Las Bodas de Tetis y Peleo

Comentarios

Transcripción

Las Bodas de Tetis y Peleo
INVESTIGACIÓN
Las bodas
de Tetis y Peleo
Matías Díaz Padrón
Premio de Naciones Unidas Europa Nostra de Investigación 2014
I
nvitado a la inauguración
del Palacio de los Golfines
en Cáceres, de la Fundación
Tatiana de Guzmán, que debo
a la amabilidad de Sonsoles Piñeiro,
tuve oportunidad de ver este tapiz,
objeto de nuestras notas. La novedad
no sólo está en la localización, sino
por encontrarnos frente a un original,
hasta ahora desconocido, por único
se tenía el del Palacio Carignano de
Turín. Tanto d’Hulst1, como Jaffé2 y
Nelson3, constatan este hecho. Tanto
uno como otro parten de las mismas
fuentes de inspiración y asociados a los
más prestigiosos tapiceros de Bruselas y
Amberes.
El tapiz que nos ocupa (Fig. 1) lleva
la inscripción: “NUPTIAE DHETETIDIS
ET PELEI PARENTUM ACHILIS” y
firma del tapicero:
“GVILLAM. VAN.
LEEFDAEL”, con las
capitales mayúsculas:
“B B” y marca en la
etiqueta: “606 IR”4. La
historia de Tetis y Peleo
la trata la Metamorfosis
de Ovidio5 y el Epitafio
de Tetis y Peleo de
Catulo, pero ajenos
a la secuencia que se
representa aquí, con la
aparición imprevista
de Eris en el banquete
y la tensa situación
que provoca su
presencia. Jordaens
siguió a Rubens en el
capítulo XCII de la Fábula de Higinio:
“1. Se dice que cuando Tetis se casó
con Peleo, Júpiter convocó a todos los
dioses a un banquete, excepto a Eris,
esto es, a Discordia, que por haber
llegado más tarde y no ser admitida en
el banquete, lanzó una manzana desde
la puerta al centro de la sala, y dijo que
Fig. 1. Jacob Jordaens, Las Bodas de Tetis y Peleo,
Palacio de los Golfines, Cáceres.
se la había de llevar la más bella. 2.
Juno, Venus y Minerva comenzaron a
reivindicar la belleza cada una para sí;
estalló entre ellas una gran discordia.
Júpiter ordenó a Mercurio que las
condujera ante Alejandro Paris en el
monte Ida, y ordenara actuar como
juez”6. La discordia ha lanzado ya la
84
manzana para la más bella. Algunas
fuentes señalan que lleva la inscripción
“Obsequio para la más bella de las
diosas”7. Esta referencia la anota
Alpers8 y la desconoce Nelson al limitar
sus análisis a las Metamorfosis de
Ovidio9.
La disputa no ha comenzado aún.
Juno, Venus y Minerva están atentas.
Júpiter recoge la manzana que lanzó
Eris y a su vez entrega a Mercurio para
premiar a la más bella de las diosas10,
Juno, Venus y Minerva se enfrentaran
pronto. Júpiter propone a Mercurio
recurrir a Paris para tomar la difícil
decisión en el monte Ida. Lo que sigue,
Rubens lo reproduce en el Juicio de
Paris del Museo del Prado (Inv. No.
1731). Allí Mercurio y Paris deciden11.
La imagen más llamativa del lienzo
Fig. 2. Jacob Jordaens, Boda de Tetis y Peleo, Turín, Palacio Carignano. Fig. 3. P. P. Rubens, Las Bodas de Tetis y Peleo, Chicago, Art Institute.
del banquete la asume Tetis con su
velo negro y expresión inquieta. Ella
presiente lo que se avecina.
Los ricos ornamentos los toma
Jordaens de grabados de Galestruzzi
a través de modelos de Polidoro
da Caravaggio. El tapicero, Jan van
Leefdael, que firma como “GVILLAM.
VAN. LEEFDAEL”, es un excepcional
maestro y gestor a quien encargan los
más valiosos proyectos. Lo encontramos
frecuentemente junto a G. van Strecken
en importantes proyectos. El marchante
Carlo Vinc de Amberes hizo valiosos
encargos a uno y otro según los
modelos de Rubens y de Jordaens12.
La composición y los modelos
coinciden con el dibujo de Orleans y el
tapiz del Palacio Carignano de Turín
(Fig. 2). Todo partiendo del boceto de
Rubens de Chicago (Fig. 3) y copia de
Jordaens del Museo del Prado (Fig.
4). El formato de tapiz del Palacio
de los Golfines, limita el previsto
desplazamiento de los convidados a lo
largo como exige la narración y fija el
conocido tapiz de Turín. Es un hecho
que el espacio disponible le obliga a
reducir el número de los convidados.
En principio renuncia a los dioses que
están detrás de Minerva y Cupido del
boceto de Rubens y lienzo, dibujo y
tapiz de Jordaens citados. En el boceto
y en el lienzo, estaban allí Hércules,
Marte y Diana. En el dibujo de Orleans
añade a Baco, a Neptuno y Anfitrite
con Cupido vuelto al espectador, en
la franja vertical perdida (Fig. 5). Los
tapices dan testimonio de lo que allí
falta. Proponemos la presencia de Baco
en el tapiz de Cáceres, en la figura que
lleva la bandeja detrás de Neptuno y
Anfitrite, apoyada en su hombro, y
Apolo tocando la lira más alto, igual
Fig. 4. Jacob Jordaens, Bodas de Tetis y Peleo, Madrid, Museo del Prado.
Fig. 5. Jacob Jordaens, Las Bodas de Tetis y Peleo, Orleans, Museo de Bellas Artes.
85
al tapiz de Turín, también
con la misma disposición de:
Hércules, Marte, Minerva y
Hécate-Diana.
La riqueza ornamental
del tapiz del Palacio de los
Golfines es más comedida
en comparación con el de
Turín. Las cariátides a los
lados, representan a PalasAtenea y Artemisa Hécate.
Reduce el vuelo del cortinaje
y enriquece la cartela sin
Fig. 6. F. van den Wyngaerde, Las Bodas de Tetis y Peleo, grabado.
renunciar al modelo de puttis.
Carignano de Turín13. El dibujo exhibe
Mercurio es fácil de reconocer delante
de la Discordia por el caduceo. La
una mayor holgura en relación a la
compleja identificación de los dioses,
pintura, un cortinaje más ampuloso
nos obliga a insistir con precisión en lo
y un mayor número de invitados.
hasta ahora escrito, porque está muy
Enriquece el espacio con una jarra en
confundido en los estudios recientes.
el centro y mayor número de vasos
De izquierda a derecha: Tetis y Peleo,
y alimentos sobre la mesa. Venus y
Juno y Júpiter, Mercurio y Neptuno
Cupido son fáciles de imaginar a través
con Anfitrite seguidos de Apolo con
del tapiz de Turín. Cupido estaría
Baco portando la bandeja. De espaldas
vuelto hacia el espectador como vemos
Venus con el Amor y Minerva detrás.
en los tapices, asume un comunicativo
En el estudio de María Teresa Terrón
encanto que Jordaens practicó en el
Reynolds, se confunde a Neptuno con
Retrato de familia del Museo del Prado
Baco (que dice está tocado con laurel) y
con su hija (Inv. No. 1549). Está a la
a Anfitrite con Diana inclinada hacia la
vista la incorporación de dos nuevas
manzana.
figuras a la izquierda: Baco y Hécate.
El dibujo del Museo de Orleans en
No se trata de Diana como la identifica
color es el punto de partida del tapiz,
la monografía de Nelson14. Esta imagen
con la limitación de los personajes
pasa al tapiz de Turín, desplazada al
advertida y completo en el Palacio
extremo izquierdo de la mesa, en el
lugar y modelo que ocupaba
Hécate en el dibujo de
Orleans. Toda una compleja
trama difícil de seguir sin el
cotejo visual de las variantes
en las pinturas, bocetos,
grabados y tapices.
Añadimos en esta
exposición compleja el
grabado de F. van den
Wyngaerde (Fig. 6) con la
composición invertida, como
es normal en este y en los
tapices. El grabado es fiel a
la pintura, muy útil para reconocer a
Neptuno por el tridente que añade aquí
el grabador15.
El modelo lo poseía Daniel
Fourmente en 1643, inventariado como
el Banquete de los dioses16, se tiene
por perdido. En cuanto al cartón (400
x 800 cm), fue adquirido de la misma
colección por los tapiceros citados.
Propiedad de Michiel Wauters en
Amberes (1679) a fines del siglo XVII17.
El tapiz lo copió P. Van Lint (Fig. 7)
en dibujo publicado por Hans Vlieghe
en la Fundación Custodia del Instituto
Neerlandés de París18. Pensamos que
la comparación no deriva del boceto
de Rubens como se piensa, sino del
citado tapiz de Turín. Son los mismos
personajes en el sentido contrario a la
pintura, como es propio de los tapices.
of Fines Arts, Boston, Boston, 1967, p. 125. Cartones de los dos
se encuentran en Jerez de la Frontera, Delmarcel, Bruselas, 1977,
p. 106; J. Denucé, Na Peter Pauwl Rubens, Amberes, 1949, p. 65;
E. Haverkamp Begemann, The Achilles Series, Corpus Rubenianum
Ludwig Burchard, t. X, Bruselas, 1975, p. 68.
13. E. Marcille, Histoire et description de Musée d’Orleans, París, 1877,
p. 158 ; R. A. d’Hulst, Jacob Jordaens (1593- 1678), Drawings and
Prints, vol. II, Antwerp, 1993, nº B43, p. 69.
14. K. Nelson, Jacob… op.ci., p. 152, nº 62A; Pienso que es un
error continuado a Diana, puesto que a Diana la encontramos
con el mismo símbolo de menor tamaño junto a Hércules,
como tradicionalmente se viene considerando el boceto y lienzo
de Jordaens. Esta inclusión por Jordaens, ha creado un problema
iconográfico que pensamos resuelto. Hécate es divinidad
descendiente de los titanes y leal a Júpiter, quien le privilegió en
la tierra, el mar y los cielos. Encarna la prosperidad material y se
asocia a la luna nueva, y de aquí el mayor tamaño del símbolo
en su frente y lógica relación con Diana. Protege a los magos
y hechiceros, se le vincula al mundo de las sombras (Hesíodo,
Teogonía, 411-453).
15. M. Rooses, L’oeuvres de P. P. Rubens. Historire et description de
ses tableaux et dessins, t. III, Amberes, 1890, lámina 210, p. 167,
aquí Rooses ignora la identidad de Anfitrite que deja en blanco.
16. K. Nelson, Jacob… op.cit., p. 153, nº 62b.
17. Idem, nº 62c.
18. H. Vlieghe, “De leerpraktijk van een jonge schilder: het
notitieboekje van Pieter van Lint in het Institut Néerlandais te
Parijs“, Jaarboek, (1979), p. 262, fig. 33.
1.
2.
R. A. d’Hulst, Jordaens, 1982, p. 342, nota 50.
M. Jaffé, Jacob Jordaens (1593- 1678); Catálogo de la Exposición.
Ottawa, 1968, p.185. También para Jaffé es el único tapiz que
llega a nosotros del tema, ignorando el que nos ocupa.
3. K. Nelson, Jacob Jordaens, Design for tapestry, Brepols, Belgium,
1998, p. 152.
4. Mª Teresa Terrón Reynolds, “Sala IV”, Guía del Palacio de los
Golfines de Debajo de Cáceres, Cáceres, 2015, p. 40; es oportuno
precisar algunos detalles confusos: la manzana no la sostiene
Juno como aquí se dice, sino Júpiter quien la ofrece a su vez a
Mercurio. Baco no está en el centro de la mesa, sino Neptuno
con Anfitrite, que está ignorada y es la que se inclina hacia la
manzana, no Diana como aquí aparece, siendo el dios del vino el
que porta la bandeja.
5. Ovidio, Metamorfosis, XI, 221-265.
6. J. del Hoyo y J. M. García Ruíz, Fabula, Madrid, 2009, p. 177.
7. A. Ruiz de Elvira, Mitología clásica, p. 397; Íbid. La concha de
Venus y la manzana de la discordia, CFC EST. Lat. 201, p. 242.
8. S. Alpers, “The decoration…, op.cit., p. 249.
9. Vid. M. Díaz Padrón, El siglo…,op.cit., 1995, p. 636.
10. Séchan, Rev. Cours et conf. XXX, 1, p. 673; 2, p. 338.
11. J. del Hoyo y J. M. García Ruíz, op.cit., p. 177, nota 414; M. Díaz
Padrón, El siglo…, op.cit., p. 636.
12. H. Göbel, Wandteppiche, Niederlande, I et II, Leipzig, 1923, p.
387; Idem. Wandteppiche:II. Teil: Die romanischen Länder, XXII,
Leipzig, 1928, p. 543; E. Duverger, „Tapijten naar Rubens en
Jordaens in het bezit van het Antwerps handelsvennootschap
Fourment-van Hecke“, Artes Textiles, 7, (1971), p. 158; A. S.
Cavallo, Tapestries of Europe and of Colonial Peru in the Museum
86

Documentos relacionados