Tendencias y marketing del turismo de aventura y ecoturismo en la

Comentarios

Transcripción

Tendencias y marketing del turismo de aventura y ecoturismo en la
Tendencias y marketing del turismo de aventura y ecoturismo en la naturaleza.
Viajes a África en busca de la gran fauna africana, pueblos ancestrales y paisajes naturales remotos.
Este documento sintetiza un artículo con el mismo título, publicado en ÁBACO -revista de cultura y ciencias sociales- 2007, nº 54:
monográfico sobre turismo alternativos ‘Los otros turismos’, págs. 81-95, cuyo autor es Norberto Muñiz Martínez; y otro artículo “La
llamada de África”, publicado en la revista Economía y Empresa, editada por el Colegio de Economistas de León. nº. 18 –mayo 2009-,
escrito por Javier Villayandre Bayón y Bernardo Castro López. Norberto ha explicado este tema en el máster de Turismo de la
Universidad de Cantabria (Santander); en el máster en Dirección de Turismo de la Universidad de Vigo, Campus de Orense, Galicia; en
diversos foros de México y Malasia; y en la sede de Madrid de la consultora Millward Brown. Norberto y Bernardo han viajado a África
en varias expediciones organizadas por Javier y Francisco Villayandre durante las últimas dos décadas a muchos países del continente,
quienes han divulgado sus experiencias en diversos foros, incluyendo conferencias en los ciclos de Viajes y Aventura de Caja España.
-1-
Tendencias y marketing del turismo de aventura y ecoturismo en la naturaleza.
Viajes a África en busca de la gran fauna africana, pueblos ancestrales y parajes naturales remotos
Viajar no es tan solo moverse en el espacio. Más que eso, es acomodar el espíritu, predisponer el alma y aprender de nuevo
Ortega y Gasset, filósofo
Yo no viajo para llegar a ningún sitio. Lo hago tan sólo por el placer de ir
Robert Louis Stevenson, escritor
En el seminario se analizará la creciente importancia de las alternativas de turismo, los viajes de aventura y
el ecoturismo en la naturaleza. Se particularizan estas tendencias divulgando las experiencias en viajes a
África de un grupo de personas, que comparten una serie de valores humanos y sociales, como son ir en
busca de la gran fauna africana, para observar animales libres en sus medios naturales, conocer pueblos que
todavía llevan formas de vida ancestrales, y visitar paisajes naturales remotos.
INTRODUCCIÓN
A medida que el turismo se ha popularizado como opción de ocio, y se desarrolla como actividad económica y
empresarial, van surgiendo alternativas al turismo masivo. Emerge así el turismo activo que involucra al
practicante en una participación más activa en deportes, algunos de cierto riesgo, o en actividades en la
naturaleza, lo que se denomina ecoturismo; y también el turismo de aventura, que busca destinos más exóticos
por su atractivo natural o faunístico, su lejanía geográfica, cultural o etnográfica. Estos viajes proporcionan
sensaciones y experiencias diferentes o inéditas, altamente enriquecedoras para muchas personas.
Sin embargo, la incorporación de públicos masivos en este tipo de viajes y su difusión a través de medios de
comunicación como la televisión, está popularizando este turismo en capas de población cada vez más
numerosas, lo cual puede desvirtuar la autenticidad de las experiencias que se buscan, y puede poner en
peligro los destinos, especialmente frágiles en su equilibrio ambiental y cultural.
Las principales dimensiones del turismo de naturaleza o ecoturismo, del turismo de aventura y del activo son la
práctica de deportes y actividades en la naturaleza; la observación o vivencias en atractivos naturales; una
dimensión etnográfica que busca contactar con otras culturas humanas, ancestrales o lejanas socio-culturalmente;
la observación de fauna, animales libres en sus medios naturales; y la búsqueda del atractivo del patrimonio,
mediante la visita o rutas por lugares de valor histórico-patrimonial a través de medios de transporte no masivos.
1.
ANTECEDENTES DEL TURISMO DE AVENTURA, ECOTURISMO Y TURISMO ACTIVO
El ser humano viaja desde siempre. Si bien los comienzos de los desplazamientos humanos eran de
supervivencia, esta necesidad se fue transformando conforme las sociedades fueron evolucionando. Desde
las grandes expediciones, primero de exploración que trataban de descubrir y conquistar nuevas tierras, con
antiguos imperios y potencias europeas; después las expediciones comerciales en busca de nuevos territorios
para colonizar y comerciar; también las exploraciones científicas con C. Darwin, A. Malaespina, J. Cook, A.
Humbolt, que trataban de trazar mapas y registrar nuevas especies vegetales y animales. Más recientemente,
aparecen modernas formas de trabajo con hábitos sedentarios; el disfrute del tiempo libre posibilita realizar
actividades lúdicas y de ocio. Surgen los deportes y los viajes de vacaciones.
-2-
Los antecedentes de este turismo se remontan a la primera mitad del siglo XX, cuando países como Gran
Bretaña, Noruega, Alemania, Francia, Italia y Estados Unidos, emprendieron exploraciones a las montañas de
más de 8000 metros de altura, a los polos Norte y Sur. Ello fue motivo de orgullo y prestigio nacionales para
sistemas políticos y sociedades de exploración, con gran repercusión social en esa época, de la misma manera
que los viajes espaciales en la segunda mitad del siglo XX. Es lo que se ha denominado la conquista de lo inútil
(Terray, 1982), porque no se conseguía nada material, sino el mero encanto por explorar lo desconocido, la
fascinación por montañas (Martínez de Pisón y Álvaro, 2002; Macfarlane, 2005) y la naturaleza en general.
La disputa de la conquista del Polo Sur entre R. Amundsen de Noruega y R. Scott de Gran Bretaña acabó con la
trágica muerte de los británicos. Tras el enigma de si G. Mallory coronó la cima del Everest en 1924, una
expedición británica logró en 1953 ascender a la montaña más alta del mundo, con el neozelandés E. Hillary y el
sherpa T.Norgay. Las expediciones alemanas al Nanga Parbat, italianas al K2, francesa al Annapurna, tenían un
halo épico de conquista nacional; las exploraciones por África de R. Burton, J. Speke, D. Livingstone o H. Stanley;
los viajes por el simple placer de descubrir del aristócrata italiano Luis Amadeo de Saboya por África y Asia, el
alpinismo surgido bajo el espíritu de La Ilustración; todos ellos fueron los precursores de este turismo y viajes.
2.
EVOLUCIÓN DEL TURISMO HACIA OFERTAS MÁS SEGMENTADAS Y PERSONALIZADAS
La evolución socio-económica de los países con economías modernas camina hacia ofertas empresariales y
demandas de bienes y servicios de las personas cada vez más diversas y sofisticadas. A medida que las
sociedades se desarrollan se incrementa la riqueza de los países, los consumidores van demandando más y
mejores productos. En consecuencia, las empresas van poniendo en marcha estrategias de marketing que superan
las ofertas masivas del gran crecimiento económico de las décadas posteriores a la II Guerra Mundial,
especialmente de los 60 y los 70; desde los 80 los mercados se van internacionalizando y segmentando; y en los
90 se evoluciona hacia ofertas cada vez más segmentadas, con propuestas empresariales que tratan de adaptarse a
requerimientos cada vez más específicos y particulares de los consumidores; se formulan así propuestas
empresariales crecientemente personalizadas y adaptadas a grupos de consumo cada vez más diversos.
Gráfico 1. EVOLUCIÓN DEL TURISMO HACIA LA SEGMENTACIÓN
El turismo se va desarrollando desde ofertas y demandas masivas, y
evoluciona hacia tipologías cada vez más diversas, segmentadas y adaptadas
Segmentaciones por
destinos y por alojamientos
Segmentaciones temáticas
Turismo de sol y playa de vacaciones
•Turismo de descanso
Turismo residencial (Sur de España, Florida)
Turismo de salud y balnearios-spas
Turismo a lugares histórico-patrimoniales
Arqueología y turismo industrial
Turismo educativo, aprendizaje de lenguas
•Turismo cultural
Turismo
masivo
Turismo gastronómico y enológico
Vacaciones solidarias; filantropía occidental
Influencia del cine o de la literatura
Práctica de deportes cierto riesgo y en la naturaleza
Observación de animales libres en sus medios naturales
• Turismo
en la
naturaleza
Observación de paisajes o fenómenos naturales
Visitas a lugares histórico-patrimoniales a través de
medios de transporte alternativos y no masivos
Vivencias o convivencias con pueblos ancestrales
-3-
Esta evolución del turismo se enmarca en la propia evolución del marketing, tal como se ha descrito anteriormente.
Gráfico 2. EVOLUCIÓN DEL MARKETING, DESDE OFERTAS MASIVAS HACIA SEGMENTACIONES ADAPTADAS
Marketing
masivo
Segmentos
de mercado
Segmentación
de mercados
Micro-marketing
marketing personalizado
one-to-one
Estos factores ayudan a entender la transformación del turismo, como se puede observar en el gráfico 3:
Gráfico 3. EVOLUCIÓN DEL TURISMO HACIA NUEVAS TIPOLOGÍAS
TURISMO TRADICIONAL
NUEVO TURISMO
Consumidores
Búsqueda del sol
Inexperiencia
Seguridad de ir en grupo
“Con ropa”
Madurez
Quiere ser diferente
Tecnología
Agresiva con el medio
Usuarios masivos
No integrada en el medio
Equilibrada con el medio
Usuarios limitados
Altamente integrada
Producción
Competencia mediante precio
Economías de escala
Integración vertical y horizontal
Búsqueda de la diferenciación
Individualización, adaptación
Integración diagonal
Mano de obra: coste de producción
Maximizar capacidad
Vender lo que se produce
Mano de obra: calidad
Adaptación al destino, al medio
Escuchar a los consumidores
Regulación
Crecimiento económico
Crecimiento incontrolado
Desregulación
Reestructuración
Límites al crecimiento
Gestión
Condiciones
generales
Fuente: adaptado de Poon (1993, p.17; citado por Bigné, Font y Andreu, 2000)
En este tipo de turismo, se buscan nuevas experiencias y sensaciones únicas, diferentes respecto de la vida
rutinaria de las sociedades desarrolladas económicamente. Estas experiencias resultan altamente
enriquecedoras para las personas con personalidades más activas y creativas. Podemos preguntarnos ¿Por qué
surge este turismo en las sociedades occidentales? El elevado desarrollo económico de Occidente y países
desarrollados implica una organización laboral que propicia el tiempo libre; una vez cubiertas las necesidades
básicas, se dedican partes de gasto a actividades de ocio y cultura como los viajes. Ese proceso
socioeconómico propicia unos estilos de vida sedentarios, con hábitos rutinarios. Sin embargo, el ser humano
siempre tiene la curiosidad innata por descubrir nuevos lugares, contactar y conocer nuevas personas o
disfrutar de nuevas experiencias; este conjunto de factores sociales y económicos, de motivos personales,
psicológicos y grupales confluyen en el marco explicativo de este tipo turismo y viajes.
En efecto, en este tipo de turismo hay motivaciones internas, propias de cada persona, de su perfil psicológico
y estilo de vida, sus creencias y valores; y motivaciones externas que provienen de influencias sociales, de
factores socio-culturales, como la pertenencia a grupos de referencia (grupos de amigos, asociaciones culturales
o deportivas). La fascinación que estos viajes ejercen sobre una parte de la sociedad se explica también por a
influencia de medios de comunicación que impulsan su demanda (cuadro 1).
-4-
Cuadro 1. MEDIOS DE COMUNICACIÓN QUE INFLUYEN EN LA DIFUSIÓN DE LOS VIAJES ACTIVOS Y DE AVENTURA EN ESPAÑA
MEDIO
CANAL
DESCRIPCIÓN
Viajes y deportes extremos.
• Al Filo de lo Imposible
Televisión
• Planeta Solitario (Lonely Planet) Viajes alternativos en destinos generalmente no masificados.
(documentales)
Viajes de moderada dificultad a lugares naturales atractivos.
• Alatul
Viajes divulgativos, y temas culturales y científicos.
• Geo
Analiza monográficamente un país o una zona del mundo.
Revistas
• Altaïr
Viajes atractivos y temas culturales.
• National Geographic
Viajes alternativos y de aventura.
Radio
• SER Aventureros
Deportes de montaña y de deportes extremos.
• Desnivel
Literatura de grandes viajes de exploración y deportivos.
• Biblioteca Grandes Viajeros
Editoriales
Guías de viajes alternativos para presupuestos bajos.
• Trotamundos
especializadas
Una de las colecciones con mayor reputación mundial. Viajes alternativos.
• Lonely Planet
Viajes variados: corta duración, hoteles y rutas con encanto
• Guías El País Aguilar
El cine tiene una gran influencia en incentivar este tipo de viajes. Con certeza es África el continente
más evocado, con títulos clásicos como Memorias de África, La Reina de África, Mogambo, Las Minas
del Rey Salomón, Las Nieves del Kilimanjaro, Gorilas en la Niebla, Las Montañas de la Luna.
En Asia se pueden mencionar las obras Indochina, El Último Emperador, La Playa, o la más reciente
Cine
El Velo Pintado. En América, la influencia del género Western, en especial el cine del director John
Ford, popularizó la belleza de los paisajes de los parques nacionales del Oeste Norteamericano; por su
parte en Suramérica, La Misión dio una notoriedad adicional a las Cataratas de Iguazú. En lo que
respecta a los paisajes desérticos se pueden citar Lawrence de Arabia o El Cielo Protector.
Puede observarse la influencia del cine o las revistas en los siguientes carteles publicitarios de viajes.
Cartel de safari en África de Viajes Barceló Cartel de cruceros de Viajes El Corte Inglés
Cartel de la película
El Velo Pintado
La fascinación por los
paisajes desérticos
Número dedicado al
desierto del Sahara,
en la revista
Lonely Planet
El paisaje
asiático
del fondo
coincide
con el
del cartel
Secuencias
de la película
La Reina
de África, con
Película
El Cielo Protector,
Katharine Hepburn
y Humphrey Bogart
dirigida por
Bernardo Bertolucci
La creciente importancia de estos viajes y su difusión a través de los medios de comunicación, televisión y
revistas, ha popularizado destinos en públicos cada vez mayores; pero la incorporación de capas de población
masivas en destinos especialmente frágiles en lo que respecta a su equilibrio ambiental y cultural, plantea
actualmente problemas que pueden poner en peligro precisamente la autenticidad de las experiencias que se
-5-
buscan. Se puede mencionar como ejemplo las lamentables condiciones en las que se encuentran las zonas en
las que se ubican los campamentos base de las grandes montañas, convertidos en auténticos basureros de
bombonas de oxígeno vacías, restos de material, desperdicios. Por ello, es importante gestionar los destinos
que albergan estos atractivos naturales o faunísticos desde un enfoque sostenible, ya sea por parte de las
empresas que ponen en marcha este tipo de turismo, y también por parte de las instituciones públicas como
gobiernos, entidades regionales o locales, patronatos de conservación como parques nacionales,
organizaciones no gubernamentales, etc. La responsabilidad debe ser conjunta para conservar y utilizar
adecuadamente con criterios de desarrollo sostenible esos entornos, para no destruirlos o distorsionarlos.
Es importante analizar los factores del entorno que favorecen realizar actividades de ocio diferentes y turismo
internacional. El entorno político es relevante en viajes internacionales; hay lugares exóticos cuya visita
está condicionada por la situación política de la zona. A pesar de que la paulatina apertura de fronteras
posibilita viajar a destinos antes prohibidos o limitados, hay países en situación inestable o en guerra. El
entorno económico depende de los ciclos económicos favorables o desfavorables que influyen en los viajes y
actividades que son generalmente de coste elevado. En el entorno sociocultural hay tendencias de la
población como la transformación de la familia tradicional, el creciente número de hogares unipersonales, el
aumento del nivel educativo, la valoración del tiempo libre y fragmentación de las vacaciones.
4.
UNA ESTRATEGIA DE DIFERENCIACIÓN PARA UN TURISMO ALTERNATIVO
Desde la perspectiva empresarial, este tipo de turismo puede enfocarse con la estrategia competitiva de
diferenciación. Una buena estrategia consiste en ofrecer actividades valiosas y diferentes para los clientes, que
se traduzcan en ventajas competitivas sostenibles y buenos resultados. Los planteamientos estratégicos se
aplican en turismo dada la intensidad competitiva y madurez de destinos maduros; a los que se incorporan
progresivamente países emergentes que añaden propuestas, en una internacionalización global, facilitados por
las mejoras en medios de comunicación y transporte; en definitiva a la rápida evolución del turismo.
Combinación o redes de conceptos en el nuevo marketing
Place branding
City marketing
Atractivo
del destino
Construcción de un producto
turístico sólido
Ventaja competitiva
empresarial
Creación de valor
en turismo
y viajes
Diferenciación
Segmentación,
ofertas personalizadas
Marketing creativo y bien dirigido
a los públicos objetivo –target-
El viaje como experiencia emocional,
experiencias personales,
los valores
Descanso, diversión
Sensualidad, disfrutar de los sentidos
Ir al encuentro del exotismo
Lo sublime, admirar algo de gran belleza
La diferenciación se concibe en el marco de las alternativas estratégicas para desarrollar propuestas
empresariales según sus ventajas competitivas. Las estrategias competitivas que M. Porter formuló a principios
de los 80 han tenido gran eco en el mundo económico empresarial. La elección de cada estrategia se hace en
función de las ventajas que posean las empresas y sus objetivos. Cuando una empresa tiene unos recursos y
saber hacer que proporcionan un valor especial apreciado en el mercado, puede adoptar una estrategia basada
en una oferta única o diferente, generalmente de mejor calidad con respecto a la de la competencia, es decir
-6-
estrategias de diferenciación. Por el contrario, si no se dispone de esas habilidades pero se es capaz de
dominar los costes, entonces el énfasis en precios reducidos será la estrategia idónea. Cuando se opta por una
especialización en una parte o nicho de mercado, entonces se aplica una estrategia de segmentación (gráfico 4).
Gráfico 4. ESTRATEGIAS COMPETITIVAS (M. PORTER)
Ventaja estratégica
Objetivo
estratégico
Todo el mercado
Un segmento de
mercado
Posicionamiento de calidad
Posicionamiento de
precios bajos
DIFERENCIACIÓN
COSTES BAJOS
ENFOQUE O SEGMENTACIÓN
Como ejemplo de apoyo institucional a la diferenciación en turismo se puede mencionar la marca Gîtes de
France en zonas rurales de Francia, que trata de generar notoriedad en el mercado turístico a través de una
denominación de prestigio (Bigné, Font y Andreu, 2000), o la designación de Pueblos Mágicos de México. Un
buen caso de desarrollo sostenible es Zermatt (Suiza), cuya localización al pie de la bella y emblemática
montaña de los Alpes –Matterhorn, (en lengua alemana) o Cervino (en italiano)-, es un gran activo que es
aprovechado poniéndolo en valor con equilibrio medio-ambiental. Se evita el paso a la localidad de vehículos a
motor privados; los automóviles deben dejarse en un gran aparcamiento unos kilómetros antes de llegar al
pueblo, al que después se accede en tren de cremallera; las labores de carga y descarga propias de la actividad
económica diaria se realizan con vehículos de motor eléctrico controlados por el municipio.
El turismo de aventura y naturaleza supone un cambio en la relación con el medio ambiente y las culturas locales
y ancestrales; implican un equilibrio y adaptación mayor a los mismos que un turismo masivo. Puesto que se
buscan experiencias inéditas, alejadas del medio urbano propio de las vidas más o menos rutinarias de Occidente,
el viajero o turista está dispuesto a renunciar a muchas comodidades, para así tener un contacto más directo con
las realidades locales que se visitan, en definitiva para tener vivencias de una mayor autenticidad (gráfico 5).
Gráfico 5. CAMBIO EN LA TIPOLOGÍA DE LOS TURISTAS Y SU INFLUENCIA EN LAS COMUNIDADES LOCALES
Impacto para un
desarrollo económico
Efecto en la autenticidad
de los destinos
Número de turistas
Adaptaciones a las
normas locales
EXPLORADOR
Muy limitado
Acepta completamente
ELITE
Escasamente vistos
Se adapta completamente
ALTERNATIVA
(OFF-BEAT)
No son frecuentes,
pero se ven
Se adapta bien
INUSUAL
Esporádicos
Se adapta algo
GRUPOS
INCIPIENTES
Flujo constante
Busca facilidades
occidentales
GRUPOS
ORGANIZADOS
Flujo continuo
Espera facilidades
occidentales
CHARTER
Llegadas masivas
Demanda facilidades
occidentales
Fuente: citado por Bigné, Font y Andreu (2000, 462).
-7-
Surgen controversias acerca de si la llegada a esas pequeñas comunidades de turismo masivo distorsiona su vida
tradicional. Se discute si es bueno pagar por rituales o ceremonias. No se puede negar el derecho de estos pueblos
a desarrollarse y a ganarse la vida. Sin embargo pueden darse también situaciones penosas, como el triste
espectáculo de las Mujeres Jirafa, que es la etnia kayan (Myanmar - Birmania) en la que las mujeres
acostumbraban a alargar artificialmente sus cuellos con aros; esto se ha convertido en atracción turística
(Tailandia), y esto contribuye a que se mantenga de hecho un maltrato físico y moral. El turista debería
cuestionarse éticamente si así se perpetúan esas prácticas, en aras de obtener unas exóticas fotografías más.
Bajo tipologías de viajes de aventura, ecoturismo, o turismo activo se pueden incluir cinco grandes
dimensiones o ejes de actividades, las cuales se pueden realizar de forma combinada o por separado (gráfico 6).
Gráfico 6. DIMENSIONES DEL TURISMO DE AVENTURA, ECOTURISMO Y TURISMO ACTIVO
Deportes
Práctica de deportes de cierto riesgo
y actividades en la naturaleza
Naturaleza
Observación o vivencias
en atractivos naturales
Etnografía
Conocimiento o vivencias con
culturas humanas ancestrales
o lejanas socio-culturalmente
ECOTURISMO
VIAJES DE AVENTURA
TURISMO ACTIVO
Fauna
Observación de animales libres
en sus medios naturales
Patrimonio
Visita o rutas por lugares de valor histórico-patrimonial
a través de medios de transporte no masivos
Dimensiones del turismo de aventura y ecoturismo
Práctica de deportes de cierto riesgo
Observación o vivencias en la naturaleza
Géiser en Islandia
Paisaje desértico
y actividades en la naturaleza
Aurora boreal
Montañismo, K-2 al fondo.
Foto agencia Ámbar
Expedición en tierras polares.
Foto agencia Ámbar
Hombre
de Papúa
Nueva
Guinea.
Foto agencia
Ámbar
Niña de
la etnia
Mursi
(Etiopía)
Niño de
la etnia
Karo
(Etiopía)
Conocimiento o vivencias con
culturas humanas ancestrales
o lejanas socio-culturalmente
Ceremonia funeraria Toraja,
Sulawesi (Indonesia)
Leopardo africano.
Deportes
Foto premiada en un concurso
Jirafa en
Botswana
Naturaleza
Etnografía
Fauna
Patrimonio
Chicas de la etnia Hamer (Etiopía)
Visita o rutas por lugares de
valor histórico-patrimonial
a través de medios de transporte
Templo
no masivos
de Bali
Observación de animales libres
en sus medios
naturales
Pirámide maya de Calakmul (México),
en un Parque Nacional donde hay jaguares
(Indonesia)
Gorilas de montaña en África.
Foto agencia Ámbar
Pagodas de Birmania y Tailandia
-8-
Observación de cetáceos
en el Mediterráneo.
Foto agencia Ámbar
Contribuyen al atractivo de estos viajes la naturaleza -montañas, glaciares, desiertos, selvas, ríos-; la fauna,
ya sea de animales terrestres o marinos cuya observación es especialmente rara por la dificultad de acceso a su
hábitat o porque se trate desgraciadamente de especies en peligro de extinción; el interés por visitar el
patrimonio histórico-artístico, monumentos o ciudades de especial belleza o antigüedad como las designadas
como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, pero accediendo a través de medios de transporte
alternativos1; la atracción por culturas ancestrales, humanos diferentes etnográficamente con respecto a los
patrones de culturas occidentales, etc. Todo ello son las bases sobre las que se asientan este tipo de viajes.
En lo que respecta a los deportes, son muchas las modalidades deportivas o actividades en la naturaleza, que se
desarrollan en diversos medios físicos y naturales, ya sean terrestres, acuáticos o aéreos (cuadro 2).
Cuadro 2. ACTIVIDADES DEPORTIVAS INVOLUCRADAS EN EL TURISMO ACTIVO
MEDIO TERRESTRE
MEDIO ACUÁTICO
MEDIO AÉREO
Ascensión en montaña de
Navegación con
Vuelo con una pequeña
Ala Delta
Vela
cierta verticalidad con
embarcaciones a vela
vela
Vuelo con un pequeño paracuerdas y anclajes
Parapente
Submarinismo Inmersión en agua con
bombonas de oxígeno
caídas desde una pendiente
Montañismo Ascensión de montañas con
(Trekking)
Navegación en piraguas, Paramotor
Vuelo con un parapente
cierto desnivel y dificultad Piragüismo
canoas o kayaks
impulsado por un motor
Senderismo Camino por montañas con
(Hiking)
en la espalda del piloto
Descenso de ríos en
dificultad moderada
Descenso de
lanchas neumáticas
Ciclismo de Ciclismo practicado en
Ultraligeros Vuelo con un pequeño
aguas bravas
(Rafting)
vehículo aéreo
(varias personas) o en
terrenos montañosos
montaña
Deslizamiento por laderas
impulsado a motor
piraguas (una persona)
Esquí
Descenso de arroyos y ríos Vuelo sin
Vuelo con un avión sin
nevadas mediante esquís Descenso de
de montaña con o sin
motor, generalmente
Snowboard Deslizamiento por nieve
motor
cañones
con tablas de una pieza (Barranquismo)
pequeña tabla-flotador
impulsado inicialmente
por otro a motor
Esquí de fondo Deslizamiento con esquís
Esquí acuático Deslizamiento con esquís
Vuelo mediante globos
de fondo y bastones
acuáticos y arrastre de
Globo
o nórdico
aerostáticos
embarcación a motor
Raquetas de Travesías por zonas nevadas
Deslizamiento en tablas a
caminando sobre raquetas Surf
Paracaidismo Acto de arrojarse desde un
nieve
Deslizamiento por nieve o
impulso de olas marinas
avión con un paracaídas
Trineos
Navegación en tablas con
Acto de arrojarse desde un
arrastrados por perros
Puenting
Windsurf
(Bungee/bungy
una pequeña vela
puente con sujeción de
Espeleología Explorar grutas o cuevas
impulsada por el viento jumping)
una cuerda
Paseos a caballo, generalRutas a
mente en medios naturales Flying surf
caballo
Deslizamiento en tablas a impulso de olas y un pequeño parapente
Observación de animales libres en su medio en safaris terrestres, en zonas marinas (ballenas, focas, pingüinos) o aves
Escalada
(Climbing)
Fuente: elaboración propia.
LA LLAMADA DE ÁFRICA
África evoca exploraciones míticas y viajes de aventura; atrae viajeros que van en busca de la gran fauna africana
en sabanas, selvas, montañas y ríos. Hoy, en que la mayoría de destinos masificados se convierten en parques
temáticos, y que la globalización permite acceder a conocer culturas lejanas, quizás solo ya en África es donde el
turista realmente se convierte en viajero. Ello se debe al aislamiento cultural y económico del continente; aquí
radica el drama de África, pero también su grandeza y posibilidades de salir de la pobreza extrema.
Allí encontraremos impactantes paisajes y la gran fauna de animales libres en sus medios naturales –leones,
elefantes jirafas, rinocerontes, gorilas, hipopótamos, cebras, leopardos, etc.-, en las sabanas del Serengueti y el Masai
Mara, Amboselli, Lago Nakuru, Tsavo; los volcanes del Kilimanjaro, el Ngorongoro o los Virunga; selvas del
Congo, tierras altas de Etiopía, las Montañas de la Luna o Ruwenzori; los desiertos del Namib o del Kalahari;
fenómenos de la naturaleza únicos en el mundo, como el Delta del Okavango o las Cataratas Victoria, denominadas
más poéticamente en la lengua local Mosi-oa-Tunya2. También tribus que llevan una vida ancestral, como los Masai y
los Hadzabi de Tanzania, los Pigmeos del Congo, los Himba de Namibia, el país Dogón en Malí o los Surma en
1
Para llegar a Machu Picchu (Perú) se puede ir en tren o caminando por las montañas andinas a través de la Ruta del Inca, que supone una experiencia más
auténtica, dura físicamente. Otro ejemplo es la visita a la pirámide maya de Calakmul (gráfico 6) en México, situada en la jungla de Yucatán, accesible solo
por pequeñas carreteras remotas.
-9-
Etiopía. Y toda la fauna africana pasando por delante de nosotros, ante nuestros ojos. La experiencia memorable del
rastreo de los últimos gorilas de montaña en las colinas de Virunga, en Congo o Ruanda; la migración de los ñus entre
Kenia y Tanzania; las grandes familias de elefantes en Botswana; leones cazando en Namibia; las caminatas por la
selva en Gabón tras el gorila de llanura y el elefante de selva; todas esas exploraciones mantendrán un recuerdo
imborrable en nuestra memoria. El descenso en aguas bravas –raftings- en los ríos Zambeze y Nilo nos evoca la
leyenda de la búsqueda de las fuentes del Nilo, que fue una de las epopeyas histórico-geográficas de las
exploraciones por África, con Richard Burton, John Speke, el matrimonio Baker, David Livingstone o Henry Morton
Stanley. Es el África mítica que todos esperamos encontrar, que atrae a pesar de sus modernos problemas humanos.
Glaciar en la cumbre
del Kilimanjaro
Norberto hacia la
cumbre
Kilimanjaro (Tanzania, vista desde el parque Amboselli, Kenia)
Arco Iris en las cataratas
Jirafas en el Parque Masai Mara (Kenia)
El organizador de las jornadas Norberto con una leona;
programa Lion Encounter, Zimbabwe
Cataratas Victoria, entre Zambia y Zimbabwe.
El nombre original local es Mosi-oa-Tunga (‘el humo que truena’),
un nombre más evocador que el de Livingstone
Rinocerontes y búfalos, flamencos y pelícanos
Parque del Lago Nakuru (Kenia)
Cebras en Masai Mara (Kenia)
Gorilas de montaña en Ruanda
Guepardo en Masai Mara (Kenia)
Elefante en el Parque Kruger (Suráfrica)
Masais en Masai Mara (Kenia)
Leones en Zimbabwe, programa Lion Encounter
2
El “humo que truena”; humo por la estela de agua que sobresale del enorme flujo de agua que cae; y que truena, por el estruendo del ruido.
- 10 -
La forma óptima de emprender estos viajes es a través de agencias especializadas que organizan grupos
pequeños. Aunque se improvisa con frecuencia, se requiere una exhaustiva programación y preparación:
documentación de zonas lejanas, solicitar visados o permisos especiales, vacunas, etc.
El enigmático continente negro, donde muchos viajeros caen en un mal denominado “la llamada de África”,
un sentimiento que desde la llegada de los primeros exploradores europeos hace un siglo, se refleja en cierta
nostalgia, a veces una arrebatadora ansiedad, que nos impulsa a regresar al continente tras haber viajado allá.
Una pasión capaz de reconducir vidas ya hechas, de arrastrar sin remedio hacia los espacios inmensos donde
todavía podemos ver la gran fauna africana, animales libres en una naturaleza remota; todo lo cual representa
el más grandioso espectáculo sobre la tierra, capaz de conmover el espíritu hasta perder el interés por conocer
cualquier otro rincón del planeta. África nos retrotrae a lo esencial, por ser el eslabón natural perdido tras siglos
de evolución humana, que si bien nos han aportado progreso y bienestar, también nos hace heredar culturas,
civilizaciones y religiones que probablemente nos hayan alejado de la naturaleza y sus valores vitales.
Nuestro idilio con el continente africano se remonta al verano de 1.993, en el que Javier, co-autor de este
artículo, se enroló un poco a ciegas, en una expedición a la región de los Grandes Lagos, un viaje iniciático
que le ha llevado durante años posteriores a recorrer con pasión los lugares míticos de la geografía africana,
a través de más de 30 países. Más tarde, se cruzaron los caminos de dos antiguos compañeros de colegio, en
la actualidad profesionales del sector financiero de León. Y una cosa llevó a otra, un primer viaje al siguiente,
los cafés matutinos donde las conversaciones sobre transacciones financieras se entremezclan con la nostalgia
de experiencias pasadas, y la emoción por nuestra siguiente aventura africana. También se incorporó
Norberto, profesor de universidad, quien había coincidido como estudiante en la antigua Escuela de
Empresariales con Javier, nuestro carismático viajero, y amigo desde estas expediciones. Posteriormente se
unieron a este peculiar grupo más personas de León, de Asturias, Madrid, Andalucía, País Vasco, pequeña
representación española de aficionados a estas intrépidas peripecias a enclaves legendarios del África.
En estos años han sido muchas las aventuras vividas, que serían suficientes cada una de ellas para toda una
narración y relato completo. Viene a nuestro recuerdo una loca etapa de 48 horas ininterrumpidas que
comenzó en la frontera de Ruanda con Tanzania, en la que miembros de la Cruz Roja nos recomendaron
vehementemente cruzar aquellos kilómetros de forma rápida y con escolta militar, ante el alto riesgo de
ataques de bandidos. La mala suerte hizo que nuestro camión todo-terreno se averiara justo en un poblado de
nombre incierto –Benaco-. A pesar de su fama de asaltos a vehículos, tuvimos que pernoctar una noche
memorable; y conducir al día siguiente por pistas infernales durante toda la jornada, reparando con urgencia
el vehículo con una mezcla de harina de mandioca y pegamento, siendo remolcados por un camión a 80
km./hora bajo una lluvia de piedras, para llegar al anochecer a tiempo para subir al último ferry que cruzaba
el Lago Victoria y arribar así a la ribereña ciudad de Mwanza, donde nos esperaban nuestros compañeros,
quienes estaban detenidos en la comisaría de policía tanzana por un surrealista malentendido. Recordando
esas peripecias, se nos ocurría con humor escribir una guía de “alojamientos sin encanto” del África profunda.
En otro viaje tuvimos la oportunidad de asistir a la ceremonia del Donga, una lucha fraticida que enfrenta a
los Surma, en Etiopía, cerca de la frontera con Sudán. Miembros de la tribu, armados con largos palos de
madera se golpean con fuerte destreza hasta el abandono de uno de los contendientes. Allí, rodeados de
fornidos individuos desnudos de casi 2 metros de altura, sumidos en un éxtasis de sangre, sudor y
adrenalina, y entre disparos de júbilo con sus rifles Kalashnikov, nos planteábamos: ¿qué hacemos nosotros
aquí? Sin respuesta clara a semejantes divagaciones, días después estábamos en un perdido paraje de las
- 11 -
tierras altas etíopes, enfangados en un enorme lodazal a 3.000 metros de altitud, con los vehículos atascados en
el barro, averiados y volcados, intentando acceder al aislado y remoto Parque Nacional del Omo.
La gran fauna salvaje africana nos ha puesto a veces en situaciones comprometidas, como ataques de
elefante, o una tremenda pelea nocturna entre leones y hienas, que ajustaban cuentas a pocos metros de
nuestras tiendas de campaña en Serengeti. De entre las noches transcurridas en la sabana africana, todavía
hoy estremece recordar cómo resonaba el impresionante rugido nocturno del león, que nos hacía removernos
inquietos en los sacos de dormir, acallando las risas del grupo que había comentado con humor las
emociones del día en torno al fuego de campamento. Y desgraciados percances como el ataque de una hiena
en un campamento en Botswana, que nos recuerda que no debemos menospreciar los peligros de la
naturaleza africana. Son las paradojas de este continente, su belleza abrumadora, pero también su lado
oscuro, sus riesgos, la pobreza endémica de sus gentes, la enfermedad. Como escribió Joseph Conrad, en El
Corazón de las Tinieblas: “en África no hay fronteras, ni siquiera entre la vida y la muerte”.
Un entrañable compañero de viaje, comenta que cuando alguien le pregunta por qué regresa cada año a África,
ya no se molesta en contestar. Quizás sea por la seducción de la aventura, por el deseo de exploración y de
libertad primigenia que el ser humano lleva en sus genes; quizás porque el mítico corazón de las tinieblas es
también una tierra de grandeza, llena de misterio, hoy como antaño; quizás sea por la amistad; quién sabe.
CONCLUSIONES
En conclusión, la evolución social hacia mayores niveles de desarrollo económico propicia que en turismo se
asiente la tendencia a demandar viajes, productos y servicios cada vez más específicos. Por ello es de esperar
que los viajes de aventura, ecoturismo o turismo activo supongan alternativas emergentes al turismo masivo.
Sin embargo una excesiva popularización que conlleve una masificación de este turismo puede distorsionar su
atractivo, por lo que es necesario aplicar criterios sostenibles para no perjudicar o destruir los destinos.
Los viajes de aventura, ecoturismo o turismo activo incluyen los deportes de cierto riesgo, observar o tener
vivencias en atractivos naturales como un bello paisaje o fenómenos naturales –un volcán, un glaciar en
montañas, el desierto, ver una aurora boreal, etc.-, observar animales libres en sus medios naturales, conocer
culturas humanas ancestrales o lejanas geográfica o socio-económicamente, visitar o hacer rutas por lugares
histórico-patrimoniales. Es importante que las empresas que desarrollan este turismo creen una imagen de
marca que se relacione con los valores que estos viajes representan, desarrollen sus ofertas con una filosofía de
excelencia empresarial y de equilibrio y respecto con el medio ambiente, la fauna y las culturas locales.
Este tipo de viajes y actividades suponen por una parte una búsqueda de nuevas experiencias, pero
probablemente también representan un cierto retorno a la naturaleza, con la cual el ser humano está perdiendo
contacto y distanciándose en los ámbitos urbanos. Los antecedentes históricos descritos nos muestran que la
curiosidad innata del ser humano por explorar y descubrir nuevos lugares, por experimentar y disfrutar
emociones y sensaciones, son alicientes para las personas con inquietudes vitales y sensibilidad.
Si bien en el mundo quedan cada vez menos territorios inexplorados, en África es posible todavía realizar el gran
viaje que se convierte en una experiencia vital única. Dice Javier Reverte en uno de sus libros, “deberíamos tener
un corazón de msungu3 y viajar sin tregua”. Viajar a África puede tener un componente de aventura, quizás de
riesgo, pero entraña también convertirse en esa especie peculiar de locos, los enamorados de África.
3
Msungu significa extranjero en el idioma swahili, que es la que se habla en buena parte de la costa Este de África.
- 12 -
BIBLIOGRAFÍA
ALTAÏR –revista de viajes-, que ha dedicado varios números a destinos de África:
Nº. 4. El Nilo; el gran río de África.
Nº. 11. Caminos de Tombuctú; Mali y Burkina Fasso.
Nº. 16. África Mítica; Kenia, Tanzania, Etiopía, Uganda, Ruanda.
Nº. 32. Namibia y Botswana; fauna y paisajes Del Sur de África.
Nº. 40. En el Sur Marruecos; la tierra del Pueblo Bereber.
Nº. 44. Tanzania; la esencia de África.
Nº. 47. Suráfrica; la tierra de la gran esperanza.
Nº. 51. Sahara; un mundo que cambia.
Nº. 79. Senegal; afán de futuro.
ÁLVARO, S. y ORTEGA, J. (1998), Tierra de Aventura, Temas de Hoy, Madrid.
ARMADA, A. (2002), Cuadernos Africanos, Quinteto, Grup 62, Barcelona.
BARLEY, (1989), El Antropólogo Inocente, Anagrama, Barcelona.
BIGNE, E. FONT, X. y ANDREU, L. (2000), Marketing de Destinos Turísticos. Análisis de Estrategias de Desarrollo, ESIC, Madrid.
GORDON, R. (1988), Africa; A Continent Revealed. New Holland Publishers, Londres.
KAPUŚCIŃSKI, R. (2000), Ébano. Anagrama, Barcelona.
KAPUŚCIŃSKI, R. (2003), Un día más con vida. Anagrama, Barcelona.
MACFARLANE, R. (2005), Las montañas de la mente, historia de una fascinación, Alba Editorial, Barcelona.
MARTÍNEZ DE PISÓN, E. y ÁLVARO, S. (2002), El sentimiento de la montaña, doscientos años de soledad, Desnivel edic. Madrid.
MORATÓ, C. (2003), Las Reinas de África; viajeras y exploradoras por el continente negro, 2ª edic. Plaza & Janes,
Barcelona.
MUÑIZ MARTÍNEZ, N. (2007), ‘Turismo de naturaleza o ecoturismo, turismo de aventura, y activo’, ÁBACO -revista de
cultura y ciencias sociales-, número 54: ‘Los otros turismos’, págs. 81-95.
NATIONAL GEOGRAPHIC –revista de la institución de exploración-, ha dedicado varios artículos a temas relacionados con África:
Diciembre 2002. Sahara; en camello a través del desierto.
Septiembre 2005. África, viaje al corazón de un continente.
Octubre 2005. El desierto africano del Danakil.
Febrero, 2006. Alarma en el Serengeti.
Mayo, 2006. Timbuctú, la nostalgia de un sueño.
Septiembre, 2006. Leones, escenas de caza.
Marzo, 2007. Los últimos elefantes de Chad. La Guerra del Marfil. Parque Nacional de Zakouma.
Junio, 2007. Zambia, paraíso de los hipopótamos.
Abril, 2008. Chimpancés de Fongoli, casi humanos.
Julio, 2008. ¿Quién mató a los gorilas de Virunga?
Septiembre, 2008. Elefantes africanos.
Enero, 2010. Los Hadza.
Febrero, 2010. Chimpancés.
Octubre, 2010. Jane Goodall.
Junio, 2011. Leopardos; imágenes nunca vistas del felino más amenazado de África.
Noviembre, 2011. África; el gran Rift Valley.
Abril, 2012. Máscaras africanas.
Noviembre, 2012. Salvar al guepardo.
POON, A. (1993), Tourism. Technology and competitive strategies. CAB International, Wallingford.
PORTER, M. E. (1980), Competitive Strategy, The Free Press, Nueva York.
REVERTE, J. (1997), El Sueño de África, en busca de los mitos blancos del continente negro. Ed. Anaya & Mario Muchnik, Madrid.
RICE, E. (1992), El Capitán Richard Burton, Editorial Siruela, Madrid.
RIEFENSTAHL, L. (2010), Africa. edit. Taschen, Colonia, Alemania.
SMITH, V. (1990), Hosts & Guests, anthropology of tourism, University of Pensylvannia Press.
TASCHEN, A. (2004), Safari Style. Ed. Taschen, Colonia, Alemania.
TERRAY, L. (1982), Los conquistadores de lo inútil. R.M. Barcelona.
THOMAS, H. (1998), La Trata de Esclavos; historia del tráfico de seres humanos de 1440 a 1870, Planeta, Barcelona.
VILLAYANDRE BAYÓN, J. y CASTRO LÓPEZ, B. (2009), “La llamada de África”, revista Economía y Empresa, editada por el
Colegio de Economistas de León. nº. 18 –mayo-.
- 13 -

Documentos relacionados