Descargar recurso

Comentarios

Transcripción

Descargar recurso
PRONUNCIADO
EN LA IGLESIA
CATEDRAL
~lETROPOJJITANA
DE BO(tOTA
EL 20 DE JULIO DE 1866
Aniversario 56. de la indepcmlcucill ¡ 5." (le los Estallos Unidos de Colombia.
0
'1' Á.
BOGO
IMPRENTA
DE
J 866.
® Biblioteca Nacional de Colombia
,
DISCUltSO
,
·~on1lll.cia;dopor el presbítero doctot Antonio Maria. AméZqui:ta.en .la iglesia
" ,Il!-e~opol¡ita~ de esta capital el, 20 d~f
~e}8~6, ani;vers~i~ de
nn~stra. independencn~
~alcionjlol.
juli~
l~' señor }~n0ral pu"Sidcntc dt Cnndinamal'ea:, i a la ilustre ~unicipalidad,de "Bogotá•
•<
1
Comisionado para pto~unciar el panejírico del aIii;vtu~ario de la emanei'pa.cion de
Oolorcbia, proctamadru e120 de julio de
i conmemorada el 2..0 de julio de 1:866,
es justo, que e orador sagrado consagre su díSQUl's(')
a los que .hoi en Colombia repreeentan dignamente a aquellos héroes, que solamente inspira!i0S por el.l'epublica.nismo
~pteudido en el Evaujelio, rompierou la coyunda que ataba estos paises a la península.
ellp~ñola. Sí, mui natural, cuando se v:e que la miera Colombia es.la paz i que la:i
municlpalidades o ayuntamientos han sido en to.iio tiempo los santuarios en donde se
uno,
han conservado las libertades públicas.
Sois pues vosotros 108 Mecéaas de eate canto nacional; recibidlo, señor jeneral
presidente del estado soberano de CUl}dinamarcllo, aceptadlo ilustre municipa.liAad,
porque el cristianismo dice. la "Vel1d:¡,d,
es suyeriol' ala. calumnia, no busca las sombras,
lli necesita pactar COn la jgnOl'ancia. ni con la hipocresla.. tDecir que el cri$tJ:aniamo
teme la. libertad, e injurlarlo, es no tener una idea cabal. de su. grandeza} es: descénocee su diywo poder. El cr~tia.nism() des'truy61a. e$ol¡¡."Vítudi civilizó el rp:undo., #no
intenta 'haeer retrogradar la sociedad, porque 'semejante conbrasentillo. no- es armonlco
CAP.,~ll,divino poder Nuestra relijion.se estableció i fué defendida.por el libre éjercicío
delllen§llr~et\to i,de la. dlvjna, ~a.l;\brjl¡. Al env.iar los ap.6stoles sus C?pístollls a los
jentiles, i qué ba.cían sino usar de 111 libertad de eseríblr co.ntra. el b1Jtto r
fí.
infrinjir las leyes de aquel pueblo 1 l, No tuvo que comparecer Pablo
el tribuna
~e Félix i de Pesto a dar e enta. 41' sus palabras? No exclam6 Festo
c
e,
.Pablo, vuestro ml¿oho saoer os luJ,turoado el sentido 1-
® Biblioteca Nacional de Colombia
-2Señor presidente e ilustre municipalidad, el cristianismo es Ta· razón uníversalr
con las luces se ha ido desarrollando su poder sobre las jeneraciones venideras, i
siempre proseguirá. desarrollando verdades cuyo oríjcn jamas podrá agotarse, De
cuanto ha existido en l;rantigua sociedad 5010 et cristianismo subsiste en pié, ningun
interes tiene en volver a reproducir lo que ya no existe, lo que se llevaron los siglos,
&11 vida es la esp,eranza, i sus costumbres
no son las de éste ni las de aquel siglo,
sino las.da todos tos siglos. RabIa. todos los idiomas¡ es sencillo con los pueblos
salvajes) sabio e '
trado c<p las naciones ¿ivilizadas; él hizo brillar verdades a la.
illtllfljencla aér rudo pastor muisca, 1~l colocó e11 la ca15eza dél 'I'asso la corona en el
capitolio. En su mareharpregresiva
Res presenta dos libres, eIt el uno nos da razón
de nuestro inmortal oríjen, i en el otro nos demuestra nuestro inmortal porvenir.
Todo lo-sabe, todo lo abarca en su e píritu. Sométase a todas las autoridades estable.f.i.§as,. i no sigue. con
referencia
ni esta ni. aquella política, porque su índole se
acomoda a todas las socíedades ; republicano central en Centro-América i en las
repúblicas del BUl', republicano federalista en la patria de Washington i en la. gran
Oolombia, monárquico constitucional en una gran parte de la Europa. i No lo vemos
removiendo el polvo de Olefantina, Aténns i Esparta?
Ha soplado 8ob'l'e esos huesos
áridos, i los muertos hasz ''Vuelto a la trida..
i Habrá, pregunta el cntolicismo, quien intente eselavíear la pa:tria en nombre de
la rel!" ni de la human'Í'dad, cuando la reliJion rompe cen su cruz las cadenas de la
ig' "~,il de San Pablo, cuando sus manos divinas desentierran los campos de Marathen,
.i. se levantan al cielo en Ohile i el Perú para pedir a Dios el castigo de 105 p'iratas? I
Comprendan los hembres de todos los partidos i de todas las comuniones, que
en el estado a que han llegado las cuestiones relijiosas en Colombia, no me falta valor
ni derecho como que fuí el primero i único que en los tiempos ele prueba levanté la voz en defetjsa Qe. la, Jglesia, cerao q;ue entre' .Ios .enca~rgl1ldosldel gobierno
eclesiástico conocí mi deber i asigné reglas para el porvenir; no me falta valor
para decirle al actual metropolitano
legado nato de la silla apost6lica: "señor,
. scordaoaqne con la intelijeneia en el episcopado se salvó él mundo de los idólatras ;
'selamente con la intelijeneia, 'en el episcopado se salvó el mundo de los blÍ.vba.rosj
vsolamente
con 1:1;inteli:i'eucj·á.i mCilt'alldad del episcopado podra hoi salvarse el mundo
"IÍel pretestantísmo
i del. nacionabismo que tocan a sus puertas." Solamente con la
consriéuciea et cl¡ero lo puede. todo pero sin la constitucion es. nulo su 'Valimiento.
Defendiendoíel gobierno ~ las libertades públicas, ~rá. el clero mas podenesc porque
tetu1rá Ja. dupli'Oa.cla.(l¡u<toridad del rcielo i de. lro tierra; pera siendo enemiga de esas
libertades, su poder será el mas débil de los. poderes, i si <lE! presenta una dlfleultad
como 'en 1866 .en que los templos' se cerraron, tal vez si lu providencia no dispone
Qtro 008al 16s templos no volverán a abrirse.
'IIPoe estas razenes, 'Ved si t(!'n~Q motivos pll.113.0flleCeroseste discurso, como una
'i>rueba.'d'e lIecouGciru.ieiltopor vuestro eaTácte:r republicano, i porque (lOID) nombrados
"r'llor~ et puqblo cbrrespondeceis a. vuesteo cemiteate, ¡;(íjolombia haHal'á siempre en
r vQsotlros\thijos i: c·iutl'.l.dl\l'iosque haráú toda. e pscíe de s3lcrificioll por su existencia
,iII':rstl'a< 1XI'6"ri'tfcpdi BU; ifid'~pendenciá. il~be:ttad.
¡ ,",
,
. ~Djgnaos, señor jeneral presidente del' estado .e ilustre munieipulidad, aceptar el
t h0men1iju que a nombre de lal igl~1a. -cWt6liC:á
,d~ €Jolónihla, ,es l'res-enta TueSt'i'o obseeUa,nt6Js.el'vi'dor ibOIDila.ttiota.
r
,
.
'A.~Il'ONro M.Alt'ÍA AMÉl1QBIT.'t
, •.
.'
--------------. - ------
® Biblioteca Nacional de Colombia
Si spirilm eju! fJui sltsritavil. Jcsnm a mortllis hab(lat i'1l 1!~~i!•..•
"ivijicavit et mórtaNo, corpora vestra' l11'opter inha/Jitantem sjJmtulII
U(t~in vobis. Rom, 8.
Sí el espíritu de Dios que resucité a Jesq(!tis~o de entre los muertos habita en vosotros, tambien vivificará vuestros- cuerpos mortal~sJ a causa de su espíritu 9. e bsbira en vosorros." Reman. 8.
Ilustrísimo señor .senor presidente de Onndinarnaroa este es mi dia,
palabras, dichas por el fundador de la independencia
norte-americana
repetidas po.r el presidente de la Union en el seno. de la convencion 0(1Jombíana, cuando. entregaba a los delegados del pueblo. el peder que se
. le había confiado i bajaba a la condición ele simple ciudadano. Si, señor
jeueral presidente, estas mismas palabras las recuerdo y(j) hoí, al veros
postrado al pié del altar santo, acompañado de todos los habitan tes de
esta-gran ciudad, rodeado de ts.los los altos empleados nacionales í del
estado i reconocido el gobierno de la gran república por todos los partidos 'politicos del pais. Estas palabras dol mas conspieno repuhlicanism~ os las. traigo. hói que cslebraís corno católico, apostólico romano el
3.mVerSarlO del día solemne i angnsto en que nuestros padres proclamaron la autonomía de estos paises. Sí, gran día, día de fausta recordneion, en el cual la santa iglesia celebra el 'triunfo de la gloriosa vírjen
i márti» Santa. Librada que, a semejanza de .Moíses, fuó libertada de Ia
muerte de un modo ptovidencisl,
Sí, pueblo católico colombiano, hoi
celebramos la epopeya 'de nuestra independencia
i libertad, hoi que el
catolicismo canta 10.striunfos de una vírjen que muere 1'0.1' sostener la
libertad del espíritu que es la verdadera libertad. mi 8pir-itu8 rJ,f,i7nini,
ibi libertas.
'
.
La humanidad siempre lójícae idéntica a sí lTI1Sma, ha ~efíalado en
su laboriosa peregrinaeion
con monnmentes, símbolos i j'(ll;ogIífi~os los
'pasos difíciles que ha atravesado, i los medios eatraordinarios
con que
se ha libertado. de la se¡'vidmubre i de la osclavitud.
La historia sagrada corno la profana, los pueblos.antiguos
Co.1110. los modernos son armónícos i uniformea en esto.
"
La historia bíblica, nos pinta con earactéres de <;>/1'0.j grapa como
en bronce macizo, la promesa de un reparador que reconcílíjae
al cielo
con la tierra. Allí vemos la promesa de que de la raza de Abraham
nacería el Salvador, el recuerdo. hecho a Isaac, la disorimínaoicn
de
Ios jemelos, la desígnnoion de Judá, el señalamiento
de la familia
de David í la limitaeio.l1 a la oesccudencit.de
Salomen, son las piedres
milÍftl'jas qu,e DOS conducen 11 ver al pueblo celebrando Ia psscua como.
que fué el prinaipio de su libertad, i el dia solemne en que cayeron a
sus pi.6s las cadenas i prisio.nes que pov centenaees de años los oprimían.
La fiesta de las. trompetas, de las cnceniss, de los -tabernáculo.s
do
Pentecostés;
eran otros tantos aniversarios i :reenerdos de grandes
acontecimiento.s que de un modo. trascendental
habían influido en Ia
marcha i vida del pueblo de Dios.
La antigua Grecia celebraba
el aniversario. de Mnl'atbon, Salamina, Platea, Egos Potamos i hoí su N avarino, El pueblo. reí recordaba
con entusiasmo las victorias que le habían alcanzado SI1 grandoea ropnblicaua, -v,enciendo SI. los galos, a los airo bríos, a Íos cart~di
, a
.Mitridates~ a Pirro espu.lsando a los Tarquino.s,
j aun des
&v
cicla la .repúbli~a c~nta,n las ~lo~ias de Farsalia, ACcl0 i Fi '. '
):.-'
El pueblo mgles tiene dos epocas uremorablee:
la
na carta en
í
<..
í
1225, j la restauraeícn en m88 El pueblo frances tiene.
9, sn ~ns- ~. _
#J
® Biblioteca Nacional de Colombia
.n
-4terliz, BU Marengo, Wa.gran i mil otras victorias imperiales. E1 pl1eb1~
español, ese pueblo que es.nueatro padre, rejístrs- en sns anales con lrímnos de alamanza la .oonvérsioD de Recaredo ; i si por una desgracia, por
uno de aquellos estigmas con qne viene mareada la humanidad
hubo
- un conde don Julian' qué oscureció con' BU traición las armas españolas,
en Guadalete, también existió un Pelayo que en la cueva de Covadonga
Ievantase el estandarte de la nacionalidad pl'es'ajio feliz de las Navas de
Tolosa 1: de la destruccion completa de las armas agarenas, SanQuintin,
Zaragosa i otras mas oeüseguidas 'sobre el Oésar f1'tt-nces, dicen mui alto
que al eepiritu de independencia
i libertad nada le resiste.
, Qué mucho que los compatriotas -de ' Washington; J eferson.l.Mon •
• roe i Lincoln, celebren con tanto entusiasmo el aniversario de I'!U nacio'ualidad proclamada en 1776, ,x,
_
. A vista de esta aslmilacion de la humanidad, por qué nosotios Ios
hijos de Oolon, Bolívar, Suere, Soto -~Bantander, no habiamea támbien
dé entonar en nuestros templos católicos aquel himno que lose hijos· de
~rael cantaron 'despues del pase de1 mar 'Rojo: ca1¡,geJTlb_tt8 ilhInino glortose &.~f ¿ Por qué no habíamos' nosotros de alaar nuestras voees al
, cielo i darle graeias por habernos'cbnstitnido
en naeíon-Iíbre e indepen- die~te? Si la obra de Gnillermo l1e11rompiendo el yugo de los Hasbnrgas'es memorable i solemnemente
épica, la empresa' colosal' acometida
por Rerrcra, Acevedo, Caieedo, TdrJ.1eS,Gutiérrez,' Oáldas, Manl'ique,
•Villa;1icéncio, Rrboleda, Castino, Oamacho, Pei, Santander, Poliearpa
Salabdrríeta i mil mas no es casi fabulosa ~ iN o debemos pedir con el
'poeta, cien bocas i cien lenguas para desde el pico mas elevado de los
ARdes eselamar a los cuatro vientos: "Somos libres e indepena~E1ntes
i roprensentamos
e11 el gran rol do las naciones un lugar
muí importan te? 'J ,
,
. \' Magní~ca i enéanta~o:a es la 'Pl'6~ecfa del s~ln'tü¡ta reí c:uanélo dice =
t, que un día la carne divina del MéIDas echará nuevas l'IJilMS." Refio1'uit ea'ró 1MCfJ, 'Era, pues, el 'Santo de los santos que, 'egnn el mismo
profeta, no podía ser pI'esa de la corrupcion de la muerte, "Don;'<labi/J
santum tuum videre corruptionem,"
•
Todos los nristerios de J esucrísto nos son comunes, pues este Hombre-Dios los eunrplió, no solo en nuestro nombre i por nuestro bien, sino
para ejemplo nuestro, i pOI'que cumpliéndolos
se ha. hecho 'no- solo
nuestro Salvador, sinotambíen
nuestro modelo.
Segun estas grandes i consoladoras palabras Isabemos que ,t0da
restírreecion en el hombre en el órden fisico, como en el m01\al i aun en'
el órden político, del estado de debilidad al estado' de poder, se realiza
por virtud divina, l' 110 es 'completa ni duradera sino en 'tanto que partíeípa de las condiciones de J esricristo. Si, jeneral presidente, escuchad :
H Pe7' me regt!8 regnam1, pe;r me pri/fWwi)JB8 i1rpe'Parnt,n
La grande obra aclamada e120 de'julio de i1810 i llevada a cima' por
el grande e 'inmortal Bolívaf', no es u1fP de aqú ell os' movimientos o revoluciones en que la libertad se viete de bacante i con el puñal en lt»'mano
siembra el espanto 'desolacion por todas partes,
Aquella protesta contra España, libertad que fundó á Colombia,
tuvo por base la relijíon i la libertad católica, hermanada con la igüa1dad i fraternidad.
De aquí deduzco estas 'dos proposiciones:
1.•iLa
gran Oolombía existió i se fundó 'por los principios del cl'ismanismo,
í
r '" Ve~ a. nuestra hermltn¡t Ven,ezu';'¡a. preclamando
su indeWJnden_c1¡1- el 5 de julio
el 9 de julio de 1826 nace Bolivia, ~l 11 de julio de 1810 la. patria de O'Higin
proclama. su independencia. r-el 28 de julio San Martin entra triuntanten. Lima.
aé 1811,
® Biblioteca Nacional de Colombia
-,5,.-
La nueva Colombia. tendná. estabijidad i porvenir' venbnresos siempre' q've' sea :fue! a la relijion de nuestro;s .Rlldres:
, .
Olerte es, que ~l'atarG asuntos p?JltHlO~, p~ro asuntos pO}ltICOS q~le
no ·mortiuearaJl a mnguno dejos bélijerantes Sl es quejos hai. ~s.unto.s
~••I
[email protected]íticos que reco¡x1a,¡·án esta sontencia de -\lutru'c?:
"~~ 1ll~,8fácil edi- .
ncaM una ciudad en 01 aire, gue dar UD g?blemO smr~bJlon.
.
¡Ojalá.,que la proteccion de la gl?l'losa.Santa.Llb~ada, b!l:10 C11Y08
auspicios se presentó esta obra de titanes, mtereed.D: o.on la :M:adre de
las. miseriéerdiss palra q no se me' conceda la graela 1 cumplir con lo
ofrecido i Ave ,MárÍa ..
l'~num,t\. PARTE,.
Si ~l?~r"ttl$ejus qni susyitll.vit JesulI1, a mortuia &,"
1.
sociedad cstóliea qué me esen:
~ha'¡§: 'Un~esplieacion oe debo átntes·de continuar, porque en el estado
~ que h~¡lillegado las pasiones e~ ci~rtas ailn;las miope~, haí necesidad de
prevenir a este numeroso auditorio para' el p,ol'v_cmr que es ~au ~uen
amigo, que nos revela los hombres, i sus tendénciss, su. p~lftIca. 1 SuS
prin~jpios su relíjion i el modo de sostenerla i practicarla. ·Opinioi~J.,um
commenta d~let dies re.a Atendon.
41 Mis creencias son muí. sinceras e bijas
de un proíu~ldo estudio,
mañana 'Si necesario fúera caminaria con paso seguro -nl ~atibulo en
-obsequio-de mi f(}. Todas mis convicciones polítieas, rñon:.le's i sociales,
están subordinadas a rai-relijion, J~írjas encadeno la rf'Jlijhm a la política i Cl16() que los que para sostener principios, po1í'dccJS se atrfncheran
-en la l'~l~jion, son unos profanos sacrílegos," ».st9 (;S lo que ro soi, véase
.ahora. 'lo ~ ne no sQL
No soi cristiano para traficar como con 'UD Jtí~nlode prívilejio, en
(nateritt& relijiosas ; mi título de privi1ejío es estar inscrito en las dípticae ecleeiástióss. Pertenezco a lli..comunion jeneral, natural i pública de
todos los hombres que desde la creaeion han estado acordes en tode el
:ámbito de la. tierra en elevar a Dios su oraoíon. N o soi mercader de
-opiniones ni especulo- con ellas, Indep'¿udiente do toda. traqa, eseep'f¡uamlQ la. gl'atitu$la mi criador, soi cristiano, sin perder de v-ista mis
propias -debilidedes, sin proponerme a nadie por modelo, sin ser perse- '
guid'Ol', inquisidor, ~i delator, no Gspío la cond neta de mis prójimos, ni
calumhio las ]~;echosde mis VeC.ll\bs. No sol tampoco un iricr~dn]o d58í'r~'Zad<l,ae "C:t't'ÓliM que pl'OpODe la relíjion como un freno útil a los¡
pueblos, e ,~m(¡) m~io de es~lotaq)asiones. No e~:pliCóel ev~nje]io. ou
pl'O'Vcehe ni 'dIe \os tiranos, rn de los anál'quistas,Ul dé los fariseos, fimo
en 11'0v.eeh<tde los desgraciados. Si 110 fuese cristiane no me molesta:ría. '}JGt' >ap3.l'ental'lo: toda violencia la detesto, todo disfraz me ahoga ~
ei ;¡¡J:lt~Q1:ftr~fio,th mi ca~'áater,m,e a~'l'eb~.tal'ia:al pronunciar la segunda
frase 1 haria traición a rm propósíto 1 a nns mas profundas convicciones.
No le doi tanta ünpol'tnncia a la vida para. deeorarla con mentiras,
Üonforrnarsa en todo con el espirita del evanjeHo, marehar con el
tiempo, defender la libel'rad e indcpondenGl:¡¡' do mi patria por medio
de la autoridad de la relijíon ; predicar obediencia n 1a constítü " '
las leY,es i sumislon .lJ. las autorid~d~es ; hacer qne resuellen e
~pi
Ilush'Ísinio
señor:
señor preeidetrte,
>
palabras de compasion
en obsequio de los que sufran, en
sea el pats, culto i relíjíon a SUB pertenezean ; reanima
~nh)r de la. caridad ; esto seria lo que daría tl,l clero ca.tóli
® Biblioteca Nacional de Colombia
lera qne
fe don' el
de mi' paja
'•
-6-
la potestad
lejítima que debe tener como pararayo del mundo moral, j'
le evitarla la ruina que le pIJepara el camino opuesto. Oíerto es que la.
socíedad no puede camina)' sino apoyándose enel altar, pero 1Qs'ornamentos de éste deben variar, pues la iglesia como que es el progreso
personificado,
marclm.L canta en el salmo: Om'¡r¡¡i8 glm'ia Cju8 filie
¡regis aointu8. Si el sanbnario de.' la. divinidad es hermoso entre sombraa; es magnífico cuando está bañado de claridad: la cruz es el estandarte de la civilizacion.
No me haré incrédulo,
sino cuando se mehay.a demostrado
que el eristianismo es incompatible
con le libertad, i
cuando se me pruebe que nnestros padres al proclamar la. independencia, al fundar la nacionalidad colombiana, renegaron del cristianismo. Mn,s por fortuna ninguno podrá probar esto; ántes por el contrario
los sabios Oáldss, Gutiérrez, Tórres, Rosillo, Azuero, Maza, V'illavicen, cio, Rívas, Oaicedo, Padilla i mil mas levantándose hoi de sus tumbas
nos dirán: vosotros todos los q ue me esouchais, oireis : " el cristianismo
-ee la única relijion de libertad, esa fué la que nosotros proclamamos,
esa fué la qt)e ,engrandeció
a Colombia, esa fué la. .que animó al gran
Billival' i 10 el1tursias'tBó :pal'a llevar· el pabellon tricolor desde las Guayanas hasta el estrecho de Magallanes,
allí descansó el eondor de los
Andes. E8{J¡'l'elijion es. la mia, No pertenezco pues a los E,andillajes de
cualq uiera deneminaoion qtle sean.
n.
Pasó por fortuna nuestra, el tiempo en que solemnizábamos
nuestra
independencia
d,e un modo nada civilizado, pues solamente amontonábamos los adjetivos mas desclorosos contca .nnestra madre patria,
contra nnestros padres i contra lasangl'o
española. Es decir, hemos.
maldecido a nuestros padres i a nuestra madre, sin pensar tal vez en 10
que dicen los santos libros:
'~Qui maledi{lJe1'it patri s'uo vel matri
8tUE 1'Ylx)'t'temoriaour." Sin recordar
tal vez que el leon ibero fné nuestro, que en su bandera estaban nuestras glol:las ;, i que con la cruz que
Di nos enseñó a conocer i venerar vieron estos paises 01 cristianismo, i
nuestros padres proclamaron
la independerrcia
i libertad;
e]f;Ístió un.
tiempo en que llamábamos a los españoles "t;b'l'an08" i vosotros eabeis
(Jlle los tiranos destruyen ~ acumulan para sí; i los españoles, sin ..
referir ahora todas las mejoras materiales que nos dejaron, tenemos de
ellos "Ia 'l'elijion, la lengua, el oa1,áete1'nacional, las costumbree, el
nombre- i la eduoaoion:"
. No valoremos a la España por ]0 que hayan sido la muchedumbre
que en clase de soldados acompañaban
a Colon, a Oortez, a Quesada, a.
Suárez Rendon, a Galeano, a Benalcázan, a Heredia i a otros conquistadores. T¡1¡mp<;lcof(!)rmemos j uicio ,9.0 1~ EspaJia por l? que fueron
Morillo, Enríle, Sámano, Hcres, Vlllabl'll1e. Tampoco Juzguemos de
España podo que son hoi Odonell, Pareja, Méndez, Núnez, Mazarre~
do, Pinzou i otros pocos qU'ecomponen el gabinetede Isabeln.
~Ouál de nuestros valientes. caudillos dejará de aplaudir a Gonzalo
de 06rdova1 J;l1an ele J\,ustria, al ~aneo de I;epanto, ~ Cas~áños, a ni~go
i a Mina? 3Cuál de, nuestros p(')h~ICOSno ~n.ll·acon slmpatHl a Mendisabal, a Tavira, a Argüelles, Jo vell al')os,' Florida-Blanca,
Donoso' Oortes
,Jaime Bálmes i Em ilio Oastelar?l; Ouál de nuestros poetas no se eucantao leyendo a Fra.i Luis de LeQ1l, Lope de Veg~, Quintana, Saavedra,
Lal'ni, Bretón de los Herreros, Zon-illa i mil mas? i Onál de nuestros.
eclesiásticos )10 -indo homenaje
a Oisnéros, Merchena, Diego Deaa,
Romeo, Las-~saS ~ Fra! Bartolorné de los Mártires ~ iN uestros hom-
® Biblioteca Nacional de Colombia
-f¡
.....
~ue nos dieron ipatria i ,Jilt.ertad
a-quiénes, tuvieron por maestros ~ Recordad voeotros qne el obispo ~?-s
eonspícno de la. América del sur Maul!el -José Mosq\lel'a, el sacerdoto
mas ilust~'[email protected] en ciencia eelesiáetiea, Juan. €le Ja Ql'lJ~ Gómez .Plata, eé~
lebre prelado antioqueño, que uno .dcnueaaoa primeros díplómatas í,
políticos Ruíino Cue1'vo4-,que nuestros mas d.istizagpid6s matemátiecs i
jurisconsnltos
Lino dlil .Pombo, Francisco Soto" ¡(¡sé M. Plate, i que
nuestros primeros militares Santander, N arma" Lópes, Obando, ;lIel'll:an
i Pa1'Ís, se han formado recibiendo educación de los españoles. "Si
qru_e'l'emQS
ser li.bres, seamos jU$tas," Os diré yo hei con. el lI-bate !l3i~ye~.
Es eíerto que a lavists, de los escombros de la hCl'ID0Sa 'falpal:aiso,
a. 'Vista del humo de los edificios Incendiados, a vista. de la ocupaéion de
las Ohinchas i del bloqueo del Callao, no se puede eonservar la calma,
Pero a la. verdad estos hechos bárbaros i bozales, no podrán ménos
que cntusiasmarnos
para decir a todas las naci(:l!!es del mundo : i i Exe-
bres -preminen tes 'd~l ,p!1iisesos
JIDiSIDO'S
craeios» i baldo n para eZ gabinete espaflol !! i i Oastigo p.ara e8os-n'U8VOS
pi?'atas!! > Que entienda el actual ministro de Isabel II, que la sombra
del. inmortal Bolívar, cuya espada alcanzó a los polos, i cuyos hombros
Ilevsren cinco repúblicas, acompaña a todos los snr-amerieanos, i q;t~
-Iosé GáLvez i Cornelío Borda nos han dejado su espírítu : ,sí; hoi, deeimos, con 'el mismo
entusiasmo
de otro tiempo,
U/l:1na8
paso de vencedores.
a tlis<YI'eeioni .;
La emancipacíon
de estos paises no tuvo por causa ni la opresion
del gobierno español, ni la ignoeaneía
en que acaso estuvieran las
masas, ni la desigualdad de la represéntacioa en las eórtes, ni el cautiverlo de Cárlosrv i de-Fernando, ni el despotismo de la junta. de Aranjues ni 10s disgustos causados pOI' Llorante e Infiesta ; no, nada de esto,
foé 181 causa de la emancipacion de todo un continente. En todo esto
no había otra cosa, eiao que Dios viajaba de incógnito.
nI.
La causa del movimiento popular 'del 20 de julio de, 1810, 'no está.
sino en las leyes que Dios impuso a la humanidad, Las sQcíeda(}el$
eomo el hombro esth dotadas de intelijeneia, i las inteli¡ienciai3 en las
sociedades como en los individuos están sujetas a ls leí de todas las trasformaciones sociales. Los pueblos nacen, crecen i dejeneran ; una os la
irI.belijencia de los pueblos q ne nacen, otra la de los 'pueblos que creeen,
i otra la de los pueblos que dejeneran, Desde que Oolon descnbrió
estos países hasta 1810) los habitantes de estos paises estaban 811 Ia vida
¡ñfantil, necesitaban de ayos, tutores o cwrado¡es,'de iliHWrlOS ir jénios,
de caudillos i de profetas, de Odinos, Gulllermos o Molses, Per€> ya el
inf~nte habia. crecido, ya babia entrado en la edad adulta ; ya 6_Stá
SOCIedad habla pasado del estado espontáneo al estado refle.l(iv'0; yano
podía ser representante de ,esta sociedad III el hombre que cantaba ni el
hombre que vencia ; ya sus poetas son solamente los que enseñan i los
oque meditan; ya 108 Caieede, los Ros'ilto, los Est6ves, los .fu¡uero,
los Omaña, los Plata, los Ordóñes, los Miramon, los Sotomayor,
los
Ouero i los Padilla heredaban el poder de los bardos de Oastilla ; i ya
Herrera,
los Torices, los Gar0Ía Toledo" los Ace.v.edo~, los GIl-¡
tiérrez, los Tórres, los Rtvas, Jos Villartceacio,
los Oamaohos j
ledas, los Mosqueras, heredaban el poder de los caudillos p, IJ;Dsul a1'0S ;
ya la intelijeneia de los habitantes de estos paises Iiabia p. sado al foro,
a las calles i a las plazas, i la. voz del sacerdote ~e oía en do líablabn
esplíeando los dogmas evanjélicos que fundaban 1,a vera' era lIportltd,
lQS
~.al'
® Biblioteca Nacional de Colombia
ó'-
,-8,-
Re aqú! l'lf. causa d~ la; en'l'ancipMión de' estos 'paises¡, couoeeís ya,
los"é-'n'v,ia:doa -de }l;t PrO'vi:dén,cia., ,La 'misio'fl que,van a desempeñar es
g~anaé~ es mag~ífic~, easublime ~~ará én;nplii'l~. deben consultar con
oJos ándds.la hrstoi'I:bi; deben aplicar un oído atento al estruendo de laS'
revolüeiones i pedirle á los' Sigt0S los seeretoa de la's edades pasadas, Sí,
eínpr~nd.íéudose llÍ ool'a, trmnf'an merehando impávidos con la bravura
de la 1ib'ért d,·i con el! entusiaamn'qtre
da la }uBtici'adé la causa que.
dllfél:fcHan, Sí tl'ituífiti'on, j srrs tl'ií'l'mós' eran adquiridos' invceando
all
Dios de los ejércitos, al Dios dé' sus 'paJí:h;Bs,' al Dios-dé los' c'atólioo:s, i
peniendo 'CI11110 base pl'incipií1 ~e'su institücioñ,es' éhñan'eenirniento
del
eatelie! mo en la; r.e· úbliea, 0011 esa esencia ~etJ.Ció el gl'an Bolfvar, con
esa relijion fu'é un hé'tócYRioa:ul'te en San Mateo', t:. con éSa fe mlwió Ji1'1l1'dot beróicamente en Bá:rb,úllt,'COh esa 'fe divi'ti'iz0 euspoesíae FOl'n.Íill.dez }[adridt i Icon esos qógina:S1Cbi0mm~ asombró el mundo, i esa.
~I'ee cia. acompañé a S3n~ll.I'lder en Boyad.
t
,.
IV.
1
.J..
Uno de'1os dogmas importan tés del ca-boliQisillO, reoíbides i conñrmádos por lar fe constante i 'universal de Ja' humanídad en 'Su' larga perag¡rinaci6n sobre ~aAierl'alí' es ,el conocimienlo de lb. provideneis G1vina
gobbl'nátrdbl el mundo .como dicen los libros -ssntes : ".AtimgíÚ 1),Sq.1~ arl
jinernfortiter,
et:dJisponit ommia sU(JIIJiter,".
.
•
La ,~xishmcia da los epíéurístas
que negaban toda injerencIl\ divilJa en las cosas del mundo, se ve hoi como tilla monstruosidad, aSí como
los que onen la relijiorr de pedestal para nlnnentar i folitentfu: los vicios
mas execrables) i las pasíonee mas villanas i fét:ocl3s, Los primeros son
unas ignorantes, i los ségundes unos corrompidos qne así comercian con
id mus grande que tiene el hombre, Ia tribu, el pueblo i Ia humanidad.
No pretendo
que todo sea:'sabio" puroc jeneroao blanto en loes
acontecimientos
que bajo el aspecto político, cambian las instituciones
de un gran ,p,ueplo; ~l !'to~br~ se mneve ; pero solamente D~os sabe
pdl'lJ.tl6 se mne'l'e, 1 a, donde va; pn sto qU 6 nunca se m:ueV'~smo para
G\1'!))pli~'Sus desighios, En todo lo quer Ies ...]iombres haceb, hai ciertam nts mucho de h1'lman0,'-pnesto q\JJe el hombre tiene líbertad, i Dios
jamas l~ltl.tlla,Iaafacultadea
mas preciosas' de la humanidad,
Onando
nncstl'()s páelr~s se levantaron contra la madre patria, no se levantaron
como monstruos ni caníbalea con las manos teñidas de sangre; sino
, ",~pmo n~0S[ hijos que, se le.vanta,n pai'a, s,ujetar a su madre, iraspasaclo8
'2¡~ie dolbr ; porque su madre está deméríte; Algunas veces el aturdímietlto,110 mis'UÍo que el buen tino, la eobardía como cl valor, el egoísDIO eomo 1n.,abITe~ac.ion, stuven sin saoarlo
al cumplimiento
los-de~igT_lios,de Di0l:f"so;bte l~ ,soc~eda,c1, i así,s~. realiza 10 que dice un
yo
I
de
gran
~'illwmo?'e se cljlita 'b D~08 le.cl1lr1(j6,21
S'elliá'1JlI1:i [email protected], qn,e miéntras-qae
un gorríen segun el evanje1io
¡!'lUlO;:
"
'no cale 13: h1i"tiijlu:a i va'li'ia do lugar sin él C0l1Ctl1'S'O de la pl'oV'idcnc~a divina, solarbente los' cambie 'cle la soberanía de los euales dependa la
suerte d , los ilbp€l1::io$ se verificase sin la intervencíon particular l, dlZ
oue )'ei?w en l08 cieios i del 'lu'e depencl(),/,I, todOs tos impf'l'ios."
Esto ni)
-Io dice un ateo,
'
El católicismo era ]a savia fedundante queanlmabu
tÍ aqusllos re. pnblicanos que en t\}'das sus operaeiones no tendían a otra cosa sitio a
I
t
.lo'
,l.,
¿, Qué ha] I\em:<tjau e,fn la ~i,stat'ia a 13;muerte el}icl\urte'?
Este suicidio porJ!,álvar la patria, al éJ~l'cito I áúu sin mas .esp~r!l~zB;.qu>é el amor ~ 1& 'iudepend~íiciai
JI. la. libettád es digno de cantarse por UlI Ilustre jeruo como Alllen.
® Biblioteca Nacional de Colombia
-9-
dav:le a. estos paises una; a.ütonomfa. dignardeeetasleomareas;
con los únicos principios civilizadores
i conforme
estampados en.el evanjelio,
V.'
¿ En dónd'e po~riá 'Y'(J) hallar
las pruebas oonviueentes e hrefraga'
bles de fIli'flSel'cit>Íl'~) Seg'uramenfe que no s~rá, el espíritu .de pl!oseHtiismo el que 11:1el1ayar llevsdoa sentar una p!1lradoJa¡ Tamp-oc0 el- desee
decmnplsoer
a- -vruiios mendigos, q~1e para' ccaseguir pan, dicen que
défíenden ,la¡ i'éUjion, Tampoco buseo las pauebas en los períódieos,
pues unos son asálarfados, 'i otros de eepeeulaeion o in1'is del erístíanismo id la moral, de in dastria, i'En'dónde pnes hallaré-el timbre mas'
honrosa de Onlornbia, j la mas noble concepciou del libertador de este
continentej
En la constituciou
de aquellos estados, en la, cada fundamental de aquellas seeciones que por miras providenciales
se agrupaban para un dia levantar a ·la· I?rlm OOIOD,lbia la hija primojénita de
Bolívar; esta tierra santa cuna .de héroes, de sabios
de literatos, que
désde su a'tl1'oi·¡j.ll'izoPenm'udecel' R" los tr6nb~ del vieju tbrmdo i doblar
Iá rodi~l. ante esa diploma'Cia celombiañaí Sr, e}l'lili ccrratitucion de los
nuevos estad,ós) es en' dond~ encuentro la! comptebacion de mi' pl'oposI-'
cíozr, i aíl~í, es' d'oíi'de hallo esa profesion de fe FeIíjiosf1. i- política de una
nación libr~. En Ia's cbllveftciones o cengreeos-es'enídonde
hallo-eetarnpalio el catoliclsfuó como elpedéstal
sobré-el cq'fi~debía levantarse lagra d'eza de loMec'o'Iitinente~'
,
'Los patriarcas i magnánimos revolncienaeies
del 20 de jnlío de
1810,j1ll'aron la independencia
i el manteni
iento eselnsívo i absoluto
de la:' l'el~j1on católica, apb~t6IiCl;l.,'romana.
,
Las constítucioríes' formuladas i sancionadas en TI11'1ja
1;e1V'9.,
proclaman la independencia de la! madre patria, ijuran el-mantenímientó
de la J'elijion' éat6lica, apostólica, romana.
El congreso
IJ!¡agl1é,las censtatuciones de Oat'tajena, 1Y.fagda~~na)
Popaysn, Antioquia i demas'esta\1'0s a preporeion C(cu1e 'se iban constituyendo, siempre ponían por base fundamental de sü independencia' poHtlea, la profesion púbrica del catoñeísmo' corno relijion oficial.
El congreso fíl'lrda:rnental de Antioqula, 1819, que crió a Oolem hin,
pone como cánon sagrado
su independencia,
Ia 'relijion católica,
apostólica, l'dmana.
La convencion de Oúeuta, en 1821, ratifica las mismas anteriores
deeleraaiones;
La corrveúoion qe Ocaña, que e~ su ni'ayol'Ía fué de liberales federalistas, ensu proyecto de eouetltuclon mantenían al catolicismo como
relijion on:cia1.
..
'
El cong:n!so ad;mirabie, en 1830', igualmente
con mayoría liberal,
aceptó el oaítolicismo C0111Q.l'dlijíonoficial.
La grandiosa ccnveneion de 1832, s0br13sel!ente en su liherá1ismo,
que pndo muí bien riVa,li'zar don 1a consütucion francesa, lleva Sil buen
sentido hasta aceptar el eatolíeismo como' relijíon de la república.
La eonstitueion de 1843 mantuvo el mismo artículo constibueional.
Es verdad que en la constitneion espedida en 185B, se estableció lh
. absoluta libertad de cultos, pero en el hecho, en todas los pueblo!') do la
república, en todos los corazones colombianos, no hui
..~ijion
conforme con las necesidades de la humanidad, ni mas ~I'l l1ICa &ón. el
éspiri.tismo del1iomtl!Óe civilizado ; que la l'e.1ijiou<catól
., apQst6licll~
tNuestl'os Il.utigtw~ Iejieladores colon!1"IDilllnos
i gr lldinos, nuestr
í
1
í
a~
de
bravos militares -de 1&indepellde11CÍIIl.,-108vencedores' e~" 0yaC~,. V áró'
",
® Biblioteca Nacional de Colombia
-10Junin, Ayacncho
Carabobo, Puertoeabello,
ti Barbacoas no eran católi~'
coa, apostólicos, romanosj
I
Es verdad que jefes liberticidas
levantaron el estandarte
de la
rebelion contra Colombia, planes de' ambicien se desarrollaron contra la
gran república, comenzando 'Por la revolncinn de V eneznela en 1826,
aesbando con el asesinato del gran Mariscal de Ayacncho, Antonio J .o~~
de Suere. \P(o)l'O -Oolombia resucitará, }lI0rqne su nombne está eecritc en
el libro de-las naeiones privilejiadas, i en efecto habeis-visto su reeurreceíon en 1861 por medio de uno de sus mas conspicuos hijos, i que ha
seguido en cuanto lo han permitido las circunstancias,
las lecciones del
padre de Colombia, Pero esta nueva Oolombia no ienclr4 eatabilidad i
porvenir venturosos, si no es fiel a la relijion de nuestros.padrea: última.
proposieion.
.
í
l
. SEGUh'DA
PARTE.
L
.'
Diríase que los escribas i fariseos americanos nada descuidaron para
impedir .que Colombia saliese del sepulcro que aquellos le habían cavado, en una playa solitaria del Atlántico.
Ellos hicieron lIlas, quisíeron bon'ar hasta la memoria del héroe .. Pero así como aS':lnedidas
adoptadas por la Sinagoga, no pudieron ímpedíe gue el poder Re Dios
sacara a su Rijo de la tumba; así también, aun .Gvando en bOl'l!on, Íos
conciertos de los enemigos del héroe no pudieron .impedir que la patria
del grande hombre diese una completa satisfaccion. a la civilizacion
cristiana i a los manes del Libertador.
.Nneve G¡;anada siguió su ejemplo
i la plaza de esta capital presenta al mundo la. gratitud de un prec1s.ro·
ciudadano amigo íntimo de Bolívar, i el reconocimiento nacional.
Las
republicas del Sur imitan nuestro ejemplo ; i hoí desde las márjenes
del Orinoeo basta el jigantesco
Ohimborazo, Bolívar es el jenio de este
continente, ,í las cinco repúblicas que él fundó, están enoadenadas a la
glori~ i a la fortuna ,del caudillo inmortal, del leji$,1~dol' ccnaumado i
del libertador 'de tsdo un mundo.
Así cuando mónos se oreia, cuando la antrglla Confederaeion Granadina dormía tranquila i confiaba mucho en sus fuerzas, cuando embriagada por sus triunfos, no alcanzaba a ver el m,ane, t7wcr;l, p~a;re8, de
Daniel que se le estaba escribiendo en el salón del pa,lacio de gobierno;
entónces cuando una trasformacion se veia por los hombrea de estado
como imposible en eete paí8 en que nada }¿ai impo8'ible, se presenta
Colojnbia el;11861yi su nuevo gobierno es recopocido por todas las naciones de1 antiguo i nuevo mundo. Ecce adsrum, dijo Oolombia : i el pabellon estrellado es saludado en todos los mares i en todos los continentes,
Por regla jeneral, todo 10 ll11eDlos, l'estitll,ye a la: vida, debe parecer
mas completo i perfecto que ántes de su muerte. Colombia, pues, con
Sil nuevo fundador, debe presentarse
hoia la altura de S'\l posíeion, contestando con pa;>;, pl'ogrepO i libertad a las vocinglel>Í.a~¡de los demagogos,
como a las maquinaciones de los colombianos vergof,J,zantes, Para esto,
qué hacer? .Bnecar la relijion de nuestros padres, i llevar esta gran
n eion por 10$ priacipios de la justicia i '<le¡ derecho, (lue es la estrella
polar de las naciones que aspirar¡ a dej al' en su camine, gloria, grandeza,
moralidad i la bendición de las jeneraciones.,
n.
Cuarenta siglos de lucha
pasarOR por .el mundo, siendo Ios combatientes la materia í el espíritu, o lo q\le es 10 mismo el absolutieiuo
la
libertad, por epoderarse así del dominio del universo, ' E.n ,esta Iucha da
í
® Biblioteca Nacional de Colombia
-11-
titanes figuraban en el campo toda clase de armas, se velan ~randes
hombres de uno i otro lado, i la balanza se inclinaba a proporclOll qne
el vencedor "llevaba- en su seno mas espíritu, mas intelij encía, mas; valor
moral i mas consuelos para la humanidad,
Así existjó el 'mundo durante
cuatro mil años. Unas veces velamos al principio sensual sentado en el
trono Ji amenazar. eón guerra el Occidente en ibs tiempos de Derío j
Xerjes. Otras veces veíamos al principió intelíjente, personificado en
Alejandro, Ilevau sus conquistas hasta la India, ~e1't!)al pasar pOl' Babilonia se enervó, no saliendo de allí sino tiranía, sangre i crímenes, Otras
veces vimos a Epicuro cantando en las eseuelas : comamos, beb(J!l11,08,
coronémonos de ?'09(J;1J, que despue« de la mUelJ1DeifIJ,ada h(J{Í;, Otsas veces
veíamos a Sócrates propa~ando
la vida espiritual, pero en un mundo
sensual i corrompido, la ciouia debia ser su pl'eIJ1'I;io i recompensa, '
Todo, pues, era J;erdido hasta que vino al mundo 1!J. justicia eterna,
que relegó la materia 'a la esclavitud que Ievantó el espíritn hasta su
correspondiente
esfera, i encaminó 'a la humanidad.
,
, Paro¡ el incrédulo i absolutista DQ hai 'mas que el panteisme, i conforme a esta doctrina siempre es vencido nunca vencedor.
Para el incrédulo i absolutista
el hombre es un ser esclavo de la
fuerza, negando por eonsecneneia necesaria a la libertad humana,
El inorédnlo i absolutista adora como un Dios al que le manda, i
por esta r~zon no conciben mas fo rma de gobierno, sino el despotismo o
la anarqma.
Para el cristiano la naturaleza ,que es el. agregado de todas las
fuerzas materiales, es esclava, pues la somete a su voluntad.
Para el cristiano la Divinidad es una 'intelijeneia.increada
i su atriputo una intelijeneia suprema.
.
Para el cristiano la libertad coexiste eou la Providoncia
divina,
pues ante esa libertad se humilla la naturaleza, i rendida a sus piéa
canta S~ttriunfo.
"
,
.
El espiritualismo es el fundernento de eu relijion esplicado por la
iglesia eaeóliea, apestólica, rouiauai
' r
El erisrianlsme no acepta, la tiranía de la naruraleza, ni tampoco la
fuerza brutal de los tiranos. El eristiano obedece a los poderes lejitimos,
sancionados por la j usticia, la opinion sensata i el derecho, ~En dónde
pues hallará Colombia S11 porvenir de estabilidad i progreso ~ Siguiendo los principios fundamentales
del catolicismo proclamados por nuestros padres el 20 de julio de 1810. r,
Bien lo conoce esto el actual rpreéidente de Oclombia cuando en
1861 decía por medio del órgano respectivo : l' el presidente
i Y0'lU;S
gloriamos
dé pertenecer
a la iglesia
católioa , , . , .
el Papa .. , . , porq'ue la ()ora de Dios no ;puede
9y'Íel'e'}1,pifr¡f¡a;¡' ,aZgU1ws
lieSUI8
falsos
cabeeo: visiblé es
imperfecta, como la
CUy(6
SI11'
am'bf!Q$.'f
.
El 15 de OI1,erO de 1862 decia el gran jeDera~ presidente al soberano
pontífice:
"el flobie1vnO de OoZor¡')tbia no pr~te1),rt81'/,i, su« actualee m:ajili-
trados q'1U3 somoscatólico8, podemos d88er¡,1'otra (Josa sino qite se- conserve
la 'UII~idad lC/¡iglesia &in inte7'VenaitJn del'pod8r p(¡,blico."
El actual
ae
presidente de Oolombia ha dicho desde que desembarcó en el Atlántico,
cuando prestó el j U)'R\110IltO en el cuerpo lejislativo:
"mi lema es: paz,
libertad i progrese." 'Si la gran Colombia fllé gllerr~l'a, pi tuv
iQ'
il's~
al Dios del Siuai i tuvo que llevar hasta el Ohimborazo 1,
el'
!,l
república, la segunda Oolomhia se asociaal Dioa pacífiúf.u 1YO semb
te desea toda la tierra, la, s~guDda Oolornbta p.e0esi.tra d- AZ, i ",UD. pa
eouqnistasle p,az);ha hecho la gnel'1'a, La segunda 0<1 Olbia es la P
® Biblioteca Nacional de Colombia
111.
J,
1
,
I
El gran j 6tr,e;ú1.l1que;se¡4a-1Jlli¡ '.biC:D all!a. cab,eza¡Qe') 0010m l1iailsapel ~ 11et>@l" el cat~icilStl10,"'3.'P1'endieron los 11u e:b'}<iY,S w'rall:lipfJ.:d, eonwGntir en pobo'
l&é yugos 'qu.e JiiaMán'f:O:l?TiJi~tÍ<i1(}i doiblegit€l.o 'SUBI frenilles. ,Ga~ó la, arietoerae~a;\ene1 sig'lp xvoc,cla ,tü'aooaIde}']¡l0mbll(l)<ri de l'Iill.I~mall<ij;lil~f}[en el siglo
~,
no ql1eclaEdo si,ulDIllo;fIDicarme:rrte posnivo"l.
sohel'anía: de la jl;l'Sti..:
cía,
s(!)f¡rerami~ de Ja Jinteh'jenciá, todoa.Ioedemaa pedeees han pasado,
}'[email protected]!<jlu'e, ya', sOU' aIUlX!l'<misl'Il(1s; en s]1-I estsdo á<MlJtBll de- las. socúedaoes
r
la
hl1wí.ullas\
.
::l"
LoS g-obiei1n0s 'p'al':t e~istir 'llMesitaa
ser ebreStl1tado,de dasurieeeeidaClés iS'"oQ;:i'ales',el '.ce.fltr~
tc>dasl las fUe<VZ'as:, 1¡J¡"l·eua.iOll. da todes loar
intereses, La .raza;·lfltill3J'.esrcllistiana,p<lllt·.natnralezaj
i s"-Ipritm_el'at.n.eeesil!lá'dJ es estal' &l'm0IJ>Úaa,conda relijion qlUe Jé,'diQ 'Y'ida,Jim¡telij,encia í
1i1o)e.tta~; C'ébla Tel1íjiiJ1ol que le ha énse1i8:do'laS(~ír.rouJ,CllS!de' [a,fr!\,1\e¡'nidad, de.la igualdad i de lj¡¡,C'om.,unmaíd still]Derd:icin:ríar~'.
El po<[email protected]·¡
pÚ!01iC&~S:·
'Úé-B'rp<fHl.é de
dos I'QS ppdenes ique.. d,omim.:a.n:.las rSDaieda'QeS "la fuerza
pú.blica de todsaclss. fl1t(B'zaS'de 10s1BJsQciados~>il sir aLpad,cr-Do. reune
,todos' los elemeutos.q
ne v.1vrf1ii:ce-.aoJ!ls."na.cioll.eS'j" srn J Qxistencüi Jest,árCGmdenada a tt~i1Joou.tí.tti1a. ag.é.Jl'ía:1il sO! destino eSI enténees 13". muerte' maa
esp~ntbsa. Es verdad que 11J11go.biel'Bo.pel':t'ecto no paede! ffil'Ístfr, pues
'todd debe resentirse .de la, ioderfioien.ei1l...de.Ia lrunranedad, Pero si un
gobierne pel'feQto no puede existir, siempre es cierto que los qucernas se
aeerquent al tipo de pecfeeeionr basado- en' el mismaúismo,
dommarán
mas la.r:go tiempo, no perdiendo de wsta,Ia.nllsion
que desem:pe.ika;,:
le 'Pbilo ![la'p(J¡los :fU.tiól08~ i'11Ja~iLpara
81..;'." ['0,&os'10.$ g~b~el'!10s qué han
pasado 1 'Rasan .rápidamento, 1 se 'han sepultado emttre rnma:s i-escomhzss,
han- psreeido, porque representaban
fl'aoorollos de la soeiedad] .q.ueiltebie.rollsin dttd·á, l'eltlárnal' Una lDru.~e. de lJ.P0da~ pel'oJl1o (jonstituirle~ para
o'Xi1stil'tuvieron que ser tiránicos, COJiW]0 son todos los gtobiarJlos dábi;
les) i que elevados por' la fueToo¡corr'vnIMv&1 de unt momento, uesl1;pare-
de
cieron con éste memento,
i con 'aquellat.couV!ulsió:h.
~ol'
,est'a.l'aJOOlt
nin-
gl1no'ptiede (¡al' 3; un pneblo u1'la·,eonsmt.1ÍlQlonqne ne seru es.t.éiciJ, i que
n.o con ~ngn dent~'o'd.o sí mísm:l.elj~l~inon. da su.dísolucíon, F0l' l{ltpl'e~
senci'a,1de algnrt 'Pl'ÜtC'i'E'it;i sstrano altp:ue1)lo qrre-Ia- .reoibe, 0, Ftlt Ie. a:u~
sencia ,cle al~t1n otee principie'q ne~fol'ma.partre,de> &U I vida, Las'eonstitn cro u es peal'a que-sean fecundas 11'0selhan, de" busesa ni éruIosr campam.e.nto~ ni en los cuarteles, ni ~~ el choque de 10$1 p'!1Il.\tidélS, n» entre el
humo l· ~.Mgl;é de lasbata.llas, Silla en latsrentrañ.as de.los-puehlos..
E, te
es 'lo' q:p.e- ensena' el cll.Fitíanismo.,
IY·,
El principio relíjioso t3ilí1bien 1'0.d'ice t:ela< ~UQ\"<;91 Oolol!lYBi'3., ~u.e la
ftlOrza es
elemente;, necesaí;ib en 1asr sociedades. humaaas : la eóexisteneia-del mundo jnoral 'i del mundo l'>Í:si!!(»)cnel hom:blle hacen; queisn
l'lat'llral,e¡;¡:('S81'1.,
ell'esnltll:d~ dé las adndici~MS neoesasiae al, pri:mellQ'j, al
segundo-: coma senriOl\ál~, bend.\::l'á la OODqU~st'a po» medie, del desenvb3:1vimiento ~'é lafason.r como-ser flMco¡ P(w medio-de la fuerza. Oual·
un
quiera €lees;Cús medies- que 1.08' partiidos' intenten a.!lJjq~l.iüw; no pueden
ll-a'Cerlo sin m u til al' 8rtli(;jmhl'<~;' desp'o.Játl,dQ~I}.¿¡€ll Fl'itrlel'o seria: naa
planta, desp~ándole del s~gundo, 'tlnl'li 1TJ.telijel'lcia .pl1'l'a. Dies-ba estalHedido es,ta 3t!.·ll'l0nÍUj el fi:']@sbfo In' 'C~Ti:l~l'[email protected], i los jefus. dé los: eatndO's
lc15en' 'ref\1iq;arla- enJl;'a:s' [email protected]'éied'!icles ~ ne g0hi~1'1'llilifll. ~
.
La frnel'zlt puede tellOl'Se a sí lnisltll~ por objeto S'iu¡¡¡i'épdo}re'_Q. un po-
® Biblioteca Nacional de Colombia
-I1.3~
del' usurpado, i qilé solo etf_y~lla'ténga:' su 'oríjen'Jl 'e:ntónee$' la fuerza es
- tiní.niea, pórEfue tiéndé aldgmin-io de lo que.noJe p;ertenece .
.Pero las ideas llama:QáSSál domiJiJio ;de ¡la¡) sooíedaées tieneá, que ,
teá'lízal!se) ,({¡;¡ben 'aonvellirse' en hechos pal'a'lidonlinar,
porque .si el
-hombre cotne see .intelijcéñte- fueélüliza el, dlominio de Ha fn,el'.3a, como ser
¡ f:í:sic'ono 'puede sllj~tal'se a las ideas si iYó se :reNit¡~en 'a-e :~hrmns materia· lees que cau,tiV'en 'Slls:tr¡lga,nos i su rasen, pero las ideastal1cQnV1cl'tir¡¡e en
1\I.'ech08)tienen que ~lléh.fll" c-011<
hechos an,tel'i'el'es" Hue .Ias sin¡clll de 011:>8, Menlo; i como no- enanentllan en sl mismas medida de veneee una .1'0· &istencia ñslea, tienan ~ne S'e'l'vÍrse de la fuerza para sll'bir al treno, en
[Jd0n~e señtádos deben dil.ijiv Itts>sMiedades, La fner2ia. entóneeS no es
-.tiq·ttn~,c~pcuqlle no domina ni S0 tísne por 0!ljeto) .e¡("lqjítima :porque
- 0b:"eclecea un pl'ilñcipi:o· l~iltimo,' siil'vi6n.d.o1e de instl:Jl.tllIento 'Para .que
goMero:e'~ca s0ciÍ:erl·ad. ClHlnei0 13:'fu€l1'za i la ambición se tienen pOl: objeto, son 1111 'eklman:tp 'de Q1'hl'oall'ie i «le desorden, su arm:qnía" con la
recta raaon está blfb~a'a; ~.l1ando lihva a dfl¡,int!elijenbia sntóneea ella
fner.za es oivilieadora, "p·@tque,0bede~a 3!11al,ci..11i:zacien misma, 1l;1¡
armoJ nia entónees revive,
el hotnbre gurnp'hll eou_;sll m:isiQu:,t1a:sootedad mar',bhá a glorioaos 'destiMs, it,los '~()lii6rn0s .Hevim enans p:llib.elloneao,.el
1áblolol'D (Je 11li j.L1sti.c¿ru.
. '.
I
'
r
Tédos estos heeh'os- s('m,nEiJ!~gfl¡Hios, todos @a:bep.en' elJinmenso oua-droque ha trazadc e11 (íJriadol', .Pel'o.,sl~tódas sen n,6éesarios,ans moro¡ri-,
mieritos son irregulares
i desastrosos, cuando' trMpaSaD: los límites 'que
~es están señalados por su nattll'[email protected] ÍBtfroGhwiendo 'sr! ~!liSI Bocieuades
-[.el desórden i la án.a-1!q1lilla:i én e~e, esse l(DS gobie1'l10s) los lejisladmes,
- 'deb~JÍ réstablecer el,eqllilibl'Ío é0n la ftmvza.; ilÍ si no que1!emos fuerea,
• se <:[email protected]'i'á c(!)'ndt'ldrn0S a.l ¡;js'tema 'de lasi seasaoisnes i a
intuíeien mislica de Pr6do i Ma-lebra:l'lche'l ¡Pobre humanidsd,
c6m0' juegan contigo los far&a,ntes!
"
Siendo Ja fuellza Un -elemento de· civiUzaci0n; todos los g,~jbiemos
ilustrados deben dirijir todos sus esfuersos a evitar sns estravÍos i que
traspase sus líurites; est~ es la gl'a~ ciencia enseñads, por el catolicismo,
runa gne1'l'a promoVidia. pa1'3 décidií: una ouestion gúc puede reselverse
, por medís de lb!:ireclamos; I de las 1!épl1csentaeiOlnes, i en Iros urnas elee,. tOl'al.es;' UDfI cuestion 'fllü'amente de personalidades, una oaestion de
· destinos 0 de pasiones, que [email protected]'l'entil6''p.oL' las al'lilli,S, sediciones, IDÜ'tines,
· o'rebeliom-fta j es u:zir-abar-llirtl'iej UlU'it inmOl'c8i1iclaclmonstcueea, i es entónces negado el caso de que los, gobielmos sepan -q:lle Dios, ¡es tambien
~ff)i08'de'lO~ ejétr&tt08, aun onaudo los vislo)Ilários. se rian porque IlO pnedea-eoncebir loaDivinidad 'asociada a olaidea' deeangre. N o) mil veces
no: Dié's no se 3Jsf>C1a ti. un ·erimeri' ; p'ero' n0:siempl'e el crimen seaseeia
ni preside a la~ batallas ; no si.Elmpl'e' esesooál,la
sangre que se vierte;
(,"no sielti 1'(;)'lUi (l"el'1'-álm.an' trUl.-lIOS homicidas, ni ~ie:I'UI)ílEe
su vapor mata,
J :pnes 'rugqúa
vez reje:nera; i al¿tmave'z .. de.:"en medio de un Jago.de
J.lsa~gl'e;I?e esqllipa l'I!Il' princilJid 'que :V~ a tomu,y -p6s€lsiol'ldel munde, o .ae
.'8t~lOga otro qLÜ~,él, h{j, cS,(}ta~~a:clo:,En,t6n~es !»irOS;estád11li, ~'Ol'5J:ne'el
teatro en- que tillLmfa 191l-'fiteh'¡e:Rc-1IX
nó es indigno de su gloHa i.da su.
m.ajes,tad, i Qu_é'se,t'yahoi del mundo americano' sin 'BQyMá J;u:nin, Aya'~\lo'ho, <?~rabdJjo; ir m~l (l3iIÍlPOSma~ en de>ndes~ yj<í-el\ :
~ I?los '?
El oatolieísmo es'tambíen e'l qRe re~,rste/" ¡<lB golinel1?iJldela 1caJ idad,
e
I
la
o
oJ
I
.
V
.''1
'
"i)
~
l!J'n f!Lmoso 0l'a¿101; de latribu'IH11 francesa.;rdec " ,~l&:uno$ ilia~ iles=
pues de la inauguraeíon de Luis Felipe COffia'l'ei-a.éJos:fl'ance'Ses,· réin"
'~.~-~
® Biblioteca Nacional de Colombia
-uta. i dos nlvUonee 'de; hQmÓ/r'etNUl puede:J"/l! hace?' 1m rei : estll. verdad
es
profunda, .es el, espiritu del'evanjelio enªefiád9 ea, ta tzibuna, ~ta pro1Jims~C'iot'l
quiere decir ~gluejaII!lk& loa fpe¡;z8., puede creaJl' el poder, que
jM'l:laS el derecho puede nacer de un hecho, ([[n.e otro hecho d.estl!1)¡jrá 1
que· la lejitimidad'~es 41.eC€laal
ia a los gohiernos. J ama!lla nueva eplom-'
bis habría c~,j]q.l!lJÍ.stad~.suactují.l'p§lsie10Tl, si 1:¡¡..11lloiese psrado en que !lo
su reslluec.ciQU ha_.,bian concurrido <tres ezpresidentee, siendo uno de
ellos supremo.direetcr
de la gnél'1'a i pres~dcnt;¡;¡ pllov's~rio, o qn~ hubiese creidoque era, bastante la tieGlal'atoda del congl'eAO dep¡clilip0tlllnojanos, esto nada signiñcaha, esto no le dalDa lejitilllidad.
La ¡lejibimidad
aplicada a una aceion partienlaw, es la c(njfo~'P1¡G1a<il
de est.a aecion con
las leyes p0siti'vns. La.le:i~timidad aplicado a uuecbciano.es
l~ aont0rmidad de BUS MOlones piíblieas con Ia justicia, que a la verdad siendo
siempre una, es di~e¡lsa en SIJ.¡; a}!laieaQiouéS alas seciedades tnCillllífi0aGaspor' iQS sjg,los., Hu caM época de la historia 1a, j usticiª, está l'!3p:l.'esent1:tda
por e ¡pJ·jncipio lJat:na'do de dot:uinaoio.n, que es lt¡t espresíon viviente de
J.a arJil:1o¡¡íaentre el d€ll'ech_oJ~b~01!1t0¡ las necesidades soeíales ; el po.der ,q-uerepresenea este prináp¡iQ, el.que cou&erya €lata armonía, es el
s010 l~jí.tiliIlo sobre la tietl;~. La lt¡jit:imidad pues no es otra cosa, gRO 1/\
verdad seDtacl~ en el Solio del p.ódel' i a.?e.ptada por Ia nación. El A'o.búerno de Col€>r;nbla eSfues.ij un goble.rno lQ.JJtlJ;uc» 1~ coavencioo de RlOuegro i tres congresos le hall dado ya El. Oolombia su l~iitilt1i(lad i alta
posícron inteJ1,ilOfi estel'io,ll,.
,
TOU0 '1~0de)' e¡ ne DO llel~r.eSente ~l principio domiaante de la sociedad IDO ~Qjamente es'i'lej,itin:í.o sino que tambie.u es débrl, no compren. diendo a la! sociedad, 'no puede electrizar1a, haciéndola qtlQ se realicen
todas sss exijen,clás, .1'10 puedo.llamar l¡áei~). 5J rt,odas, sus ~liJ;erz;asvitales,
i ne teniéudclaa en: su mano para construin la fuerza pública, ellas I!>e
ajítan sin direeeion ni sistema, traen las traiciones, las revolucione? i
, por iíltirno la .caida dé osé gobier:mo iDjlbéc~l presuntwose,
í
"
",
vr.
·
l.'
, , S.eílí,Ol'jeueral pl'€:.sideute de Q\,lndi1'Il~l'ea, voi :por últjmo :;t t~carQs. mas
. die eerea en lo quc.masamais, ViO'Í a pónel'ÜS el dedo en l~ llagft, voi a
habla.t,o.s del pueblo, ,sí, del PlleMo i del-pueblo oolombiano, el pueblo
mas republicano, el pueblo mas. sumiso¡ el pueblo más creyepte) el pne~10 mas abn.egado, ])"61:0 ilaUlbi.en el pneblo que tiene mas meneeiraientos
.entrc.los puehLos de' este continente,
, .
Vos, señor :Fmentl preeidente, aaheLs visto ese p1Hlhlo, ya cuando
os ha acompañarlo como so16310.oen el campo de' b;atalJa) i y~ cuando.
10.'hallets visto 01'1 todo el territorio de la Union 9cnfpa.d,0 en sus Iauores
iC(j)'I~üen,do el pan e~tíre'Ilantes i a-ma.i'gHl'aS~
BA dórrde ,"ai,el puebJ0<? vi)¡ a pa:ga¡r el j¡np\1,esto, i contl:ibllclO:n de
sarlgN~~.qüe eS 10 que ló ha ;to(ladp,cle hereseia : 'lo, mujer ensrega al
marido, la ma~re 'al hijo, ,1~hel'mall!l¡ al hlln1Ja~0 i cl-e-ªpu~s\fe .la. batalla
.10'6 que.sobreviven, Ylule}vell,a su hogar doméetico tranqnilos 1; l'CS1gnar dos. Adón:de va el pnéblo t Va pel;~1: por J:¡t jl1sticia,fjol'
la causa santa
• de la sociedad li pUl' lOfl sagra.'€los de¡;e.cbos 'del }¡pmbl'e.:f
'
?J.l'l. dónde vr~ el pueblo ai<lUadQ con el BÍgTa0 .0 e, la redencion i pi_dLendo la lDl'oteccion ' ,del cilelo~ ya a cOlI!bl-atil' por 1~libl:d'ad. de aus
hermanos, ya a romper las eadenas del despotismo i de la barbarie,
i A dónde v4.el pueblo ~ va a' pelear contra los malvados i en favor(Teljusto porségujddlj contra los amos éh [email protected] de 10.8úe1:VQf}1: centra loa-
tira.nos en fa.vor d e la. libertad,
® Biblioteca Nacional de Colombia
-1'5-
i.A dónde va el pueble.! va 8i derramar su ssngre paTa que S'il
patr.ia n'O.seaatritbon'Íó
"de algunos, va a en,clareza!' las rodillas que
flaqtl'ean 1 a: levantar 'las' frentes aO'atti-das.
.
lA dónde va el -puebl o ? va a. pelear pára queeada cusl coma en
paz E!'~fruto de Sl'I! trabajo, ~tl. a éujugar las lágrimas de>lr(i)jlniñes que
pideN pqn a Los gobierno8, i estos les rés-pónden'= No ,ha~. 1,
'i cA dende.va el pnebTo? 'Va a de_sterral"e~, l13!mhre' de las cabañas i
a devolvera Ias familias la abundaaeia, la seguridad i la alegria. ,
A A 'dónde >'a el pueblb? va <3" Vél~ar pOI' las'~eyes eternas b9(ladas
del cielo, poela jMtiCia q'U'e prot.eje 108 derechos, i pér la caridad queIleva éon resigi:la:ó1t)1íéristiana los males de la humanidad.
i A dónde va: el pueblo ~ va a pelear pórqae todos tengamos rm
~ios en el cielo, i, porque la patria no :pea presa de fi.lihuitel'os ni de
pIratas.'
.
t Ql1iénJev¡tntó la; torre de porcelana,- la torre de Físn, el,kre.mlim
de los Aú.toel.'a~as, 111-alhambra de Granada, la catedral de MtlaH, San
Pablo dé' Lóndresl, ~ü.nlla H0!1a de OODsta~tiJl(jpla, San Pedro ~~ RO~I\ i
esta "hennosa Baslhqa g10na de Oolombie 1 el púeble. &QU1,en dlOJa
'Vuelta al mundo con Sebaetian Cano ~ el pueblo.> ¿ Quién inventó la
bl'újula:.,}a imp:'enta, el varo'}', el telégL'a:t'o~e'l p';leblq, el pn:ebl0 es .todo.
Bolívar, Isinconl, Las-Casas, Glavér, Washm~to'U, Gmllel'Iuo Tell,
Q' Connell, Mosquera, Sanmartiu i Prado vivirán en las jeneraeioaea
como la. memoi1a d'e las ::,I'andes vel'dades universales de la nml'Hmidad.
Mo<1elos €le virtud i de heroismo, apóstoles de'Ja libertad, fueren pa::ra.
su patria los jerrios providenciales
de su salvación. No hai. estátul'ts, ni
al'COS, ni tumbas,
ni coll1JÍlTI!is süficlentes 'para simbclizsr la glc>l'ja de
. estos varones jllrnort~les.:El
orazon de S~lSe01:iCill:[email protected]:ses el templo
en qtle la gl'a.tÍtuCl nacional rinde culto a €tt meerorta, El 1I1l1nOG los
'l'eeotdal'á siempre 'en sna fastos mas ilustl'es,alllltq ue noegrade
a los
tiranos, La Polonia, la ]h'l~ia e-mol'l'lteQida, . la Ielanda, Méjico e~ despotizado i otros pueblos desgraciados, no olvidarán elejemplo fIne esos
graNdes notnb'¡'es han legado al universo :'e,iempl1o que DC) puede ser
infecundo p\1rqnc es el triunfo de la.justjciá.
RSGS puebros sabrán .que
aquí no tenemos opresores i que tedes IDs días .haceraos \'ot6S por su
libertad.
.
, El pueblo debe eonoeer f1. sus amigos pOI' sus, obres, p6l! su benefí" eencia, por 'su consagraeion a él, i per su raodestí», Esos ebemos vendedores de patriótismo, cuando hablan de relijion, piden limosna, i cuando
ajitan las ID rchedambres,
la toman' por su mano.
Pseblo católico: cuando esos antecristos vestidas con piel ele o:v'eja,
éouf:iemblanté eompuñjido i CON ah-e raíerico, os hablen de su amor_por
vuestra. cansa, de im patri~t:isruo-i dé su desinteres, no perdáis el tiem;
'pE) en escucharlos: contestedlee pOl' toda respneste estas palabras:
t<luo
I
,
neccsitais ~ El hombre que ama al pueblo, lo sirve por satisfaeer su corazon, i llenar un deber de eoneiencia, Poco le importa que se 10 agradezcan o 'n.o; porque no se propone hacer un negocio, sino ejercer la
nobleza de su espíritu. Sí, nada importa Cine el pueblo, las pobres sean
oividados, nada impOl'h1i que 108 poderosos nese aenerden de la escalerSl pOI' la- cual subiel'0J.'l' a 'esa almrra ; Dios 11'0 olvida al
neblo, al
pueblo lé eUS'añó el padré nuestuo, áll pueblo le enserió d
o de
)80 ,Illóntaila las' ocho bienaventura'l1zª,s, i al pueblo le
. or ¡j te
las obras de misericordia, i mientras estas divinas
eiones axis
el imiIi.d0 no pn.e'éle caer en la¡ baflmne" ni dejar'
:m'archa-r há
la libertad.
® Biblioteca Nacional de Colombia
-.16-
\VI.I.
Señor jeneral.preeidente
pe Oundínamarea,
vos qúe.representeis al
'presidente de Colombia, decidle qn:e la providencia 113. depositado en sus
manos una arlt.ori&ad aRJJilenSa,i como ,a JlUO de los mas grandes reyes
, .. de ilsl'ael,.ha·dad0 el jéE,Ío de¡Ja. prudencia i de la s;abiduf.Jl:l, i un eora, 'zon todo del ~ueblo, todo ~lIl,erican.o, todoj eclombiano ij todo cl'ls1;iano.
En otro tiempo, señor, colocó a Nueva GJ!llil1ad:aen naa altura tal vez
la primera en.la América del Sur. t Quién no eabe euánto le debe el
país a la adminíssracion de 1845 a 1&4-9~'que sepa que él es el restaura.dor de Colombia, i que corno Esequiel ha il~ado
sobre e5GS huesos
dridoe, que el paga.J;lismo revolneionario ha desecado, el espíritu de paz,
, libertad i pl:ogl'eso, es decÍl." el sspiritu del verdaiUfro cristi.ani8mo,
en
una palabra, q ue solo la ?YÍlrt'l.bd,deDios es ca:poo de, vi;viJieU!l'lo8. El don
sus altas miras, i con las relaciones entabladas con la Santa Sede le dará
!,8; la iglesia su puesto, i al clero católico la distinclon que él se merece, por
su ciencia, i sus virtud es, dc.miniseros de la única l'olaj,iQn., nevelada i de
ciudadanos de Oelombia, VQS sabéis, señor, que el cª'-to)iC;ip,ll;loes un elemento esencial de lasociedad, eolom biana; ¡ que. Colombia no se halla,
.ní puede hallarse a .la altura de S.Ul mision,.¡;ino siendo católioljl" i con ,1m
sacerdocio Hustrado,J abnegado, ooueagrado, humsnítario.i jepublicano,
pues que en esto estriba-el, princjpio de su fuerza, de su gralld~za. i la
razón de su sér,
.
l'
Qtie comprenda que Dios le l;ta concedido grandes cll&l,idades, i la.
posieion briosa :1 4igna que ecupa, no Fllra .seguir caminando por la misma senda, en donde .etl:OS no han encontrado 's~no humil ación i muerte ;
sino para! seguir por medio de un .impuleo [eneroso propio de su entendimiento elevado donde únicamente se hallan la resurreecíon i la vida.
Su carácter no c&de esos qu,e' eaminaa, ~o& paso Inoiento tambaIeanté, que ponen mano al arado i miran atras ; no, él debe concluir la
restauracíon de la república, cuyos cimientos ha echado, i hará. penetrar la savia de la intelijencie en S11 gloriGf?a adsninistraoion.
Que atienda po).' último que solo con.Ias condiciones i con los prinoipies que me habéis oído en la; celebracion de esta epopeya cristiana, la
J'epública no perecerá, 1 elle Dios clemente que le, ha conservadoen
medio de las mas sangrientas batallas i que hasta por cuarta vez rija.
los destinos de, esta gt'an nacion, le continuará
colmando i al pueblo
colombiano, de todos los bienes del tiempo, como primicias de' todQ&los
¡.bienes de la eternidad.
..
'I'ales son los votos sinceros 1 ardientes que en uníon de la íglesía
colcmbiana, de su veneuable prelado, de SU distinguido capitulo i de
todo el clero inte1ijente,.hago en estos solemnes momentos en que por
la protección de la. glor1&ll3aSanta Librada, cantamos alegremente
el
nacimiento
de estos paises i su inaugl1l'acion. ea el g¡;an banquete de
-Ías naciones civilizadas •.
Gloria, honor e inmortalidad
a 14i>s
héroes-del 2Q,de julio de 1810!
Reconecimiento
al-Iibertador
de-Oolombía.I
al fundador.de cinco
,repúb:licas I
Que todos, los americanos del Bnr digamos con el Decano octojenario del episcopádo c~t61ico, -el 811Z0 hispo de Lima: "en. tam, '8oZ.emnes
I
í
'cVrG'U7/J8t(J¡¡'¿cicm,
q"!'e 'fI,{} .hayal·v/n.a ~ola cab~a gue no ~e a.jite~.u'fl, Bolo
01'a30 que per'fl}¡U//'tezea en reposo, m un cOll~ean;que deje de lat'!i'l' con el
ardor del pat~'ioU8mo."
.
Sí; colombianos,
PUES DE DIOS, LA ¡>ATRIA
.
d\r-lllOS con Bolívar, ;MO$querflo Prado : "l>¡l;S~
!'
® Biblioteca Nacional de Colombia
í

Documentos relacionados