Yo te cuido, tú me cuidas

Comentarios

Transcripción

Yo te cuido, tú me cuidas
Editorial
Silvia Gascón, editora responsable
Yo te cuido, tú me cuidas
Los 35 alumnos que recibieron su diploma de cuidadores
domiciliarios tomaron una decisión: ayudar a los demás.
Concretamente, a una de las franjas más vulnerables de la
población: los adultos mayores. Su actitud habla de voluntad de
trabajo, es cierto, pero sobre cualquier otra circunstancia habla de
espíritu solidario. Saben, por la capacitación que recibieron, que será
un trabajo duro. Lleno de gratitud de parte de quienes son cuidados,
pero inevitablemente duro. Y sin embargo, se prepararon para
llevarlo a cabo lo mejor posible. Más aún: con alegría.
Esta actitud -cuidar al otro- podría ser el punto de partida para
construir, finalmente, un país más justo, más solidario, aunque más
no sea, un poco menos cruel. Cuidar, por ejemplo, la ciudad en la
que vivimos. Esto significa no pintarrajear las paredes ni dañar los
monumentos . Pero también no pasar con luz roja, no hacer
“picadas”, no ser parte de lo que hoy los medios llaman, con
absoluta justicia, la “locura del tránsito”.
Cuidar al otro presupone convivir con aquellos que no piensan ni
sienten lo mismo que nosotros. Si el otro es percibido como el
enemigo, es inevitable que pase lo que pasa. Es decir, un hincha de
fútbol asesinado, un adversario político extorsionado, un testigo
desaparecido. Cuidar al otro significa proteger al más débil, cuidar al
desvalido, tenderle la mano al que nada tiene, excepto esa mano
tendida.
Cuidar al otro significa no corromperlo aunque estemos en
condiciones de hacerlo. No aprovecharse de su hambre, su
necesidad, su falta de oportunidades para vivir una vida digna.
Corromper, desde el punto de vista etimológico, significa romper al
otro. Y esta es una verdad de a puño. Porque toda conciencia
comprada es una vida rota.
Cuidar al otro, si se es parte del Poder, significa poner ese poder
al servicio del bien común. No para beneficio propio. El que viola una
adolescente o mata a golpes a un jubilado, no lo hace por sexo o
dinero, lo hace para ejercer el poder , para demostrar que hace con
el otro lo que quiere. Cuidar al otro significa enseñar lo que se sabe,
repartir lo que se tiene, pensar en términos de grupo no de
individuo.
Por todo esto, y tantas cosas más, desde Lazos proponemos una
nueva conjugación para el verbo cuidar: Yo te cuido, tú me cuidas,
nosotros te cuidamos.
Ser viejo es un trayecto
por Rosa Montero
No sé si les suena el caso de la residencia de ancianos Juan XXIII, en
Alcobendas. A finales de junio, una televisión emitió un vídeo
estremecedor que denunciaba el supuesto maltrato de los residentes.
Las imágenes mostraban ancianos atados con sábanas y rodeados de
vómitos y heces. Una historia siniestra, en fin, uno de esos horrores
que a menudo se ceban en la indefensión de los mayores. Me
estremecí al leer la noticia, supe que el Gobierno regional había
decretado el cierre cautelar del centro y supuse que lo peor ya había
pasado. Pero no. Todavía faltaba por saberse un detalle aún más
desolador.
Poco después salió una pequeña noticia contando que, a pesar de las
atrocidades del vídeo, sólo quince familias habían sacado a sus
ancianos de la residencia. Los demás, un total de cincuenta, seguían
allí. "No pienso mover a mi hermano. Aquí pagábamos muy poco y
ahora tendré que llevármelo a Galapagar", declaraba una mujer,
que, naturalmente, "no creía" que hubiera habido malos tratos. Vale,
de acuerdo, ya lo sé; asistir a un anciano en precarias condiciones de
salud física o mental puede ser muy duro, e incluso, en ocasiones,
algo verdaderamente imposible de asumir. Puede que ése fuera el
caso de la mujer que no quería sacar a su hermano: a fin de cuentas,
quizá tuvieran edades parecidas. Sin dinero y sin ayudas, cuidar de
un familiar dependiente puede ser una pesadilla insuperable, un
verdadero tormento. Ahora bien, dicho esto, ¿cómo es posible que de
65 familias sólo respondan quince? ¿Cuántos miserables podríamos
encontrar entre los otros cincuenta? Menos mal que, al final, la
Comunidad consiguió recolocar a todos los ancianos y cerró la Juan
XXIII.
Qué terrible es ser viejo en esta sociedad. Una sociedad de
descerebrados, porque esos familiares que aparcan a sus mayores en
cualquier matadero como si fueran carcasas de coches reventadas,
esos familiares amnésicos que no se acuerdan de visitar a sus
ancianos y mucho menos aún de rescatarlos, tampoco parecen
recordar
que
ellos
mismos
se
convertirán
en
viejos
irremediablemente (salvo que se mueran en el camino), y que, a
juzgar por el ejemplo que están dando, lo más probable es que
también ellos sean tratados como chatarra.
Sí, qué terrible es ser viejo en un mundo que ya no admira la proeza
de la longevidad, porque ahora ser longevo es lo habitual; que ya no
dispone de familias extensas que cuiden de sus mayores; que
potencia hasta extremos ridículos la apariencia juvenil y esconde
todo signo de vejez como una lacra; que aún no ha desarrollado los
instrumentos sociales suficientes para hacerse cargo de una manera
digna del aluvión de ancianos. Ahora lo normal es vivir mucho, pero
no estamos preparados para ello. Y así, una de las mayores
injusticias de nuestro mundo es lo caro que es ser viejo. Hombres y
mujeres que han trabajado toda su vida y han mantenido un nivel
económico decente, pueden verse reducidos a algo parecido a una
angustiosa miseria si tardan en morirse demasiado. Como decía un
amigo de mi padre, "tengo la tragedia de que la salud me ha durado
más que el dinero".
No debería ser así. Es más, resulta suicida para todos que
permitamos que las cosas sean así. Que no seamos capaces de
mejorar nuestro propio futuro. Hoy, tras la edad de la jubilación,
queda una cuarta vida. Quedan veinte años de actividad. Hace unos
días salió en la prensa otra noticia relacionada con la edad: un
gaitero asturiano de 87 años, Clemente Díaz, acababa de sacar su
primer disco. Vi la foto del hombre: aparentaba setenta y muy
lozanos. La vejez ya no es un final, sino un trayecto. Un camino que
hay que intentar hacer en plena forma: "Ser viejo no es sinónimo de
estar enfermo. Uno puede y debe ser un viejo muy sano", dice Tin
Serra, estupendo geriatra y buen amigo. Los viejos son nuestra
memoria y nuestra avanzadilla. Vienen de atrás y son capaces a
ayudarnos a entender quiénes somos; pero, además, son los
exploradores que nos van informando de lo que podemos encontrar
en la existencia. Son muchos (y en las próximas décadas seremos
aún más) y me parece que cada vez se resignan menos a ser
arrumbados como trastos rotos. En algunos países ya se han creado
asociaciones de ancianos peleones y marchosos, como los Panteras
Grises de Alemania. Reclamemos esa salud, ese respeto, esa
visibilidad social, esa tranquilidad económica. Para que no vuelva a
haber ni un solo vídeo como el que supuestamente se rodó en
Alcobendas. Y para que no tengan que depender de familiares de
corazón marchito y mala memoria.
Rosa Montero nació el 3 de enero de 1951 en Madrid. Estudió periodismo y
psicología mientras colaboraba con grupos de teatro independiente como
Tábano y Canon. Ha publicado en varios medios de comunicación y desde
1976 trabaja en exclusiva para el periódico El País. En 1978 gana el premio
Mundo de entrevistas y en 1980 el premio Nacional de Periodismo para
reportajes y artículos literarios. Fue redactora-jefe del suplemento dominical
de El País hasta 1981. Ha publicado novelas, cuentos y recopilaciones de
entrevistas y artículos.
En el Instituto Universitario ISALUD
Silvia Gascón presentó su libro
“Vejez y Pobreza en Argentina”
El martes 28 de agosto Silvia Gascón, editora responsable de Lazos y
Directora de la Cátedra de Gerontología del Instituto Universitario ISALUD,
presentó su libro Vejez y Pobreza en Argentina. La visión de las
Personas de Edad. Un volumen de 130 páginas con prólogo de Ginés
González García, Ministro de Salud de la Nación., quien define la
investigación como “... un estudio que describe la percepción de los adultos
mayores sobre la pobreza, vinculándola a los medios de vida y la oferta de
servicios, lo que lo convierte en una herramienta fundamental para la
reformulación de las políticas públicas”.
La investigación de Silvia Gascón, que contó con la colaboración de las
Magíster Adriana Fassio y Laura Irene Golpe, está dividida en tres grandes
partes: Envejecimiento poblacional y pobreza, La Visión de las Personas de
Edad y Conclusiones y Recomendaciones. Esta última parte, precisamente,
es el aporte fundamental de la investigación porque no se limita a presentar
un diagnóstico, sino que plantea las soluciones posibles.
Las propuestas para enfrentar con éxito el problema de la pobreza en los
adultos mayores son: generar la debida conciencia social acerca de la
estructura de edades de la población; modificar el paradigma que asimila el
aumento de la edad cronológica, la pobreza y la
enfermedad
discapacitante; asegurar el acceso a la salud; introducir el enfoque de
género en las políticas y programas destinados a personas mayores;
garantizar la seguridad económica y la productividad social; formar y
capacitar recursos humanos; impulsar las investigaciones; trabajar desde la
perspectiva de los derechos de los mayores; fortalecer la organización y
participación de las personas mayores.
Más allá del rigor de la investigación, un aporte fundamental del libro son
los testimonios, por momentos desgarradores, de los adultos mayores en
situación de extrema pobreza. Parte de estos testimonios, tanto de hombres
como de mujeres, y de habitantes de las ciudades como de las áreas
rurales, fueron presentados a través de un video realizado por el equipo de
investigación y editado por el videísta Julio César Otero Mancini.
Presentaron el libro, ante una concurrencia de 120 personas, el ministro
González García y el Licenciado Alberto Amadeo, Presidente de la Asociación
Argentina de Políticas Sociales.
Las formas de la pobreza son variadas, como lo son las maneras de
percibirlas. Sin duda, la del que llega al fin de sus días sin
derecho a comida, techo y abrigo; sin consideración social,
afectiva y familiar, es un flagrante testimonio de una sociedad que
aún no ha comprendido su destino.
PARA ABUELAS CANCHERAS
Evite los peligros del hogar
Que las abuelas son sabias, es un hecho. Que son las
maestras de sus hijas, nadie lo duda. Sin embargo, abuela, no
está de más recordar lo aprendido y enterarse de lo nuevo.
Por eso creamos esta sección. Sólo para ustedes.
Los chicos menores de 5 años no deberían subir y bajar escaleras
solos porque se trata de una habilidad completa que requiere
madurez motriz e intelectual. Las escaleras suelen ser un lugar
habitual de accidentes en el hogar porque resultan muy tentadores
para los más chicos. Ellos disfrutan de treparse, bajar varios
escalones a la vez y deslizarse, porque están en pleno
descubrimiento del mundo. En relación con los balcones y terrazas es
importante, entre otros cuidados, el uso de barrotes y enrejados que
deben controlarse a menudo debido a que, en la intemperie, suelen
deteriorarse.
• Escaleras: Cuide que la separación de barrotes impida a su nieto
pasar su cabeza, porque de lo contrario puede caer al vacío.- Use
malla o redes paralelas - Coloque una malla o barrera en ambos
accesos de la escalera (arriba y abajo) con un sistema que puedan
abrir los niños mayores de 5 años - Enséñeles a usar el pasamanos Evite las escaleras tipo caracol - Si la subida tiene curvas, lo mejor
es que haya un descanso plano y no escalones asimétricos - Nunca
encere la escalera.
• Balcones y terrazas: Bloquee los caminos de acceso para que sus
nietos no lleguen solos a esos lugares - Elimine elementos que le
permitan trepar y alcanzar el borde de la baranda con los hombros Preste atención a los pisos mojados, baldosas flojas o rotas y otros
objetos que puedan lastimar.
EL ABUELAZO
Desde el próximo número Lazos publicará las fotos con sus nietos/as.
Hágalas llegar a través de nuestros mails:
[email protected]
[email protected]
La fiesta de los cuidadores
en la Red Mayor La Plata
El martes 7 de agosto a las 18 horas, en un clima de mucha alegría,
35 cuidadores domiciliarios recibieron su diploma de la Red Mayor
ISALUD y del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que
acredita la capacitación que recibieron.
Los participantes recibieron, a lo largo de seis meses, una intensiva
formación para cuidar a personas mayores con pérdida de autonomía
o dependencia. La licenciada en enfermería Juana Ayala y un equipo
interdisciplinario fueron
los coordinadores del curso que se
desarrolló a través de distintas metodologías didácticas, como
actividades teóricas en el aula, talleres grupales y pasantías, cuyo
objetivo fue complementar la formación de los alumnos para que
estén en condiciones de ofrecer un servicio cada vez más solicitado
en nuestra ciudad. Servicio
que en muchos casos evita las
institucionalizaciones innecesarias. Es decir, la internación en un
geriátrico del adulto mayor dependiente.
El equipo de capacitadores estuvo integrado por las Coordinadores
grupales Lic. Liliana Horno y Lic. Silvina Chesini, Coordinadora
pedagógica: María Nair Tordó, Equipo docente: Dra. Sara Iajnuk,
Dra. Virginia Viguera, Odontóloga Ernestina Tedeschi, Lic. Paula
Danel, Lic. Gustavo Ciuappa, Dra. Alba Patiño, Lic. Sandra Katz, Lic.
Analía Benvegnú, Profesora Analía Zuppa, Fonoaudióloga Silvia Vega.
“Porque para cuidar a las personas mayores es necesario prepararse,
conocer el proceso de envejecimiento, saber cómo ayudarlos para
mantener su autonomía todo lo posible, pero además reconocer las
mejoras formas de trato, el respeto, el cariño y la atenta escucha”
dijo Silvia Gascón en el acto de cierre.
En un emocionado discurso, la señora Ruth Mujica, flamante
cuidadora que habló en nombre de sus compañeras, agradeció la
capacitación recibida, el seguimiento personalizado y el apoyo que
tuvieron como grupo durante todo el tiempo que duró el curso.
Se dieron cita autoridades nacionales y provinciales, profesores y
alumnos, la coordinadora Juana Ayala y muchos familiares, padres,
hermanos, hijos y amigos , que le dieron un hermoso marco a una
tarea que merece nuestro aplauso y reconocimiento. MUCHAS
GRACIAS A TODOS Y TODAS.
La Red Mayor donó una silla de ruedas al Teatro
Argentino
En las reuniones que cada 15 días se desarrollan en la Red Mayor,
para avanzar en el proyecto de hacer que La Plata sea una ciudad
más amigable con la edad, ocurrió lo que nadie esperaba.
Dos profesionales que trabajan con adultos mayores, planearon
algunas dificultades que habían tenido por la carencia de alternativas
para personas mayores que tienen ciertas discapacidades, en el
acceso a diversos espectáculos.
Entre el grupo de voluntarias de la Red Mayor surgió Ruth Mujica. Y
nos cuenta que disponía de una silla de ruedas que pertenecía a su
hijo Néstor Rafael Huayhua Mujica, que falleció hace 7 años. El joven
padecía de anoxia perinatal (parálisis cerebral severa por trauma de
parto) y era asiduo concurrente al Teatro Argentino.
Ruth quiso que esa silla estuviera allí, para que de alguna manera,
su hijo siguiera escuchando música y para que otras personas con
discapacidades puedan tener facilitado su acceso.
Un gesto que nos conmueve profundamente. Gracias Ruth, por tu
generosidad y compromiso con la defensa de los derechos de las
personas con discapacidades.
Gracias también a Fernando De Rito, Administrador General del
Teatro Argentino, porque a partir de este encuentro surgieron varios
caminos de trabajo en conjunto. Y gracias al cdor. Alberto De Niro,
de la Gobernación de la Provincia de Buenos Aires, que nos ayudó
todo el tiempo.
Grupo Tercera Edad UPCN
(Informes en 47 Nº 521 / Tel.: 427 0618)
Vacaciones en Carlos Paz
Con la coordinación de Silvina, integrante de la Secretaría de
Turismo de UPCN, los integrantes del Grupo Tercera Edad viajaron a
Villa Carlos Paz, provincia de Córdoba. Durante cinco días se alojaron
en el Hotel Skorpions donde degustaron una excepcional comida
casera y realizaron excursiones que les permitió admirar la belleza de
Mina Clavero, Valle de Punillas, Villa Giardino, Cruz Chica, Cruz
Grande, Los Cocos, Alta Gracia y Cosquín, la capital del folklore,
entre otros lugares inolvidables. Ya está en marcha la próxima visita.
Expo de Clelia Lucía
Sus collages son una fiesta para los ojos. Realizados con distintos
materiales, desfilan ante la mirada del espectador una tropilla de
caballos, un paisaje nevado, las hojas secas del otoño , un manojo
de flores. Esta forma de arte, practicada por pintores de renombre
universal como Picasso, Geor-ges Braque o Juan Gris, tiene en Clelia
Lucía una continuadora de exquisita sensibilidad. En la Sala Rubén
Landívar de la Mutual UPCN, de lunes a viernes de 8 a 18 hs.
El Coliseo Podestá por dentro
De la mano de Ito y Ana María Sierra, que actuaron como guías, el
Grupo de la Tercera Edad visitó el Coliseo Podestá. Este teatro por
donde desfilaron y desfilan los principales artistas de la Argentina
es, desde el punto de vista arquitectónico, un típico teatro a la
italiana en forma de herradura, propia del siglo XIX y de la
arquitectura neoclásica. Una visita superinstructiva que permitió a los
visitantes conocer aspectos desconocidos del Coliseo.
¡A pasear!
La Secretaría de Turismo UPCN se adelanta al verano ofreciendo
para los próximos tres meses viajes para anotarse ya mismo. Para
San Clemente las salidas son el 22 de septiembre y el 20 de octubre.
Para la Península Valdez el 31 de octubre, y para Mina Clavero,
Córdoba, el 21 de noviembre. Consultas de lunes a viernes de 8 a 18
hs y los sábados de 9 a 12. hs. Tel: 425-6966/ 427-0590. ¡Qué
buena onda!.
Concurso literario
Vivencias de ayer
El concurso tiene como objetivo rescatar las acciones cotidianas y
hábitos en los hogares, con referencia al medio ambiente. Qué
hacían nuestros mayores con la basura, el lavado de la ropa, el agua,
la luz, etc. Podrá participar toda persona mayor de 60 años. Los
trabajos, de no más de 2 carillas, deberán presentarse escritos a
máquina o computadora, por duplicado y firmado con seudónimo.
Consultas: ASCIP (Asociación Social Comunitaria Integridad Popular)
calle 14 Nº 676 Tel. 482-1767 de lunes a viernes de 13.30 a 17 hs.
¡A escribir!
Campaña Uso Responsable del Agua
Con el auspicio de UPCN y la organización de ASCIP (Asociación
Social Comunitaria de Integridad Popular) y la ONG Fundación GEA,
se está llevando a cabo la campaña Uso Responsable del Agua. La
campaña tiene como objetivo concientizar a la población en el
cuidado del agua, evitar el derroche y su contaminación, y colaborar
en la mejora del medio ambiente.
El objetivo primordial es promover una cultura del agua, proponer a
todos un uso del recurso basado primordialmente en el ahorro. Esto
se consigue, básicamente, cambiando los hábitos de consumo. El
agua es un recurso natural limitado y no renovable. El 60% de la
población mundial vivirá en regiones con escasez de agua en el siglo
XXI si se mantiene el actual ritmo de consumo. La causa principal no
solo es la escasez de lluvias y el aumento de temperaturas, sino
también la contaminación y el uso incorrecto del agua. Por eso cuidar
del agua es un desafío. Informarse y tomar conciencia es nuestra
propuesta. Cuidando el recurso hoy, las futuras generaciones podrán
disfrutarlo.
Para ahorrar agua en nuestras casas:
• Evite el goteo de canillas y arregle las pérdidas de inodoros
• Use un vaso de agua cuando se cepille los dientes
• Lave los platos llenando la pileta
• Si compra electrodomésticos exija que economicen agua
• En vez de la manguera, use el balde para lavar el auto
• Tome duchas rápidas en vez de baños de inmersión.
A M A P L A
Adultos Mayores Platenses
Los días 8 y 9 de Noviembre, se llevarán a cabo en la ciudad de
Montevideo, R.O. del Uruguay, el Encuentro Regional de Grupos de
Adultos Mayores y el Segundo Congreso Iberoamericano de
Psicogerontología. Para informar sobre el contenido y desarrollo del
mismo, nos reuniremos el jueves 27 de septiembre, a las 18 hs. en
el salón del Banco Supervielle, Centro Banex, calle 6 Nº 740 entre 46
y 47. Se invita a todas las personas Adultas Mayores que tengan
interés en participar, a concurrir a dicha reunión, donde
se
informará sobre la importancia del Encuentro, detalles de la
organización y de nuestra participación, costos del viaje, planes de
pago, etc. La entrada es gratuita.
e-mail: [email protected] - Tel. 479-6386 - Chola
ATEMPO en Capital y Gran Buenos Aires
Luego de una etapa de desarrollo y puesta a punto se lanzó el servicio en la
ciudad de La Plata a principios de 2006. Desde el mes de Julio 2007, se
encuentra disponible en la Capital Federal y en el Gran Buenos Aires.
Su misión es proveer a sus usuarios y familiares de un servicio que brinde
tranquilidad, independencia, contención y acompañamiento.
En Capital y Gran Buenos Aires, según el censo 2001, hay más de 270.000
adultos mayores que viven solos, de los cuales cerca del 80% son mujeres.
Con el aumento de la expectativa de vida estas cifras tienden a crecer en
forma sostenida, generando nuevas necesidades de servicio para este grupo
de personas.
La Teleasistencia Domiciliaria permite la permanencia de los adultos
mayores en su propio hogar en contacto con su entorno socio-familiar y
asegurando la intervención inmediata en situaciones de necesidad personal,
social o médica.
ATEMPO, primera empresa de Teleasistencia Domiciliaria de la Argentina,
constituye un sistema de ayuda telefónica personalizada en el que se cubren
las necesidades de aquellas personas que debido a circunstancias
personales o físicas requieran atención en forma regular y en caso de
emergencia una rápida asistencia las 24 horas del día.
Esta propuesta conjuga la instalación de un sistema de monitoreo
domiciliario con un modelo de acompañamiento personalizado de llamadas
periódicas al usuario.
Papelnonos Platenses y la NoTanBIG
El encuentro fue en el Centro Gallego (calle 42 Nº 373). Allí se dieron
cita la magia de los Papalenonos con sus instrumentos de viento y un
jazz interpretado con contrapuntos, ensambles y matices admirables.
Alejandro Dinamarca, director de los Papelnonos, le dio la bienvenida
a los 378 espectadores presentes, mientras se repartían los tres
últimos números de Lazos. Los nonos salieron a la cancha con el
tema Por la vida y como siempre, se lucieron con Vuelen, Cantando y
Paisaje de recuerdos. La NoTanBIG fue aplaudida a rabiar gracias a
la calidad de su cantante Marcela Monreal y su versión de Going to
Chicago, donde los cinco saxofonistas deslumbraron al público con
una improvisación fuera de serie. El cierre lo hicieron los dos grupos
interpretando el clásico Sweet Georgia Brown.
Encuentro Internacional
El 5, 6 y 7 de Setiembre se llevará a cabo el IVº Encuentro Nacional
y Latinoamericano de la Red Papelnonos (Argentina- Ecuador y
México) bajo el lema “Por una sociedad para todas las edades” en la
Ciudad Autónoma de Buenos Aires , Salón Dorado de la Legislatura
Porteña , Perú 167, y en el Salón de Actos de la Facultad de Derecho
de la UBA-Avda. Figueroa Alcorta 2263.
En La Plata
Sábado 8: 21.30 hs. salón del Hogar Ceferino Namuncurá, Avda. 44
y 163 a beneficio de la Casa del Niño de Ana Mon.
Lunes 10: Escuela Básica Rep. de Chile, 31 entre 77 y 78, a las 16.
Viernes 14: Centro de Bioquímicos, Avda. 44 Nº 470, a las 18.30.
Sábado 15: Centro de Jubilados de Villa Argüello - 126 entre 61 y 62,
Berisso, a las 19 ,30.
Sábado 22: Teatro El Portal del Carmen,115 y 530, a las 19, a
Benéficio del Jardín de Infantes de la Capilla Ntra. Señora de la
Medalla Milagrosa.
Miércoles 26: Conmemorando el “Día de los Abuelos” en el Jardín del
Colegio San Cayetano, Avda. 44 y 29, en los dos turnos a, a las 11
hs y 13 hs.
Sábado 29 Biblioteca Popular de la localidad de Gómez, Centro de
Jubilados, a las 16 hs.
Jorge Kistenmacher: el deporte como escuela de vida
A los 88 años es padre de tres hijas y abuelo de 7 nietos. Nació en Tucumán
pero hizo toda su carrera en nuestra ciudad. Fue preparador físico de
Estudiantes de La Plata y Peñarol de Montevideo. A los dos los sacó
campeones del mundo. Creó una nueva manera de entender el fútbol.
Escribió doce libros sobre distintos deportes que son manuales de consulta
para los profesionales. Maestro de varias generaciones, es una leyenda
viviente del deporte argentino.
Los vientos de la guerra, tan implacables como impredecibles, hicieron que
Alejandro Enrique Kistenmacher abandonara su Hamburgo natal, en
Alemania, para comenzar una nueva vida en la Argentina. El lugar elegido
por el azar o el destino, imposible saberlo, fue el Ingenio de la Corona, en
Concepción de Tucumán, a 70 kilómetros de la capital. Allí trabaja como
contador y se casa con Ethel, también descendientes de alemanes, que le
da cinco hijos: 3 mujeres y 2 varones. Lo que no podía saber, en ese
momento, es que uno de ellos -Jorge- se convertiría en un deportista y
preparador famoso en el mundo entero.
De sol a sol
Cuando Jorge Kistenmacher habla de su infancia se le ilumina la cara. No
cabe duda que no tiene deudas pendientes con su pasado. Todo lo
contrario. Queda claro que para él es un tiempo feliz. Como jefe de familia
numerosa su padre supo, desde el principio, que para vivir con dignidad
todos los integrantes de la familia debían trabajar. Y lo hicieron de sol a sol.
Pero con la alegría del que sabe que el esfuerzo vale la pena.
Todos los hermanos estudian y trabajan. En su quinta los Kistenmacher
cultivan todo lo imaginable: desde verduras y frutas a caña de azúcar. Pero
además, crían gallinas y conejos, y producen su propia miel. Todas las
tardes el futuro campeón argentino de salto en largo y triple salto, llena
una canasta con huevos y va a la ciudad a venderlos. Mientras tanto, sus
hermanos y hermanas se ocupan de otras tareas. Cada uno tiene un rol
distinto, pero indispensable, en la economía familiar. El siguiente destino de
la familia es la ciudad de Resistencia, Chaco, donde Jorge se recibe de
bachiller.
Con el diploma en la mano intenta dos carreras: ingeniería y agronomía. A
los 20 años, después de tres años de Universidad sabe, con absoluta
certeza, que su destino es el deporte .Y se instala en La Plata. Aquí se
inscribe en el Curso para ser Profesor de Educación Física. Curso en el que
es abanderado de los 20 a los 25 años. Pero algo más, tan o más
importante que el deporte, lo espera en la ciudad.
Sus dos amores
Lo que le espera, además del éxito como preparador físico, y el prestigio de
ser Director de Deportes de la Nación y la Provincia, es nada menos y nada
más que Sara Poggio, su esposa y madre de sus tres hijas: Nora, Gloria y
Silvia. Se conocen un 21 de septiembre, Día de la Primavera, en el baile del
Club Universitario y no se separan más. Hoy, Jorge Kistenmacher dice, con
una sonrisa de oreja a oreja. “Fue es momento más feliz de mi vida”. Y se
nota que es absolutamente cierto.
Lo que sigue, paralelo a la construcción de una familia, es el fútbol. No es
casualidad, ni buena suerte, que haya sido el preparador físico de dos
campeones del mundo: Estudiantes de La Plata y Peñarol de Montevideo.
Con el club uruguayo ganó el Campeonato del Mundo en Japón después de
vivir cinco anos en Uruguay con toda su familia.
No es exagerado decir que Jorge Kistenmacher reinventó el fútbol
argentino. Con el Pincha, junto a Miguel Ignomiriello y Osvaldo Zubeldía,
introduce conceptos desconocidos hasta ese momento, como el de la
concentración, trabajar con los arqueros, hacer ejercicios con la pelota,
trabajar las jugadas en el pizarrón, sacar jugadores de las inferiores,
entrenar 6 días a la semana, salir a la cancha con una estrategia previa.
Y algo más que no todos recuerdan: fue él quien convenció al presidente
Mangano que comprara los terrenos que hoy son el country y la cancha de
golf.
Enseñar lo aprendido
En realidad, enseña lo que le enseñó su padre: con responsabilidad y
sacrificio se llega adonde se quiere llegar. Por lejana que sea la meta. Todo
esto, y mucho más, está en los 12 libros que escribió sobre distintos
deportes.
¿Cómo es un día en su vida hoy, lejos de las canchas y las tribunas? Lector
apasionado, de día lee a su autor favorito: Wilbur Smith, autor de novelas
como Cuando comen los leones, Furia o El poder de la espada. Novelas que
transcurren en el África salvaje y donde el riesgo y la pelea son el hilo
conductor.
Cada tanto se hace una escapada al cine para ver al invencible James
Bond, su héroe más admirado. Pero también se hace un lugar para ver cine
francés porque es el que prefiere Sara.
En cualquier momento se encierra en su pequeño taller y talla autitos en
madera para sus nietos. Aunque ya tienen entre 24 y 16 años quieren los
juguetes del abuelo. Cómo no van a quererlos.
Pero hablar de nietos es, por supuesto, hablar de Juana. Fana de
Estudiantes, su cuarto tiene las paredes cubiertas con banderas del club y
posters de los jugadores. Nadie duda de su amor al Pincha, pero hay
sospechas fundadas de que ese cuarto es, en realidad, un homenaje a su
abuelo.
Este hombre sobrio, por momentos casi ascético en su manera de vivir,
absolutamente humilde, de pronto se vuelve orgulloso cuando habla de sus
hijas. Profesoras de inglés, historia del arte e historia, son las medallas más
valiosas que ostenta. Las únicas que lleva siempre en el pecho.
Sí, Jorge Kistenmacher es un triunfador. No por las medallas que ganó,
sino por el ser humano que es.
LUIS PAZOS
Escrito en el 2001 es el libro número 12 de Kisten-macher. Un auténtico manual
dividido en 8 capítulos que van desde la historia del rugby hasta conceptos sobre
medicina deportiva y toda clase de ejercicios: libres, con pelotas, de fuerza, con
cubiertas, con bastones y sogas. Son 109 páginas acompañadas por fotos que
ilustran a la perfección el tema que trata. Un apartado especial dedicado al
entrenamiento señala que en todas las circunstancias el entrenamiento debe tener
alegría, variedad en los ejercicios, dinámica en los movimientos, competencias a
cada instante, ritmos cambiantes, lugares disitintos de trabajo. Toda una lección.
Día Internacional de la Enfermedad de Alzheimer
21 DE SEPTIEMBRE
En el año 1994, la Federación Internacional de Alzheimer y la Organización
Mundial de la Salud, establecieron que el 21 de septiembre se celebre
mundialmente el “Día Internacional del Mal de Alzheimer”, con lo que las
Asociaciones de todo el mundo unifican en esa fecha de cada año la
celebración.
La enfermedad debe su nombre al médico alemán Alois Alzheimer, que
entre 1906 y 1907 describió los síntomas presentados por una mujer de
algo más de 50 años con graves problemas de memoria así como, con
otras sintomatologías características de este mal.
El propósito de esta conmemoración es concientizar al público sobre la
enfermedad al difundir información al respecto, solicitando el apoyo y la
solidaridad de la población y de instituciones y organismos oficiales, y
promover el trabajo de las asociaciones de Alzheimer alrededor del mundo.
Los grupos de apoyo de “ALMA” no son una alternativa terapéutica, es decir,
un contexto donde el enfermo seguirá un tratamiento, sino que constituyen
un espacio de contención para el familiar y de aprovechamiento de las
experiencias de otros
integrantes. Se crea un ambiente de interés,
franqueza, confianza y seguridad que sólo puede ser dado por quienes
conocen la difícil tarea que significa cuidar a estos pacientes.
Compartir nuestro problema con otro, es uno de los caminos para empezar
a superarlo y poder lograr una mejor calidad de vida para el cuidador y
principalmente para el enfermo.
Podemos orientarlo en el manejo de distintas situaciones. Cuente con
nuestro apoyo.
“…no nos olvidemos de quienes ya no pueden recordar…”
A.L.M.A La Plata
Asociación de Lucha contra el Mal de Alzheimer y/o alteraciones
semejantes.
Se reúne los 1ros. sábados de cada mes a las 10 Hs. en el Hospital San
Roque de Gonnet, aula Docencia e Investigación – 508 e/ 18 y 19.
La temperatura Corporal
En las personas mayores son comunes los problemas relacionados
con la temperatura corporal y la deshidratación porque la capacidad
del cuerpo para regular la primera disminuye a medida que pasan los
años.
En cuanto a la deshidratación es importante recordar que las
personas mayores tienen menos sensación de sed, por cual no
suelen beber suficiente cantidad de líquidos. Esto, sumado a un
funcionamiento más lento de los riñones, a la capacidad disminuida
de concentrar orina y a la menor capacidad de transpirar, favorece la
deshidratación y los problemas de regulación de temperatura. Sin
embargo, el ejercicio regular mejora este mecanismo y reduce el
riesgo de deshidratación. Un cuerpo bien ejercitado favorece...
• Mayor contenido de agua en el cuerpo. En consecuencia,
mantenerse activo ayuda al organismo a perder más agua a través
de la transpiración sin temor a la deshidratación.
• Más transpiración cuando se ejercita. Esto ayuda al organismo a
bajar su temperatura interna a niveles aceptables.
• Menor pérdida de sales minerales. –potasio, sodio, cloro–. La
transpiración es más diluida y por eso no reduce los depósitos de
estos importantes minerales.
Los sí: Hacer gimnasia con regularidad - Beber por lo menos 2 litros
de líquido por día aunque no sienta sed.
Los no: Postergar el inicio de la actividad porque se teme no poder
cumplir con las indicaciones. Usted puede detenerse cada vez que
sienta cansancio, ya que la exigencia debe ser gradual. –Exponerse
al sol del verano sin sombrero y sin crema protectora– . Caminar al
mediodía: evite el horario de 11 a 16 horas. Recuerde que el calor y
el frío extremos afectan más a las personas mayores que a los
jóvenes.
CINE-VIDEO
El regreso de Capote
Martín Carrasco Quintana
Y de pronto, Truman Capote regresó a nosotros, los adultos mayores de
hoy, que lo habíamos descubierto hace años, cuando irritaba a la alta
sociedad de la que dependía, cuando escribía trivialidades geniales, como
Desayuno en Tiffany’s y cuando revolucionó el mundo de las letras con A
sangre fría y demostró que había nuevos caminos para la narrativa, como
la novelización de una noticia policial.
Hay un bombardeo de Truman Capote sobre nuestras cabezas; bombardeo
que se agradece, porque su obra forma parte de lo que nos forjó como
lectores y como espectadores de cine.
El cine -dice Francois Truffaut-, si no pasa por detrás de la cabeza del
espectador, se queda en la pantalla y allí muere. En el caso del Capote
cinematográfico, ambas ofertas pasaron por encima de las cabezas de las
nuevas generaciones.
Como la industria es eso y no solamente un arte, a nadie se le escapa que
ambas recientes películas tuvieron en cuenta el fenómeno generacional que
se da con los mayores adultos cada vez más numerosos, atentos y
dinámicos.
Dos espejos
Entonces, a ese público está ofrecida la cosa: Capote, rodada en 2005, con
dirección de Bennett Miller y que significó el Oscar de la Academia para
Philip Seymour Hoffman, muy bien acompañado por Catherine Keener,
como la andrógina Harper Lee, autora del esplendente Matar un ruiseñor.
Ahora nos ha llegado Infame (Infamous), de Douglas McGrath, filmada
antes que la otra y que tuvo que esperar. Es otro enfoque sobre el mismo
tema: una mirada inglesa sobre un drama americano.
En este caso, hay un reparto coral y Truman Capote está encarnado por el
británico Toby Jones. Lo acompañan Sigourney Weaver, Daniel Craig,
Gwyneth Paltrow, Sandra Bullock e Isabella Rossellini.
Tiempo presente
El caso pasa por la contemporaneidad: éramos jóvenes aún, en noviembre
de 1959, cuando dos asesinos mataron a los cuatro miembros de una
conocida familia granjera, los Clutter, en el desolado pueblo de Holcomb,
Kansas.
Por la distancia –si algún diario argentino recogió la noticia–, esa masacre
lejana no afectó nada en estas latitudes. Pero Truman Capote vio la sombra
de un rastro y decidió ir al lugar de los hechos.
Hoy sabemos que así lo impuso en la revista The New Yorker en que
trabajaba y que le impuso la compañía de Harper Lee para encarrilarlo en
sus frecuentes desvíos.
Amanerado, con gestos de niño, Capote se impuso en la relación con los dos
jóvenes, que ya habían sido apresados: Perry Smith, con mucha sangre
india en sus venas, y Richard Hickock, un anglosajón montañés.
De pronto -y tal vez esto se vea mejor en el film de Seymour Hoffman- el
cazador de noticias, que es la máscara de Capote, cede al impulso del
escritor que esperaba agazapado: el hombre intuye que está ante la novela
de su vida y todo lo demás deja de interesarle.
El que actúa realmente a sangre fría, es el mismo Capote, que acosa
durante siete años a los presos con mil elementos de seducción, y que sólo
desea al final que la postergada pena de muerte se aplique de una vez,
porque sólo allí podrá editar su obra cumbre.
La pluma exquisita
Nuestra generación leyó con ansia A sangre fría y aceptó pacíficamente
que Truman Capote había descubierto eso que se llamó novela de noficción.
Y cuando volvimos la mirada al hombre detrás de las letras, nos
encontramos con un niño malcriado y víctima de los abandonos de sus
padres, que había crecido entre abuelas y tías viejas en Nueva Orleáns y
que sabía escribir como los dioses.
Lo vimos no poder superar más la cota de A sangre fría, hacer papelones,
desencantar a la clase a la que nunca pudo pertenecer y morir finalmente
en medio de vapores de alcohol en 1984.
Jardinería y estética
Siempre me sentí cerca del verde, pero en realidad fue cuando terminó mi
actividad profesional cuando pude poner mi cabeza frente a un gigante
verde. Era un ciprés centenario que su preponderancia me llevó a elegir la
que hoy es mi casa. Es tan importante su presencia que la resolución de su
entorno es y ha sido todo un desafío que me llevó a incursionar en el cultivo
de las flores y las plantas, es decir en la jardinería.
Y la Jardinería es un arte, porque requiere una formación estética, habilidad
manual y el conocimiento de las ciencias aplicadas (la botánica, suelos y
clima).Pero en realidad es una manifestación más del hombre. Los pueblos
de la antigüedad apreciaban las flores y las plantas para la decoración y
como manifestación divina en las fiestas religiosas, a su arquitectura y a sus
leyendas. En occidente los griegos y los romanos han dejado en sus
pinturas incontables expresiones asociadas a la belleza de las flores.
Una de las siete maravillas del mundo fueron los jardines colgantes de
Babilonia, formados por una sucesión de terrazas sobre arcos de ladrillos,
cuyo sistema de riego creaba una lujuriante vegetación. Pero son los
Egipcios a quien corresponden los jardines más antiguos (año 2.000 a.c.),
caracterizados por su simetría ubicados cerca del templo o de la casa. Los
chinos desechan la simetría (500 a 600a.c.) tratando de imitar a la
naturaleza.
Los japoneses dedican los jardines al espíritu y la meditación y cada uno de
los elementos tiene una significación especial. La profesión de jardinero es
un estado superior del hombre que extrae de la naturaleza su sabiduría y la
manifiesta en su arte. El agua, la vegetación arbórea o arbustiva, las rocas,
los puentes, son los elementos que idealizan lo natural en el jardín japonés.
En América también podemos mencionar en el año 1400 la construcción por
parte de los aztecas de los jardines flotantes, embalsados de plantas
flotantes sobre los cuales se ponía tierra, sembrando hortalizas y frutales.
Pero la jardinería toma verdadero impulso con los parques Romanos, en el
Renacimiento, a cuyo diseño simétrico se incorporaron escalinatas,
pérgolas, esculturas, terrazas, juegos de aguas, árboles, etc. Así podemos
nombrar los Jardines de Villa Borghese (1606), los de Villa Medici (1417) y
los Jardines del Vaticano (1503).
En Francia son los parques de Versalles, creación de expertos como André
Le Notre, donde surge el estilo versallesco que sigue aún las reglas de la
simetría.
Es en Inglaterra donde surge un movimiento que vuelve a la naturaleza.
Aparecen jardineros notables como Kent (1730), Brown y Chambers,
diseñando hermosos parques y jardines. Amplios espacios con césped,
caminos sinuosos, árboles aislados y macizos irregulares que dieron lugar al
estilo que se conoce como "paisajista" o también "apaisado".
¡Hasta la próxima!
COCINA
Scons
Ingredientes
Harina leudante 400 gramos
Manteca 200 gramos
Azúcar 50 gramos
Leche 60 cc.
Sal 1 pizca
Huevo 1
Yema 1
Preparación
Desmigar la manteca con el azúcar, la harina y la sal. Aparte, batir
ligeramente el huevo con la yema y la leche e incorporar la harina. Tomar la
masa sin amasar, taparla y colocarla en la heladera 20 minutos. Estirarla de
2 a 3 centímetros de espesor y cortar los scons con ayuda de un
cortapastas del diámetro deseado. Acomodarlos en una placa enmantecada
y enharinada. Pincelarlos con huevo o leche y cocinarlos en horno caliente
15 minutos.
NOTA. Es conveniente dejar reposar la masa en la heladera pero solo unos
minutos para que no pierda el gas de los leudantes.

Documentos relacionados