Boletín Nº26 - Asociación EL TORO de Madrid

Comentarios

Transcripción

Boletín Nº26 - Asociación EL TORO de Madrid
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 1
LA VOZ DE LA AFICIÓN
Número 26 ⁄ octubre de 2005
Boletín de la Asociación El Toro de Madrid,
inscrita en el Registro Nacional de la Asociación con el n.º 160.852
Sede Social provisional: Fundación Casa Patas, C/ Cañizares, 10 • 28012 Madrid
Tirada: 5.000 ejemplares, de distribución gratuita
Fotografía: Alberto Tapiador
Adolfo Martín
Madroñito
...Peor terminamos
Ya apuntábamos en el número anterior de nuestro boletín que los primeros pasos de la gestión de los
nuevos empresarios de Las Ventas no auguraba nada bueno para esta temporada que ahora finaliza.
Sentimos decir que acertamos. San Isidro, salvo contadas excepciones, fue para olvidar; el verano, nefasto
y la Feria de Otoño no es que ilusione precisamente. Lo dicho, mal empezamos y peor terminamos
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 2
LA VOZ DE LA AFICIÓN S
U M A R I O
Nuestras actividades ........................................................... 2
Ladran, luego cabalgamos ................................................. 3
Crónica del verano en Las Ventas .................................. 4
Vaya veranito para acabar con la afición .................. 5
Madrid me mata ................................................................... 6
Nuestra famosa lista ........................................................... 7
Fraude en la Corrida de Prensa. ¿Hasta cuándo? .... 8
Reconocimientos ..................................................................... 8
Toros de San Isidro ....................................................... 9-10
Toreros de San Isidro ................................................. 11-13
Carta abierta a Alfonso Navalón ................................. 14
Navalón, adiós a la independencia ............................. 15
El ayer y el hoy en el mundo de los toros ............... 16
Nuestras actividades
Comenzamos con la celebración en los meses de noviembre y
Otros invitados a nuestras tertulias-coloquios fueron toreros,
diciembre, en nuestra nueva sede social Fundación Casa Patas, de como L. M. Encabo, F. Robleño y ¨El Cid”, con los que charlamos amiunas jornadas sobre la noticia del invierno, que no fue otra que el gablemente sobre su temporada y sus inquietudes, y el ganadero
concurso para la adjudicación de la Plaza
Adolfo Martín, ganador de nuestro Trofeo
de Las Ventas. Pasaron casi todos los canal mejor encierro de la temporada 2004 en
Rincón y El Cid,
didatos, menos dos que no quisieron acudir,
Las Ventas. En la votación llevada a cabo
ellos sabrán por qué. Algún día “se agotó el
con El Toro de Madridd para dicho premio quedó en segundo lugar
papel” en la sala de conferencias para escula ganadería de “El Ventorrillo”.
char las ofertas y opiniones de los aspiranEl próximo día 12 de octubre a las
La lengua azul, por desgracia todavía de
tes, además de contestar a las preguntas de
12.30 horas en el Aula Cultural de Las
actualidad,
fue otro tema objeto de nuestras
nuestros socios y simpatizantes. Una vez
Ventas, se celebrará un acto organizado
tertulias.
Para
hablar de él nos visitó el veteacabado el proceso de adjudicación, y tal
por la Asociación El Toro de Madrid, al
rinario
de
la
Unión
de Criadores de Toros de
como habían prometido, acudieron los nueque han confirmado su presencia César
Lidia, don Julio Fernández, con una confevos empresarios, los señores Martínez
Rincón y El Cid. Del mismo modo contarencia interesantísima e ilustrada sobre este
Uranga y su hijo don Manuel Martínez
remos con la presencia de José Pedro
problema.
Erice, encargados de la gestión taurina, aunGómez Ballesteros, Director Gerente del
que todos sabemos que la nueva empresa
Muy interesante resultó también la visiCentro de Asuntos Taurinos de la
tiene en su accionariado a más personas
ta que hicimos al Centro de Reconocimiento
Comunidad de Madrid.
relacionadas con otros negocios, no precisade Astas, en el complejo policial de Canillas
mente taurinos.
en Madrid, donde sus responsables nos
hablaron sobre la investigación del afeitado,
En el mes de enero, y aceptando nuestra invitación, estuvieron
algo
que
ya
está
siendo
casi
general, digan lo que digan los vividores
con nosotros los señores don Pedro Antonio Martín Marín y don José
de
este
negocio.
Actualmente,
los técnicos sólo pueden analizar las
Pedro Gómez Ballesteros, máximos responsables del Centro de
poquísimas
astas
que
les
llegan
en buenas y legales condiciones, que
Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, algo que molestó a
son
menos
de
veinte
por
año.
Algo
para reír... o llorar.
determinados periodistas, en especial a uno, cuya rabia aún le dura.
También nos visitaron posteriormente los responsables de tres portales de información taurina en Internet: toros.com, burladerodos.com
y opinionytoros.com, los cuales nos explicaron cómo ha influido la llegada de estas nuevas tecnologías a la información taurina.
Para finalizar, mencionaremos las visitas efectuadas a las ganaderías de Adolfo Martín y de su tío Victorino.
Javier Salamanca
Aficionado y miembro de la Asociación
El Toro de Madrid
LA VOZ DE LA AFICIÓN
Órgano de expresión de la Asociación EL TORO de Madrid
Sede Social provisional: Fundación Casa Patas, C/ Cañizares, 10 • 28012 Madrid
Correo Postal: Apartado 37014, 28080 Madrid
Internet:
E-mail: [email protected] URL: http//www.eltoro.org/welcome.html
El presente Boletín es gratuito, y sus informaciones pueden ser reproducidas por cualquier medio
siempre que se notifique por escrito a la Asociación Editora, la cual no se responsabiliza del contenido
de los artículos o noticias que van firmados.
Copyright © 1996-02, Asociación El TORO de Madrid, Depósito Legal: 10.678-1996
2
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
E
Página 3
D
I
T
O
R
I
A
L Ladran, luego cabalgamos
(De los ataques contra «El Toro de Madrid»)
URANTE todo el invierno pasado esta
Asociación ha sido sistemáticamente acusada
por un grupo de siniestros personajillos de
tener no sé qué connivencias con la nueva empresa de Las
Ventas, por el simple hecho de que antes y durante el proceso del concurso de adjudicación de la CAM habíamos sido
los únicos grupos de aficionados que habíamos reunido, en
una serie de nuestras semanales tertulias coloquios en la
sede de Casa Patas, a las diferentes empresas que se presentaron a dicho concurso. Una vez que se supo la ganadora se volvió a invitar a los nuevos inquilinos para que
expusieran sus proyectos, al tiempo que también se llamó
a los responsables de la adjudicación, los ya “famosos dos
Pedros” de la CAM, para que explicasen en público el extraño proceso de baremación que nadie, ni siquiera ellos,
pudieron clarificar. Pero, de alguna manera, este modesto
grupo de aficionados nos habíamos colocado entonces en
el centro de la noticia.
D
Todo esto no resultó por casualidad. Tras ello había un
trabajo bien ejecutado por nuestra parte, y todos los que
acudieron a nuestra sede lo hicieron sin ninguna presión, y
acudieron encantados de poder decir en público y ante un
grupo de aficionados lo que otros, que se llaman a sí mismos profesionales, tenían que intentar saber de forma diferente. Tal vez por ello algunos pillaron, al parecer, un “rebote” de cierta importancia.
El primer personajillo que nos acusó fue uno que se
gana la vida como periodista taurino sin saber de la misa
la mitad, y que se debe creer que, por haber obtenido un
puesto dinástico en un importante diario de tirada nacional (y también en una revista semanal), todos deben rendirle pleitesía, como si fuera un monarca. Pues bien, a este
individuo habría que decirle que si es de verdad periodista
no debe esperar a que le “soplen” las noticias y le lleguen
a su redacción. Las noticias no viajan solas. Debe ser él
quien acuda allí donde se producen. Esta es una norma elemental que se estudia en el “catón” del periodismo.
A partir de lo que él escribió hubo una serie de “coleguillas” suyos que también aprovecharon para atacar a nuestra Asociación. Señores, lo único que hicimos fue ganarles
por la mano a todos ustedes y anticiparnos a lo que muchos
malos profesionales deberían haber conseguido si hubieran
sabido hacer sus deberes. Pero nosotros, en vez de responderles como se merecían y haberles puesto entonces la cara
colorada, ya que viven del periodismo taurino, solamente
nos callamos, aguantamos, no salimos al paso de su provocación. Aunque, en verdad, lo tenemos más fácil que otros
colectivos. Los aficionados a los toros, en los últimos años,
siempre hemos sabido aguantar todo tipo de insultos de
estos personajes de la desinformación, que viven a costa de
los taurinos y de decir que la culpa de todo la tenemos los
que pagamos por un espectáculo que nunca está de acuerdo con lo que dice el contrato de venta de cada entrada.
Si tras cada corrida, sistemáticamente, un grupo de aficionados fuésemos a la Comisaría más próxima a denunciar a empresarios, toreros, ganaderos y presidentes, por la
cantidad de violaciones de Reglamento e incumplimientos
del contrato (presente en nuestra entrada), posiblemente
acabarían en la cárcel la mayoría de “trincones” que viven
de esto. Pero sabido es que los españoles no confiamos
demasiado en la justicia. Por algo será, digo yo.
Sin embargo, durante la Feria de San Isidro de 2005
hubo algo que ya se sale de todos los códigos de ética,
honor, deontología profesional o como quieran ustedes llamarlo, y aquí sí que la Asociación El Toro de Madrid tiene
que salir al paso. Ese abyecto personaje se llegó a congratular de la “terrible enfermedad que tenía postrado en el
lecho de un hospital a uno de nuestros socios (nuestro líder
más gritón, sic), ya que, gracias a eso, la Feria de este año
transcurría con menos protestas”.
Que una persona se alegre de las desgracias de sus
adversarios no es muy ético, pero entra dentro de la suciedad de pensamiento, propia de nuestra condición humana
y que nos invade a todos los pecadores. Pero de eso a expresarlo por escrito y a los cuatro vientos... Debería ser objeto de inmediata expulsión de su profesión por parte de sus
colegas, si es que todavía existe algo de dignidad y ética en
el periodismo taurino. Es más, yo diría que debería actuar
ya de oficio algún comité disciplinario (sin esperar denuncia alguna) para tomar cartas en el asunto y que este personaje deje de portarse como un “carroñero”, esperando ver
cuándo cae alguien para intentar obtener su puesto, ofreciéndose a menor precio o a coste cero. Ya hay precedentes en la conducta de este «señorito», que se hace pasar por
periodista taurino. ¡Échenlo ya de la profesión, caramba!
José Fernández Villaverde Silva
Aficionado y miembro de la
Asociación El Toro de Madrid
3
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 4
LA VOZ DE LA AFICIÓN Opinión: Crónica del verano en Las Ventas
Uno de los peores
que se recuerdan
L primer verano de la
empresa Taurovent no ha
podido ser más desolador.
Si hubiesen querido hacerlo peor no
lo habrían conseguido. Antes de
comenzar la temporada el empresario dijo, en una de las tertulias de
esta Asociación, que iba a poner
todo su empeño en confeccionar
unos carteles rematados, incluso
intentando que vinieran las figuras
para lograr hacer de ésta una plaza
de temporada de verdad. Nos engañó a todos. Las figuras ni se han asomado, y los espadas anunciados han
sido de tercera e incluso de cuarta
fila. A ello se ha unido la elección de
unas ganaderías, en la mayoría de
los casos, impropias para Madrid.
Así, pues, el balance no puede ser
peor. Aburrimiento general y cemento, mucho cemento, en los graderíos. Han sido festejos para guiris, que
con sus voces y gritos hacen todavía
más esperpéntico el espectáculo.
Éstos superaban claramente en
número a los pocos, poquísimos,
espectadores que se acercaban por
allí.
E
TOREROS
Los triunfadores del verano, en lo
que a los de luces se refiere, se pueden contar con los dedos de una
mano. Rafaelillo ha sido el que
mayor premio ha obtenido, con su
inclusión en la Feria de Otoño, tras
una buena actuación a finales de
agosto, en la que obtuvo un trofeo
con fuerza. Se mostró muy valiente,
como en otras citas, y, además, toreó
templado y bajando la mano a su
primer oponente.
Otro que causó buena impresión
fue Manuel Amador, que nos regaló las mejores verónicas del verano,
4
y una faena llena de gusto y sabor a
un toro de El Serrano. En ella hubo
muletazos extraordinarios, que despertaron a los pocos aficionados que
tuvieron la oportunidad de presenciarlo. Perdió el trofeo con la espada, pero fue, quizá, la mejor faena
veraniega.
Destacó, también, el novillero
Torres Jerez, que cortó un trofeo el
13 de agosto a un novillo de Bucaré.
Toreó muy bien con el capote y al
natural, causando una magnífica
impresión, en vísperas de su alternativa. Se ganó una pronta repetición,
ya como matador de toros.
Por último, y para completar el
cuarteto, mencionar la actuación de
Rodolfo Núñez “Carpetano”, en la
tarde de los monteviejos. Con su primero hizo algo que ya no se ve. Se
fue, sin pensárselo, a los medios a
recibir a su oponente con el capote,
después de que el toro se quedara en
la puerta de chiqueros. En su segundo dibujó cuatro naturales espléndidos, toreando muy despacio y templado. Tuvo la mala fortuna de que
el animal se echara, pues podía
haber obtenido un importante triunfo. Pero esos muletazos quedan ahí.
El resto no pasó de actuaciones
vulgares, aunque alguno, como Iván
Vicente, diera una vuelta al ruedo, u
otro, como Abraham Barragán, fuera
repetido, no se sabe muy bien por
qué. Se echó de menos a toreros del
gusto de Madrid, como Frascuelo,
Luis de Pauloba o Curro Díaz.
Y TOROS
En el aspecto ganadero la cosa
no ha podido ser peor. Sólo se puede
destacar al quinto novillo que saltó
al ruedo el 13 de agosto, con el hie-
rro de Bucaré. De procedencia Santa
Coloma, fue completo de principio a
fin. Tomó tres puyazos, arrancándose de largo, y en la muleta resultó
noble y encastado.
Del resto no ha habido ni un
ejemplar que destacar. Todo ha sido
mansedumbre, falta de fuerza y
casta. La mayoría de la veces era de
suponer, pues los hierros anunciados
habían fracasado estrepitosamente
en años anteriores, como el caso de
Sepúlveda, Gabriel Rojas, el Serrano,
Arauz de Robles, El Sierro o La
Cardenilla. A esto hay que unirle el
fiasco de las divisas toristas. Es el
caso de Isaías y Tulio Vázquez,
Monteviejo y Conde de la Maza.
Ninguna de las tres respondió a las
expectativas creadas, y fracasaron
estrepitosamente.
El gran culpable es la empresa,
que se limitó a cumplir el expediente de dar toros todos los domingos.
Pero eso no sirve. Este coso se merece unas combinaciones mucho más
atractivas para convertirlo, de verdad, en una plaza de temporada. Se
hablan de posibilidades para llevar
más gente a la plaza, como hacer las
corridas en horario nocturno, o en
otro día que no sea el domingo. Todo
lo que sea atraer a la gente a los
toros está bien, pero que no se olviden que lo fundamental y lo más
importante está en el espectáculo
ofrecido. Con semejantes carteles la
gente no va ni aunque se le regale
la entrada. Lo primordial es la emoción, y si ésta no hace acto de presencia, ninguna solución valdrá para
salvar esta plaza.
Luis Esteban
Aficionado y miembro de la
Asociación El Toro de Madrid
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 5
Opinión:
¡Vaya veranito
para acabar con la afición!
OS “escogidos” cartelitos que
nos preparó la empresa de
Madrid durante este verano
de 2005 nos invitaron a huir, lo más
lejos posible, de la Plaza de Las Ventas,
un mausoleo que empieza a oler a
“muertos” y “cadáveres”. Y la CAM y sus
amiguetes del Centro de Asuntos
Taurinos aprobando sin dudar las
“maravillosas” combinaciones de ganaderías (que nos obligaban a mirar y
remirar los catálogos oficiales de las
cuatro Asociaciones) y de toreros (también con varias confirmaciones de alternativa de desconocidos). Nos preguntábamos dónde estaban las prometidas
combinaciones de figuras que anunciaba la empresa cuando se les adjudicó la
plaza. Por ello la desbandada de espectadores ha sido general.
Por todo esto, a principios de julio
nos fuimos a Céret, una localidad francesa donde aún se cree en que los toros
tienen que estar íntegros de pitones (por
lo que de vez en cuando existen las cornadas) y donde aún hay que intentar
hacer correctamente la suerte de varas.
Curiosamente, muchos toreros y picadores que son pitados en España, por no
colocar al toro en su sitio y no ejecutar
la suerte bien respectivamente, en
Francia se transforman. Luego... quien
quiera sacar conclusiones que las saque.
También es cierto que allí se paga más y
mejor, y que si se hace alguna marrullería el castigo no es sobreseído, pues se
quedan un año o dos sin poder lidiar. Y
eso les toca directamente en su... bolsillo (perdón, quiero decir orgullo, torería).
A los socios capitalistas, por lo visto,
sólo les interesaba hacer caja. Y a fe que
la han debido hacer con los llenazos de
los espectáculos no taurinos montados
por el “Morenín” y con la reducción de
costes de los carteles-basura de los
domingos, que ya ni a los “guiris”
atraen. Para colmo, uno de los empresarios capitalistas del ladrillo (también
ganadero) quiso lidiar sus propios toros
y no pudo ni completar una corrida,
pues no le aprobaban sus reses por diferentes causas. Claro que unos días después nos las metió en una de rejones. Y
otro día otro “experimento”, cuando
pusieron sillas de plástico en un tendido con la excusa de aumentar la comodidad. Claro que, durante una feria, se
cargarían la mitad del aforo. A éstos
chicos, cualquier día de éstos, los proponen para el premio Nobel... por inteligentes. Y los del Centro de Asuntos
Taurinos... bien, gracias. Sigo creyendo
en la honradez y conocimientos taurinos de los Choperitas... pero casi nada
en que los que les acompañan en Tauropedo (perdón, Tauro-vent).
Posteriormente fuimos a Cenicientos,
donde el afán de protagonismo de algunos se han cargado en poco tiempo lo
que tantos años llegó a conseguir, una
feria admirada por aficionados de todo
el mundo. Actualmente da pena ver ciertas cosas allí. Para colmo, se programa
una teórica “corrida-concurso” de ganaderías, y aparece, por ejemplo, un Miura
chorreando sangre por los pitones como
escobas y se solicita el cambio de tercio
tras una entrada al caballo. Total, en una
corrida-concurso se contabilizan once
entradas al caballo. Hace poco en Lunel
(Francia), en una “novillada-concurso”,
hubo un total de veinte entradas a varas
¿No creen ustedes que deberíamos fijarnos en lo bueno de los demás?
L
DE PASEO
Para finalizar diremos que estuvimos
en el valle del Tiétar. Ya de terror nada
queda. Entre ponedores, la lengua azul
(que ha obligado a lidiar todo bicho
registrado en Salamanca, sea del hierro
que sea), y el bajo nivel de los novilleros actuales poco hemos podido disfrutar. Y eso sí, una cadena autonómica de
TV (la de Castilla-La Mancha), que da
casi todos los días un festejo en direc-
to. Curiosamente el día que emitieron la
corrida de la Feria de Ciudad Real, tras
la eliminación del anterior presidente y
su sustitución por el hermano de un
torero, se “oscurecía” el sonido ambiente cuando desde el tendido se gritaba
“¡Fuera del Palco!”
Y donde también pudimos apreciar
las falacias y el palabreo de algunos
comentaristas, intentando decir que un
toro sin pitones estaba muy bien presentado. Y en otras corridas de la cadena, comprobar con horror la pandemia
de “indultitis” que se ha extendido este
verano por nuestro país. Y los “toreritos”
tan contentos, porque no tienen que
entrar a matar. Por eso los llamo así.
Ahora sí que podrán hacer más espejo y
menos carretón. Y lo justifican diciendo
que así en Europa no se horrorizarán
tanto. Pero ¿a quién quieren engañar?
Por todo lo dicho anteriormente,
está claro que entre todos los taurinos
han intentado acabar este verano con la
poca afición que pueda quedar. Para
colmo, al final del mismo, recibimos la
triste noticia del fallecimiento de
Alfonso Navalón, que aunque en los
últimos tiempos estaba un poco fuera
de órbita, era el último “martillo de
herejes” que nos quedaba a los aficionados, como puede comprobarse por el
escaso eco que tuvo la noticia entre sus
trincones y aduladores mal llamados
colegas. Y un atleta saltimbanqui es el
primero del escalafón, causando el delirio de los públicos de las ferias en el
segundo tercio, con sus saltos y cabriolas, que no con su capote y muleta. Este
verano han dado a la fiesta el descabello que los que visten de luces se resisten a usar en el ruedo. Ya sólo falta la
puntilla. ¿Será en la próxima Feria de
Otoño? Veremos.
Joaquín Monfil
Aficionado y miembro de la
Asociación El Toro de Madrid
5
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 6
LA VOZ DE LA AFICIÓN Opinión:
Madrid me mata
ESDE que era un niño la Plaza de Las Ventas ha
ejercido en mi universo espiritual una fascinación
deslumbrante. Mi abuelo, que me contaba muchas
mentiras piadosas del mundo de los toros, me decía que tenía
unos corrales tan modernos que sus puertas se abrían accionando un botón, sin ninguna cuerda engorrosa, y por el magnífico efecto del aire comprimido. Me aseguraba, incluso, que
en Madrid casi todo era perfecto, que los toros nunca se caían
y que los presidentes se sabían el Reglamento y eran aficionados de los buenos, tipos que soñaban con toros encastados y
en puntas a los que Paula, es un decir, les sometía toreándolos
de frente y al natural, como en aquella tarde onírica del otoño
de 1987, cuando un toro de Martínez Benavides, el ganadero
rico de Posadas, que legó todos sus bienes a los pobres de su
pueblo, propició aquella faena del gitano de Jerez y, a la postre, una de las crónicas más bellas de Joaquín Vidal.
D
Pero en mis últimas visitas a Las Ventas he visto un edificio
decadente, casi una alegoría de una imponente vasija que alberga un espectáculo anodino y gris. En provincias (al menos desde
la mía, que es La Rioja y que además es Comunidad Autónoma)
esperamos cada año San Isidro como un maná: ¿Saldrá este año
lanzado de verdad un torero? ¿Triunfarán nuevas ganaderías?
¿Volverá el encaste santacoloma? ¿Será su público una referencia real para medir el espectáculo? No lo sé.
A veces veo a Las Ventas como un singular manicomio
donde cada idea funciona con la liturgia de una facción. Si se
ve por la tele, además del palco de C+, la sensación de la plaza
es vaga: gente guay en la sombra, banqueros, políticos, adinerados varios, mujeres de tronío, bellezones de revista, y a lo lejos
(pero muy a lo lejos, casi al otro lado de la M-30) el siete, ese
espacio repleto de ‘integristas’ que sólo quieren bajar de su
machito a los que van de figuras. Es curioso, pero uno escucha
las radios -sean de la tendencia que sean- o las teles -ídem de
ídem- y sólo coinciden en denostar al siete, por su falta de afición (¿?), porque están en contra de todo y porque, además, son
unos maleducados que protestan a los presidentes por no devolver a los corrales a los toros cuando se dan de morro contra el
ruedo o se pegan costaldas a los pies de los caballos de picar,
esos inefables caballos ciegos, sordos y seguramente drogados
que parecen una estatua y que se echan encima de los astados
moribundos con una doma de alta escuela. ¡Manda bemoles!
Me produce hilaridad, por ejemplo, la forma en la que el
presidente de la pajarita saluda a los espadas al final del paseíllo, porque detrás de esas formas huecas y engoladas subyace el mismo personaje que se veía en la tele apremiar en el
callejón a los toreros el día de los Miuras de este último San
Isidro para que hicieran señas y aspavientos al presidente de
turno y que así continuara la corrida. Por cierto, este señor vino
a Logroño a presidir hace dos años la Feria de San Mateo y tuvo
6
que salir un día escoltado por la policía para poder abandonar
la plaza.
Da la sensación de que Las Ventas se ha convertido en una
especie de Pasarela Cibeles de la tauromaquia, con una nueva
empresa que parece la misma que la vieja y que la revieja, con
similar escasa afición y que ha hecho que en verano la plaza
más importante del mundo sea un año más un desierto total,
aunque hayan puesto sillas sobre el cemento para que se siente el viento, pienso yo. ¿Dónde está la afición de Madrid?
¿Queda afición en Madrid?
Me llama la atención que en Las Ventas no vayan por sistema las más prestigiosas ganaderías con sus lotes de mejor
nota, y es alucinante que las figuras -¿hay figuras en la tauromaquia actual?- pasen por aquí como de soslayo. De hecho, hay
matadores de lo alto del escalafón que no han dado ni una vuelta al ruedo en Las Ventas, y ganaderías claves en ferias de postín que hace décadas que Florito no las huele. ¿Por qué Cebada
Gago no lidia nunca en Madrid? ¿Será por dinero?
Tengo la impresión de que Madrid sólo es San Isidro con sus
mil corridas apelotonadas en las que no hay tiempo para la
reflexión, acaso para el cabreo, en un desfile de festejos sin
interés al que se abonan año tras año ganaderías desprestigiadas y toreros mediocres que sobreviven como muchos políticos
nefastos en el lodo de los malos resultados, en el barro de la
turbamulta.
Desde provincias -al menos en la mía, repito- también se ve
que a las autoridades de la Consejería de turno la plaza de Madrid
no les importa ni un bledo: sólo interesa el botín de San Isidro, el
clavel reventón ése de las tardes inapelables y que le saquen a
uno en la tele, con un puro, hablando por el móvil o ramoneando
un güisqui mientras tal o cual se las ve con un ‘domé’.
Mala cosa es la sensación que llega desde Madrid a las provincias. Mala cosa que la que debiera ser la primera plaza del
mundo sea un circo mundial en invierno y un excelente escenario de ópera al aire libre en verano. Mala cosa que en las caras
de las fotos de los ladrillos no se masque el miedo de la responsabilidad, la sensación cautiva de desamparo que hay que tener
en esta plaza, y que cuando la miramos los de provincias, al
menos en mi caso, nos mate por su escaso aliento taurino. Madrid
me mata y por eso, cuando voy a Las Ventas, me refugio en el
siete, en esa cueva de malos aficionados que sueñan con toros
encastados y con el Paula, es un decir, toreando de frente y al
natural un sobrero de Martínez Benavides, un señor rico de
Posadas que legó todos sus bienes a los pobres de su pueblo.
Pablo G. Mancha
Aficionado y miembro de la Asociación
El Toro de Madrid
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 7
Nuestra famosa lista NA vez más, algo relacionado con la ASOCIACION EL
TORO, crea polémica y controversia. Como otros años,
ha salido a la luz nuestra famosa lista negra de ganaderías, para nosotros indeseables hasta el momento de su
publicación, algo esto último importante de resaltar. Nadie nos
ha cuestionado el comportamiento de ninguna ganadería
hasta la publicación de la lista, pues los hechos ahí están. Otra
cosa es lo que pase en el ruedo después; pero eso es ya otro
año, otra camada distinta.
U
Esta lista es un acto de opinión de lo sucedido antes, nada
más, por lo tanto nuestra intención es dar a conocer lo que
pensamos ante la aparición de determinadas ganaderías en el
ruedo de Las Ventas, no presionar a ningún empresario ni órgano taurino para quitar o poner ganaderías en los carteles.
Lo que hacemos nosotros publicando esta famosa lista
negra lo puede hacer cualquiera, pero parece que es mejor
esperar a la nuestra y machacarnos luego por el lado de los
taurinos y sus pesebreros de turno. Eso sí, nosotros tenemos
que aguantar las mentiras de ellos cuando hacen sus comentarios sobre el festejo del día, cobrados de antemano ante una
buena mesa y un buen mantel.
como hemos hecho este año y que ningún medio de comunicación tuviera que publicarla. Y una vez hecha, que nos equivocáramos y todas las ganaderías se comportaran de manera
aceptable. Claro que si una de estas ganaderías de la lista sale
buena este año, ya estará el periodista bien peinado de turno
para lanzarnos sus dardos envenenados, cuando nosotros nos
alegramos de que eso ocurra y las ganaderías en crisis se recuperen. Ojalá nos equivocásemos en todas y pudiéramos quitarlas de la lista. Para el año que viene saldrá otra vez la famosa lista negra. Por supuesto habrá alguna nueva ganadería que
entrará, pero me temo que pocas saldrán.
Y para terminar, amigo Moncholi, ¿qué me dices de los
comentarios ganaderos de alguno de los participantes en tu
programa nocturno de TV, afirmando ante el estupor general
que la corrida de “Atanasio” fue brava y que la de “Bohórquez”
sirvió? A estos “abrazafarolas” amantes del color rosa no les
tenías que dar ni un minuto y dar más ocasión de opinar a los
aficionados, aunque tú eres en eso de lo mejorcito. Bueno,
señores, nuestra famosa lista negra volverá a salir, y al que
no le guste, como dicen ahora los modernos, “que le den”.
Lo ideal sería que ni nosotros ni nadie tuviera que hacer
ninguna lista y que el estado de la cabaña brava fuera tal que
no tuviéramos que dársela en mano a ningún empresario,
Javier Salamanca
Aficionado y miembro de la Asociación
El Toro de Madrid
SOLICITUD DE INFORMACIÓN
Si desea hacerse socio y que le enviemos información al respecto, cumplimente este cupón (o una fotocopia
del mismo) con los datos que se solicitan y envíelo por correo a la Asociación EL TORO de Madrid, Apartado de
Correos 37014, 28080 Madrid. Sus datos personales serán tratados con la más absoluta reserva.
Nombre y apellidos: ...............................................................................................................................................................................
Dirección: ..................................................................................................................................................................................................
Código Postal: ............................................ Localidad: .................................................. Provincia: ..............................................
Teléfono de contacto: .......................................................................
Fecha y firma:
7
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 8
LA VOZ DE LA AFICIÓN OPINIÓN: Fraude en la Corrida de Prensa
Esta pregunta nos hacemos muchos aficionados de esta
Asociación y de otras, ¿para cuándo el fin de este incumplimiento del Reglamento taurino en la que dicen primera plaza
del mundo? Algún periodista e incluso presidentes de la plaza
así opinan también, pero nadie da el puñetazo en la mesa de
esta Asociación de la Prensa, que parece tiene mucho poder,
pues se pasa todo, con permiso año tras año de los estamentos taurinos, por el arco del triunfo.
El Sr. Fernández Urbaneja, presidente de la Asociación de
la Prensa, que tanto defiende las libertades en las tertulias
radiofónicas, podía alentar el cumplimiento de la ley, que para
eso está. No por esto libramos a los cooperadores necesarios
en este fraude, como son la empresa (la de antes y la nueva)
y las autoridades, que no defienden al aficionado que paga
por un espectáculo íntegro y acorde con el Reglamento.
¿Hasta cuándo?
rá escuchándose, por mucho que se empeñen los servidores
de los taurinos en silenciarla. Matadores de toros: elijan sus
ganaderías, pero sorteen los toros como así dice el art. 59.1
del Reglamento, y no sirvan a los taurinos ni colaboren en
esta farsa.
Para terminar, ¿qué tienen que decir los periodistas taurinos, que pertenecen a la Asociación de la Prensa de Madrid?
¿A qué intereses defienden para callar y no decir nada? Y para
rematar la faena, otra pregunta: ¿sabrá el primero de los
españoles (Su Majestad el Rey) que acude a un espectáculo
fraudulento y antirreglamentario? Apuesto que NO.
LA ASOCIACIÓN EL TORO DE MADRID va a seguir en su
empeño de combatir este y otros atropellos, y su voz segui-
Javier Salamanca
Aficionado y miembro de La Asociación
El Toro de Madrid
OPINIÓN: Reconocimientos
¿Intervención del presidente
o sólo responsabilidad de los veterinarios?
NTE todo, para que veterinarios
y presidentes (sean policías o no)
desarrollen su labor considero
que han de tener, necesariamente, la condición de auténticos AFICIONADOS y, además,
ejercer de tales, con lo que esto conlleva, sin
olvidar acreditar una sobrada capacidad
para el desempeño de sus funciones.
A
Deben demostrar suficiente criterio,
libertad e independencia como para soportar estoicamente las continuas presiones
encaminadas a torcer, en demasiadas ocasiones, las decisiones tomadas con arreglo
al Reglamento para beneficio de “los mismos de siempre” y en perjuicio, también,
para “los de siempre”: el toro y el espectador. Hay que evitar lo que se ha convertido
ya en rutina, precisamente como consecuencia de su alevosa falta de afición: presidentes que rescatan toros rechazados previamente por el equipo veterinario y equipos veterinarios que presentan informes
favorables de reses que debían haber rechazado. Resultado, en ambos casos, el mismo:
la lidia de toros inválidos que, en muchas y
lamentables ocasiones, hay que apuntillar
en el ruedo.
El criterio se consigue teniendo, además
de las dosis necesarias de personalidad y
8
carácter, conocimientos en dos áreas. Por un
lado, Ley y Reglamento Taurino, Ley de
Régimen Jurídico de las Administraciones
Públicas y del Procedimiento Administrativo
Común, Ley General para la Defensa de los
Consumidores, etc… Por otro, presidentes y
veterinarios siendo verdaderos aficionados,
deberán conocer las reglas del toreo, las
suertes del toreo, la ganadería brava en
general; es decir, la morfología del toro y los
encastes, la evolución del toro de lidia, su
crianza, los reproductores, el herradero, la
tienta, la problemática actual del toro, las
casta, el trapío, las marcas, señales y las
capas, asociacionismo taurino de los aficionados… etc.
La libertad e independencia viene dada
por una retribución económica simbólica
para los veterinarios y nula para los presidentes. No puede ser de otra manera, ya que
sólo la auténtica afición justifica el hecho
de aguantar presiones por alguna de las
partes interesadas y expuestos de continuo
a las críticas del público (las más de las
veces justificadas), pero a veces inmoderadas e incluso violentas, a las que cualquiera no está acostumbrado.
Es indiscutible que el veterinario es el
profesional cualificado por sus conocimien-
tos técnicos específicos y está facultado, por
encima del presidente y de cualquiera, para
apreciar mejor las condiciones de una res
desde el punto de vista físico, calibrar su
estado y llegar a conocer en los corrales, en
la medida de lo posible, si están mermadas
o en plenitud, estando en función de esto el
informe que ha de presentar al presidente.
El presidente, aparte de otras responsabilidades, tiene la de proteger los intereses
de cuantas partes intervienen en la fiesta o
asisten a ella y evitar el abuso de una o
varias sobre las demás en su propio beneficio. Dicho sea de paso, y como nota humorística, recordemos a Díaz Cañabate, quien
dijo en cierta ocasión que por las presidencias de las corridas deberían pasar todos los
aspirantes a un cargo político como auténtica escuela de administradores públicos.
Concluyendo: Sí a la intervención de los
presidentes en la aprobación de las reses a
lidiar, previo informe de los equipos veterinarios. Y, por encima de todo, que sean AFICIONADOS de verdad.
Pedro Antonio Naranjo Fernández
Aficionado y miembro de La
Asociación El Toro de Madrid
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 9
LOS TOROS
SAN ISIDRO 2005
Antes de comenzar con el análisis, hay que decir que la
feria, en el aspecto ganadero, ha estado marcada por toros
sueltos más que por corridas completas. El nivel, sin ser
bueno, ha sido menos malo de lo que cabía prever en un
principio e, incluso, ha habido alguna que otra sorpresa.
LOS ENCIERROS
MÁS
COMPLETOS
~ Fuente Ymbro: quizá el encierro
más completo de la feria. Sobresalieron
dos ejemplares, “Zorrero” y “Comisario”,
lidiados en tercer y cuarto lugar respectivamente. Ambos merecieron el honor de
la vuelta al ruedo, aunque a ninguno le
fue otorgada. Resultaron bravos, nobles y
encastados. El resto del encierro pasó el
examen con nota, y estuvo muy por encima de los tres jóvenes espadas.
~ Adolfo Martín: corrida de gran
emoción por la casta de los albaserradas.
El tercero de la tarde, de nombre
Aunque tampoco es para estar contentos, pues a esta feria
hay que exigirle mucho más. En varias tardes, sobre todo con
las figuras de por medio, la presencia de los toros ha sido
indigna para este coso
“Madroñito”, resultó ser el toro de la feria.
Muy bravo en todos los tercios, llevó por
el camino de la amargura a su matador en
todo momento. Fue premiado justamente
con la vuelta al ruedo en el arrastre. El
resto de la corrida fue dura y con casta, lo
que propició que allí no se aburriera nadie.
~ El Pilar: sin duda alguna la gran
sorpresa de la feria. Parece que ha superado el gran bache por el que ha pasado las
últimas temporadas. Lidió una corrida bien
presentada, en la que sobresalieron los
ejemplares lidiados en quinto y sexto lugar.
El primero de ellos, resultó noble y repetidor en la muleta de su matador, mientras
que el segundo ha sido premiado, por
algún jurado, como el mejor toro de la
feria. Fue un ejemplar de gran trapío y muy
encastado. Esperemos que esta vacada siga
por el mismo camino, porque, de ser así,
puede deparar muchas alegrías.
RESULTARON
INTERESANTES
~ Victorino Martín: corrida por
debajo del nivel que cabe exigirle a esta
ganadería. Pese a todo, mantuvo el interés, y lidió algún ejemplar con posibilidades para el triunfo. Tuvo suerte, la corrida, de encontrarse con un matador en
gran momento, como El Cid, que hizo que
el espectáculo fuera mayor. Esperemos
Fotografía: Iván de Andrés
Una buena vara de Marcial Domínguez a Madroñito
9
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 10
LA VOZ DE LA AFICIÓN que en otoño vuelva por la senda del
triunfo al que nos tiene acostumbrados.
~ Celestino Cuadri: corrida muy para
aficionados, y de las que se ven tan poco
hoy en día, la lidiada por Fernando Cuadri.
Dura, y con los problemas que conlleva la
casta, trajo de cabeza a los tres espadas.
Aunque ha sido muy criticada por los taurinos, este tipo de corridas son muy necesarias en una fiesta como la actual, y los
pocos aficionados que hay las agradecen.
~ El Ventorrillo: interesante novillada que puso en bandeja el triunfo a los
tres espadas. Hubo tres ejemplares que
desarrollaron casta en el último tercio,
especialmente el quinto de la tarde, que
desbordó en todo momento a su matador.
~ Alcurrucén: tuvo la gran fortuna de
ser estoqueada por los que, a la postre, fueron los triunfadores de la feria, Rincón y el
Cid. Quizá en otras manos hubiera pasado
desapercibida, pero éstos la sacaron todo el
partido posible, propiciando el mayor
espectáculo de la isidrada y el festejo más
completo. Hubo un buen toro, como fue el
quinto, noble y repetidor en la muleta.
~ Charro de Llen: otra de las sorpresas de la feria. Fue una corrida de juego
variado, con ejemplares interesantes,
como el lidiado en segundo lugar. Destacó
por encima de todos el quinto de la tarde,
de nombre “Malaganto”, a mi juicio otro
de los toros de la feria. De impresionante
trapío, con 605 kilos de peso (para que
luego digan los taurinos), empujó en el
caballo y resultó encastadísimo en la
muleta. Se ganó la repetición para el año
que viene.
~ Yerbabuena: aunque la novillada
con la que se presentó Ortega Cano en
Madrid resultó ser muy de lo que se lleva
hoy en día, con animales muy nobles y
bajos de casta, lidió un ejemplar que hizo
olvidar todo lo demás. De nombre “Jardín”,
de procedencia pedrajas, fue muy completo en todos los tercios. Bravo en el caballo, noble y repetidor en la muleta, se le
pidió, incluso, la vuelta al ruedo, que no
fue concedida.
PASARON
SIN PENA
NI GLORIA
~ Guardiola: por debajo de lo que se
espera siempre de esta vacada. Fue una
10
corrida que, en general, cumplió en el
caballo, pero resultó floja y baja de casta.
Sólo el lidiado en quinto lugar tuvo algo
más de pujanza, aunque no fue suficiente para levantar un festejo anodino.
~ Núñez del Cuvillo: corrida muy
floja, que llegó a la muleta con exagerada nobleza, de dulce para los espadas.
Precisamente eso es lo que no queremos
los aficionados, y lo que está haciendo
tanto daño a la fiesta. Un toro tiene que
ser cualquier cosa menos dulce. Estamos
cansados ya de corridas así, que lo único
que provocan es un aburrimiento mayúsculo.
FRACASARON
COMO
SE ESPERABA ~ Domingo Hernández: un fiasco en
toda regla. Muy mal presentada, impropia
para Madrid, que además resultó muy
floja y aborregada. No se salió del guión
de ediciones anteriores. Esperemos que
tarde muchos años en volver.
~ Joselito y Martín Arranz: como no
podía ser menos, en la confirmación de su
pupilo, y con El Juli de por medio, Joselito
trajo una corrida indigna y más propia de
una plaza de segunda categoría. Ademas
resultó inválida y descastada. Dos fueron
al corral, pero pudieron ser más. Podría
optar al premio a la peor corrida de la
feria.
~ La Cardenilla: como ya anunciamos en su día, antes de que se lidiara la
corrida, fue un desfile de mulos sin una
sola gota de casta. El aburrimiento fue
general, aunque no había que ser muy
listo para prever que así sería.
~ Valdefresno: como todos los años,
no defraudó. Hicieron honor a sus hermanos lidiados en otras ediciones. Una falta
de casta alarmante, más cerca del morucho que de un toro bravo, si es que esta
ganadería sabe lo que es eso.
~ Atanasio Fernández: sin llegar a
ser tan mala como el año pasado, al
menos estaba mejor presentada, no ofreció otra cosa que mansedumbre en grandes dosis, acompañada de la ya habitual
falta de casta. Para ir a una corrida en la
que se anuncie esta ganadería, hay que
tener mucha moral.
~ Fermín Bohórquez: lo único bueno
de la corrida es que no se desplomó como
se esperaba. Claro, que no se la picó, pues,
si no, se mueren. Muy parada y aplomada,
propició una de las tardes más aburridas
del serial.
~ Puerto de San Lorenzo: el mayor
fracaso de la feria. Fue la corrida del
escándalo. Con semejantes toros hay que
pensar que fue premeditado y con alevosía. Una novillada para las supuestas figuras del momento. Sin trapío alguno y, encima, inválida y descastada. Los aficionados
son unos santos, pues aquello fue para que
la cosa hubiese pasado a mayores.
~ Partido de Resina: como ya se
esperaba, y aunque sea triste decirlo, se
desplomó entera. Salían de chiquero tullidos, y a la segunda carrera estaban rodando por el suelo. Daba pena verlos tan guapos y sin fuerza alguna. Hubo limpia de
corrales, pues tres de ellos fueron devueltos. No se le ve una salida a esta legendaria vacada.
DECEPCIONARON
~ José Escolar: todo lo contrario a lo
que se esperaba, tras la dura corrida del
año pasado. Ni trapío, ni casta, ni emoción. Toros parados y sosos que, además,
hicieron gala de una preocupante falta de
fuerzas. Su presencia dejó mucho que
desear, y sólo los dos últimos ejemplares
lucieron un trapío digno para Madrid.
~ Miura: otro gran petardo, como el
año pasado. Volvió a lidiar una corrida
impropia para Madrid. Toros anoréxicos y
sin trapío, salvo los dos últimos. Sin fuerzas, casta, ni poder alguno. Dos fueron
devueltos, y pudieron ser más. Sus propietarios han quitado a esta vacada todas las
señas de identidad que la hacían ser una
ganadería única. Por no tener, ya no tienen ni peligro. La lluvia torrencial caída
durante el festejo, ayudó, todavía más, a
que se viese un espectáculo esperpéntico.
Aunque suene duro decirlo, no deberían
volver en unos años, hasta que cambie su
situación, si es que lo hace.
Luis Esteban
Aficionado y miembro de la
Asociación El Toro de Madrid
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 11
SAN ISIDRO 2005
LOS TOREROS
La isidrada de 2005 no será recordada como la feria de las
confirmaciones, ni siquiera la de los jóvenes. Tampoco hubo
grandes sorpresas más allá de lo esperado. El abono ha dejado
la extraña sensación de haber tenido mayor nivel ganadero que
artístico, muchos toros fueron arrastrados sin que sus lidiadores fueran capaces de aprovechar su condición. Los únicos
El Cid
Se ha consagrado como el gran torero del momento. Un año más ha despuntado en su paso por Madrid. Ha salido
triunfal y ha conseguido la anhelada salida a hombros por la Puerta Grande. Fue
ante un toro de Victorino, por el que apostó desde el principio con mucha decisión.
Faena de dos orejas sustentada en la
mano derecha y en una gran estocada en
todo lo alto. ¡Al fin una estocada de El Cid
en Madrid! Sin embargo, la gran faena de
la feria también llevó su sello, aunque no
la firma deseada. Ocurrió en la corrida de
Alcurrucén, ante un astado colorado con
enorme temple y calidad. El de Salteras lo
cuajó de principio a fin. Una faena de las
que se recordarán durante muchos años.
Todo ligado, templado y lleno de magia.
Una obra maestra malograda, una vez
más, por la espada. Las orejas perdidas le
dolerán a él, pero esa forma de torear no
se nos va a olvidar en la vida. Manuel
Jesús sale relanzado de Madrid camino del
trono del toreo. A partir de ahora él podrá
elegir sus destinos y decidir el camino de
su carrera.
César Rincón
Dio una lección de lo que es ser torero. La tarde de Alcurrucén mostró a todos
los jóvenes que hoy en día quieren ser
toreros lo que es la casta torera. Lo que es
el hambre de triunfo y la predisposición
con la que hizo el paseíllo, que le honra
como torero. El maestro colombiano consiguió su quinta salida a hombros en
Madrid por derecho. Entendió a sus dos
toros, dos ejemplares nada claros, a los
que había que exponerles muchos. Sus
trasteos tuvieron la gran virtud de la ligazón. Ligazón que consiguió con una inmejorable colocación al inicio de los cites y
dejando la muleta puesta entre pase y
pase. Ese es el gran secreto de la ligazón,
el que nos enseño Rincón, que es ya un
mito viviente de la historia de Madrid. En
la corrida de la Prensa también tuvo una
matadores que consiguieron descerrajar la Puerta Grande fueron César Rincón y El Cid, dos grandes toreros que demostraron el gran momento por el que atraviesan. Fueron capaces de
poner a toda la afición de acuerdo. Especialmente se recordará el día de Alcurrucén. Una corrida para guardar en video. Una
tarde para el recuerdo
gran actuación cortando un apéndice más,
sufriendo una fuerte voltereta.
Sebastián Castella
Ha sido el único torero de los jóvenes
que de verdad ha venido a Madrid a jugársela. Con un inmenso valor, tuvo dos
actuaciones meritorias, especialmente el
trasteo a un toro colorado de la ganadería salmantina de Charro de LLen. Un toro
muy fiero al que Castella no siempre
entendió, pero con el que dio la cara. Un
trasteo muy emocionante, en el que
César Rincón
incluso
resultó
cogido milagrosamente sin ser corneado. Esa tarde
había cortado una
oreja a su primero,
y aunque hubo
petición en su
segundo, tuvo su
justa recompensa.
Dejó buen sabor de
boca, y su presencia en la Feria de
Otoño es recibida
con agrado.
El Juli
Es otro de los responsables de aquella
tarde bochornosa que tuvimos que sufrir.
Un torero acomodado que debería, no
obstante, tratar de respetar a la afición
venteña. No puede escudarse en la responsabilidad de Ponce, omitiendo la suya
propia. Son ya muchos los bailes de corrales allí donde torea El Juli. Julián debe
saber que por ese camino sólo se llega al
escándalo, a la pérdida de credibilidad y
de popularidad. Si de verdad es un torero
Enrique
Ponce
Protagonizó,
un año más, el
escándalo de la
feria. Fue la tarde del Puerto de San
Lorenzo. Una corrida impresentable y
escogidísima que colmó la paciencia del
respetable. Otra feria más, Ponce da una
imagen absolutamente devaluada impropia del lugar que ocupa dentro del escalafón. El líder debe dar ejemplo y hacerse
respetar y no pasar el trance de la forma
más cómoda. Para ofrecer el espectáculo
que vimos es mejor que no venga. Si no es
capaz de enfrentarse al toro de Madrid,
serio y en puntas, es mejor que eluda su
compromiso isidril.
Fotografía: Iván de Andrés
poderoso debe anunciarse con otro tipo de
ganado para demostrar que es torero.
César Jiménez
Ha dado un giro a su carrera. Por fin
se decidió a confirmar tras varios años de
su alternativa. El cambio de apoderamiento le ha hecho madurar y alejarse de las
formas populistas que le caracterizaron
los primeros años de alternativa. Ha reposado su forma de estar en el ruedo, notándose nítidamente la influencia de Joselito,
su “director artístico”. Pero las copias no
11
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 12
LA VOZ DE LA AFICIÓN tienen la esencia de las cosas que son únicas, y por mucho que intente parecerse a
Joselito nunca llegará a tener su empaque.
Su paso por la feria no defraudó, pese a
no tener un triunfo como el de la Feria de
Abril de Sevilla.
Serafín Marín
Siempre es esperado en Las Ventas. Es
un torero que se ha hecho en Madrid,
donde se le respeta. Su valor está fuera de
toda duda. Aunque no consiguió triunfar
tuvo una actuación muy firme, destacando en la ejecución de una sensacional
estocada, que propinó a un descastado
astado de la Cardenilla. Una de las estocadas de la feria.
Luis Miguel Encabo
Sólo pudo realizar uno de los dos
paseíllos que tenía contratados. Una
lesión de clavícula le dejó fuera de juego
el mes de mayo, pero el madrileño no quería dejar pasar de largo Madrid y forzó su
recuperación para poder actuar el último
día, el de los Victorinos. No vino por cumplir, ni mucho menos, vino a dar la cara. A
demostrar que está en un momento
espléndido y que ha alcanzado la madurez, no sólo como torero, sino también
como director de lidia, que es aún más
difícil. Su lote fue realmente complicado
y áspero, pero Encabo estuvo dispuesto y
muy centrado. No fue una actuación de
público, pero sí de aficionado. Sale reforzado de Madrid.
Eduardo Gallo
Confirmó alternativa. Se esperaba
mucho del charro tras su exitoso paso por
Madrid el año pasado como novillero.
Lejos se quedó de revalidar el triunfo,
demostrando que el toro es otra cosa y
todavía le falta madurar. Habrá que esperarle el año que viene.
Miguel Ángel Perera
Es otro de los jóvenes confirmantes.
También se le esperaba ansiosamente,
pues también había salido a hombros el
año pasado. No fue su feria, también tendremos que verle el próximo año, pero no
debería dejar pasar más tiempo porque el
toreo vive de momentos.
Luis Bolívar
También confirmó alternativa en la
isidrada. Nada pudo hacer esa tarde con
los mulos de Atanasio. Hizo un nuevo
paseíllo, el último día, para enfrentarse a
los toros de su apoderado (Victorino
Martín). Demostró no hallarse en su mejor
momento, un tanto inseguro. Sin duda
12
alguna, la fuerte cornada que recibió el día
de su alternativa la temporada en Valencia
parece haberle dejado huella.
El Fandi
A punto estuvo de cortar un apéndice
a un bravo toro de El Pilar. El granadino
anduvo fácil, pero sin profundidad. Una
vez más su actuación se basó en el tercio
de banderillas y
acabó diluyéndose
El Cid
en la muleta. Dio
la sensación de
que el toro pedía
más de lo que
David le ofrecía.
Javier Valverde
Es uno de los toreros jóvenes más
regulares del escalafón. En Madrid estuvo
muy centrado y dispuesto, sobre todo en
la corrida de la Cardenilla, que no ofreció
ninguna posibilidad de triunfo. Con la
corrida de Guardiola lo volvió a intentar
nuevamente, aunque quizás dejó escapar
el toro más claro de la corrida
Fernando
Cruz
No tuvo fortuna en los sorteos.
El joven confirmante, sin embargo, tuvo ambición
y ganas de dar la
cara, recibiendo
incluso una fea
voltereta. No ha
conseguido dar un
golpe de efecto a
su carrera en esta temporada, que está
siendo especialmente dura para él, plagada de fuertes percances.
José María Manzanares
Fue otro de los confirmantes. Su
actuación fue decepcionante. Carente de
ilusión mostró un conformismo impropio
de un chaval que está empezando. Le falta
mucho para ser torero.
Fotografía: Iván de Andrés
José Ignacio Ramos
Demostró ser un torero curtido en mil
batallas con una actuación muy meritoria ante astados de Miura. La espada
sigue siendo uno de sus puntos más fuertes. Muy capaz en todos los tercios es un
torero imprescindible para este tipo de
corridas.
Pepín Liria
Matías Tejela
Cortó una oreja a un astado de El Pilar.
La ganadería charra fue una de las gratas
sorpresas del ciclo. Bienvenida sea. Tejela
fue fiel a su estilo fácil y solvente, aunque
le faltó acabar de cuajar el toro. Ha sido
uno de los pocos jóvenes que ha obtenido
trofeo en la feria.
Rivera Ordóñez
Se anunció con la corrida de Cuadri.
Eso fue todo lo que hizo, anunciarse. De la
gesta pasó al petardo y al ridículo. A él
fueron a parar los dos ejemplares más
boyantes del encierro, pero no nos dejó
verlos en la muleta. Ni lo intentó. Le entró
un ataque de pánico y sin ponerse ni una
vez en redondo optó por machetear y
entrar a matar. Con más miedo que vergüenza abandonó el coso madrileño bajo
un diluvio de almohadillas.
Mató la corrida de Adolfo Martín, al
igual que el año pasado. Esta vez Pepín no
se entendió con el primero de su lote, pero
en el quinto demostró su profesionalidad
y disposición.
Iván Vicente
Entró en la feria por la vía de la sustitución, para ocupar el lugar dejado por
Encabo en la corrida de Cuadri. Poco se le
puede exigir al joven espada, que apenas
torea. Tampoco tuvo un lote apto para el
triunfo.
Gómez Escorial
Dio el susto de la feria al recibir a portagayola a un toro de Escolar, siendo golpeado el madrileño en el cuello. Poco más
pudo desarrollar ante un encierro sumamente decepcionante.
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 13
Esplá (Luis Francisco)
López Chaves
Sergio Marín
Mató dos encierros totalmente distintos, el de Fermín Bohórquez y el de Adolfo
Martín. El primero no permitió el lucimiento por su escasez de fuerzas, mientras que los albaserradas que le correspondieron en suerte desarrollaron complicaciones. Además, el maestro alicantino se
resintió de un antiguo desgarro a lo largo
de la lidia, por lo que actuó mermado de
facultades físicas.
Volvió a repetir la actuación del año
pasado frente a cuatreños de José Escolar.
Demostró disposición, aunque poco pudo
hacer. Poco a poco va entrando en las
ferias, siempre dentro de las corridas más
ásperas.
Lo intentó, pero pese a poseer grandes
dotes para el toreo no lo ve claro. Aún
recuerda el grave percance que sufrió hace
justamente un año en esta plaza.
Fernando Robleño
Se enfrentó al toro más bravo de la
feria, de nombre Madroñito, de la ganadería de Adolfo Martín. Un ejemplar bravo,
bravo de verdad. Una bravura pura con las
complicaciones propias de la casta.
Robleño no consiguió centrarse con él, y
es que ya se sabe lo que decía Juan
Belmonte: Dios te libre de un toro bravo.
Cepeda
Ha sido una de las decepciones no sólo
del ferial, sino de toda la temporada. La
empresa Taurovent había apostado fuertemente por él. Su paso por Madrid ha
sido gris y sólo ha conseguido esbozar
algún detalle de torería.
Dávila Miura
Realizó dos paseíllos en la feria. Ni el
encierro de la Cardenilla ni el de Atanasio
Fernández ofrecieron posibilidad alguna
de lucimiento. Otro año más en el que
Eduardo sale de Madrid sin destacar, sorprendiendo su inclusión en los carteles de
la Feria de Otoño.
No tuvo suerte con los lotes. El malagueño era uno de los atractivos del serial,
pero pasó sin hacer mucho ruido.
Tendremos que esperar un año más para
ver sus magníficas cualidades, debe mejorar con el uso de los aceros.
Luis Vilches
Fue ovacionado tras matar al cuarto
de Guardiola, el toro más destacado de la
corrida. Vilches se encontró muy a gusto
delante de la cara del Villamaría, pero le
faltó romperse del todo con él.
Juan Diego
El Fundi
Lidió las corridas de Miura y de José
Escolar, su suegro. Dos encierros que
decepcionaron. El de Fuenlabrada demostró su oficio y solvencia con este tipo de
corridas, pero sigue dando la sensación de
que Madrid le pesa más de lo normal.
Juan José Padilla
También mató la corrida de los ejemplares de Zahariche. Una tarde lluviosa y
polémica, pues el presidente suspendió la
corrida unilateralmente, y tras una bronca general del respetable tuvo que retractarse, continuando el festejo. El jerezano
anduvo bullicioso en todos los tercios,
pero el descastamiento por el que atraviesan los Miuras es alarmante. Su propietario y presidente de la Unión de Criadores
de Toros, Eduardo Miura está arrasando
una de las estirpes más legendarias de la
cabaña brava española, intentando eliminar sus señas de identidad.
Cortó una oreja a un utrero de Fuente
Ymbro. Un animal lleno de codicia y transmisión, con el que Aguilar realizó una
faena intermitente sin llegar a cuajarlo.
Oreja a la voluntad, que le hacía mucha
falta al madrileño.
David Mora
Salvador Vega
Uceda Leal
Ha salido, un año más, la Feria de San
Isidro sin triunfar. Se complica su temporada y se oscurece su futuro. Son muchas
las oportunidades que está dejando escapar para acceder a la jefatura del toreo.
Alberto Aguilar
Pasó por la feria de puntillas. Pocos
recordarán el paso del salmantino por la
feria de 2005.
El Zotoluco
Entró en la feria por imposición de
Ponce. Fue el único que se salvó de la
tarde del escándalo de Ponce y Juli. Su
paso por Madrid fue tan silencioso como
efímero.
Manolo Sánchez, Víctor
Puerto y El Califa
Nada pudieron hacer ante un encierro
de Partido de Resina, absolutamente vacío
de contenido, aunque lleno de belleza. Es
alarmante el estado en que se encuentra
esta divisa, una reserva única en el campo
bravo, que irremediablemente parece que
tiene sus horas contadas.
LOS NOVILLEROS
Gabriel Picazo
Lidió uno de los ejemplares más completos de la feria, el cuarto de Fuente
Ymbro, un animal completo en todos los
tercios. Su matador no estuvo todo lo fino
que requería el novillo.
Obtuvo una oreja de un novillo de
Yerbabuena, premio por el conjunto de la
tarde, estuvo bien con el capote y extraordinario con la espada, ejecutando dos
estoconazos. Con la muleta bajo el nivel,
efectuando un toreo perfilero. El gran
quinto de la tarde se fue al desolladero sin
que fuera aprovechado por completo.
Andrés González e Israel
Lancho
Pasaron de puntillas por el abono, sin
destacar en ningún aspecto de la lidia.
Tampoco Ambel Posada consiguió estar a
la altura de la Feria de San Isidro.
Álvaro Justo
Cortó una oreja a un novillo de El
Ventorrillo. Sin llegar a cuajar al novillo,
el trasteo tuvo momentos de gran altura
y muletazos realmente bellos. La próxima
vez que le veamos en Las Ventas será
como matador de toros, pues ha tomado
recientemente la alternativa en San
Sebastián de los Reyes.
Sergio Serrano
Fue una de las pocas sorpresas agradables que deja la feria. Llegó con un
soplo de aire nuevo y fresco a un escalafón incomprensiblemente acomodado. Su
toreo no es exquisito, pero suple su falta
de oficio con ganas de ser torero y con
valor. Con la entrega que se supone que
tiene que tener cualquier novillero.
Alberto Tapiador
Aficionado y miembro de la
Asociación
El Toro de Madrid
13
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 14
LA VOZ DE LA AFICIÓN C ARTA ABIERTA A A LFONSO N AVALÓN E acabas de morir, Alfonso, y el presidente de “El Toro de Madrid” me pide
que te haga llegar esta carta desde “La
Voz de la Afición”. Lo hago afligido aún por
la variada gama de emociones que me ha
producido la triste noticia; emociones que
van desde la sorpresa al agradecimiento a
tu figura, pasando por la tristeza, la desolación y la soledad. Esta vez sé de antemano
que no me vas a contestar, como no me
contestaste cuando te envié mi primer libro
dedicado o cuando, a propuesta de nuestro
amigo Pla Ventura, te propusimos editar una
colección de tus artículos en “La Tribuna” de
Salamanca. No nos importaba, ya sabíamos
que tú andabas a tus cosas, pero que nos
correspondías con tu amistad.
T
Por eso me ha sorprendido más tu marcha. Porque, aunque ya no eras un chaval ni
cuidabas tu salud con intención de durar
cien años, no sabía que tuvieras una enfermedad tan grave como para causarte tan
fatal desenlace. El pasado San Isidro te volví
a ver por Las Ventas, y por tus coloquios,
como aquellos del Hogar de Ávila en Madrid,
donde te conocí a finales de los años setenta. El tiempo pasa para todos, pero tu aspecto y tu combatividad no hacían presagiar
que tu final estuviese tan cercano.
Quiero manifestarte públicamente mi
agradecimiento. Y me alegro de hacerlo en
este Boletín que elaboran y leen tan buenos
aficionados. Sí, te doy las gracias porque tú
me enseñaste parte de lo que aprendí de
toros, y esas enseñanzas marcaron mi vida
de aficionado y, posteriormente, mi actividad como crítico taurino. Imagínate que mi
maestro hubiera sido José Antonio del
Moral. ¡Qué desastre! Pero no, fuiste tú,
junto con mi paisano y también amigo tuyo
Curro Guadiana, y junto con Joaquín Vidal.
Fue, precisamente, nuestro común amigo
Curro quien, allá por la segunda mitad de
los años setenta, en un tentadero de Víctor
y Marín, en mi pueblo manchego, me dio a
conocer tu obra “Viaje a los toros del sol”, un
auténtico libro de culto para los aficionados
de entonces, ahora reeditado por Alianza
Editorial. Además, fueron tus crónicas en el
diario “Pueblo” las que me enseñaron a ver
y a entender el comportamiento del toro
durante la lidia. Yo asistía a los festejos de
San Isidro, tomaba buena nota de lo que
veía y, al día siguiente, leía con avidez tu
crónica para contrastar lo visto y formar mi
criterio definitivo. Tú fuiste el primero en
hacerme ver, allá por mis veintitantos, que
en la Fiesta Brava lo importante es el toro y
14
que cualquier cosa que haga un torero en la
plaza debe valorarse en función del toro que
tenga delante.
Tu muerte me ha entristecido y me ha
producido una cierta sensación de soledad
y desolación. Sin Joaquín Vidal, ahora sin ti
y desaparecido hace años el maestro manchego Curro Guadiana, la nómina de críticos taurinos serios, independientes, rigurosos, exigentes y servidores exclusivos de su
criterio y de la afición va quedando muy
mermada. Y bien que se notan vuestras
ausencias. ¿Quién hará frente ahora de
manera tan determinada y contundente a
esos taurinos manipuladores de pitones,
degradadores de la casta y comercializadores del toro? ¿Quién pondrá en su sitio a
esas supuestas figuras mediáticas actuales
que no han alcanzado esa condición por sus
méritos en la plaza? Ya venías avisando del
declive y la decadencia que traerían esas
prácticas fraudulentas, y ahí tenemos el
calamitoso estado actual de la Tauromaquia
en la mayoría de las plazas españolas.
Ya tenemos aquí, como tú pronosticabas en tus crónicas, en tus tertulias, en tu
“Viaje a los toros del sol”, el imperio de los
“ganaduros”, esos ganaderos indolentes,
comerciales y malos aficionados al servicio
exclusivo de su promoción social, de sus
otros negocios y de esos “toreritos” modernos, beneficiarios de las ventajas del toro
afeitado, inválido y descastado que se fabrica para ellos, a pesar de lo cual no saben
torear. ¿Quién nos ayudará ahora a los aficionados a sostener la bandera del toro
íntegro?
Quizá porque nunca fuiste amigo de las
medias verdades ni de los paños calientes,
al repasar los periódicos durante los días
posteriores a tu muerte he visto que te dedicaban menos líneas de las que te mereces.
Tal vez haya pasado demasiado tiempo y los
cronistas taurinos de ahora sean muy jóvenes para acordarse de ti. Algunos habrán
preferido no tener que rememorar aquellos
tiempos en que tú dabas la cara, mientras
ellos eran permisivos con el fraude que se
generalizaba y “sobrecogedores” de las
miserables propinas que les daban los taurinos. Aunque lo más probable es que anduviesen esos días muy ocupados, de feria en
feria, escribiendo sobre tantos y tantos festejos en los que se lidian toros impresentables, muchas veces desechados por los veterinarios y rescatados por el presidente consentidor de turno, o por algún concejal de
festejos, más preocupado por la apariencia
de normalidad en las fiestas de su pueblo
que por garantizar el cumplimiento de la ley
y por evitar, como sería verdaderamente su
obligación, que unos taurinos desaprensivos
estafen a sus ciudadanos con el fraude y el
cuento que llevan por delante. Otros a lo
mejor se olvidaron de ti porque andaban
intentando conseguir, por hoteles o paradores, alguna primicia noticiosa de esos fenómenos mediáticos que hacen el paseíllo por
nuestras plazas, pero que no saben torear ni
a un becerro afeitado como nos demuestran
cada tarde.
Así está el patio, Alfonso, cuando te
acabas de cortar la coleta para no volver
jamás a este ruedo de luces y sombras que
es la vida. Te llevas tu estilo directo y combativo de escribir de toros, tu forma de
entender la Fiesta, que es la mía y la de
muchos más aficionados, y un modo de vivir
la vida, que era entera y personalmente
tuyo. Me quedo con tu rebeldía frente al
poder actual de los taurinos y con tu amor
por el toro, elemento primordial de la lidia,
sin cuya casta e integridad la Tauromaquia
se convierte en un fraude y una pantomima
con triste final. Ahí queda tu legado para las
jóvenes promociones de aficionados, especialmente ese “Viaje a los toros del sol”, que
en su edición actual quizá no actualizaras
para no deprimirnos con el desastre causado por el paso del tiempo sobre la mayoría
de aquellas ganaderías entonces ejemplares.
Sugiero que lo lean y mediten luego. Lo que
sí debes dar por seguro es que unos cuantos de nosotros, aficionados, amigos y
seguidores tuyos, no nos vamos a dar por
vencidos. Tu memoria nos ayudará siempre
a recordar que existe una alternativa al conformismo, a la tergiversación y a la complicidad que hoy definen mayoritariamente la
información taurina española.
Cómo me gustaría, Alfonso, asistir a una
de esas tertulias que organizarás en el más
allá, dondequiera que eso quede, con tus
amigos Curro Guadiana y Joaquín Vidal. Tarde
o temprano nos acercaremos a escucharos un
grupo de amigos de los que nos reunimos en
la Asociación El Toro de Madrid y nos sentamos en los tendidos del 7 de Las Ventas. Pero,
por ahora, disfruta con ellos, seguid a lo
vuestro y, esperadnos, que, de momento, no
nos corre mucha prisa ir para allá.
Juan Gómez Castañeda
Aficionado y miembro
de la Asociación El Toro de Madrid
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 15
Navalón,
adiós a la independencia
T
triunfalismo pueblerino, pensando que los aficionados nos
vamos a ir de las plazas. ¿Se imaginan ustedes a Paco Camino
o a El Viti saliendo en Salsa Rosa o en La Isla de los Famosos?
Le escuché por primera vez en un coloquio en la ASOCIACION EL TORO DE MADRID, y quedé enganchado de ese sarcasmo campechano, de esa libertad e independencia que salía
por su boca, sin pelos en la lengua, todo clarito, atacando directamente, sin miedo a nada ni a nadie, denunciando la corrupción del mundo taurino actual, sin olvidar las corruptelas de
otros tiempos, durante los cuales él era rey de la crítica.
Pese a todo, Navalón ha dejado y dejará su huella en el planeta taurino. Ahí está la nueva edición de su libro “Viaje a los
toros del sol”, que se está vendiendo más que aceptablemente, a petición de las numerosas personas que querían comprarle y no podían. Después de la muerte de Joaquín Vidal y ahora
de Alfonso Navalón, nos quedan pocos ejemplos a seguir. La
mayoría son un grupo de becarios que no cobran por sus crónicas y que en su mayoría son “pelotillas” de los que están un
poco más arriba. Y estos últimos, en gran número, fieles servidores de los taurinos. Total, periodistas independientes muy
poquitos. Y al que se atreva a hablar como Navalón le tacharán de loco, le aparcarán, eso si no le amenazan o le llegan a
agredir físicamente. Pero esto es hoy día el periodismo taurino, viva imagen del putrefacto estado de la fiesta nacional. A
ver qué ganadero de bravo se atreve a decir eso de “si no afeito no vendo”.
RAS el fallecimiento de Alfonso Navalón se han escrito
muchos artículos y guardado muchos minutos de silencio
en memoria de este critico tan odiado por muchos como
amado por otros. Sirva este pequeño recordatorio para alguien
que, por edad, sólo he seguido en los últimos años de su vida,
aunque le hubiera gustado seguirle en su apogeo, allá por los
primeros años 60.
La vida tiene cosas curiosas; un republicano confeso denunciando la corrupción taurina en tiempos de Franco. Además, en
su mejor momento, fue el crítico al que más se le pagaba por
sus crónicas y artículos. Igualito que ahora, que el que más
cobra es el más adicto al régimen empresarial taurino. Sus
detractores le acusaron en los últimos años de meterse en la
vida privada de los toreros, pero seamos serios: si ahora hay
toreros que salen en las revistas de corazón un día sí y otro también, incluso ganan concursos de televisión. Y esto a muchos
taurinos y revisteros a su servicio les parece bien para la fiesta.
Claro, así llenan las plazas de isidros y hay orejas de saldo y
DESCANSE EN PAZ, ALFONSO NAVALÓN, ABANDERADO
DE LA INDEPENDENCIA.
Javier Salamanca
Aficionado y miembro de la
Asociación El Toro de Madrid
Se guardó un minuto de silencio en Las Ventas
15
4617 Asociacion toro 1
17/10/05
09:22
Página 16
LA VOZ DE LA AFICIÓN El ayer y el hoy en el mundo de los toros
De ilusión también se vive
RECISAMENTE ese es el problema, al
menos mi problema, la falta de ilusión.
Repasando el caluroso verano taurino
por las plazas de España, llego en septiembre
a una curiosa conclusión: cuantos más trofeos cortados por las figuras, menos recuerdos de grandes faenas tengo en mi memoria
como aficionada. La situación está llegando
a límites inauditos, y aunque una y otra vez
voy a una plaza de toros expectante por ver
y sentir la emoción del toreo de verdad, salgo
de la misma con la ilusión en el bolsillo, pero,
eso sí, con mi afición intacta.
P
Dirán ustedes que no es para tanto, que
ha habido muy buenos toros -indultos incluidos-, que las “puertas grandes” se han abierto de par en par en numerosas ocasiones,
incluso en plazas de primera, que ha acudido
más gente a los espectáculos... no me vale;
todo eso me suena a cortina de humo para
envolver en brumas los graves problemas por
los que atraviesa hoy la fiesta. La falta de
imaginación y el interés puramente mercantil de empresarios y toreros nos han deparado carteles en la mayoría de los festejos de
poca calidad y variedad; en los que ha imperado la rutina y la monotonía, tanto de toros
como de toreros, sin pensar en los aficionados y buscando, descaradamente, sólo el
ánimo de lucro. Esta política de contrataciones están llevando a una especie de oligopolio de figuras y casi monopolio mandón de
ganadero: para apañar carteles se acude a
cuatro a cinco figuras, y si se quiere casi llenar el aforo, a Victorino Martín como garantía de éxito. Pero ¡cómo estará la cosa! para
que sea Juan José Padilla -ya reconciliado con
Martín-, torero sin hondura y autenticidad, el
que se haya convertido en el principal matador de su casa. Es verdaderamente preocupante esta situación de exclusividad ganadera triunfadora que no beneficia a nadie, ni a
los aficionados, ni al resto de los ganaderos,
ni a los toreros, ni tampoco al propio Victorino
y, sobre todo, deja a la Fiesta en una profunda mediocridad. Y no lo digo por que sus toros
no valgan, todo lo contrario, sino porque se
está condenando al ostracismo a ganaderías
de diferentes encastes y la Fiesta está per-
16
diendo uno de sus componentes primordiales,
la variedad de las reses y sus diferentes comportamientos en la lidia como base de una
corrida de toros. Con el afán de ahorro económico y querer garantizar la falta de seriedad y peligro del ganado, se compran toros a
bajo precio la mayoría de las veces de no se
sabe qué procedencia, dados los cruces espúreos y sospechosos, que ofrecen un pobrísimo
juego en las plazas. Da igual; los incondicio-
nales, miembros de las peñas festivas, turistas de variada procedencia, pasivos espectadores, etc. acudirán y pedirán orejas tan contentos, y los sufridos aficionados, al menos yo,
saldremos del coso más tristes y desolados;
eso sí, con la misma afición.
Por si fuera poco el panorama estival, la
Feria de Otoño de Madrid, organizada por
Taurovent , esa nueva empresa que tanto
prometía, nos ha deparado otra decepción.
Pobres carteles sin variedad, confeccionados
con retales baratos en los que falta Luis
Francisco Esplá, figura comprometida a venir
por los empresarios, torero que, a pesar de
sus últimas actuaciones en Las Ventas, siempre es esperado y bien recibido en Madrid.
Es cierto que están toreros que vendrán a
“por todas”, segundones eternos del escalafón que buscan su oportunidad de oro y
figuras que de verdad se sienten toreros,
como Castella y Marín, que afrontan el reto
de Las Ventas con seriedad. Pero de nuevo
cerrará el ciclo Victorino con Padilla como
figura y, al menos yo, echaré de menos la
presencia de maestros con torería y saber.
Cada año lo tiene más fácil el de Galapagar.
Ya veremos.
Pero como de ilusionados recuerdos
“también se vive” y se alimenta el corazón
del verdadero aficionado, no quiero dejar
pasar la ocasión sin dejar constancia de mi
homenaje escrito al gran maestro sevillano
Manolo Vázquez, muerto el pasado 14 de
agosto; no seré yo quien en breves líneas
descubra su arte y trayectoria singular e irregular permanencia en activo y su visión personalísima del torero, pero me gustaría
recordar su paso por la Tauromaquia como
símbolo de la genialidad y representante
único de ese arte tan especial, tan estético
y de verdad que demostró siempre. Sin afectaciones, ni trampas; sintiendo cada pase y
haciéndolo sentir en los tendidos. Figura que
alcanzará cotas máximas de arte en su
madurez desmintiendo el viejo aforismo taurino “el toro de cinco y el torero de veinticinco”, y dando lo mejor en sus tres últimas
temporadas hasta su retirada definitiva en
1982. Se le ha calificado como figura de
Sevilla, Madrid le admiraba de igual manera, ya que el verdadero torero lo es por igual
en cualquier plaza, y me parece que no es
bueno seguir alimentando el tópico, ése que
tanto ha beneficiado, y a veces perjudicado,
a aficionados y figuras.
Me queda la ilusión esperanzada de que
en las escuelas de tauromaquia que tanto
han proliferado últimamente en nuestro país
se rinda tributo a Manolo Vázquez enseñando sus faenas y explicando a los jóvenes que
quieren ser toreros lo inexplicable del arte
de torear; la dinastía de los Vázquez del
barrio sevillano de San Bernardo descubrieron su secreto. Eso al menos desea esta, a
pesar de todo, aficionada.
Yolanda Fernández
Fernández-Cuesta
Miembro de la Asociación
El Toro de Madrid

Documentos relacionados

Aste Nagusia

Aste Nagusia Pamplona. O que no le andará muy lejos. Pero, en cuestión de toros, todo lo que sea suponer es quimera. No es raro acertar. Sin embargo, cuando una ganadería alcanza un punto o su punto, las suposi...

Más detalles

Los Toros Según Anciones - Asociación de Periodistas Europeos

Los Toros Según Anciones - Asociación de Periodistas Europeos cumentación del diario El País. Porque cuando los dibujos que plasman lances de la lidia han podido fecharse y referirse a la página donde aparecieron, se hace posible identificar al protagonista,...

Más detalles