news - Grupo Sagardi

Comentarios

Transcripción

news - Grupo Sagardi
Blogs
Temas
Portada
Internacional
Editorial Artículos
Blogs
Política
Economía
Sucesos
Opinión
Deportes
Viñetas Temas de Debate El mundo que viene
Vida
Tecnología
Al minuto
Cultura
Gente
Lo más
Ocio
La Vanguardia TV
Participación
Fotos
Hemeroteca
¿Quién dijo que las tardes de domingo son aburridas? Bueno, en verano por lo
menos pueden serlo un poco menos, un antídoto: las Wet Deck Summer Series del
Hotel W de Barcelona. Tras el éxito implacable de la temporada pasada, el hotel
cuenta con una nueva edición este verano de sus happenings dominicales.
Absteneros los que buscáis relax y notas de jazz de fondo porque esta terraza es
para nostálgicos que no hayan podido pisar Ibiza este año. Esto es: Desenfreno
discotequero open air: electropop, techno y progressive cada domingo de la mano de
una selección de djs internacional –como Mylo, Wally López o Uner-. El privilegiado
espacio, (frente a la concurrida playa de la Barceloneta) contará este año, además,
con colaboraciones con Hedkandi, International Music Summit (IMS), Mixmag y la
revista Vicious. Estos happenings comienzan a las 19:30h hasta medianoche y, a
partir de ahí y si el cuerpo aguanta y no hay que madrugar el lunes, la fiesta sigue en
el club Eclipse, en la planta 26. Para estar al día es recomendable consultar el
calendario online de W Barcelona.
Por segundo año, otra opción (más casual) en esta parte de la costa catalana es el
club de playa, Salt, un beach club de aire californiano con la arena a los mismos
pies. Platos de cocina marinera con un twist creativo, snaks para un picoteo rápido y
una carta de coctelería variada que se propone como maridaje resultan irresistibles
si se combinan con una tumbona en la misma arena y música lounge. Algunas
propuesta nuevas de este 2013 son el avocato margarita (con aguacate y jalapeños),
pineapple margarita (con zumo y puré de piña), y rose margarita (con agua de
rosas).
La Guingueta de Barcelona . Es el chiringuito de moda por escelencia y aunque en
este repaso no ibamos a hablar de chiringuitos su terraza es una de las más
solicitadas. La culpa la tienen las tapas
macrobióticas que sirven, las ensaladas, raciones
playeras, bocadillos y hot-dogs catalanes (que la
butifarra vaya por delante). Todo cocinado
acrobáticamente en la cocina de la Barbie (no hay
que olvidar que están en la misma playa, la de la
Barceloneta o la de Bogatell). También disponen de una minibarra de coctelería
donde preparan desde los tragos más clásicos a zumos naturales, chupitos de wheat
grass o los consabidos gintonics. A destacar los increíbles helados (4,50-6 euros) de
Jordi Roca con su miniparada de Rocambolesc (su heladería de Girona). Si no hay
sitio en la terraza son una buena opción para ir comiendo y hacer tiempo. Ah!, se me
olvidaba: todo tienenun precio más que razonable teniendo en cuenta que estamos
en la playa y que la oferta la firma el gran Carles Abellán.
Sin abandonar ese imán de guiris tostados
que es el paseo marítimo barcelonés estos
días encontramos otras propuestas estivales
que vale la pena anotar. Opium Mar, con
emplazamiento excepcional debajo del hotel
Arts, cuya terraza destaca por su diseño
innovador, cool a rabiar y vanguardista,
gracias a la mano de la interiorista Estrella Salietti. Es un lugar ideal para tomar una
copa o para disfrutar de la música en directo en las fiestas Wed’js que organiza el
espacio con pinchadoscos (ya sé que esto es muy retro) de renombre internacional
hasta septiembre. Otra opción es Sotavento también del grupo Costaeste, un local
con una decoración cuidada y cosmopolita, de la mano de la misma diseñadora y
con una iluminación muy sensual que crea un ambiente intimista, obra del interiorista
Pepe López. A reseñar su trabajada carta de cocktails.
Con primerísimas vistas al mar desde el
Espigón de Bac de Roda en la Playa de la
Nova Mar Bella Boo Restaurant & Beach
Club se ha reinventado este verano como
multiespacio gastronómico con un sinfín de
novedades: además de los nuevos horarios
de cocina, estrenan un showcooking de
pescados, mariscos y carnes en las nuevas Barcas del Lounge & Beach Club Area y
teppanyaki en la terraza vip de la primera planta. El restaurante ofrece dos bonitas
terrazas al aire libre, por un lado, el Boo Beach Club, rodeado por el mar con
confortables hamacas y camas vip para tomar un aperitivo, un cóctel o un baño a pie
de playa e incluso poder hacer después una buena siesta. Su otra opción es El Boo
coctail Club, justo al lado del Mirador, con una oferta de combinados tanto modernos
como los clásicos mojitos y daiquiris. Un gran sofá blanco domina el espacio y es el
parapeto perfecto para contemplar el atardecer frente del mar.
Mamarosa Beach es otra opción para
saborear el verano a pie de playa en este
caso con una carta de pizzas y una carta
fresh de platillos más ligeros. Sirve cóctails y
zumos naturales hasta las 03.00 horas. (DJ
en directo en su terraza sábado y domingo de
16h a 20h para disfrutar de la puesta de sol).
Desde otro punto de vista pero también
mirando al mar cabe reseñar la terraza del
Hotel Hilton Diagonal Mar. Abrió en realidad
el año pasado pero es este cuando se ha
puesto las pilas con una oferta para no
residentes en el hotel que vale la pena probar.
Su carta de cócteles y batidos preparados al
momento es significativa. Por ejemplo, podemos tomar un batido de mango con
helado natural y fruta de la pasión (10 euros) o uno de fresa. También hay opciones
con alcohol clásicas (13 euros) igual de apetecibles. Los cócteles se acompañan con
un bol de patatas fritas o con alguno de los platillos de su carta de la piscina, el
restaurante Brisa Pool Bar & Terrace. Aquí se puede cenar con un original menú
maridado con coctelería de la casa (55 eurso) con platos como los lomitos de rape
con arroz meloso de boletus o el pulpo a la parrilla con puré de cachelos regado con
aceite de pimentón. Si visitamos la terraza en horario de tarde incluso podemos
hacernos un masaje corporal o un tratamiento facial en una carpa de la firma Kanzah
Beauté que tienen habilitada a tal efecto (hasta la 01.00h).
Con una ubicación privilegiada, en primera
línea de mar y a pocos minutos a pie de Las
Ramblas, el Barrio Gótico y el Born, se
encuentra el boutique Hotel Duquesa de
Cardona, un hotelito de cuatro estrellas
emplazado en un palacete del siglo XVI que
es injustamente un desconocido. Su terraza
es un mirador en el que degustar una extensa carta que incluye algunas tapas como
el I love New York (Roast beef, rúcula, tomate y mayonesa de curry) o media racón
de Jamón Ibérico con pan con tomate (9 euros) (desde las 12 del mediodía hasta la
medianoche).
http://blogs.lavanguardia.com/por-amor-al-ocio/refugios-de-asfalto-ter...
¡Puedes seguirme en Twitter o Google +!

Documentos relacionados