Descargar Dialogo y encuentro 14

Comentarios

Transcripción

Descargar Dialogo y encuentro 14
Índice
Editorial ………………………...................………………..………….........
2
La columna
Fidelidad Indignada
Josune Arregui ccv……...................................................................………. 3
Enfoque
Escrito sobre el cuerpo
Teo Corral ccv .....................................................................................................
8
Núm 14 - Noviembre 2013
Fundamentación Biblica
María y Débora,profetisas y cantoras de Dios
Inma Eibe ccv ...................................................................................................... 14
Diálogo y encuentro con:
El Equipo General Nuestro SER de MUJER…................................................................…… 22
Las Provincias:
África - Arlette Zunga Zunga ccv
Las mujeres africanas en la geografía humana….............................…..... 25 América- Maureen Foltz ccv
Mujeres indigenas .................................................................................. 30
Europa - Mª Luisa Solaun ccv
Cuidado de la vida y dimensión laboral…................................................. 35
Filipinas - Rodha Patrivo ccv
Mujeres y salud ….................................................................................. 38
India- Ritamma Abraham ccv
Derechos de las mujeres en India ..............................................................41
El Laicado Vedruna
La lucha de la mujer
María de Grado ......................................................................….......... 45
Entrevista
Mª Ángeles Martín Viñas…….........................……….………................ 49
Testimonios y Experiencias
Nuestro compromiso desde la Escuela Vedruna - M. Roser Canela ccv ...... 52
Juntas haciendo camino - Com. Valencia .................................................... 55
Mujeres haciendo historia - Elena de la F. Estébanez ................................. 57
La historia de dos mujeres africanas -Jeanne y Angelique .......................... 61
La escuela “Americas watch” - Pilar Chamorro ccv......................................... 63
ANNEXO
Discurso del Papa a las Superioras generals de la UISG.......................... 67
Bodas de diamante y bodas de oro ............................................................. 70
Vedruna: Diálogo y Encuentro
1
Editorial
Lágrimas, besos y perfume
El evangelio de Lucas (7,36) nos relata la atrevida irrupción de una mujer en un ámbito patriarcal
y excluyente. Ella se fue derecha a los pies de Jesús, aquel profeta “diferente”. La reacción de
Jesús fue también atrevida:
• Acogió con sintonía las lágrimas que brotaban de una vida vacía, rota y marginada
• Dejó que acariciara sus pies con besos de amor agradecido
• Se dejó ungir con aquel perfume, que hasta ahora ella había tenido para seducir pero
que ya no necesitaba porque había encontrado hacia quién encauzar su energía
• Defendió públicamente a la mujer en respuesta a los juicios condenatorios de los
comensales
• Y a ella la despidió pacificada, reconciliada y con un horizonte nuevo.
Joaquina de Vedruna, aquella mujer emprendedora, fuerte, apasionada, luchadora, cariñosa,
detallista… fundó una congregación pensando sobre todo en cambiar de algún modo la situación
cultural y social de la mujer de su época.
Llevamos casi dos siglos trabajando a favor de la mujer y hoy, sin dejar la educación que
sigue dejando huella profunda en la historia, lo hacemos también de otras formas nuevas. Es
interesante descubrir en este número de Diálogo y Encuentro cómo tratamos hoy de actualizar
el carisma Vedruna y de prolongar la actitud de Jesús que lo inspira y sostiene:
• Acogemos sus lágrimas en horas de escucha comprensiva, creando foros de encuentro
en nuestros barrios o promoviendo relaciones interculturales
• Admiramos y estimulamos el mucho amor (besos) con el que sacan adelante sus familias
y cuidan a sus mayores o desvalidos
• Les abrimos nuevos horizontes de sentido en los que volcar el perfume de su energía y
dignidad femenina
• Les acompañamos en sus luchas, reforzando su identidad y defendiendo sus derechos
ante una sociedad desigual y excluyente.
Núm 14 - Noviembre 2013
Este acompañamiento va reforzando a su vez nuestra propia conciencia como mujeres
consagradas y disponiéndonos a luchar todas juntas por un futuro más humano al que Jesús
llamaba Reino.
El Carisma de Joaquina sigue hoy vivo y son muchos los retos a afrontar.
2
Vedruna: Diálogo y Encuentro
La columna
Josune Arregui ccv
Fidelidad Indignada
La mujer en la Iglesia
El tema de la mujer en la Iglesia está
tan debatido que todas tenemos ya una
postura tomada ante él. Pero ante los
signos de los tiempos – y este es uno
de ellos- conviene resituarse con cierta
frecuencia.
Hace poco el papa Francisco nos
invitaba a las religiosas a profundizar la
eclesialidad en nuestra vida y esto es lo
que me propongo con esta reflexión. No
trato de informar sino de provocar a fin
de que cada una podamos confrontarnos
personal o comunitariamente.
Dentro de mí siento la necesidad de
armonizar dos sentimientos que me brotan
ante la situación de la mujer en nuestra
Iglesia: indignación y fidelidad. Y digo
armonizar porque la fidelidad no tiene por
qué ser conformista ni resignada. También
puede ser, como me ocurre en este caso,
indignada o incómoda. La indignación a
su vez no tiene por qué ser disidente o
des-afectada, puede brotar desde una
pertenencia agradecida y ser constructiva.
Núm 14 - Noviembre 2013
Para situar el tema en otro más amplio
- mujer y religión- copio algunos párrafos
de lecturas recientes:
•Unas 400 mujeres judías
ataviadas
con
elementos
ceremoniales logran por primera
vez rezar en voz alta en el muro
de las lamentaciones, respaldadas
por una sentencia del Tribunal
del distrito de Jerusalén a su
favor. Hasta ahora tenían que
permanecer en estricto silencio
y separadas de los varones. Con
Vedruna: Diálogo y Encuentro
botellas, piedras y agua han intentado
los ultraortodoxos boicotear el acto. La
policía ha formado un cordón alrededor
de las mujeres y los disturbios han
sido inevitables tras los ataques de
los extremistas. (10/05/2013)
•“En el seno del islam se están
desarrollando
ciertas
tendencias
feministas
que
cuestionan
la
interpretación patriarcal del Corán
y la consideran contraria a la praxis
del Profeta. Creen más bien que el
Corán defiende la igualdad entre
hombres y mujeres y que, leído
desde la perspectiva de género, es un
importante instrumento a favor de la
liberación de la mujer.”
•En la iglesia católica, a partir de
los años 80, son muchas las mujeres,
jóvenes y de media edad, que van
dando la espalda a la Iglesia. “Algunos
ven en esta huida una forma de
protesta silenciosa ante unas maneras
de hacer y decir la iglesia desde
estructuras de poder machistas que
las ahoga. No revindican nada, pero
no se sienten valoradas y se van. Es
una crisis de fe a la que ha contribuido
el trato recibido durante años. Es hora
de empezar a cambiarlo antes de que
sea demasiado tarde” (Vida Nueva
5/4/2013 )
1. UNA MIRADA A LA SITUACIÓN
A medida que en la sociedad se van
reconociendo los derechos humanos, son
muchos los pasos que se van dando, también
en la Iglesia católica, en el reconocimiento
de los derechos de la mujer. Por citar solo
algunos:
3
La columna
Fidelidad Indignada
Núm 14 - Noviembre 2013
•Los
estudios
de
teología,
celosamente reservados a varones
durante años, a partir del Concilio se
han ido abriendo a mujeres y poco a
poco vamos teniendo buenas teólogas,
lo cual abre otras muchas puertas
eclesiales.
•Va creciendo el número de mujeres
en puestos relevantes dentro de las
estructuras eclesiales. En la última
semana me entero que uno de los
miembros de la comisión nombrada por
el papa para la investigación del IOR es
una mujer, que en Cádiz una mujer ha
sido nombrada notaria de la diócesis…
y así podríamos hacer una larga lista de
“mujeres-estrella”.
•Es esperanzador que cada vez
son más los varones e incluso obispos
que van cayendo en la cuenta de la
inadecuada situación de la mujer en
la Iglesia o la consideran claramente
insostenible. Los obispos alemanes
reconocen que sólo el 19% de los
puestos directivos están en manos de
mujeres, y por eso ellos se comprometen
a impulsar su acceso a mayores
responsabilidades. “La Iglesia no puede
permitirse renunciar a la competencia y
a los carismas de las mujeres…”
Se podrían añadir otros muchos
avances pero, a pesar de todo, es evidente
que la Iglesia católica, sostenida por la fe,
el trabajo y la mayoritaria presencia de
mujeres, continua mostrando un rostro
oficial fuertemente masculino que a
muchas mujeres de hoy les echa para atrás.
¿Dónde está el otro 50% de la Iglesia?
Decía Pablo VI hace 50 años, queriendo
dar paso a la presencia de mujeres en el
Concilio a la que otros se oponían con
fuerza. Al final fueron 23 (10 religiosas y
13 laicas) las que fueron admitidas en las
últimas sesiones.
4
No podemos entrar aquí en el tema del
sacerdocio de la mujer, pero sí constatar que
en una iglesia tan clerical en la que el poder
está vinculado a la ordenación sacerdotal de
varones célibes y las mujeres están excluidas
del sacerdocio, nosotras quedamos totalmente
al margen de participar en la gestión eclesial
a la que como bautizadas tenemos pleno
derecho.
Para justificar esto se apela a la tradición de
la Iglesia pero los argumentos que se aducen
en dicha tradición ahondan en una cultura
patriarcal, se resumen en la “inferioridad de la
mujer” y son hoy totalmente impronunciables.
Dicen que en 1975, cuando las iglesias
protestantes empezaron a ordenar mujeres,
Pablo VI consultó a la Comisión Bíblica sobre el
tema y, después de un estudio, le respondieron
que bíblicamente no había ninguna dificultad.
Años más tarde Juan Pablo II quiso que el
tema quedara definitivamente cerrado aunque
no definido pero sigue saliendo a cada poco.
De todos modos cada vez son más las
mujeres católicas que lo que desean, no
es tanto acceder al sacerdocio o que otras
mujeres puedan hacerlo- que también- sino
tratar de que nuestra Iglesia tenga otra
estructura menos clerical y más inclusiva y
comunitaria.
2. INDIGNACIÓN.
Al volver la mirada al evangelio, nos
encontramos con que la actitud de Jesús con
respecto a la mujer fue abierta y novedosa.
En aquel tiempo debía ser escandaloso que
varias mujeres formaran parte del grupo de
sus discípulos. El acontecimiento central del
mensaje cristiano que es la resurrección de
Jesús, no hay duda que se anunció en primer
lugar a las mujeres y Jesús mismo encargó
Vedruna: Diálogo y Encuentro
La columna
Fidelidad Indignada
a Magdalena: ¡Vete y anuncia a mis
hermanos!
Como alguien ha dicho, nos
encontramos con que “el cristianismo
primero escandalizó a la sociedad por
su apertura respecto a la mujer y el
catolicismo oficial de hoy escandaliza a
la sociedad por su cerrazón respecto a la
mujer” (Cuadernos CJ 153).
Ante esta situación a muchas mujeres
nos brota un irremediable sentimiento
de in-dignación (es decir, de dignidad
negada) o al menos de fuerte incomodidad.
Y no somos las primeras en esto ya
que tenemos insignes predecesoras.
Pensemos en Hildegarda de Bingen,
que protestaba enérgicamente ante los
obispos y el papa, en Catalina de Siena
y en Brígida de Suecia. Pero voy a citar
dos ejemplos más cercanos y familiares.
Núm 14 - Noviembre 2013
Santa Teresa en 1566 ya expresaba
esta indignación en un interesante párrafo
que por algo fue tachado en la primera
redacción y aparece solo en las notas de
algunas ediciones:
“Ni aborrecisteis, Señor de mi
alma, cuando andabais por el mundo, las
mujeres, antes las favorecisteis siempre
con mucha piedad y hallasteis en ellas
tanto amor y más fe que en los hombres,
pues estaba vuestra sacratísima Madre
en cuyos méritos merecemos- y por
tener su hábito- lo que desmerecimos por
nuestras culpas. No basta, Señor, que
nos tiene el mundo acorraladas… que no
hagamos cosa que valga nada por vos
en público, ni osemos hablar algunas
verdades que lloramos en secreto, sino
que no nos habíais de oír petición tan
justa. No lo creo yo, Señor, de vuestra
Vedruna: Diálogo y Encuentro
bondad y justicia, que sois juez justo y no
como los jueces del mundo, que- como
son hijos de Adán y, en fin, todos varonesno hay virtud de mujer que no tengan por
sospechosa. Sí, que algún día ha de haber,
Rey mío, que se conozcan todos. No hablo
por mí, que ya tiene conocida el mundo mi
ruindad y yo holgado que sea pública; sino
porque veo los tiempos de manera que no es
razón desechar ánimos virtuosos y fuertes,
aunque sean de mujeres”. (C 3,7)
De Santa Joaquina tenemos una
anécdota interesante. Resulta que, para
tratar de la fundación de las hermanas, fue
a Vic el arcipreste Don Francisco Bruch y se
entrevistó con el P. Esteban y con el Obispo,
pero no con ella. Esto le dolió a Joaquina
y así lo expresó claramente a Don José
Estrada:
“… Yo no tuve el honor de saludarle.
Y lo he sentido mucho, porque hubiera
sido conveniente vernos. Ya he visto a su
Ilustrísima, pero antes había sabido algo por
medio del P. Esteban y ahora no sé en qué
quedaron. No comprendo cómo dicho señor
no pensó que era necesario aclarar las cosas
y ponerse completamente de acuerdo. Mas
el Señor que todo lo hace bien, acabará de
esclarecerlo” (Ep 86).
Se ve que los clérigos que no conocían
a Joaquina, actuaban según sus esquemas,
es decir, prescindiendo de las mujeres, pero
no así los que la conocían que se fiaban
plenamente de ella y la tenían bien informada
de todo. Se hace evidente aquí la indignación
de Joaquina, no por amor propio, sino porque
impedía que las cosas fueran adelante sin la
debida clarificación.
Ya sé que algunas entre nosotras no se
sienten incómodas ante la actual situación
de la mujer en la Iglesia y menos aún
5
La columna
Fidelidad Indignada
indignadas. Es otra su sensibilidad o tal
vez su manera de entender el amor a la
Iglesia no les permite sentir o consentir esta
discrepancia. Respeto profundamente su
experiencia.
3. SENTIR CON LA IGLESIA
Humanamente
hablando,
la
consecuencia lógica del sentirse excluida
es marcharse y es lo que hace que, en los
últimos tiempos, muchas mujeres vayan
abandonando silenciosamente nuestra
Iglesia. Una fe sociológica, que no ha
sido personalizada, no encuentra sentido
en permanecer en un colectivo que le
resulta visiblemente masculino y menos
en comprometerse en su transformación.
Hay otra postura que a veces se percibe
entre cristianas y es la de criticar desde
fuera como si nosotras no fuéramos parte
integrante de la Iglesia o criticar desde
arriba con un pseudo-profetismo de quien
no se siente parte de esta comunidad
pecadora.
Núm 14 - Noviembre 2013
Yo quisiera, como decía al principio,
armonizar mi indignación de mujer con
una honda pertenencia eclesial, por difícil
que pueda parecer.
Ante todo estoy convencida de que
como cristianas participamos de la fe de
un pueblo, tenemos la fe de la Iglesia
y dentro de ella creemos. Creo que la
eclesialidad es una dimensión constitutiva
de la vida consagrada y que no es posible
seguir a Jesús sin comunión con la Iglesia
(dicotomía absurda la llamaba Pablo VI),
y sé que esta comunión pasa a través
de mediaciones humanas, tan humanas
a veces, que solo en la fe se pueden
trascender.
6
Ahora bien, sé que la comunión no quiere
decir uniformidad o sumisión. En la Iglesia,
como en toda sociedad humana hay cosas
discutibles, no intocables y que de hecho han
cambiado muchísimo o han dado la vuelta
a lo largo de los años. Es decir, se puede
discrepar en lo que no es esencial a la fe.
Muchos avances se han dado a partir de las
disidencias -e incluso desobediencias- que
luego la Iglesia ha ido aceptando.
Tengo que reconocer que, a una hondura
mayor que la indignación me brota un
inmenso agradecimiento a la Iglesia que
sostiene mi fe.
•Gracias a ella he conocido a Jesús
cuyo seguimiento da sentido a mi vida,
y es la Iglesia la que me ha puesto en
las manos la Palabra viva que a diario
ilumina mi camino con el progresivo
conocimiento de Jesús y su mensaje.
•Las
diferentes
comunidades
eclesiales en las que he vivido, han
alimentado y fortalecido mi fe con los
sacramentos de la presencia salvadora
de Jesús, sobre todo la eucaristía que
a diario me permite adorar el Misterio
que me sustenta y hacer fecunda la
ofrenda de mi vida hasta dimensiones
insospechadas.
•En el ambiente interreligioso y
ecuménico que vivimos, agradezco
hondamente la unidad que nos
sostiene en la tradición católica. Visité
hace poco en Ginebra el Consejo
Mundial de las Iglesias que agrupa
349 iglesias cristianas (y no son todas
las existentes) y experimenté como
gracia la unidad de nuestra Iglesia.
Podría seguir enumerando motivos de
agradecimiento porque son ellos los que
alimentan mi pertenencia y la renuevan. Pero
¿cómo armonizar esa pertenencia fiel con la
indignación que me aflora?
Vedruna: Diálogo y Encuentro
La columna
Fidelidad Indignada
Estoy hablando de una fidelidad
madura que, a mi juicio, puede ser
crítica y conflictiva a la vez. Agradecida
y comprometida, que cree en la Iglesia
como una mediación del Reino y que vive
en la esperanza de que otra iglesia es
posible.
Tengo que confesar que a veces el
amor se me hace difícil y me lleva sufrir
con la Iglesia. Me cuesta trascender
mediaciones tan humanas y, en este caso
tan masculinas, pero me esfuerzo por
mantener la comunión con los pastores,
signos visibles de la unidad. Me siento
parte de un cuerpo eclesial formado por
santos y pecadores y sostenido por el
Espíritu de Jesús a lo largo de la historia
y es su misma Presencia transformadora
la que me mueve a perseverar en el
diálogo y el compromiso.
A través de la fe me sitúo en el contexto
más amplio del misterio de la Iglesia, una
Iglesia humana y divina, mediación de
Dios pero que no es Dios. Dios es mayor
que la Iglesia y todas sus estructuras. En
esta tensión entre la Iglesia y el Reino
voy peregrinando en esperanza porque
creo que la Iglesia, a pesar de todo, es
un sacramento de salvación universal.
Núm 14 - Noviembre 2013
Es así como mi indignación alimenta
mi fidelidad y mi fidelidad encauza mi
indignación.
4. ICONOS VIVIENTES DE LA IGLESIA
El pasado mes de mayo el Papa
Francisco nos pedía a las religiosas ser
iconos vivientes de María y de la Iglesia
y lo considero una urgente misión en
la situación actual. Como él mismo
dice, sin nosotras, a la Iglesia le faltaría
maternidad, afecto, ternura, intuición de
Vedruna: Diálogo y Encuentro
madre. Creo que en alguna medida las religiosas
ya somos esos iconos vivientes pues
reflejamos en todos los rincones del mundo
el rostro misericordioso de una iglesia cuya
maternidad se hace difícilmente visible en
su actual estructura, y la gente nos acoge
como esa presencia femenina que se inclina
con preferencia hacia los más débiles y que
anuncia el evangelio en los lugares más
marginados. Somos nosotras las que “damos
a conocer su rostro más amable y cercano”
(ADV 29) y este es un lenguaje que nuestro
mundo comprende y admira profundamente.
La Iglesia nos necesita también para
abrir nuevos caminos de profecía: “Mujeres
con espíritu fuerte, con convicciones. Que
superan el miedo al riesgo y permanecen con
esperanza y resistencia. Que contribuyen
con sentido crítico a la apertura de espacios
para la participación de la mujer en el ámbito
eclesial, asumiendo posturas de anuncio y
denuncia en su interior” (ADV 28 A). Esto sólo
nosotras lo podemos hacer.
Al regreso de Rio de Janeiro, el papa
Francisco fue entrevistado en el avión por los
periodistas y sobre este tema dijo:
“Creo que nosotros no hemos hecho todavía
una teología profunda de la mujer, en la Iglesia.
Solamente ‘puede hacer esto, puede hacer
aquello, ahora hace de monaguilla, ahora
lee la lectura, es la presidenta de Caritas…
Pero, hay algo más. Es necesario hacer una
profunda teología de la mujer”.
Este sincero reconocimiento por parte del
papa es esperanzador y puede ayudarnos
a reavivar nuestra fidelidad más o menos
indignada.
7
Enfoque
Teo Corral ccv
Escrito sobre el cuerpo
La mujer y los derechos humanos
En junio 2013 fuimos a ver en Madrid una exposición
fotográfica de Shrin Neshat, artista iraní nacida en
1957; con 17 años se trasladó a Estados Unidos para
estudiar y regresó a su país en 1990. Las huellas
dejadas por la Revolución de los Ayatolás y la guerra
de Irak entre 1980 y 1988 la dejaron impactada: calles
llenas de chadores (velo islámico), leyes islámicas
estrictas, negación total del espacio público para la
mujer. A partir de esta realidad, su arte se reconvirtió
e hizo de él su particular manera de caminar con
las mujeres a quienes se les negaban los derechos
humanos más elementales. Actualmente no puede
volver a su país, está perseguida, pero utiliza todos
los foros internacionales para expresar bellamente los
deseos de libertad y de vida digna que anidan en los
cuerpos silenciados de tantas mujeres de su pueblo.
Núm 14- Noviembre 2013
La exposición llevaba el sugerente título de Escrito
sobre el cuerpo, y es que el cuerpo es el lugar de
inscripción de todos los anhelos, de todas las luchas,
represiones, disfrutes, frustraciones, de todos los
pasados y de todo lo que está por alumbrar… Escrito
sobre el cuerpo de las mujeres se encuentran la
palabra negada, los silencios impuestos, los espacios
públicos no ocupados, la violencia silenciada, los
embarazos no deseados, las sangrientas violaciones,
las elecciones nunca hechas, las imposiciones a golpe
de amenaza y a golpe de golpes, las discriminaciones
por razones de orientación sexual. Escrito sobre el
cuerpo de las mujeres también se encuentran el rostro
florido, la palabra que quiere nacer y la que ha nacido,
las manos abiertas y ofrecidas, el pensamiento nuevo,
las entregas sin medida, el vientre alado…
… Y una larga marcha, la larga marcha de la humanidad,
8
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Enfoque
Escrito sobre el cuerpo
lenta pero constante. Millones y millones de años
de un lento caminar, pero sin tregua. Aunque diga
el dicho popular que “cualquier tiempo pasado
fue mejor”, no creemos que sea así en general,
y mucho menos en particular si hablamos de
derechos humanos y de cuestiones de género.
En la primera parte de la exposición, Shirin Neshat
expuso una serie de fotografías realizadas a partir
de su vídeo-proyección “Rupture”; un grupo de
mujeres cubiertas con el chador se desplaza por
el desierto. Una apesadumbrada y tenaz marcha,
a pie, símbolo de millones de mujeres que a lo
largo de la historia no se han resignado a verse
reducidas a su rol de reproductoras, de “descanso
del guerrero”, de mujeres que lo guardan todo en
su interior... ¿La meta y el camino? Una vida de
mayor dignidad para el género humano en general
y en particular para las mujeres.
Núm 14 - Noviembre 2013
La guía que explicaba las obras de arte, llegando
a la última fotografía, tuvo palabras que nos
impactaron: “El final queda abierto, la artista no
ha dicho lo que significa esa última foto en la que
las mujeres montan en una barca, mar adentro:
¿Se trata de un suicidio colectivo?
¿Huyen sin orientación alguna? ¿Se van como
expresión de su libertad?”. Nos dolió escuchar la
primera propuesta sobre el suicidio colectivo; tal
vez sea así, pero lo que nos muestra un breve
recorrido por la historia de la lucha de las mujeres,
a través de múltiples desiertos, no es eso. La
historia está cargada de hermosos hitos que, con
tan sólo nombrar los acontecidos a partir del S.XX,
atestiguan que las mujeres montadas en la barca
navegan hacia horizontes nuevos.
Por esta razón, visitaremos a continuación algunos
Vedruna: Diálogo y Encuentro
9
Enfoque
Escrito sobre el cuerpo
de esos hitos, expresados en textos escritos, no sólo en el cuerpo de las mujeres, sino
en legislaciones internacionales, garantes y promotoras de sus derechos; en ellos queda
recogido no un arsenal de “buenas intenciones” sino logros en la toma de conciencia y
en el crecimiento de esa dignidad humana que nos constituye; nos atrevemos a llamarlos
“logros” aunque su realización no sea completa y en muchos aspectos no sea ni tan
siquiera incipiente, pero existen, y lo que ha quedado escrito, firmado y ratificado por
muchos países no tiene vuelta atrás.
Para nosotras, Carmelitas de la Caridad Vedruna, puede resultar refrescante conectar
vitalmente con esta gran marcha de la humanidad en su siembra de dignidad.
“La Declaración Universal de los Derechos Humanos” (1948)
El primer artículo de esta Declaración es considerado como uno de los avances más
significativos del mundo contemporáneo: el reconocimiento de que todo ser humano, por
el hecho de serlo, es titular de derechos fundamentales que nadie –ni el Estado, ni otras
personas o grupos sociales puede arrebatarle: “todos los seres humanos nacen libres e
iguales en dignidad y derechos sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión,
opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica,
nacimiento o cualquier otra condición.”
“La Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra
la mujer” (1979-1981)
Núm 14- Noviembre 2013
La Convención reconoce explícitamente que “las mujeres siguen siendo objeto de
importantes discriminaciones”, y subraya que esa “discriminación viola los principios de
la igualdad de derechos y del respeto de la dignidad humana”. Destacamos algunos
aspectos, hitos importantes para la marcha de la humanidad:
a) Se garantizan una serie de derechos fundamentales para la mujer: el derecho al
voto, a ocupar cargos públicos y a ejercer funciones públicas (artículo 7); el derecho a
representar a su país en el plano internacional (artículo 8); mantener su nacionalidad,
independientemente de su estado civil (artículo 9); el acceso, sin discriminación, a la
educación, el empleo y las actividades económicas y sociales (artículos 10, 11 y 13); la
atención especial en el caso de la mujer en las zonas rurales (artículo 14); se reconoce
la plena igualdad de la mujer en materias civiles y comerciales (artículo 15); establece
la igualdad de derechos y obligaciones de la mujer y el hombre en lo que se refiere a la
selección del cónyuge, la paternidad, los derechos personales y la posesión de bienes
10
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Enfoque
Escrito sobre el cuerpo
(artículo 16).
b) La Convención se detiene en una preocupación vital para la mujer: el derecho a
la procreación; se afirma que “el papel de la mujer en la procreación no debe ser causa
de discriminación” (Preámbulo) ; menciona la “planificación de la familia” (artículo 10h)
y anima a los Estados a promover códigos que garanticen este derecho a las mujeres
(artículo 16e).
c) Todas las disposiciones de la Convención atacan los patrones culturales que definen
el ámbito público como propio del mundo masculino y la esfera doméstica del domino de
la mujer, con su consiguiente marginación y limitación del ejercicio de sus derechos.
Ocho países del mundo aún no han firmado esta Convención, entre ellos Irán.
Cuatro Conferencias Mundiales sobre la Mujer (1975-1995)
Estas conferencias fueron organizadas conjuntamente por la O.N.U y por grupos feministas.
Previamente, el Año Internacional de la Mujer fue proclamado por la Asamblea General el
18 de diciembre de 1972
La Primera Conferencia Mundial sobre la Mujer – México, D.F. (1975). Tres objetivos: 1) la
igualdad plena de género y la eliminación de la discriminación por motivos de género; 2)
la integración y plena participación de las mujeres en el desarrollo; y 3) una contribución
cada vez mayor de las mujeres al fortalecimiento de la paz mundial.
La Segunda Conferencia Mundial sobre la Mujer – Copenhague (1980). Tres objetivos: a)
la igualdad de acceso a la educación, b) las oportunidades de empleo, y c) los servicios
adecuados de atención de la salud.
Núm 14 - Noviembre 2013
La Tercera Conferencia Mundial sobre la Mujer – Nairobi (1985). Objetivo: el examen y
la evaluación de los logros del Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer: igualdad,
desarrollo y paz.
La Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer – Beijing 1995. De gran trascendencia fue
la incorporación al lenguaje del Derecho internacional de los términos “derechos sexuales
reproductivos” y se consagró el concepto de género para abordar todo tema relativo a la
mujer en su dimensión social.
Por otra parte, desde África, celebramos la existencia del Protocolo a la Carta africana de
Derechos Humanos y de los Pueblos (2003) y del Protocolo de Mapouto que celebró
Vedruna: Diálogo y Encuentro
11
Enfoque
Escrito sobre el cuerpo
en julio 2013 su 10º año de existencia. Sabemos que ha sido contestada desde algunos
sectores de la Iglesia institucional, sin embargo, a pesar de la posible ambigüedad en
algunos de sus puntos, creemos que es saludable celebrar los logros alcanzados. No
podemos echar por tierra Declaraciones o Protocolos que, aunque introduzcan artículos
cuestionables, en su conjunto promueven la dignidad.
Decíamos al principio que para nosotras podría ser refrescante revisitar estos hitos
de la humanidad, expresados en textos escritos, y seguir conectando vitalmente con
este sentir común que nos habla de la universal e inalienable libertad y dignidad que
nos constituye, de la igualdad entre todos los seres humanos. Estos textos pueden
alentarnos a seguir en la marcha a través de los múltiples desiertos que atravesamos
aún hoy las mujeres. Estamos muy lejos de la igualdad proclamada. No necesitamos
ni dar cifras, ni hacer relatos para darnos cuenta de lo que esta desigualdad significa.
Nosotras, como Shirin Neshat, podemos también ser artistas y, desde nuestro arte,
contribuir a que la consecución de los derechos humanos para todas las mujeres del
mundo sea cada vez más real. Artistas de la palabra, artistas de la Palabra, artistas
de la ternura, artistas del coraje, artistas del combate, artistas del compromiso incluso
con causas que parecen ambiguas, artistas del cuidado, artistas de la música y la
danza, artistas de los sueños inacabados, artistas de la cercanía, artistas del arte de
transformar lo más vulnerable en lo más fuerte, lo débil en fuente de fecundidad, artistas
de la denuncia, artistas de la construcción y del riesgo para que todas las mujeres
vivamos mejor, artistas de los cuentos y los relatos que dan vida...
Termino esta reflexión con unas palabras que nuestra hermana Sisita dirigió en las
“Jornadas misión con formación” que celebró la Provincia de Europa en torno a las
Bienaventuranzas. Las palabras de Sisita las podemos leer hoy también como una
invitación que nos anima a ser ARTISTAS DE LOS DERECHOS HUMANOS:
Núm 14- Noviembre 2013
“El Ser mismo de Dios se encuentra en la armonía y en la sencillez de la belleza. Hemos
visto cómo en un mundo tan herido por la violencia, el abuso y la marginación, la belleza
y el arte son iconos de esperanza para todas las gentes, y son iconos de esperanza para
nosotras hoy. Y es que la “crisis de la belleza” en nuestro mundo nos llama a crear un
nuevo lenguaje y a renovar nuestro aprecio por el arte, por los artistas que expresan,
imaginan y nos ofrecen una nueva visión… Hoy me siento llamada a enviarnos unas a
otras a ser artistas, a cultivar las artes en nuestras comunidades y en nuestros lugares
de misión y a recrear los iconos, las palabras, los gestos, a sacar toda la belleza que nos
habita porque Dios la puso en nuestros propios genes. Creo firmemente que hoy, cultivar
la belleza y el arte, puede ser un antídoto a la violencia, al mal, y a la vez una parte
integrante de la acción por la justicia.
12
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Enfoque
Escrito sobre el cuerpo
Ojala en nuestras comunidades sepamos crear esos espacios de belleza donde se
dé y se comunique el encuentro, también el encuentro con Dios. Es una llamada del
último Capítulo: “El encuentro con el Resucitado nos empuja a volver a la comunidad
a explicar nuestro relato y, poco a poco, con las narraciones personales, se empieza
a tejer esta experiencia pascual, aquello que significa que el Señor ha resucitado”.
(Palabras de envío de Sisita Fiol en la Eucaristía final, Valladolid, 20/07/2013)
Ojalá sea así, y que sean también ciertos, en un tiempo no muy lejano, los versos,
Reencarnaciones, de Jenny Londoño, poeta, ensayista y cuentista ecuatoriana:
Núm 14 - Noviembre 2013
“…Que hombre y mujer se adueñen
de la noche y el día,
que se junten los sueños y los goces
y se aniquile el tiempo del hambre y
la sequía
Que se rompan los dogmas y el amor
brote nuevo.
Hombre y mujer, sembrando la
semilla,
mujer y hombre tomados de la mano,
dos seres únicos, distintos,
pero iguales.”
Todas las fotos del artículo son de Shirin Neshat)
Vedruna: Diálogo y Encuentro
13
Fundamentación Bíblica
Inma Eibe ccv
María y Débora, profetisas y cantoras de Dios
PROFETISMO DE LA MUJER EN LA BIBLIA
Nabî’, en hebreo, prophetés, en griego,
son los términos característicos del
profeta. Etimológicamente, la palabra
tiene el significado de intérprete, adivino,
vaticinador y anunciador. En general, es
el que clama […], habla con vehemencia,
hacia fuera, proclama el mensaje con
energía y seguridad. […] El profeta
publica, grita, pregona, interpreta, pero
no por cuenta propia, sino porque es
llamado; habla en nombre de alguien, en
su lugar y por su mandato, es mensajero.
(1)
Mensajero de Dios.
Generalmente los profetas son personas
del pueblo. A diferencia de los sacerdotes
o monarcas, los profetas viven la
cotidianidad de sus conciudadanos,
habitan entre ellos, padecen sus mismos
sufrimientos y gozan con sus mismas
alegrías. En el Antiguo Testamento el
profeta es quien clama en nombre de
Yahvé. Es elegido por Él, llamado para
transmitir su palabra y su juicio sobre
acontecimientos o comportamientos que
el profeta oye directamente o ve con sus
propios ojos. Son personas que orientan
a sus contemporáneos y les indican
“el camino recto”. Son intérpretes y
mediadores de la voluntad de Dios.
hecho de que aparezcan aunque sea de
una manera tan ensombrecida, nos indica
que existieron y que fueron escuchadas y
reconocidas como profetisas por el pueblo,
aunque posteriormente la tradición se haya
encargado de oscurecerlas o acallarlas.
Aunque son más las mujeres descritas como
profetisas, en esta aportación y por razones
de brevedad, vamos a centrarnos en dos de
ellas: María y Débora. Es de ellas de quienes
tenemos más datos a través de la propia
Escritura. No obstante, desde estas líneas
invitamos a seguir leyendo y profundizando
en aquellas otras mujeres como Juldá (2Re
22,14 y 2Cro 34,22), profetisa de la reforma,
o Noadía (Neh 6,14), que no parece jugar un
papel muy positivo, pero que si ahondamos
un poco, podremos descubrir por qué nos
Núm 14 - Noviembre 2013
Dicho esto, si nos preguntamos quiénes
son los profetas del Antiguo Testamento
seguramente nos brotarán rápidamente
nombres bien conocidos: Isaías, Jeremías,
Oseas… Pero la Biblia nos permite, si
ahondamos un poco más, saborear la
presencia de mujeres profetisas (nebî’ah)
entre sus versículos. Se habla de ellas
en contadas ocasiones y, en algunas de
ellas no se nos dice su nombre, pero el
14
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Fundamentación Bíblica
María y Débora .......
la presenta así Nehemías; o como la
profetisa de la que nos habla Isaías (Is 8,34) y de la que se discute si esta categoría
le viene por ser mujer del profeta o por sí
misma. También aparecen profetisas(2) en
Ez 13,17ss y en Jl 3,1, cita esta última que
conocemos bien porque es recogida en
el libro de los Hechos (Hech 2,16-21) con
motivo del nacimiento de la Iglesia para
dejar clara la universalidad de la misión
y su carácter profético. Todas ellas son
mujeres del pueblo, todas ellas profetisas
de Dios, escuchadoras y anunciadoras de
su Palabra, como María y Débora.
Núm 14 - Noviembre 2013
María, Profetisa del pueblo
Son varios los libros del Antiguo Testamento
que de un modo u otro nos dan noticia
de María, la hermana mayor de Moisés.
El primer libro de Crónicas incluye su
nombre dentro de una genealogía formada
únicamente por varones (cf. 1Cro 5,276,38). Por este libro y por el de Números,
conocemos los nombres de sus padres:
Amrán, hijo de Queat, hijo de Leví (1Cro
5,29) y Yoquébed, hija de Leví, nacida
en Egipto (Nm 26,59). Números relatará
también la disputa que María tendrá
con su hermano Moisés a causa de su
desposorio con una mujer cusita (cf. Nm
12) y nos señalará Cadés como el lugar
de su muerte (Nm 20,1). Otros dos libros,
Deuteronomio y Miqueas, hablarán de
ella puntualmente (Dt 24,9 y Miq 6,4), el
primero para recordar la importancia de
observar las normas levíticas para prevenir
contagio y el segundo subrayando su papel
en la liberación del pueblo, junto a Moisés
y Aarón.
No obstante, es el libro del Éxodo el que,
con más detalle, nos da a conocer la figura
de esta mujer. En él se nos presenta como
profetisa, haciendo uso explícito de este
Vedruna: Diálogo y Encuentro
término, y se explica cuál fue el papel relevante
que jugó en la historia del pueblo de Israel.
“¿Quieres que vaya a buscarte una nodriza
hebrea para que te críe este niño?” (Ex 2,7)
Conocemos bien este relato. Moisés, elegido
por Dios para liberar a su pueblo, es rescatado
de una muerte segura, pronosticada para
todos los varones hebreos nacidos en aquella
época. Contemplando estos pasajes, podemos
hacernos cargo de la situación de opresión
del pueblo de Israel y del dolor de la madre
de Moisés y de tantas madres que se ven
obligadas a acabar con la vida de los hijos
de sus entrañas o a esconderlos viviendo la
angustia de un posible descubrimiento que
conllevara el fin no sólo del niño sino de toda
la familia.
Si Moisés continuó vivo y pudo llevar a cabo
la misión que luego le sería encomendada,
fue gracias a algunas mujeres: su propia
madre(3), la hija del faraón, y, sin duda, María
su hermana, a la que en este primer momento
no se llama por su nombre, pero de la que se
describe su especial astucia. Ellas continúan,
quizás sin saberlo, la defensa de la vida que
ya comenzaron otras mujeres, las comadronas
(cf. 1,8-22), quienes no sólo desobedecieron la
orden del faraón, sino que supieron vencerle
con sagacidad en el diálogo. Podemos
contemplar cómo estas mujeres, sin saberlo,
tejen una red alrededor de Moisés, una red
que busca defender la vida de quien, en este
relato, es presentado como el más débil y
vulnerable ya que es un niño de apenas tres
meses de edad.
María, que había visto cómo su madre
arriesgaba su propia vida para esconder a
su hermano recién nacido, es presentada por
primera vez en las Escrituras observando “a
poca distancia” qué sucedía con una cesta de
mimbre que, seguramente, habría ayudado
a preparar a su madre, embadurnándola de
15
Fundamentación Bíblica
María y Débora .......
barro y pez para que albergara el mayor
tiempo posible el cuerpo de un niño –su
hermano- sin que se hundiera en el agua.
Núm 14 - Noviembre 2013
No sabemos si ambas mujeres conocerían
las costumbres de la hija del faraón y fue
premeditado el destino final de la cesta
de mimbre. Lo que sí sabemos es que
la pequeña María da muestras, con su
actuación, de una gran inteligencia, rápida
astucia y mucho valor, pues es capaz de
saltarse toda norma protocolaria y dirigirse
directamente a la hija del faraón cuando
ésta descubre el contenido de una cesta
que llega “por casualidad” a sus brazos.
María comprende rápidamente lo que el
libro del Éxodo nos relata con tanta belleza:
que la hija del faraón “baja a bañarse al río,
ve la cesta, manda que la recojan, la abre,
mira, encuentra…. y se conmueve” (cf.
2,5-6). Y con la misma premura, en cuanto
pronuncia “es un niño hebreo”, encuentra
una posibilidad para que su hermano siga
viviendo: “¿Quieres que vaya a buscarte
una nodriza hebrea para que te críe este
niño?”.
Gracias a María la alegría llega de nuevo
a Yoquébed y a su hogar. Quien se
había desprendido entre lágrimas de su
pequeño, lo recobra con la certeza de que
podrá cuidarlo durante unos años más y
que, adoptado por la hija del faraón, podrá
seguir viviendo el tiempo que el Dios de
la Vida quiera. María, con su intervención,
transforma la realidad de manera
extraordinaria: Moisés es rescatado de
una muerte segura y se le abre una nueva
posibilidad de vida; en la casa de Amrán
y Yoquébed el gozo sucede a la angustia;
y el faraón, sin saberlo, pasa de asesino
a “abuelo adoptivo”… Si María no se
hubiera mantenido al lado del canastillo
o si no se hubiera atrevido a hablarle
a la hija del faraón, Moisés no habría
16
sobrevivido ni llevado a cabo la misión que le
esperaba. El gran mediador, el liberador del
pueblo vivió en su propia carne la mediación
y la liberación gracias a este grupo de mujeres
que, en solidaridad anónima y desconocida, se
entrelazan para hacer posible que un niño de
apenas tres meses siga con vida.
El resto del libro del Éxodo continuará
relatando la historia de Moisés, dejando
a un lado a María y a sus padres y ésta no
volverá a ser nombrada hasta el capítulo 15.
Muchos capítulos en los que permanece en
silencio, pero de los que podemos rescatar la
experiencia de María, puesto que ella, mientras
su hermano seguía creciendo dentro de la
familia del faraón, soportaba la misma suerte
que el resto de los israelitas de quienes se nos
dice que, “esclavizados, gemían y clamaban,
y sus gritos de socorro llegaron hasta Dios
desde su esclavitud” (2,23). También María,
junto a su pueblo, soportó la tiranía egipcia
y posibilitó, con sus lamentos, que Dios
“escuchara y recordara la promesa que había
hecho a Abrahán, Isaac y Jacob; que se fijara
en su pueblo y comprendiera su situación” (cf.
2, 24-25).
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Fundamentación Bíblica
María y Débora .......
Núm 14 - Noviembre 2013
Tras la experiencia de la zarza, Moisés
recibe la misión del Dios que ha escuchado
los lamentos y súplicas de su pueblo y, junto
con su hermano Aarón, llevará a cabo los
múltiples diálogos con el faraón, vivirá las
plagas y la salida definitiva del pueblo de
Israel de Egipto con sus múltiples avatares.
Es en ese momento, en el que Israel
celebra con júbilo la liberación y entona
cantos de acción de gracias, cuando María
reaparece en la narración, siendo llamada
por su propio nombre y descrita como
“profetisa”: “María, la profetisa, hermana
de Aarón, tomó en sus manos un pandero,
y todas las mujeres la acompañaban con
panderos bailando”. (15,20)
Todo el capítulo 15 del libro del Éxodo es
un bello canto de acción de gracias que
los israelitas entonan al Señor que les ha
librado de años de esclavitud y dominio.
En él los hombres y mujeres del pueblo
de Israel pronuncian que la victoria es del
Señor, que Él es su fuerza y su refugio,
que Él es su salvación y que a Él sólo
alabarán. En él se dice de Dios que es
“padre”, que “guía con amor”… “¿Quién
como tú?” exclama el pueblo a una sola
voz.
María, una más en medio del coro que
alaba y reconoce al Señor, toma en
manos un pandero y lidera una danza de
adoración y agradecimiento. Moisés ha
sido el mediador elegido para que el pueblo
alcanzara la liberación, y él también, junto
a sus hermanos, entona el canto (cf.
15,1) pero su experiencia no puede ser
la misma que ha vivido su pueblo porque
él no ha sufrido en su propia carne los
años de oprobio y esclavitud. María, en
cambio, sí ha vivido junto a ellos el yugo
de Egipto, y experimenta realmente lo que
significa escapar de él. Ella ha padecido la
servidumbre y la humillación y sabe bien
qué supone servir a otros señores mientras
Vedruna: Diálogo y Encuentro
en silencio sigue adorando al verdadero Señor.
Ella ha crecido permaneciendo en la fe y
luchando, en la medida de sus posibilidades y
con la astucia que ya hemos señalado, contra
el poder del opresor.
Si María es reconocida por su pueblo como
profetisa, es porque durante toda su vida, tal
y como habían hecho las comadronas y su
propia madre, había “temido a Dios” (cf. 1,17),
es decir, lo había reconocido como el único
Señor, aquel cuya Palabra deseaba obedecer
aún poniendo en riesgo su propia vida. María,
la profetisa, seguramente habría alimentado
la fe del pueblo, la esperanza de la liberación
y la certeza de que Dios, como padre y guía,
“extendería su diestra y derrotaría a sus
adversarios” (cf. 15,6-7).
En los cuarenta capítulos que componen el
Éxodo sólo se utiliza en dos ocasiones la palabra
“profeta”. Una es para referirse a su hermano
Aarón en 7,1-2 y, en este caso, no parece ser
profeta de Dios sino de Moisés porque habla
por boca de Moisés para anunciar al faraón la
voluntad divina. La segunda y última vez que
aparece es en 15,21, ésta vez en femenino y
referido a María. María es la profetisa de Dios
que, entre cantos y danzas, comunica el gozo
de la salvación al pueblo liberado. Refiere a
las mujeres lo que Dios ha hecho y las invita
a la alabanza divina: “¡Cantad al Señor, por
la gloria de su victoria!”. Profetisa y cantora
de esperanza y buena noticia, profetisa de
alabanza y adoración, profetisa que reconoce
que no ha sido la fuerza humana sino el Señor
de la Historia el que, una vez más y en medio
de las vicisitudes de la vida, ha liberado al más
pequeño y humilde.
Con esta alabanza María volverá a desparecer
del libro de Éxodo y ya sólo nos queda un dato
más de ella en las Escrituras. En el libro de
Números, libro que se vertebra en torno al
tema del desierto (experiencia fundante de la
historia del pueblo de Israel), María aparece
17
Fundamentación Bíblica
María y Débora .......
junto a Aarón en el capítulo 12. En él se
nos relata cómo ambos murmuran contra
Moisés a causa de la mujer cusita que éste
había tomado por esposa.(4) La razón de la
disputa es discutida.
Núm 14 - Noviembre 2013
Algunos comentaristas señalan los celos
y la envidia como causa de la misma, sin
embargo, en coherencia con el libro de
Números consideramos que la respuesta
se elabora más bien desde un punto de
vista cultural y cultual. Moisés, siendo
hebreo de nacimiento, se había educado
bajo la corte del faraón y, posteriormente,
habría asumido las tradiciones y cultura
de la familia de su esposa –igualmente
extranjera-, que le había acogido en su
huida. Podría ser que Aarón y María no
censuraran el matrimonio en sí sino el
desapego radical a la tradición y cultura
judía que Moisés parece mostrar. El hecho
es que, como fruto de ese enfrentamiento,
Yahvé se enoja con los hermanos, pero la
que sufre el castigo (la lepra) es María.
Teniendo
en
cuenta
el
contexto
androcéntrico y patriarcal de los libros
bíblicos no debe sorprendernos este
hecho. Además, los redactores finales no
podrían consentir que Aarón, el sacerdote
por excelencia, el primer eslabón de la
cadena sacerdotal, contrajera la lepra. Sin
embargo, es muy interesante el desarrollo
de la historia: Aarón intercede por María
ante Moisés y Moisés clama entonces
al Señor. Tanto para Aarón como para
Moisés, María es una persona significativa
y suplican para ella la salud, el perdón.
El relato prosigue señalando que Dios
accede a la petición pero indica que debe
ser separada del campamento siete días.
Así sucederá, pero lo significativo es que
el propio libro relata que “el pueblo no
se puso en marcha hasta que se hubo
integrado de nuevo” (cf. 12,15).
18
María, la profetisa, ha compartido con ellos
la vida cuando eran esclavos. Ha sido voz
de Dios y voz de quienes más han sufrido. El
pueblo aguarda el regreso de su intercesora
(5)
y no se pondrá en camino de nuevo hasta
recobrarla, con salud y vida. Una vez más
y en esta ocasión con su propia vida, María
es testigo de la presencia de Dios en medio
de su pueblo. Un Dios que sana y libera, que
perdona, reconcilia y ama.
Débora, profetisa y juez
Débora es presentada en el libro de Jueces
como profetisa y juez (Jue 4,4), en concreto
su historia es narrada en los capítulos 4 y
5, en medio de las breves narraciones de
otros jueces como Otniel, Ehúd o Sangar.
Para entender su función y encomienda es
necesario recordar que el libro de Jueces
comienza con unas consideraciones generales
sobre el establecimiento de los israelitas en el
país de Canaán después de su marcha por
el desierto (Jue 1,1-3,6), prosigue con las
historias concretas de cada juez (3,7-16,31)
y finaliza dando a entender la confusión que
provoca la ausencia de un rey (17,21). Con
ello, este libro busca, por un lado, subrayar la
importancia de la fidelidad a la Ley y, por otro,
urgir la instauración de la monarquía.
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Fundamentación Bíblica
María y Débora .......
Núm 14 - Noviembre 2013
En este “entretanto” Israel vive una
época de convulsión política que parece
ir indisolublemente unida a que “obra lo
malo a los ojos de Yahvé”. Si lo leemos
con detenimiento, observamos que el libro
de Jueces está imbricado en una lógica
interna que se repite tras la muerte de
cada uno de los jueces: el pueblo “obra
el mal” (cf. 2,11; 3,7.12a; 4,1; etc.), ello
“despierta la cólera de Yahvé y el pueblo
es entregado a manos de enemigos” (cf.
2,14; 3,8.12b; 4,2; etc.) y finalmente Yahvé
escucha los gemidos del pueblo, se apiada
y suscita jueces que lo liberan del yugo
extranjero (cf. 2,18; 3,9.15;4,4; etc.). A ello
sigue un número considerable de años de
paz. Fueron doce los jueces que el Señor
erigió en medio de su pueblo. Y entre ellos
está Débora (“la abeja”), profetisa, mujer
de Lapidot, que ejercía su actividad debajo
de una palmera. El hecho de que el relato
indique con tanta exactitud el lugar donde
el pueblo la encuentra: en la montaña
de Efraín, entre Ramá y Betel, bajo una
palmera(6) que lleva su nombre, enfatiza
que Débora era muy conocida y valorada
entre la comunidad. No era, por tanto, una
mujer extraña para la comunidad israelita
oprimida, sino su referente moral y social,
“a la que acudían a juicio” (cf.4,5). Débora,
al igual que María la profetisa, también
conoce “de primera mano” el penar del
pueblo oprimido por el rey de Canaán, ha
escuchado sus relatos y ha contemplado
sus rostros día tras día.
Si bien el esquema básico de la historia de
Débora es similar al del resto de los jueces
presenta unas peculiaridades relevantes.
Tras la muerte de su antecesor, el pueblo
vuelve “a obrar el mal a ojos de Dios” y
Débora, obedeciendo a un mandato
divino, avisa a Barac y le anuncia que ha
de reunir a un gran número de hombres
para enfrentarse al enemigo, personificado
Vedruna: Diálogo y Encuentro
en el ejército de Sísara, general de Yabín,
rey de Canaán. Débora habla con firmeza y
rotundidad, segura de la Palabra que ha recibido
y cuidadosa de llevar a cabo su encargo. Barac
responde con un sí condicionado: “lo haré,
pero si tú vienes conmigo”.
En medio de tantos otros versículos en los que
la mujer queda relegada a un segundo lugar,
resulta llamativo que, en esta ocasión, Débora
no sólo ejerza los roles de juez y profetisa, sino
que, además, Barac, general de los guerreros,
le pide que ejerza un liderazgo peculiar en
el campo de batalla en detrimento de su
protagonismo como jefe último. La relevancia
de esta mujer en un estamento político y militar
conformado por varones pone de relieve la
impronta de su tarea en la historia de Israel.
Débora es profetisa, porque en los gemidos de
su pueblo ha sabido escuchar la Palabra de
Dios, y, por ello mismo, compromete su propia
vida en la liberación de su pueblo.
Débora consiente a la petición de Barac aunque
dejándole claro que si es así, la victoria no le
será atribuida a él sino a una mujer. El relato
nos indica que es ella quien marca el momento
propicio para el inicio de la batalla (cf. 4,14),
sabe descubrir la presencia y la intervención
de Dios en medio de su pueblo (cf. 4,15) y le
recuerda a Barac una experiencia fundamental
para su pueblo: la promesa de que Yahvé irá
por delante. Esta acción es muy significativa
porque pone de relieve que, precisamente,
es en el no-poder, no-tener y no-saber de
las mujeres donde puede manifestarse Dios
mismo sin interferencias.
Asimismo, y como veíamos en la historia de
María, la vida de Débora y su actuación como
mediadora de Dios, se entrelaza con la de
otras mujeres. En esta ocasión es Yael, la
mujer de Jéber, la encargada de llevar a cabo
el designio último de Yahvé. Es cierto que
Barac lucha valientemente y es cierto que el
19
Fundamentación Bíblica
María y Débora .......
ejército israelita vence al de Sísara, pero
éste huye y se esconde y es Yael la que,
en aras de la justicia y en obediencia
a los designios de Dios y no a los de su
marido (aliado del rey de Canaán) acaba
finalmente con la vida del enemigo de
Israel. En una sociedad regida por varones
la mujer queda constituida como símbolo
de “quienes no cuentan”. Sin embargo y
como hemos visto, el papel de Débora y
Yael resulta totalmente decisivo para la
redención y liberación del pueblo oprimido.
Núm 14 - Noviembre 2013
El relato de Débora finaliza de un modo
diverso al del resto de los jueces y el libro
dedica todo un capítulo al llamado “canto
de Débora”. También como María, Débora
junto a Barac entona un canto que ensalza
a Dios por la liberación de su pueblo y
canta sus grandezas. Débora se encarga
de resaltar el verdadero protagonismo
de Yahvé en la victoria israelita. A su
lado, Barac, Yael y ella, se convierten en
instrumentos de la voluntad divina. Desde
esta perspectiva podemos contemplar
la libertad de Dios para elegir como
instrumentos redentores a quienes, en su
sociedad, pasarían más desapercibidas.
El poema reivindica solemnemente el papel
decisivo de la mujer en la construcción
política de la sociedad israelita y atribuye a
Débora un título nuevo, además de los de
profetisa y juez, el de “madre de Israel”.(7)
Cuando Israel se encontraba en el abismo
de la muerte, Dios suscita una mujer,
Débora, que simbólicamente, lo engendra
de nuevo. Gracias a ella queda instaurada
la paz en el territorio durante 40 años.
La relevancia de la acción de Débora
debió dejar huella en el imaginario popular.
Aunque el poema sea antiguo, recibió
retoques y adiciones posteriores. Como
indican los comentaristas, cabe destacar la
20
más relevante: “¡Despierta, Débora, despierta!
¡Despierta, ponte en pie, entona un cantar!”
(5,12). La expresión no sólo recuerda versos
de Isaías que imploran la intervención divina
para restaurar la justicia (cf. 51,9.17) sino
que cabe pensar que la comunidad hebrea,
cuando atravesaba dificultades, rememoraba
el cantar de la juez como modo de mantener
la esperanza y la fidelidad al Dios que siempre
cumple sus promesas. A su lado, Yael también
cobra importancia: “¡Bendita entre las mujeres,
Yael!” (5,24), verso que nos recuerda el que
ensalza la valentía de otra mujer, Judit (Jdt
13,18) quien, por cierto, entona también un
canto.
La relación estrecha entre estas tres
mujeres indica cuál era el modelo de mujer
comprometida en la liberación de su pueblo
del tiempo de los jueces. Un modelo que
siguió latente en el pueblo de Israel y que hoy
llega a nuestras manos para convertirse en
referente de escucha a Dios y a su Palabra
y de compromiso vital con los oprimidos de
nuestro tiempo, de decisión, de valentía y
capacidad de riesgo y de profunda alegría y
esperanza que moviliza todo el ser en el canto
y la danza.
Mujeres Vedruna, llamadas a Anunciar y
Defender la Vida
Nuestros últimos documentos capitulares
nos alientan a renovar la dimensión profética
que tiene nuestra vocación como creyentes
y como mujeres consagradas. En María y
Débora encontramos referentes y modelos,
antecesoras en un camino de escucha a Dios y
a su Palabra. Como ellas, hoy nosotras somos
llamadas a vivir insertas en el pueblo, atentas
a sus clamores y súplicas, discerniendo y
empujando el Reino entre quienes hoy son los
empobrecidos y humillados, los abandonados
o excluidos.
Hoy el pueblo de Israel es nuestro pueblo,
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Fundamentación Bíblica
María y Débora .......
que también va en busca de la Tierra
Prometida, que desea salir igualmente de
las esclavitudes que hoy nos atan, que
gime ante el poder político, que corrompido
oprime siempre al más pequeño… El
clamor del pueblo en el desierto; los
gemidos del pueblo emigrante o de quienes
están sedientos de una verdadera reforma
política, social y religiosa llegan también
a nuestros oídos a través de tantas voces
y nosotras, como María y Débora, somos
invitadas por Dios a ser intermediarias,
mediadoras de su Palabra, alentadoras de
esperanza, indicadoras de su presencia en
medio de su pueblo.
También a nosotras, como a estas mujeres
fuertes, profetisas de Dios y del pueblo, se
nos invita a contemplar la vida que, frágil pero
hermosa (como Moisés), se halla a nuestro
lado, a caminar por el desierto junto a nuestra
gente, a escuchar sus relatos, a orar junto a
ellos y, llenas de gozo, danzar y entonar cantos
que recuerden al pueblo que el Señor es
nuestro padre, nuestro guía y nuestra fuerza.
Que Él renueva cada día su Alianza de amor
con nosotros y que nunca nos abandona.
Como ellas también hoy
nosotras podemos cantar:
Cantaré al Señor: Mi fuerza
y mi refugio es el Señor:
Él fue mi salvación.
Núm 14 - Noviembre 2013
Él es mi Dios, yo lo alabaré;
el Dios de “mis madres”,
yo lo ensalzaré
1. CAMARERO CUÑADO, Jesús, “Profetismo/profetas, hoy”, en BARRIOCANAL, José Luis (Dir.), Diccionario del Profetismo bíblico, 559-560.
2. Se les llama “mujeres”, “hijas” o “videntes” pero se utiliza el verbo hebreo «nb’» (profetizar).
3. Fijémonos en el guiño de la narración que señala cómo la madre “ve que era hermoso” (cf. Ex 2,2) utilizando el mismo
término hebreo que se usa en Gn1 cuando se anuncia que Dios “ve que estaba bien” todo lo que iba creando.
4. Hay controversia sobre si se refiere a Séfora, hija de Ragüel, sacerdote de Madián (Ex 2,16ss) o no.
5.Cf. RAMIS, Francesc, ¿Qué se sabe de los profetas?, EVD, Estella 2010, 201.
6. En general el profeta ejercía su rol debajo de un árbol sagrado.
7. Este título trae a la memoria el elogio que reciben tanto Elías (2Re3,4) como Eliseo (2Re 13,14): “padre mío, padre mío,
carro y auriga de Israel” que indica el papel decisivo de ambos profetas en la liberación de Israel del yugo extranjero
Vedruna: Diálogo y Encuentro
21
Diálogo y encuentro con
Nuestro SER de MUJER
En las últimas décadas del siglo XX se han
dado cambios significativos en la mujer a
nivel sociológico y cultural y mucho se ha
escrito sobre ello. En este número de la
revista dedicado a la mujer desde enfoques
diferentes, queremos aportar nuestra
reflexión. Y lo vamos a hacer mirándonos
a nosotras mismas como mujeres que
somos, como mujeres con una opción y
haciendo camino, como mujeres Vedruna,
sin pretender agotar el tema.
Queremos reflexionar en voz alta la
evolución en la toma de conciencia, en
el despertar, de nuestro ser de mujer
reflejado en los documentos de los últimos
capítulos, fiel expresión del pensamiento
y de la vida de la Congregación en este
aspecto. Nos aproximamos a los tres
últimos decenios, teniendo en cuenta que
toda nuestra familia Vedruna ha participado
de estos cambios bien experimentando,
aportando o sencillamente estando. Somos
conscientes de que esos treinta años han
sido significativos en cuanto al papel de la
mujer en la sociedad, en la iglesia, en la
Vida Religiosa.
Hoy “nos sentimos mujeres al lado de
otras mujeres perteneciendo al colectivo
de mujeres del mundo”ADV29, pero, ¿Qué ha
cambiado en nosotras hasta llegar hasta
aquí, cual ha sido el camino recorrido en
este sentido? Nuestra Historia nos ayuda a
entrar en el tema y a profundizar el trayecto
andado y en el que vamos siguiendo.
Núm 14 - Noviembre 2013
De la distancia a la cercanía e igualdad.
Abrir nuestras puertas a otros y a lo otro,
trabajar codo a codo entre iguales y en
el lugar en donde estamos insertas, el
cambio de trabajos, son datos sociológicos
que nos han facilitado experimentarnos
y vivirnos con la problemática y las
necesidades de personas, de mujeres
en la misma situación. Nos han dado la
oportunidad de vivir y experimentar la
22
el equipo general
vida tal como es y tal como la vive la gente,
cualquier mujer. La relación con los demás
cambia de una “relación de distancia” a una
relación cercana y de igualdad, situación
que influye en nuestra manera de conocer, de
sentirnos, de estar con los demás, en cómo
llevamos a cabo nuestro compromiso y desde
dónde.
Somos conscientes que en este proceso
de cambio han intervenido factores muy
decisivos, pero sabemos también que en todo
cambio la vida va por delante. Podríamos
decir que en nosotras, esa preocupación
por la mujer comenzó con una experiencia
de vida: descubriendo las barreras que
personalmente hemos ido experimentando
cada una en nuestra propia historia; después
reconocimos que todas las mujeres de la
historia hemos sufrido, en mayor o menor
medida, esta discriminación; finalmente nos
hemos dado cuenta que es toda la humanidad
la que ha quedado afectada por esta situación.
Los documentos han ido recogiéndola,
ratificándola e impulsándola. Los últimos
documentos capitulares reflejan la toma de
conciencia de cómo nos vamos descubriendo
como mujeres, de cómo nos vivimos, de la
repuesta a las llamadas de compromiso con
otras mujeres, que vamos leyendo en cada
momento histórico.
Simultáneamente a la presencia Vedruna
en los barrios, pueblos y zonas rurales, se
intensifica la formación y promoción del
liderazgo de la mujer en su comunidad. Como
Joaquina de Vedruna, tenemos claro que no
podemos consentir la discriminación de la
mujer y reconocemos su papel decisivo en la
transformación de “sus pequeños mundos”,
siendo germen y cuna de la nueva vida que
deseamos ver nacer.
Esta experiencia vital nos ha sensibilizado
y nos ha acercado a la realidad de la mujer
y a conocer de cerca su situación. Nos
ha cambiado la mirada y el enfoque en el
compromiso con la mujer. Nos ha permitido
ver con claridad la necesidad de formación
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Diálogo y encuentro con
el equipo general
Nuestro SER de MUJER
y capacitación y ofrecerla a las mujeres
de tal manera que les ayuden a generar
en sus contextos otro tipo de relaciones,
se reconozcan y sean multiplicadoras de
vida, de Buena Noticia para otras mujeres,
empezando por ellas mismas.
Haciendo memoria
Núm 14 - Noviembre 2013
Desde el documento Raíces Vedruna,
1993, se viene hablando y reflexionando
explícitamente sobre la necesidad de
tomar conciencia de la discriminación de
la mujer, de nuestra postura como mujeres
consagradas, de los aportes o llamadas en
los países en vías de desarrollo y del papel
de la mujer en la Iglesia, RV 39,40,41. Se nos
pide “tomar una postura comprometida” y
considera que solo “la toma de conciencia
de que esta situación es contraria al
plan de Dios, hará que asumamos este
compromiso como parte de la misma
construcción del Reino”. RV 39
Aquí se muestra claramente nuestra opción
por emprender el trabajo de acompañar
a las mujeres en el proceso de descubrir
su dignidad como persona. Descubrir
la vida de estas mujeres y al Dios de la
Vida en ellas nos lleva a limpiar la mirada
y a encontrar semillas de Reino en este
proceso.
También en “Inserción Evangelizadora” no
solo queda reflejado el compromiso por
la mujer, sino que nos impulsa a dejarnos
afectar y a caminar hacia ahí desde la
conciencia de nuestra condición de mujeres:
“Queremos seguir trabajando, como lo hizo
Joaquina en su tiempo, por la promoción
y liberación de la mujer, potenciando su
autoestima y dignificación…esto requiere
de nuestra parte una sensibilización
personal, tomando conciencia de nuestro
ser de mujeres con toda la riqueza de
nuestra humanidad y feminidad”. IE26
En IE se apunta también la importancia
de ser y de vivir nuestra feminidad, pero
es en Mística y Profecía dónde se habla
Vedruna: Diálogo y Encuentro
expresamente de la importancia de este
atributo en nosotras, como mujeres que
somos. En este proceso de sensibilización
y de toma de conciencia, nuestra feminidad
queda positivamente afectada y reconocida.
En el Capítulo XXV, la comunidad capitular
nos impulsa a profundizar los consejos
evangélicos según el texto de Miqueas:
Amemos con ternura. En este consejo se
señalan los siguientes aspectos: la feminidad,
la afectividad y la fecundidad. MP14
Como dice Pepa Torres, la ternura implica
abrirnos al lenguaje de la sensibilidad
captando en nuestro propio cuerpo el gozo
y el dolor de las otras de los otros. Somos
tiernas cuando reconocemos nuestros límites
y entendemos que la fuerza nace del compartir
con los demás el alimento afectivo, cuando
fomentamos el crecimiento de la diferencia
sin aplastar aquello que nos contrasta.
Una castidad bien vivida esponja, abre,
libera nuestros cuerpos, nos posibilita vivir
la corporalidad como libertad, amor, alegría,
delicadeza. Pepa Torres Ap.CJ
Es decir, nos anima a ahondar en la feminidad
que somos y desde donde vivimos.
No cabe duda que los datos sociológicos
dieron y están dando un impulso a abrirnos a
nuestra realidad de mujeres, a vivirnos como
tales y a mirar desde ahí la realidad circundante
y a vivir de otra manera la espiritualidad.
Pero, si a esos hechos añadimos la inquietud
por estar despiertas y atentas a los nuevos
paradigmas y al cambio de conciencia que
está aconteciendo, de nuevo se abren otros
horizontes y dinámicas transformantes en la
manera de conocer, de sentirnos, de estar con
los demás, en cómo llevamos a cabo nuestro
compromiso y desde dónde.
Una visión más amplia de ser mujeres
con otras mujeres
Vislumbrar nuevos horizontes y escuchar
los signos de los tiempos nos ha llevado
23
Diálogo y encuentro con
Nuestro SER de MUJER
a reconocernos como mujeres y la
pertenencia al colectivo de mujeres del
mundo, a reconocer la aportación de
la mujer en la historia en el camino de
humanización y la aportación de muchas
mujeres Vedruna a nuestra historia
congregacional. Así lo reconoce el último
documento capitular “Anunciar y defender
la vida”: “Nuestro momento histórico
está asociado a una mayor conciencia
de nuestro ser mujeres y al sentido de
pertenencia al colectivo de las mujeres del
mundo”. ADV 29
“En el largo camino de humanización, la
trayectoria de la mujer ofrece ejemplos
palpables de personas que han hecho
avanzar la historia y hoy siguen aportando
semillas de esperanza.” ADV30
“Una larga cadena de hermanas desde
Joaquina de Vedruna hasta hoy han
entregado sus vidas y son referente de
fe en los distintos períodos de nuestra
historia”.
Núm 14 - Noviembre 2013
Un lugar en la iglesia
Este proceso evolutivo de la mujer en la
sociedad no se ha dado a la par en la
Iglesia Institucional. La marginación de la
mujer al ámbito de lo privado ha hecho
que la humanidad y la misma iglesia no
reflejen debidamente los rasgos femeninos
de Dios. Sin embargo, el despertar de la
VR femenina, sentir nuestra dignidad de
mujer y compartirla con otras mujeres
consagradas, nos ha llevado a tomar
postura en la iglesia y dentro de ella desde
nuestro ser de mujer:
“Nos sentimos y sabemos parte de la
Iglesia. Sufrimos por cuanto hay en ella de
pecado…”ADV 25
“Creemos en una Iglesia comunidad de
comunidades integrada por personas que
viven en el mundo, que asumen, en el
ejercicio responsable de su ciudadanía,
los proyectos y tareas de la sociedad…”
el equipo general
“Estamos urgidas a situarnos en la Iglesia
como mujeres con espíritu fuerte, humilde y
diligente…” Cf. ADV 28A
Hoy podemos decir que en este proceso,
- hemos crecido en sensibilidad y en
dignidad como mujeres;
- ha aumentado el colectivo de las que nos
sentido afectadas en la discriminación
de la mujer y su situación;
- hemos ido descubriendo la “relación de
igualdad” y haciéndonos conscientes
de lo que implica;
- hemos ido caminando junto a otras
mujeres compartiendo intereses y
reivindicaciones;
- hemos crecido en autonomía y en
libertad interior;
- nos hemos hecho más sensibles a la
situación de la mujer en la iglesia, a
nuestra situación en la Iglesia como
mujeres;
- nos hemos dejado afectar y habitar por
el Dios de la Vida para engendrar vida.
Pero nada de lo dicho ni de los logros
alcanzados, sin embargo, permiten sucumbir
a triunfalismos autocomplacientes. Hay
discriminaciones aun muy a la vista,
amenazas constantes de retroceso, falta
de reconocimiento de lo logrado. Reclamar
derechos, mostrar y reivindicar la valía
femenina en las culturas machistas, no
nos libra por una parte de tensiones y
dificultades y por otra de seguir trabajando
por esa dignificación para saber situarnos en
relación con otros/as en la realidad social en
la que estamos insertas y en nuestras mismas
comunidades.
“Nosotras, Carmelitas Vedruna de hoy,
queremos formar parte de la larga cadena de
mujeres que contribuyen a que la realidad de
este mundo se corresponda, cada vez más,
con el sueño de Dios sobre él” ADV34
ADV 26
24
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Diálogo y encuentro con
África
las provincias
Las mujeres africanas en la geografia humana
La mujer africana tiene un lugar de
excepción en la geografía humana,
porque, con el tiempo y en respuesta a la
dinámica demográfica que experimenta
el continente en los últimos años, el papel
de la mujer africana se ha convertido
en algo fundamental e importante en
el corazón de una sociedad en pleno
cambio
La mujer africana de nuestros días goza
de una esperanza de vida mucho más
larga que el hombre. En África, donde
las condiciones sociales se deterioran de
día en día, la esperanza de vida parece
reducirse en un promedio de 54 años
para los hombres y 60 para las mujeres.
Los gobiernos luchan por encontrar
soluciones sostenibles, las mujeres se
convierten en las heroínas que luchan
plenamente por alentar un poco la
vida de nuestra sociedad, imbuida de
tradiciones, y nuestras economías aún
frágiles. Ellas son por así decir el centro
del África del mañana.
Veamos a continuación la condición y el
lugar que ocupa la mujer africana en el
mundo geográfico de hoy.
Núm 14 - Noviembre 2013
El papel de la mujer en la sociedad
africana
Es mejor nacer mujer en África pues hay
una gran diferencia entre ser una mujer
en África que en muchas otras partes
del mundo, porque hoy en día son las
mujeres quienes tienen las palancas del
mando del continente. Ahí reside la
verdadera paradoja de la situación de
la mujer en África.
Es sabido que las mujeres asiáticas
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Arlette Zunga Zunga ccv
sufren más discriminación que sus cohermanas africanas, porque en la mayoría
de los países asiáticos nacer mujer está
sujeto a un montón de problemas. En la
India y en China, por ejemplo, suprimir una
hija al nacer es parte de sus costumbres, ya
que les permite resolver anticipadamente el
problema del pago de una considerable dote
para poder casarla, porque es cierto que la
niña, cuando crezca, va a salir de la casa de
la familia para ponerse al servicio exclusivo
de sus suegros.
En África, esto no es así en absoluto, no se
practica ninguna discriminación en función
del sexo del niño, todos los niños son
recibidos como una bendición de Dios, y
todas las niñas y los niños se benefician de
los mismos cuidados al menos durante los
primeros años de su vida.
Al cabo del tiempo las cosas empiezan a
cambiar y es sobre todo en el campo donde la
situación de la mujer es más difícil. En primer
lugar las niñas son menos escolarizadas que
los niños porque las madres no ven ninguna
utilidad en enviarlas a la escuela, la niña debe
ayudarla en todas sus tareas domésticas
desde muy temprana edad, ir a buscar agua
o cuidar de la casa. Así estas niñas desde
los 4 años entran en la vida adulta y con
sus madres contribuyen en gran medida a la
supervivencia de la familia.
La mujer en África es percibida como una
riqueza. A diferencia de lo que ocurre en la
India, es el marido quien tiene que pagar la
dote a los padres de la mujer con la que se
quiere casar. Y esta dote no es despreciable.
25
Diálogo y encuentro con
África
las provincias
Incluso es a menudo tan pesada que sólo
los hombres ricos o de edad avanzada
(aquellos que han trabajado lo suficiente
para reunir la cantidad) pueden pagar
su precio y acaparan así a las mujeres
a expensas de los hombres jóvenes. La
diferencia de edad entre los cónyuges es,
pues, con frecuencia muy alta.
La poligamia
La poligamia sigue siendo una tradición
en muchos países africanos, si bien
la mayoría de ellos limita a cuatro el
número de esposas legítimas, o, como en
Senegal y Malí, piden al esposo que elija
de manera irrevocable, desde su primer
matrimonio, ya sea por la monogamia
o por la poligamia. Por otra parte no se
debe juzgar la poligamia sólo como una
violencia contra la mujer: ella conserva
un poder de arbitraje sobre la selección
y aceptación de las otras esposas, sobre
la gestión conjunta de la familia extensa.
Núm 14 - Noviembre 2013
Las mujeres africanas y la maternidad
La mujer africana está en el corazón del
sistema económico de las zonas rurales
de África, es ella la que supervisa todo.
Un verdadero rendimiento que causa
admiración cuando se sabe que ninguna
se escapa (excepto por razones de salud,
médicos) a la necesidad imperiosa de la
procreación. Permanecer sin niños en
África se considera una maldición. En
muchos pueblos, la tasa de fecundidad
sigue siendo hoy cercana al máximo
fisiológico. Es de un promedio de 9 niños en
Níger, un récord mundial (con Palestina).
La mujer tiene su primer hijo, todavía
adolescente y procrea sin cesar hasta
la menopausia, solamente la lactancia
materna permite espaciar los embarazos.
Se la ve así tan ocupada con sus muchos
quehaceres, un bebé al pecho, otro en
26
el vientre y niños todavía muy pequeños se
agarran a sus faldas, aunque ellas tienden
a confiarlos a los mayores. La frecuencia de
la maternidad y su baja supervisión médica
(cuando no es simplemente inexistente,
sobre todo desde la crisis económica de
1980 a 1990) explican que la situación
ginecológica de la mayoría de las mujeres es
a menudo desastrosa: embarazos y partos
demasiado precoces y demasiado repetitivos
las destruyen interiormente. La tasa de
mortalidad en el parto llega a los límites
mundiales: la tasa de mortalidad materna
es de un promedio de 800 a 1.000 muertes
por cada 100.000 embarazos (contra 400 en
los países en desarrollo y 10 en los países
desarrollados).
La amplitud de los desastres íntimos se ve
agravada por las mutilaciones femeninas
rituales (escisión), que todavía se practican,
a pesar de las campañas de los gobiernos
y las organizaciones no gubernamentales,
ya que son un signo de la importancia del
control social de esas mujeres.
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Diálogo y encuentro con
África
La mujer africana y la economía
Las mujeres africanas no tienen la parte
fácil, sin embargo ellas son, por su
arduo trabajo y sus maneras inteligentes
de organización, los primeros agentes
económicos y sociales del continente
negro.
Núm 14 - Noviembre 2013
En el medio rural
A pesar de la rápida urbanización del
continente, más de las tres cuartas
partes de las mujeres africanas siguen
trabajando en el sector agrícola. Pero
el incansable trabajo que ejecutan en el
campo va más allá de la comprensión. No
hay comparación con el que el hombre
realiza, sobre todo si añadimos las
tareas del hogar puramente femeninas
relacionadas con la crianza de los hijos, el
mantenimiento del hogar, la preparación
de las comidas. En el África rural, las
mujeres trabajan sin descanso desde
la mañana a la noche. Ellas se levantan
al amanecer, están en pie antes y se
acuestan después de todos los demás
miembros de la familia. La ausencia de
medios mecánicos de transporte o de
animales hace de ellas bestias de carga:
ninguna otra persona podría llevar, como
ellas lo hacen, haces de leña, un recipiente
de agua o cestos sobre la cabeza al
mismo tiempo que un niño a la espalda,
(y a veces otro en el vientre). La carga
excede con frecuencia los 30 Kilos y se
asume a veces a muy largas distancias:
5 a 10 kilómetros, calzadas con simples
sandalias o descalzas, por malos caminos.
Y ellas son los primeros agentes
económicos de los poblados, ya que no
se limitan a sus tareas domésticas, se
encargan de los cultivos alimenticios.
A pesar de que no tienen derecho a
la tierra que cultivan, lo que hace que
su situación sea precaria, las mujeres
Vedruna: Diálogo y Encuentro
las provincias
lo compensan ejerciendo paralelamente
una actividad artesanal (la fabricación
de cestas, de tejidos...). La mayoría de
ellas venden también en los mercados
los alimentos que ellas han cultivado o
fabricado (frituras, platos cocinados… ).
La ganancia es mínima en comparación
al tiempo dedicado (aunque no sea más
que en el transporte), pero ésta permite
a la mujer adquirir una cierta autonomía
financiera dentro de la familia: el dinero que
gana es en general de su propiedad. Las
mujeres son, pues, el primer objetivo de las
actividades de microcrédito, ya que trabajan
duro y reembolsan escrupulosamente... a
diferencia de los hombres. Pero ellas no han
esperado a las ONG para ser capaces de
establecer sus negocios y para movilizar los
ahorros colectivos: el microcrédito se limita
a reproducir el sistema de ’tontines’ que
siempre ha estado en uso en África.
En el medio urbano
En estas circunstancias, es comprensible
por qué muchas mujeres se vean tentadas a
abandonar el pueblo para vivir en la ciudad,
donde se escapan tanto a la autoridad del
grupo y de los ancianos como a la implacable
división sexual del trabajo. La vida urbana
trae incontestablemente una mejora de la
condición de la mujer: las niñas tienen acceso
a la escuela, los mayores a los servicios de
salud y de planificación familiar. En efecto,
existe una correlación matemática entre
el número de años de escolaridad seguido
por la mujer y el número de hijos que ella
da a luz: cuantos más años de escolaridad,
mayor es la edad de contraer matrimonio;
cuando el número de niños es limitado, sus
posibilidades de supervivencia son elevadas.
La entrada de África en la segunda fase de la
transición demográfica, a partir de la cual la
tasa de natalidad comienza a declinar hasta
unirse a la tasa de mortalidad, ha partido
de las ciudades hacia 1990. La fertilidad es
ahora menos de la mitad en la ciudad (3 hijos
27
Diálogo y encuentro con
Núm 14 - Noviembre 2013
África
en promedio) que en el campo.
La década de 1990 ha representado un
punto de inflexión en la historia de las
mujeres en África. La crisis económica
y los planes de ajuste estructural han
provocado oleadas de despidos que
han llevado al desempleo a gran parte
de la población urbana. La capacidad
de las mujeres para multiplicar los
pequeños trabajos en el sector informal
ha permitido a muchos hogares escapar
de la miseria absoluta. Tomando un lugar
más importante en el plan económico, la
mujer ha aumentado su poder social. Pero
estos años cruciales han sido también
los que han visto la democratización
impuesta desde el exterior por los
prestamistas internacionales en el marco
del reglamento de la crisis de la deuda.
Esta democratización forzada ha dado
lugar a la función de las mujeres, dándoles
finalmente los medios para expresarse a
través de su voto. Por lo tanto, el papel
político de las mujeres ha aumentado:
ellas han dejado de ser dominadas y
subordinadas de manera sistemática.
No es una casualidad que África sea el
único continente en el que las esposas
de los presidentes juegan un papel tan
importante: implicadas plenamente en
la vida política y en los combates de sus
maridos, también a través de sus propias
actividades de caridad... y sirviendo como
chivo expiatorio de descontento popular
si se da el caso, las primeras damas
canalizan la voluntad de representación,
de promoción y de expresión de la
sociedad civil, especialmente de los
menores socialmente (mujeres y jóvenes)
En la ciudad, la mujer puede esperar el
acceso a todos los empleos, incluyendo
los más gratificantes. Tampoco en este
caso, hay discriminación, los africanos
aceptan fácilmente el acceso de las
mujeres a puestos de responsabilidad y
de liderazgo. El número de ministras es
28
las provincias
mayor en la mayoría de países africanos que
en Francia.
Trabajo al exterior, fecundidad controlada...
la mujer es, pues, más libre en la ciudad que
en los pueblos. Pero paga un alto precio por
su libertad. En primer lugar, debido a que de
ventaja económica el niño se convierte en
una carga. La familia extensa ya no está allí
para cuidar de él, para enviarlo a la escuela,
darle a cuidar resulta caro. En la ciudad,
las familias monoparentales, que ven a las
mujeres luchando solas para criar a sus hijos
sin el apoyo masculino, representan más de
una quinta parte de las parejas..
Las mujeres africanas son víctimas de la
violencia
Al igual que en Occidente, las situaciones
personales a menudo difíciles reflejan las
relaciones de género aún más caóticas
por el hecho de que la autonomía de la
mujer se enfrenta à muchas resistencias.
Pero la situación se ha agravado en África
por las consecuencias de la “década del
caos” (1991-2001), que se caracteriza por
el colapso de los estados, que han visto
multiplicarse el número de conflictos y
guerras civiles: 35 países estaban en guerra
sobre 53 durante esos años de violencia
que han visto muchos hombres muertos en
los combates y una cultura de la violencia
desarrollarse en el seno de la juventud.
Por lo tanto, la violación sistemática y el
secuestro de mujeres jóvenes utilizadas
como esclavas sexuales eran las armas
de guerra en países como los dos Congo,
Sudán, Angola, Sierra Leona y Liberia. Estas
mujeres, convertidas en madres en contra de
su voluntad y a menudo contagiadas de SIDA
están psicológica y socialmente destruidas.
Rechazadas por sus comunidades de origen,
ellas se encuentran en la ciudad, sin medios
financieros, reducidas a la mendicidad o a
la prostitución cuando las ONG no están allí
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Diálogo y encuentro con
las provincias
África
para proporcionar asistencia y refugio.
Más del 40% de las prostitutas son VIH
en África central y meridional, regiones
que se han visto las más afectados por la
guerra. “El amor que pasa mata”.
La urbanización ha contribuido a la
libertad de las mujeres, pero también a
su precariedad. “Lugar de emancipación”,
la ciudad es también un “lugar
de
perdición”. Esto se ve particularmente a
través de la contaminación por el SIDA,
que presenta en África la especificidad
de alcanzar las dos terceras partes
de las mujeres, al contrario de lo que
ocurre en el resto del mundo. Este es la
consecuencia de un contexto de pobreza
y de precariedad sanitaria, mientras
que los intercambios sexuales son más
intensos que en otros lugares a causa de
la poligamia, las violaciones en tiempos
de conflictos, y también los desastres
ginecológicos: sida y alteraciones del
aparato genital multiplican por diez el
riesgo de contaminación de la mujer
durante la relación sexual. Mantener una
‘querida’ es una práctica muy extendida
entre los hombres.
La mujer africana en el corazón de la Iglesia
El fervor de la fe de la mujer africana no
ha perdido su entusiasmo. A pesar de las
corrientes de religiosidad de todo tipo que
han barrido el continente africano en los
últimos años, la mujer africana es, sin duda,
la más comprometida con el progreso del
cristianismo. Ellas están en el corazón
de la Iglesia aceptando entregarse por la
salvación de los demás. A diferencia de otros
continentes, donde la disminución de las
vocaciones se observa desde hace algún
tiempo, las mujeres africanas todavía saben
comprometerse en el servicio de Iglesia.
El camino hacia la emancipación y el respeto
total de los derechos de la mujer africana es
todavía largo, pero un inmenso progreso se ha
logrado. La mujer africana en lo que respecta
a todas estas consideraciones señaladas
anteriormente, realiza el rol que se espera de
ella, la de ser actriz principal en un África que
tiene necesidad de estos hijos e hijas para
el desarrollo de este continente dotado de
grades potencialidades.
Bibliografía
Núm 14 - Noviembre 2013
1. La revista Política africana a consagrado también
un número especial a «Premières dames en Afrique »
(Politique africaine, n° 95, octobre 2004, Karthala).
2. R. Pourtier, Afriques noires, Hachette, rééd. 2004.
3. Sylvie Brunel, femme africaine bete de somme ou
super women paru dans sciences hunaines hors series
Vedruna: Diálogo y Encuentro
29
Diálogo y encuentro con
América
las provincias
La Mujer Indígena
Maureen Foltz ccv
Un mínimo de 370 millones de personas
en el mundo son consideradas indígenas,
la mayoría de ellas habitan remotas
áreas del planeta, muy frecuentemente
territorios con grandes riquezas naturales
y minerales. Existen aproximadamente
unos 5.000 pueblos indígenas; desde los
pueblos de la selva amazónica a los grupos
tribales de la India y desde los inuit del
Ártico hasta los aborígenes de Australia.
Núm 14 - Noviembre 2013
Según las estadísticas globales del
Banco Mundial, 47 a 52 por ciento de la
población mundial es de género femenino
(dependiendo del país citado).Por lo tanto
sería verdad que casi el 50% de estas
370 millones personas indígenas son del
género femenino (dependiendo del país
citado).
Pueblos indígenas son los despojados
descendientes de aquellos pueblos que
habitaban un territorio antes de la formación
de un Estado. El término indígena puede
ser definido como “una característica que
relaciona la identidad de un determinado
pueblo a un área específica y que lo
diferencia culturalmente de otros pueblos
o gentes (lengua)”. Sin embargo, no existe
una definición universal del concepto
“Pueblos Indígenas”, pero si existen
un número de criterios que sirven para
identificarlos globalmente y caracterizar
individualmente a cada grupo.
Los
enfoques más generalizados son aquellos
propuestos en el Convenio 169 de la OIT
(Organización Internacional del Trabajo) y
en el informe del Sr. Martínez Cobo a la
Sub Comisión de las Naciones Unidas para
30
la Prevención de Discriminación de Minorías
(1986). También está ampliamente utilizada
la definición sugerida por la Presidenta del
Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas
para las Poblaciones Indígenas, Sra. Erica
Irene Daes.(1)
Cuando, por ejemplo, los inmigrantes
europeos llegaron a América y Oceanía o
cuando nuevos estados fueron creados en
África y Asia una vez abolido el colonialismo,
ciertos pueblos fueron marginalizados y
discriminados debido a que su lenguaje,
religión, cultura y estilo de vida eran diferentes
y la sociedad dominante los percibía como
inferiores. Los pueblos indígenas intentan
superar estos obstáculos…y principalmente
su voz es voz de la mujer. Las mujeres
indígenas tienen una cultura y una economía
disímiles a las de la sociedad dominante y su
auto-identificación como indígenas es una
pieza fundamental de su identidad. Desde
el sur de nuestro continente hasta el norte, la
vida para ellas es una lucha constante pero
vivida con una dignidad excepcional.
Nuestra hermana Vedruna, Palmira Alcaman
Mena comparte su experiencia/perspectiva
siendo una mujer mapuche de Chile.
Mujer de territorio, mujer de la tierra
indígena, de Abya-Yala (América del Sur),
antorcha que ilumina junto a otras mujeres
de los pueblos indígenas ancestrales en
este continente, especialmente en Chile.
Esta mujer, al igual que la tierra, da la vida
y por ende las culturas. Es la que armoniza
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Diálogo y encuentro con
América
la existencia con todos los seres, con los
humanos, con el Ser Superior, con las
fuerzas espirituales y con la naturaleza en
su infinita manifestación.
La mujer en la sociedad y cultura mapuche
es la que conecta y enlaza los mundos.
Es el puente creador por donde la vida
se hace posible. Sin la mujer no existe la
humanidad. Esta se hace fecunda con la
presencia del varón. Es su acompañante,
su cuidador y su complemento. En su
vocación de dar la vida, cultivarla y guiarla
para ser kümeche (gente de bien), entrega
el gülam (la orientación reflexiva-formativa)
como el más valioso regalo heredado de
los/las antiguos y con este don va tejiendo
el ancestral rakizuam (pensamiento y lógica
de pensamiento mapuche), presente en el
tiempo de ayer y de hoy.
Núm 14 - Noviembre 2013
Tejedora en la historia de la tierra, tuwün
(origen de procedencia territorial) y brote
del linaje mapuche como tal fue traída de
otro lugar. Deja su casa paterna, su familia
y su lof che y lof mapu (residencia social
y territorial) para llegar a un nuevo hogar,
donde le espera una nueva realidad, junto
a su esposo. Llega a un espacio distinto,
aperada de abundante ajuar, regalo de sus
padres y parientes.
Los consejos de los mayores (padres
y/o ancianos) en el rito del matrimonio le
acompañan en su vida: Ser buena esposa,
bien relacionada con toda su familia; es el
mejor ejercicio de su maternidad y de su
ser mapuche.
En el clima de su hogar y en la armonía
de su encuentro hace germinar al hijo/hija
(püñeñ) de su entraña con el cuidado que
Vedruna: Diálogo y Encuentro
las provincias
H. Palmira con mujeres mapuche
exige el equilibrio de la vida humana.
Ella es la trinchera de la defensa cultural,
resistencia de los atropellos, discriminaciones
e injusticas de la sociedad chilena criolla
dominante. Ella, a través de la historia, ha
sido y es la principal luchadora por defender
el mapu (territorio) en sus derechos, sus
recursos naturales, la medicina tradicional,
los conocimientos ancestrales y la soberanía
alimentaria.
Es ella, junto al varón, la que lidera nuevas
estrategias para resistir al racismo y a la
exclusión para seguir viviendo con dignidad.
A la vez que cultiva la huerta, teje, cría aves, y
animales, no descuida el fuego para alimentar
y recrear los saberes, los sueños y las
esperanzas de un mundo donde la diferencia
nos haga hermanos, hijos de la Madre Tierra,
puesto que a ella estamos íntimamente
unidos. Kiñe nüwküleyiñ ta yiñ mapu mew
(nosotros estamos formando una unidad con
el territorio, con la tierra).
Observa la naturaleza para entender su
lenguaje: es de sabio y divino oír y leer las
voces de la naturaleza. Lo femenino mapuche
no dice: “No hablemos de Dios, sino hablemos
con Dios”.
31
Diálogo y encuentro con
América
las Provincias
la posibilidad de estudiar, la oportunidad de
compartir mi fe…”
Núm 14 - Noviembre 2013
En la feria
de salud
Y en el Norte, un proyecto para
acompañar: nos cuentan las hermanas
de los Estados Unidos.
Mujer Indígena - Proyecto Vedruna
Hace 7 años vimos la una necesidad
de responder a una nueva necesidad
en Riverdale, un pueblo del área
metropolitana de Washington en el que,
buscando vivienda económica, se han
ido congregando inmigrantes de distintos
continentes y grupos étnicos: Caribeños,
Africanos, Asiáticos y Latino Americanos,
siendo la comunidad más grande
Mexicana y Guatemalteca indígena.
El acompañar a esta comunidad es un
regalo. La mayoría son mujeres que al
llegar a este nuevo país se encuentran
con el reto de integrarse a otra cultura muy
distinta, y definir que valores conservar de
sus propias culturas y cuales acoger de la
que le recibió. Algunas mujeres traen cierto
nivel de educación, lo cual ha beneficiado
su proceso de integración, aunque toda
persona pasa por etapa de adaptación.
Muchas han compartido frases como: “es
aquí (en EEUU) donde llegué a saber que
tengo el mismo valor que el hombre, tengo
32
También hemos oído la preocupación de cómo
mantener la familia unida o tener una relación
sana frente la violencia doméstica o viviendo
con las consecuencias de violación sexual…
etc. El acompañamiento nos ha llevado
al ser presencia de escucha y esperanza
animándoles a entrar en proceso de sanación
para lograr su meta de vivir plenamente y
así poder conseguir trabajo para mantener
sus familias, aprender el nuevo idioma para
colaborar en la sociedad más plenamente y
trabajar en relaciones sanas…. seminarios
a los padres de los niños en la Catequesis
en temas tales como proteger los niños del
abuso sexual, viviendo en un país nuevo, las
implicaciones de la Reforma Inmigratoria…
cursos de Inglés, ordenador, ciudadanía y
alfabetización. Pero, sobre todo tratamos
de ser hermanas en camino entre ellas con
la cercanía, la escucha y valoración por su
esfuerzo de mantener su identidad cultural de
mujeres indígenas en un mundo tan diferente
como lo es Estado Unidos.
Terminamos esta reflexión sobre la mujer
Indígena, escuchando a una mujer ‘anónima’
cuya poesía capta con profundidad el SENTIR
indígena…y nos unimos con ellas en los 5
continentes para dar gracias a Dios por la
belleza reflejada en su rostro.
Soy mujer indígena, hija de la Madre Tierra
y del Padre Sol.
Pertenezco a una raza con una cultura
milenaria que hoy conservo como un tesoro.
Convivo con lo que me rodea, con la lluvia,
el viento, la montaña, el cielo…
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Diálogo y encuentro con
América
Soy feliz en este paisaje
Tengo tiempo para contar las estrellas
Tiempo para poner mis sueños al día,
Para danzar con los pájaros sintiendo
el aire fresco del amanecer y hablar
en silencio con los animales, con las
plantas, con los Espíritus
Sé sembrar con la Luna los frutos del
alimento,
Teñir la lana para hacer el tejido,
Hacer medicina como me enseñó mi
abuela,
Cantar al nuevo día.
Sé amasar sencillamente, con fidelidad
y con ternura.
Soy mujer indígena.
Núm 14 - Noviembre 2013
Mujer, como la Madre Tierra, fértil,
callada, protectora y fuerte.
Vedruna: Diálogo y Encuentro
las Provincias
Sé cuándo mi mundo está en peligro.
Y sé cuándo las cosas son buenas o no.
No entiendo de muchas cosas:
A los que vienen a querer cambiar mi
mundo, mis vestidos, mi espiritualidad.
A los que nos roban.
A los que experimentan con nuestros hijos
o les sacan sus órganos para los winkas
(ricos).
A los que mienten.
A los que nos sacan de las tierras. A los
que nos explotan.
A los que intercambian arte y tejidos por
comida o alcohol y me pagan una miseria
por el trabajo de meses.
No entiendo a los que se hacen mis amigos
para sacarme conocimientos.
A los que vienen con grandes máquinas
para talar el bosque; a los que agujerean la
tierra para sacarle su sangre.
A los que esconden en la comunidad basura
en bidones para contaminarnos.
A los que nos ponen vacunas. A los que
experimentan con nuestra sangre.
A los que tienen buena fe y creen que vienen
a ayudarnos, a integrarnos, poniéndonos
cables de luz y trayendo la “caja boba” para
confundirnos.
A los que nos ponen zapatos. A los que
quieren cambiarnos nuestras costumbres
ancestrales.
A los que nos miran como un bicho raro y
nos sacan fotos.
A los que quieren que bailemos por dinero.
A los que vienen con muchas palabras
bonitas a hacer iglesias en nuestros lugares
sagrados.
A los que intentan esclavizarnos con
dependencias ajenas a nuestras culturas.
A los que entran armados en nuestras
tierras para echarnos.
A los extranjeros que vienen de guerrilla a
33
Diálogo y encuentro con
América
las Provincias
enfrentarnos con los militares y luego se
van protegidos a sus lejanas tierras…
A veces las cosas se ponen peor
para nuestra gente, nos apresan, nos
matan…Tampoco entiendo a los que
nos desprecian, a los que nos ignoran,
a los que no les importo nada y nos
roban todo, hasta la dignidad.
Soy mujer indígena y sé lo que quiero;
cambiar las cosas; esas cosas que
duelen dentro y se van agrandando,
como la impotencia, el desamparo, la
destrucción, las palabras incumplidas,
el desamor y ese sentimiento de estar
siendo violada constantemente.
Soy mujer indígena, Hija Mayor de la Tierra
y el Sol, desde siempre y para siempre.
(Publicado por Arte, Física, Filosofía y
Futuro 04:07)
SUGERENCIA de ACCIÓN:
Quiero que nos respeten.
Soy mujer de la tierra, fuerte como el
árbol que resiste al viento; como el
junco en la corriente;
Firme como la montaña más alta;
Frágil como el colibrí;
Dulce como los atardeceres.
En el día Internacional de la mujer 08
de marzo de 2014 y en El Día de los
Pueblos Indígenas el 09 de agosto de
2014 se preparan un evento o oración para
educar, celebrar, escuchar y apreciar
los dones de las mujeres indígenas en
nuestra familia humana.
1] Informe de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer; Beijing, 4 a 15 de septiembre de 1995 (Publicación de las Naciones
Núm 14 - Noviembre 2013
Unidas, núm. de venta: S.96.IV.13), cap. I, resolución 1, anexos I y II.
La definición de la Sra. Erica Irene Daes designa a ciertos pueblos como indígenas debido a que:
• Descienden de grupos que ya estaban en el territorio del país en el momento del arribo de otros grupos con culturas u
orígenes étnicos diferentes.
• Por su aislamiento de otros segmentos de la población del país han mantenido casi intactas las costumbres y tradiciones de
sus ancestros, las cuales son similares a aquellas caracterizadas como indígenas.
• Están sometidos, aunque más no sea formalmente, a una estructura estatal que incorpora características nacionales, sociales
y culturales ajenas a las suyas.
Definición del Sr. Martínez Cobo a la Sub Comisión de las Naciones Unidas para la Prevención de Discriminación de Minorías
(1986), los pueblos indígenas pueden ser definidos de la siguiente manera:
• Comunidades, pueblos y naciones indígenas son aquellas que, poseyendo una continuidad histórica puede consistir en la
persistencia, durante un largo período de tiempo y hasta el presente, de uno o más de los siguientes factores:
1. Ocupación de territorios ancestrales o parte de ellos.
2. Linaje en común con los ocupantes originales de esos territorios.
3. Cultura en general o en manifestaciones específicas (como son religión, sistema tribal de vida, afiliación a una comunidad indígena,
indumentaria, modo de subsistencia, estilo de vida, etc.)
4.Lenguaje (tanto si es utilizado como lenguaje único, lengua materna, medio habitual de comunicación en el hogar o en familia o
empleado como lengua principal, preferida, habitual, general o normal)
5. Residencia en ciertas partes de su país o en ciertas regiones del mundo.
6. Otros factores relevantes.
34
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Diálogo y encuentro con
las Provincias
Europa
PROMOCION DE LA MUJER: Cuidado de la vida y dimensión laboral
Hace unos días, contemplando las
artesanías expuestas en una tienda de
Medicus Mundi, pasó brevemente por mi
mente la posible historia vivida por sus casi
seguro autoras. Historia que pasa desde
la lucha por la vida en unas condiciones
de sometimiento y exclusión, hasta la
dignificación de su condición de mujeres,
y de mujeres trabajadoras, capaces de
poner delante de mí, en otro continente,
el producto de su trabajo valorado en su
justo precio.
El comienzo de esta dignificación comenzó
en América Latina, y otros lugares, con
el movimiento que se llamó: “Promoción
de la mujer”. Fue un compromiso surgido
de una mirada crítica a la realidad, a la
sociedad patriarcal y machista imperante.
Núm 14 - Noviembre 2013
Este compromiso, esta mirada de género,
más que a estudios teóricos o estadísticas,
se debió al contacto directo con la
población empobrecida. Surgían dos
evidencias: la postración de la mujer en
la sociedad en todos los órdenes: familiar,
cultural, educacional, laboral, económico,
político..., y a la vez su extraordinaria
fortaleza y capacidad, que le constituía, y
constituye, en el pilar fundamental de la
misma sociedad.
La promoción de la mujer fue una
respuesta global a su situación de
desventaja en todos los órdenes de la
vida y se convirtió en opción prioritaria de
muchas organizaciones e instituciones.
En el abanico de respuestas que se
dieron, se trató de cuidar el crecimiento
personal de la mujer y el fortalecimiento de
su autoestima, crear dinámicas de grupo
positivas, dotarles de
conocimientos
y destrezas básicas, y facilitarles y
acompañarles en pequeños proyectos
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Mª Luisa Solaun ccv
autogestionarios, individuales o colectivos,
que generaran ingresos y proporcionaran
una cierta autonomía económica, capaz de
ir rompiendo su tradicional dependencia y
sumisión, comenzando por el hogar.
En este progresivo esfuerzo, nuestra
Congregación y otras Congregaciones
Religiosas,
organizaciones
de
Iglesia,
ONGs, gobiernos a diferentes niveles,
se comprometieron
en el crecimiento y
consolidación de múltiples iniciativas, creando
redes, tejido organizativo a nivel local, nacional,
internacional, microcréditos, comercio justo
etc...
La conciencia colectiva, la capacitación
profesional, el cooperativismo no competitivo
y el autoempleo, dio lugar al despegue del
movimiento liberador de la mujer, que ya no
tiene vuelta atrás en tantos países emergentes
y de periferia.
Empoderamiento
En este dinamismo, la profundización en el
análisis de la realidad y la gradual formación
sociopolitica, sindical, jurídica, ha llevado
a la mujer a la lucha organizada por sus
derechos y a la participación activa en la
transformación política y socio-económica de
la sociedad. Es el proceso que hoy llamamos
de empoderamiento.
Este trabajo en red va creando estructuras
amplias, plurales, nacionales e internacionales,
todo un movimiento de “empoderamiento de
la mujer”, que se plantea abiertamente “la
incidencia política desde la perspectiva de
género” como estrategia de cambio social.
35
Diálogo y encuentro con
Europa
Una
de
estas
instancias
de
empoderamiento e incidencia política es el
Instituto Internacional de Investigaciones y
Capacitación de las Naciones Unidas para
la Promoción de la Mujer (UN-INSTRAW –
parte de ONU MUJERES)
Cuidados
Entre los puntos críticos que se debaten
en el campo social desde esta perspectiva
de género, está el tema de los cuidados.
Tradicionalmente la responsabilidad de
cuidar la vida se ha entendido como una
tarea propia de la mujer y en la mayoría
de los casos realizada sin compensación
económica y con una proyección
circunscrita al ámbito privado-doméstico.
El Instituto Vasco de Estadística (Eustat),
el pasado mes de mayo dio a conocer el
siguiente resultado de la encuesta realizada
a 5.000 familias: las mujeres que trabajan
fuera de casa destinan además 4,6 horas
diarias al “cuidado” de la familia, mientras
que los hombres dedican una media de 2,9
horas diarias.
Núm 14 - Noviembre 2013
Entre los estudios que se vienen haciendo
en este campo, el Instituto Internacional
de Investigaciones y Capacitación de
las Naciones Unidas (UN-INSTRAW) ya
mencionado, ha realizado investigaciones
y planteamientos que muestran la
vinculación existente entre cuidados y
desarrollo y al mismo tiempo afirman que
no se puede hablar de cuidados sin hablar
de la mujer.
Primera afirmación de la UN-INSTRAW :
“ Aunque no se pagan ni se valoran ni
se tienen en cuenta al diseñar políticas,
los cuidados son la base invisible del
sistema socioeconómico”.
En efecto, el funcionamiento de los
mercados, el devenir de las estructuras
políticas, la creación de la cultura, del
pensamiento... todo eso que llamamos
36
las Provincias
desarrollo, tiene una condición que es
la reproducción de la vida humana, su
mantenimiento diario, alimentación, limpieza,
salud y la atención directa a aquellas personas
en estado de dependencia dentro del hogar; a
todo esto se le llama: cuidados.
Los cuidados están asociados a la mujer
en una dimensión simbólica. Se asocian a
la feminidad, se presupone una capacidad
innata de las mujeres para cuidar, de donde
se deriva que no terminen de verse como
trabajo cualificado o ni siquiera como trabajo.
El cuidado se vuelve constitutivo de la “mujermadre”, se realiza en su mayor parte en el
hogar, en relaciones de parentesco y como
actividad gratuita.
En nuestras sociedades capitalistas, toda
actividad que no implica flujos de dinero se
vuelve invisible, ni se ve ni se valora. Y porque
no se valora, no se mide. La invisibilidad de
los cuidados permite que sean utilizados
gratuitamente como elemento último de
reajuste del sistema socioeconómico, saltando
al terreno del debate público sólo cuando
faltan.
La gradual vinculación de la mujer al
ámbito laboral, y su empoderamiento
e incidencia política van rompiendo este
esquema y planteando discusiones políticas y
socioeconómicas. ¿Quién
debe cuidar? ¿a quién ? ¿ cómo ? ¿a cambio
de qué ?, etc. No han sido cuestiones públicas
y políticamente negociadas, sino remitidas
tradicionalmente al régimen de lo privado y
connaturalmente a la responsabilidad de la
mujer.
En los estados del bienestar de más largo
recorrido, los tres pilares clásicos (salud,
educación y protección social) están siendo
complementados con un denominado “cuarto
pilar” que reconoce el derecho a recibir
cuidados en situaciones de dependencia (que
suele incluir a personas con discapacidad,
vinculadas o no a la edad). Además se están
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Diálogo y encuentro con
Europa
planteando por primera vez en la historia
las llamadas: “políticas de conciliación
de la vida laboral y familiar”.
La puesta en práctica de estas políticas
de conciliación laboral y familiar va siendo
una forma de avanzar en la igualdad de
oportunidades. La mujer debe poder
acceder a todo tipo de responsabilidades,
superando el miedo que a veces le
acompaña por ver peligrar su estabilidad
laboral a causa de la maternidad, atención
a hijos menores etc. Este es un camino
iniciado en el que falta mucho por recorrer.
Derecho al cuidado
Hemos citado el cuarto pilar del estado
de bienestar que reconoce el derecho
a recibir cuidados. En
un segundo
planteamiento, la UN-INSTRAW, hace
una afirmación.- proposición que va más
allá de este cuarto pilar y propone la
configuración del: “derecho al cuidado
propio y universal de toda ciudadanía,
desde la doble faceta de ciudadanos/
as que precisan cuidados y de los que
cuidan”. Esta dimensión holística es la
que se busca que inspire los procesos
de desarrollo: recepción y provisión de
cuidados.
Núm 14 - Noviembre 2013
El derecho al cuidado, que está por
construirse, sería un principio orientador
de una nueva estructura social e implicaría:
• el derecho a recibir los cuidados
precisados en distintas circunstancias
y momentos del ciclo vital, evitando
que la satisfacción de esta necesidad
básica quede dependiente de la
disponibilidad individualizada de
ingresos, y lazos familiares o afectivos,
que frecuentemente recaen en la
mujer y suponen un plus a su trabajo.
• el derecho de elegir si se desea o
no cuidar, combinando un derecho
Vedruna: Diálogo y Encuentro
las Provincias
a cuidar en condiciones dignas con un
derecho a no cuidar.
• el derecho a condiciones laborales
dignas en el sector de cuidados, con
especial atención en el empleo en el
hogar.
A partir de este derecho universal, se
desarrollarían los derechos específicos,
identificando qué derechos comprende la
recepción de cuidados, y cuales la provisión
de estos cuidados. Finalmente se debatiría a
través de qué medidas puede materializarse.
El planteamiento del derecho universal al
cuidado, es ciertamente un paso adelante,
siempre que esté al servicio de un mundo más
humano, y nunca reemplazará la necesidad
de ser arropados por el entorno familiar o
conocido, por la calidez y seguridad que da el
sabernos amados.
El escaparate de Medicus Mundi ha dado
pie para evocar brevemente el movimiento
histórico de la mujer, liberador y transformador,
que va desde la injusticia, la opresión y el
sometimiento vividos, hasta el despertar
de la conciencia, la capacidad de reacción,
de organización y de lucha en favor de la
vida ... Largo camino de humanización que
también las hermanas Vedruna vivimos
como parte del colectivo de las mujeres
del mundo... ADV 29
No cabe duda que, además de lo andado,
queda mucho por recorrer. Millones de mujeres
a las que no han llegado los aires liberadores
de este movimiento dignificador. Y el 50% de
la humanidad, que por nuestra condición de
género nos vemos subestimadas en todos los
ámbitos.
Pero celebramos el camino recorrido y los
puentes tendidos de Norte a Sur y de Este a
Oeste, brotes de vida y signos de la utopía
del Reino que ya crece entre nosotros....
ADV 37
37
Diálogo y encuentro con
Filipinas
Núm 14 - Noviembre 2013
LA MUJER Y LA SALUD
La mujer filipina se explica dentro del
contexto de su propia mentalidad y
cultura. Filipinas se
describe como
una nación de mujeres fuertes que
directa e indirectamente controlan
la unidad familiar , los organismos
gubernamentales y empresariales y las
haciendas. Las mujeres viven en una
cultura centrada en la comunidad, donde
la familia es la unidad fundamental de la
sociedad . Pero por otro lado, luchan por
conseguir respeto y justicia. Las mujeres
experimentan violencia para conseguir
los derechos humanos y se ven privadas
de los privilegios propios de la salud, la
educación, el empleo, la iglesia, la política
y los medios de comunicación. A menudo,
la voz de las mujeres ni se escucha ni se
aprecia. Sólo a algunas mujeres se les
reconoce sus éxitos y logros. Así que lo más
importante para las mujeres es estudiar
cómo se presentan sus imágenes en los
medios de comunicación. Las mujeres
son utilizadas por los vendedores como
objeto para atraer a los consumidores y
vender sus productos. Sólo unas pocas
mujeres son aceptadas en la política y
asumen responsabilidades o posiciones
de cualquier nivel. En la mentalidad de
nuestra sociedad existe el etiquetado de
las mujeres “Tú eres sólo una mujer “ .
Esta imagen estereotípica de las mujeres
sigue siendo fuerte en la mente de la gente
por eso no se respeta la dignidad de las
mujeres como personas. Esto ocurre
hasta el punto de que las mujeres sufren
a causa de ser golpeadas , acosadas ,
violadas, abusadas, maltratadas y otros
tratamientos , que violan los derechos de
las mujeres.
Como mujer Filipina, mi orientación
familiar es en un entorno rural donde
las mujeres realizan todas las tareas
relacionadas con el hogar , pero los
38
las Provincias
Rhoda Patrivo ccv
trabajos pesados que requieren más fuerza
los realizan los hombres. La función de las
mujeres incluye cocinar, limpiar, enseñar a
los niños, lavar la ropa, hacer reparaciones ,
los presupuestos y ayudar en la granja. Los
hombres son los que se preocupan de que los
cultivos sean de calidad y hacen también todo
el trabajo de mantenimiento. En educación, los
hombres tienen el privilegio de ir a la escuela y
existen menos oportunidades para las mujeres
pues los padres destacan el papel patriarcal
en la familia. Mis dos hermanas y yo tratamos
de convencer a nuestro hermano para que nos
ayudara a ser puente entre nuestros padres
y nosotras mismas y así convencerlos para
que nos dieran una oportunidad de ir a la
escuela. Con gran alegría nuestros padres nos
enviaron a la escuela, pero a cambio nosotras
escuchamos comentarios de sus expectativas,
solo por el hecho de ser mujeres. Nos hizo daño
escuchar tales comentarios, pero por otro lado,
recibimos el apoyo de nuestra valiente madre
que siempre estuvo presente para animarnos,
para inspirarnos y para continuar la batalla de
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Diálogo y encuentro con
Filipinas
reclamar nuestra identidad como mujeres.
Me alegra compartir que mi padre poco a
poco cambió su actitud y fue apreciando y
aceptando que los hombres y las mujeres
en la familia pueden ejercer el mismo
derecho y la misma responsabilidad. Esta
nueva forma de pensar nos da un sentido de
dignidad y responsabilidad como persona.
También quería compartir mi experiencia
con el grupo de mujeres en nuestra misión en
Mindanao particularmente en la comunidad
de Pigcawayan , North Cotabato . Estamos
trabajando con nuestros hermanos y
hermanas indígenas en Renibon . En este
pueblo la gente vive con mucha sencillez.
Las mujeres son trabajadoras no sólo en las
tareas del hogar, sino también en la granja.
También aquí notamos la discriminación
de las mujeres. Cuando llamamos a una
reunión para hablar sobre celebraciones
u otras ocasiones importantes son las
mujeres la mayoría de los asistentes, pero
si el tema es la tierra u otros asuntos serios
sobre los hijos, los hombres se siente
obligados a asistir a la reunión. Uno de
los graves problemas que se plantean en
este lugar es la situación de las mujeres,
particularmente en la salud. Es triste decir
que el gobierno local ofrece un mínimo
apoyo, con instalaciones, para el cuidado
de la salud de la mujer, lo cual causa
que la mayoría de las mujeres estén en
las Provincias
peligro durante su plazo de embarazo debido
a la falta de medicamentos adecuados, la
inmunización y la nutrición de la madre y el
niño. Las chicas jóvenes víctimas de abusos,
de fármacos administrados, de cigarrillos y
el alcohol fácilmente destruyen su salud y su
futuro.
Las Jóvenes inyectadas con “ depo “, una
especie de fuerte anticonceptivo, experimentan
diferentes tipos de enfermedades y, a menudo,
las vuelven incapaces de ser madres para
toda la vida.
Las mujeres de todo el mundo sufren de todo
tipo de violencia y explotación. Se les da menos
privilegios en la toma de decisiones y en el
ejercicio de cualquier nivel de responsabilidad.
Muchas de ellas sufren abusos, violaciones,
son acosadas, maltratadas y experimentan
otros tratos inhumanos. Toda esta realidad
retrata la imagen de un futuro sin vida para la
mujer. Es un gran reto para todas las mujeres
ver lo difícil que es vivir en una situación tan
llena de violencia y odio. Las mujeres están
llamadas a ir más allá de sus luchas. Debemos
posicionarnos y demostrar nuestra capacidad
para vivir con dignidad y libertad como mujeres
de esperanza . Las mujeres deben reclamar
su importante papel de “MADRE” que las
diferencia de los hombres. Tenemos que
romper la cadena de permitir que los hombres
dominen en nuestra vida, para no permitir
que otros nos maltraten. Las mujeres con su
capacidad de ser madres¨, son protectoras
de la vida compartida vida con todo el mundo.
El papel de la maternidad es un don de Dios
a las mujeres. Debemos alegrarnos de este
privilegio de ser portadoras de vida.
Núm 14 - Noviembre 2013
Las mujeres reclaman el derecho que tienen
para tomar decisiones importantes como
“Madres¨ educadoras, médicos, abogados
y proteger las grandes necesidades de
salud. Debemos protegernos para no ser
maltratadas por los demás y tener mucho
cuidado de nuestra salud. Ansiamos conseguir
la identidad de la mujer .
Vedruna: Diálogo y Encuentro
39
Diálogo y encuentro con
Filipinas
En la Cuarta Conferencia Mundial sobre
la Mujer en Beijing (1995) se identificaron
“ Mujer y Salud “ como una de las áreas
de especial preocupación y determinaron
cinco objetivos estratégicos: Aumentar
el acceso de las mujeres a una atención
adecuada de la salud enfermedades de
transmisión sexual, VIH / SIDA, la salud
sexual y reproductiva que promuevan, la
investigación y difundan información; una
atención adecuada de la salud, asequible
y de calidad, información y servicios
relacionados; fortalecer programas de
prevención que promuevan la salud de
la mujer ; comenzar acciones propias del
género, que aborden las enfermedades
sexuales ,HIV, SIDA y otros temas de
salud para la reproducción; promover la
investigación y pasar la información
Los Objetivos de Desarrollo del Milenio
ofrecen el nuevo marco internacional
para medir el progreso hacia el desarrollo
sostenible y la erradicación de la pobreza.
De los ocho objetivos , tres mejorar la
salud materna , reducir la mortalidad
infantil y combatir el VIH / SIDA , malaria
y otras enfermedades están directamente
relacionados con la salud reproductiva
y sexual, mientras que otros cuatro
erradicar la pobreza extrema y el hambre
, lograr la enseñanza primaria universal
, promover la igualdad entre los géneros
y la autonomía de la mujer y garantizar
la sostenibilidad del medio ambiente
tienen una estrecha relación con la salud
, incluida la salud reproductiva.
Entre los objetivos específicos están :
Núm 14 - Noviembre 2013
Reducir en tres cuartas partes , entre 1990
y 2015, la tasa de mortalidad materna .
Reducir en dos terceras partes, entre
1990 y 2015, la tasa de mortalidad de
menores de cinco años.
Haber detenido para el 2015 y comenzado
a reducir la propagación del VIH / SIDA.
40
las Provincias
El tema más polémico y crítico hoy en nuestro
país es acerca de la aprobación del proyecto
de ley RH.
Los filipinos están divididos ,así como los
católicos. Ambas partes han expresado su
postura
El Artículo II ,Sección 12 de la Constitución de
Filipinas establece que “ El Estado protegerá
por igual la vida de la madre y la vida del
no nacido desde la concepción . “ En los
registros de la Comisión Constitucional que
elaboró la Constitución de 1987 , el Comisario
Bernardo Villegas en su discurso fechado el
12 de septiembre de 1986 apoya el artículo
que obliga al Estado a proteger por igual la
vida de la madre y la del no nacido desde el
momento de la concepción.
El Presidente Noynoy Aquino
durante la
campaña presidencial, dijo que “ apoyará
plenamente la creación de una política de
empresa que se ocupe de los serios problemas
de la población. Al mismo tiempo, Aquino
dijo que” la anticoncepción artificial era una
cuestión de elección y de conciencia y que los
profesionales de la salud que engañen a la
gente en el uso de anticonceptivos artificiales
deben ser penalizados.
Como mujeres Vedruna de hoy, queremos
ser parte de la larga cadena de mujeres
que colaboran con Dios para que el mundo
pueda ser más y más el sueño de él que
tiene. En el documento de ¨Proclamar y
Defender¨ la vida del25 Capítulo General “ ,
se nos ofrece el reto de salir e involucrarnos
en el campo de la pastoral de mujeres. En el
siglo 21 las religiosas han desempeñado un
papel importante en el cómo caminar como
mujeres de la actual generación. La Iglesia
necesita reformarse, salir de nuestra zona de
comodidad y llegar a nuestras comunidades
en las que estamos llamadas a caminar como
mujeres, junto a otras mujeres.
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Diálogo y encuentro con
India
las Provincias
Derechos de las mujeres en India
Ritamma Abraham ccv
Los dos ROSTROS de una mujer india
Núm 14 - Noviembre 2013
Cuando comencé a reflexionar sobre el
tema de la India, las mujeres, sus derechos
se encendió en mí el primer pensamiento
que tuve en uno de los museos y galerías
de arte que visité. Están tan vivas en mis
ojos las líneas que leí, escritas por un gran
líder indio. Decía: “ Me siento orgulloso de
las mujeres de la India, su belleza, gracia,
encanto, timidez, modestia, inteligencia, su
espíritu de sacrificio. Creo que si alguien
puede presentar al mundo el verdadero
espíritu de India, son las mujeres quienes
pueden hacerlo ¨. Cuando leí esto,
entonces me sentí realmente orgullosa
de ser una mujer indígena que representa
el espíritu de la India. Pero cuando las
reflexiones pasaron de una sensación
periférica a una comprensión profunda, me
di cuenta de que esto era sólo una cara,
un reflejo de una mujer muy ingenua que
espera sacrificarse por la familia y el país.
Las mujeres nativas también tienen
otra cara. El Renacimiento indio está
singularmente marcado por la participación
activa de un gran número de mujeres que
junto con la participación de los hombres
ayudaron a que creciera el nacionalismo
indio y el cual culminó con la Libertad del
país. En todas partes de India, mujeres de
cualidades excepcionales entregaron su
vida luchando sin descanso para superar
la opresión social, los prejuicios relativos a
la mujer, la educación de las niñas y de las
mujeres, los derechos de la mujer y para
asegurarles el papel y estatus social que
les corresponde en la sociedad. El papel
desempeñado por las mujeres constituye
en sí mismo una saga épica en la historia
política y social de este país. Ya que
encontraron oposición obstruccionista por
todas partes. Sin embargo, ellas lucharon
Vedruna: Diálogo y Encuentro
incansablemente por sus derechos y aún hoy
continúan la lucha por sus derechos.
¿Por qué hablamos de los derechos de las
mujeres cuando se les da todos sus derechos ?
Esta es una pregunta interrogativa/dudosa
hecha por algunos en voz alta y por otros
con su actitud hacia las mujeres y las niñas.
¿No tienen ya sus Derechos las mujeres? La
sociedad tradicional aún sigue susurrando:
tienen derecho desde su nacimiento de ser
madre, esposa, nuera en una familia; derecho
a cuidar de la familia, de alimentarla primero y
de comer después; tienen el derecho de estar
en casa todo el día sin tener que pasar por
las dificultades de la educación, de mantener
a la familia; sólo tienen que trabajar en la
familia desde las 5 de la mañana hasta las
22:30 de la noche. Los hombres están allí
para cuidarlas. También es derecho de las
mujeres obedecer a su esposo y hacerlo feliz,
incluso si él la maltrata. Ella tiene derecho
a ser su esposa, incluso cuando él muera,
ella tiene el único derecho de aceptar su
inmolación, ¿por qué no pueden ser felices
cuando están protegidas en la sociedad por
el velo y bhurka?. Se les ha dado el derecho
de tener un hijo, y por tanto, abortar un feto
femenino; son libres de no votar y de entrar
en esta política sucia y, en ella, gastar su vida
y su tiempo. La mujer puede tener el derecho
de estar dedicada a Dios y puede entregarse
ella misma a los sacerdotes del templo.
Actualmente, se les ha dado el derecho de
ser profesionales del sexo y de venderse a
sí mismas.¿Por qué no pueden estar felices
con todos estos derechos concedidos por los
hombres y la sociedad, y por qué no guardar
silencio y permanecer en las cuatro paredes
de la casa? ¿Por qué las religiosas quieren
luchar por la ordenación? ¿No se sienten
41
Diálogo y encuentro con
India
felices de ser las esposas del Señor y
servir a la Iglesia y a los sacerdotes dentro
de la sacristía? Nosotros, los hombres que
hemos creado la teología y la filosofía somos
los que predicamos, quienes dirigimos las
escuelas de educación superior, los que
manejamos las finanzas en la escuela y
en la parroquia y quienes os decimos lo
que tenéis que hacer . Hermanas ¿por
qué os preocupáis tanto y os rompéis la
cabeza pensando en tomar decisiones y
en luchar por vuestros derechos? Estad
felices por servir a la Iglesia y por cuidar
a los niños, los enfermos, y a nosotros, los
sacerdotes. Este es el patrón, la actitud,
las silenciosas declaraciones y preguntas
que mantienen a las mujeres en cadenas
y en los estratos inferiores de la sociedad.
En este escenario, algunos reformadores
sociales iniciaron los movimientos de lucha
en favor de los derechos de las mujeres.
El Camino del Movimiento por los
Derechos de la Mujer
A nivel internacional los esfuerzos para
garantizar los derechos de las mujeres
comenzó en una convención en Seneca
Falls, Nueva York, en 1848. En la India, el
movimiento para asegurar el derecho de
las mujeres comenzó incluso antes de esta
convención.
Núm 14 - Noviembre 2013
Raja Ram Mohan Roy : Portador de la
antorcha de las reformas sociales para
las mujeres, terminó legalmente con la
Sati ( 1829), promovió la educación de las
mujeres y trabajó en contra del matrimonio
infantil y favoreció el nuevo matrimonio de
la viuda. Él mismo se casó con una viuda.
Fundó “ Brahmosamaj “ para reforma de
la sociedad india y la emancipación de la
mujer india.
Rani Lakshmi Bai de Jhansi: La historia
de India tiene ejemplos de mujeres
admirables que dieron ejemplo de
extraordinaria valentía, Rani Lakshmi Bai
42
las Provincias
de Jhansi fue una de estas mujeres. Ella fue
quien con sus extraordinarias hazañas en
batalla puso, incluso a gobernantes británicos,
en vergüenza. Ella fue, en un cierto sentido, el
líder de la insurrección de 1857.
Savithri bhai Jyotirao Phule : Una gran
mujer Maratha que abrió la primera escuela
en la India en1848. Inauguró el primer hogar
para las viudas de casta superior y un hogar
para niñas recién nacidas para salvarlas del
infanticidio femenino .
Swami Dayananda Saraswati: que acentúa
la igualdad de derechos para las mujeres de
todos los campos.
Mahatma Gandhi: quien liberó a las mujeres
indias de las garras del ‘Purdah’ y de otros
males sociales. Según él, las mujeres
deberían ser liberadas de la esclavitud de la
cocina y sólo entonces su verdadero potencial
podría ser reconocido. El proclamó el mensaje
de la igualdad de género. Estuvo en contra
del matrimonio infantil y favoreció el nuevo
casamiento de las viudas. Fue debido a sus
esfuerzos lo que hizo que tantas mujeres
se presentaran publicamente como Sarojini
Naidu, Vijayalakshmi Pandit, Aruna Asaf Ali,
Sucheta Kriplani y Rajkumari Amrit Kaur. Fue
principalmente debido a sus esfuerzos cuando
la India obtuvo su independencia, “El derecho
a votar” de las mujers idias fue algo natural,
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Diálogo y encuentro con
India
las Provincias
mientras que en otros países desarrollados
como Inglaterra y América las mujeres
consiguieron este derecho muy tarde y
sólo después de muchas protestas
Con la ayuda de estas reformas sociales,
las mujeres de la India, poco a poco,
empezaron a reconocer su verdadero
potencial. Ella comenzó a cuestionar las
normas establecidas por la sociedad sobre
ella. Como resultado, comenzó rompiendo
barreras y se ganó una posición respetable
en el mundo. Mrs.Vijay Lakshmi Pandit fue
la primera mujer india en ocupar un puesto
en el gabinete, allanando así el camino para
otras mujeres. El nombre más importante
en la categoría de las mujeres políticas
de los últimos tiempos es la señora Indira
Gandhi. Hoy India tiene el mayor número
de mujeres cualificadas profesionalmente
del mundo. Tiene la más alta población
de mujeres que trabajan en el mundo. La
India tiene un número mayor de mujeres
médicos , cirujanos , científicos, profesores
que los Estados Unidos.
Hay tanto por lo que regocijarse y de que
estar orgullosas como el Domingo de
Pascua, pero, sin embargo, la verdadera
realidad de las mujeres es sombría y
desoladora. Es ahí donde las Vedrunas
experimentan el Sabado Santo.
Núm 14 - Noviembre 2013
Vedrunas reformadoras del siglo XXI
con una visión
El preámbulo de la Constitución de la
India establece que todos los ciudadanos
, (lo que significa que todos los hombres
y mujeres, niñas y niños, sin distinción
de religión o casta) tienen el derecho a la
Justicia - Social, económica y política, a
la Libertad de pensamiento, de expresión,
creencia, fe y culto, a la Igualdad de
condiciones y oportunidades y a promover
la Fraternidad - asegurando la dignidad de
la persona. Tal profundo pensamiento y
provocadora constitución bien explica los
Vedruna: Diálogo y Encuentro
derechos de las mujeres.
Las Vedrunas se sienten orgullosas de ser
parte de esta gran nación y lo viven con una
gran visión. Al mismo tiempo sentimos dolor
porque esta visión no se está cumpliendo
como debería. Este dolor y el grito por los
derechos de la mujer nos desafían hoy para
comprometernos en la gran tarea de ser los
reformadoras. Las Vedrunas que viven y se
mueven en medio de la realidad de pueblos
urbanos y rurales y que escuchan las historias
reales de mujeres religiosas y de otros, se
preguntan ¿por qué todavía existen tantos
abusos de las mujeres? Es verdad que en los
últimos años se han aprobado gran cantidad
de acciones y proyectos de ley, se han llevado
a cabo gran cantidad de movimientos para
dar a las mujeres sus derechos, sin embargo
¿dónde se encuentran? ¿qué es lo que les
mantiene enredadas o encadenadas para
moverse?
Si, por un lado, la mujer está en la escalera del
éxito, por otro, ella está sufriendo en silencio
la lamentable violencia de los miembros de su
propia familia.
Las mujeres han dejado el ambiente seguro
43
Diálogo y encuentro con
Núm 14 - Noviembre 2013
India
las provincias
de su casa y están ahora en el campo
de batalla. Sin embargo, la proporción
de sexos en la India muestra que en la
sociedad india las mujeres todavía son
objeto de discriminación. Hay 917 mujeres
por cada mil hombres en India, según el
censo de 2011, lo que está muy por debajo
del promedio mundial de 990 mujeres. En
los últimos días se levanta un reclamo
del corazón de las mujeres porque sus
derechos de libertad son limitados. Las
mujeres no se sienten seguras en las
ciudades ni en los pueblos. Todo el mundo
está asustado con las historias de los casos
de violación. Cada dos o tres días hay
una violación que tiene lugar en grupo, un
ataque mordaz sobre las mujeres, mujeres
que son asesinadas, niñas molestadas,
violadas y asesinadas, una alta tasa de
infanticidio.
las reuniones del gobierno local. Hemos sido
testigos de mujeres que se han convertido en
miembros activos en la política. En respuesta
a nuestro Documento Capitular, nos sentimos
comprometidas a involucrarnos en acciones
que favorezcan a los niños o las mujeres
que sufren violencia física o mental, abuso y
malos tratos, (PDL.8A) Nos ocupamos de las
mujeres a través de :
• El programa de empoderamiento de las
mujeres .
• Fomentar el liderazgo y participación en la
toma de decisiones en general, así como en
asuntos de la Iglesia.
• Promover la Educación de las niñas
(Educación Superior ) .
• Programa de Sensibilización Legal para que
tomen conciencia de sus derechos.
• Protección de las niñas.
Las Vedrunas tenemos la llamada inherente
de nuestra Madre para representar los
derechos de los marginados. Así que
nos acercamos, en 5 estados de India, a
miles de mujeres en grupos con mujeres,
a miles de niñas y jóvenes a través
de escuelas y grupos de jóvenes. Los
Programas de sensibilización son una
excelente herramienta para educarlos.
El énfasis siempre está en cómo hacer
valer sus derechos: Derecho a vivir una
vida digna, Derecho a la alimentación,
Derecho al voto, Derecho a la educación,
Derecho a la salud, Derecho a la atención
en la maternidad . Derecho a la Libertad:
Libertad de movimiento, de expresión, de
Participar en reuniones públicas , Derecho
a igualdad de remuneración por el mismo
trabajo realizado, Derecho a elegir carrera,
Derecho de tomar decisiones relacionadas
con lo económico, las relaciones y la
elección de pareja. Derecho a un empleo y
salarios justos .
Como Congregación queremos hablar en
contra de graves violaciones de los derechos
humanos, asumimos los riesgos que ello
implica y nos comprometemos a protestar
contra cualquier acto de desprecio de las
mujeres en la sociedad y en la Iglesia.
(ADV 8B)
Hemos visto cambios que tienen lugar en
nuestro interior y en las mujeres que han
alzado su voz para ser escuchadas en
44
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Diálogo y encuentro con
el Laicado
La lucha de la mujer. Camino de esperanza
Hablar sobre la existencia del ser humano
es hablar de lucha y esperanza. La lucha
tiene un significado especial en la historia
de los más débiles. Y en este camino
histórico y existencial a las mujeres se
las ha colocado en el papel del débil.
Débiles en cuanto sometidas a unos roles
determinados que en muchas ocasiones
han resultado de una conveniencia
interesada de los varones, dentro del
sistema patriarcal en el que se han
desarrollado la mayoría de las sociedades
humanas a lo largo de los siglos.
Núm 14 - Noviembre 2013
Es cierto que la mujer está dotada de
menor fuerza física que el varón y que, si
es madre, los embarazos y la lactancia son
disposiciones biológicas que solo posee
ella y que condicionan el empleo de su
tiempo y energías.
En la Prehistoria esto resultó determinante.
El varón, dotado de mayor vigor físico
se dedicaba a la caza para proveer de
alimento a los miembros de la comunidad,
mientras que el espacio de la mujer era
el ámbito doméstico, viviendo dedicada
a la crianza y cuidado de los hijos y a las
tareas de recolección, menos expuestas
a los peligros exteriores. También, con el
tiempo, comenzaron a elaborar distintos
productos:
medicinales,
cosméticos,
siempre en el ámbito controlado de lo
doméstico.
A lo largo de la Historia estos roles se
han ido manteniendo básicamente,
adecuándose a las condiciones y cambios
de cada momento. Preparando este
artículo ha sido grande mi sorpresa al
descubrir que hasta la segunda mitad del
siglo XVIII no se da un paso cualitativo que
marque el rumbo de la mujer en la Historia.
Vedruna: Diálogo y Encuentro
María de Grado
Y refiriéndonos solamente a la mujer de las
culturas occidentales de nuestro planeta.
Este salto se produce a causa de la revolución
industrial que se vive en Occidente y a los
cambios a todos los niveles que ésta supuso:
transformaciones en las posibilidades de
trabajo: las mujeres empezaban a alejarse
de los hogares para acceder a una actividad
exterior, en talleres y fábricas, aunque las
condiciones de estos empleos constituían
una explotación y una calidad de vida
extremadamente precaria.
Hasta finales del s XIX, en 1.893, no se
conseguiría, con mucho esfuerzo y unión
por parte de las mujeres, el derecho a votar,
participando así de forma activa en la vida
pública de su sociedad, y esto en el país
pionero: Nueva Zelanda, en el continente
de Oceanía. Le seguirán Australia, Rusia,
Noruega, Alemania… hasta llegar al resto de
los países occidentales.
El siglo XX supone la incorporación masiva
de la mujer al mundo laboral. Las dos guerras
mundiales fueron un factor desencadenante.
Al partir los hombres al combate, las mujeres
se hicieron necesarias para sacar adelante
la producción. Las estructuras sociales
comenzaron a cambiar. Poco a poco se
empieza a considerar al trabajo femenino como
necesario para la sociedad y para la propia
dignidad de la mujer. Las mujeres de clase
media van accediendo a estudios superiores
y a mejores empleos. En la actualidad, en el
mundo occidental las mujeres son mayoría en
muchas universidades, y muchas desarrollan
profesiones que hasta no hace tantos años
se consideraban propias del hombre. Aún
45
Diálogo y encuentro con
La lucha de la mujer....
el Laicado
así, se sigue considerando que una mujer
tiene que esforzarse mucho más que un
varón para llegar a las mismas metas
profesionales. Y que a iguales puestos,
diferentes salarios.
extraer el máximo beneficio de estas tierras
y sus pobladores, por lo que el desarrollo
cultural, económico y humano en estos
lugares del planeta ha sido ralentizado o
incluso impedido.
En las últimas décadas la concepción
de los roles del hombre y la mujer en la
familia van cambiando. El padre participa
de manera significativa en el cuidado de
los hijos, aunque los primeros años sigan
siendo más dependientes de la madre.
Asimismo las tareas domésticas están
pasando de ser consideradas únicamente
propias de la mujer, a ser compartidas por
los hombres de manera cada vez más
natural. Esto se da, por supuesto, solo en
los países más desarrollados.
Tras la colonización, vino el proceso de
independencia. Independencia territorial que
no ha supuesto la independencia económica
para estos países, sino que ha dado
continuidad a la dinámica de sometimiento
a las potencias occidentales a través de
complejas estrategias económicas y políticas.
Para alcanzar el objetivo de la globalización
del sistema capitalista, las potencias han
favorecido la constitución de organismos que
posibilitan la hegemonía política, económica y
militar sobre los países a los que han negado
el desarrollo.
Pero ¿qué sucede con las mujeres que
habitan en otros lugares del planeta, lo que
se denomina “tercer mundo “, en el que
la vida es más difícil para las personas?
aquí las desigualdades se disparan.
La evolución histórica, cultural y
económica no ha sido la anteriormente
descrita sino que se ha vivido en régimen
de colonialismo, lo que ha llevado a que
las personas de estos países se hayan
visto expuestas a condiciones de dominio
y explotación de quienes solo deseaban
Cuando una persona europea o de cualquier
país “del Norte” viaja a otros países de nuestro
planeta, tiene la sensación de que el reloj de
la Historia se ha parado en los momentos
y cuestiones decisivas para la vida del ser
humano, mientras que la no improvisada
globalización que marca este siglo XXI hace
llegar a estos mismos lugares los reflejos del
mundo rico. Así, las personas más pobres
tienen conocimiento de que existen ventajas
a las que ellas no pueden acceder pero que
se hacen desear.
Núm 14 - Noviembre 2013
Cuanto menos desarrollado es un país, mayor
es el sometimiento de la mujer al varón y
menor su participación en la economía, en la
política y en la toma de decisiones.
La mujer se sigue considerando “propiedad”
del varón, y no dueña de su propio destino,
como ha conseguido en muchos casos
la mujer occidental. Costumbres que en
nuestras latitudes se consideran propias de
edades pretéritas, en los países del tercer
46
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Diálogo y encuentro con
La lucha de la mujer....
mundo son las que rigen la vida cotidiana
de sus sociedades: la niña se considera
inferior al niño desde su nacimiento, pasa
de la potestad del padre a la del marido
que suele ser mucho mayor que ella.
Los matrimonios son acordados por las
familias. Incluso en muchos lugares se
les impide el placer sexual mediante la
ablación del clítoris.
Núm 14 - Noviembre 2013
El acceso a la educación, necesario para
todo progreso como hemos observado
más arriba - recordemos el papel decisivo
de la educación para la emancipación de
la mujer en Occidente - es escaso o nulo;
difícil en estos países para ambos sexos
pero más aún para ellas. Como cuenta
un misionero que trabaja en un campo
de refugiados, una dificultad añadida
es el gasto extra que una chica necesita
hacer en compresas sanitarias durante la
menstruación. Y si no dispone de ellas,
faltará, por ejemplo, esos días a la escuela.
Una vez más la biología femenina parece
ser una baza que se une a la mentalidad
patriarcal para dificultar el desarrollo de
la mujer. Hoy día hay niñas que están
escapando de las casas paternas para
no ser casadas contra su voluntad o para
buscar una educación o un trabajo.
Si la mujer occidental ha de sacar adelante
la mayor parte de las veces trabajo y
familia con esfuerzo extra (a incorporación
del hombre al cuidado de los hijos y tareas
domésticas aún está en proceso), las
mujeres de los países más desfavorecidos
sacan adelante a la familia trabajando ellas
mismas la tierra, mediante elaboraciones
de distintos productos, vendiéndolos en
los mercados, cuidando de los hijos que
a menudo cargan a la espalda y siendo
Vedruna: Diálogo y Encuentro
el Laicado
siervas para sus maridos.
La mujer. Por su misma condición considerada
objeto a explotar, o de adorno, o necesaria
para continuar la especie. Esto ha sido así en
momentos de la historia pasados y presentes.
De ella se ha dicho que es frágil por fuera
y fuerte por dentro. De la fragilidad se han
aprovechado muchos y de su fortaleza se
han beneficiado todos. Porque esta fuerza es
necesaria para cuidar y hacer crecer la vida.
Ella lo sabe y por eso no se rinde.
La fortaleza de la mujer se multiplica cuando
se une a otras mujeres. En reivindicaciones,
en el compartir los trabajos y las alegrías. En
los momentos más dramáticos y en los más
gozosos. Una atmósfera mágica envuelve las
relaciones generadas entre mujeres cuando
comparten sus luchas y sus alegrías. Una
fuerza curativa que a ellas mismas les alimenta
las ganas de vivir.
A las que habitan los países más pobres les
toca pelear las mayores batallas. Batallas que
se vencen con la fuerza misteriosa y real del
manso de corazón, con el cuidado mutuo y
la presencia de otras personas capaces de
convencerlas de su propia verdad: de que no
son menos que sus padres, sus hermanos, sus
maridos o sus hijos. De que están llamados a
ser compañeros en este mundo que es de la
mujer y del varón. Personas que las acompañen
y las presten voz, hasta que ellas se hagan
capaces de alzar la suya propia denunciando
tanta injusticia y participando en la toma de
decisiones para el beneficio de sus familias y
pueblos.
Una mujer que conocemos, Joaquina de
Vedruna, descubrió la voluntad de Dios en dar
respuesta a las necesidades de educación,
de sanidad, de inclusión. Los que creemos
en el Reino de Dios hemos de abrazar las
47
Diálogo y encuentro con
La lucha de la mujer....
necesidades de todos los pueblos, no
dejarles rendirse a la desesperanza.
La mujer, en el mejor de los casos, cuando
ha podido acceder a una educación
elevada y disfrutar de lo que llamamos
“calidad de vida”, normalmente lo ha
compaginado con tareas más cotidianas
y domésticas. Ingenieras que velan a
sus hijos/as enfermos/as. Teólogas que
cuidan a los padres en su ancianidad.
Y en el peor, como hemos visto, no se
doblega ante lo que parece la fatalidad
de su destino, sino que sigue trabajando
de sol a sol con la hija/hijo echada a la
espalda. Así seguirá día a día, aunque
estos sean largos en una vida muchas
veces corta (la esperanza de vida al nacer
es menor cuanto menor es el desarrollo
de un país). Mujeres que ven cómo sus
hijos mueren porque sus pechos están
secos. Otras, porque la guerra se los
arrebata, obligándolos a combatir. En
distintas circunstancias hay mujeres que
nos recuerdan que la vida humana es
plena cuando se entrega.
el Laicado
esos niños no estuvieron solos al final.
Jesús puso Sus ojos en una mujer de
apariencia insignificante que daba una moneda
que muchos pensarían que no podría quitar el
hambre a nadie. Pero lo importante es que dio
“lo que ella tenía para comer”.
Este artículo pondera a la mujer. Creo que
ninguno/a de los que lo leamos nos llamaremos
a engaño. La mujer es un ser humano, y no
todo en ella son grandes cualidades. Pero aquí
estamos tratando acerca de su coraje (echar
por delante el corazón) en las luchas de la vida.
Ese cuidado callado que tantas mujeres
brindan en el mundo, entregadas a sus hijos
o a los hijos de otras es el rostro auténtico
de la bondad que todo ser humano, varón o
mujer, lleva dentro y que en medio de todas
las luchas permanece porque sabe que su
esperanza está fundada en que el mal, la
división, la desigualdad entre los géneros,
entre las naciones, creada y fomentada por la
injusticia, no tienen la última palabra.
Núm 14 - Noviembre 2013
Mujeres ricas y pobres. Amigas que te
ofrecen un cuscús o un café cuando
llamas a su puerta. Que gozan de la vida
y lloran: las del Norte y las del Sur. Que
permanecen, como aquellas al pie de un
Crucificado.
Una de las últimas personas que vio
con vida a Edith Stein en el campo
de concentración de Auschwitz, la
recordaba cuidando de los niños a
quienes sus madres habían desatendido,
no esperando ya nada para sí ni para
sus hijos. Porque estamos hablando
de realidades, y a veces la realidad es
demasiado dura y nos rompemos. Pero
Vedruna: Diálogo y Encuentro
48
Entrevista
Mª Ángeles Martín Viñas
Mª Ángeles Martín Viñals, natural de
Valencia, de 56 años, casada, sin hijos.
Su perfil profesional es Licenciada en
Derecho y ejercicio de la abogacía.
Su conocimiento de la mujer a
través de su dedicación profesional,
garantizan la validez y universalidad
de sus respuestas.
Mujer y Movimientos Sociales, desde la óptica de Cáritas
DyE: ¿Cuáles son los orígenes de tu
vocación social?
Estudié en el Colegio del
Sagrado Corazón de las Carmelitas de
Valencia, así que recibí una educación
cristiana y soy creyente. Poco a poco la
dimensión social de mi fe iba calando
profundamente en mí.
Ya cursé la carrera de Derecho
con una clara predisposición a
dedicar mis conocimientos a defender
a los pobres. Coincidiendo con el final
de los estudios, viví cinco años en
una comunidad de inserción de las
Carmelitas Vedruna en Benimamet,
barrio dormitorio de los alrededores
de la ciudad, lo que acentuó mas mi
vocación social: la vida en comunidad,
la espiritualidad, la liturgia y el
compromiso los vivíamos encarnadas:
igual arreglaba papeles a las familias
necesitadas,
asesoramiento
en
desahucios, reclamaciones, deudas…
como hacía visitas con una carácter
marcadamente mas social a aquellos
que las requerían.
49
DyE: ¿Por qué eliges Cáritas?
Empecé a ejercer de abogada
pasante en un despacho y tuve claro
desde el principio que quería colaborar
con Cáritas. Allí me dirigí y me recibieron
bastante
incrédulos
los
entonces
responsables. Me dejaron acudir un par
de horas y me encomendaron tareas
bien diversas: confección de un dossier
de prensa de las Inundaciones de la
Ribera en el otoño de 1983; elaboración
de la campaña de Navidad, con el
lema “Ayúdanos a ayudar”, arreglo y
documentación de la Biblioteca… Hasta
que, al cabo de varios meses, me dejaron
un pequeño espacio para atender a
la gente que venía de las parroquias
con problemas jurídicos, y así empezó el
Servicio de Asesoría Jurídica.
DyE: Ser mujer ¿cómo te sitúa en la
relación de ayuda y el acompañamiento?
Ahora, recordando todos aquellos
años, aflora sobre todo el rostro de tantas
y tantas mujeres que acudían en busca
de escucha y ayuda. Venían con todo
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Entrevista
tipo de consultas y de problemas:
separación, malos tratos, derecho de
familia y filiación- inscripción de los
hijos-, deudas a la Seguridad Social.
Muchas de ellas no sabían leer, traían
los papeles con gran temor porque
no entendían lo que ponía. De las
realidades que más me impactaban
de aquellas mujeres eran los relatos
de que el marido le daba una “mala
vida”, pero no se atrevían a separarse
por “miedo” y por “falta de autonomía
económica”: ¿dónde me voy a ir?
¿Qué va a ser de mis hijos?, si se entera,
me mata…
Disfrutaba
peleando
con
los
abogados de oficio que no les
dedicaban la suficiente atención
porque con esos casos cobraban una
miseria. Yo insistía una y otra vez, les
acompañaba a los Juzgados y, si había
que discutir, discutíamos. En Cáritas
atendíamos a las “causas perdidas”
con gran dignidad y orgullo.
Núm 14 -Noviembre 2013
Desgraciadamente tampoco difiere
tanto de la realidad actual, aunque le
llamemos de otra manera: violencia
de género, con la enorme tragedia de
las muertes, sobre todo de mujeres. ¡Y
todavía estamos así!
Con el paso de los años ha seguido
siendo la mujer la que acude a buscar
ayuda, la que con sus cualidades
vitales de protección y cuidado “saca
las castañas del fuego”. Y en Cáritas,
en general, el rostro sigue siendo
femenino.
Si ya los informes sociológicos venían
hablando desde hace dos décadas de
la “feminización de la pobreza”, con la
crisis feroz que estamos sufriendo desde
el año 2008, los recortes sociales y la
Vedruna: Diálogo y Encuentro
destrucción masiva de empleo ahondan
en las desigualdades sociales, sobre todo
con la reducción de las prestaciones
sociales.
Por el camino de la crisis, se están
perdiendo derechos sociales que son
imprescindibles para las capas de la
sociedad más vulnerables: la población
pobre, en cuyo núcleo siempre hay
una mujer, aunque hoy se extiende a
los jóvenes y a las capas medias de la
sociedad.
DyE: ¿Cuál ha sido tu evolución personal?
¿A qué te dedicas hoy?
Después de estar 12 años de
responsable de la Asesoría Jurídica
de Cáritas, pasé a tareas de gestión
como Secretaria General, cargo que he
desempeñado otros 16 años. Tuve que
dejar el ejercicio libre de la abogacía y
otras tareas como Proyecto Hombre y el
Centro de Orientación a la Joven. Durante
este tiempo he echado mucho de menos
la atención directa, el contacto con las
personas y sus problemas.
Desde hace tres años, estoy
desempeñando
las
funciones
de
gerente en una fundación que nació
de Cáritas y que trabaja con personas
con enfermedad mental grave. Cáritas
tenía dos viviendas tuteladas, una para 6
varones y otra para 6 mujeres. Al crearse
la fundación en el año 2009, Cáritas transfirió el programa de salud mental en
su totalidad, incluyendo los educadores,
con lo cual nos conocemos todos y
eso repercute muy positivamente en el
trabajo.
Además de las dos viviendas
asistidas las 24 horas del día, los 365 días
50
Entrevista
Núm 14 -Noviembre 2013
de año, en 2010 se creó otro programa
de acompañamiento domiciliario, el
llamado P.A.D. y que acompaña a
los enfermos que han terminado su
estancia en la viviendas tuteladas,
pero que demandan una supervisión
y
acompañamiento,
porque
carecen de familia o son de familias
desestructuradas. Actualmente hay
seis viviendas supervisadas por una
educadora, y hay 15 residentes en
ellas.
De esta experiencia resalto
dos aspectos: uno, que los enfermos
mentales son los grandes olvidados de
la sociedad, y que persiste el estigma
social sobre ellos, incluso por su aspecto
físico, y que se les esconde. ¿Quién
de nosotros no tiene algún familiar o
conocido cercano con esquizofrenia?
¿Y no asistimos con amargura a la
retirada u olvido de aquellos que
conocen que alguien de nuestro
entorno es enfermo mental? Se retiran
silenciosamente
y
desaparecen.
Y otro, que son personas con
importantes limitaciones y también
con enormes potencialidades: les ves
ir ganando en autonomía y avanzan
la mayoría de las veces. Sobre
todo están necesitados de apoyo y
afecto, como cualquiera de nosotros,
aunque lo demandan con nobleza,
más abiertamente. También en esta
realidad de la enfermedad mental,
las mujeres presentan una mayor
sintomatología que los hombres, están
más pasivas y menos receptivas, y
precisan mayor intervención de las
educadoras.
importancia de la capacidad de escucha,
de protección, de cuidado del otro, de
valorar lo pequeño, lo cercano. Como se
refleja en el Evangelio de Mateo, capítulo
25,40: “En verdad os digo que cada vez
que lo hicisteis con uno de éstos, mis
hermanos más pequeños, conmigo lo
hicisteis”.
Siempre florece la vida
Quiero acabar recordando
algo que ya he mencionado: la
51
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Testimonios/Experiencias
M. Roser Canela ccv
Escuela Vedruna, Vic
Nuestro compromiso, desde la Escuela Vedruna,
por la igualdad y dignidad de la mujer.
Núm 14 - Noviembre 2013
“Impulsar el proyecto liberador de
Dios que reconoce toda dignidad,
respeta los valores de cada cultura y
nos invita a entretejer la historia con
parámetros de equidad y de justicia”
…y
nos
comprometemos
ante
cualquier acto de minusvaloración
de la mujer en la sociedad...” (ADV)
Al leer estos textos de nuestro Documento
Capitular ADV, me viene a la memoria,
y lo revivo con gozo, todo el proceso
llevado a cabo en algunos de nuestros
centros educativos a lo largo de más
de una década. En el inicio de siglo, la
gran afluencia en Catalunya de alumnos
de familias inmigrantes especialmente
del Magreb - en algunos centros entre
el 30 y el 50%- , nos llevó a plantearnos
no solamente el reto de integrar y educar
los numerosos alumnos de diferentes
culturas, predominantemente de cultura
y religión musulmanas, sino aprovechar
la oportunidad de poder trabajar por la
igualdad y la dignidad de la mujer de
cultura magrebí.
El Colegio, sin duda, podía ser una
plataforma ideal para llevar a cabo un
proceso de DIALOGO Y ENCUENTRO
ENTRE CULTURAS. Y
uno de los
aspectos a tener en cuenta era la
necesidad de trabajar en la formación de la
mujer, si queríamos avanzar en el camino
del reconocimiento de su dignidad y de su
igualdad. Hoy, visto con cierta perspectiva,
constatamos que, aunque los procesos
sean
lentos
se están produciendo
avances y los esfuerzos durante varios
Vedruna: Diálogo y Encuentro
años han valido la pena.
TRABAJO ESPECÍFICO CON MADRES DE
ALUMNOS
Una experiencia significativa es el trabajo
concreto que lleva a cabo nuestro Colegio de
Vic con la ASOCIACIÓN MADRES ENLACE.
Ellas mismas nos explican cómo lo llevan a
cabo:
“Las MADRES ENLACE somos un grupo de
madres catalanas y madres inmigrantes que
hace 10 años detectamos una situación que se
daba en la escuela. A pesar de los esfuerzos
de los profesores, había un considerable vacío
de comunicación entre las madres inmigrantes
y las autóctonas. Para subsanar esta situación
y después de pensar qué podíamos hacer,
creamos, con el apoyo de la Dirección del Centro,
un PROGRAMA DE AYUDA E INTERCAMBIO
ENTRE MADRES CATALANAS Y MADRES
INMIGRANTES QUE TENÍAN SUS HIJOS EN
EDUCACIÓN INFANTIL. Este programa fue
especialmente dirigido a inmigrantes magrebís
dado su número, la falta de comunicación
motivada por la falta de conocimiento de la
lengua del país y la situación generada por
algunas características de su propia cultura.
52
Testimonios/Experiencias
Escuela Vedruna, Vic
Esta
dificultad
de
comunicación
comportaba en la práctica situaciones
involuntarias en las que los niños eran
quienes sufrían las consecuencias de
una real discriminación: no participaban
en las excursiones, no llevaban el
material que se les pedía para hacer los
trabajos manuales, no colaboraban en las
pequeñas fiestas escolares ni llevaban
el disfraz adecuado para hacer cualquier
representación teatral, etc.
A partir de esta constatación, un grupo
de madres autóctonas decidimos intentar
crear un triangulo de comunicación
en cada grupo-clase formado por
MAESTRA– MADRE INMIGRANTE –
MADRE CATALANA, con el objetivo de
establecer corrientes de dialogo entre
todas las madres del grupo-clase.
Núm 14 -Noviembre 2013
Las componentes de este triángulo se
comunican siempre que hay alguna
novedad en el grupo (excursión,
representación…).
Aprovechan
el
momento de las entradas o salidas de
clase, momento en el que siempre se
puede contar con la asistencia de las
madres.
La
maestra
informa
simultáneamente a las madres catalana e
inmigrante, explicando asimismo la
importancia de que todos los niños
participen y colaboren en la actividad.
La madre catalana tiene un importante
papel sobre todo en los primeros
53
contactos de la familia con la escuela ya
que puede comunicar, desde su visión de
madre, su opinión y su experiencia. La
madre inmigrante, a su vez, se compromete
a pasar la información a las demás madres.
De esta forma no queda ninguna familia
sin la información necesaria para el buen
funcionamiento de todas las actividades,
pues la información llega a todas las madres
magrebís explicada por una persona que está
en su misma situación.
A partir de este triangulo, se han organizado
diferentes actividades según las necesidades
que se han detectado, siempre en total
colaboración con la escuela: reuniones
informativas de principio de curso, cursos de
alfabetización y de aprendizaje de la lengua
del país, reuniones específicas para explicar
los cursos de natación, así como la importancia
de que los niños asistan a las actividades y de
que las madres colaboren con la escuela a
fin que sus hijos no se sientan discriminados.
A partir de la existencia de esta Asociación
de Madres Enlace, ha surgido una nueva
actividad: los talleres de refuerzo escolar para
los niños que presentan mayores dificultades.
La Asociación ha conseguido un Convenio con
la Universidad de Vic que hace posible que los
alumnos de 2º curso de magisterio, durante
un trimestre, presten un servicio de refuerzo
en las aulas de Infantil dado el alto índice de
alumnos hijos de padres inmigrantes, sobre
todo de procedencia magrebí. Este servicio,
totalmente voluntario por parte de estos
alumnos, les es convalidado como un crédito
de libre elección. Nos gusta hacer notar
que muchos de estos alumnos, al terminar
el trimestre obligatorio, optan por continuar
ayudando en las aulas de forma voluntaria”.
En la actualidad el triángulo de Madres Enlace
está en todas las clases de Educación Infantil
y de Primaria. Y desde hace dos años un
grupo de madres enlace asesora de forma
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Testimonios/Experiencias
Escuela Vedruna, Vic
voluntaria a otras escuelas de Vic dado
que el Ayuntamiento no alcanza a cubrir
todas las necesidades que se presentan
en nuestra ciudad en este campo.
VALORANDO EL CAMINO RECORRIDO
Han transcurrido más de 10 años y
hacemos una valoración muy positiva
de esta iniciativa. Actualmente podemos
constatar que:
• La Asociación de MADRES
ENLACE ha cumplido su objetivo
de que ningún niño o niña se sienta
excluido del día a día de la escuela
por motivos de lengua o precariedad
económica. Las madres y las
maestras están convencidas de
que se ha superado en gran parte
la situación de marginación que
podía haber afectado a los alumnos
inmigrantes.
• Se ha implicado el AMPA de
la escuela concediendo becas
para las salidas escolares y
excursiones si la familia está en
una situación económica precaria
y el comportamiento del alumno es
el adecuado.
• Al mismo tiempo la Asociación
tiempo ha posibilitado que las
madres magrebís se sientan
valoradas en la escuela. Hay una
Vedruna: Diálogo y Encuentro
mayor participación de estas madres
en las actividades escolares.
• Las magrebíes han establecido
relaciones con las demás madres,
superando la falta de comunicación
con las personas ajenas a su cultura y,
al mismo tiempo se han sentido más
protagonistas en la educación sus hijos
• El acceso a estudios superiores de
alumnos y alumnas procedentes de
la inmigración que acaban Educación
Secundaria Obligatoria, va siendo
cada vez más normal. Concretamente,
este curso unos 10 alumnos accederán
a estudios de niveles no obligatorios a
bachillerato o a módulos profesionales.
De los 16 inmigrantes magrebíes de 4º
de ESO, 13 han obtenido el Graduado.
• Hace unos años era casi imposible que
a una chica magrebí con posibilidades
intelectuales para estudiar Bachillerato,
le fuese permitido por sus padres,
aunque el Colegio insistiera en ello y
se lo facilitara. Hoy día ya es frecuente
encontrar
exalumnas
realizando
“trabajos cualificados” a los que han
accedido gracias a su preparación,
como puede ser el de enfermeras,
cajeras de supermercados, secretarias
Todo ello, así como otros datos que podríamos
añadir, nos lleva a agradecer y valorar el
esfuerzo y trabajo llevado a cabo entre todos
durante estos años y a sentir la satisfacción
de haber puesto nuestro grano de arena a
favor de la dignidad y la igualdad de toda
persona y concretamente de la mujer
magrebí.
54
Testimonios/Experiencias
Communidad - Puerto de Sagunto
(Valencia)
Juntas haciendo historia
La Asociación Mujeres Baladre “Rompiendo
Silencios” está ubicada en la comarca Camp
de Morvedre, concretamente en el barrio
Baladre – Puerto de Sagunto (Valencia). Esta
Asociación se constituyó en el año 1989, siendo
la primera asociación de mujeres que surgió en
la comarca para dar respuesta a la necesidad de
formación y promoción de la mujer, sobre todo,
las socialmente más excluidas y rechazadas de
la sociedad.
COMIENZO:
La Congregación de HH. Carmelitas de la
Caridad llegamos al barrio en julio de 2001,
siendo la Asociación una de las puertas que
se nos abrió haciéndonos sentir como “en
nuestra casa”. En ella encontramos un lugar:
• de acogida incondicional y crecimiento
personal
• de encuentro y amistad
• de fiesta
• de reivindicaciones
• donde se comparte
• donde se favorece y valora la
interculturalidad
La formación en la Asociación ha sido importante
pero tanto o más importante ha sido el carácter
reivindicativo del grupo “cuando estas mujeres se
movían tenían su peso”:
· reivindicación para mejorar la calidad de
vida de las familias del barrio
· por la igualdad de oportunidades
· por la no violencia de género
· por la paz y la justicia social
· por la conservación del planeta
· por la convivencia intercultural
ACTUALIDAD:
La situación actual ha incidido en nuestra
asociación, las luchadoras son abuelas que acuden
a reivindicar: “no a los recortes: en las escuelas, en
sanidad, ley de dependencia…”
Al igual que a nivel mundial el tejido asociativo
ha bajado, contamos con menos fuerzas pero
no baja ni cambia la calidad de presencia, ni de
compromiso, seguimos presentes en los lugares
“punta”.
Núm 14 -Noviembre 2013
Taller de cocina intercultural
55
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Testimonios/Experiencias
Juntas haciendo historia
Grupo de mujeres
La puerta que hemos abierto a la inmigración
sigue siendo para nosotras un reto porque está
en un momento difícil debido a la xenofobia
y racismo. El proceso de interculturalidad
es un camino de diálogo y encuentro, con
altibajos, dificultades, pero siempre presente
en el camino de la Asociación de Mujeres.
Núm 14 - Noviembre 2013
La crisis ha provocado la necesidad de adaptación
de los cursos de formación, los últimos
años hemos realizado cursos de economía
doméstica y cocina; talleres de compostura
y arreglos, reciclaje y banco del tiempo.
Un rasgo significativo en las mujeres de la
Asociación a la que pertenecemos es que
se sienten comprometidas las unas con
las otras, se acompañan en sus procesos
personales y familiares, creando redes de
amistad que perduran y duran con el paso del
tiempo. Es llamativo que la mayoría conoce
la historia personal de la otra, y se habla
cualquier tipo de tema con toda normalidad.
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Un dato característico es el sentido festivo: lo
celebramos todo. Hemos creado un coro formado
por socias fundadoras de la Asociación y otras
mujeres de inscripción más reciente, cuyo objetivo
es disfrutar cantando.
EXPECTATIVAS DE FUTURO:
Deseamos:
·
·
·
·
seguir “manteniendo nuestra presencia
firme y luchadora” en la sociedad que nos
rodea
que, aunque nuestra media de edad
aumente, “sigamos poniendo VIDA a los
años”
seguir con los ojos y oídos abiertos a ideas
que nos traen las nuevas generaciones
como mujeres Vedruna permanecer junto
a otras mujeres de diferentes culturas,
creencias, religiones, en la lucha por una
sociedad y mundo más, justo, equitativo y
saludable. Esta es nuestra manera de “seguir
,juntas, haciendo camino”.
56
Testimonios/Experiencias
Elena de la F. Estébanez ccv
Mujeres haciendo historia
Resulta difícil resumir en pocas líneas la
experiencia de 20 años de intenso trabajo
con las mujeres. Sin embargo, compartir
con todas vosotras la preocupación que
muchas sentimos de acompañarlas en
las múltiples necesidades que están
sufriendo, es gratificante y motivo de
alegría aunque suponga un esfuerzo.
1. Breve síntesis del proceso recorrido
El día 6 de febrero de 1993 nace, con
el nombre de este Barrio de Valladolid,
la Asociación de Mujeres “La Rondilla”.
El proceso seguido por muchas mujeres
en las clases de Educación de Personas
adultas de la Asociación de Vecinos y la
necesidad que sentían de “algo más” para
seguir creciendo, nos hizo pensar que el
cauce podía ser una Asociación en la que
juntas pudiésemos ir dando respuesta
a las necesidades específicas que ellas
experimentaban. Y echamos a andar.
Dos objetivos estuvieron claros desde
el principio: 1) Seguir cuidando la
formación en todas las dimensiones
de la persona 2) Descubrir nuestro
ser ciudadanas con lo que conlleva
de participación activa en la sociedad.
Por tanto la Formación y la Participación han
sido los pilares que han mantenido todas
las actividades y todo el caminar de estos
20 años y, en lenguaje educativo, como
eje transversal, la perspectiva de Género.
Núm 14 -Noviembre 2013
Al principio tuvo más peso la Formación.
Se trataba de descubrir que además de las
tareas del hogar, se necesitaba disponer
de espacios para cultivar la persona y, lo
que urgía en ese momento era ofrecer un
tipo de actividades que las ayudasen a salir
de casa: talleres de corte y confección,
cestería, manualidades, pintura, etc. Pero
enseguida nos dimos cuenta de que ambas
(Formación y Participación) caminaban
juntas casi sin proponérnoslo, y que cada
una llevaba a la otra. En la medida que
57
nos comunicábamos iban saliendo problemas
que como mujeres encontrábamos y a los que
normalmente nadie prestaba atención. ¿Quién
piensa en las mujeres al diseñar la entrada
a los supermercados, o al hacer las aceras
más o menos anchas…? ¿Cómo es utilizada
la mujer en la publicidad y en los Medios de
Comunicación…? Estas y otras cuestiones
nos fueron llevando de la mano a buscar
más información, a participar en Cursos de
Urbanismo y Género o a otros sobre la utilización
de la imagen de la mujer en la publicidad
y en los Medios de Comunicación Social.
La mentalidad ha ido abriéndose poco a poco
y se han conseguido dos cosas: Primero la
toma de conciencia de los problemas que
nos afectan, de los derechos y deberes que
tenemos y de los pasos que podemos dar
para tratar de solucionar las cuestiones que
nos afectan. Sabíamos mucho de nuestros
deberes en el hogar y en la familia, pero muy
poco de nuestros deberes y derechos como
ciudadanas y nada de nuestra dimensión
política y de esa capacidad para participar en
la gestión y organización de nuestra sociedad.
Además hemos descubierto la situación de
las mujeres de otras culturas y otros países
con las cuales se va creciendo en solidaridad.
De esta forma fue cobrando sentido participar
en acciones reivindicativas de cara a la mejora
del barrio y de la ciudad junto con otras
entidades ciudadanas: Por un urbanismo más
humano, asistencia a Plenos del Ayuntamiento
cuando se trataban cuestiones que afectaban
al barrio, recogida de firmas por diversos
motivos, en defensa de la escuela y sanidad
públicas, campañas contra la privatización
del agua, etc. Pero el horizonte se ha ido
ensanchando más allá del barrio y de la
ciudad y la solidaridad con las personas de
otras culturas y de otros países va creciendo,
participando en acciones como la defensa del
Pueblo Palestino o en los Círculos de Silencio
a favor de la libertad de los inmigrantes
recluidos en los centros de internamiento.
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Testimonios/Experiencias
Mujeres haciendo historia
A esta apertura han contribuido las
actividades y talleres que vamos realizando
pero también ha tenido una importancia
capital el caminar junto a otros grupos
de mujeres tanto de Valladolid como a
nivel europeo (Encuentro europeo de
Mujeres en Vigo, Marsella, Estrasburgo)
e internacional (Marcha mundial de
las mujeres…) Nos hemos asomado
a otras realidades, hemos compartido
vida, experiencias con mujeres de
todo el mundo y ello nos ha permitido
descubrir que ni nuestros problemas
son los únicos, ni los más grandes y
que la vida no se acaba en nuestro
pequeño rincón, aunque es desde ahí,
desde nuestra realidad concreta, donde
tenemos que implicarnos con mirada
universal para que la transformación
que queremos llegue más allá.
2. Momento Actual
Núm 14 - Noviembre 2013
En este momento la Asociación cuenta
con un número considerable de socias,
continúa con su actividad reivindicativa de
los derechos de las mujeres, y celebramos
los Días fuertes a nivel internacional: el
8 de Marzo, el 24 de mayo: Día de las
mujeres por la Paz y el Desarme y el 25 de
noviembre contra la Violencia de género.
A lo largo del curso se realizan varios
talleres (Informática, Lectura crítica,
Terapias
de
bienestar,
Expresión
corporal,…) y múltiples actividades.
Aportamos unas pinceladas sobre
la celebración del Día del Libro y
los Encuentros culturales y festivos.
estas mujeres va calando en nuestras mentes
y en nuestro corazón y nos ayuda a seguir
con coraje la lucha diaria. Y ya van 12 años.
Encuentros lúdico-culturales y festivos. Viajes
por el territorio español siempre muy preparados
y guiados por alguna mujer de la propia
asociación, y con nuestro bocadillo para que
nos salga baratito y nadie se quede en casa por
el dinero. Hemos visitado capitales y pueblos
de nuestra Comunidad Autónoma y otras
como Extremadura, País Vasco, Cantabria,
La Rioja… (no más lejos para ir y volver en
el día). Viajes todos para el enriquecimiento
cultural
y
la
convivencia
fraterna.
Especialmente esperada es la Merendilla en
La Chopera del Barrio al comenzar el verano,
donde cada cual aporta sus especialidades,
tanto culinarias como creativas, con
las que pasamos una buena tarde.
También participamos en la Comisión de
Fiestas del Barrio, cada año, como podemos.
Pero quizá lo más valioso son esas mujeres
que se acercan, casi sin conocernos, muchas
veces víctimas de violencia, cuando tienen
una dificultad grave o cuando el sufrimiento
es tan fuerte que necesitan compartirlo con
alguien. Llaman a nuestra puerta porque
alguien les ha dicho que serán acogidas
y que su dolor no nos es indiferente. La
El Día del Libro, está organizado por las
participantes del Taller. Se convoca una
Lectura Pública y Continuada a la que
asisten mujeres del barrio y de la ciudad, así
como diversas personas de instituciones,
partidos y sindicatos. Durante 4 ó 5 horas
se leen y proclaman textos literarios
significativos de mujeres luchadoras por
la dignidad de la mujer. El mensaje de
Vedruna: Diálogo y Encuentro
58
Testimonios/Experiencias
Mujeres haciendo historia
impotencia a veces es muy grande y nos
vamos a casa con el corazón sangrando
y con sus nombres y sus vidas que ya
han entrado en la nuestra. Unas veces
puede hacerse un seguimiento con la
psicóloga o en grupos terapeúticos, otras
tratamos de dar la respuesta inmediata
si es posible, otras perdemos de vista
sus vidas y vuelven a reaparecer cuando
menos lo esperamos para plantear otro
problema más grave que el anterior o, en
alguna ocasión, para agradecer la mano
tendida. A veces también nos llega la
noticia de la muerte trágica de alguna de
ellas. Ante tanto dolor no hay horarios de
despacho, sólo el deseo de poder ser un
poco de aceite para tanta mujer herida.
Núm 14 -Noviembre 2013
En el año 2004 la Junta de CyL nos
reconoció como Centro de Día para Mujeres
Víctimas de Violencia y así hemos venido
trabajando. El verano pasado temíamos un
recorte en el presupuesto, pero la noticia
superó nuestras expectativas: la Dirección
General de la Mujer anulaba este tipo
de centros porque “en su departamento
había muchas funcionarias que lo podían
hacer…” Sin dudar de su profesionalidad,
comprendimos que quienes iban a perder
eran las mujeres. Y así ha sido. En su
estado es difícil acudir allí lejos, donde
ni llega el autobús, les piden el DNI, les
dan la tarjetita identificativa para que se
la cuelguen, pasan por el arco y cogen
el ascensor hasta llegar a quien las va a
atender. Y esto con cita previa. Demasiada
burocracia. Pocas, muy pocas hacen este
peregrinaje y, siguen acudiendo a quienes
al pie de calle encuentran de inmediato.
Los pasos posteriores son cuestión de
paciencia, ingenio, buena voluntad o de
encontrar el número de teléfono adecuado.
Después de 20 años ésta es la novedad de
cada día: cada encuentro, cada problema,
cada búsqueda, cada mujer que se acerca,
tanto si es la primera vez, como si acuden
con frecuencia, todo es totalmente nuevo.
No cabe la rutina ni la falta de dinamismo.
59
Dada la configuración que ha ido tomando el
barrio, otro de los sectores de mujeres con
los que trabajamos muy intensamente es con
las mujeres inmigrantes. En ellas a veces
confluyen problemas de violencia de género,
soledad, pobreza y otros muchos. Por lo
tanto nuestro abanico de respuestas también
se va abriendo según las necesidades que
se van descubriendo desde orientación de
todo tipo y acompañamiento hasta bolsa de
empleo y un pequeño banco de alimentos y
ropa. La conciliación de la vida laboral y la
educación de sus hijas e hijos es un fuerte
problema para muchas de ellas. No cuentan
con apoyos familiares y las condiciones
de trabajo al ser cada vez más precarias
no contemplan casi nunca este derecho.
Para dar respuesta a esta necesidad, sobre
todo en tiempo de vacaciones, surgió hace
10 años la Escuela Infantil de Verano para
edades entre 3 y 12 años. Es una actividad
que ocupa desde el día que terminan las
clases en Junio, hasta el día que comienzan
en Septiembre. Atendemos alrededor de
60 niños distribuidos en cuatro grupos.
Compaginamos actividades de refuerzo
escolar con actividades lúdicas cuidando muy
especialmente los valores de convivencia,
socialización e igualdad de género. Tenemos
la satisfacción de ver cómo adolescentes y
jóvenes que asistieron a la escuela en edad
infantil, se ofrecen a colaborar de voluntarios
en las distintas actividades, creando así un
estilo de convivencia y colaboración que es
gratificante. Esta experiencia, se ha ampliado,
este último año con la “Escuela de invierno”
(vacaciones de Navidad) y la “Escuela de
Primavera” (vacaciones de Semana Santa).
Un nuevo campo lo hemos abierto también
con las Madres jóvenes. Desde hace un
año todos los sábados por la tarde se reúne
un grupo, con una programación concreta,
variada y rica, que tiene como objetivo crear
lazos entre mujeres de diversas culturas,
enriquecerse personal y grupalmente y
conocer los derechos y deberes que tienen
en esta nueva tierra donde ahora viven. Todas
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Testimonios/Experiencias
Mujeres haciendo historia
son muy jóvenes y es precioso ver tantos
bebés, niños y niñas hasta 8 años que
están en el servicio de guardería mientras
las mamás gozan, como ellas dicen: del
“único tiempo que tengo en la semana
para mí misma”. A ellas sí que esta
asociación les da las gracias por dejarnos
compartir sus vidas, porque es mucho más
lo que cada día recibimos de novedad,
de testimonio de mujeres valientes que
saben conjugar debilidad y fortaleza,
justicia y ternura, pobreza y solidaridad.
3. Funcionamiento de la Asociación
Desde el principio el funcionamiento de
la Asociación ha querido ser un proceso
de aprendizaje democrático y por eso
intentamos que todo lo que se va haciendo
sea con la participación de todas, cada
cual a su medida. Existen varios ámbitos
Junta Directiva (reunión semanal)
Asambleas de Delegadas de
Talleres (tres y la evaluación de junio)
• Reunión
de
monitoras
(octubre
y
mayo)
• Asamblea
General
anual
Cada Taller es autónomo y con la Delegada
debaten lo que concierne a cada uno.
Núm 14 - Noviembre 2013
•
•
Muy importantes son las Jornadas de
Reflexión que hemos celebrado a los 1015 y 20 años de existencia de la Asociación.
Han sido un entrar en nosotras y responder
con profundidad a las preguntas: qué
estamos haciendo, por qué y para qué y
analizar si las respuestas que estamos
dando responden a las necesidades
reales de las mujeres de cerca y de lejos.
De ellos sacamos fuerza para seguir
avanzando y perfilando en lo posible
nuevas líneas de acción. Es una forma de
mantener atentos los oídos, de agudizar
la mirada y de mantener viva la ilusión.
Es mucho lo que queda por hacer y a
veces limitados los medios económicos
60
Vedruna: Diálogo y Encuentro
y humanos con los que contamos, pero con
el Espíritu que sigue soplando, y el trabajo
continuo de cada una de las mujeres puesto
en común, seguiremos abriendo camino,
haciendo historia y conquistando el espacio que
a las mujeres nos corresponde en la sociedad.
Para terminar, las palabras del final del
montaje que se proyectó en la celebración
del 20 aniversario de la Asociación:
Todo este tiempo nos ha supuesto, a nivel
colectivo e individual una mudanza interior:
ya no somos las que éramos, pero miramos
hacia atrás y nos gusta lo que vemos. Tantos
sueños, tesoros encontrados, manos amigas,
alimentos insospechados para el corazón…
Por eso esto no es una puerta que se cierra
sino un camino que continúa. Porque todavía
queda mucho por hacer, porque seguiremos
demostrando a quienes nos prefieren
calladas y sumisas que podemos mover
montañas. Porque juntas somos más fuertes
y el mundo gira mejor. Porque juntas brilla
la luz que se adentra en el bosque, en el
mar infinito y en la historia que NOSOTRAS
queremos seguir escribiendo…
Testimonios/Experiencias
Jeanne y Angelique
La historia de dos mujeres africanas
Núm 14 -Noviembre 2013
Jeanne nacida en Togo
Yo vivo en GBADAGO, un barrio de
la ciudad de Lomé (Togo), con una tía
paterna. Nací en Momompa, una pequeña
ciudad al norte de Togo, en la región de
la Sabana (Dapaong). Nunca he puesto
un pie en la escuela; la razón de mi falta
de escolarización es que mis padres han
preferido que me quedase en casa para
cuidar de mis hermanos y hermanas. Yo
soy la segunda hija de mi madre, todos
mis hermanos y hermanas han estado
escolarizados, pero yo, no!
Llegué a Lome con mi tía, que vive allí
hace varios años con su marido. Llegó,
hace seis años (2007) para pedir a
mi padre que le dejase a uno de sus
hijos para ayudarle en Lomé en sus
actividades domésticas. Sin pensarlo
mucho, mi padre decidió que fuera yo
la que marchase. Al principio yo estaba
contenta de ir a la capital, con la que
tanto había soñado. Una vez en Lomé,
la realidad era muy diferente: me tengo
que despertar muy temprano (a las 5),
barro el patio de la casa, lavo los platos
y salgo para vender zumos. Una vez que
terminó de vender esto, vuelvo a casa y
cojo 200 francos CFA para mi desayuno
y salgo de nuevo cargada de productos
“farmacéuticos”, productos falsificados. A
menudo vuelvo a casa alrededor de las
siete de la tarde. He hecho estos trabajos
durante tres años antes de comenzar a
vender los platos de plástico de mi tía.
Cuando terminamos, nos encargamos de
llenar el recipiente de agua de nuestra
tía antes de que cada uno de nosotras
se encargue de sus mercancías para
retomar la senda de “Calvario” (para salir
a vender)​​. Una vez en casa, ayudamos
a nuestra tía a hacer la cena después de
darle las cuentas de nuestras diversas
ventas de la jornada. Vendo platos de
Vedruna: Diálogo y Encuentro
lunes a sábado, pero el domingo, me encargo
de vender el agua fresca y el zumo delante de
las iglesias de nuestro barrio.
Lo único que me hubiera gustado que hiciesen
por mí, podría ser ayudarme con ideas para
encontrar la manera de poder permanecer en
Lomé independiente de mi tía que me hizo
venir aquí. Ya pienso que KEKELI a través
de sus programas de alfabetización lo hace.
Por favor, os pido que no vengan a ver a mi
tía por el momento, porque conociéndola, es
probable que ella no solamente rechace lo que
le propongáis, sino que me cree problemas
con mis padres que están en el pueblo. Os
animo a continuar el trabajo que hacéis; la
gente realmente habla mal de vosotras Kekeli,
estas personas no hacen más que echar a
perder a las chicas, poniéndolas en contra de
sus padres, hablando de los derechos de las
niñas y esto acaba haciendo huir a las niñas
de donde están colocadas), Esto es lo que me
impedía al principio cuando las hermanas Teo,
Valérie y Tata María (educadoras del centro
me abordaban en la calle. Al mismo tiempo
que algunos hablan mal de vosotras otros por
el contrario piensan que el trabajo que hacéis
es bueno. De todos modos, yo no sé de quién
habría tenido esos consejos que el centro me
prodiga cada vez que llego. Mi mayor deseo
es que pueda ir el mayor tiempo posible para
aprovechar todo lo que pueda.
Por lo que veo, todas las chicas se encuentran
en una situación similar, sobre todo las que
están en la misma situación que yo (chica
colocada): Despertarse temprano, trabajar
todo el día, todos los días de la semana sin
descanso, sin ropa decente, sin ninguna
consideración a su persona, ningún tiempo
para el ocio…
Mi mayor dificultad es el no ser libre para
descansar, al menos el Domingo para ir a
rezar. Además de eso, ni siquiera puedo hacer
61
Testimonios/Experiencias
La historia de dos mujeres africanas
Núm 14 - Noviembre 2013
una pequeña economía pues empecé por
ahorrar algo de dinero, pero después de
un tiempo he tenido miedo y he gastado
esta cantidad porque si traes algo distinto
del resto de las mercancías y el dinero de
la venta, tienes todos los problemas del
mundo. Además no sé leer ni escribir. Mi
preocupación ahora es que me pregunto
cuánto podrá darme mi tía cuando yo me
vaya. Llevo ya seis años con ella y según
lo que me ha dicho, ella podrá pagarme
cuando yo desee volver al pueblo. Sin
embargo, yo no creo que esto vaya a
suceder según mis expectativas. Además,
lo que me hace tan mal es que, desde mi
llegada a Lome, no he tenido la oportunidad
de regresar a la aldea para visitar a mis
padres. Cuando mi padre llega a Lome,
mi tía no me permite que me quede sola
con él ni un momento para discutir con él
mis dificultades y mis proyectos, siempre
se queda junto a nosotros para escuchar
todas nuestras conversaciones.
Angélique, de la R.D.Congo (nacida en
Jomba, Norte de Kivu, 1952)
Después de mis estudios universitarios
he hecho muchos cursos de formación
sobre la protección del niño, los derechos
de las mujeres, el seguimiento de adultos
sobre todo las mujeres vulnerables, las
prostitutas... Crecí en el norte de Kivu,
en el pueblo de Rugari, en las ciudades
de Rutshuru, Beni, Butembo, viviendo
la realidad con la existencia de muchos
dialectos. Después de la muerte de mi
padre yo he sentido que más tarde podía
ponerme al servicio de los vulnerables
porque mi familia se había vuelto vulnerable
y fue la comunidad quien nos alentó y nos
apoyó antes de poder regresar a nuestro
pueblo natal, en el Sur-Kivu. Hoy, soy
directora de un proyecto de educación
no formal, cuyos beneficiarios son en
su mayoría vulnerables que necesitan
Vedruna: Diálogo y Encuentro
regularmente nuestro apoyo y consejo.
Las mujeres de mi generación son aquí
muy valientes sobre todo en la búsqueda de
supervivencia para sus hogares. Se ocupan
principalmente de las labores agrícolas y
algunas realizan pequeños trabajos para otros
como el transporte de equipaje.
Como viuda, la gran dificultad que conozco es
la vida sola con la carga de mis siete hijos. Con
mi edad y a pesar del estrés relacionado con
la vida que llevamos en el Este estoy obligada
a realizar esfuerzos para trabajar con el fin
de sacar adelante a mi familia. Además, los
niños que completen los estudios no tienen
un trabajo y esto constituye para mí una carga
suplementaria.
En el medio donde vivo la mujer está en
el último lugar, es considerada como un
objeto de producción y mano de obra para la
supervivencia de su hogar. Esto es conforme
a la costumbre de modo que la mujer misma
se subestima no conociendo sus derechos. En
los grandes centros hay una ligera mejora con
respecto a su lugar en la comunidad.
Con la debida documentación (fotografías,
folletos, películas etc...) hay posibilidad de
ayudar a nuestros jóvenes a tener coraje y
a preparar bien su futuro. También podemos
organizar varias actividades con ellos, por
ejemplo: sesiones de sensibilización y debates
de acuerdo a los temas que son apropiados
con la situación actual y la vida cotidiana en
la familia y en la comunidad. Para conseguir
una buena convivencia, también podemos
organizar partidos inter-escolares, entre
algunos barrios, o bailes, etc.
DIOS ES TODO en mi vida, YA QUE ÉL ES
MI AYUDA Y MI PROTECTOR, SIN ÉL YO NO
SERÍA NADA HOY. Lo que os pido es que me
apoyéis con vuestra oración, porque nada es
imposible para DIOS, para que tenga valor
y vea un día la bendición divina y la paz del
corazón.
62
Testimonios/Experiencias
María Pilar Chamorro ccv
La escuela “Americas watch”
Comparto con todas, mi experiencia y
agradecimiento por haber sido enviada
en nombre de VedrunAmérica a formar
parte de esta delegación de SOA1 con un
triple objetivo:
o Aprender sobre la realidad
geopolítica y económica de la
frontera de Arizona (USA) –
Sonora (México).
o Experimentar levemente lo que
sufren los emigrantes al cruzar
la frontera y el desierto.
o Escuchar la historia personal
de los que son detenidos por la
“migra”2 en Sonora (México).
Esta visita a la frontera, la he realizado en
el momento crítico en el que el Congreso
Federal de USA está debatiendo la nueva
Propuesta de Ley de Inmigración, en la
que se pone en juego el futuro de los
doce millones de indocumentados.
Formábamos un grupo de dieciséis
personas, más los coordinadores: con
diferentes edades, (desde los 21 a los
78 años) credos, experiencias de vida y
Estados del país; sin embargo, nos unió
la misión.
judicial con los migrantes detenidos y las
causas de la emigración al Norte. Compartió
con nosotros su experiencia, el Ministro de
una Iglesia presbiteriana, muy sensible a las
realidad de la frontera y nos comunicó cómo
acogen las familias a los emigrantes que
necesitan recuperarse, y además que habían
formado una cooperativa de “Day Laborers”
(temporeros). Un grupo de Jóvenes de la
Coalición contra Streamline4, nos informó
del trabajo que están realizando para que
cambien las normas judiciales Streanline.
El 22 de Mayo, día de Santa Joaquina, me
sentí acompañada por ella llevando agua
al desierto. Esta experiencia nos preparó al
grupo para todo lo que íbamos a vivir y oír en
los días siguientes.
Podría escribir un libro con todas las
experiencias vividas los dos días en Nogales,
Sonora (México) pero me limito a contaros las
que me conmovieron.
• La más impactante que viví fue en el
comedor que la Iniciativa Kino5 tiene en la
frontera de México. Estuvimos con los que
Núm 14 -Noviembre 2013
Los tres primeros días nos quedamos
en Tucson (Arizona), la ciudad de
encuentro donde, no sólo conocimos
varias de las ONG’s3 que trabajan
directamente con los supervivientes
del desierto, sino que también nos
reunimos con Defensores Legales que
nos explicaron cómo funciona el sistema
63
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Testimonios/Experiencias
La escuela “Americas watch”
Núm 14 - Noviembre 2013
acababan de ser deportados a México
esa mañana, tristes y agotados, venían
a desayunar. Cuando la mayoría ya
se había ido, vi sentado a un joven,
Eduardo, que lloraba. Me puse a su
lado y le pregunté qué le pasaba.
Me agarró fuertemente las manos,
quizás le recordé a su madre, y me
contó que caminaba con un grupo de
veinte personas con el coyote6, que su
amigo ya no podía seguir caminando
por la deshidratación. Se quedó con
él (el que enferma en el desierto es
abandonado) y ambos sufrieron
un desvanecimiento y cuando él
se recuperó estaba en manos de
la “migra”. Lloraba amargamente
-lloramos juntos- él pensaba que iba
a encontrar a su amigo en el comedor
(todos los que son deportados a
México van a ese comedor). Hablamos
un rato largo y cuando nos íbamos
me dio un abrazo fortísimo todavía lo
siento. Él es uno de miles.
• La segunda tuvo lugar en uno de
los Basureros Públicos, cerca de
la frontera. Nos encontramos con
familias que, al no tener éxito al cruzar
el desierto, optaron por quedarse a vivir
allí antes que regresar a sus pueblos
en la zona sur del país. Doña Petra,
que nos contó su historia, vive allí con
su hijo, nuera y dos nietos, porque,
recogiendo metales y vendiéndolos,
tiene, más que en su pueblo.
•
La tercera fue en el refugió de
Vedruna: Diálogo y Encuentro
mujeres7. Allí compartimos experiencias
con algunas de las mujeres deportadas
recientemente a México. Una de ella es
María. María, tiene dificultad para caminar
porque recorrió cinco días el desierto
de Sonora en Arizona. Sus piernas
hinchadas y frágiles habían perdido su
fuerza. Junto a ella se sentó Silvia, con
grandes cardenales negros en los brazos
producidos por líquidos intravenosos. Fue
encontrada en el desierto en un estado
inconsciente. Ambas tenían sonrisas
tímidas que parecían contrastar la realidad
que sólo pocos días antes habían vivido.
Tal vez revelaban un conocimiento del
puro milagro de estar vivas. El desierto
había arrebatado el poder de las piernas
de María, pero no el de su espíritu y una
vez que recuperó el tono muscular volvió
a intentar atravesar el desierto, sin éxito.
El saber que sus hijos estaban en USA le
quitaba el miedo a todos los peligros.
Dos días antes de estas experiencias vividas,
habíamos caminado por uno de los senderos
de los emigrantes y habíamos dejado botellas
de agua para socorrer a los que se encuentran
64
Testimonios/Experiencias
La escuela “Americas watch”
Núm 14 -Noviembre 2013
débiles. El hecho de que recogiéramos
más botes vacíos que los que llevábamos
llenos, fue testimonio de que cumple su
objetivo: salvar vidas. Nos acompañaba
un guía experto, Steve, voluntario de “No
more Deaths, No más Muertes”. Este
grupo, junto con los Samaritanos, hacen
todos los días lo mismo que nosotros
hicimos. Además el grupo de Samaritanos
ofrece servicio médico. Lo que les acarrea
años de cárcel ya que ofrecen servicios a
indocumentados.
Aunque bebimos agua como camellos
y sabíamos que una furgoneta con aire
acondicionado nos esperaba, estábamos
totalmente agotados después de tan solo
tres horas en el desierto.
NAFTA= Acuerdo de Libre Comercio entre
EE.UU, Canadá y México, es la principal
causa del éxodo masivo de trabajadores
mexicanos al Norte. Este acuerdo abrió
la frontera a las Corporaciones Macro
Agrícolas del Norte que se apoderaron
de grandes extensiones de terreno,
especialmente en el sur de México,
ejidos que la gente cultivaba legalmente8
produciendo lo suficiente para vivir.
Mientras crece la pobreza en el sur de la
frontera, los del norte nos beneficiamos de
precios más módicos. NAFTA y las terribles
consecuencias de la política económica de
Estados Unidos han forzado a millones de
mejicanos a emigrar al Norte.
Los 18 billones de dólares gastados
anualmente por el gobierno de Estados
Unidos para militarizar la frontera y el
65
muro fronterizo de acero de 651 millas, junto
con el plan de cerrar las 2000 millas que nos
separan de México, no ha frenado a millones
de personas como María, Silvia y Eduardo
que intentan cruzar al Norte, por uno de los
desiertos más peligroso del mundo. Este
desierto se ha cobrado más de 5.0009 vidas
a causa de la deshidratación, hipotermia,
disentería y puro agotamiento, por querer
realizar el sueño de una mejor vida para ellos
y sus familias.
Fuimos testigos10 de esta esquizofrenia
político-pública en la Corte Federal en Tucson,
AZ, donde 70 inmigrantes - atados con
grilletes en las manos y los pies, detenidos,
agotados después de días en el desierto fueron desfilando en grupos de cinco ante el
juez y sentenciados a un promedio de cuatro
meses en la cárcel. Su crimen era “entrada
sin inspección”. Todo el proceso, llamado
“operación Streamline”, se desarrolla en tan
sólo dos horas y con un coste de un millón
de dólares en gastos. Ese precio es sólo para
una sesión, en un tribunal de un juzgado, en
un día. En Tucson existen seis juzgados que
realizan la “operación Stremline” todos las
días.
Inmediatamente después de ser procesados,
los inmigrantes son acompañados a la cárcel,
en su mayoría privadas. Las escuelas en los
Estados Unidos se pueden cerrar, pero las
cárceles privadas, tales como Corrections
Corporation of America 11 (CCA), se abrieron
y expandieron a un ritmo asombroso. Esto se
debe principalmente a la nueva tendencia de
encarcelar masivamente a los inmigrantes por
Vedruna: Diálogo y Encuentro
Testimonios/Experiencias
La escuela “Americas watch”
el delito de haber entrado en nuestro país
por la puerta de atrás. Concretamente el
60% del tiempo de corte federal en Tucson
se gasta con casos de deportación,
dejando sin tratar adecuadamente los
delitos verdaderamente graves.
de muy fuertes experiencias y de profunda
admiración por los muchísimos jóvenes que
al terminar la universidad dedican varios años
de voluntariado en las muchas ONG’s de
vanguardia al servir a los ‘no deseados y sin
voz’ en la frontera.
West Crosgrove12 nos despide: “Creo
profundamente que la conversacióndebate, sobre los emigrantes y la ley de
inmigración NO es definitivamente sobre los
emigrantes, ES SOBRE NOSOTROS. Me
interrogo sobre qué tipo de pueblo somos,
si acogedor de otras culturas y amable o
continuaremos abandonando a los pobres,
necesitados, y a los que caminan con Dios
¿Continuaremos endureciendo nuestros
corazones y excluyendo a cualquiera que
no es uno de nosotros?, ¿o viviremos lo
mejor de nuestra fe y nuestras tradiciones
nacionales y “acogeremos al extraño”?
El tiempo pasará, pero la impresión del
desierto y las caras lánguidas y sufrientes de
los emigrantes se quedarán conmigo.
Núm 14 - Noviembre 2013
Fueron ocho días de intenso aprendizaje,
i.SOA en Fort Benning, Georgia, entrena oficiales militares de Latino América en tácticas bélicas y de tortura.
ii.Nombre popular para referirnos la policía federal que detiene a indocumentados.
iii.ONG’s Organizaciones No Gubernamentales.
iv.Proceso judicial de indocumentados: juicio, sentencia y orden de deportación al cumplir la sentencia.
v.Iniciativa KINO Para La Frontera está fundada y financiada por los Jesuitas. Kino fue un misionero jesuita en el siglo XVIII
que enseñó a los indios Pino del desierto de Sonora métodos de agricultura y cría de animales; luchó por los derechos de los
indios que trabajaban en las minas de plata e hizo el primer mapa del actual suroeste de USA y noroeste de México.
vi.Lobo del desierto y nombre que han dado a las personas que se dedican a cruzar gente en grupo por las fronteras y
desierto cobrándoles mucho dinero
vii.Refugio patrocinado por la Diócesis, lo llevan unas religiosas mexicanas.
viii.En México hay una ley que si varias personas cultivan un terreno por cinco años el terreno es suyo aunque no reciben
título de propiedad.
ixHuesos encontrados y dados sepultura en cementerios de “Huesos de personas sin identificar” Los cuerpos se desintegran
en cinco horas, si no se los han comido antes las boas, chacales o coyotes.
x.Uso el masculino para fluidez no por exclusión.
xi.Corporación carcelaria de fines lucrativos. El Gobierno Federal tiene contrato con ella para administrar la mayoría de sus
cárceles pagándoles sumas desorbitantes.
xii.Director de la Iniciativa Kino Para LA Frontera.
Vedruna: Diálogo y Encuentro
66
ANEXO
En este número de la revista, ofrecemos el texto de la alocución del Papa, del 8 de
mayo de este año, dirigida a más de 800 Superioras Generales de la UISG,
representantes de las miles y miles religiosas repartidas por el mundo.
Es una oportunidad poder hacernos eco del penssamiento del Papa sobre los ejes que
sostienen la vida religiosa en general y focalizados en la vida religiosa femenina, a
través de nuestra revista “Diálogo y encuentro”.
Queridas hermanas!
Núm 14 - Noviembre 2013
Estoy muy contento de encontraros hoy y deseo saludar a cada una de vosotras,
agradeciéndoos por lo que hacéis para que la vida consagrada sea siempre una
luz en el camino de la Iglesia. Queridas hermanas, antes que nada agradezco al
querido hermano cardenal João Braz
de Aviz, por las palabras que me ha
dirigido y también me complace
la presencia del Secretario de las
Congregaciones. El tema de vuestro
congreso me parece particularmente
importante para el deber que se os ha
confiado: “El servicio de la autoridad
según el Evangelio”. A la luz de esta
expresión quisiera proponeros tres
sencillos pensamientos, que dejo a
vuestra profundización personal y
comunitaria.
1. Jesús, en la Última Cena, se dirige
a los Apóstoles con estas palabras:
“No me habéis elegido a mí, yo os
he elegido a vosotros” (Jn 15, 16),
que nos recuerdan a todos, no solo
a los sacerdotes, que la vocación es
siempre una iniciativa de Dios. Es Cristo el que os ha llamado a seguirlo en la
vida consagrada y esto significa realizar continuamente un “éxodo” de vosotras
mismas para centrar vuestra existencia en Cristo y en su Evangelio, en la voluntad
de Dios, despojándoos de vuestros proyectos, para poder decir con San Pablo: “No
soy yo quien vive, sino que es Cristo quien vive en mí” (Gal 2,20). Este “éxodo”
de uno mismo es ponerse en un camino de adoración y de servicio. Un éxodo que
67
Vedruna: Diálogo y Encuentro
nos lleva a un camino de adoración del Señor y de servicio a Él en los hermanos y
hermanas. Adorar y servir: dos actitudes que no se pueden separar, sino que deben
ir siempre unidas. Adorar al Señor es servir a los demás, no teniendo nada para
sí: esto es el “despojarse” de quien ejercita la autoridad. Vivid y recordad siempre
la centralidad de Cristo, la identidad evangélica de la vida consagrada. Ayudad a
vuestras comunidades a vivir el “éxodo” de uno mismo en un camino de adoración
y de servicio, sobre todo a través de los tres pilares de vuestra existencia.
La obediencia como escucha de la voluntad de Dios, en la moción interior del
Espíritu Santo autentificada por la Iglesia, aceptando que la obediencia pasa también
a través de las mediaciones humanas. Recordad que la relación entre la autoridad
y la obediencia se coloca en el contexto más amplio del misterio de la Iglesia y
constituya una particular actuación de su función mediadora (cfr. Congregación
para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, El
servicio de la autoridad y de la obediencia, 12).
La pobreza como superación de todo egoísmo en la lógica del Evangelio que enseña
a confiar en la Providencia de Dios. Pobreza como indicación a toda la Iglesia de
que no somos nosotros quienes construimos el Reino de Dios, no son los medios
humanos los que hacen crecer, sino que es en primer lugar el poder, la gracia del
Señor, que actúa a través de nuestra debilidad. «Te basta mi gracia; la fuerza de
hecho se manifiesta plenamente en la debilidad”, afirma el Apóstol de los gentiles
(2Cor12,9). Pobreza que enseña la solidaridad, el compartir y la caridad, y que
se expresa también en una sobriedad y gozo de lo esencial para poner en guardia
contra los ídolos materiales que ofuscan el sentido auténtico de la vida. Pobreza que
se aprende con los humildes, los pobres, los enfermos y todos aquellos que están en
las periferias existenciales de la vida. La pobreza teórica no nos sirve. La pobreza
se aprende tocando la carne de Cristo pobre, en los humildes, en los pobres, en los
enfermos, en los niños.
Núm 14 - Noviembre 2013
Y después la castidad como carisma precioso, que engrandece la libertad del don a
Dios y a los demás, con la ternura, la misericordia, la cercanía de Cristo. La castidad
por el Reino de los Cielos muestra cómo la afectividad tiene su lugar en una libertad
madura y se convierte en un signo del mundo futuro, para hacer resplandecer
siempre la primacía de Dios. Pero por favor, una castidad “fecunda”, una castidad
que engendre hijos espirituales en la Iglesia. La consagrada es madre, debe ser
madre y no “solterona” Perdonadme si hablo así pero es importante esta maternidad
en la vida consagrada, esta fecundidad. Que esta alegría de la fecundidad espiritual
anime vuestra existencia: sed madres, como figura de María Madre y de la Iglesia
Madre. No se puede entender a María sin su maternidad, no se puede entender a la
Iglesia sin su maternidad, y vosotras sois iconos de María y de la Iglesia.
2. Un segundo elemento que quisiera subrayar en el ejercicio de la autoridad es
el servicio: no debemos olvidar nunca que el verdadero poder a cualquier nivel
es el servicio, que tiene su culmen luminoso en la Cruz. Benedicto XVI, con gran
sabiduría, recordó muchas veces a la Iglesia que si para el hombre, a menudo, la
autoridad es sinónimo de posesión, de dominio, de éxito, para Dios autoridad es
siempre sinónimo de servicio, de humildad, de amor; significa entrar en la lógica de
Vedruna:
Diálogo y Encuentro
68
Vedruna: Diálogo y Encuentro
68
Jesús que se inclina a lavar los pies a los Apóstoles (cfr Angelus, 29 enero 2012), y
que dice a sus discípulos: “Sabéis que los que gobiernan las naciones las dominan...
no sea así entre vosotros; - precisamente el lema de vuestra asamblea, ¿no? ‘que
no sea así entre vosotros’ - sino que quien quiera ser grande entre vosotros, que
sea vuestro servidor, y quien quiera ser el primero entre vosotros, que sea vuestro
esclavo” (Mt 20,25-27). Pensemos en el daño que acarrean al Pueblo de Dios los
hombres y mujeres de la Iglesia que quieren hacer carrera, subir, que “usan” al
pueblo a la Iglesia, a los hermanos y hermanas- aquellos a quienes deberían servir -,
como trampolín para sus propios intereses y las ambiciones personales. Estos hacen
un daño grande a la Iglesia. Que sepáis ejercer siempre la autoridad acompañando,
comprendiendo, ayudando, amando; abrazando a todos y todas, especialmente
a las personas que se sienten solas, excluidas, áridas, las periferias existenciales
del corazón humano. Tengamos la mirada dirigida a la Cruz: allí se coloca toda
autoridad en la Iglesia, donde Aquel que es el Señor se hace siervo hasta la entrega
total de sí.
3. Finalmente, la eclesialidad como una de las dimensiones constitutivas de la vida
consagrada, dimensión que debe ser constantemente retomada y profundizada en
la vida. Vuestra vocación es un carisma fundamental para el camino de la Iglesia, y
no es posible que una consagrada o un consagrado no “sientan” con la Iglesia. Un
“sentir” con la Iglesia, que nos ha engendrado en el Bautismo: un “sentir” con la
Iglesia que encuentra su expresión filial en la fidelidad al Magisterio, en la comunión
con los Pastores y el Sucesor de Pedro, Obispo de Roma, signo visible de la unidad.
El anuncio y el testimonio del Evangelio, para cada cristiano, nunca son un acto
aislado. Esto es importante, el anuncio y el testimonio del Evangelio para cada
cristiano nunca son un acto aislado o de grupo, y ningún evangelizador actúa, como
recordaba muy bien Pablo VI, “en base a una inspiración personal, sino en unión
con la misión de la Iglesia y en nombre de ella” (Exhort. ap. Evangelii nuntiandi,
80). Y proseguía Pablo VI: Es una dicotomía absurda pensar en vivir con Jesús sin
la Iglesia, seguir a Jesús fuera de la Iglesia, amar a Jesús sin amar a la Iglesia (cfr
ibid., 16). Sentid la responsabilidad que tenéis de cuidar la formación de vuestros
institutos en la sana doctrina de la Iglesia, en el amor a la Iglesia, y en el espíritu
eclesial.
Núm 14 -Noviembre 2013
En resumen, centralidad de Cristo y de su Evangelio, autoridad como servicio de
amor, “sentir” en y con la Madre Iglesia: tres indicaciones que deseo dejaros, a las
que uno una vez más mi gratitud por vuestra obra no siempre fácil. ¿Qué sería de
la Iglesia sin vosotras? ¡Le faltaría maternidad, afecto, ternura! Intuición de Madre.
Queridas hermanas, estad seguras de que os sigo con afecto. Rezo por vosotras,
pero vosotras también rezad por mí. Saludad a vuestras comunidades de mi parte,
sobre todo a las hermanas enfermas y a las jóvenes. A todas va mi aliento a seguir
con parresia y con gozo el Evangelio de Cristo. Sed alegres, porque es bonito seguir
a Jesús, es hermoso convertirse en icono viviente de la Virgen y de nuestra Santa
Madre Iglesia jerárquica. Gracias. 69
Vedruna: Diálogo y Encuentro
2014
75 años de Vida Religiosa
Nº
APELLIDOS y NOMBRE
PROV. CANONICA
COMUNIDAD
Celebración
febrero
1
MOZO SANTOS, Mª Antonia
Zona B - Valladolid
Jesús y María
24
septiembre
2
GONZÁLEZ CASAS, Alicia Angela
Zona B - León
Orense: Sta. Joaquina
12
3
CANALS LLUCIÀ, Carme
Zona C- Girona
Casa Provincial
14
COMUNIDAD
Bodas
Bodas de Oro
Nº
APELLIDOS y NOMBRE
PROV. CANONICA
Núm 14 - Noviembre 2013
enero
1
2
ALVAREZ GARANDAN, Elena Delia Lizarda
MORALES VARGAS, Sonia del Carmen
VedrunAmérica-Uruguay
VedrunAmérica-Chile
Montevideo: Cº S. Corazón
Padre Las Casas
6
10
3
4
5
6
7
8
9
ESTÉBANEZ RUIZ, Josefa
LÓPEZ OTERO, Avelina
GARCÍA PARELLADA, Mª Teresa
CABRERA URRISTI, Teresita Magdalena
DÍAZ GONZÁLEZ, Isabel
OLIVA ESPINOSA, Liliana Concepción
PEÑARROYA PICH, Josefina
Zona B-Valladolid
Zona B -León
Zona A-Vitoria
VedrunAmérica-Argentina
Europa
VedrunAmérica-Argentina
Zona C-Tarragona
Roma: Casa General
Gallegos
Zaragoza: N. Sra. Carmen
Suipacha: C. L. Maturana
Madrid: Casa Formación
Awa Pozo Hondo
Igualada
febrero
22
22
23
26
26
26
28
10
MIYOSHI, Hiroko, Mª Rafaela
Japón
Kadoma: Aitoku Yochien
marzo
28
11
MURAKAMI, Minako, Teresia
Japón
Tottori-Shi
mayo
21
12
13
14
15
16
17
18
19
QUESADA CARPIO, Mª Teresa
BERENGUER VILARMAU, Montserrat
MARTÍNEZ MARTÍNEZ, Francisca
ESCUDERO ROMERO, Mª Dolores
BEÀ FALCÓ, Teresa
BOLO LIZAMA, Maura Fauca
CASTRO TRELLES, Magdalena
MARTÍ ARMENGOL, Mª Teresa
Zona A-Valencia
Zona C -Barcelona
Zona C -Barcelona
Zona B -León
Zona C -Tarragona
VedrunAmérica-Perú
VedrunAmérica-Perú
Zona C -Tarragona
Alcoy: Bº Batoy
Vic: Casa Mare
Viladecans
Cdad. Virgen del Camino
Camp-Clar
Celendín
Lima: Casa Vedruna
Camp-Clar
julio
4
12
14
15
16
16
16
16
Vedruna: Diálogo y Encuentro
70
Núm 14 -Noviembre 2013
2014
20
21
22
23
SOLER TUNEU, Concepció
TRULLOLS FORT, Maria
VIVES PONS, Mª Teresa
FERNÁNDEZ LAVID, Mª Olga
Zona C -Tarragona
Zona C -Tarragona
Zona C -Tarragona
Zona B -Valladolid
Tarragona: Ctat. Vedruna
Manresa: Casa Vedruna
Igualada
Ave María
24
Zona B -Valladolid
Cabeza del Buey:
25
26
CALVO-FERNÁNDEZ MIRANDA, Mª
Dolores
IGLESIA (DE LA) DE LERA, Mª Adoración
GALCERAN FOLCH, Roser
Zona B -Valladolid
Zona C -Tarragona
La Cistérniga
Casa Vedruna
27
28
29
30
CANELLAS ROVIRA, Pilar
GARCÍA ESPARTERO, Guadalupe
KUNIHIRO, Yoshiko Mª Bernardeta
MAEDA, Mitsuyo, Catalina
Zona C -Barcelona
Zona C -Barcelona
Japón
Japón
Sallent: Escola Vedruna
Berga: Comunitat Vedruna
Tarumi: Aitoku Gakuen
Tarumi: Aitoku Gakuen
septiembre
20
23
23
23
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40
41
42
43
44
45
46
47
48
49
50
AGUILLO MANZANOS, Mª Carmen
SABARICH SABARICH, Concepció
SANZ GONZÁLEZ, Mercedes
TOMÁS TÍO, Mª Juana
MÚJICA MÚJICA, Mª Teresa
TRIBÓ TREPAT, Mª Dolors
CASTRO GUARDIOLA, Paloma
MALONDA MAURÍ, Mª Pilar
SILVESTRE VILAPLANA, Mª Adela
IGLESIAS BERGASA, Mª de las Mercedes
PASTRANA DOMINGUEZ, Tomasa
SANZ FERNÁNDEZ, Mª Luisa
COSTAS GOBERNA, Mª de los Dolores
CUENCA CABELLO, Francisca
MARTÍNEZ NAVARRO, Mª Angeles
RAMIS ROSELLÓ, Rosa
ARPÓN DE FE, Mª Piedad
BERMEJO BACAS, Mª de la O
CASTILLO ENSUNZA, Mª Elisa
SÁNCHEZ GARCÍA, Mª Rosario
Zona A -Valencia
Zona C -Girona
Zona A -Valencia
Zona A -Valencia
Zona A -Vitoria
Zona C -Tarragona
Zona B -Valladolid
Zona A -Valencia
Zona A -Valencia
Zona B -Valladolid
Zona B -Valladolid
Zona B -Valladolid
Zona B -Valladolid
Zona B -Madrid
Zona B -León
Zona A -Valencia
Zona B -Madrid
Zona B -León
Zona A -Vitoria
Zona B -Madrid
Benimamet
Tordera
Cartagena
Murcia: Sta. Joaquina V.
Santa Lucía
Reus
Badajoz: Bº S. Saavedra
Vinalesa: Sta. Joaquina
Puerto de Sagunto
Ave María
Casa Provincial
Martiago
Cabeza del Buey:
Cádiz: Casa Vedruna
Orense: Cdad Santa Teresa
Vinalesa: Sta. Joaquina
Toledo: V. del Carmen
Sagrado Corazón
Guernika: Mestikabaso
Casa Provincial “B”
octubre
3
6
7
7
12
12
15
15
15
23
23
23
24
24
24
24
25
25
25
25
51
52
53
SÁNCHEZ BUJÁN, Paulina
HASHIDA, Tokiko, Micaela
GARCÍA CASANOVA, Mª Inés
Zona B -Valladolid
Japón
Zona A -Vitoria
Miajadas: Res. Ancianos
C. Provincial
Roma: Casa General
noviembre
2
21
29
54
FERNÁNDEZ GARCÍA, Mª Begoña
VedrunAmérica-Colombia
Quibdó
diciembre
3
71
16
16
16
31
agosto
1
1
2
Vedruna: Diálogo y Encuentro

Documentos relacionados

MENSAJE QUE NOS DEJÓ MANDELA

MENSAJE QUE NOS DEJÓ MANDELA han elaborado concretando el PROYECTO PROVINCIAL, y que expresa dónde queremos estar en diciembre del 2014. Eso sí que es mirar al futuro ¿verdad? Poco después, el equipo de Misión de la zona, tamb...

Más detalles