué?
Situación de la planta hotelera Murciana
La evolución del sector turístico en la Región de Murcia, está experimentando un
gran crecimiento y la preocupación de la administración porque este crecimiento
sea sostenible, la lleva a la realización de iniciativas y acuerdos, como el llevado a
cabo con la Asociación Empresarial de Hoteleros de la Región de Murcia,
(HOSTEMUR), donde, con esfuerzos comunes, se ha realizado un plan de sondeo y
análisis del sector y una campaña de sensibilización entre hoteleros y turistas o
clientes de los establecimientos participantes.
Fruto de esa estrecha
colaboración
entre
la
administración
y
los
empresarios
pasado
el
año 2.006, se inició la
primera
fase
de
una
campaña en el sector
hotelero, (más adelante
se dará debida cuenta
de
los
resultados
conclusiones
de
y
la
misma), que pretendía
sensibilizar al sector en
materia
de
agua.
ahorro
(Cosa
de
que
entiende el autor que se
logró sobradamente, por
el altísimo número de
inscripciones recibidas y
que
suponían
un
alto
porcentaje
de
representación
del
sector en la región).
Cartel de la campaña.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
25
uanto al mapa del
d parque hote
elero de la regió
ón y según dattos de FRONTUR1 del
En cu
Instituto de Estudios
s Turísticos, la oferta Hotelera
a de la región e
es la siguiente:
Ca
ategoría Estab
blecimiento
Ho
oteles de 5 Estrrellas
Ho
oteles de 4 Estrrellas
Ho
oteles de 3 Estrrellas
Ho
oteles de 2 Estrrellas
Ho
oteles de 1 Estrrella
H/Pensiones 2 Es
strellas
H/Pensiones 1 Es
strella
To
otales:
Nº H.
1
31
42
43
29
46
36
228
Plazas Hoteleraas en la Regiión de Mu
urcia
Nº de Plazas
365
5
7.186
6
5.080
0
2.126
6
1.076
6
1.268
8
709
9
17.810
0
% Plaza
as 2,05
5%
40,35
5%
28,52
2%
11,94
4%
6,04
4%
7,12
2%
3,98
8%
100% Hotele
es de 5 Estrellas
Hotele
es de 4 Estrellas
1.26
68 709 365 1.076 Hotele
es de 3 Estrellas
7.186 2.126 Hotele
es de 2 Estrellas
Hotele
es de 1 Estrella
5.080 Pensio
ones de 2 Estrellaas
Pensio
ones de 1 Estrellaa
Este parque
p
de hote
eles se encuentra muy sensibilizado compara
ativamente con otras
zonas
s del país, ya que la necesidad
d obliga. Como
o luego veremo
os posteriormen
nte en
la cam
mpaña “Ayúdanos con el Ag
gua…” realizada por la asociac
ción de Hotelerros de
la Región; a cualquier iniciativa qu
ue toque esta temática,
t
el niv
vel de participa
ación,
m
será mayoritario.
1
Datos
s facilitados por la consejería de Turis
smo, Comercio y Co
onsumo, al 31 de D
Diciembre de 2.005
26
Ahorrar Agua, ¿Por qué?
?
Planta hotelera nacional
Respecto a la planta hotelera a nivel nacional, aunque los datos son aproximados y
procedentes de una encuesta o sondeo (persiguiendo saber más de dónde viene el
turismo y cómo se aloja que no conocer el parque o población de establecimiento
hoteleros), realizada por el INE a Febrero de este mismo año 2.007 (todavía son
datos provisionales, no consolidados) bajo el nombre de Encuesta de Ocupación de
Alojamientos Turísticos, publicada el día 23 de Marzo de 2.007, veamos la
distribución del sector a nivel estadístico y nacional, y que viene a ser
aproximadamente la siguiente:
Categoría del
Nº Hoteles
Nº Habit.
Nº Plazas
Personas
Establecimiento
en España
en España
en España
Empleadas *
H.
H.
H.
H.
H.
de
de
de
de
de
1
2
3
4
5
Estrella
Estrellas
Estrellas
Estrellas
Estrellas
Hostales y Pensiones
Totales:
1.503
2.147
2.748
1.631
196
9.498
38.133
80.232
275.229
248.228
33.605
135.164
72.250
154.508
561.884
541.926
66.806
244.910
17.723
810.591
1.642.284
Datos a 31 Diciembre de 2.006
19.754
71.778
40.398
9.683
4.297
13.650
159.561
* Datos al 31-12-2005
Aunque el alcance del muestreo realizado por el autor, sólo cubre un 6,65% del
parque nacional, es lo suficientemente representativo como para considerar los
datos, la información y propuestas que se aportan, no como valores absolutos, sino
como una información que le permita al lector posicionarse sobre los consumos que
se tienen y la importancia de estos. Pero sobre todo, a percibir una magnitud del
ahorro hídrico y económico que se podría obtener, con las propuestas que esta guía
ofrece.
Interrelación entre categorías, playa y ciudad
A nivel de consumos y para posicionarnos de qué es lo que se demanda y por
dónde se va el agua consumida, vamos a ver unas estadísticas, que el autor ha
obtenido del análisis de más de 100 hoteles del país, a los cuales se ha auditado y
analizado sus consumos a lo largo de un tiempo, por los distintos trabajos
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
27
realizados, pudiendo extraer una serie de datos que nos permitan ubicarnos,
comparativamente.
Hasta ahora era habitual dejar en manos de los técnicos, como arquitectos,
ingenieros o decoradores, la selección del tipo de grifería y equipamiento a utilizar
en el hotel. Ya cada vez más, a estos se les dan directrices concretas, bien sea por
imagen de marca o por criterios de eficiencia y mantenimiento, del tipo de grifería a
instalar; por lo que la profesionalidad del sector va avanzando cada vez más,
siendo los culpables de estas tendencias saludables los profesionales al frente de
cadenas hoteleras y que mueven en muchos casos las raíces obsoletas del sector.
Para aproximarnos a lo importante que puede ser el ahorro de agua en el sector
hotelero,
vamos a ver las conclusiones
del estudio
realizado en el año 2.005,
sobre los consumos de 100 hoteles, para determinar qué volumen de agua podría
reducirse, con qué inversiones y qué resultados se podrían esperar de la
experiencia.
De la selección realizada, se analizaron hoteles de 3, 4 y 5 estrellas, dividiéndose la
muestra de la siguiente forma y con los siguientes ratios de volumen:
Categoría del Hotel
Nº Participantes
Hoteles de 3 Estrellas
Hoteles de 4 Estrellas
Hoteles de 5 Estrellas
30 Hoteles
60 Hoteles
10 Hoteles
Tipo de explotación
Nº Participantes
Hoteles Urbanos
H. Vacacional – Playa
58 Hoteles
42 Hoteles
Consumo Medio
293 Litros/estancia
299 Litros/estancia
516 Litros/estancia
Consumo Medio
310 Litros/estancia
363 Litros/estancia
Peso
65,64 %
34.36 %
De la población de hoteles analizados, tras comprobar lo que consumían, se
informatizaron todos los datos correspondientes a sus facturas, consumos de agua,
costes, etc. de tal forma que pudieran darnos una orientación económica y
ecológica de lo que se consumía por hotel, habitación y estancia, resultando las
siguientes cifras:
28
Ahorrar Agua, ¿Por qué?
Concepto o Ratio
Valor
Nº de Hoteles
Agua total consumida en el año
Nº total de habitaciones
Nº total de camas
Nº total de estancias
Inversión total en agua
Consumo medio por estancia
Coste medio de agua por estancia
Coste medio de agua por habitación
Gasto medio en agua por hotel
100 Hoteles
3.328.470 m³
26.042 Hab.
51.967 Camas
10.988.736 Estancias
2.911.233,92 €
333 Lit/Est.
0,28 € /Est.
108,14 €/Hab/Año
29.112,34 €/Año
De esta experiencia, el primer dato relevante que se obtuvo, fue que los hoteles de
3 estrellas han aumentado considerablemente el consumo medio estadístico “que
se
suponía”
en
el
entorno
de
220-230
litros
estancia,
acercándose
espectacularmente a los de categoría superior (4 estrellas).
Esto se debe, principalmente, a que el tipo de equipamiento utilizado hoy en día en
este tipo de establecimientos, es idéntico o similar al que se utiliza en los de mayor
categoría,
homogeneizando
ambas
categorías
al
disponer
de
equipamiento
parecido.
Por otra parte, puede apreciarse lo elevado de los mismos, sobre todo si
comparamos estos datos con la estadística nacional, la cual, cifra los consumos de
una persona al día en unos 171 litros (INE 2.004), lo que comparado con los
333 litros de media de los hoteles, nos da una variación de nada más y nada
menos que del 95% de incremento sobre dicho consumo medio.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
29
Consumos medios y ahorros obtenibles
Cuando un empresario o responsable se plantea un plan de eficiencia hídrica o
energética, por norma general busca encontrar una respuesta a la pregunta clave:
¿Cuánto podemos ahorrar?, de qué estamos hablando…
Para posicionar al lector y a través de las experiencias del autor, seguidamente
vamos a realizar un repaso de las magnitudes y ahorros que se pueden obtener con
las propuestas que en esta guía se encontrarán.
Como anteriormente explicábamos y a través de los dos ejemplos que utilizaremos
podemos tener una visión de magnitudes, volúmenes y porcentajes, utilizando para
ello los resultados del análisis de los 100 hoteles antes comentados y de los
resultados de la campaña “Ayúdanos con el Agua…” organizada por HOSTEMUR
y la Consejería de Turismo de la Región de Murcia, que el autor tuvo el
privilegio de organizar y dirigir.
De los datos del primer estudio, de los 100 hoteles analizados y tras disponer de
información del volumen de consumo de los mismos, se realizaron verificaciones y
mediciones, para determinar el consumo medio por minuto de utilización del
equipamiento instalado, verificando cuánto se podría ahorrar sin merma del confort
ni de la calidad del servicio ofrecido.
Tipo de sanitario:
Lavabo
Bidet
Ducha/baño
Fregaderos/Office
Inodoro
Consumo Medio
12,9 Lit/min.
12,5 Lit/min.
12,9 Lit/min.
14,5 Lit/min.
8,9 Lit/desc.
Posible Ahorro
58,14
56,02
28,07
51,72
40,23
%
%
%
%
%
Nota: En el baño, sólo se consideraba sobre la alcachofa o mango de la ducha.
Un elemento muy curioso, es que a nivel doméstico, los hogares españoles,
cuentan con alcachofas y mangos de ducha de alto consumo (comparados con los
hoteles analizados), con consumos de media entre 16 y 18 litros, cosa que no
sucede en el sector hotelero, donde pudiéndose ahorrar todavía más en los
30
Consumos medios y ahorros obtenibles
consumos de las duchas, son de media consumos iguales que los de los lavabos,
motivo por el cual el ahorro posible es mucho menor.
Esto se debe a que la gran mayoría, casi un 74% de las griferías, son de tan sólo 5
marcas, disponiendo especialmente 4 de ellas de duchas de series específicas para
el sector hotelero, que ya incorporan limitadores de caudal en el propio mango de
la ducha, cosa que no suele darse en los hogares. Y si bien es cierto que todavía se
puede ahorrar una media del 20 al 30 % adicional y que no es nada despreciable,
no lo es menos, que ya aportan una reducción del 20 al 30 % de media sobre los
equipamientos tradicionales, como por ejemplo los de los hogares.
El ahorro medio ponderado sobre los consumos existentes, resultaba ser superior al
39,82 % del consumo considerando el agua caliente sanitaria y fría de consumo
humano.
De estos consumos, no hay que olvidar, que dependiendo del hotel y sus
instalaciones, el agua caliente sanitaria representa entre el 47 y el 64 % del total
del consumo sanitario del establecimiento, por lo que ahorrar agua, significa
ahorrar la energía de calentarla.
En diversos hoteles y a modo de contraste, se optimizó todo el hotel, y el ahorro
resultante fue muy superior al esperado, llegando en algunos casos a superar el
55% de ahorro, durante el tiempo controlado.
Resultados de la campaña “Ayúdanos con el Agua…”
De esta campaña, lo primero que hay que destacar es su alto grado de
participación, como seguidamente veremos y los datos tan esclarecedores que se
obtuvieron, pues nunca antes se había realizado una investigación con este alcance
o magnitud.
El planteamiento de la campaña nace de la inquietud del equipo directivo de la
Asociación HOSTEMUR, y de un grupo de hoteleros muy sensibilizados en la
materia, que deseaban buscar y aportar soluciones a un futuro mediato y
problemático que se les avecina, no sólo a ellos, sino también a la sociedad.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
31
Su idea inicial era ver cómo podían llegar al mayor número de hoteles y ayudarles a
reducir sus consumos, demostrándoles a ellos y a la sociedad, y también a la
administración, que entre todos podríamos reducir la demanda en cifras muy
considerables.
Para ello y con una idea muy clara, se realizó un planteamiento en los siguientes
conceptos:
1º Para participar, el establecimiento debería inscribirse, y comprometerse,
facilitando toda la información necesaria para el control y seguimiento de la
campaña y seguir las pautas marcadas por la organización.
2º Los establecimientos participantes debían de comprometerse a:
•
Facilitar, medir y comprobar cuantos datos fueran necesarios para la campaña.
•
Poner a disposición y de una forma activa unos trípticos informativos para los
clientes del establecimiento, a modo de sensibilización y con una encuesta sobre
los hábitos de consumo.
•
Instalar los equipos que se les facilitarían para reducir el consumo.
•
Verificar los consumos previos y posteriores con los equipos facilitados.
•
Pegar la cartelería y mensajes de la campaña por el hotel y facilitar cuanta
información adicional solicitaran los clientes, por el concurso organizado.
•
Certificar y hacer llegar la información, cupones de clientes participantes y
resultados de las mediciones, para su informatización.
3º Con toda la información obtenida, se realizaría una presentación de resultados.
Esta presentación reunió a infinidad de medios de prensa, radio y TV, ya que contó
con el apoyo y la asistencia del Presidente de la Región, D. Ramón Luis Valcárcel,
sus Consejeros de Aguas y de Turismo, el presidente de la FMRM y el de la CROEM,
aparte del Gerente del EPA y otros ponentes de HOSTEMUR, así como el autor de
esta guía y director de la campaña.
32
Consumos medios y ahorros obtenibles
In
nformación sobre los participante
p
es
Lo
os datos de pa
articipación de
e esta 1º fase
e de la campa
aña, fueron re
ealmente
im
mpresionantes, 83
8 establecimie
entos inscritos,, con más de 6.900 habitaciones.
Ninguna campaña de ahorro voluntario, se hab
bía realizado ha
asta la fecha co
on tantos
articipantes y con un fondo
o que permitie
era realmente ilustrar y conocer la
pa
sittuación hídrica del sector hote
elero en materia
a de consumo s
sanitario.
Cu
uadro resumen de participa
antes y consumos medios d
de agua:
Ca
ategoría del
Es
stablecimiento
o
Nº de
Nº de
% o Peso
P
Establecimientos
Habitacione
es
por Cate
egoría
H. de 1 Estrellas
H. de 2 Estrellas
H. de 3 Estrellas
H. de 4 Estrellas
H. de 5 Estrella
Ho
ostales y Pensio
ones
Tottales:
9
10
32
25
1
6
297
374
4
2.627
3.301
193
110
83
6.902
2
10,8
8
12,0
0
38,6
6
30,1
1
1,2
2
7,2
2
%
%
%
%
%
%
n el siguiente gráfico podem
mos ver el pes
so que cada c
categoría supus
so en la
En
campaña, resulta
ando muy parec
cida la participa
ación, a la realiidad del sector..
o y representación de cada
a categoría:
Grráfico del peso
5 Estrellas
1%
4 Estrellas
30%
Hostales y
Pensiones
7%
1 Esttrella
11%
2 Estrellas
12%
3 Estrellas
39%
Hidroeficiencia
a en el Sector H
Hotelero
33
ste cuadro pode
emos apreciar los consumos medios
m
por tipo
o de establecimiento,
En es
sus co
ostes, el volum
men de agua con
nsumida por es
stancia y el coste de ésta.
Categ
goría del
Consumo
Medio po
or
Precio
Medio
Consumo M
Medio
Coste
e Agua
Estab
blecimiento
Categoríía
1m³ Agua
a
por Estan
ncia
por Estancia
H. de 1 Estrellas
H. de 2 Estrellas
H. de 3 Estrellas
H. de 4 Estrellas
H. de 5 Estrella
Hosta
ales y Pensiones
3.801
4.187
9.957
18.270
113.612
1.514
m³
m³
m³
m³
m³
m³
1,00
0,87
1,12
1,10
0,99
1,57
€
€
€
€
€
€
288,85
334,24
358,16
454,23
1.191,04
232,41
lit./Est.
lit./Est.
lit./Est.
lit./Est.
lit./Est.
lit./Est.
0,289
0,291
0,400
0,498
1,179
0,364
€
€
€
€
€
€
uanto a la energía consumida por los estable
ecimientos partticipantes, se realizó
r
En cu
un so
ondeo tanto de la fuente uttilizada como de su coste, para poder ca
alcular
poste
eriormente los consumos
c
e inv
versiones inverttidos en su cale
entamiento.
o y peso de la
as energías uttilizadas en el sector:
Gráfiica del reparto
O
Otras
14
4,46%
Propano
14,46%
Electricidad
14,46%
Gas
s Natural
2
25,30%
Gasólleo C
31,3
33%
oda la informa
ación correspon
ndiente a los c
costes y volúm
menes
Tras disponer de to
umidos de agu
ua y energía, se paso a inv
ventariar el pa
arque de la grifería
consu
sanita
aria, ACS y AF
FCH (equipamiiento de Agua Caliente Sanittaria y Agua Frría de
Consu
umo Humano), para poder de
eterminar el es
stado, la tipolog
gía y el consum
mo de
agua y energía que
e cada equipo tenía, ya que posteriormentte nos serviría para
ersiones en equ
uipos, ahorros que se podría
an obtener, y por
p
lo
determinar las inve
zo de amortizac
ción y retorno de
d la inversión y los beneficio
os que
tanto, el plan o plaz
as propuestas.
se podrían generar, con las medida
34
Consumos
s medios y ahorros obtenibles
s
úmero de Hoteles y tipo de
e grifería predominante:
Nú
25
Monomand
do
20
Monoblockk
15
Otros
10
5
0
*
**
***
****
******
Otros
T
Tipología
*
*
**
***
****
***
***
Otros
Total
Monomando
M
M
Monoblock
O
Otros
T
Total
3
0
6
9
4
1
5
1
10
24
2
6
32
24
1
0
25
0
1
0
1
1
4
1
6
56
9
18
83
Co
omo puede apreciarse tantto en la gráfica como en
n el cuadro, son los
establecimientos de menor cate
egoría, los que acumulan un m
mayor número de grifos
an
ntiguos o de tec
cnologías de do
oble volante y cierre
c
mecánico
o por presión, en
e vez de
grifería que su cierre se realiza
a por deslizamiiento de sus co
omponentes ce
erámicos,
como los monom
mandos, que eviitan goteos y ciierres inadecua
ados.
Ca
ategoría del
Es
stablecimiento
H. de 1 Estrellas
H. de 2 Estrellas
H. de 3 Estrellas
H. de 4 Estrellas
H. de 5 Estrella
Ho
ostales y Pensio
ones
Eq
quipos en Tota
al:
Nº de
Nº de
Nº de
Nº de
Lava
abos
Bidet
D
Duchas
I
Inodoros
298
379
2
2.639
3
3.794
391
123
7
7.624
208
217
2.256
2.904
166
27
5.778
297
374
2.623
3.301
193
110
6.898
Hidroeficiencia
a en el Sector H
Hotelero
297
374
2.609
3.301
193
110
6.884
35
En el cuadro anterior podíamos ver las cantidades y número de equipos existentes,
por cada tipo de sanitario, y la magnitud total del equipamiento a optimizar.
En el siguiente cuadro, podemos ver las estancias por categorías, el grado de
ocupación y el peso de las mismas sobre los consumos del ensayo, en la campaña.
Categoría del
Establecimiento
H. de 1 Estrellas
H. de 2 Estrellas
H. de 3 Estrellas
H. de 4 Estrellas
H. de 5 Estrellas
Hostales y Pensiones
Totales:
Nº de Pernoctaciones
% de
% de Peso en
Reales
Ocupación
la Campaña
58.366 Estancias
91.303 Estancias
735.200 Estancias
951.672 Estancias
95.389 Estancias
30.516 Estancias
1.962.446 Estancias
45,58 %
38,78 %
45,78 %
56,41 %
71,60 %
51,46 %
51,60 %
2,97
4,65
37,46
48,49
4,86
1,55
%
%
%
%
%
%
De Media.
Con toda esta información, se preparó el envío a los establecimientos participantes
de al menos un equipo economizador, para cada habitación, con el fin de poder
testar, el confort de los clientes, medir y verificar los ahorros producidos, los cuales
fueron comprobados por la dirección, o responsables de mantenimiento de cada
establecimiento.
Dato curioso de esta actuación, es que la medida seleccionada para optimizar los
consumos de los hoteles participantes fueron válidas para el 100 % de los mismos,
encontrando tan sólo una pensión, que el equipamiento utilizado requirió el equipo
en versión hembra, en vez de la versión macho utilizada para el resto, colocándose
en la campaña un total de 7.624 equipos, en concreto Perlizadores “Long Life”,
que generaron un ahorro medio superior al 56,8 % sobre los consumos previos.
Como luego veremos en las conclusiones de esta campaña el ahorro de agua,
siendo el objetivo y razón de estas actuaciones, no fue la única conclusión
sorprendente de la misma, pues la disminución del consumo energético y la
disminución de los gases de efecto invernadero, dejados de emitir, eran tanto o
más sorprendentes, que la propia acción en sí, ya que el consumo energético por la
demanda de agua caliente sanitaria (ACS), oscilaba entre un 42 y un 68 % del agua
consumida en los establecimientos.
36
Consumos medios y ahorros obtenibles
Por último y antes de las conclusiones, podemos ver en el siguiente cuadro, el
volumen de ahorro por minuto de uso del sanitario y el porcentaje medio de ahorro
obtenido, con la simple instalación de Perlizadores en los distintos grifos de los
establecimientos participantes.
Categoría del
Consumo Previo
Consumo Posterior
% de Ahorro
Establecimiento
Litros / Minuto
Litros / Minuto
Producido
H. de 1 Estrellas
H. de 2 Estrellas
H. de 3 Estrellas
H. de 4 Estrellas
H. de 5 Estrellas
Hostales y Pensiones
Totales:
11,38
11,50
11,47
10,80
12,00
10,10
11,21
lit./min.
lit./min.
lit./min.
lit./min.
lit./min.
lit./min.
lit./min.
4,38
4,56
4,78
4,49
4,90
4,95
4,68
lit./min.
lit./min.
lit./min.
lit./min.
lit./min.
lit./min.
lit./min.
58,8
58,5
56,8
57,2
59,2
50,2
56,8
%
%
%
%
%
%
%
Resultados y conclusiones
Extrayendo algunas líneas de las conclusiones presentadas en la I Jornada de
Eficiencia Hídrica en el Sector Hotelero de la Región de Murcia, por el presidente de
la Asociación de Hoteleros de la Región de Murcia, D. Jesús Pacheco Méndez, la
campaña permitió afirmar que:
Los 83 Hoteles que han participado en la campaña “Ayúdanos con el Agua…” estaban
consumiendo al inicio de la misma, un volumen de 916.827 m³ de agua con un coste
de 1.007.377,25 € a través de 1.962.445 estancias/año.
Teniendo en cuenta que de media sólo se optimizó, al menos un punto por habitación,
afectamos a un consumo de 46.419 m³ de agua en el total de establecimientos, con un
coste equivalente de 145.316,25 € (en agua y energía), y los participantes ahorrarían
más de 27.184 m³ (por año), se va a reducir el consumo de energía en más de
1.228.575 Kwh. de energía calorífica y esto va a dejar de emitir a la atmósfera más de
14,6 Toneladas de CO2.
Así mismo, el plazo de amortización de la inversión, sería de tan sólo 4,1 meses (130
días). Con una tasa de retorno de la inversión del 1.461% (TRI- a 5 años).
Los beneficios netos ofrecidos sólo en el periodo de garantía de los equipos instalados,
va a producir a la Región de Murcia una minimización del gasto de nada más y nada
menos que 4.068.440 € (en los 5 primeros años).
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
37
Datos sobre la situación de partida y la situación final:
Nº Equipos
Situación Previa
Situación Posterior
Ahorro Obtenido
Consumo
Anual
46.359 m³
Emisiones
Coste Anual,
(€)
(Ton CO2)
144.603,24 € 24,89 Ton CO2
Gasto Energía
(en kWh)
19.393 m³
60.651,34 € 10,41 Ton CO2
876.434 kWh
26.966 m³
83.951,89 € 14,48 Ton CO2
1.218.713 kWh
2.095.146 kWh
En el siguiente cuadro, se puede observar una situación hipotética de extrapolación
muy realista de lo que podría suponer el optimizar todo el parque hotelero completo
que participó en la campaña y del cual sólo se optimizó una parte de las
instalaciones (en concreto un 28,05%), quedando pendiente un 71,95 %, de los
cuales se podría optimizar su consumo aproximadamente al 65% de estos últimos.
Consumo
Anual
Nº Equipos
Lavabos
Bidet
Duchas
Inodoros
7.624 Uds.
5.778 Uds.
6.898 Uds.
6.884 Uds.
Hab. Comp. S. Previa
Lavabos
Bidet
Duchas
Inodoros
27.184 Uds.
7.624 Uds.
5.778 Uds.
6.898 Uds.
6.884 Uds.
Hab. Comp. S. Optimz.
27.184 Uds.
Coste Anual,
(€)
Emisiones
(Ton CO2)
Gasto Energía
(en kWh)
Situación Actual
46.253 m³
169.609,12 €
11.020 m³
40.410,98 €
350.836 m³
1.193.302,31 €
67.080 m³
73.705,21 €
24,84 Ton CO2
5,92 Ton CO2
188,40 Ton CO2
36,02 Ton CO2
2.104.148 kWh
501.333 kWh
14.309.231 kWh
475.189 m³
255,18 Ton CO2
16.914.713 kWh
10,41 Ton CO2
2,07 Ton CO2
84,78 Ton CO2
21,61 Ton CO2
876.071 kWh
174.285 kWh
6.389.622 kWh
118,87 Ton CO2
7.439.978 kWh
136,30 Ton CO2
9.474.735 kWh
1.477.027,62 €
Situación Posterior Optimizada
19.385 m³
71.083,20 €
3.856 m³
14.141,22 €
157.876 m³
536.986,04 €
40.248 m³
44.223,13 €
221.365 m³
666.433,58 €
Ahorros Obtenidos
Ahorro Obtenido
253.824 m³
810.594,04 €
Por último, y con esta situación hipotética de extrapolar los datos, si esto mismo se
realizara a toda la Región de Murcia, con su parque hotelero a la totalidad, los
datos resultantes serían los siguientes:
38
Consumos medios y ahorros obtenibles
Nº Equipos
Situación actual
Situación Posible
Ahorros
Consumo
Anual
1.917.692 m³
1.150.615 m³
Coste Anual,
(€)
7.032.162,69 €
4.219.297,61 €
Emisiones
(Ton CO2)
1.029,80 Ton CO2
617,88 Ton CO2
Gasto Energía
(en kWh)
87.240.079 kWh
52.344.047 kWh
767.077 m³
2.812.865,07 €
411,92 Ton CO2
34.896.032 kWh
Como puede apreciarse, estamos hablando de unas cifras realmente importantes,
no sólo por el agua economizada anualmente, o dejada de consumir, sino por el
coste energético y unas infraestructuras más ajustadas, pero sobre todo por dejar
de emitir muchas toneladas de gases de efecto invernadero y de una mayor
comodidad de trabajo para las plantas de depuración.
Por lo que, como fórmula de crecimiento sostenible, es indiscutible que merece
la pena su discusión.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
39
Situación legislativa del sector
El sector hotelero como hemos visto con anterioridad, se encuentra sometido a una
serie de leyes, ordenanzas y reglamentos como el resto de la sociedad, pero que
por su tipo de actividad le afectan mucho más algunas materias derivadas del
consumo y la demanda de agua, al ser un elemento vital para su explotación.
Realizando un repaso, más a modo de afección, que no de legislación, el autor
pretende señalar una serie de puntos a debate o importantes por su obligatoriedad
o novedad, que permitan sacar conclusiones sobre buenas prácticas en el sector.
Si se legisla en materia de eficiencia, no se puede exigir por otra norma lo
contrario, que es lo que ocurre muchas veces en materia de dotaciones. Veamos un
ejemplo:
El Decreto 91/2005, de 22 de Julio, que regula los establecimientos hoteleros de la
Región de Murcia, y en criterios de los técnicos e inspectores prevalecía hasta hace
poco la necesidad de que para poder ostentar un hotel la categoría de 4 o 5
estrellas, debía disponer en cada habitación de un baño completo, es decir lavabo,
bidet, inodoro y bañera, (y en el 50% del hotel si éste era de 3 estrellas), mientras
que los de inferior categoría, y dependiendo del tamaño, ni siquiera se les obligaba
a disponer de éste.
Es obvio que hoy en día con la tecnología existente en el mercado, el ritmo de vida
y el culto al placer y el confort, se pueden tener, duchas mucho más sofisticadas,
costosas y de mayor categoría que una bañera tradicional, mejorando el confort de
los clientes en su estancia en las habitaciones.
Lógicamente, además y con la misma norma, estas bañeras debían de tener un
tamaño de 1,70, por lo que su capacidad de consumo de agua para darse un baño,
era de aproximadamente unos 450 litros de media, mientras que si utilizáramos esa
agua en una buena ducha, de hidromasaje, el cliente podría estar casi una hora
debajo del agua.
40
Situación legislativa del sector
e incongruencia
a es el hecho de que la normativa existente para
Ottro ejemplo de
ho
omologar deterrminadas grife
erías exige, po
or ejemplo, un
nos caudales muy
m
por
en
ncima de cualquier criterio ec
cológico, pero por
p
el contrario
o, si deseamos
s obtener
un
na certificación medioambiental, el consumo de agua ha de
e ser como 2 o 3 veces
infferior de la anterior norma, imposibilitando
o por ejemplo que un fabrica
ante que
dis
sponga de un
n buen grifo y que pueda certificar aho
orro de más del
d
65%
co
omparativamentte con otros grrifos tradicionalles, no pueda homologar éste
e porque
los
s consumos exigidos por la D.G. de Industria, son al meno
os dos veces su
uperiores
a
los
que
sta
es
grifería
o
ofrece.
Aunqu
ue
disponga
de
una
Cerrtificación
Me
edioambiental, emitida por una
u
comunidad
d autónoma, c
como reconocim
miento y
dis
stintivo de Gara
antía de Calidad
d Ambiental.
En
n este sentido
o y realizando
o un
repaso de las no
ormas más nuevas
en
n esta materia
a, hay que hacer
h
me
ención especial al distintivo antes
a
ind
dicado, que no siendo de oblig
gado
cumplimiento, marcó
m
un hito en
e la
his
storia economizadora de agua, al
cre
ear el “Distintivo de Gara
antía
de
e Calidad Am
mbiental”, que
e es
oto
orgado por el Departamento
o de
Me
edio Ambiente y Vivienda de
d la
Ge
eneralitat
aq
quellos
de
e
Catalunya,
equipo
os
agua,
me
ediante
de
e
a
economizad
dores
q
que
demuesttren,
homologacio
ones,
certificados de la
aboratorios ofic
ciales
umen
y privados, que no sólo consu
ucho menos que
q
la media, sino
mu
qu
ue además se ajustan a unos criterios
c
de con
nsumo, confort,, fabricación respetuosa
con el medio y que tanto su embasado como su pro
oceso productivo, son
res
spetuosos con el medio amb
biente, no utiliz
zando, cloros, cianuros, etc. etc. que
son habituales en
n los procesos productivos
p
de griferías.
Hidroeficiencia
a en el Sector H
Hotelero
41
Esta norma, que tras comprobar escrupulosamente si el solicitante cumple los
requisitos, se otorga mediante publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad,
permitiendo a la empresa y producto distinguido, hacer uso de una etiqueta que
diferencia este tipo de productos y fabricantes respecto al resto, para potenciar una
cultura de uso racional y sostenible del agua y la energía.
Etiqueta que distingue a los equipos economizadores
de agua y respetuosos medioambientalmente.
Otro factor importante y a nivel ya nacional sería el nuevo CTE (Código Técnico de
la Edificación), donde a nivel estatal, se establece una serie de normas para
obtener una mayor eficiencia energética en los edificios, determinando a través de
la Sección HE4, las normas, fórmulas y cálculos y requisitos necesarios para una
“Contribución solar mínima de agua caliente sanitaria”, es decir, se establece
como obligatoria, la instalación de paneles solares térmicos, en cualquier edificio
nuevo o remodelación con licencia de obra mayor, para contribuir al calentamiento
del agua sanitaria, minimizando lo más posible el consumo de energía por el
calentamiento del agua.
Por lo que, si instalamos previamente sistemas economizadores de agua, las
nuevas instalaciones de ACS, requerirán menos paneles solares para conseguir el
mismo apoyo energético, resultando más económicas que las tradicionales.
Ejemplos de normativas
A modo de ejemplo del futuro que se nos avecina, vamos a ver dos muestras reales
y vigentes de nuevas normativas, en concreto de:
•
La nueva Ley 6/2006, de 21 de julio, sobre incremento de las medidas de
ahorro y conservación en el consumo de agua en la Comunidad
Autónoma de la Región de Murcia, la cual marca las bases para el desarrollo
de las ordenanzas municipales de todas las localidades de la región y establece
una
serie
de
medidas
de
obligado
cumplimiento,
que
más
adelante
desarrollamos, porque afectan de pleno al sector de la hostelería y el turismo.
42
Situación legislativa del sector
•
La Ordenanza de Gestión y Uso Eficiente del Agua en la Ciudad de
Madrid, publicada el miércoles, día 21 de Junio de 2.006 en el B.O.C.M.
Núm. 146, la cual recoge una serie de obligaciones concretas, no sólo en
materia de Hidroeficiencia, sino de reutilización, reciclaje y control de las
instalaciones consumidoras de agua.
El hecho de centrarnos en estos dos ejemplos, es solamente porque entre ambos
recogen prácticamente un 80% del articulado del resto de las normas existentes en
esta materia y porque ambas afectan al 100% del sector hotelero, sirviendo de
pauta para el resto de los lectores, de lo que nos consta que poco a poco se avecina
en el gremio, fuera de estas zonas.
Ley 6/2006, de la Región de Murcia
Empezando por esta nueva ley, la cual hay que ser conscientes de que afecta a
toda la población, y tipos de industrias, pero que en concreto al sector hotelero le
obliga a:
Que todos los locales públicos denominados por la ley “De Pública Concurrencia”,
dispongan de:
•
Los grifos de aparatos sanitarios de consumo individual dispondrán de
perlizadores o economizadores de chorro o similares y mecanismo reductor de
caudal de forma que para una presión de 2,5 Kg/cm² tengan un caudal máximo
de 5 l/min.
•
El mecanismo de las duchas incluirá economizadores de chorro o similares o
mecanismo reductor de caudal de forma que para una presión de 2,5 Kg/cm²
tengan un caudal máximo de 8 l/min.
•
El mecanismo de adición de la descarga de las cisternas de los inodoros limitará
el volumen de descarga a un máximo de 7 litros y dispondrá de la posibilidad
de detener la descarga o de un doble sistema de descarga para pequeños
volúmenes.
•
Los
grifos
de
los
aparatos
sanitarios
de
uso
público
dispondrán
de
temporizadores o de cualquier otro mecanismo similar de cierre automático
que dosifique el consumo de agua, limitando las descargas a 1 litro de agua.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
43
•
En todos los puntos de consumo de agua en locales de pública concurrencia será
obligatorio advertir, mediante un cartel en zona perfectamente visible,
sobre la escasez de agua y la necesidad de uso responsable de la misma.
•
Las piscinas debidamente mantenidas pueden permanecer sin necesidad de
vaciarse completamente durante todo el año. Conocido este hecho, queda
totalmente prohibido el vaciado total de las piscinas públicas y privadas.
Los vaciados parciales para efectos de renovación serán los mínimos requeridos
para cumplir con las recomendaciones o normativa de carácter sanitario. El agua
procedente de estos vaciados parciales, así como de los retrolavados de filtros
de las unidades de depuración será reutilizada para otros usos como
limpieza, riego o cualquier uso permitido dependiendo de su calidad físicoquímica y microbiológica.
•
Para el caso de fuentes ornamentales que formen o no parte integrante de los
parques y jardines deberá instalarse un circuito cerrado y realizar los
tratamientos necesarios para cumplir los requisitos y la normativa sanitaria.
•
Todos los parques y jardines, así como las fuentes ornamentales, indicarán en
un cartel la procedencia del agua y la utilización de circuitos cerrados.
•
El diseño de las nuevas zonas verdes públicas o privadas ha de incluir sistemas
efectivos de ahorro de agua, y como mínimo:
o
Programadores de riego.
o
Aspersores de corto alcance en zonas de pradera.
o
Riego por goteo en zonas arbustivas y en árboles.
o
Detectores de humedad en suelo.
Siendo todas estas normas obligatorias desde principios del año 2.007, trascurrido
el periodo de transición, y donde a partir de esta fecha se pueden establecer
sanciones por el incumplimiento de la misma.
Como podemos ver, están delimitadas claramente las características para las
habitaciones, zonas comunes, aseos públicos y privados, cocinas, etc. por lo que el
hotelero deberá acondicionar sus instalaciones de inmediato, si no lo hubiera
realizado ya.
La asociación HOSTEMUR, está asesorando en esta materia a todo el sector de la
hostelería, ya que la obligatoriedad no sólo afecta a los hoteles, sino a bares
cafeterías, restaurantes, etc. (Este libro es un encargo de HOSTEMUR).
44
Situación legislativa del sector
Ejemplo de ello, es la segunda fase de la campaña “Ayúdanos con el Agua…” que
este año 2.007 y en colaboración con el Ente Público del Agua, van a repartir
pegatinas a todos los asociados y especialmente a todo el sector hostelero, al cual
se le informará de estas nuevas normativas y se les invitará a participar en la
campaña, con independencia de que como detalle, se les envíen unas pegatinas,
para cubrir al menos, la demanda que la ley realiza, en su artículo 3º, sobre la
necesidad de informar y recordar a los usuarios sobre “la escasez de agua y la
necesidad de uso responsable de la misma”, el cual ha sido diseñado exprofeso
para la ocasión, intentando aportar un mensaje agradable, con empatía para que
los usuarios recuerden y colaboren con ese uso racional, que la ley solicita y que
por responsabilidad individual todos deberíamos de ser conscientes.
Pegatina diseñada por HOSTEMUR, para el sector Hotelero.
En resumen, para un hotelero murciano esta norma implica que, de una forma
inmediata, deberá adecuar su establecimiento como mínimo a los 9 puntos antes
mencionados, ya que la misma ley prevé sanciones para los establecimientos
infractores, con multas desde 180 hasta 600.000 €.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
45
Otro ejemplo: La Ordenanza Municipal de Madrid
Vamos a repasar a grandes rasgos La Ordenanza de Gestión y Uso Eficiente del
Agua en la Ciudad de Madrid, publicada en el B.O.C.M., Nº 146 del miércoles 21
de Junio de 2.006.
El elegir esta normativa, no ha sido sólo por poner un ejemplo de una gran ciudad,
sino también porque es posiblemente la ciudad con más hoteles del país y la
normativa les dedica un amplio aspecto a los grandes consumidores, como lo son
los hoteles y los establecimientos públicos.
Para empezar y al igual que la normativa de la Región de Murcia, son normas que
ya están en plena vigencia, por lo que hay que ser conscientes de que la
inadecuación de los establecimientos a los parámetros y exigencias denotadas por
la normativa, acarrea la posibilidad de ser sancionados por incumplimiento de la
misma.
A modo de resumen y como realizábamos en el caso anterior, la ordenanza obliga y
exige a los hoteleros, las siguientes cuestiones:
•
Los
locales,
establecimientos
o
unidades
de
consumo
susceptibles
de
individualización, deberán disponer de un contador de agua individual.
•
Si la instalación dispusiera de agua caliente sanitaria centralizada, también
deberá disponer de un contador para la misma.
•
En todas las piscinas se instalará un contador independiente que permita
controlar el volumen de agua aportada al vaso, no debiendo incluir ningún otro
servicio.
•
Todos los grifos habrán de estar equipados con dispositivos economizadores de
agua de modo que para una presión de 2,5 kg/cm2, el caudal máximo
suministrado sea de 6 l/minuto. En ningún caso el caudal aportado por los
grifos podrá ser superior a 10 l/minuto.
•
Las duchas incluirán obligatoriamente economizadores de chorro o similares y
un sistema de reducción de caudal de modo que para una presión de 2,5 kg/
cm2 el caudal máximo suministrado sea de 10 l/minuto.
•
En los inodoros, el mecanismo de accionamiento de la descarga de las cisternas
será tal, que permita consumir un volumen máximo de 6 litros por descarga
46
Situación legislativa del sector
y dispondrá de un dispositivo de interrupción de la misma o de un sistema
de doble de pulsación.
•
Será obligatoria la instalación de temporizadores en los grifos o bien de
griferías electrónicas, en las que la apertura y cierre se realiza mediante
sensores de presencia, que permitan limitar el volumen de descarga a un litro.
•
Las duchas de estos edificios deberán disponer de griferías termostáticas de
funcionamiento temporizado.
•
Los inodoros deberán estar dotados de grifería de tiempo de descarga
temporizado de tipo fluxor o similar.
•
Los urinarios de grifería automática serán con accionamiento a través de
sensor de presencia.
•
En todos los casos se ajustarán los volúmenes de descarga a valores mínimos,
pero garantizando siempre el correcto funcionamiento.
•
En todas las zonas verdes, se incluirán sistemas de riego que fomenten el ahorro
y la eficiencia en el uso del agua y como mínimo:
•
o
Programadores y sensores de lluvia o de humedad.
o
Aspersores de corto alcance en las zonas de pradera.
o
Riego por goteo en zonas arbustivas y en árboles.
Durante los meses de junio a septiembre, ambos inclusive, no estará permitido
el riego entre las diez y las veinte horas.
•
Queda prohibida la instalación de circuitos de refrigeración, climatización y
calefacción abiertos que no dispongan de sistema de recirculación para
recuperación de agua.
•
Las piscinas habrán de cumplir los siguientes requisitos:
o
Inscribirse en un registro municipal de piscinas.
o
Realizar anualmente ensayos de estanqueidad y control de fugas.
o
Instalar elementos de fontanería eficiente como los contemplados
en el artículo 11 de esta ordenanza. (Duchas, etc.).
•
El baldeo de viales, deberá realizarse con equipos economizadores de agua,
quedando restringido el baldeo mediante manguera acoplada a hidrante o boca
de riego a aquellas zonas donde sea inviable el baldeo mecanizado.
Todo esto, disponiendo de 1 ó 2 años desde que se publicó la ley, salvo las grandes
reformas, que el límite se estableció en tres años, tiempo en el que todo deberá
estar adecuado a la nueva normativa.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
47
Además todos aquellos denominados grandes consumidores (más de 10.000 m3 al
año), deberán:
•
Realizar y disponer de un Plan de Gestión Sostenible del Agua que contenga
las proyecciones de uso, la identificación de áreas para la reducción, reciclado,
reutilización de agua o aprovechamiento de aguas pluviales y las medidas de
eficiencia a aplicar, en el que se especifiquen las metas de conservación y el
cronograma de actuaciones previsto. (Con una vigencia máxima de cuatro años,
debiéndose presentar ante el órgano municipal con competencia ambiental para
su aprobación).
•
Además deberán efectuar, con carácter bienal, una auditoría del uso del agua
en sus instalaciones realizada por una empresa o entidad especializada en
ese campo que incluirá, en todo caso, las medidas aplicadas en el uso eficiente
del agua y el grado de cumplimiento del Plan de Gestión Sostenible del Agua.
Esta medida no será exigible a aquellas empresas adheridas con carácter
voluntario al Sistema Comunitario de Gestión y Auditoría Medioambiental (EMAS
II), siempre que entre los objetivos del sistema se encuentren medidas de
ahorro y reducción del consumo de agua.
Un aliciente para el sector, es el hecho de que el ayuntamiento desarrollará una
“Etiqueta del Uso Eficiente del Agua”, diseñada para productos, servicios o
establecimientos que demuestren dicha circunstancia a través de las auditorías
antes mencionadas.
Como vemos en este corto extracto de la ordenanza, se detalla con mayor precisión
aspectos que hasta ahora, los gestores de explotaciones hoteleras no sabían ni que
existían, y donde cada vez más, las tendencias son más o menos uniformes. Si
comparamos una Ley autonómica y esta ordenanza se parecen y regulan aspectos
similares (con una mayor o menor definición), lo que ratifica el comentario inicial de
que es una tendencia de todo el país por preservar este recurso cada vez más
escaso y vital para las futuras generaciones.
No en vano, se empieza a considerar el agua como elemento vital e imprescindible,
y se teoriza sobre que las futuras guerras, no serán tanto por la obtención o
posesión del “Oro Negro” del petróleo, sino por el “Control del Agua”. Esperemos
que se equivoquen y seamos capaces de reaccionar a tiempo.
48
Situación legislativa del sector
¿Cómo ahorrar agua y energía?
Tanto por responsabilidad social, como personal, ecológica o económica, es
importante saber qué hacer para reducir la demanda de agua. Con este libro se
persigue dar a conocer acciones, técnicas y sistemas que permitan a propietarios,
gestores, responsables y técnicos de este tipo de establecimientos, minimizar los
consumos de agua y la energía derivada de su calentamiento.
La racionalización y el consumo responsable del agua, no ha de limitarse sólo a la
disminución de consumos, sino que ha de enfocarse desde un punto de vista de
aprovechamiento de ésta en cualquier área o posible actuación que permita su
aprovechamiento, reutilización o reciclaje.
Muchas normas como las que hemos visto anteriormente, se centran de forma
explícita en determinar cómo deberán de ser las nuevas edificaciones, en lo
concerniente a las instalaciones de suministro, distribución y calentamiento térmico
y por supuesto recuperación y reciclaje, preparando las edificaciones para un futuro
cercano donde además de reducir la demanda, el agua que va a los alcantarillados
se divida desde el origen en aguas pluviales, grises y negras; posibilitando la
reutilización y reciclaje para otros menesteres donde la calidad del agua no es
crítica y permitiría baldear, regar, etc. con aguas de una menor calidad.
El aprovechamiento de las aguas de lluvia o el reciclaje de las aguas grises en
establecimientos hoteleros posibilita fuentes de suministro gratuitas de por vida, ya
que está garantizada la demanda en agua sanitaria y por lo tanto también su
disponibilidad para el reciclaje.
Un ejemplo claro de aprovechamiento es la instalación de circuitos separados para
aguas negras (inodoros, urinarios, fregaderos, lavadoras, lavavajillas, etc.), y
aguas grises (ducha y lavabos principalmente), siendo estas últimas muy fáciles de
reciclar a bajo coste y posibilitando agua por ejemplo para los inodoros,
rentabilizándose la inversión desde el primer momento y reduciendo el consumo del
establecimiento en más de 35% de la demanda total prevista para uno tradicional.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
49
Un ejemplo muy utilizado en reformas de los baños
o aseos hoteleros, consiste en retirar la bañera
existente
y
sustituir
la
misma
por
un
muro
recuperador de agua, utilizando la separación de la
misma pared, para contener el agua recuperada de
la ducha y alimentar el inodoro, sin necesidad de
aljibes, redes separadas de aguas grises y negras y
aumentando el espacio y la estética de los baños,
ofreciendo amplitud, eficiencia y diseño, con una
reducción de costes realmente impresionante, a la
vez que sólo es una obra menor.
A un lado de la misma, se encontraría la ducha, la
cual puede ser muy amplia, y al otro lado podemos
gozar de una zona separada, para colgar la loza del
inodoro, creando dos ambientes o zonas, donde
antes sólo teníamos una bañera ocupando mucho
sitio y que en un 83% de las ocasiones (según
encuestas), sólo se utilizaba para ducharse.
Este sistema acumula el agua diaria de la ducha,
eliminando y filtrando el agua utilizada, quedándose
única y exclusivamente con la mejor agua, la cual
además
si
no
se
utiliza,
se
renueva
automáticamente para garantizar un uso sin olores
o riesgos sanitarios.
El ahorro estimado de este tipo de instalaciones se
cifra en el 90% del agua consumida en el inodoro,
que puede suponer unos 90 litros diarios, en una
habitación de doble uso.
También, y entrando en otra materia, el aprovechamiento del agua clorada de las
piscinas o centros termales para el uso anteriormente descrito, reduce los costes de
implementación aun más, ya que el tratamiento y filtraje de ésta es muchísimo más
simple, siendo facilísima la instalación en edificaciones con estos servicios.
50
¿Cómo ahorrar agua y energía?
Con el nuevo CTE, hay que ser conscientes de que la demanda de agua en un hotel
de
100
habitaciones
(calculados
a
partir
de
la
norma
UNE
94002:2005
“Instalaciones solares térmicas para producción de agua caliente sanitaria: cálculo
de la demanda energética”), es de entre 4.000 y 7.000 litros de consumo por día,
por lo que la implementación de este tipo de medidas correctoras que describimos
seguidamente, posibilitará unas necesidades de entre 2.500 litros para un
hotel/hostal o pensión de 2 estrellas, hasta los 4.900 litros para un hotel de 4-5
estrellas. Lo que puede darnos una idea de la cantidad de agua caliente
economizada a lo largo del año.
En estudios de contraste realizados por el autor para distintos establecimientos
hoteleros del país, se han obtenido ahorros en algunos casos superiores al 65 % del
consumo previo total; siendo lo más habitual encontrar un ahorro garantizado
superior al 40 %, con una amortización normal dentro del mismo ejercicio en el que
se ejecutó la implementación.
La implementación de técnicas de ahorro de agua en las nuevas edificaciones,
fueran del tipo que fueran, posibilita reducir en más del 30% la extensión o área de
captación solar, debido principalmente a la reducción de la demanda, posibilitando
menores necesidades de acumulación y un mayor grado de aprovechamiento de la
temperatura obtenida en el intercambiador.
Muchas veces se plantean actuaciones complejas, normativas internas, campañas
de concienciación excesivamente costosas y trucos para intentar reducir los
consumos que se tiene de agua y energía, cuando hay actuaciones que pasan
desapercibidas por los usuarios y que a la vez aumentan el confort de uso.
Como ejemplo, por su elevado confort y ahorro, los Perlizadores, reductores y los
economizadores de agua, están ampliamente extendidos en los países del norte de
Europa, utilizándose desde el año 1995 aquí en España, en hoteles, residencias,
hospitales, gimnasios y empresas españolas, principalmente en las zonas costeras e
insulares.
Este tipo de equipos tienen por objetivo reducir drásticamente el consumo de agua
en el establecimiento, tanto en agua fría como caliente. Más adelante se dedicará
un amplio apartado al conocimiento y explicación de estas tecnologías.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
51
Se dispone de muchas opciones cuando se habla de ahorrar agua y energía, y esto
ha de hacerse considerando infinidad de factores, desde la optimización de las
facturas, pasando por la formación del personal y/o considerando los proyectos en
su fase de diseño, a la realización de estudios y eco-auditorías de hidroeficiencia,
sin olvidar el mantenimiento y la implementación de medidas correctoras en
aquellos puntos que son significativos, no por volumen de agua ahorrada, sino por
posibilidades de ahorro existentes.
Acciones y consideraciones para ahorrar agua y energía
Un paso previo para determinar qué se puede hacer para economizar agua, es el
análisis de qué es lo que influye en el consumo, para que éste pueda ser menor.
De estudios, encuestas y trabajos realizados por el autor, se pueden exponer una
serie de conclusiones:
•
La configuración del trazado de las líneas de conducción o distribución y reparto
y las presiones de entrega, hacen que algunos puntos de consumo sean más
elevados de lo estrictamente necesario.
•
Los caudales entregados por lo general, son superiores a los exigidos. En
algunas encuestas realizadas, los usuarios alcanzan el nivel de confort con
mucho menos caudal del exigido y ofrecido habitualmente y sobre los que dice
la normativa.
•
Hay muchas veces que el agua circula innecesariamente por los circuitos sin
demanda, ni criterio.
•
En algunos de los procesos y equipos se podría consumir menos agua de la que
se consume sin merma del confort, ni detrimento del servicio ofrecido, pues hoy
en día se dispone de tecnologías que lo posibilitan, y que dependen sólo de la
selección del equipo adecuado.
•
La calidad del agua que en determinados procesos se utiliza es excesiva, para el
uso al que se destina. Por ejemplo, en los inodoros se podría utilizar un agua de
menor calidad que la que se utiliza para la ingesta humana.
•
Otro ejemplo de lo anterior, sería el riego de jardines. La presencia de nitratos,
no es aconsejable para el consumo humano, pero es muy beneficiosa para el
crecimiento de las plantas.
52
¿Cómo ahorrar agua y energía?
Dentro de la infinidad de posibles acciones y temas a considerar, a continuación se
detallan algunos de los más importantes que puedan servir a modo de ejemplo:
•
En las instalaciones de fontanería, tanto de ACS, como AFCH, hay que
preocuparse de que cuando se diseñen o reformen, se considere como muy
importante la eficiencia; tanto como el diseño y la ergonomía de uso; utilizando
los adelantos técnicos más avanzados que en ese momento existan (ya
contrastados), pues una instalación una vez construida, será para muchos años.
Sin olvidar la facilidad de mantenimiento y sus costes.
•
Prever las necesidades hídricas de producción, detectando en qué procesos se
podría, mediante intercambiadores de calor o frío, aprovechar la energía de
unos procesos a otros, mezclando incluso sistemas de calefacción o aire
acondicionado, con procesos industriales.
•
La reutilización y/o reciclaje de aguas grises, si no se considera en la fase de
diseño o al realizar una reforma, posteriormente suele hacerse inviable por los
altos costes que implicaría, al no estar preparada la estructura ni canalización de
las instalaciones del establecimiento.
•
Es muy interesante la instalación de contadores (a ser posible electrónicos), que
permitirán la segregación y control de consumos y fugas, adecuando los
diámetros de estos a las necesidades reales, y no con márgenes de seguridad
excesivos, que encarecerán la factura del agua sin aportar nada a cambio. (En la
localidad de Madrid, ya es obligatorio para todos y se dispone de tres años para
segregar los consumos comunitarios).
•
La limitación de la presión barométrica de las instalaciones, puede suponer un
ahorro en las plantas con cotas de altura inferiores de hasta un 20%; para ello
se debe o bien realizar escalonamientos en las distintas alturas a suministrar
agua, o bien limitar la misma por tramos de reparto y distribución.
•
La adecuación y regulación de temperaturas de reparto en todos los procesos y
la regulación termostática de las mismas, garantizará un máximo de confort y
un mínimo consumo energético de la instalación. A la hora de diseñar los
edificios e instalaciones, hay que intentar concentrar las zonas húmedas o
distribuirlas adecuadamente, no segregarlas más de lo necesario. Un circuito
con 50 metros de más, genera un volumen de consumo energético en
mantenimiento superior al 2% anual.
•
Prever, programar y comprobar las temperaturas de calentamiento, acumulación
y distribución del ACS, adecuándolas a la demanda de agua esperada. (Es
ilógico disponer de agua caliente en el fin de semana si se cierra el centro;
ajustarlas de tal forma que el último día sólo se aporte el agua necesaria,
programando su arranque para que el lunes esté preparada para su consumo).
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
53
•
Desarrollo de programas de mantenimiento preventivo que, además de cumplir
con la normativa vigente, permitan una corrección y detección inmediata de
anomalías, excesos de consumos, fugas, etc., revisando las protecciones de
aislamiento de las tuberías cada seis meses y cada vez que algún operario
realice algún trabajo de mantenimiento.
•
Supervisar mensualmente, a la vez que se toman las temperaturas en puntos
terminales, como exige el RD. 865/2003. Aprovechando para comprobar si estos
cierran adecuadamente, tienen pérdidas y/o fugas. (Verificar sobre todo los
tanques o cisternas de inodoros, pues suelen ser los más dados a tener fugas,
por culpa de los flotadores de los grifos o los sistemas de cierre).
•
Si se utilizan sistemas de tratamiento del agua, verificar la calidad del agua y su
composición cada cierto tiempo y sobre todo en épocas estivales, pues la
variación de su composición requerirá dosis o ciclos distintos. Aprovechar para
comprobar el estado de resinas, sales, etc., de los distintos depósitos,
verificando el resultado final del tratamiento.
•
Otro elemento a considerar, es el tipo de grifería que se utilizará, pensando que
las actuales leyes y normas exigen que el agua en circulación por el punto más
alejado de la caldera, esté por encima de 50 ºC, lo más probable es tener
problemas y accidentes por escaldamiento de los usuarios, pudiéndose evitar
con la instalación de griferías termostáticas, las cuales aumentan el confort del
usuario, no representan una inversión mucho mayor y ahorran más del 15 % de
la energía. (Siendo obligatorio por ejemplo en Madrid, en las zonas públicas).
•
Considerar la adecuación paisajística del entorno (si lo tuviera), o de las plantas
de interior, con un punto de vista de Xerojardinería o decoración con plantas
autóctonas o que consuman poco agua, utilizando siempre que se pueda,
sistemas de riego eficientes y programables, para evitar la tentación humana de
que si les damos más agua crecerán más y estarán mejor.
•
Selección de equipos y adecuación de las instalaciones de climatización al tipo
de explotación que va a tener el edificio. Hay especialistas que saben
exactamente cuál es el tipo más adecuado, las precauciones a tener en cuenta y
las opciones más adecuadas a la hora de diseñar las instalaciones.
o
•
Prever el aprovechamiento, canalización y recuperación del agua de las
torres de ventilación, y/o de condensación, para ser utilizadas para otros
usos (por ejemplo para el riego mezclada con otras aguas).
Instalar, prever o implementar equipos y medidas economizadoras de agua,
como las que a continuación se detallan, pues facilitarán la minimización de los
gastos y consumos de agua y energía, y generarán beneficios por ahorro para
toda la vida.
54
¿Cómo ahorrar agua y energía?
•
Selección de equipos hidroeficientes, a nivel de electrodomésticos, y con
etiquetaje clase “A”, pues está demostrado que las diferencias de inversión en
este tipo de establecimientos se amortizan muy rápidamente. (Existen lavadoras
y lavavajillas que consumen hasta un 60 % menos de agua y un 50 %
menos de energía); hay que hacer cuentas antes de decidirse. (Además ahora
suele haber subvenciones para este tipo de equipos).
•
Utilizar jabones y productos biodegradables, que no contengan cloro ni fosfatos
en su composición y emplear la dosis correcta propuesta por los fabricantes.
Cuando sale la vajilla blanca, puede ser por la alta concentración de cal en el
agua, y esto se resuelve con un aporte de sal adecuado, según el fabricante;
pero sobre todo, no hay que volver a lavarlos, pues con frotarles con un paño
seco será suficiente.
•
Realizar un plan interno de la gestión y uso eficiente del agua y la energía. No
ya porque sea digno de que lo puedan solicitar, sino por el propio interés de ver
por dónde y de qué forma podemos crecer con los mínimos recursos, tanto
naturales, como económicos.
•
Realizar campañas de sensibilización ambiental dentro del establecimiento,
formando al personal para que resuelva los problemas más habituales que
pueda encontrarse, demostrando a los clientes y visitantes su sensibilidad y
preocupación por el tema, lo que mejorará la imagen pública del centro.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
55
Primera medida, la optimización de las tarifas del agua
Optimización de costes del agua, en función de la tarifa contratada.
No en todos los ayuntamientos, este planteamiento puede realizarse, pero a modo
de ejemplo y es muy habitual, los ayuntamientos y empresas de suministro de
agua, producen variaciones en los costes, por los cánones y por la tarifa aplicada en
función del volumen de agua consumida y por el diámetro de las acometidas.
Por esta razón, lo primero que tendremos que ver es si podemos reducir el coste
del suministro, y en segundo lugar valorarlo antes y después de realizar un plan de
hidroeficiencia, en el establecimiento.
En el ejemplo siguiente, que está realizado con las tarifas del ayuntamiento de
Madrid, del año, 2004, podemos ver como sí que importa mucho la tarifa que nos
apliquen.
Analizando las tarifas y costes del agua, podemos observar que los dos parámetros
fundamentales se establecen en función de:
a)
Consumos trimestrales, bimensuales o incluso mensuales.
b)
Diámetro de la acometida y contador contratado.
Por ejemplo: Si en el histórico de facturaciones que la compañía de suministro de
aguas, el consumo medio fluctuaba normalmente entre los 1.800 y los 2.300
metros cúbicos por trimestre, y disponemos de un contador de 50mm de diámetro,
el coste medio del agua era de entre 0,844 € y 0,847 € por metro cúbico
consumido.
Ahora bien, tras la optimización propuesta, supongamos que el consumo total del
centro, se reduce en un 30 % del total, las nuevas fluctuaciones nos darán unos
consumos de entre 1.200 y 1.500 m³, por lo que sin variar la tarifa actual, el nuevo
coste será de entre 0,865 € y 0,842 € siendo este último coste el más económico
posible para esta tarifa.
56
Primera medida, la optimización de las tarifas del agua
Si observamos el siguiente gráfico, en él podemos comprobar, cómo con un mismo
consumo de agua, una vez optimizado el edificio, podríamos obtener el agua en
condiciones más ventajosas, es decir, más económica.
Precio medio del m³ según Consumo y Ø de la acometida
1,0250 €
1,0000 €
Coste o Precio medio del m³
0,9750 €
0,9500 €
0,9250 €
0,9000 €
0,8750 €
0,8500 €
0,8250 €
0,8000 €
0,7750 €
0,7500 €
Consum o Trim estral en m ³
Ø=15
Ø=20
Ø=30
Ø=40
Ø=50
Ø=65
Ø=80
Ø=100
Ø=125
Φ=150
No obstante si se decidiera cambiar de contrato, por un contador más moderno
(mayor precisión de la medición), y con un diámetro más optimizado a nuestros
consumos, podríamos hacerlo a uno de unos 30mm de diámetro, sin perder calidad
del servicio, teniendo unos nuevos costes de entre 0,794 € y 0,785 € el m³, lo que
supone un ahorro de entre
0,0713 € y
0,0570 €, lo que representaría por
trimestre facturado 85,55 €, ahorrados.
Ahora sólo queda determinar cuánto nos cobraría la compañía por el cambio de
contador, y si es que quiere hacerlo, pues la ley no deja claro que tengan que
hacerlo, y si bien es cierto que cualquier ampliación nos la van a realizar aunque les
moleste pues les suele compensar que el contador trabaje por encima de su Cn,
(Caudal nominal), al tener un nivel de precisión inferior y el coste del metro cúbico
nos lo cobrarán más caro.
En cualquier caso no se pierde nada por intentarlo y pedirles que nos realicen un
presupuesto. (El NO ya lo tenemos).
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
57
Tecnologías y posibilidades técnicas para el ahorro
El nivel tecnológico de los equipamientos sanitarios que hoy en día están
disponibles es realmente impresionante, pues muchas veces es más conocida la
tecnología de las comunicaciones, la informática o la electrónica de recreo, pero no
nos damos cuenta o valoramos la cantidad y variedad de equipos que hacen cosas
que hasta la fecha ni siquiera se nos hubieran pasado por la cabeza. ¿O, acaso se
podían imaginar la existencia de grifería que economizara un 65% del
agua y la energía que consumen?, o un urinario que no utiliza el agua…
Pero por desgracia muchas de estas técnicas y tecnologías no se conocen, con lo
que su implementación se hace imposible por desconocimiento.
Este libro pretende dar un repaso a las posibilidades técnicas más exitosas y fáciles
de implementar, y que más rápida amortización tienen (en cuanto a ACS y AFCH,
se refiere).
Las tecnologías existentes permiten acelerar el agua y crear turbulencias sin
aportación de aire en cabezales de ducha, que mejoran el confort al generar una
sensación de hidromasaje por turbulencias, consumiendo mucha menos agua que
con los sistemas tradicionales de masaje por cantidad y presión de agua,
economizando hasta el 65 % del agua que actualmente consumen algunos equipos,
sin pérdida ni detrimento del servicio.
En el caso de los grifos, estos suelen llevar un filtro para evitar las salpicaduras
(rompeaguas o aireadores), disponiendo de tecnologías punteras como los
Perlizadores y Eyectores, que reducen el consumo de agua un mínimo del 50 % en
comparación con los equipos tradicionales y aportan ventajas, como una mayor
eficacia con los jabones, por su chorro burbujeante y vigoroso, a la vez que son
anti-calcáreos y anti-bloqueo, pudiendo ser sustituidos en cualquier grifería
existente. Ofreciendo un arco de ahorro de entre el 40 y 75 % en función de la
presión (a mayor presión mayor ahorro).
También existen griferías que ya lo incorporan.
58
Tecnologías y posibilidades técnicas para el ahorro
En este cuadro, podemos ver las
diferencias de consumo medio
entre un Perlizador profesional,
uno doméstico y un aireador.
Los
equipos
para
utilizar
por
profesionales, o que deseen una
alta
eficiencia
ejemplo),
nivel de
(RST-2406
permiten
reducir
por
el
consumo hasta 4,8
litros a 2,5 bar de presión, pero
además son más eficaces con el
jabón que los tradicionales.
¿Qué es realmente un Perlizador?
Los Perlizadores, los cuales son patente de RST, son unos elementos dispersores
que mezclan aire con agua apoyándose en la presión, reduciendo de este modo el
consumo de agua y, por consiguiente, también la energía necesaria para obtener el
agua caliente.
Están basados en el “Efecto Venturi”, que a grandes rasgos es la aspiración que se
produce por la aceleración del agua, al pasar por un estrechamiento; es algo
parecido, al “rebufo” que produce un vehículo al pasar a gran velocidad,
absorbiendo y generando una estala tras de él.
Y la palabra Perlizador viene del brillo y efecto del agua y las burbujas que se
obtienen de este efecto, consiguiendo insuflar aire en su interior y aparentando
haber mucha más agua que la que realmente hay. A mayor presión, mayor
porcentaje de aire insuflado en el agua y mayor ahorro.
La firma RST, certifica que con 2.5 Kg. de presión, se garantiza un ahorro de entre
un 40% y un 60% y, si ésta es de más de 3 Kg. el ahorro puede llagar a ser de un
70% incluso más. Baja el consumo, pero no el confort, que además es aumentado,
siendo un chorro más agradable y eficaz con el jabón.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
59
En la gráfica siguiente, podemos ver cómo está constituido un Perlizador:
Estructura
1 Malla superfina de acero inoxidable
(0,25 m/m).
El agua es filtrada no dejando pasar
partículas mayores de 25 micras, que al
rebotar contra la membrana retornan,
evitando el embozamiento de la malla.
2 Membrana con efecto Venturi. (5, 6,
7 ó 8 Lit./min en función del modelo y la
presión dinámica de trabajo). Acelera el
agua provocando dos efectos: succión
de aire y limpieza de difusor.
3 Difusor-expansor. Difumina el agua facilitando su mezcla con aire.
4 Triple malla abovedada. Tres mallas cóncavas en acero inoxidable generan un
abundante chorro de burbujas muy agradable al tacto.
5 Canal de succión de aire.
Funcionamiento de un Perlizador
El Perlizador "Long Life" de RST, dispone (siguiendo la dirección del agua), de un
colador interno, compuesto de una malla abovedada de 0,25 mm, una membrana
interna de P.O.M. (materia plástica derivada del polipropileno que repele la cal),
con un agujero en el medio y un difusor que a la vez que contiene a las dos partes
anteriores, produce aceleración en el agua al obligarla a pasar por sus pequeños
agujeros, (mayores de 0,25 mm), para evitar atascos.
Cuando el agua entra por la malla superfina, y se encuentra con la membrana
central, se produce un doble efecto. Por un lado y al tener que pasar por un
estrechamiento del paso de agua (agujero central), se está limitando el caudal, y
60
Tecnologías y posibilidades técnicas para el ahorro
además el agua que no consiga entrar por esta primera reducción, rebotará en la
membrana, produciendo un efecto de turbulencia que mantiene en constante
movimiento, los posibles depósitos de suciedad acumulados en la malla de 0,25
mm, evitando su obturación.
El agua, una vez que atraviesa la membrana central, se vuelve a encontrar con otra
drástica reducción de paso al tener que avanzar por los pequeños agujeros del
difusor.
La actuación del colador interno, evita las obturaciones y atascos, y al estrechar el
paso del agua en dos ocasiones, produce aceleración de la misma.
La toma de aire, se efectúa a través del espacio que existe entre el continente que
aloja los coladores interno y externo, y la pieza de latón cromado que está dotada
de rosca. La aspiración se produce a través del canal de aire de estos recipientes y
los agujeros del continente de los coladores (ver dibujo), al igual que los aireadores
normales instalados en todas las griferías.
Una vez atravesado el colador interno (malla superfina + membrana central +
difusor), el agua se encuentra con un triple filtro abovedado de acero inoxidable.
Compuesto de tres mallas robustas, que no se tocan entre sí, (disponiendo la
segunda de ellas de una ligera holgura, que provoca su movimiento al activar y
desactivar el suministro de agua), evitando que quede agua en su interior y
facilitando la evacuación de ésta, para evitar la acumulación de cal.
Distintos tipos de Perlizadores, Antirrobo y normales (machos y hembras).
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
61
Esta arquitectura, facilita la evacuación de agua del último colador, e impide las
posteriores incrustaciones de sedimentos a que nos tienen acostumbrados los
aireadores o economizadores normales. A la vez que genera un chorro de agua
compuesto de gotas muy gruesas con aire, que hace muy placentero su uso,
haciendo el chorro de agua más eficaz para generar espuma y en especial con
jabones líquidos.
Hay que romper una lanza en beneficio de esta tecnología que cuando se
desconoce, se la acusa de propagar o ser más fácil la propagación de la bacteria de
la Legionella, cosa que sucede todo lo contrario, ya que la bacteria viaja y se
propaga con micro gotas de agua de 0,50 micras, y las burbujas que este tipo de
equipos genera son 4-5 veces más grandes que los clásicos aireadores (incluso el
milímetro), y sus burbujas son visibles a simple vista.
La instalación de estas revolucionarias piezas no necesita ninguna obra. En lavabos
y griferías basta con sustituir el filtro clásico, rompeaguas o aireador, por el
Perlizador, con una sencilla operación de bricolaje. Todos los grifos de rosca
universal son compatibles con este sistema.
Hay que desconfiar de equipos economizadores, “muy económicos” o de producción
asiática, que siendo capaces de economizar agua, lo único que aportan es un
estrangulador de paso, que evidentemente ahorra, pero que sería el equivalente a
cerrar un poco la llave de paso. Con la simple acción de cerrar la misma
provocaremos una reducción del consumo. Y si un día hay variación de las
condiciones barométricas de la instalación, nos encontraremos con que sacrifican y
restringen la calidad del servicio ofrecido o confort de utilización, resultando “cutre
o pobre” el chorro ofrecido al usuario. Cosa que ha dado mala fama a esta
tecnología por incluir todos estos equipos en el mismo saco.
Clasificación de equipos
En primer lugar hay que agrupar los distintos tipos de equipos sanitarios más
utilizados a nivel de suministro de agua, en dos grandes familias: equipos
completos y accesorios o adaptadores para equipos ya existentes. Estos últimos
aportan tecnología economizadora al implementarlos sobre grifos ya en uso,
62
Tecnologías y posibilidades técnicas para el ahorro
teniendo un menor coste y aprovechando el equipo al que se le aplica; mientras
que los primeros están pensados para obra nueva o remodelación de los equipos e
instalaciones.
La siguiente información, pretende recoger la gran mayoría de las tecnologías
existentes a modo de guía básica y práctica, de las más difundidas y las que son
más eficaces, aunque puedan resultar desconocidas, habiendo resultado difícil el
proceso de selección de no dejar fuera equipos que siendo interesantes no tuvieran
un aplicación masiva.
La fórmula o planteamiento seleccionado para su explicación está basada en el
concepto de disponer de un catálogo de soluciones o problema en función de la
necesidad o del equipo de que se trate.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
63
Catálogo de soluciones economizadoras
A través de las siguientes páginas, se pretende mostrar lo que se puede hacer o lo
que es más ecológico e hidroeficiente, para el uso o explotación en un
establecimiento hotelero, o en cualquier otra clase de establecimiento, edificio o
instalación.
Grifos monomando tradicionales
Siendo hoy en día el tipo de grifería más utilizada por excelencia, no quiere decir
que no existan técnicas y tecnologías economizadoras para mejorar los consumos
de agua y energía de este tipo de sanitarios, tan utilizados por todos.
El hecho de que el agua que se utiliza en un grifo monomando sea fría, no quiere
decir que ésta no contenga agua calentada. (Como por ejemplo en un monomando
de lavabo, al estar posicionado el mando o palanca en el centro, cada vez que
abrimos éste, consumimos un 50 % de agua fría y 50 % de agua caliente, aunque a
ésta no le demos tiempo a llegar a salir por la boca del grifo).
Este problema está contrastado y demostrado, indicando que más del 60 % de los
usuarios que utiliza un lavabo en un centro público, lo hace abriendo en su posición
central y durante un tiempo medio inferior a 30 segundos, no agarrando la maneta,
sino empujándola desde abajo hacia arriba, hasta el final del recorrido, dándole
golpecitos hacia abajo, para ajustar el caudal (si es que éste fuera muy elevado).
Hoy en día, hay tecnologías que permiten
reducir los consumos de agua de estos grifos y
a la vez derivar los consumos de agua caliente
no premeditada a consumos de agua fría. La
solución consiste en la sustitución del clásico
cartucho cerámico que incorpora, por otro
“Ecológico” de apertura en frío en su posición
central y en dos etapas.
64
Catálogo de soluciones economizadoras
Maneta de apertura de caudal en dos tiempos o etapas
Está demostrado que más del 90% de las veces que se va utilizar un grifo
monomando, levantamos la maneta verticalmente hasta su tope, consumiendo el
100 % de su caudal máximo,
con
independencia
de
la
regulación de temperatura, la
cual siempre se suele realizar
tras iniciar el lavado.
Un
grifo
con
un
cartucho
ecológico, ofrece a mitad de su
recorrido una resistencia algo
superior (actuando como tope
psicológico), aunque si se fuerza
o vence esa pequeña resistencia
ofrece el 100 % de su caudal
máximo. (Ahorrando al no utilizar el máximo caudal).
Esta función hace que ahorremos sin darnos cuenta mucha agua, pues en la gran
mayoría de los casos con el 50 % de caudal es más que suficiente para lavarnos las
manos, la cara, los dientes, etc.
Apertura en frío en su posición central
También está demostrado que, por estética, se suele dejar el grifo en su posición
central y por costumbre abrimos el grifo desde esta posición, demandando un 50 %
de agua fría y un 50 % de agua
caliente, aunque ésta no salga caliente
al principio.
Lavándonos en muchas ocasiones con
agua fría o templada, pero demandando
agua caliente de la caldera o calentador,
sin que ésta llegue a salir por la boca
del grifo.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
65
Con este tipo de cartuchos ecológicos, el recorrido de la maneta, es de centro a
izquierda, por lo que siempre abrimos en agua fría y para templar el agua, o utilizar
sólo agua caliente, debemos realizar el giro hacia la izquierda.
Incorporación de Perlizadores
A los grifos monomando o cualquier otro tipo de grifería, ya
sea de lavabo, fregadero, etc., y si tiene una edad menor de
unos 20 años, además suelen incorporar un filtro en
su boca de salida de agua, denominado filtro rompeaguas o aireador y que tiene
por objeto evitar que el agua al salir del grifo salpique.
Si a las dos medidas anteriores, le sumamos los ahorros que se generan con la
incorporación de los Perlizadores a este tipo de griferías, la suma total de éstas
permite certificar ahorros superiores a un 65% en comparación con un
monomando tradicional.
La incorporación de perlizadores, al igual que los cartuchos ecológicos son medidas
muy simples que permiten aprovechar los cuerpos de las griferías existentes; es
como si le cambiáramos el motor al coche por uno nuevo, quedaría en perfectas
condiciones, ofreciendo el 100 % de posibilidades si la chapa y la pintura están
bien; pues en el caso de los grifos, pasa tres cuartas de lo mismo, que el equipo
quedaría como nuevo para muchos años más.
Los perlizadores existen
de
distintos
tipos
de
rosca y con diferentes
caudales,
lógico
presión
siendo
lo
aprovechar
la
de
la
instalación, para ahorrar
lo más posible.
Perlizador Macho
Perlizador Hembra.
Esta medida aporta ventajas como: ser más eficaz con los jabones líquidos, ser
más agradable y confortable, aparentar salir más agua de la que realmente sale, y
por supuesto, economizar agua y la energía derivada de su calentamiento.
66
Catálogo de soluciones economizadoras
Estas tecnologías garantizan ahorros de un mínimo del 50 %, llegando en ocasiones
y dependiendo de la presión, hasta ahorros del 75 % del consumo habitual,
existiendo versiones normales y antirrobo, para lugares en los que preocupen los
sabotajes, posibles robos o vandalismo.
La implementación de perlizadores de agua en lavabos, bidet, fregaderos, pilas,
etc., reduce estos consumos, convirtiendo los establecimientos en más ecológicos,
amigables y respetuosos con el medio ambiente, y por supuesto, mucho más
económicos en su explotación, sin reducir la calidad y/o confort del servicio
ofrecido, y sobre todo sin tener que cambiar la grifería.
Su instalación no puede ser más sencilla: se desenrosca el
filtro o aireador existente a izquierdas (si está muy apretado
se puede desmontar con una llave fija del 22, o una llave
inglesa), recomendándose apretarlo a mano, a derechas.
No obstante hay herramientas específicas para el montaje profesionalizado de los
perlizadores, tanto para machos, como para hembras, facilitando el montaje y
desmontaje en cosa de segundos. En la foto anterior, puede apreciarse un ejemplo
de estas llaves diseñadas para una rápida sustitución, limpieza o mantenimiento
preventivo de la Legionella.
También
es
posible
encontrar
en
el
mercado, griferías que reúnen todas las
características enumeradas anteriormente y
a un coste muy razonable, pasando de ser un gasto en
una instalación a ser una inversión por los ahorros
que puede generar.
La inversión media en este tipo de
equipos no va más allá de los 60-70 €,
pero por su bajo consumo, si se realizara un
plan
de
amortización
por
sustitución
en
un
hotel
en
funcionamiento con un 60 % de ocupación, en unos 26-28 meses
estaría totalmente amortizado, generando beneficios de por vida.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
67
En la foto anterior podemos ver que la estética de algunos modelos, son muy
similares a los de los fabricantes tradicionales, disponiendo versiones para todos los
sanitarios de la habitación, es decir, para lavabos, bidet, duchas, baño, fregadero,
etc.
Grifos de volante tradicionales
Este tipo de equipos está en desuso en obra nueva, (salvo que sea de diseño
minimalista), aunque sí es fácil encontrarlos en edificaciones con más de 15 años y
todavía suelen montarse en zonas de poca utilización, o de servicio, como
vertederos, fregaderos, etc., por su bajo precio.
Los problemas clásicos de estos equipos, son los cierres inadecuados, por falta de
estanqueidad en las zapatas de cierre, y es habitual el que haya que apretarlos
mucho para que no goteen.
Hoy en día, existen técnicas para reconvertirlos en ecológicos, siendo mucho más
eficaces y economizadores que un monomando tradicional. (Desde el punto de vista
del consumo de energía, es imposible demandar agua caliente de forma
inconsciente,
mientras
que
con
un
monomando
sí,
como
se
explicaba
anteriormente).
Esto se puede lograr con la simple sustitución de la montura clásica de zapatas, por
otra montura cerámica que permite la apertura y cierre del agua en un sólo cuarto
de vuelta, evitando los problemas de apriete y cierre inadecuados y las fugas y
goteos constantes.
Es una solución muy económica cuando la grifería está
bien estéticamente hablando, ya que al cambiar la
montura por otra cerámica, ésta queda mecánicamente
nueva. El ahorro está cifrado en un 10 % del consumo
previo, sólo por esta medida, a la vez que se evitan los
derroches por cierres inadecuados y goteos.
Monturas Cerámicas Ecológicas.
A este tipo de equipos, y siempre que su antigüedad no supere los 15 años
aproximadamente, también se le podrá implementar los Perlizadores antes
68
Catálogo de soluciones economizadoras
comentados, complementando las medidas de eficiencia y totalizando ahorros
superiores al 60 % sobre el estado previo a la optimización.
Por lo general, un grifo de doble mando o monoblock cerámico, será más
económico y a la vez mucho más eficiente energéticamente hablando, que un
monomando, aunque no tan cómodo como lo es éste. (En cuanto a regulación y
mezcla de aguas para conseguir la temperatura deseada).
Regaderas, alcachofas y cabezales de duchas
A la hora de economizar agua en la ducha, suele ser más fácil actuando sobre la
salida del agua, que sobre la grifería. Con algunas de estas técnicas puede actuarse
sobre duchas de activación temporizada, pero que utilizan regaderas o cabezales
normales, conjugando el suministro optimizado de la salida del agua, con el cierre
temporizado de la misma.
Hay una primera catalogación que consistiría en el tipo de cabezal de ducha o
regadera que se utiliza, con independencia de la grifería que la activa y regula,
pudiendo dividirse en dos: cabezales de ducha o regaderas fijas a la pared y
mangos de ducha o teléfonos unidos a la salida de la grifería mediante un flexo.
En el primer caso las dos actuaciones más utilizadas son las siguientes:
•
Cambio de la alcachofa o regadera de
ducha por otra hidro-eficiente y de hidromasaje por
turbulencias,
que posibilita
ahorros de hasta el 60 % sobre los equipos
tradicionales; siendo menor este ahorro,
del orden del 35 %, cuando el equipo a
sustituir es un equipo pensado para sitios
públicos y suele ser accionado por un grifo
temporizado.
•
Desmontaje del equipo, sobre todo cuando
tiene
múltiples
chorros
o
tipos
de
suministro de agua, intercalándole en la
toma, un regulador o limitador de caudal,
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
69
que tara el volumen de agua que deja pasar por minuto, sin sacrificar el confort
de la ducha. Los ahorros suelen ser menores del orden del 25 %.
En el caso de los mangos de ducha, lo más habitual es sustituirlos por otros,
aunque también hay otras opciones:
• Intercalar un reductor volumétrico giratorio, que aumenta la
vida del flexo, evitando torceduras y enredos, a la vez que se
ahorra un 35 % del agua consumida por el equipo al que se
le aplica.
• Insertar en la toma de la ducha un limitador de caudal
ajustando el suministro a lo deseado; posibilita ahorros del
orden del 25 % aproximadamente, pero no valen para
cualquier modelo.
• Incorporar un interruptor de caudal, para disminuir el agua
suministrada durante el enjabonamiento, pero sin perder la
temperatura de mezcla obtenida, dejando pasar sólo una
parte ínfima de agua para evitar el enfriamiento de las cañerías.
• Cambiar el mango de ducha, por otro ecológico o eficiente, existiendo tres tipos
de estos principalmente:
•
Los que llevan incorporado un limitador de caudal.
•
Los que la técnica de suministro de
agua se basa en acelerar el agua y
realizar el suministro con múltiples
chorros más finitos y a mayor
presión.
•
Los
cabezales
de
ducha
específicos, que suelen ser
irrompibles,
con
suministro
de
agua a nivel e hidromasaje por turbulencias,
que posibilitan ahorros de hasta el 60 %
aumentando el confort y la calidad del servicio
ofrecido. Suelen ser más costosos, pero generan
mucho más ahorro y duran toda la vida.
No hay que olvidar que estos componentes son el 50 % del equipo, y
70
Catálogo de soluciones economizadoras
una buena selección de la alcachofa o mango de ducha, generará muchos ahorros,
pero si se combina con un buen grifo, la mezcla será perfecta. Por lo que en función
de a qué tipo de servicio va dirigido el equipo, habrá que valorar si se monta en
combinación con un monomando, un pulsador temporizado, un termostático, o un
grifo o sistema por infrarrojos, lo que posibilitará que la eficiencia se incremente
sustancialmente.
Estas técnicas son aplicadas a la salida del agua, pudiendo ser combinadas con
actuaciones de temporización, activación automática o incluso termostáticas o
mezcla de éstas.
Dependiendo de la especialización del fabricante se pueden encontrar técnicas
integradas dentro de los propios diseños, o los equipos economizadores para poder
implementarlos a equipos de otros fabricantes.
Realizando un repaso y a modo de resumen, tendríamos:
Duchas Fijas:
Tipo de equipo y solución:
Ahorros Generados
Cambio de alcachofa o regadera.
30% - 60%
Intercalar un reductor
volumétrico fijo a la entrada.
20% - 35%
Intercalar un limitador
volumétrico en el tubo o cuerpo
de entrada.
15% - 20%
Imagen del Equipo
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
71
Todos estos equipos o accesorios economizadores, son de fácil instalación y de bajo
coste, pudiendo el personal de mantenimiento instalarlos ellos mismos sin requerir
herramientas especiales. (Salvo las versiones antirrobo).
Mangos de ducha:
Tipo de equipo y solución:
Ahorros Generados
Cambio del mango de ducha.
50% - 60%
Intercalar un reductor
volumétrico giratorio entre el
grifo y el flexo.
25% - 35%
Intercalar un regulador de caudal
giratorio entre el grifo y el flexo
del mango de ducha.
15% - 25%
Intercalar un interruptor de
caudal giratorio entre el grifo y el
flexo del mango de ducha.
15% - 20%
Intercalar a la entrada del mango
un limitador de caudal. (Sólo es
Imagen del Equipo
15% - 20%
válido para algunos modelos)
Todas estas soluciones pueden combinarse como en el caso anterior con distintos
tipos de griferías, aumentando la eficiencia, el ahorro y el confort del usuario.
72
Catálogo de soluciones economizadoras
Duchas especiales
Lo
os inodoros, son
n fuente de rep
pulsa a la hora
de
e limpiar la lo
oza tras el us
so en locales
pú
úblicos, residencias u hoteles, pues no tanto
po
or la limpieza, por
p parte del usuario, sino la
utilización de la
as famosas es
scobillas para
lim
mpiar los restos
s sólidos de de
eposiciones (lo
qu
ue realmente da
d repulsa), ya
y que es un
eq
quipo utilizado por todo el mu
undo y sin las
de
ebidas garantías
s.
Ho
oy se pueden ofrecer
o
mejoras mucho más
hig
giénicas que la
as tradicionales
s escobillas, y
son unas pistolas conectadas a la toma del
nque o el latiguillo del inodorro, o incluso de
el bidet, que nos permite a distancia,
d
tan
sin
n tener ningún contacto direc
cto con los restos, la limpieza
a de los mismo
os por la
altta presión que podemos ejerc
cer con una du
uchita focal, qu
ue canaliza y acelera
a
el
ag
gua, y con tan sólo
s
½ litro o 1 litro podemos
s limpiar la loza
a mucho mejorr que con
cualquier tipo de escobilla.
Las ventajas son
n tanto para el cliente como para
p
el hotel, p
pues se necesitta mucha
me
enos agua, y está
e
todo siem
mpre mucho má
ás limpio; y po
or otra parte el
e cliente
pu
uede hacer una
a limpieza de sus restos sin
n contacto dirrecto o cercano
o de los
miismos.
Ad
demás permiten
n también realizar limpiezas de higiene íntima, pues cada vez son
má
ás las personas que se lavan
n con agua fría
a o templada, pero realmentte lo que
fac
cilita es, el man
ntenimiento y limpieza del baño, el plato de ducha o la bañ
ñera, etc.
pu
udiendo las cam
mareras invertir mucho menos tiempo, me
enos agua y lle
egar con
a
agua
a presión
n a zonas que normalmente limpian a
m
mano.
T
También
existten otro tipo de duchas, en esta
o
ocasión
y bas
sadas en el m
mismo princip
pio, para
p
personas
discapacitadas,
o
en
Hidroeficiencia
a en el Sector H
Hotelero
habitaciones
73
gerontológicas, donde este tipo de duchitas, aparte de consumir muy poca agua,
ofrece el control de activación y cierre, soliéndose conectar a una ducha tradicional
o termostática, donde el usuario solicita una temperatura a través del mando de
regulación, y la ducha se realiza sin tener que volver a tocar la grifería, sólo
pulsando o soltando el interruptor de la misma, y que además puede (subiéndose la
palanca hacia arriba) dejar fija, o colgar de la pared como cualquier otra ducha
tradicional.
Grifos termostáticos
Posiblemente son los equipos más costosos, detrás de los de activación automática
por infrarrojos, pero a la vez los más eficientes desde el punto de vista del consumo
energético, ya que mezclan automáticamente el agua fría y caliente, para lograr la
temperatura seleccionada por el usuario. Aportan altísimo confort y calidad de vida
o servicio ofrecido, evitan accidentes, y aparte de la función economizadora de
energía, también los hay con equipos economizadores de agua.
Es habitual el desconocimiento de este tipo de equipos, salvo en su utilización en
las duchas y bañeras, cuando en el mercado hay soluciones con grifería para
lavabos,
bidet,
fregaderos,
duchas
con
temporización,
con
activación
por
infrarrojos, o fregaderos de activación con el pie o antebrazo, resultando la solución
ideal; aunque requieren una mayor inversión, su rendimiento economizador es para
toda la vida.
Ejemplos de grifería termostática:
Hoy en día un grifo de ducha termostático, con mango de ducha ecológica, puede
encontrarse, desde 120,00 € y con una garantía de 5 años, por lo que ya no es tan
elevada la diferencia como para no utilizarlos.
74
Catálogo de soluciones economizadoras
Por otra parte, aportan al establecimiento y a los usuarios un mayor nivel de
calidad, confort y seguridad, estando recomendado especialmente en todos
aquellos centros donde se corra el riesgo de que el usuario pudiera quemarse por
un uso inconsciente del equipo. (También ofrece una distinción y categoría muy
superior al establecimiento).
Grifos electrónicos de activación por infrarrojos
Son posiblemente los más ecológicos, pues ajustan la demanda
de agua a la necesidad del usuario, activando el suministro e
interrumpiéndolo según esté o no presente el usuario. Está
demostrado que el ahorro que generan es superior al 65-70 %,
en comparación a uno tradicional; siendo ideales cuando se
utilizan dos aguas, pues el coste del suministro de agua
caliente hace que se amortice mucho más rápido que con agua fría solamente.
El coste de este tipo de equipos varía, en función del fabricante y la calidad del
mismo, pues los hay muy sencillos y muy sofisticados, siendo capaces de realizarse
ellos mismos el tratamiento de prevención y lucha contra la Legionella.
Estos equipos están disponibles para casi cualquier necesidad, utilizándose
principalmente para el accionamiento en aseos de discapacitados y en aquellos
sitios de alto tránsito (lavamanos por ejemplo), donde los olvidos de cierre, y
accionamientos minimizarían la vida de los equipos normales; a la vez que está
demostrado que son los equipos que mejor aprovechan los suministros, ya que los
ajustan a la necesidad real del usuario, evitando el más mínimo despilfarro.
Suelen generar ahorros importantísimos, siendo por ejemplo
en el caso de los lavamanos más del 70 %, e incluso
casi el 80 %, si incorporan Perlizadores a su
salida.
Se
pueden
fregaderos,
normales
utilizar
para
duchas
como
fijas,
con
lavabos,
tanto
equipos
termostatizados, (como la foto anterior). También existen versiones para inodoros
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
75
y urinarios, cubriendo casi cualquier necesidad que pueda plantearse.
Las inversiones pueden llegar a ser 10 veces más costosas que un equipo
tradicional, pero la eficacia, eficiencia y vida de los productos, se justifica, si se
desea tener una imagen innovadora, ecológica y económicamente ajustada en los
consumos, produciéndose su amortización en una media de entre los 3 y 5 años.
Hay variaciones que abaratan las instalaciones de obra nueva con estas
tecnologías,
las
cuales
consisten,
en
centralizar
la
electrónica
y
utilizar
electroválvulas, detectores y griferías normales, por separado. El mantenimiento es
mucho más sencillo y se reducen considerablemente las inversiones, a la vez que
se pueden diseñar las áreas húmedas utilizando griferías de diseño y/o de
fabricantes los cuales no tienen este tipo de tecnologías.
Grifos de ducha en torres de prelavado
Uno de los puntos donde posiblemente se consume
más agua, de las zonas comunes, es sin lugar a dudas
la zona de lavado de la vajilla del centro o cocina si se
dispone de ella, o en zonas de limpieza de alimentos,
para su conservación, preparación o cocinado.
Si bien es cierto, que los nuevos lavavajillas reciclan el
agua del aclarado anterior, para el prelavado del siguiente
ciclo, ahorrando mucha agua y energía, no lo es menos, que
el parque de este tipo de lavavajillas, es muy antiguo y que
la retirada de sólidos y pre-limpieza de la loza o vajilla, sigue
realizándose
principalmente
a
mano,
porque
con
los
un
consumo
trabajadores
excesivo,
tienen
otras
preocupaciones mayores que las de ahorrar agua y energía.
En primer lugar, es muy habitual encontrar los flexos de las
torres de prelavado en muy mal estado, cuando un cambio o mantenimiento de las
mismas y de los flexos de conexión, rentabilizan el trabajo, ahorrando agua por
fugas o usos inadecuados por parte de los trabajadores.
76
Catálogo de soluciones economizadoras
Es muy normal, por parte de los empleados, dejar fija la salida de agua de la
pistola o regadera de la torre de prelavado y marcharse a realizar otra tarea,
dejando correr el agua hasta que vuelve de nuevo, dejando los 5-6 platos que se
quedaron debajo de la ducha muy limpios y el resto sin mojar.
Esta actitud está provocada por el exceso de trabajo o la creencia de que mientras
los platos se remojan, se puede hacer otra cosa, pero al final se demuestra que no
es válida.
Por ello, se recomienda eliminar las anillas de retención de este tipo de griferías,
con lo que se le obliga al empleado a tener pulsado el gatillo o palanca para que
salga agua y se evita la salida continuada si no se tiene empuñada la ducha.
Esto puede llegar a ahorrar más del 40 % del agua que se utiliza en esta zona,
que por cierto suelen ser grifos que consumen entre 16 y 30 litros por minuto.
Otra opción muy simple y eficiente, es sustituir el cabezal de la ducha por otro
regulable en caudal y ecológico, el cual permite determinar el consumo del mismo,
entre 8 y 16 litros minuto, siendo más que suficiente, y amortizándose la
inversión en tan sólo unos meses.
Grifos de fregadero en barras y cocinas
En muchas localidades y según la reglamentación sanitaria
de la zona, son obligatorias determinadas características en
barras y cocinas, como por ejemplo los lavamanos; pero sin ser obligatorio,
podemos mejorar la ergonomía de utilización de los fregaderos de estas áreas con
la implantación de eyectores giratorios orientables.
Estos permiten ahorrar más del 40 % del agua y la energía que
consumen habitualmente, y mejoran el confort de utilización sin
sacrificar la calidad del servicio, que se ve aumentada por las distintas
formas de uso, al tener la opción de dirigir el chorro del grifo
a cualquier parte del fregadero y focalizar el suministro en un
área concreta del seno del fregadero o utensilio a limpiar o
llenar, etc.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
77
En la fotografía anterior veíamos unos Eyectores Perlizadores
giratorios en versiones corta y larga con flexo.
También existen Eyectores giratorios, pero con dos tipos de
suministro, chorro y lluvia, cuestión muy apreciada por muchos
profesionales de la cocina, para aclarar verduras o en
barras o zonas de fregado de la vajilla, donde el
aclarado de la misma, es más rápido y no requiere
tanta agua, sino que ésta salga a presión. Aúnan el
ahorro y la ergonomía de uso.
Grifos temporizados
Los equipos o grifos temporizados, vienen a cubrir una de las mayores
preocupaciones en lugares públicos: los daños causados por el vandalismo, la
necesidad de una durabilidad elevada por su alta utilización y el exceso de consumo
por el olvido de cerrar la grifería.
Utilizándose casi siempre en equipos y zonas de gran uso, vienen a resolver
situaciones de cierre automático a bajo coste, por ejemplo en lavamanos, bien por
activación con el pie, la rodilla o la mano, debiendo preocuparnos de si los tiempos
de activación son adecuados. (Por ejemplo, 6” es lo más adecuado para los
lavamanos).
En el mercado hay infinidad de fabricantes que ofrecen soluciones muy variadas. A
la hora de elegir un grifo de estas características, habrá que tener en consideración,
los siguientes puntos:
•
Caudal regulable o pre-ajustable.
•
Incorporación del Perlizador en la boca de salida.
•
Temporización ajustada a demanda (6” en lavabos y 20-25” en duchas).
•
Cabezales intercambiables, anti-calcáreos.
•
Anti-bloqueo, para lugares problemáticos o con problemas de vandalismo.
•
Descargas no superiores a 0,9 litros por embolada.
78
Catálogo de soluciones economizadoras
Eje de Rubí, temporizador.
Perlizador “Long Life”
antirrobo.
Ejemplos
de
posibles
mejoras
en
griferías temporizadas.
Sobre este tipo de equipamiento y sobre equipos ya existentes, es muy fácil
optimizar los consumos de este tipo de griferías, pues al igual que antes
hablábamos de un tope para el consumo por descarga, optimizando equipos, como
el de la fotografía anterior, se puede bajar el consumo a 0,350 litros por embolada,
es decir reducciones de hasta el 60 %, sobre lo que ya se supone que son grifos
ecológicos.
Esto es debido a que la gran mayoría de los fabricantes pone tiempos
excesivamente largos a los equipos, lo que genera, en muchas ocasiones, hasta
tres activaciones por usuario, de entre 12 y 18 segundos cada una, cuando con una
pulsación de 6 segundos sería ideal para evitar la salida de agua en tiempos
intermedios de enjabonados, frotado y aclarado. Y si bien es cierto que muchos
usuarios los utilizan una sóla vez, mojándose y aclarándose (por ejemplo tras
realizar una micción), es muy frecuente ver como el usuario se marcha y sigue
saliendo agua.
En muchos de estos equipos, bajar el tiempo de cierre es imposible,
salvo que se cambie el Eje de Rubí (la pieza que ofrece la temporización
al grifo), existiendo en el mercado compañías especializadas en
suministrar este tipo de equipos, bien como piezas sueltas o cabezales
completos.
A muchos de estos equipos, se les puede implementar un Perlizador en la boca de
salida de agua, generando unos mayores niveles de ahorro.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
79
Sí el eje fuera de algún fabricante fuera de normas, o
ya estuviera muy viejo, se recomienda cambiar el
cabezal
completo,
generando
grandes
ahorros
y
dejando el grifo como nuevo.
Otra utilización muy habitual de estos equipos es en urinarios, lavabos y duchas
empotradas, donde lo más importante es que el suministro de agua, se corte a un
tiempo determinado y/o evitar el olvido de cerrarlos.
A la gran mayoría de los grifos temporizados, se les puede sustituir sus cazoletas
interiores por otras regulables, consiguiendo ajustar el caudal en función de los
requisitos mínimos requeridos, con el simple cambio del eje completo y el
Hostarfón.
Fluxores para inodoros y vertederos
Los Fluxores vienen a ser como los grifos temporizados para los inodoros, aunque
también suelen montarse en vertederos y tazas turcas. Estos equipos utilizan el
mismo principio de funcionamiento que los grifos temporizados, estando pensados
para sitios públicos de alto tránsito.
El mayor consumo de estos equipos y algunos problemas de suministro suelen
venir dados por factores muy concretos: diseño inadecuado de la instalación o
variación de la presión de suministro y falta de mantenimiento del propio elemento.
El diseño de una red de fluxores exige líneas de
diámetros concretos y cálculos para evitar las pérdidas
de carga de las líneas, siendo muy frecuente ampliar o
variar éstas, o realizar tomas para otro tipo de
sanitarios,
lo
que
provoca
que
los
consumos
o
presiones sean inestables; en otros casos, la presión
de
suministro
aumenta,
encontrándonos
que
los
tiempos de actuación y los caudales suministrados son
excesivos. Incluso superiores a los 12 litros.
Otro de los problemas más habituales en estas
80
Catálogo de soluciones economizadoras
instalaciones es la ausencia de mantenimiento de los equipos, cuando con un
simple desmontaje, limpieza y engrase con glicerinas específicas, quitando las
posibles obstrucciones de las tomas, se puede hacer que el equipo esté como el
primer día, ahorrando más del 30 %, y evitando que el eje o pistón se quede
agarrotado y/o por sedimentación que tarde mucho en cerrar el suministro.
Existen, en empresas especializadas en suministros de equipos de ahorro, unos
eco-pistones especiales, a los cuales se les modifica la curva de descarga,
produciendo una descarga más intensa pero de menos tiempo, que permite
economizar hasta el 35 % del consumo de agua habitual de este tipo de
equipamientos, sin perder la eficacia del arrastre, que incluso en algunas tazas
antiguas, aumenta.
En la actualidad hay fluxores de doble pulsador, permitiendo la descarga parcial o
completa dependiendo de la zona del pulsador que se accione; siendo la solución
ideal para obras nuevas o de reforma, y sobre todo en los aseos de mujeres.
Inodoros (WC)
El inodoro es el sanitario que más agua consume en la vida cotidiana o a nivel
doméstico, siendo el más utilizado en hoteles, residencias y en casi cualquier
entorno residencial, aunque por el valor del consumo energético, estén todos los
demás por delante de éste. Su descarga media (estadística), suele estar en los 910 litros.
Los inodoros de los aseos de habitaciones y/o de aseos de señoras se utilizan tanto
para micciones como para deposiciones, lo que hace que si el sanitario no dispone
de elementos para seleccionar el tipo de descarga, ésta sea igual tanto para retirar
sólidos, como para retirar líquidos, cuando estos sólo necesitarían un 20 o 25 % del
agua del contenido del tanque.
Esta circunstancia hace que toda medida que permita seleccionar si se desea retirar
sólidos o líquidos, en función de la utilización realizada, permitirá ahorrar más de
60-70 % del contenido del tanque o descarga.
Analizando los distintos sistemas que suelen utilizarse, y tras haber descrito
anteriormente las posibilidades existentes para los fluxores (muy utilizados en la
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
81
década de los 90), ahora están más de moda los sistemas de descarga empotrados
y que, por norma general, acompañan a lozas de alta eficacia que suelen consumir
como mucho 6 litros por descarga.
Casi la totalidad de los fabricantes que ofrecen cisternas o tanques empotrados,
ofrecen en estos, la opción de mecanismos con doble pulsador, algo altamente
recomendable, pues cada día se suele ir una media de 5 veces al WC, de las cuales
4 son por micciones y 1 por deposición. Por lo que ahorrar agua es fácil siempre
que se pueda discriminar la descarga a realizar, ya que para retirar líquidos se
necesita solamente unos 2-3 litros, y el tanque completo sólo se requiere para
retirar sólidos.
Esto supone que con independencia del sistema a
utilizar para conseguir dicha selección del tipo de
descarga
a
realizar,
si
ésta
se
utiliza
adecuadamente, el consumo bajará en más del 40
%, respecto a un inodoro con sólo descargas
completas.
En el ejemplo siguiente, a nivel estadístico una
persona en cómputo diario, tendría los siguientes
consumos:
Tipo de Cisterna
Nº Usos x Día
Capacidad
Agua consumida
Tradicional
5
9 Litros
45 Litros/Pers. Día
Doble Pulsador Micciones
4
4,5 Litros
18 Litros/Pers. Día
Doble Puls. Deposición
1
9 Litros
9 Litros/Pers. Día
5
---
27 Litros/Pers. Día
Total:
Diferencia:
40%
18 Litros/Pers. Día
Lógicamente, esta demanda es a nivel estadístico, por lo que perfectamente se
puede afirmar que más del 80 % de estos consumos se realizan en el
establecimiento hotelero (el hogar cuando se está fuera de él), por lo que la
actuación de este ejemplo economizador en un hotel, hostal, pensión o residencia,
supondría un mínimo del 40 % de reducción del consumo por estancia.
82
Catálogo de soluciones economizadoras
Si por el contrario, comparamos un sistema tradicional de tirador o pulsador, (no
interrumpible), con un sistema de rearme por contrapesos, los ahorros todavía son
superiores:
Tipo de Cisterna
Nº Usos x Día
Capacidad
Agua consumida
Tradicional
5
9 Litros
45 Litros/Pers. Día
Sist. Contrapesos Micio.
4
2,5 Litros
10 Litros/Pers. Día
Sist. Contrapesos Depos.
1
9 Litros
9 Litros/Pers. Día
Total:
5
---
19 Litros/Pers. Día
58%
Diferencia:
26 Litros/Pers. Día
Esto último se consigue con la instalación de unos contrapesos de acero inoxidable
que engañan al mecanismo de descarga y nada más soltar el tirador, éste corta el
suministro, por lo que con los 2-2,5 litros de media que suelen salir al tirar y soltar
como normalmente se hace, retiraría los líquidos, debiendo
mantener sujeto el tirador par producir la descarga
completa del tanque sin pérdidas de arrastre, al estar
éste completo.
Las posibilidades técnicas de que se disponen para
producir
esta
selección
de
descargas
son
las
siguientes:
Tanques o cisternas con pulsador interrumpible:
Suelen ser de instalaciones recientes, de unos 8-9 años atrás como mucho, y
exteriormente no se diferencian de los pulsadores normales, por lo que la única
forma de distinguirlos, sin desmontar la tapa, es pulsando sobre el botón de
accionamiento, y nada más iniciarse la descarga y empiece a salir el agua, pulsar
hasta el fondo de nuevo (viendo si se interrumpe o no la descarga).
Si
así
fuera,
la
simple
instalación
de
unas
pegatinas
que
expliquen
el
funcionamiento correcto del sanitario, a la vez que se aprovecha para realizar
campaña de sensibilización y del interés del centro hacia el medioambiente y la
responsabilidad social, mejorará la imagen corporativa del centro y se ahorrará más
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
83
del 30 % del agua que actualmente se utiliza. (Este hecho de poder interrumpir la
descarga es desconocido por la gran mayoría de los usuarios).
Ejemplo de pegatina de instrucción y sensibilización en el uso del Wc.
Tanques o cisternas con tirador:
Al igual que el anterior y desde la misma época, algunos de los fabricantes más
famosos, empezaron a incorporar la posibilidad de que sus mecanismos
de tirador pudieran interrumpirse para ahorrar agua,
siendo estos muy fácil de reconocer, porque al tirar de ellos
se quedan levantados, y para interrumpir la descarga hay
que presionarlos hacia abajo. Mientras que si se bajan ellos
solos, es señal de que el mecanismo no es interrumpible y
producirá la descarga completa.
Tanto a los que son interrumpibles como los que no lo son,
puede acoplárseles un contrapeso que rearma el sistema
automáticamente, provocando el cierre apresurado del
mecanismo, engañando al mismo y aparentando haber
84
Catálogo de soluciones economizadoras
salido todo el agua del tanque, posibilitando ahorros de más del 60 % del consumo
habitual.
En cualquier caso, siempre es recomendable incorporar pegatinas que expliquen el
funcionamiento correcto, a la vez que se sensibiliza a los usuarios y se mejora la
imagen del centro, tanto para explicar los interrumpibles, como si se instalan
contrapesos de acero inoxidable para automatizarlos.
Ejemplo de pegatina de instrucción y sensibilización en el uso del Wc de doble pulsador.
Tanques o cisternas con doble pulsador:
Sin lugar a dudas, la opción más ecológica y racional para el uso de los inodoros.
Aunque por desgracia algunos fabricantes no permiten la selección y graduación del
tipo de descarga; hay otros que es complicado saber cuál es el botón que descarga
una parte u otra; incluso existen unos mecanismos, que hay que pulsar los dos
botones a la vez para producir una descarga completa.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
85
A la hora de seleccionar el mecanismo para un inodoro, habrá que
valorar:
•
El que esté diseñado para lugares públicos, pues la gran
mayoría lo están para uso doméstico, y su vida es mucho
menor.
•
La garantía debe ser de 10 años, siendo como mínimo 5.
•
Y que los botones se identifiquen claramente, a simple vista, y que
sean fáciles de actuar.
Ejemplo de pegatina de instrucción y sensibilización en el uso del Wc de doble pulsador.
Con independencia de las posibles actuaciones comentadas, será vital que las
personas se responsabilicen del mantenimiento, comprueben posibles fugas de
agua, bien por la vía de que el flotador llena de más el tanque (lo que con la simple
regulación se resuelve), bien porque las gomas del mecanismo se han aleteado,
endurecido o deteriorado, dejando escapar el agua por su asiento (cambiarlas es
muy fácil y su coste ridículo). También será recomendable colocar pegatinas con
independencia del modelo que sea por lo anteriormente comentado.
86
Catálogo de soluciones economizadoras
En el mercado hay infinidad de trucos, técnicas y sistemas que consisten en
reservar, ocupar o evitar la salida de un determinado nivel o capacidad de agua, al
utilizar la cisterna, aunque con estas técnicas se puede sacrificar el servicio
ofrecido.
Por ejemplo: la inserción de una o dos botellas de agua en el interior
de la cisterna; está demostrado que al disponer de menos agua en
cada utilización, (se ahorra por ejemplo 1 - 1,5 litros por descarga) al
realizar deposiciones y tener que retirarlas, hay muchas ocasiones en
que no tiene fuerza suficiente para arrastrar los restos, debiendo pulsar
varias veces, consumiendo el agua ahorrada en 5 - 6 utilizaciones;
aparte de los problemas de estabilidad que puede ocasionar si se caen
o tumban, evitando su cierre y que genere fugas constantes.
Si se opta por alguno de estos sistemas hay que comprobar que no va a restringir
la descarga y arrastre de sólidos y que no molestará o interrumpirá al grifo flotador
o al sistema o mecanismo de cierre, que pudieran producir fugas o cierres
inadecuados.
Existen por ejemplo unos contenedores semirrígidos en material plástico, que se les
introduce en su interior 2-3 cucharadas de sal común, o de mesa y se les añade
agua, mezclándose y agitándose en su interior para que ésta se disuelva,
produciendo un peso especifico mayor del recipiente, con el agua
salada y evitando su flotabilidad, a la vez que al ser de
dimensiones reducidas, puede encajarse en la cisterna sin
que afecte al funcionamiento de la misma.
Este equipo retendrá un volumen de 1,5 litros en
cualquier clase de descarga que realice, disminuyendo el volumen de agua
consumida por un usuario, y según los ejemplos anteriores 7,5 litros por día, lo que
puede significar un ahorro de aproximadamente 16,65% que no siendo una gran
cifra también ayuda a lo largo del año.
Estos equipos son principalmente utilizados para campañas de sensibilización, por
entidades o con fines de sensibilización de la población en general.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
87
Puntos habituales de fugas en el inodoro o WC
Algo
importante
dentro
del
mantenimiento
de
los
establecimientos hoteleros, es que el mayor volumen de
pequeñas fugas de agua y averías en los baños de estos
establecimientos, se producen en el inodoro o Wc.
Un
correcto
mantenimiento
y
una
programación de revisiones, es algo
sencillo, fácil de realizar y económico,
siendo muy recomendable para reducir
costes, daños y problemas adicionales que el
agua causa, como humedades, moho y
olores.
En el dibujo, podemos observar los puntos más habituales en los que se producen
las pérdidas o fugas:
1) El agua gotea por las paredes de la taza:
• Grifo flotador mal regulado, posición muy alta, rebosa.
• La válvula del grifo flotador, con impurezas, o juntas no estancas.
• La junta de cierre del mecanismo, deformada, rígida o deteriorada.
2) El agua sale por el lateral de la cisterna:
• Grifo flotador está mal ajustado o su nivel muy alto, rebosa.
3) El agua gotea por la toma o tuerca del grifo flotador:
4)
• Grifo flotador sin junta de goma, rota, o apriete inadecuado.
• Cambiar latiguillo por deterioro o doblez.
El agua sale por debajo de la cisterna:
• Si el grifo es inferior, la junta de goma y apriete puede estar estropeada.
• Los tornillos de fijación, pueden tener las juntas de goma deterioradas o
por el óxido de los mismos, que se escape el agua. Sustituir.
• La junta de goma de la cisterna y taza, puede estar deteriorada, rota, o mal
montada.
• La junta de goma o neopreno de la rosca de fijación del mecanismo, puede
estar rota, deteriorada o mal colocada.
5) El agua se sale por el manguito de adaptación de la salida:
• Manguito inadecuado, roto, o deteriorado, ya que muchas veces se sella
con silicona o cemento, etc. Sustituir por juntas modernas (auto-ajuste).
• Junta de goma del manguito mal colocada.
88
Catálogo de soluciones economizadoras
Urinarios con muy poco agua o sin ella
Lo
os urinarios públicos son posiblemente
p
uno
u
de los
eq
quipos sanitario
os más utilizad
dos por los ho
ombres; de
he
echo, muchos hoteles
h
los mo
ontan en los ba
años de las
ha
abitaciones por higiene y limp
pieza del área del baño, y
un
n menor consu
umo de agua que cuando se
s utiliza el
ino
odoro.
Pa
aralelamente, aumentan
a
la im
magen elitista del establecimie
ento, así como el lujo y
el confort de sus usuarios, pero con un coste de
d explotación mucho menor.
Si se compara en
n un hotel, el agua
a
consumida
a por las miccio
ones producida
as por los
clientes varones en un urinario
o, respecto al uso
u
de un inod
doro tradicional, que no
ten
nga sistema de
d interrupción
n de descarga o doble puls
sador, la reducción de
consumo es del 90
9 %, por lo qu
ue su amortizac
ción es rapidísim
ma.
Ha
ay tecnologías, basadas en la trampa de olo
ores, que perm
miten a los urinarios, no
consumir agua y que con una limpieza adec
cuada no huela
an, ni produzca
an malas
sensaciones.
En
n este caso ya
a
no
o hablamos de
e
red
ducir, sino de
e
eliminar
los
s
consumos
de
e
gua totalmente
e
ag
en
n
uno
sanitarios
de
los
s
de
el
año.
ba
Hidroeficiencia
a en el Sector H
Hotelero
89
Pistolas de alta presión
En el riego, baldeo y limpiezas es
speciales, suele
e ser muy habitual, que como son
sidades muy pu
untuales, no uttilicemos equip
pos adecuados o diseñados pa
ara el
neces
trabajjo o actividad a realizar.
Es un
n error, el pensa
ar que no mere
ece la pena insttalar equipamie
entos en mangu
ueras,
porqu
ue sólo se utiliz
zan de vez en cuando;
c
por eje
emplo para baldear un área o para
realiz
zar la limpieza de los bordes
s de las piscin
nas, o el riego
o puntual de alguna
a
superrficie, de algún árbol frutal, ettc. ya que su co
oste no se amortiza.
Una manguera
m
de 15 mm de diámetro ofrece cau
udales superiore
es a los 50 litro
os por
minutto, por lo que la implementac
ción de una pis
stola adecuada a la necesidad
d, con
adapttador de bayon
neta y su montaje puede costtar entre 6 y 30
0 €, de media y con
el ag
gua consumida
a de tan sólo
o unos 20 minutos,
m
ya ab
bríamos amorttizado
totalm
mente la inversión.
Hay infinidad de tip
pos, calidades y funciones, re
ecomendando s
siempre los mo
odelos
regula
ables y/o con acelerador
a
de presión.
Distintos ejem
mplos de pistolas
s para mangueras, regulables y de alta presión.
90
Catálogo de
d soluciones economizadoras
e
s
Contadores para el control de la instalación
Desde hace años, los contadores están evolucionando a marchas forzadas, ya no
son aquellos sistemas de engranajes de distintos diámetros y dientes que
conseguían un registro lineal del paso de agua.
Ahora existen técnicas con turbinas axiales, orientadas
al flujo del agua que ofrecen unos niveles de precisión,
que permiten en pequeños caudales, detectar hasta
fugas en la grifería, y leen con una capacidad de
precisión de 1 centilitro, evitando el subcontaje o la
lectura en ambos sentidos por diferencias de presión.
A modo de anécdota, el autor conoció una instalación, que le
encargaron detectar por dónde se podía producir una fuga que tenía locos a los responsables
de mantenimiento, ya que con el establecimiento cerrado, se producían consumos diarios de
hasta 200 litros, lo cual no era mucho pero preocupaba; por dónde podría aflorar el problema.
La realidad era muy distinta, y el problema estribaba en que toda la instalación estaba
sometida a una presión de trabajo de tan sólo 2-3 bar de presión, y el agua pasaba
directamente a las instalaciones a través de un by pass, ya que el hotel desconectaba los
grupos de bombeo, etc. pero por la noche la presión de la instalación era sometida a más de
13 bar, por la ausencia de consumos en la localidad y ser instalaciones muy antiguas. (El
ayuntamiento bombeaba a igual presión por el día que por la noche), provocando un paso de
caudal de agua a la instalación, que era muy amplia, y por el día el contador volvía a contar el
mismo agua en sentido contrario.
Hoy en día esto está prohibido en la gran mayoría de las instalaciones, ya que suele
ser obligatoria la instalación de válvulas anti retorno. Pero puede dar una idea de lo
que puede hacer una instalación de contadores inadecuada.
Los contadores inteligentes poseen una gran capacidad de comunicación, que nos
permite un paso progresivo de la lectura visual a diferentes formas de lectura
digital. La información que envían los contadores son códigos ASCII imprimibles, lo
que significa una transmisión estándard y completamente abierta.
El control de la instalación a través de contadores electrónicos, permite no sólo un
exhaustivo control y cálculo de ratios de la misma, sino también ofrecer ventajas de
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
91
detección de problemas, desvíos y fugas y sobre todo tener esto informatizado, sin
tener que ir nadie a leer dichos consumos, anotarlos e informatizarlos.
Tanto en equipos normales, como electrónicos, es importante la categoría
metrológica, disponiendo de categorías, “A – B – C - D”
siendo el de menor
precisión, el de categoría A, que el resto y en equipos inteligentes, esta categoría
suele ser como mínimo “C”.
Un contador inteligente, combinado con un programa de
gestión puede ofrecernos la siguiente información:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
El número de serie del contador o contadores leídos.
El día y hora de la lectura.
El agua registrada por el contador, índice en metros cúbicos y litros de la
última lectura.
Autochequeo del contador (estado OK).
El agua registrada por el contador, índice en metros cúbicos y litros de la
última lectura.
El agua registrada por el contador, índice en metros cúbicos, litros y
decilitros de la lectura actual.
El tiempo que el contador registró paso de agua (en horas, minutos y
segundos).
El tiempo que el contador no registró paso de agua (tiempo dormido).
El tiempo que el contador estuvo registrando un consumo a un caudal
anormalmente reducido.
Número de veces que él ha registrado paso de agua. (Arranques).
Estado de la batería (número de segmentos encendidos)
Número de contadores en el bus (ver formas de instalación).
Índice registrado en los últimos minutos (bloques de 10 configurables a
voluntad)
Índice registrado en la última hora.
Alarma por exceso de consumo (configurable).
Consumo de las últimas cuatro semanas, meses, bimestres o trimestres.
Índice del contador en una fecha y hora programables.
Caudal máximo registrado (fecha y hora de la punta máxima).
Caudal mínimo registrado (fecha y hora de caudal mínimo mantenido).
Fecha y hora del último arranque.
Como podemos ver, la información no puede ser más exhaustiva, y hay que
añadirle que esto además podemos verlo de una forma gráfica, con filtros, fechas,
etc. lo que le permitirá disponer de una visión de cómo, por dónde y de qué forma
se producen los consumos y qué les afecta.
92
Catálogo de soluciones economizadoras
A continuación podemos ver la impresión de una de las pantallas de la aplicación
informática, en concreto la que muestra los volúmenes de consumos por tramos
horarios, las puntas y las gráficas de los mismos.
La información, del consumo de entrada, el de las distintas áreas o ramales, la
entrada o reposición de agua en la climatización, las acometidas de aporte a vasos
de piscinas, riego, etc. son algunas de las zonas más habituales en la que los
hoteles se instala este tipo de equipos, por el grado de información, optimización y
respuesta que ofrece ante excesos, problemas o averías.
Una
de
las
mayores
cadenas
hoteleras
del
país,
lleva
un
par
de
años
implementando paulatinamente la gestión centralizada de consumos, tras haberse
convencido de las bonanzas de gestionar, controlar y corregir la demanda de agua,
y poder detectar desviaciones, fugas y anticiparse a los problemas, previendo
necesidades futuras.
Una de las mayores aportaciones que ofrecen estos equipos es el control de la
facturación, paralela de los suministradores, y la constatación de adecuación de las
instalaciones de AFCH y ACS, pues con históricos, con mezclas de estancias y
ocupación, permite calibrar la validez de la instalación ante grandes demandas y/o
simular situaciones de picos o llenos absolutos donde algunas veces, no se dispone
de los recursos necesarios.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
93
Estabilizadores de presión
Un
factor
muy
importante
en
las
instalaciones hoteleras, es el hecho de
que los consumos más elevados, se
producen en simultaneidad, ya que en
prácticamente 3-4 horas se consume
casi el 80 % del agua demandada en el
día.
Esta simultaneidad está producida, principalmente, por la demanda de agua para
duchas y aseo personal de los huéspedes, los cuales concentran su higiene al
despertarse y en una franja de horas muy concreta y que sólo varía un poco entre
los hoteles vacacionales y de ciudad.
Las instalaciones de aporte de agua al establecimiento, no siempre están bien
calculadas, o se producen ampliaciones o reformas; y la solución suele ser siempre
instalaciones grandes y poco calculadas con un efecto de “Por si acaso mañana…”,
lo que provoca en muchas ocasiones, más problemas, que soluciones cuando llega
ese “mañana…”.
Una buena gestión de las instalaciones, pasa en primer lugar por un grupo de
bombeo, adecuado a las necesidades, con un variador de velocidad para aumentar
su vida, y el mantenimiento de la presión programada, con el mínimo coste
energético.
En muchas ocasiones y sobre todo en establecimientos de gran altura, suele darse
la necesidad de tener que presurizar mucho la instalación, para que el agua, llegue
a las últimas plantas, produciéndose unas pérdidas de carga, increíbles cuando se
entra en simultaneidad, en el mismo lazo o ramal de reparto.
Cuando esto ocurre, la calidad del servicio ofrecido al cliente no puede ser más
pésima, y además esto suele coincidir con un desequilibrio de presiones entre el
agua caliente y la fría, posibilitando que el cliente tan pronto se queme, como le
salga el agua helada. Ofreciendo un suplicio al cliente, sin ningún confort.
Esto tiene diversas soluciones, aunque algunas de ellas son estructurales:
94
Catálogo de soluciones economizadoras
•
•
•
•
•
Grupos de presión escalonados para distintas alturas.
Variadores de velocidad electrónicos, para el control de las bombas.
Reguladores de presión por plantas o líneas.
Puntos de consumo con limitador de consumo incorporados.
Estabilizadores de presión por habitaciones.
De entre todos ellos, queremos destacar las soluciones más modernas y
tecnológicas y en concreto los estabilizadores de presión.
Los instaladores saben que los problemas
de presión o desequilibrio suelen venir
por:
•
•
•
•
•
•
•
•
Las grandes longitudes de tuberías.
Simultaneidad de la demanda.
Diámetros de las tuberías de secciones
inadecuadas.
Las reducciones de diámetro en una
misma instalación o estrechamientos.
Diámetro insuficiente de las canalizaciones.
Obturación de las tuberías por la cal sedimentada.
Renovación de líneas y aumento de secciones parciales.
Etc. etc.
Un estabilizador de presiones, interconecta los circuitos de agua caliente y fría, sin
ningún contacto, ni mezcla de aguas entre ellos, pero gobernando el de menor
presión al de mayor presión, variando automáticamente esta última hasta
igualarlas.
Esta reacción rapidísima e incluso momentánea, está garantizando un
flujo de agua idéntico en ambas líneas, evitando los cambios
bruscos de temperatura y evitando accidentes, pues sería
capaz de llegar a cortar el agua caliente, por ausencia de
la fría, evitando escaldarse el cliente por una repentina
elevación de la temperatura del agua caliente.
Con este equipo de fácil instalación y mantenimiento inexistente, podemos resolver
todos estos problemas, mejorando el confort de utilización, la calidad del servicio
ofrecido y ahorrando mucha agua y energía, que se desperdicia por la imposibilidad
de regulación de la temperatura.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
95
También existe la posibilidad de tarar la presión por planta, una
solución de bajo coste, pero sólo recomendable cuando la
inversión, obra o reforma desaconseje otras alternativas, ya
que es absurdo aumentar la presión a todo el edificio para
posteriormente tararlo o limitarlo en cada ramal.
No obstante esta solución consiste en intercalar en la línea a
controlar el limitador o regulador de presión, siendo este último más
aconsejable por la posibilidad de regulación que tiene y de cara a
que en un futuro fuera necesario variar las presiones de trabajo.
En el siguiente cuadro podemos ver la influencia de la presión en un grifo de
lavabo, donde se distingue perfectamente la diferencia de consumos tanto en grifos
tradicionales, como en los ecológicos, que aunque esta circunstancia les afecta
mucho menos, también la acusan y perciben.
96
Catálogo de soluciones economizadoras
El control y adecuación de presiones en un edificio o establecimiento hotelero o
residencial, aporta principalmente un consumo ajustado a la necesidad, disminución
de ruidos, molestias por el sonido producido por el agua, un mayor confort de
utilización si las instalaciones están equilibradas, una disminución de los problemas
derivados por los golpes de ariete, así como los derivados de pérdidas de carga,
lógicamente y todo ello, si estas instalaciones están bien planteadas y ajustadas.
En resumen, equilibrar la presión de un edificio o instalación, puede:
•
•
•
•
•
Generar y aumentar el confort de utilización.
La resolución de problemas de simultaneidad.
El disminuir ruidos y problemas de las instalaciones.
Ahorrar agua y la energía derivada de su calentamiento.
Y una mayor vida de las instalaciones y un menor mantenimiento y averías.
Gestores o analizadores de consumo
Uno de los mayores rompecabezas a los que los técnicos se
enfrentan en muchas ocasiones, es el de detectar los suministros de
agua, inadecuados, excesivos o producidos por averías, olvidos, etc.
El control de estas demandas es cada día más fácil a través de
las inserción de electroválvulas en los circuitos, ramales y/o en
las propias habitaciones del establecimiento.
Una solución cada vez más demandada por los propietarios, gestores o directores
de establecimientos hoteleros, es el de controlar la energía, la iluminación, la
climatización, el TV, etc. hasta el control del suministro de agua a la habitación.
Hace unos años el autor tuvo el placer de participar y desarrollar en la compañía en
la que estaba, el primer “Desconectador de Energía Inteligente”, mediante la
utilización de la tarjeta de banda magnética, que se utilizaba para la puerta (como
evolución de su primer desconectador mecánico que databa del año 1989), que
venía a cubrir las necesidades de que con un sólo equipo y de bajo coste, se
pudiera activar y desactivar servicios en función de la tarjeta o tipo de usuario que
accedía a la habitación.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
97
Esa idea demandada por muchos hoteleros vio la luz en el año 1992, con motivo de
la Expo de Sevilla y las Olimpiadas de Barcelona, donde el “boom” o éxito del
producto, junto con los servicios ofrecidos, sigue haciendo de este equipo el más
utilizado a nivel mundial; y una de las cuestiones más importantes, era el hecho de
que uno de los contactos relés que incluía, permitía activar o desactivar la energía
que alimentaba servicios auxiliares como el suministro de agua a la habitación.
De esta forma si estaba el usuario, podía hacer uso de los suministros de agua, y al
marcharse y retirar su tarjeta del desconectador, se cortaba el suministro de agua,
tras unos minutos de cortesía por si la cisterna estaba en proceso de llenado.
Esto ponía fin a posibles inundaciones por cierres de grifería inadecuados, fugas,
goteos, averías, etc. eliminando la presión de agua de las tuberías al estar
interceptada por una electroválvula que volvía a ofrecer el suministro cuando volvía
el cliente o lo necesitaba el personal de limpiezas o mantenimiento.
Hoy en día, se dispone de equipos con mucha más
inteligencia, incluso permiten el envío de la información
vía radio a equipos informáticos, para su gestión,
informatización y toma de decisiones.
La versión más sencilla de un analizador de consumos, está
pensada para parametrizar determinados volúmenes del consumo
de agua y asociados a espacios de tiempo, poder realizar tomas de
decisión automáticas, previamente programadas en el equipo y configurables en
función de las necesidades del establecimiento, uso, zona o área a controlar.
Este gestor o analizador de consumo permite vigilar la red y estar atento a
cualquier problema no previsto como una fuga, un exceso de consumo un reventón
e incluso una demanda de agua catalogada como no permitida.
El equipo chequea y memoriza en tiempo
real, las características de cómo se produce
el consumo de agua y si en algún momento,
él entiende que se están produciendo consumos de los memorizados como no
válidos, seguros y/o prohibidos, automáticamente cortará el suministro, pudiéndose
resetear a mano una vez resuelto el problema.
98
Catálogo de soluciones economizadoras
Cómo actúa:
•
•
•
•
Busca permanentemente los signos de una anomalía, especialmente
los
caudales estables que indican un defecto.
Hace la diferencia entre los consumos de la vida habitual y las anomalías.
El tiempo de activación depende del caudal. A mayor caudal el tiempo de
reacción es más corto.
Como una válvula estándar, puede,
a cada tiempo, ser
cerrado o abierto manualmente.
Ejemplos de actuación:
•
En cualquier clase de establecimiento hay muchas zonas que no son vigiladas o
áreas en las que hay periodos de inactividad, o en el caso de apartamentos,
donde puede pasar tiempo de un alquiler a otro. En estos casos se puede
programar el equipo para que si no hay ningún consumo, automáticamente
corte el suministro, por ejemplo a los dos días, o a un número
determinado de horas. Rearmando el sistema cuando se
necesite de nuevo.
•
También es muy habitual, que el usuario o cliente vaya a
darse un baño y abra el grifo de la bañera y mientras se
llena, siga haciendo cosas, pero si se entretiene, por ejemplo viendo la
televisión, o por cualquier otro motivo, el equipo cerrará automáticamente el
agua antes que la bañera se desborde. (Ya que tiene memorizada su capacidad
y el tiempo de llenado).
•
Por ejemplo, hay una helada y se revienta una cañería, o en
el garaje le damos un golpe a la canalización del riego y el
agua sale en grandes cantidades. El equipo lo detectaría y
cortaría el suministro inmediatamente. (10 segundos).
•
Otro ejemplo: tenemos una pequeña fuga en un área, por ejemplo en el
lavavajillas, o en una lavadora y el personal, se va por la tarde sin percibirlo, el
equipo detecta que hay un consumo constante y de pequeño caudal, y al tiempo
programado, por ejemplo 3 o 5 horas, entiende que es un fuga y corta el
suministro.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
99
En resumen, como podemos ver son elementos que si bien por su coste, no son a lo
mejor para una implantación en todas las áreas o redes, sí que la mezcla y
conocimiento de sus posibilidades nos permitirá resolver problemas y adecuar
soluciones y reducir los consumos de agua y energía, aumentando la seguridad de
las instalaciones y reduciendo los riesgos por daños en el establecimiento.
100
Catálogo de soluciones economizadoras
El jardín en establecimientos hoteleros
Que duda cabe que el jardín es importante en un complejo hotelero, pues se
convierte en nuestra verdadera “puerta de entrada” al establecimiento, hace
acogedoras las zonas comunes y complementa nuestra imagen. Un hotel con un
bonito y cuidado jardín proporciona una imagen de mayor calidad que aquel que lo
tiene descuidado o desatendido.
Sin embargo, esta percepción estética no puede llevar aparejada consumos
antieconómicos de recursos hídricos, eléctricos, naturales o de cualquier otra clase
que, por otra parte, empiezan a gestarse normalmente desde su construcción y que
se hacen realmente patentes en su mantenimiento.
Es por ello que nos hemos propuesto en la elaboración de este apartado, el indagar
en las raíces de la Xerojardinería, así como facilitar unas nociones básicas sobre la
misma que permitan al lector comprender la base sobre la que se asienta dicha
Xerojardinería.
Remontándonos en los antecedentes podemos decir que a principios de los años 90,
una corriente paisajística innovadora liderada por la Dra. S. Burés introdujo en
España el concepto de Xerojardinería desde EEUU, donde ya se empezó a investigar
sobre ahorro de agua y nutrientes desde principios de los 70.
Estos estudios se basaron en la observación de los medios y sistemas que la propia
naturaleza emplea para el aprovechamiento de agua de zonas desérticas de
Norteamérica. Dichos estudios dieron lugar a la elaboración de una serie de
principios básicos de aplicación universal y que se centraban en las siguientes
áreas:
•
•
•
•
•
•
•
Planificación y diseño adecuado
Análisis del suelo
Selección adecuada de plantas
Practicidad en las zonas de césped
Sistemas eficientes de riego
Uso de cobertores
Mantenimiento adecuado.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
101
Tras investigaciones y comprobaciones empíricas durante varios años, se ha podido
comprobar que, de quedarse definida la Xerojardinería con estos principios sería
más una declaración de intenciones que una respuesta novedosa a la falta de agua.
Además, y a pesar de la difusión de dichos principios mediante profusas
publicaciones son, en multitud de casos, mal aplicados o están poco desarrollados.
Desgraciadamente la agricultura y jardinería españolas adolecen, en muchos casos,
de cierta visión de futuro que permita justificar inversiones iníciales que hagan
posible su retorno por medio de fuertes ahorros futuros en consumos de recursos
naturales.
En la actualidad hay empresas especializadas en jardinería de bajo consumo de
agua y que gracias a la aplicación de técnicas de Xerojardinería, están realizando
con éxito diseños y re-diseños de jardines que han supuesto ahorros reales en el
consumo de agua del 50% y del 30% de abono.
Sin embargo, este ahorro supone un importante salto en el paisajismo, no sólo por
el ahorro en sí, sino porque no implica el sacrificio de ciertas estructuras
paisajísticas que tradicionalmente han supuesto el derroche de recursos.
La diferencia de las nuevas técnicas aplicadas, permite a algunas empresas
especializadas como “INALGON” conseguir mantener ese ahorro con cualquier
planta; es decir, hasta la fecha el ahorro de recursos pasaba por sustituir arbustos
por cactus,
eliminar praderas y
cimentar suelos o aplicarles gravillas de
recubrimiento. Ahora podemos ahorrar en recursos sin renunciar al jardín deseado.
Por tanto, los principios por los que se ha de regir una jardinería de bajo consumo
son los siguientes:
1) Aprovechamiento de aguas residuales y de lluvia
2) Estudio de sistemas de riego y su correcto mantenimiento
3) Optimización de recursos
4) Estudio edafológico y climatológico
5) Realización de agenda personalizada en función del clima y el microclima
6) Tratamiento del suelo
7) Estudio de las necesidades reales de cada planta
8) Mantenimiento y diseños óptimos
9) Praderas de alto rendimiento
10) Implantación de tapizantes
102
El jardín en establecimientos hoteleros
11) Zonas de cobertores
12) Estudio del paisaje y sus impactos
Veamos un poco más detalladamente cada uno de estos puntos que se han de
considerar:
Aprovechamiento de aguas residuales y de lluvia
Mediante drenajes, canalizaciones, sensores y polímeros absorbentes, podemos
maximizar el agua de lluvia y restarla de la necesaria en el riego. Por otro lado, las
aguas recicladas provenientes de aguas residuales son una gran alternativa para
empresas privadas y públicas, ya que su coste es inferior y dado que existe el
impedimento real para este tipo de establecimientos de utilizar aguas potables para
el riego, esta opción se convierte en la más viable.
Estudio de sistemas de riego y su correcto mantenimiento
Comúnmente creemos que el riego por goteo es la solución a los problemas de
sequía; pero este sistema no puede instalarse para todo tipo de jardines (por
ejemplo praderas) y, mal instalado o con fallos de mantenimiento puede gastar
más que el de aspersión. En la actualidad la línea de investigación está inducida a
mejorar los tubos porosos, que aplican a la planta solamente el agua que necesita
por capilaridad, no precisa de bomba y, al ir enterrado, no existen pérdidas por
evaporación. Este sistema no está aún perfeccionado ya que, en la mayoría de los
casos estrangula el sistema radicular de la planta.
Por tanto, la eficiencia de un riego no sólo depende de un cuidado estudio y una
adecuada elección del sistema, sino que también debemos ponernos en manos de
un auténtico profesional para instalarlo y mantenerlo.
Optimización de recursos
El suelo español es, en su mayoría, rico en nutrientes y de buena estructura físicoquímica. Prueba de ello es que somos un país de tradición hortícola, pero las
grandes industrias, la mala aplicación de fitosanitarios y los fosfatos vertidos a ríos
y acuíferos han mermado estas propiedades.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
103
La falta de profesionalidad en el campo de la jardinería también provoca que se
apliquen abonos en cantidades exageradas y no necesarias que aumentan costes
innecesariamente, así como la aplicación de insecticidas, acaricidas, herbicidas, etc.
sin conocimiento exacto de la plaga, lo que provoca un alto impacto ambiental,
deterioro de nuestro terreno, mayor coste económico y resistencia de las plagas a
fitosanitarios, entre otros.
Estudio edafológico y climatológico
No podemos estar hablando de reducir costes cuando no sabemos con exactitud
ante qué tipo de suelo y clima nos encontramos. No trataremos de la misma forma
un jardín en Lugo que en Madrid
o Sevilla porque el tipo de suelo, número de
precipitaciones, azote de vientos, orientación y otras inclemencias no son las
mismas y afectan directamente a las necesidades de riego. Nuestro jardín es un
conjunto de seres vivos y, para cuidarlos adecuadamente debemos conocer todo lo
que le rodea; de esta forma podremos determinar sus necesidades reales y
optimizarlas.
Realización de agenda personalizada en función del microclima
Para optimizar recursos no es suficiente plantar aromáticas y cactus como se está
haciendo en la actualidad, ya que los diferentes tipos de climatología y el gusto
paisajístico no lo aconsejan. El correcto mantenimiento de una planta para no
provocarle un estrés que demandaría más agua y el conocimiento de las especies
más adecuadas y adaptadas a nuestra zona concreta, es fundamental en este
apartado.
Tratamiento del suelo
El mayor problema hasta la fecha para conseguir ahorro, es el hecho de intentar
hacerlo cambiando las especies o eliminándolas de nuestro jardín. Para realizar un
ahorro verdadero debemos centrar nuestros esfuerzos en mejorar el suelo para
evitar pérdidas por lixiviación o encharcamientos, aplicación de nuevas sustancias
como tierras volcánicas, diatomeas o polímeros absorbentes que retienen el agua
de lluvia.
104
El jardín en establecimientos hoteleros
Con un conocimiento exhaustivo del terreno en el que plantar, sabremos las
especies ideales y aquellas que necesitan menos recursos para vivir.
Estudio de las necesidades reales de cada planta
Es evidente que un ahorro no es completo si primero no sabemos cuánto vamos a
tener que gastar, y esto se calcula dependiendo de las necesidades de las plantas,
la evapotranspiración, tipo de riego y las condiciones climatológicas propias de la
zona.
Mantenimiento y diseños óptimos
Es una pena ver como son cada vez más los diseños e instalaciones de riego
realizadas de forma incorrecta que, a la larga provocan problemas cuya única
solución es volver a colocarlos desde el principio, con el consiguiente desembolso
económico y coste ecológico. Para evitar situaciones como éstas, lo mejor es acudir
a verdaderos profesionales desde el principio, que nos entrañen confianza y se
responsabilicen de lo que hacen.
Praderas de alto rendimiento
Todas las cespitosas han sido en estos últimos años tomadas como culpables de la
sequía a nivel social. Se nos dice que los campos de golf y los centros hoteleros no
han traído más que desastres ecológicos y restricciones de agua, pero lo cierto es
que existen especies híbridas que necesitan un 40% menos de agua, con textura
fina y capaces de
“invernar” evitando problemas de musgo y hongos. Estas
especies ya están siendo instaladas en numerosos centros de este tipo pero no en
jardines particulares.
Si tomáramos como comparativa una extensión agrícola regada “a manta” y un
complejo hotelero con este tipo de césped de igual extensión, el agricultor estaría
desperdiciando entre el 40 y el 75% más de agua que el hotel.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
105
Implantación de tapizantes
Debido a la mala imagen social del césped, una de las primeras soluciones fue
sustituirlo en gran parte por plantas rastreras o tapizantes que, evidentemente
necesitaban menos agua y, por tanto se realizaba un ahorro.
El único problema que plantea el uso de estas plantas es la diferencia paisajística
entre el verde y el multicolor de sus flores; además de los espacios que se crean
entre ellas y que no forman tapiz continuo como le sucede a las cespitosas.
Zonas de cobertores
Ésta es otra forma de ahorrar agua muy común, desistir del uso de cualquier planta
o minimizarlas al máximo, sustituyendo el suelo por cortezas o gravas. Tienen las
ventajas de un fácil mantenimiento, escaso consumo, y una aparente vistosidad.
Sin embargo, se nos plantean dos problemas, por un lado perdemos la belleza de
un jardín compuesto por plantas y por otro, la colocación incorrecta de estos
materiales que, en su mayoría, son instalados sobre el terreno sin una capa
geotextil debajo, dando como resultado mal efecto óptico y la aparición de malas
hierbas.
Estudio del paisaje y sus impactos
Este es el punto más olvidado de todos. Se censura a nivel social el hecho de
querer jardines con césped porque recuerdan al norte de Europa, sin embargo,
España es un país diverso, con multitud de flora que puede utilizarse en el jardín
invitándonos a sentir diferentes espacios tan diferentes cono la rivera gallega o el
monte andaluz.
Por tanto, observar y conocer nuestro entorno, utilizar aquellas plantas que ya
están adaptadas a ese medio reduce considerablemente sus necesidades, que,
normalmente, son de agua para luchar contra el estrés generado al sacarlas de su
micro-clima.
106
El jardín en establecimientos hoteleros
En conclusión, la actividad paisajística ha avanzado enormemente en los últimos
años, dando soluciones a todo tipo de problemas que tradicionalmente se han
planteado y que, como hemos visto, no siempre han sido correctamente
solucionados.
Por tanto, esperamos que estas líneas sirvan como orientación y consejo a todos
aquellos
que
desean
tener
un
espacio
verde
con
un
bajo
consumo
en
mantenimiento y recursos pero sin renunciar a su belleza floral de conjunto.
Animamos desde aquí a buscar aquellas fórmulas paisajísticas que más convenzan
a los responsables de estas instalaciones hoteleras, sin que ello tenga que llevar
aparejado consumos antieconómicos ni veladas acusaciones de comportamiento
anti-ecológico o anti-social.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
107
La captación, aprovechamiento y retención del agua
Murcia tiene un microclima que aporta sus cosas malas, y sus cosas buenas; la
posición geográfica que la Región tiene dentro de territorio nacional y en cuanto a
climatología se refiere, hace que las corrientes perturbadas entren por poniente
(por el Oeste), y salgan por el Levante o Mediterráneo, y en ese recorrido y antes
de llegar a la región, se encuentran muchas dificultades orográficas que se oponen
a su avance como una barrera, como los Montes Gallegos, la Meseta, el Sistema
Central, el Sistema Ibérico, etc. etc. donde se acumula una buena parte de la carga
hídrica de esas corrientes. Al sureste peninsular suelen llegar agotadas o
prácticamente exhaustas, sin carga hídrica.
Entre las cosas buenas, y a cambio de estas malas antes mencionadas, Murcia
cuenta con el mayor número de horas de sol al cabo del año de todo el país, y de
parte de Europa Continental.
Esta falta de precipitación y la evotraspiración de la región, ayudan poco a
aprovechar la poca agua que cae, pero la región, tiene una cultura de
aprovechamiento, que incluso muchísimas familias siguen captando y aprovechando
el agua de la poca lluvia que cae para otros menesteres.
A modo de anécdota, mis progenitores, con residencia en Lo Pagan, llevan más de
25 años captando el agua de lluvia de los tejados, la cual tras pasar las primeras
lluvias, acumulan en un aljibe, que les permite durante todo el año ir bebiendo del
mismo, ya que el agua de las cañerías decían, hace muchos años “que no les
gustaba”.
Los datos estadísticos de la región son los siguientes:
•
•
•
•
Pluviometría (intervalo de variación):
Pluviometría media:
Evapotranspiración potencial:
Evapotranspiración potencial media:
200-100 mm
365 mm
600-950 mm
827 mm
De esta cultura de aprovechar el poco agua de que se dispone, los murcianos saben
un montón, y con estas líneas se pretende incluir algo de tecnología para un mayor
aprovechamiento, e ideas, si cabe.
108
La captación, aprovechamiento y retención del agua
Captadores de agua de lluvia para bajantes y canalones.
Los tejados al igual que están sirviendo para la implantación y la utilización de
espacio para las nuevas tecnologías como receptores vía satélite, antenas, paneles
solares, grupos de climatización, etc., pueden y deberían de cara al futuro, ser
utilizados como captadores de agua de lluvia. Ya que existiendo suelos porosos y
transitables, que canalizan el agua más o menos limpia a desagües de evacuación,
también podría dirigirse a aljibes o depósitos para su aprovechamiento.
Existen empresas que
ofrecen soluciones de
depósitos bajo cubierta,
que aíslan y protegen
al
edificio
y
que
además
posibilita
captar y acumular el
agua
de
las
precipitaciones que se
produzcan.
Y al igual que se
bombea
agua
a
depósitos en alto, para
cuando se cortan los
suministros, también se
podría disponer de otras aguas sin tratar, para otro tipo de servicios que no
requieran ningún tratamiento para su aprovechamiento.
Seguro que no está muy lejos el día que también se legisle para que esto tenga que
realizarse por obligatoriedad, pues no tiene demasiado sentido, que cuando llueve
tan sólo un poco de más, el agua que llega en exceso a las depuradoras, se evacúe
de ésta sin tratar, ya que (y casi nadie lo sabe), si toda esta agua se aportara a los
procesos de depuración utilizados, las bacterias y agentes que trabajan en su
depuración, se morirían o romperían los procesos, por lo que para depurar el día a
día, tenemos que dejar de tratar los excesos, por ejemplo en grandes tormentas o
en varias jornadas de lluvia intensa.
De hecho en algunos ayuntamientos como Madrid, se están realizando infinidad de
obras públicas, para captar toda esta agua caída en forma de tromba, y evitar que
colapse las ERAR y ETAP, y a su vez se puede ir disponiendo de una red de
depósitos estratégicos que sirven para alimentar maquinaría para baldeo o para el
riego de parques y jardines y que sirve perfectamente, tras su decantación y
filtrado, a un coste únicamente de impulsión para su utilización en las zonas
mediatas. Este ejemplo puede ser utilizado proporcionalmente por muchos hoteles.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
109
Captadores de agua de lluvia para bajantes y canalones.
Tambien de los tejados y en este caso de los tradicionales, suelen bajar tuberias,
por el exterior de la fachadas, tras recoger el agua de la lluvia caida y circulante por
los canalones, que a través de bajantes o bien van a parar a la acera del edificio, o
a las arquetas o colectores de alcantarillado de la zona.
Esta agua puede ser captada a muy bajo coste y sin prácticamente
obras en muchos establecimientos, e incluso almacenarse, tras ser
filtrada y utilizarse con sistemas de flotabilidad, que prácticamente
sin coste de tratamiento (más allá del de mantenimiento y
bombeo), permitirían su utilización para procesos donde no se
requiera la calidad del agua de boca, pero que por su pureza,
y ausencia de cal, etc. es mucho más rentable que tratar
agua de pozos, etc.
Los clásicos canalones o bajantes de muchos edificios,
pueden interceptarse con este tipo de equipos y utilizarse
para captar agua de lluvia, por poco que ésta se prodigue,
pudiendo ser filtrada por el mismo equipo y utilizándose la
propia bajante para llevarse a un depósito o a un bidón,
etc.
En
el
ejemplo
de
la
derecha, podemos ver una
vivienda unifamiliar que
capta el agua del tejado
acumulándola
en
un
depósito especial, y que
tras ser pre-filtrada la
misma, en la propia bajante
de
los
canalones,
se
almacena y con un grupo de
bombeo que coge el agua
intermedia (ni la del fondo,
por sedimentaciones, ni la
de
la
superficie
por
flotabilidad),
para
ser
bombeada
directamente
para su propia red de
aprovechamiento, lavadora,
inodoro, riego, baldeo, etc.
110
La captación, aprovechamiento y retención del agua
Hidrogeles y retentores de agua y nutrientes para la tierra
Hay tecnologías que por mucho que las usemos, no nos damos cuenta de que
existen. Hace tres décadas se empezaron a utilizar y poner de moda en la
fabricación de pañales de niños y mayores unos polímeros hidroabsorbentes
capaces de retener mucho más liquido que hasta ahora los conocidos de papel o
telas especiales.
Su principio consistía en aportar un área de escaso volumen, que
en contacto con el agua o líquido, era capaz de absorber ésta,
hasta alcanzar 30-40 veces su peso o volumen, reteniéndola y
librándola paulatinamente por cesión a otro elemento absorbente.
A partir de ahí y con investigaciones se empezaron a utilizar en la agricultura y el
paisajismo, para retener y minimizar los aporte de agua a las plantas, ya que la
primera investigación tenía por objeto llevar comida a zonas de secano y realizar
una agricultura productiva con la mínima agua posible.
Hoy la tecnología ha cambiado una barbaridad,
encontrándose en el mercado con mezclas de hasta 23
componentes, entre polímeros absorbentes, distintos
tipos de abonos, estimuladores del crecimiento, lava
volcánica, etc. consiguiendo reducir hasta el 70 % del
agua y la frecuencia de riegos, limita la utilización de recursos escasos, mejora el
sustrato y lo airea, estimula el crecimiento, vigoriza las plantas y disminuye los
gastos de conservación y mantenimiento.
Está demostrado que hasta un 70% del agua que llega a los suelos, se pierde por
filtración y evaporación. La función principal de este tipo productos respecto al
ahorro del agua, consiste en que tras el riego o lluvia, el agua, los abonos y
estimuladores de crecimiento, son absorbidos y almacenados por sus polímeros
formando una especie de micropantanos en la zona de las raíces, estableciendo de
esta forma una gran reserva de agua y nutrientes para las plantas.
Cuando las plantas necesiten agua y nutrientes, la absorberán sin dificultad de las
reservas almacenadas en los polímeros. Cuando nuevamente se riegue o llueva, los
polímeros se volverán a cargar de agua evitando su pérdida por filtración y/o
evaporación. Este proceso se repetirá durante muchos años.
Su aplicación consiste en mezclarlo en la dosis recomendada con la tierra o sustrato
y poner esta mezcla a la profundidad de las raíces de las plantas.
Como podemos ver se puede reducir hasta un 70 % el consumo de agua, para el
riego de plantas, árboles, arbustos, césped, etc. con una pequeña inversión y para
mucho tiempo. Con algo de investigación, su establecimiento mejorará, seguro.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
111
Ejemplo económico de implementación en un hotel
A través del siguiente modelo, el cual puede ofrecer al lector una visión resumida
de lo fácil de implementar que son los ejemplos y propuestas planteadas en este
libro, y para saber de qué estamos hablando, en las siguientes líneas
encontraremos un caso estadístico pero muy real de lo que hay que invertir en
estas propuestas, qué es lo que nos van a ahorrar, en qué magnitud, qué beneficios
van a generar y cuál es su rentabilidad, beneficios y plazo de amortización.
Para la utilización de este ejemplo, se ha seleccionado un tamaño medio de
establecimiento para implementar, tan sólo medidas a nivel básico para el ahorro
de agua y energía en el establecimiento.
En concreto las medidas a implementar serían única y exclusivamente,
equipamiento economizador de ACS y AFCH, consistente en la sustitución e
implementación, de Perlizadores en la grifería de lavabo y bidet, Reductores
Volumétricos Giratorios, Contrapesos de Rearme para los inodoros, para todo el
hotel es decir habitaciones y zonas comunes y de servicio.
El hecho de seleccionar, solamente este equipamiento, es porque la propuesta es
muy generalista y válida para casi cualquier establecimiento hotelero o residencial,
con unas medidas de fácil implementación y de gran eficiencia.
En el siguiente ejemplo podemos apreciar los resultados obtenibles en un hotel
medio de 150 habitaciones:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Días de trabajo operativo: 365 días/año.
Habitaciones: 150.
Estancias: 52.122.
Ocupación: 68 %.
Consumo medio anual de agua: 12.198 m³.
Desestimación de consumos no ACS y AFCH: 580,8 m³
Coste del metro cúbico de agua: 1,19 €/m³.
Energía utilizada para calentar el agua: Gas Natural. (La más económica).
Equipamiento a optimizar: 631 puntos de consumo (grifos, bidet, duchas, WC,
fregaderos, etc.).
Inversión propuesta a realizar: 6.422,19 € aproximadamente.
Disminución de consumos prevista: 4.780 m³ (Esto supone un 39,19 % del total
y un 42,7 % de ACS).
No se incluyen medidas de paisajismo, aprovechamiento, utilización de alta
tecnología, ni soluciones que requieran personal externo al propio servicio de
mantenimiento del hotel.
112
Ejemplo económico de implementación en un hotel
Ratios de ejemplo:
Consumo Anual de
Agua, PREVIO:
Consumo Anual de
Agua, POSTERIOR:
12.198 m³
14.515,10 €
6.837 m³
8.136,11 €
Ahorros Generados en Agua:
Ahorros Generados en Energía:
Total Ahorros Generados:
Inversión a Realizar:
Beneficios del Ejercicio:
Ahorros OBTENIDOS:
4.780 m³
5.688,49 €
5.688,49 €
5.260,43 €
10.948,91 €
6.422,19 €
4.526,72 €
El plazo de amortización global de la inversión es de unos 7 meses (214 días) y si
consideramos únicamente el coste del agua ahorrada, el plazo se dilataría hasta los
13,5 meses, desde su instalación.
Como puede apreciarse, tanto si se considera únicamente el coste del agua fría,
como si se utiliza el coste del agua y del gas necesario para su calentamiento, el
plazo de amortización es muy bajo, generando beneficios de por vida.
Desde un punto de vista financiero, la renta bruta anual garantizada (RBAG), sería
de 9.664,47 €, (para una vida mínima equivalente a los 5 años de garantía de los
productos utilizados, aunque lógicamente vivirán muchísimo más tiempo).
El rendimiento bruto anual (RBA), sería del 150,5 %, siendo la tasa de retorno de
la inversión (TRI) del 832,4 %.
Como conclusión, la inversión a realizar generaría unos beneficios netos, sólo
durante los 5 años del periodo de garantía de los equipos, de 48.322,38 €.
Cualquier director, gerente o propietario de un establecimiento, tendrá que
reconocer, que pocas cosas generan unas tasas de retorno de la inversión, tan
interesantes como las propuestas y soluciones planteadas, y que si estos beneficios
se reinvierten en otras aplicaciones posteriores, cada vez será posible ir reduciendo
los costes de explotación y aumentar el confort de los clientes sin que estos
perciban restricción alguna, mejorando la cuenta de resultados de la sociedad o
compañía.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
113
Beneficios ecológicos de este tipo de inversiones
Los beneficios que generan este tipo de inversiones no son solamente económicos,
sino también medioambientales y de imagen ante la sociedad y los clientes del
establecimiento.
Siguiendo con el ejemplo utilizado anteriormente, el establecimiento hotelero que
implementara las medidas correctoras, mejoraría medioambientalmente nuestra
sociedad con una reducción neta de las emisiones de gases contaminantes de la
atmósfera o gases de efecto invernadero de un mínimo de 1,018 toneladas de
CO2, que si bien no es una gran cifra, sí que lo es desde el punto de vista de que se
dejaría de emitir un 42,7 %, menos de gases de efecto invernadero y se
colabora activamente con el crecimiento sostenible. (Estas emisiones sólo
consideran el consumo de agua y la mínima energía utilizada).
Desde el punto de vista energético, el ahorro generado equivale a una reducción de
casi los 116.900 kW/h de energía térmica utilizada para calentar el agua, por
ejercicio.
A nivel hídrico se habría dejado de consumir unos 4.780 m³ de agua, el
equivalente a algo más de dos piscinas olímpicas reglamentarias.
Sin olvidar la carga contaminante de estos vertidos, no pudiéndose valorar sin
realizar mediciones.
Como se puede apreciar, pocas inversiones son tan interesantes para los
establecimientos hoteleros, como las dedicadas a partidas de eficiencia y en
especial a las de ahorro de agua y la energía derivada de su calentamiento.
Se mejoran los resultados de explotación, se mejora la imagen del establecimiento
(como sensibilizado ambientalmente), se sensibiliza a empleados, proveedores y
clientes, y se favorece el crecimiento sostenible de la sociedad.
¿Se puede pedir más? …
114
Beneficios ecológicos de este tipo de inversiones
Consejos generales para economizar agua y energía
A través de las siguientes páginas, se pretende ofrecer una serie de consejos
generales que les permitan a los responsables de las instalaciones, implementar
algunas ideas, o reflexionar sobre algunos consejos muy interesantes aunque no
siempre tengan una extrapolación al 100 % de las instalaciones.
Dentro de estos consejos y por el tipo de ubicación podríamos destacar:
En salas de calderas, calentadores y redes de distribución
•
Las calderas y los quemadores deben ser limpiados y revisados periódicamente
por un técnico cualificado.
•
Mandar revisar la caldera periódicamente, inspeccionando los siguientes puntos:
•
o
o
o
o
o
La revisión
Las luces de alarma.
Signos de fugas en las tuberías, válvulas, acoples y caldera.
Daños y marcas de quemado en la caldera o chimenea.
Ruidos anormales en las bombas o quemadores.
Bloqueos de los conductos de aire.
debe incluir una comprobación de la eficiencia de combustión y el
ajuste de la proporción aire/combustible del quemador para obtener la eficiencia
óptima.
•
Indicar al técnico que maximice la eficiencia de la caldera y que le presente una
hoja de ensayos con los resultados. (El coste aproximado puede oscilar entre los
120 y 250 € por caldera).
•
Estudiar la posible instalación de un termómetro en la chimenea. La caldera
necesita limpiarse cuando la temperatura máxima de los gases en la chimenea
aumente más de 40 ºC sobre la del registro del último servicio. (El coste
aproximado es de unos 40 €).
•
Ajustar las temperaturas de ACS para suministrar agua en función de la
temperatura de cada época del año.
•
Aislar las tuberías de distribución que no contribuyan a calentar las zonas de
trabajo, con pérdidas de temperatura innecesarias.
•
Si se dispone de anillos de recirculación de ACS, medir, verificar y ajustar las
proporciones de agua reciclada, en los distintos horarios de demanda punta y
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
115
valle, a la más adecuada, que garantice el servicio con el mínimo esfuerzo de la
caldera. (Si sus puntas son muy exageradas, valorar la implementación de un
programador de maniobra que automatice los cambios de temperatura).
•
Instalar, si no existiera, variadores de velocidad, sobre los grupos de bombeo.
•
Si las bombas de recirculación, funcionan más de 2.500 horas anuales,
compensa sustituirlas por otras de alta eficiencia, pues su consumo energético,
será exageradamente menor, amortizándose en no más de dos años.
•
En la limpieza de aljibes, circuitos de ACS, o AFCH, o torres de ventilación, el
agua que se utiliza puede reciclarse para otras labores.
•
En las aportaciones de agua a procesos de torres de ventilación es conveniente
conocer exactamente lo que se consume, pues no sólo tendrán controlado el
gasto, sino si las mezclas de aditivos y productos son las adecuadas a las
necesidades de uso reales; trabajando en paralelo con dosificadores, permitirá
evaluar y controlar los servicios ofrecidos por las compañías que nos suelen
mantener este tipo de instalaciones.
En los puntos de consumo:
•
Instalar equipos termostáticos siempre que sea posible, pues aumentan el
confort y ajustan el consumo energético a la demanda real.
•
Los equipos temporizados son ideales cuando se trabaja con jóvenes y
adolescentes, pues evita olvidos de cierre y soportan mejor el posible
vandalismo.
•
Instalar o implementar medidas correctoras del consumo, como perlizadores,
alcachofas
de
ducha
ecológicas,
reductores
volumétricos,
etc.,
reducirá
espectacularmente los consumos.
•
Equilibrar las presiones de los circuitos de ACS y AFCH, aumentará la calidad del
servicio ofrecido y evitará descompensaciones térmicas por pérdidas de carga.
•
En las revisiones y muestreos obligatorios por la realización de trabajos de
prevención y lucha contra la bacteria de la Legionella, aprovechar para repasar
todos los puntos de corte de las instalaciones, los cuales se agarrotan por falta
de
uso
y
las
sedimentaciones
calcáreas
e
incrustaciones
de
óxido,
imposibilitando el cierre adecuado el día que se necesitan por una avería o
mantenimiento.
116
Consejos generales para economizar agua y energía
•
A la vez, verificar si la grifería gotea o cierra inadecuadamente, si los flexos de
ducha están estropeados o rotos, si hay fugas, etc. Se aprovechará la visita a la
habitación, para repasar todos los puntos, teniendo la instalación hotelera, poco
a poco todo el edificio revisado.
En el establecimiento en general y en las zonas de empleados
•
Promover una mayor participación en la conservación del medio ambiente por
medio de actividades de educación ambiental, para empleados y subcontratas,
realizando campañas de educación y procesos respetuosos, en su trabajo
cotidiano, con ejemplos concretos, reputables y discriminatorios. (Si se hace
mucho hincapié en una tendencia y/o técnica mal utilizada, la persona que lo
ejecuta se sentirá mal internamente cuando la practique).
•
Realizar campañas de sensibilización, transmitiendo a clientes y empleados su
preocupación por el medioambiente. Mejorará su imagen y disminuirá las
facturas de los suministros.
•
Diseñar y colocar pegatinas de sensibilización y uso correcto de equipos
economizadores, por ejemplo en inodoros y/o sistemas especiales.
•
Formar, instruir y redactar órdenes de trabajo claras y específicas, para que los
empleados tengan presente cómo actuar ante las distintas situaciones que
puedan encontrarse.
•
Solicitar la colaboración de los usuarios, con notas de sugerencias y mejoras, y
avisos para resolver los problemas y/o averías que puedan surgir y fueran
detectados por los clientes, resolviéndolos inmediatamente para demostrar la
preocupación por el tema y a la vez minimizar el impacto económico.
•
Un hábito frecuente es tirar al inodoro gasas, compresas, tampones o los
envoltorios de estos, junto con papeles, plásticos o profilácticos, con lo que se
pueden producir atascos en tuberías tanto de bajantes como en fosas y sifones,
provocar obstrucción en las rejas de entrada y filtros, ocasionando diversos
problemas higiénicos y mecánicos. Es recomendable que todos estos residuos
vayan directamente a la basura; para ello, aparte de sensibilizar a los usuarios,
los centros han de poner medios para poder facilitar esta labor.
•
Las instalaciones sanitarias de muchos establecimientos son castigadas por los
propios empleados como represalias por situaciones personales; en las grandes
instalaciones es recomendable el uso de equipos anti-vandálicos.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
117
•
Por el contrario en pequeños establecimientos, ha de primar el confort del
usuario ya que será éste mismo el que mime sus instalaciones si éstas son
confortables, recriminándose entre los propios compañeros, cuando alguno de
ellos daña o hace un uso indebido de las instalaciones comunes.
En jardinería y paisajismo
Es muy habitual disponer de zonas ajardinadas o de césped para la decoración del
establecimiento, salvo en hoteles urbanos, y por ello, incluimos unos consejos a
modo de ejemplos genéricos sobre cómo actuar en estas zonas.
•
El exceso de agua en el césped produce aumento de materia verde, incremento
de enfermedades, raíces poco profundas, desaprovechamiento de recursos y
grandes facturas. Cuando se trata de regar un área verde o jardín es preferible
regar de menos que regar de más, pues se facilitará el crecimiento y enraizado
de plantas, arbustos y césped, mejorando su imagen y sufriendo menos en
épocas de sequía.
•
La necesidad de agua en el pasto, puede identificarse cuando éste se torna de
un color verde azulado y cuando las pisadas permanecen marcadas en él, ya que
la falta de agua hace que a la hoja le cueste recuperar su posición original. Lo
ideal sería regar el césped justo en ese momento ya que el deterioro en ese
punto es mínimo y, apenas el césped recibe agua, se recupera. Regar el pasto
antes de observar estos signos no proporciona beneficio alguno.
•
No es recomendable regar sistemáticamente. Un programa fijo de riego no
contempla las necesidades reales del césped y puede resultar perjudicial.
•
La hora ideal para hacerlo es entre las 4:00 y las 8:00 de la mañana. A esta
hora el viento no interfiere en el riego y no hay prácticamente evaporación de
agua. Una de las complicaciones que ocasiona el riego en horas de la tarde, es la
creciente incidencia de enfermedades. Este inconveniente puede reducirse
regando únicamente cuando el césped lo necesita y haciéndolo esporádica pero
profundamente. Regar durante el mediodía no es efectivo, ya que gran cantidad
de agua se evapora, siendo por consiguiente muy difícil humedecer la tierra
adecuadamente.
•
El riego por aspersión produce más pérdidas que el riego por goteo o las cintas
de exudación. La manguera manual también supone mucho desperdicio, pero es
118
Consejos generales para economizar agua y energía
adecuado para aquellas plantas resistentes que se riegan manualmente muy de
tarde en tarde (siempre con una pistola o chorro adecuado).
•
Al diseñar y/o reformar el jardín, agrupar las especies según su demanda de
agua. Se tendrá de esta forma zonas de necesidades altas, medias y bajas. Por
ejemplo, los Cactus y Crasas y la flora autóctona estarían dentro de un grupo de
plantas con necesidades bajas.
•
Elegir especies autóctonas que con la lluvia puedan vivir sin precisar riego
alguno, o que no se mueran en periodos largos de sequía.
•
Existen hidro-geles o polímeros absorbentes del agua, que posibilitan el
crecimiento de las raíces mucho más extensas y a la vez acumulan el agua,
liberándola hacia las raíces más lentamente, lo que genera un crecimiento muy
superior y una fortaleza mayor de las plantas y/o el césped. Con un 50 % menos
de riego.
•
Elegir otras especies, que aunque no sean autóctonas, sean resistentes a la
sequía (habrá que regarlas menos). Ejemplos: cactus, lantana, áloes, palmeras,
etc.
•
Instruir, formar o exigir conocimientos al personal que cuida de la jardinería.
En la limpieza de las instalaciones
•
Incorporar el jabón y/o detergentes a los recipientes después del llenado,
aunque no haga espuma, limpiará lo mismo.
•
Promover medidas para ahorrar en el lavado de trapos y uniformes de personal.
•
Las toallas, sábanas o trapos viejos se pueden reutilizar como paños de
limpieza. No se emplearán servilletas o rollos de papel para tal fin, pues se
aumenta la cantidad de residuos generados.
•
Utilizar trapos reciclados de otros procesos y absorbentes como la celulosa
usada, para pequeñas limpiezas y productos como la arena o el serrín para
problemas de grandes superficies.
•
No utilizar las mangueras para refrescar zonas, pues si están muy calientes se
evaporará el agua muy rápidamente y los cambios bruscos de temperatura
pueden crear problemas de dilatación.
•
Realizar la limpieza en seco, mediante: aspiración, barrido con cepillos amplios,
máquinas barredoras automáticas, etc.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
119
•
Si se necesita agua a presión para realizar la limpieza de determinada área, será
preferible utilizar equipos presurizados de alta presión, que ofrecen más de 140
y 190 bares de presión, con un caudal de agua de menos de 7 a 10 litros por
minuto (sería el equivalente a un grifo), mientras que una manguera consumirá
más de 30 litros por minuto (más de un 75 % de ahorro). Todo ello con mucha
más eficacia.
Foto 9. Máquina de limpieza por agua a presión.
No hay mejor medida economizadora o medioambiental, más respetuosa, que
aquella que no consume; limitemos las demandas a lo estrictamente necesario. (No
habrá que preocuparse de cómo ahorrar, si no se consume).
120
Consejos generales para economizar agua y energía
Bibliografía
•
IDAE. (2001).: "Ahorro de Energía en el Sector Hotelero: Recomendaciones y
soluciones de bajo riesgo” Madrid, España.
•
Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid. (2007).: “Guía de
Gestión Energética, en el sector hotelero”, perteneciente a la campaña
Madrid Vive Ahorrando Energía, Editada por la D.G. de Industria, Minas y
Energía de la Comunidad de Madrid. España.
•
Proyecto
Life.
(2001).:
"Jornadas
Internacionales
de
Xerojardinería
Mediterránea ". WWF/Adena. Madrid, España.
•
Fundación Ecología y Desarrollo. (2003).: “Guía de ecoauditoría sobre el uso
eficiente del agua en la industria”. ECODES. (Zaragoza), España.
•
Infojardin.com (2002-2005).: Web y Artículos de Jesús Morales (Ingeniero
Técnico Agrícola), Cádiz, España.
•
Inalgon.es (2007).: Web especializada de la empresa madrileña “INALGON,
jardines de bajo consumo” Madrid, España.
•
TEHSA, S.L. (2003).: “Sección de Artículos”, Web de la empresa Tecnología
Energética Hostelera y Sistemas de Ahorro, S.L. Alcalá de Henares (Madrid),
España.
•
Ahorraragua.org (2007).: “Catálogo de Soluciones”, Web de asesoramiento y
equipos economizadores. Madrid, España.
•
Ley de Turismo de la Región de Murcia (2006).: ISBN 84-8355-137-3
Comentarios y Legislación complementaria, coordinado por Francisco Luis
Valdés-A. Hellín. Navarra, España.
•
Artículo sobre Xerojardinería (2007).: Inmaculada Alcaraz. Madrid, España.
•
Estadísticas del INE, sobre el agua en el años 1.998 - 2.004.
•
Información y estadísticas del Instituto de Estudios Turísticos (2007).:
www.iet.tourspain.es del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Madrid,
España.
•
Panorama global del agua hasta el año 2025, de Ximing Cai y Sarah A. Cline
Mark W. Rosegrant, Editorial Int Food Policy Res Inst, 2004.
Hidroeficiencia en el Sector Hotelero
121
www.AhorrarAgua.Org

Documentos relacionados