Una acera para la casa - Asociación de viandantes A PIE

Comentarios

Transcripción

Una acera para la casa - Asociación de viandantes A PIE
TALLER DE INTERVENCION PEATONAL.
“Una acera para la casa”
Febrero 2008. La Casa Encendida. Madrid.
TALLER DE INTERVENCION PEATONAL.
Febrero 2008. La Casa Encendida. Madrid.
“Una acera para la casa”
Ingrid Boutet
Zulema Cadenas
Déborah Gros
Tadea Ipiña Mariscal
Oscar Menéndez
Verónica Martínez
Mateus Porto
Tomando como punto de partida, La Casa Encendida, espacio de celebración del Taller y
común para sus participantes, se ha realizado un análisis que consta de los siguientes
apartados:
- “De Atocha a La Casa”: Diagnóstico de un recorrido
- “Una acera para la Casa”: Microproyecto de Intervención peatonal frente a La Casa
Encendida, Ronda de Valencia 2, tramo entre las calles de Valencia y del Amparo.
- “1, 2, 3,…Acción”. Demostración activa del valor de unos metros cuadrados.
Intervención Peatonal. La Casa Encendida
DE ATOCHA A LA CASA:
DIAGNÓSTICO DE UN RECORRIDO
La Casa Encendida es uno de los puntos de referencia de Madrid. La estación Puerta de
Atocha, por su parte, es uno de los principales lugares de llegada a la capital. Nos imaginamos
el recorrido que tendría que hacer una persona con inquietudes que, recién llegada a la ciudad,
deseara conocer este centro cultural. Este trayecto, de apenas un kilómetro, ofrece numerosos
puntos negros para los viandantes, que resumimos en este diagnóstico.
Nada mas salir de la estación de Puerta de Atocha por la calle Méndez Álvaro nos
encontramos con que el cruce de la citada calle no está semaforizado, y ni siquiera cuenta con
paso de peatones. (Ver lamina de síntesis 1)
Se ve cómo una distancia de 9 metros, que podría realizarse sin problemas en unos 15
segundos, se transforma en un largo recorrido en el que los viandantes tienen que cruzar tres
pasos semaforizados y uno sin semaforizar. Todo ello se alarga hasta un tiempo de 2 minutos y
45 segundos, por lo que la ausencia de un sólo cruce peatonal multiplica 11 veces el tiempo del
recorrido. Las imágenes muestran cómo, pese al vallado, los peatones prefieren cruzar de
forma arriesgada antes que perder el tiempo realizando un rodeo a todas luces innecesario. La
falta del cruce, así, se convierte en una zona de peligro.
El vídeo que hemos grabado, que sirve asimismo de cronómetro, nos demuestra la dificultad de
pasar desde la estación hasta el bar que, literalmente, se encuentra enfrente. (Este vídeo está
disponible en la dirección de internet http://es.youtube.com/watch?v=cfeZ8dUIaik)
La continuación del trayecto obliga al viandante a cruzar dos grandes calles, el paseo de
Delicias y el de Santa María de la Cabeza, en su salida de la plaza de Carlos V (glorieta de
Atocha). Ambos semáforos no están sincronizados para el paso peatonal, lo que obliga a los
viandantes a tener que esperar la apertura de uno cuando ya se ha cruzado el otro,
independientemente del sentido de la marcha. El semáforo que inicia el paseo de las Delicias
cuenta con un tiempo de paso insuficiente para los peatones. Algo similar ocurre con el del
paseo de Santa María de la Cabeza.En este mismo cruce, la acera de los números pares
dispone de poco espacio, algo que unido a la falta de sincronización entre los semáforos
provoca la acumulación de los viandantes. (Ver lamina de síntesis 3).
Tras el paso de estos dos semáforos, el paseante se encuentra con una acumulación de
puntos negros en un mismo espacio. El llamado scalextric de Atocha se empezó a desmontar
hace ya 23 años, pero podemos comprobar que todavía hoy sigue siendo prioritario el tráfico
de vehículos con respecto al tráfico de peatones.
2
Intervención Peatonal. La Casa Encendida
El cruce de la ronda de Atocha en su confluencia con la plaza de Carlos V se tiene que hacer a
través de dos diferentes semáforos, el primero en la acera de los números impares y el
segundo en la de los pares. Ambos son muy estrechos y disponen de muy poco espacio para
la gran cantidad de tránsito peatonal que hay en la zona, lo que provoca la aglomeración de
peatones. Así, muchos de ellos optan por cruzar por espacios no señalizados.
Entre estos dos semáforos queda un espacio aislado, una isleta sin apenas comunicación.
Dentro de ella se encuentra una parada de autobús, utilizada por las líneas 6, 59 y 85.
Curiosamente, y como podemos comprobar, la vista desde este punto es una de las más
hermosas de toda la plaza.
Los usuarios que acuden a ella, o los que allí descienden, tienen que dar un gran rodeo, para ir
tanto al paseo de Santa María de la Cabeza como a la misma glorieta de Atocha. Las vallas y
la ausencia de pasos no impiden que los peatones atraviesen por el camino más corto, con el
consiguiente peligro.
Para abandonar la isleta en dirección a la entrada de la ronda de Atocha y como paso obligado
para acceder a la entrada de la ampliación del centro de arte Reina Sofía se encuentra el
siguiente semáforo. Este no mantiene el sentido lógico de la marcha, sino que forma una
especia de bayoneta, que obliga a los peatones a realizar un movimiento de zig-zag.
Movimiento que, como vemos en la imagen, muchos de los viandantes prefieren evitar
cruzando por zonas no habilitadas.
La entrada de la ronda de Atocha por el lado de los números pares, en el lado de la ampliación
del Reina Sofía permite descubrir otra zona problemática. Una parte de este tramo está en
pendiente lateral, lo que incomoda a los peatones, que tienden a ocupar sólo la parte plana de
la acera.
Siguiendo el camino hasta La Casa Encendida por la misma acera nos encontramos con un
primer cruce, el de la calle Argumosa. Dispone de un paso de peatones sin semaforizar, que
está mal ubicado, al no seguir el camino natural de la acera. Como el paso está un poco más
arriba de la calle, los viandantes tienden a cruzar un poco más abajo, siguiendo el camino de la
acera de la ronda de Atocha, donde no hay paso de peatones.
3
Intervención Peatonal. La Casa Encendida
Una vez pasada la calle Argumosa, en la primera manzana, se encuentran varios garajes de
entrada y salida de vehículos, que inciden negativamente en los viandantes. Dos de ellos
corresponden, respectivamente, a la agencia de coches y furgonetas de alquiler y a la estación
de autobuses Ruiz, que tienen un movimiento continuo de vehículos que cruzan la acera para
salir de sus estacionamientos.
En este tramo, la presencia de mobiliario mal colocado en aceras de apenas un par de metros
perjudica aún más la ya nutrida circulación de peatones.
El siguiente paso de peatones, esta vez sí semaforizado, también está mal colocado. De esta
forma, los peatones optan por cruzar la calle Mallorca siguiendo el camino natural de las
aceras, y no unos metros más arriba, que es donde se ubica el paso.
Para finalizar el trayecto hasta la puerta de La Casa Encendida, al viandante sólo le queda el
cruce de la calle Valencia, que está semaforizado y, en este caso sí, con el paso colocado a la
altura del camino natural de la acera.
4
Intervención Peatonal. La Casa Encendida
UNA ACERA PARA LA CASA:
MICROPROYECTO DE INTERVENCIÓN PEATONAL FRENTE A LA CASA ENCENDIDA,
RONDA DE VALENCIA 2, TRAMO ENTRE LAS CALLES DE VALENCIA Y DEL AMPARO.
1. SITUACIÓN ACTUAL
En la ronda de Atocha otros centros culturales, educativos o sociales ya disponen de una acera
de doble tamaño, que permite las aglomeraciones de personas propias de dichas instituciones.
En ese sentido, los proyectos de reestructuración del eje cultural Prado-Recoletos tienen como
objeto dotar a ámbitos culturales como el Museo del Prado, el CaixaForum o el Museo
Thyssen-Bornemisza de un mayor espacio de acceso destinado a los visitantes. En el caso del
cercano Museo Centro de Arte Reina Sofía, su reciente edificio de ampliación va a estar
presidido por un amplio espacio peatonal que unirá las dos aceras de la ronda de Atocha.
La Acera
Las actividades desarrolladas por La Casa Encendida (LCE), la caracteriza como un importante
centro generador de movilidad de la zona donde se ubica, contando con la afluencia centenas
de personas en diversos momentos del día. El movimiento de personas generado por el centro
incrementa notablemente el flujo de paso en la acera. Además de este flujo la acera funciona
como espacio de transición entre la calle y el interior de LCE. Es decir hace las funciones de
“foyer” o vestíbulo de entrada, ya que el patio de la Casa, espacio destinado para tal es
muchas veces ocupado con la realización de conciertos, momentos en el que la concentración
de gente esperando en la acera se hace aun más notable.
5
Intervención Peatonal. La Casa Encendida
Dicha aglomeración de personas tanto a la entrada como al término de eventos impiden y
bloquean el flujo de paso por la acera.
Siendo el ancho máximo de la acera de tres metros y medio, no es el adecuado para el número
de peatones que la utilizan y las actividades que ocurren en ella. Además se reduce en varios
puntos, por el mobiliario urbano mal ubicado y el arbolado, a menos de dos metros.
El cruce
El paso de peatones semaforizado que cruza la Ronda de Valencia presenta dos problemas
principales que ponen en peligro a los que lo atraviesan:
1- su ubicación y por la inexistencia de “oreja” que obliga a los peatones adelantarse para
que tengan visibilidad adecuada de la calle, quedando en situación de peligro de
atropello eminente.
2- El tiempo de verde peatonal es insuficiente para cruzar la calle y además el semáforo
para los vehículos en dirección a Embajadores procedentes de la calle Valencia, no
tiene fase roja, coincidiendo su fase ámbar intermitente con el verde peatonal. De esta
manera los peatones no disponen de una fase verde que sea completamente segura.
Tiempos de paso (sábado, 11 horas):
Ciclo completo: 1' 25''. Distancia a cruzar: 20 m
Verde peatones: 15''
Verde parpadeante peatones: 13''
Verde vehículos: 57''
Tiempo mínimo estimado para cruzar: 20m x 1,4’’ + 4’’(reacción) = 32 segundos
El mobiliario urbano
Con relación a los elementos que ocupan la acera cabe destacar:
-
la presencia de un cartel publicitario que impide una buena visibilidad de la calle por
parte del peatón que pretende cruzarla en el paso descrito arriba.
-
La reciente instalación de un aparcamiento para bicicletas, también próximo al paso de
peatones. Dicho aparcamiento se encuentra normalmente ocupado por motos y su
instalación hubiera encontrado mejor ubicación en una plaza de vehículos. De tal
manera que además de no ocupar el espacio peatonal en la acera, serviría de ejemplo
de la optimización del espacio público conseguida con el uso de la bicicleta frente al
derroche de espacio que representan los aparcamientos de vehículos motorizados.
-
Las varias cajas de instalaciones, parquímetro, señales, farolas,… que entre otros
elementos ocupan la acera sin seguir un criterio de conjunto que permitiera una
utilización óptima y racional del espacio público.
6
Intervención Peatonal. La Casa Encendida
2. PROPUESTA
La Acera
A modelo de lo que se hizo en el circo Price y el Colegio Salesianos, se propone la ampliación
de la acera, eliminando la banda de aparcamiento en línea. Es sabido que de las 6 plazas
existentes LCE dispone de cuatro plazas, (20ml) reservadas a sus invitados. Dichas plazas son
utilizadas principalmente para el estacionamiento de autobuses escolares y para carga y
descarga en montajes de las exposiciones. Para atender a esta necesidad en la configuración
propuesta se plantea la reubicación de las plazas reservadas a LCE en la calle,
preferentemente en la calle Valencia.
Situación actual
Propuesta
El cruce y el mobiliario urbano
Se propone la eliminación de la fase ámbar intermitente que genera inseguridad y conflicto
entre vehículos y viandantes y la ampliación de la fase verde para los peatones a 30 segundos,
tiempo mínimo necesario para cruzar la calle.
La ampliación de acera propuesta solucionaría los problemas generados por la actual ausencia
de oreja, pero para una correcta visibilidad de la calle, se solicita la retirada del cartel
publicitario ubicado en la esquina de la Ronda de Valencia con la Calle del Valencia. Se
propone además una revisión de la ubicación de todos los elementos encontrados en la acera
para optimizar su colocación, por ejemplo utilizando los báculos de las farolas para la
instalación de las señales necesarias.
7
Intervención Peatonal. La Casa Encendida
1, 2, 3,… ACCIÓN: DEMOSTRACIÓN ACTIVA DEL VALOR DE UNOS METROS
CUADRADOS.
El taller que ha llevado a cabo la Asociación A Pie en La Casa Encendida pretende demostrar
que cualquier pequeña acción, hasta aquella más individual, puede repercutir en la mejora del
entorno peatonal.
En este caso, con la utilización de unas pocas plazas de aparcamiento (de 2 o 4 son
suficientes) durante un pequeño periodo de tiempo (no hace falta que sea mucho más de 1
hora), los participantes en el Taller de Intervención Peatonal pueden descubrir su capacidad
para transformar la realidad de los viandantes.
El espacio antes ocupado por el coche se transforma en un lugar de paso, o simplemente en
un nuevo escenario al que se añaden flores o cualquier simple atrezzo, lo que redunda en la
mejora del espacio urbano.
Actividades como la toma de fotografías, la grabación en vídeo y la encuesta a los transeúntes
permite hacer explícito el valor de la transformación de esos pocos metros cuadrados, que en
muy corto periodo de tiempo vuelven a ser utilizados como plazas de aparcamiento.
Justificación:
La calle, como viene descrito en el proyecto de intervención y muestran los testimonios de
algunas personas entrevistadas asiduas de la zona, presenta numerosos problemas. Se trata
de un espacio muy estrecho, de gran afluencia de paso y ocupado por numeroso mobiliario
urbano. Además de un paso peatonal peligroso. La anchura de la acera hace que cinco
personas paradas frente a la puerta de LCE taponen la calle impidiendo el paso.
Esto, unido al carácter cultural y abierto al público de LCE hace que los asistentes a la casa no
puedan disfrutar de un tiempo anterior y posterior a las visitas que permita repensarlas,
compartirlas y comentarlas.
Además cada vez que hay inscripciones para cursos, visitas de centros escolares o
espectáculos se produce un gran caos en la calle. La acumulación de peatones en espera no
permite el paso de otras personas. Por último las personas que asisten a cursos y las personas
trabajadoras no cuentan con un espacio adecuado para salir a descansar, estirarse, charlar,
fumar...
8
Intervención Peatonal. La Casa Encendida
Objetivos de la acción:
Sensibilización sobre la situación descrita.
Reivindicación del espacio para las y los peatones y muestra de las mejoras
que supondría un nuevo uso del mismo.
Desarrollo de la acción:
Crear un espacio frente a LCE que invite a disfrutar del lugar como espacio de relación, de
transición entre el espacio cultural y la calle. Que permita el disfrute y la reflexión al salir o la
espera cómoda al entrar.
Se liberarán 5 plazas de aparcamiento existente frente a LCE colocando en el suelo un material
(césped artificial) que cubra el asfalto de las plazas de aparcamiento y una parte de la acera.
De este modo el espacio ofrecerá una imagen de continuidad que permitirá a la gente mirarlo
desde otra perspectiva. La perspectiva de que es un espacio ocupable, para los peatones. Este
objetivo se conseguirá también colocando en el suelo cinta aislante que invite a ocupar todo el
espacio mediante el dibujo de pasos, flechas... Además en este espacio se colocarán algunas
sillas y una pequeña mesa. También se reservará un espacio para las bicis.
Para ofrecer seguridad y distinguir el espacio para los coches del espacio reconvertido en
espacio para los y las peatones se construirán unas figuras humanas hechas de cartón que se
colocarán en el borde del nuevo espacio (actualmente las líneas azules de aparcamiento).
El espacio se dinamizará animando a la gente a que exprese sus ideas sobre el futuro del
mismo. Se animará también la participación de niños y niñas, pidiéndoles que dibujen en folios
con lápices de colores los elementos que colocarían en este lugar y que coloreen las figuras de
cartón. Los trabajos que se vayan realizando serán expuestos en el lugar.
9

Documentos relacionados