El aire comprimido, hoy

Comentarios

Transcripción

El aire comprimido, hoy
EL ESPACIO MAGNUM
Por Alberto Rossi
El aire
comprimido,
L
a historia de las armas de
aire comprimido no es
muy conocida dentro del
ambiente de los tiradores. Durante muchos años fueron vistas con cierta indiferencia, pero
en la actualidad han llegado a
un grado de perfeccionamiento, precisión y seguridad que
están empezando a ocupar un
lugar importante.
En el lapso que transcurre
entre la Primera y la Segunda
Guerra Mundial, las fábricas
comienzan el estudio y desarrollo de este tipo de armas. Una
primera pregunta se hace necesaria para entender y avanzar
un poco más en este campo:
¿qué tienen en común un arma
de fuego y una neumática? Respuesta: lograr que el proyectil
que disparan dé en el blanco. En
consecuencia, el desarrollo y la
tecnología utilizados en las primeras se fueron trasladando a
las segundas y hoy muchas de
las más importantes fábricas de
armas de fuego se están volcando, también, a la producción de
armas neumáticas.
Recuerdos de la niñez
Los que hoy rondamos los
50-60 años y somos tiradores o
cazadores recordamos con nostalgia aquellas primeras incursiones en el campo del tiro y la
caza. Marcas como Kafema, Mahely o Churrinche aparecen imborrables en el recuerdo como
las primeras que nos permitieron descubrir este apasionante
mundo. Sucesores indiscutibles
de la “gomera” en los años en
que los pajaritos y palomas eran
nuestros trofeos de caza, los
rifles de aire comprimido forman parte indisoluble de nuestros recuerdos de juventud.
El aire hoy
En los últimos tiempos se
ha observado un importante
incremento en el mercado de
armas cortas y largas operadas
por aire. Marcas como Crosman,
Hatsan y otras ofrecen productos de muy buena calidad.
En esta oportunidad hemos
seleccionado dos armas neumáticas para analizarlas y presentárselas a los lectores.
Revólver Dan Wesson
Recuerdo hace muchos
años haber comprado para practicar un revólver marca Daisy, de
tamaño y forma muy similares a
un Smith y Wesson. En la parte
delantera del tambor se colocaba un “tamborcito” más pequeño, donde se alojaban ocho balines tipo “diábolo”; y a medida
que se presionada la co la del
disparador, el tambor giraba y se
efectuaban los disparos. Funcionaba igual que un revólver de
doble acción. Estaba construido
en “plástico” y era bastante preciso a distancias que no superaban los 5-6 metros.
Este nuevo revólver marca
Dan Wesson que importa a
nues tro país la firma Ángel
Baraldo está fabricado por la
misma empresa que años atrás
supo revolucionar el mercado
de las armas cortas cuando
lanzó un modelo con cañones
de distintos largos que se podían
intercambiar muy fácilmente
por el usuario, sin necesidad de
hoy
recurrir a un armero. Pues bien,
esta fábrica junto con la dinamarquesa ASG (Action Sport
Game) desarrollaron este revólver de impecable confección
para disparar balines esféricos
de 4,5 mm.
Descripción
El Dan Wesson está construido en metal y material sintético.
Al tomarlo, el peso nos informa
que tenemos en nuestras manos
un arma de calidad. Sumado a
esto, la empuñadura tiene una
cacha muy anatómica de neoprene —tipo Hogue— que despertaría la envidia de más de un
revólver de “los otros”, al igual
que el sistema de puntería compuesto por un guión con punto
rojo y un alza —regulable en altura y deriva— tipo Partridge.
La garrafa de aire va colocada dentro de la empuñadura.
Otro atractivo y que lo hace
interesante es la forma en que
se coloca la “munición” en el
tambor. Para tal efecto se suministran con el revólver seis municiones. Las vainas están realizadas en cobre y la punta en
plástico. Ésta, a manera de punta hueca, aloja el balín a disparar. También se incluye un muy
Pruebas de tiro
Con la ansiedad de chico
con juguete nuevo, me fui al
fondo de casa (una de las ventajas de las armas neumáticas es
que no se necesita ir a un polígono), obviamente tomando
todos los recaudos de seguridad como si se tratara de un
arma de fuego. Improvisé un
blanco con un cartón y le dibujé un cuadrado de 3 x 3 cm.
Realicé los primeros disparos a 10 metros en simple acción y realmente me sorprendió la precisión que tiene este
revólver (ver foto). Después los
se inician en esta actividad. Este
modelo posee un largo de
cañón de 6” y toda el arma
posee un acabado símil acero
inoxidable. También se ofrece
una con cañón de 8” y acabado
símil pavón mate.
Como señalamos al iniciar
esta nota, todas las armas, desde el arco y la flecha, pasando
por la recordada “honda” hasta
llegar a las armas de fuego, tienen como objetivo principal
que el proyectil impacte en el
blanco elegido. Las armas neumáticas son una excelente opción para la práctica y aprendizaje de esta tarea y, en especial,
en los más jóvenes.
Otra opción
práctico Speed Loader (cargador
rápido) y de excelente funcionamiento: me atrevería a decir
que funciona mejor que el “de
en serio”.
hice en doble acción, también
con buenos resultados, pero no
tanto como en la anterior oportunidad. Algún “dedazo” fue el
motivo. En simple acción, al
presionar la cola del disparador,
el martillo realiza un breve
recorrido que indica claramente que, de seguir presionando,
de in mediato se efectúa el
disparo, cosa que no sucede en
doble.
Usos y aplicaciones
La apertura del tambor se
realiza de la misma manera que
la de un revólver convencional.
Al volcarse se pueden colocar
las municiones de a una o, con
el citado accesorio, todas juntas.
Una vez cargada el arma se
puede disparar tanto en doble
como en simple acción, girando
el tambor después de cada
disparo.
Este revólver, según mi humilde opinión, y dadas sus
características muy similares a
un ar ma de fuego, se puede
utilizar tanto para la práctica
del tiro al blanco como para
ejercitarse en postura y forma
de disparar un arma “de verdad”.
El peso (1.104 gramos), empuñe y sistema de disparo le dan
un realismo que otras armas
cortas neumáticas no tienen,
por lo que la transforman en un
excelente auxiliar tanto para la
práctica —como ya se señaló—
como para enseñar a quienes
Tal como se señaló líneas
arriba, muchas fábricas importantes han comenzado, desde
hace un tiempo, a producir armas neumáticas para un público cada vez más exigente. Posiblemente como consecuencia
de las medidas restrictivas, que
en todas partes del mundo día
a día se van dictando contra las
armas de fuego, las armas de
aire comprimido van surgiendo
como una opción para los usuarios. Una de ellas es la brasileña
Magtech, líder mundial en la fabricación de municiones (recordemos que también fabrica
carabinas y escopetas): ha lanzado al mercado una serie de modelos muy bien logrados. Uno
de ellos, el N2 Extreme, es el que
presentamos en esta nota.
Una de las principales características y que se diferencia
de otros diseños (la marca Crosman tiene uno similar) es su sistema de disparo.
Tradicionalmente los rifles
de aire comprimido —tal como
su nombre lo indica— almacenaban el aire dentro de un tubo
que se lo comprimía cuando se
quebraba el cañón y, a través
de un émbolo empujado por
un resorte, se realizaba la carga
del mismo para cada disparo.
En los modelos Nitro, como en
el caso que estamos describiendo, este sistema fue reemplazado por una carga de nitrógeno dentro de un tubo que
funciona al igual que el amortiguador de un auto. Este diseño
anula el resorte, lo que evita el
lógico des gaste por el uso.
Asimismo la com presión del
aire (nitrógeno) se realiza con
un menor esfuerzo. La liberación de la carga que impulsa al
balín es más suave, logrando un
menor retroceso y aumentado
la precisión.
Primeras impresiones
Al retirar el rifle de su estuche (de cartón) nos impresiona
con sus líneas modernas y agresivas. Una especie de compensador de boca de grandes dimensiones llama la atención. El
diseño de la culata nos recuer-
da a algunas carabinas de competi ción, con un mango tipo
pistola que se toma colocando
la mano diestra por dentro de
un generoso calado que separa
EL ESPACIO MAGNUM
la culata propiamente dicha del
mango pis tola, continuando
con dos sendas holguras que se
van reduciendo hacia atrás de la
culata, que termina en una cantonera de goma. Al tomarlo en
las manos se siente el peso (debe rondar los 2,5 kilos) y, al encararlo, llama la atención el sistema de puntería. Un alza rectangular con dos insertos de
fibra óptica de color verde
contrasta perfectamente con el
rojo —del mis mo material—
que posee el guión.
El alza permite ser regulada
en altura y deriva. El arco guardamontes, de generosas di mensiones, contiene la cola del
disparador que se articula —tipo Glock— y la palanca de seguro de disparo.
Cada vez que se carga el arma —quebrando el cañón— se
debe empujar hacia delante el
seguro ubicado en la parte delantera del arco. La condición de
disparo se indica cuando se
puede ver la muesca de color
rojo.
En la boca del cañón se encuentra un accesorio —de generosas dimensiones— que
además de contener al guión
actúa como freno de boca y le
da un remate estético en coincidencia con el diseño general
del rifle.
Modelos y calibres
Estos nuevos modelos de
Magtech, que son importados a
nuestro país por la firma SIR, se
ofrecen en dos calibres y acabados: culata de polímero gris o
negro con cañón pavonado y
polímero negro con caño satinado (el ejemplar que ilustra esta nota). En cuanto a los calibres,
están disponibles en 4,5 mm
con una velocidad de 1.300 p/s
y en 5,5 mm con 1.000 p/s.
El arma que probamos es
de 5,5 mm (.22) y a continuación les contamos las impresiones de tiro.
Sobre el mismo cartón realicé otra marca y lo coloqué esta
vez a 20 metros, ya que tratán-
dose de un arma larga, sería una
distancia mínima de prueba (y
además porque se me acabó el
fondo). Reitero que el sistema
de miras abiertas es extraordinario y me atrevo a decir que no
es necesaria ninguna inclusión
de elemento óptico alguno; aun
si se utilizara en pobres condiciones lumínicas.
No sé si serán los años o la
falta de Toddy, pero me costó
quebrar el cañón para realizar
la carga. Una vez listo presioné
la cola del disparador y el
disparo no salía. Ahí me percaté de que se debe sacar el
seguro. Y esto sucede cada vez
que se carga, una buena medida de seguridad. Debido al gatillo articulado hay un pequeño
recorrido muer to y luego se
endurece hasta que, al seguir
presionando el mismo, se
produce el disparo. Se experimenta un leve retroceso, pero
nada que moleste. La boca del
arma no se le vanta. Realicé
varios disparos logrando aceptables agrupaciones. Como no
tengo mucha práctica de tiro, se
notaron aquí también algunos
“dedazos”.
Se me ocurrió también disparar sobre madera para ver la penetración (“Qué original”,dirán algunos). Primero utilicé un pedazo de
“guillermina” de 5 mm de espesor.
La atravesó como si fuera papel.
Después lo hice sobre un pedazo
de madera dura de 1” de espesor.
Si bien no lo atravesó, se hundió
bastante y a simple vista no se pudo apreciar cuánto (ver foto).
Final
Como se dijo al inicio de esta nota, las armas neumáticas
están atravesando un período
de crecimiento. A lo mejor algunos lectores, más afines con las
de fuego, las vean como algo secundario. Debo confesarles que
después de haber disparado
tanto con el Dan Wesson como
con el rifle Magtech, salvo por el
olor a pólvora, la sensación es
muy similar a hacerlo con una
de fuego. Con el revólver no sólo
se pueden hacer competencias
familiares en ámbitos reducidos,
sino que también es muy útil
para practicar posturas de tiro,
formas de tomar el arma hasta
medidas de seguridad. Por otro
lado, con el rifle tanto en calibre
.5,5 mm o con el 4,5 con una
velocidad de 1.300 p/s no sería
descabellada la idea de intentar
cazar alguna vizcacha o liebre.
Los invito a ex perimentar y
después nos cuentan. Estamos
seguros de que no se sentirán
defraudados con cualquiera de
las dos opciones ■
terrumpida.
in
in
a
rm
fo
en
do
ca
22 años en el mer
Única revista de armas en el país y Latinoamérica.
Se distribuye en todo
Sudamérica y Méxic
o.
www.revistamagnum.com.ar
facebook.com/revistamagnum