manual consumidor lavarropas

Comentarios

Transcripción

manual consumidor lavarropas
MANUAL DEL USUARIO ELECTROLUX 2011-2012
Fascículo III
ESPECIAL LAVADO I
“Lavarropas”
INTRODUCCIÓN
Electrolux piensa en vos y convierte tus tareas diarias en un momento seguro, práctico y divertido.
Electrolux piensa en vos y hace que tus tareas diarias sean seguras, prácticas y divertidas.
En el fascículo anterior, “Especial Cocinas” se puso foco en las heladeras... ese electrodoméstico tan preciado que
resulta estar en el corazón de la cocina. De ese manual se pudo apreciar qué hay que tener en cuenta a la hora de
elegir una heladera, los tipos de sistemas de refrigeración y conserva de alimentos que existen, etc., etc.
Ahora, solo resta dejar atrás lo aprendido en la anterior entrega para darle paso a un nuevo aprendizaje: “El Lavado”.
No hay nada mejor que acostarse en una cama con sábanas limpias y almidonadas o salir del baño envuelto en una
gran toalla suave y mullida. En esta primera entrega de “Especial Lavado” se revelarán algunas cuestiones para
comprobar la sensación de frescor de un spa en casa. (Ponemos punto final) Qué se debe tener en cuenta a la hora de
elegir un lavarropas, el cuidado de las prendas, ventajas de la carga frontal y superior, y cómo funciona un lavarropas
automática, son cuestiones que quedarán al descubierto en este manual.
Y en la próxima entrega “Especial Lavado” parte II, te contaremos cómo se consigue la sensación de frescor de un spa
en casa: secado y planchado.
El paraíso de la limpieza con Electrolux, es posible.
CUARTO DE LAVAR - LAVADERO
Lavar, secar y planchar, no es una tarea fácil ni divertida. Pero sí es posible de realizar. Parte I
Elegir el lavarropas no es una tarea fácil. Hay infinidad de opciones en cuanto a tamaños y prestaciones, por eso es
importante tener en cuenta algunos consejos para no perder de vista las necesidades de cada persona.
El humilde cuarto de lavar, más conocido como lavadero, es posiblemente el último ambiente de la casa que se decora.
Es estrecho, sin estilo y el lugar donde se acumula lo que no hay tiempo de ordenar. Sin embargo, este concepto cambió.
Para empezar, los cuartos de lavar migraron de la ubicación tradicional (sótano o garaje) hacia otras áreas de la casa
porque el ambiente adquirió un papel multifuncional. Por ejemplo, si está cerca de una puerta exterior, se podrá usar para
dejar los zapatos sucios o, ubicarlo junto a la cocina servirá para arreglar las flores o cambiar plantas de maceta; sino
afuera, puede compartir lugar con herramientas de jardinería.
Si el espacio disponible es realmente limitado, se puede incorporar un área de lavado eficaz al hogar: El lavarropas y
secarropas se puede instalar en los armarios, de esa forma se gana espacio libre. La parte superior de las paredes
son ideales para instalar tendederos plegables. Para sumar más funcionalidad se puede añadir una mesa de alas
rebatibles en el interior de la puerta -una estación de planchado instantánea-. ¿Otra alternativa mejor? Se puede apilar
una secadora encima del lavarropas. Esto no solo libera espacio del suelo, sino que también facilita pasar la ropa de
un aparato a otro sin esfuerzo.
En cuanto a la decoración, existe una tendencia hacia la experimentación. ¿Qué significa esto? Los colores atrevidos
y revestimientos tipo kitsch -se destaca por la supremacía del color y las formas, se utilizan elementos antiestéticos y
escandalosos-,están a la orden del día y aporta vida a un espacio más del hogar.
A LA HORA DE COMPRAR UN LAVARROPAS, DETALLES A TENER EN CUENTA
Dos opciones para este mismo párrafo:
1) A simple vista, todos los lavarropas parecen iguales y cumplen las mismas funciones, pero seguramente se pregunte…
¿Por qué varían entonces tanto los precios? La respuesta es simple: la calidad de los materiales, las prestaciones y
características de cada modelo, los colores... todas estas variables influyen en el precio final de venta.
2) A simple vista, todos los lavarropas parecen iguales y cumplen las mismas funciones, pero esta afirmación no es tan
así... La calidad de los materiales, las distintas prestaciones, las características de cada modelo y los colores disponibles
son detalles relevantes que se deben tener en cuenta a la hora de decidir una compra.
A saber:
¿Automático o semi-automático?
Los lavarropas automáticos son más simples de usar. Como su nombre lo indica, se ubica la ropa en su interior, se agrega
jabón en polvo, suavizante, hasta incluso blanqueadores si lo requiere, se selecciona el programa y la temperatura acorde
a las prendas y ¡listo! El lavarropas se encarga del resto y en unas horas, la ropa estará perfumada y lista para colgar.
En cambio, en los semi-automáticos, se debe estar más atento al lavado porque carece de dosificador automático, y el
proceso de carga de agua debe ser realizado de manera manual.
¿Qué sistemas de lavado existen?
En la actualidad, hay tres sistemas disponibles:
1.Europeo
También conocido como carga frontal. Utiliza un lavado suave que permite desprender la suciedad de las prendas sin
dañarlas. Usa polvo de lavar de baja espuma para no amortiguar la caía de la ropa y lograr un lavado eficiente. Este sistema
de lavado es el más adecuado para lavar todo tipo de ropa porque combina un lavado intenso y profundo sin deteriorar las
prendas.
2.Americano
También conocido como carga superior. Utiliza un agitador central que se mueve en forma de vaivén: agita el agua y
fricciona las prendas para desprender la suciedad. Usualmente, su capacidad va de los 8 a 10 kg y tiene un ciclo de
lavado corto, pero el desgaste de las prendas es mayor. Se recomienda evitar el uso para ropa delicada, pero es
excelente para jeans, toallas, sábanas, etc.
3.Oriental
Lava con una turbina o pulsador central que al girar en ambos sentidos y a gran velocidad, agita el agua y crea remolinos
que remueven la suciedad. En Corea, China y en el resto de Asia, usan este sistema.
Carga superior o frontal: ¿Cuál es la mejor?
No hay mejor, ambos sistemas lavan igual. La única diferencia es el espacio que ocupan y las prendas a lavar.
Ventajas de cada uno:
Carga frontal:
- Es frecuente que se utilice la tapa superior como base de apoyo o trabajo, se puede instalar arriba una secadora y
además, se puede colocar bajo mesada.
- Ideal para todo tipo de ropa, porque combina un lavado intenso y profundo sin deteriorar las prendas.
Carga superior:
- Ocupa menos espacio (40 cm de ancho) y como la carga es por arriba, ofrece mayor comodidad al momento de
introducir y retirar las prendas.
- Permite interrumpir el proceso de lavado para agregar prendas sin que se derrame agua, pero hay que esperar unos
minutos luego que se apague para que el sistema de seguridad de la puerta se destrabe.
- Es excelente para lavar jeans, toallas, sábanas, etc.
Un dato a tener en cuenta: la tapa de un lavarropas con carga superior debe ser anticaídas. ¿Qué significa? Que evitará
golpes bruscos causados por cierres accidentales. Es importante tener en consideración este ítem para no dañar el
lavarropas.
La pregunta del millón: ¿Cuál conviene?
Antes de responder la pregunta, es importante definir su utilidad. Veamos entonces:
- Que no se desgasten las prendas: el sistema de lavado europeo es el que mejor cuida las prendas (cuatro veces más
que el resto).
- Que pueda lavar una gran cantidad de ropa por día: la mayoría de las familias tipo, realizan entre uno o dos lavados
diarios, aunque un buen lavarropas puede efectuar más lavados. Lo aconsejable es tener un modelo de 6 a 10 kilos para
una mayor tranquilidad y eficiencia de lavado. En este caso, SE puede optar por los tres sistemas, pero debe tenerse en
cuenta el tipo de prendas que hay en cada casa para elegir el adecuado.
- Que el tiempo de lavado sea breve: los lavados de sistema oriental tienen un ciclo de lavado más corto que el europeo.
Pero hay que considerar que es más agresivo para prendas livianas y delicadas –tejidos de lana o hilos-.
- Cantidad de ropa por lavado: el sistema europeo tiene una capacidad aproximada de entre 5 a 6 kg de ropa seca, y
entre 4 a 10 kg en el sistema americano y oriental. Un dato a tener en cuenta: muchas marcas indican 5 kg de capacidad
cuando en realidad son menos.
Lavarropas inteligentes. Que los hay, los hay...
Este tipo de lavarropas incluyen un sistema de controles llamado Fuzzy logic, donde la lógica y la intuición se combinan
para que el manejo sea más sencillo. ¿Cómo funciona? Una vez que se indica el tipo y la cantidad de prendas, el
lavarropas automáticamente ajusta la cantidad de agua, consumo eléctrico y tiempo de lavado.
Veamos un ejemplo: El lavarropas AQUA PLUS 6800 tiene controles digitales que permite, una vez seleccionado el tipo
de prendas a lavar, variar la temperatura DEL AGUA y programarlo para que arranque en el horario deseado e incluso,
realizar ciclos breves.
Esta es la forma más sencilla de operar un lavarropas, por eso se denomina “inteligente”.
TOMÁ NOTA
Consideraciones a tener en cuenta a la hora de lavar las prendas
- Separar las prendas blancas de las de color: esto evitará que las de color puedan teñir a las blancas.
- Separar por tipo de TEJIDOS: se recomienda no mezclar diferentes tejidos en un mismo lavado para evitar
que se pegue adherencia de un tejido en otro y desmejorar el aspecto y lavado final.
- Se sugiere poner menos cantidad de ropa al lavar prendas de lana o delicadas: esta medida se toma para
evitar que las prendas se deformen. Si se lavan prendas de lana, lo recomendable es incluir 2,5 kg aprox., y un
1kg si se trata de prendas delicadas.
Mecanismo: UNA MIRADA INTERIOR
¿Cómo funciona el lavarropas?
- Carga de jabón en polvo y suavizantes: es importante que se utilice un limpiador bajo espuma y en una
cantidad proporcional a las prendas que se laven y el tipo de suciedad que haya. El exceso de espuma no es
aconsejable porque no permite un buen lavado y arruina las prendas.
El suavizante no solo cumple la función de perfumar sino también, de dar frescura a las prendas recién lavadas,
realzar colores y facilitar el planchado.
Sugerencia: no olvide leer las indicaciones del fabricante en cada producto.
- Ingreso de agua y lavado: una vez que se da inicio al lavado, comienza a ingresar agua en el tambor del
lavarropas durante algunos minutos hasta alcanzar el nivel necesario para el lavado. Se selecciona la
temperatura deseada y mientras el agua se calienta, comienza el lavado de prendas. También existen
lavarropas con doble entrada de agua, esto significa que el agua caliente ingresa directamente por su
calentador y no mientras se calienta –como se explica en el párrafo anterior-.
- Vaciado e inicio de enjuagues: una vez que el agua se elimina, hay 3 a 4 enjuagues de agua fría a fin de eliminar
el resto del jabón en polvo. Y por último, se completa el proceso con el suavizante.
- Vaciado y centrifugado: una vez finalizado el lavado, se desagota el agua y se centrifuga durante algunos
minutos. Hay lavarropas que permiten un centrifugado adicional para que las prendas queden más secas.
LAS DUDAS + FRECUENTES
1- ¿Es mejor un lavarropas de 20 programas que uno de 15?
No precisamente. Los lavados en realidad son 2: lavado energético y delicado.
Cada uno puede tener los siguientes programas: pre-lavados, lavados, enjuagues, centrifugados y vaciado. El
resto, son combinaciones de los mismos con diferentes temperaturas de agua, más enjuagues u otros
productos.
Los lavarropas de “clase A” tienen un consumo energético de casi la mitad de uno de “clase G”, con un menor
costo económico. Son lavados más cortos porque utilizan menos cantidad de agua y el ciclo de lavado a 90
grados es el doble del consumo que se necesita para un ciclo de lavado de 60 grados.
La diferencia entre los programas básicos depende de la velocidad en la que gire el tambor: a menor velocidad
(35 RPM), el programa cuida mejor las prendas delicadas, mientras que a mayor velocidad (55 RPM), las
prendas suelen sufrir algún desgaste, por lo que sólo es recomendado para prendas resistentes.
2-¿Es mejor que tenga más revoluciones de centrifugado?
La respuesta es ¡Sí! Es lo más importante, pero, ¿qué significa RPM? Las siglas corresponden a Revoluciones
Por Minuto y es una unidad de frecuencia que se utiliza para medir el centrifugado de los lavarropas.
En este caso, a mayor velocidad de centrifugado, las prendas quedan con menor cantidad de humedad. El
centrifugado cumple la función de extraer el agua que quedó en las prendas luego del lavado.
En el mercado hay lavarropas de 400RPM, 500RPM, 600RPM, 800RPM, 1000RPM. A mayor RPM, menor
necesidad de comprar un secarropa centrífugo para terminar de eliminar la humedad de las prendas. Lo ideal es
adquirir un lavarropa con al menos 1000 RPM para que la ropa salga casi seca.
Un dato a tener en cuenta: las prendas delicadas necesitan centrifugarse a menor velocidad para garantizar un
mayor cuidado de la ropa.
CUIDEMOS EL MEDIO AMBIENTE
Una vida sana depende de una naturaleza intacta. Electrolux lo sabe, por eso, a través de su gestión y de su
trabajo diario, cuida al medio ambiente. Seguramente se pregunte ´¿cómo?, pues bien, desarrolla
electrodomésticos que ahorran energía, un claro ejemplo de lo importante que es para Electrolux, proteger a la
naturaleza.
El sistema europeo sin duda consume menos consumo de agua. Los lavarropas que tienen la más avanzada
tecnología consumen entre 40 a 60 litros por lavado completo.
Veamos cuantos litros se consumen por lavado:
Ahora bien, los lavarropas automáticos no consumen mucha energía, pero esto depende de la temperatura con
que se lave; Lo recomendable es lavar con agua fría, no consumirá más que 150 Watts para un ciclo completo
(0,15 Kw).
¿Por qué hay modelos de lavarropas más silenciosos que otros?
Porque algunos incorporan tecnología de absorción de ruidos. Electrolux, por ejemplo.
La combinación de varios factores determinan el mayor o menor ruido del lavarropas, pero la clave está en el
“sistema de amortiguación”. Es muy común escuchar a usuarios que se quejan que su lavarropas "camina por
la casa" o que vibra tremendamente cuando centrifuga. Este problema se evita con un adecuado sistema de
amortiguación similar al que usan los automóviles, que compensará el eventual desbalanceo de las prendas.
¿Es importante que tenga filtro?
Efectivamente, es importante. El filtro juega un papel fundamental en el buen funcionamiento del lavarropas.
Durante el proceso de lavado, se desprenden pelusas, botones flojos y objetos olvidados en los bolsillos, que
quedaran atrapados en el filtro. La función del mismo es evitar que éstas puedan atascarse en la bomba de
desagote, se trabe y finalmente, se queme.
Atención: no es lo mismo el filtro auto limpiante. Hay lavarropas que dicen tenerlo, pero en realidad no lo tienen.
Se aconseja que el filtro sea del tipo anti derrames para evitar que al extraerlo para limpiar, caiga abundante agua
sobre el piso.
CONSEJOS ÚTILES
- Secar el agua que queda en el burlete de goma –al abrir el lavarropas- para que no se reseque.
- Limpiar el compartimiento post-lavado donde están los restos de jabón en polvo, suavizante u otros productos.
- Ubicar el lavarropas en un lugar cubierto para que no se moje ni se llene de tierra.
- Lavar con vinagre de alcohol –sin ropa-, cada dos o tres meses, para limpiar el lavarropas
ES IMPORTANTE TENER EN CUENTA ESTOS CONSEJOS PARA CUIDAR LA VIDA ÚTIL DEL LAVARROPAS.

Documentos relacionados