de profesión

Comentarios

Transcripción

de profesión
MUNDO
Ross Jeffries, pionero
de la comunidad de
seductores online
POR ALFREDO VICENTE
S
ólo un clic. Apretar el botón
izquierdo del mouse fue suficiente para Brian. Este sencillo
acto le aseguraría una vida sexual en el futuro, o al menos así
lo pensó éste y así lo creen cientos de
hombres que a través de Internet adquieren los cada vez más populares servicios de “aprender a conquistar”. Lo que
Brian desconoce son las largas noches
que tendrá que pasar en bares y discotecas junto a aleros similares a él, para
afinar el control de Cupido a través de
docenas de interacciones con el sexo
opuesto.
Adquirir el servicio de un seductor
profesional le garantiza, si pone empeño, en varios meses “una mejoría en
sus habilidades sociales” (lo cual no
necesariamente quiere decir “una novia” o “sexo todas las noches”). Esto,
sin contar con los cientos de dólares
que tendrá que desembolsar periódicamente a los “expertos en seducción” que pululan por la red de redes.
Desde magos, hasta
albañiles, todos expertos
¿Por qué en Internet? Con el auge de la
D-24 : 24 de junio de 2007
Breve historia
Convertirse en
un donjuán
contemporáneo
está al alcance
de muchos
internautas que
ponen su destino
sexual en manos
de expertos
playboys
información que ofrece la telaraña electrónica, sin duda en los últimos cinco
años la compra de feromonas ha dado
paso a los emprendedores que, en su
mayoría jóvenes o artistas sin preparación académica, aseguran que pueden
convertir al más inepto socialmente en un
hombre que el mismísimo James Bond
envidiaría.
A estos gurúes se les conoce como
PUAs (del inglés Pick up artists o
maestros de la seducción), y han ido
adquiriendo fama entre los diferentes
foros de discusión dedicados al tema,
ya toda una subcultura de internautas
aficionados denominada “la sociedad
secreta”. Tanto aprendices como maestros se ponen un apodo para salvaguardar su identidad en el mundo real,
y ponen en práctica las diferentes técnicas de conquista, para luego, en los
foros de discusión, colgar sus experiencias y compartirlas con otros usuarios. Sobrenombres como David
DeAngelo, Juggler, Toecutter, Formhandle y Mystery son tan sólo la
máscara de PUAs que, tras su pantalla,
en la vida real ejercen como magos,
malabaristas, mecánicos, estudiantes
de secundaria, e incluso empleados de
construcción. Sin embargo, cuando lle-
S
ga el fin de semana, estos mismos
personajes se transforman en verdaderos playboys que, mediante seminarios y talleres, educan en masa a
cirujanos, abogados, empresarios e incluso magnates que acuden a los hoteles donde imparten sus clases de
ligue.
La mayoría de talleres son similares: el
gurú se reúne el viernes con un grupo de
adeptos, y durante toda la tarde les explica la teoría de la dinámica amorosa. En
la noche salen de caza a varios clubes de
moda en la ciudad, en donde los expertos
demuestran en vivo a los estudiantes
cómo deben de interactuar con el sexo
opuesto para conseguir lo que quieren.
Enseguida, éstos ponen en práctica lo
aprendido, y el sábado por la mañana son
corregidos por sus maestros. La noche
del sábado, luego de haber repasado las
enseñanzas en bibliotecas y cafés vespertinos, los alumnos, más confiados, son
obligados a abrir conversaciones con
veintenas de grupos de mujeres, hasta
que refinen por completo sus habilidades. Después de finalizar el entrenamiento, los aprendices son invitados a
un foro de Internet privado para “graduados” en el que los gurúes le dan
seguimiento a sus andaduras. De esta
Foto Prensa Libre: ARCHIVO
Neil Strauss, periodista conocido en la “sociedad secreta” como Style,
escribió El Método, donde expone al mundo sus anécdotas como donjuán.
eductores
de profesión
manera, con US$1 mil 500, un fin de
semana libre en una urbe cercana, y
muchas ganas de seguir “practicando”
tras el taller, los expertos aseguran que
cualquier “desadaptado” puede convertirse en un “mojacalzones”.
De n e rd , al mejor
seductor del mundo
Esta es la historia de Neil Strauss,
periodista de la revista Rolling Stone,
quien en su libro El Método: la comunidad
secreta de los maestros de la seducción al
descubierto —basado en su vivencia
real—, revela al mundo cómo pasó de ser
un nerd con nulo éxito con las mujeres, a
convertirse en una exitosa máquina de
conquistas, muy al estilo Casanova. Style,
como se le conoce en la comunidad de
aspirantes a seductores en línea, confiesa
que era un hombre que “nunca llegaba a
nada con el sexo opuesto” y entraba en
pánico al hablar con las mujeres; pero
cuando se le asignó llevar a cabo un
reportaje sobre el tema, dio en Internet
con el anuncio de un taller de seducción
impartido por un mago apodado Mystery,
e inmediatamente se puso en contacto
con éste. Tomó uno de sus talleres, y dos
años después y, luego de conocer y
experimentar con varios de los gurúes de
citas, e inmiscuirse cada vez más de
manera más profunda en dicha sociedad
secreta, el mismísimo Style se convirtió
en “el seductor número uno del mundo”,
hasta superar a su mentor y aplicar sus
técnicas de romance en gente famosa
como Courtney Love, Paris Hilton y
Britney Spears, sin contar la oportunidad
de compartir secretos de ligue con la
Madame de Hollywood Heidi Fleiss. Su
retiro de la comunidad llegó cuando
conoció a Lisa Leveridge, guitarrista de la
banda de la viuda de Kurt Cobain, de
quien asegura que se enamoró y motivó a
> Fue a principio de la década de 1990
que Ross Jeffries, un estudiante inspirado
en las técnicas de la Programacion Neurolingüística —de Richard Bandler—, diseñó la Seducción Rápida, la corriente pionera de la comunidad online, basada en
inducir atracción en las mujeres mediante
patrones hipnóticos. Posteriormente, entrado el siglo XXI, diversos grupos de noticias
en la red vieron el nacimiento de Mystery,
quien por las noches compartía sus experiencias de conquistas, y dio nombre a la
mayoría de técnicas de la sociedad secreta. El primer taller de seducción en vivo
en EEUU fue impartido por Mystery, cuyo
verdadero nombre es Erik Von Markovik y,
acto seguido, otros usuarios como David
DeAngelo y Juggler se fueron autoproclamando gurúes para ofrecer seminarios y
demás servicios, tras años de experiencia
en citas. En la actualidad, Mystery es considerado por varias revistas estadounidenses como el mejor maestro de seducción,
y una búsqueda de Pick up girls (ligar con
chicas) en Google trae 20 millones 500 mil
resultados, con las primeras páginas de
servicios de “aprenda a conquistar”. En el
popular website de videos youtube.com, la
misma búsqueda resulta en casi tres mil
clips de usuarios que graban sus conquistas en la calle. En Latinoamérica, el mercado acaba de iniciarse, pero ya existe una
“sociedad secreta” de aprendices y maestros de seducción que poco a poco recibe
nuevos adeptos en foros de discusión. La
primera escuela de playboys hispanos se
llama Seducción Secreta, y es manejada
por dos donjuanes argentinos que garantizan enseñar a vencer la timidez, el miedo
al rechazo, y “cómo conseguir citas con
mujeres”, entre otras cosas. Real Social
Dynamics, una de las empresas estadounidenses líderes, ofrece llevar a cualquier
parte del mundo —incluida Guatemala—
un tutor de ligue, por US$2 mil pagados
por adelantado.
lanzar el libro. En la actualidad, Style
(Neil Strauss) es considerado como una
leyenda de la talla de donjuán para la gran
mayoría de novatos en el área. Se dice que
Hollywood planea lanzar un filme basado
en el ejemplar.
El Macho alfa
contra el Buen chico
Entre las principales ideas que se
mantienen en las diferentes enseñanzas
de seducción, está la de erradicar la
“programación social” de que los hombres deben ser caballerosos y colocar a la
mujer sobre un pedestal. Al típico muchacho que regala flores, halaga e invita a
cenar a las chicas que le gustan, lo apodan
“chico bueno”, y es aquél a quien, según
los PUAs, no le irá muy bien cuando de
bajar calzones se trate. “Las mujeres
aman a los bad boys que se dan su lugar y
no les lamen el culo, porque expiran4
24 de junio de 2007 :
D-25
Breve historia
Foto Prensa Libre: ARCHIVO
Neil Strauss, periodista conocido en la “sociedad secreta” como Style,
escribió El Método, donde expone al mundo sus anécdotas como donjuán.
eductores
de profesión
manera, con US$1 mil 500, un fin de
semana libre en una urbe cercana, y
muchas ganas de seguir “practicando”
tras el taller, los expertos aseguran que
cualquier “desadaptado” puede convertirse en un “mojacalzones”.
De n e rd , al mejor
seductor del mundo
Esta es la historia de Neil Strauss,
periodista de la revista Rolling Stone,
quien en su libro El Método: la comunidad
secreta de los maestros de la seducción al
descubierto —basado en su vivencia
real—, revela al mundo cómo pasó de ser
un nerd con nulo éxito con las mujeres, a
convertirse en una exitosa máquina de
conquistas, muy al estilo Casanova. Style,
como se le conoce en la comunidad de
aspirantes a seductores en línea, confiesa
que era un hombre que “nunca llegaba a
nada con el sexo opuesto” y entraba en
pánico al hablar con las mujeres; pero
cuando se le asignó llevar a cabo un
reportaje sobre el tema, dio en Internet
con el anuncio de un taller de seducción
impartido por un mago apodado Mystery,
e inmediatamente se puso en contacto
con éste. Tomó uno de sus talleres, y dos
años después y, luego de conocer y
experimentar con varios de los gurúes de
citas, e inmiscuirse cada vez más de
manera más profunda en dicha sociedad
secreta, el mismísimo Style se convirtió
en “el seductor número uno del mundo”,
hasta superar a su mentor y aplicar sus
técnicas de romance en gente famosa
como Courtney Love, Paris Hilton y
Britney Spears, sin contar la oportunidad
de compartir secretos de ligue con la
Madame de Hollywood Heidi Fleiss. Su
retiro de la comunidad llegó cuando
conoció a Lisa Leveridge, guitarrista de la
banda de la viuda de Kurt Cobain, de
quien asegura que se enamoró y motivó a
> Fue a principio de la década de 1990
que Ross Jeffries, un estudiante inspirado
en las técnicas de la Programacion Neurolingüística —de Richard Bandler—, diseñó la Seducción Rápida, la corriente pionera de la comunidad online, basada en
inducir atracción en las mujeres mediante
patrones hipnóticos. Posteriormente, entrado el siglo XXI, diversos grupos de noticias
en la red vieron el nacimiento de Mystery,
quien por las noches compartía sus experiencias de conquistas, y dio nombre a la
mayoría de técnicas de la sociedad secreta. El primer taller de seducción en vivo
en EEUU fue impartido por Mystery, cuyo
verdadero nombre es Erik Von Markovik y,
acto seguido, otros usuarios como David
DeAngelo y Juggler se fueron autoproclamando gurúes para ofrecer seminarios y
demás servicios, tras años de experiencia
en citas. En la actualidad, Mystery es considerado por varias revistas estadounidenses como el mejor maestro de seducción,
y una búsqueda de Pick up girls (ligar con
chicas) en Google trae 20 millones 500 mil
resultados, con las primeras páginas de
servicios de “aprenda a conquistar”. En el
popular website de videos youtube.com, la
misma búsqueda resulta en casi tres mil
clips de usuarios que graban sus conquistas en la calle. En Latinoamérica, el mercado acaba de iniciarse, pero ya existe una
“sociedad secreta” de aprendices y maestros de seducción que poco a poco recibe
nuevos adeptos en foros de discusión. La
primera escuela de playboys hispanos se
llama Seducción Secreta, y es manejada
por dos donjuanes argentinos que garantizan enseñar a vencer la timidez, el miedo
al rechazo, y “cómo conseguir citas con
mujeres”, entre otras cosas. Real Social
Dynamics, una de las empresas estadounidenses líderes, ofrece llevar a cualquier
parte del mundo —incluida Guatemala—
un tutor de ligue, por US$2 mil pagados
por adelantado.
lanzar el libro. En la actualidad, Style
(Neil Strauss) es considerado como una
leyenda de la talla de donjuán para la gran
mayoría de novatos en el área. Se dice que
Hollywood planea lanzar un filme basado
en el ejemplar.
El Macho alfa
contra el Buen chico
Entre las principales ideas que se
mantienen en las diferentes enseñanzas
de seducción, está la de erradicar la
“programación social” de que los hombres deben ser caballerosos y colocar a la
mujer sobre un pedestal. Al típico muchacho que regala flores, halaga e invita a
cenar a las chicas que le gustan, lo apodan
“chico bueno”, y es aquél a quien, según
los PUAs, no le irá muy bien cuando de
bajar calzones se trate. “Las mujeres
aman a los bad boys que se dan su lugar y
no les lamen el culo, porque expiran4
24 de junio de 2007 :
D-25

Documentos relacionados