VER PDF

Comentarios

Transcripción

VER PDF
Artritis gotosa. Manejo quirúrgico en Podología de la primera
articulación metatarsofalángica
Sardón Melo S1, García Álvarez Y2, Lázaro Martínez J.L³, García Morales E2, Cecilia Matilla A2, Gutiérrez Sánchez L1
1 Diplomado en Podología, Podólogo Interno Residente de la Clínica Universitaria de Podología de la Universidad Complutense de Madrid. 2 Podóloga adjunta Unidad Pie
Diabético, Universidad Complutense de Madrid. 3 Jefe de la Unidad del Pie Diabético y Subdirector de la Clínica Universitaria de Podología de la Universidad Complutense de
Madrid.
Introducción
La artritis gotosa es una patología inflamatoria causada por la deposición de cristales de urato monosódico en las articulaciones y tejidos blandos
tras cuadros continuados de hiperuricemia1. La prevalencia se situó en un 1,4% durante 2000 y 2005; siendo mayor del 2% en hombres mayores
de 30 años y en mujeres mayores de 50 años. La prevalencia aumentó con la edad a un 9% en hombres y un 6% en mujeres mayores de 80
años1,2. Las artritis gotosas se pueden clasificar en primaria, secundaria e idiopática³. Está clasificación esta subdividida, en formas metabólicas (por
hiperproducción de ácido úrico) y renales (por hipoexcreción de ácido úrico)4. El manejo quirúrgico de la artritis gotosa puede conllevar una serie de
complicaciones postquirúrgicas como un retraso en la cicatrización y/o infección a causa del medio inadecuado que la herida postquirúrgica puede
llegar a presentar si no cesa el depósito de cristales de urato monosódico en la articulación4,5.
Material y métodos
Caso clínico: Paciente varón, de 87 años de edad, que acude a la Unidad de Pie Diabético de la Clínica Universitaria de Podología de la
Universidad Complutense de Madrid durante los meses de mayo a septiembre del 2010. Como antecedentes médicos de interés, el paciente
presentaba hipertensión arterial, hipercolesterolemia e hiperuricemia; todas ellas en tratamiento farmacológico. El cuadro clínico se localiza en la 1º
articulación metatarsofalángica del pie derecho; el cual presenta una severa deformidad del dedo en hallux abductus valgus y que se acompaña de
una ulceración con exposición ósea. La técnica quirúrgica empleada fue una osteotomía de Keller para alinear la articulación, combinada con una
limpieza de tofos del espacio articular.
17/05/2010
06/05/2010
1º Consulta
Alineación de la articulación
Cirugía
19/05/2010
Semana 0: Buena evolución
general
02/06/2010
Semana 3: Dehiscencia de la sutura y
mantenimiento del exudado
21/05/2010
Semana 1: Aumento de tensión de la sutura, retirada parcial de puntos y
aumento del exudado.
02/07/2010
Semana 8: Aumento de la
dehiscencia, fondo esfacelado
21/07/2010
Semana 11: Disminución de
tamaño y buena evolución
17/05/2010
Limpieza de tofos gotosos
24/05/2010
Semana 2: Hematoma, aumento
exudado y secreción de tofos.
20/09/2010
Semana 20: Cierre completo.
Resultados
Discusión
Con la cirugía se consigue la limpieza de la articulación de tofos
gotosos, alinear la articulación y proporcionar a la úlcera previa un
medio adecuado para la cicatrización, en un periodo de 20 semanas.
Como complicación postquirúrgica se registró una dehiscencia de la
herida, con exudado y excreción de tofos gotosos con el consecuente
retraso en la cicatrización.
La artritis gotosa asociada a una deformación anatómica como el hallux
abductus valgus puede dar lugar a ciertas complicaciones como heridas
crónicas producidas por presión6. En estos casos la opción quirúrgica ha
de ser tenida en cuenta como tratamiento principal pese a que se ha
asociado la cirugía en artritis gotosas a una mayor presencia de
complicaciones postquirúrgicas.
Bibliografía
1- Ho Lee J et al. Surgical treatment of subcutaneous tophaceous gout. J Plast Reconstr Aesthet Surg. 2010; XX: 1-3. 2- Gabriel SE, Michaud K. Epidemiological studies in incidence, prevalence, mortality, and comorbidity of the rheumatic diseases. Aarthritis
Research & Therapy. 2009; 11: 229. 3- Ou KL, Tzeng YS, Yu CC, Chen TM. Resurfacing tophaceous gout in the foot with antelateral thigh flap. Microsurgery. 2009; 30; 79-82. 4- Su-Shin Lee, I-Feng Sun, Yen-Mou Lu, Kao-Ping Chang, Chung-Sheng Lai, SinDaw Lin. Surgical treatment of the chronic tophaceous deformity in upper extremities- the shaving technique. JPRAS. 2009; 62: 669-674. 5- Annemans L, Spaepen E, Gaskin M, Bonnemarie M, Malier V, Gilbert T, Nuki G. Gout in the UK and Germany:
prevalence, comorbidities and management in general practice 2000-2005. Ann Rheum Dis. 2008; 67: 960-966. 6- Lui TH. Endoscopic resection of the gouty tophi of the first metarsophalangeal joint. Arch. Orthop Trauma Surg. 2008; 128: 521-523. 7- Mandel
BF. Clinical manifestations of hyperuricemia and gout. Cleveland Clinic Journal of Medicine. 2008; 75(5): S5-S8 8- Schumacher HR, Chen LX. The practical management of gout. Cleveland Clinic Journal of Medicine. 2008; 75(5): S22-S25. 9-Weaver A.
Epidemiology of gout. Cleveland Clinic of Medicine. 2008; 75(5): S9-S1210- Eggebeen AT. Gout: an update. American family physician. 2007; 76(6):801-807. 11- Saag KG, Choi H. Epidemiology, risk factors, and lifestyle modifications for gout. Arthritis Research
and Therapy. 2006; 8(1).

Documentos relacionados