diccionario panhispánico de dudas

Comentarios

Transcripción

diccionario panhispánico de dudas
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
(título provisional)
Real Academia Española
5.o texto consensuado por la Comisión Interacadémica
5 - 10 de julio de 2004
Santiago de Chile
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
2
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
3
INTRODUCCIÓN
Contenido de esta quinta entrega.
La quinta entrega de materiales del Diccionario panhispánico de dudas consta de 2011
artículos y se centra, básicamente, en los siguientes tipos de problemas:

Verbos irregulares, con asignación de su modelo de conjugación, advertencias
sobre la correcta formación y escritura de algunas de sus formas y comentarios
sobre su construcción y régimen. Como ya se hizo en la entrega anterior (que
incluía los verbos regulares con problemas de acentuación), en el lema de los
verbos aparece sistemáticamente la terminación -(se) cuando en alguna de sus
acepciones generales el verbo en cuestión se emplea siempre o normalmente en
forma pronominal, sea ello debido al uso frecuente con complemento directo
reflexivo, al uso frecuente con dativo de interés, a la llamada voz media o al uso
pronominal propiamente dicho. El complemento directo de los verbos se encierra
siempre entre corchetes.

Palabras que plantean problemas de género.

Parónimos que se confunden en el uso.

Dudas relacionadas con el uso del artículo.

Distinción y uso de las oraciones impersonales y de pasiva refleja.
Se incluyen, además, los artículos temáticos relativos al GÉNERO, los PRONOMBRES
PERSONALES ÁTONOS y las distintas clases de NUMERALES (CARDINALES, ORDINALES,
FRACCIONARIOS y MULTIPLICATIVOS).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
4
Signos utilizados


‘’
[]
[...]
@
Precede a las formas consideradas incorrectas y a los ejemplos que ilustran usos
no aceptados en la norma culta.
Significa ‘véase’ y se utiliza en las remisiones.
Enmarca las definiciones.
Encierra la pronunciación; en las definiciones, encierra, cuando se estima
conveniente, algunos elementos del contorno como, por ejemplo, el complemento
directo de los verbos o el sustantivo al que se aplica normalmente un adjetivo; en
las citas, encierra la mención del país de origen del autor y el año de composición
de la obra, así como las correcciones o interpolaciones realizadas sobre el texto
original.
Indica, en medio de una cita, que se ha suprimido un fragmento de texto original.
Se pospone al nombre abreviado de una publicación periódica para indicar que la
cita se ha extraído de la edición electrónica en Internet.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
DICCIONARIO
5
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
6
abalanzar(se). ‘Lanzar(se) con ímpetu hacia delante’. Es raro su uso como transitivo:
«Stalin había cursado órdenes muy severas para tener listo el ejército soviético, con objeto
de abalanzarlo sobre Alemania» (Val Hendaya [Esp. 1981]). Lo normal es usarlo como
intransitivo pronominal, con un complemento precedido de sobre o, menos frecuentemente,
contra: Se abalanzó SOBRE/CONTRA mí. También puede llevar un complemento de dirección
precedido de hacia: Se abalanzó HACIA la puerta. No es correcta la grafía avalanzar(se),
error debido probablemente al cruce con avalancha.
abastecer(se). 1. ‘Proveer(se) de algo necesario’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Además del complemento directo, suele llevar un complemento encabezado por de o,
menos frecuentemente, con: «Abastecen DE verduras a los arrendatarios» (Serrano Vida
[Chile 1995]); «Han continuado abasteciendo CON armamento a los mercenarios» (Ortega
Paz [Nic. 1988]).
abceso.  absceso.

abducción, abdución.  abducir, 2.
abducir. 1. Dicho de un extraterrestre, ‘secuestrar [a alguien]’: «Ha sido abducido por una
nave extraterrestre» (Mundo [Esp.] 9.3.97); y ‘alejar [un miembro u otro órgano] del plano
imaginario que divide el cuerpo en dos partes simétricas’: «No es capaz de rotar y abducir
la cadera con facilidad» (Barrera/Kerdel Adolescente [Ven. 1976]). Es irregular y se
conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18). No debe confundirse con aducir (‘alegar’;
 aducir).
2. El sustantivo correspondiente es abducción (‘movimiento de alejamiento de un miembro
u otro órgano del plano que divide el cuerpo en dos partes simétricas’ y ‘secuestro por seres
extraterrestres’): «La artrosis de cadera en la mujer disminuye la amplitud de la abducción
de los muslos» (Cibeira Bioética [Arg. 1997]); «Se trata de un caso de abducción
extraterrestre» (LpzNavarro Clásicos [Chile 1996]). Es incorrecta la grafía abdución. No
debe confundirse con aducción (‘movimiento de acercamiento al plano de simetría del
cuerpo’;  aducir, 2).
3. El adjetivo correspondiente, usado frecuentemente como sustantivo, es abductor (‘que
abduce’ y ‘[músculo] que realiza los movimientos de abducción’): «El rumano sufre rotura
del abductor de la pierna derecha» (Vanguardia [Esp.] 31.8.94). No debe confundirse con
aductor (‘que aduce’;  aducir, 3).
abductor -ra.  abducir, 3.
abertura. 1. Aunque comparte etimología con apertura, ambos términos no son
intercambiables en todos los contextos y han especializado sus usos:
a) Abertura se emplea casi siempre con el sentido de ‘hendidura o espacio que rompe la
continuidad de una superficie, permitiendo una salida al exterior o comunicando dos
espacios’: «Bastaba con vaciar los cocos haciéndoles una abertura de no más de una
pulgada» (Sepúlveda Viejo [Chile 1989]); «Apenas había una diminuta abertura para
ventilación» (Belli Mujer [Nic. 1992]). También es el término empleado en fonología para
designar la amplitud que los órganos articulatorios dejan al paso del aire cuando se emite un
sonido: «La tendencia a no cumplir bien la extraordinaria abertura de mandíbulas que
exige nuestra rr» (Alonso Estudios [Esp. 1953]). Es menos frecuente su empleo para
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
7
designar la acción o el efecto de abrir(se): «La prudencia como lúcida abertura a lo nuevo»
(Laín Ética [Esp. 1958]); «Un movimiento básico del esquí fundado en la mayor o menor
abertura de las tablas» (Faus Montaña [Esp. 1963]).
b) Apertura se usa normalmente para designar la acción de abrir(se) algo que está cerrado:
«Esperaron a que funcionara el sistema de apertura retardada de la caja fuerte» (País
[Esp.] 2.6.85); o la acción de dar principio o comienzo a un acto público, una temporada de
estudios o espectáculos, una partida, un expediente administrativo, etc.: «Apenas asistía a
los actos de apertura de curso» (Laín Descargo [Esp. 1976]); «La apertura de un
expediente era inevitable» (Rojo Matar [Esp. 2002]). También significa ‘actitud transigente
o favorable ante las innovaciones’: «Creía llegado el momento de la apertura política» (Hoy
[Chile] 18-24.8.86).
c) Para designar el diámetro útil de la lente de un instrumento óptico, que en las máquinas
fotográficas puede regularse con el diafragma, se usan ambos términos, con predominio de
abertura: «Son telescopios de considerable potencia, gran abertura y tamaño muy
reducido» (Oliver Astrónomo [Esp. 1992]); «Aun un telescopio de gran apertura, no
resolverá la imagen de Neptuno en forma de disco» (Scolarici Astronomía [Arg. 1978]).
2. No hay que confundir abertura y apertura con obertura (‘pieza con que se abre una obra
musical’;  obertura).
ablación. En medicina, ‘extirpación de un órgano’: «Hay pueblos donde aún se practica la
ablación del clítoris» (Ameztoy Escuela [Esp. 2001]); y, en geología, ‘pérdida o desgaste de
materiales por algún agente’: «Los depósitos laminados se encuentran sometidos a la
ablación y erosión eólicas» (Sérsic Exploración [Arg. 1976]). No debe confundirse con
ablución (‘lavatorio’;  ablución) ni con oblación (‘ofrenda’;  oblación).
ablución. ‘Acción de lavar(se), especialmente con fines purificatorios’: «Innumerables
hindúes acuden a Galta para hacer sus abluciones en las fuentes sagradas» (Calle Viaje
[Esp. 2001]). No debe confundirse con ablación (‘extirpación’;  ablación) ni con oblación
(‘ofrenda’;  oblación).
a bocajarro. Referido a la acción de disparar, ‘desde muy cerca’: «Les disparó a bocajarro
tras apedrearlos» (Razón [Esp.] 20.11.01); y, con verbos como preguntar o decir, ‘de
improviso o por sorpresa’: «Pensé en preguntarle a bocajarro si sospechaba del Capitán»
(Montero Capitán [Cuba 2002]). No es correcta la grafía en tres palabras a boca jarro. La
expresión originaria a boca de jarro sigue vigente y es frecuente en el español de algunos
países de América: «¿Se acuerda usted de Trujillo? le pregunta Urania, a boca de
jarro» (VLlosa Fiesta [Perú 2000]).
abocar(se). 1. Como transitivo, ‘conducir [a alguien] a un determinado lugar o situación’:
«Recordar aquella frase la abocó a un estado de nostalgia» (GaSánchez Historia [Esp.
1991]). En Colombia se usa también, como transitivo, con el sentido de ‘acometer [algo]’:
«Se necesita un gerente del Acueducto que [...] aboque de inmediato un plan de
emergencia» (Tiempo [Col.] 19.5.97).
2. Como intransitivo, ‘desembocar o ir a parar’; con este sentido el complemento va
normalmente precedido de a, aunque, por contagio del verbo sinónimo desembocar, en
España se usa a veces, en su lugar, la preposición en: «Callejeó solo, sin rumbo, hasta
abocar A la Avenida de la Constitución» (Delibes Madera [Esp. 1987]; «Las hambrunas del
invierno y la fuerza de los grupos calvinistas abocan EN la furia iconoclasta que en 1566
arrasa las iglesias [...] de Gante» (GaCortázar/GlzVesga España [Esp. 1994]). En lenguaje
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
8
marinero, ‘comenzar a entrar en un canal, estrecho o puerto’; en este caso, el complemento
va precedido normalmente de la preposición en: «Un pailebote maonés, con rumbo a Rusia,
abocó EN el puerto» (Faner Flor [Esp. 1986]).
3. Como pronominal (abocarse), se usa mucho, especialmente en América, con el sentido de
‘dedicarse de lleno [a una actividad]’: «Violeta se abocó a la búsqueda de una casa»
(Serrano Vida [Chile 1995]). También significa ‘encaminarse o dirigirse de modo inexorable
a una situación, generalmente negativa’: «Cualquier campaña de gran envergadura [...] que
no quisiese abocarse a la catástrofe tenía que saber medir muy bien sus tiempos»
(SchzFerlosio Años [Esp. 1993]). Es muy frecuente su uso en participio, con los verbos
estar, quedar o verse, con el sentido de ‘destinado u obligado a algo’: «Estábamos abocados
al fracaso» (Portal Pago [Esp. 1983]); «Pronto se vio abocado a aislarse y a someterse al
suplicio para calmar la ardiente fiebre de su ser» (Serrano Dios [Col. 2000]). También
significa ‘inclinarse o echarse sobre algo’, uso probablemente debido al influjo del catalán:
«Abocados A la borda seguían los cuatro los reflejos que ahora, aún con mar gruesa, se
iban definiendo» (Regás Azul [Esp. 1994]). Con la preposición con significa ‘reunirse con
alguien para tratar un asunto’: «Tratando de ahondar al respecto, La Prensa se abocó CON
psicólogas para conocer sus puntos de vista» (Prensa [Nic.] 24.11.00).
4. No debe confundirse con avocar  avocar).
abogado -da. ‘Licenciado en Derecho’. El femenino es abogada ( GÉNERO2, 3a): «Ellas
son brillantes abogadas» (País [Esp.] 30.5.97). No debe emplearse el masculino para
referirse a una mujer: la abogado.
abolir. ‘Derogar [una ley, precepto o costumbre]’. Aunque tradicionalmente se ha
considerado verbo defectivo, ya que normalmente solo se usaban las formas cuya desinencia
empieza por i, hoy se documentan, y se consideran válidas, el resto de las formas de la
conjugación: «Este ―Parliamentum‖ legisla, modifica y abole las leyes monásticas»
(JmnzLozano País [Esp.] 17.5.80); «Los nuevos poderes abolen la soledad por decreto»
(Paz Laberinto [Méx. 1950-59]). Como se ve en los ejemplos, es verbo regular: abolo,
aboles, etc., y no abuelo, abueles, etc.
a bordo.  bordo, 1.
aborrecer. 1. ‘Tener, o pasar a tener, aversión [a una persona o cosa]’. Verbo irregular: se
conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Es transitivo: «Yo no fumo, más bien aborrezco el tabaco» (Tibón Aventuras [Méx.
1986]). Por influjo del verbo sinónimo abominar, se emplea a veces indebidamente como
intransitivo, seguido de un complemento con de: «Los manieristas que aborrecen DE la
naturaleza para seguir ―la idea fantástica‖» (Colorado Pintura [Esp. 1991]).
abrasar(se). ‘Quemar(se)’: «El café me abrasa el paladar» (Azúa Diario [Esp. 1987]);
«Soñó que papá se abrasaba dentro de las llamas» (Solares Mártires [Méx. 1997]). En
zonas de seseo, no debe confundirse con abrazar(se) (‘rodear con los brazos’; 
abrazar(se)).
abrazar(se). 1. Como transitivo, ‘ceñir [algo o a alguien] con los brazos’ y, en sentido
figurado, ‘adoptar o seguir [una doctrina, opinión o conducta]’: «Ella lo abrazó por detrás»
(Belli Mujer [Nic. 1992]); «Piensa seriamente en abrazar la vida monástica» (Abc [Esp.]
16.1.87). También se usa como intransitivo pronominal y un complemento precedido de a o,
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
9
más raramente, de: «Se abrazó con fuerza A su cuerpo» (Delgado Balada [Ur. 1991]); «Vos
te abrazás DE esa mujer» (Chavarría Rojo [Ur. 2002]). Si el complemento es de persona, a
veces se usa también con: «Los primeros ministros de la Europa civilizada se abrazaban
CON Castro» (Valladares Esperanza [Cuba 1985]).
2. En zonas de seseo, no debe confundirse con abrasar(se) (‘quemar(se)’;  abrasar(se)).
abrir(se). 1. ‘Hacer que [algo] deje de estar cerrado’ y, como pronominal, ‘dejar de estar
cerrado’. Su participio es irregular: abierto.
2. Cuando el complemento directo es un sustantivo que designa cualquier elemento que da
acceso al interior de un espacio (puerta, portal, verja, etc.), se usa a menudo como absoluto,
es decir, el complemento directo no se expresa, quedando implícito o sobrentendido. En esos
casos, el complemento de persona, si lo hay, sigue siendo complemento indirecto; así pues,
una oración como Abre [la puerta] a esa chica, debe transformarse en Ábrele [a esa chica], y
no en Ábrela [a esa chica] ( LAÍSMO).
abrogar. ‘Derogar o abolir [una ley]’: «El 27 de febrero del mismo año, la Asamblea
abrogaba la mencionada ley» (Gordon Crisis [Méx. 1989]). Sobre su pronunciación,  r,
2b. Este verbo nunca se construye como pronominal (abrogarse), como se hace a veces por
confusión con arrogarse (‘atribuirse una facultad, un derecho, un mérito, etc.’; 
arrogarse).
absceso. ‘Acumulación de pus en los tejidos’: «Tenía un absceso duro, doloroso y morado
en la yema del pulgar izquierdo» (Lasprilla Reflexiones [Col. 1991]). Se pronuncia [abséso,
abszéso]. Es incorrecta la grafía abceso. No debe confundirse con acceso (‘entrada o paso’;
 acceso).
ábside. ‘Parte de una iglesia, generalmente semicircular, que sobresale en la fachada
posterior’. Aunque su étimo latino es femenino, en español se ha usado siempre en
masculino: «Desmontaron el ábside románico de San Martín» (Vanguardia [Esp.] 16.5.95).
absolver. 1. Verbo irregular: se conjuga como mover  APÉNDICE 1, n.º 41). Su participio
es también irregular: absuelto.
2. Cuando significa ‘declarar [a alguien] libre de culpa’, se construye a menudo con un
complemento encabezado por de, que expresa la culpa: «La conciencia mundial no lo
absolvió DE la comisión de esos delitos» (Prensa [Arg.] 4.5.92]).
3. En países como Colombia, el Ecuador, el Perú y Bolivia significa también ‘resolver [una
duda]’, uso desconocido hoy en el resto del ámbito hispánico: «Los aficionados al fútbol han
podido absolver sus dudas» (Tiempo [Col.] 13.9.96).
4. No debe confundirse con absorber (‘atraer y retener en el interior’;  absorber).
absorber. ‘Atraer y retener en el interior [algo del exterior]’, ‘consumir enteramente [algo,
normalmente recursos o tiempo]’ y ‘acaparar [el interés o la atención de alguien]’: «Parte
del agua precipitada es absorbida por la tierra y parte vuelve al mar» (Vattuone Biología
[Arg. 1992]); «Los gastos de guerra absorbieron casi todos los recursos gubernamentales»
(Peña Visión [Méx. 1994]); «El trabajo y la universidad la absorbieron de tal manera que
Sofía pocas veces tenía oportunidad de ver a su hija» (Bain Dolor [Col. 1983]). Es
incorrecta la grafía absorver, debida al cruce con absolver (‘declarar inocente’; 
absolver). Tampoco debe confundirse con adsorber (‘retener en la superficie’;  adsorber).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
10
abstenerse. 1. ‘Privarse de algo’ y ‘no participar en algo a lo que se tiene derecho’. Verbo
irregular: se conjuga como tener  APÉNDICE 1, n.º 57). El imperativo singular es abstente
(tú) y abstenete (vos), y no abstiénete.
2. Se construye normalmente con un complemento encabezado por la preposición de: «Tiene
que abstenerse DE hacer política» (Britton Siglo [Pan. 1995]).
abstraer(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como traer  APÉNDICE 1, n.º 58). Puesto que
la noción esencial de este verbo es ‘separar o apartar’, se construye normalmente, en casi
todas sus acepciones, con un complemento precedido de la preposición de.
2. Es transitivo cuando significa ‘separar mentalmente [una cosa] de otra, para considerarla
aisladamente o en su esencia’: «Expuso una teología que está lejos de abstraer los textos
sagrados DE la realidad histórica» (Clarín [Arg.] 8.2.79); y ‘hacer que [alguien] se aísle
mentalmente de algo’: «La primera obligación de una novela [...] no es instruir sino
hechizar al lector: [...] abstraerlo DEL mundo real y sumirlo en la ilusión» (VLlosa Verdad
[Perú 2002]).
3. Es intransitivo, hoy exclusivamente pronominal, cuando significa ‘prescindir o hacer caso
omiso de algo’: «El Gobierno debe abstraerse DE presiones partidistas y buscar a fondo la
defensa de los intereses de la patria» (Vanguardia [Esp.] 22.3.94); y ‘apartar la atención del
entorno, para concentrarla en el propio pensamiento o en otra cosa’; en este caso, se
construye a menudo sin el complemento con de: «Prefiero abstraerme y pensar en mis
cosas» (Abc Cult. [Esp.] 22.11.91), y puede llevar un complemento precedido de la
preposición en: «Alfredo alza sus ojos y se abstrae EN el recuerdo» (BVallejo Música [Esp.
1989]).
4. Es incorrecto su uso con la preposición a, error debido al cruce con sustraer(se)
(‘apartar(se) de algo’;  sustraer(se)): «Resulta imposible abstraerse al encanto [...] con
que la gran escritora aborda el tema» (Caras [Chile] 13.10.97).
abuelo -la. Respecto de una persona, ‘padre de su padre o de su madre’. No es propio del
habla culta pronunciar la /b/ como una /g/  b, 3): agüelo.
acaecer. ‘Suceder’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
1, n.º 18).
Con este sentido, único vivo en el español actual, es un verbo terciopersonal, es decir, se usa
solo en las terceras personas del singular y del plural, y en las formas no personales
(infinitivo, gerundio y participio).
APÉNDICE
accequible.  asequible, 2.

accesible. Adjetivo que se aplica a la persona o cosa a la que se puede acceder o llegar sin
dificultad: «Quería recurrir a Catalina, con la esperanza de que resultara más accesible
que su hermano» (Rovinski Herencia [C. Rica] 1993]); «Todos los niños podíamos tocar su
tronco, arrebatarle las frutas accesibles» (Balza Mujer [Ven. 1986]). Referido a persona,
significa también ‘que es de trato fácil o afable’: «Es un hombre normal, accesible, con el
que una puede sentirse a gusto» (Serrano Vida [Chile 1995]); referido a una idea o un
escrito, ‘comprensible o inteligible’: «Estaba escrito a mano con una letra enmarañada,
pero accesible» (Aguilar Error [Méx. 1995]). No es sinónimo de asequible, aunque ambas
sean voces semánticamente próximas y se confundan frecuentemente en el uso. Mientras
que accesible pertenece a la familia léxica derivada del verbo latino accedere (‘llegar,
acceder’), asequible procede de un derivado del verbo latino assequi (‘conseguir, adquirir’);
de ahí que para referirse a objetos que, por su precio moderado, pueden ser adquiridos sin
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
11
dificultad, o con el sentido de ‘[precio] moderado’, se use con preferencia asequible, y no
accesible ( asequible).
acceso. ‘Acción de acceder o llegar’: «Su acceso al alto sitial provocó hace siete años un
movimiento de generalizada repulsa en el mundo democrático» (Prensa [Arg.] 4.5.92);
‘entrada o paso’: «La finca del Parlamento tiene más de un acceso» (Voz [Esp.] 23.11.91); y
‘ataque o acometida repentina’: «Yo tuve entonces un acceso de cólera inenarrable»
(Jodorowsky Danza [Chile 2001]). Se pronuncia [akséso, akzéso]. No debe confundirse con
absceso (‘acumulación de pus’;  absceso).
acechanza. 1. ‘Acción de acechar, esto es, observar o esperar cautelosamente con algún
propósito’: «Sometida a la vigilancia del padre y a la acechanza viciosa de las monjas,
apenas si lograba completar medio folio del cuaderno escolar encerrada en los baños»
(GaMárquez Amor [Col. 1985]). Aunque emparentado etimológicamente con asechanza
(‘engaño o trampa’;  asechanza, 1), ambos términos fueron especializando sus usos y hoy
no deben confundirse. Si bien en zonas de seseo estas dos palabras se pronuncian de la
misma manera, deben distinguirse adecuadamente en la escritura.
2. Tampoco debe confundirse hoy el verbo acechar (‘observar o esperar cautelosamente con
algún propósito’) con asechar (‘urdir asechanzas o engaños’), aunque ambos tienen su
origen en el mismo verbo latino. El verbo asechar casi no se emplea en la actualidad; la
mayoría de los usos documentados hoy de formas escritas de este verbo son, en realidad,
casos de traslado a la escritura de la pronunciación seseante de acechar: «Los habían
descubierto cuando ellos asechaban supuestamente ocultos tras el médano» (Rubín
Rezagados [Méx. 1991]).
aceite. ‘Líquido graso’. Es voz masculina: el aceite. Debe evitarse en el habla culta su uso
con artículo femenino: la aceite.
acerbo -ba. ‘Áspero o agrio’: «Sus ropas despedían un olor acerbo» (Mendoza Ciudad
[Esp. 1986]); «Se desahogaron con críticas acerbas contra la dirección actual del partido»
(Rumbo [R. Dom.] 1.9.97). No debe confundirse la forma masculina de este adjetivo con el
sustantivo acervo (‘conjunto de bienes’;  acervo).
acertar. 1. ‘Adivinar o resolver correctamente [algo]’, ‘alcanzar algo o a alguien con un
disparo o un golpe’, ‘tener acierto o tino en algo’ y ‘encontrar lo que se busca’. Verbo
irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 16).
2. Cuando significa ‘alcanzar algo o a alguien con un disparo o un golpe’, lo normal es
usarlo como intransitivo, con un complemento precedido de a, que expresa la persona o cosa
alcanzada, y que a menudo va representado, concurrentemente o no, por el pronombre de
dativo le(s): «Ramón Barrera, en un intento de acertar A una pieza, alcanzó en una pierna a
su compañero de cacería» (Mundo [Esp.] 17.10.94); «Le había enseñado unas palabras
mágicas para acertarLE A un pájaro con una piedra» (GaMárquez Amor [Col. 1985]). A
menudo lleva un segundo complemento, encabezado por en, que expresa la parte concreta
alcanzada: «Holliday le acertó a Billy EN el pecho» (Cela Cristo [Esp. 1988]). Si el
complemento de acertar son los sustantivos genéricos blanco o diana, se usa la preposición
en: «Aunque dispare no es capaz de acertar EN el blanco» (GaBadell Funeral [Esp. 1975]).
Con este mismo significado, acertar se usa también, aunque más raramente, como
transitivo: «No pudo impedir que la alcachofa [...] le acertara el ojo derecho» (Marsé
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
12
Muchacha [Esp. 1978]); «Una vez acerté un colorado de doce puntas en la cabeza» (Guido
Invitación [Arg. 1979]).
3. Cuando significa ‘tener acierto o tino en algo’, es intransitivo y se construye con un
complemento precedido de la preposición en: «El Barcelona acertó EN tres de sus cuatro
primeros lanzamientos» (Vanguardia [Esp.] 16.10.95); «El presidente Samper ha acertado
EN encontrar a un hombre que ofrece todas las garantías» (Tiempo [Col.] 13.9.96). En
algún caso es también válido, con este sentido, el uso transitivo: «Clifford Robinson acertó
dos tiros libres» (Siglo [Pan.] 7.11.00).
4. acertar a + infinitivo. ‘Conseguir hacer algo’ y ‘suceder por casualidad la acción
denotada por el infinitivo’: «Está borracho y no acierta A hilar las palabras» (GaMay
Operación [Esp. 1991]); «Estaba ella esperando el autobús, cuando acertó A pasar por ahí
un loco» (Nacional [Ven.] 18.4.97). No se debe suprimir la preposición: «En eso acertó
llegar el negrito Memín» (Siglo [Pan.] 29.5.01).
acervo. ‘Conjunto de bienes, especialmente de carácter cultural, que pertenecen a una
colectividad’: «Como esta voz hay muchas que día a día se suman al acervo del idioma
español» (Moscoso Hablemos [Ecuad. 1972]). No debe confundirse este sustantivo con la
forma masculina del adjetivo acerbo (‘áspero’;  acerbo).
ácimo. Referido a pan, ‘que no tiene levadura’: «El Guapo nos sirvió el menú turístico de
siempre: huevos duros, pan ácimo, té negro» (Leguineche Camino [Esp. 1995]). Es
igualmente válida la variante ázimo, más cercana a la etimología: «Sigal enseña a hacer
unas crepas de pan ázimo» (Nuevo Herald [EE. UU.] 17.4.97).
acmé. ‘Momento de máxima intensidad de una enfermedad’ y, en general, ‘punto culminante
de un proceso’. En el español actual se usa preferentemente en masculino, forma que se ha
impuesto sobre el género femenino etimológico: «La psicoterapia está contraindicada en el
acmé de la psicosis» (Castilla Psiquiatría 2 [Esp. 1980]). Es voz aguda, por lo que no son
correctas ni la grafía ni la pronunciación llanas acme [ákme].
acomedirse. 1. ‘Ofrecer ayuda o prestarse a hacer un servicio’. Verbo irregular: se conjuga
como pedir  APÉNDICE 1, n.º 45).
2. Se utiliza en el habla coloquial de casi todos los países americanos y va normalmente
seguido de un complemento precedido de la preposición a, que expresa el servicio que se
presta: «Se acomidieron A limpiar la iglesia y los santos» (Vega Marcelina [Méx. 1993]).
Existe también la variante comedirse ( comedirse).
acompañanta.  acompañante.
acompañante. Como adjetivo (‘que acompaña’), tiene una sola terminación, válida para
ambos géneros: profesor/orquesta acompañante. Consecuentemente, como sustantivo,
referido a persona, es común en cuanto al género (el/la acompañante;  GÉNERO, 1a y 3c):
«Morales bailoteaba en un rincón oscuro del salón con la acompañante que se había
llevado al barco» (Andrade Dios [Arg. 1993]). No es normal el femenino acompañanta,
salvo para referirse, coloquialmente, a la mujer que acompaña a otra como señora de
compañía: «Las señoras [...] no parecían sus iguales, sino las acompañantas y servidumbre
de una princesa» (Valera Genio [Esp. 1897]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
13
acontecer. ‘Suceder’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
Es un verbo terciopersonal, es decir, se usa solo en las terceras personas del singular y del
plural, y en las formas no personales (infinitivo, gerundio y participio).
acoquinar(se). ‘Acobardar(se)’: «La violencia policial que arrasaba pueblos enteros en el
interior del país para acoquinar a la oposición» (GaMárquez Vivir [Col. 2002]). No debe
confundirse con apoquinar (‘pagar’;  apoquinar).
acordar(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
2. En sus usos más comunes, es transitivo (acordar [algo]) en las acepciones siguientes:
a) ‘Decidir o determinar [algo]’: «Acordaron los turnos de guardia» (Sepúlveda Viejo
[Chile 1989]); «La juez acordó proseguir la averiguación» (Nacional [Ven.] 17.9.96). Con
este sentido, no es normal hoy, y debe evitarse, su empleo como intransitivo con
complemento preposicional: «Acordaron en firmar la renovación del convenio» (Tiempos
[Bol.] 5.4.97); mejor: Acordaron firmar...
b) En el español de América se mantiene vivo el uso transitivo de acordar con el sentido de
‘conceder u otorgar’: «Atraídos por los muchos favores y privilegios que los príncipes
reinantes le acordaban a la clase comercial» (Fuentes Espejo [Méx. 1992]). Este uso era
normal en el español clásico, pero ha desaparecido del español peninsular actual.
3. Cuando significa ‘tener presente algo en la memoria’, en la lengua general culta funciona
como intransitivo pronominal y va seguido de un complemento con de (acordarse de algo):
«¿Te acordás DE que lo hablamos unas cuantas veces?» (Benedetti Primavera [Ur. 1982]);
«¿Os acordáis DE cuando a Miguel se le rompió el micrófono?» (Montero Amo [Esp.
1988]). Aunque ya desde antiguo es frecuente omitir la preposición de cuando el
complemento es una oración subordinada, especialmente en la lengua oral y coloquial (Me
acordé que..., ¿Te acordás cuando...?), se recomienda mantenerla en la lengua escrita. Los
verbos acordar y recordar comparten este significado, pero en la lengua general culta se
construyen de modo diferente: acordar, como se acaba de explicar, es intransitivo
pronominal (acordarse de algo), mientras que recordar ( recordar, 2a) es transitivo
(recordar [algo]).
4. En el habla de algunas zonas de América y de España pervive un uso antiguo de acordar,
como intransitivo no pronominal, con el sentido de ‘caer en la cuenta o darse cuenta’: «Sin
darme cuenta, empecé a procurar que nuestros horarios coincidieran. Y cuando acordé me
había convertido en tu desconocido protector» (Aguilera Pelota [Ecuad. 1988]); «Tan
absorto iba pensando en sus cosas que se fue quedando rezagado, y cuando quiso acordar
era noche cerrada» (MñzMolina Jinete [Esp. 1991] 252).
5. hacer acordar. En algunos países de América se usa a veces acordar con el sentido de
‘recordar’ en construcciones causativas con el verbo hacer:
a) Unas veces como transitivo (acordar [algo]): «Me hiciste acordar a mi abuela»
(FdzTiscornia Lanus [Arg. 1986]). En este caso es preferible, y mayoritario en el ámbito
hispánico, el uso de recordar (me recordaste a mi abuela;  recordar, 2c).
b) Otras veces como intransitivo, seguido de un complemento con de (acordar de algo):
«Me hace acordar DE Sasalma» (Gamboa Páginas [Col. 1998]). También en este caso lo
más normal y aconsejable es usar el verbo recordar (me recuerda a Sasalma;  recordar,
2c) o la construcción normal de acordar como intransitivo pronominal (me hace acordarme
de Sasalma).
acordeón. ‘Instrumento musical de viento formado por un fuelle y un pequeño teclado’. Es
voz masculina en el uso culto mayoritario: el acordeón.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
14
acostar(se). 1. Cuando significa ‘tumbar(se)’, ‘irse a la cama’ e ‘inclinar(se)’, es irregular y
se conjuga como contar (APÉNDICE 1, n.º 26): acuesto, acuestas, acuesta, etc. Cuando
significa ‘acercar(se) a la costa’, es regular: acosto, acostas, acosta, etc. Con este último
sentido, se construye a menudo con un complemento de lugar precedido de a: «Por el lado
oeste de la isla acostan A una diminuta playa» (Sampedro Sirena [Esp. 1990] 379).
2. Aunque el empleo de acostarse con el sentido de ‘ponerse u ocultarse el Sol o la Luna’ se
ha tachado a menudo de calco del francés se coucher (le soleil), resulta más natural
considerarlo una metáfora coincidente con la que en francés cuajó en expresión usual. Así lo
sugiere la existencia de ejemplos de este uso en español, al menos, desde el siglo XIII: «La
luna luz mayor mente en la parte que es do se acuesta el Sol» (Anónimo Semejanza [Esp.
1223]).
acrecentar(se). ‘Aumentar [algo]’ y, como pronominal, ‘crecer’. Verbo irregular: se
conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16), esto es, diptongan las formas cuya raíz es
tónica (acreciento, acrecientas, etc.), pero no aquellas cuya raíz es átona (acrecentamos,
acrecentáis, etc.). Son, por tanto, incorrectas las formas sin diptongo cuando la raíz es
tónica: acrecento, acrecentas, etc.
acrecer(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Como transitivo, significa ‘aumentar’: «Si lo que se pretende es [...] acrecer el número de
peregrinos, entiendo que la propuesta más acertada sea convertir en autopista el antiguo
Camino de Santiago» (Abc [Esp.] 19.8.89). Como intransitivo, pronominal y no pronominal,
significa ‘crecer’: «Frente al miedo del otro, su propia persona se acrecía» (Carpentier
Siglo [Cuba 1962]); «En el pueblo, acreció entonces la actividad» (Delibes Ratas [Esp.
1962] 141).
acrópolis. ‘Sitio más alto y fortificado de las ciudades griegas’. Es voz femenina: la
acrópolis.
acta. ‘Relación escrita de lo acordado en una junta’ y ‘certificación’. Es voz femenina:
«Arreglábamos la correspondiente acta para darle visos de legalidad» (Palou Carne [Esp.
1975]). Al comenzar por /a/ tónica, exige el uso de la forma el del artículo si entre ambos
elementos no se interpone otra palabra ( el, 2.1), pero los adjetivos deben ir en forma
femenina: «Firmaron el acta protocolaria» (Proceso [Méx.] 17.11.96). En cuanto al
indefinido, aunque no se considera incorrecto el uso de la forma plena una, hoy es
mayoritario y preferible el uso de la forma apocopada un ( uno, 1): «Levanté un acta que
fue firmada por el vicepresidente» (Nacional [Ven.] 20.12.96). Lo mismo ocurre con los
indefinidos alguno y ninguno: algún acta, ningún acta. El resto de los adjetivos
determinativos debe ir en femenino: esta acta, la misma acta, toda el acta, etc.
actitud. ‘Postura del cuerpo, especialmente la determinada por un estado de ánimo’: «Se
mantenían de pie, en una actitud algo displicente, porque las genuflexiones se consideraban
poco viriles» (Allende Eva [Chile 1987]); y ‘disposición de ánimo’: «Se ha producido un
cambio sustancial en la actitud de los fieles» (Zaragoza Religiones I [Esp. 1993]). No debe
confundirse con aptitud (‘capacidad’;  aptitud).
acuatizaje, acuatizar.  amarar.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
15
adaptar(se). ‘Acomodar(se) o ajustar(se) a algo o a alguien, haciendo las modificaciones
oportunas’: «Más que inventar, adaptó y combinó estilos» (Paz Sombras [Méx. 1983]); «La
inteligencia es la capacidad de adaptarse a circunstancias nuevas» (FdzOrdóñez España
[Esp. 1980]). No debe confundirse con adoptar (‘hacer propio [algo]’;  adoptar).
addenda.  adenda.

adducción, adductor -ra.  aducir, 4.

adenda. ‘Conjunto de adiciones al final de un escrito’. Es adaptación gráfica de la voz latina
addenda. Se recomienda su uso en femenino: «Testigo de este cambio de visión es su
volumen de poesías Oda a la urna electoral, con la adenda final» (Gamboa Páginas [Col.
1998]). Debe evitarse la grafía no adaptada addenda.
adestrar(se).  adiestrar(se)’.

adherir(se). 1. ‘Pegar(se) o unir(se)’. Verbo irregular: se conjuga como sentir 
1, n.º 53).
2. Cuando significa ‘sumarse a un dictamen, una propuesta, una opinión, un partido, etc.’, es
intransitivo y se construye con un complemento precedido de a; puede usarse en forma
pronominal construcción más habitual en España y en gran parte de América o en
forma no pronominal construcción frecuente en Colombia y en los países del Cono Sur:
«Un grupo de pintores de muy diversas procedencias se adhieren AL nuevo movimiento»
(Colorado Pintura [Esp. 1991]); «No adhiero A tus teorías» (Donoso Casa [Chile 1978]).
3. Sobre la división de esta palabra a final de renglón,  GUION2 O GUIÓN, 2.4.
APÉNDICE
adicción. ‘Dependencia del consumo de alguna sustancia o de la práctica de una actividad’:
«Estas drogas producen adicción» (Barreiro/DzBarreiro Farmacia [Arg. 1996]). Puede
llevar un complemento con a que expresa lo que causa la adicción: «La adicción A la
heroína es un hábito que acaba por destruir al que lo adquiere» (Pinillos Psicología [Esp.
1975]). No debe confundirse con adición (‘añadido o suma’;  adición).
adición. 1. ‘Acción y efecto de añadir’ y ‘suma’: «Con la adición de fertilizantes químicos,
las cosechas aumentan» (MGyves Agrobiotecnología [Méx. 1994]); ‘suma’: «La adición y
la sustracción son operaciones inversas» (MtzMontero Didáctica [Esp. 2000]). No debe
confundirse con adicción (‘dependencia’;  adicción).
2. Se desaconseja su empleo con el sentido de ‘nota con el importe de lo que se ha
consumido en un restaurante u otro local público’, como se hace a veces en los países del
Río de la Plata por calco del francés addition: «La propina suele estar incluida en la
adición» (Dios Miami [Arg. 1999]); el término tradicional en español es cuenta.
3. A veces se dice, indebidamente, en adición (a) en lugar de además (de), por calco
censurable del inglés in addition (to): «Lo más grave es que es un marino que, en adición,
es edecán del presidente del Congreso» (Caretas [Perú] 26.12.96); «Haga un estimado de
cuántas camas se pudieran colocar en la cabina en adición a las que ya están en ellas»
(Nuevo Herald [EE. UU.] 2.3.97).
adiestrar(se). 1. Verbo regular que significa ‘hacer(se) diestro en algo’ y ‘ejercitarse en
algo’. Se construye a menudo con un complemento encabezado por la preposición en, que
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
16
expresa el arte o la disciplina que se aprende o se ejercita: «Se adiestraron EN el manejo de
las armas» (Arenas Buenos Aires [Arg. 1979]); «Eran adiestradas EN el difícil arte de las
cortesanas» (Fisas Historias [Esp. 1983]). También es frecuente que lleve un complemento
de finalidad con para: «Un abogado corporativo adiestrado PARA defender otros intereses»
(Sánchez Cita [P. Rico 1996]). No es correcto introducir este complemento de finalidad con
a: «Me adiestraron a componer en mi interior un ritmo, una cadencia, que acariciaba mi
conciencia» (Vanguardia [Esp.] 30.6.95).
2. Ha desaparecido de la norma culta actual el verbo sinónimo adestrar(se), variante de
adiestrar(se) usada hasta finales del siglo XVIII; de ahí que hoy no se consideren correctas
formas sin diptongo como adestrar, adestrando, adestramos, etc.
adláter.  adlátere.

adlátere. ‘Persona que acompaña habitualmente a otra, a la que, por lo general, está
subordinada’: «Los dos adláteres del comisario dieron las buenas noches» (Mendoza
Verdad [Esp. 1975]). Es común en cuanto al género ( GÉNERO2, 1a y 3c): el/la adlátere.
Más raramente se usa como adjetivo, con el significado de ‘contiguo’ o ‘subordinado’: «En
proporción también directa a los cierres de fábricas de automóviles y de industrias
adláteres, ascendió abruptamente el índice del desempleo» (Grande Fábula [Esp. 1991]). La
palabra adlátere surge por deformación de la locución latina a látere, ‘al lado’ ( a látere),
en la que la preposición originaria a acaba confundiéndose con ad (‘junto a’). Existe
también la variante alátere, más cercana a la etimología, pero mucho menos frecuente. No
es correcto el singular regresivo adláter.
ad látere.  a látere.

adolecer. 1. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. En su acepción más habitual, ‘tener algún defecto o sufrir de algún mal’, es intransitivo y
se construye con un complemento introducido por la preposición de, que expresa el defecto
o el mal: «El tono que empleaba Pura en todos sus comentarios [...] adolecía DE insolencia»
(MtnGaite Fragmentos [Esp. 1976]); «Los hijos adolecíamos DE taras neuróticas» (Chávez
Batallador [Méx. 1986]).
3. Es impropio usar este verbo con el significado de ‘carecer’: «Adolecen de un
entrenamiento adecuado» (Tiempo [Col.] 21.1.97). Aunque no son incorrectas oraciones
como Adolecía de falta de coherencia, debe advertirse que la expresión resulta más clara y
sencilla si se sustituye por Adolecía de incoherencia o Carecía de coherencia.
adoptar. ‘Recibir como hijo [al que no lo es naturalmente]’: «La idea de adoptar un niño
empieza a tomar importancia» (Souza Mentira [Perú 1998]). Con este sentido, el
complemento directo de persona, aun siendo inespecífico, puede ir precedido de la
preposición a: «Es mucho más fácil adoptar A un niño recién nacido» (País [Esp.] 11.7.80).
También significa ‘hacer propia [una doctrina o idea]’: «Posteriormente Inglaterra adoptó
la reforma gregoriana» (Tiempo [Col.] 1.6.90); y ‘tomar [una determinada postura o
actitud]’: «Debido a los nervios adoptó una postura algo incómoda al sentarse frente a él»
(GaSánchez Historia [Esp. 1991]). No debe confundirse con adaptar(se) (‘acomodar(se) o
ajustar(se)’;  adaptar(se)).
adormecer(se). ‘Dormir(se) superficialmente’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
17
adquirente, adquiriente.  adquirir, 2.
adquirir. 1. ‘Pasar a tener’. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 17).
2. El adjetivo, usado frecuentemente como sustantivo, que se aplica a la persona que
adquiere es adquirente (del lat. adquirens, -entis, participio de presente de adquirere): «Sus
usuarios no necesariamente son compradores o adquirentes del producto» (Prensa [Nic.]
3.5.97). La forma adquiriente, también válida, es menos frecuente: «La empresa adquiriente
utilizará ese teatro para ofrecer servicios gastronómicos» (Dedom [R. Dom.] 3.8.96).
adscribir(se). 1. ‘Inscribir(se)’ y ‘atribuir o asociar [una cosa] a otra’. Solo es irregular en
el participio, que tiene dos formas: adscrito y adscripto. La forma usada en la mayor parte
del mundo hispánico es adscrito; pero en algunas zonas de América, especialmente en la
Argentina y el Uruguay, sigue en pleno uso la grafía etimológica adscripto ( p, 6): «Es
embajador adscripto a la Presidencia de la República» (Abc Color [Par.] 6.10.00). La -p- se
mantiene en todas las zonas en la grafía del sustantivo que designa la acción de adscribir(se):
adscripción (no adscrición). Aunque en la pronunciación corriente no suele pronunciarse la
-d-, no es admisible su pérdida en la escritura: ascribrir, ascri(p)to, ascripción.
2. Cuando significa ‘inscribirse’, se construye como intransitivo pronominal en España y la
mayor parte de América: «Calvo Sotelo no se había significado nunca por adscribirse a una
tendencia» (Tusell Transición [Esp. 1991]); pero en los países del Cono Sur es habitual la
construcción no pronominal: «Mora adscribe A la línea de Adolfo Zaldívar en la DC» (Hoy
[Chile] 8-14.12.97).
adscripción.  adscribir(se), 1.
adsorber. En física y química, dicho de un cuerpo, ‘retener en su superficie [moléculas de
un fluido o de sustancias disueltas en él]’: «La propiedad que hemos observado en la
sustancia arcillosa de adsorber el colorante azul de metileno» (FdzChiti Cerámica [Arg.
1982]). No debe confundirse con absorber (‘atraer y retener en el interior’;  absorber).
aducción, adución.  aducir, 2.
aducir. 1. Hoy solo se usa con el sentido de ‘alegar [pruebas o razones]’: «No es lícito
aducir su testimonio para probar una tesis» (FdzSuárez Pesimismo [Esp.1983]. Es irregular
y se conjuga como conducir APÉNDICE 1, n.º 24). No debe confundirse con abducir
(dicho de un extraterrestre, ‘secuestrar’ y ‘alejar del plano de simetría del cuerpo’; 
abducir).
2. El sustantivo correspondiente es aducción, que significa ‘acción de aducir pruebas o
razones’: «La aducción de razones con que despreciar una cosa que realmente no debía
desecharse» (HTerrón Equitación [Esp. 1889]); ‘movimiento de acercamiento de un
miembro u otro órgano al plano que divide el cuerpo en dos partes simétricas’: «En decúbito
ventral se produce flexión y aducción de los brazos» (Cibeira/Zancolli/Zancolli Parálisis
[Arg. 1991]); y ‘transporte o conducción, especialmente de agua’: «El túnel de aducción
llevará las aguas del río Chancay [...] hacia la casa de máquinas de la central» (Expreso
[Perú] 22.4.90). Es incorrecta la grafía adución. No debe confundirse con abducción
(‘secuestro extraterrestre’ y ‘movimiento de alejamiento del plano de simetría del cuerpo’;
 abducir, 2).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
18
3. El adjetivo correspondiente, usado frecuentemente como sustantivo, es aductor (‘que
aduce’ y ‘[músculo] que realiza los movimientos de aducción’): «Sentí un tirón en el
aductor derecho después de una jugada en la que quedé abierto de piernas» (País [Ur.]
4.3.01). No debe confundirse con abductor (‘que abduce’;  abducir, 3).
4. Deben evitarse las grafías que mantienen la -dd- etimológica: adducción, adductor.
aductor -ra.  aducir, 3.
advenimiento.  advenir, 2.
advenir. 1. ‘Venir o llegar’ y ‘suceder’. Verbo irregular: se conjuga como venir 
1, n.º 60): «La inflación fue aplastada, pero advino ―la peor crisis económica
desde la Gran Depresión‖» (Estefanía Economía [Esp. 1995]). No debe confundirse con
avenir (‘poner(se) de acuerdo’ y ‘acceder’;  avenir(se)), como ocurre en este ejemplo:

«El subsecretario solo se advino a opinar en la cuestión de orden administrativa» (Abc
Color [Par.] 10.9.96).
2. El sustantivo que corresponde a advenir es advenimiento (‘venida o llegada’): «El
advenimiento del comunismo le permitiría regresar a Buenos Aires como un héroe»
(Soriano Plantas [Arg. 1986]). No debe confundirse con avenimiento, sustantivo que
corresponde al verbo avenir(se): «El resultado... es un advenimiento entre dos impulsos
contrarios» (Abc Cult. [Esp.] 15.3.96).
APÉNDICE
adversión.  adverso, 2 y aversión.

adverso -sa. 1. ‘Contrario o desfavorable’: «Adams se mostró adverso a ese
reconocimiento» (Ocampo Testimonios [Arg. 1977]); «Los Houston Rockets remontaron un
marcador adverso» (Clarín [Arg.] 19.1.97).
2. El sustantivo adversión no pertenece, como su forma pudiera hacer creer, a la familia
léxica de adverso, sino que es, en realidad, una variante antigua de aversión (‘rechazo o
repugnancia’;  aversión).
aeración, aereación, aereador, aerear(se).  airear(se).
aeróbico -ca.  aerobio, 2.
aerobio -bia. 1. Adjetivo que significa ‘que precisa oxígeno para vivir o para producirse’.
Se aplica tanto a organismos vivos como a actividades o procesos: «Las mitocondrias son
similares a algunas bacterias aerobias» (Altschuler Hijos [Ur. 2002]); «Los procesos
aerobios son más efectivos, pero mucho más caros, porque necesitan energía para mantener
la aireación» (Ederra Botánica [Esp. 1996]). Se opone a anaerobio ( anaerobio, 1).
2. Existe también el adjetivo derivado aeróbico, sinónimo de aerobio, que se usa con
preferencia a este en referencia a actividades o procesos, y se aplica asimismo a lo
perteneciente o relativo a estos: «Se ha demostrado que el ejercicio aeróbico incrementa el
metabolismo y la temperatura» (Téllez Trastornos [Méx. 1995]); «La prueba de esfuerzo
indirecto sirvió para medir la capacidad aeróbica de cada uno» (Universal [Ven.] 17.4.88).
Se opone anaeróbico ( anaerobio, 2). Sobre su uso referido a gimnasia o ejercicios, en
lugar del anglicismo aeróbic,  aeróbic o aerobic, 2.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
19
aerofagia.  -fagia.
aeromozo -za. En algunos países de América, ‘persona que atiende a los pasajeros en un
avión’. Aunque hasta hace poco esta profesión era propia solo de mujeres, en la actualidad
también es tarea desempeñada por hombres; así pues, es lícito el uso de la forma masculina
aeromozo.
aeropagita, aerópago.  areópago.

afección. ‘Enfermedad’: «Se trata de afecciones raras, de difícil diagnóstico y de mal
pronóstico» (Barrera/Kerdel Adolescente [Ven. 1976]). Lleva a menudo un adjetivo o un
complemento especificativo con de: «Murió de una afección pulmonar» (Abc [Esp.]
27.9.82); «El asma es una afección de los bronquios» (Pelta/Vivas Alergia [Esp. 1995]).
También tiene otros significados menos usuales, como ‘pasión del ánimo’ y ‘afición o
apego’: «La psiquis del hombre siempre ha revelado una particular afección por los
héroes» (Rolla Familia [Arg. 1976]). Aunque de significado próximo en contextos médicos,
no debe confundirse con afectación (‘hecho de resultar afectado un órgano’;  afectación).
afectación. Significa, por un lado, ‘falta de sencillez y espontaneidad’: «Los artistas no
saben hablar claro y la inmodestia y afectación deforman su carácter» (Serrano Dios [Col.
2000]); y, por otro, ‘acción y efecto de afectar o hecho de resultar afectado’, en los distintos
sentidos del verbo afectar (‘producir alteración o daño’ y, en lenguaje jurídico o
administrativo, ‘destinar’): «El salto productivo se verifica sin afectación de otras
actividades que compiten con la agricultura» (Clarín [Arg.] 17.4.97); «Yazov fue nombrado
este año ministro adjunto de Defensa encargado del delicado tema de la afectación del
personal militar» (País [Esp.] 1.6.87). Aunque de significado próximo en contextos
médicos, no debe confundirse con afección (‘enfermedad’;  afección); el término
afectación es válido siempre que se refiera al hecho de resultar afectado un órgano corporal
por accidente o enfermedad: «La reacción inflamatoria que acompaña a la infección es muy
acusada, con una gran afectación de los ganglios linfáticos» (Mundo [Esp.] 24.9.94).
aficción.  afición.

afición. ‘Inclinación o gusto por algo o alguien’; normalmente lleva un complemento
precedido de a o por: «Tenía afición A la pintura desde que era muy niño» (Évora Tomás
[Cuba 1996]); «Laura sabía de mi vieja afición POR el cine nacional» (Alatriste Vivir [Méx.
1985]). También significa ‘actividad que se realiza por gusto’: «Una de mis aficiones es la
mecánica» (Vistazo [Ecuad.] 4.9.97); y, como sustantivo colectivo de persona, ‘conjunto de
seguidores o aficionados, especialmente los de un equipo deportivo’: «También está rendida
la afición del Extremadura con sus jugadores argentinos» (Universal [Ven.] 7.4.97). No es
correcta la grafía aficción.
aflicción. ‘Pesar’: «No pude contener los sollozos y terminé abrazándolo lleno de aflicción»
(Cuauhtémoc Grito [Méx. 1992]). No es correcta la grafía aflición.
aflición.  aflicción.

afluente.  afluir, 3.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
20
afluir. 1. ‘Desembocar o ir a parar’ y, dicho de personas, ‘acudir en gran número a un lugar’.
Verbo irregular: se conjuga como construir ( APÉNDICE 1, n.º 25). Su participio, afluido,
se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. El adjetivo correspondiente es afluente (‘que afluye’), voz que también se emplea como
sustantivo con el sentido de ‘arroyo o río secundario que desemboca en otro’. Esta forma
procede del latín affluens, -entis (participio de presente del verbo affluere): «Se deberá
calcular el caudal afluente por cuenca» (Díaz Ordenamiento [Arg. 1993]). A diferencia de
lo que ocurre con los adjetivos derivados de otros compuestos de fluir ( confluir, influir),
no se ha generalizado en el uso la variante afluyente, que, por tanto, debe ser evitada.
afluyente.  afluente, 3.

aforar. Cuando significa ‘dar u otorgar un fuero [a una persona o a un lugar]’, es irregular y
se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26): afuero, afueras, afuera, etc. Cuando
significa ‘dar o tomar a foro [una heredad]’, ‘determinar o calcular la cantidad, el valor o la
capacidad [de algo]’ y ‘calibrar [un instrumento de medida]’, es regular: aforo, aforas,
afora, etc.
afrikáner. ‘Descendiente de los colonos holandeses de Sudáfrica y, en general, blanco
sudafricano de lengua afrikáans’. Referido a persona, se emplea frecuentemente como
sustantivo. Aunque se usa a menudo el plural anglicado afrikáners, en español se
recomienda la forma afrikáneres ( PLURAL, 1g).
a fuer de. ‘Por ser, o como consecuencia de ser, lo que expresa el adjetivo o sustantivo que
sigue’: «No voy a llorar por mi padre. Pero a fuer de buen cristiano, que lo soy, no puedo
sino compadecerme de su suerte» (Fuentes Naranjo [Méx. 1993]); «El viajero, a fuer de
escéptico, es hombre sosegado y apacible» (Llamazares Río [Esp. 1990]). La palabra fuer
nada tiene que ver con fuerza, sino que es apócope arcaica de fuero. Es locución culta,
propia de la lengua escrita, pero se usa a menudo con sentidos impropios; así, no equivale a
otras locuciones como a fuerza de, a base de o a riesgo de, y tampoco es sinónima de
aunque. Por su significado, puede preceder a adjetivos o sustantivos, pero no a verbos: «A
fuer de analizar con lupa los discursos institucionales del Monarca, le hemos acabado por
encontrar las vueltas» (Mundo [Esp. 10.1.94]).
agá o aga. 1. Originalmente, ‘individuo que, en ciertos países musulmanes, desempeña una
jefatura, especialmente de carácter militar’: «El agá hizo arrojar por sobre las murallas el
siniestro crucifijo» (Lugones Milagro [Arg. 1906]). Hoy se emplea como mero título
honorífico o de nobleza. Esta voz de origen turco presenta dos acentuaciones en español, la
aguda etimológica agá (pl. agás;  PLURAL, 1b) y la llana aga (pl. agas;  PLURAL, 1a),
también válida.
2. agá (o aga) kan o jan. ‘Título del jefe espiritual de una de las ramas de los musulmanes
chiitas’. La pronunciación etimológica del segundo elemento de esta locución es [ján], voz
del turco antiguo que significa ‘señor o príncipe’; de ahí la grafía agá (o aga) jan, válida,
aunque muy minoritaria. Más usual es la pronunciación [kán], que justifica la grafía agá (o
aga) kan, la más recomendable en español, pues la voz kan se documenta ya desde antiguo
como nombre del jefe o príncipe de los tártaros ( kan). No debe escribrise khan, grafía
que corresponde a otros idiomas, como el inglés o el francés. Como ocurre con todos los
títulos de dignidad o cargo, no es obligatoria, aunque sí frecuente, su escritura con
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
21
mayúscula inicial ( MAYÚSCULAS, 5.9 y 3.2.31); así, puede escribirse agá (o aga) kan o
Agá (o Aga) Kan. Lo que no está justificado es escribir con máyúscula solo uno de los dos
elementos de la locución: agá (o aga) Kan.
agave. ‘Maguey o pita’. Aunque es válido su uso en ambos géneros, es mayoritario y
preferible el masculino: «El mezcal y el tequila, [...] procesados a partir de agaves
mexicanos, son de origen colonial» (Aguirre Antropología [Méx. 1986]). Es voz llana:
[agábe]; no son correctas ni la grafía ni la pronunciación esdrújulas ágave.
agorar. ‘Predecir o anunciar [un mal]’. Verbo irregular: se conjuga como contar 
APÉNDICE 1, n.º 26). En las formas
DIÉRESIS): agüero, agüeras, etc.
que diptongan, debe escribirse diéresis sobre la -u- (
agradecer. 1. ‘Sentir o manifestar gratitud’. Verbo irregular: v. conjugación modelo 
1, n.º 18). Son incorrectas las formas que trasladan a la escritura la pronunciación
seseante, trocando las grafías c y z por s: agradeser, agradesco, etc.
2. En el español general es mayoritario su uso como transitivo y suele llevar, además, un
complemento indirecto (agradecer [algo] a alguien): «Deberías agradecerme el paseo»
(Cabrujas Americano [Ven. 1986]). En el español de América se emplea también, con
frecuencia, como intransitivo, seguido de un complemento con por (agradecer a alguien POR
algo): «La imperfección le complacía tanto que agradecía a Dios POR los innumerables
pecados de su prójimo» (Serrano Dios [Col. 2000]).
APÉNDICE
agravante. ‘Que aumenta la gravedad de algo’: «El ácido salicílico puede producir un
efecto agravante en algunas enfermedades alérgicas» (Aguilar Dieta [Esp. 1995]). Cuando
este adjetivo se sustantiva, puede hacerlo en masculino o en femenino, dependiendo del
género del sustantivo que se supone elidido —el (factor, elemento, etc.) agravante, la
(circunstancia, razón, etc.) agravante—: «Si afuera el tumulto era grande, adentro no
ocurría menos, con el agravante de una ventilación escasa» (Sánchez Héroe [Col. 1988]);
«Es una agravante del dolor el conocer la bondad de un ser del que luego te ves privado»
(Aguilera Caricia [Méx. 1983]). En el lenguaje jurídico, es preferible su empleo en
femenino, puesto que en este ámbito la voz agravante es sinónima de la construcción
circunstancia agravante (‘motivo legal para aumentar la responsabilidad penal del
condenado’): «El fiscal calificó los hechos como delito de asesinato con la agravante de
parentesco» (Abc Electr. [Esp.] 18.7.97).
agredir. ‘Atacar’. Aunque tradicionalmente se ha considerado verbo defectivo, en el español
actual ha extendido su empleo a todos los tiempos y personas, de manera que las formas que
carecen de la vocal -i- en su desinencia (agrede, agredamos, agreda, etc.), consideradas
antes incorrectas, son hoy normales en todo el ámbito hispanohablante: «Polo es
derrumbado por una turba que lo agrede a mansalva» (MtnCampo Carreteras [Méx.
1976]).
agrícola. ‘De la agricultura’: «Descuidó tanto las exportaciones como el desarrollo
agrícola» (Hoy [Chile] 5-11.1.87). No debe usarse en su lugar el adjetivo agricultural,
calco censurable del inglés: «El latín, lengua en la cual estaba escrito todo el gran
conocimiento agricultural romano» (Brusco Comer [Arg. 1987]).
agricultural.  agrícola.

DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
22
aguachacha.  aguachirle.
aguachirle. ‘Bebida o alimento líquido insípido y sin sustancia’. Al igual que su variante
centroamericana aguachacha, es voz femenina: la aguachirle, la aguachacha. Puesto que, a
diferencia de agua, no comienza por /a/ tónica, no debe usarse con la forma el del artículo
( el, 2.1): el aguachirle.
aguamanos. ‘Aguamanil’. Es voz masculina: el aguamanos.
aguamarina. ‘Piedra preciosa de color parecido al agua del mar’. Es voz femenina y se
escribe siempre en una sola palabra: la aguamarina. Puesto que, a diferencia de agua, no
comienza por /a/ tónica, no debe usarse con la forma el del artículo ( el, 2.1): el
aguamarina.
aguamiel. 1. ‘Agua mezclada con miel o alguna sustancia dulce’. Con este sentido es, como
miel, de género femenino: «La recolección de la miel en las colmenas y su utilización para
el logro de aguamieles alcohólicas» (MtnMunicio Bioquímica [Esp. 1985]). Puesto que no
comienza por /a/ tónica, debe usarse con la forma la del artículo femenino ( el, 2.1): la
aguamiel.
2. Cuando significa ‘jugo del maguey, del que, por fermentación, se obtiene el pulque’, se
usa normalmente en masculino: «En el aguamiel vieron los aztecas la leche materna»
(Ramírez Infancia [Méx. 1975]).
aguardiente. ‘Licor’. Es voz masculina: el aguardiente.
aguarrás. ‘Disolvente de pinturas’. Es voz masculina: el aguarrás. Su plural es aguarrases
( PLURAL, 1f).
agüelo.  abuelo.

águila. ‘Ave rapaz’. Es voz femenina: «Ensayaban nuevos vuelos las águilas reales»
(Argüelles Letanías [Esp. 1993]). Al comenzar por /a/ tónica, exige el uso de la forma el del
artículo si entre ambos elementos no se interpone otra palabra ( el, 2.1), pero los adjetivos
deben ir en forma femenina: «¡El águila bicéfala!» (SchzFerlosio Años [Esp. 1993]). En
cuanto al indefinido, aunque no se considera incorrecto el uso de la forma plena una, hoy es
mayoritario y preferible el uso de la forma apocopada un ( uno, 1): «Un águila posada
sobre un nopal» (Fuentes Cristóbal [Méx. 1987]). Lo mismo ocurre con los indefinidos
alguno y ninguno: algún águila, ningún águila. El resto de los adjetivos determinativos debe
ir en femenino: esa águila, la misma águila, etc.
aimara. ‘De un pueblo indígena que habita la región del lago Titicaca’. Referido a persona,
se emplea frecuentemente como sustantivo. También como sustantivo designa la lengua
hablada por este pueblo. El plural es aimaras y no hay razón para usarlo como invariable (
PLURAL, 2.2): los aimara. Aunque a veces se emplea la forma aguda aimará, la forma
mayoritaria y preferible es la llana aimara [aimára], que es, además, la usada en los países
andinos donde se ubican estas comunidades indígenas. Se desaconseja la grafía aymara,
por no ajustarse a las reglas ortográficas del español actual.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
23
airear(se). 1. ‘Ventilar(se)’, ‘dar publicidad [a algo]’ y, como pronominal, dicho de una
persona, ‘tomar el aire’: «La ropa de cama estaba amontonada sobre una silla frente a la
puerta abierta, para que se aireara» (Steimberg Espíritu [Arg. 1981]); «Cuando la
oposición aireó el escándalo, retiraron la adjudicación» (Abc [Esp.] 18.4.89); «Se
encontraban tan pesados que necesitaban caminar, airearse» (FdzCubas Ágatha [Esp.
1994]). No debe confundirse con airar(se) (‘llenar(se) de ira’;  airar(se)). Es incorrecta la
grafía aerear(se) para el infinitivo y, consecuentemente, no son correctas las formas
conjugadas que comienzan por aer-: aereaba, aereó, etc.
2. Con respecto a derivados de este verbo, como aireación (‘acción y efecto de airear(se)’) y
aireador (‘que airea’), deben evitarse las grafías incorrectas aereación y aereador. Sí es
correcto, en cambio, el sustantivo aeración formado sobre el latín aer (‘aire’), que es
variante, poco usada, de aireación: «Los sólidos suspendidos [...] que aún tiene el líquido se
agitan dentro de una cámara de aeración en la que se inyecta aire a presión» (DzDorado
Ordenamiento [Arg. 1993]).
ajaceite.  ajiaceite.
ají. ‘Pimiento americano muy picante’. Su plural es ajíes o ajís ( PLURAL, 1c). Es vulgar, y
debe evitarse, el plural ajises.
ajiaceite. ‘Salsa hecha a base de aceite y ajo’: «Dejados macerar [los boquerones] luego
toda la noche, con ajiaceite» (Domingo Sabor [Esp. 1992]). Existen también las variantes
ajoaceite y ajaceite: «De Cataluña quizá parte el ―all-i-oli‖, [...] que encontró variantes en
el ajiaceite de Castilla, el ajoaceite de Aragón, el ajo arriero del País Vasco y otras»
(Brusco Comer [Arg. 1987]); «Los cazadores le enseñarán a guisar el conejo de monte, con
ajaceite» (Beltrán Pueblos [Esp. 2000]). El nombre más extendido hoy es, no obstante,
alioli, adaptación del catalán ( alioli).
ajoaceite.  ajiaceite.
ajonjolí. ‘Sésamo’. Su plural es ajonjolíes o ajonjolís ( PLURAL, 1c).
alambre. ‘Hilo de metal’. Es voz masculina: el alambre.
alarma. ‘Señal que avisa de un peligro’ e ‘inquietud motivada por un peligro’. Aunque ha
vacilado en género en épocas pasadas, hoy solo es normal su uso en femenino: la alarma, no

el alarma.
a látere. Loc. lat. que significa literalmente ‘al lado’. Su uso en español está restringido a la
locución nominal legado a látere (‘cardenal designado por el papa para representarlo en
determinadas funciones’): «De mayor importancia fueron las concesiones de D. Juan de
Poggio, legado a látere de Julio III» (GaBarreno Hospitales [Esp. 1991]). Es invariable en
plural: legados a látere. De esta locución deriva el sustantivo adlátere o alátere (
adlátere); pero la locución latina debe escribirse siempre en dos palabras y con la
preposición a originaria; así, no es admisible, en este caso, la forma ad látere: «El nuevo
papa nombró cinco legados ad látere para que viajasen por Europa» (Vizcaíno Isabel [Esp.
1987]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
24
alátere.  adlátere.
albalá. ‘Cédula del rey u otra autoridad en que se concedía alguna merced o se hacía constar
algo’. Esta voz de origen árabe se usa hoy mayoritariamente en masculino, aunque también
es válido su empleo con el género femenino etimológico: «El albalá es un título al portador
canjeable por agua en cualquier acequia pública» (LpzGómez Riegos [Esp. 1951]);
«Previamente habían obtenido una albalá» (Caro Judíos [Esp. 1961] I, 77). Su plural es
albalaes ( PLURAL, 1b).
alcalde -desa. ‘Primera autoridad de un municipio’. El femenino es alcaldesa: «Le
interesaba tomar el poder y ser alcaldesa» (Tiempos [Bol.] 19.1.97). No debe usarse como
común en cuanto al género ( GÉNERO, 1a): la alcalde.
álcali. ‘Hidróxido metálico que se comporta como una base fuerte’: «Los álcalis y las
cenizas vegetales son cáusticas» (FdzChiti Cerámica [Arg. 1982]). En el español actual se
ha impuesto la acentuación esdrújula, por lo que debe evitarse la forma aguda alcalí.
aleatorio -ria. ‘Que depende del azar o no sigue una pauta definida’: «La grabación de las
conversaciones se realizó de forma aleatoria» (Mundo [Esp.] 11.11.95). Referido a música,
designa aquella en la que se deja a la libre elección del ejecutante algún elemento: «En el
estudio de Milán se llevarían además a cabo las primeras tentativas de música electrónica
aleatoria» (Marco Música [Esp. 1993]). Es impropio su uso con el sentido de ‘dudoso o
discutible’: «Es muy aleatoria esa situación de dar por válida una encuesta que se pueda
utilizar» (Hoy [El Salv.] 5.2.97).
aleluya. Interjección que expresa júbilo. Cuando se sustantiva, con este sentido, se usa
normalmente en masculino: «Tomás llevaba aún la carta en las manos y un aleluya en los
ojos» (Argüelles Letanías [Esp. 1993]). Cuando significa ‘canto litúrgico de alegría, que gira
en torno a la palabra aleluya’, puede usarse en ambos géneros, aunque hoy suele ser más
normal el masculino: «El coro cantaba el aleluya» (Mundo [Esp.] 17.10.94). En el resto de
acepciones (‘pareado de octosílabos de carácter popular’, ‘hoja o pliego que contiene
estampas con aleluyas impresas’ y ‘planta malvácea’), se usa en femenino: «Salinas leyó en
alta voz unas aleluyas que había escrito en honor de Blecua» (País [Esp.] 22.3.03); «Las
famosas aleluyas, pliegos de cordel o ancas de Valencia y Cataluña, también relatan el giro
del tiempo» (Agromayor España [Esp. 1987]); «Las hojas de la aleluya tienen sabor acedo
muy agradable» (FQuer Plantas [Esp. 1962]).
alentar. ‘Fomentar o estimular [algo]’, ‘dar aliento o animar [a alguien]’ y ‘respirar’. Verbo
irregular: se conjuga como acertar ( APÉNDICE 1, n.º 16).
alerta. 1. Voz procedente de la locución interjectiva italiana all‘erta, con la que se instaba a
los soldados a ponerse en guardia ante un ataque. Con valor interjectivo se usa también en
español, como voz de aviso o alarma: «―¡Alerta!‖, se oye en la plaza, y léperos y
guerrilleros corren al ver que se acerca la escuadra de guardas nocturnos» (Aridjis Adiós
[Méx. 1989]). Cuando la interjección se sustantiva, lo hace en masculino: «Por la alta reja
[..] entraban [...] los ―alertas‖ de los centinelas» (DzFernández Venus [Esp. 1929]).
2. Como sustantivo, con los sentidos de ‘aviso o llamada de atención para prevenirse ante un
posible riesgo o daño’ y ‘situación de vigilancia o atención, especialmente en prevención de
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
25
un posible riesgo o daño’, se usa en ambos géneros, con predominio del femenino: «Aunque
sea yo el único que denuncie lo que está pasando, tengo que dar el alerta a los cubanos»
(Matos Noche [Cuba 2002]); «Muchas voces [...] han dado la alerta pidiendo reducir el
despilfarro mundial de energía» (Butteler Ecología [Perú 1996]); «El campo murciano y las
tierras aledañas viven una vez más la zozobra de una alerta extrema y el peligro de nuevas
inundaciones» (Abc [Esp.] 14.10.86).
3. Se usa también como adjetivo de una sola terminación, con el significado de ‘vigilante y
atento’ y, como corresponde a los adjetivos, lo normal es que concuerde en número con el
sustantivo al que acompaña: «Un soplo de aire frío de tormenta movía los espíritus alertas»
(UPietri Difuntos [Ven. 1976]). No obstante, también se usa como adjetivo invariable en
número: «Don Mario, los hombros encogidos, dobladas las rodillas, los ojos alerta, miraba
al cielo» (Delibes Madera [Esp. 1987]). En épocas pasadas se usó como adjetivo de dos
terminaciones (alerto, ta), pero la forma alerto para el masculino resulta hoy anticuada: «El
hombre va confiado, pero alerto» (Asturias Burgos [Guat. 1929]).
4. Cuando funciona como complemento verbal, la forma alerta, sin variación de número,
puede ser considerada un adverbio, con el sentido de ‘en actitud de atenta vigilancia’. Se usa
normalmente con verbos como estar, poner, vivir, mantener, continuar, permanecer, etc.:
«Los colombianos deberían estar alerta» (Tiempo [Col.] 12.6.97); «Los hombres
permanecen alerta en sus puestos de combate» (Bojorge Aventura [Arg. 1992]). Puesto que
la mayoría de estos verbos admiten como complemento un adjetivo en función de
predicativo (estar/vivir/mantener/continuar/permanecer, etc., despierto), también es posible
interpretar en estos casos la forma alerta como adjetivo invariable, según el uso comentado
antes ( 3). Precisamente porque estos verbos admiten como complemento predicativos
adjetivos, es igualmente válido en estos casos utilizar el adjetivo alerta con variación de
número: «Los mexicanos debemos estar alertas frente a las disputas de poder» (Excélsior
[Méx.] 19.6.96); «A Juan lo desconcertó que en ese páramo donde los bichos vivían alertas
al peligro, las ovejas siguieran pastando, indiferentes a todo» (Martínez Novela [Arg.
1989]).
alerto -ta.  alerta.
alfange.  alfanje.

alfanje. ‘Sable corto y corvo’. No es correcta la grafía alfange.
alfaquí. Entre los musulmanes, ‘doctor o sabio de la ley’. Su plural es alfaquíes o, raro,
alfaquís (
3.2.31.
PLURAL,
1c). Acerca de su escritura con mayúscula inicial, 
MAYÚSCULAS,
alférez. Con el sentido de ‘oficial de categoría inmediatamente inferior a la de teniente’, es
común en cuanto al género: el/la alférez ( GÉNERO2, 1a y 3k).
alfiler. ‘Clavo metálico muy fino’. Es voz masculina: el alfiler.
alfoz. ‘Antigua división administrativa y judicial del reino de Castilla’. Aunque en sus
orígenes se empleó en ambos géneros, en el español moderno es exclusivamente masculino:
«El célebre monasterio de San Pedro de Eslonza estuvo emplazado en el antiguo alfoz de
León» (Villanueva Cantabria [Esp. 2000]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
26
algarada. ‘Tumulto o alteración del orden público producidos por un grupo de personas,
normalmente como protesta política’: «Hubo huelgas y algaradas, ardieron algunos
conventos y los obreros fueron readmitidos» (Mendoza Ciudad [Esp. 1986]). También se
emplea con el sentido de ‘bullicio o griterío’, aunque si es de carácter alegre o festivo, debe
preferirse el uso de algazara ( algazara).
algazara. ‘Bullicio o griterío, especialmente el de carácter alegre o festivo’: «No estaba ya
la noche para algazaras ni lucimiento de disfraces con aquel muerto de por medio»
(Ramírez Baile [Nic. 1995]). No debe usarse con el significado de ‘tumulto o alteración del
orden por motivos políticos’, sentido que corresponde a algarada ( algarada).
alguacil. ‘Funcionario subalterno de un ayuntamiento o un juzgado’. Por su terminación, es
común en cuanto al género (el/la alguacil;  GÉNERO, 1a y 3i): «La alguacil M.ª Jesús
Furió cuenta su caso» (Mundo.es [Esp.] 1.4.01). Existe también, aunque se usa menos, el
femenino específico alguacila, que en épocas pasadas designaba a la mujer del alguacil,
pero que hoy designa también a la mujer que ocupa este cargo. Se desaconseja, por
desusado, el femenino alguacilesa.
alguacila, alguacilesa.  alguacil.
alias. Se usa pospuesto al nombre verdadero de una persona y delante de su sobrenombre o
apodo, con el sentido de ‘por otro nombre’: «Yo estaba buscando a Marcos González
Alcántara, alias el Negro» (Ibargüengoitia Crímenes [Méx. 1979]). Como sustantivo
masculino significa ‘apodo o sobrenombre, esto es, nombre que suele añadirse o sustituir al
nombre verdadero de una persona, y que se basa en alguna característica física o moral de
esta’: «Por su porte enfático se había ganado el alias de ―el Marqués‖» (Tomás Orilla
[Esp. 1984]). Su uso es especialmente frecuente en el lenguaje policial, para referirse al
apodo o sobrenombre de los delincuentes. A menudo el nombre usado como alias se escribe
con resalte tipográfico, en cursiva o entre comillas. La voz alias es invariable en plural (
PLURAL, 1f): los alias. No debe confundirse con seudónimo (‘nombre falso usado por un
artista en lugar del suyo propio’;  seudónimo): «José Irazu, que literariamente utiliza el
alias de Bernardo Atxaga, fue galardonado ayer tarde con el Premio Nacional de
Narrativa» (Abc [Esp.] 1.6.89). El artículo que suele anteceder a los alias debe escribirse
con minúscula inicial ( MAYÚSCULAS, 3.2.4).
alicate. ‘Herramienta a modo de tenaza pequeña’: «Doña Lila cortó el fleje del paquete con
un alicate» (Aguilar Golfo [Méx. 1986]). Se usa con frecuencia en plural (los alicates)
designando un solo objeto ( PLURAL, 2.5): «Me libró de la bota cortándola con unos
alicates» (Pedraza Pasión [Esp. 1990]). No es correcto el uso de la forma de plural con
artículo o determinante singular: el alicates.
alícuota. ‘[Parte] proporcional’: «Una parte alícuota del galardón la recibe también nuestra
Academia» (Abc Color [Par.] 6.10.00). También se usa como sustantivo femenino: «El
aumento de los ingresos permitiría reducir este año la alícuota del IVA al 20%» (Clarín
[Arg.] 2.4.97). Es palabra esdrújula, por lo que son incorrectas la grafía sin tilde y la
pronunciación llana correspondiente: alicuota, [alikuóta].
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
27
alimentario -ria. ‘De la alimentación o de los alimentos’: «¿Cómo puedo darme cuenta de
que tengo [...] un trastorno alimentario?» (Rausch/Bay Anorexia [Arg. 1990]); «Se espera
un buen comportamiento de los precios alimentarios» (Vanguardia [Esp.] 1.6.94). No debe
confundirse con alimenticio (‘que alimenta’;  alimenticio).
alimenticio -cia. ‘Que alimenta o sirve para alimentar’: «La cultura árabe valoraba mucho
el poder alimenticio y energético de esta planta» (Suñer Botica [Esp. 2000]); «El juez puede
fijar que el autor reciba una pensión alimenticia» (Medina Doctrina [Ven. 1984]). También
se emplea a menudo significando ‘de la alimentación o de los alimentos’, aunque para este
sentido se recomienda usar con preferencia el adjetivo alimentario ( alimentario).
alinear(se). 1. ‘Colocar(se) en línea’, ‘vincular(se) a un bando u opinión’ y, en deportes,
‘incluir [a un jugador] en un equipo para un partido’. Con los dos primeros sentidos suele
llevar, además del complemento directo, un complemento introducido por con o, menos
frecuentemente, a: «Tiende a alinear el eje de rotación CON la perpendicular a la eclíptica»
(Maza Astronomía [Chile 1988]); «Castro no exporta revoluciones ni se alinea A una
superpotencia hostil» (Proceso [Méx.] 2.2.97).
2. En todas las formas en las que el acento recae en la raíz aline-, la vocal tónica es la -e-:
alineo [alinéo], alineas [alinéas], alinea [alinéa], alinee [alinée], etc. Son, pues, incorrectas
las formas en las que, por influjo del sustantivo línea, se desplaza el acento a la -i-: alíneo,

alíneas, alínea, alínee, etc., así como su pronunciación con cierre de la /e/ átona
resultante en /i/: [alínio], [alínias], [alínia], [alínie], etc., pronunciación que a veces llega
a reflejarse en la escritura. Los mismos errores deben evitarse en el resto de los verbos
acabados en -linear, como delinear, desalinear, entrelinear, interlinear y linear.
alioli. ‘Salsa hecha a base de aceite y ajo’: «La salsa alioli se prepara simplemente ligando
aceite de oliva con ajo y dándole el punto de sal» (Arguiñano Recetas [Esp. 1996]). Es
adaptación gráfica de allioli, nombre catalán de esta salsa (de all i oli, ‘ajo y aceite’). Debe
escribirse en una sola palabra, sin guion intermedio: ali-oli. Esta salsa recibe también en
español los nombres de ajiaceite, ajoaceite y ajaceite ( ajiaceite).
aliquebrar(se). ‘Quebrar(se) las alas’. Verbo irregular: se conjuga como acertar (
APÉNDICE
1, n.º 16).
alma. ‘Parte inmaterial de los seres humanos’, ‘persona o cosa que da vida o impulso a algo’
y ‘persona o habitante’. Es voz femenina: «Soy bálsamo de los cuerpos y consuelo de las
almas» (Márquez Suerte [Esp. 1995]). Al comenzar por /a/ tónica, exige el uso de la forma
el del artículo si entre ambos elementos no se interpone otra palabra ( el, 2.1), pero los
adjetivos deben ir en forma femenina: «Ascendíamos escalón tras escalón con el alma
encogida» (FdzCubas Altillos [Esp. 1983]). En cuanto al indefinido, aunque no se considera
incorrecto el uso de la forma plena una, hoy es mayoritario y preferible el uso de la forma
apocopada un ( uno, 1): «Violeta no es un alma sencilla» (Serrano Vida [Chile 1995]). El
resto de los adjetivos determinativos debe ir en femenino: esta alma, la misma alma, toda el
alma, etc.
almíbar. ‘Azúcar disuelto en agua y cocido al fuego’. En la lengua culta actual es solo de
género masculino, por lo que debe evitarse su uso en femenino: el almíbar, no la almíbar.
almiranta.  almirante.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
28
almirante. Con el sentido de ‘oficial general de la Armada’, es común en cuanto al género:
el/la almirante ( GÉNERO2, 1a y 3k y c). El femenino almiranta, aplicado históricamente a
la nave en la que viajaba el almirante o jefe de una armada, flota o escuadra, no es normal
referido a persona.
almirez. ‘Mortero pequeño de metal’. Es voz masculina: el almirez.
almorávid.  almorávide.
almorávide. ‘De una tribu del Atlas que llegó a dominar toda la España árabe de 1093 a
1148’. Referido a persona, se usa frecuentemente como sustantivo: «De aquí salieron los
almorávides y los almohades para invadir España» (Leguineche Camino [Esp. 1995]). La
variante almorávid está en desuso. Las formas almoravide (pron. [almorabíde]) y

almoravid (pron. [almorabíd]) son antietimológicas y no se consideran válidas.
almorzar. ‘Comer [algo] como almuerzo’ y ‘tomar el almuerzo’. Verbo irregular: se
conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
almud. ‘Medida de capacidad para áridos’. Es voz masculina: «Su caballo [...] se
conformaría con medio almud de avena en grano» (Quintero Danza [Ven. 1991]).
alocución. ‘Discurso, normalmente breve; en especial el que dirige un superior a sus
inferiores’: «En la parte final de su alocución, el jefe comunal se comprometió a mantener
un diálogo constructivo con los concejales» (Nueva Provincia [Arg.] 16.4.97). No significa
‘modo de hablar o expresarse’, sentido que corresponde a las voces elocución  elocución)
y locución ( locución): «Lo que es evidente en la alocución castellana es que las formas
pasivas quitan fluidez» (Miguel Perversión [Esp. 1994]).
alta. 1. Como sustantivo, ‘autorización que da el médico para la reincorporación de un
paciente a la vida ordinaria’ e ‘inscripción en un registro oficial’. Es de género femenino:
«Hay que señalar las altas de los tres [jugadores] que estaban lesionados la semana
anterior» (Abc [Esp.] 14.1.78). Al comenzar por /a/ tónica, exige el uso de la forma el del
artículo si entre ambos elementos no se interpone otra palabra ( el, 2.1), pero los adjetivos
deben ir en forma femenina: «Serán los abuelos los que se hagan cargo del niño una vez que
reciba el alta médica» (Castilla [Esp.] 28.4.99). En cuanto al indefinido, aunque no se
considera incorrecto el uso de la forma plena una, hoy es mayoritario y preferible el uso de
la forma apocopada un ( uno, 1): El médico ha firmado hoy un alta solamente. Lo mismo
ocurre con los indefinidos alguno y ninguno: algún alta, ningún alta. Cuando alta es
adjetivo ( alto, ta, 1), ni el artículo ni el indefinido cambian su forma femenina normal: la
alta cumbre, una alta prioridad (no el alta cumbre, un alta prioridad).
2. dar de alta o dar el alta a alguien. Cuando se utiliza la expresión dar de alta, la persona
que recibe el alta médica se expresa mediante un complemento directo, como demuestra el
hecho de que sea el sujeto de la construcción pasiva: «Ana fue dada de alta por el médico»
(Aguilera Caricia [Méx. 1983]); por lo tanto, si este complemento se expresa mediante un
pronombre átono de tercera persona, deben usarse las formas lo(s), la(s): «Cuando LA dieron
de alta, su padre se consagró a su cuidado» (Quintero Danza [Ven. 1991]). Pero si se
emplea la construcción dar el alta, el complemento de persona es indirecto, siendo el alta el
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
29
complemento directo; por tanto, en este caso, si el complemento de persona se expresa
mediante un pronombre átono de tercera persona, debe usarse le(s): «Todavía [ella] estaba
muy débil, no sabía cuándo LE darían el alta» (Alfaya Traidor [Esp. 1991]).
altamar. ‘Parte del mar que está a bastante distancia de la costa’: «El suelo se movía como
la cubierta de un barco en altamar» (Jodorowsky Pájaro [Chile 1992]). Aunque todavía es
mayoritaria la grafía en dos palabras alta mar, no es infrecuente y resulta preferible la grafía
simple altamar, ya que, normalmente, el primer elemento del compuesto se hace átono y
ambas palabras se pronuncian como si fueran una sola. Como evidencia el género del
adjetivo, este compuesto es femenino: la altamar, la alta mar (y no el altamar, el alta
mar).
alto -ta. 1. [...].
2. alto el (o al) fuego. La palabra alto es también una interjección usada para ordenar a
alguien que detenga su marcha o interrumpa lo que está haciendo: «¡Alto! [...] ¡Deténgase!»
(Cuzzani Pitágoras [Arg. 1988]). De ahí deriva su empleo como sustantivo, con el sentido
de ‘detención o parada’: «Hicimos un alto para descansar» (Quintero Danza [Ven. 1991]).
Esta voz forma parte de la expresión alto el fuego, que puede ser asimismo locución
interjectiva: «¡Alto el fuego! ¡Ya no disparen!» (Velasco Regina [Méx. 1987]); o sustantiva,
con el sentido de ‘suspensión de las acciones militares en una contienda’: «En noviembre de
1973 se firmó el alto el fuego entre Egipto e Israel» (País [Esp.] 30.12.80). Como
sustantivo, se aconseja mantenerlo invariable en plural: los alto el fuego. En gran parte de
América, y ocasionalmente en España, se emplea la variante alto al fuego: «El jefe de las
llamadas Autodefensas Unidas de Colombia dijo que estaba dispuesto a pactar un alto al
fuego con la guerrilla» (Clarín [Arg.] 22.1.02).
alzacuello. ‘Tira de material rígido que se ciñe al cuello, propia del traje eclesiástico’: «Con
alzacuello y siempre parsimonioso, Godínez Flores indica además que la solidaridad nutre
a la caridad y a la fe» (Proceso [Méx.] 10.11.96). La forma alzacuellos, inicialmente solo
plural, ha comenzado a usarse también como singular: «El cura [...] se ajusta por enésima
vez el alzacuellos y comienza un discurso» (Llamazares Río [Esp. 1990]).
amadrinar. madrina, 2.
a maltraer. Normalmente con el verbo traer, y menos frecuentemente con llevar o tener,
significa ‘mortificar [a alguien]’: «Tú sabes que es Gabriela quien los trae a maltraer»
(Berlanga Gaznápira [Esp. 1984]); «Maradona tuvo a maltraer a la enfermera que lo
atendió» (NProvincia [Arg.] 16.4.97). Aunque se aconseja el uso de la grafía más simple a
maltraer, también se admite su escritura en tres palabra (a mal traer): «Esta enfermedad
gástrica que me trae a mal traer procede de aquella barrabasada médica» (Olmo Pablo
[Esp. 1984]).
amanecer. 1. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Como intransitivo impersonal, significa ‘salir el Sol o empezar a aparecer la luz del día’:
«¿Y a qué hora amanece?» (Alou Aportación [Esp. 1991]). No es impersonal, en cambio,
cuando significa ‘iniciarse’, dicho de la mañana o el día: «La mañana amaneció serena»
(HdzNorman Novela [P. Rico 1977]); ‘llegar a un lugar, situación o condición, o estar en
ellos, cuando sale el Sol’: «Estefanía y yo amanecimos ateridos» (Paso Palinuro [Méx.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
30
1977]), y ‘pasar la noche en vela haciendo algo’: «Allá se abrazó con un gigante y con él
amaneció bailando» (Jara Princesa [Chile 1971]).
amaraje.  amarar.
amarar. Dicho de un hidroavión o de un vehículo espacial, ‘posarse en el agua’: «¿Y si un
desperfecto nos obliga a amarar en pleno océano?» (Tibón Aventuras [Méx. 1986]). El
español dispone de otros verbos con el mismo sentido e igualmente aceptables, como
amarizar y acuatizar: «Secuestraron un pequeño avión de turismo y amarizaron cerca de
las costas de Florida» (Proceso [Méx.] 8.12.96); «La ensenada de Manzanillo, donde
acuatizaban los hidroaviones» (GaMárquez Amor [Col. 1985]). Existe también amerizar,
formado sobre amerizaje, adaptación gráfica del francés amerrisage: «Había seleccionado
una nave [...] capaz de amerizar en el océano» (Vanguardia [Esp.] 21.7.94). Mientras
acuatizar solo se usa en el español de América, los otros verbos se extienden por todo el
ámbito hispánico. Cada uno de ellos cuenta con su correspondiente nombre de acción:
amaraje, amarizaje, amerizaje y acuatizaje.
amargor. ‘Sabor amargo’: «Las [aceitunas] verdes se ponen con sosa y agua fría a remojo
para quitarles el amargor» (Vergara Comer [Esp. 1981]). También se utiliza con el
significado de ‘disgusto o pesadumbre’: «Me dejó amargor esta visita» (Olaizola Guerra
[Esp. 1983]). No obstante, para este último sentido se usa con preferencia la voz amargura:
«En un comienzo creí que tu tristeza y tu amargura eran auténticas» (Mendoza Satanás
[Col. 2002]).
amargura.  amargor.
amarillar(se).  amarillecer(se), 2.
amarillear(se).  amarillecer(se), 2.
amarillecer(se). 1. ‘Poner(se) amarillo’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
1, n.º 18). Como intransitivo, con el sentido de ‘ponerse amarillo’, se usa casi
exclusivamente en forma no pronominal: «Algunos campos que amarillecían cercano ya el
otoño» (Nasarre País [Esp. 1993]).
2. Existen también los verbos sinónimos, de conjugación regular, amarillear(se) y
amarillar(se). Ambos pueden usarse como intransitivos pronominales o no pronominales,
aunque lo normal es su empleo en forma no pronominal: «La arena amarilleaba de nuevo y
el río parecía dorado» (Saer Entenado [Arg. 1988]); «Apenas divisó su cara, amarillando a
la luz del farol» (VLlosa Fiesta [Perú 2000]). De los tres verbos, el más usado en todo el
ámbito hispánico es amarillear.
APÉNDICE
amarizar, amarizaje.  amarar.
ambages. Sustantivo masculino que se usa en plural con el significado de ‘rodeos o
circunloquios’, por lo general en la construcción sin ambages: «Tienes razón, mamá
aceptó sin ambages, sé que está haciendo trampas» (Olivera Enfermera [Méx. 1991]);
«Todos abordamos con ambages y eufemismos el embarazoso tema» (País [Esp.] 1.6.88).
No es correcta la grafía ambajes.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
31
ambajes.  ambages.

ambigú. Adaptación gráfica de la voz francesa ambigu, que se usa en español con los
sentidos de ‘comida compuesta de platos normalmente fríos que se sirven todos a la vez y
espacio donde se disponen’ y ‘lugar de un local de espectáculos donde se sirven bebidas y
cosas de comer’. Su plural es ambigús ( PLURAL, 1c).
ambos -bas. 1. Adjetivo que significa ‘los dos, uno y otro’: «Midiendo la distancia entre
ambos lugares obtuvo el perímetro y el radio terrestres» (Maza Astronomía [Chile 1988]).
También funciona como pronombre, con el sentido de ‘las dos personas o cosas
mencionadas o consabidas’: «Ella se acerca como una autómata hasta él, y ambos miran el
patio de butacas» (MFoix Abrazos [Esp. 1984]); «La producción de estrógenos se
incrementa inicialmente en ambos sexos» (Barrera/Kerdel Adolescente [Ven. 1976]). No
debe confundirse con sendos (‘uno para cada persona o cosa mencionada’;  sendos). Su
significado es dual, es decir, implica conjuntamente a los dos referentes, por lo que no se
recomienda su empleo como núcleo de un complemento partitivo (uno de ambos, cada
uno de ambos, ninguno de ambos, etc.): «En ninguno de ambos hermanos se encuentran
síntomas de torturas ni malos tratos» (Abc [Esp.] 20.11.83); en estos casos es preferible usar
los dos: En ninguno de los dos hermanos...
2. En el español actual, el adjetivo ambos no debe ir precedido ni seguido de artículo ni de
ningún otro determinante; así, aunque secuencias como los ambos navíos, sus ambas manos,
estos ambos ladrones, ambas las ciudades, ambos sus ojos, etc., hayan sido normales en el
español medieval y clásico, hoy son ajenas a la norma culta estándar; en el español actual se
dice ambos navíos, ambas manos, ambos ladrones, etc.
3. ambos (a) dos. Esta locución, sinónima de ambos, era muy frecuente en el español
medieval y clásico, más con preposición (ambos a dos) que sin ella (ambos dos); en ambas
formas ha pervivido hasta nuestros días: «Ambas a dos terminarían diciendo [...] lo
contrario» (Verges Cenizas [R. Dom. 1980]); «El trueno fue Juncal Rivero y su madre, de
negro y plata ambas dos» (Vanguardia [Esp.] 2.11.95); por su carácter redundante, está en
retroceso en el habla culta y se desaconseja su empleo.
amedentrar, amedrantar.  amedrentar.

amedrentar(se). 1. ‘Atemorizar(se)’: «Lo amenazó con pistola y todo, para
amedrentarlo» (Hayen Calle [Méx. 1993]). No es normal, y debe evitarse, su uso con el
sentido de ‘amenazar’.
2. Existe desde antiguo la variante amedrantar, que siempre ha sido minoritaria y, por tanto,
menos recomendable que amedrentar. No es correcta la forma amedentrar.
amerizar, amerizaje.  amarar.
amígdala. ‘Órgano en forma de almendra situado a cada uno de los lados del velo del
paladar’: «La garganta está congestionada y sobre las amígdalas se ven pequeños puntos
blancos» (Buscarons Homeopatía [Arg. 2000]). No debe utilizarse el plural amígdalas para
nombrar la afección consistente en la inflamación de estos órganos: «Con amígdalas y todo
[...] hicimos un loco amor en su cama de enferma» (Gala Invitados [Esp. 2002]). La
inflamación de las amígdalas se denomina amigdalitis y, más comúnmente, anginas (
angina).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
32
amo -ma. En general, ‘dueño o poseedor de algo’. El femenino ama que significa,
además, ‘criada principal de una casa’ y ‘mujer que amamanta al hijo de otra’, al
comenzar por /a/ tónica, exige el uso de la forma el del artículo ( el, 2.1): «Una niña
todavía amamantada por el ama Antonia» (GmzOjea Cantiga [Esp. 1982]). En cuanto al
indefinido, aunque no se considera incorrecto el uso de la forma plena una, hoy es
mayoritario y preferible el uso de la forma apocopada un ( uno, 1): «Elena se había
convertido en un ama de casa perfecta» (Díaz Piel [Cuba 1996]).
2. Forma parte de distintas locuciones nominales, usadas tradicionalmente solo en femenino,
como ama de casa (‘mujer que se ocupa de las tareas de su casa’) o ama de llaves
(‘empleada que dirige los asuntos domésticos de una casa’). Nada impide que, si es un
hombre quien desempeña estas labores, se emplee el masculino amo (amo de casa, amo de
llaves): «El ama o el amo de casa [...] cuidan ante todo de que la cocina y los baños
resplandezcan de limpieza» (Vistazo [Ecuad.] 18.9.97).
amoblar.  amueblar.
amohinar(se). ‘Poner(se) triste o mohíno’. La i del grupo /oi/ es tónica en las formas de
este verbo en las que el acento prosódico recae en la raíz. En estas formas, la hache
intercalada no exime de la obligación de tildar la i para marcar el hiato ( TILDE2, 2.2.2b):
amohíno, amohínas, amohína, amohínan, amohíne, amohínes, amohínen.
amolar(se). ‘Afilar’ y ‘fastidiar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como contar 
1, n.º 26), esto es, diptongan las formas cuya raíz es tónica (amuelo, amuelas, etc.)
que coinciden con las del verbo regular amuelar (‘recoger el trigo limpio’;  amuelar),
con el que no debe confundirse, pero no diptongan las formas cuya raíz es átona
(amolamos, amoláis, amolado, etc.).
APÉNDICE
amortecer(se). ‘Apagar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1,
n.º 18).
amueblar. ‘Dotar de muebles [un edificio o alguna parte de él]’. Es regular, a diferencia de
la variante, también válida, pero menos frecuente, amoblar, que es irregular y se conjuga
como contar ( APÉNDICE 1, n.º 26).
amuelar. ‘Recoger el trigo ya limpio en la era, formando el muelo’. Este verbo regular no
debe confundirse con el irregular amolar (‘afilar’ y ‘fastidiar(se)’;  amolar(se)), con el que
coincide en algunas formas de la conjugación.
ánade. ‘Ave palmípeda’. Como nombre de la especie, puede usarse en ambos géneros:
«Chillaban los ánades salvajes» (Moix Arpista [Esp. 2002]); «Se pasaba horas mirando [...]
las ánades reales» (Pozo Novia [Esp. 1995]). Aunque el género etimológico es el femenino,
hoy se emplea mayoritariamente en masculino (el ánade blanco, los ánades blancos). En
femenino singular, al comenzar por /a/ tónica, debe usarse con la forma el del artículo ( el,
2.1): el ánade blanca, no la ánade blanca; las ánades blancas.
anaeróbico -ca.  anaerobio, 2.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
33
anaerobio -bia. 1. Adjetivo que significa ‘que no precisa oxígeno para vivir o para
producirse’. Se aplica tanto a organismos vivos como a actividades o procesos: «El proceso
lo llevaban a cabo microorganismos anaerobios» (Jarabo Energía [Esp. 1984]); «La
digestión anaerobia consiste en la fermentación de residuos vegetales o animales y agua en
ausencia de oxígeno» (Pardo Fuentes [Esp. 1993]). Se opone a aerobio ( aerobio, 1). Es
incorrecta la forma anerobio.
2. Existe también el adjetivo derivado anaeróbico, sinónimo de anaerobio, que se usa con
preferencia a este en referencia a actividades o procesos, y se aplica asimismo a lo
perteneciente o relativo a estos: «Las bacterias aerobias dejan de actuar y se inicia el
proceso anaeróbico de putrefacción del agua» (Vásquez Ecología [Méx. 1993]); «La
capacidad anaeróbica se encuentra notablemente disminuida en las personas mayores»
(Marcos Salud [Esp. 1989]). Se opone a aeróbico ( aerobio, 2).
anales. ‘Relación de sucesos por años’. Este sustantivo masculino se usa siempre en plural.
analfabeto -ta. ‘[Persona] que no sabe leer ni escribir’ y, por extensión, ‘ignorante o
inculto’. Este adjetivo, usado a menudo como sustantivo, tiene dos terminaciones, una para
cada género: «El indio Trinidad era analfabeto y desconocía la aritmética» (Chao Altos
[Méx. 1991]); «Se cree que soy una analfabeta» (Marsé Rabos [Esp. 2000]). No debe usarse
la forma analfabeta para el masculino, como si fuese común en cuanto al género (
2
GÉNERO , 1a): «Este es el héroe de millones, un analfabeta funcional que falla goles»
(Excélsior [Méx.] 14.9.01).
análisis. En general, ‘examen o estudio pormenorizado de algo’. En el español actual es
siempre masculino: el análisis, no la análisis. No varía en plural (
análisis.
PLURAL,
1f): los
anatema. ‘Excomunión’, ‘reprobación o condena’ y ‘maldición o imprecación’. Aunque se
ha usado en ambos géneros, hoy es mayoritario y preferible el masculino: «Recordó los
anatemas de tío Felipe Neri [...], clamando [...] contra los excesos de la horda» (Delibes
Madera [Esp. 1987]).
anatemizar.  anatematizar.
anatematizar. ‘Excomulgar [a alguien]’ y ‘reprobar o condenar [algo o a alguien]’: «El
tercer canon del Concilio de Nicea anatematizaba a quienes abogaban por la abolición de
la esclavitud» (Fasano Derrota [Ur. 1980]). Aunque se emplea a veces la variante reducida
anatemizar, debe usarse con preferencia la forma etimológica anatematizar.
andar. ‘Moverse, normalmente caminando’. Verbo irregular: v. conjugación modelo 
1, n.º 19). Las formas con la raíz irregular anduv-, que corresponden al pretérito
perfecto simple o pretérito de indicativo (anduve, anduviste, etc.), al pretérito imperfecto o
pretérito de subjuntivo (anduviera o anduviese, anduvieras o anduvieses, etc.) y al futuro de
subjuntivo (anduviere, anduvieres, etc.), son las únicas admitidas hoy en la norma culta. Así
pues, no se consideran correctas las formas con la raíz regular and-: andé, andaste,

andara o andase, andaras o andases, etc.
APÉNDICE
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
34
androfobia. ‘Aversión a los hombres’: «Se diría que padece de androfobia, aunque su
trabajo la seduzca, la excite» (Clarí[email protected] [Arg.] 24.1.99). El adjetivo correspondiente es
andrófobo o androfóbico (‘que padece o implica androfobia’): «Ultrafeministas andrófobas
[...] que se dedican a fustigar al género masculino» ([email protected] [Esp.] 10.11.00); «Cobran
[las feministas] por [...] predicar su catecismo androfóbico» (Ameztoy Escuela [Esp.
2001]). No debe confundirse con homofobia (‘aversión a los homosexuales’;  homofobia)
ni con androginia (‘hermafroditismo’;  androginia).
androfóbico -ca o andrófobo -ba.  androfobia.
androgenia.  androginia.

andrógeno. ‘Hormona que induce la aparición de los caracteres sexuales secundarios
masculinos’: «Los andrógenos u hormonas masculinas intervienen en la regulación de las
características sexuales masculinas» (Marcos Salud [Esp. 1989]). No debe confundirse con
andrógino (‘hermafrodita’ y ‘sexualmente ambiguo’;  androginia, 2).
androginia. 1. ‘Hermafroditismo’: «La metáfora sagrada aludía a una primitiva
androginia de Adán, quien fue privado de sus atributos femeninos en pro de la construcción
de una compañera independiente» (Cousté Biografía [Arg. 1978]); y ‘ambigüedad sexual’:
«La androginia es un nuevo concepto de belleza que va a más. Figuras estilizadas con los
rasgos sexuales secundarios poco marcados [...] son una novedad que avanza con fuerza»
(GmnzBartlett Deuda [Esp. 2002]). Es incorrecta la forma androgenia. No debe
confundirse con androfobia (‘aversión a los hombres’;  androfobia).
2. El adjetivo correspondiente, usado también como sustantivo, es andrógino
(‘hermafrodita’ y ‘sexualmente ambiguo’): «Un andrógino realizaba el sueño máximo de
todo individuo: poseer al mismo tiempo los dos sexos» (Jodorowsky Pájaro [Chile 1992]);
«El ideal femenino cambió [...] la sensualidad de las mujeres curvilíneas por la de las
mujeres andróginas, que escondían las formas de su cuerpo» (Urrea Coco [Esp. 1997]). No
debe confundirse con andrógeno (‘hormona masculina’;  andrógeno) ni con andrófobo
(‘que padece o implica aversión a los hombres’ androfobia).
anegar(se). ‘Inundar(se)’. Es hoy regular en la mayor parte del ámbito hispánico: anego,
anegas, anega, etc. Se desaconseja su conjugación como irregular, según el modelo de
acertar  APÉNDICE 1, n.º 16), no infrecuente en algunos países de América: «Se le
aniegan los ojos de lágrimas» (Caretas [Perú] 6.2.97).
anerobio.  anaerobio.

aneurisma. ‘Dilatación anormal de un sector del sistema vascular’. Es válido su uso en
ambos géneros (el/la aneurisma), aunque hoy es mayoritario y preferible el masculino: «Se
consolida el uso de catéteres para tratar los aneurismas» (Mundo [Esp.] 1.6.95). No es
propia del habla culta la forma neurisma.
angina. Normalmente en plural, ‘inflamación de las amígdalas’: «Tuvo anginas y catarros
frecuentes» (Vijnovsky Dudas [Arg. 1988]). Es menos frecuente su uso en singular: «Un
líquido excelente para hacer buches y gárgaras contra las enfermedades de la boca y la
garganta, especialmente contra la angina» (Ronald Frutoterapia [Col. 1998]). En la lengua
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
35
coloquial de algunos países, como España o México, el plural anginas se utiliza también
como sinónimo de amígdalas (‘órganos situados en la garganta’;  amígdalas): «En cuanto
se le inflaman un poco las anginas le sube mucho la fiebre» (MñzMolina Sefarad [Esp.
2001]).
anoche.  ayer, 2.
anochecer. 1. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Como intransitivo impersonal, significa ‘ponerse el Sol o llegar la noche’: «Es tarde, y
casi anochece» (Souza Mentira [Perú 1998]). No es impersonal, en cambio, cuando
significa, dicho del día, ‘llegar al momento en el que se pone el sol’: «El día 5 en la capital
anochece con el alivio de las bombillas» (Revilla Guatemala [Guat. 1976]); y ‘llegar a un
lugar, situación o condición, o estar en ellos, cuando se pone el Sol’: «La mujer que
anochece y amanece todos los días en la tierra de las masacres» (Tiempo [Col.] 13.9.96).
anquilosar(se). ‘Causar, o sufrir, la imposibilidad o disminución de movimiento o, en
sentido figurado, de avance o progreso’: «Esta artrosis que comenzó a anquilosarme a
partir de los setenta y cinco» (GaHortelano Gramática [Esp. 1982]). Debe evitarse la forma

enquilosar(se), vulgarismo extendido en el habla popular.
anteponer(se). ‘Poner(se) [una persona o cosa] delante o por delante de otra’. Verbo
irregular: se conjuga como poner  APÉNDICE 1, n.º 47). El imperativo singular es antepón
(tú) y anteponé (vos), y no antepone.
antigüedad. 1. Se escribe con minúscula inicial en la mayoría de sus acepciones (‘cualidad
de antiguo’, ‘tiempo de existencia de una cosa, o de permanencia de una persona en un
empleo o cargo’, ‘objeto antiguo’ y ‘tiempo remoto’): «Un puente de madera que fue
levadizo [...] atestigua su antigüedad y fortaleza» (Guzmán País [Arg. 1999]); «Se conoce
algún ejemplar de cerca de cinco mil años de antigüedad» (FdzMartínez Arqueología [Esp.
1990]); «Para venderle alguna antigüedad con que socorrerse» (Larreta Volavérunt [Ur.
1980]); «Desde la más remota antigüedad el ser humano ha sentido la necesidad de hacerse
preguntas sobre la Naturaleza que le rodea» (Cultural [Esp.] 17.10.02).
2. Se escribe con mayúscula inicial cuando significa ‘Edad Antigua (etapa de la Historia que
va desde la aparición de la escritura hasta la caída del Imperio romano)’: «Los hombres de la
Antigüedad no tenían una idea optimista de la condición humana» (Universal [Ven.]
1.9.96). Suele referirse especialmente a la época de la Grecia y la Roma clásicas, con
frecuencia en la construcción Antigüedad clásica o grecolatina.
antinomia. ‘Contradicción u oposición entre dos conceptos o principios’: «La antinomia
entre la democracia y el liberalismo se manifiesta en una serie de contradicciones en el
plano ideológico» (Medina Doctrina [Ven. 1984]). Se pronuncia [antinómia], con diptongo
entre las dos vocales finales. No es correcta, pues, la forma con hiato antinomía.
antípoda. 1. Adjetivo de una sola terminación que significa ‘[lugar] situado en un punto
diametralmente opuesto al de referencia’ y, en sentido figurado, ‘[persona o cosa] totalmente
contrapuesta a otra’: «Dos puntos de la superficie terrestre son antípodas si son los
extremos de un segmento que pasa por el centro de la Tierra» (VV. AA. Matemáticas [Esp.
1998]); «La sexualidad no se resuelve ni con la castidad ni con la imagen antípoda: el
desenfreno» (Caparrós Crisis [Esp. 1977]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
36
2. Como sustantivo, referido a persona, se usa en ambos géneros, dependiendo del sexo del
referente, tanto en sentido recto (‘persona que habita en los territorios antípodas’) como en
sentido figurado (‘persona totalmente contrapuesta a otra’): «Nuestros antípodas no son
australianos, sino neozelandeses» (Leguineche Tierra [Esp. 2000]); «Era una chica
agradable; pero en muchos aspectos parecía la antípoda de Lisbeth» (Liendo Platos [Ven.
1985]).
3. Como sustantivo, referido a lugar, se usa indistintamente en ambos géneros, y
normalmente en plural, tanto en sentido recto (‘lugar de la Tierra situado en el punto
diametralmente opuesto al de referencia’) como en sentido figurado (‘postura o actitud
diametralmente opuesta a otra’): «Se habían ido a los antípodas para cortar caña en
Queensland» (Leguineche Tierra [Esp. 2000]); «La moral política está siempre en las
antípodas de la moral poética» (Martínez Novela [Arg. 1989]). Hoy es más frecuente el
femenino. Es también válido, aunque poco frecuente, el uso en singular: «Es necesario
haber leído parte de ellas antes de emprender el viaje a la antípoda de Cochabamba, en el
otro lado del mundo» (Tiempos [Bol.] 26.12.96). Es nombre común, no propio, por lo que
no debe escribirse con mayúscula inicial.
4. Es palabra de una sola terminación, válida para ambos géneros, por lo que no es correcto
el masculino antípodo.
antípodo. antípoda.

a ojos vistas. ‘De manera clara o patente’: «El negocio creció a ojos vistas» (Elizondo
Setenta [Méx. 1987]). No son correctas las variantes a ojos vista y a ojos vistos.
apacentar(se). ‘Dar pasto [al ganado]’ y, como intransitivo, pronominal o no, ‘pacer’.
Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
apadrinar. padrino, 2.
aparecer(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. En el español general es intransitivo en todas sus acepciones:
a) ‘Mostrarse o dejarse ver’: «Carmina no apareció por parte alguna» (CInfante Habana
[Cuba 1986]). Con este sentido se usa también como pronominal, especialmente en el
español americano: «El 23 de noviembre, como a las tres de la tarde, se aparecen los
carceleros» (Matos Noche [Cuba 2002]). Si la aparición es de carácter sobrenatural y hay
complemento indirecto, se usa como intransitivo pronominal en todo el ámbito hispánico:
«En esa montaña se aparecía Dios a los pobladores antiguos» (Torbado Peregrino [Esp.
1993]).
b) ‘Ser hallado’: «El cuerpo y la hamaca del General Uribe no aparecieron» (Herrera Casa
[Ven. 1985]). Con este sentido es menos frecuente su uso en forma pronominal: «Se
aparecieron después en una gota de pus que le salió por el miembro unos [...] animalitos
redondos [...], que no eran otros que los agentes de la gonorrea» (Paso Palinuro [Méx.
1977]).
c) ‘Cobrar existencia o darse a conocer por primera vez’: «Las moléculas eran inobservables
hasta que apareció el ultramicroscopio» (RdgzDelgado Universo [Esp. 1997]).
3. Debe evitarse su uso como transitivo, con el sentido causativo de ‘hacer que [algo o
alguien] aparezca’: El mago apareció un conejo.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
37
aparente. Este adjetivo significa, básicamente, ‘que aparece a la vista, aunque pueda no ser
o no sea real o verdadero’: «Sin que gesto alguno traicionara su aparente calma, apartó la
cara del periódico para besar a la niña» (VLlosa Fiesta [Perú 2000]); «A las tres cuadras
mi aparente prestancia se derrumbó» (Serrano Vida [Chile 1995]); y ‘visible o perceptible’:
«Hiparco introdujo un esquema para estimar el brillo aparente de las estrellas» (Maza
Astronomía [Chile 1988]). Su empleo con el sentido de ‘obvio o evidente’ es calco
semántico del inglés y debe evitarse: «Cuando agonizaba Leonid Brezhnev, era aparente
que su candidato a la sucesión era Konstantin Chernenko» (Hoy [Chile] 18-24.3.85).
apéndice. ‘Cosa adjunta o añadida a otra’, ‘parte del cuerpo animal unida o contigua a otra’
y ‘prolongación del intestino ciego’. Este sustantivo es masculino en el español general
culto: el apéndice.
apendicitis. ‘Inflamación del apéndice’. Como todas las voces que contienen el sufijo -itis
(‘inflamación’), es de género femenino: la apendicitis.
apertura. 1. Sobre la diferencia entre apertura y abertura,  abertura, 1.
2. A partir del sustantivo apertura (‘acción de abrir’), se ha formado el verbo aperturar,
que ha empezado a utilizarse en los últimos años como equivalente de abrir: «Ordeno que
esos contenedores sean aperturados y revisados» (Hoy [Ecuad.] 8.7.97); «Ayer domingo la
Cooperativa Agraria de Producción Casa Grande aperturó sus Terceros Juegos de Verano»
(Comercio [Perú] 14.1.75). Es especialmente frecuente en el lenguaje bancario, donde se ha
puesto de moda la expresión aperturar una cuenta, en lugar de abrir una cuenta. Su uso no
está justificado y debe evitarse.
aperturar.  apertura, 2.

apetecer. 1. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Como intransitivo, ‘ser deseado por alguien lo que el sujeto expresa’. La persona que
siente el deseo se expresa mediante un complemento indirecto: «¿LE apetecen unas
rodajitas de percebitos a la vinagreta?» (Ussía Tratado II [Esp. 1994]). En Andalucía, se
usa a menudo como pronominal: «¿Y sabes lo que se me apetece? Un vasito de té moruno»
(Vázquez Vida [Esp. 1976]).
3. Como transitivo, ‘desear’: «Perdóneme, pero no apetezco absolutamente nada» (Plaza
Cerrazón [Ur. 1980]); este uso es hoy poco frecuente y ha quedado prácticamente relegado a
la lengua literaria.
apófisis. ‘Parte saliente de un hueso’. Es voz femenina: la apófisis.
apologeta. ‘Persona que cultiva la apologética (parte de la teología que se ocupa de
demostrar y defender la verdad de los dogmas del cristianismo)’: «Los apologetas hacen
esforzadamente la defensa del cristianismo» (Marías Filosofía [Esp. 1941-70]). Aunque por
razones históricas solo se documenta su uso en masculino ya que la teología ha sido
tradicionalmente cultivada por hombres es, por su terminación, común en cuanto al
género ( GÉNERO2, 1a y 3b): el/la apologeta. No debe confundirse con apologista
(apologista), voz que pertenece a la misma familia léxica, pero de sentido más general;
así, no debe decirse, por ejemplo, los apologetas del liberalismo, sino los apologistas del
liberalismo.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
38
apologista. ‘Que hace apología o defensa de alguien o algo’. Referido a persona, se emplea
normalmente como sustantivo: «Ni se afilia al grupo de los detractores ni al de los
apologistas» (Melón Significación [Esp. 1959-60]). Por su terminación, es común en cuanto
al género ( GÉNERO2, 1a y 3b): el/la apologista. Aunque pertenece a su misma familia
léxica, no significa lo mismo que apologeta (apologeta).
apoquinar. ‘Pagar, generalmente de mala gana’: «¡Empiece por apoquinar las
consumiciones que me ha hecho!» (Rellán Crónica [Esp. 1985]). No debe confundirse con
acoquinar(se) (‘acobardar(se)’;  acoquinar(se)).
apostar(se). 1. Es irregular y se conjuga como contar
APÉNDICE 1, n.º 26) cuando
significa:
a) ‘Pactar con otro(s) que quien acierte o tenga razón en una discusión, juego o contienda
deportiva gana [algo convenido, especialmente una cantidad de dinero]’. Con este sentido,
es transitivo lo que se juega en la apuesta se expresa mediante un complemento directo,
aunque es frecuente su uso como absoluto, con complemento directo implícito y lleva
además con frecuencia otro complemento, precedido de la preposición a, que expresa el
resultado que se aventura: «Te apuesto cien dólares A que es cubana» (Ott Dientes [Ven.
1999]); en la lengua cuidada, no debe prescindirse de la preposición: Te apuesto que es
cubana. Es frecuente su uso en forma pronominal (apostarse algo) y, en ese caso, la persona
con la que se hace la apuesta se expresa, no mediante un complemento indirecto, como en el
caso anterior, sino con un complemento precedido de con: «Se apostó una cena CON los
amigos a que llamaba Cojoncio al hijo» (Cela Colmena [Esp. 1951-69]). Si se trata de una
contienda deportiva o juego en el que existen varias opciones, aquella por la que se apuesta
se expresa mediante un complemento precedido de a o por: «Puede además poner en juego
su suerte, apostando A su número preferido» (Universal [Ven.] 6.4.99); «Los yanquis no
apuestan nunca POR un caballo que ya ha caído» (VqzMontalbán Galíndez [Esp. 1990]).
b) ‘Dar por cierto [algo]’. Con este sentido, es también transitivo. El complemento directo
suele ser una subordinada introducida por que: «Ezequiel optó por callarse la boca. No
podía apostar que el tono no fuera a traicionarlo» (Cohen Insomnio [Arg. 1986]).
c) ‘Manifestar confianza u optar [por alguien o algo]’. En este caso, es intransitivo y se
construye con un complemento precedido de por o, más raramente, a: «Antic apostó POR sus
hombres más técnicos» (Abc Electr. [Esp.] 8.9.97); «Toda mi vida he apostado A esos
valores» (Viñas Lisandro [Arg. 1985]). El complemento puede ser una oración subordinada
introducida por que: «Muy pocos apostaban POR QUE el Partido Popular llegaría al poder»
(Mundo [Esp.] 21.9.96); en ese caso es incorrecto escribir porque, en una sola palabra (
porque, 2b):
2. Es regular cuando significa ‘poner(se) en un determinado lugar con algún fin’: «En el
templo, los soldados revisan los rincones y se apostan estratégicamente» (Santander
Milagro [Méx. 1984]).
apotegma. ‘Dicho breve y sentencioso’: «―El adjetivo, cuando no da vida, mata‖, reza el
conocido apotegma de Vicente Huidobro» (Celorio Ensayo [Méx. 2001]). Es de género
masculino y no debe confundirse con el sustantivo femenino apotema (‘perpendicular que
va del centro de un polígono regular a uno de sus lados’;  apotema).
apotema. ‘Perpendicular que va desde el centro de un polígono regular a uno cualquiera de
los lados’ y ‘altura de las caras triangulares de una pirámide regular’: «¿Cuánto mide la
apotema de un pentágono regular de lado 10 cm?» (VV. AA. Matemáticas [Esp. 1998]);
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
39
«En una pirámide regular la apotema de las caras laterales mide 9 cm» (VV. AA.
Matemáticas [Esp. 1998]). Es de género femenino y no debe confundirse con el sustantivo
masculino apotegma (‘dicho breve’;  apotegma).
aprendiz. ‘Persona que aprende un arte u oficio’. Por su terminación, es común en cuanto al
género (el/la aprendiz;  GÉNERO, 1a y 3i): «El actor tenía entre sus objetivos llevarse a la
cama a la aprendiz de estrella» (RCruz Fiestas [Esp. 2001]). Pero se usa también, incluso
en el nivel culto, el femenino específico aprendiza: «La antigua aprendiza de reina tuvo
libertad para seleccionar a los comensales» (GaMárquez Años [Col. 1967]).
aprendiza.  aprendiz.
apretar(se). ‘Oprimir o estrechar’ y ‘juntar(se) estrechamente’. Verbo irregular: se conjuga
como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16), esto es, diptongan las formas cuya raíz es tónica
(aprieto, aprietas, etc.), pero no aquellas cuya raíz es átona (apretamos, apretáis, etc.). Son,
pues, incorrectas las formas sin diptongo cuando la raíz es tónica: apreto, apretas, etc.
apretazón. ‘Apretura o estrujamiento’. Es voz femenina, usada en el habla coloquial de la
mayoría de los países americanos: «Lo que más le molestaba era la apretazón del pecho»
(Montero Trenza [Cuba 1987]).
aprobar. 1. ‘Dar por bueno [algo]’ y ‘dar a alguien, o conseguir alguien, la calificación de
aprobado en una prueba’. Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
2. Con el segundo sentido indicado, puede construirse de tres modos:
a) Aprobar [a alguien] EN una prueba o materia: «Tengo que agradecerles que me
aprobaran EN la prueba que nos hicieron para prorrogar el contrato» (MtzBallesteros
Pisito [Esp. 1990]). Aquí la persona que supera la prueba o materia se expresa mediante un
complemento directo.
b) Aprobar [una prueba o materia] a alguien: Le aprobaron las Matemáticas. Aquí la
persona que supera la prueba o materia se expresa mediante un complemento indirecto.
c) Aprobar alguien [una prueba o materia]: «Debía estudiar esa noche entera si quería
aprobar el examen» (CInfante Habana [Cuba 1986]). Aquí la persona que supera la prueba
o materia es el sujeto de la oración. Esta es la construcción más frecuente hoy.
aptitud. ‘Capacidad o idoneidad para algo’: «De su madre heredó una gran aptitud
musical» (Castilla Psiquiatría 2 [Esp. 1980]). No debe confundirse con actitud (‘postura’;
 actitud).
aquiescente. ‘Que consiente o autoriza’: «El muchacho mueve la cabeza, quién sabe si
aquiescente o dubitativo» (Merino Novela [Esp. 1987]). Este adjetivo procede del latín
acquiescens, -entis (participio de presente del verbo acquiescere, ‘asentir’). No se considera
correcta la forma aquiesciente.
aquiesciente.  aquiescente.

árabe. 1. Adjetivo (también sustantivo, referido a persona) que significa, etimológicamente,
‘de Arabia, península situada en el sudoeste de Asia’ y, en general, ‘de la etnia o pueblo
semita de lengua árabe que, originario de la península arábiga, se extendió por otras zonas
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
40
de Asia y África y llegó a dominar, en la Edad Media, gran parte de España’: «Una Ramala
destrozada por la guerra entre árabes e israelíes fue la cuna de la pequeña Yasmin» (País
[Esp.] 24.9.02); «La agricultura está basada principalmente en los sistemas de regadíos,
muchos de ellos heredados de los árabes» (Armendáriz Cocina [Esp. 2001]). Se aplica hoy
a los países de etnia y lengua mayoritariamente árabe, y a todo lo perteneciente o relativo a
ellos: «Hemos detenido a muchos oficiales y agentes infiltrados en Afganistán desde países
árabes, Irán y Pakistán» (País [Esp.] 1.12.85). También significa ‘de los árabes’ y, como
sustantivo masculino, ‘lengua de los árabes’: «Por la mañana recorrimos el barrio árabe»
(Leguineche Camino [Esp. 1995]); «Le oigo hablar un idioma semita, no sé si el árabe o el
hebreo» (Tibón Aventuras [Méx. 1986]).
2. El adjetivo árabe no es sinónimo de islámico o musulmán: árabe es un concepto étnicolingüístico, que hace referencia a una etnia y a una lengua, mientras que islámico o
musulmán son conceptos religiosos ( islam, 2 y musulmán), que hacen referencia a una
religión. Así, hay personas o países de religión musulmana o islámica que no son de etnia y
lengua árabe (por ejemplo, Turquía, Afganistán o Irán son países islámicos, pero no árabes,
pues su población mayoritaria no es árabe ni habla árabe) y, viceversa, puede haber personas
de etnia y lengua árabe que no profesen la religión islámica.
a rastras. ‘Arrastrando’: «Me acerco a rastras, apoyándome en los codos» (Quintero Danza
[Ven. 1991]); y ‘a la fuerza o de mala gana’: «La sacó cariñoso de la cocina y se la llevó a
rastras a tomarse un aperitivo» (Herrera Casa [Ven. 1985]). No se admite, con estos
sentidos, la grafía simple arrastras.
árbitro -tra. 1. ‘Persona encargada de decidir y solucionar un conflicto entre distintas
partes’ y ‘profesional que vela por el cumplimiento del reglamento en un encuentro
deportivo’. El femenino es árbitra: «Creo que las mujeres [...] no deben ser árbitras de la
NBA» (País [Esp.] 1.11.97). No debe emplearse la forma masculina para referirse a una
mujer: la árbitro.
2. Con los sustantivos referidos a seres sexuados que han comenzado a usarse en femenino
en los últimos años, no funciona ya, de manera espontánea, la norma que tradicionalmente
asigna a los sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica la forma el del artículo (
el, 2.1 y 2.3b). Así, la mayoría de los hablantes dicen la árbitra, marcando el género de
forma regular en el artículo, a la vez que queda explícito este en la terminación femenina del
sustantivo: «Pitó sin dudar la árbitra principal» (Unive[email protected] [Ven.] 22.12.97). Lo mismo
ocurre con el indefinido, que suele usarse en la forma plena una: «Es la primera vez que una
árbitra panameña participa en una olimpiada» ([email protected] [Pan.] 14.9.00).
arborecer. Dicho de una planta, ‘hacerse árbol’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
área. ‘Espacio comprendido entre ciertos límites’. Es voz femenina: «Los temas abarcan
todas las áreas» (País [Esp.] 9.1.97). Al comenzar por /a/ tónica, exige el uso de la forma el
del artículo si entre ambos elementos no se interpone otra palabra ( el, 2.1), pero los
adjetivos deben ir en forma femenina: «Se inicia un movimiento general para ocupar toda el
área escénica» (Paz Paraíso [Cuba 1976]). En cuanto al indefinido, aunque no se considera
incorrecto el uso de la forma plena una, hoy es mayoritario y preferible el uso de la forma
apocopada un ( uno, 1): «Una mujer recostada en un área iluminada» (Fuentes
Ceremonias [Méx. 1989]). Lo mismo ocurre con los indefinidos alguno y ninguno: algún
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
41
área, ningún área. El resto de los adjetivos determinativos debe ir en femenino: esa área, la
misma área, toda el área, etc.
areópago. 1. Como nombre del tribunal superior de la antigua Atenas, debe escribirse con
mayúscula: «Ese dogma que echó para atrás a los griegos cuando san Pablo se lo explicó
en el Areópago» (Gala Invitados [Esp. 2002]). Si se utiliza con el sentido, a veces irónico,
de ‘reunión de expertos o personas con autoridad en un ámbito determinado’, se escribe con
minúscula: «Siempre me faltó desparpajo para pedir por mí mismo la admisión en el eximio
areópago» (Laín Descargo [Esp. 1976]). Es incorrecta la forma aerópago, sobre la que
puede haber influido el elemento compositivo aero- ( aero-).
2. El sustantivo derivado, areopagita, significa ‘juez del Areópago’: «Los areopagitas, [...]
ocupaban ya sus asientos cavados en la roca» (PzUrbel Pablo [Esp. 1940]). Se usa
frecuentemente en aposición a nombres propios, como apodo o sobrenombre, caso en el que
se escribe con mayúscula ( MAYÚSCULA, 3.2.4): «Tradujo a los grandes autores de la
línea platónica, como Plotino y Dionisio Areopagita» (Garrido Esoterismo [Esp. 1983]). Es
incorrecta la forma aeropagita.
argot. ‘Jerga’. Su plural es argots ( PLURAL, 1h).
argüir. ‘Alegar o argumentar’. Verbo irregular: se conjuga como construir  APÉNDICE 1,
n.º 25). Su participio, argüido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
aridecer(se). ‘Hacer(se) árido’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE
1, n.º 18). Como intransitivo, puede usarse en forma pronominal o no pronominal: La tierra
(se) arideció debido a la falta de lluvias.
arma. ‘Instrumento destinado a atacar o a defenderse’. Es voz femenina: «No creo que los
compañeros hayan depuesto las armas» (Montaño Andanzas [Méx. 1995]). Al comenzar por
/a/ tónica, exige el uso de la forma el del artículo si entre ambos elementos no se interpone
otra palabra ( el, 2.1), pero los adjetivos deben ir en forma femenina: «Encañonaron al
policía y le arrebataron el arma reglamentaria» (Abc [Esp.] 3.6.89). En cuanto al
indefinido, aunque no se considera incorrecto el uso de la forma plena una, hoy es
mayoritario y preferible el uso de la forma apocopada un ( uno, 1): «La serenidad en Luis
era un arma seductora» (González Dios [Méx. 1999]). Lo mismo ocurre con los indefinidos
alguno y ninguno: algún arma, ningún arma. El resto de los adjetivos determinativos debe ir
en femenino: esa arma, la misma arma, etc.
armazón. ‘Pieza o conjunto de piezas que constituyen el sostén o la estructura de algo’. Es
válido su uso en ambos géneros: «Una jaula construida con el armazón de alambres de una
vieja falda» (Donoso Casa [Chile 1978]); «Las paredes prefabricadas tenían por dentro una
armazón de hierros» (Valladares Esperanza [Cuba 1985]).
aroma. ‘Olor muy agradable’. En el español actual se emplea exclusivamente en masculino:
«A su paso esparcía un aroma afrutado» (Hayen Calle [Méx. 1993]). Debe evitarse hoy su
uso en femenino (la aroma), debido en muchos casos al influjo del catalán.
arquitecto -ta. ‘Persona capacitada para ejercer la arquitectura’. El femenino es arquitecta
( GÉNERO2, 3a): «Era una arquitecta de unos cuarenta años» (Fogwill Cantos [Arg.
1998]). No debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: la arquitecto.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
42
arras. ‘Señal que se da como garantía en un contrato’ y ‘conjunto de trece monedas que
simbólicamente intercambian los contrayentes durante la ceremonia católica del
matrimonio’. Este sustantivo femenino se usa siempre en plural, por lo que debe evitarse el
singular arra.
arrastras.  a rastras.

arrecir(se). ‘Entumecer(se) por causa del frío’. Es verbo defectivo que solo se emplea en
aquellas formas cuya desinencia empieza por i: «Los árboles inmóviles como fantasmas
arrecidos en medio de la nieve» (Llamazares Lluvia [Esp. 1988]).
arrendar. 1. Este infinitivo corresponde a dos verbos diferentes: uno significa ‘ceder, o
adquirir, temporalmente el uso [de algo] por un precio convenido’; el otro, ‘atar [a un
caballo] por las riendas’. Ambos son irregulares y se conjugan como acertar  APÉNDICE
1, n.º 16).
2. Con el primer sentido indicado, el sujeto puede ser tanto quien cede algo en arriendo
como quien lo toma. Así, una oración como Pedro arrendó el piso a su hermano, fuera de
contexto, es ambigua, ya que puede significar tanto que Pedro tomó en arriendo el piso de su
hermano, como que Pedro cedió a su hermano en arriendo un piso de su propiedad.
arrepentirse. ‘Lamentar haber hecho o dejado de hacer algo’ y ‘volverse atrás en una
decisión’. Verbo irregular: se conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
arrevolver(se).  revolver(se).

arribismo.  arribista.
arribista. ‘[Persona] cuyo único interés es triunfar de forma rápida y sin escrúpulos’: «Los
políticos arribistas [...] también han de enfrentarse a la opinión pública» (Proceso [Méx.]
14.7.96). Aunque la palabra francesa de la que proviene se escribe con v (arriviste) pues
deriva del francés arriver, ‘llegar’, en español debe escribirse con la b propia de la familia
léxica de arribar, equivalente español de aquel verbo francés. Es, pues, incorrecta la grafía

arrivista. Lo mismo cabe decir del sustantivo correspondiente arribismo (no arrivismo).
arrivismo, arrivista.  arribista.

arroba. Unidad tradicional de medida de capacidad y de masa, cuyo símbolo (@) se ha
popularizado en los últimos tiempos por ser el que aparece, en las direcciones de correo
electrónico, entre el nombre que identifica al usuario y el sitio de Internet donde está
ubicado su servidor de correo: [email protected] Sobre el empleo de este símbolo, innecesario
e inaceptable, para referirse conjuntamente a individuos de ambos sexos ([email protected] niñ@s), 
2
GÉNERO , 2.2.
arrogarse. ‘Atribuirse una facultad, un derecho, un mérito, etc.’: «Te bastó quererla para
arrogarte el derecho a comprarla» (Piñera Siameses [Cuba 1990]). No debe confundirse
con abrogar (‘abolir’;  abrogar) ni con irrogar (‘causar [un daño]’;  irrogar).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
43
arroz. ‘Planta gramínea y, especialmente, su fruto en forma de granos pequeños y blancos’.
Es voz masculina: el arroz.
arte. 1. ‘Actividad humana que tiene como fin la creación de obras culturales’, ‘conjunto de
habilidades, técnicas o principios necesarios para realizar una determinada actividad’,
‘instrumento que sirve para pescar’ y ‘maña o habilidad’. Este sustantivo, que era femenino
en latín, puede usarse en ambos géneros, teniendo en cuenta que, en el español actual,
cuando va en singular, lo normal es usarlo en masculino: «El cine es el séptimo arte» (Abc
[Esp.] 5.1.96); «Velázquez establece un principio del arte moderno» (Fuentes Esto [Méx.
2002]); «Sigue bloqueando la prohibición de las volantas, que son un arte de pesca [...]
esquilmador y antiecológico» (Mundo [Esp.] 30.5.96); y, cuando va en plural, lo normal es
usarlo en femenino: «Aprendió con provecho las artes marciales» (Otero Temporada [Cuba
1983]); «Es necesaria una reordenación de las artes de pesca» (País [Esp.] 11.7.80); «Te
has acostumbrado a conseguir algunas cosas con muy malas artes» (Carrión Danubio [Esp.
1995]). No obstante, con el sentido preciso de ‘conjunto de normas y principios para hacer
bien algo’, es normalmente femenino, incluso en singular, y así se habla de arte amatoria,
arte cisoria, arte métrica o arte poética. En el español actual, si se usa en femenino singular,
debe llevar la forma el del artículo, por ser palabra que comienza por /a/ tónica ( el, 2.1):
el arte poética, no la arte poética.
2. estado del arte. Calco censurable del inglés state of the art: «Se tendrá la inestimable
ocasión de ver allí [...] los desarrollos más avanzados, el estado del arte de nuestras
variadas tecnologías» (Abc Cult. [Esp.] 12.7.96). En español, se recomienda sustituirlo por
las expresiones estado (o situación) actual, últimos avances o estado de la cuestión, según
los casos.
ascendencia. ‘Conjunto de ascendientes o antecesores de alguien’: «Louis Leakey todavía
excluía totalmente a los australopitecos de Suráfrica de nuestra ascendencia» (Arsuaga
Enigma [Esp. 2001]); y ‘procedencia u origen de algo o alguien’: «Su madre era de
ascendencia mexicana» (Carrillo Posada [Méx. 1980]); «En Toscana se sigue un [arte]
románico de directa ascendencia romana» (Bassegoda Arte [Esp. 1989]). Significa también,
en lenguaje técnico, ‘movimiento ascendente’: «La persistencia de las condensaciones
provocadas por la ascendencia del aire sobre las laderas» (Albentosa Clima [Esp. 1991]).
Aunque tradicionalmente se ha censurando su empleo con el significado de ‘influencia sobre
algo o alguien’, sentido que se atribuía en exclusiva a la voz ascendiente ( ascendiente), es
uso extendido hoy en todo el ámbito hispánico y no hay motivo para su censura: «Era
respetado, contaba con ascendencia sobre los nobles del norte» (Otero Temporada [Cuba
1983]); «Se sabía la ascendencia que tenía entre los médicos» (LTena Renglones [Esp.
1979]).
ascendente. Como adjetivo, ‘que asciende’: «Caminaba por un estrecho pasillo
ascendente» (Andahazi Piadosas [Arg. 1999]); con este sentido también es válido, aunque
poco frecuente, el uso de la variante ascendiente. Como sustantivo, significa, en astrología,
‘constelación o signo del Zodiaco que asciende sobre el horizonte en el momento en que va
a realizarse una predicción, especialmente el que corresponde al momento del nacimiento de
una persona’: «Para levantar un horóscopo tiene que establecerse el ascendente» (Samsó
Calendarios [Esp. 1981]). No debe usarse con los sentidos de ‘persona de la que otra
desciende’ (Tengo ascendentes indios) ni ‘influencia sobre alguien o algo’ (Tiene mucho
ascendente sobre sus hermanos); para ello solo es válido el uso de ascendiente 
ascendiente).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
44
ascender. 1. Verbo irregular: se conjuga como entender  APÉNDICE 1, n.º 31).
2. Cuando significa ‘subir’, en el sentido de ‘ir o llegar a un lugar más alto’, es intransitivo y
suele llevar complementos de origen y destino: «El aire cálido asciende DESDE la superficie
HASTA la nube» (Picazo Grillos [Esp. 2000]). A veces se construye con un complemento
precedido de por, que expresa el lugar que se recorre durante el ascenso: «Jano lo vio
ascender POR la cuesta que conducía a los invernaderos» (Colinas Año [Esp. 1990]). En el
uso transitivo, este complemento con por se transforma en el complemento directo ( 3).
3. Es transitivo cuando significa ‘recorrer [un lugar] que implica una subida o ascenso’:
«Mientras ascendíamos la empinada cuesta de la Avenida del Tibidabo» (Alou Aportación
[Esp. 1991]). El complemento que funciona como directo en esta construcción funciona
como complemento preposicional precedido de por en el uso intransitivo ( 2). Es también
transitivo con el sentido de ‘poner [a alguien] en un lugar, puesto o categoría superior’: «En
1829, Juan Manuel de Rosas lo ascendió a brigadier general» (Guzmán País [Arg. 1999]).
ascendiente. Como adjetivo, ‘que asciende’: «Deberá seguir conduciendo a Gran Bretaña
por la pendiente ascendiente» (Prensa [Arg.] 19.4.92); con este sentido se recomienda usar
con preferencia la forma ascendente. Como sustantivo, ‘persona de la que otra desciende’:
«Los ascendientes de su madre fueron expulsados por ser católicos» (VLlosa Fiesta [Perú
2000]); e ‘influencia sobre alguien o algo’: «Es [...] un líder con enorme ascendiente sobre
las masas» (Semana [Col.] 21-28.1.97). No debe usarse con el sentido de ‘signo del Zodiaco
que asciende sobre el horizonte en un momento dado’ (Tenía el ascendiente en Géminis),
que corresponde únicamente al sustantivo ascendente  ascendente).
asechanza. 1. ‘Engaño o trampa para hacer daño a alguien’: «El desprevenido no sabía que
era el escogido para la asechanza y generalmente dos o tres se aliaban contra él» (Adoum
Ciudad [Ecuad. 1995]). Aunque emparentado etimológicamente con acechanza (‘acción de
acechar, esto es, observar a escondidas’;  acechanza, 1), ambos términos fueron
especializando sus usos y hoy no deben confundirse. Si bien en zonas de seseo estas dos
palabras se pronuncian de la misma manera, deben distinguirse adecuadamente en la
escritura.
2. El verbo asechar (‘urdir asechanzas o engaños’) casi no se emplea en la actualidad. En
zonas de seseo, no deben confundirse sus formas con las del verbo acechar, aunque ambos
deriven del mismo verbo latino ( acechanza, 2).
asentar(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
2. Cuando significa ‘situar(se) o apoyar(se) en un determinado lugar’, se construye con un
complemento precedido de en o sobre, y puede ser transitivo: «No podía asentar su codicia
SOBRE bases firmes» (Marcos Fantasma [Méx. 1986]); o intransitivo, tanto pronominal
como no pronominal: «La mayoría [de las casas] se asentaban SOBRE pilotes» (GaMárquez
Amor [Col. 1985]); «La grúa había asentado EN terreno falso» (Montaño Cenizas [Méx.
1990]).
asentir. ‘Mostrarse de acuerdo con lo que otro ha afirmado o propuesto’. Verbo irregular: se
conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
asequible. 1. Adjetivo que significa ‘que se puede conseguir o adquirir’: «El objetivo de
este nuevo centro de Cáritas [...] es ofrecer a los ancianos un alojamiento asequible A su
economía» (Vanguardia [Esp.] 27.3.94); referido a precio, ‘moderado’: «Una amplia gama
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
45
de tarjetas, con precios asequibles PARA cualquier bolsillo» (Bustos Multimedia [Esp.
1996]); ‘que se puede derrotar’: «Jugará la primera eliminatoria ante el Vevey suizo, un
rival asequible» (País [Esp.] 1.10.86); y ‘comprensible o fácil de entender’: «Ni siquiera las
otras ramas de las humanidades [...] han podido preservar esa visión integradora y un
discurso asequible AL profano» (VLlosa Verdad [Perú 2002]). Como se ve en los ejemplos,
puede llevar un complemento con a o para. Conviene evitar su empleo con el sentido de
‘que permite un fácil acceso o entrada’ o, referido a persona, ‘afable o de buen trato’,
sentidos que corresponden al adjetivo accesible ( accesible): «Madrid es fácilmente
asequible por autopistas» (Rojo Hotel [Bol. 1988]); «Es una persona amable, asequible»
(Morena Silencios [Esp. 1995]).
2. Se pronuncia [asekíble], no [aksekíble], como ocurre a veces por cruce con accesible,
error que se refleja en la grafía accequible, documentadas en zonas de seseo: «Habrá que
diseñar e impulsar una política que [...] trate de hacer más accequible el conocimiento en
salud» (Vasco Estado [Col. 1988]).
aserrar.  serrar, 2.
asignatura. ‘Materia que forma parte de un plan de estudios’: «La asignatura era
obligatoria para los estudiantes de la Facultad de Medicina» (Trabulse Orígenes [Méx.
1994]). No debe confundirse con signatura (‘señal distintiva’;  signatura).
asir(se). 1. ‘Agarrar(se) o sujetar(se)’. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE
1, n.º 20).
2. Como transitivo, además del complemento directo, lleva con frecuencia un complemento
encabezado por las preposiciones de o por: «José Luis la asió DE la mano y la consoló»
(Gironella Hombres [Esp. 1986]); «Alguien asió a Alicia POR la muñeca» (LTena Renglones
[Esp. 1979]).
3. Como pronominal, se construye siempre con un complemento precedido de las
preposiciones a o de: «Teobaldo se asió A un tobillo de la dama» (GaHortelano Gramática
[Esp. 1982]); «Me así con fuerza DEL brazo de José» (FdzCubas Hermana [Esp. 1980]).
asistenta.  asistente.
asistente. 1. Como adjetivo del participio de presente del verbo asistir (‘acudir a un
lugar’ y ‘ayudar’), tiene una sola terminación, válida para ambos géneros:
público/profesor asistente, delegación/secretaria asistente. Consecuentemente, como
sustantivo, con los sentidos de ‘persona que asiste a un acto’ y ‘persona que ocupa un cargo
o puesto auxiliar a las órdenes de otra’, es común en cuanto al género (el/la asistente; 
GÉNERO, 1a y 3c): «El evento comenzó a las 14 horas, aunque las asistentes comenzaron a
llegar desde la una de la tarde» (Yucatán [Méx.] 24.7.96); «Era la asistente personal de
Leonel Gonzales» (Caretas [Perú] 14.9.00). En España, el femenino asistenta solo se usa
para designar a la mujer que realiza trabajos domésticos por horas: «Sus casas [...] relucen
de limpias y aseadas, pese a no disponer de asistenta» (Carbonell Televisión [Esp. 1992]).
2. Se usa con frecuencia referido a cargos docentes o de investigación, por calco del inglés
assistant: «En 1953 fue designado profesor asistente de técnicas murales» (Carrillo Pintura
[Méx. 1981]).
3. asistente social. ‘Persona titulada cuya misión es prevenir y solucionar problemas de
índole social’. Esta locución, al igual que su núcleo asistente, es común en cuanto al género
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
46
(el/la asistente social): «Paula, una asistente social de 37 años, tiene una hija de 13 meses»
(Clarín [Arg.] 17.4.97). Se desaconseja, en el uso culto, el femenino asistenta social.
asma. ‘Enfermedad de los bronquios’. Es voz femenina: «Marcel había suspirado tanto ahí,
con esa asma terrible» (Bryce Vida [Perú 1981]). Al comenzar por /a/ tónica, exige el uso
de la forma el del artículo si entre ambos elementos no se interpone otra palabra ( el, 2.1),
pero los adjetivos deben ir en forma femenina: «A los dos años de edad lo atacó por vez
primera el asma crónica» (Granma [Cuba] 3.97). En cuanto al indefinido, aunque no se
considera incorrecto el uso de la forma plena una, hoy es mayoritario y preferible el uso de
la forma apocopada un ( uno, 1): «Sufría de un asma cardíaca» (Tiempo [Col.] 28.4.97).
asolar. 1. Esta es la forma de infinitivo de dos verbos transitivos etimológicamente diversos:
a) ‘Arrasar o destruir completamente [un lugar]’. Este verbo, que procede del latín assolare
(‘derribar o echar al suelo’), es irregular y se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26);
por tanto, la vocal o de la raíz diptonga cuando es tónica: «Las fuerzas de Carlos V [...]
saquean y asuelan Roma» (Cardoza Guatemala [Guat. 1985]); pero no diptongan las formas
en que la raíz es átona: «Muchas veces asolamos poblados perfectamente organizados junto
al río [...]. Tras nuestro paso apenas quedaban cenizas» (Arenales Arauco [Esp. 1992]).
b) Dicho del sol, la sequía o el calor, ‘secar [un campo] como consecuencia de la falta de
humedad y las altas temperaturas’. Este verbo, formado sobre el sustantivo español sol, es
regular y, por tanto, no diptonga en ninguna de sus formas: «Ha montado el Partido del
Agua para luchar contra la sequía que asola la zona» (Tiempo [Esp.] 29.5.95). Por su
significado, se trata de un verbo terciopersonal, es decir, se usa solo en las terceras personas
del singular y del plural, y en las formas no personales (infinitivo, gerundio y participio).
2. La distinción entre uno y otro verbo está desapareciendo del español actual: ambos
comparten el sentido profundo de ‘destruir por completo’ y tienden a conjugarse como
regulares. Por tanto, hoy son normales en la lengua culta las formas asolo, asolas, etc.
también para el primero de los verbos indicados: «El tifón Linda [...] asola Vietnam y
Tailandia» (Picazo Grillos [Esp. 2000]).
asosegar(se).  sosegar(se).

aspamentar, aspamentero

aspamiento.  aspaventar, 2.
-ra,

aspamento,

aspamentoso
-sa,
aspaventar. 1. ‘Espantar [algo o a alguien] haciendo aspavientos’ y ‘hacer aspavientos’.
Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16). Solo diptongan las
formas cuya raíz es tónica: aspaviento, aspavientas, etc. No deben diptongarse, por tanto, las
formas cuya raíz es átona: aspavientó, aspavientando, etc.
2. Pertenecen a la misma familia léxica el sustantivo aspaviento y los adjetivos aspaventero
y aspaventoso. Deben evitarse, para estos últimos, las formas con diptongo aspavientero y

aspavientoso. Asimismo, en el habla culta, deben evitarse, en todas las palabras de esta
familia, las deformaciones que cambian la -v- en -m- o la a- inicial en e-, propias del habla
popular de amplias zonas del ámbito hispánico: aspamentar o espamentar por aspaventar;

aspam(i)ento o espam(i)ento por aspaviento; aspamentero o espamentero por
aspaventero; y aspamentoso o espamentoso por aspaventoso.
aspaventero -ra, aspaventoso

aspavientoso -sa.  aspaventar.
-sa,

aspavientero
-ra,
aspaviento,
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
47
áspic. ‘Plato frío, especialmente de carne o pescado, que se presenta cubierto de gelatina en
un molde’. Su plural es áspics (
tilde ( TILDE2, 1.1.2).
PLURAL,
1h), que, al igual que el singular, debe llevar
áspid. ‘Serpiente venenosa’: «Volvió a enloquecer con el fastuoso veneno de su áspid
egipcio» (Moix Sueño [Esp. 1986]). Es masculino y su plural es regular ( PLURAL, 1g): los
áspides. Existe también la variante áspide, de escaso uso en la actualidad: «Una Cleopatra
con un áspide de fantasía enroscado en el cuello» (Ramírez Baile [Nic. 1995]). Es voz llana:
[áspid], no [aspíd].
áspide.  áspid.
astil. ‘Mango de algunas herramientas’: «Habían inventado los antiguos mexicanos un huso
compuesto de un astil y un disco» (Gutiérrez/Mompradé Indumentaria 1 [Méx. 1981]). Es
voz aguda: [astíl]; debe evitarse la acentuación llana ástil, debida probablemente al cruce
con mástil.
astraza.  estraza.

atalaya. Cuando significa ‘torre vigía’ y ‘altura desde la que se divisa mucho espacio de
tierra o mar’, es femenino: «Mi personaje hubiese deseado [...] dedicarse a mirar el mar
desde aquella atalaya» (Díaz Piel [Cuba 1996]); así pues, con este sentido no es correcto su
uso en masculino. Sí se usa en masculino con el sentido, poco frecuente hoy, de ‘hombre
que vigila desde una atalaya’: «Los atalayas apostados en el Panecillo descubrieron [...]
movimientos sospechosos en la montaña» (Salvador Ecuador [Ecuad. 1994]).
atañer. 1. Dicho de una cosa, ‘afectar o concernir a alguien o algo’. Verbo irregular: se
conjuga como tañer  APÉNDICE 1, n.º 56). Por su significado, se trata de un verbo
terciopersonal, es decir, se usa solo en las terceras personas del singular y del plural, y en las
formas no personales (infinitivo, gerundio y participio).
2. Es intransitivo y se construye siempre con un complemento indirecto: «Esta es una
cuestión que atañe A la seguridad de la ciudadanía» (Valladares Esperanza [Cuba 1985]);
«Cualquier cosa que ocurra LE atañe a él directamente» (Ocampo Testimonios [Arg.
1977]). Es incorrecto introducir este complemento con una preposición distinta de a: «De
asuntos que atañen CON el movimiento armado, no se habló nada» (Alape Paz [Col. 1985]).
atardecer. ‘Empezar a caer la tarde’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
1, n.º 18). Se trata, por su significado, de un verbo impersonal, por lo que solo se
usan las terceras personas del singular, además de las formas no personales (infinitivo,
gerundio, participio).
APÉNDICE
atender. 1. Verbo irregular: se conjuga como entender  APÉNDICE 1, n.º 31).
2. Puede construirse como transitivo, o como intransitivo seguido de un complemento
introducido por a, cuando se usa con los significados siguientes:
a) ‘Ocuparse una persona [de algo] que está a su cargo’: «Como no iba a atender el trabajo
yo sola, necesitaba una empleada» (FnGómez Bicicletas [Esp. 1982]); «Todo el mundo debe
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
48
atender A su obligación» (Cebrián Rusa [Esp. 1986]). Cuando, con este mismo sentido, el
complemento es de persona, se construye siempre como transitivo ( 3).
b) ‘Prestar atención [a algo] para poder captar[lo] o entender[lo]’: «Juan Carlos parece
atender la explicación que uno de los hombres le da» (Pavlovsky Laforgue [Arg. 1983]);
«Ella no atendía A sus palabras» (Mendoza Ciudad [Esp. 1986]).
c) ‘Responder [a una señal o una llamada]’: «Alejo siempre atiende el teléfono» (Fresán H.ª
argentina [Arg. 1991]); «No atendía AL teléfono» (FdzCubas Altillos [Esp. 1983]).
d) ‘Dar respuesta favorable [a una petición, una necesidad, una queja, etc.]’: «Atendían sus
mínimos caprichos» (Vicent Balada [Esp. 1987]); «Sin atender AL ruego de su hija, [...]
Amadora buscó atropelladamente la llave de la habitación» (Castro Fiebre [Esp. 1994]).
3. Se construye únicamente como transitivo cuando significa ‘ocuparse [de alguien],
satisfaciendo sus necesidades o demandas’: «Nos faltaba únicamente un mozo para atender
a los clientes» (Mutis Ilona [Col. 1988]); «En invierno, cuando vienen con amigos, yo los
atiendo» (Guido Invitación [Arg. 1979]).
4. Se construye como intransitivo en las acepciones siguientes:
a) ‘Tener algo en cuenta o tomarlo en consideración’. Va seguido de un complemento
precedido de a: «No había querido atender A razones» (Trías Encuentro [Esp. 1990]); «Si
atendieran A mis verdaderas cualidades, [...] me darían la oportunidad de representar a un
resucitado» (Quintero Danza [Ven. 1991]). No obstante, en gran parte de América, con el
complemento razones, se usa normalmente sin preposición: atender razones.
b) En España, ‘llamarse de una determinada manera’. Va siempre seguido de un
complemento precedido de por: «Se nos ha perdido un perro [...]. Es marrón, pequeño [...] y
atiende POR Óscar» (Canarias 7 [Esp.] 9.2.01).
5. No debe confundirse con tender (‘ofrecer [algo] a alguien extendiendo el brazo’): «Le
atendió una hoja donde decía que Sofian Merino era el beneficiario» (Souza Mentira [Perú
1988]).
atenerse. ‘Ajustarse o sujetarse a alguna cosa’. Verbo irregular: se conjuga como tener 
APÉNDICE
1, n.º 57). El imperativo singular es atente (tú) y atenete (vos), y no atiénete.
atentar. ‘Cometer o constituir un atentado contra una persona, una cosa o una ley o
principio’. Es verbo intransitivo y se construye con un complemento precedido de contra:
«Cuando tu esposo te pida algo que atente CONTRA tu pureza, no participes» (González Dios
[Méx. 1999]). No debe usarse la preposición a para introducir el complemento: «Se decide
[...] denunciar todos los hechos que atenten A las libertades individuales» (País [Esp.]
10.10.80).
atenuante. ‘Que disminuye la gravedad de algo’: «El juez [...] dictaminó que esos eran
factores atenuantes y que reducían la responsabilidad de Dube» (Clarín [Arg.] 11.4.97).
Cuando este adjetivo se sustantiva, puede hacerlo en masculino o femenino, dependiendo
del género del sustantivo que se supone elidido —el (factor, elemento, etc.) atenuante, la
(circunstancia) atenuante—: «El pianista de Santa tenía por lo menos el atenuante de ser
ciego y feo» (Paranaguá Ripstein [Méx. 1997]); «Hay que tener en cuenta la atenuante de
los condicionamientos culturales del momento» (Vanguardia [Esp.] 15.11.94). En el
lenguaje jurídico, es preferible su empleo en femenino, puesto que en este ámbito la voz
atenuante es sinónima de la construcción circunstancia atenuante (‘motivo legal para
disminuir la responsabilidad penal del condenado’): «El fiscal le aplicó la atenuante de
arrepentimiento espontáneo» (Mundo [Esp.] 12.9.95).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
49
aterir(se). ‘Pasmar(se) de frío’. Se trata de un verbo defectivo, puesto que solo se usan las
formas cuya desinencia empieza por i: «Acercaba su cuerpo al fuego o al sol cuando le
atería el frío» (FReyes Anatomía [Esp. 1992]). Aterir(se) de frío es expresión pleonástica
admisible.
aterrar(se). Este infinitivo corresponde a dos verbos diferentes:
a) ‘Aterrorizar(se)’. En este caso es regular. Por tratarse de un verbo de «afección psíquica»,
dependiendo de distintos factores ( LEÍSMO, 4a), el complemento de persona puede
interpretarse como directo o como indirecto: «El cambio LA aterra» (Antognazza Vida [Arg.
1993]); «A mi madre LE aterraba verme así» (Asenjo Días [Esp. 1982]).
b) ‘Derribar o echar por tierra’ y ‘cubrir(se) de tierra’. Como otros verbos derivados de
tierra (soterrar, desterrar, enterrar, etc.), es irregular y se conjuga como acertar 
APÉNDICE 1, n.º 16): «El destrozo de la humilde casa que el huracán atierra» (LpzPeláez
Vida [Esp. 1916]).
atestar(se). 1. Este infinitivo corresponde a tres verbos diferentes:
a) ‘Llenar(se) completamente’. En el español clásico, era irregular y se conjugaba como
acertar  APÉNDICE 1, n.º 16): «Aguarda que se atieste de gente la sinagoga» (Quevedo
Poesías [Esp. 1597-1645]); en el español actual, se tiende a la conjugación regular: «Los
libros que atestan estas vitrinas» (Hernández Naturaleza [Esp. 1989]). Puede llevar un
complemento encabezado por de o con: «Las veredas [...] se atestaban DE niños, señoras y
caballeros» (Arenas Buenos Aires [Arg. 1979]); «Arcones atestados CON misteriosas
prendas» (Najenson Memorias [Arg. 1991]).
b) ‘Atestiguar [algo]’. En este caso es regular: «Atesto que este niño puede ocuparse, sin
inconveniente para su salud, como obrero» (Sarmiento Paidología [Esp. 1914]).
c) ‘Dar con la cabeza’. En este caso es regular, se usa como intransitivo y lleva un
complemento precedido de contra: El toro atesta CONTRA la barrera.
2. No deben confundirse con asestar (‘propinar [un golpe]’): «Se le atestaría [al
terrorismo] un golpe mucho más duro que los que pueda infringirle [sic] la acción policial»
(Alsius Dudas [Esp. 1997]).
atraer(se). 1. Dicho de una persona o de una cosa, ‘conseguir o hacer que [algo o alguien]
se acerque, movido por una fuerza física, por deseo o por interés’ y, en forma pronominal,
‘ganarse la simpatía o el favor [de alguien]’. Verbo irregular: se conjuga como traer 
APÉNDICE 1, n.º 58). Solo el gerundio de este verbo se escribe con -y-: atrayendo; por tanto,
son incorrectas las formas personales con -y- en lugar de -j-, que se usan a veces por influjo
de la conjugación de otros verbos como leer: atrayeron, en lugar de atrajeron, atrayera o

atrayese en lugar de atrajera o atrajese, etc.
2. Cuando significa, ‘hacer que [alguien] sienta atracción’, es verbo de «afección psíquica»;
por ello, dependiendo de distintos factores ( LEÍSMO, 4a), el complemento de persona
puede interpretarse como directo o como indirecto: «Nada LA atrae, y en todas sus
respuestas se evidencia una indiferencia absoluta por todo lo que la rodea» (Vijnovsky
Dudas [Arg. 1998]); «Qué le parece, ¿LE atrae la idea? Agnes enmudeció por instantes»
(Bain Dolor [Col. 1993]).
atravesar(se). 1. ‘Cruzar o pasar a través de algo’, ‘traspasar’, ‘poner(se) de través’,
‘meterse en medio’ y ‘atragantársele algo a alguien’. Verbo irregular: se conjuga como
acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
50
2. Cuando significa ‘cruzar o pasar a través de algo’, puede funcionar como transitivo:
«Algunos tubos plateados que atraviesan la habitación» (Volpi Días [Méx. 1994]);
«Solange y Florence atraviesan la calle para reunirse con ellos» (Arel Jardín [Ur. 1985]); o
como intransitivo, caso en el que suele llevar un complemento precedido de por, que
expresa el lugar o circunstancia por los que se pasa: «Los cables de la luz que atraviesan
POR la avenida» (Ferré Batalla [P. Rico 1993]); «La astronomía atraviesa POR su período
más oscuro» (Scolarici Astronomía [Arg. 1978]). También como transitivo puede llevar,
además del complemento directo, un complemento precedido de por: «Si tenemos que
cruzar una ladera que nos sugiera riesgo de alud, LA atravesaremos POR la parte más alta»
(VV. AA. Supervivencia [Esp. 1993]).
atribuir(se). ‘Determinar, a menudo sin seguridad, que algo o alguien es causa, origen o
autor [de una cosa]’ y ‘adjudicar(se) una determinada cualidad’. Verbo irregular: se conjuga
como construir  APÉNDICE 1, n.º 25). Su participio, atribuido, se escribe sin tilde (
2
TILDE , 2.1.1 y 2.1.2).
atronar. Como intransitivo, ‘producir un ruido ensordecedor’ y, como transitivo, ‘aturdir o
ensordecer [a alguien] a causa de un ruido muy intenso’. Verbo irregular: se conjuga como
contar  APÉNDICE 1, n.º 26), esto es, diptongan las formas cuya raíz es tónica (atrueno,
atruenas, etc.), pero no aquellas cuya raíz es átona (atronamos, atronáis, etc.). Son, por
tanto, incorrectas las formas sin diptongo cuando la raíz es tónica: atrono, atronas, etc.
aula. En un centro docente, ‘sala donde se dan las clases’. Es voz femenina: «Las verdaderas
revoluciones se hacen en las aulas» (Paso Palinuro [Méx. 1977]). Al comenzar por /a/
tónica, exige el uso de la forma el del artículo si entre ambos elementos no se interpone otra
palabra ( el, 2.1), pero los adjetivos deben ir en forma femenina: «Estaba encerrado en el
aula vecina» (Sábato Abaddon [Arg. 1974]). En cuanto al indefinido, aunque no se
considera incorrecto el uso de la forma plena una, hoy es mayoritario y preferible el uso de
la forma apocopada un ( uno, 1): «Me introdujeron en un aula desierta» (Azancot Amores
[Esp. 1980]). Lo mismo ocurre con los indefinidos alguno y ninguno: algún aula, ningún
aula. El resto de los adjetivos determinativos debe ir en femenino: esa aula, la misma aula,
toda el aula, etc.
auto-. 1. Elemento compositivo prefijo de origen griego, que se une a sustantivos o a verbos
y significa ‘de o por sí mismo’: autobiografía (‘biografía de una persona escrita por ella
misma’), autoestima (‘estima de sí mismo’), autopropulsión (‘movimiento conseguido por
la propia fuerza motriz’), autoeditar (‘componer e imprimir textos o gráficos con un
ordenador o una computadora personal’). Hay verbos que admiten el uso conjunto del se
reflexivo en función de complemento directo ( se, 1b) y del prefijo de sentido reflexivo
auto-: autocensurarse, automedicarse, autoconvencerse, etc.; en estos casos, emplear el
prefijo auto- es lícito si, en caso de no hacerlo, no queda claro que es el sujeto quien ejerce
sobre sí mismo y voluntariamente la acción denotada por el verbo: así, en «Se autolesionó
antes de ser capturado» (Abc [Esp.] 4.9.89), no hay duda de que el sujeto se provocó la
lesión por voluntad propia, frente a Se lesionó antes de ser capturado, en que la lesión pudo
ser fortuita. También es admisible la concurrencia del se reflexivo y el prefijo auto- cuando
se busca deshacer la posible ambigüedad de sentido planteada por la confluencia formal de
la construcción reflexiva con la de pasiva refleja ( se, 2.1b): en «El grupo se
autodenomina La Farem Petar» (Azúa Diario [Esp. 1987]), queda claro que son los
integrantes del grupo los que se aplican a sí mismos ese nombre, frente a El grupo se
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
51
denomina La Farem Petar, que puede equivaler a El grupo es denominado [por otros] La
Farem Petar. Fuera de estos casos, el uso conjunto del pronombre reflexivo y el prefijo autono es aconsejable y, desde luego, es inadmisible cuando el verbo solo puede tener
interpretación reflexiva: autosuicidarse.
2. Acortamiento de automóvil, usado como elemento compositivo prefijo en la generación
de voces que tienen que ver con este tipo de vehículos, como autoescuela (‘lugar donde se
aprende a manejar automóviles’), autopista (‘carretera donde los automóviles circulan a
gran velocidad’) o autocine (‘recinto al aire libre donde se proyecta una película que se
puede seguir desde el interior de un automóvil’).
autoclave. ‘Aparato para la esterilización por vapor a presión y altas temperaturas’. Se usa
en ambos géneros, con predominio hoy del masculino: «La esterilización se realiza en el
autoclave» (Pozuelo/PzPérez Técnicas [Esp. 2001]); «Las autoclaves horizontales son las
preferidas en la industria pesquera» (Farro Industria [Perú 1996]).
automación.  automática y automatización.

autómata. ‘Máquina dotada de un mecanismo que le permite moverse, en particular la que
imita la figura y movimientos de un ser animado, normalmente humano’. Se usa muy a
menudo en oraciones comparativas, referido a persona, para expresar que esta actúa de
modo mecánico, sin reflexión o sin voluntad. Referido a una máquina, puede emplearse
como epiceno masculino ( GÉNERO2, 1b): «Fulguraba en la habitación un autómata [...].
Representaba una dama [...] sentada y tocando un clavicémbalo» (Perucho Pamela [Esp.
1983]); aunque no es extraño su uso como común ( GÉNERO2, 1a): «Ahí están, ajenos a la
mezcolanza, marfiles japoneses del siglo XIX, [...] una autómata con la cara ajada por el
tiempo» (País [Esp.] 21.4.97). En oraciones comparativas, referido a mujer, no faltan
ejemplos de su uso en masculino: «Entró en el dormitorio serena como un autómata»
(Rossetti Alevosías [Esp. 1991]); pero lo normal es que funcione como común (el/la
autómata;  GÉNERO2, 1a y 3b): «Entré como una autómata y me dejé caer en un sillón»
(Allende Eva [Chile 1987]).
automática. ‘Ciencia y técnica que trata de la automatización de los procesos mediante la
sustitución del operador humano por dispositivos mecánicos o electrónicos’: «La unión de
25 entidades de la industria sideromecánica vinculadas a la electrónica, la metalurgia, la
informática, la electrónica, la automática» (Granma [Cuba] 8.97). No debe usarse en su
lugar la forma automación, calco del inglés automation: «Con el auge de la automación
[...] se han construido autómatas, juguetes y máquinas de calcular» (Granma [Cuba] 8.97).
No debe confundirse con automatización (‘acción y efecto de automatizar’; 
automatización) ni con automoción (‘facultad de moverse por sí mismo’ y ‘sector de la
actividad relacionado con los automóviles’;  automoción).
automatización. ‘Acción y efecto de automatizar o hacer automático algo’: «Se pronunció
además por la automatización del proceso electoral» (Universal [Ven.] 9.10.96). No debe
usarse en su lugar la forma automación, calco del inglés automation: «Mecanismo básico
para la automación de cerramientos metálicos enrollables» (Cusa Seguridad [Esp. 1992]).
automoción. ‘Facultad de moverse por sí mismo’: «Hacia mí se inclinó con especial
cuidado, dando a entender su desconfianza ante mis posibilidades de automoción» (Gala
Invitados [Esp. 2002]); y, más frecuentemente, ‘sector de la actividad relacionado con los
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
52
automóviles’: «Trabajó durante siete años en la empresa de automoción Pegaso» (Abc
[Esp.] 6.8.89). Nada tiene que ver con la forma automación, calco censurable del inglés
automation ( automática y automatización).
automotor -ra, automotriz. motor, 2.
automovilista. ‘Persona que conduce un automóvil’: «El automovilista [...] paga por usar
carreteras sin baches» (Prensa [Nic.] 24.5.97). Es un sustantivo común en cuanto al género
( GÉNERO2, 1a y 3b): el/la automovilista. No significa ‘del automovilismo o de los
automóviles’, sentido que corresponde al adjetivo automovilístico; no debe decirse, pues,

industria automovilista, sino industria automovilística.
automovilístico -ca.  automovilista.
avalanzar(se).  abalanzarse.

avenimiento.  avenir, 4 y 5.
avenir(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como venir 
APÉNDICE 1, n.º 60). El
imperativo singular es avén o avente (tú) y avení o avenite (vos), y no aviene o aviénete.
2. Es transitivo cuando significa ‘poner de acuerdo [a personas enfrentadas]’: «Tratará de
avenir a las partes para que celebren un convenio amistoso» (Proceso [Méx.] 24.11.96).
3. Es intransitivo pronominal y suele llevar un complemento introducido por con cuando
significa, dicho de una persona, ‘llevarse bien con otra, o estar conforme con algo’ y, dicho
de una cosa, ‘concordar o armonizar con otra’: «Juancito no se avenía CON la pérdida»
(Lugones Almitas [Arg. 1936]); «La mezquindad no se aviene CON la tolerancia» (Excélsior
[Méx.] 27.7.96). Cuando significa ‘acceder a una propuesta o petición’ es también
intransitivo pronominal y se construye con a: «Manuelita se avino A posar en el estudio
varias tardes» (Larreta Volavérunt [Ur. 1980]).
4. El sustantivo que corresponde a avenir(se) es avenimiento (‘acuerdo, acción y efecto de
avenir(se)’): «No habrá un avenimiento que conduzca al restablecimiento de relaciones
diplomáticas entre ambos países» (Tiempos [Bol.] 20.11.96).
5. No debe confundirse avenir con advenir (‘llegar o suceder’;  advenir) ni avenimiento
(‘acuerdo’) con advenimiento (‘llegada’).
aventar(se). ‘Echar al viento [algo, especialmente el grano trillado]’, ‘airear(se)’,
‘ahuyentar o expulsar’, ‘escaparse’ y, en algunos países de América, ‘lanzar(se)’. Verbo
irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16): aviento, avientas, avienta, etc.
Son, por tanto, incorrectas las formas sin diptongo cuando la raíz es tónica: avento,

aventas, etc.
avergonzar(se). 1. ‘Causar vergüenza’ y, como pronominal, ‘sentir vergüenza’. Verbo
irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26). En las formas que diptongan,
debe escribirse diéresis sobre la -u- ( DIÉRESIS): avergüenzo, avergüenzas, avergüenza,
etc.
2. Por tratarse de un verbo de «afección psíquica», dependiendo de distintos factores (
LEÍSMO, 4a), el complemento de persona puede interpretarse como directo o como indirecto:
«Podía jurar sobre la Biblia que no había hecho nada que LA avergonzara» (Vergés
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
53
Cenizas [R. Dom. 1980]); «LE avergonzaba [a ella] haberse comportado de forma tan
melodramática» (Belli Mujer [Nic. 1992]). Es incorrecto anteponer de al sujeto oracional
( DEQUEÍSMO, 1a): Le avergüenza DE QUE... (debe ser: Le avergüenza QUE...).
3. Como pronominal (avergonzarse), sí se construye a menudo con un complemento
introducido por de: «Todo el mundo se avergonzaba DE tío Ramón y DE su mala cabeza»
(Mendicutti Palomo [Esp. 1991]); «Se avergonzaba DE no poder llorar» (Elizondo Setenta
[Méx. 1987]). Cuando el complemento es oracional, puede ir también precedido de por: «Se
avergonzaba POR no haber pensado también en aquella solución» (Moix Sueño [Esp.
1986]).
aversión. ‘Rechazo o repugnancia frente a alguien o algo’: «En su aversión AL progreso la
Iglesia no estaba sola» (Mendoza Ciudad [Esp. 1986]). Si lleva complemento, este va
normalmente precedido de a, aunque también puede encabezarse con por, hacia o, más
raramente, contra: «En ella se gestaba una profunda aversión POR el hijastro» (Elizondo
Setenta [Méx. 1987]); «Siempre he sentido aversión HACIA los uniformes» (Quintero Danza
[Ven. 1991]); «Hay una manifiesta aversión CONTRA ciertos grupos de inmigrantes» (Puyol
Población [Esp. 1995]). Se desaconseja, por desusada, la variante adversión, cuyo uso hoy
puede estar influido por el cruce con el sustantivo sinónimo animadversión: «De Emilio
Recabarren añora su honestidad y su adversión por la mentira» (Hoy [Chile] 28.1104.12.1979).
avocar. Dicho de una autoridad gubernativa o judicial, ‘reclamar para sí [una cuestión que
correspondería resolver o tratar a otra inferior]’: «El rey avoca la causa al Consejo de
Indias» (Lopetegui/Zubillaga Iglesia [Esp. 1965]). Este verbo es transitivo y no es correcto
su uso como pronominal (avocarse), como ocurre a veces por confusión con abocar(se)
(‘dedicarse de lleno a una actividad;  abocar(se)).
a voz de pronto.  bote.

ay. Interjección que expresa dolor o sorpresa. Se usa a menudo como sustantivo masculino.
Su plural es ayes ( PLURAL, 1d).
ayatolá o ayatola. ‘Alta autoridad religiosa chiita’. La forma aguda ayatolá es la que
refleja la pronunciación etimológica árabe y la usada mayoritariamente en España; su plural
es ayatolás ( PLURAL, 1b). En la mayor parte de América se emplea como voz llana:
ayatola [ayatóla], pl. ayatolas. Sobre su escritura con mayúscula o minúscula inicial, 
MAYÚSCULAS, 3.2.31.
ayer. 1. Adverbio que significa ‘en el día que precede inmediatamente a hoy’. También se
emplea como sustantivo, con el sentido de ‘tiempo pasado’, a menudo en el plural expresivo
ayeres: «¿Quién no ha gritado alguna vez el nombre de una mujer perdida en sus ayeres?»
(Asturias Hombres [Guat. 1949-53]).
2. El adverbio ayer lleva a menudo un complemento que ciñe la referencia temporal a una
parte concreta del día y que va generalmente introducido por las preposiciones por, en o,
más raramente, a ( a2, 6): «Murió ayer POR la mañana» (Collyer Habitante [Chile 2002]);
«Ayer EN la tarde le dije que íbamos a venir» (MtnCampo Carreteras [Méx. 1976]); «Están
llegando grupos de obreros desde ayer A la noche» (Posse Pasión [Arg. 1995]). También es
posible el uso de expresiones más breves, ya existentes en el español clásico, en las que
tarde y noche se posponen directamente a ayer, funcionando asimismo como adverbios:
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
54
«Fidel Castro llegó ayer tarde a Santiago» (Tiempo [Col.] 11.11.96); «Ayer noche estuve
limpiando este sitio» (Cohen Muerte [Esp. 1993]). En cambio, no ha prosperado la
expresión reducida ayer mañana, también con precedentes clásicos, tal vez debido a que el
término mañana es polisémico y significa tanto ‘tiempo que transcurre desde que amanece
hasta mediodía’ como ‘en el día que seguirá inmediatamente al de hoy’, sentido este
antónimo al de ayer: «Se marcharon ayer mañana a Aranjuez» (OArmengol Aviraneta [Esp.
1994]). La expresión ayer (por/en/a la) noche convive con la forma sinónima anoche,
mayoritaria en todo el ámbito hispánico.
aymara.  aimara.

ayuda. Cuando significa ‘acción de ayudar’ y ‘persona o cosa que sirve de ayuda’, es
femenino: «Viajó para lograr la ayuda de sus súbditos» (Otero Temporada [Cuba 1983]);
«Un hijo es una ayuda para los padres» (Noriega Aborto [Méx. 1981]). Pero cuando este
sustantivo se refiere a persona (‘ayudante’), el género dependerá del sexo del referente (
GÉNERO, 1a y 3b): el/la ayuda de cámara.
ayudanta.  ayudante.
ayudante. Como adjetivo (‘que ayuda’), tiene una sola terminación, válida para ambos
géneros: entrenador/enfermera ayudante. Consecuentemente, como sustantivo, ‘persona que
desempeña tareas auxiliares a las órdenes de otra’, es común en cuanto al género (el/la
ayudante;  GÉNERO, 1a y 3c): «Al principio lo hacía sola, después le exigí una ayudante»
(Naranjo Caso [C. Rica 1987]). No es normal, en la lengua culta, el femenino ayudanta,
usado a veces en referencia a la mujer que realiza tareas domésticas u oficios manuales.
azafato -ta. ‘Persona que atiende a los pasajeros en un avión u otro medio de transporte’ y,
en general, ‘persona contratada para dar información y ayudar a los participantes de
congresos, exposiciones, etc., o que asiste al presentador y al público en un programa de
televisión’. Al ser labores tradicionalmente desempeñadas por mujeres, hasta no hace mucho
solo existía la forma femenina azafata; al ser hoy tareas realizadas también por hombres, se
ha creado, y es plenamente válido, el masculino azafato: «Trabajaba como azafato en la
tienda del pabellón de Arabia Saudí» (País [Esp.] 30.10.02). Para referirse al auxiliar de
vuelo se emplea en gran parte de América el término aeromozo ( aeromozo). En México y
algunos países del área centroamericana se llama edecán al auxiliar de congresos o
exposiciones ( edecán).
azahar. ‘Flor blanca del naranjo y otros cítricos’: «Las jaulas cubiertas con trapos parecían
fantasmas dormidos bajo el olor caliente de los azahares nuevos» (GaMárquez Amor [Col.
1985]). No debe confundirse con azar, voz de sentido muy diferente (‘casualidad’;  azar).
azar. ‘Casualidad’: «El azar es una forma sutil del Destino» (Jodorowsky Pájaro [Chile
1992]). No debe confundirse con azahar, voz de sentido muy diferente (‘flor del naranjo’;
azahar).
azarar(se).  azorar(se).
ázimo.  ácimo.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
55
azorar(se). ‘Causar, o sentir, turbación o desasosiego’: «No tengo que volverme hacia atrás
para saber que me está mirando. A veces me azora tanta insistencia» (Egido Corazón [Esp.
1995]); «Temió azorarse, tartamudear y por fin detenerse paralizado por el canguelo»
(Arrabal Torre [Esp. 1982]). Se dice también, aunque menos frecuentemente, azarar(se):
«La vas a azarar de tanto mirarla» (Rico Mujer [Esp. 1990]).
azúcar. 1. ‘Sustancia cristalizada usada para endulzar’. Es válido su uso en ambos géneros,
aunque, si va sin especificativo, es mayoritario su empleo en masculino: «Mientras
revolvíamos el azúcar, Alfonso tomó la palabra» (Ibargüengoitia Crímenes [Méx. 1979]);
«Se trató sin éxito de facilitar la inmigración de colonos [...] para fomentar el cultivo de la
azúcar» (Silvestrini/LSánchez Puerto Rico [P. Rico 1987]). Cuando lleva un adjetivo
especificativo, este puede ir asimismo en cualquiera de los dos géneros, aunque suele
predominar el femenino: «Les preparaban una exquisita compota acaramelada con azúcar
prieta» (Sarduy Pájaros [Cuba 1993]); «Puedes aromatizar la nata con azúcar avainillado»
(Arguiñano Recetas [Esp. 1996]). En plural, lleve o no especificativo, es claramente
mayoritario el masculino: «Ponga el agua a calentar e incorpore ambos azúcares»
(Domingo Sabor [Esp. 1992]). También es predominantemente masculino con el sentido de
‘hidrato de carbono simple’, tanto en singular como en plural.
2. Este sustantivo tiene, además, la particularidad de admitir su uso con la forma el del
artículo y un adjetivo en forma femenina, a pesar de no comenzar por /a/ tónica: «Se ponen
en una ensaladera las yemas y el azúcar molida» (Ortega Recetas [Esp. 1972]). Se trata de
un resto del antiguo uso de la forma el del artículo ante nombres femeninos que comenzaban
por vocal, tanto átona como tónica, algo que era normal en el español medieval ( el, 2.1).
azud. ‘Presa pequeña en un río’ y ‘noria para sacar agua de un río’. Aunque se admite su uso
en ambos géneros, es mayoritario y preferible el masculino: «Un azud en el Adaja
garantizará caudal a estos municipios del sur de la comarca» (Norte Castilla [Esp.]
1.12.00). Existe también, con este significado, la forma azuda, de género femenino y muy
escaso uso en la actualidad.
azuda.  azud.
azumbre. ‘Medida de capacidad para líquidos’. Es válido su uso en ambos géneros: «Con
derecho a llevarse gratis [...] un azumbre de vino» (Torbado Peregrino [Esp. 1993]); «Este
licor se fabrica poniendo [...] media libra de almendras de albaricoque en una azumbre de
agua» (Esquivel Agua [Méx. 1989]).
babel. ‘Desorden y confusión’. Es válido su uso en ambos géneros, aunque existe una clara
preferencia por el femenino: «Vivía pues nuestro hombre en medio de una babel de libros»
(RBastos Vigilia [Par. 1992]); «Ni beato ni beatillas se aclaran en el babel en que Vuestra
Merced los ha sumido» (Alviz Son [Esp. 1982]). Con este sentido es nombre común y no
debe escribirse con mayúscula inicial. Se escribe con mayúscula, en cambio, como nombre
de la ciudad en la que, según el relato bíblico, se construyó la mítica torre, símbolo de la
confusión de lenguas: «Bruselas es una gran torre de Babel en la que predominan el inglés
y el francés» (País [Esp.] 1.6.88).
bachiller. ‘Persona que ha cursado los estudios de enseñanza media’ y, en algunos países,
‘persona que ha recibido el grado universitario inferior’. Por su terminación, tiende a
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
56
funcionar hoy como común en cuanto al género (el/la bachiller;  GÉNERO2, 1a y 3g):
«Anna Lührmann, una bachiller verde de apenas 19 años, es la más joven en un Parlamento
cuya media de edad es de 49,3 años» (País [Esp.] 25.9.02). En el español clásico se usó el
femenino bachillera, casi siempre con intención humorística o despectiva, forma que aún
pervive y se usa, en algunas zonas, sin connotaciones negativas: «Su madre [...] se preocupó
porque estudiara, al punto que hoy en día es una bachillera con muchas intenciones de
profesionalizarse en turismo» ([email protected] [Nic.] 20.11.02).
bachillera.  bachiller.
bajá. ‘Título honorífico musulmán, originariamente aplicado a ciertos altos funcionarios
otomanos’. Su plural es bajás ( PLURAL, 1b). Acerca de su escritura con mayúscula inicial,
 MAYÚSCULAS, 3.2.31.
bajamar. ‘Marea baja’ y ‘tiempo que esta dura’. Se escribe siempre en una sola palabra y es
de género femenino: «Aprovechando la bajamar, Pepone había deslizado la barca al
interior de la cueva» (Regás Azul [Esp. 1994). Es incorrecto su uso en masculino: el
bajamar.
bajante. Cuando significa ‘tubería de desagüe para la bajada de aguas’ y, en algunos países
de América, ‘conducto para la bajada de basuras’, se usa en ambos géneros: «Quedaron
taponados los bajantes de varios edificios» (Vanguardia [Esp.] 30.9.94); «Un conducto que
lleva a la bajante de la red de desagüe» (Cusa Energía [Esp. 1998]); «Cogió al recién
nacido, fue al pasillo y lo lanzó por el bajante de la basura» (Allende Eva [Chile 1987]). En
América significa también ‘descenso del nivel de la aguas’ y, con este sentido, se usa solo
en femenino: «La bajante del río podrá percibirse mañana miércoles» (Provincia [Arg.]
6.5.97).
baladí. ‘De poca importancia’. El plural preferido en la lengua culta es baladíes ( PLURAL,
1c).
balay. En América, ‘cesta de mimbre’. Su plural es balayes ( PLURAL, 1d).
balbucear.  balbucir.
balbucir. ‘Hablar, o decir [algo], con pronunciación dificultosa y vacilante’: «Zanobbi
reculaba, tropezando, [...] balbuciendo» (Mujica Bomarzo [Arg. 1962]). Es un verbo
defectivo, ya que no se usan ni la primera persona del singular del presente de indicativo ni
el presente de subjuntivo; estas formas se suplen con las correspondientes del verbo regular
balbucear, de uso más frecuente: «¿Crees que te miento o que balbuceo idioteces?»
(Jodorowsky Pájaro [Chile 1992]).
bambú. ‘Planta gramínea de tallo leñoso, ligero y resistente’. El uso culto prefiere el plural
bambúes, pero también es correcta la forma bambús ( PLURAL, 1c).
baño (de) María. ‘Método de calentamiento suave consistente en introducir el recipiente
con lo que ha de calentarse dentro de otro con agua colocado al fuego’. La expresión
originaria es baño de María con la preposición que corresponde anteponer a todo
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
57
complemento de un sustantivo, pues en su origen parece estar la referencia a María,
hermana de Moisés, considerada la primera alquimista de la historia; con el tiempo, se
acentúa la tendencia a suprimir la preposición de, uso hoy mayoritario. Se emplea
generalmente en la construcción a(l) baño (de) María, aunque en algunos países de América
aparece también precedida de la preposición en: «Se cierran los envases y se ponen al baño
de María» (VV. AA. Matanza [Esp. 1982]); «Una vez tapados los frascos se colocan a baño
María» (LpzRamírez Hongos [Méx. 1986]); «Corrió a la cocina por el vino de Burdeos que
había dejado en baño María» (Esquivel Agua [Méx. 1989]). Al estar escasamente presente
en la conciencia de los hablantes actuales la relación de esta expresión con el nombre propio
de mujer, hoy es frecuente y aceptable la escritura con minúscula inicial baño maría:
«Deshaz al baño maría el chocolate» (Arguiñano Recetas [Esp. 1996]). Si se mantiene la
preposición de, la escritura con minúscula (baño de maría) es rara y menos justificable.
baobab. ‘Longevo árbol africano de grandes dimensiones’. Su plural es baobabs (
PLURAL,
1h).
baptismo.  baptista, 2.
baptista. 1. Adjetivo, usado sobre todo en España, que significa ‘de la doctrina religiosa
protestante que sostiene que el bautismo solo deben recibirlo los adultos’: «Procede de una
familia protestante valenciana y es pastor baptista de toda la vida» (País [Esp.] 1.12.85).
Referido a persona, se usa frecuentemente como sustantivo y es común en cuanto al género
( GÉNERO2, 1a y 3b): el/la baptista. En la mayor parte de América se usa, con este sentido,
la forma bautista ( bautista).
2. De baptista deriva el sustantivo baptismo, nombre que se da en España a la doctrina
protestante antes descrita. En el uso actual no deben confundirse baptismo y bautismo,
palabra esta última que designa el primero de los sacramentos cristianos.
baptisterio. ‘Lugar del templo cristiano, o edificio anejo, donde se administra el
sacramento del bautismo’: «Esta obra fue un encargo para el baptisterio de Florencia»
(CSerraller Arte [Esp. 1997]). Menos frecuente, pero también válida, es la forma bautisterio:
«Llevé a Wílmar a conocer la iglesia [...] donde me bautizaron y, salvo el bautisterio, todo
estaba igual» (Vallejo Virgen [Col. 1994]).
barbacuá. Variante formal de barbacoa (‘parrilla’), esta voz se emplea en los países del
Río de la Plata con el significado de ‘estructura para secar las hojas de yerba mate’. Su
plural es barbacuás ( PLURAL, 1b).
barbilampiño -ña. ‘Que no tiene barba o que tiene poca’: «Enrique Ponce, con su carita
barbilampiña y sus papos rosados, parece un angelito barroco» (Mundo [Esp.] 25.5.95).
Como sustantivo, designa al varón adulto sin barba o de poca barba: «Bien que sabe
distinguir entre un barbudo y un barbilampiño» (Maqua Invierno [Esp. 1992]). También se
dice, simplemente, lampiño, término que significa, además, ‘sin vello o con poco vello en el
cuerpo’. No debe confundirse con imberbe (dicho de un joven, ‘que aún no tiene barba’; 
imberbe).
basto -ta. 1. ‘Grosero o tosco’: «Pedro Vicario estaba en la puerta, [...] con el cuchillo
basto que él mismo había fabricado con una hoja de segueta» (GaMárquez Crónica [Col.
1981]). No debe confundirse con vasto (‘amplio’; vasto).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
58
2. dar a basto. abasto, 2.
batey. En los ingenios de azúcar de las Antillas, ‘zona de viviendas y otras edificaciones’.
Su plural es bateyes ( PLURAL, 1d).
bautista. Sustantivo, poco usado, que significa ‘persona que bautiza’: «Él había sido el
bautista de ese grupo generacional» (Laín Descargo [Esp. 1976]). Por antonomasia, y
escrito con mayúscula inicial, designa a san Juan, precursor de Cristo, al que bautizó en el
río Jordán. Además, en el español de América, significa también, como adjetivo, ‘de la
doctrina religiosa protestante que sostiene que el bautismo solo deben recibirlo los adultos’:
«La federación de iglesias bautistas de Estados Unidos les dio todo el apoyo» (DAméricas
[EE. UU.] 21.6.97). Referido a persona, se usa frecuentemente como sustantivo común en
cuanto al género (el/la bautista;  GÉNERO2, 1a y 3b): «Los católicos son tan cristianos
como los luteranos, los bautistas [...] y todos los que creen en Jesucristo» (Familia [Ecuad.]
1.10.01). En España se usa, con este sentido, la forma baptista ( baptista).
bautisterio.  baptisterio.
bedel. ‘Empleado subalterno en un centro de enseñanza, en un centro oficial o en un museo’.
Por su terminación, es común en cuanto al género (el/la bedel;  GÉNERO, 1a y 3i): «Las
cartas fueron retiradas al instante por una bedel autorizada» (País [Esp.] 16.6.99). A veces
se usa, y es válido, el femenino específico bedela.
bedela.  bedel.
bendecir. 1. ‘Alabar o ensalzar [a Dios, o a alguien o algo beneficioso]’, ‘conceder Dios la
gracia divina [a algo o a alguien]’, ‘invocar [en favor de alguien o algo] la bendición divina’
y ‘consagrar [algo] al culto divino’. Verbo irregular: se conjuga como decir  APÉNDICE 1,
n.º 28), salvo en el futuro simple o futuro de indicativo y en el condicional simple o
pospretérito, cuyas formas son regulares: bendeciré, bendecirás, bendecirá, etc. y
bendeciría, bendecirías, bendeciría, etc.; y en la segunda persona del imperativo no
voseante, que es bendice (tú).
2. Su participio es bendecido, única forma que debe usarse en la formación de los tiempos
compuestos y en la voz pasiva: «El ilustrísimo señor obispo de la diócesis había bendecido
los amores entre el famoso abogado [...] y la bella señorita» (TBallester Filomeno [Esp.
1988]); «La obra fue bendecida por monseñor Ángel Garachana Pérez» (Prensa [Hond.]
31.1.97). La forma bendito, que procede del participio latino benedictus, solo se usa hoy
como adjetivo y como sustantivo: «Un poco de agua bendita no le puede hacer mal»
(Allende Eva [Chile 1987]); «Tú dormías como un bendito en la butaca» (Mendoza Verdad
[Esp. 1975]), y en la fórmula desiderativa bendito sea...: «Benditos sean, me repetía, bendita
sea la policía madrileña» (Grandes Edades [Esp. 1989]).
bendito -ta.  bendecir, 2.
beneficio de inventario. 1. ‘Facultad que la ley concede al heredero de una herencia de
aceptarla sin quedar obligado a pagar a los acreedores del difunto más de lo que importe la
herencia misma, para lo cual debe hacerse inventario de ella’: «El heredero que tenga en su
poder los bienes de la herencia [...] y quiera utilizar el beneficio de inventario [...] deberá
manifestarlo al Juez competente» (Código civil [Esp. 1889]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
59
2. a beneficio de inventario. Locución adverbial que, en sentido recto, significa, referido al
hecho de aceptar una herencia, ‘acogiéndose a la facultad legal antes descrita’: «La herencia
podrá ser aceptada pura y simplemente, o a beneficio de inventario» (Código civil [Esp.
1889]). A menudo alude figuradamente al hecho de aceptar algo siempre que los perjuicios
no sean mayores que los beneficios, o tomando únicamente los beneficios, y no los
compromisos o las obligaciones que comporta: «¡Dichoso usted que heredó más de un
millón de dólares! ¡Y un millón de ideas! Los Lucero no aceptamos la herencia como
nuestros ex socios, a beneficio de inventario» (Asturias Papa [Guat. 1954]). Tiene también
los sentidos derivados de ‘con cautela y reserva’: «Aunque sus relaciones anecdóticas son
muy apreciables, algunos detalles hay que tomarlos a beneficio de inventario» (Fuente H.ª
eclesiástica II [Esp. 1855-75]); y ‘con despreocupación o a la ligera’: «Estaba decidido a
tomar todo aquel asunto a beneficio de inventario, con lo que bien podía permitirme
cualquier audacia o exceso» (Ayala Cabeza [Esp. 1949]). A veces se usa, impropiamente,
precedido de la preposición con: «Aun cuando deban tomarse con beneficio de inventario
los juicios formulados por su autor» (Bicentenario [Chile 2002]).
benjuí. ‘Bálsamo aromático procedente de cierto árbol tropical’. Su plural es benjuís (
PLURAL,
1c).
berbiquí. ‘Herramienta para taladrar’. Su plural es berbiquíes o berbiquís ( PLURAL, 1c).
berilio. ‘Metal de número atómico 4’: «En su construcción se usa con frecuencia una
aleación metálica hecha de berilio y cobre» (Ayllón Meteorología [Méx. 1996]). Este raro
metal se encuentra en el berilo (‘mineral’;  berilo), con el que no debe confundirse.
berilo. ‘Mineral cuyas principales variedades son la esmeralda y la aguamarina’: «Con la
mano derecha daba vueltas a los berilos del collar» (Pombo Héroe [Esp. 1983]). No debe
confundirse con el berilio (‘metal’;  berilio), que es uno de sus componentes.
bermuda.  bermudas.
bermudas. ‘Pantalón o bañador amplio que llega a la altura de la rodilla’. Se usa en ambos
géneros, y normalmente en plural con sentido singular ( PLURAL, 2.5): «Se sacó las
bermudas y el polo» (Souza Mentira [Perú 1998]); «Vestía blusa y bermudas estampados»
(Vanguardia [Esp.] 18.8.94). En plural es más frecuente el femenino (unas bermudas),
mientras que en singular es más frecuente el masculino (un bermudas). Con este sentido, es
nombre común, no propio, por lo que no debe escribirse con mayúscula inicial si no lo exige
la puntuación. También se usa, aunque menos, la forma bermuda (un/una bermuda):
«Llamaron la atención los esmóquines con falda o bermuda» (País [Esp.] 1.9.96).
besalamano. ‘Carta breve que contiene la abreviatura b. l. m. (besa la mano), redactada en
tercera persona y sin firma’: «Hay, según casos y aspectos, la carta normal y la reservada,
[...] el besalamano o el saluda» (Llanos Discurso [Esp. 1945]). Este sustantivo masculino se
escribe siempre en una sola palabra. No debe confundirse con besamanos (‘saludo
consistente en besar o acercarse a la boca la mano de la persona a quien se saluda’; 
besamanos).
besamanos. ‘Saludo de respeto que consiste en besar o acercarse a la boca la mano derecha
de la persona a quien se saluda’: «El rey saludó cordialmente a Dolors con un besamanos»
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
60
(Boadella Memorias [Esp. 2001]); y ‘acto público de saludo a una alta autoridad, en muestra
de adhesión’: «En el saludo y el besamanos del entreacto se puso de manifiesto el desprecio
de las señoras de los generales y almirantes hacia ―la actriz que vivía con Perón‖» (Posse
Pasión [Arg. 1995]). No debe confundirse con besalamano (‘carta breve sin firma’; 
besalamano). No es correcto el singular besamano.
bey. En el Imperio turco, ‘gobernador’. Su plural es beyes ( PLURAL, 1d).
bianual. ‘Que se produce dos veces al año’: «El ya mencionado banquete bianual que el
alcalde de Madrid ofrece a los embajadores [...], justo antes de Navidad y antes del verano»
(Urbina Arte [Esp. 1989]). No debe confundirse con bienal (‘que dura dos años’ y ‘que se
produce cada dos años’;  bienal).
biblia. Cuando designa el texto sagrado de los cristianos, se escribe con mayúscula inicial:
«Yo fui evangélico y conozco y leo la Biblia» (Tiempo [Col.] 15.9.96); pero cuando designa
uno cualquiera de los ejemplares impresos en que se contiene este texto, se escribe con
minúscula: «Requisó el gran libro negro, que era una biblia en alemán» (Onetti Viento [Ur.
1979]). También se escribe con minúscula en el resto de los casos (‘obra que se considera la
máxima autoridad en una materia’ y, como adjetivo invariable, referido a papel, ‘muy fino’):
«No entiendo por qué se hizo de esta novela una biblia feminista» (VLlosa Verdad [Perú
2002]); «Podrá ordenar que editen sus obras completas en papel biblia» (Edwards Anfitrión
[Chile 1987]).
bienal. 1. Como adjetivo, ‘que dura dos años’: «Obliga [el deficiente abonado] a continuar
con los barbechos bienales o trienales» (GaCortázar/GlzVesga España [Esp. 1994]); más
frecuentemente, ‘que se produce cada dos años’: «Pedía la disolución del actual Parlamento
y proclamaba la necesidad de efectuar elecciones bienales» (Otero Temporada [Cuba
1983]); y, dicho específicamente de una planta, ‘que vive más de un año y no pasa de dos’:
«Las herbáceas bienales son las que viven entre uno y dos años, no más» (Fabio Jardinería
[Arg. 1999]). Deriva del sustantivo bienio (‘periodo de dos años’) y no debe confundirse con
bianual (‘que se produce dos veces al año’;  bianual).
2. Como sustantivo femenino, ‘exposición o certamen que se celebra cada dos años’: «Es
importante destacar la participación en la bienal de diseñadores de todo el Ecuador»
(Trama [Ecuad.] 3.2.01). Se escribe con mayúscula inicial cuando forma parte del nombre
oficial de un certamen o exposición ( MAYÚSCULAS, 3.2.23).
bienquerer. 1. ‘Querer bien o estimar’. Verbo irregular: se conjuga como querer 
1, n.º 49). Se usa casi exclusivamente su participio bienquerido: «A ti, España
bienquerida, nosotros Madre te llamamos» (Fuentes Naranjo [Méx. 1993]).
2. La forma bienquisto, considerada tradicionalmente participio irregular de bienquerer, solo
se usa como adjetivo (‘que goza de aprecio o estimación’), y se construye a veces con un
complemento introducido por de, que expresa la persona de cuyo aprecio se goza: «Para [...]
ser bienquisto DE los poderosos, pronunció dos conferencias en el Ateneo» (Abc [Esp.]
15.4.89). Se admite, aunque no se recomienda, la grafía en dos palabras bien quisto, pues la
forma quisto, participio arcaico de querer, no funciona nunca hoy como palabra
independiente.
3. Sobre el adjetivo bienquisto se ha formado el verbo regular bienquistar(se)
(‘reconciliar(se)’), que se construye normalmente con un complemento precedido de con:
«El único procedimiento de bienquistarse CON él, de merecer su aplauso, sería morir en
APÉNDICE
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
61
acción de guerra» (Delibes Madera [Esp. 1987]). Su participio es bienquistado (no
bienquisto): «Bienquistado con todo el grupo de Delia, les [sic] seguía a todas partes a
costa de mi salud» (Guelbenzu Río [Esp. 1981]).
bienquistar(se), bienquisto -ta.  bienquerer.
bikini. ‘Traje de baño femenino de dos piezas’. Esta grafía, mayoritaria en el uso, es también
la etimológica, pues esta voz procede del topónimo Bikini, nombre de un atolón de las islas
Marshall; se considera también válida la grafía adaptada biquini, más acorde con la
ortografía española. En cuanto al género, es masculino en todo el ámbito hispánico, salvo en
la Argentina, donde se usa en femenino: «Ya no me voy a poder poner un biquini en mi
vida» (Grandes Aires [Esp. 2002]); «Todos los días salía a navegar luciendo diminutas
bikinis» (Wornat Menem-Bolocco [Arg. 2001]).
bimensual. ‘Que se produce dos veces al mes’: «Solía divertirse observándola durante
aquellas opíparas meriendas, más o menos bimensuales» (Pombo Héroe [Esp. 1983]). No
debe confundirse con bimestral (‘que se produce cada dos meses’;  bimestral).
bimestral. ‘Que se produce cada dos meses’: «Vuelve a salir la revista, con cadencia
bimestral» (Gallego Grabado [Esp. 1990]); y ‘que corresponde a dos meses’: «Después de
registrar la lectura del medidor, apareció el consumo bimestral» (Yucatán [Méx.] 1.9.96).
No debe confundirse con bimensual (‘que se produce dos veces al mes’;  bimensual).
biquini.  bikini.
bis. Como adverbio significa ‘dos veces’: «En el corral de mi casa hay guayabita del Perú /
Y cada vez que la como (bis) / Me hace el estómago purupupú» (Piquet Cultura [Ven.
1982]). Es frecuente su uso como adjetivo pospuesto a un número, para referirse al segundo
de los elementos de una serie identificados con dicho número: «Derogación de los artículos
145 y 145 bis del Código Penal Federal» (Velasco Regina [Méx. 1987]). Como sustantivo
masculino designa la pieza ofrecida al final de una actuación musical para corresponder a
los aplausos del público: «Aplaudió [el público] con insistencia hasta obtener un bis
esplendoroso: el preludio del último acto de Lohengrin» (Vanguardia [Esp.] 20.10.94). El
plural del sustantivo es bises ( PLURAL, 1f). No debe confundirse con vis ( vis, 2).
bisector -triz. En geometría, referido a un plano o a una recta, ‘que divide en dos partes
iguales’. Es adjetivo de dos terminaciones: plano bisector, recta bisectriz. No es correcto el
uso de bisectriz referido a sustantivos masculinos: plano bisectriz. El femenino bisectriz es
también un sustantivo que designa la recta que divide un ángulo en dos partes iguales: la
bisectriz de un ángulo.
bisturí. ‘Instrumento quirúrgico para realizar incisiones’. Su plural es bisturíes o bisturís (
PLURAL,
1c).
blandir. ‘Mover [un objeto, especialmente un arma] agitándolo con la mano’. Aunque antes
se consideraba verbo defectivo, pues solo se usaban las formas cuya desinencia comenzaba
por i, hoy se emplean con normalidad todas las formas de la conjugación: «Saca un cuchillo
de resorte y lo blande» (Nieva Zorra [Esp. 1988]); «Blanden sus cuchillos como alfanjes»
(Gené Ulf [Arg. 1988]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
62
boa. Cuando significa ‘serpiente americana de gran tamaño’, aunque alguna vez se ha usado
en masculino, es de género femenino, como en latín: «Los soldados habían matado a
machetazos a las apacibles boas» (Allende Ciudad [Chile 2002]). Cuando significa ‘prenda
en forma de serpiente, para adorno o abrigo del cuello’, aunque hace años se usaba siempre
con el género masculino que tiene esta voz en francés, hoy es más frecuente el femenino:
«Con el manguito en alto y el boa de plumas [...], parecían palomas moñudas de buche
alto» (GmzSerna Automoribundia [Esp. 1948]); «Una boa de plumas ciñe su cuello»
(Hernández Secreter [Esp. 1995]).
bocabajo. Adverbio que significa ‘con el vientre hacia el suelo’: «Estaba llorando de rabia
en el dormitorio, tirada bocabajo en la cama» (GaMárquez Amor [Col. 1985]); y ‘en
posición invertida’: «La cámara de Lombardía era particularmente difícil, se llevaba al
revés porque en su visor las cosas se veían bocabajo» (RdgzMárquez/MtzUceda Televisión
[Esp. 1992]). También se escribe en dos palabras (boca abajo), grafía que aún sigue siendo
mayoritaria; sin embargo, puesto que el primer elemento es átono y ambos se pronuncian
como si fueran una sola palabra, se recomienda la grafía simple bocabajo.
bocarriba. Adverbio que significa ‘con la espalda hacia el suelo’: «La pelirroja está
tumbada bocarriba en la cama» (Marsé Rabos [Esp. 2000]); ‘con la abertura o boca hacia
arriba’: «Se quitó el sombrero, lo puso bocarriba en el muelle por si quisieran echarle una
moneda» (GaMárquez Amor [Col. 1985]); y, refiriéndose a objetos con dos caras, ‘con la
cara principal hacia arriba’: «Las cartas bocarriba» (Onetti Viento [Ur. 1979]). También se
escribe en dos palabras (boca arriba), grafía que aún sigue siendo mayoritaria; sin embargo,
puesto que el primer elemento es átono y ambos se pronuncian como si fueran una sola
palabra, se recomienda la grafía simple bocarriba.
bocoy. ‘Barril grande’. Su plural es bocoyes ( PLURAL, 1d).
bombacha. En los países del Cono Sur, ‘pantalón de perneras anchas que se ajustan en los
tobillos’ y ‘prenda interior femenina que cubre desde la cintura o las caderas hasta las
ingles’. Se usa también en plural con sentido singular ( PLURAL, 2.5): Se quitó la(s)
bombacha(s). Con el primer sentido indicado, en otras zonas del ámbito hispánico se
emplean las variantes masculinas bombacho y bombache ( bombacho).
bombache.  bombacho.
bombacho. ‘Pantalón de perneras anchas que se ajustan en los tobillos’. Se usa
normalmente en plural con sentido singular ( PLURAL, 2.5): Vestía un(os) bombacho(s) de
seda verde. En zonas del Caribe se usa también la forma bombache(s) y en los países del
Cono Sur se prefiere la variante femenina bombacha(s).
bombero -ra. ‘Persona que trabaja en la extinción de incendios y otras tareas de
salvamento’. El femenino es bombera ( GÉNERO2, 3a): «Hay gobernadoras civiles, [...]
presidentas y directoras de empresa, [...] bomberas» (País [Esp.] 2.2.88). No debe
emplearse el masculino para referirse a una mujer: la bombero.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
63
bongó. ‘Instrumento musical caribeño de percusión’. Su plural es bongós ( PLURAL, 1b):
«Se afinaban tambores posiblemente tumbadoras y bongós» (CInfante Habana [Cuba
1986]). Es voz aguda, por lo que, con este sentido, no se considera válida la forma llana
bongo [bóngo], que corresponde, en realidad, al término que designa una embarcación de
fondo plano para el transporte fluvial, típica de algunos países americanos como Colombia y
Venezuela: «En lancha son seis horas. En bongo más del doble» (Universal [Ven.] 9.7.96).
bonsái. ‘Planta ornamental atrofiada mediante una técnica de origen japonés’. Aunque la
grafía bonsay se adapta mejor a la ortografía del español ( i, 5b), la forma asentada en el
uso es bonsái. Su plural es bonsáis, que, al igual que el singular, debe escribirse con tilde
( TILDE2, 1.1.1).
bonsay.  bonsái.
borceguí. ‘Botín rústico’. Su plural es borceguíes o borceguís ( PLURAL, 1c).
bordo. 1. a bordo. El sustantivo bordo (‘costado de la nave’) forma parte de la locución
adverbial a bordo, que significa ‘al o en el interior de una nave o, por extensión, de un
medio de transporte’: «El dentista ayudó a subir a bordo el sillón portátil» (Sepúlveda Viejo
[Chile 1989]); «La espera en el coche o a bordo de un taxi» (Marías Corazón [Esp. 1992]).
Se escribe siempre en dos palabras, incluso cuando precedida de la preposición de, funciona
como locución adjetiva: «No extrañaba la comida de a bordo» (Polimeni Luca [Arg. 1991]);
así pues, con este sentido, es incorrecta la grafía abordo.
2. fuera (de) bordo.  fuera, 4.
bote. a o de bote pronto. La locución adverbial o adjetiva a bote pronto significa, en algunos
deportes, especialmente en fútbol, ‘golpeando la pelota justo después de que haya botado’:
«Un golazo de Ivars, que enganchó una pelota a bote pronto» ([email protected] [Esp.] 30.3.02). En
México y varios países centroamericanos se dice normalmente de bote pronto: «Con un
disparo de bote pronto derrotó al portero» ([email protected] [Hond.] 9.1.97). Del lenguaje
deportivo ha pasado a la lengua general con el sentido de ‘sobre la marcha o
improvisadamente’: «Se reafirmó en lo que había declarado a bote pronto sobre la noche
del crimen» (Gala Invitados [Esp. 2002]). A veces se modifica esta locución convirtiéndola,
erróneamente, en a voz de pronto.
bracmán.  brahmán.
brahmán. ‘Sacerdote hindú’. Se pronuncia [bramán]. Esta voz de origen sánscrito debe
escribirse con tilde en español, por ser palabra aguda acabada en -n ( TILDE2, 1.1.1). Su
plural es brahmanes ( PLURAL, 1g). Esta es la forma preferida y la más cercana a la
etimología; las variantes bracmán y brahmín están en desuso.
brahmín.  brahmán.
branquial. ‘De las branquias’: «Los peces tienen respiración branquial» (Haro Biología
[Esp. 1991]). No debe confundirse con braquial (‘del brazo’;  braquial).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
64
braquial. ‘Del brazo’: «El perímetro braquial resulta útil para estimar la masa muscular»
(Rausch/Bay Anorexia [Arg. 1990]). No debe confundirse con branquial (‘de las branquias’;
 branquial).
bruñir. ‘Sacar lustre [a algo]’. Verbo irregular: se conjuga como mullir  APÉNDICE 1, n.º
42).
buey. ‘Macho vacuno castrado’. Su plural es bueyes ( PLURAL, 1d).
bugambilia.  buganvilia.

buganvilia. ‘Arbusto trepador con brácteas de diversos colores y flores pequeñas’:
«Floreció la tumba con unas buganvilias cortadas en el jardín del presbiterio» (Carpentier
Siglo [Cuba 1962]). Esta es la forma usada con preferencia en la mayor parte de América; en
España y algunos países americanos se emplea normalmente la forma buganvilla, más
cercana a la etimología, pues esta voz procede del nombre del navegante francés que la trajo
a Europa desde América, el conde de Bougainville. «El viento levantó a su alrededor un
tumulto de pétalos de buganvilla» (Grandes Aires [Esp. 2002]). No es correcta la grafía

bugambilia.
buganvilla.  buganvilia.
bullente, bulliente.  bullir.
bullir. ‘Hervir’. Verbo irregular: se conjuga como mullir  APÉNDICE 1, n.º 42). El adjetivo
correspondiente es bullente (‘que bulle’), no bulliente: «Se formó un bullente círculo de
hombres y mujeres» (Gasulla Culminación [Arg. 1975]).
buscapiés. ‘Cohete que, encendido, corre por la tierra entre los pies de la gente’: «Salió
disparada hacia el patio, como un buscapiés enloquecido» (Esquivel Agua [Méx. 1989]). Es
invariable en plural ( ciempiés, 1 y PLURAL, 1f): los buscapiés. No es correcto el singular
regresivo buscapié.
caber. 1. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 21).
2. En la lengua general actual se usa únicamente como intransitivo, con los sentidos
siguientes:
a) Dicho de una persona o de una cosa, ‘poder contenerse en un lugar o pasar por él’:
«Quería [...] saber si la corona de flores [...] cabría por la puerta» (Mastretta Vida [Méx.
1990]); y, dicho de una cosa, ‘tener el tamaño suficiente para que alguien o algo pueda
contenerse dentro de ella o pase por ella’: «Estaba gordísima y no le cabía la ropa» (Carrión
Danubio [Esp. 1995]).
b) ‘Ser posible’. El sujeto puede ser un sustantivo, una oración de infinitivo o una oración
subordinada introducida por que: «Y ante eso no cabe otra postura que dimitir» (País [Esp.]
3.6.80); «Dentro de este conjunto cabría distinguir varios grupos» (Chaparro Integración
[Ven. 1991]); «Cabe que el juez diga que la decisión adoptada por él es jurídicamente
correcta, pero moralmente injusta» (Atienza Justicia [Esp. 1993]). También puede
significar ‘ser preciso o necesario’: «Sin embargo, cabe señalar la posible existencia de
efectos estacionales en estos meses» (Hoy [Chile] 19-25.1.83).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
65
c) Dicho de una cosa, ‘tocarle o corresponderle a alguien’. Se construye con un
complemento indirecto: «Ignoramos qué parte LE cupo en la ruptura a la Unión Soviética»
(Fasano Derrota [Ur. 1980]).
3. no caber duda.  duda, 2.
4. no caber en sí de alegría, gozo o un nombre similar. ‘Sentir en grado sumo lo que dicho
nombre expresa’. Debe hacerse concordar el pronombre tónico con el sujeto de caber: «¡A
ratos no quepo en mí de dicha!» (Parra Palace [Chile 1990]).
cabila. ‘Tribu de bereberes’: «Había costado muchas vidas mantener el orden en las cabilas
del Rif» (Paniagua España [Esp. 1988]). Es voz llana: [kabíla], por lo que no se considera
válida la forma esdrújula cábila. Carecen de justificación y deben evitarse las grafías con k: kabila, kábila.
cabo. Con el sentido de ‘militar o policía de categoría inmediatamente superior a la de
soldado o agente’, es común en cuanto al género (el/la cabo;  GÉNERO2, 1a y 3k): «La
cabo Elizabeth Cansinos se acercó al lugar» (Clarín [Arg.] 30.1.97). Para referirse a la
categoría intermedia entre cabo raso y cabo mayor se emplean las locuciones cabo primero
o cabo (de) primera, ambas comunes en cuanto al género (el/la cabo primero y el/la cabo
(de) primera;  GÉNERO2, 1a y 3k): «La cabo primero de la Guardia Civil [...] denunció
[...] un trato discriminatorio» (País [Esp.] 17.2.02); «Llegaba alguien con cuatro estrellas
en el hombro, te tocaba con una varita mágica inversa y quedabas convertido en un cabo
primera» (Millás Articuentos [Esp. 2001]).
cabra. ‘Rumiante de pequeño tamaño, con cuernos curvados hacia atrás’. La forma cabra se
emplea como epiceno femenino ( GÉNERO2, 1b) para referirse a cualquier animal de la
especie, sea macho o hembra: «También se mostraron otros animales, como cabras,
caballos y aves ornamentales» (Tiempo [Col.] 1.12.87). Para designar específicamente al
macho se usan, en la lengua general, las expresiones macho cabrío, cabrón o chivo; no
obstante, en algunos países americanos y algunas regiones de España se emplea también el
masculino cabro, normal en el español medieval y clásico: «Cabras silvestres y uno que otro
cabro cimarrón» (Mojarro Yo [Méx. 1985]).
cabro. cabra.
cacica.  cacique.
cacique. ‘Autoridad máxima en una comunidad de indios’ y ‘persona que ejerce un poder
abusivo o excesiva influencia en una comunidad rural’. Por su terminación, es común en
cuanto al género (el/la cacique;  GÉNERO2, 1a y 3c): «Tocando fondo y solo llevados por
la fuerza de la cacique» (Posse Pasión [Arg. 1995]). Existe también, y es válido, el
femenino cacica: «Pizarro decidió volver: visitó entonces a la cacica, que lo agasajó»
(Salvador Ecuador [Ecuad. 1994]).
cadí. Entre los musulmanes, ‘juez de causas civiles’. El plural preferido en la lengua culta es
cadíes (
3.2.31.
PLURAL,
1c). Acerca de su escritura con mayúscula inicial, 
MAYÚSCULAS,
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
66
caer(se). 1. ‘Ir o inclinarse hacia abajo por la fuerza de la gravedad’ y ‘perder el equilibrio
hasta dar en tierra’. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 22). Este
verbo es intransitivo en la lengua culta general.
2. Cuando significa ‘perder el equilibrio hasta dar en tierra’, puede usarse en forma
pronominal y no pronominal: «Tropezó y cayó de rodillas» (VLlosa Tía [Perú 1977]); «Se
cayó de cabeza y se mató» (Paso Palinuro [Méx. 1977]).
3. No pertenece a la lengua culta general, y debe evitarse, el uso de este verbo como
transitivo, con los sentidos de ‘dejar caer o tirar [algo o a alguien] al suelo’: Ten cuidado,
que vas a caer el jarrón.
4. caer en (la) cuenta. ‘Darse cuenta de algo’. Esta locución verbal va siempre seguida de
un complemento encabezado por de: «Luego cayó en la cuenta DE su error» (GaMárquez
Amor [Col. 1985]). En el habla esmerada, no debe suprimirse la preposición ( QUEÍSMO,
1g): «Cuando terminé de vestirme, caí en la cuenta QUE no era usual» (Olaizola Guerra
[Esp. 1983]); debió decirse caí en la cuenta DE QUE. Esta locución presenta dos variantes,
con y sin artículo; la primera de ellas (caer en la cuenta) es la más extendida entre los
hispanohablantes, mientras que la segunda (caer en cuenta) solo se documenta en algunos
países de América: «Su rostro es atónito e irresoluto al caer en cuenta de que se trata de su
propia sombra» (Purroy Desertor [Ven. 1989]).
caki.  caqui.

cal. 1. cal y canto. Locución nominal masculina que significa ‘mezcla de piedras y argamasa
para construir muros’: «El aparejo es de tapias de cal y canto» (Villanueva Cantabria [Esp.
2000]). Es también válida la grafía simple calicanto, frecuente en el español de América:
«Se había abierto una grieta en el muro de calicanto del fondo» (GaMárquez Vivir [Col.
2002]).
2. a cal y canto. Con verbos como cerrar y similares, ‘de forma que no sea posible o no esté
permitido entrar o salir’: «Las taquillas fueron cerradas a cal y canto» (Abc [Esp.] 18.4.89).
En esta locución adverbial es raro el uso de la grafía simple calicanto: «Ese sábado de
gloria cerró a calicanto el camerino» (Alberto Eternidad [Cuba 1992]).
calé. Como adjetivo, o como sustantivo referido a persona, ‘gitano’: «Solo hay cien
estudiantes universitarios de raza calé» (Mundo [Esp.] 3.4.94); «Los calés convierten cada
entierro en un jaleo de cante» (Tiempo [Esp.] 29.5.95). No debe confundirse con el
sustantivo caló (‘lengua de los gitanos españoles’;  caló).
calentar(se). 1. ‘Poner(se) caliente’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
1, n.º 16).
2. Este verbo es transitivo o pronominal en la mayoría de sus acepciones; sin embargo, se
usa como intransitivo no pronominal cuando significa, dicho de un deportista, ‘realizar
ejercicios de calentamiento’: «Ordenadamente se pusieron a calentar en grupo, avenida
arriba» (Gándara Distancia [Esp. 1984]).
APÉNDICE
Cali. El nombre de esta ciudad colombiana es una palabra llana: [káli]. No es correcta, pues,
la pronunciación aguda [kalí] ni la grafía con tilde Calí.
calicanto.  cal.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
67
calientapiés. ‘Aparato destinado a calentar los pies’. Es invariable en plural ( ciempiés, 1
y PLURAL, 1f). Es incorrecto el singular regresivo calientapié.
calificado -da. Adjetivo que, referido a persona, significa ‘competente o especialmente
preparado para realizar una determinada actividad’: «Cuentan con espías calificados y
confiables para vigilar todo en este penal» (Matos Noche [Cuba 2002]); y, referido a
actividad o profesión, ‘que requiere una preparación específica’: «Auge de la construcción y
del empleo no calificado» (País [Col.] 6.7.96). También significa, dicho de una mayoría,
‘que representa una fracción superior a la mitad’: «La propuesta [...] fue rechazada por una
mayoría calificada de los legisladores» (Pérez Derecho [Col. 2000]). Este es el término
normalmente usado en América, mientras que en España se prefiere, en todos estos casos, el
empleo del sinónimo cualificado: «Son profesionales cualificados» (Abc Cult. [Esp.]
24.5.96); «No ejercerán otras tareas menos cualificadas» (Mundo [Esp.] 26.1.94); «El Acta
Única establece que las disposiciones sean aprobadas por simple mayoría cualificada, y no
por unanimidad» (Arroyo Reto [Esp. 1990]).
callicida. ‘Sustancia que elimina los callos’. Es voz masculina: «Allí se mantienen viejos
frascos de yodo, vetustos callicidas, una tijera oxidada» (Merino Orilla [Esp. 1985]).
caló. ‘Variedad del romaní que hablan los gitanos españoles’: «En caló ―lagarto‖ es
―bejarí‖» (Pozo Noche [Esp. 1995]). Este sustantivo masculino no debe confundirse con el
adjetivo calé (‘gitano’;  calé).
calor. ‘Sensación que se experimenta ante una temperatura elevada’ y ‘propiedad del
ambiente y de determinados cuerpos de producir dicha sensación’. Es voz masculina en la
lengua general culta: «A esa hora el calor lo pone a uno medio zonzo» (Flores Siguamonta
[Guat. 1993]). Su uso en femenino, normal en el español medieval y clásico, se considera
hoy vulgar y debe evitarse. El femenino puede aparecer también en textos literarios, con
finalidad arcaizante.
calzoncillo. ‘Prenda interior masculina’. Se usa frecuentemente en plural con sentido
singular ( PLURAL, 2.5): Se quitó el/los calzoncillo(s).
can. kan.
canaca.  canaco.
canaco -ca. ‘De un pueblo indígena habitante de diversas islas de Oceanía, especialmente
de Nueva Caledonia’. Referido a persona, se usa frecuentemente como sustantivo: «Los
jornaleros españoles sustituían a los canacos, traídos del Pacífico bajo engaño»
(Leguineche Tierra [Esp. 2000]). Esta es la forma recomendada y la que mejor se ajusta a la
ortografía española. Se desaconsejan otras grafías, como kanako y kanake, de menor
tradición en español. Se usa normalmente como adjetivo de dos terminaciones, una para
cada género; no obstante, la forma en -a (canaca, kanaka) se usa también, aunque
raramente, como palabra de una sola terminación, válida para ambos géneros: «La Francia,
protectora de Otaiti, cuidaría de cristianizar a los canacas» (Galdós Vuelta [Esp. 1906]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
68
canal. Aunque en el español antiguo, al igual que en latín, se documenta su uso indistinto en
ambos géneros, en el español actual es voz masculina o femenina dependiendo de sus
acepciones:
a) Es masculina cuando significa ‘cauce artificial para la conducción de agua’ o ‘cauce
natural de poca anchura’: «Cinco puentes cruzaban el canal» (Mendoza Ciudad [Esp.
1986]); ‘estrecho marítimo’: «El TGV bajo el canal de la Mancha une ya París y Londres en
tres horas» (Vanguardia [Esp.] 15.11.94); ‘banda de frecuencia en que emite una estación
de televisión o radio’: «Se sienta a ver una película argentina en el canal hispano»
(Santiago Sueño [P. Rico. 1996]); y, en general, ‘vía o conducto’: «La vesícula biliar tiene
la misma derivación embriológica que el canal intestinal» (Sintes Peligros [Esp. 1975]).
b) Se usa mayoritariamente en femenino cuando significa ‘res abierta en canal’: «Estas
canales de cordero [...] proceden de mataderos clandestinos» (País [Esp.] 17.12.80);
‘conducto que recibe y vierte el agua de los tejados’: «Tenía prevista la huida,
descolgándose por una canal a la que se accedía desde la ventana del cuarto de baño»
(Tomás Orilla [Esp. 1984]); ‘paso estrecho entre montañas o surco abierto en la cara de una
montaña’: «El sendero comienza a subir bastante, en dirección a la canal que se ve a la
izquierda del pico de la Miel» (Pliego Excursiones [Esp. 1992]); ‘artesa para dar de comer o
beber al ganado’: «Ovejas y corderos trotan dentro alrededor de las canales con
comida» (Berlanga Gaznápira [Esp. 1984]).
c) Se usa en ambos géneros cuando significa ‘parte más profunda y limpia de la entrada de
un puerto’: «El transatlántico de los jueves, [...] que casi podía tocarse con las manos
cuando pasaba por el canal del puerto» (GaMárquez Amor [Col. 1985]); «Dragado de la
canal del puerto de Huelva» (BOE [Esp.] 18.10.01); y ‘cavidad longitudinal’: «Abrió la
vitrina, con una de las llavecitas asiladas en el canal de sus pechos grandiosos» (Mujica
Escarabajo [Arg. 1982]); «Le enseñó [...] el tatuaje [...] que llevaba justo en el nacimiento
de la canal de las tetas» (Cela Cristo [Esp. 1988]).
canalón. ‘Conducto que recibe y vierte el agua de los tejados’: «Corrieron hacia el portalón
sorteando los charcos y los chorros de agua que arrojaban los canalones a la plaza»
(Mendoza Ciudad [Esp. 1986]). Procede del aumentativo de canal ( canal) y no debe
confundirse con canelón (‘pasta, dulce o labor de pasamanería en forma de tubo’; 
canelón).
cancán. Adaptación gráfica de la voz francesa cancan, que designa una danza frívola y muy
movida, típica de coristas: «Levantaban al unísono una pierna, agitando sus traseros y
enaguas en un frenético cancán» (Donoso Elefantes [Chile 1995]); también designa la
enagua con volantes almidonados para ahuecar la falda: «Muñecas grotescas con peluca y
cancán» (Mundo [Esp.] 20.11.95). En español debe llevar tilde por ser palabra aguda
acabada en -n ( TILDE2, 1.1.1). Se escribe en una sola palabra; no es válida la grafía en dos
palabras o con guion intermedio: can can, can-can.
canelón. Como adaptación del italiano cannellone, designa la lámina de pasta que se enrolla
en forma de tubo y se rellena: «Rellena los canelones con la masa de atún o bonito y
colócalos en una fuente de horno» (Arguiñano Recetas [Esp. 1996]). Esta voz designa
también un dulce alargado que lleva canela: «Caían los confites, los canelones, los
cacahuates y la fruta, que recogíamos del suelo» (Leyva Piñata [Méx. 1984]); y cada una de
ciertas labores de pasamanería en forma de tubo: «Se había puesto el traje de gala, con
todos los canelones y flecos de la gloria» (Alberto Eternidad [Cuba 1992]). No debe
confundirse con canalón (‘canal que recoge y vierte el agua de los tejados’;  canalón).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
69
canesú. ‘Parte superior de una prenda de vestir, a la que se pegan el cuello y las mangas’. Es
preferible y mayoritario el plural canesús ( PLURAL, 1c).
cánnabis o cannabis. ‘Cáñamo índico, usado como estupefaciente’. Si se mantiene la
pronunciación esdrújula etimológica, debe escribirse con tilde: «El cánnabis es la sustancia
consumida con mayor frecuencia» (DVasco [Esp.] 4.5.99). Se admite también la
pronunciación llana [kannábis], a la que corresponde la grafía sin tilde cannabis. En esta
palabra y en todas las de su misma familia léxica (cannabáceo, cannáceo, etc.) se mantiene
la -nn- etimológica. Aunque hoy es más frecuente su uso en masculino, también se admite su
empleo con el género femenino etimológico: «Aquello que lo espantaba de la cannabis no
era la pérdida del eje que gobernaba su razón, sino, al contrario, la agudización de su
juicio crítico» (Andahazi Piadosas [Arg. 1999]).
canónico -ca. Adjetivo que significa ‘hecho con arreglo a los cánones eclesiásticos o
establecido por ellos’: «Habían cohabitado antes de su matrimonio canónico» (Picó Caimito
[P. Rico 1989]); ‘que se ajusta a un canon o modelo ideal’: «Son escritores canónicos,
apegados a un modelo literario» (Proceso [Méx.] 7.7.96); y ‘[derecho] que regula la
organización de la Iglesia católica’: «Según el derecho canónico, este hombre no es un
mártir ni mucho menos» (Ibargüengoitia Atentado [Méx. 1975]). No debe confundirse con el
sustantivo canónigo (‘eclesiástico de una catedral’ y ‘planta herbácea’;  canónigo).
canónigo. ‘Eclesiástico con cargo y prebenda en una catedral’: «Llegó a ser canónigo de la
catedral de su ciudad natal» (Gallego Grabado [Esp. 1990]); y ‘planta herbácea con cuyas
hojas se hacen ensaladas’: «Pertenecen a este grupo escarolas, canónigos, berros, endibias»
(Armendáriz Cocina [Esp. 2001]). Este sustantivo masculino no debe confundirse con el
adjetivo canónico (‘que se ajusta a un canon’ y ‘[derecho] que regula la Iglesia católica’; 
canónico).
cantante. ‘Persona que se dedica a cantar profesionalmente’. Por su terminación, es común
en cuanto al género (el/la cantante;  GÉNERO, 1a y 3c): «Estuvo casado con la cantante
Irma Céspedes» (Expreso [Perú] 1.10.90). El femenio cantatriz (que etimológicametne
corresponde al masculino cantador) es desusado en español y se desaconseja su empleo. Su
uso ocasional hoy, normalmente referido a la cantante de ópera o de canto clásico, se debe
más al influjo de otras lengua, como el italiano o el francés: «La gran cantatriz Catherine
Malfitano» (Abc [Esp.] 4.10.96).
cantatriz. cantante.
cañí. ‘De raza gitana’. Su plural es cañís ( PLURAL, 1c).
caparazón. ‘Cubierta externa y dura, especialmente la que protege el cuerpo de algunos
animales’. En la norma culta de España es siempre masculino: «El caparazón de la tortuga
había sido pintado de carmín» (Mendoza Ciudad [Esp. 1986]); pero en gran parte de
América, especialmente en los países del Cono Sur, el femenino es normal en la lengua
culta: «Se llevó al oído la caparazón del caracol» (Najenson Memorias [Arg. 1991]).
capaz. 1. Se construye de modos diversos, según sus diferentes significados:
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
70
a) Cuando significa ‘que tiene espacio suficiente para contener algo’, se construye con un
complemento introducido por para: «Una bañera a ras del suelo, capaz PARA dos o tres
personas» (Madrid Flores [Esp. 1989]); sin complemento, significa ‘espacioso, que puede
contener muchas cosas’: Los cajones eran bastante capaces.
b) Cuando significa, referido a persona o a cosa, ‘que puede hacer algo o producir un
determinado efecto’, se construye con un complemento introducido por de: «Yo no sería
capaz DE acostarme con él, ¿sabes?» (Gamboa Páginas [Col. 1998]); «Los barbitúricos
también son capaces DE producir alucinaciones» (Valbuena Toxicomanías [Esp. 1986]).
c) Cuando significa ‘que es apto o adecuado para algo’, se construye con un complemento
introducido por para: «Es la persona más capaz PARA regir los destinos de la capital»
(Tiempo [Col.] 4.9.97); «El colesterol es un poderoso agente antitóxico y especialmente
capaz PARA oponerse a la destrucción de los glóbulos rojos» (Sintes Peligros [Esp. 1975]);
sin complemento, significa ‘que posee talento o grandes aptitudes’: «Tudjman declaró ayer
que el primer ministro sería una persona capaz» (Vanguardia [Esp.] 30.10.95).
2. No debe confundirse con susceptible ( susceptible): capaz expresa que alguien o algo
posee la capacidad de realizar una acción, es decir, tiene un sentido activo; mientras que
susceptible expresa la capacidad de alguien o algo de recibir una acción o padecerla, es
decir, tiene sentido pasivo; así, en «Será claro aquel anuncio capaz de ser captado por su
destinatario con un simple golpe de vista» (Ángeles Creatividad [Esp. 1996]), debió decirse
susceptible de ser captado; mientras que en «Entre los animales susceptibles de trasmitir
la rabia están los perros, gatos, ratas y murciélagos» (Azar Border [Arg. 1980]), debió
decirse capaces de transmitir la rabia.
3. (es) capaz que. En el habla coloquial de muchos países americanos, se utiliza el adjetivo
capaz, precedido del verbo ser en tercera persona, con el sentido de ‘posible o probable’:
«Es capaz que si Alfonso se entera, me mata» (López Vine [Méx. 1975]); «Si no lo hacía,
era capaz que la vieja me echara de la casa» (Burgos Rigoberta [Guat. 1983]). En esta
construcción, el uso de la preposición de ante la conjunción que es un caso de dequeísmo
( DEQUEÍSMO) y debe evitarse: «Si la gente se indigna, capaz DE QUE se puede derogar la
ley de amnistía también» (Dorfman Muerte [Chile 1995]). Frecuentemente se prescinde del
verbo ser y se utiliza capaz que como locución adverbial, con el sentido de ‘probablemente,
seguramente, quizá’: «Si se lo despepito todo de un riendazo, capaz que se pone a disparar
como loco» (Flores Siguamonta [Guat. 1993]); «Cuando venga a presentárnosla, capaz que
te enamorás de ella» (Gené Ulf [Arg. 1988]); «¿Qué andarás haciendo? No me lo digas,
capaz que tu marido me amenaza con cortarme la lengua si no le suelto el chisme»
(Mastretta Vida [Méx. 1990]). Aunque por lo general esta construcción va seguida de un
verbo en indicativo, también es posible el subjuntivo, como ocurre en Chile: «Con tanto
cacareo se le va a espantar la criatura y capaz que nazca alelada» (Allende Casa [Chile
1982]).
capitán -na. Con el sentido general de ‘persona que capitanea o dirige un grupo o una
nave’, se usa normalmente como sustantivo de dos terminaciones, una para cada género:
«Cristina Gómez, capitana de [...] la selección española» (País [Esp.] 2.3.03); «Soy la
capitana de esa barca» (LpzPáez Herlinda [Méx. 1993]). Cuando designa específicamente
el grado de la escala militar inmediatamente inferior al de comandante, puede usarse
también el femenino capitana, pero lo normal es que funcione como común en cuanto al
género (el/la capitán;  GÉNERO2, 1a y 3k): «La capitán Lisa Weidenbush [...] asegura que
EE UU ha sido ―sensible‖ a esas críticas» (País [Esp.] 15.4.03]).
caquéctico -ca. ‘De la caquexia (desnutrición extrema)’ o, dicho de una persona, ‘que
padece caquexia’: «Se presentó un paciente muy delgado, casi caquéctico» (Sandner Sida
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
71
[Ven. 1990]). También se emplea, aunque menos, la forma caquéxico, análoga a la de otros
derivados de sustantivos acabados en -xia, como anoréxico (de anorexia) o disléxico (de
dislexia): «No eran viejos caquéxicos, amarillentos y desdentados» (Sarduy Pájaros [Cuba
1993]).
caquéxico -ca.  caquéctico.
caqui. 1. ‘Árbol de origen oriental y, también, su fruto comestible’: «Hay naranjos, caquis ,
higueras, vides» (Boadella Memorias [Esp. 2001]); ‘[color] que varía entre el amarillo ocre
y el verde grisáceo’ y, dicho de cosa, ‘que tiene este color’: «Revisa una y otra vez el
pantalón oscuro y la camisa caqui» (Montaño Andanzas [Méx. 1995]). Tanto para el árbol y
el fruto como para el color existe la variante kaki, de uso menos frecuente. Deben evitarse
otras grafías como caki o kaqui.
2. Como nombre de color, puede concordar en número con el sustantivo al que se refiere o
permanecer invariable ( PLURAL, 2.3b): «Reservistas en bicicleta con [...] monos caquis y
verdes» (Leguineche Camino [Esp. 1995]); «Vestían overoles caqui» (Aguilar Golfo [Méx.
1986]).
carcaj. ‘Recipiente para flechas que se lleva colgado del hombro’: «La flecha lanzada ya no
vuelve a su carcaj» (Serrano Dios [Col. 2000]). Su plural es carcajes (
variante carcax carece de uso en la actualidad.
PLURAL,
1h). La
carcax.  carcaj.
cárdigan. ‘Chaqueta deportiva de punto’. Debe permanecer invariable en plural (los
cárdigan), ya que no existen en español sustantivos sobresdrújulos ( PLURAL, 1g).
CARDINALES. 1. Los numerales cardinales expresan cantidad en relación con la serie de los
números naturales, incluido el cero, que expresa ausencia de cantidad. Normalmente
funcionan como adjetivos: He leído cinco libros este verano; pero pueden funcionar también
como pronombres: –¿Necesitas rotuladores? –Sí, tráeme dos; o como sustantivos,
especialmente cuando se emplean para nombrar las cifras o los números: Has escrito un
nueve un poco raro; El número premiado es el mil trescientos veintidós. Suelen incluirse en
la serie de los numerales algunas palabras que, al igual que estos, expresan cantidad exacta,
pero que, a diferencia de estos, son únicamente sustantivos, como es el caso de millar,
millardo, billón, trillón y cuatrillón ( 6). A continuación se ofrece la serie completa:
NÚMERO O CIFRA
0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
NUMERAL CARDINAL
cero
uno, fem. una; apocopado: un ( 4).
dos
tres
cuatro
cinco
seis
siete
ocho
nueve
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22, 23, etc.
30
31
32, 33, etc.
40
41
42, 43, etc.
50
60
70
80
90
100
101
102, 103, etc.
110
111, 112, etc.
120
121
122, 123, etc.
130
131
132, 133, etc.
200
300
400
500
600
700
800
900
1000
1001
1002, 1003, etc.
1010, 1011, etc.
diez
once
doce
trece
catorce
quince
dieciséis
diecisiete
dieciocho
diecinueve
veinte
veintiuno, fem. veintiuna; apocopado: veintiún
veintidós, veintitrés, etc.
treinta
treinta y uno, fem. treinta y una; apocopado: treinta y un
treinta y dos, treinta y tres, etc.
cuarenta
cuarenta y uno, fem. cuarenta y una; apocopado: cuarenta
y un
cuarenta y dos, cuarenta y tres, etc.
cincuenta
sesenta
setenta
ochenta
noventa
cien(to) ( ciento)
ciento uno, fem. ciento una; apocopado: ciento un
ciento dos, ciento tres, etc.
ciento diez
ciento once, ciento doce, etc.
ciento veinte
ciento veintiuno, fem. ciento veintiuna; apocopado: ciento
veintiún
ciento veintidós, ciento veintitrés, etc.
ciento treinta
ciento treinta y uno, fem. ciento treinta y una; apocopado:
ciento treinta y un
ciento treinta y dos, ciento treinta y tres, etc.
doscientos, fem. doscientas
trescientos, fem. trescientas
cuatrocientos, fem. cuatrocientas
quinientos, fem. quinientas
seiscientos, fem. seiscientas
setecientos, fem. setecientas
ochocientos, fem. ochocientas
novecientos, fem. novecientas
mil (también, como sust., un millar)
mil uno, fem. mil una; apocopado: mil un
mil dos, mil tres, etc.
mil diez, mil once, etc.
72
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
1020
1021
1022, 1023, etc.
1030
1031
1100
1101
1102, 1103, etc.
1200, 1300, etc.
2000
2001
2002, 2003, etc.
2010, 2011, etc.
2020
2021
2022, 2023, etc.
2100
2101
2102, 2103, etc.
3000, 4000, etc.
10 000, 11 000, etc.
20 000
21 000
30 000
31 000
40 000, 50 000, etc.
100 000
200 000, 300 000, etc.
1 000 000
1 000 001
1 000 100
1 001 000
2 000 000
10 000 000
100 000 000
1 000 000 000
1 000 000 000 000
1 + 18 ceros
1 + 24 ceros
73
mil veinte
mil veintiuno, fem. mil veintiuna; apocopado: mil veintiún
mil veintidós, mil veintitrés, etc.
mil treinta
mil treinta y uno, fem. mil treinta y una; apocopado: mil
treinta y un
mil cien
mil ciento uno, fem. mil ciento una; apocopado: mil ciento
un
mil ciento dos, mil ciento tres, etc.
mil doscientos, fem. mil doscientas; mil trescientos, fem.
mil trescientas, etc.
dos mil
dos mil uno, fem. dos mil una; apocopado: dos mil un
dos mil dos, dos mil tres, etc.
dos mil diez, dos mil once, etc.
dos mil veinte
dos mil veintiuno, fem. dos mil veintiuna; apocopado: dos
mil veintiún
dos mil veintidós, dos mil veintitrés, etc.
dos mil cien
dos mil ciento uno, fem. dos mil ciento una; apocopado:
dos mil ciento un
dos mil ciento dos, dos mil ciento tres, etc.
tres mil, cuatro mil, etc.
diez mil, once mil, etc.
veinte mil
veintiún mil, fem. veintiún mil o veintiuna mil ( 3)
treinta mil
treinta y un mil, fem. treinta y un mil o treinta y una mil
( 3)
cuarenta mil, cincuenta mil, etc.
cien mil
doscientos mil, fem. doscientas mil; trescientos mil, fem.
trescientas mil, etc.
un millón
un millón uno, fem. un millón una; apocopado: un millón
un
un millón cien
un millón mil
dos millones
diez millones
cien millones
mil millones o un millardo ( millardo)
un billón ( billón)
un trillón ( trillón)
un cuatrillón
2. Hay cardinales simples de cero a quince, todas las decenas (diez, veinte, treinta, etc.),
cien(to), quinientos y mil y cardinales compuestos, los formados por la fusión o suma de
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
74
varios cardinales simples. De los compuestos, se escriben hoy en una sola palabra los
correspondientes a los números 16 a 19 y 21 a 29, así como todas las centenas: dieciséis,
dieciocho, veintiuno, veintidós, doscientos, cuatrocientos, etc. Las grafías complejas diez y
seis, veinte y uno, cuatro cientos, etc., son anticuadas y deben evitarse. A partir de treinta,
los cardinales compuestos que corresponden a cada serie se escriben en varias palabras y se
forman, bien por coordinación, bien por yuxtaposición de cardinales simples; así, los
correspondientes a la adición de unidades a las decenas se escriben interponiendo entre los
cardinales simples la conjunción y: treinta y uno, cuarenta y cinco, noventa y ocho, etc.; el
resto se forma por mera yuxtaposición: ciento dos, mil cuatrocientos treinta, trescientos mil
veintiuno, etc. No obstante lo dicho, por analogía con la serie de los cardinales compuestos
de diez y de veinte, se documentan casos de grafía simple en los correspondientes a otras
decenas (treintaicinco, cuarentaitrés, cincuentaiocho, etc.): «Olvidé a Frieda y la versión
treintaidós de esta su letanía» (Onetti Viento [Ur. 1979]); «Era la una y cincuentaicinco
minutos» (Martini Fantasma [Arg. 1986]); pero todavía son mayoritarias las grafías
complejas (treinta y cinco, cuarenta y tres, cincuenta y ocho, etc.). Son vulgares los
compuestos correspondientes a la primera decena en los que se ha simplificado el diptongo:

diciséis, dicisiete, diciocho, dicinueve. Tampoco son admisibles formas como

treinticinco, cuarentiocho, cincuentiuno, etc., en las que se ha eliminado la -a final de la
decena. Tanto en la grafía como en la pronunciación esmerada debe mantenerse el diptongo
que hay en los compuestos de veinte ( veintiuno), así como en treinta y sus compuestos
( treinta); son, pues, vulgares formas como ventidós, trenta o trentaicinco, en lugar de
veintidós, treinta y treinta y cinco (o treintaicinco). Por último, los cardinales
correspondientes a la séptima y a la novena centenas son setecientos y novecientos,
respectivamente (y no sietecientos ni nuevecientos).
3. Los cardinales, cuando son sustantivos, son siempre masculinos: el tres, un millón.
Cuando funcionan como adjetivos o como pronombres carecen de variación de género, a
excepción de uno y sus compuestos ( uno, 2), que tienen formas específicas para el
femenino: una, veintiuna, treinta y una, etc.; y de los correspondientes a las centenas, a
partir de doscientos, cuyos femeninos adoptan la terminación -cientas (salvo quinientos, que
tiene forma propia y cuyo femenino es quinientas): doscientas, trescientas, etc. El género
del numeral lo determina el sustantivo al que se refiere: De las trescientas páginas que tiene
el libro, me he leído cuarenta y una. En el caso de las centenas, el cardinal en función
adjetiva debe concordar necesariamente en género con el sustantivo al que cuantifica, tanto
si lo precede inmediatamente (doscientos kilos, trescientas toneladas) como si entre ellos se
interpone otro elemento, por ejemplo, la palabra mil, si se trata de numerales complejos
(doscientos mil kilos, trescientas mil toneladas). En lo que se refiere al cardinal uno y sus
compuestos, la concordancia es obligada cuando el numeral precede inmediatamente al
sustantivo: treinta y un kilos, veintiuna toneladas (no veintiún toneladas); pero si entre el
numeral y el sustantivo femenino se interpone la palabra mil, la concordancia de género es
opcional ( uno, 2.2): veintiún mil toneladas o veintiuna mil toneladas.
4. Cuando el cardinal uno y sus compuestos se anteponen, en función adjetiva, a un
sustantivo masculino, adoptan siempre la forma apocopada un: un libro, veintiún soldados,
ciento un opositores. También es normal la apócope de la forma femenina una cuando el
numeral precede a un sustantivo femenino que comienza por /a/ tónica: un águila, veintiún
hachas, ciento un armas; pero no se considera incorrecto, aunque en la lengua actual es muy
poco frecuente, utilizar en estos casos la forma plena una ( uno, 2.1): una águila,
veintiuna hachas, ciento una armas. Solo es correcta la apócope ante sustantivos; así pues,
no debe decirse el treinta y un por ciento, sino el treinta y uno por ciento.
5. Cuando se usan como sustantivos, los cardinales sí presentan variación de número y
adoptan el plural que les corresponde según su forma (ceros, unos, doses, treses, cuatros,
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
75
cincos, seises, [...] dieces, onces, doces, treces, etc.): «Toda la historia empezó con una
partida de dados, si antes de la tercera salen cinco seises te mato» (Cela Cristo [Esp.
1988]); «El cazador Rosario me sirvió cinco cartas: me tocaron tres doces» (Scorza Tumba
[Perú 1988]). Cuando son adjetivos o pronombres, carecen de variación de número; por su
significado, el cardinal uno solo se refiere a sustantivos singulares: Tengo solo un abrigo;
Este mes solo me han puesto una multa; los demás cardinales, puesto que indican siempre
cantidad superior a la unidad, solo se refieren a sustantivos plurales: Necesito que me prestes
mil doscientos euros; Este mes ya llevo tres multas. El cardinal cero constituye un caso
especial, pues aunque expresa ausencia de cantidad, se antepone siempre, como adjetivo, a
sustantivos plurales: «De regreso a París, me encontré con [...] cero pesos en la cuenta
bancaria» (Jodorowsky Danza [Chile 2001]).
6. Las voces millar, millardo, billón, trillón y cuatrillón son siempre sustantivos, a
diferencia de los demás cardinales, cuya función primaria es adjetiva; por lo tanto, cuando
estos numerales cuantifican por sí solos a un sustantivo, este debe ir necesariamente
precedido de la preposición de: un millón DE personas, dos billones DE pesos; pero si, por
formar parte de un numeral complejo, van seguidos de otros cardinales, el sustantivo
cuantificado no va precedido de preposición: un millón doscientas mil personas. Además,
estos sustantivos numerales, cuando se usan en singular, deben ir siempre precedidos de un
determinante: Acudieron UN millón doscientas mil personas (no Acudieron millón
doscientas mil personas); Mañana te devolveré EL millón de pesos que me prestaste. El caso
de mil es especial, puesto que pertenece a ambas categorías: por un lado es el adjetivo
cardinal correspondiente al número 1000: mil casas, mil personas; pero su plural miles es un
sustantivo masculino sinónimo de millares ( mil): miles de euros, muchos miles de
personas, etc.
7. Cuando la cuantificación es imprecisa, los numerales cardinales se combinan con las
expresiones y tantos e y pico ( pico, 2).
8. Además de su uso propio para expresar cantidad, los cardinales se emplean a menudo, en
el lenguaje corriente, para expresar orden, reemplazando en su función a los ordinales (
ORDINALES): «Un pibe se cayó desde el piso once y se salvó» (Rovner Pareja [Arg. 1976]).
Este fenómeno es tanto más frecuente cuanto mayor es el número de orden que debe
expresarse; así, frente a expresiones como el quincuagésimo séptimo aniversario, de carácter
marcadamente culto, en la que se ha utilizado el ordinal propiamente dicho, encontramos
con mucha más frecuencia, en la lengua corriente, el cincuenta y siete aniversario. Lo que
no debe hacerse, en ningún caso, es mezclar ambas series, ordinales y cardinales, como
ocurre en este ejemplo: «Se realizó [...] un homenaje a Roque Sáenz Peña con motivo de
cumplirse el trigésimo un aniversario de su muerte» (Arenas Buenos Aires [Arg. 1979]);
debió decirse el trigésimo primer aniversario o el treinta y un aniversario. Aunque el uso de
los cardinales con valor ordinal es más frecuente cuando se refieren a números altos,
también se da en referencia a números bajos; así, se dice tanto piso siete como séptimo piso
o piso séptimo. En cuanto a su colocación, los cardinales con valor ordinal se anteponen a
los sustantivos que designan acontecimientos, aniversarios o celebraciones, pero se
posponen en el resto de los casos; así, se dice la cuarenta y una edición del festival, el
treinta y cinco aniversario, pero no *la treinta y cinco página, sino la página treinta y
cinco. Cuando el cardinal con valor ordinal se pospone a un sustantivo femenino, es posible
la concordancia de género: la página doscientas, la habitación trescientas doce; pero suele
ser más frecuente el uso en aposición del sustantivo masculino que corresponde al nombre
del número: la página doscientos, la habitación trescientos doce. De manera general y
sistemática se emplean siempre los cardinales para expresar orden en la designación de los
años: (año) mil novecientos noventa y ocho, (año) dos mil uno, etc.; y de los días del mes:
tres de diciembre, cuatro de octubre, etc., aunque para referirse al día uno puede usarse
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
76
también el ordinal primero ( primero, 3). En el caso de las series de papas y reyes con
igual nombre, se utilizan, en la escritura, los números romanos ( NÚMEROS, 3), que se leen
como ordinales hasta el número diez (aunque en este último caso puede usarse también el
cardinal): Felipe IV (se lee Felipe cuarto), Enrique VIII, (Enrique octavo), Alfonso X
(Alfonso décimo o diez); pero a partir del diez se leen siempre como cardinales: Luis XVI
(Luis dieciséis), Juan XXIII (Juan veintitrés). Para referirse a los siglos, del I al X se usan
indistintamente cardinales y ordinales, con preferencia culta por estos últimos: siglo I (se lee
siglo primero o siglo uno), siglo II (siglo segundo o siglo dos), etc.; pero del siglo XI en
adelante, el uso general solo admite los cardinales: siglo XI (se lee siglo once), siglo XVIII
(siglo dieciocho), siglo XXI (siglo veintiuno), etc.
9. Los numerales que corresponden a las decenas se utilizan pospuestos a la palabra año
para expresar la década correspondiente: los años treinta ( década, 2).
carecer. ‘Tener falta de algo’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1,
n.º 18). Se construye con un complemento encabezado por de, al igual que el adjetivo
carente y el sustantivo carencia: «Yo, en cambio, carezco DE esa experiencia» (Pitol Juegos
[Méx. 1982]); «Justiniano era un borrachín carente DE todo estilo» (Donoso Casa [Chile
1978]); «Yo era plenamente consciente de su carencia DE sentido» (GaMorales Lógica [Esp.
1990]).
carencia.  carecer.
carente.  carecer.
carey. ‘Cierta tortuga de mar’ y ‘materia córnea que se obtiene de sus escamas’. Su plural es
careyes ( PLURAL, 1d).
cargazón. ‘Cargamento’ y ‘pesadez sentida en alguna parte del cuerpo’. Es voz femenina:
«De sus viajes al centro [...] volvía con una cargazón de libros de segunda mano»
(Kociancich Maravilla [Arg. 1982]); «Tal vez así le corría la cargazón estomacal, [...] el
revoltijo de las tripas» (Asturias Maladrón [Guat. 1969]).
caribú. ‘Reno salvaje de Canadá’. Su plural es caribúes o caribús ( PLURAL, 1c).
carillón. ‘Grupo de campanas que producen una melodía’: «Se acercó a la pianola de 30
teclas —una por campana— que hace sonar el carillón» (Clarín [Arg.] 24.04.97); y ‘reloj
con carillón’: «Dejó al mayordomo dando cuerda de nuevo al carillón» (SchzEspeso Alas
[Esp. 1985]). Aunque se acepta la variante carrillón, debe preferirse la forma carillón, más
cercana a la etimología (del francés carillon) y mayoritaria en la lengua culta.
carioca. ‘De Río de Janeiro (ciudad de Brasil)’: «La policía carioca patrulla el centro
comercial de Río de Janeiro» (Granma [Cuba] 1.10.02). Es impropio y debe evitarse su
empleo con el sentido más general de ‘brasileño’, error frecuente en el lenguaje deportivo:

«Brasil tuvo ayer sus primeras dificultades [...]. La selección carioca logró remontar un
partido que perdía por dos goles en el descanso» (País [Esp.] 18.6.97).
carmesí. ‘Del color de la grana’. Su plural es carmesíes o carmesís ( PLURAL, 1c).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
77
carnero. Término usado en la lengua general culta para designar al macho de la oveja:
«Mancornados, de ocho en ocho, los carneros cruzaron el río» (Scorza Tumba [Perú
1988]). No obstante, en algunos países americanos, como Colombia o Venezuela, se usa
asimismo, con este sentido, la voz ovejo, que se oye también en algunas regiones de España:
«También llevaba ofrendas terrenales: gallinas, quesos, un ovejo» (Quintero Danza [Ven.
1991]).
carnestolendas. ‘Carnaval’. Este sustantivo femenino se usa siempre en plural, por lo que
debe evitarse el singular carnestolenda.
carrillón.  carillón.
carst, cárstico -ca. karst.
cárter. En los automóviles, ‘pieza que protege determinados mecanismos y recoge el aceite
utilizado en la lubricación del motor’. Su plural es cárteres ( PLURAL, 1g).
cartero -ra. ‘Persona cuyo oficio es repartir las cartas del correo’. El femenino es cartera
( GÉNERO2, 3a): «Gemma García, una cartera de 28 años que hará historia al convertirse
en la primera mujer española que dispute el Dakar en moto» (Mundo.es [Esp.] 27.11.03).
No debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: la cartero.
cascarria. ‘Barro seco que queda pegado a la parte baja de la ropa y, por extensión,
suciedad que queda adherida a algo’. Se usa normalmente en plural: «Quién iba a querer
comprales [sic] a todos esos rotos pilientos con cascarrias en el ombligo» (Fuentes
Cristóbal [Méx. 1987]). Existe, desde antiguo, la variante cazcarria, vigente en el uso de
España: «Pasó el párroco riéndose y mirándose el hábito manchado de cazcarrias» (Miró
Cerezas [Esp. 1910-26]).
castaño. pasar de castaño oscuro. ‘Sobrepasar los límites tolerables’: «Esto ya pasa de
castaño oscuro: hay colillas flotando hasta dentro del túrmix» (MtnGaite Nubosidad [Esp.
1992]). En esta locución, castaño oscuro es la designación de un solo color, dentro de la
gama del castaño; no debe decirse, pues, pasar de castaño a oscuro, como si se tratase de
dos colores diferentes.
catequista. ‘Persona que imparte catequesis (instrucción en la doctrina cristiana)’: «Trabaja
para la Iglesia como catequista» (Hoy [Chile] 11-17.7.84). Es común en cuanto al género
( GÉNERO2, 1a y 3b): el/la catequista. Es siempre un sustantivo, por lo que no es correcto
su empleo como adjetivo para referirse a lo perteneciente o relativo a la catequesis: «Las
fachadas no solamente se hicieron para demostrar la riqueza de la iglesia y sus
benefactores; tuvieron una finalidad didáctica y catequista» (Carrillo Pintura [Méx. 1981]);
para ello deben usarse los adjetivos catequético o catequístico.
cazcarria.  cascarria.
CD. Sigla del inglés compact disc (‘disco compacto’;  disco compacto): «Uno puede poner
en un CD toda una enciclopedia» (Pimentel Multimedia [Perú 1997]); también designa el
aparato con que se leen estos discos: «El primer componente es el conector de entrada para
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
78
CD» (Bustos Multimedia [Esp. 1996]). Se usa en masculino, pues este es el género del
sustantivo disco, equivalente español del inglés disc ( SIGLA, 4). En español debe leerse
[sedé, zedé], aunque en algunas zonas de América está extendida la pronunciación inglesa
[sidí]. Como corresponde a las siglas, se escribe con letras mayúsculas y, en la lengua
escrita, es invariable en plural ( SIGLA, 3), aunque oralmente sí suele añadirse la /s/ de
plural ([sedés, zedés]): «Localizó uno de los CD que quería poner» (Época [Esp.] 11.8.97).
A partir de la lectura española de la sigla se ha creado el sustantivo cedé (pl. cedés): «En las
tiendas ya se vendían cedés con canciones sobre el tema» (PzReverte Reina [Esp. 2002]). Se
desaconseja la forma cidí, por corresponder a la lectura inglesa de la sigla. En cualquier
caso, se recomienda usar con preferencia el equivalente español (disco) compacto.
CD-ROM. Sigla del inglés compact disc read-only memory (‘disco compacto de solo
lectura’), que designa el disco compacto de gran capacidad que almacena información no
modificable para ser procesada por un sistema informático. Se usa en masculino, pues este
es el género del sustantivo disco, equivalente español del inglés disc ( SIGLA, 4). Como
corresponde a las siglas, se escribe con letras mayúsculas y es invariable en plural ( SIGLA,
3): «Los CD-ROM se han convertido en un elemento imprescindible en el mundo de los
ordenadores» (Bustos Multimedia [Esp. 1996]). A partir de la lectura española de la sigla se
ha creado el sustantivo cederrón (pl. cederrones): «Falta una versión de Chiquito en
cederrón» (Mundo [Esp.] 15.10.95). Se desaconseja la lectura [sidirrún], influida por la
pronunciación inglesa de esta sigla. Con este mismo sentido se usa también la forma
abreviada CD ( CD).
cebiche. ‘Plato hecho con pescado o marisco crudo en adobo, típico de varios países
americanos’: «Comían un cebiche hecho de erizos de Mollendo con limones de Olmos»
(García Mundo [Perú 1994]). Se escribe también ceviche: «Don Eduardo comía [...]
ceviche» (Bryce Magdalena [Perú 1986]). Existen, y son válidas, las variantes seviche y
sebiche (la menos usada), que trasladan a la escritura la pronunciación con seseo ( SESEO)
propia del español de América y de buena parte de España.
cebú. ‘Bovino doméstico originario del sur de Asia’. Su plural es cebúes o cebús (
PLURAL,
1c).
cedé.  CD.
cederrón.  CD-ROM.
cegar(se). ‘Quitar o nublar la vista’, ‘ofuscar(se)’ y ‘obstruir(se) un conducto’. Verbo
irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
céjel.  zéjel.

cenotafio. ‘Monumento funerario en el que no está enterrada la persona a la que se dedica’:
«Se colocaron ofrendas florales en el cenotafio que contiene los nombres de los bahienses
caídos en combate» (Nueva Provincia [Arg.] 3.4.97). No debe usarse con el sentido que
corresponde a otros monumentos funerarios que sí sirven de enterramiento, como mausoleo,
sepulcro, panteón o túmulo.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
79
centinela. Cuando significa ‘soldado que vela haciendo vigilancia’ y, por extensión,
‘persona que vigila’, se usa hoy como sustantivo común en cuanto al género (el/la centinela;
 GÉNERO2, 1a y 3b): «El centinela [...] apartó la barrera» (Semprún Autobiografía [Esp.
1977]); «Sus ojos se cruzaron con los de la joven centinela» (Cerezales Escaleras [Esp.
1991]). Cuando significa ‘vigilancia’, es femenino: «Rosa había sustituido a su madre en
aquella centinela» (Gándara Distancia [Esp. 1984]).
ceñir(se). ‘Rodear estrechamente [algo]’ y ‘ajustar(se)’. Verbo irregular: v. conjugación
modelo  APÉNDICE 1, n.º 23).
céreo -a.  cerúleo.
cerúleo -a. Dicho del color azul, ‘propio del cielo despejado’: «Laqueó de prusia muros,
puertas y piano. Marino y cerúleo para los ortogonales muebles de madera» (Sarduy
Pájaros [Cuba 1993]); y, dicho de cosa, ‘de color azul cerúleo’: «Tantos peces que yo hurté,
con habilidad, al mar cerúleo» (FdzSpencer Pueblo [R. Dom. 1997]). Este adjetivo procede
del latín caeruleus (‘del color del cielo’) y nada tiene que ver con la palabra cera; es, pues,
impropio, aunque frecuente hoy, usarlo para referirse al color propio de la cera o a lo que
tiene un color o un aspecto como de cera: «Frutos de aspecto cerúleo, como barnizados»
(Merino Orilla [Esp. 1985]); en estos casos debe usarse el adjetivo céreo: «Las gentes tienen
el color de la tierra [...], si la trabajan, o la palidez cérea de los reclusos» (LpzRubio
Puerta [Esp. 1986]).
cerner(se). 1. ‘Cribar [algo] con el cedazo’ y, como pronominal, dicho de un ave,
‘mantenerse sobre un mismo lugar batiendo las alas’ y, dicho de un mal, ‘amenazar de
cerca’. Verbo irregular: se conjuga como entender  APÉNDICE 1, n.º 31). La vocal e de la
raíz diptonga cuando es tónica: cierno, ciernes, etc.
2. Aunque comparten muchas de sus formas, cerner y el verbo sinónimo cernir (
cernir(se)) son de conjugaciones distintas. Pertenecen únicamente a cerner las formas cernés
(vos), cernemos y cernéis, del presente de indicativo; el futuro simple o futuro de indicativo
cerneré, cernerás, etc.; el condicional simple o pospretérito cernería, cernerías, etc.; y las
formas de imperativo cerné (vos) y cerned (vosotros).
cernir(se). 1. ‘Cerner(se)’. Verbo irregular: se conjuga como discernir  APÉNDICE 1, n.º
29). La vocal e de la raíz diptonga cuando es tónica: cierno, ciernes, etc. Son erróneas las
formas en las que la -e- átona de la raíz se transforma en -i: cirniera, cirniese, cirniere,

cirniendo, etc., en lugar de cerniera, cerniese, cerniere, cerniendo, etc.
2. Aunque comparten muchas de sus formas, cernir y el verbo sinónimo cerner son de
conjugaciones distintas. Pertenecen únicamente a cernir las formas cernís (vos / vosotros) y
cernimos, del presente de indicativo; el futuro simple o futuro de indicativo cerniré,
cernirás, etc.; el condicional simple o pospretérito cerniría, cernirías, etc.; y las formas de
imperativo cerní (vos) y cernid (vosotros).
cerrar. ‘Hacer que [algo] deje de estar abierto’ y, como pronominal, ‘dejar de estar abierto’.
Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
cesación.  cese.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
80
cesantear. A partir del adjetivo cesante (‘que ha dejado de desempeñar un empleo o cargo,
o ha sido privado de él’), se ha creado el verbo cesantear, que se usa en el lenguaje
periodístico y administrativo de varios países americanos con el sentido de ‘despedir’: «La
empresa decidió cesantear por eso al conductor y al supervisor de turno» (Clarín [Arg.]
2.2.97). Es verbo transitivo, que no ha de confundirse con cesar ( cesar).
cesar. En la lengua culta formal, este verbo es intransitivo en todas sus acepciones:
a) Dicho de algo, ‘terminarse o dejar de producirse’: «El viento cesó de pronto»
(GaMárquez Amor [Col. 1985]); «También cesaron los cánticos» (Vicent Balada [Esp.
1987]).
b) ‘Dejar de hacer algo’. En este caso, se construye con un complemento con de seguido de
un infinitivo, o de un complemento con en seguido de un nombre de acción: «Ella cesa DE
llorar» (Carballido Cartas [Méx. 1975]); «De pronto, Miguel cesó EN sus caricias»
(GaSánchez Historia [Esp. 1991]).
c) Dicho de una persona, ‘dejar de desempeñar un empleo o cargo’: «En Francia cambiaron
al ministro del Interior; cesó Deferre y nombraron a Pierre Joxe» (Feo Años [Esp. 1993]).
A menudo va seguido de un complemento encabezado por en, que expresa el empleo o
cargo: «José Luis Cebrián cesa EN la dirección de ABC» (País [Esp.] 6.10.77). Cuando este
complemento no es el nombre del cargo, sino el sustantivo que designa a la persona que lo
desempeña, el complemento se introduce por como o, más raramente, de: «Sotillos volvió a
RNE cuando cesó COMO portavoz» (Díaz Radio [Esp. 1992]); «Rovira cesó DE consejero
delegado» (Vanguardia [Esp.] 2.7.95). Aunque es uso frecuente en el lenguaje periodístico,
debe evitarse en el habla esmerada el empleo de este verbo como transitivo (‘expulsar [a
alguien] del cargo o empleo que ocupa’): «El Consejo de Ministros de ayer cesó a José
Víctor Sevilla» (País [Esp.] 2.2.84); en estos casos debe emplearse el verbo destituir (
destituir). En algunos países de América, se utiliza como transitivo el verbo cesantear (
cesantear).
cese. ‘Acción y efecto de cesar’, tanto en el sentido de ‘dejar de desempeñar un cargo’, como
en el de ‘dejar de producir(se) algo’: «Los comentarios se limitaban a pedir el cese del
entrenador» (Proceso [Méx.] 3.11.96); «Consiguió el cese de los ataques ingleses a las
colonias y puertos españoles» (Otero Fundamentalismos [Esp. 2001]). El complemento
debe ir encabezado por la preposición de, no a: «Insistieron en el cese A la propaganda
contra los jesuitas» (Gordon Crisis [Méx. 1989]). El sustantivo femenino cesación tiene
igual sentido: «La cesación de actividades de hoy se limita al ámbito oficial» (Tiempo [Col.]
11.2.97); pero se usa mucho menos, especialmente en referencia a cargos o funciones.
ceugma.  zeugma.

ceviche.  cebiche.
chachachá. ‘Baile de origen cubano derivado de la rumba y el mambo’. Su plural es
chachachás ( PLURAL, 1b): «Nadie iba a oír chachachás» (CInfante Habana [Cuba
1986]). Se desaconseja su escritura en varias palabras, con o sin guion intermedio: cha-chacha, cha-cha-chá, cha cha cha, cha cha chá.
chacolí. ‘Vino ligero que se hace en el País Vasco, Cantabria y Chile’. Su plural es chacolís
( PLURAL, 1c).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
81
chalota.  chalote.
chalote. ‘Planta liliácea cuyos bulbos, de sabor parecido a la cebolla, se emplean como
condimento’. Esta forma, la más cercana a la etimología (del fr. échalote), se usa en ambos
géneros: «El chalote [...] tiene gajos como el ajo» (Suñer Botica [Esp. 2000]); «Rehogar en
una nuez de mantequilla la chalote picada finamente» (Pozuelo/PzPérez Técnicas [Esp.
2001]). Se usa más la variante chalota, que es solo femenina, como el étimo francés: «Se
rehogan las chalotas con mantequilla» (Vanguardia [Esp.] 30.11.95).
chantilly.  chantillí.
chantillí. Adaptación gráfica de la voz francesa chantilly, que significa ‘nata batida usada en
pastelería’ y ‘encaje de bolillos de malla hexagonal’. Su plural es chantillís ( PLURAL, 1c).
chicle. ‘Pastilla masticable que no se traga’: «¿Vende acaso dulces, [...] chicles o helados?»
(Parra Obscenidad [Chile 1984]). Esta forma llana (pron. [chíkle]) es la usada
mayoritariamente en todo el ámbito hispánico. Se desaconsejan otras variantes minoritarias,
de pronunciación aguda, como chiclet (pron. [chiklét]) o chiclé.
chiclet.  chicle.

chinche. ‘Insecto de picadura nocturna muy irritante’ y ‘chincheta, clavo pequeño de cabeza
plana y circular’. Aunque el étimo latino es masculino, cambió de género ya en latín vulgar
y en español ha sido siempre femenino en el uso culto mayoritario de todo el ámbito
hispánico: «Las chinches los obligaron a dejar las camas y dormir sobre la mesa de billar»
(Fuentes Espejo [Méx. 1992]); «Deja el póster colgado de una chinche» (Rovner Premio
[Arg. 1981]); pero no es infrecuente su uso en masculino, incluso entre hablantes cultos:
«Atormentado por [...] los zancudos y los chinches» (Allende Eva [Chile 1987]); «Eso me
permitió descubrir un papelito clavado en mi puerta con un chinche» (Bryce Vida [Perú
1981]). Cuando significa ‘persona molesta y pesada’, es común en cuanto al género (
2
GÉNERO , 1a): Eres un/una chinche.
chisgarabís. ‘Mequetrefe’. Es común en cuanto al género (
GÉNERO,
1a): un/una
chisgarabís. Su plural es chisgarabises ( PLURAL, 1f).
chisporreante, chisporrear, chisporreo, chisporretear, chisporreteo. 

chisporrotear.
chisporrotear. Dicho del fuego o de un cuerpo encendido, ‘despedir chispas
reiteradamente’: «Los gruesos leños chisporrotean en la chimenea» (Edwards Anfitrión
[Chile 1987]). Sus derivados son chisporroteo y chisporroteante. Son deformaciones
vulgares que deben evitarse las formas chisporretear y chisporrear, y sus derivados
correspondientes chisporreteo, chisporreo y chisporreante.
chóped. Adaptación de la voz inglesa chopped, que designa cierto embutido elaborado a
base de carne de vacuno, cerdo o pavo. Su plural debe ser chópedes ( PLURAL, 1g).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
82
cicerón -na. Por alusión al escritor y orador latino Cicerón, ‘persona de gran elocuencia’.
Normalmente se usa solo en masculino, aunque hay algún ejemplo clásico del femenino
cicerona: «Persuasivas ciceronas» (Tirso Amazonas [Esp. 1632]). No debe confundirse con
cicerone (‘guía’;  cicerone).
cicerone. ‘Persona que acompaña a los visitantes de un lugar y les explica lo más notable o
interesante de este’. Este sustantivo, tomado del italiano y procedente del nombre en esta
lengua del escritor y orador latino Cicerón, es común en cuanto al género (el/la cicerone; 
2
GÉNERO , 1a y 3c): «Mi pequeña cicerone me comunicó las leyendas que interpretaban el
hecho» (BCasares Trama [Arg. 1948]). Es incorrecto, con este sentido, el femenino

cicerona. Aunque etimológicamente alude al mismo personaje, no debe confundirse con
cicerón (‘persona de gran elocuencia’;  cicerón).
cidí.  CD.

cielorraso. ‘Techo interior plano y liso’: «Cayeron pedazos de yeso del cielorraso y
descubrieron la estructura de madera» (Steimberg Espíritu [Arg. 1981]). Su plural es
cielorrasos ( plural, 1a). Es incorrecta la grafía cieloraso. Aunque se aconseja su
escritura en una sola palabra, también es admisible la grafía en dos palabras cielo raso, cuyo
plural es cielos rasos: «Los cielos rasos están manchados con el pipí de las ratas» (Herrera
Casa [Ven. 1985]).
ciempiés. 1. ‘Invertebrado de cuerpo dividido en segmentos, con un par de patas en cada
uno’: «Tenía una cicatriz en la frente, como un ciempiés» (Landero Juegos [Esp. 1989]).
Esta voz, al igual que todos los compuestos cuyo último elemento es pies plural de pie,
como buscapiés, calientapiés, milpiés, reposapiés, etc., permanecen invariables en plural, a
pesar de ser polisílabos agudos terminados en -s ( PLURAL, 1f): «Los ciempiés son
animales alargados, delgados y aplanados» (Cabezas Entomología [Méx. 1996]). El hecho
de ser ya un plural el segundo elemento del compuesto, así como la asociación de la
terminación -pieses con el plural vulgar de pie ( PLURAL, 1a), ha hecho que los hablantes
cultos rechacen las formas ciempieses, buscapieses, calientapieses, milpieses,

reposapieses, etc.
2. Es incorrecta la grafía cienpiés ( n, 3), así como el singular regresivo ciempié.
3. La variante cientopiés, empleada con cierta frecuencia en textos antiguos, está en desuso.
cientopiés.  ciempiés, 3.
cima. 1. ‘Parte más alta de algo, especialmente de una montaña’: «Deberá ascender en
dirección a la cima del volcán» (Salvador Ecuador [Ecuad. 1994]). En zonas de seseo, no
debe confundirse con sima ( ‘cavidad profunda’;  sima).
2. por cima. ‘Por encima’. Aunque era muy frecuente en el español medieval y clásico, hoy
solo es propio del habla popular y debe evitarse en la lengua culta: «Tuvo el marinero que
echarme por cima dos o tres cubos de agua» (Quiñones Noches [Esp. 1979]).
cimentar(se). ‘Poner los cimientos [de un edificio o una obra]’ y ‘sustentar(se)’.
Actualmente admite dos conjugaciones: una irregular, según el modelo de acertar 
APÉNDICE 1, n.º 16), esto es, con diptongación en las formas cuya raíz es tónica (cimiento,
cimientas, etc.): «Quien cimienta su casa sobre peña o la respalda en un cantil de roca
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
83
verdadera» (SchzFerlosio Años [Esp. 1993]); y otra regular, sin diptongación (cimento,
cimentas, etc.): «Esta concepción se cimenta en la filosofía pitagórica» (Prensa [Nic.]
27.1.97). Hoy es mayoritaria la conjugación regular.
circuir. ‘Rodear o cercar’. Verbo irregular: se conjuga como construir  APÉNDICE 1, n.º
25).
circunscribir(se). ‘Limitar(se)’. Solo es irregular en el participio, que tiene dos formas:
circunscrito y circunscripto. La forma usada en la mayor parte del mundo hispánico es
circunscrito; pero en algunas zonas de América, especialmente en la Argentina y el
Uruguay, sigue en pleno uso la grafía etimológica circunscripto ( p, 6): «La otra piedra
de tono similar, el lapislázuli, estaba circunscripta a las familias reales» (Crea Curación
[Arg. 1995]). Sin embargo, la -p- se mantiene en todas las zonas en el sustantivo
circunscripción. Aunque la n del grupo -ns- se relaja, a menudo, en la pronunciación, debe
evitarse su pérdida en la escritura ( n, 4); son, pues, inaceptables las grafías

circuscribir(se), circuscri(p)to y circuscripción.
circunscripción.  circunscribir(se), 1.
circunvalación. ‘Acción de circunvalar o rodear un lugar’: «Ha cumplido [el barco] en
1980 la primera circunvalación al continente sudamericano» (Prensa [Arg.] 5.5.92); y ‘vía
que rodea un núcleo urbano’: «Con sus motos ocuparon todos los carriles de esta
circunvalación» (Mundo [Esp.] 20.4.95). Pertenece a la familia de circunvalar (‘rodear [un
lugar]’). No debe confundirse con circunvolución (‘giro o vuelta’ y ‘pliegue sinuoso de la
corteza cerebral’;  circunvolución).
circunvolar. ‘Volar alrededor [de algo]’. Verbo irregular: se conjuga como contar 
APÉNDICE
1, n.º 26).
circunvolución. ‘Giro o vuelta, especialmente en el aire’: «El cisne rebelde vuelve a girar
en torno a la nave capitana en circunvoluciones cuyas figuras el Almirante no alcanza a
comprender» (RBastos Vigilia [Par. 1992]); y ‘pliegue sinuoso, especialmente los de la
corteza cerebral’: «Las circunvoluciones del cerebro se van haciendo gradualmente más
complejas» (Pinillos Psicología [Esp. 1975]). Pertenece a la familia de circunvolar (‘volar
alrededor [de algo]’). No debe confundirse con circunvalación (‘acción de circunvalar o
rodear un lugar’ y ‘vía que rodea un núcleo urbano’;  circunvalación).
circuscribir(se), circuscripción, circuscri(p)to -ta.  circunscribir(se), 1.

cisma. ‘División o separación en el seno de una Iglesia o religión, o en un grupo o
comunidad’. Aunque en épocas pasadas se usó en ambos géneros, en el español actual es
siempre masculino: «Tras el cisma del protestantismo, la Iglesia católica buscaba las vías
de consolidación de su poder» (Colorado Pintura [Esp. 1991]).
claror. ‘Luz o claridad’. Se ha usado en ambos géneros. En el español medieval era
normalmente femenino, pero hoy es mayoritario su empleo con el género masculino
etimológico: «Estaban los tres [...] esperando el primer claror del alba» (LTena Renglones
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
84
[Esp. 1979]). En algunos hablantes, el uso en femenino (la claror) puede deberse al influjo
del catalán.
clasificar(se). 1. Como transitivo, ‘distribuir [cosas o personas] por clases’, a menudo con
un complemento con en, que expresa la clase: «Las drogas puedan clasificarse EN legales e
ilegales» (Castilla Psiquiatría 2 [Esp. 1980]); e ‘incluir [algo o alguien] dentro de una
clase’, a veces con un complemento introducido por como: «Dionisio lo clasificó
inmediatamente en la categoría de los faquires» (SchzDragón Camino [Esp. 1990]);
«Bioquímicamente hablando las vitaminas se clasifican COMO coenzimas» (Chávez
Nutrición [Méx. 1993]).
2. Como intransitivo pronominal, ‘conseguir los resultados necesarios para participar o
continuar en una competencia o competición’, normalmente con un complemento
introducido por para (y no a): «Nos clasificamos para el Mundial de México» (Maradona
Diego [Arg. 2000]); y ‘obtener determinado puesto en una competencia o competición’, con
un complemento introducido por en: «Por equipos, España se clasificó EN el octavo lugar»
(País [Esp.] 13.4.79). En muchos países de América es normal su uso como intransitivo no
pronominal: «Los cameruneses [...] también clasificaron para la cita mundialista»
(Universal [Ven.] 8.9.96); «Nosotros [...] aspiramos a clasificar en el cuarto lugar» (Clarín
[Arg.] 24.4.97).
clave. 1. Cuando significa ‘clavecín, instrumento de cuerda y teclado’, es de género
masculino: «Doña Ana y doña Catalina tocaban el clave a cuatro manos» (Faner Flor [Esp.
1986]). Es femenino en el resto de sus acepciones (‘código de signos para la transmisión de
mensajes secretos’, ‘elemento que sirve para comprender algo difícil o enigmático’,
‘elemento básico o fundamental de algo’, ‘signo que se pone delante del pentagrama’ y,
normalmente en plural, ‘instrumento musical de percusión que consiste en dos palos
pequeños que se golpean rítmicamente’): «La comunicación se establecía usando la clave
de Morse» (Valladares Esperanza [Cuba 1985]); «La ubicación de estas notas en el
pentagrama dependerá de la clave empleada» (BMINES/RAMOS Música [Arg. 1999]);
«La imaginación activa es la clave de una visión amplia» (Jodorowsky Danza [Chile
2001]); «Al ritmo de palmadas que coinciden con el golpe de las claves» (Évora Orígenes
[Cuba 1997]).
2. Se usa frecuentemente en aposición a otro sustantivo, para indicar el carácter fundamental
o decisivo de lo denotado por este: tema clave, palabra clave, fecha clave, etc. Si el
sustantivo al que se refiere es plural, clave puede permanecer invariable o adoptar también
forma plural, con funcionamiento plenamente adjetivo ( PLURAL, 2.4): «Algunos de ellos
serán piezas clave de la conspiración contra el Führer» (Volpi Klingsor [Méx. 1999]); «En
esta palabra radica uno de los conceptos claves de nuestro tiempo» (Lledó Días [Esp.
1994]).
claxon. ‘Bocina eléctrica’. Su plural es cláxones, y no cláxons ( PLURAL, 1g).
clienta.  cliente.
cliente. ‘Persona que utiliza los servicios de un profesional o empresa’. Por su terminación,
es común en cuanto al género (el/la cliente;  GÉNERO, 1a y 3c): «Las vendedoras [...] la
tenían por una cliente modelo» (Mendoza Ciudad [Esp. 1986]). Existe también, y es válido,
el femenino clienta, muy usado incluso en el nivel culto: «De los países vecinos acudían
cada vez más clientas ricas, con gusto exigente y refinado» (Mutis Ilona [Col. 1988]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
85
clima. ‘Conjunto de condiciones atmosféricas propias de una región’: «Es una región de
clima muy cálido y torrenciales lluvias» (Orovio Música [Cuba 1990]); y ‘ambiente’: «El
clima de confusión que reinaba no ayudó en nada a aclarar la situación»
(Silvestrini/LSánchez Puerto Rico [P. Rico 1987]). No debe confundirse con clímax
(‘culminación o punto más alto’;  clímax).
climatérico -ca. ‘Del climaterio (período de la vida humana en el que cesa la actividad
genital reproductora)’: «En 1939 Werner describió el síndrome climatérico masculino»
(PzLópez Menopausia [Esp. 1992]). No debe confundirse con climático (‘del clima’
climático).
climático -ca. ‘Del clima’: «Es una zona deprimida, [...] de duras condiciones climáticas»
(Nueva Provincia [Arg.] 5.2.97). No debe confundirse con climácico (‘del clímax’; 
clímax) ni con climatérico ( ‘del climaterio’;  climatérico).
clímax. Con el sentido de ‘punto más alto o culminación de un proceso’, es masculino: «La
tendencia agresiva de Verlaine en el clímax de la embriaguez se hace más evidente» (Vega
Así [Col. 1981]). Pero en el lenguaje científico, con el sentido de ‘situación óptima de un
ecosistema dadas las condiciones del medio en el que se desarrolla’, se usa con el género
femenino etimológico: «Si la vegetación corresponde además a la clímax de la región
considerada, se puede hablar de un suelo climácico o edafoclímax» (PzSáenz Geografía
[Esp. 1960]). Como se ve en el ejemplo, el adjetivo correspondiente a clímax es climácico.
Ni clímax debe confundirse con clima (‘condiciones atmosféricas de un lugar’ y ‘ambiente’;
 clima), ni climácico con climático (‘del clima’;  climático). El plural es invariable (
PLURAL 1f): los clímax o, en la acepción técnica, las clímax.
clin. crin.

CLÍTICOS.  ACENTO2, 1.1b y PRONOMBRES PERSONALES ÁTONOS.
cobaya. ‘Conejillo de Indias’. Como nombre de la especie, esto es, con independencia del
sexo del animal, puede usarse en ambos géneros, existiendo cierta preferencia por el
femenino: «Jenner [...] eligió dos cobayas humanas: una joven lechera [...] y el hijo de un
jornalero» (Abc Cult. [Esp.] 10.5.96); «Si inyectamos [...] el [suero] de un hombre en un
cobaya, conseguimos que este elabore anticuerpos» (Aguilera Hombre [Esp. 1995]). Con el
mismo sentido, y también con independencia del sexo del animal, se emplea el sustantivo
masculino cobayo: «En el [cruce] de un cobayo de pelo negro y corto con otro de pelo
blanco y largo, la descendencia es homogénea» (Haro Biología [Esp. 1991]).
cocer(se). 1. ‘Guisar [algo] con agua hirviendo’, ‘hervir’ y ‘prepararse o tramarse algo’.
Verbo irregular: se conjuga como mover  APÉNDICE 1, n.º 41): cuezo, cueces, cuece, etc.
Es extremadamente vulgar, y debe evitarse, conjugar este verbo según el modelo de
agradecer: cuezco, cuezca, cuezcamos, etc.
2. En zonas de seseo, debe evitarse su confusión con el verbo regular coser (‘unir con hilo’).
cochambre. ‘Suciedad o porquería’. Es válido su uso en ambos géneros, pero predomina
claramente el femenino: «Lo mejor será poner un poco de orden y barrer esta cochambre»
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
86
(MDurán Toque [Col. 1981]); «Se debe tener mucho cuidado en la limpieza de la grasa y el
cochambre que el mueble pueda haber acumulado» (Lesur Barniz [Méx. 1992]).
cociente. 1. ‘Resultado de una división matemática’: «El coste laboral unitario es el
cociente entre los salarios y la productividad» (Mundo [Esp.] 20.6.96). Se desaconseja la
variante cuociente, pues, aunque más cercana a la etimología (del lat. quotientem), es hoy
muy minoritaria.
2. cociente intelectual o de inteligencia. ‘Número que expresa la inteligencia relativa de una
persona y que se determina dividiendo su edad mental por su edad física’: «Su hijo tenía un
cociente intelectual elevado» (Penella Hijo [Arg. 1995]). Es asimismo válida la expresión
coeficiente intelectual (o de inteligencia), pues la voz coeficiente designa la expresión
numérica de una propiedad basada en la relación entre dos magnitudes: «Su coeficiente
intelectual (IQ) era bastante bajo» (Rumbo [R. Dom.] 20.10.97).
coeficiente intelectual.  cociente, 2.
coexión, coexionar.  cohesión.

cohesión. ‘Unión’: «Aquel incidente daba cohesión al grupo, lo fortalecía» (SchzOstiz
Infierno [Esp. 1995]). Este sustantivo y el verbo derivado cohesionar se pronuncian
[koesión] y [koesionár], respectivamente. Son incorrectas las pronunciaciones [koeksión] y

[koeksionár], y las grafías correspondientes co(h)exión y co(h)exionar.
cohexión, cohexionar.  cohesión.

cohibir(se). ‘Refrenar(se) o reprimir(se)’. La i del grupo /oi/ es tónica en las formas de este
verbo que llevan el acento prosódico en la raíz : [ko - í - bo], [ko - í - bes], etc., pero [koi - bí
- mos], [koi - bís]. La hache intercalada no exime de la obligación de tildar la -i- para marcar
el hiato en las formas en que esta vocal es tónica ( TILDE2, 2.2.2b): cohíbo, cohíbes,
cohíbe, cohíben; cohíba, cohíbas, cohíban.
colar(se). ‘Pasar [un líquido] por un utensilio para quitarle las partes sólidas’, ‘introducir(se)
a escondidas o sin permiso en alguna parte’ y ‘equivocarse’. Verbo irregular: se conjuga
como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
colega. ‘Compañero de profesión, especialmente entre profesionales liberales’: «El experto
en arqueología primitiva se despidió de su colega» (Donoso Elefantes [Chile 1995]). Es
común en cuanto al género ( GÉNERO2, 1a y 3b): el/la colega. No debe confundirse con
homólogo (‘[persona] que ejerce un cargo equivalente al de otra’;  homólogo): «El
presidente soviético se entrevistará con su colega francés, François Mitterrand» (Voz
Galicia [Esp.] 30.10.91).
colegir. 1. ‘Inferir o deducir’. Verbo irregular: se conjuga como pedir  APÉNDICE 1, n.º
45).
2. Además del complemento directo, suele llevar otro complemento encabezado por de o, a
veces, por: «DE ahí coligieron los diputados que ―debía excluirse la búsqueda de datos‖»
(País [Esp.] 1.2.89); «POR lo sucedido después se puede colegir la condición impuesta por
Bolívar para ir a luchar al Perú» (Información [EE. UU.] 1996).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
87
cólera. Cuando significa ‘ira’, es femenino: «Respira profundamente, tratando de controlar
la cólera que hierve en sus entrañas» (Santiago Sueño [P. Rico 1996]); es masculino cuando
designa cierta enfermedad epidémica: «Uno de los niños contrajo el cólera y se recuperó
muy pronto» (GaMárquez Amor [Col. 1985]).
colgar(se). 1. Como transitivo, ‘sujetar [algo], generalmente por su parte superior, sin que
toque el suelo’; como intransitivo no pronominal, ‘estar sujeto a algo, generalmente por la
parte superior, sin tocar el suelo’; y, como intransitivo pronominal, ‘agarrarse de algo para
evitar tocar el suelo’. Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
2. Suele ir a menudo acompañado de un complemento introducido por de o en, que expresa
el lugar en el que se sujeta o pone lo colgado: «Se quita la chaqueta y la cuelga DE una
percha» (Sirera Indian [Esp. 1991]); «Se saca el saco y lo cuelga EN una percha» (Rovner
Premio [Arg. 1981]); o de un complemento introducido por de o por, que expresa la parte
por la que se sujeta lo colgado: «Me tuvieron colgado DE los pies durante dos días»
(Proceso [Méx.] 14.7.96); «¿Sabes que lo colgaron POR los pies?» (Leguina Nombre [Esp.
1992]).
colibrí. ‘Pájaro americano de pequeño tamaño’. Su plural es colibríes o colibrís ( PLURAL,
1c).
coliflor. ‘Variedad de col formada por pellas blancas’. Aunque en muchas partes de
América se emplea a veces en masculino, es voz femenina en el uso culto mayoritario de
todo el ámbito hispánico: «Nunca más faltó en la mesa familiar una sopa de gallina o [...]
una coliflor fresca» (Jodorowsky Pájaro [Chile 1992]).
comadrón -na. ‘Persona facultada para asistir a las parturientas’. Aunque es profesión
normalmente asociada a las mujeres, junto al femenino comadrona existe y es correcto el
masculino comadrón: «Cuando vino al mundo el duque de Borgoña, vemos como comadrón
al doctor Clément» (Fisas Historias [Esp. 1983]). Para denominar a estos profesionales, se
usa también el término partero (fem. partera).
comandanta.  comandante.
comandante. ‘Jefe militar de categoría inmediatamente inferior a la de teniente coronel’,
‘militar que ejerce el mando en un puesto o destacamento’ y ‘piloto al mando de un avión’.
Es común en cuanto al género: el/la comandante ( GÉNERO2, 1a y 3k y c): «Resuelve
seducir a la comandante del campo de concentración» (Ocampo Testimonios [Arg. 1977]).
No es normal el femenino comandanta.
comedianta.  comediante.
comediante. ‘Actor y, en especial, el de comedia’ y ‘persona que finge o hace teatro’. Por
su terminación, es común en cuanto al género (el/la comediante;  GÉNERO, 1a y 3c): «Fue,
indiscutiblemente, la comediante estelar de Hollywood» (Universal [Méx.] 6.4.99);
«Terminé diciéndole a gritos que [...] era una comediante» (Sábato Túnel [Arg. 1948]).
Existe también, y es válido, el femenino comedianta: «Ese estilo que consagró como
comedianta de primera a Marilyn Monroe» (Abc Electr. [Esp.] 26.5.97).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
88
comedirse. 1. ‘Moderarse o contenerse’ y, en América, ‘ofrecer ayuda o prestarse a hacer
un servicio’. Verbo irregular: se conjuga como pedir  APÉNDICE 1, n.º 45). Con el
segundo sentido, existe la variante acomedirse ( acomedirse).
2. Cuando significa ‘moderarse’, puede llevar un complemento precedido de en: «Hay que
comedirse EN las palabras de la controversia» (SchzFerlosio Años [Esp. 1993]); cuando
significa ‘ofrecer ayuda’, lleva un complemento precedido de a: «El dueño se comidió A
hacernos entrar para que nos diera el sol» (Che/Granado Viaje [Arg. 1992]).
comenzar. ‘Dar comienzo o principio’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
APÉNDICE
1, n.º 16).
cometa. Cuando significa ‘astro formado por un núcleo poco denso y una atmósfera
luminosa’, es masculino: «Entre los objetos más bellos y notables del sistema solar se
cuentan los cometas» (Maza Astronomía [Chile 1988]); es femenino cuando significa
‘juguete que, sujeto a un hilo, se hace volar en el aire’: «Imaginaba que volaban una cometa
azul en un cielo muy alto» (Souza Mentira [Perú 1998]).
comezón. ‘Picazón en alguna parte del cuerpo’ y ‘desazón’. Es voz femenina: «Lo miraba
embelesado, sintiendo la comezón de la envidia» (Sepúlveda Viejo [Chile 1989]).
comicios. ‘Elecciones para designar cargos políticos’. Este sustantivo masculino se usa
siempre en plural, por lo que debe evitarse el singular comicio.
compact (disc), compacto.  (disco) compacto.
compadecer(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. En la acepción más usual de ‘sentir lástima’, puede ser transitivo: «Todo el mundo
compadece a un comensal solitario» (Hidalgo Azucena [Esp. 1988]); o intransitivo
pronominal, caso en el que se construye con un complemento introducido por la preposición
de: «Se compadecía DE los muchachos y los visitaba en la escuela los domingos por la
mañana» (Martínez Novela [Arg. 1989]). Cuando significa ‘armonizarse o estar de acuerdo’,
se construye como pronominal y lleva un complemento encabezado por la preposición con:
«Con voz suplicante que no se compadece CON la energía y violencia de sus movimientos, el
comendador prosigue» (Pitol Juegos [Méx. 1982]).
comparecencia.  comparecer, 2.
comparecer. 1. Dicho de una persona, ‘presentarse en un lugar, llamada o convocada por
otra’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. El sustantivo derivado es comparecencia (‘acción y efecto de comparecer’), no

comparecimiento: «El senador [...] pidió la comparecencia de otros testigos» (Olivera
Enfermera [Méx. 1991]). Es incorrecta la forma sincopada comparencia: «Solicitó que se
aplazase la comparencia dado su estado anímico» (Vanguardia [Esp.] 30.9.95). La forma

comparición es anticuada y debe evitarse en el uso actual.
3. El adjetivo derivado es compareciente (‘que comparece’), usado frecuentemente como
sustantivo: «El compareciente dijo que efectivamente entregó esos documentos a la
autoridad investigadora» (Diario Yucatán [Méx.] 6.11.96).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
compareciente,

comparecimiento,
89

comparencia,

comparición.

comparecer.
competencia. Este sustantivo femenino pertenece a la familia léxica de dos verbos
distintos, competer y competir:
a) Corresponden a competer ( competer) los significados de ‘incumbencia’: «La Comisión
aclaró que no es de su competencia dar trámite a ese tipo de queja» (Diario Yucatán [Méx.]
9.9.96); ‘cosa que compete o incumbe a alguien’: «Isabel, que se ha reservado entre sus
competencias la de administrar las rentas del reino, nombra nuevos contadores» (Vizcaíno
Isabel [Esp. 1987]); y ‘cualidad de competente o idóneo’: «La costurera de la calle Brasil
era de una competencia extraordinaria» (Araya Luna [Chile 1982]).
b) Corresponden a competir ( competir) los significados de ‘rivalidad entre quienes se
disputan algo’: «No hay motivo para obviar nuestra sorda competencia» (RdgzJuliá Cruce
[P. Rico 1989]; ‘conjunto de los rivales o competidores’: «Los colegas de la competencia
nos odian» (Andrade Dios [Arg. 1993]); ‘acción y efecto de competir’: «En islas de
pequeñas dimensiones la competencia por unos recursos y un espacio reducidos conducen a
un enfrentamiento ecológico» (Llobera/Valladares Litoral [Esp. 1989]); y ‘prueba o torneo
deportivo en el que compiten entre sí los distintos participantes’: «Comparten su alegría tras
obtener las medallas de oro, plata y bronce [...] en la competencia de lanzamiento de disco»
(Universal [Méx.] 6.4.99]). Con este último sentido se usa muy raramente en España, donde
se prefiere para ello el término competición ( competición).
competente. 1. Adjetivo perteneciente a la familia léxica de competer ( competer), que
significa ‘[persona o entidad] que tiene competencias o atribuciones en una determinada
materia’: «Los organismos competentes del Estado deben impedir la comercialización de
estos productos» (VV. AA. Desarrollo [Perú 1991]); y ‘[persona] que tiene capacidad y
preparación para el desarrollo de una actividad’: «Era un espadachín muy competente»
(Azúa Diario [Esp. 1987]). En ambos casos puede llevar un complemento precedido de la
preposición en: «Los ministros competentes EN materia de Medio Ambiente acudirán esta
semana a Berlín» (Vanguardia [Esp.] 3.4.95); «Se trata de un joven despreocupado y algo
irresponsable aunque extremadamente competente EN su profesión» (Cabrera Cine
[Esp. 1999]).
2. No debe confundirse con competitivo (‘de la competición o competencia’ y ‘capaz de
competir’;  competitivo), como ocurre en este ejemplo: «Vestido de saco y corbata [...],
Martínez dijo adiós al béisbol más competente del mundo» (Prensa [Nic.] 19.6.97).
competer. 1. ‘Corresponder o incumbir a alguien o algo alguna cosa’. Por su significado, se
trata de un verbo terciopersonal, es decir, se usa solo en las terceras personas del singular y
del plural, y en las formas no personales (infinitivo, gerundio y participio). Se construye
siempre con un complemento indirecto: «A la mujer LE competen actividades rutinarias»
(Tamayo Hombre [Ven. 1993]).
2. Se trata de un verbo regular, por lo que no debe confundirse su conjugación con la del
irregular competir (‘rivalizar’;  competir), con el que comparte únicamente las formas del
pretérito imperfecto o copretérito de indicativo competía, competían, pero no el resto. Por
tanto, corresponden a este verbo las formas compete(n), competió, competieron,
competería(n), competerá(n), competa(n), competiera(n) o competiese(n) y competiere(n), y
no compite(n), compitió, compitieron, competiría(n), competirá(n), compita(n),
compitiera(n) o compitiese(n) y compitiere(n), que pertenecen a competir.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
90
3. El sustantivo que corresponde a este verbo es competencia ( competencia), forma que
también corresponde a competir.
competición. ‘Acción y efecto de competir’: «La competición por los recursos escasos
puso en peligro el proceso de acumulación y se intensificó la lucha de clases» (Petras
Estado [EE. UU. 1987]); y ‘prueba o torneo deportivo en el que compiten entre sí los
distintos participantes’: «Tras la jornada de descanso de ayer, hoy se reanuda la
competición de natación con las pruebas de 400 metros libres» (País [Esp.] 2.8.84). Estos
mismos significados los tiene la voz competencia ( competencia), que es la usada con
preferencia en el español americano para referirse a la prueba deportiva.
competir. 1. ‘Contender o rivalizar’. Verbo irregular: se conjuga como pedir  APÉNDICE
1, n.º 45). Debe evitarse la confusión con el verbo regular competer, debida a la coincidencia
de ciertas formas en la conjugación de ambos verbos ( competer, 2).
2. Suele llevar un complemento introducido por con, y menos frecuentemente por contra,
que expresa el rival: «Es también un muchacho alegre y despierto, quien compite CON su
primo en travesuras y fantasías» (Herrera Casa [Ven. 1985]): «No pudo competir CONTRA
nuestro candidato» (Ferré Batalla [P. Rico 1993]).
3. Los sustantivos que corresponden a este verbo son competencia ( competencia) y
competición ( competición).
competitivo -va. Adjetivo perteneciente a la familia léxica de competir ( competir), que
significa ‘de (la) competición o competencia’: «Lo recuerdo absorto en varios libros sobre
ciclismo competitivo» (GaSánchez Alpe d‘Huez [Esp. 1994]); ‘capaz de competir’: «El
Eurostar [...] ofrece unos precios muy competitivos» (Vanguardia [Esp.] 15.11.94); ‘que
compite o tiene tendencia a competir’: «El curita le dijo que yo había nacido muy poco
competitivo, que no había en mí ni el más mínimo asomo de líder nato» (Bryce Magdalena
[Perú 1986]); y ‘que implica o supone gran rivalidad o competencia’: «Esa es la base del
triunfo en una ciudad tan competitiva como Nueva York» (Nación [C. Rica] 5.11.96). No
debe confundirse con competente (‘con competencias o atribuciones’;  competente).
complacer(se). 1. ‘Satisfacer [un deseo]’, ‘acceder a lo que [alguien] desea’, ‘causar
satisfacción’ y, como pronominal, ‘encontrar placer en algo’. Verbo irregular: se conjuga
como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Cuando significa, ‘causar satisfacción o placer a alguien’, se comporta como un verbo de
«afección psíquica»; por tanto, dependiendo de distintos factores ( LEÍSMO, 4a), el
complemento de persona puede interpretarse como directo o como indirecto: «Saber que
inspiraban terror era algo que LOS complacía» (Valladares Esperanza [Cuba 1985]); «LE
complacían los obsequios y no desdeñaba el dinero» (Ferla Drama [Arg. 1985]).
componer(se). ‘Formar(se) o constituir(se)’. Verbo irregular: se conjuga como poner 
APÉNDICE
1, n.º 47). El imperativo singular es compón (tú) o componé (vos), y no compone.
comprobar. ‘Verificar’. Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
compulsión. 1. ‘Impulso o necesidad irresistible de hacer algo’: «Él tenía una
incomprensible compulsión a subirse a todos los árboles» (Puga Forma [Méx. 1987]). No
debe confundirse con convulsión (‘sacudida o agitación violenta’;  convulsión, 1).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
91
2. Su derivado, compulsivo, significa ‘que muestra o implica compulsión’: «¿Cómo
reconocer a un comprador compulsivo fácilmente?» (Tiempo [Col] 4.9.97); «El ritmo
contagió a los asistentes un compulsivo deseo de bailar» (VLlosa Tía [Perú 1977]). No debe
confundirse con convulsivo (‘de (la) convulsión o que la implica’;  convulsión, 2).
compulsivo -va.  compulsión, 2.
compungir(se). 1. ‘Causar gran pena’ y ‘entristecerse’. Aunque a veces se ha considerado
defectivo, suponiendo que solo se usaba en aquellas formas cuya desinencia comienza por i,
en realidad se emplea en todas las formas de la conjugación: «Aquella música nos
compunge, y para gozar de ella tenemos que llorar» (Ortega Deshumanización [Esp.
1925]); «¿Y ahora te compunges?» (Terán Eulalia [Col. 1982]).
2. Por tratarse de un verbo de «afección psíquica», dependiendo de distintos factores (
LEÍSMO, 4a), el complemento de persona puede interpretarse como directo o como indirecto:
El llanto de su hijo LA compunge; A mi madre siempre LE ha compungido que haya personas
sin hogar.
computador -ra. ‘Máquina electrónica capaz de realizar un tratamiento automático de la
información y de resolver con gran rapidez problemas matemáticos y lógicos mediante
programas informáticos’. Estas formas son las usadas mayoritariamente en el español de
América, posiblemente por influjo del inglés computer. Según las zonas, existen distintas
preferencias; así, en la mayoría de los países de América se prefiere el femenino
computadora, mientras que el masculino computador es de uso mayoritario en Chile y
Colombia. En España, con este sentido, se usa preferentemente el término ordenador,
tomado del francés ordinateur.
concebir. 1. ‘Formar [un hijo] en el útero’ y ‘formar [algo] en la mente’. Verbo irregular: se
conjuga como pedir  APÉNDICE 1, n.º 45).
2. Debe evitarse el uso de este verbo con el sentido de ‘redactar [un texto]’, que se da
normalmente en la forma de participio concebido y se debe al influjo de la expresión
francesa ainsi conçu: «El escrito estaba concebido en estos términos» (Carrere Torre [Esp.
1923]). Por supuesto, no hay que confundir este uso galicado de concebir con el uso propio
de ‘formar en la mente’: «Un drama [...] concebido y escrito de prisa» (Maeztu Quijote
[Esp. 1926]).
concejal. ‘Miembro de una corporación municipal’. Por su terminación, puede usarse como
común en cuanto al género (el/la concejal;  GÉNERO, 1a y 3i): «La concejal y ex dirigente
sindical [...] anunció que este año se realizarán dos campañas de prevención» (Tiempos
[Bol.] 15.2.97). Pero el uso mayoritario ha consolidado el femenino específico concejala:
«La concejala del bloque justicialista [...] dijo que se cobraría una tasa solidaria»
(Provincia [Arg.] 11.2.97).
concejala.  concejal.
concejo. ‘Ayuntamiento o corporación municipal’: «El concejo de Lima proyecta ejecutar
diversas obras previstas para el segundo semestre del presente año» (Expreso [Perú]
28.7.97); y ‘término municipal’: «El artista pintó en aquellos lugares del concejo vecino a
Gijón algunas de sus mejores obras» (Abc Cult. [Esp.] 9.8.96). Procede del latín concilium
(‘reunión o asamblea’), y no debe confundirse con consejo (‘órgano para asesorar o tomar
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
92
decisiones’;  consejo). Los miembros de un concejo son concejales; los de un consejo,
consejeros.
concerner.  concernir.

concernir. 1. Dicho de una cosa, ‘afectar o interesar a alguien, o tener que ver con algo’.
Verbo irregular: se conjuga como discernir  APÉNDICE 1, n.º 29). Por su significado, se
trata de un verbo terciopersonal, es decir, se usa solo en las terceras personas del singular y
del plural, y en las formas no personales (infinitivo, gerundio y participio). No es correcta la
forma de infinitivo concerner.
2. Normalmente se usa como intransitivo, caso en el que lleva siempre un complemento
indirecto: «La libertad concierne A todos los hombres» (Melo Notas [Méx. 1990]);
«Justiniana nunca se equivoca en asuntos que conciernen AL placer» (VLlosa Elogio [Perú
1988]); «También LES concierne fomentar alternativas que solucionen el problema»
(Universal [Ven. 1997]).
3. Sin embargo, en los últimos tiempos, probablemente por influjo de otros verbos de
significado similar como afectar, se documenta en algunas zonas un uso transitivo de
concernir, especialmente en la forma de participio concernido: «Los magistrados
escucharon las alegaciones de las tres partes concernidas» (Expreso [Perú] 15.4.92);
«Amador estaba personalmente concernido y quería saber» (Savater Caronte [Esp. 1981]).
En estos casos es más habitual y recomendable usar otros participios, como afectado o
interesado, según los casos.
concertar(se). ‘Acordar [algo] con alguien’ y ‘poner(se) de acuerdo o armonizar(se)’.
Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
concluir. 1. ‘Terminar o acabar’. Verbo irregular: se conjuga como construir  APÉNDICE
1, n.º 25). Su participio, concluido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. Se usa a veces con el sentido de ‘cerrar o alcanzar [un acuerdo o pacto]’: «El 1 de octubre
Brasil y los Estados Unidos concluyeron un acuerdo secreto para la defensa inmediata del
continente» (Scheina Iberoamérica [EE. UU. 1987]). En estos casos es más normal y resulta
preferible emplear otros verbos, como cerrar o alcanzar.
concordar. ‘Estar de acuerdo’ y ‘poner(se) de acuerdo’. Verbo irregular: se conjuga como
contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
concrección.  concreción.

concreción. ‘Acción y efecto de concretar(se)’: «Cada nivel comprende un grado mayor de
especificidad, concreción y penetración que el anterior» (Sagasti Instrumentos [Perú 1981]).
No es correcta la grafía concrección ni la pronunciación correspondiente [konkreksión,
konkrekzión].
concubino -na. ‘Persona que vive en concubinato con otra’. Aunque es más frecuente el
femenino concubina, existe y es correcto el masculino concubino, de uso normal en varios
países de América: «Rosemarie Hafenstein [...] es la única responsable del asesinato de su
ex concubino, el austriaco Anton Ribaritz» (Abc Color [Par.] 19.12.96]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
93
condecir(se). 1. Dicho de una cosa, ‘concertar o armonizar con otra’. Verbo irregular: se
conjuga como decir  APÉNDICE 1, n.º 28). Por su significado, se trata de un verbo
terciopersonal, es decir, se usa solo en las terceras personas del singular y del plural, y en las
formas no personales (infinitivo, gerundio y participio). No se usa, por tanto, en imperativo.
Por otra parte, en el futuro simple o futuro de indicativo y en el condicional simple o
pospretérito, son también admisibles las formas regulares condecirá(n) o condeciría(n),
junto a las irregulares condirá(n) y condiría(n).
2. Es un verbo intransitivo. Normalmente se usa en forma no pronominal: «La gravedad con
que hablaba no condecía con el tono festivo de sus palabras» (Azancot Amores [Esp.
1980]); pero no faltan ejemplos de su uso como pronominal: «Tanta dramaticidad [...] no se
condice con la inspiración melódica» (Nación [Arg.] 4.7.92).
condescender. 1. Verbo irregular: se conjuga como entender  APÉNDICE 1, n.º 31).
2. Cuando significa ‘acomodarse voluntariamente a los deseos de otro’, se construye
normalmente con un complemento precedido de a o, más esporádicamente, en: «El espíritu
de Zacarías compareció ante Bietka diciéndole que [...] si condescendía A yacer con él
podría incluso materializarse y vivir a su lado» (Cousté Biografía [Arg. 1978]); «Él la
escuchaba sonriente, seguro del enorme poder de sus puños, condescendiendo EN dejarse
arañar el pecho» (Gasulla Culminación [Arg. 1975]). Si el núcleo del complemento es un
sustantivo, también puede ir precedido de con: «Se ve obligado a condescender CON el gusto
del enfermo o a perder la casa» (MñzCalvo Farmacia [Esp. 1994]).
3. Cuando significa ‘rebajarse a hacer algo que se considera indigno o humillante’, se
construye con un complemento precedido de a: «Los filósofos condescienden A interesarse
por la muerte para minimizarla o certificar su inexistencia» (Savater Invitación [Esp.
1982]).
4. Cuando significa ‘ser condescendiente o tolerante con algo’, se construye con un
complemento precedido de con: «La democracia, más aún cuando es frágil e imperfecta, no
puede darse el lujo de condescender CON actitudes y actos que la ponen en grave riesgo»
(Proceso [Méx.] 15.9.96).
condicionante. 1. ‘Que condiciona’. Cuando este adjetivo se sustantiva, puede hacerlo en
masculino o en femenino, dependiendo del género del sustantivo que se supone elidido —el
(factor) condicionante, la (circunstancia) condicionante—, siendo predominante el
masculino: «El peso es un condicionante de la evolución cerebral de los recién nacidos»
(Mundo [Esp.] 12.12.96); «Se espera obtener además un diagnóstico acerca de [...] cuáles
son las condicionantes sociales de esos alumnos» (Observador [Ur.] 21.6.96).
2. Es incorrecto el uso de condicionante como sinónimo de condición (‘circunstancia
indispensable para que se dé otra’): «Es necesario conocer las condicionantes que el
municipio pone para la construcción en ese sitio» (Lesur Albañilería [Méx. 1991]).
condolerse. 1. ‘Compadecerse o sentir lástima’. Verbo irregular: se conjuga como mover
 APÉNDICE 1, n.º 41).
2. Se construye normalmente con un complemento introducido por las preposiciones de o
por: «El General se conduele DE aquel pobre vicario» (Martínez Novela [Arg. 1989]); «Se
conduele más POR la muerte de un solo oligarca que POR la muerte diaria de miles de
pobres» (Alape Paz [Col. 1985]).
conducir(se). 1. ‘Guiar o dirigir’ y ‘comportarse de una determinada manera’. Verbo
irregular: v. conjugación modelo 
APÉNDICE
1, n.º 24). Como ocurre en todos los verbos
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
94
terminados en -ducir, en el habla descuidada se escuchan a veces formas regularizadas en el
pretérito perfecto simple o pretérito de indicativo, que no son correctas: conducí,

conduciste, condució, etc., en lugar de conduje, condujiste, condujo, etc.; en el pretérito
imperfecto o pretérito de subjuntivo: conduciera o conduciese, etc., en lugar de condujera
o condujese, etc.; y en el futuro de subjuntivo: conduciere, conducieres, etc., en lugar de
condujere, condujeres, etc.
2. En los últimos tiempos, se ha extendido el uso de este verbo con el sentido de ‘dirigir la
transmisión [de un programa de radio o televisión] en el que participan personas invitadas y
se compone de distintas secciones’: «Unas horas antes la banda entera había estado en el
programa de TV conducido por la actriz Verónica Castro» (Ramos/Lejbowicz Corazones
[Arg. 1991]). Consecuentemente, se llama conductor o conductora a la persona que dirige la
transmisión de este tipo de programas: «El periodista Iñaki Gabilondo, director y conductor
del programa de radio ―Hoy por hoy‖, es entrevistado esta noche por Mari Pau
Domínguez» (Mundo [Esp.] 7.9.94); «Radio Recreo es un programa de entretenimientos,
con el toque especial que caracteriza a sus conductores» (Abc Color [Par.] 27.10.96). Es
uso que, aunque pueda estar en alguna medida influido por el inglés, ha de considerarse
válido, pues supone una derivación del sentido general de ‘llevar o manejar [un asunto o
negocio]’, que también tiene este verbo en español: «Su mano inmisericorde había
conducido autoritariamente los asuntos del Reino» (Otero Temporada [Cuba 1983]). Sin
embargo, se aconseja evitar el uso abusivo del verbo conducir y el sustantivo conductor
como simples sinónimos, respectivamente, de presentar y presentador, cuando se trata de
programas de radio o televisión que no poseen las características antes señaladas: conducir
un noticiero o informativo, conductor del noticiero o informativo.
3. Es calco inadmisible del inglés to conduct an orchestra la expresión conducir una
orquesta; en español se dice dirigir: «Tenía una foto suya dirigiendo la orquesta, con el
pelo sobre la frente y las manos exaltadas» (Mastretta Vida [Méx. 1990]).
conductor -ra.  conducir, 2.
conferir. ‘Conceder o prestar [algo no material] a algo o a alguien’.Verbo irregular: se
conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
confesar(se). 1. ‘Reconocer y declarar [una culpa o algo que se mantenía oculto o en
secreto]’; dicho de un sacerdote, ‘oír la confesión [de un penitente]’; ‘manifestar culpas o
secretos ante alguien’ y ‘reconocer y declarar ser algo, o estar de una determinada manera’.
Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
2. Cuando significa ‘manifestar culpas o secretos ante alguien’ se construye como
intransitivo pronominal: «Mire padre, yo me confieso de tener malos pensamientos» (Cela
Cristo [Esp. 1988]); «Florentino Ariza se confesó con su madre» (GaMárquez Amor [Col.
1985]). Es muy raro su uso como intransitivo no pronominal: «Cuando confesaba con él por
las mañanas, le repugnaba el vaho de su aliento tibio oliendo a café» (González Dios [Méx.
1999]). También se usa como intransitivo pronominal cuando significa ‘reconocer y declarar
ser algo, o estar de una determinada manera’; en estos casos se construye con un
predicativo: «Se confesó CULPABLE de los dos asesinatos» (Quevedo Genes [Cuba 1996]);
«Jaime Concha, rugiendo de dolor y de vergüenza, se confesó DERROTADO» (VLlosa Tía
[Perú 1977]). Constituye un anglicismo sintáctico que debe evitarse el uso superfluo de
como para introducir este predicativo ( como, 3c): «Si bien Vargas Llosa se confesó
como un adicto al cine [...], reconoció que los medios audiovisuales no lo han cambiado»
(Caretas [Perú] 17.10.96); aquí bastaba decir se confesó adicto al cine.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
95
confianza. ‘Esperanza firme’. Se construye a menudo con un complemento precedido de
en: «El país todavía se hallaba desgarrado, titubeante, sin mayor confianza EN el porvenir»
(Chávez Batallador [Méx. 1986]). No debe suprimirse la preposición ( QUEÍSMO, 1c):

«Tengo confianza que mi primera incursión empresarial será positiva» (Excélsior [Méx.]
5.9.00); debió decirse tengo confianza EN QUE mi primera incursión...
confidenta.  confidente.
confidente. ‘Persona a la que otra confía sus secretos’ y ‘espía’. Por su terminación, es
común en cuanto al género, y así se usa mayoritariamente en el habla culta (el/la confidente;
 GÉNERO, 1a y 3c): «La viuda solitaria que en un tiempo fue la confidente de sus amores
reprimidos» (GaMárquez Años [Col. 1967]). Se desaconseja el femenino confidenta, que
tuvo cierto uso en el siglo XIX, pero que no se ha consolidado en el nivel culto.
confluente.  confluir, 3.
confluir. 1. Dicho de dos o más cosas o personas, ‘juntarse para ir a parar a un mismo sitio’.
Verbo irregular: se conjuga como construir  APÉNDICE 1, n.º 25). Su participio, confluido,
se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. Suele construirse con un complemento introducido por con: «El arte efímero confluye
CON el arte conceptual» (FdzChiti Estética [Arg. 1991]). Asimismo puede llevar un
complemento de lugar encabezado por en o, muy raramente, a: «Mantenía la mirada fija en
las dos entradas que confluían EN las taquillas» (MtzReverte Gálvez [Esp. 1979]); «En el
atrio de la primera planta miraron las puertas cerradas que confluían A él, sin saber qué
hacer» (Zaragoza Concerto [Esp. 1981]). A veces, cuando indica dirección, el complemento
puede ir precedido de hacia: «Las lágrimas caían ya torrencialmente de aquellos ojos
verdes, inundaban las mejillas, [...] confluían HACIA los enfebrecidos labios rojos»
(GaHortelano Gramática [Esp. 1982]).
3. El adjetivo correspondiente es confluyente (‘que confluye’): «Se trata [...] de una ciudad
que ha crecido encerrada en su espina dorsal como una fortaleza natural limitada por dos
ríos confluyentes» (País [Esp.] 2.9.97). Igualmente correcta, aunque ligeramente menos
usada, es la variante confluente, más cercana en su forma al participio de presente latino del
que deriva este adjetivo, confluens, -entis: «Aquellos distintos medios confluentes llegan
hasta las mismas puertas de Barquisimeto» (Tamayo Hombre [Ven. 1993]).
confluyente.  confluir, 3.
confundido -da.  confundir(se), 4.
confundir(se). 1. Como transitivo, con el sentido de ‘tomar equivocadamente [a una
persona o cosa] por otra’, además del complemento directo, suele llevar un complemento
precedido por con: «Confundí un montón de plumas sucias de gallina CON un ángel»
(Quintero Danza [Ven. 1991]). También se construye como transitivo con el sentido
causativo de ‘hacer que [alguien] se equivoque’: «A Nixon LO confundieron al comunicarle
que el escenario sería oscuro y que, por lo tanto, debía vestir un traje claro» (Freire
Tevedécada [Chile 1990]).
2. Cuando significa ‘causar turbación o perplejidad [a alguien]’, por tratarse de un verbo de
«afección psíquica», dependiendo de distintos factores ( LEÍSMO, 4a), el complemento de
persona puede interpretarse como directo o como indirecto: «La risa que soltó el italiano LA
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
96
confundió un tanto» (Dou Luna [Ven. 2002]); «También LE confundía [a la doctora] el
lenguaje de altos vuelos y la bien cuidada ortografía e irreprochable sintaxis de la carta»
(Chao Altos [Méx. 1991]).
3. Como intransitivo pronominal, significa ‘equivocarse’, normalmente con un complemento
con de o, más raramente, en: «Se confundió DE habitación» (Soriano Plantas [Arg. 1986]);
«El Gobierno ―se está confundiendo EN la política antiterrorista‖» (Vanguardia [Esp.]
18.8.94); y ‘fundirse o mezclarse’, con un complemento precedido de con, en o entre: «El
ruido de las busetas se confunde CON el de los camiones» (Tiempo [Col.] 6.9.96); «Escena y
público se confundían EN una misma intriga» (País [Esp.] 11.10.80); «Apartándose de
Epistemo, se confundió ENTRE los malabaristas» (Moix Sueño [Esp. 1986]).
4. Su participio es confundido, única forma que debe usarse en la formación de los tiempos
compuestos y de la voz pasiva: Su amabilidad me ha confundido; Fue confundida con su
hermana gemela. También puede funcionar como adjetivo: «Bajaron a tierra confundidos
con el resto del pasaje» (País [Esp.] 28.9.77). Solo cuando significa ‘desconcertado, sin
saber qué hacer ni qué decir’ es intercambiable por el adjetivo confuso ( confuso): «Se le
nota confundido e indeciso, pues no sabe bien qué hacer» (Tiempo [Col.] 1.12.91); pudo
decirse se le nota confuso e indeciso.
confuso -sa. Adjetivo procedente del participio latino confusus (de confundere ‘confundir’),
que significa, referido a persona, ‘desconcertado, sin saber qué hacer ni qué decir’: «Iba el
presidente abatido, confuso, al borde de la desesperación» (Hora [Guat.] 8.4.97); con este
sentido, es intercambiable por confundido ( confundir(se), 4). Sin embargo, cuando
significa ‘poco claro o difícil de comprender o distinguir’, no puede ser sustituido por
confundido: «Se cernía sobre mi hermano una amenaza tan confusa como tremenda»
(GaMorales Sur [Esp. 1985]); «Se oye el ruido de camiones que pasan cerca; gritos
confusos en otro idioma» (Corrieri Fuera [Cuba 1978]). A pesar de su etimología, confuso
no funciona nunca como participio de confundir(se), por lo que no debe emplearse para
formar los tiempos compuestos ni la voz pasiva de este verbo.
conmover(se). 1. ‘Emocionar(se)’ y ‘mover(se) fuertemente’. Verbo irregular: se conjuga
como mover  APÉNDICE 1, n.º 41).
2. Con el primer sentido indicado es un verbo de «afección psíquica»; por ello, dependiendo
de distintos factores ( LEÍSMO, 4a), el complemento de persona puede interpretarse como
directo o como indirecto: «El personaje que LA conmueve más es la pequeña que lleva en su
mano izquierda un hatillo» (Arel Jardín [Ur. 1985]); «A Lucas Chevieux [...] a veces LE
conmovía su propia eficiencia» (Fresán H.ª argentina [Arg. 1991]).
conocer(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Cuando significa ‘saber cómo es [algo o alguien]’ y ‘tener trato [con alguien]’, es
transitivo: «Conozco el camino» (Hernández Naturaleza [Esp. 1989]); «Mateo no conoce a
su hijo» (Gironella Hombres [Esp. 1986]); referido a persona, se construye a menudo con
complemento directo reflexivo: «Las personas se conocen primero y se casan después»
(Mendoza Verdad [Esp. 1975]). También es transitivo cuando significa ‘saber o tener noticia
[de algo]’: «Dijo que no conocía la existencia de bandas paramilitares» (Clarín [Arg.]
3.2.97); con este sentido, es incorrecto utilizar conocer como intransitivo, seguido de un
complemento con de, error achacable al cruce con saber: «Varios diputados [...]
conocieron DE la existencia del video» (Hoy [Chile] 3-9.2.97); lo correcto es conocieron la
existencia o supieron de la existencia.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
97
3. Es intransitivo cuando se usa, en el lenguaje del derecho, con el sentido de ‘ocuparse de
un asunto’, caso en el que lleva un complemento con de: «La justicia penal militar, y no la
ordinaria, sería la competente para conocer DE estos casos» (Tiempo [Col.] 15.4.97).
4. En la acepción de ‘tener trato con alguien’, en el habla de algunas zonas pervive un uso
antiguo como intransitivo pronominal, seguido de un complemento precedido de con: «Se
conoció CON Roger cuando tocaba en el grupo Smile» (Clarín [Arg.] 16.1.79); lo normal, en
el español general actual, es el uso transitivo ( 2): Conoció a Roger cuando...
conseguir. ‘Obtener o lograr [algo]’. Verbo irregular: se conjuga como pedir  APÉNDICE
1, n.º 45).
consejería. ‘Cargo de consejero’: «Desempeñó bastantes años la consejería delegada del
Banco de Santander» (Otero Fundamentalismos [Esp. 2001]); ‘sede u oficina de un
consejo’: «El joven secretario privado del presidente Samper [...] acaba de ser encargado
de la Consejería para la Seguridad Nacional» (Semana [Col.] 1-8.10.96]); y, en España,
‘departamento de gobierno de una comunidad autónoma’: «Este es un balance rápido de lo
realizado por cada una de las consejerías del Gobierno regional» (Mundo [Esp.] 1.7.96).
En algunos países de América significa también ‘asesoramiento’: «El equipo de
profesionales [...] debe estar suficientemente preparado para brindar apoyo y consejería
tanto al paciente como a los familiares» (Ruiz Atención [Chile 1994]). Solo cuando forma
parte del nombre completo de un organismo o entidad, se escribe con mayúscula inicial (
MAYÚSCULAS, 3.2.14). No debe confundirse con conserjería (‘empleo de conserje y lugar
donde se ubica’;  conserjería).
consejo. ‘Recomendación que se hace a alguien para su bien’: «Solo un consejo: no aceptes
ese dinero» (Diosdado Trescientos [Esp. 1991]); y ‘órgano formado por un grupo de
personas para asesorar o tomar decisiones sobre una materia o administrar una entidad’: «Se
entrevistaría con los integrantes del consejo directivo» (Clarín [Arg.] 3.7.87). Procede del
latín consilium (‘órgano consultivo y deliberativo’), y no debe confundirse con concejo
(‘ayuntamiento o corporación municipal’;  concejo). Los miembros de un consejo son
consejeros; los de un concejo, concejales.
consentir. 1. Verbo irregular: se conjuga como sentir ( APÉNDICE 1, n.º 53).
2. Cuando significa ‘permitir’, se construye normalmente como transitivo: «¿Se imagina
que, a mí, pudiera tratarme nadie con esos modales? Jamás lo consentiría» (Nieva Baile
[Esp. 1990]). A menudo lleva también un complemento indirecto de persona: «Tampoco es
bueno consentirles todo a los niños» (Sampedro Sonrisa [Esp. 1985]).
3. Cuando significa ‘aceptar lo que otro solicita o propone’, se construye como intransitivo
con un complemento precedido de en: «Consentir EN proposición semejante habría de
traerme problemas» (Romero Declaración [Ven. 1988]). Es calco del inglés to consent to, y
debe evitarse, la construcción con a: «Es necesario que las partes involucradas consientan
A su otorgación» (Maldonado/Negrón Derecho [P. Rico 1997]). Cuando el complemento es
una subordinada, en la lengua esmerada no debe omitirse la preposición ( QUEÍSMO):
Consentí EN (‘acepté’) QUE fuéramos juntos al médico. Existe, sin embargo, una clara
tendencia a suprimir la preposición, reforzada por el hecho de que si el sujeto de la principal
no coincide con el sujeto de la subordinada, el significado se acerca en ese caso a ‘permitir’,
acepción con la que es normal la construcción transitiva ( 1): Consentí EN (‘acepté’) QUE
me dejaras sola / Consentí (‘permití’) QUE me dejaras sola.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
98
4. Es transitivo, con complemento directo de persona, cuando significa ‘mimar [a alguien] o
ser muy indulgente [con él]’: «A los locos con poder hay que consentirlos, doctor»
(Dorfman Muerte [Chile 1995]).
conserjería. ‘Empleo de conserje’: «La conserjería de un gran hotel es una profesión que
exige una meticulosa preparación» (Poza Servicios [Esp. 1993]); ‘espacio que ocupa el
conserje’: «Se acercó a la conserjería y preguntó si su reserva había sido registrada»
(Soriano Plantas [Arg. 1986]). No debe confundirse con consejería ( ‘cargo de
consejero’, ‘oficina de un consejo asesor o de gobierno’ y ‘asesoría’;  consejería).
consolar(se). 1. ‘Aliviar(se) de una pena o un sufrimiento’. Verbo irregular: se conjuga
como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
2. Se construye a menudo con un complemento encabezado por de, que expresa la causa del
sufrimiento: «Construyeron un mundo sinuoso, sosegado y lumínico, donde las lámparas,
los muebles, el equipo de música, los libros consuelan DE las punzantes escenas exteriores»
(Balza Mujer [Ven. 1986]); si el complemento es el sustantivo pena, sufrimiento, desgracia
u otro similar, también puede ir precedido de la preposición en: «Una buena indemnización,
que los socorra y los consuele algo EN su desgracia» (Valera Carta [Esp. 1904]).
3. Por tratarse de un verbo de «afección psíquica», dependiendo de distintos factores (
LEÍSMO, 4a), el complemento de persona puede interpretarse como directo o como indirecto:
«Estefanía llora. El doctor LA consuela» (Paso Palinuro [Méx. 1977]); «LE consoló que, por
lo menos, su piel estuviese tensa y sin arrugas» (Padilla Jardín [Cuba 1981]).
consonar. ‘Estar en consonancia’.Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1,
n.º 26).
constituir(se). 1. ‘Formar o componer [algo]’, ‘ser algo’, ‘dotar(se) de una nueva condición
o estado’ y ‘reunirse’. Verbo irregular: se conjuga como construir  APÉNDICE 1, n.º 25).
Su participio, constituido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. Cuando significa ‘dotar(se) de una nueva condición o estado’, se construye con un
complemento predicativo introducido por como o en: «Los socialistas italianos aspirarían a
constituirse al menos COMO una tercera fuerza que pudiera ser árbitro en la política
italiana» (País [Esp.] 27.9.77); «Con su labia se constituyó EN representante autorizado de
los nocturnos intereses de Carrizales» (Elizondo Setenta [Méx. 1987]).
constreñir(se). ‘Obligar(se)’ y ‘limitar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como ceñir 
1, n.º 23). Aunque la n del grupo -ns- se relaja, a menudo, en la pronunciación, en
la lengua culta actual no se admite su pérdida en la escritura ( n, 4): costreñir.
APÉNDICE
construir. ‘Fabricar o edificar’. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º
25). Su participio, construido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2). Aunque la n del
grupo -ns- se relaja en la pronunciación en ciertas zonas, especialmente en España, en la
lengua culta actual no se admite su pérdida en la escritura ( n, 4): costruir.
cónsul. ‘Diplomático encargado de defender a los ciudadanos de su país en una ciudad
extranjera’. Por su terminación, es común en cuanto al género (el/la cónsul;  GÉNERO2, 1a
y 3i): «El Gobierno designó a la cónsul hondureña en México [...] para investigar el
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
99
asunto» (Siglo [Pan.] 1.8.00). En algunos países de América se usa a veces el femenino
consulesa: «La consulesa en Barcelona está en Asunción» (Abc Color [Par.] 31.10.00).
consulesa. cónsul.
contabilizar. Su significado original es ‘apuntar o registrar [una partida o una cantidad] en
un libro de cuentas’, a menudo usado en sentido figurado: «En un Estado industrial fundado
en la esclavitud, [...] el dueño está obligado a contabilizar en sus gastos de producción el
importe de la compra de sus esclavos» (GaOviedo Tratado [Esp. 1946]); «Bien es verdad
que no había semana sin víctima, pero los cadáveres se contabilizaban como accidentes
laborales» (Azúa Diaro [Esp. 1987]). En los últimos tiempos ha ampliado su sentido y hoy
se usa con más frecuencia con los significados de ‘contar [algo] o calcular [su número]’: «La
Policía chontaleña contabilizó 60 delitos» (Prensa [Nic.] 2.4.02); e ‘incluir [algo] en un
cómputo’: «García contabilizaba la jugada en la incalculable marca de sus tiros a puerta
fallidos» (GaHortelano Cuáles [Esp. 1995]).
contar. 1. Como transitivo, ‘referir oralmente [algo]’, ‘determinar el número [de algo]’ y
‘tener [años de edad]’; como intransitivo, ‘decir los números’, ‘tener valor o importancia’,
‘confiar en poder disponer de alguien o algo en caso de necesidad’ y ‘tener en cuenta o
tomar en consideración algo o a alguien’. Verbo irregular: v. conjugación modelo 
APÉNDICE 1, n.º 26).
2. Cuando significa ‘tener [años de edad]’, puede funcionar como transitivo: «Abandonamos
la aldea cuando yo contaba siete años» (FdzCubas Altillos [Esp. 1983]); o como
intransitivo, caso en el que se construye con un complemento introducido por la preposición
con: «Arriola Roque, quien contaba CON 30 años, fue sorprendido en su negocio por Vargas
Fallas» (Nación [C. Rica] 13.2.97).
contendedor -ra.  contender, 2.
contender. 1. ‘Luchar’. Verbo irregular: se conjuga como entender  APÉNDICE 1, n.º 31).
2. Para referirse a la persona que participa en una contienda, se emplea en el español general
actual la voz contendiente: «El saludo entre los dos contendientes fue frío» (Nuevo Día
[P. Rico] 5.1.98). El derivado contendedor ha desaparecido prácticamente del uso actual,
mientras que su forma sincopada, contendor, muy frecuente en el español medieval y
clásico, sigue viva en algunos países de América: «La precaria salud del líder rumano
Nicolae Ceaucescu ha desatado una fiera lucha por el poder en su país. Una de las
contendoras es su esposa Elena» (Hoy [Chile] 5-11.5.86).
contendiente, contendor -ra.  contender, 2.
contener(se). ‘Llevar o tener [algo] dentro’, ‘poner freno [a algo]’ y, dicho de una persona,
‘dominarse o frenarse’. Verbo irregular: se conjuga como tener 
imperativo singular es contén (tú) y contené (vos), y no contiene.
APÉNDICE
1, n.º 57). El
contexto. ‘Entorno lingüístico de una palabra, frase o fragmento considerados, del que
depende muchas veces su sentido’: «Hay palabras que adquieren nuevos sentidos por su
aparición reiterada en un determinado contexto sintáctico: suerte pasó a significar ‗buena
suerte‘ en contextos como Deséame suerte» (Pascual/Alcalde/Castro Lengua [Esp. 1997]); y,
por extensión, ‘situación o conjunto de circunstancias en las que se sitúa algo’: «En este
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
100
contexto histórico y cinematográfico se ubica la película» (LpzNavarro Clásicos [Chile
1996]). Debe evitarse su uso superfluo: «Se trata [...] de continuar con el proceso de
vertebración del sector agrario español para que aumente su peso específico en el contexto
de la Comunidad Económica Europea» (Abc [Esp.] 28.5.89). No es correcto su empleo
como equivalente de texto: La sentencia no se ajusta al contexto de la ley.
contra. 1. contra más, contra menos.  más, 1.7a y menos, 4a.
2. en contra. Locución adverbial (o, también, adjetiva) que significa ‘en oposición o en
sentido contrario’: «Dice que aquella beatificación no ha sido llevada con rigor y que él
vota en contra» (Umbral Leyenda [Esp. 1991]). Lleva normalmente un complemento
introducido por de: «No diré nada, va en contra DE las reglas» (Serrano Corazón [Chile
2001]); «Si fuera posible, camine en contra DEL tránsito» (Granma [Cuba] 9.97). En esta
locución contra es, en realidad, un sustantivo que expresa disposición o actitud contraria;
por ello, cuando este complemento es un pronombre personal (en contra de mí, en contra de
ellos, etc.), es posible sustituirlo por el posesivo correspondiente, tanto antepuesto (en mi
contra, en su contra, etc.) como pospuesto (en contra mía, en contra suya, etc.), ya que los
sustantivos sí admiten su combinación con posesivos: «Pero la realidad está en tu contra»
(Martínez Vuelo [Arg. 2002]); «Las palabras se vuelven en contra tuya» (ASantos Trampa
[Esp. 1990]). Como se ve, el posesivo pospuesto debe ir en femenino (en contra mía, en
contra tuya, en contra suya, etc.), concordando con el género del sustantivo contra, que es
femenino, como ponen de manifiesto otras locuciones de las que forma parte, como a la
contra, llevar o hacer la contra, etc.; no es correcto, pues, usar en este caso la forma
masculina de los posesivos pospuestos: en contra mío, en contra tuyo, en contra suyo,
etc.
contradecir(se). 1. Dicho de una persona, ‘decir lo contrario [de algo dicho por otro, o por
uno mismo], o negar que sea cierto’ y, dicho de una cosa, ‘desmentir [algo] o demostrar que
no es cierto’. Verbo irregular: se conjuga como decir  APÉNDICE 1, n.º 28), salvo en la
segunda persona del singular del imperativo no voseante, cuya forma es contradice (tú), y
no contradí. No obstante, en el futuro simple o futuro de indicativo y en el condicional
simple o pospretérito, junto a las formas irregulares, se emplean con normalidad, en ciertas
zonas, las formas regulares: contradiré o contradeciré, contradirás o contradecirás, etc.;
contradiría o contradeciría, contradirías o contradecirías, etc. El participio es contradicho,
no contradecido.
2. El complemento directo puede expresar lo que se niega o desmiente: «El jefe de obras
contradice la versión de los directivos de la constructora» (Mundo [Esp.] 25.4.94); o bien la
persona que ha realizado la afirmación que se niega o desmiente: «—Los argentinos, en
cambio, no emigraban. Sí que emigraban. La gente del Chacho y de Varela claro que
emigraba [...] LO contradijo Moncho» (Nación [Arg.] 28.6.92).
contraer(se). ‘Celebrar [el contrato de matrimonio]’, ‘pasar a tener [una deuda, una
enfermedad, un hábito, un compromiso, etc.]’, ‘reducir(se) en tamaño’ y ‘limitar(se) o
reducir(se) a una sola cosa’. Verbo irregular: se conjuga como traer  APÉNDICE 1, n.º 58).
contrafagot. ‘Instrumento de viento una octava más grave que el fagot’. Su plural es
contrafagots ( PLURAL, 1h). Menos usada, pero también válida, es la variante contrafagote
(pl. contrafagotes).
contrafagote.  contrafagot.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
101
contrahacer. ‘Hacer una copia [de algo], indistinguible del original’ e ‘imitar’. Verbo
irregular: se conjuga como hacer  APÉNDICE 1, n.º 36). El imperativo singular es
contrahaz (tú) y contrahacé (vos), y no contrahace. La hache intercalada no exime de la
obligación de tildar la -i- tónica para marcar el hiato en las formas contrahíce y contrahízo
(TILDE2, 2.2.2b).
contraluz. 1. ‘Vista o aspecto de las cosas desde el lado opuesto a la luz’. Se usa en ambos
géneros, si bien hoy predomina claramente el masculino: «En el contraluz [...] de la entrada
vio recortarse la silueta del hombre» (Andrade Dios [Arg. 1993]); «Se había acercado sin
que nos diéramos cuenta, al amparo de la contraluz» (Martínez Evita [Arg. 1995]).
2. Se emplea frecuentemente en la locución adverbial a contraluz (‘estando lo mirado
situado de espaldas a la luz’): «Fidel la observó, de perfil y a contraluz» (Guelbenzu Río
[Esp. 1981]). No debe escribirse separado ni con guion intermedio: a contra luz, a contraluz. Menos frecuente, pero también válida, es la forma al contraluz: «La vi convertida en
una silueta patética recortada al contraluz» (José Keaton [Esp. 1991]).
contraponer(se). 1. ‘Oponer(se) [dos cosas contrarias o diversas], o [una] a otra, para
evidenciar su contraste’ y ‘oponer [una cosa] a otra para contrarrestar su efecto’. Verbo
irregular: se conjuga como poner  APÉNDICE 1, n.º 47). El imperativo singular es
contrapón (tú) y contraponé (vos), y no contrapone.
2. Suele llevar un complemento precedido de a: «Esa interpretación no se contrapone A la
anterior» (Paranaguá Ripstein [Méx. 1997]). A veces, aunque no es lo normal, cuando existe
idea de comparación o contraste, el complemento preposicional va introducido por con:
«Los resultados de esas y otras influencias fueron configurando las particularidades de una
cocina que se caracteriza por sus contrastes [...]. El dulce combina con lo ácido o lo salado,
el interior blando y tierno se contrapone CON el exterior crocante y lo caliente con lo frío»
(Brusco Comer [Arg. 1987]).
3. El sustantivo que designa la acción de contraponer(se), contraposición, puede ir seguido
de un complemento introducido por a o con; normalmente aparece en las construcciones en
contraposición a o con, y por contraposición a: «La paz es así un estado de alivio, EN
contraposición A la violencia, que es la violación de la ley, la moral y las buenas
costumbres» (Bonilla Violencia [Col. 1995]); «Las áreas agrícolas identificadas con este
término son las más valoradas, EN contraposición CON los pampones, que tienden a sufrir
los efectos de las heladas» (Ossio Aspectos [Perú 1996]); «POR contraposición A la sociedad
primitiva, la sociedad industrial es una sociedad compleja» (VV. AA. Sociedad [Esp.
1990]).
contraposición.  contraponer(se), 3.
contrarevolución.  contrarrevolución.

contrarrevolución. ‘Movimiento destinado a combatir una revolución’: «No creo en los
mesianismos sandinistas ni en la contrarrevolución que dirige Reagan» (VqzMontalbán
Galíndez [Esp. 1990]). Como todas las palabras con prefijo, debe escribirse en una sola
palabra, sin guion intermedio: contra-revolución. No es correcta la grafía

contrarevolución ( r, 3).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
102
contravenir. 1. ‘Obrar en contra [de una ley, una orden o un precepto]’. Verbo irregular: se
conjuga como venir  APÉNDICE 1, n.º 60). El imperativo singular es contravén (tú) o
contravení (vos), y no contraviene.
2. Este verbo era originalmente intransitivo, y se construía con un complemento precedido
de a: «Estas cosas que hago no son de burlas, sino muy de veras, porque de otra manera
sería contravenir A las órdenes de caballería, que nos mandan que no digamos mentira
alguna» (Cervantes Quijote [Esp. 1605]). En el siglo XVIII comienza a documentarse el
cambio de este verbo de intransitivo a transitivo y, aunque aún queda algún resto del
régimen primitivo, lo normal, y lo más recomendable, es usarlo hoy como transitivo: «No se
atrevía a contravenir la prohibición de su médico de mezclar el alcohol con sus
tranquilizantes» (Pitol Vida [Méx. 1991]).
contribuir. ‘Ayudar, junto con otros, a la consecución de un fin’ y ‘dar algo, especialmente
una cantidad de dinero, junto con otros, para un fin’. Verbo irregular: se conjuga como
construir  APÉNDICE 1, n.º 25). Su participio, contribuido, se escribe sin tilde ( TILDE2,
2.1.1 y 2.1.2).
contricción.  contrición.

contrición. ‘Arrepentimiento’: «Hizo ante su confesor un acto de contrición profunda»
(GaMárquez Amor [Col. 1985]). No es correcta la grafía contricción ni la pronunciación
correspondiente [kontriksión, kontrikzión].
controvertir. 1. Verbo irregular: se conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
2. Normalmente se usa como transitivo, con el sentido de ‘discutir [algo] sobre lo que
existen opiniones contrapuestas’: «Resulta frecuente la actitud de tomar distancia de las
distintas corrientes ideológicas o doctrinarias que controvierten el fundamento de la
propiedad privada» (Adrogué Derecho [Arg. 1991]); pero también puede usarse como
intransitivo, con el sentido de ‘discutir sobre algo defendiendo opiniones contrapuestas’: «Se
le sustrae a la democracia uno de sus ingredientes esenciales, la capacidad de la gente de
controvertir con sus representantes» (Nacional [Ven.] 10.4.97).
convalecencia, convaleciente.  convalecer.
convalecer. ‘Recobrar las fuerzas perdidas por una enfermedad’. Verbo irregular: se
conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18). Aunque procede del latín convalescere, en
el español actual debe evitarse el uso de grafías con el grupo -sc- etimológico, tanto en el
verbo como en sus derivados; por consiguiente, no se consideran hoy correctas las formas

convalescer, convalescencia y convalesciente, en lugar de las normales convalecer,
convalecencia (‘recuperación tras una enfermedad’) y convaleciente (‘que convalece’).
convalescencia, convalescer, convalesciente.  convalecer.

convenir. 1. Dicho de algo, ‘ser bueno o útil para alguien o algo’; dicho de personas, ‘estar
de acuerdo’ y ‘acordar [algo]’. Verbo irregular: se conjuga como venir  APÉNDICE 1, n.º
60). El imperativo singular es convén (tú) o convení (vos), y no conviene.
2. Cuando significa ‘estar de acuerdo con alguien en algo’ es intransitivo. Suele llevar un
complemento precedido de con y, además, un complemento precedido de en, que expresa
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
103
aquello en lo que se está de acuerdo: «Con esa autoridad, convino CON el Gobierno de la
República EN dar fin al conflicto Estado-Iglesia» (HdzPadilla Política [Méx. 1988]). En el
habla esmerada, no debe suprimirse la preposición ( QUEÍSMO): «Los críticos convinieron
EN que se trataba de un libro de prosa cargado de los más altos méritos literarios» (Chávez
Batallador [Méx. 1986]); y no Los críticos convinieron QUE se trataba de un libro... Pero
este verbo tiene también usos transitivos, por lo que no siempre se incurre en queísmo
cuando se dice convenir que... ( 3).
3. Es transitivo cuando significa ‘decidir [algo] de acuerdo con alguien’: «Mi amiga convino
el arriendo de su estudio» (Delgado Sub-América [Ven. 1992]); «Convino por teléfono con
don Amedio un almuerzo de los tres para el día siguiente» (TBallester Filomeno [Esp.
1988]). El complemento directo puede ser una oración precedida de la conjunción que:
«Ambos convinieron QUE la noticia del cese se haría pública después de ese acto» (Herrero
Ocaso [Esp. 1995]). Aunque están próximas, esta acepción no debe confundirse con la
intransitiva ‘estar de acuerdo con alguien en algo’ ( 2c).
convertir(se). 1. ‘Transformar(se) en algo’; ‘hacer que [alguien] cambie, o cambiar [uno
mismo], de religión’ y ‘pasar [algo] de un sistema de medida a otro’. Verbo irregular: se
conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
2. Con el último sentido indicado, se construye con un complemento introducido por a o en:
«Para esta serie se toma el saldo en cuenta corriente convertido A pesos» (Basáñez Pulso
[Méx. 1990]); «Yo entregaba dólares aquí en mi país. Es decir, no los convertía EN pesos»
(Semana [Col.] 15-22.10.96).
3. En deportes, especialmente en baloncesto, se emplea con el sentido específico de ‘realizar
con acierto [un lanzamiento], consiguiendo los puntos correspondientes’: «España: 30 tiros
convertidos de 75 intentos [...]; 16 tiros libres convertidos de 22 lanzados» (País [Esp.]
16.9.77). Se trata de un uso admisible, derivado del sentido general que tiene este verbo, ya
que aquí subyace la idea de que los lanzamientos se convierten en tantos. También es
admisible su empleo, generalizado en gran parte de América, con el sentido de ‘marcar o
conseguir [un tanto o gol]’: «El capitán de Suecia [...] convirtió el primer gol del partido»
(Galeano Fútbol [Ur. 1995]).
convicción. ‘Convencimiento’: «Tuvo la convicción de que ese era el verdadero asesino»
(Liendo Platos [Ven. 1985]); ‘idea profundamente arraigada que rige el pensamiento o la
conducta’: «Aplaudía a los oradores que defendían con ahínco sus convicciones
revolucionarias» (Tibón Aventuras [Méx. 1986]). Se pronuncia [kombiksión, kombikzión].
Debe evitarse en la pronunciación culta la pérdida del sonido interior /k/: [kombisión,
kombizión], así como la pronunciación vulgar [kombinsión, kombinzión]. No son
correctas, por tanto, las grafías convición y convinción.
convición, convinción.  convicción.

conviviente. ‘Que convive’: «Se reconoce el acceso de los convivientes a viviendas de
protección oficial en condiciones similares a las impuestas para los cónyuges» (Mendoza
Parejas [Esp. 1997]). Esta es la forma correcta del adjetivo, usado frecuentemente como
sustantivo, que corresponde al verbo convivir, del mismo modo que malviviente,
superviviente o viviente son las formaciones correspondientes a malvivir, supervivir y vivir,
respectivamente. No se considera correcta la variante convivente.
convivente.  conviviente.

DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
104
convoy. ‘Conjunto de vehículos que cubren un recorrido con escolta’. Su plural es convoyes
( PLURAL, 1d).
convulsión. 1. ‘Contracción violenta e involuntaria de los músculos’: «Llevaba tres días en
la enfermería, con convulsiones y fiebre» (Dou Luna [Ven. 2002]); y ‘sacudida o agitación
violenta, especialmente la de carácter social o político’: «El país está corriendo el riesgo de
una grave convulsión social» (Abc Color [Par.] 16.10.00). No debe confundirse con
compulsión (‘impulso irresistible’;  compulsión, 1).
2. Su derivado, convulsivo, significa ‘de (la) convulsión o que la implica’: «La consagración
de la primavera dibuja poco a poco los movimientos convulsivos de nuestro momento: las
guerras que dan marco a la revolución rusa, la guerra civil española y la revolución
cubana» (Coronado Fabuladores [Méx. 1984]); «Tuve un ataque de llanto convulsivo»
(Posse Pasión [Arg. 1995]). No debe confundirse con compulsivo (‘que muestra o implica
compulsión’;  compulsión, 2).
3. tos convulsiva. Se denomina así la que da por accesos violentos, intermitentes y
sofocantes: «Amelia presentía cuál podría ser el final de aquella palidez transparente y de
aquella tos convulsiva que brotaba del pecho como un torrente devastador» (Argüelles
Letanías [Esp. 1993]). También se emplea esta expresión para denominar la enfermedad
infecciosa más conocida como tosferina ( tosferina), uno de cuyos principales síntomas
son los accesos de tos convulsiva: «El cuadro clínico de tos convulsiva es conocido por
muchas personas que la han padecido o visto padecer a sus hijos» (Prats Vacunas [Esp.
1979]). En la Argentina se dice tos convulsa, en lugar de tos convulsiva: «La tos convulsa es
una enfermedad infectocontagiosa provocada por un bacilo» (Clarín [Arg.] 12. 3.79). Con
este mismo sentido se emplea a veces, tanto en América como en España, el galicismo
coqueluche ( coqueluche).
convulsivo -va.  convulsión, 2 y 3.
convulso -sa. 1. ‘Que sufre convulsiones o sacudidas violentas’: «La filipina, atada y
amordazada como tú, sollozaba convulsa y temblorosa» (MtnVigil Defensa [Esp. 1985]);
«Le toca vivir en el París convulso y bohemio de entreguerras» (Caretas [Perú] 10.4.97); y
‘que presenta gran agitación o excitación’: «Aquellas alucinaciones manejaron mi mente
convulsa por la emoción [...] con un vértigo exagerado» (Armas Madrid [Esp. 1994]). No
debe confundirse con convulsivo (‘de (la) convulsión o que la implica’;  convulsión, 2).
2. tos convulsa.  convulsión, 3.
coprofagia.  -fagia.
coqueluche. Voz tomada del francés, que se emplea a veces en español para designar la
enfermedad más conocida como tosferina ( tosferina) o tos convulsiva ( convulsión, 3).
Es voz femenina: «Las poblaciones fronterizas [...] se unirán este sábado 12 de abril en una
campaña binacional de inmunización contra la coqueluche» (Tiempos [Bol.] 10.4.97). En
español debe pronunciarse tal y como se escribe: [kokelúche].
coral. Es masculino cuando significa ‘celentéreo que vive en colonias, cuyo esqueleto
calcáreo pulimentado se usa en joyería’: «Bajo el mar se pueden encontrar algas y corales
gigantescos» (Lux Chile [Chile 1997]); y ‘composición vocal propia del culto protestante, o
composición instrumental basada en este canto’: «Piezas musicales tradicionalmente
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
105
asociadas a la Navidad, como el coral de [...] Bach» (Hoy [Chile] 9-15.12.96). En cambio,
es femenino cuando significa ‘orfeón, agrupación de personas para cantar en coro’:
«Morales organizó una coral de más de cien voces» (Évora Orígenes [Cuba 1997]). Con el
sentido de ‘serpiente americana muy venenosa’, se documenta su uso en ambos géneros,
siendo mayoritario el masculino en México y algunos países del área centroamericana y
predominante el femenino en el resto del ámbito hispánico: «En el parque habitan [...] el
tigrillo, la boa, la coral y varias especies de lagartijas» (Cuvi Ecuador [Ecuad. 1994]);
«Otras víboras igualmente mortíferas como el coral» (Ruz Mayas [Méx. 1981]).
coriza. 1. Cuando significa ‘calzado rústico de cuero’, es femenino: «La actual abarca [...]
es la modernización de la antigua coriza de piel de cabra de los pastores castellanos y
cántabros» (Faus Montaña [Esp. 1963]).
2. Cuando significa ‘catarro nasal’, aunque a veces se vea usado en masculino, le
corresponde también el género femenino, que es, además, el etimológico: «Fiebre del heno.
También llamada coriza espasmódica» (Buscarons Homeopatía [Arg. 2000]).
cornúpeta. ‘Animal dotado de cuernos’ y, por antonomasia, ‘el toro de lidia’. Es común en
cuanto al género (el/la cornúpeta;  GÉNERO2, 1a y 3b), aunque por referirse comúnmente
al toro se usa casi siempre en masculino: «Fernando mató al cornúpeta de una estocada
corta» (Tapia Toreo [Esp. 1992]). Debe evitarse el falso masculino cornúpeto.
cornúpeto. cornúpeta.

coronel. ‘Jefe militar de categoría inmediatamente inferior a la de general de brigada’. Es
común en cuanto al género: el/la coronel (
coronela.
GÉNERO
2
, 1a y 3k). No es normal el femenino
coronela.  coronel.
corregir(se). ‘Eliminar [un error] o limpiar [algo] de errores’, ‘modificar [algo] erróneo’,
‘enmendar [a alguien o a uno mismo] de un comportamiento o idea equivocados o
inconvenientes’ y ‘leer, para calificarlo, [un ejercicio o examen]’. Verbo irregular: se
conjuga como pedir  APÉNDICE 1, n.º 45). Se escriben con g todas las formas de este
verbo en las que el sonido /j/ aparece ante e o i: corrige (no corrije), corregimos (no

correjimos), etc.
correvedile.  correveidile.
correveidile. ‘Persona que lleva y trae chismes’: «Por el tren diariamente iban y venían los
mensajeros, los correveidiles, los buscones» (UPietri Oficio [Ven. 1976]); ‘persona que
lleva mensajes de parte de otro, especialmente en asuntos amorosos’: «En cierto modo era
culpable por ponerla de correveidile entre él mismo y Estela» (Vergés Cenizas [R. Dom.
1980]). Es común en cuanto al género ( GÉNERO2, 1a y 3k): el/la correveidile. Existe la
variante correvedile, muy poco usada.
corroer(se). ‘Desgastar(se) lentamente’. Verbo irregular: se conjuga como roer 
1, n.º 50). De las tres formas admitidas para la primera persona de presente de
indicativo (corroo, corroigo o corroyo) y para todo el presente de subjuntivo (corroa,
APÉNDICE
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
106
corroiga o corroya; corroas, corroigas o corroyas, etc.), son preferibles, por ser las más
usuales, corroo, corroa, corroas, etc.
cortaplumas. ‘Navaja pequeña’. Es voz masculina en el uso culto general: «Escarbé en un
bolsillo y saqué un modesto cortaplumas» (Jodorowsky Danza [Chile 2001]). En algunas
zonas de América, especialmente en Chile, se emplea en femenino, a veces sin la -s final: la
cortapluma(s).
coser. ‘Unir con hilo’. Verbo regular: coso, coses, etc. En zonas de seseo, evítese la
confusión con el verbo irregular cocer (‘hervir’) ( cocer(se)).
costa. 1. Además de significar ‘orilla del mar’, este sustantivo femenino se usa en plural con
el significado de ‘gastos ocasionados por un proceso judicial’: «El condenado [...]
permanecerá un año en prisión y deberá pagar las costas judiciales» (País [Esp.] 1.2.84).
Sin embargo, esta voz no suele usarse con el sentido general de ‘gasto que ocasiona algo’,
para lo cual se emplean los sustantivos masculinos costo, preferida en América, y coste,
preferida en España ( costo, 1).
2. En singular forma parte de algunas locuciones, como a costa de (‘a cambio de o a
expensas de’), no a costas de: «El pacto se había sellado a costa de mi felicidad y la de
Eduardo» (Martínez Novela [Arg. 1989]); y a toda (o cualquier) costa (‘por encima de
cualquier obstáculo, sin reparar en los gastos ni en el esfuerzo’): «Quería, a toda costa, que
aprendiera inglés» (Allende Casa [Chile 1982]). En textos americanos se documentan
ocasionalmente variantes de estas locuciones en las que, en lugar de costa, aparecen los
sinónimos coste o costo ( costo, 1): «Los extranjeros que usufructuaron la riqueza cubana
a costo de la miseria de los cubanos» (Siglo [Pan.] 26.6.01); «Son lamentables las
maniobras del oficialismo para dejar libre a todo costo el camino para una nueva
reelección de su ídolo Alberto Fujimori» (Caretas [Perú] 29.8.96); «Era característica de
los homosexuales varones el espíritu sumiso, conservador, amante a todo coste de la paz,
sobre todo a coste de la perpetuación de su propia marginación» (Puig Beso [Arg. 1976]).
costar. 1. Dicho de una cosa, ‘tener que pagar por ella un determinado precio, material o
inmaterial’ y ‘resultar difícil o trabajosa’. Verbo irregular: se conjuga como contar 
APÉNDICE 1, n.º 26).
2. Es un verbo intransitivo, que se construye siempre con un complemento adverbial
cuantitativo, que expresa el costo o precio; el complemento de persona, si lo lleva, es
siempre indirecto: «No LE costó una sola peseta» (Aparicio Retratos [Esp. 1989]); «A Frida
LE cuesta mucho concebirse como pintora» (Bartra Frida [Méx. 1987]).
coste. 1. ‘Gasto que ocasiona algo’.  costo, 1
2. A coste de, a todo (o cualquier) coste.  costa, 2.
costo. 1. ‘Gasto que ocasiona algo’: «El costo de una licencia dependerá del precio
alcanzado en la subasta» (Prensa [Guat.] 13.1.97); «El costo moral del empleo era más
peligroso para mí que el costo político» (GaMárquez Vivir [Col. 2002]). Este es el término
usado mayoritariamente en el español de América, mientras que en España se usa más, con
este sentido, el sinónimo coste: «El coste de la matrícula en las universidades americanas
varía notablemente» (Vanguardia [Esp.] 14.4.94); «Huye como gato escaldado de toda
decisión que tenga un coste político» (País [Esp.] 1.11.97).
2. A costo de, a todo (o cualquier) costo.  costa, 2.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
107
costreñir(se).  constreñir(se).

costruir.  construir.

coy. ‘Lona suspendida que sirve de cama a bordo’. Su plural es coyes o cois ( PLURAL, 1d).
crecer(se). 1. Como intransitivo no pronominal, ‘aumentar’ y ‘criarse’; y, como
pronominal, dicho de una persona, ‘cobrar mayor ánimo o atrevimiento’. Verbo irregular: se
conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Cuando significa ‘aumentar’, se usa normalmente como intransitivo no pronominal: «En
la época de invierno, cuando el cauce del río crece, la situación es más grave» (Hoy [El
Salv.] 30.1.97); así pues, con este sentido, se desaconseja su empleo en forma pronominal:

«Sin avisar, el cauce se crece y se desborda por alcantarillas y huecos» (Universal [Ven.]
15.9.96).
3. Cuando significa ‘cobrar mayor ánimo o atrevimiento’, va seguido en ocasiones de un
complemento con en o ante, que expresa la circunstancia en que la persona se crece: «No se
dejaba hundir por las pejigueras, al contrario, se crecía EN las dificultades» (SchzOstiz
Infierno [Esp. 1995]); «Soy, lo que se dice, un tipo que se crece ANTE la adversidad» (Bryce
Vida [Perú 1981]).
4. Se usa raramente como transitivo, con el sentido causativo de ‘hacer crecer [algo] o
criar[lo]’: «Tenemos que recrear a estas personas de manera distinta y volver a crecerlas,
de manera distinta también, como el árbol podado vuelve a crecer sus ramas» (Rosales
Cervantes I [Esp. 1960]).
creciente. Como sustantivo, es masculino cuando significa ‘intervalo entre el novilunio y el
plenilunio’ y ‘figura heráldica que representa una luna en cuarto creciente’: «Una cámara
corriente puede proporcionar magníficas vistas del crepúsculo con el creciente lunar»
(Oliver Astrónomo [Esp. 1992]); «Los primeros panecillos semilunares fueron fabricados en
1689 en Viena, en señal de triunfo sobre el creciente, cuando los turcos levantaron el sitio
de la ciudad imperial» (Tibón Aventuras [Méx. 1986]). Es femenino cuando significa
‘crecida o aumento del caudal de un río’ y ‘subida del agua del mar por efecto de la marea’ :
«La gente abandonó sus viviendas ante la creciente del río» (Tiempo [Col.] 11.11.96); «En
cuanto comenzaba la creciente, ordenaba a sus hombres salir con sus balleneras»
(Zaefferer Navegación [Arg. 1987]).
creer(se). 1. Se conjuga como leer  APÉNDICE 1, n.º 39). Hoy no es propio de la lengua
culta intercalar una -y- entre las dos vocales iguales cuando el acento recae en la primera de
ellas: creye, creyen, creyemos, etc.
2. Cuando significa ‘tener por cierta la existencia de algo o de alguien’ y ‘tener confianza en
algo o en alguien’, es intransitivo y se construye con un complemento precedido de en: «Yo
también creo EN los Reyes Magos, ¿sabes?» (Diosdado Trescientos [Esp. 1991]); «Yo no
creo EN las huelgas» (Shand Sastre [Arg. 1982]).
3. Cuando significa ‘tomar por cierto [lo que alguien dice]’, es transitivo y puede usarse en
forma no pronominal (No creo tu versión de los hechos) o pronominal (No me creo tu
versión de los hechos). Normalmente se construye con un complemento directo que expresa
lo que se toma por cierto: «Le dije que Frou-Frou era la mujer que me había acabado de
criar cuando murió mi madre. Blanche LO creyó» (Montero Tú [Cuba 1995]); además,
puede aparecer un complemento indirecto, que expresa la persona que dice lo que se toma
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
108
por cierto: «Ninguno de los delegados LE creyó una palabra» (Teitelboim País [Chile
1988]). Cuando aparece únicamente el complemento de persona, este puede interpretarse de
dos modos: como indirecto, suponiendo una omisión del complemento directo por
consabido: «La rubia más alta respondió ―sí‖ [...]. Nadie LE creyó» (Clarín [Arg.] 3.2.97);
o como directo: «Lo dijo con tanta seriedad que todo el mundo LA creyó» (Ocampo
Cornelia [Arg. 1988]). Esta última construcción, perfectamente correcta, admite sin
problemas la pasiva: «En sus ojos brillaba la necesidad de ser creída» (Mendoza Verdad
[Esp. 1975]).
4. Cuando significa ‘opinar o pensar [algo]’ y ‘tener la impresión o la sospecha [de algo]’, es
también transitivo: «Creo que ha llegado el momento de que nos conozcamos mejor»
(Moncada Hombre [Esp. 1990]); «Creo que eso nos lo contó Susie» (Derbez Usos [Méx.
1988]). Es, pues, incorrecto anteponer de al complemento directo ( DEQUEÍSMO): Creo DE
QUE ha llegado el momento... Es propio del habla popular, y no recomendable en el habla
culta, usar este verbo, en estos casos, en forma pronominal: Me creo que ha llegado el
momento...; Me creo que eso nos lo contó Susie.
5. Cuando significa ‘considerar que [alguien o algo] es o está de una determinada manera, o
estar convencido de ello’ se construye con un complemento directo y un complemento
predicativo o adverbial: «No LA creo CAPAZ de una maquinación así» (Contreras Nadador
[Chile 1995]); «Si lo desea, puede nombrar uno [un defensor]. Pero LO creo INNECESARIO»
(Arrau Digo [Chile 1981]); «SE cree UN SEDUCTOR» (Alonso Oportunidad [Esp. 1991]);
«Ella ME cree CON MI PADRE ahora mismo» (Marías Corazón [Esp. 1992]).
crin. ‘Conjunto de cerdas que tienen algunos animales en la cerviz’. Se usa frecuentemente
en plural. Aunque en latín clásico era voz masculina, en el español general culto, desde la
época medieval, es mayoritario su uso en femenino: la crin, las crines. No obstante, en
algunos países de América y en el habla de algunas regiones españolas se usa
ocasionalmente con el género masculino etimológico: «Había una calavera con las cuencas
vacías [...] y unos mechones de crin mohoso en la nuca» (Allende Casa [Chile 1982]). La
variante clin, frecuente en el español medieval y clásico, ha desaparecido de la lengua culta
actual y se desaconseja su empleo.
crisma. Es voz femenina cuando significa ‘cabeza’: «Aquí no se rompen la crisma
elaborando teorías» (Chase Pavo [C. Rica 1996]). Cuando significa ‘mezcla de aceite y
bálsamo usada para ungir’, es válido su uso en ambos géneros, aunque hoy se prefiere el
masculino: «Antes de imponerle el sagrado crisma, le preguntó cómo se llamaba» (Fisas
Historias [Esp. 1983]), «El sacerdote había puesto la crisma en la nuca de Paco» (Sender
Réquiem [Esp. 1953]). No debe confundirse con el anglicismo crismas (‘felicitación
navideña’;  crismas).
cruento -ta. ‘Sangriento’: «Hubo en Curzola un combate cruento» (Mujica Escarabajo
[Arg. 1982]). Es impropio su empleo como sinónimo de cruel: «No querías disgustarme
con una ruptura rápida y cruenta» (Egido Corazón [Esp. 1995]).
cuadrimotor.  cuatrimotor.
cuadriplicar.  cuadruplicar.
cuadruplicar. ‘Multiplicar por cuatro’: «Un cachorro bien alimentado deberá duplicar su
peso a la semana y cuadruplicarlo a la tercera semana» (Azar Border [Arg. 1980]). Esta es
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
109
la forma mayoritaria en el uso culto y la más recomendable, por ser la más cercana a la
etimología (del lat. quadruplicare). Menos usadas, pero también válidas, son las variantes
cuadriplicar y cuatriplicar, con influjo de triplicar: «El número de accionistas británicos se
ha cuadriplicado» (Tiempo [Col.] 1.12.87); «Se duplicaba el derecho de importación sobre
al azúcar y se cuatriplicaba el del café» (Silvestrini/LSánchez Puerto Rico [P. Rico 1987]).
cualificado -da.  calificado.
cuatrimotor. ‘[Avión] provisto de cuatro motores’: «El viaje a Honduras se realizó en un
cuatrimotor» (País [Esp.] 15.9.77). En algunos países de América, se usa con frecuencia la
variante cuadrimotor: «Un cuadrimotor a hélice, dotado de ultramodernos equipos
electrónicos para observación e información» (Tiempo [Col.] 16.4.94); o bien se emplea el
sinónimo tetramotor: «Entramos en el vientre del espléndido tetramotor subiendo por una
escalera móvil» (Tibón Aventuras [Méx. 1986]).
cuatriplicar.  cuadruplicar.
cubalibre. ‘Mezcla de una bebida alcohólica, normalmente ron, con refresco de cola’. Es
voz masculina en la mayor parte del ámbito hispánico, aunque en algunos países como
México, Venezuela y Chile se usa en femenino: «El Viejo le ofrece una copa y él pide un
cubalibre» (Pozo Noche [Esp. 1995]); «Pasaron una bandeja con bebidas, y ella volvió a
tomar otra cuba libre» (Pitol Vida [Méx. 1991]). Debe preferirse la escritura en una sola
palabra, cuyo plural es cubalibres, a la grafía separada (pl. cubas libres) o con guion
intermedio.
cubrir(se). 1. ‘Ocultar(se) o tapar(se)’ y ‘llenar(se) de algo [la superficie de una cosa]’. Su
participio es irregular: cubierto.
2. Con el segundo sentido indicado, se construye con un complemento con de o con: «Todo
el jardín se cubrió DE pensamientos violetas» (Cohen Muerte [Esp. 1993]); «También
embalsamó el cadáver y lo cubrió CON un baño de cera» (Otero Temporada [Cuba 1983]).
cucú. Onomatopeya del canto del cuco o cuclillo. Su plural es cucús ( PLURAL, 1c).
cuenta. 1. Con el sentido de ‘depósito de dinero en una entidad financiera’, se utiliza muy
frecuentemente de modo abreviado: a/c, e/c, cta., c/, c/c, cta. cte., s/c ( APÉNDICE 2).
2. a cuenta (de). Significa ‘como anticipo, o a cambio, de algo que se debe, o como anticipo
de un ingreso futuro’; lleva a menudo un complemento especificador precedido de la
preposición de: «La señorita ha dado una cantidad a cuenta y promete pagar hoy mismo en
mi oficina» (Hayen Calle [Méx. 1993]); «Aquellos artículos se los había mandado el
palomero a cuenta DE la renta anual» (Landero Juegos [Esp. 1989]); «Figranvisa repartirá,
a partir de hoy, un dividendo a cuenta DE los beneficios de este ejercicio de 24,6 pesetas
netas por acción» (País [Esp.] 1.10.88). A cuenta de significa también ‘con motivo de o a
propósito de’: «Al día siguiente, tuvimos en casa una primera trifulca a cuenta de mi
detención» (Leguina Nombre [Esp. 1992]); «Empezaron a gastar bromas a cuenta de los
prisioneros» (Benítez Caballo 1 [Esp. 1984]). No debe confundirse, como ocurre a menudo,
con por cuenta de ( 10): «Viajaron de veraneo ―gratis total‖ a cuenta del Estado»
(RmzCodina David [Esp. 1995]); aquí debió decirse por cuenta del Estado.
3. a o en fin de cuentas.  fin, 3.
4. caer en (la) cuenta.  caer(se), 4.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
110
5. dar(se) cuenta.  dar(se), 14.
6. de cuenta de.  10.
7. estar fuera de cuenta(s).  11.
8. habida cuenta.  haber, 5d.
9. hacer(se) (de) cuenta. hacer(se), 9.
10. por cuenta de. Esta locución va siempre seguida de un sustantivo que expresa o implica
persona, y significa ‘corriendo con los gastos la persona que se indica’: «Usted no se haga
ilusiones de que va a firmar artículos ni a viajar por cuenta de este periódico» (Carrión
Danubio [Esp. 1995]); «Me ofreció otra copa (por cuenta de la casa) y se quedó callada»
(TBallester Filomeno [Esp. 1988]). Cuando se refiere específicamente al hecho de trabajar,
significa ‘como asalariado o por encargo de la persona o entidad que se indica’: «¿Ha
trabajado alguna vez por cuenta de algún Gobierno extranjero?» (VqzMontalbán Galíndez
[Esp. 1990]). Puede significar, asimismo, ‘a cargo de o bajo la responsabilidad de la persona
o entidad que se indica’: «La animación corre por cuenta de Pipo Cipolatti»
(Ramos/Lejbowicz Corazones [Arg. 1991]). También se dice, aunque hoy es ya poco
frecuente, de cuenta de: «La organización, el cuidado y la prodigalidad necesarios en viajes
con tales fines corrían de cuenta de gobernantes y palatinos» (HCollantes Discurso [Esp.
1950]). Por cuenta de (o de cuenta de) no deben confundirse, como ocurre a menudo, con a
cuenta de ( 2): «Los campesinos podían obtener de sus empleadores adelantos por
cuenta de su trabajo futuro» (Ramírez Alba [Nic. 1985]); aquí debió decirse a cuenta de su
trabajo futuro.
11. salir de cuenta(s). En España, dicho de una mujer, ‘cumplir el período de gestación sin
haber dado a luz’. Tanto salir de cuenta como salir de cuentas son expresiones válidas,
aunque hoy es mucho más frecuente la segunda. Lo mismo cabe decir de las expresiones
estar fuera de cuenta y estar fuera de cuentas, ambas válidas.
12. tener o traer cuenta. En España, dicho de una cosa, ‘ser útil o conveniente’: «Como el
asado de cerdo es buenísimo frío, [...] tiene cuenta asar más cantidad y reservar un trozo
para tomar frío» (Ortega Recetas [Esp. 1972]); «La mayoría de ellos opinaba que hasta que
tuvieran el porvenir resuelto no traía cuenta echarse novia formal» (MtnGaite Usos [Esp.
1987]). Tener cuenta no debe confundirse con tener en cuenta ( 13).
13. tener o tomar en cuenta algo o a alguien. ‘Tener[lo] presente o considerar[lo]’:
«Aviraneta nunca tuvo en cuenta las opiniones de sus contrarios» (OArmengol Aviraneta
[Esp. 1994]); «A María Rosa él no la tomaba en cuenta porque [...] siempre la vio y la vería
como a una sirvienta» (Elizondo Setenta [Méx. 1987]). Tener en cuenta no debe confundirse
con tener cuenta ( 12). Es incorrecto anteponer de al complemento directo (
DEQUEÍSMO, 1b): «Téngase en cuenta DE QUE este foro cuenta con nueve lenguas oficiales»
(Vanguardia [Esp.] 17.6.94); debió decirse téngase en cuenta QUE...
cuis.  cuy.
cumpleaños. ‘Aniversario del nacimiento de una persona’: «El año pasado invité a mi
hermana para su cumpleaños» (Gamboa Páginas [Col. 1998]). Su forma es la misma en
singular y en plural: el/los cumpleaños; no es correcto el singular cumpleaño. No debe
confundirse con onomástico u onomástica (‘día del santo de una persona’;  onomástico).
cuociente.  cociente, 1.

cuy. En América del Sur, ‘conejillo de Indias’: «Palomina metió el cuy en la jaula» (Bayly
Días [Perú 1996]). En los países del Cono Sur se usa la forma cuis para el singular: «Es fácil
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
111
reconocer organismos individuales en una persona, en un cuis [...] o en un roble» (Vattuone
Biología [Arg. 1992]). Su plural es cuyes y cuises, respectivamente ( PLURAL, 1d y 1f).
Este mismo animal recibe, en Chile, el nombre de cuye (singular regresivo del plural cuyes)
y cuyo en México y algunos países del área centroamericana.
dar(se). 1. ‘Entregar(se) u ofrecer(se)’. Verbo irregular: v. conjugación modelo
1, n.º 27). En cuanto a la acentuación gráfica de algunas de las formas de este
verbo, hay que tener en cuenta que la forma de imperativo y subjuntivo dé se escribe con
tilde para distinguirla de la preposición de ( TILDE2, 3): «No llamen a la policía hasta que
él dé señales de vida» (MtnVigil Defensa [Esp. 1985]). Por el contrario, la forma di del
pretérito perfecto simple o pretérito de indicativo no lleva tilde, ya que se trata de un
monosílabo y no existe ninguna palabra átona que se escriba igual y con la que pueda
confundirse: «Di orden de que dejen entrar al público a la sala» (Vilalta Mujer [Méx.
1981]). La primera persona de singular del presente de indicativo (doy), cuando va seguida
de un pronombre clítico algo frecuente en la lengua antigua y que hoy se da a veces con
intención arcaizante ( PRONOMBRES PERSONALES ÁTONOS, 2.2.e), mantiene la grafía y
en interior de palabra, aunque represente un sonido vocálico ( i, 5c): «Impongo al
confesante penitencia de oraciones, doyle la absolución, hágole la señal de la cruz»
(Labarca Butamalón [Chile 1994]).
2. En su acepción más habitual, ‘entregar [algo] a alguien’, la persona que recibe lo que se
da se expresa mediante un complemento indirecto; por lo tanto, si se trata de un pronombre
átono de tercera persona, este debe ser siempre le(s): «A su hermana LE dieron una casita de
las del Gobierno» (Vergés Cenizas [R. Dom. 1980]); es, pues, incorrecto usar la(s) cuando
el referente es femenino ( LAÍSMO): «No pretendía nada más que darla un beso»
(Memba Homenaje [Esp. 1989]).
3. dado que. Locución conjuntiva que, seguida de un verbo en indicativo, significa ‘puesto
que’: «No era mío, dado que lo había encontrado por azar» (Piglia Respiración [Arg.
1980]); y seguida de un verbo en subjuntivo, ‘si o en el caso de que’: «No quiero decir en
pocas palabras lo que solo se explicaría diciendo muchas, dado que tenga explicación y no
sea ensueño mío» (Valera Carta [Esp. 1885]). No es correcto interponer una preposición
entre los dos elementos de esta locución (dado a que, dado de que): «Tienen una amplia
experiencia combativa, dado a que eran miembros de las fuerzas armadas» (Prensa [Nic.]
21.10.97).
4. dar + algunos sustantivos abstractos de sentimiento como pena, vergüenza, miedo, risa,
rabia, etc. Todas estas expresiones suelen ir seguidas de un sustantivo o de una oración
subordinada (con infinitivo o con un verbo en forma personal introducido por la conjunción
que), que expresa lo que causa el sentimiento de pena, vergüenza, rabia, etc. La causa del
sentimiento, tanto si se expresa por medio de un sustantivo como de una oración
subordinada, puede ir precedida o no de la preposición de. Por tanto, son igualmente
correctas oraciones como Me da pena tu hermano / Me da pena DE tu hermano; Nos da
rabia verte en ese estado / Nos da rabia DE verte en ese estado; Le da vergüenza que lo vean
así / Le da vergüenza DE que lo vean así. En la lengua culta suele ser más habitual la
construcción sin de.
5. dar(se) abasto.  abasto, 2.
6. dar de alta o dar el alta a alguien.  alta, 4.
7. dar de comer, de beber, etc. Cuando este verbo forma parte de las locuciones dar de
comer, dar de beber (o cualquier otro verbo que implique ‘alimentar’), la persona a quien se
ofrece comida, bebida, etc., funciona como complemento indirecto; por tanto, si el
complemento está expresado por medio de un pronombre átono de tercera persona, este debe
APÉNDICE
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
112
ser le(s): «LE dio de comer boñiga de vaca y [...] la envolvió en mantas» (Allende Casa
[Chile 1982]).
8. dar(se) de sí. Esta locución tiene dos significados:
a) ‘Ensancharse o perder tensión’. Con este sentido se aplica a cosas materiales,
preferentemente a tejidos y prendas de vestir, y solo se usa en tercera persona, también en
forma pronominal: Este traje (se) ha dado mucho de sí. En España se usa también como
transitivo, con el sentido de ‘hacer más ancho’: Como hagas eso, vas a dar de sí el traje.
b) ‘Rendir o producir’. Con este sentido, puede aplicarse tanto a cosas (La reunión no ha
dado más de sí) como a personas (Si se esfuerza, aún puede dar más de sí). Por lo general,
se emplea únicamente en tercera persona, tanto del singular como del plural. Si el sujeto es
una primera o una segunda persona, deben usarse las formas correspondientes del
pronombre reflexivo: Estoy agotada y no doy más de mí; Si no puedes dar más de ti,
abandona. No es normal su empleo con la primera y segunda personas del plural.
9. dar gana(s).  gana, 2.
10. dar la casualidad, dar la impresión. Ambas locuciones se construyen seguidas de un
complemento precedido de la preposición de, que normalmente está constituido por una
oración subordinada introducida por la conjunción que: «Dio la casualidad DE QUE el preso
que compartía la celda con él se había mudado y quedaba su lugar vacante» (Valladares
Esperanza [Cuba 1985]); «A veces daba la impresión DE QUE también ella se olvidaba de
quién era» (GaMárquez Amor [Col. 1985]). Debe evitarse, en el habla esmerada, la
supresión en estos casos de la preposición de ( QUEÍSMO, 1g): dio la casualidad QUE...,

daba la impresión QUE...
11. dar la (real o realísima) gana.  gana, 3.
12. dar [a una persona o cosa] por + adjetivo o participio (dar por muerto, dar por
supuesto, dar por sentado, etc.). ‘Declarar[la] o considerar[la] lo que expresa el adjetivo o
participio’. El adjetivo o participio, que actúa a modo de complemento predicativo, debe
concordar en género y número con el complemento directo del verbo dar: «¿A qué vamos, si
ya nos dan por muertos?» (Prensa [Nic.] 21.4.97); «Es una de esas realidades que se dan
por sentadas» (PzTamayo Ciencia [Méx. 1991]); «Dábamos por supuesta una
permeabilidad continua entre nuestra vida y la de ellos» (MtnGaite Nubosidad [Esp. 1992]).
13. dar que hablar, decir, etc.  que, 1.8.
14. dar(se) cuenta. Esta locución verbal va siempre seguida de un complemento precedido
de la preposición de. Como no pronominal, dar cuenta de una cosa o de una persona
significa ‘darle fin o acabar con ella’: «Blanca [...] daba cuenta DE un chuletón de ternera a
la brasa» (Tomás Orilla [Esp. 1984]); «Mientras Nick daba cuenta DE su rival, yo [...] me
debatía en una rara pesadilla» (Quintero Danza [Ven. 1991]); o ‘informar a alguien sobre
ella’: «Él me dio cuenta DE QUE un francés había escrito una vida de aquel caballero
fusilado» (Rojas Hidalgo [Esp. 1980]). Como pronominal, darse cuenta de algo, significa
‘advertirlo o percatarse de ello’: «Nacha se dio cuenta DE QUE Tita estaba mal» (Esquivel
Agua [Méx. 1989]). Debe evitarse, en el habla esmerada, la supresión de la preposición de
cuando el complemento es una oración subordinada introducida por la conjunción que (
QUEÍSMO, 1g): «Enseguida se dio cuenta QUE se había hecho daño» (Vanguardia [Esp.]
1.6.94); debió decirse se dio cuenta DE QUE... Por otra parte, no es admisible en la lengua
general culta la forma darse de cuenta: Su amigo se estaba muriendo y no se dieron de
cuenta.
15. dar alguien (su) palabra. Esta locución va siempre seguida de un complemento
precedido de la preposición de, que normalmente está constituido por una oración
subordinada introducida por la conjunción que:«Freddy me había dado su palabra DE QUE
se estaría quieto por lo menos un año» (Vergés Cenizas [R. Dom. 1980]). En el habla
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
113
esmerada debe evitarse la supresión, en estos casos, de la preposición de ( QUEÍSMO, 1g):

me había dado su palabra QUE...
16. dar tiempo.  tiempo, 2.
17. dar (la) vuelta. En el español de América se usa la locución dar vuelta como equivalente
de girar: «Dio vuelta a la derecha y recorrió tres o cuatro cuadras» (Pitol Vida [Méx.
1991]). Cuando se usa con el sentido de ‘girar o volver algo’, puede construirse de dos
modos:
a) Si se considera vuelta como complemento directo de dar, el complemento que expresa lo
que se gira o vuelve es indirecto y debe ir precedido de la preposición a: «El lector da vuelta
A la hoja y se sienta a leer» (Vilalta Historia [Méx. 1978]); «Cuando el tocador lo estima
conveniente le da vuelta A su tambor, percutiendo sobre el otro parche» (Évora Música
[Cuba 1997]).
b) Si se considera que vuelta forma parte del verbo y que toda la locución funciona
unitariamente como un verbo transitivo, el complemento que expresa lo que se gira o vuelve
es directo y, por tanto, si es de cosa, no va precedido de preposición: «Dio vuelta la cabeza
para buscar a su colega» (Donoso Elefantes [Chile 1995]); «Pero apenas daba vuelta la
página, Evita se me perdía de vista» (Martínez Evita [Arg. 1995]). Esta última es la
construcción más habitual en los países del Cono Sur.
La locución dar vuelta a algo es equivalente de dar la vuelta a algo única construcción
usada en España y que también se emplea en América, donde la vuelta es complemento
directo y lo que se gira o vuelve, indirecto: «Le dio la vuelta a la postal para contemplar de
nuevo el bullicioso río» (Marsé Embrujo [Esp. 1993]); «Romina les dio la vuelta a las
páginas del libro» (Ocampo Cornelia [Arg. 1988]).
debacle. ‘Desastre’. Es voz femenina, como en francés, lengua de donde la hemos tomado:
«El diario habla de la debacle norteamericana en Saigón» (Collyer Pájaros [Chile 1995]).
Es palabra llana [debákle], por lo que son incorrectas tanto la grafía como la pronunciación
esdrújulas débacle, motivadas quizá por la errónea interpretación del acento agudo de la
grafía francesa débâcle.
debastar.  desbastar y devastar.

decaer. ‘Ir a menos’. Verbo irregular: se conjuga como caer  APÉNDICE 1, n.º 22).
decimoprimero -ra.  undécimo.
decimosegundo -da.  duodécimo.
decir. 1. ‘Comunicar [algo] con palabras’. Verbo irregular: v. conjugación modelo 
1, n.º 28). El imperativo singular es di (tú) y decí (vos), y no dice. La forma di
del imperativo no lleva tilde, ya que se trata de un monosílabo y no existe ninguna palabra
átona que se escriba igual y con la que pueda confundirse ( TILDE2, 3). Aunque raramente
se encuentran en la lengua escrita, en hablantes de bajo nivel cultural pueden oírse formas
con diptongo, como dijieron, dijiera, etc. (en lugar de dijeron, dijera, etc.); estas formas
son extremadamente vulgares e inadmisibles en el habla culta. En la actualidad, la voz
apocopada arcaica diz carece de uso como forma de tercera persona del singular del presente
de indicativo (‘dice’), pero ha quedado fosilizada en la expresión de sentido adverbial dizque
(o, a veces, diz que), rara hoy en España, pero de uso frecuente en el español de amplias
zonas de América ( dizque).
APÉNDICE
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
114
2. En su uso normal y más habitual (‘comunicar [algo] con palabras’), este verbo es
transitivo, por lo que es incorrecto anteponer de al complemento directo ( DEQUEÍSMO):

«Limonier a mí me dijo DE QUE el señor [...] le había dado una pistola» (Caretas [Perú]
29.8.96); debió decirse me dijo QUE... Normalmente lleva también un complemento
indirecto, que expresa la persona a quien se comunica lo dicho; cuando este complemento se
expresa mediante un pronombre átono de tercera persona, este debe ser siempre le(s): «A
Alba LE dijeron que su padre había sido un noble caballero» (Allende Casa [Chile 1982]);
es, pues, incorrecto usar la(s) cuando el referente es femenino ( LAÍSMO): «Yo LA dije:
pierda cuidao, que sin lentes y entre dos luces, como si no hubiera visto nada» (Berlanga
Gaznápira [Esp. 1984]).
3. decir de + infinitivo. A veces, en el habla coloquial, el complemento de decir es un
infinitivo precedido de la preposición de: «Busco la pensión Unzué, me dijeron DE
PREGUNTAR por don Justo, el encargado» (Posse Pasión [Arg. 1995]); «Yo dije DE
MANDARTE a la escuela pública, pero ella se emperró en mandarte con esos cuervos»
(Mendizábal Antoñito [Esp. 1990]). En registros formales es preferible usar la construcción
normal decir que + verbo en forma personal: me dijeron QUE PREGUNTARA..., yo dije QUE TE
MANDÁRAMOS...
4. Cuando se usa con el sentido de ‘hablar, o dar noticia, de algo o de alguien’, es
intransitivo y se construye con un complemento precedido de la preposición de: «Dime DE
mis hijas y mi mujer» (Chávez Batallador [Méx. 1986]).
5. ni que decir tiene. ‘Por supuesto’. En esta fórmula, que es una conjunción, razón por la
que debe escribirse sin tilde ( TILDE2, 3.2.2;  que, 2.18): «Ni que decir tiene que ambos
le sacan todo el partido posible» (País [Esp.] 11.10.80).
6. A la familia de este verbo pertenece el adjetivo dicente (‘que dice’), que procede del latín
dicens, -entis (participio de presente del verbo dicere) y se usa frecuentemente como
sustantivo: «Conoce el dicente que Tadeo de la Bastida y un hermano suyo estuvieron en el
ejército español del general Blake» (OArmengol Aviraneta [Esp. 1994]). En Colombia, se
usa la variante admitida diciente, referida a cosas, como sinónimo de elocuente: «El detalle
es curioso y muy diciente de lo que son en verdad la inteligencia y la conciencia japonesas»
(Tiempo [Col.] 11.1.87). No debe confundirse con discente (‘que recibe enseñanza’; 
discente).
decoloración, decolorante.  decolorar(se), 1.
decolorar(se). 1. ‘Quitar [a algo] el color’ y, como pronominal, ‘perder el color’: «Hay
necesidad de quitar el tinte viejo decolorando o blanqueando la madera» (Lesur Barniz
[Méx. 1992]); «La luz se degrada hacia los neutros y el cuadro se decolora» (BVallejo
Diálogo [Esp. 1984]). Mucho menos frecuente, pero también válida, es la variante
descolorar(se): «Las copas de los pinos más altos se descoloraban y perdían su dibujo al
hundirse en la esparcida blancura» (FdzFlórez Bosque [Esp. 1943]). Los respectivos
sustantivos derivados son decoloración y descoloramiento: «La decoloración de la piel es
muy lenta» (Cortázar Glenda [Arg. 1980]); «Se asiste melancólicamente al descoloramiento
de los cuadros» (País [Esp.] 11.10.80). Para referirse a lo que tiene la virtud de quitar el
color, solo existe la voz decolorante: «Los decolorantes son altamente corrosivos y tóxicos»
(Lastra Restaurar [Esp. 1999]).
2. Existe también el verbo sinónimo descolorir(se), que es defectivo, pues solo se conjuga
en las formas cuya desinencia empieza por i: «Hasta los carteles [...] se han descolorido
desde que el sueño acabó» (Leguineche Camino [Esp. 1995]). De su participio deriva el
adjetivo descolorido, da (‘de color pálido o poco intenso’): «Era el mismo rostro
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
115
descolorido, fino, de rasgos hermosos, que yo conocía tanto» (Edwards Anfitrión [Chile
1987]).
decrecer. ‘Menguar o disminuir’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18). Es intransitivo no pronominal: «La luz decrecía» (Serrano Vida [Chile
1995]).
decreto ley. ‘Disposición de carácter legislativo promulgada por el poder ejecutivo sin
haberla sometido al órgano correspondiente’. Se recomienda su escritura sin guion (
2
GUION , 1.1.2a). Su plural es decretos leyes ( PLURAL, 2.4).
deducir. 1. ‘Inferir o sacar [una determinada conclusión]’ y ‘restar o detraer [una cantidad]
de otra’. Verbo irregular: se conjuga como conducir  APÉNDICE 1, n.º 24).
2. Con el primer sentido, además del complemento directo, lleva a menudo otro
complemento precedido de por o de: «POR la luz dedujo que era cerca del mediodía cuando
sintió bajar al animal» (Sepúlveda Viejo [Chile 1989]); «DE esta correspondencia deduje
fácilmente que María de Fátima no era feliz» (TBallester Filomeno [Esp. 1988]). Con el
segundo sentido, se construye siempre con un complemento introducido por de: «El temor
es que el empleador deduzca DEL sueldo de su empleada el aporte que en el futuro deberá
pagar» (Clarín [Arg.] 12.3.97).
de estampía.  estampida, 2.
defender(se). 1. ‘Proteger(se) de un daño’. Verbo irregular: se conjuga como entender 
1, n.º 31).
2. Además del complemento directo, lleva habitualmente otro complemento encabezado por
de o contra: «¿Juras defenderla DE sus enemigos?» (López Vine [Méx. 1975]); «Éramos un
bloque compacto defendiéndonos CONTRA todos los agresores» (Shand Farsa [Arg. 1981]).
APÉNDICE
deflacción.  deflación.

deflación. 1. ‘Descenso del nivel de precios’: «La deflación no era considerada una noticia
del todo positiva, sino más bien un reflejo del menor poder de consumo de la población»
(Clarín [Arg.] 3.4.97). Se pronuncia [deflasión, deflazión]. No es correcta la grafía

deflacción ni la pronunciación correspondiente [deflaksión, deflakzión].
2. Adjetivos derivados son deflacionario y deflacionista, que significan ‘de (la) deflación’ y,
especialmente el segundo, ‘que tiende a producirla’: «También señalan el efecto
deflacionario del déficit de la balanza de pagos» (Voltes Peseta [Esp. 2001]); «Hay
situación deflacionista en todos los países» (País [Esp.] 27.8.97); «El Gobierno no ha
pensado practicar una política deflacionista» (Tiempo [Col.] 1.6.90).
degollar. ‘Cortar la garganta [a una persona o animal]’. Verbo irregular: se conjuga como
contar ( APÉNDICE 1, n.º 26). En las formas que diptongan, debe escribirse diéresis sobre
la -u- ( DIÉRESIS): degüello, degüellas, etc.
delinear(se). ‘Dibujar(se) o perfilar(se)’: «En esas novelas en donde delinea el contorno
del mundo, resulta sorprendentemente escabullidizo» (Puga Forma [Méx.] 1987). Son
incorrectas las formas en las que se acentúa la -i-: delíneo, delíneas, delínea, delínee,
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
116
etc., así como las pronunciaciones [delínio], [delínias], [delínia], [delínie], etc. (
alinear(se), 2).
demagogia. ‘Práctica política consistente en ganarse con halagos el favor popular’: «He
visto a muchas personas decentes ceder ante la demagogia de esos líderes frustrados»
(Zaldívar Ahora [C. Rica 1995]). Es incorrecta la acentuación demagogía.
demasiado -da. 1. Como adjetivo significa ‘que excede de lo necesario o conveniente’ y se
antepone siempre al sustantivo, con el que debe concordar en género y número: «Me
pregunto si no habrás leído demasiadas novelas» (Ferré Batalla [P. Rico 1993]). Como
adverbio, la forma demasiado es invariable y significa ‘excesivamente’: «Tu tío Genaro
fuma y habla demasiado» (Díaz Pablo [Chile 1991]); «Las orcas son demasiado inteligentes
para caer en la trampa» (Geo [Esp.] 6.95). Cuando, como adverbio, se antepone a un
adjetivo, no debe concordar con este, puesto que los adverbios son invariables: «No
conviene comprarlas en envases demasiados grandes» (Ardila Alimentación [Esp. 1986]);
debió decirse demasiado grandes. Hay contextos en que delante de un adjetivo puede darse
un uso concordado (como adjetivo) y no concordado (como adverbio) de demasiado; pero
en cada caso el sentido del enunciado es diferente: Tiene demasiadas malas costumbres (=
tiene un número excesivo de malas costumbres; aquí demasiado modifica en bloque a malas
costumbres y debe concordar, como adjetivo que es, con el sustantivo costumbres); Tiene
demasiado malas costumbres (= tiene costumbres malas en exceso; aquí demasiado
modifica únicamente al adjetivo malas y, como adverbio que es, debe permanecer
invariable).
2. Hoy no es propio del habla culta y debe evitarse interponer la preposición de entre
demasiado y el adjetivo o adverbio al que modifica: «En la moto se viene demasiado de
bien» (SchzFerlosio Jarama [Esp. 1956]).
demo. Voz tomada del inglés demo (acortamiento de demonstration, ‘demostración’), que
significa ‘muestra de una grabación musical o de un programa informático con fines
promocionales o publicitarios’. En el español de América es mayoritariamente masculino:
«Los chicos tocaron las canciones del demo y algunas otras» (Ramos/Lejbowicz Corazones
[Arg. 1991]); mientras que en España se usa más en femenino: «Debe generar un archivo de
configuración [...] o utilizar el que viene con la demo del programa» (Bustos Multimedia
[Esp. 1996]).
demoler. ‘Derribar’. Verbo irregular: se conjuga como mover  APÉNDICE 1, n.º 41).
demostración. ‘Acción y efecto de demostrar’ y ‘muestra o exhibición’: «La Academia de
Ciencias le mandó una carta, invitándolo a realizar una demostración» (Saer Ocasión [Arg.
1988]); «Me recibieron con demostraciones de alegría» (Araya Luna [Chile 1982]). En
algunos países de América, por influjo del inglés demonstration, se usa a veces
demostración con el sentido de ‘reunión pública, generalmente al aire libre, para reclamar
algo o protestar por algo’: «Surgió la idea de hacer una demostración frente a la Embajada
uruguaya» (Benedetti Primavera [Ur. 1982]). Conviene recordar que, en español, se emplea
normalmente para ello el término manifestación: «Dos días más tarde, con autorización del
Gobierno, se inició la manifestación» (Jodorowsky Pájaro [Chile 1992]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
117
demostrar. ‘Hacer ver la verdad [de algo] mediante un razonamiento o prueba’ y ‘mostrar
o hacer patente [algo, especialmente un sentimiento]’. Verbo irregular: se conjuga como
contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
denegar. 1. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
2. En su sentido propio, ‘rechazar o no conceder [algo que se pide]’, es transitivo: «El juez
de primera instancia deniega nuevamente la libertad provisional pedida por la defensa»
(Hoy [Chile] 14-20.7.97). No obstante, con cierta frecuencia, incluso en autores de prestigio,
se emplea como intransitivo, con el sentido de ‘negar o decir que no, especialmente
mediante gestos’: «¿Sabes ya dónde vamos? Gervasio denegó con la cabeza» (Delibes
Héroe [Esp. 1987]); «¿Quieres formar en el pelotón? (Larra deniega, estremecido, pero
sigue marcando el paso con creciente intensidad)» (BVallejo Detonación [Esp. 1977]).
denostar. 1. ‘Proferir denuestos [contra una persona o cosa], o hablar muy mal [de ella]’.
Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26): denuesto, denuestas, etc.
Son, por tanto, incorrectas las formas sin diptongo cuando la raíz es tónica: «Parece olvidar
que vive de la benevolencia de los demás, entre ellos de esos jubilados a los que denosta»
(Mundo [Esp.] 25.5.96); debió decirse denuesta.
2. Se trata de un verbo transitivo; por tanto, debe construirse con un complemento directo,
que, cuando es de persona, va introducido por la preposición a y, cuando es de cosa, va sin
preposición: «Dedicó la mayor parte de su campaña a denostar A los oligarcas del poder»
(Hoy [Chile] 18-24.11.96); «Concurrieron a la exposición vestidos de gala y salieron
denostando el arte moderno de Europa» (FdzChiti Estética [Arg. 1991]). Es, pues,
incorrecto su uso como intransitivo, seguido de un complemento con preposición:

«Escuchó a su ama denostar de los parlamentarios» (Otero Temporada [Cuba 1983]);

«Denostaron contra este diario y sus periodistas» (Abc Color [Par.] 31.10.00); debió
decirse denostar a los parlamentarios y denostaron este diario y a sus periodistas,
respectivamente.
dentar. ‘Dotar de dientes’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
APÉNDICE 1, n.º
16). Por tanto, deben diptongar las formas cuya raíz es tónica: diento, dientas, dienta, etc.;
pero no las que tienen la raíz átona: dentamos, dentáis, etc.
dependienta.  dependiente.
dependiente. Como adjetivo (‘que depende’), tiene una sola terminación, válida para
ambos géneros: individuo/persona dependiente. Consecuentemente, como sustantivo, con el
sentido de ‘empleado que atiende a los clientes en una tienda’, puede funcionar como común
en cuanto al género (el/la dependiente;  GÉNERO, 1a y 3c): «La dependiente me preguntó
qué me había parecido el mantón de Manila que antier me había comprado el general»
(Mastretta Vida [Méx. 1990]); pero el uso mayoritario ha consolidado el femenino
específico dependienta: «Dejé la farmacia a cargo de la dependienta» (Ibargüengoitia
Crímenes [Méx. 1979]).
deponer. 1. ‘Dejar o abandonar [algo, especialmente las armas o una actitud]’, ‘quitar [a
alguien] del puesto que ocupa’, ‘declarar ante un juez’ y ‘evacuar el vientre’. Verbo
irregular: se conjuga como poner  APÉNDICE 1, n.º 47). El imperativo singular es depón
(tú) y deponé (vos), y no depone.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
118
2. Cuando significa ‘quitar [a alguien] del puesto que ocupa’, además del complemento
directo, lleva a veces otro complemento introducido por de, que expresa el puesto o cargo:
«Para no deponer al Rey DEL trono, fingieron creer que no había huido a Varennes» (Abc
[Esp.] 28.6.89).
de puntas.  de puntillas.
de puntillas. ‘Sobre las puntas de los pies y sin apoyar los talones’: «Andrés se puso de
puntillas para besarla» (Grandes Aires [Esp. 2002]); y, en sentido figurado, ‘procurando no
hacer ruido o no llamar la atención’: «Optó por fingir una modestia que no posee [...] y
pasar de puntillas por el cargo, para poder llegar a él en el futuro por la vía electoral»
(VqzRial Enigma [Arg. 2002]). En México se usa más la variante de puntitas: «Lucha
caminó de puntitas para que su jefe no se diera cuenta de su presencia» (Esquivel Veloz
[Méx. 2001]). Menos frecuente, pero también válida es la forma en puntillas: «Se puso en
puntillas para murmurar unas palabras al oído de Hermógenes» (Donoso Casa [Chile
1978]). A veces se usan estas expresiones en forma no diminutiva: de puntas, en puntas (de
pie).
de puntitas.  de puntillas.
derrengar(se). ‘Dañar(se) gravemente el espinazo’. Aunque en el español clásico era
irregular y se conjugaba como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16), hoy es regular y, por
consiguiente, la segunda e de la raíz no diptonga en ninguna de sus formas: derrengo,
derrengas, derrenga, etc.
derretir(se). ‘Fundir(se)’. Verbo irregular: se conjuga como pedir  APÉNDICE 1, n.º 45).
derrocar. ‘Derribar o hacer caer [algo o a alguien, especialmente un Gobierno o a una
persona que gobierna]’. Hasta finales del siglo XIX se documentan ejemplos de su primitiva
conjugación irregular, según el modelo de contar  APÉNDICE 1, n.º 26): «El tiempo que
los muros altísimos derrueca no privará este libro de su sabiduría» (Darío Prosas [Nic.
1896-1901]). Hoy este verbo es regular y, por consiguiente, no diptonga en ninguna de sus
formas: «Es el clamor del pueblo, no las trompetas, el que derroca las murallas» (Gala
Petra [Esp. 1980]); «Abdalá necesita que lo derroquen violentamente para hacer lo que más
le gusta: salir llorando» (Vistazo [Ecuad.] 6.2.97).
derruir(se). ‘Derribar o destruir’ y, como pronominal, ‘caerse o venirse abajo’. Verbo
irregular: se conjuga como construir 
escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
APÉNDICE
1, n.º 25). Su participio, derruido, se
desabastecer(se). ‘Desproveer [un lugar o a una población] de productos necesarios’ y,
como pronominal, dicho de un lugar o una población, ‘quedarse sin productos necesarios’.
Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
desabrir(se). ‘Hacer desagradable [algo, especialmente un alimento]’ y ‘disgustar(se) o
molestar(se)’. Es verbo regular, de escaso uso en la actualidad: «Un viento duro desabría
aún más su trabajo» (Zunzunegui Chiplichandle [Esp. 1940]); «La más pequeña
incorrección por parte de un compañero, o una leve descortesía cometida con él por un
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
119
amigo, le desabrían hondamente» (Azorín Discurso [Esp. 1924]). Aunque a veces ha sido
considerado defectivo, suponiendo que solo se usaba en aquellas formas cuya desinencia
comienza por i, tanto en el español antiguo como en el actual se documentan formas en que
no se cumple este requisito: «Estimar verdades, aunque desabran, verdaderamente es gusto
real» (Paravicino Oración [Esp. 1633]); «Mi ideal ahora, en lo tocante al estilo, es escribir
a la pata la llana. Lo elegante me desabre» (Azorín Posdata [Esp. 1959] 1343).
desacertar. ‘Errar o no acertar’. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1,
n.º 16).
desaforar(se). ‘Quitar [a alguien] un fuero o privilegio’ y, como pronominal,
‘descomedirse o actuar sin freno’. Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1,
n.º 26): desafuero, desafueras, etc; pero desaforamos, desaforáis, etc.: «¡A mí no me
desafuera nadie sino el pueblo!» (Díaz Neruda [Chile 1991]). Son, por tanto, incorrectas las
formas sin diptongo cuando la raíz es tónica: desaforo, desaforas, desafora, etc.
desagradecer. ‘No corresponder debidamente [a un beneficio]’. Verbo irregular: se
conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
desalentar(se). ‘Desanimar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
APÉNDICE
1, n.º 16).
desalinear(se). ‘Hacer que [algo o alguien] deje de estar alineado’: «La permanencia de
este reflejo anormal extiende las extremidades superiores, pero lateralizando el cuerpo y
desalineando la pelvis» (Cibeira/Zancolli/Zancolli Parálisis [Arg. 1991]). Son incorrectas
las formas en las que se acentúa la -i-: desalíneo, desalíneas, desalínea, desalínee, etc.,
así como las pronunciaciones [desalínio], [desalínias], [desalínia], [desalínie], etc. (
alinear(se), 2).
desamoblar.  desamueblar.
desamueblar. ‘Dejar sin muebles [un edificio o parte de él]’. Es regular, a diferencia de la
variante, también válida, pero menos frecuente, desamoblar, que es irregular y se conjuga
como contar ( APÉNDICE 1, n.º 26).
desandar. ‘Retroceder o volver atrás’. Verbo irregular: se conjuga como andar 
APÉNDICE
1, n.º 19).
desaparecer(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Cuando significa ‘dejar de estar en un lugar, o dejar de estar a la vista’ y ‘dejar de existir’,
es intransitivo, y en la lengua culta es mayoritario su uso en forma no pronominal, tanto en
España como en América: «El cadáver desapareció» (Cohen Insomnio [Arg. 1986]). No
obstante, en el español americano no es infrecuente su uso como intransitivo pronominal:
«Salió ayer en la mañana a comprar unos chorizos en Benedetti y se desapareció sin
recoger sus corotos» (Herrera Casa [Ven. 1985]). En el español de América se usa a
menudo como transitivo, con el sentido causativo de ‘hacer que [algo o alguien]
desaparezca’: «Tratamos de convencer a mi madre de que es imposible que papá vuelva a
estar entre nosotros (lo desaparecieron en el 74)» (Benedetti Césped [Ur. 1995]); este uso
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
120
convive con la estructura causativa normal hacer desaparecer: «¿Por qué no me pregunta si
soy partidario de que caigan presos los que hicieron desaparecer a mil personas en Chile?»
(Vega Estado [Chile 1991]).
desaprobar. ‘No aprobar’. Verbo irregular: se conjuga como contar 
APÉNDICE
1, n.º
26).
desasir(se). ‘Soltar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como asir  APÉNDICE 1, n.º 20).
desasosegar(se). 1. ‘Causar o sentir desasosiego’. Verbo irregular: se conjuga como
acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
2. Por tratarse de un verbo de «afección psíquica», dependiendo de distintos factores (
LEÍSMO, 4a), el complemento de persona puede interpretarse como directo o como indirecto:
«Todos los lugares le parecen sospechosos hoy, demorarse en ellos LA desasosiega» (Arel
Jardín [Ur. 1985]); «Resuelta en su decisión [...], hubo de reconocer en la turbulencia que
LE desasosegaba la mano del amor» (Longares Romanticismo [Esp. 2001]).
desatender. ‘No prestar atención [a alguien o algo]’. Verbo irregular: se conjuga como
entender  APÉNDICE 1, n.º 31).
desavenir(se). ‘Desacordar(se) o enemistar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como venir
 APÉNDICE 1, n.º 60).
desazón. ‘Inquietud o desasosiego’. Es voz femenina: «Padeció por primera vez la desazón
del regreso» (GaMárquez Amor [Col. 1985]).
desbastar. ‘Quitar las partes más bastas [a algo]’: «Cuando quiera colocar una piedra y no
asiente bien, desbaste o labre un poco la superficie» (Lesur Albañilería [Méx. 1991]);
‘eliminar la tosquedad o rudeza [de alguien]’: «¿Tú has leído a Proust? ¿No? ¿Nunca?
Estás todavía por desbastar» (Rojas Hidalgo [Esp. 1980]). No debe confundirse con
devastar (‘destruir’;  devastar). Son incorrectas y deben evitarse las formas desvastar y

debastar.
descender. 1. ‘Bajar’. Verbo irregular: se conjuga como entender  APÉNDICE 1, n.º 31).
2. Cuando significa ‘ir o pasar de un lugar a otro más bajo’ es intransitivo y suele llevar
complementos de origen y destino: «Suspiré de placer al notarla [el agua] descender DESDE
la cabeza HASTA los dedos de los pies» (Nasarre País [Esp. 1993]). A veces se construye con
un complemento precedido de la preposición por, que expresa el lugar que se recorre
durante el descenso: «Su largo tendón desciende POR el lado interno de la pierna»
(HdzCorvo Morfología [Cuba 1989]); «Un obrero desciende POR unas escaleras» (Bueno
Libro [Esp. 1992]). En el uso transitivo, este complemento con por se transforma en el
complemento directo ( 3).
3. Se usa menos frecuentemente como transitivo, con el sentido de ‘recorrer [un lugar] que
implica una bajada o descenso’: «Descendió la escalera y en su góndola se alejó por el río»
(Mujica Escarabajo [Arg. 1982]). El complemento directo en esta construcción funciona
como complemento preposicional precedido de por en el uso intransitivo ( 2). Es también
transitivo cuando significa ‘poner [algo o a alguien] en un lugar más bajo’: «Descendieron
el sarcófago hasta su posición final» (Otero Temporada [Cuba 1983]); «Traté de
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
121
descenderlo de las alturas artísticas en las que peroraba al terreno mediocre de los asuntos
prácticos» (VLlosa Tía [Perú 1977]).
desceñir(se). ‘Desatar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como ceñir  APÉNDICE 1, n.º 23).
descerrar. ‘Abrir’. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
descolgar(se). ‘Quitar [algo] de donde está colgado’ y ‘bajar o dejar(se) caer de un lugar
alto, especialmente utilizando cuerdas o algo similar’. Verbo irregular: se conjuga como
contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
descollar. ‘Sobresalir’. Verbo irregular: se conjuga como contar 
1, n.º 26):
descuello, descuellas, etc.; pero descollamos, descolláis, etc.; por tanto, son incorrectas las
formas sin diptongar cuando el acento recae en la raíz: «En esta ruptura de tendencia y
consiguiente crecimiento descollan los medios convencionales» (Vanguardia [Esp.]
30.6.95); debió decirse descuellan.
descoloramiento,
descolorar(se),
descolorir(se),
APÉNDICE
descolorido
-da.

decolorar(se).
descomedirse. ‘Perder el comedimiento’. Verbo irregular: se conjuga como pedir 
APÉNDICE
1, n.º 45).
descomponer(se). ‘Desordenar(se), estropear(se) o corromper(se)’ y ‘separar(se) [las
diversas partes de un todo]’. Verbo irregular: se conjuga como poner  APÉNDICE 1, n.º
47). El imperativo singular es descompón (tú) y descomponé (vos), y no descompone.
desconcertar(se). ‘Turbar(se) o sorprender(se)’. Verbo irregular: se conjuga como acertar
 APÉNDICE 1, n.º 16).
desconocer. ‘No conocer o no reconocer [algo o a alguien]’. Verbo irregular: se conjuga
como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
desconsolar(se). ‘Causar o sentir desconsuelo’. Verbo irregular: se conjuga como contar
 APÉNDICE 1, n.º 26).
descontar. ‘Quitar [una cantidad] de otra’. Verbo irregular: se conjuga como contar 
APÉNDICE
1, n.º 26).
descordar. ‘Desencordar [un instrumento]’ y ‘herir [al toro] en la médula espinal’. Verbo
irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
descornar(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
2. Referido a un animal, significa ‘romper(se) los cuernos’: «Los mejores [toros] eran
descornados y puestos en cautiverio» (Guzmán País [Arg. 1999]). En la lengua coloquial de
España se usa como pronominal, referido a persona, con el sentido figurado de ‘esforzarse
mucho o trabajar sin descanso’: «Echó una ojeada al malabarista que se descornaba en la
pista ganándose los garbanzos» (PzMerinero Días [Esp. 1981]). Existe también la variante
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
122
coloquial escornar(se), que presenta la misma irregularidad: «Yo no me estoy escornando de
la mañana a la noche para que la gente se muera de hambre» (Delibes Voto [Esp. 1978]
68).
descreer. 1. ‘No creer, o dejar de creer, en algo o en alguien’ y ‘desconfiar de algo o de
alguien’. Se conjuga como leer  APÉNDICE 1, n.º 39).
2. En la lengua actual es intransitivo y se construye con un complemento introducido por en
o de, que expresa aquello en lo que no se cree o de lo que se desconfía: «A medida que
descreía EN su porvenir como músico [...], había descubierto en sí mismo una ilimitada
disposición a la docilidad» (MñzMolina Invierno [Esp. 1987]); «Él mismo, durante años,
descreyó DE su fuerza» (Saer Ocasión [Arg. 1988]).
describir. ‘Referir las características [de algo]’ y ‘trazar o dibujar [algo]’. Solo es irregular
en el participio, que tiene dos formas: descrito y descripto. La forma usada en la mayor
parte del mundo hispánico es descrito; pero en algunas zonas de América, especialmente en
la Argentina y el Uruguay, sigue en pleno uso la grafía etimológica descripto ( p, 6): «En
los textos precedentes, hemos descripto en forma sumaria distintas etapas del desarrollo del
lenguaje cinematográfico» (Feldman Realización [Arg. 1979]). Sin embargo, la -p- se
mantiene en todas las zonas en el resto de la familia léxica de este verbo: descripción,
descriptivo, descriptor, etc.
descubrir(se). ‘Destapar’, ‘hallar’ y ‘dar(se) a conocer’. Su participio es irregular:
descubierto.
desdecir(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como decir  APÉNDICE 1, n.º 28), salvo en la
segunda persona del singular del imperativo no voseante, cuya forma es desdice (tú), y no

desdí. No obstante, en el futuro simple o futuro de indicativo y en el condicional simple o
pospretérito, junto a las formas irregulares, se emplean con normalidad, en ciertas zonas, las
formas regulares: desdiré o desdeciré, desdirás o desdecirás, etc.; desdiría o desdeciría,
desdirías o desdecirías, etc. El participio es desdicho, no desdecido.
2. Es intransitivo cuando significa ‘desmerecer o desentonar’ y, como pronominal,
‘retractarse’; en ambos casos se construye con un complemento introducido por la
preposición de, que puede omitirse por consabido: «Se trata de una edición que no desdice
DE los objetivos de la Oficina» (Granma [Cuba] 9.97); «La modelo se desdijo DE todo»
(Caras [Chile] 12.5.97). Es transitivo cuando significa ‘desmentir [algo o a alguien]’: «Hizo
una magnífica investigación, que desdijo la realizada por Rubén» (Proceso [Méx.]
27.10.96); «Cómo desdecir a Mao y a tantos otros» (Abc Electr. [Esp.] 14.9.97).
desdentar. ‘Dejar sin dientes’. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1,
n.º 16).
desecha.  desecho, 2.
desechar. ‘Excluir o desestimar [algo o a alguien]’ y ‘retirar [algo] del uso’. A diferencia de
deshacer, ninguna de las formas de desechar se escribe con hache intercalada: desecho,
desechas, desechado, etc. (y no deshecho, deshechas, deshechado, etc.); por lo tanto, no
debe confundirse, por ejemplo, la forma desecho primera persona del singular del
presente de indicativo de desechar con deshecho participio de deshacer
(‘descomponer’;  deshacer(se)): «Susana recibe lo que yo desecho» (Serrano Vida
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
123
[Chile 1995]); a diferencia de: «Cuando llegó la madrugada, habían hecho y deshecho
varias veces el ovillo del amor» (Millás Desorden [Esp. 1988]). La forma desecho
(‘residuo’;  desecho) es también un sustantivo.
desecho. 1. En el español general, el sustantivo masculino desecho significa ‘acción de
desechar’ y ‘residuo o cosa que se desecha’: «Contra las paredes se apilaban toneles,
material de limpieza, envases y muebles de desecho» (Landero Juegos [Esp. 1989]);
«Conmigo, la bolsa plástica para botar los desechos y hacerlos desaparecer en cualquier
basurero de la calle» (Serrano Vida [Chile 1995]). Al igual que el verbo del que deriva (
desechar), se escribe sin hache intercalada; por lo tanto, es incorrecta, con este sentido, la
grafía deshecho: «A menos que se trate de una piltrafa, de un despojo o de un deshecho,
la pieza carece de interés para el buitre» (Abc [Esp.] 21.11.87).
2. En muchas zonas de América, desecho significa también ‘senda que se desvía o sale de la
principal para abreviar camino o rodear un obstáculo’: «Es asombroso verlos [a los
aborígenes] atravesar atajos y desechos que ni bajo pleno sol dan ganillas de trotearlos»
(Buitrago Visto [Nic. 1936?] 23). Deriva también, en este caso, del verbo desechar, que los
cronistas de Indias del siglo XVI usaban con el sentido de ‘evitar o salvar un camino
intransitable, o demasiado largo o fatigoso’: «La habían rompido [la calzada] en aquel mal
paso, e con trabajo lo pasaron, desechándolo por otra parte» (FdzOviedo Indias [Esp.
1535-57]). También se ha usado, con este sentido, la forma femenina desecha: «Una
albarrada hallaron hecha / y el paso con maderos ocupado. / No tiene aquel camino otra
desecha, / que el cerro casi en torno era tajado» (Ercilla Araucana [Esp. 1569]). Tampoco
son correctas, con este sentido, las grafías con -h- (deshecho, deshecha), que se deben al
influjo del participio de deshacer(se) ( deshacer(se) y deshecho).
desembravecer(se). ‘Amansar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
desempedrar(se). ‘Arrancar las piedras [de algo que está empedrado]’ y, como
pronominal, dicho del cielo, ‘despejarse de nubes’. Verbo irregular: se conjuga como
acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
desencerrar(se). ‘Sacar [algo o a alguien], o salir uno mismo, de un encierro’. Verbo
irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
desencordar. ‘Quitar las cuerdas [a un instrumento musical]’. Verbo irregular: se conjuga
como contar  APÉNDICE 1, n.º 26). También se dice descordar ( descordar).
desencuevar. ‘Sacar [a un animal o a una persona] de una cueva o escondite’. A diferencia
de lo que ocurre con su antónimo encuevar ( encuevar(se)), del que existe la variante, más
antigua, encovar, este verbo carece de la variante análoga desencovar.
desentenderse. ‘No ocuparse de algo o de alguien, o no prestarle atención’. Verbo
irregular: se conjuga como entender  APÉNDICE 1, n.º 31).
desenterrar. ‘Sacar [algo o a alguien] de su entierro’. Verbo irregular: se conjuga como
acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
124
desentorpecer. ‘Quitar la torpeza o el impedimento’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
desentumecer(se). ‘Quitar o perder el entumecimiento’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer 
desentumir(se).
APÉNDICE
1, n.º 18). Con el mismo sentido, existe el verbo regular
desentumir(se).  desentumecer(se).
desenvolver(se). ‘Quitar la envoltura [a algo]’, ‘desarrollar(se)’ y, como intransitivo
pronominal, ‘actuar con desenvoltura’. Verbo irregular: se conjuga como mover 
APÉNDICE 1, n.º 41). Su participio es irregular: desenvuelto.
desestimiento.  desistimiento.

desfallecer. ‘Quedarse sin fuerzas’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
desfasaje. ‘Desfase o desajuste’: «Los diarios norteamericanos publican la noticia con un
desfasaje de veinticuatro horas» (Escudero Malvinas [Arg. 1996]). Este derivado de
desfasar, formado por analogía con la voz francesa déphasage, está extendido en algunas
zonas de América, especialmente en los países del Río de la Plata. Aunque no se censura su
empleo, se recomienda usar con preferencia el término desfase, que es el mayoritariamente
usado en el conjunto del ámbito hispánico.
desfavorecer. ‘Perjudicar o no favorecer’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
desgobernar(se). ‘No gobernar o gobernar mal’, ‘descoyuntar(se)’ y, como intransitivo
pronominal, ‘desmandarse o salirse de su sitio’. Verbo irregular: se conjuga como acertar
 APÉNDICE 1, n.º 16).
desguarnecer(se). ‘Dejar, o quedarse, sin guarnición o protección’. Verbo irregular: se
conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
desguince. esguince.
deshacer(se). ‘Descomponer(se)’ y, como pronominal, ‘librarse o desapropiarse de algo’ y
‘prodigar con vehemencia manifestaciones de una emoción o sentimiento’. Verbo irregular:
se conjuga como hacer  APÉNDICE 1, n.º 36). El imperativo singular es deshaz (tú) y
deshacé (vos), y no deshace. Su participio, deshecho(s), deshecha(s), se escribe, al igual
que el resto de las formas de este verbo, con hache intercalada, por lo que no debe
confundirse con desecho, desecha(s) formas del presente de indicativo del verbo desechar
(‘excluir o desestimar’;  desechar) ni con los sustantivos desecho(s), desecha(s)
(‘residuo’ y ‘senda’;  desecho): «Su trenza se había deshecho y el pelo le caía sobre los
hombros» (Aguilar Error [Méx. 1995]); a diferencia de: «Susana recibe lo que yo desecho»
(Serrano Vida [Chile 1995]); y de: «Eres un desecho lo injurió Leonor» (Aguilar Error
[Méx. 1995]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
125
deshecho -cha. 1. Participio del verbo deshacer(se) (‘descomponer(se)’;  deshacer(se)):
«Me tumbé en la cama deshecha» (Portal Pago [Esp. 1983]); «Los muebles estaban
deshechos y había por todas partes escorias de cristal y fotografías rotas» (Ferrero Bélver
[Esp. 1981]). Además de los sentidos derivados de deshacer(se) significa, como adjetivo
referido a la lluvia o a un temporal, ‘impetuoso o violento’: «Así terminó la azorada vida del
docto y virtuoso prelado mallorquín, que, en medio de la deshecha borrasca, supo
conservar su ecuanimidad de carácter» (PMartí Visionarios [Esp. 1930]). Al igual que el
verbo del que deriva, este adjetivo se escribe con hache intercalada; por tanto, son
incorrectas, en estos casos, las grafías desecho, desecha: «Poner la calabacita con el
agua en una cacerola y dejar hervir [...] hasta que la calabacita esté totalmente desecha»
(Imperio Cocina [Arg. 1994]); estas grafías corresponden a palabras pertenecientes a la
familia léxica del verbo desechar ( desechar y desecho).
2. La forma femenina deshecha, como sustantivo, es la variante modernizada del término
desfecha (‘breve composición, en forma de copla o canción, que cierra otro poema’):
«Cuando incluye romances viejos sueltos, traen el adobo de un villancico o una deshecha,
en los cuales se acusa la pluma de poetas cortesanos» (RdgzMoñino Discurso [Esp. 1968]).
Puesto que el nombre de esta composición deriva de desfacer (forma antigua de deshacer),
debe escribirse con hache intercalada; así pues, no se considera válida, con este sentido, la
grafía desecha.
3. Para el empleo indebido de deshecho, deshecha, como sustantivos, con el sentido de
‘senda para abreviar camino o rodear un obstáculo’, desecho, 2.
deshelar(se). ‘Licuar(se) [lo que está helado]’. Verbo irregular: se conjuga como acertar
 APÉNDICE 1, n.º 16).
desherbar. ‘Quitar las hierbas perjudiciales [de un lugar]’: «Lo mandan a desherbar, y
arranca las matas para dejar la yerba bien aporcada» (Carrasquilla Tiempos [Col. 193536]). Este verbo es irregular y se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16), esto es, con
diptongo en las formas cuya raíz es tónica (deshierbo, deshierbas, etc.), pero sin
diptongación en las formas cuya raíz es átona (desherbamos, desherbáis, desherbado, etc.).
Existe también la variante regular deshierbar, preferida en la actualidad, que presenta
diptongo en todas las formas de su conjugación: «Las lajas que deshierbaba Vicente
Cochocho ya no se podían deshierbar, porque los pisos de los corredores y patios eran de
cemento estéril» (Parra Memorias [Ven. 1929]). En el español americano se usa con
frecuencia, con este sentido, el verbo desyerbar, que, a diferencia de desherbar, es regular
(desyerbo, desyerbas, desyerba, etc.): «Ella misma podaba y desyerbaba el platanillo de las
jardineras» (Aguilar Golfo [Méx. 1986]).
desherrar. ‘Quitar los hierros [a alguien que está aprisionado] o las herraduras [a un
caballo]’. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
deshierbar.  desherbar.
deshuesar. ‘Quitar los huesos [de una carne o de una fruta]’: «Pida al proveedor que
deshuese el pollo si usted no lo sabe hacer» (Pirolo/Pirolo Dietas [Arg. 1990]). Este verbo
es regular y presenta el diptongo -hue- en todas sus formas, a diferencia de la variante
desosar, más antigua y menos usada hoy, que es irregular y se conjuga como contar 
APÉNDICE 1, n.º 26), esto es, diptongan las formas cuya raíz es tónica que incorporan, ante
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
126
el diptongo, una hache intercalada y vienen a coincidir con las formas del verbo regular
deshuesar: deshueso, deshuesas, etc.; pero no diptongan las formas cuya raíz es átona:
desosamos, desosáis, desosado, etc.
deshumedecer(se). ‘Quitar, o perder, la humedad’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
desiderata. 1. ‘Conjunto de cosas que se desean’ y, especialmente, ‘lista de libros cuya
adquisición se propone en una biblioteca’. Aunque procede de un plural neutro latino, en
español es un sustantivo femenino: «El Plan de Desarrollo español es una desiderata de
intenciones positivas» (Alonso Situación [Esp. 1990]). Su plural es desideratas: «La medida
de suspender el servicio de desideratas (solicitudes de adquisición de títulos por parte de
los lectores) se tomó durante el mes de diciembre» (País [Esp.] 6.1.01).
2. Hoy no se recomienda usar esta forma como plural del sustantivo masculino desiderátum
( desiderátum).
desistimiento. ‘Acción y efecto de desistir’: «Bastaría el desistimiento de la acción para
poner término a tanto proceso» (Vega Estado [Chile 1991]). Es incorrecta la forma

desestimiento.
desleír(se). 1. ‘Disolver(se) en un líquido’. Verbo irregular: se conjuga como sonreír 
1, n.º 55). Debe evitarse conjugar este verbo según el modelo de leer 
1, n.º 39); por tanto, son incorrectas las formas que contienen una -y-: desleyera
o desleyese, desleyeron, desleyendo, etc., en lugar de las correctas desliera o desliese,
deslieron, desliendo, etc.
2. Se construye normalmente con un complemento encabezado por en o con: «Se deslíe EN
caldo, se espesa con miga de pan, se sala y se le da un par de hervores a la lumbre» (Tejera
Libro [Esp. 1993]); «En la sopera se pone la crema, se deslíe CON un poco de sopa» (Ramos
Platillos [Méx. 1976]).
APÉNDICE
APÉNDICE
deslucir(se). ‘Quitar, o perder, la gracia, atractivo o lustre’. Verbo irregular: se conjuga
como lucir  APÉNDICE 1, n.º 40).
desmembrar(se). ‘Separar(se) los miembros o partes [de un todo]’. Este verbo admite dos
conjugaciones, una irregular, según el modelo de acertar  APÉNDICE 1, n.º 16), esto es,
con diptongación en las formas cuya raíz es tónica (desmiembro, desmiembras, etc.): «¿O
reciclarlo, o venderlo, o desmembrarlo como se desmiembra una unidad cualquiera, para
armarla de otro modo?» (Donoso Elefantes [Chile 1995]); y otra regular, que no diptonga
en ninguna de sus formas (desmembro, desmembras, etc.): «Pero el Imperio de los Maurya
se desmembra rápidamente y algunas dinastías locales se independizan» (CSerraller Arte
[Esp. 1997]).
desmentido -da. Como sustantivo, ‘acción y efecto de desmentir públicamente algo’ y
‘comunicado en que se desmiente algo’. El masculino desmentido es la forma más usada en
el conjunto del ámbito hispánico: «La oficina de prensa de Diana envió un desmentido a la
redacción» (Caras [Chile] 1.9.97). El femenino desmentida es frecuente en los países del
Río de la Plata: «La primera reacción oficial fue una tibia desmentida» (Clarín [Arg.]
9.5.97). No es correcta la forma desmentís, error debido al cruce con el sustantivo sinónimo
mentís ( mentís).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
127
desmentir. ‘Decir o demostrar que [algo] es mentira o que [alguien] miente’. Verbo
irregular: se conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
desmerecer. 1. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Normalmente se usa como intransitivo, con los sentidos de ‘perder mérito o valor’: «Su
toreo, tan pródigo en adornos, desmerecía al llegar a la suerte suprema» (Tapia Toreo
[Esp. 1992]); y, dicho de una persona o cosa, ‘ser inferior a otra con la que se compara’; en
este último caso, lleva un complemento encabezado por de, que expresa el término de
comparación: «El resultado no desmerecía DE lo que lograba Alejandro» (Jodorowsky
Pájaro [Chile 1992]).
3. También puede usarse como transitivo, con el sentido de ‘quitar o restar mérito o valor [a
alguien o algo]’: «Sin desmerecer A sus rivales, el único contrincante de Miguel es él
mismo» (Mundo [Esp.] 12.7.94); «De Julieta no quería ni hablar: adolecía de una
trivialidad que la desmerecía mucho ante sus ojos» (Otero Temporada [Cuba 1983]).
desobedecer. ‘No hacer lo que [alguien o algo] ordena’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18). En lo que respecta a su uso con pronombres átonos de
tercera persona, se comporta igual que obedecer ( obedecer).
de sobra. Locución adverbial o adjetiva que significa ‘en exceso o más de lo estrictamente
necesario’: «Sé caballero y preséntame ahora a tu mujer. A ti ya te conoce de sobra»
(Gasulla Culminación [Arg. 1975]). Debe evitarse en español la forma de sobras, cuyo uso
por parte de hablantes españoles se debe en muchos casos al influjo del equivalente catalán
de esta locución (de sobres).
desobstruir(se). ‘Quitar(se) la obstrucción’. Verbo irregular: se conjuga como construir
 APÉNDICE 1, n.º 25). Su participio, desobstruido, se escribe sin tilde (
2.1.2).
2
TILDE
, 2.1.1 y
desoír. ‘No hacer caso [de un consejo, una petición, una orden, etc.] o de lo que [alguien]
aconseja, pide, etc.’. Verbo irregular: se conjuga como oír  APÉNDICE 1, n.º 43). Debe
escribirse con tilde para marcar el hiato ( TILDE2, 2.2.2b); es, por tanto, incorrecta la grafía
sin tilde desoir.
desolar(se). ‘Asolar o destruir’ y ‘afligir(se)’. Verbo irregular: se conjuga como contar 
APÉNDICE
1, n.º 26).
desoldar(se). ‘Quitar(se) la soldadura’. Verbo irregular: se conjuga como contar 
APÉNDICE
1, n.º 26).
desollar(se). ‘Quitar la piel [a alguien, o a una parte de su cuerpo]’ y, como pronominal,
‘sufrir una desolladura’. Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26),
esto es, diptongan las formas cuya raíz es tónica: desuello, desuellas, etc.; pero no la formas
cuya raíz es átona: desollamos, desolláis, desollado, etc.
desosar.  deshuesar.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
128
despedir(se). ‘Expulsar o expeler’ y ‘decir adiós a alguien o algo’. Verbo irregular: se
conjuga como pedir  APÉNDICE 1, n.º 45).
despernar(se). ‘Cortar o herir las piernas [a alguien]’ y ‘cansarse de mucho andar o mover
las piernas’. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
despertar(se). ‘Sacar, o salir, del sueño’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
1, n.º 16). Deben evitarse las formas vulgares con cierre de la vocal anterior al
diptongo (dispierto, dispiertan, etc., en lugar de despierto, despiertas, etc.): «¡Ora!...
Yaqui jijo del maiz, dispierta» (Rubín Rezagados [Méx. 1991]).
APÉNDICE
desplacer. 1. ‘Disgustar o desagradar’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
1, n.º 18). Con el mismo tipo de irregularidad, aunque menos frecuente en el uso,
existe la variante displacer.
2. Como sustantivos (‘disgusto o desagrado’) existen y son válidos desplacer y displacer,
siendo mucho más frecuente este último: «Cuánto desplacer se infiltra en la vida, cuán
teñido de hiel está todo» (Otero Temporada [Cuba 1983]); «El archiduque siente un vértigo
que a punto está de sumirle en una sensación de displacer» (Moix Vals [Esp. 1994]).
APÉNDICE
desplegar(se). ‘Desdoblar(se) o extender(se)’. Verbo irregular: se conjuga como acertar
 APÉNDICE 1, n.º 16), esto es, diptongan las formas cuya raíz es tónica: despliego,
despliegas, etc.; pero no las formas cuya raíz es átona: desplegamos, desplegáis, desplegado,
etc.
despoblar(se). ‘Dejar, o quedarse, sin población’. Verbo irregular: se conjuga como contar
 APÉNDICE 1, n.º 26).
desposeer(se). ‘Privar(se) de alguna posesión’. Se conjuga como leer  APÉNDICE 1, n.º
39).
desproveer. ‘Despojar [a alguien] de algo’. Se conjuga como leer  APÉNDICE 1, n.º 39).
Tiene dos participios, uno irregular, desprovisto, mayoritario en la lengua culta: «La dobló
tanto [la revista] que la había desprovisto de la flexibilidad que un abanico requiere»
(Rossetti Alevosías [Esp. 1991]); y otro regular, desproveído, también válido, pero menos
usado: «Condenó al melómano a la pena de ser desproveído de su aliento» (Grande Fábula
[Esp. 1991]).
destemplar(se).  templar(se).
desteñir(se). ‘Quitar, o perder, el tinte’ y ‘manchar con su color una cosa [a otra]’. Verbo
irregular: se conjuga como ceñir  APÉNDICE 1, n.º 23).
desterrar(se). ‘Expatriar(se)’ y ‘desechar’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
APÉNDICE
1, n.º 16).
destituir. 1. ‘Expulsar [a alguien] del cargo que ocupa’. Verbo irregular: se conjuga como
construir  APÉNDICE 1, n.º 25). Su participio, destituido, se escribe sin tilde (
2.1.1 y 2.1.2).
2
TILDE
,
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
129
2. Se construye a menudo con un complemento introducido por de, que expresa el cargo: «El
Presidente los ha metido en cintura e incluso a algunos de ellos los ha destituido DE sus
cargos» (Prensa [Nic.] 1.9.97). Cuando este complemento no es el nombre del cargo, sino el
sustantivo que designa a la persona que lo desempeña, el complemento se introduce por
como: «Fue [...] destituido COMO jefe de Instrucción Política del Ministerio del Interior»
(Valladares Esperanza [Cuba 1985]).
3. No debe confundirse este verbo transitivo, cuyo complemento directo designa a la persona
que es expulsada de su cargo, con los intransitivos cesar y dimitir ( cesar y dimitir).
destruir(se). ‘Reducir(se) a pedazos o destrozar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como
construir  APÉNDICE 1, n.º 25). Su participio, destruido, se escribe sin tilde (
2.1.1 y 2.1.2).
2
TILDE
,
desvaír(se). ‘Quitar, o perder, el color, la fuerza o la intensidad’. Verbo irregular: se
conjuga como construir ( APÉNDICE 1, n.º 25), salvo en el presente de indicativo, en el que
la segunda persona del singular es desvaes ( y no desvayes) y la tercera del singular y del
plural, respectivamente, desvae y desvaen (no desvaye ni desvayen): «Pasa el tiempo, se
desvae la erudición, nos baja a nosotros la fiebre creadora» (Umbral Mortal [Esp. 1975]);
«El golfo y la bahía, el cabo, el mar, la isla se desvaen» (Alberti Momento [Esp. 1937-38]);
consecuentemente, la segunda persona del imperativo no voseante es desvae (tú) y no

desvaye (tú). No obstante, lo normal es que se empleen solo las formas cuya desinencia
empieza por i: «Veía a sus clientes y a sus compañeros como si todo estuviese sucediendo al
otro lado de un cristal empañado, tras una leve gasa que desvaía las figuras» (Merino
Orilla [Esp. 1985]); «Imaginé que, aunque no me hubiera olvidado, mi recuerdo se habría
desvaído» (TBallester Filomeno [Esp. 1988]).
desvanecer(se). ‘Evaporar(se) o deshacer(se)’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
desvastar.  desbastar y devastar.

desvestir(se). ‘Desnudar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como pedir  APÉNDICE 1, n.º
45).
desyerbar.  desherbar.
detener(se). ‘Parar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como tener  APÉNDICE 1, n.º 57). El
imperativo singular es detén (tú) y detené (vos), y no detiene.
detentar. ‘Poseer o retener [algo, especialmente un título o cargo] ilegítimamente’: «Eran
los militares quienes detentaban el control del aparato de gobierno» (Gordon Crisis [Méx.
1989]); «La Iglesia está usufructuando o detentando (que tiene más connotación culpable)
el patrimonio artístico nacional» (Mundo [Esp.] 24.9.94). Es incorrecto usar este verbo
cuando la posesión es legítima: «Detentaba el poder por mandato electoral» (Alape Paz
[Col. 1985]).
detonante. Como sustantivo (‘agente capaz de producir una detonación’ y ‘hecho
desencadenante’), es masculino en el uso culto general: «El detonante de su expulsión fue
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
130
Immanuel Kant, ídolo de su profesor de Filosofía» (Chavarría Rojo [Ur. 2002]). Debe
evitarse su uso en femenino: la detonante.
detraer. ‘Restar o sustraer [algo, especialmente una cantidad de dinero]’. Verbo irregular: se
conjuga como traer  APÉNDICE 1, n.º 58).
devastar. ‘Destruir completamente’: «Los bombardeos aliados devastaban la ciudad»
(Volpi Klingsor [Méx. 1999]). No debe confundirse con desbastar (‘quitar lo basto’; 
desbastar). Son incorrectas y deben evitarse las formas debastar y desvastar.
devenir. 1. ‘Suceder o acaecer’ y ‘llegar a ser’. Verbo irregular: se conjuga como venir 
1, n.º 60).
2. Cuando significa ‘llegar a ser’, se construye con un complemento predicativo, a veces
introducido por en: «El derecho de asilo ha devenido INSTITUCIÓN CONSTITUCIONAL»
(LpzGarrido Derecho [Esp. 1991]); «El Sabina ciudadano devino EN estrella de la música
popular» (Tiempo [Col.] 24.9.96).
APÉNDICE
devolver(se). ‘Restituir’ y, como pronominal, en el español de América, ‘volverse o darse
la vuelta’. Verbo irregular: se conjuga como mover  APÉNDICE 1, n.º 41). Su participio es
irregular: devuelto.
di.  dar(se), 1 y decir, 1.
diablesa. diablo.
diablo -bla. 1. ‘Demonio’. El femenino es diabla: «Figuras prácticamente idénticas a las
santas reaparecen ahora como diablas» (Fuentes Espejo [Méx. 1992]). Con posterioridad a
diabla, se creó el femenino diablesa, menos usado pero también válido: «Estaba [...] la
duquesa de Argyll, vestida de diablesa» (RCruz Fiestas [Esp. 2001]).
2. a la diabla. ‘De manera descuidada o sin esmero’: «Acompáñeme hasta mi auto, que dejé
estacionado a la diabla» (Vargas Loco [Perú 1993]). No debe decirse a la diablo.
diácono -nisa. En la religión cristiana, ‘eclesiástico de grado inmediatamente inferior al de
sacerdote’. El femenino, posible en Iglesias cristianas que admiten la ordenación de mujeres,
es diaconisa, que deriva directamente del latín: «Diana Jones [...] fue nombrada diaconisa
en 1991» (Vanguardia [Esp.] 30.7.95).
diálisis. ‘Separación de moléculas, por ósmosis, a través de una membrana’ y ‘depuración
artificial de la sangre’. Es voz femenina e invariable en plural (
las diálisis.
PLURAL,
1f): la diálisis,
diástole. ‘Movimiento de dilatación del corazón’. Los diccionarios de la Academia lo
calificaron de masculino hasta fines del XIX, lo que explica su frecuente uso con ese género
en textos de esa época. Pero hoy solo se considera correcto el femenino, que es, por otra
parte, el género etimológico: «Durante la diástole, las cavidades cardiacas se llenan de
sangre» (Marcos Salud [Esp. 1989]).
dicente, diciente.  decir, 6.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
131
diferir. 1. ‘Aplazar [un acto]’ y, como intransitivo, ‘ser diferente’ y ‘disentir o no estar de
acuerdo’. Verbo irregular: se conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
2. Como intransitivo se construye a menudo con un complemento introducido por de: «Sus
deseos no difieren DE los míos» (Arias Silencio [Esp. 1991]). Suele llevar, además, un
complemento encabezado por en o, más raramente, por: «Los hechos sociales no difieren
solo EN calidad de los hechos psíquicos» (Aguirre Antropología [Méx. 1986]); «A veces,
una solución difiere de otra POR haber favorecido [...] alguna [prestación] en detrimento de
otras» (Ricard Diseño [Esp. 1982]).
difluente.  difluir, 2.
difluir. 1. ‘Derramarse o extenderse’. Verbo irregular: se conjuga como construir 
1, n.º 25). Su participio, difluido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. El adjetivo correspondiente es difluente (‘que se derrama o extiende’), que procede del
latín diffluens, -entis (participio de presente del verbo diffluere): «Indelebles manchones que
salpican la peripecia dramática y la contaminan con su difluente viscosidad» (Goytisolo
Reivindicación [Esp. 1970]). A diferencia de lo que ocurre con los adjetivos derivados de
otros compuestos de fluir ( confluir, influir), no se ha generalizado en el uso la variante

difluyente, que, por tanto, debe ser evitada.
APÉNDICE
difluyente.  difluir, 2.

digerir. ‘Transformar [un alimento] en sustancias asimilables por el organismo’. Verbo
irregular: se conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
diluir(se). 1. ‘Disolver(se)’. Verbo irregular: se conjuga como construir  APÉNDICE 1, n.º
25). Su participio, diluido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. Se construye normalmente con un complemento encabezado por en o con: «Llenó de
agua un vaso y diluyó EN el líquido las gotas de un elixir marrón» (VqzMontalbán Galíndez
[Esp. 1990]); «No conviene emplear impermeabilizantes que se diluyen CON agua» (Lesur
Albañilería [Méx. 1991]).
dimisionario -ria.  dimitir, 3.
dimitir. 1. ‘Renunciar a algo, especialmente a un cargo’. Hoy funciona mayoritariamente
como intransitivo, y suele construirse con un complemento precedido de la preposición de,
que expresa aquello a lo que se renuncia: «El teniente coronel había pensado en dimitir DE
todos sus puestos y retirarse del ejército» (Hoy [Chile] 9.10.79); no obstante, aún queda
algún resto de su antiguo uso como transitivo: «¿Quién ha facultado a vuestra excelencia a
dimitir un mando que legítimamente tiene?» (Arenas Buenos Aires [Arg. 1979]).
2. No debe confundirse con el verbo transitivo destituir (‘expulsar de un empleo o cargo’; 
destituir), como ocurre en este ejemplo: «Desde 1968, Alfredo Di Stéfano fue entrenador de
los siguientes equipos: Elche (fue dimitido posteriormente); Boca Juniors (le hizo
campeón)» (Abc [Esp.] 14.5.82); debió decirse fue destituido.
3. Su participio dimitido no debe usarse como adjetivo para referirse a la persona que dimite:

«Una mujer sustituye al ministro dimitido Yamashita» (Abc [Esp.] 26.8.89); para ello hay
que usar el término dimisionario: «Las palabras del presidente dimisionario no
contribuyeron a mejorar el clima general» (Abc [Esp.] 10.4.87).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
132
dintel. ‘Parte superior de una puerta o ventana que se apoya en soportes verticales’: «Es muy
alto y se da con la cabeza en el dintel de las puertas» (Cela Cristo [Esp. 1988]); y, en
determinadas disciplinas, ‘valor máximo de un estímulo por encima del cual deja de
producir su efecto normal’: «Los ultrasonidos son los que sobrepasan el dintel de
percepción del oído humano» (Cebrián Información [Esp. 1995]). No debe confundirse con
umbral (‘parte inferior del hueco de una puerta’;  umbral), que es, justamente, la parte
opuesta: «Sabe que del dintel hasta mi mesa se cuentan cinco escalones y nueve pasos»
(Abc Cult. [Esp.] 21.6.96).
diploma. ‘Título’. Aunque termina en -a, es masculino: el diploma.
diputado -da. ‘Persona elegida como representante en una cámara legislativa’. El femenino
es diputada ( GÉNERO2, 3a): «Maricela fue diputada local por el PRI» (Proceso [Méx.]
22.12.96). No debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: la diputado.
director -ra. 1. ‘Que dirige’. Referido a persona, el femenino es directora y se usa
frecuentemente como sustantivo: «La directora comenzaba a recibir discretas presiones del
Ministerio de Educación» (Chavarría Rojo [Ur. 2002]); referido a cosa, el femenino
recomendado es directriz, aunque también se usa, y es válida, la forma directora: «Expuso
las líneas directrices de la política exterior norteamericana» (Abc [Esp.] 2.11.86); «Para
cumplir una función directora [...] se necesita, además, una propuesta positiva» (Ynduráin
Clasicismo [Esp. 2000]). No debe usarse el femenino directriz referido a sustantivos
masculinos: «Aparecen las primeras logias [...], con un pensamiento directriz» (Ferla
Drama [Arg. 1985]).
2. El femenino directriz se usa, además, como sustantivo con el sentido de ‘instrucción o
norma general’: «El Reino Unido aplica las directrices comunitarias sobre limitación de las
emisiones de contaminantes» (Pardo Fuentes [Esp. 1993]); y, en geometría, ‘línea o figura
que determina las condiciones de generación de otra’: «Si la directriz es una curva cónica,
se generará un cilindro» (Ferrer Dibujo [Esp. 1997]).
directriz.  director, 1 y 2.
discente. ‘Que recibe enseñanza’: «Suspensión de los cursos e inmediata dispersión de
todos sus docentes y discentes» (Laín Descargo [Esp. 1976]). No debe confundirse con
dicente (‘que dice’;  decir, 6).
discernir. 1. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 29).
2. Con el sentido de ‘diferenciar’, normalmente se usa como transitivo y suele ir
acompañado de un complemento introducido por de: «Algunas [mujeres] poseen cierto
gusto [...] e incluso son capaces de discernir lo artístico DE lo espurio» (Alou Aportación
[Esp. 1991]). Pero también puede usarse como intransitivo: «Mintieron porque habían
dejado de discernir entre mentira y verdad» (Martínez Evita [Arg. 1995]).
3. Cuando significa ‘percibir con claridad’, es transitivo: «Bastó un solo parpadeo de esos
ojos expresivos para que Mario discerniera la tristeza tras la cordialidad» (Skármeta
Cartero [Chile 1986]).
(disco) compacto. Equivalente español del inglés compact (disc), que designa el disco
óptico que permite almacenar gran cantidad de información acústica o visual. Puede usarse
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
133
la expresión completa o solo el término compacto: «El disco compacto ha supuesto una
mejora de la calidad de sonido» (Cebrián Información [Esp. 1995]); «La orquesta de
guitarras presentará en breve su compacto con piezas de repertorio» (Proceso [Méx.]
29.9.96). Debe evitarse, por innecesario, el uso en español del anglicismo crudo compact
(disc). Con igual sentido se emplean la sigla CD o el sustantivo cedé ( CD) y también, en
el caso de discos que almacenan información visual además de acústica, CD-ROM o
cederrón ( CD-ROM). Para designar el aparato que permite reproducir los discos
compactos, se emplea la expresión reproductor o lector de (discos) compactos y también,
abreviadamente, CD o cedé: Me han regalado un CD portátil.
discordar. 1. ‘No estar de acuerdo o no armonizar’. Verbo irregular: se conjuga como
contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
2. Suele llevar un complemento precedido de con o, más raramente, de: «No se conocían de
ellos historias de amoríos ni hecho alguno que discordase CON la dorada mediocridad de su
vida campesina» (GmzOjea Cantiga [Esp. 1982]); «Olivi también discuerda DE muchos
espirituales EN la cuestión de la validez de la renuncia de San Pedro Celestino V» (PMartí
Visionarios [Esp. 1930]). Como se ve en este último ejemplo, a veces lleva también un
complemento con en, que expresa aquello en lo que no se está de acuerdo.
discursión.  discusión.

discusión. ‘Acción y efecto de discutir’: «Podríamos entrar en una discusión filosófica
sobre la justificación del pago de intereses» (Barrantes Análisis [Perú 1993]). Es incorrecta
la forma discursión, debida probablemente al cruce con discurso (sustantivo derivado del
verbo discurrir).
disentir. 1. ‘No estar de acuerdo con alguien o algo’. Verbo irregular: se conjuga como
sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
2. Suele llevar un complemento introducido por de: «Cossío disiente rotundamente DE las
opiniones apuntadas» (Tapia Toreo [Esp. 1992]). No debe utilizarse con para introducir este
complemento: «Emilio Oliva [...] disentía CON el presidente» (País [Esp.] 2.6.88). Puede
llevar, además, otro complemento introducido por en, que expresa el punto concreto de
desacuerdo: «EN esto disiento del profesor Alonso Montero» (País [Esp.] 1.2.85).
disfagia.  -fagia.
disimular. Como transitivo, ‘ocultar [lo que se piensa o se siente realmente]’: «Debe hacer
grandes esfuerzos para disimular el miedo» (Nacional [Ven.] 19.1.97); y ‘ocultar o hacer
menos visible [algo o a alguien]’: «Levantó la tabla del cuarto de la biblioteca que
disimulaba la entrada hacia un compartimiento secreto» (Chao Altos [Méx. 1991]). Como
intransitivo, ‘fingir desconocimiento o indiferencia ante algo’: «¿De qué conquistas
hablas? No disimules... Me consta que las has tenido» (BVallejo Música [Esp. 1989]). No
debe confundirse con simular (‘hacer parecer real [lo que no lo es]’;  simular, 2):

«Heroínas que mueren al mismo tiempo de amor y de curiosos males, representadas por
obesas artistas que mal pueden disimular tisis» (Clarín [Arg.] 20.2.97).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
134
disminuir(se). 1. Como transitivo, ‘hacer menor’ y, como intransitivo, pronominal o no,
‘hacerse menor’. Verbo irregular: se conjuga como construir  APÉNDICE 1, n.º 25). Su
participio, disminuido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. Como intransitivo lo normal es usarlo como no pronominal: «Su poder de concentración
disminuía año tras año» (GaMárquez Amor [Col. 1985]); no obstante, en el español de
América no es infrecuente su uso como intransitivo pronominal: «Mientras por una parte va
sufriendo una erosión y se disminuye, por otra va creando y crece» (Otero Temporada
[Cuba 1983]). Puede ir acompañado de un complemento encabezado por en o de, que
expresa el aspecto en que se disminuye: «Mi mano disminuye DE tamaño al contacto directo
con los enanos» (JmnzEmán Tramas [Ven. 1991]); «Su voz va disminuyendo EN volumen y
claridad hasta convertirse en un balbuceo imperceptible» (Navajas Agonía [Col. 1977]).
Cuando el complemento es una expresión cuantitativa, puede ir o no precedido de la
preposición en: «La producción de huevos ha disminuido EN un 20% por efecto del calor»
(Mundo [Esp.] 23.8.95); «Las ventas a particulares disminuyeron un 33%» (Vanguardia
[Esp.] 2.8.95).
disolver(se). 1. ‘Deshacer(se)’. Verbo irregular. Se conjuga como mover 
APÉNDICE 1,
n.º 41). Su participio es también irregular: disuelto.
2. Este verbo transitivo se construye a menudo con un complemento encabezado por las
preposiciones en o con: «Lo disolvía EN agua de rosas» (Vicent Balada [Esp. 1987]); «La
disolvemos [la resina] CON nitro al 50%» (Lastra Restaurar [Esp. 1999]).
disonar. 1. ‘Sonar mal’, ‘resultar chocante o extraño’ y ‘estar en desacuerdo’. Verbo
irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
2. Cuando significa ‘estar en desacuerdo’ suele llevar un complemento introducido por de:
«Las dos voces del actor, la grabada y la viva, disuenan, se desencuentran» (País [Esp.]
1.4.85); «Abundan los hechos que disuenan DE una interpretación asociacionista estricta»
(Pinillos Psicología [Esp. 1975]).
displacer.  desplacer.
disponer(se). 1. ‘Poner(se) o colocar(se)’, ‘mandar u ordenar’, ‘preparar(se)’, ‘tener’ y
‘servirse de alguien o algo’. Verbo irregular: se conjuga como poner  APÉNDICE 1, n.º
47). El imperativo singular es dispón (tú) y disponé (vos), y no dispone.
2. Cuando significa ‘preparar(se)’, es transitivo y funciona a menudo con complemento
directo reflexivo, caso en el que va seguido de una subordinada de infinitivo introducida por
la preposición a (disponerse a + infinitivo, ‘prepararse para hacer algo, especialmente de
modo inmediato’): «El Lentes se dispuso A manipular la cerradura» (MDíez Fuente [Esp.
1986]). En ningún caso debe suprimirse la preposición: «Castro se puede dar el lujo de
controlar lo que Aznar haga o se disponga hacer con respecto a su régimen» (Américas
[EE. UU.] 21.4.97).
3. Cuando significa ‘tener algo’ y ‘servirse de alguien o algo con total libertad’, funciona
como intransitivo no pronominal y va seguido de un complemento introducido por la
preposición de: «Ni siquiera disponía DE un lugar para instalarse» (Chávez Batallador
[Méx. 1986]); «Esta es la casa de mi madre, dispongo DE ella porque no está mi familia»
(Canto Ronda [Arg. 1980]). En ningún caso debe suprimirse la preposición, algo que
idebidamente se hace cuando, con los sentidos indicados, este verbo es el núcleo de una
oración de relativo: «Le cortaron las líneas de teléfono QUE dispone para comunicarse con
su familia» (Razón [Esp.] 21.1.02); debió decirse las líneas [...] DE QUE dispone.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
135
disque.  dizque.

distender(se). ‘Aflojar(se) o relajar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como entender 
1, n.º 31). Es incorrecto adscribir este verbo a la tercera conjugación y emplear el
infinitivo distendir, que produce formas como distendimos, distendís (vos / vosotros), en
lugar de distendemos, distendés (vos) y distendéis (vosotros), en el presente de indicativo;

distendiré, distendirás, etc., en lugar de distenderé, distenderás, etc., en el futuro simple o
futuro de indicativo; distendiría, distendirías, etc., en lugar de distendería, distenderías,
etc., en el condicional simple o pospretérito; y distendí (vos), distendid (vosotros), en
lugar de distendé y distended, en el imperativo.
APÉNDICE
distraer(se). 1. ‘Desviar o apartar [algo] de su sitio’, ‘divertir(se) o entretener(se)’ y
‘desviar, o perder, la atención’. Verbo irregular: se conjuga como traer  APÉNDICE 1, n.º
58).
2. Con los dos últimos sentidos indicados, es un verbo de «afección psíquica»; por ello,
dependiendo de distintos factores ( LEÍSMO, 4a), el complemento de persona puede
interpretarse como directo o como indirecto: «Con un rápido poder de persuasión LO
distraía y le quitaba la pistola» (Rossi María [C. Rica 1985]); «Los ágiles caballos, los
oblicuos alfiles y la reina todopoderosa LE distraían» (Ribeyro Geniecillos [Perú 1983]).
distribuir(se). ‘Repartir(se)’. Verbo irregular: se conjuga como construir  APÉNDICE 1,
n.º 25). Su participio, distribuido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
divertir(se). 1. ‘Entretener(se) o recrear(se)’. Verbo irregular: se conjuga como sentir 
1, n.º 53).
2. Por tratarse de un verbo de «afección psíquica», dependiendo de distintos factores (
LEÍSMO, 4a), el complemento de persona puede interpretarse como directo o como indirecto:
«Como es tan gracioso, LOS divierte bastante» (Armas Barbuchín [Guat. 1965]); «A mi
padre LE divierte y la deja seguir hablando» (Guido Invitación [Arg. 1979]).
APÉNDICE
dizque. En el español de amplias zonas de América sigue vigente el uso de esta expresión,
procedente de la amalgama de la forma apocopada arcaica diz (‘dice’, tercera persona del
singular de presente de indicativo del verbo decir) y la conjunción que. Se usa normalmente
como adverbio, con el sentido de ‘al parecer o supuestamente’: «Eran protestantes dizque
muy civilizados» (Azuela Casa [Méx. 1983]); «El otro día se estaba rasgando este maldito
las vestiduras porque dizque unos sicarios habían matado a un senador de la República»
(Vallejo Virgen [Col. 1994]). También se emplea como adjetivo invariable, antepuesto
siempre al sustantivo, con el sentido de ‘presunto o pretendido’: «Frente al prócer se alzaba
en su desmesura idiota el tren elevado, el dizque metro, inacabado» (Vallejo Virgen [Col.
1994]); «Mandonea fanfarrón el dizque actuario, ahuecando la voz para que suene
solemne» (Hayen Calle [Méx. 1993]). En la forma de este adverbio ya se incluye la
conjunción que, por lo que no es necesaria su repetición, como hacen algunos hablantes al
interpretar erróneamente que dizque equivale a dicen: «Al preguntarle un amigo [...] cómo
estaba, dizque QUE le contestó: ―envejeciendo dulcemente‖» (Tiempo [Col.] 1.7.98).
Aunque aún se documenta la grafía en dos palabras diz que, es siempre preferible la grafía
simple dizque. No se considera correcta la grafía disque, que traslada a lo escrito la
pronunciación seseante. En ciertas zonas de Venezuela se usa coloquialmente la variante
ique, y en el habla rural de México, con el mismo sentido, se emplea la expresión quesque
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
136
(amalgama de que es que): «Ya sabía que ibas a venir, me lo dijo Pancho, quesque a buscar
trabajo» (Santander Corrido [Méx. 1982]).
do. ‘Nota musical’.  PLURAL, 1l y MAYÚSCULAS, 5.2.
doblez. Aunque se documenta su uso indistinto en ambos géneros, es palabra
mayoritariamente masculina cuando significa ‘parte que se dobla o pliega de una cosa’ y
‘señal dejada por un pliegue’: «¿Qué habría dentro de aquel doblez de la tela?» (González
Dios [Méx. 1999]); y femenina cuando significa ‘hipocresía o falsedad’: «La mentira, la
doblez, la manipulación y la amenaza desvirtúan la primitiva oferta» (Salarrullana Sectas
[Esp. 1990]).
doler(se). 1. ‘Causar o hacer sentir dolor’ y ‘sentir o manifestar dolor o queja por algo’.
Verbo irregular: se conjuga como mover  APÉNDICE 1, n.º 41).
2. Con el primer sentido indicado, es intransitivo no pronominal y se construye normalmente
con un complemento indirecto de persona: «A Sandra LE dolía el estómago» (Bryce Vida
[Perú 1981]); es incorrecto usar la(s) cuando el referente es femenino ( LAÍSMO): LA
duele que te vayas sin despedirte.
3. Con el segundo sentido indicado, es intransitivo pronominal y lleva un complemento
precedido de la preposición de, que expresa la causa del dolor: «Lleva la ropa hecha trizas,
el pelo revuelto y se duele DE los riñones» (Herrera Cero [Esp. 1976]); «Montúfar se duele
DE que el Gobierno de Carrera no haya lamentado la muerte de Larreinaga» (Hora [Guat.]
8.4.97).
domo. ‘Cúpula’: «Se acercó con Eva a los grandes ventanales para ver llegar el rosicler del
alba sobre el domo del Congreso» (Posse Pasión [Arg. 1995]). Es masculino, como el
francés dôme, voz de la que deriva. A veces se emplea, indebidamente, como sinónimo de
catedral, por influjo del italiano duomo: el domo de Milán.
dormir(se). ‘Quedarse dormido o hacer que [alguien] se quede dormido’. Verbo irregular:
v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 30).
dote. Cuando significa ‘conjunto de bienes aportados por la mujer al matrimonio o por la
religiosa al convento’, es válido su uso en ambos géneros, aunque hoy predomina
claramente el femenino, que es, además, el género etimológico: «La dote nupcial de las
georgianas incluía un tablero de ajedrez» (País [Esp.] 1.10.85). Cuando significa ‘cualidad
personal’ es siempre femenino y se emplea normalmente en plural: «Posee unas dotes de
comunicador innegables» (Díez Hombres [Esp. 1995]).
duda. 1. ‘Estado de indecisión’ y ‘cosa que provoca duda o la implica’. Este sustantivo
femenino forma parte, en singular o en plural, de diversas locuciones. Así, se usa
normalmente en singular en sin duda (‘con toda seguridad’): «Sin duda, todo recuerdo es
doloroso» (Ocampo Cornelia [Arg. 1988]); estar fuera de duda (‘ser seguro o indiscutible’):
«La oportunidad de la consulta está fuera de duda» (Vanguardia [Esp.] 16.9.95); y en no
caber (o haber) duda ( 2): «No cabe duda de que Khamuas lo conocía» (Mujica
Escarabajo [Arg. 1982]); «Einstein estaba equivocado, no había duda» (Villorio Noche
[Méx. 1980]). Se emplea normalmente en plural en las expresiones estar hecho un mar de
dudas (‘dudar mucho o tener muchas dudas’): «Porque estoy hecha un mar de dudas»
(Alviz Son [Esp. 1982]); y en la expresión, propia del español de varios países de América,
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
137
por (si) las dudas (‘por si acaso’): «Sospecho que no lo hizo adrede, pero por si las dudas,
todos nos volvimos para ver a papá» (Alatriste Vivir [Méx. 1985]); «El gaucho se persigna
por las dudas» (Ocampo Testimonios [Arg. 1977]). Esta distribución refleja el uso
mayoritario, lo que no implica que no se documenten, en algunas de estas locuciones, usos
contrarios a la tendencia mayoritaria, que no hay por qué considerar incorrectos: «Todo
aquello no era más que una estúpida broma urdida, sin dudas, por alguna de las dos
pequeñas arpías» (Andahazi Piadosas [Arg. 1999]); «La eficacia conseguida con este
sistema está fuera de dudas» (Bueno Libro [Esp. 1992]); «No había dudas de que este modo
de vida era su destrucción» (Padilla Jardín [Cuba 1981]); «Acerca de su gravedad no me
cabían dudas» (Aldecoa Mujeres [Esp. 1994]).
2. no caber (o no haber) duda. Se trata de locuciones sinónimas, que significan ‘ser algo
absolutamente cierto o indiscutible’. Ambas se construyen con un complemento precedido
de la preposición de, que expresa aquello sobre lo que se tiene absoluta certeza, y que a
menudo se omite por consabido. A veces, estas locuciones llevan incrementos enfáticos (la
menor duda, ninguna duda, etc.): «No necesita reír para probarme que es inteligente,
Williams. No me cabe la menor duda DE ello» (Vilalta Historia [Méx. 1978]); «¿Y llegará
a ser una pianista excelsa? DE eso no hay la menor duda» (Piñera Niñita [Cuba 1992]).
Ha de evitarse en la lengua culta la supresión de la preposición de que debe preceder al
complemento: «Luis es un golfo, eso no cabe duda» (FnGómez Bicicletas [Esp. 1982]);
debió decirse DE eso no cabe duda. Esta supresión indebida es especialmente frecuente
cuando el complemento es una oración subordinada introducida por la conjunción que (
QUEÍSMO, 1g ): «¿Acaso hay duda QUE fue torturada?» (Caretas [Perú] 4.9.97); «No cabe
duda QUE la paz engendra riqueza» (Hora [Guat.] 8.4.97); debió decirse acaso hay duda DE
QUE y no cabe duda DE QUE, respectivamente.
duermevela. ‘Sueño ligero’. Es válido su uso en ambos géneros: «Pasó varias horas en
una agitada duermevela» (Contreras Nadador [Chile 1995]); «En su angustioso duermevela
atribuía la desgracia de la enfermedad a un castigo divino» (MñzMolina Sefarad [Esp.
2001]).
duodécimo -ma. 1. Como adjetivo ordinal significa ‘que sigue inmediatamente en orden al
undécimo’: «Era la noche de mi duodécimo cumpleaños» (Campos Desierto [Esp. 1990]).
Esta es la forma etimológica y la preferida en el uso culto, aunque hoy es muy frecuente la
forma analógica decimosegundo (o décimo segundo), también válida ( ORDINALES, 2c y
3).
2. El ordinal duodécimo puede funcionar asimismo como numeral fraccionario, con el
sentido de ‘doceavo’ ( FRACCIONARIOS, 2): «Unidad inglesa de medida que equivale a la
duodécima parte del pie: pulgada» (Ramírez Baile [Nic. 1995]). Esto no significa que el
fraccionario doceavo pueda, a la inversa, funcionar como ordinal; no debe decirse, pues, el
doceavo piso, sino el duodécimo piso ( FRACCIONARIOS, 5).
ebrio -bria. 1. ‘[Persona] que está bajo los efectos de un consumo excesivo de alcohol’:
«Yo no dejaba de reír, estaba completamente ebria» (Villena Burdel [Esp. 1995]); «La
gente bebía vino sin limitarse, no faltaba un ebrio que recitara versos de Neruda»
(Jodorowsky Danza [Chile 2001]). Es incorrecto su uso como sinónimo de alcohólico
(‘persona adicta al alcohol’): «La falta de consumo de alcohol en algunos ebrios está
causando el síndrome de abstinencia» (Hoy [El Salv.] 6.10.00).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
138
2. También significa, en sentido figurado, ‘poseído o trastornado por una fuerte emoción’,
con un complemento introducido por de que indica la causa del trastorno: «Estaba ebrio DE
victoria» (Borges Libro [Arg. 1975]).
eclesial. ‘De la Iglesia en general, entendida como el conjunto de todos los fieles’: «Juan
Pablo II presentó su acción [la de una católica seglar malgache] como un modelo del papel
de la mujer en la vida eclesial» (Abc [Esp.] 1.5.89). Aunque de significado próximo, no es
sinónimo de eclesiástico (‘del clero’;  eclesiástico).
eclesiástico -ca. Como adjetivo, ‘de la Iglesia en cuanto organización, entendida como el
conjunto de las personas que pertenecen al clero’: «El respaldo eclesiástico fue bien
recibido por el Gobierno» (Clarín [Arg.] 2.4.97); como sustantivo masculino, ‘hombre que
ha recibido las órdenes sagradas’: «El acto manual había sido concebido por Dios para
indemnizar a los eclesiásticos por el voto de castidad» (VLlosa Tía [Perú 1977]). En su uso
adjetivo, aunque de significado próximo, no es sinónimo de eclesial (‘de la Iglesia como el
conjunto de todos los fieles’;  eclesial).
eclipse. ‘Ocultación total o parcial de un astro por interposición de otro cuerpo celeste’:
«Seres temibles bajaban a la Tierra durante los eclipses solares» (Ruz Mayas [Méx. 1981]).
Es masculino y no debe confundirse con los femeninos elipse (‘figura geométrica curva’; 
elipse) y elipsis (‘eliminación de alguna parte del discurso’;  elipsis).
ecto-. Elemento compositivo prefijo que significa ‘fuera o exterior’: ectodermo,
ectoparásito, ectoplasma. Es incorrecto escribir con h- las palabras formadas con este
elemento compositivo, confundiéndolo con hecto- (‘cien’;  hecto-).
edecán. En México y algunos países del área centroamericana, ‘persona contratada para dar
información y ayudar a los participantes de congresos, exposiciones, etc.’. Es común en
cuanto al género (el/la edecán;  GÉNERO2, 1a): «La edecán se acercó a mí para darme
papel y lápiz» (Cuauhtémoc Grito [Méx. 1992]).
edema. ‘Hinchazón de una parte del cuerpo causada por acumulación de líquidos’. Es voz
masculina, a pesar de su terminación: «Sobre los tobillos, un edema azulado y volcánico
parecía a punto de estallar» (Martínez Evita [Arg. 1995]). No debe confundirse con enema
(‘lavativa’;  enema).
edil. ‘Miembro de una corporación municipal’. Por su terminación, es común en cuanto al
género (el/la edil;  GÉNERO, 1a y 3i): «La edil expuso que el bloque radical pretende
conocer si las tierras del nuevo basural son públicas o privadas» (Provincia [Arg.]
29.4.97). En algunos países de América, como el Uruguay, se ha asentado, en el uso culto, el
femenino específico edila: «Ana de Armas, edila del Foro Batllista, ratificó, en parte, las
sospechas de Trigo» (País [Ur.] 18.6.01).
edila.  edil.
editorial. Cuando significa ‘artículo no firmado que expresa la opinión de la dirección de un
periódico’, es masculino: «Hay que destacar el editorial de primera página que ayer
escribió Le Monde» (País [Esp.] 2.2.84). Es femenino, en cambio, cuando significa ‘casa
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
139
editora’: «Algunas editoriales han publicado trabajos relacionados con este tema» (Cabezas
Entomología [Méx. 1996]).
efeméride. efemérides, 2.
efemérides. 1. Como sustantivo femenino plural (las efemérides), significa ‘relación de los
hechos notables ocurridos cada día’ y, en astronomía, ‘conjunto de tablas que indican la
posición que ocupan cada día el Sol, la Luna y los planetas’: «No la he visto tampoco citada
[esta batalla] en las efemérides de los almanaques de pared» (Palacio Novela [Esp. 1921]);
«Las posiciones de los astros ―móviles‖ siempre se conocen situándolos sobre los mapas
mediante las coordenadas que facilitan las efemérides» (Oliver Astrónomo [Esp. 1992]).
2. El plural efemérides se usa frecuentemente para referirse al conjunto de hechos notables
que merecen recordarse y celebrarse cada vez que se cumple su aniversario: «Amenizaba las
veladas de Palacio con poemas cívicos que celebraban con exaltación las efemérides
patrias» (Pitol Juegos [Méx. 1982]). Cuando se hace referencia a uno solo de estos hechos,
o a su conmemoración, corresponde usar el singular efeméride: «Hace 30 años [...] nacía la
radiodifusión española. [...] Una serie de actos quieren darle realce a tan esperada
efeméride» (Díaz Radio [Esp. 1992]). No obstante, hoy es muy frecuente, y se considera
válido, el empleo de efemérides como forma de singular (la efemérides): «Aquella
efemérides fue recordada con una sesión solemne bajo la presidencia de S. M. el Rey D.
Alfonso XIII» (Torroja Obra [Esp. 1984]).
3. Esta voz ha de referirse siempre a un hecho notable acaecido en el pasado, cuya
conmemoración se celebra en el presente; por tanto, no es correcto su empleo con el sentido
de ‘hecho notable o destacado que se acaba de producir’: «Envuelto en los ecos del
escándalo, casi pasó inadvertida la efemérides de que Valdano dispuso, por vez primera, de
toda su artillería» (Vanguardia [Esp.] 24.10.94).
efigie. ‘Imagen o representación, normalmente de una persona’: «En mayo circulará el
nuevo billete de cinco mil pesos, el que llevará la efigie de Gabriela Mistral» (Hoy [Chile]
7.13.01). No debe confundirse con esfinge (‘ser fabuloso, mitad humano y mitad león’; 
esfinge).
efluente.  efluir, 2.
efluir. 1. Dicho de un líquido o de un gas, ‘fluir o escaparse hacia el exterior’. Verbo
irregular: se conjuga como construir ( APÉNDICE 1, n.º 25). Su participio, efluido, se
escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. El adjetivo correspondiente es efluente (‘que efluye’), voz que se emplea normalmente
como sustantivo, con el sentido de ‘caudal de agua residual que sale de una planta
industrial’. Esta forma procede del latín effluens, -entis (participio de presente del verbo
effluere): «Fue puesto en marcha ayer un nuevo y moderno equipo de tratamiento de
efluentes en las instalaciones de la futura planta de preprocesamiento de líquidos
cloacales» (Nueva Provincia [Arg.] 8.3.97). A diferencia de lo que ocurre con los adjetivos
derivados de otros compuestos de fluir ( confluir, influir), no se ha generalizado en el uso
la variante efluyente, que, por tanto, debe ser evitada.
efluyente.  efluir, 2.

DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
140
el. 1. Artículo determinado, también llamado definido. Antecede siempre al sustantivo y su
función principal es asociar el contenido semántico de este con un referente concreto,
consabido por los interlocutores: El cartero ha pasado hoy un poco más tarde; o con un
referente genérico: El cerdo es un animal doméstico. Se trata de una palabra átona, que se
escribe, por tanto, sin tilde, a diferencia del pronombre personal él, que es tónico y se
escribe con tilde ( TILDE2, 3): Él me dijo que vendría. En español, el artículo presenta
variación de género y número; estas son sus formas: el, la (masculino y femenino singular,
respectivamente), los y las (masculino y femenino plural, respectivamente). Hay que
señalar, no obstante, que la forma el es, en determinados casos y por herencia histórica, una
variante del artículo femenino la ( 2.1). Por su parte, lo suele considerarse como artículo
neutro por su capacidad de sustantivar adjetivos y determinadas oraciones de relativo: lo
malo, lo que está mal; para muchos lingüistas se trata, en cambio, de un pronombre.
2. Uso ante sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica.
2.1. El artículo femenino la toma obligatoriamente la forma el cuando se antepone a
sustantivos femeninos que comienza por /a/ tónica (gráficamente a- o ha-), con muy pocas
excepciones ( 2.3); así decimos el águila, el aula o el hacha (y no la águila, la aula o

la hacha). Aunque esta forma es idéntica a la del artículo masculino, en realidad se trata, en
estos casos, de una variante formal del artículo femenino. El artículo femenino la deriva del
demostrativo latino illa, que, en un primer estadio de su evolución, dio ela, forma que, ante
consonante, tendía a perder la e inicial: illa > (e)la + consonante > la; por el contrario, ante
vocal, incluso ante vocal átona, la forma ela tendía a perder la a final: illa > el(a) + vocal >
el; así, de ela agua > el(a) agua > el agua; de ela arena > el(a) arena > el arena o de ela
espada > el(a) espada > el espada. Con el tiempo, esta tendencia solo se mantuvo ante
sustantivos que comenzaban por /a/ tónica, y así ha llegado a nuestros días. El uso de la
forma el ante nombres femeninos solo se da cuando el artículo precede inmediatamente al
sustantivo, y no cuando entre ambos se interpone otro elemento: el agua fría, pero la mejor
agua; el hacha del leñador, pero la afilada hacha. En la lengua actual, este fenómeno solo
se produce ante sustantivos, y no ante adjetivos; así, aunque en la lengua medieval y clásica
eran normales secuencias como el alta hierba o el alta cumbre, hoy diríamos la alta hierba
o la alta cumbre: «Preocupa la actitud de la alta burocracia» (Tiempos [Bol.] 11.12.96).
Incluso si se elide el sustantivo, sigue usándose ante el adjetivo la forma la: «La Europa
húmeda [...] no tiene necesidad de irrigación, mientras que la árida, como España, está
obligada a hacer obras» (Tortolero Agua [Méx. 2000]). Ante sustantivos que comienzan por
/a/ átona se usa hoy, únicamente, la forma la: la amapola, la habitación. Ha de evitarse, por
tanto, el error frecuente de utilizar la forma el del artículo ante los derivados de sustantivos
femeninos que comienzan por /a/ tónica, cuando esa forma derivada ya no lleva el acento en
la /a/ inicial; así, debe decirse, por ejemplo, la agüita, y no el agüita. Este mismo error debe
evitarse en el caso de sustantivos femeninos compuestos que comienzan por /a/ átona, pero
cuyo primer elemento, como palabra independiente, comienza por /a/ tónica; así, por
ejemplo, debe decirse la aguamarina, y no el aguamarina ( aguamarina).
2.2. La fuerte asociación que los hablantes establecen entre la forma el del artículo y el
género masculino unida al hecho de la apócope frecuente de las formas femeninas del
indefinido uno y sus compuestos alguno y ninguno ante sustantivos femeninos que
comienzan por /a/ tónica: un alma, algún hada, ningún arma ( uno, alguno, ninguno)
provoca, por contagio, que se cometa a menudo la incorrección de utilizar las formas
masculinas de los demostrativos este, ese y aquel delante de este tipo de sustantivos: este
agua, ese hacha, aquel águila, cuando debe decirse esta agua, esa hacha, aquella águila.
El contagio se extiende, en el habla descuidada, a otro tipo de adjetivos determinativos,
como todo, mucho, poco, otro, etc.: «¿Y es cierto que tenés mucho hambre?» (Puig Beso
[Arg. 1976]), en lugar de MUCHA hambre; «El balón viajó por todo el área» (Mundo [Esp.]
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
141
30.10.95), en lugar de TODA el área; «Se ponen a hervir las patatas, la verdura y el bacalao
[...], todo ello en poco agua para que quede el caldo espeso» (Vergara Comer [Esp. 1981]),
en lugar de POCA agua. Hay que tener presente que el empleo de la forma el del artículo no
convierte en masculinos estos sustantivos, que siguen siendo femeninos y, por consiguiente,
exigen la concordancia en femenino de los adjetivos a ellos referidos; así pues, debe decirse
el águila majestuosa (y no el águila majestuoso), el acta constitutiva (y no el acta
constitutivo), etc. El uso erróneo de la forma masculina del adjetivo es más frecuente, pero
igualmente inadmisible, cuando el adjetivo va antepuesto al sustantivo: «El nombre de I.A.,
sugerido por McCarthy para designar a la nueva ciencia, quedó asociado firmemente con el
nuevo área de investigación» (VV. AA. Sociedad [Esp. 1990]); debió decirse la nueva área
de investigación.
2.3. Hay algunas excepciones al uso de la forma el del artículo ante sustantivos femeninos
que comienzan por /a/ tónica. A este respecto ha de tenerse en cuenta lo siguiente:
a) Se usa la y no el ante los nombres de las letras a, hache y alfa: «La p con la a, pa» (País
[Esp.] 1.6.00); «La hache es muda» (Miguel Perversión [Esp. 1994]); Apretando estas tres
teclas se obtiene la alfa con iota suscrita; ante los nombres propios de mujer, cuando llevan
artículo ( 4): «Era la Ana de los días gloriosos» (Aguilera Caricia [Méx. 1983]); y ante
las siglas, cuando el núcleo de la denominación no abreviada (normalmente, la palabra
representada por la primera letra de la sigla) es un sustantivo femenino que no comienza por
/a/ tónica: «La APA [=Asociación de Padres de Alumnos] ha tomado esta decisión» (Mundo
[Esp.] 1.3.94), ya que asociación es un sustantivo femenino cuya /a/ inicial es átona.
b) En el caso de los sustantivos que comienzan por /a/ tónica y designan seres sexuados, si
tienen una única forma, válida para ambos géneros, se mantiene el uso de la forma la del
artículo cuando el referente es femenino, ya que este es el único modo de señalar su sexo: la
árabe, la ácrata. Si se trata, en cambio, de sustantivos de dos terminaciones, una para cada
género, la tradición nos ha legado el uso de la forma el del artículo ante el nombre femenino,
como en el caso de ama o aya: «Ya vienen hacia ustedes el ama de llaves y dos mozos»
(Montaño Andanzas [Méx. 1995]); «La señora paseaba con el aya y el doncel don
Domènec, en las plácidas tardes de otoño» (Faner Flor [Esp. 1986]). Sin embargo, en los
sustantivos que, teniendo asimismo dos terminaciones, han comenzado a usarse solo
recientemente en femenino, los hablantes, de forma espontánea, tienden a usar la forma la
del artículo, pues se carece, en estos casos, de tradición heredada; es el caso de la palabra
árbitra ( árbitro, tra), con la que los hablantes usan, espontáneamente, la forma la y no el:
«Pitó sin dudar la árbitra principal, Marisol Contreras» (Universal.com [Ven.] 22.12.97);
«Pilar Guerra Lorenzo, la árbitra de 16 años que el pasado sábado fue agredida
salvajemente en Valladolid, [...] medita no volver a dirigir ningún partido» (País [Esp.]
4.2.99). Es muy probable que la razón de que los hablantes tiendan a decir,
espontáneamente, la árbitra (y no el árbitra) sea que, perdida ya toda conciencia de que la
forma el ante nombres femeninos procede, por evolución, de un femenino ela, en el sistema
actual, la forma el se asocia exclusivamente con el género masculino y la con el femenino;
quizá por ello, en los nuevos usos, cuando el sustantivo se refiere a seres sexuados, tiende a
rechazarse la aplicación de la antigua norma.
c) Cuando el artículo acompaña a topónimos femeninos que comienzan por /a/ tónica ( 5),
el uso es fluctuante. Con los nombres de continente se emplea la forma el: «Existen [...]
diferencias grandes entre el África, el Asia y la América Latina» (Tiempo [Col.] 4.9.97);
«Los pueblos del África subsahariana no habían desarrollado movimientos nacionalistas»
(Tusell Geografía [Esp. 1995]); en el caso de las ciudades o los países, en cambio, se emplea
con preferencia la forma la, que incluso forma parte del nombre propio en el caso de La
Haya: «El Tribunal de La Haya rechazó la apelación libia» (Expreso [Perú] 15.4.92); «En
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
142
la Ámsterdam lluviosa de ayer, este no era el único asunto» (Mundo [Esp.] 12.9.95); «Lo
expulsaron de la Austria católica» (Paso Palinuro [Méx. 1977]).
3. Uso ante posesivos. En el español general actual, no es normal, y debe evitarse, el empleo
del artículo ante determinantes posesivos prenominales, algo habitual en el español medieval
y que hoy se conserva en determinados dialectos y en el habla popular de ciertas zonas: «A
ese y a la su mujer los conocía mi Julio» (Quiñones Noches [Esp. 1979]); «Dos tiros tan
solo le pegaron, por el su lado izquierdo: uno por el su cuello, otro por la su oreja» (Vallejo
Virgen [Col. 1994]).
4. Uso con antropónimos. En la lengua culta, los nombres propios de persona se emplean
normalmente sin artículo: Juan es un tipo simpático; No he visto a María desde el mes
pasado. La anteposición del artículo, en estos casos, suele ser propia del habla popular: «Un
señor mayor chiquiaba mucho a la María» (Medina Cosas [Méx. 1990]). No obstante hay
zonas del ámbito hispánico, por ejemplo en Chile, donde esta anteposición se da también en
el habla culta, habitualmente en registros coloquiales y especialmente ante nombres de
mujer: «Creo que las mujeres siguen siendo estupendas periodistas. Está la Patricia
Verdugo, la Patricia Politzer» (Hoy [Chile] 8-14.12.97). La anteposición del artículo al
nombre propio es obligatoria cuando este se usa en plural, con finalidad generalizadora:
«Los Curros no tienen problemas y los Pacos sí» (Vanguardia [Esp.] 30.7.95); o cuando, en
singular, el nombre propio va seguido de complementos especificativos o lleva un
calificativo antepuesto: «El Pablo que yo conocía existió» (Pavlovsky Pablo [Arg. 1987]);
«Como decía el gran Antonio Mingote en cierta ocasión [...]: ―Al cielo, lo que se dice ir al
cielo, iremos los de siempre‖» (Ussía Tratado III [Esp. 1995]). Por otra parte, en todo el
ámbito hispánico es habitual que los apellidos de mujeres célebres vayan precedidos de
artículo: «La Caballé preparó un recital ―no demasiado largo‖» (Abc [Esp.] 14.10.86).
5. Uso con topónimos. Ciertos topónimos incorporan el artículo como parte fija e
indisociable del nombre propio, como ocurre en El Cairo, La Habana, La Paz, Las Palmas o
El Salvador. Muchos nombres de países, y el de algunos continentes, pueden emplearse con
o sin artículo, como es el caso de (el) Afganistán, (el) África, (la) Argentina, (el) Asia, (el)
Brasil, (el) Camerún, (el) Canadá, (el) Chad, (la) China, (el) Congo, (el) Ecuador, (los)
Estados Unidos, (la) India, (el) Líbano, (el) Pakistán, (el) Paraguay, (el) Perú, (el) Reino
Unido, (el) Senegal, (el) Uruguay, (el) Yemen, etc. La preferencia mayoritaria por el uso con
o sin artículo varía en cada caso, aunque con carácter general puede afirmarse que la
tendencia actual es a omitir el artículo. Por otra parte, los nombres de comarcas, ríos,
montes, mares y océanos van obligatoriamente introducidos por el artículo: la Amazonia, la
Mancha, el Orinoco, el Ebro, los Alpes, el Himalaya, el Mediterráneo, el Pacífico, etc. En
cuanto a si el artículo que acompaña a los topónimos se escribe con mayúscula o minúscula,
y a su comportamiento cuando va precedido de las preposiciones a y de,  MAYÚSCULAS,
3.2.7. Al igual que ocurre con los nombres propios de persona, los de lugar geográfico que
se usan normalmente sin artículo deben usarse obligatoriamente con él cuando llevan
complementos especificativos o van precedidos de calificativos: «Los visitantes europeos
[...] eran bien acogidos en el Buenos Aires del período independiente» (Guzmán País [Arg.
1999]); «El suelo ibérico se trasformará en puente de la vieja Europa con un mundo
insólito, rico en la variedad de sus tierras, productos y razas» (GaCortázar/GlzVesga
España [Esp. 1994]).
6. En cuanto a la escritura con mayúscula o minúscula del artículo antepuesto a
sobrenombres, apodos o seudónimos,  MAYÚSCULAS, 3.2.4.; y a apellidos, 
MAYÚSCULAS, 3.2.3.
7. Para las contracciones de preposición y artículo,  al y del.
8. Uso en expresiones partitivas. En las expresiones partitivas del tipo «la mayoría de, el
resto de, la mitad de, el x por ciento de, etc., + sustantivo», dicho sustantivo debe ir
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
143
necesariamente precedido de artículo (o de otro determinante): la mayoría de los alumnos,
la mitad de los lápices, el resto de sus hijos, el cuatro por ciento de los votantes, etc. En la
lengua cuidada debe evitarse la omisión del artículo en estos casos: «La mayoría de
productores los almacenan para la cosecha de primera» (Prensa [Nic.] 11.6.97); «La
mitad de usuarios de videotex, insatisfechos con el servicio» (Vanguardia [Esp.] 27.2.94).
electo -ta.  elegir, 2.
electromotor -ra, electromotriz.motor, 2.
elefante -ta. ‘Mamífero de gran tamaño y provisto de trompa’. Para designar
específicamente a la hembra, se usa la forma elefanta: «La elefanta, preñada, no podía parir
el elefantito» (Jodorowsky Danza [Chile 2001]).
elegir. 1. ‘Escoger’. Verbo irregular: se conjuga como pedir 
1, n.º 45). Se
escriben con g todas las formas de este verbo en las que el sonido /j/ aparece ante e o i: elige
(no elije), elegimos (no elejimos), etc.
2. El participio verbal es elegido, única forma que debe usarse en la formación de los
tiempos compuestos y de la voz pasiva: «Ellas han elegido conscientemente este estilo de
vida» (Fuller Dilemas [Perú 1993]); «La actriz Nuria Espert fue elegida ayer candidata
española al premio Mujer Europea 1988» (País [Esp.] 1.10.88). La forma electo (del part.
lat. electus), considerada tradicionalmente participio irregular de elegir, es un adjetivo que
significa ‘que ha sido elegido para una dignidad o cargo, y aún no ha tomado posesión’: «El
alcalde electo de Barcelona [...] perfila un equipo de gobierno monocolor» (Vanguardia
[Esp.] 16.6.95). Por lo tanto, no debe utilizarse este adjetivo para formar los tiempos
compuestos o la voz pasiva de elegir: «Fue electo alcalde un prestigioso general retirado»
(Clarín [Arg.] 13.11.00).
APÉNDICE
elipse. ‘Figura geométrica curva, en forma de circunferencia aplastada’: «La Tierra gira
alrededor del Sol según una órbita no circular, llamada eclíptica, que no es sino una elipse»
(Portillo Energía [Esp. 1985]). Es femenino y no debe confundirse con el también femenino
elipsis (‘eliminación de alguna parte del discurso’;  elipsis) ni con el masculino eclipse
(‘ocultación de un astro’;  eclipse).
elipsis. ‘Eliminación de alguna parte de un enunciado lingüístico o de un discurso narrativo’.
Es femenino y su plural es invariable ( PLURAL, 1f): «Mejía no entendió casi nada; lo
desorientaron las elipsis y la forma imprecisa en que le contaron los hechos» (Consiglio
Bien [Arg. 2002]). No debe confundirse con el también femenino elipse (‘figura geométrica
curva’;  elipse) ni con el masculino eclipse (‘ocultación de un astro’;  eclipse).
elocución. ‘Modo de hablar o expresarse’: «Hablaba sin apresurarse, con una cadencia
que, sumada a su limpia elocución, resultaba arrulladora» (VLlosa Fiesta [Perú 2000]);
con este sentido puede usarse asimismo el término locución ( locución). Significa también
‘acto de habla o expresión oral’: «Se congregaban para oír la fulgurante, velocísima, casi
explosiva elocución de un pensamiento» (Laín Descargo [Esp. 1976]). No debe confundirse
con alocución (‘discurso breve’;  alocución).
embarnecer. ‘Engordar’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º
18).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
144
embebecer(se). 1. ‘Entretener(se) o embelesar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18): «Se embebecía contemplando aquellas figuras tan
monas» (Galdós Fortunata [1885-87]). Este verbo del que hoy se usa sobre todo su
participio embebecido (‘embelesado’) suele construirse con un complemento precedido de
en o, menos frecuentemente, con, que expresa lo que motiva el embelesamiento: «Allí, en el
corredor y embebecido EN la contemplación del andén, veía a Ruiz Alonso» (Rojas Hidalgo
[Esp. 1980]); «Se deleitaba y embebecía CON las canciones eróticas y quejumbrosas de los
trovadores» (PBazán San Francisco [Esp. 1903]).
2. Aunque procede de embeber(se) y, en su uso pronominal, los significados de estos dos
verbos están próximos, no son sinónimos y no deben confundirse ( embeber(se), e).
embeber(se). En la lengua general, se usa, básicamente, con los sentidos siguientes:
a) ‘Absorber [un líquido]’: «El papel, al embeberla [la grasa], puede incendiarse» (Pirolo
Microondas [Arg. 1989]).
b) ‘Empapar’: «El continuo goteo embebe los gruesos colchones de musgos que tapizan el
suelo» (Biológica [Esp.] 9.98); «Le taparon la cara con un pañuelo embebido EN un líquido
glacial» (GaMárquez Años [Col. 1967]). Como se ve en el último ejemplo, cuando el sujeto
no es el líquido, este se expresa normalmente mediante un complemento introducido por la
preposición en, aunque también se admite el uso de con o de: «Si los hongos han penetrado
el material, se embebe CON abundante líquido fungicida» (Silberman Pintor [Arg. 1985]);
«Dicho tubo está cerrado por su parte inferior por un tapón [...] de arcilla embebida DE una
solución de NaCl» (PSuñer/Rodrigo Fisiología [Esp. 1956]).
c) ‘Introducir(se) o incluir(se) [una cosa] en otra’: «No existe tampoco el peligro de la
formación de incrustaciones ni depósitos de lino en las tuberías, embebidas en el hormigón»
(Cusa Energía [Esp. 1988]).
d) ‘Absorber toda la atención o el interés [de alguien]’: «Había conocido el latido de una
sensualidad que me embebía» (Armas Madrid [Esp. 1994]).
e) Como pronominal, ‘sumergirse completamente en algo, dedicando a ello toda la atención
o el interés’. Se construye con un complemento precedido de la preposición en, aunque
también puede admitirse el uso de con: «Paquita se embebe EN el estudio de aquel
galimatías» (Palomino Torremolinos [Esp. 1971]); «Estaba demasiado embebido CON su
música como para perder el tiempo con otras relaciones afectivas» (GaSánchez Historia
[Esp. 1991]). Aunque su significado, con este sentido, está muy próximo al de embebecerse
(‘entretenerse o embelesarse’;  embebecer(se)) y puedan ser intercambiables en ciertos
contextos, ambos verbos no son sinónimos y no deben confundirse; así pues, en un ejemplo
como «Anguita contó a un público asombrado y embebido la fábula de las lenguas» (País
Dig. [Esp.] 9.10.97), debió decirse mejor embebecido.
embellecer(se). ‘Poner(se) bello’ y, como intransitivo, ‘ganar en belleza’. Verbo irregular:
se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
embestir. ‘Lanzarse con ímpetu contra una persona o cosa hasta chocar con ella’. Verbo
irregular: se conjuga como pedir  APÉNDICE 1, n.º 45). Puede ser transitivo: «Un camión
conducido por José Simbo embistió al motociclista» (Clarín [Arg.] 8.2.79); «El navío
embistió un arrecife sumergido bajo las aguas» (Bojorge Aventura [Arg. 1992]); o
intransitivo, caso en el que se construye normalmente con un complemento encabezado por
contra: «Utilizando el hombro como ariete embiste CONTRA la puerta y esta cede con
facilidad» (Quintero Danza [Ven. 1991]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
145
emblandecer(se). ‘Ablandar(se) o reblandecer(se)’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
emblanquecer(se). ‘Poner(se) blanco’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
emblema. ‘Figura, acompañada de una leyenda, que se adopta como distintivo de una
persona o colectividad’ y, en general, ‘cosa que es representación simbólica de otra’. En el
español actual es masculino: «Las miradas se concentraban en el escenario, embanderado
con el emblema peronista» (Clarín [Arg.] 19.1.97).
embobecer(se). ‘Volver(se) bobo’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
embravecer(se). ‘Enfurecer(se)’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
embrutecer(se). ‘Volver(se) torpe’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
eminente. ‘Que sobresale por su tamaño entre lo que le rodea’: «Había colocado sus
eminentes posaderas sobre el dócil muellaje de la banca» (Rubín Rezagados [Méx. 1991]);
y ‘que sobresale por su valía o importancia’: «Contamos hoy con la presencia de una
eminente investigadora científica norteamericana» (VqzMontalbán Galíndez [Esp. 1990]).
No debe confundirse con inminente (‘[cosa] que está a punto de suceder’;  inminente).
Asimismo, el sustantivo eminencia (‘cualidad de eminente’ y ‘persona o cosa eminente’) no
debe confundirse con inminencia (‘cualidad de inminente’).
empalidecer. ‘Palidecer’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º
18).
emparentar(se). 1. Como transitivo, ‘establecer parentesco o relación [entre dos personas
o cosas]’ y, como intransitivo, dicho de persona, ‘contraer parentesco con otra’ y, dicho de
cosa, ‘tener relación con otra’. Este verbo admite dos conjugaciones: una irregular, según el
modelo de acertar  APÉNDICE 1, n.º 16), esto es, con diptongación en las formas cuya raíz
es tónica (empariento, emparientas, etc.), y otra regular, sin diptongación (emparento,
emparentas, etc.): «Hay algo heroico en su conducta, algo que lo emparienta con los ídolos
de su juventud» (Volpi Klingsor [Méx. 1999]); «Una fisonomía urbana que emparenta a
Alhucemas con las ciudades españolas de los años cincuenta» (Silva Rif [Esp. 2001]).
2. Cuando significa, dicho de una persona, ‘contraer parentesco con otra’, lo normal, en el
habla culta, es su empleo como intransitivo no pronominal: «Me hice amiga del muchacho,
que me caía en gracia y me libraba de emparentar con los Alatriste» (Mastretta Vida [Méx.
1990]). Pero no es infrecuente, sobre todo en América, su uso como intransitivo pronominal:
«Trató de emparentarse con Luis XIV pidiendo la mano de Mademoiselle de Conti» (Tibón
Aventuras [Méx. 1986]). Es general, en cambio, su uso como intransitivo pronominal
cuando significa, dicho de una cosa, ‘tener relación con otra’: «Su obra [...] se emparenta
con la de don Pablo» (Abc Cult. [Esp.] 19.4.96]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
146
empavorecer. ‘Causar, o sentir, gran pavor’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer
 APÉNDICE 1, n.º 18).
empecer. 1. Dicho de una cosa, ‘ser un obstáculo o impedimento para algo’. Verbo
irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18). Con este sentido, único vivo
en el español actual, es un verbo terciopersonal, es decir, se usa solo en las terceras personas
del singular y del plural, y en las formas no personales (infinitivo, gerundio y participio).
2. Se usa normalmente en oraciones negativas, y puede funcionar como transitivo: «Lo que
no empece la magnitud de su hazaña» (RBastos Vigilia [Par. 1992]); o como intransitivo,
caso en el que se construye con un complemento introducido por las preposiciones a o para:
«Nada de esto empece A que los sueños se cumplan» (RBastos Vigilia [Par. 1992]); «Lo que
no empece PARA que sea una canallada, eso desde luego» (Sastre Análisis [Esp. 1979]).
empedernir(se). ‘Endurecer(se) mucho’. Este verbo es defectivo, ya que solo se conjuga
en las formas cuya desinencia empieza por i: «El godo impertérrito tramaba invasión sobre
invasión [...]. La montonera pugnaba también y el conflicto más y más se empedernía»
(Lugones Guerra [Arg. 1905] 19).
empedrar. ‘Cubrir [el suelo] con piedras’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
APÉNDICE
1, n.º 16).
empequeñecer(se). ‘Hacer(se) más pequeño’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
emperador -triz. ‘Soberano de un imperio’. El femenino etimológico y mayoritario en el
uso es emperatriz (que también significa ‘mujer del emperador’): «Abrid, soy Su Majestad
la emperatriz de Austria, reina de Hungría» (Moix Vals [Esp. 1994]). Existe asimismo el
femenino emperadora, menos aconsejable por su escaso uso: «La emperadora Catalina II le
concedió al gobernador moscovita [...] el privilegio de tener un teatro» (Faro [Esp.]
28.3.01).
emperadora. emperador.
empezar. 1. ‘Comenzar’. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
2. Si va seguido de un infinitivo, este va precedido de la preposición a cuando significa ‘dar
comienzo a la acción designada por el infinitivo’: «No recuerdo el momento en que empecé
A llorar» (Fresán H.ª argentina [Arg. 1991]); y con la preposición por cuando significa
‘realizar en primer lugar la acción designada por el infinitivo’: «Al día siguiente, cambié el
orden acostumbrado de mi paseo matinal y empecé POR acudir a la estafeta» (Larreta
Volavérunt [Ur. 1980]).
empobrecer(se). 1. ‘Hacer(se) pobre’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
1, n.º 18).
2. Como intransitivo, con el significado de ‘hacerse pobre’, se usa normalmente en forma
pronominal: «Los ricos se empobrecieron, los ladrones y los mendigos se fueron a los
montes» (Aridjis Hombre [Méx. 1994]); pero también es correcto su uso como no
pronominal: «La nobleza disponía cada día de menos oro, ellos eran quienes más gastaban
y al no circular su oro todos empobrecían» (Otero Temporada [Cuba 1983]).
APÉNDICE
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
147
emporcar(se). ‘Ensuciar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º
26).
emputecer(se). ‘Prostituir(se)’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE
1, n.º 18).
enagua. ‘Prenda de vestir femenina’. Se usa también en plural con sentido singular:
«Terminé de quitarle las enaguas» (Allende Casa [Chile 1982]). En México y algunos
países centroamericanos, se emplea también la forma nagua, más cercana a la etimología:
«Diecisiete niños de todas las edades y tamaños que se negaron, los primeros días, a
separarse de las naguas de sus nanas» (Flores Siguamonta [Guat. 1993]).
enaltecer. ‘Ensalzar o elogiar [a alguien]’ y ‘hacer [a una persona o cosa] digna de estima o
elogio’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
en aras de. Locución preposicional que significa ‘en favor de o en interés de’: «La mujer
hipotecaba su presente en aras de un futuro glorioso» (MtnGaite Usos [Esp. 1987]). La
palabra ara es un sinónimo culto de altar; así pues, en su sentido originario y propio esta
locución introduce el sustantivo que expresa aquello en cuyo beneficio u honor se hace algo,
que normalmente implica un sacrificio; el complemento expresa, pues, aquello que se
favorece o propicia: en aras del bien común, en aras de la justicia, etc. No debe usarse, por
tanto, como simple conjunción final, con el sentido de ‘para o a fin de que’: «La Fiscalía
recibió una copia del reciente dictamen de la Contraloría [...], en aras de que inicie las
investigaciones del caso» (Nación [C. Rica] 16.11.96). Es incorrecto sustituir la preposición
de por a (en aras a): «La fórmula ofrecida por el presidente del Congreso, [...] en aras a
la rapidez, ha sido la del llamado trámite de lectura única» (País [Esp.] 1.6.00).
enardecer(se). ‘Excitar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1,
n.º 18).
en breve. Locución adverbial que significa ‘muy pronto o dentro de poco tiempo’: «En
breve quedaría todo ello obsoleto» (Collyer Pájaros [Chile 1995]). A veces se emplea
impropiamente en español como equivalente de brevemente, en suma, en resumen o en
pocas palabras, por calco censurable de la expresión francesa (en) bref: «Recordemos en
breve la historia: el rey Herodes vivía...» (Alborch Malas [Esp. 2002]); «En breve: en las
circunstancias sociopolíticas del país el proyecto de desarrollo económico no podía sino
adoptar la forma capitalista dependiente» (Pereyra Estado [Méx. 1979]).
encallecer(se). ‘Endurecer(se)’ y, como intransitivo pronominal, ‘criar callos’. Verbo
irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
encandecer(se). ‘Encender(se) hasta formar ascua’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
encanecer(se). 1. ‘Poner(se) cano’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
1, n.º 18).
2. Cuando significa ‘ponerse cano’, el uso normal y más recomendable es como intransitivo
no pronominal: «El pelo encanece tempranamente» (Sandner Sida [Ven. 1990]); «Antes de
APÉNDICE
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
148
encanecer tenía el pelo castaño» (Mendoza Ciudad [Esp. 1986]). Es minoritario su empleo
como intransitivo pronominal: «El pelo se encanece y cae» (Marcos Salud [Esp. 1989]).
encarecer. 1. ‘Aumentar de precio’ y ‘ponderar o alabar mucho [algo]’. Verbo irregular: se
conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Cuando significa ‘aumentar de precio’, puede ser transitivo: «La porcelana es más
elegante, pero encarece el producto» (Hidalgo Azucena [Esp. 1988]); o intransitivo, caso en
el que puede usarse tanto en forma pronominal, lo más frecuente, como en forma no
pronominal: «Cada día se encarecen más las cosas» (MDurán Toque [Col. 1981]); «La
industria alemana quiere que [...] disminuya la demanda de trabajadores, para que los
salarios no encarezcan» (Mariátegui Hugo [Perú 1923]).
3. También se emplea hoy con el significado de ‘pedirle o rogarle [algo] a alguien con
insistencia o empeño’, sentido equivalente al de la fórmula rogar encarecidamente: «Le
encarezco que lo haga con cuidado, no vaya a sucederle lo que a mí» (TBallester Filomeno
[Esp. 1988]); «Se leían proclamas encareciendo a la gente que aprovechara el sol del día
feriado» (Martínez Evita [Arg. 1995]).
encarnecer. ‘Engordar o hacerse más grueso’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer
 APÉNDICE 1, n.º 18). Este verbo intransitivo es de muy escaso uso: María ha
encarnecido en los últimos meses. No debe confundirse con escarnecer (‘burlarse’; 
escarnecer) ni con encarnizar(se) (‘encruelecer(se)’;  encarnizar(se)), como ocurre en este
ejemplo: «Las turbas se encarnecían en la matanza y el saqueo» (León Cristo [Esp.
1941]); aquí debió decirse se encarnizaban.
encarnecido -da, encarnecimiento.  encarnizar(se), 2.

encarnizar(se). 1. Como transitivo, es muy raro su empleo y significa ‘hacer que [algo o
alguien] se vuelva feroz’. Su uso normal es como intransitivo pronominal, con el sentido de
‘ensañarse con alguien, o dedicarse con furia a causar un daño’. Se construye normalmente
con un complemento precedido de las preposiciones con, en o contra: «La desgracia se
encarnizó CON David» (Caballero Noche [Esp. 1981]); «Nada tan repugnante para Spinoza
como los denigradores del hombre, [...] que se encarnizan EN burlarse del hombre» (Savater
Invitación [Esp. 1982]); «No queremos encarnizarnos CONTRA nadie» (VLlosa Conversación
[Perú 1969]).
2. De su participio deriva el adjetivo encarnizado, que significa ‘feroz’: «Se presentaron en
la casa hasta sus más encarnizados enemigos políticos» (Allende Casa [Chile 1982]). El
sustantivo correspondiente es encarnizamiento (‘ensañamiento’): «Las luchas entre las
ciudades italianas han sido de espeluznante violencia y encarnizamiento» (Marías España
[Esp. 1985]). Son incorrectos los usos, con los sentidos indicados, de encarnecido y

encarnecimiento, formas que corresponderían, en todo caso, al verbo encarnecer
(‘engordar’;  encarnecer), que prácticamente no se usa en la actualidad: «Los Rampardal
(millonarios de última hora y de primera categoría, rivales encarnecidos de los Pérez
Berruguete)» (Salisachs Gangrena [Esp. 1975]); «No es aconsejable matar por
encarnecimiento médico» (Cibeira Bioética [Arg. 1997]); en estos casos debió decirse
rivales encarnizados y encarnizamiento médico, respectivamente. Son asimismo incorrectas
las formas escarnizado y escarnizamiento.
enceguecer. ‘Dejar, o quedar, ciego’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
149
encender(se). ‘Hacer que [algo] empiece a arder o a funcionar’ y, como pronominal,
‘ponerse a arder o a funcionar’. Verbo irregular: se conjuga como entender  APÉNDICE 1,
n.º 31).
encerrar(se). ‘Poner(se) en un sitio cerrado’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
APÉNDICE
1, n.º 16).
en cierne(s). La locución en cierne significa, referido a ciertas plantas, ‘en flor’: «Coger los
zarcillos de las parras en cierne, los higos aún lechosos, las almendras no cuajadas» (Miró
Padre [Esp. 1921]). Hoy es más frecuente su uso con el sentido figurado de ‘aún en fase de
formación’, normalmente en la forma plural en ciernes: «Había ya entonces una burocracia
en ciernes» (Collyer Pájaros [Chile 1995]); con igual sentido también es válida, aunque
menos frecuente, la forma en cierne: «Cualquier cosa era mucho para mí entonces, pobre
periodista en cierne» (CInfante Habana [Cuba 1986]).
encinta. Dicho de una mujer, ‘embarazada’. Proviene del adjetivo latino incincta
(‘desceñida’) y su plural es encintas: «Las dos hermanas anunciaron que estaban encintas»
(Jodorowsky Pájaro [Chile 1992]). No obstante, hoy es frecuente su uso como palabra
invariable, a modo de adverbio (‘en estado de preñez’), susceptible de ser usado también
como adjetivo cuando se pospone a un sustantivo: «Han ensayado una fórmula de dopaje
difícil de imaginar: dejar encinta a las jóvenes atletas para hacerlas abortar, tres o cuatro
meses después, acabados ya los certámenes» (Vanguardia [Esp.] 17.12.94); «Las mujeres
encinta [...] deben evitar períodos prolongados de calor» (Tiempo [Col.] 1.12.87). Se
escribe siempre en una sola palabra: en cinta.
ENCLÍTICOS.  ACENTO , 1.1b y PRONOMBRES PERSONALES ÁTONOS.
2
encomendar(se). ‘Poner(se) bajo el cuidado o amparo de alguien’. Verbo irregular: se
conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
encontrar(se). 1. ‘Hallar algo o a alguien’, ‘juzgar o considerar’, ‘hallarse en un
determinado lugar, estado o situación’ y ‘juntarse dos o más personas habiéndolo acordado
previamente’. Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
2. Cuando significa específicamente ‘hallar algo o a alguien de forma inesperada o por
casualidad’, puede construirse como transitivo, normalmente con un complemento de
interés: «A la entrada encontré a trabajadores de una empresa de ascensores» (Hoy [Chile]
7-13.12.83); «Nunca lo busqué, ME lo encontré» (Urrea Coco [Esp. 1997]); o, más
frecuentemente, como intransitivo pronominal con un complemento introducido por con:
«Alguien llamó a la puerta. Abrió y SE encontró CON Ángela» (Souza Mentira [Perú 1998]).
3. Debe evitarse el uso de la expresión encontrar a faltar, propia de las zonas españolas que
se hallan bajo la influencia del catalán: «En el plan económico del Gobierno se encuentran
a faltar reformas estructurales» (Vanguardia [Esp.] 30.9.95); en castellano se dice echar de
menos o echar en falta.
encorar(se). 1. Como transitivo, ‘hacer que [una herida] críe piel nueva’; y, como
intransitivo (pronominal o no), dicho de una herida, ‘criar piel nueva’. Verbo irregular: se
conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26), esto es, diptongan las formas cuya raíz es
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
150
tónica: encuero, encueras, etc., pero no diptongan las formas cuya raíz es átona: encoramos,
encoráis, encorado, etc.
2. Las formas con diptongo de encorar(se) coinciden con las del verbo regular encuerar(se),
que se emplea en amplias zonas de América y del sur de España con el sentido de
‘desnudar(se)’: «Su mujer acababa de encuerarse con un ritual sibarita y el catedrático no
tenía dónde posar los ojos que no fuera la imagen de aquellas nalgas incontinentes»
(Alberto Eternidad [Cuba 1992]). También se usa hoy, especialmente en participio, con el
sentido de ‘vestirse con ropa de cuero’: «Adolescentes motorizados y encuerados constituían
un ejército de ocupación destinado a barrer a todo el que se les pusiera por delante» (Alou
Aportación [Esp. 1991]).
encordar. ‘Poner cuerdas [a algo, especialmente a un instrumento musical]’ y ‘atar o rodear
con cuerdas’. Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
encovar(se).  encuevar(se).
encrudecer(se). ‘Hacer(se) áspero o cruel’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer
 APÉNDICE 1, n.º 18).
encubrir. ‘Ocultar’. Su participio es irregular: encubierto.
encuerar(se).  encorar(se).
encuevar(se). ‘Meter(se) en una cueva’. Este verbo es regular y, naturalmente, lleva
diptongo en todas sus formas. Existe también la variante encovar(se) más antigua y
menos usada hoy, que admite dos conjugaciones: una irregular, según el modelo de contar
( APÉNDICE 1, n.º 26), esto es, con diptongo en las formas cuya raíz es tónica (encuevo,
encuevas, etc.); y otra regular, que no lleva diptongo en ninguna de sus formas (encovo,
encovas, etc.). Así pues, a efectos prácticos, en todos los tiempos y personas es igualmente
válido el uso de formas con diptongo y sin él, de las que son preferibles las primeras:
encuevo o encovo, encuevas o encovas, encueva o encova, encuevamos o encovamos, etc.
endocrino -na. 1. Como adjetivo (dicho de una glándula, ‘que vierte directamente en la
sangre las sustancias que segrega’ y ‘de las glándulas endocrinas o sus secreciones’), tiene
dos terminaciones, una para cada género: glándula endocrina, sistema endocrino. Aunque
en algunos países de América, como México, la Argentina o el Uruguay, se usa a veces en
forma esdrújula (endócrino), se recomienda la forma llana endocrino [endokríno],
mayoritaria en todo el ámbito hispánico.
2. La forma endocrino se usa también, por acortamiento de endocrinólogo, para designar, en
la lengua corriente, al médico especialista en endocrinología. Con este sentido, puede
funcionar como común en cuanto al género, al igual que la mayoría de los acortamientos (
2
GÉNERO , 1a y 3a): el/la endocrino; pero la influencia de la forma femenina del adjetivo
hace que hoy sea normal llamar endocrina a la médica que ejerce esta especialidad: «Un
examen algo más detallado a cargo de una endocrina» (Cá[email protected] [Esp.] 13.11.03).
endurecer(se). ‘Poner(se) duro’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
151
enema. ‘Lavativa (inyección de líquido por el ano con fines médicos)’. Aunque en países
como la Argentina o México se emplea con cierta frecuencia con el género femenino
etimológico, en el español actual es mayoritariamente masculino: «Tras él, un enfermero
con una gran jeringa dispuesto a ponerle un enema» (Caretas [Perú] 6.2.97). No debe
confundirse con edema (‘hinchazón por acumulación de líquidos’;  edema).
enfiteusis. ‘Cesión perpetua o por largo tiempo del dominio útil de un inmueble’. Es voz
femenina, como su étimo latino: «Fue beneficiado por el Estado con una enfiteusis de 25
leguas cuadradas al otro lado del Salado» (Guzmán País [Arg. 1999]).
enflaquecer(se). 1. ‘Adelgazar’ y ‘debilitar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Puede ser transitivo: «Fui vestida de negro, tono que me enflaquece» (Posse Pasión [Arg.
1995]); o intransitivo, caso en el que se emplea, en la mayor parte del ámbito hispánico, en
forma no pronominal: «Esta tristeza desequilibró mi organismo y enflaquecí mucho» (Araya
Luna [Chile 1982]); pero en algunos países de América, especialmente en el área andina, es
normal su uso como intransitivo pronominal: «Habrá cambiado con tantos días de encierro,
debe haberse enflaquecido, a lo mejor lo tenían a pan y agua» (VLlosa Ciudad [Perú
1962]).
en función de. Locución preposicional que significa ‘según o dependiendo de’: «No amaré
a los demás en función de sus aciertos o errores» (Cuauhtémoc Grito [Méx. 1992]). Cuando
va seguida de una subordinada sustantiva introducida por que, debe mantenerse la
preposición de ( QUEÍSMO, 1e): «Los delitos flotantes están en función DE QUE sea cierta o
no la versión de cada uno de los implicados» (Mundo [Esp.] 15.10.95). Es incorrecto
sustituir la preposición de por a (en función a): «La distribución se efectuará en función a
los parlamentarios obtenidos por cada partido» (Tiempos [Bol.] 8.4.97).
enfurecer(se). 1. ‘Poner(se) furioso’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
1, n.º 18).
2. Cuando tiene el sentido intransitivo de ‘ponerse furioso’, suele usarse en forma
pronominal: «Nunca antes la he visto enfurecerse de esa manera» (Gallegos Pasado
[C. Rica 1993]); pero también es válido su uso como intransitivo no pronominal: «Don
Miguel enfureció de nuevo e iba ya a reprender a los jóvenes» (Velasco Regina [Méx.
1987]). Puede llevar un complemento introducido por con o contra, que expresa la persona
hacia la que se dirige la furia: «Se enfureció CON el presentador» (Carbonell Televisión
[Esp. 1992]); «Luego se enfureció CONTRA mí. ¡Qué cosas me gritaba!» (Sampedro Sonrisa
[Esp. 1985]). Lo que causa el enfurecimiento suele expresarse mediante un complemento
encabezado por las preposiciones por o de: «Otros se enfurecen POR la derrota de su
favorito» (Bonilla Luz [Esp. 1994]); «Jean se enfurece DE celos» (LpzNavarro Clásicos
[Chile 1996]).
APÉNDICE
engrandecer(se). ‘Hacer(se) más grande’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
engreír(se). ‘Envanecer(se)’. Verbo irregular: se conjuga como sonreír  APÉNDICE 1, n.º
55).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
152
engrosar(se). 1. ‘Engordar’ y ‘aumentar o hacer(se) más numeroso’. Puede conjugarse
como regular (engroso, engrosas, engrosa, etc.); o como irregular, según el modelo de
contar  APÉNDICE 1, n.º 26), esto es, con diptongación en las formas cuya raíz es tónica
(engrueso, engruesas, etc.). Existe también la variante regular engruesar(se), que, como es
natural, presenta diptongo en todas las formas de su conjugación. Así pues, a efectos
prácticos, en todos los tiempos y personas es igualmente válido el uso de formas sin
diptongo y formas con diptongo, de las que son más frecuentes las primeras: engroso o
engrueso, engrosas o engruesas, engrosa o engruesa, engrosamos o engruesamos, etc.
2. Cuando son intransitivos, ambos verbos pueden usarse en forma pronominal, lo que es
frecuente en América, y no pronominal, lo más normal en España: «Con la edad casi todas
[las narices] se engruesan, se ponen fláccidas, bulbosas» (Allende Eva [Chile 1987]); «En el
desarrollo de la lesión, las capas de íntima y subíntima engrosan fuertemente»
(MtnMunicio Discurso [Esp. 1969]).
engruesar(se).  engrosar(se).
engullir. ‘Comer y tragar con avidez’. Verbo irregular: se conjuga como mullir 
APÉNDICE
1, n.º 42).
enjaguar.  enjuagar, 2.
enjuagar. 1. ‘Aclarar o limpiar [algo] con agua u otro líquido’: «Una vez confeccionado el
botijo, se debe enjuagar varias veces antes de almacenar el agua» (Artigas Manual [Chile
1991]). No debe confundirse con enjugar (‘secar’;  enjugar).
2. La forma etimológica enjaguar de la que deriva el actual enjuagar, que se usó
frecuentemente en otras épocas, pervive en el habla de algunas zonas de América. Se
acentúa como averiguar  APÉNDICE 1, n.º 6).
enjugar. ‘Secar’: «Saqué mi pañuelo y me enjugué el sudor» (LpzPáez Herlinda [Méx.
1993]); y ‘eliminar [una deuda o déficit]’: «Si hay pérdidas, se enjugan con las ayudas
públicas que pagan todos los contribuyentes» (Vanguardia [Esp.] 10.3.94). No debe
confundirse con enjuagar (‘aclarar con agua u otro líquido;  enjuagar) ni utilizarse con el
sentido opuesto de ‘mojar o llenar de agua’: «Los ojos estaban enjugados de sudor y de
lágrimas imprevistas. [...] Solo veía por una ranura acuosa» (Gándara Distancia [Esp.
1984]).
enloquecer(se). 1. ‘Volver(se) loco’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
1, n.º 18).
2. Con el sentido intransitivo de ‘volverse loco’, suele usarse en forma no pronominal: «Casi
enloquezco cuando nuestro común amigo Henri de la Riviére se puso a inventar otras
artimañas para liberarme» (Arroyo Sentencia [C. Rica 1991]); pero también es válido su
uso como intransitivo pronominal, algo habitual en algunas zonas de América: «Solo con
verla los hombres se enloquecían» (Gamboa Páginas [Col. 1998]).
3. Cuando significa ‘volver loco [a alguien]’, en el sentido de ‘gustarle algo o alguien
mucho’, es verbo de «afección psíquica»; por ello, dependiendo de distintos factores (
LEÍSMO, 4a), el complemento de persona puede interpretarse como directo o como indirecto:
«Desde niño LO enloquecían las batallas y otras cosas por el estilo» (MDurán Toque [Col.
1981]); «A las madres [...] LES enloquece la idea de ver a las hijas coronadas» (Diario
Américas [EE. UU.] 6.2.97).
APÉNDICE
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
153
enlucir. ‘Recubrir [algo, especialmente un muro] de yeso’. Verbo irregular: se conjuga
como lucir  APÉNDICE 1, n.º 40).
enmendar(se). ‘Corregir(se)’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
APÉNDICE
1,
n.º 16).
enmohecer(se). 1. ‘Cubrir(se) de moho’ o, figuradamente, ‘inutilizar(se) por falta de uso’.
Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Cuando tiene el sentido intransitivo de ‘cubrirse de moho o inutilizarse por falta de uso’,
normalmente se emplea en forma pronominal: «En caso de que se enmohezcan, deséchelas
por completo, ya que pueden tener sustancias tóxicas» (Bobillo Alimentación [Esp. 1991]);
menos frecuente, pero igualmente válido, es su uso como intransitivo no pronominal:
«Grúas, apisonadoras, maquinaria que enmohece bajo raídas fundas de lona» (Goytisolo
Reivindicación [Esp. 1970]).
enmudecer. ‘Dejar, o quedarse, mudo o callado’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
enmugrecer(se). ‘Cubrir(se) de mugre’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
ennegrecer(se). ‘Poner(se) negro’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
ennoblecer(se). ‘Hacer(se) noble’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
enorgullecer(se). 1. ‘Llenar(se) de orgullo’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer
 APÉNDICE 1, n.º 18).
2. En el español medieval y clásico existía el verbo intransitivo orgullecer, usado con el
mismo sentido del actual enorgullecerse: «E quando se uio tal, orgulleció & cogió
soberuia» (Alfonso X Partidas [Esp. 1256-63]). Debe evitarse emplear hoy este verbo
antiguo en forma pronominal, en lugar del normal enorgullecerse: «Sin orgullecernos,
nuestro idioma es de los más agresivos, comparado con otros» (Yucatán [Méx.] 21.1.97).
en pos. Locución adverbial en desuso que significa ‘detrás’: «Con una antorcha se deja en
pos más negrura» (Miró Figuras II [Esp. 1917]). Hoy se usa siempre seguida de un
complemento con de, con valor preposicional análogo a tras (‘en seguimiento de o en busca
de’): «Llevo muchos años en pos de la verdad» (Cerezales Escaleras [Esp. 1991]). El
complemento puede ser un pronombre personal (en pos de mí, en pos de él, etc.): «La joven
lo siguió y subió en pos de él hasta el desván» (Jodorowsky Pájaro [Chile 1992]). En la
lengua culta debe evitarse su uso con posesivos (en pos mío, en pos suyo, etc.): «En pos
suyo arrastra a toda una nación» (Universal [Ven.] 17.4.88); aquí debió decirse en pos de
sí.
en puntas (de pie), en puntillas.  de puntillas.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
154
enquilosar(se).  anquilosar(se).

enrarecer(se). ‘Hacer(se) menos denso [un gas]’, ‘contaminar(se) [el aire]’ y ‘volver(se)
raro’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
enriquecer(se). ‘Hacer(se) rico’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
enrojecer(se). ‘Poner(se) rojo’ y, como intransitivo no pronominal, ‘ruborizarse’. Verbo
irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
enronquecer(se). 1. ‘Poner(se) ronco’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
1, n.º 18).
2. Con el sentido intransitivo de ‘ponerse ronco’, lo normal es usarlo en forma no
pronominal: «Gritaban hasta enronquecer por su campeón y agitaban banderitas chilenas»
(Hoy [Chile] 8-14.11.78); pero también es válido su empleo en forma pronominal:
«Diecisiete años endureciéndome sobre los caballos, enronqueciéndome de dar órdenes»
(Ulive Dorado [Ur. 1989]).
APÉNDICE
ensangrentar. ‘Manchar de sangre’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
APÉNDICE
1, n.º 16).
enser. ‘Objeto necesario en una casa o para el ejercicio de una profesión’. Se usa
normalmente en plural: «Mi vecino fue sacando al corredor sus pocos enseres» (Jaramillo
Tiempo [Pan. 2002]); pero también se documenta, y es correcto, el singular enser: «―Esto es
cosa del muerto‖, me digo [...] cuando pienso en una mujer conocida como en un enser o en
un apero» (Umbral Mortal [Esp. 1975]).
ensoberbecer(se). ‘Poner(se) soberbio’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
ensombrecer(se). ‘Oscurecer(se)’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
ensoñar. ‘Soñar o imaginar’. Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º
26).
ensordecer. ‘Causar, o contraer, sordera’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
entallecer(se). Dicho de un vegetal, ‘echar tallos’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
entender(se). 1. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 31).
2. Es transitivo cuando significa ‘comprender’ y ‘considerar u opinar’. En estos casos, es
incorrecto anteponer de al complemento directo ( DEQUEÍSMO, 1b): «Ahora estamos
llegando a un período en el que los distintos gobiernos están entendiendo DE QUE sí hay un
problema» (Caras [Chile] 29.9.97). Con el sentido específico de ‘comprender o percibir con
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
155
claridad [lo que alguien dice]’, el complemento directo puede estar implícito; en ese caso, el
complemento de persona sigue siendo indirecto: A María no LE entiendo cuando habla. Pero
el complemento de persona es directo cuando el significado específico de entender es
‘resultar comprensible el comportamiento o la actitud [de una persona]’: A María no LA
entiendo; me dijo que le encantaría ir a la fiesta y ahora dice que no le apetece.
3. Como intransitivo, pronominal o no, se construye con distintas preposiciones:
a) Entender DE: ‘Tener amplio conocimiento y experiencia en algo’: «Tú sólo entiendes DE
vinos, DE coches y DE mujeres» (Moncada Caprichos [Esp. 1992]); y, en oraciones de
sentido negativo, ‘hacer distingos o tener en cuenta’: «Mi hija no tiene maldad, es una
muchacha, señor. Satanás no entiende DE edades» (Lázaro Humo [Esp. 1986]).
b) Entender EN: Dicho de una autoridad competente, ‘ocuparse de un asunto’: «Se realizó el
análisis para presentarlo como prueba ante el juez federal que entiende EN la causa»
(Nueva Provincia [Arg.] 12.10.97).
c) Entenderse CON: ‘Comunicarse o llevarse bien con alguien’ y ‘encargarse de algo o
manejarse con ello’: «Emma Bovary no se entiende CON su marido» (Fuentes Cristóbal
[Méx. 1987]); «Nunca me entendí CON los negocios de la familia» (Rovinski Herencia
[C. Rica 1993]).
4. bien entendido que. Locución conjuntiva que significa ‘teniendo en cuenta que o con la
advertencia de que’. Su uso se documenta ya en el español clásico: «Bien entendido que la
propiedad de todos los dichos bienes que yo dejo declarados, y los demás que me
pertenecieren, han de quedar, y yo desde luego los aplico, al dicho mayorazgo» (Olivares
Testamento [Esp. 1642]); «Si alguno de los dos participaba por alguna razón con una
cantidad mayor, aumentaría sus derechos de propiedad sobre la empresa en la misma
proporción [...], bien entendido que ninguna aportación extraordinaria podía considerarse
como deuda contraída por el otro socio con la sociedad» (TBallester Filomeno [Esp.
1988]). Menos frecuente, pero también válida, es la locución equivalente en el bien
entendido de que: «Cuando firmaste aquellos papeles, firmaste también unos poderes según
los cuales me cedías el usufructo de tu patrimonio con fines especulativos, en el bien
entendido de que íbamos a un tercio de los beneficios» (Azúa Diario [Esp. 1987]). Es
impropia, por dequeísta ( DEQUEÍSMO), la expresión bien entendido de que y, por queísta
( QUEÍSMO), en el bien entendido que.
5. en el bien entendido de que.  4.
entendido -da. 1. Adjetivo, usado más frecuentemente como sustantivo, que significa
‘[persona] que tiene grandes conocimientos en una determinada materia’. Se construye con
un complemento introducido por la preposición en: «A estas alturas usted ya será un
entendido EN comunidades y mercados indígenas» (Cuvi Ecuador [Ecuad. 1994]).
2. mal entendido.  malentendido.
3. bien entendido que, en el bien entendido de que.  entender, 4.
entenebrecer(se). ‘Oscurecer(se)’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
entente. ‘Pacto o acuerdo’. Es voz femenina, como en francés, lengua de donde la hemos
tomado: «La entente permitió a Velasco Ibarra una cómoda mayoría legislativa» (Salvador
Ecuador [Ecuad. 1994]).
enternecer(se). ‘Poner(se) tierno’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
156
enterrar(se). 1. ‘Poner(se) bajo tierra’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
1, n.º 16), esto es, diptongan las formas cuya raíz es tónica (entierro, entierras,
etc.): «A los muertos se les entierra y en paz» (GmzArcos Queridos [Esp. 1994]); pero no
diptongan las formas cuya raíz es átona (enterramos, enterráis, enterrado, etc.): «Lo
enterramos en el panteón» (Barnet Gallego [Cuba 1981]).
2. Las formas con diptongo de enterrar(se) coinciden con las del verbo regular entierrar(se),
que se emplea en algunos países de América, especialmente en Chile, con el sentido de
‘manchar(se) de tierra’: «Ellos se venían detrás al poco rato, hechos un asco pero felices,
entierrados hasta las orejas» (Collyer Pájaros [Chile 1995]); «Estaba Estefanía recién
nacida, directamente en suelo de tierra, como una pelotica de carne entierrada, sucita»
(Morón Gallo [Ven. 1986]).
APÉNDICE
entierrar(se).  enterrar(se), 2.
entontecer(se). 1. ‘Volver(se) tonto’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
1, n.º 18).
2. Con el sentido intransitivo de ‘volverse tonto’, puede usarse en forma pronominal: «No se
entonteció con los años» (Reyes Letras [Méx. 1946]); o no pronominal: «El sochantre había
entontecido con todos los sucesos de aquella mañana de bruma» (Cunqueiro Crónicas [Esp.
1959] 45).
APÉNDICE
entorpecer(se). ‘Volver(se) torpe’ y ‘dificultar u obstaculizar [algo]’. Verbo irregular: se
conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
entrambos -bas. ‘Ambos’, usado como adjetivo o como pronombre: «Al flaquito lo apretó
Fundidor con entrambas manos por los hombros» (Medina Cosas [Méx. 1990]); «El
general Sabino se ha llevado los secretos de entrambos» (Mundo [Esp.] 10.1.94). Frecuente
en épocas anteriores, hoy solo se emplea, ocasionalmente, en la lengua escrita, con intención
arcaizante. Al igual que ambos ( ambos, 2), usado como adjetivo, se antepone siempre al
sustantivo y no debe ir precedido ni seguido de artículo ni de ningún otro determinante,
aunque ello fuera uso común en épocas pasadas: «Era a su vez zurrado por las entrambas
partes» (Grande Fábula [Esp. 1991]). Aunque ese sea su sentido etimológico, esta palabra
no es variante gráfica del sintagma preposicional entre ambos, por lo que no se considera
correcto un uso como el siguiente: «Cuando miro la última obra de Guerrero [...] y luego
miro sus primeras telas, [...] encuentro entrambas algo en común» (Rojo Hotel [Bol. 1988]);
aquí debió escribirse entre ambas, en dos palabras.
entreabrir(se). ‘Abrir(se) un poco’. Su participio es irregular: entreabierto.
entrecerrar(se). ‘Entornar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1,
n.º 16).
entrelinear. ‘Interlinear’: Cuando lee un texto en otro idioma, siempre entrelinea el
significado de las palabras que no conoce. Son incorrectas las formas en las que se acentúa
la -i-: entrelíneo, entrelíneas, entrelínea, entrelínee, etc., así como las pronunciaciones

[entrelínio], [entrelínias], [entrelínia], [entrelínie], etc. ( alinear(se), 2).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
157
entreoír. ‘Oír [algo] sin percibirlo bien’. Verbo irregular: se conjuga como oír 
APÉNDICE
1, n.º 43).
entretener(se). 1. ‘Distraer(se)’. Verbo irregular: se conjuga como tener  APÉNDICE 1,
n.º 57). El imperativo singular es entretén (tú) y entretené (vos), y no entretiene.
2. Cuando significa ‘detener(se) un tiempo con algo o alguien, o haciendo algo’, se
construye con un gerundio o un complemento precedido de en o con: «Me entretuve un poco
HABLANDO con Adelaida» (Gallego Adelaida [Esp. 1990]); «No me entretuve EN investigar
los motivos de su ausencia» (Pedraza Pasión [Esp. 1990]); «Después de saludar en la
esquina de Mesones a un conocido que lo entretuvo CON quién sabe qué encomiendas, [...]
entró» (González Dios [Méx. 1999]).
3. Cuando significa ‘distraer(se) o divertir(se)’, se construye del mismo modo: «Gonçalves
entretuvo a los pasajeros HABLANDO y HABLANDO» (Fresán H.ª argentina [Arg. 1991]); «Los
presos se entretienen EN ver pasar la vida y EN cantar canciones» (Cela Cristo [Esp. 1988]);
«Lucina entretuvo a los niños CON un juego» (Mastretta Vida [Méx. 1990]). Con este
sentido, por tratarse de un verbo de «afección psíquica», dependiendo de distintos factores
( LEÍSMO, 4a), el complemento de persona puede interpretarse como directo o como
indirecto: «Mandó llamar a Nehnefer, [...] para que [...] LA entretuviese con sus historias»
(Mujica Escarabajo [Arg. 1982]); «También LE entretiene tejer» (Paranaguá Ripstein [Méx.
1997]).
entrever. ‘Ver confusamente’. Verbo irregular: se conjuga como ver 
APÉNDICE
1, n.º
61).
entristecer(se). ‘Poner(se) triste’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
entumecer(se). ‘Entorpecer(se) el movimiento [de un miembro]’. Verbo irregular: se
conjuga como agradecer 
regular entumir(se).
APÉNDICE
1, n.º 18). Con el mismo sentido, existe el verbo
entumir(se).  entumecer(se).
envanecer(se). 1. ‘Poner(se) vanidoso’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
1, n.º 18).
2. Como pronominal, la causa del envanecimiento suele expresarse mediante un
complemento con de: «Hay quien se envanece, a falta de otra cosa, DE cojear más que
nadie» (FdzSuárez Pesimismo [Esp. 1983]); pero también puede ir encabezado por con o
por: «Elena no se envanece CON el triunfo» (VV. AA. Palabra [Esp. 1953]); «No te
envanezcas POR la fortaleza o la hermosura de tu cuerpo» (Izquierdo Imitación [Ven.
1967]).
APÉNDICE
envejecer(se). 1. ‘Hacer(se) o poner(se) viejo’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Con el sentido intransitivo de ‘hacerse o ponerse viejo’, lo normal es usarlo en forma no
pronominal: «Si el trabajo realizado y su mantenimiento han sido adecuados, la madera
envejecerá sin problemas» (Lastra Restaurar [Esp. 1999]); pero también puede usarse en
forma pronominal: «Voy a ponerme al servicio del país para corregir uno de los grandes
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
158
errores que cometimos los líderes políticos, que fue permitir que nuestras organizaciones se
envejecieran» (Hoy [Chile] 23-29.9.96).
enverdecer. ‘Poner(se) verde o reverdecer’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer
 APÉNDICE 1, n.º 18).
envestidura, envestir(se).  investir(se), 3.
envilecer(se). ‘Hacer(se) vil’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1,
n.º 18).
en virtud de. ‘Como consecuencia o resultado de’: «En virtud de la Ley de Residencia,
varios centenares fueron expulsados del país» (Jodorowsky Pájaro [Chile 1992]). No son
correctas las formas en virtud a ni a virtud de: «El primer lote de microcomputadoras
llegó ayer [...] en virtud a un convenio suscrito con la empresa Logincom» (Expreso [Perú]
22.4.90); «A virtud de la actual Ley de Instituciones, [...] se abrogó la ley anterior»
(Excélsior [Méx.] 9.11.96).
envolver(se). 1. ‘Cubrir(se) o rodear(se) con algo’. Verbo irregular: se conjuga como mover
 APÉNDICE 1, n.º 41). Su participio es irregular: envuelto.
2. Además del complemento directo, lleva normalmente otro complemento precedido de en
o con: «Él cogió el diamante, lo envolvió EN un pañuelo blanco y guardó el envoltorio en el
bolsillo» (Mendoza Ciudad [Esp. 1986]); «Se levanta sin decir ni una palabra y se envuelve
la cabeza CON un velo largo» (Puig Beso [Arg. 1976]).
enzima. ‘Proteína que actúa como catalizador de las reacciones bioquímicas del
metabolismo’. Aunque se documenta su uso en ambos géneros, es mayoritario y preferible el
femenino: «Las isoenzimas son diferentes formas moleculares de una misma enzima»
(MGyves Agrobiotecnología [Méx. 1994]). Con este sentido no es válida la grafía encima.
epifonema. ‘Exclamación o consideración que cierra un discurso’. En el español actual es
masculino: «El verso [...] se comporta como un epifonema condensador de los semas
expuestos a lo largo del poema» (Espéculo [Esp.] 6.03).
epiglotis. ‘Lámina cartilaginosa que tapa la glotis en el momento de la deglución’. Es de
género femenino: la epiglotis. Es voz llana: [epiglótis], no esdrújula: [epíglotis].
epigrama. ‘Poema breve e ingenioso y generalmente satírico’ y ‘pensamiento expresado
con brevedad y agudeza’. En el español actual es masculino: «No había personaje de la
Corte que resistiese uno de sus epigramas» (Otero Temporada [Cuba 1983]). Es palabra
llana ([epigráma]), no esdrújula ([epígrama]).
equivalente.  equivaler, 3.
equivaler. 1. ‘Ser igual’. Verbo irregular: se conjuga como valer  APÉNDICE 1, n.º 59).
2. Se construye con un complemento introducido por a: «100 grados centígrados equivalen
A 212 grados Fahrenheit» (FdzChiti Hornos [Arg. 1992]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
159
3. El adjetivo equivalente, por su parte, puede llevar un complemento introducido por a o,
menos frecuentemente, de: «En cada viaje al fondo del pozo Lartilleux conseguía extraer el
equivalente A uno o dos tragos de agua» (Chao Altos [Méx. 1991]); «Aquellos regalos
costaban el equivalente DE la ayuda militar anual que Washington concedía [...] al Estado
dominicano» (VLlosa Fiesta [Perú 2000]).
erguir(se). ‘Levantar(se) o poner(se) derecho’. Verbo irregular: v. conjugación modelo 
APÉNDICE
1, n.º 32).
eritema. ‘Inflamación superficial de la piel’. Es voz masculina: el eritema.
errar. 1. ‘Equivocar(se)’ y ‘vagar por un lugar’. Verbo irregular: v. conjugación modelo (
1, n.º 33). Solo son irregulares y comienzan por ye- las formas cuya raíz es tónica:
yerro, yerras, etc. Por consiguiente, son incorrectas las formas con ye- cuando el acento de
intensidad recae en la desinencia verbal y no en la raíz: yerramos, yerráis, yerraba, etc.
2. En algunos países de América no es infrecuente su conjugación como regular, con ambos
sentidos: «Si nuestras previsiones no erran» (Borges Ficciones [Arg. 1944-56]); «Se trata
de una noticia que, desde hace algún tiempo, erra de vez en cuando por la plana
cablegráfica de los rotativos» (Mariátegui Vaticano [Perú 1926]). En España, a veces se usa
como regular cuando significa ‘vagar’: «Los seres de carne y hueso que, como una multitud
de sombras, erran por sus novelas, conviven en ellas con los dioses» (País [Esp.] 4.9.77).
No obstante, lo más habitual y recomendable es conjugar este verbo como irregular en todos
los casos: «El zurdo comenzó a fallar algunos tiros que habitualmente no yerra» (Época
[Chile] 5.11.97); «Un iceberg casi tan grande como Mallorca se ha desprendido de los
hielos de la Antártida y yerra a la deriva con rumbo a Sudamérica» (Vanguardia [Esp.]
28.2.95).
3. Cuando significa ‘equivocar(se)’, puede construirse como transitivo, o como intransitivo
seguido de un complemento introducido por en: «El arma erró el blanco y el Macchi
escapó» (Scheina Iberoamérica [EE. UU. 1987]); «El portero norteamericano erró EN el
despeje» (Canarias 7 [Esp.] 22.1.01).
APÉNDICE
erudicción.  erudición.

erudición. ‘Amplio conocimiento basado en el estudio’: «Sé que no tengo su inteligencia y
erudición, ni mucho menos su ingenio» (Gallegos Pasado [C. Rica 1993]). Se pronuncia
[erudisión, erudizión]. Es incorrecta la grafía erudicción y la pronunciación
correspondiente [erudiksión, erudikzión].
escabullirse. ‘Escaparse’. Verbo irregular: se conjuga como mullir  APÉNDICE 1, n.º 42).
escarmentar. ‘Castigar [a alguien] para que se enmiende’ y, como intransitivo, ‘aprender
de los errores propios o ajenos’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
n.º 16).
APÉNDICE
1,
escarnecer. 1. ‘Burlarse [de alguien]’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
1, n.º 18).
2. Este verbo es transitivo, de modo que la persona de quien se hace burla se expresa
mediante un complemento directo: «Estos empezaron a escarnecerLO, a burlarse de él»
(LPortilla Pensamiento [Méx. 1992]). Su participio es escarnecido: «La ley es a menudo
APÉNDICE
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
160
escarnecida, la bondad pisoteada» (Gasulla Culminación [Arg. 1975]), y el sustantivo
derivado, escarnecimiento: «Ordenó doña Inés que fueran sacados los cuerpos a exposición
en sitio bien visible, para escarnecimiento de los que acudían a sus llamadas» (Arenales
Arauco [Esp. 1992]).
3. No debe confundirse escarnecer con encarnecer (‘engordar’;  encarnecer) ni con
encarnizar(se) (‘encruelecer(se)’;  encarnizar(se)), del mismo modo que no debe
confundirse escarnecido (‘burlado’) con encarnizado (‘feroz’), ni escarnecimiento (‘burla’)
con encarnizamiento (‘ensañamiento’).
escarnizado -da, escarnizamiento.  encarnizar(se), 2.

escepticismo.  escéptico.
escéptico -ca. ‘Del escepticismo (doctrina filosófica que sostiene la imposibilidad de
alcanzar la verdad)’: «La filosofía escéptica, nihilista, ha sido una corriente fuerte en la
filosofía occidental» (Vásquez Libertad [Ven. 1987]); y ‘[persona] que no cree o finge no
creer’: «Cuando algo grande se avecina, hasta el escéptico más firme vacila y se
reblandece» (Serrano Dios [Col. 2000]). Se pronuncia [eséptiko, eszéptiko]. Es incorrecta la
grafía excéptico y la correspondiente pronunciación [ekséptiko, ekszéptiko]. Lo mismo
cabe decir del derivado escepticismo (no excepticismo).
escisión. ‘División o separación’: «No puede evitar sentir una clara escisión entre lo que
siente y lo que está diciendo» (Souza Mentira [Perú 1998]); y ‘extirpación de un tejido o un
órgano’: «La escisión de tejidos necrosados [...] favorece una rápida cicatrización»
(Reyes/Rosales Enfermería [Méx. 1982]). Se pronuncia [esisión, eszisión]. Es incorrecta la
grafía excisión y la correspondiente pronunciación [eksisión, ekszisión].
esclarecer(se). ‘Aclarar(se) o iluminar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer
 APÉNDICE 1, n.º 18).
esclusa. ‘Compartimento construido en un canal de navegación que puede llenarse o
vaciarse de agua según convenga, para salvar desniveles’: «Hasta el invento de la esclusa,
solo podían construirse los canales en terreno llano» (Torre Transportación [Méx. 1995]).
Con este sentido, es incorrecta la grafía exclusa, que corresponde a la forma femenina del
adjetivo desusado excluso (‘excluido o rechazado’): «Visitará las exclusas de Miraflores»
(Siglo [Pan.] 12.5.97).
escocer. ‘Producir escozor’. Verbo irregular: se conjuga como mover 
APÉNDICE
1, n.º
41).
escolta. Es femenino cuando significa ‘acompañamiento de personas o vehículos que lleva
alguien o algo para su protección’: «Eran transportados en camiones militares, seguidos por
una escolta de coches y hombres armados» (Volpi Klingsor [Méx. 1999]); «Salieron juntas
a recorrer tiendas, como si Carlota tuviera piernas y no precisara la escolta del mecánico»
(Salisachs Gangrena [Esp. 1975]). Cuando significa ‘persona que trabaja como escolta’, es
común en cuanto al género (el/la escolta;  GÉNERO2, 1a y 3b): «Si me asomo a la ventana
veo al escolta plantado delante del portal» (Cebrián Rusa [Esp. 1986]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
161
escornar(se).  descornar(se).
escribido -da.  escribir, 1.
escribir. 1. ‘Componer [un texto] por medio de la escritura’ y, como intransitivo,
‘expresarse por escrito’. Solo es irregular en el participio, que tiene hoy una única forma
válida, escrito, a diferencia de otros verbos derivados del latino scribere ( adscribir(se),
describir, circunscribir(se), etc.), que presentan una variante con -pt-, de uso vigente en
determinadas zonas de América ( p, 6). Sus derivados escritura, escritorio y escritor
tampoco admiten variantes con -pt-. Solo aparecen hoy estas formas en textos literarios
ambientados en épocas pasadas, con intención arcaizante, o bien en textos escritos por
catalanes, por influjo del catalán. El participio regular escribido solo es válido en la locución
adjetiva de sentido irónico leído y escribido, que significa ‘instruido o que presume de
serlo’: «Yo también soy hombre leído y escribido» (Paso Palinuro [Méx. 1977]).
2. Cuando se usa como transitivo, además del complemento directo suele llevar un
complemento indirecto que expresa el destinatario de lo escrito: «Escribí una carta a mi
padre» (Arenales Arauco [Esp. 1992]). Si se utiliza un pronombre átono de tercera persona,
este debe ser le(s): «La carta que LE escribí a Inés contándole que me había quedado sin
plata resultó profética y muy útil» (Bryce Vida [Perú 1981]). Nunca deben usarse para
expresar el destinatario los pronombres lo(s), la(s), incluso en el caso de que el
complemento directo no esté expreso, por sobrentendido ( LEÍSMO, 4d): LA he escrito
varias veces y no me ha contestado.
escuchar. 1. ‘Poner atención o aplicar el oído para oír [algo o a alguien]’: «Recuerdo que
escuché su revelación con horror» (Chávez Batallador [Méx. 1986]); «El psicoanalista [...]
escuchó a Carlos Rodó sin impaciencia» (Millás Desorden [Esp. 1988]). Por tanto, la acción
de escuchar es voluntaria e implica intencionalidad por parte del sujeto, a diferencia de oír,
que significa, sin más, ‘percibir por el oído [un sonido] o lo que [alguien] dice’: «Oí un
trueno. Empezaba a llover» (Kociancich Maravilla [Arg. 1982]); «Oí comentar que Nicolás
también era estéril» (Ribera Sangre [Esp. 1988]). Puesto que oír tiene un significado más
general que escuchar, casi siempre puede usarse en lugar de este, algo que ocurría ya en el
español clásico y sigue ocurriendo hoy: «Óyeme agora, por Dios te lo ruego» (Encina
Égloga [Esp. 1497]); «Óyeme y deja de leer ese periódico» (Fuentes Cristóbal [Méx.
1987]). Menos justificable es el empleo de escuchar en lugar de oír, para referirse
simplemente a la acción de percibir un sonido a través del oído, sin que exista
intencionalidad previa por parte del sujeto; pero es uso que también existe desde época
clásica y sigue vigente hoy, en autores de prestigio, especialmente americanos, por lo que no
cabe su censura: «Su terrible y espantoso estruendo cerca y lejos se escuchaba» (Cervantes
Persiles [Esp. 1616]); «Chirriaron los fuelles, patinaron en el polvo las gomas, se
desfondaron los frenos y se escucharon alaridos» (Sarduy Pájaros [Cuba 1993]).
2. Es un verbo transitivo y, cuando el complemento directo es lo que se escucha, puede
llevar, además, un complemento indirecto de persona: «Se sentaba a su lado, y LE escuchaba
el relato de los episodios del día» (Mujica Escarabajo [Arg. 1982]). Cuando no existe
complemento directo de cosa, el de persona pasa a desempeñar esta función: «Los demás
han tratado de prevenirlo, pero usted no LOS escucha» (Sophia Arte [EE. UU. 1996]);
«Hasta cuando Ángela [...] le reprochaba rabiosamente su estupidez y sus borracheras, él
LA escuchaba sonriente» (Gasulla Culminación [Arg. 1975]). Si escuchar se utiliza como
verbo de percepción, esto es, como sinónimo de oír ( 1), se comporta igual que este a la
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
162
hora de seleccionar las formas de los pronombres átonos de tercera persona cuando va
seguido de un infinitivo ( LEÍSMO, 4c).
escusa. ‘Derecho que concede un ganadero a sus pastores para que puedan apacentar ganado
propio como parte de la retribución’: «El pastor tiene el beneficio de la ―escusa‖, que es el
derecho a llevar con las ovejas y cabras de la cabaña un cierto número de propiedad
personal» (CBaroja Pueblos [Esp. 1946]). Es incorrecto usar esta grafía con el sentido de
‘pretexto o disculpa’, significado que corresponde en exclusiva a la voz excusa ( excusa).
escusado -da. Como adjetivo, ‘reservado o separado del uso común’: «El celador se lleva
consigo una vez por semana el jarro escusado» (FdzSantos Extramuros [Esp. 1978]). Más
frecuente es su uso como sustantivo masculino, con el sentido de ‘retrete’: «Abdul rompió la
postal y tiró los pedazos en el escusado» (Mutis Ilona [Col. 1988]). La grafía con -s- es la
etimológica, pues esta palabra pertenece a la familia léxica derivada del verbo latino
abscondere (‘esconder’). Sin embargo, es hoy más frecuente, tanto en su uso adjetivo como
sustantivo, la grafía con -x-, por cruce con la familia de excusar (del lat. excusare,
‘disculpar’): «La hizo entrar por una puerta excusada» (UPietri Visita [Ven. 1990]); «Se
echó talco en las partes pudendas y la entrepierna, y, sentado en el excusado, esperó a
Sinforoso» (VLlosa Fiesta [Perú 2000]).
escusar(se).  excusar(se).

esfinge. ‘Ser fabuloso, con cabeza y pecho de mujer y cuerpo de león’: «Edipo libera a
Tebas de la esfinge» (Fuentes Esto [Méx. 2002]); y ‘estatua en forma de león echado con
cabeza humana, típica del arte egipcio’: «El cazador de reliquias martilleó sobre las
esfinges» (Leguineche Camino [Esp. 1995]). Es siempre femenino y se usa con frecuencia
en construcciones comparativas para ponderar la inmovilidad o impasibilidad de una
persona. No debe confundirse con efigie (‘imagen o representación, normalmente de una
persona’;  efigie).
esforzar(se). 1. ‘Someter [algo o a alguien] a un esfuerzo’ y, como intransitivo pronominal,
‘hacer esfuerzos para conseguir un fin’. Verbo irregular: se conjuga como contar 
APÉNDICE 1, n.º 26).
2. Como intransitivo pronominal, suele llevar un complemento precedido de en, por o para,
que expresa la finalidad del esfuerzo: «No se esfuerza EN disimular su desagrado»
(Moncada Mujeres [Esp. 1988]); «Andrea se esfuerza POR explicar a Hortensia hasta qué
punto procura complacer al viejo» (Sampedro Sonrisa [Esp. 1985]); «Abrió los ojos y se
esforzó PARA sonreír» (Bayly Días [Perú 1996]).
esgrima. ‘Arte de manejar la espada y otras armas blancas’. Es voz femenina: la esgrima.
esguince. ‘Torcedura violenta de una articulación’, ‘quiebro’ y ‘gesto con que se demuestra
disgusto o desdén’. Es voz masculina en todas sus acepciones: «Chillaba de dolor por el
esguince de un brazo» (Donoso Elefantes [Chile 1995]); «En un descuido de la guardia,
Mercedes hace un esguince y le sale al paso» (Herrera Casa [Ven. 1985]); «Lo dejó caer
con un esguince de menosprecio» (GaMárquez Amor [Col. 1985]). La variante desguince es
hoy inusitada.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
163
esotérico -ca. ‘Oculto o impenetrable para los no iniciados’: «Probablemente el brujo
usaba lenguajes esotéricos» (Ortiz Música [Cuba 1975]); y ‘de las ciencias ocultas’: «Lo
trae a la capital para que ejerza su medicina en la trastienda de una librería esotérica»
(Jodorowsky Danza [Chile 2001]). No debe confundirse con el adjetivo antónimo exotérico
(‘común o accesible al vulgo’;  exotérico).
espada. Con los sentidos de ‘matador de toros’ y ‘persona diestra en el manejo de la
espada’, es hoy común en cuanto al género (el/la espada; GÉNERO2, 1a y 3b): «Imitaba el
ejemplo del toro, cuando herido de muerte por el espada busca la querencia» (Longares
Romanticismo [Esp. 2001]).

espamentar, espamentero -ra, espamento, espamentoso -sa, espamiento.
 aspaventar, 2.
especia. ‘Sustancia vegetal aromática usada como condimento’: «Nos comeremos estos
animales de carne tierna y sabrosa, sazonados con especias exóticas» (VLlosa Elogio [Perú
1988]). No debe confundirse con especie (‘clase o conjunto de seres similares’;  especie).
especie. 1. ‘Clase o conjunto de seres semejantes’: «―El demonio...‖ pertenece a la rara
especie de las obras maestras» (Abc Cult. [Esp.] 5.4.96); «Las especies animales que
integran un ecosistema lo caracterizan y definen» (Velásquez Evaluación [Perú 1993]).
Seguido de un complemento con de, significa ‘persona o cosa similar a lo que expresa el
núcleo del complemento’: «María instaló al niño en una especie de corral que ocupaba
todo el centro del cuarto de estar» (Pombo Metro [Esp. 1990]). No debe confundirse con
especia (‘sustancia vegetal usada como condimento’;  especia).
2. en especie. ‘En frutos o géneros, y no en dinero’: «Los premios de este concurso bianual
no son en metálico, sino en especie» (Abc Cult. [Esp.] 13.9.96). También se usa en plural:
«Un abogado cobró en especies» (Vanguardia [Esp.] 27.3.94). Debe evitarse, por
incorrecta, la forma en especias.
espectación.  expectación.

espectativa.  expectativa.

esperma. ‘Semen’ y ‘cera derretida’. Aunque con los dos sentidos indicados se documenta
su uso en ambos géneros, en el primer caso predomina claramente el masculino y, en el
segundo, el femenino: «Puede ocurrir que la madre haya sido inseminada con el esperma
de un donante anónimo» (Penella Hijo [Arg. 1995]); «Sosteniendo con firmeza un cirio,
cuya esperma le goteaba sobre el brazo» (Ribeyro Geniecillos [Perú 1983]).
espiral. ‘Curva que da vueltas alrededor de un punto, alejándose de él progresivamente’ y,
en sentido figurado, ‘sucesión rápida y creciente de acontecimientos de un mismo tipo’.
Aunque ocasionalmente se ve usada en masculino, es voz femenina en el uso culto
mayoritario de todo el ámbito hispánico: «Hizo una espiral con el dedo» (Skármeta Cartero
[Chile 1986]); «Las tribulaciones económicas se ven agravadas por una espiral de
violencia» (Tiempo [Col.] 6.9.96).
esplanada.  explanada.

DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
164
espléndido -da. ‘Magnífico’: «Este servicio va a obtener espléndidos resultados» (Vega
Estado [Chile 1991]); y ‘generoso o desprendido’: «Era muy espléndido con las propinas»
(Rovinski Herencia [C. Rica 1993]). En este adjetivo y en el resto de las palabras de su
misma familia léxica, como esplendor o esplendoroso, son incorrectas las grafías con -x-:

expléndido, explendor, explendoroso.
espontáneo -a. ‘Que se produce sin estímulo exterior o sin causa aparente’: «Fue una
explosión popular, una sublevación espontánea» (Paz Sombras [Méx. 1983]). En este
adjetivo y en el resto de palabras de su misma familia léxica, como espontaneidad o
espontáneamente, son incorrectas las grafías con -x-: expontáneo, etc.
establecer(se). Como transitivo, ‘fundar o instituir’ y ‘determinar u ordenar’; y, como
intransitivo pronominal, ‘situarse en un determinado lugar’. Verbo irregular: se conjuga
como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
estalacmita.  estalagmita.

estalactita. ‘Roca calcárea con apariencia de cono invertido que se forma en el techo de una
cueva’: «Del techo colgaban pequeñas estalactitas provocadas por la filtración»
(Valladares Esperanza [Cuba 1985]). El cruce con estalagmita (‘roca en forma de cono
formada en el suelo de una cueva’) da lugar a la forma incorrecta estalagtita.
estalagmita. ‘Roca calcárea con apariencia de cono que se forma en el suelo de una cueva’:
«Unas magníficas cuevas con estalactitas y estalagmitas» (Agromayor España [Esp. 1987]).
El cruce con estalactita (‘roca en forma de cono formada en el techo de una cueva’) da lugar
a la forma incorrecta estalacmita.
estalagtita.  estalactita.

estallar. Se usa normalmente como intransitivo, con los sentidos de ‘reventar de golpe con
estruendo’: «Dos de las granadas estallaron dentro del perímetro del aeropuerto»
(Universal [Ven.] 8.1.97); ‘reventar por estar demasiado lleno’: «No sé siquiera [...] si
podías sentir mi ansiedad hinchándose como un globo a punto de estallar» (Jaramillo
Tiempo [Pan. 2002]); ‘sobrevenir u ocurrir violentamente’: «Estalló una tormenta de viento
y lluvia» (Jodorowsky Pájaro [Chile 1992]); y ‘manifestar repentina y violentamente un
sentimiento’, a menudo con un complemento con en: «Se lleva las manos a la cabeza y
estalla EN una risotada nerviosa» (Bayly Mujer [Perú 2002]). Su uso como transitivo, con el
significado de ‘hacer que [algo] estalle’, es menos frecuente: «Andrés seguía ahí dirimiendo
el asunto de unos obreros que querían estallar una huelga» (Mastretta Vida [Méx. 1990]);
«Primero los estallan [los ojos] y después se los comen haciendo mucho ruido» (Cela Cristo
[Esp. 1988]). Es más habitual, en estos casos, emplear la perífrasis causativa hacer estallar o
alguno de los verbos sinónimos transitivos, como reventar o, referido a un artefacto,
explosionar ( explosionar).
estambre. ‘Lana que se compone de fibras largas’ y ‘órgano masculino de la flor’. Aunque
en épocas pasadas del español se usó en ambos géneros, en el español actual es siempre
masculino: «Decidió darle utilidad al estambre en lugar de desperdiciarlo y rabiosamente
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
165
tejió y lloró» (Esquivel Agua [Méx. 1989]); «El cáliz y la corola son parecidos, los
estambres están soldados» (Crespo Cultivo [Arg. 1986]).
estampida. 1. ‘Huida impetuosa, especialmente de un conjunto de animales’: «Logré huir
de una estampida de búfalos en las praderas americanas» (Nacional [Ven.] 7.1.97). En este
uso como sustantivo, la lengua culta no admite la caída de la -d- intervocálica: Hubo una
estampía.
2. de estampida. Con verbos como salir, huir o similares, ‘repentinamente, sin preparación
ni anuncio alguno’: «Pico sale de estampida rumbo a la iglesia» (Pico Azar [Méx. 1994]).
La lengua culta prefiere hoy claramente esta forma; pero durante mucho tiempo solo se
consideró válida la forma de estampía, razón por la cual esta variante, con la caída de la -dintervocálica propia del habla popular, se documenta también en lengua culta: «Tiraron las
armas y salieron de estampía» (Mendoza Ciudad [Esp. 1986]). También se emplea con la
preposición en: «Salí en estampida» (GmnzBartlett Serpientes [Esp. 2002]).
3. en estampida.  2.
estar(se). 1. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 34). Deben evitarse
las formas vulgares estea, estean para la tercera persona (singular y plural,
respectivamente) del presente de subjuntivo, en lugar de las correctas esté, estén: «Estos
señores es mejor que estean de testigos de mes palabras» (Arguedas Zorro [Perú 1969]).
Cuando la primera persona de singular del presente de indicativo (estoy) lleva pospuesta una
forma pronominal átona algo frecuente en la lengua antigua, pero raro hoy (
PRONOMBRES PERSONALES ÁTONOS, 3a), debe mantenerse su escritura con y, aunque esta
letra quede en interior de palabra ( i, 5c): «Estoyme deshaziendo / Qual la cera en el
fuego» (Cueva Tragedia [Esp. 1579]). En el imperativo de segunda persona de singular, se
usa siempre en forma pronominal: «Por favor, Miguel, estate tranquilo» (Rovinski Herencia
[C. Rica 1993]); «Estate en la puerta de la calle a las cinco en punto» (Leguina Nombre
[Esp. 1992]).
2. Su función principal es la de atribuir al sujeto una determinada cualidad o estado, función
que también desempeña el verbo ser. En general, se usa el verbo estar cuando la
característica que se atribuye al sujeto es considerada por el que habla como el resultado de
una acción, transformación o cambio, real o supuesto, o se considera como no permanente,
vinculada a una situación espacio-temporal determinada; si, por el contrario, la característica
que se atribuye al sujeto es considerada inherente a este o estable, o se presenta la cualidad
sin más, ajena a toda idea de proceso o cambio, con la única finalidad de incluir al sujeto
dentro de una determinada clase de seres, se utiliza normalmente el verbo ser: Juan es vago
(la pereza forma parte de sus rasgos de carácter) / Juan está vago (no lo es normalmente,
sino que pasa por un período de pereza); Pedro está viudo (se considera que puede dejar de
estarlo, si se vuelve a casar) / Pedro es viudo (se presenta este estado como permanente o,
simplemente, se está clasificando a Pedro dentro de la clase de los viudos); Tomás está calvo
(la característica se presenta como resultado de un proceso) / Tomás es calvo (se describe sin
más al sujeto, incluyéndolo en la categoría de las personas calvas). Esta diferencia explica el
hecho de que existan adjetivos que solo pueden combinarse con el verbo ser, por ejemplo,
los de procedencia, que siempre designan características inherentes (Soy cacereña, y no
*Estoy cacereña), del mismo modo que existen otros adjetivos que solo pueden combinarse
con el verbo estar, por designar estados que son siempre el resultado de una acción o
proceso (El jarrón está roto, y no *El jarrón es roto; Estoy muy satisfecho, y no *Soy muy
satisfecho). Por otra parte, existen casos en que el uso de uno u otro verbo implica cambios
de significado en el atributo; así, no quiere decir lo mismo Juan es listo (‘inteligente’) que
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
166
Juan está listo (‘preparado’); La moto es nueva (‘todavía no ha sido usada’) / La moto está
nueva (‘está usada, pero no lo parece’), etc.
3. Puede llevar también complementos adverbiales, con el sentido de ‘hallarse en un
determinado lugar, tiempo, situación o circunstancia’: Estamos aquí desde ayer; Mi padre
está durmiendo todavía; María está en el cine; Juan está al frente de la empresa; El pueblo
está al norte de la provincia. Se usa en primera persona del plural, con un complemento con
a, para expresar la temperatura, o el día de la semana o del mes: Estamos A 5º bajo cero;
Estamos A lunes; Estamos A 24 de julio; y con un complemento con en, para expresar el
mes, la estación o el año: Estamos EN marzo; Estamos EN primavera; Estamos EN 1998. Para
expresar el precio de un artículo, el complemento puede ir precedido de a o en: Los tomates
están A un euro el kilo; La casa está EN 25 millones. Para señalar la profesión o el cargo de
una persona, el complemento puede ir encabezado por de o como: Estuvo DE director en el
instituto; Está COMO cocinero en el Ritz.
4. estar al + infinitivo. Expresa que está a punto de realizarse la acción expresada por el
infinitivo. En España solo es normal con los verbos caer y llegar, con el sentido de ‘estar a
punto de presentarse’: «La policía está al caer» (Salisachs Gangrena [Esp. 1975]); «¿Por
qué no pones la mesa? Papá está al llegar y ya sabes cómo llega» (Vázquez Vida [Esp.
1976]); pero en el español de América su empleo es mucho más general: «Ahora vámonos,
que mi hermana está al regresar con su marido» (CInfante Habana [Cuba 1986]); «El viaje
estaba al terminar» (Chávez Batallador [Méx. 1986]).
5. estar (al) pendiente.  pendiente.
6. estar de más  más, 1.10.
7. estar + gerundio. Forma una perífrasis durativa, que presenta la acción en el curso de su
desarrollo: «Durante semanas estuvimos discutiendo el asunto» (Volpi Klingsor [Méx.
1999]); «Para ti está siendo peor que una horrible borrachera, lo sé» (GaSánchez Alpe
d‘Huez [Esp. 1994]). Esta perífrasis durativa puede aparecer también en forma pasiva, dando
lugar a la pasiva perifrástica estar siendo + participio, construcción que a menudo ha sido
considerada un calco censurable del inglés, pero que es perfectamente posible y correcta en
español, aunque sea menos frecuente que las construcciones activas o que la pasiva refleja:
«Me pidió [...] que llevara en mi tripulación, convenientemente disfrazado y con el mayor
disimulo, a un rabino judío que estaba siendo buscado por la Inquisición» (RBastos Vigilia
[Par. 1992]); «John Polidori tuvo la inquietante certeza de que estaba siendo observado»
(Andahazi Piadosas [Arg. 1999]); «Era evidente que estaba siendo acosado y atacado por
el otro» (Guelbenzu Río [Esp. 1981]).
8. estar loco de contento.  contento.
9. estar para + infinitivo. Significa ‘estar a punto o en disposición de realizar(se) lo
expresado por el infinitivo’: «Supo que estaba para morir» (Cousté Biografía [Arg. 1978]);
«¿Está para llover?» (Gala Petra [Esp. 1980]); «¡Imagínese si estoy para poner los cuernos
a nadie!» (JmnzDiego Memorias [Esp. 2002]). En algunos países de América, se usa
también, en estos casos, estar por ( 10).
10. estar por + infinitivo. En el español general significa, por un lado, ‘estar lo designado
por el sujeto pendiente de recibir la acción expresada por el infinitivo’: «La gran biografía
de Rodolfo Usigli aún está por escribirse» (Proceso [Méx.] 29.9.96); y, por otro, con sujeto
de persona, ‘sentir la tentación, o tener la intención, de realizar la acción designada por el
infinitivo’: «Casi estoy por pedirle un autógrafo» (Sierra Regreso [Esp. 1995]); «Hace
meses que estoy por venir a verlos, Martín» (Bryce Vida [Perú 1981]). En algunos países de
América, además, es frecuente su empleo con el sentido de ‘estar a punto de + infinitivo’:
«Su hijo me está enloqueciendo, a veces estoy por perder la calma» (Darío Dama [Ven.
1989]); «En estas tierras, piensan que quien está por morir prevé lo futuro» (Borges Libro
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
167
[Arg. 1975]); «Es martes y está por llover» (Clarín [Arg.] 9.10.00); con este sentido es más
general el uso de estar para ( 9).
11. estar siendo + participio.  7.
estasis. ‘Estancamiento de la sangre o de otro líquido en alguna parte del cuerpo’: «La
inmovilización articular origina [...] estasis del líquido sinovial» (Reyes/Rosales Enfermería
[Méx. 1982]). Es voz llana (pron. [estásis]) y de género femenino. No debe confundirse con
el sustantivo masculino éxtasis (‘estado de exaltación’;  éxtasis, 1).
estático -ca. ‘Que no se mueve’: «Cayó fulminado por un infarto mientras pedaleaba en
una bicicleta estática» (Vanguardia [Esp.] 30.9.94); y ‘que no cambia’: «El arte popular no
es del todo estático» (MtzPeñaloza Arte [Méx. 1981]). No debe confundirse con extático
(‘del éxtasis o que lo implica’;  éxtasis, 2).
estatuir. ‘Establecer o determinar’. Verbo irregular: se conjuga como construir 
APÉNDICE
1, n.º 25). Su participio, estatuido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
estay. ‘Cabo que sujeta la cabeza de un mástil para que no caiga hacia popa’. Su plural es
estáis o estayes ( PLURAL, 1d).
estentóreo -a. Dicho de un sonido, ‘muy fuerte y retumbante’: «Los cofrades escucharon el
balido estentóreo de una cabra» (MDíez Fuente [Esp. 1986]). No debe confundirse con el
adjetivo estertóreo (‘con estertores’;  estertóreo). Es incorrecta la forma ostentóreo, fruto
del cruce con ostentoso (‘llamativo por su suntuosidad o aparatosidad’;  ostentoso).
estertóreo -a. ‘Con estertores’: «Sigue un ronquido estertóreo» (Paso Palinuro [Méx.
1977]). No debe confundirse con estentóreo (‘[sonido] fuerte y retumbante’;  estentóreo).
estigma. ‘Marca o señal en el cuerpo’ y ‘desdoro o mala fama’. Es voz masculina: el
estigma.
estilóbato. ‘Macizo corrido sobre el cual se apoya una columnata’: «La columna no tiene
basa; el fuste apoya directamente sobre el estilóbato» (CSerraller Arte [Esp. 1997]). Es voz
esdrújula, como en latín, y así se emplea mayoritariamente entre los hablantes cultos. Debe
evitarse la forma llana estilobato (pron. [estilobáto]).
estirar. El significado más general de este verbo es, como transitivo, ‘alargar o extender
[algo], normalmente tensándolo, alisándolo o haciendo que deje de estar doblado o
encogido’: «Unas manos le estiraron la piel de las sienes» (Chavarría Rojo [Ur. 2002]);
«Nos echamos atrás en nuestras sillas y estiramos las piernas» (Silva Rif [Esp. 2001]). El
hecho de que el modo de estirar una cosa sea, en muchos casos, tirando de sus extremos
(estirar una sábana, estirar una cuerda, etc.) ha propiciado su confusión con el uso
intransitivo de tirar seguido de un complemento con de (tirar DE algo, ‘atraerlo hacia sí’; 
tirar, 2). Esta confusión es frecuente en el habla popular, pero debe evitarse en el habla culta:

«Herr Wogge giró el picaporte y estiró de él» (Val Hendaya [Esp. 1981]); debió decirse
tiró de él.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
168
estrabismo. ‘Defecto ocular que impide que los dos ejes visuales se dirijan a la vez a un
mismo punto’: «Gruesos cristales diluyentes parecían haber corregido el estrabismo»
(VqzMontalbán Soledad [Esp. 1977]). Es incorrecta la grafía extravismo, debida al influjo
de extraviar, palabra con la que no guarda ninguna relación etimológica.
estrangular. ‘Ahogar [a alguien] oprimiéndole el cuello’: «El asesino la pudo estrangular
con las manos» (Quevedo Genes [Cuba 1996]); y ‘dificultar o impedir [algo]’: «Se
comprometió ante la comunidad internacional a estrangular el narcotráfico en Bolivia»
(Tiempos [Bol.] 3.2.97). Es incorrecta la grafía extrangular, así como la pronunciación
correspondiente [ekstrangulár]. Lo mismo cabe decir de las palabras que pertenecen a esta
misma familia léxica, como estrangulador o estrangulamiento.
estratega. ‘Persona versada en estrategia’. Es común en cuanto al género (el/la estratega;
 GÉNERO2, 1a y 3b): «El entrenador era un estratega» (Cappa Intimidad [Arg. 1996]); «Mi
mujer se las sabe todas [...], toda una estratega» (MDurán Toque [Col. 1981]). Hoy es raro
y, por ello, desaconsejable el masculino estratego.
estratego.  estratega.
estraza. papel de estraza. ‘Papel basto y sin blanquear’: «Lo despertó depositando sobre sus
piernas un gran paquete envuelto en papel de estraza» (Jodorowsky Pájaro [Chile 1992]).
No es correcta la forma astraza, usada a veces en los países del Río de la Plata.
estregar(se). ‘Frotar(se) o restregar(se)’. Este verbo, de menor uso hoy que sus sinónimos
frotar(se) o restregar(se), se conjuga preferentemente en la lengua culta como irregular,
según el modelo de acertar (APÉNDICE 1, n.º 16), es decir, con diptongación en las formas
cuya raíz es tónica (estriego, estriegas, etc.): «Una zamba lava la vajilla en el chorro; otra
estriega ropas en una batea» (Carrasquilla Tiempos [Col. 1935-36]). Pero en el español de
América no es raro su empleo como regular, que ha de considerarse también válido:
«Muestra signos de cansancio. Se estrega suavemente los ojos» (Calvo Colombia [Col.
1987]).
estremecer(se). ‘Hacer temblar’ y, como pronominal, ‘temblar’. Verbo irregular: se
conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
estreñir. ‘Dificultar la evacuación intestinal’. Verbo irregular: se conjuga como ceñir 
APÉNDICE
1, n.º 23).
estudianta. estudiante.

estudiante. ‘Persona que cursa estudios en un centro de enseñanza’. Por su terminación, es
común en cuanto al género (el/la estudiante;  GÉNERO, 1a y 3c): «¿Cómo una estudiante
tan prometedora podía haberse convertido en una simple ama de casa?» (FdzCubas Ágatha
[Esp. 1994]). No es propio del habla culta el femenino estudianta.
etáreo -a.  etario.

DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
169
etario -ria. ‘Relativo a la edad’: «La composición etaria de una población será también un
factor que influirá en el tamaño de la epidemia» (Sepúlveda/Afani Sida [Chile 1994]); y ‘de
una determinada edad’: «Los síntomas pueden ser atribuidos erróneamente a problemas
emocionales, tan frecuentes en este grupo etario» (Barrera/Kerdel Adolescente [Ven.
1976]). Es incorrecta la forma etáreo.
euclideano -na.  euclidiano.

euclidiano -na. ‘Del matemático griego Euclides o de sus principios’: «¿Cuántos puntos
hay en una línea recta en el espacio euclidiano?» (Volpi Klingsor [Méx. 1999]). Es
incorrecta la forma euclideano.
evanecencia, evanecente.evanecer(se), 2.

evanecer(se). 1. ‘Desvanecerse o esfumarse’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer
 APÉNDICE 1, n.º 18): «De golpe, en ese cubo hermético donde estábamos solos, donde
podía hacer cualquier cosa, se evaneció mi deseo» (Aguinis Cruz [Esp. 1970]). Existe
también la variante regular evanescer, que normalmente solo se conjuga en las formas en
que la c va seguida de e o i: «Todo se ha evanescido en nuestra mente» (Azorín Valencia
[Esp. 1941] 8).
2. Los derivados se han formado a partir de evanescer: evanescencia y evanescente; son, por
tanto, incorrectas formas como evanecencia y evanecente.
evanescencia, evanescente, evanescer(se).  evanecer(se).
eventual. 1. Normalmente antepuesto al sustantivo, ‘que puede darse o suceder, o no’: «Una
eventual recaída podía ocasionarme graves problemas» (FdzMartínez Drogadicto [Esp.
1981]); y generalmente pospuesto al sustantivo, ‘circunstancial u ocasional’: «El Congreso
del Trabajo se organiza a partir de ―comisiones‖ que desarrollan tareas permanentes o
eventuales» (Trejo Movimiento [Méx. 1979]). Referido a trabajador, contrato o empleo,
significa ‘que no es fijo’: «Intentó buscar algún humilde trabajo eventual» (Landero Juegos
[Esp. 1989]). Aunque a veces sus significados puedan estar próximos, no es sinónimo de
provisional o temporal: «Diez museos [...] han aportado este bien nutrido conjunto de
pinturas que servirán de complemento eventual a las habituales del Museo del Prado» (País
[Esp.] 5.1.78).
2. El adverbio eventualmente significa, propiamente, ‘de manera eventual o circunstancial’:
«La diarrea estival, que eventualmente aqueja a los cachorros, [...] debe consultarse de
inmediato» (Azar Border [Arg. 1980]). A menudo adquiere el sentido de ‘opcionalmente o a
voluntad’: «Un decorado al que eventualmente se le pueden ir incorporando los elementos
no eróticos que se desee» (Goytisolo Estela [Esp. 1984]). No debe utilizarse con el
significado de ‘al final o finalmente’, calco censurable del inglés eventually: «Tal vez por
eso Castro terminó eventualmente desterrando al Che de Cuba» (Prensa [Guat.] 13.5.97).
Tampoco es apropiado el sentido de ‘provisional o temporalmente’: «Me preguntó tus
señas. Le dije que eventualmente estabas en mi casa pero que te ibas a Estambul» (Nasarre
País [Esp. 1993]).
eventualmente.  eventual, 2.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
170
evidencia. ‘Certeza clara y manifiesta de la verdad o realidad de algo’: «Acepté ser asesor
del EZLN ante la evidencia de que mis objeciones anteriores al zapatismo ya no tenían
fundamento» (Excélsior [Méx.] 2.4.96). Además de designar la cualidad abstracta, este
sustantivo tiene el significado concreto de ‘cosa evidente, esto es, clara y manifiesta’: «No
obedeció mi familia al olvidadizo comerciante, pero sí, en cambio, adquirió su pasmosa
tranquilidad para negar evidencias» (FdzCubas Altillos [Esp. 1983]). El hecho de designar
con un mismo sustantivo una cualidad abstracta y sus manifestaciones concretas es algo
normal y ocurre en muchos otros casos (por ejemplo, banalidad, que significa tanto
‘trivialidad o falta de sustancia’ como ‘cosa trivial’; o tontería, que significa tanto
‘estupidez’ como ‘cosa estúpida’). Esto no justifica el empleo indiscriminado en español de
la voz evidencia como sinónimo de prueba o indicio, calco censurable del inglés evidence:
en inglés, evidence es toda prueba (circunstancial, testimonial, material, documental, etc.)
que se alega en un proceso judicial; en español, solo sería aceptable como sinónimo de
prueba evidente, esto es, prueba clara y manifiesta; así, no resultan apropiados usos como
los siguientes: «Las evidencias que se han aportado no parecen en todo caso muy
convincentes» (Ninyoles Idiomas [Esp. 1977]); «En realidad, no hay evidencias claras de
dicha relación» (Val Hendaya [Esp. 1981]).
exa-. Elemento compositivo prefijo que significa ‘un trillón (1018) de veces’. Unido a
nombres de unidades de medida forma el múltiplo correspondiente: exatonelada, exagramo.
Su símbolo es E: Et (‘exatonelada’), Eg (‘exagramo). No debe confundirse con hexa- (‘seis’;
 hexa-).
exagonal, exágono -na. hexágono.

exantema. ‘Erupción de la piel’. Es voz masculina: el exantema.
excepción. Este sustantivo forma parte de la locución preposicional a excepción de, que
significa ‘exceptuando’ algo o a alguien: «Serán suspendidas todas las actividades públicas
y privadas, a excepción de los servicios de emergencia» (Tiempos [Bol.] 4.9.01). También
se utiliza en la construcción absoluta excepción hecha de, de significado equivalente: «La
implantación de los nuevos productos, excepción hecha de la patata, fue muy lenta»
(Domingo Cocina [Esp. 1996]). Es incorrecto decir a excepción hecha de, fruto de un cruce
entre ambas.
excepticismo, excéptico -ca.  escéptico.

excisión.  escisión.

excluir(se). ‘Poner(se) fuera de un lugar o situación’. Verbo irregular: se conjuga como
construir  APÉNDICE 1, n.º 25). Su participio, excluido, se escribe sin tilde (
2.1.1 y 2.1.2).
2
TILDE
,
exclusive.  inclusive, 1.
excusa. ‘Acción de excusar(se)’ y ‘pretexto o disculpa’: «Solía rechazar esas invitaciones
con absurdas excusas» (Contreras Nadador [Chile 1995]). No debe usarse, con este sentido,
la grafía escusa, que sí es válida, en cambio, con otro significado (‘derecho que concede un
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
171
ganadero a sus pastores para que puedan apacentar ganado propio como parte de la
retribución’;  escusa).
excusado -da. 1. ‘Innecesario’, normalmente en la construcción «excusado es + infinitivo»:
«Excusado es decir que las metáforas y gongorismos de los del 27 poca semejanza tenían
con Góngora» (Aranda Surrealismo [Esp. 1981]). Con este sentido, no es correcta la grafía

escusado.
2. También es variante gráfica, muy frecuente hoy, de escusado (como adjetivo, ‘reservado’
y, como sustantivo masculino, ‘retrete’;  escusado).
excusar(se). 1. Verbo transitivo usado con los significados siguientes:
a) ‘Alegar motivos para justificar [una falta o a la persona que la comete]’: «No voy a
excusar mi fracaso culpándola a ella» (Gasulla Culminación [Arg. 1975]); «A última hora
excusó su ausencia por problemas de salud» (País [Esp.] 1.4.89); «Si mi padre me
encontraba alguna vez en la calle, ella me excusaba diciendo que me había enviado a algún
recado» (Alou Aportación [Esp. 1991]). Cuando el complemento directo de persona es
reflexivo (excusarse), normalmente se acompaña de un complemento con por o, menos
frecuentemente de, que expresa la falta, o de un complemento precedido de con o ante, que
expresa la persona ante quien uno se justifica: «Tras excusarse CON Romero, ambos salieron
del café» (PzReverte Maestro [Esp. 1988]); «Max se excusó ANTE Malta POR faltar esa
semana» (Contreras Nadador [Chile 1995]); «Solo la Boa y el Canela se excusaron DE no
asistir» (Azuela Casa [Méx. 1983]).
b) ‘Perdonar o disculpar [algo] o ser indulgente [con alguien] que ha causado o va a causar
alguna molestia’: «Este país entero parecía, y excúseme la frase, una gran plasta de mierda
comida por las moscas» (Vergés Cenizas [R. Dom. 1980]); «¿Me excusas un instante? [...]
Voy al baño y ya vengo» (Mendoza Satanás [Col. 2002]).
c) ‘Eludir [algo] o eximir [a alguien] de algo, normalmente alegando un pretexto o disculpa’:
«¿Puede el individuo excusar su responsabilidad personal, diciendo que no es él quien
actúa verdaderamente?» (Vásquez Libertad [Ven. 1987]). Cuando el complemento directo
de persona es reflexivo (excusarse), lleva además un complemento con de que expresa
aquello que la persona elude hacer: «Amigo de la princesa difunta, el tenor lírico Luciano
Pavarotti se excusó DE cantar durante el funeral» (Provincia [Arg.] 4.9.97). Este es el
sentido que tiene el verbo en expresiones como excusar la asistencia a una determinada
convocatoria: «Excusaron su asistencia por encontrarse de viaje» (Faro [Esp.] 18.5.99).
Igualmente válida es la expresión contraria excusar la inasistencia o la ausencia, donde el
sentido del verbo es el más general de ‘alegar motivos para justificar [una falta]’, señalado
como primera acepción ( a).
d) ‘No hacer [algo] por considerarlo innecesario’. El complemento directo es normalmente
un verbo en infinitivo: «Las palabras parecer y parecido están definidas de manera tan
perfecta y clara en nuestros diccionarios [...] que excuso extenderme sobre ello» (Abc [Esp.]
3.6.85). Frecuentemente seguido del verbo decir, con intención ponderativa: «Excuso
decirte que la señora Cervera ha hecho prodigios de habilidad y de buen gusto» (Perucho
Pamela [Esp. 1983]).
e) ‘Evitar [una molestia o un daño]’: «Yo mandé luego degollarlos por excusarles
padecimientos» (Eslava Unicornio [Esp. 1987]).
2. Este verbo se escribe siempre con -x-; la grafía escusar debe considerarse una falta de
ortografía y no una variante gráfica admitida.
exequias. ‘Honras fúnebres’. Este sustantivo femenino se usa siempre en plural, por lo que
debe evitarse el singular exequia.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
172
exhorbitante.  exorbitante.

exhuberancia, exhuberante.  exuberante.

eximente. 1. ‘Que exime’: «La objeción ha sido considerada causa eximente de los delitos
militares que se les imputan» (País [Esp.] 1.10.86). No es correcta la forma eximiente.
2. Cuando este adjetivo se sustantiva, puede presentar género masculino o femenino,
dependiendo del género del sustantivo que se supone elidido: el (factor, elemento, etc.)
eximente, la (causa, circunstancia, etc.) eximente. En el lenguaje jurídico, es preferible su
empleo en femenino, puesto que en este ámbito la voz eximente es sinónima de la
construcción circunstancia eximente (‘motivo legal para librar de responsabilidad criminal
al acusado’): «Todos los inculpados mayores de 70 años deben ser sometidos a exámenes
mentales para determinar si padecen locura o demencia, que son las únicas eximentes
frente a un eventual juicio» (Diario Navarra [Esp.] 11.1.01).
eximiente.  eximente.

exorbitante. ‘Excesivo o exagerado’: «Le exigieron una cantidad exorbitante de dinero que
no pudo pagar» (Nueva Provincia [Arg.] 21.7.97). Es incorrecta la grafía exhorbitante, ya
que órbita, voz con la que está etimológicamente emparentado este adjetivo, se escribe sin
hache.
exotérico -ca. ‘Común o accesible al vulgo’: «El Mahayana agrega a su tradición común o
exotérica otra de carácter iniciático» (Garrido Esoterismo [Esp. 1983]). No debe
confundirse con el adjetivo antónimo esotérico (‘oculto o impenetrable para los no
iniciados’;  esotérico).
expectación. ‘Inquietud o ansiedad que genera la espera de algo que interesa’: «El panel de
expertos [...] ha llegado a una conclusión unánime después de varios días de expectación»
(Mundo Salud [Esp.] 30.1.97); y ‘curiosidad o interés’: «Desde esta región se siguió con
expectación la alocución presidencial de anoche» (País [Col.] 22.5.97). A veces se usa
incorrectamente con el sentido de ‘esperanza o expectativa’, especialmente en plural, por
calco censurable del inglés expectation ( expectativa): «Altos coeficientes de mortalidad
y morbilidad, con muy bajas expectaciones de vida» (Aguirre Antropología [Méx. 1986]).
No es correcta la grafía espectación.
expectativa. Significa ‘espera’ cuando forma parte de las construcciones a la expectativa o
en expectativa: «La nación entera está a la expectativa de los resultados que de este diálogo
puedan desprenderse» (Prensa [Nic.] 30.6.97); «En Pamplona recalaron don Carlos y
Conchita, en expectativa de mejores tiempos» (Laín Descargo [Esp. 1976]). En otros
contextos significa ‘esperanza o posibilidad razonable de que algo suceda’: «Los niños
quedaban expuestos a mayores riesgos de enfermedades, lo que disminuía sus expectativas
de vida» (Silvestrini/LSánchez Puerto Rico [P. Rico 1987]); «Ante la expectativa de una
subida gradual del precio de la divisa a lo largo del año, todavía vale la pena seguir
endeudándose en dólares» (Expreso [Perú] 15.4.92). No debe confundirse con expectación
(‘inquietud o ansiedad que genera la espera de algo que interesa’; expectación): «Su
respuesta era esperada con expectativa» (Vanguardia [Esp.] 30.9.95). Es incorrecta la
grafía espectativa.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
173
expedir. ‘Dar curso o salida [a un documento o una orden]’ y ‘enviar’: «Me dijo el
vicecónsul que acababa de recibir la autorización de expedirme un pasaporte» (Semprún
Autobiografía [Esp. 1977]); «La tardanza en expedir las mercancías provocaba su
descomposición» (Bosch Sueño [Méx. 1987]). Verbo irregular: se conjuga como pedir 
APÉNDICE 1, n.º 45). No debe confundirse con expender (‘vender al público’;  expender).
expender. ‘Vender al público’: «Expendían helados, jícamas o pepinos en carritos de
mano» (Rubín Rezagados [Méx. 1991]). Este verbo regular no debe confundirse con el
irregular expedir (‘dar curso’ y ‘enviar’;  expedir), como ocurre en el siguiente ejemplo:

«La oficina donde se expende el certificado se encuentra en la misma sede del tanatorio»
(Mundo [Esp.] 2.8.94); debió decirse expide.
explanada. ‘Espacio de terreno llano’: «La terminal de tartanas era una explanada
alfombrada de estiércol» (Mendoza Verdad [Esp. 1975]). Es incorrecta la grafía esplanada.
expléndido -da, explendor, explendoroso -sa.  espléndido.

explosionar. Este verbo puede usarse como intransitivo, con el sentido de ‘estallar o hacer
explosión’: «El año pasado explosionó una granada en el garaje de la vivienda del
mandatario» (Prensa [Hond.] 10.3.97); o como transitivo, con el significado de ‘hacer que
[algo] explote’: «Fuerzas de la Guardia Civil explosionaron dos artefactos colocados bajo
los vehículos del alcalde y del concejal de Urbanismo» (País [Esp.] 30.9.97). Con el primer
sentido, intransitivo, es preferible el uso de explotar ( explotar), estallar ( estallar) o
hacer explosión: La bomba explotó/estalló/hizo explosión, mejor que explosionó.
explotar. 1. Solo es transitivo cuando significa ‘sacar provecho o servirse [de algo o
alguien]’: «En la cárcel, los comisarios políticos explotaban esta situación [...] para
coaccionar al prisionero» (Valladares Esperanza [Cuba 1985]).
2. Es intransitivo cuando significa ‘estallar o hacer explosión’: «Un artefacto de fabricación
casera explotó ayer de madrugada» (Vanguardia [Esp.] 14.4.94). Debe evitarse el uso de
este verbo en construcción transitiva con el significado de ‘hacer que [algo] estalle’: «Los
desconocidos [...] explotaron un artefacto en las oficinas administrativas» (Universal [Ven.]
9.10.96); en estos casos, es preferible utilizar el verbo explosionar ( explosionar) o
perífrasis causativas como hacer explotar (o estallar) [algo]: «El grupo subversivo hizo
explotar esta madrugada una carga de diez kilos de dinamita» (País [Col.] 8.7.97); «Una
mujer hizo estallar una bomba que llevaba consigo» (Mundo [Esp.] 1.7.96).
exponer(se). ‘Poner [algo] a la vista’, ‘declarar o manifestar [algo]’ y ‘poner(se) en peligro
o bajo la acción de un agente’. Verbo irregular: se conjuga como poner  APÉNDICE 1, n.º
47). El imperativo singular es expón (tú) y exponé (vos), y no expone.
expontáneo -a.  espontáneo.

éxtasis. 1. ‘Estado de exaltación o suspensión de los sentidos provocado por un sentimiento
religioso, de alegría o de admiración’: «Fue bastante difícil mantener en éxtasis al público»
(Universal [Ven.] 17.4.88); y ‘cierta droga química’: «Se comprueba el consumo de éxtasis»
(Tiempo [Col.] 19.5.97). Es de género masculino e invariable en plural ( PLURAL, 1f): los
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
174
éxtasis. No debe confundirse con el sustantivo femenino estasis (‘estancamiento de un
líquido corporal’;  estasis).
2. El adjetivo correspondiente es extático (‘del éxtasis o que lo implica’): «La potencia
alucinógena de ciertas plantas se ha usado como una vía para vivir experiencias extáticas»
(Arroyo Yoga [Méx. 1990]). No debe confundirse con estático (‘que no se mueve’; 
estático).
extático -ca.  éxtasis, 2.
extender(se). ‘Desplegar o desdoblar’, ‘hacer que [algo] ocupe más espacio o llegue hasta
un determinado lugar’ y, como intransitivo pronominal, ‘ocupar un determinado espacio’.
Verbo irregular: se conjuga como entender  APÉNDICE 1, n.º 31).
extradicción.  extradición.

extradición. ‘Entrega de una persona por parte de las autoridades de un Estado a las de otro
que la reclama judicialmente’: «La extradición es una medida de cooperación internacional
en la represión de la delincuencia» (LpzGarrido Derecho [Esp. 1991]). No es correcta la
grafía extradicción ni la pronunciación correspondiente [ekstradiksión, ekstradikzión],
error achacable al influjo de dicción.
extraer. ‘Sacar’. Verbo irregular: se conjuga como traer  APÉNDICE 1, n.º 58).
extrangulador, extrangulamiento, extrangular.  estrangular.

extrasístole. ‘Latido anormal e irregular del corazón’. Es voz femenina, al igual que sístole
y diástole (sístole y diástole): «¿Qué sensaciones padecerá un feto ante una extrasístole
o un paro cardíaco de la madre?» (Benezón Musicoterapia [Arg. 1981]).
extravismo.  estrabismo.

exuberante. ‘Muy abundante’: «La zona rural tiene una hermosísima y exuberante
vegetación» (Universal [Ven.] 7.4.97). Es incorrecta la grafía exhuberante. Lo mismo
sucede con el sustantivo exuberancia (‘abundancia’), que no debe escribirse exhuberancia.
exvoto. ‘Objeto que se deposita en un santuario o iglesia en agradecimiento a un bien
concedido, por lo general, una curación, y suele representar la figura del órgano o miembro
sanado’: «Sobre la sacristía gótica, cientos de pequeños exvotos [...] cuelgan y se balancean
como medallas» (Volpi Klingsor [Méx. 1999]). Aunque procede de la locución latina ex
voto (‘por voto’), en el español actual debe escribirse en una sola palabra y sin guion
intermedio.
fa. ‘Nota musical’.  PLURAL, 1l y MAYÚSCULAS, 5.2.
facies. En medicina, ‘aspecto del semblante motivado por alguna enfermedad o alteración
del organismo’ y, en geología, ‘conjunto de caracteres presentes en un objeto o estrato
geológico, que generalmente refleja sus condiciones de formación’. Es voz femenina, como
en latín, e invariable en plural ( PLURAL, 1f): «Usted advirtió que la facies de la niña
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
175
denotaba infección» (Olivera Enfermera [Méx. 1991]); «Esta facies está caracterizada por
la presencia de piroxeno» (Banda/Torné Geología [Esp. 1997]).
facineroso -sa. ‘Delincuente habitual’: «Los facinerosos, que iban en dos automóviles,
secuestraron al chofer» (Expreso [Perú] 30.1.97). No es correcta la forma fascineroso.
factible. ‘Posible, que puede hacerse o realizarse’: «Es factible construir un buen anteojo
astronómico» (Scolarici Astronomía [Arg. 1978]); «Lo mejor será aplazar la reunión hasta
mañana por la mañana, y que cada cual traiga una propuesta factible» (FdzCastro Novia
[Esp. 1987]). Este adjetivo no admite complementos preposicionales. La aparición de
factible con un complemento introducido por la preposición de se debe al uso indebido de
este adjetivo en lugar de otros como susceptible ( susceptible), capaz ( capaz), fácil o
similares, que sí admiten este tipo de complemento; así, en «Todos los órganos del grupo
no eran factibles de intercambio» (Bueno Libro [Esp. 1992]), debió decirse susceptibles de
intercambio; en «Un grupo de países bálticos revitalizados, fuertes, factibles de integrarse
a la OTAN y a la Unión Europea» (Américas [EE. UU.] 14.10.97), debió decirse capaces o
con posibilidades de integrarse; en «Las débiles pruebas en su contra eran factibles de
burlar por una defensa habilidosa» (Liendo Platos [Ven. 1985]), debió decirse fáciles de
burlar. En estos casos no debe sustituirse factible por posible, ya que este último adjetivo
tampoco admite complementos preposicionales ( posible).
-fagia. Elemento compositivo sufijo que forma sustantivos a los que aporta el significado de
‘acción de comer o tragar’: antropofagia (‘acción o práctica de comer carne humana’),
coprofagia (‘acción o práctica de comer excrementos’), necrofagia (‘acción o práctica de
comer cadáveres o carroña’), disfagia (‘dificultad o imposibilidad de tragar’), etc. Hoy solo
se admite la pronunciación [fágia] para este sufijo, acorde con la acentuación latina. La
pronunciación [fagía], acorde con la acentuación griega, no es normal hoy y debe evitarse:

antropofagía, coprofagía, etc.
fagot. ‘Instrumento de viento, hecho de madera y con boquilla de caña’. Su plural es fagots
( PLURAL, 1h). Menos usada, pero también válida, es la variante fagote (pl. fagotes).
fagote. fagot.
fakir.  faquir.

fallecer. ‘Morir’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18). Solo
es normal utilizarlo con sujeto de persona.
fantasma. 1. ‘Imagen de una persona muerta que se aparece a los vivos’. Aunque en el
español medieval y clásico se usó mayoritariamente en femenino de lo que aún quedan
vestigios en el habla popular y, a veces, literaria, en el español general actual es de género
masculino: «La abuela apareció como un fantasma en el cuarto de las mellizas» (Martínez
Vuelo [Arg. 2002]). Debe evitarse, en el habla culta, la forma pantasma, que se registra en
el habla popular de algunas regiones.
2. Como adjetivo, significa ‘falso o irreal’ y, dicho de un lugar, ‘deshabitado’. Aunque a
veces se usa como invariable, lo normal es que concuerde en número con el sustantivo al
que se refiere: «Los raptores tienen cuentas en paraísos fiscales del exterior, a nombre de
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
176
empresas fantasmas» (Nacional [Ven.] 24.7.00); «Veía ranchos de terrón y pueblos
fantasmas» (Galeano Días [Ur. 1978]).
faquir. ‘Santón musulmán o hindú que practica la mortificación corporal’ y ‘artista de circo
que exhibe mortificaciones corporales’. La grafía faquir es la etimológica y la preferida en el
uso culto; se desaconseja la forma fakir, que carece de justificación etimológica. Con el
segundo sentido indicado, es común en cuanto al género (el/la faquir;  GÉNERO2, 1a y 3g):
«Llegó a decirle, refiriéndose a la facilidad con que Irene se causaba daño: ―Chica,
pareces una faquir masoquista‖» (GaSánchez Historia [Esp. 1991]).
faralá. ‘Volante que adorna la ropa’. Este sustantivo masculino se usa normalmente en
plural ( PLURAL, 1b): «Jamás llevarán con gracia los faralaes, y la bata de cola les
quedaría francamente mal» (Mundo [Esp.] 16.7.94).
fasces. Sustantivo plural con que se designa la insignia de los cónsules romanos formada por
un haz de varas con un hacha. Aunque a veces se ha usado en femenino, es voz culta que
debe emplearse con el género masculino etimológico: «En sus muros pueden verse todavía
las consignas de Mussolini, los fasces y las cruces gamadas» (Leguineche Camino [Esp.
1995]).
fascineroso -sa.  facineroso.

fatimí. ‘Descendiente de Fátima, hija de Mahoma’ y ‘de los descendientes de Fátima’.
Referido a persona, se emplea frecuentemente como sustantivo. El plural preferido en la
lengua culta es fatimíes ( PLURAL, 1c). Existe también la variante fatimita, menos
frecuente, aunque igualmente válida.
fatimita.  fatimí.
fauces. ‘Parte posterior de la boca de un animal, especialmente si es feroz’: «¿Por qué había
sangre en las fauces [...] del lobo?» (Martini Fantasma [Arg. 1986]). Ya en latín se usaba
siempre en plural expresivo; así pues, no es normal y debe evitarse el singular fauce.
favor. 1. a favor. Esta locución tiene tres significados diferentes:
a) ‘En beneficio o provecho de alguien’. Con este sentido va siempre seguida de un
complemento introducido por de (a veces suplido por un posesivo), que expresa la persona
que resulta beneficiada: «El tiempo quizá corra a favor DEL príncipe» (Universal [Ven.]
3.9.96). Se dice también en favor: «Esto era algo que no podía utilizar en su favor»
(Contreras Nadador [Chile 1995]).
b) ‘Favorable(mente) o en apoyo de algo o alguien’. El complemento con de puede ser
explícito o quedar sobrentendido: «Harris es republicana e hizo campaña a favor DE Bush»
(Nuevo Día [P. Rico] 14.11.00); «El resultado mostró un sensible incremento de votos a
favor» (Granma [Cuba] 11.97). Por influjo de la expresión antónima en contra, a veces,
especialmente en América, se sustituye la preposición a por en y se dice en favor (de); esta
sustitución se ve favorecida por el uso normal de en favor de con el sentido de ‘en beneficio
o provecho de’ ( a), y resulta admisible cuando el complemento con de está explícito:
«Una refutación y un alegato en favor de la reapertura de relaciones con el régimen
dominicano» (VLlosa Fiesta [Perú 2000]); por el contrario, la sustitución de a por en resulta
anómala y es desaconsejable cuando el complemento con de no está explícito: «La bancada
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
177
del PLN permitió a los congresistas que estaban en favor ir en sentido contrario al resto del
grupo» (Nación [C. Rica] 12.9.96).
c) ‘En el mismo sentido que una fuerza o corriente y recibiendo, por tanto, su ayuda’: «Se
fue caminando a favor del viento, como un velero» (Alberto Eternidad [Cuba 1992]). Con
este sentido no es admisible el uso de en favor: «Siguió caminando en favor de la
corriente» (Zaragoza Dios [Esp. 1981]).
2. en favor.  1.
3. favor de. En amplias zonas de América se emplea la expresión favor de seguida de
infinitivo para hacer una petición cortés: «Favor de no tirar sobre el pianista» (Melo Notas
[Méx. 1990]). Esta expresión no es sino una fórmula abreviada de enunciados exhortativos
con el verbo hacer, como haga(n) el favor de.
favorecer(se). 1. ‘Ayudar(se) o beneficiar(se)’ y, dicho de una cosa, ‘mejorar el aspecto
físico de alguien’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Cuando significa ‘ayudar o beneficiar’, se usa normalmente como transitivo, pues admite
sin problemas la pasiva; por tanto, cuando el complemento directo es un pronombre átono de
tercera persona, corresponde utilizar las formas lo(s), la(s): «Brasil tiene la ventaja de
contar con una diferencia de gol que LO favorece» (Clarín [Arg.] 3.7.87); «Se dice que el
profesor LO favoreció» (Matute Perfil [Méx. 1992]). Pero es también frecuente, incluso en
zonas no leístas del ámbito hispánico, su empleo como intransitivo, conservando el dativo
con el que se construía en latín ( LEÍSMO, 4e), por lo que se considera igualmente correcto
el uso de le(s): «Las esporas [...] pueden llegar a dar la vuelta al planeta si las condiciones
les favorecen» (Crespo Cultivo [Arg. 1991]). Cuando significa ‘mejorar el aspecto físico de
alguien’, admite también las dos construcciones: «Ese peinado es el que más LO favorece»
(O’Donnell Escarabajos [Arg. 1975]); «Marisa preguntó con una sonrisa desganada que
[...] LE favorecía muchísimo» (Marsillach Ático [Esp. 1995]).
3. Cuando se usa como pronominal, con el sentido de ‘ayudarse o beneficiarse’, se construye
con un complemento introducido por de: «Chile también se favorece DE este arancel desde
1991» (VV. AA. Desarrollo [Perú 1991]).
febriciente.  febricitante.

febricitante. Este adjetivo, usado también como sustantivo, procede del latín febricitans, antis (participio de presente del verbo febricitare, ‘tener fiebre’) y significa ‘febril o que
tiene fiebre’: «Estas hojas en infusión sirven para poner enemas a los febricitantes» (Lira
Medicina [Perú 1985]). No se justifica el empleo, con este mismo sentido, de la forma
febriciente, documentada en los países del Cono Sur: «Montoya regresaba a la cabaña,
llevando a la febriciente María asida por los hombros» (Gasulla Culminación [Arg. 1975]).
fedayín. Voz procedente del árabe, lengua en la que significa, literalmente, ‘los que se
sacrifican’. En español se emplea con el sentido de ‘combatiente islámico’ y se refiere
especialmente al guerrillero palestino que lucha contra los israelíes. Aunque es
etimológicamente un plural, siendo feday la forma árabe de singular, esta voz se ha
acomodado ya a la morfología española, de modo que se usa fedayín para el singular y
fedayines para el plural: «Con estas palabras resumió un fedayín la situación» (Clarín
[Arg.] 21.02.79); «A finales de 1994, Udai supervisó ya la formación del grupo de
voluntarios fedayines» (Abc Electr. [Esp.] 4.11.97). El singular debe escribirse con tilde por
ser palabra aguda acabada en -n. Referido a cosa, significa ‘de los fedayines’ y es adjetivo
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
178
de una sola terminación, es decir, se utiliza la misma forma para el masculino y para el
femenino: ataque fedayín, organización fedayín.
fenecer. Dicho de una persona, ‘morir’ y, dicho de una cosa, ‘acabarse o desaparecer’.
Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
fénix. ‘Persona o cosa exquisita o única en su especie’. Permanece invariable en plural: los
fénix ( PLURAL, 1f).
finés -sa. ‘De Finlandia’. Referido a persona, se usa frecuentemente como sustantivo:
«Aunque los fineses hablen de los suecos como si fueran imperialistas, en Suecia había
campo, seguridad, futuro» (Padilla Jardín [Cuba 1981]). Como sustantivo masculino
designa la lengua que hablan los habitantes de Finlandia: «Hay quien le encuentra [al turco]
un lejano parentesco con el húngaro y el finés» (Tibón Aventuras [Méx. 1986]). Es, pues,
sinónimo de finlandés; no obstante, en el uso suele preferirse la voz finlandés como
gentilicio de Finlandia y finés como nombre del idioma que se habla en dicho país. Además,
finés es el gentilicio de un antiguo pueblo que habitó diversos territorios del norte de Europa
y fue el que dio nombre a Finlandia, valor este del que carece finlandés.
finlandés -sa. ‘De Finlandia’. Referido a persona, se usa frecuentemente como sustantivo:
«Valentina, una finlandesa educadísima, [...] terminó también por transigir ante la
evidencia» (Palou Carne [Esp. 1975]). Como sustantivo masculino designa la lengua que
hablan los habitantes de Finlandia: «Es autora [...] del único libro existente en finlandés
sobre arte español contemporáneo» (País [Esp.] 2.3.80). Ambos sentidos los tiene también
la voz finés; sobre la diferencia de uso entre finés y finlandés,  finés.
fiscal. Como adjetivo (‘del fisco o del fiscal’), tiene una sola terminación, válida para ambos
géneros: ministerio/reforma fiscal. Consecuentemente, como sustantivo, con el sentido de
‘persona que, en un juicio, ejerce la acusación pública’, es común en cuanto al género (el/la
fiscal;  GÉNERO, 1a y 3i): «La fiscal federal [...] acaba de imputar por cohecho y falsedad
ideológica a ocho estudiantes» (Provincia [Arg.] 3.7.97). En algunos países de América se
usa a veces el femenino específico fiscala: «Con su dictamen, la fiscala reactivó el caso»
(Abc Color [Par.] 10.9.96).
fiscala.  fiscal.
fisiatra.  -iatra.
florecer. ‘Echar flor’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
fluente.  fluir, 2.
fluir. 1. Dicho de un líquido o un gas, ‘correr o deslizarse’. Verbo irregular: se conjuga como
construir  APÉNDICE 1, n.º 25). En cuanto a la acentuación gráfica de las formas verbales
flui o fluí y fluis o fluís,  TILDE2, 1.2. Su participio, fluido, frecuentemente usado como
adjetivo y como sustantivo, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. El adjetivo correspondiente es fluyente (‘que fluye’): «Marte quizás tuvo ríos y agua
fluyente» (Maza Astronomía [Chile 1988]). Igualmente correcta, aunque mucho menos
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
179
frecuente en el uso, es la variante fluente, más cercana en su forma al participio de presente
latino del que deriva este adjetivo, fluens, -entis: «El rojo casi compacto de las banderas
simulaba un amazónico río de sangre; y el movedizo fulgor de las astas iluminadas, el
cabrilleo externo de esa fluente inundación sangrienta» (Laín Descargo [Esp. 1976]).
fluyente.  fluir, 2.
foniatra.  -iatra.
fortalecer(se). ‘Hacer(se) más fuerte’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
forzar(se). 1. ‘Hacer fuerza [sobre algo o alguien]’ y ‘obligar(se)’. Verbo irregular: se
conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26), esto es, diptongan las formas cuya raíz es
tónica (fuerzo, fuerzas, etc.), pero no aquellas cuya raíz es átona (forzamos, forzáis, etc.).
Son, por tanto, incorrectas las formas sin diptongo cuando la raíz es tónica: forzo, forzas,
etc.
2. Con el segundo sentido indicado, es también transitivo y, además del complemento
directo, lleva un complemento precedido de a: «Un dolor sordo, tenaz, le oprimía los
músculos lumbares y LO forzaba A caminar doblado» (Martínez Evita [Arg. 1995]).
fosforecencia, fosforecente.  fosforecer.

fosforecer. 1. ‘Emitir fosforescencia’: «¿No han visto cómo fosforecen las rocas por culpa
de ciertos minerales?» (Scorza Tumba [Perú 1988]). Verbo irregular: se conjuga como
agradecer ( APÉNDICE 1, n.º 18). Existe también la variante regular fosforescer, que
normalmente solo se conjuga en las formas en que la c va seguida de e o i: «Sus ojos de
alucinado fosforescían con el fulgor de la trascendencia» (LTena Renglones [Esp. 1979]).
2. Los derivados se han formado a partir de fosforescer: fosforescencia y fosforescente; son,
por tanto, incorrectas formas como fosforecencia y fosforecente.
fosforescencia, fosforescente, fosforescer.  fosforecer.
FRACCIONARIOS. 1. Los numerales fraccionarios, también llamados partitivos, expresan
división de un todo en partes y sirven para designar una o varias de las fracciones iguales en
que se ha dividido la unidad. Pueden ser adjetivos (la tercera parte de los presentes) o
sustantivos (un tercio de los presentes). A continuación se ofrece una tabla con sus formas:
NUMERAL FRACCIONARIO
NÚMERO
1/2
1/3
1/4
1/5
1/6
1/7
1/8
1/9
sustantivo
mitad o medio
tercio
cuarto
quinto
sexto
séptimo
octavo
noveno
adjetivo
medio, fem. media
tercera (parte)
cuarta (parte)
quinta (parte)
sexta (parte)
séptima (parte)
octava (parte)
novena (parte)
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
1/10
1/11
1/12
1/13
1/14
1/20
1/30
1/56
1/100
1/1000
1/10 000
1/100 000
1/1 000 000
1/2 000 000
180
décimo o décima
décima (parte)
onceavo o undécimo
onceava o undécima (parte)
doceavo o duodécimo
doceava o duodécima (parte)
treceavo
treceava (parte)
catorceavo
catorceava (parte)
veinteavo o vigésimo
veinteava o vigésima (parte)
treintavo o trigésimo
treintava o trigésima (parte)
cincuentaiseisavo
cincuentaiseisava (parte)
centésimo o centésima
centésima (parte)
milésimo o milésima
milésima (parte)
diezmilésimo o diezmilésima
diezmilésima (parte)
cienmilésimo o cienmilésima
cienmilésima (parte)
millonésimo o millonésima
millónesima (parte)
dosmillonésimo o dosmillonésima
dosmillonésima (parte)
2. De los adjetivos, únicamente medio puede modificar directamente al sustantivo que
expresa la cosa dividida, con el que debe concordar en género y número: medio libro, media
tortilla, dos medias naranjas. El resto de los adjetivos fraccionarios se combinan
exclusivamente con el sustantivo parte de ahí que solo se empleen las formas
femeninas y requieren que el sustantivo que expresa la cosa dividida vaya precedido de la
preposición de: dos quintas partes DE la población, la milésima parte DE un segundo. Los
adjetivos fraccionarios que corresponden a los números tres a diez, así como los
correspondientes a cien, a mil y sus múltiplos, y a millón y los suyos, coinciden en sus
formas con los femeninos de los ordinales: tercera, cuarta, quinta, [...] décima, centésima,
milésima, diezmilésima, millonésima ( ORDINALES). El resto se forma hoy añadiendo al
numeral cardinal el sufijo -ava: treceava, catorceava, diecinueveava, veintiunava, etc. Los
correspondientes a los números once y doce, así como los correspondientes a las decenas,
admiten ambas formas (onceava y undécima; doceava y duodécima; veinteava y vigésima;
treintava y trigésima, etc.), aunque hoy suelen preferirse las primeras: «El volumen
sanguíneo corresponde a una doceava parte del peso corporal total» (Rosales/Reyes
Enfermería [Méx. 1982]); «Unidad inglesa de medida que equivale a la duodécima parte
del pie» (Ramírez Baile [Nic. 1995]); «Equivale apenas a la treintava parte del interés civil
y comercial» (Suárez Sueños [Col. 1911-25]); «Los votos observados eran una trigésima
parte del total» (Brecha [Ur.] 10.1.97).
3. Los sustantivos fraccionarios se usan precedidos de determinante (artículo o numeral
cardinal) y van normalmente seguidos de un complemento con de, que especifica la cosa
dividida: Repartió en vida la mitad DE sus bienes; Dos tercios DE los presentes votaron a
favor. Cada adjetivo fraccionario tiene su correspondiente sustantivo:
a) Al adjetivo medio le corresponde el sustantivo mitad: la mitad de la tortilla. El uso de
medio como sustantivo fraccionario solo es normal en contextos matemáticos: «La razón de
dos segmentos homólogos en una semejanza es igual a: a) Un medio de la razón de
semejanza» (VV. AA. Matemáticas [Esp. 1998]).
b) El sustantivo que designa la tercera parte de una cosa es tercio, que originalmente era
también adjetivo (la hora tercia): «Para la votación se exigirá igualmente la mayoría de dos
tercios» (Guinea Sindicatos [Esp. 1977]).
c) En el resto de los casos, la forma de los sustantivos fraccionarios coincide con la de los
adjetivos, con la salvedad de que el sustantivo es normalmente masculino y para el adjetivo
solo se emplea la forma femenina: cuarto, cuarta (parte); quinto, quinta (parte); sexto, sexta
(parte); veintiunavo, veintiunava (parte), etc. Solo los sustantivos fraccionarios
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
181
correspondientes a diez, cien, mil y millón, y sus múltiplos, pueden ser masculinos uso
frecuente en América o femeninos (décimo o décima, centésimo o centésima, milésimo o
milésima, millónésimo o millonésima): «Una diferencia de un décimo de milímetro podía
ocasionar el recalentamiento del arma» (García Mundo [Perú 1994]); «Ni siquiera varió
una décima de pulgada la dirección de su órgano más sensible» (Panero Lugar [Esp.
1976]). Al igual que ocurre en el caso de los adjetivos ( 2), para los correspondientes a las
decenas pueden admitirse las formas propiamente fraccionarias, que terminan en -avo, o las
que coinciden con los ordinales, pero estas últimas son de raro uso hoy: «Casi un tercio del
tamaño y casi un veinteavo de la masa de la Tierra» (Altschuler Hijos [Ur. 2002]); «El
salario de los cilleros [...] solí[a] variar del décimo al vigésimo de los frutos» (DgzOrtiz
Clases [Esp. 1973]).
4. Todos los numerales fraccionarios se escriben en una sola palabra, por lo que se
consideran incorrectas las grafías con separación entre sus componentes: cien milésima,

diez millonésima. En la escritura de los fraccionarios formados por adición del sufijo -avo a
un cardinal terminado en -a, se recomienda reducir las dos vocales iguales a una sola:
cincuentavo, mejor que cincuentaavo. En los formados por adición de este mismo sufijo a
cardinales terminados en -e, debe mantenerse esta letra: onceavo, doceavo, veinteavo, etc.;
las formas onzavo, dozavo, veintavo, etc., son anticuadas y no se recomienda su empleo.
Cuando el sufijo -avo se añade a numerales terminados en -o, se mantiene esta letra:
dieciochoavo, veinticuatroavo, etc.; no obstante, en los compuestos de ocho, puede también
elidirse: dieciochavo.
5. Salvo octavo y sus compuestos, que son también ordinales, los numerales formados con el
sufijo -avo son exclusivamente fraccionarios; por tanto, es incorrecto su empleo con valor
ordinal: el quinceavo cumpleaños, el diecinueveavo piso; lo correcto es el decimoquinto
cumpleaños, el decimonoveno piso.
fregaplatos.  friegaplatos.

fregar(se). 1. ‘Limpiar [algo] frotando’, ‘frotar o restregar’ y, en el español de muchas
zonas de América, ‘fastidiar(se) o jorobar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
APÉNDICE 1, n.º 16); por lo tanto, deben diptongar las formas cuya raíz es tónica (friego,
friegas, etc.), pero no aquellas cuya raíz es átona (fregamos, fregáis, fregado, etc.): «Bueno,
mi bien, friegas los platos y te vas» (Vázquez Vida [Esp. 1976]); «Lo que me friega es su
tranquilidad, la confianza que nos tiene» (VLlosa Tía [Perú 1977]). Es vulgarismo propio
del habla popular conjugar este verbo como regular (frego, fregas, frega, etc.): Yo frego
mi casa todos los días. Esta misma incorrección debe evitarse en su derivado refregar.
2. Este verbo forma parte de los compuestos friegasuelos ( friegasuelos) y friegaplatos
( friegaplatos).
fregasuelos. friegasuelos.

freír. 1. ‘Guisar [algo] en aceite o grasa hirviendo’. Verbo irregular: se conjuga como
sonreír  APÉNDICE 1, n.º 55). En cuanto a la acentuación gráfica de las formas del
pretérito perfecto simple (o pretérito) frio o frió y del presente de indicativo friais o friáis,
TILDE2, 1.2.
2. Tiene dos participios: el regular freído y el irregular frito. Ambos se utilizan
indistintamente en la formación de los tiempos compuestos (he freído / he frito) y de la voz
pasiva (es freído / es frito), aunque hoy es mucho más frecuente el empleo de la forma
irregular: «Le he frito también un par de huevos» (Olmo Pablo [Esp. 1984]); «Aparte se
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
182
habrá freído el tomate [...] con cebolla, todo muy despacio y removiendo bien» (Toharia
Libro [Esp. 1985]). En función adjetiva, sin embargo, solo se usa la forma frito, que puede
ser también un sustantivo (‘alimento frito’): «Un bar en el que hacen unas sardinitas fritas
que te mueres» (Zarraluki Historia [Esp. 1994]); «Evitar en lo posible los fritos»
(Pirolo/Pirolo Dietas [Arg. 1990]).
3. La materia que se utiliza para freír se expresa mediante un complemento precedido de en
o con: «Los pejerreyes [...] se fríen EN aceite bien caliente» (Huneeus Cocina [Chile 1989]);
«Las [sartenes] antiadherentes [...] serán muy útiles siempre que se quiera freír CON poco
aceite» (Expreso [Perú] 1.10.91).
4. En varios países de América existe, con este mismo sentido, el verbo regular fritar (
fritar).
frenesí. ‘Delirio o exaltación violenta del ánimo’. Su plural es frenesíes o frenesís (
PLURAL,
1c).
friegaplatos. Este sustantivo es masculino cuando significa ‘máquina o producto para
fregar la vajilla’: «Limpió también la nevera, el calentador y la parte frontal del
friegaplatos» (Millás Desorden [Esp. 1988]); es común en cuanto al género (el/la
friegaplatos) cuando significa ‘persona que trabaja lavando platos’: «Faustino Roldán es el
maître y el camarero y, cuando el trabajo lo pide, el friegaplatos» (Palomino Torremolinos
[Esp. 1971]). Debe evitarse la forma fregaplatos, ya que este sustantivo se ha formado con
la tercera persona del singular del verbo fregar, que es friega y no frega ( fregar).
friegasuelos. Sustantivo masculino que significa ‘producto para fregar el suelo’: Este
friegasuelos es muy potente y no estropea las manos. Debe evitarse la forma fregasuelos,
ya que este sustantivo se ha formado con la tercera persona del singular del verbo fregar,
que es friega y no frega ( fregar).
fritar. Verbo regular que, como tecnicismo del arte cerámico y del vidrio, significa ‘someter
[los materiales vitrificables] a muy altas temperaturas’: «El esmalte por fritar se colocará en
un crisol refractario, bien prensado» (FdzChiti Cerámica [Arg. 1982]). En varios países de
América y en algún habla dialectal española, se emplea también como sinónimo de freír (
freír): Las patatas se pueden fritar de dos formas. Su participio es fritado.
fruir. 1. ‘Gozar’. Verbo irregular: se conjuga como construir 
1, n.º 25). En
cuanto a la acentuación gráfica de las formas verbales frui o fruí y fruis o fruís,  TILDE2,
1.2. Su participio, fruido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. Puede funcionar como transitivo: «He llegado a apreciar mejor, a percibir mejor, a fruir
mejor, los grises delicadísimos de mi tierra» (Azorín Madrid [Esp. 1941]); o como
intransitivo, con un complemento encabezado por de: «En Olimpia se detiene a fruir DE un
valle junto a la colina de Kronos» (Ortega Personas [Esp. 1904-16]).
APÉNDICE
frufrú. Onomatopeya del roce de la seda u otra tela semejante. Su plural es frufrús (
PLURAL,
1c).
frutecer. ‘Fructificar’. De uso literario, es verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
183
gagá. ‘Que tiene las facultades mentales mermadas a causa de la edad’. Aunque se emplea a
veces como adjetivo invariable, es preferible usar la forma gagás para el plural ( PLURAL,
1b): «Esa pandilla de viejos ―gagás‖» (Casas Antoñita [Esp. 1953]).
ganapierde. ‘Modo de jugar por el que gana quien pierde’. Aunque en el español clásico se
documenta su uso en femenino, en el español actual es siempre masculino: «Los españoles
jugamos al ganapierde en las cloacas del Estado» (Mundo [Esp.] 28.11.95).
gemir. ‘Emitir sonidos que expresan dolor o placer’. Verbo irregular: se conjuga como pedir
 APÉNDICE 1, n.º 45).
generador -ra. 1. ‘Que genera’. Para el femenino, en la lengua general, se usa
normalmente la forma generadora: «Se salva así la actividad pesquera más generadora de
empleo» (País [Esp.] 16.4.97). Existe también el femenino generatriz, menos frecuente en el
uso general, pero único usado en contextos matemáticos: «En toda creación existe una idea
generatriz» (Ricard Diseño [Esp. 1982]); «Calcular la fracción generatriz de un número
decimal periódico cualquiera» (VV. AA. Matemáticas [Esp. 1998]). Es incorrecto el uso de
generatriz referido a sustantivos masculinos: núcleo generatriz.
2. Como sustantivo, se usa el masculino generador con el sentido de ‘máquina o aparato que
genera energía’: «Alguien había puesto en marcha el generador de electricidad» (Soriano
Plantas [Arg. 1986]); y el femenino generatriz con el sentido de ‘línea o superficie que al
girar sobre un eje genera una figura o un cuerpo geométrico’: «Si las generatrices fueran
perpendiculares al plano de la directriz, el cilindro resultante sería de revolución» (Ferrer
Dibujo [Esp. 1997]).
general. Como sustantivo, con el sentido de ‘oficial general del Ejército’, es común en
cuanto al género: el/la general ( GÉNERO2, 1a y 3k). No es normal el femenino generala.
generala.  general.
generatriz.  generador.
2
. 1. Los sustantivos en español pueden ser masculinos o femeninos. Cuando el
sustantivo designa seres animados, lo más habitual es que exista una forma específica para
cada uno de los dos géneros gramaticales, en correspondencia con la distinción biológica de
sexos, bien por el uso de desinencias o sufijos distintivos de género añadidos a una misma
raíz, como ocurre en profesor/profesora, gato/gata, nene/nena, conde/condesa, zar/zarina;
bien por el uso de palabras de distinta raíz según el sexo del referente (heteronimia), como
ocurre en hombre/mujer, caballo/yegua, yerno/nuera; no obstante, son muchos los casos en
que existe una forma única, válida para referirse a seres de uno u otro sexo: es el caso de los
llamados «sustantivos comunes en cuanto al género» ( a) y de los llamados «sustantivos
epicenos» ( b). Si el referente del sustantivo es inanimado, lo normal es que sea solo
masculino (cuadro, césped, día) o solo femenino (mesa, pared, libido), aunque existe un
grupo de sustantivos que poseen ambos géneros, los denominados tradicionalmente
«sustantivos ambiguos en cuanto al género» ( c).
a) Sustantivos comunes en cuanto al género. Son los que, designando seres animados,
tienen una sola forma, la misma para ambos géneros. En cada enunciado concreto, el género
del sustantivo, que se corresponde con el sexo del referente, lo señalan los determinativos y
adjetivos con variación genérica: el/la pianista; ese/esa psiquiatra; un buen/una buena
GÉNERO
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
184
profesional. El equivalente de los sustantivos comunes en cuanto al género dentro de la clase
de los adjetivos lo constituyen los adjetivos de una sola terminación, como feliz, dócil,
grande, etc., que se aplican, sin cambiar de forma, a sustantivos tanto masculinos como
femeninos: un padre/una madre feliz, un perro/una perra dócil, un sillón/una silla grande.
b) Sustantivos epicenos. Son los que, designando seres animados, tienen una forma única, a
la que corresponde un solo género gramatical, para referirse, indistintamente, a individuos
de uno u otro sexo. En este caso, el género gramatical es independiente del sexo del
referente. Hay epicenos masculinos (personaje, vástago, tiburón, lince) y epicenos
femeninos (persona, víctima, hormiga, perdiz). La concordancia debe establecerse siempre
en función del género gramatical del sustantivo epiceno, y no en función del sexo del
referente; así, debe decirse La víctima, un hombre joven, fue trasladada al hospital más
cercano, y no La víctima, un hombre joven, fue trasladado al hospital más cercano. En el
caso de los epicenos de animal, se añade la especificación macho o hembra cuando se desea
hacer explícito el sexo del referente: «La orca macho permanece cerca de la rompiente [...],
zarandeada por las aguas de color verdoso» (Bojorge Aventura [Arg. 1992]).
c) Sustantivos ambiguos en cuanto al género. Son los que, designando normalmente seres
inanimados, admiten su uso en uno u otro género, sin que ello implique cambios de
significado: el/la armazón, el/la dracma, el/la mar, el/la vodka. Normalmente la elección de
uno u otro género va asociada a diferencias de registro o de nivel de lengua, o tiene que ver
con preferencias dialectales, sectoriales o personales. No deben confundirse los sustantivos
ambiguos en cuanto al género con los casos en que el empleo de una misma palabra en
masculino o en femenino implica cambios de significado: el cólera (‘enfermedad’) / la
cólera (‘ira’); el editorial (‘artículo de fondo no firmado’) / la editorial (‘casa editora’). De
entre los sustantivos ambiguos, tan solo ánade y cobaya designan seres animados.
2.1. En los sustantivos que designan seres animados, el masculino gramatical no solo se
emplea para referirse a los individuos de sexo masculino, sino también para designar la
clase, esto es, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos: El hombre es el
único animal racional; El gato es un buen animal de compañía. Consecuentemente, los
nombres apelativos masculinos, cuando se emplean en plural, pueden incluir en su
designación a seres de uno y otro sexo: Los hombres prehistóricos se vestían con pieles de
animales; En mi barrio hay muchos gatos (de la referencia no quedan excluidas ni las
mujeres prehistóricas ni las gatas). Así, con la expresión los alumnos podemos referirnos a
un colectivo formado exclusivamente por alumnos varones, pero también a un colectivo
mixto, formado por chicos y chicas. A pesar de ello, en los últimos tiempos, por razones de
corrección política, que no de corrección lingüística, se está extendiendo la costumbre de
hacer explícita en estos casos la alusión a ambos sexos: «Decidió luchar ella, y ayudar a sus
compañeros y compañeras» (Excélsior [Méx.] 5.9.96). Se olvida que en la lengua está
prevista la posibilidad de referirse a colectivos mixtos a través del género gramatical
masculino, posibilidad en la que no debe verse intención discriminatoria alguna, sino la
aplicación de la ley lingüística de la economía expresiva; así pues, en el ejemplo citado pudo
y debió decirse, simplemente, ayudar a sus compañeros. Solo cuando la oposición de
sexos es un factor relevante en el contexto, es necesaria la mención explícita de ambos
géneros: La proporción de alumnos y alumnas en las aulas se ha ido invirtiendo
progresivamente; En las actividades deportivas deberán participar por igual alumnos y
alumnas. Por otra parte, el afán por evitar esa supuesta discriminación lingüística, unido al
deseo de mitigar la pesadez en la expresión provocada por tales repeticiones, ha suscitado la
creación de soluciones artificiosas que contravienen las normas de la gramática: las y los
ciudadanos.
2.2. Para evitar las engorrosas repeticiones a que da lugar la reciente e innecesaria
costumbre de hacer siempre explícita la alusión a ambos sexos (los niños y las niñas, los
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
185
ciudadanos y ciudadanas, etc.;  2.1), ha comenzado a usarse en carteles y circulares el
símbolo de la arroba (@) como recurso gráfico para integrar en una sola palabra las formas
masculina y femenina del sustantivo, ya que este signo parece incluir en su trazo las vocales
a y o: [email protected] niñ@s. Debe tenerse en cuenta que la arroba no es un signo lingüístico y, por
ello, su uso en estos casos es inadmisible desde el punto de vista normativo; a esto se añade
la imposibilidad de aplicar esta fórmula integradora en muchos casos sin dar lugar a graves
inconsistencias, como ocurre en Día del niñ@, donde la contracción del solo es válida para
el masculino niño.
3. FORMACIÓN DEL FEMENINO EN PROFESIONES, CARGOS, TÍTULOS O ACTIVIDADES HUMANAS.
Aunque en el modo de marcar el género femenino en los sustantivos que designan
profesiones, cargos, títulos o actividades influyen tanto cuestiones puramente formales la
etimología, la terminación del masculino, etc. como condicionamientos de tipo histórico y
sociocultural, en especial el hecho de que se trate o no de profesiones o cargos
desempeñados tradicionalmente por mujeres, se pueden establecer las siguientes normas,
atendiendo únicamente a criterios morfológicos:
a) Aquellos cuya forma masculina acaba en -o forman normalmente el femenino
sustituyendo esta vocal por una -a: bombero/bombera, médico/médica, ministro/ministra,
ginecólogo/ginecóloga. Hay excepciones, como piloto, modelo, testigo o sobrecargo, que
funcionan como comunes: el/la piloto, el/la modelo, el/la testigo, el/la sobrecargo (no debe
considerarse una excepción el sustantivo reo, cuyo femenino etimológico y aún vigente en el
uso es rea, aunque funcione asimismo como común: la reo). También funcionan
normalmente como comunes los que proceden de acortamientos: el/la fisio, el/la otorrino.
En algún caso, el femenino presenta la terminación culta -isa (del lat. -issa), por provenir
directamente del femenino latino formado con este sufijo: diácono/diaconisa.
b) Los que acaban en -a funcionan en su inmensa mayoría como comunes: el/la atleta, el/la
cineasta, el/la guía, el/la logopeda, el/la terapeuta, el/la pediatra. En algunos casos, por
razones etimológicas, el femenino presenta la terminación culta -isa: profetisa, papisa. En el
caso de poeta, existen ambas posibilidades: la poeta/poetisa. También tiene dos femeninos
la voz guarda, aunque con matices significativos diversos: la guarda/guardesa. Son
asimismo comunes en cuanto al género los sustantivos formados con el sufijo -ista: el/la
ascensorista, el/la electricista, el/la taxista. Es excepcional el caso de modista, que a partir
del masculino normal el modista ha generado el masculino regresivo modisto.
c) Los que acaban en -e tienden a funcionar como comunes, en consonancia con los
adjetivos con esta misma terminación, que suelen tener una única forma (afable, alegre,
pobre, inmune, etc): el/la amanuense, el/la cicerone, el/la conserje, el/la orfebre, el/la
pinche. Algunos tienen formas femeninas específicas a través de los sufijos -esa, -isa o -ina:
alcalde/alcaldesa, conde/condesa, duque/duquesa, héroe/heroína, sacerdote/sacerdotisa
(aunque sacerdote también se usa como común: la sacerdote). En unos pocos casos se han
generado femeninos en -a, como en jefe/jefa, sastre/sastra, cacique/cacica.
Dentro de este grupo están también los sustantivos terminados en -ante o -ente, procedentes
en gran parte de participios latinos de presente, y que funcionan en su gran mayoría como
comunes, en consonancia con la forma única de los adjetivos con estas mismas
terminaciones (complaciente, inteligente, pedante, etc.): el/la agente, el/la conferenciante,
el/la dibujante, el/la estudiante. No obstante, en algunos casos se han generalizado en el uso
femeninos en -a, como clienta, dependienta o presidenta. A veces se usan ambas formas,
con matices significativos diversos: la gobernante (‘mujer que dirige un país’) / la
gobernanta (en una casa, un hotel o una institución, ‘mujer que tiene a su cargo el personal
de servicio’).
d) Los pocos que terminan en -i o en -u funcionan también como comunes: el/la maniquí,
el/la saltimbanqui, el/la gurú.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
186
e) En cuanto a los terminados en -y, el femenino de rey es reina, mientras que los que toman
modernamente esta terminación funcionan como comunes: el/la yóquey.
f) Los que acaban en -or forman el femenino añadiendo una -a: compositor/compositora,
escritor/escritora, profesor/profesora, gobernador/gobernadora. En algunos casos, el
femenino presenta la terminación culta -triz (del lat. -trix, tricis), por provenir directamente
de femeninos latinos formados con este sufijo: actor/actriz, emperador/emperatriz.
g) Los que acaban en -ar o -er, así como los pocos que acaban en -ir o -ur, funcionan hoy
normalmente como comunes, aunque en algunos casos existen también femeninos en -esa o
en -a: el/la auxiliar, el/la militar, el/la escolar (pero el juglar/la juglaresa), el/la líder (raro
lideresa), el/la chofer o el/la chófer (raro choferesa), el/la ujier, el/la sumiller, el/la
bachiller (raro hoy bachillera), el/la mercader (raro hoy mercadera), el/la faquir, el/la
augur.
h) Los agudos acabados en -n y en -s forman normalmente el femenino añadiendo una -a:
guardián/guardiana,
bailarín/bailarina,
anfitrión/anfitriona,
guardés/guardesa,
marqués/marquesa, dios/diosa. Se exceptúan barón e histrión, cuyos femeninos se forman a
través de los sufijos -esa e -isa, respectivamente: baronesa, histrionisa. También se apartan
de esta regla la palabra rehén, que funciona como epiceno masculino (el rehén) o como
común (el/la rehén), y la voz edecán, que es común en cuanto al género (el/la edecán; 
edecán). Por su parte, las palabras llanas con esta terminación funcionan como comunes:
el/la barman.
i) Los que acaban en -l o -z tienden a funcionar como comunes: el/la cónsul, el/la
corresponsal, el/la timonel, el/la capataz, el/la juez, el/la portavoz, en consonancia con los
adjetivos terminados en estas mismas consonantes, que tienen, salvo poquísimas
excepciones, una única forma, válida tanto para el masculino como para el femenino: dócil,
brutal, soez, feliz (no existen las formas femeninas *dócila, *brutala, *soeza, *feliza). No
obstante, algunos de estos sustantivos han desarrollado con cierto éxito un femenino en -a,
como es el caso de juez/jueza, aprendiz/aprendiza, concejal/concejala o bedel/bedela.
j) Los terminados en consonantes distintas de las señaladas en los párrafos anteriores,
funcionan como comunes: el/la chef, el/la médium, el/la pívot. Se exceptúa la voz abad,
cuyo femenino es abadesa. Es especial el caso de huésped, pues aunque hoy se prefiere su
uso como común (el/la huésped), su femenino tradicional es huéspeda.
k) Independientemente de su terminación, funcionan como comunes los nombres que
designan grados de la escala militar: el/la cabo, el/la brigada, el/la teniente, el/la brigadier,
el/la capitán, el/la coronel, el/la alférez; los sustantivos que designan por el instrumento al
músico que lo toca: el/la batería, el/la corneta, el/la contrabajo; y los sustantivos
compuestos que designan persona: el/la mandamás, un/una cazatalentos, un/una sabelotodo,
un/una correveidile.
4. GÉNERO DE LOS NOMBRES DE PAÍSES Y CIUDADES. En la asignación de género a los
nombres propios de países y ciudades influye sobre todo la terminación, aunque son muy
frecuentes las vacilaciones. En general puede decirse que los nombres de países que
terminan en -a átona concuerdan en femenino con los determinantes y adjetivos que los
acompañan: «Serán los protagonistas de la Colombia del próximo siglo» (Tiempo [Col.]
2.1.90); «Hizo que la vieja España pensara sobre sus colonias» (Salvador Historia [Ecuad.
1994]); mientras que los que terminan en -a tónica o en otra vocal, así como los terminados
en consonante, suelen concordar en masculino: «Para que [...] construyan juntos el Panamá
del futuro» (Siglo [Pan.] 15.5.97); «El México de hoy ya no es el México de hace tres años»
(Proceso [Méx.] 19.1.97); «La participación de Rusia en el Iraq que resultará de la guerra
dependerá de si adopta una ―postura constructiva‖ en la ONU» (Razón [Esp.] 9.4.03). En
lo que respecta a las ciudades, las que terminan en -a suelen concordar en femenino:
«Hallado un tercer foro imperial en la Córdoba romana» (Vanguardia [Esp.] 10.3.94);
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
187
mientras que las que terminan en otra vocal o en consonante suelen concordar en masculino,
aunque en todos los casos es siempre posible la concordancia en femenino, por influjo del
género del sustantivo ciudad: «Puso como ejemplo de convivencia cultural y religiosa el
Toledo medieval» (Vanguardia [Esp.] 16.10.95); «Ya vuela [...] sobre la Toledo misteriosa»
(Reyes Letras [Méx. 1946]); «El Buenos Aires caótico de frenéticos muñecos con cuerda»
(Sábato Héroes [Arg. 1961]); «Misteriosa Buenos Aires» (Mujica Buenos Aires [Arg. 1985]
tít.). Con el cuantificador todo antepuesto, la alternancia de género se da con todos los
nombres de ciudades, independientemente de su terminación: «¿Lo sabías tú? Bueno,
Javier, lo sabe todo Barcelona» (Mendoza Verdad [Esp. 1975]); «Por toda Barcelona corre
un rumor de llanto y de promesa» (Semprún Autobiografía [Esp. 1977]). La expresión
masculina «el todo + nombre de ciudad» se ha lexicalizado en países como México y España
con el sentido de ‘élite social de una ciudad’: «Su pequeño bar es el lugar donde se reúne
―el todo Barcelona‖» (Domingo Sabor [Esp. 1992]).
5. Sobre el género de abreviaturas, acortamientos, siglas y acrónimos,  ABREVIATURA, 4;
ACORTAMIENTO, 4; SIGLA, 4; ACRÓNIMO, 4.
gente. 1. En el español general, este sustantivo femenino se emplea como nombre colectivo
no contable y significa ‘personas’: «La gente acudía a su bar» (Obligado Salsa [Arg.
2002]); «En torno a nosotros había un grupo de gente joven que reía y voceaba» (Salisachs
Gangrena [Esp. 1975]). Como otros nombres colectivos, admite un plural expresivo, usado
casi exclusivamente en la lengua literaria: «Fue ella quien me introdujo en las cosas, en las
comidas, en las gentes de aquí» (Benedetti Primavera [Ur. 1982]). La divergencia entre su
referente (plural) y su número gramatical (singular) puede dar lugar a errores de
concordancia ( CONCORDANCIA, 3.2.10).
2. En el español de ciertas zonas de América, especialmente en México y varios países
centroamericanos, se usa también con el sentido de ‘persona o individuo’, es decir, como
sustantivo contable y no colectivo: «Luis era una gente muy caballerosa» (Prensa [Nic.]
3.2.97); con este sentido, su uso en plural es obligado cuando se desea aludir a más de una
persona: «Alrededor de la tina, en la que podían caber cinco gentes, había muchas plantas»
(Mastretta Vida [Méx. 1990]). En España solo es normal el uso de gente con referente
singular en la expresión buena (o mala) gente, que también se documenta en el español
americano: «Yo soy muy buena gente» (Gala Invitados [Esp. 2002]); «Tato, por su parte, no
era mala gente» (Álvarez Naufragios [Cuba 2002]).
3. En el español coloquial de muchos países de América se emplea también, como adjetivo o
como sustantivo, con el sentido de ‘[persona] honesta, amable y servicial’ y ‘[persona]
distinguida o de buena posición’: «Sería conveniente que llamara al doctor Pereyda [...]; él
es muy gente y seguramente no le cobrará» (Olivera Enfermera [Méx. 1991]); «Ese es para
mí menos que nada, aunque estos caballeros hablen de él como si fuera gente» (Piglia
Respiración [Arg. 1980]).
gerenta.  gerente.
gerente. ‘Persona que lleva la gestión administrativa de una empresa o institución’. Por su
terminación, es común en cuanto al género (el/la gerente;  GÉNERO2, 1a y 3c): «Es la
gerente de una compañía china» (Clarín [Arg.] 3.4.97). No es normal el femenino gerenta.
geriatra.  -iatra.
giganta.  gigante.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
188
gigante. Como adjetivo (‘de tamaño muy superior al normal’), tiene una sola terminación,
válida para ambos géneros: calamar/pantalla gigante; pero cuando se usa como sustantivo,
con los sentidos de ‘ser fabuloso de tamaño descomunal’ y ‘persona de tamaño
excepcional’, es normal el femenino giganta: «De rodillas ante la giganta (ahora medía dos
metros y siete centímetros)» (Jodorowsky Pájaro [Chile 1992]).
gobernanta.  gobernante, 2.
gobernante. 1. Como adjetivo (‘que gobierna’), tiene una sola terminación, válida para
ambos géneros: partido/clase gobernante. Consecuentemente, cuando se usa como
sustantivo para designar a la persona que ejerce el gobierno de un territorio, es común en
cuanto al género (el/la gobernante;  GÉNERO2, 1a y 3c): «También acompañaban a la
gobernante [Violeta Chamorro] sus hijos Carlos y Pedro» (Prensa [Hond.] 28.8.96).
2. Solo se usa el femenino gobernanta con el sentido de ‘mujer que tiene a su cargo el
personal de servicio en una casa, un hotel o una institución’: «Mayordomo y gobernanta se
hallaban enzarzados en una oscura conversación» (SchzEspeso Alas [Esp. 1985]).
gobernar. ‘Mandar o dirigir’. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º
16).
goma. Es sustantivo femenino en todas sus acepciones. Cuando significa, en medicina,
‘tumor de origen sifilítico’, se recomienda mantener este mismo género, que es el
etimológico, aunque a veces se emplee también en masculino: «Las gomas sifilíticas del
hígado» (Vega Así [Col. 1981]); «Más raro era el goma cerebral» (Castilla Psiquiatría 2
[Esp. 1980]).
gripa. gripe.
gripe. ‘Enfermedad epidémica caracterizada por fiebre y síntomas catarrales’. Es voz
femenina, como en francés, lengua de donde la hemos tomado: «Creo que me ha venido una
gripe fuerte» (Bayly Mujer [Perú 2002]). En Colombia y México se emplea a menudo, con
este sentido, la forma gripa: «La gripa inclemente comenzaba a golpearlo» (Salazar Selva
[Col. 1991]).
grog. ‘Bebida caliente hecha con ron u otro licor, agua, azúcar y limón’. Su plural es grogs
( PLURAL, 1h).
gruñir. ‘Emitir gruñidos’. Verbo irregular: se conjuga como mullir  APÉNDICE 1, n.º 42).
guaicurú. ‘De cierto grupo de pueblos amerindios que habitan entre los ríos Paraguay y
Paraná’. Referido a persona, se emplea frecuentemente como sustantivo. También como
sustantivo designa la familia de lenguas hablada por estos pueblos. El plural preferido en la
lengua culta es guaicurúes ( PLURAL, 1c). No debe usarse como invariable ( PLURAL,
2.2): los guaicurú.
guaraná. ‘Cierto arbusto americano’ y ‘pasta obtenida a partir de sus semillas’. Su plural es
guaranás ( PLURAL, 1b).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
189
guaraní. ‘De un pueblo indígena americano que se extendía desde el Amazonas al Río de la
Plata y hoy pervive en algunas zonas de América del Sur, especialmente en el Paraguay’.
Referido a persona, se emplea frecuentemente como sustantivo. También como sustantivo
designa la lengua hablada por este pueblo, así como la unidad monetaria paraguaya. El
plural preferido en la lengua culta es guaraníes ( PLURAL, 1c). No debe usarse como
invariable ( PLURAL, 2.2): los guaraní.
guarda. 1. Este sustantivo es femenino cuando designa la ‘acción de guardar’, en el sentido
de ‘cuidar, custodiar o proteger’; equivale, por tanto, a cuidado, custodia o protección: «El
proyecto que nos ocupa vendría a sacrificar valores importantes, como la guarda de
especies botánicas y zoológicas autóctonas y raras» (Prensa [Arg.] 28.4.92); «La guarda de
esta casa no puede seguir en manos de un hombre que se pasa la noche borracho» (Asenjo
Días [Esp. 1982]); «En la sentencia de separación matrimonial me han concedido la guarda
y custodia de mis hijos» (Pérez/Trallero Mujer [Esp. 1983]). De ahí que al ángel custodio, el
que se supone que Dios asigna a cada persona para su protección, se le llame más
comúnmente ángel de la guarda: «Si no ocurren más desgracias en ciclismo es porque
tenemos un ángel de la guarda que nos protege» (Mundo [Esp.] 19.7.95).
2. Es común en cuanto al género (el guarda, la guarda) cuando significa ‘persona encargada
de la custodia o protección de algo’ y, en el Río de la Plata, ‘persona que vende o controla
los boletos en un transporte público, especialmente en un tren’: «Solana y Loren estaban
apoyados en el coche, hablando con el guarda del aparcamiento» (Madrid Flores [Esp.
1989]); «El guarda golpea la puerta del pasajero que está durmiendo o anuncia la estación
próxima» (Ocampo Cornelia [Arg. 1988]). A menudo va seguido de adjetivos
especificativos como forestal o jurado: «El helicóptero del Principado rescata el cadáver
de una guarda forestal» (Nueva España [Esp.] 15.10.02); «El aplomo de la guarda jurado
que custodiaba la entrada del periódico evitó que se produjeran desgracias personales»
(Mundo [Esp.] 30.9.00).
3. También significa, en masculino, ‘hombre encargado del cuidado de una casa o de una
finca’: «Había un huerto de naranjos y limones y una choza de caña, donde vivía el guarda»
(RRosa Sebastián [Guat. 1994]). Para referirse a una mujer, se utiliza en este caso el
femenino guardesa ( guardés).
4. Aunque guarda procede de la misma raíz que guardia y sus significados están próximos,
ambas palabras no son intercambiables ( guardia).
guardarropa. Es masculino cuando significa ‘lugar donde se depositan las prendas de
abrigo en un local público’, ‘armario donde se guarda la ropa’ y ‘conjunto de vestidos de
una persona’: «Obtuve un trabajo de ayudante en el guardarropa de un buen bar» (Donoso
Elefantes [Chile 1995]); «Abrí el guardarropa y encontré dos sotanas colgando» (Zaldívar
Ahora [C. Rica 1995]); «Se adelantó el otoño y todos recurrieron al guardarropa de
invierno» (Época [Esp.] 15.9.97]). Cuando significa ‘persona a cuyo cargo está un
guardarropa’, es común en cuanto al género ( GÉNERO2, 1a): el/la guardarropa. Aunque a
veces se emplea la forma guardarropas para el singular (el guardarropas), es preferible
reservar esta solo para el plural.
guardés -sa. ‘Persona encargada, junto con su cónyuge, de guardar una casa o una finca’:
«Un buen guardés debía [...] tener dos cualidades básicas: eficacia y, sobre todo, fidelidad
al señorito» (Mundo [Esp.] 3.3.96); «La abuela hacía solitarios y jugaba a la brisca con la
guardesa y el hijo de la guardesa» (Pombo Héroe [Esp. 1983]). El masculino guardés,
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
190
formado por derivación regresiva del femenino guardesa, se usa muy poco; normalmente se
prefiere, para el masculino, la forma guarda ( guarda, 3). El plural guardeses designa al
matrimonio que se ocupa en esta tarea: «En su interior residían los guardeses de la Escuela
de Danza María Victoria, un matrimonio de ancianos» (Mundo [Esp.] 20.4.95).
guardia. 1. Este sustantivo es femenino en los siguientes casos:
a) Cuando significa ‘acción de guardar’, en el sentido de ‘vigilar o defender’; equivale, por
tanto, a vigilancia o defensa. Se utiliza frecuentemente en construcciones como mantener la
guardia, montar la guardia, bajar la guardia, poner o estar en guardia, etc.: «Por eso no
abandoné la guardia, y siempre que pude lo vigilé» (Mujica Escarabajo [Arg. 1982]);
«Ignacio montó la guardia para que no se colasen extraños» (Gironella Hombres [Esp.
1986]); «Conmovido, Manuel bajó la guardia y le habló con tono conciliador» (Rovinski
Herencia [C. Rica 1993]).
b) Cuando significa ‘cuerpo de seguridad encargado de labores de vigilancia o defensa’. Si
forma parte del nombre oficial del cuerpo, se escribe con mayúscula y suele ir seguido de un
adjetivo o complemento especificativo: «Era oficial principal de la Guardia de Infantería»
(Clarín [Arg.] 9.5.97); «La Guardia Civil rescató a la niña secuestrada» (Abc [Esp.]
6.3.85).
c) Cuando significa ‘servicio de vigilancia que prestan, por turnos, los miembros de una
unidad militar o policial’ y ‘servicio que, en determinadas profesiones, se presta fuera del
horario habitual’: «Se redoblaron las guardias porque la oscuridad total creaba
dificultades» (Valladares Esperanza [Cuba 1985]); «En el hospital, lo recibió una médica de
la guardia» (Ramos/Lejbowicz Corazones [Arg. 1991]).
2. Es común en cuanto al género (el guardia, la guardia) cuando significa ‘persona que
forma parte de un cuerpo o institución de guardia’: «Una persona en la lonchería me
comentó que la vieron con un guardia nacional en Calabozo» (Darío Dama [Ven. 1989]);
«Fuerza [la película] la peripecia romántica de una guardia de prisiones y el recluso más
peligroso al que vigila» (Norte Castilla [Esp.] 24.5.99).
3. Aunque guardia procede de la misma raíz que guarda y sus significados están próximos,
ambas palabras no son intercambiables ( guarda). Son, por tanto, incorrectas expresiones
como la guardia y custodia, el ángel de la guardia, guardia forestal, guardia jurado.
4. Guardia Civil. ‘Cuerpo de seguridad encargado, principalmente, de mantener el orden
público en las zonas rurales’. Con este sentido, es de género femenino y se escribe siempre
en dos palabras y con mayúsculas iniciales: «La Guardia Civil detuvo ayer a otras tres
personas en Vizcaya por presunta vinculación con ETA» (Vanguardia [Esp.] 2.3.95).
Cuando se refiere a uno de sus miembros, funciona como común en cuanto al género y
puede escribirse, en este caso con minúsculas, en una o en dos palabras: un/una guardiacivil,
un/una guardia civil. Todavía es mayoritaria en el uso la grafía en dos palabras, cuyo plural
es guardias civiles: «Andalucía [...] no solo ha aportado políticos, sino también guardias
civiles, jueces, maestros, funcionarios» (Tiempo [Esp.] 26.2.90). No obstante, resulta
preferible la grafía simple guardiacivil, cuyo plural es guardiaciviles, ya que el primer
elemento de este tipo de compuestos suele hacerse átono, dando lugar a que las dos palabras
originarias se pronuncien como si fueran una sola: «En esto se ve también que Rueda, cuna
de obispos, bachilleres, regidores y guardiaciviles, es villa de nombradía y muy principal»
(Berlanga Gaznápira [Esp. 1984]).
5. guardia marina.  guardiamarina.
guardiacivil.  guardia, 4.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
191
guarecer(se). 1. ‘Cobijar(se) o proteger(se)’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer
 APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Lleva a menudo un complemento precedido de la preposición de: «Me crucé con un
pordiosero que igualmente se guarecía DE la lluvia» (Nasarre País [Esp. 1993]). No debe
confundirse con guarnecer (‘poner guarnición’;  guarnecer).
guarnecer. 1. ‘Poner guarnición [a algo]’, ‘servir de adorno [a algo]’ y, dicho de un soldado
o conjunto de soldados, ‘estar de guarnición [en un lugar]’. Verbo irregular: se conjuga
como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Con el primer sentido indicado, se construye normalmente con un complemento
encabezado por de o con: «Ocupa la princesa un estrado alto, guarnecido DE alfombras»
(Vizcaíno Isabel [Esp. 1987]); «Es suficiente con guarnecer el centro de la masa CON frutas
o cremas congeladas» (Congelar [Esp. 1976]).
3. No debe confundirse con guarecer(se) (‘cobijar(se)’;  guarecer(se)).
guirigay. ‘Griterío y confusión’. Su plural es guirigayes o guirigáis ( PLURAL, 1d).
gulag. ‘Campo de concentración de la antigua Unión Soviética’. Su plural es gulags (
PLURAL,
1h).
haber. 1. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 35). Cuando funciona
como impersonal ( 3b y 4), la tercera persona del singular del presente de indicativo, en
lugar de ha, adopta la forma especial hay (salvo en el uso con expresiones temporales; 
4.2); si a la forma hay se le añade un pronombre enclítico algo frecuente en la lengua
antigua, pero raro hoy ( PRONOMBRES PERSONALES ÁTONOS, 3a), debe mantenerse su
escritura con y, aunque esta letra quede en interior de palabra ( i, 5c): «Las mafias no
existen, pero haberlas, haylas» (Abc Cult. [Esp.] 5.7.96). La primera persona del plural del
presente de indicativo es hemos, y no la arcaica habemos, cuyo uso en la formación de los
tiempos compuestos es hoy un vulgarismo propio del habla popular ( 3). También es
propio del habla popular el uso de habemos con el sentido de ‘somos o estamos’ ( 4.1).
Solo es normal hoy en la lengua culta el uso de habemos en el caso de la locución coloquial
habérselas con alguien o algo ( 5c). Asimismo, hoy son ajenas a la norma culta las formas
de presente de subjuntivo haiga, haigas, etc., en lugar de haya, hayas, etc.: «Nunca he
visto que naide que se haiga muerto, haiga vivío otra ve» (González Provisiones [Cuba
1975]). En cuanto al imperativo, las formas heredadas del latín son habe y habed, aunque
carecen de uso en la actualidad, pues este verbo, al haber sido desplazado con sentido
posesivo por tener ( 2), no se conjuga hoy en imperativo.
2. VERBO PERSONAL. El verbo haber procede del latín habere, que significa ‘tener’, y con
este sentido se usó también en el español medieval y clásico: «Unas casas quantas avíamos
en Villa Nueva» (Carta [Esp. 1289]); «Habe paciencia si eres tú enojoso e grave a los otros
en la tu conversación, et non eres así gracioso commo otros» (Benedicto XIII
Consolaciones [Esp. 1417]). Sin embargo, con este sentido, pronto perdió terreno en favor
de tener, y haber se especializó en sus usos como auxiliar ( 3) y como impersonal ( 4).
Su empleo hoy con el valor de tener es un arcaísmo lingüístico que solo se da en textos
escritos, especialmente literarios, con intención arcaizante, o en expresiones jurídicas,
normalmente en construcción pasiva: «Juró exterminar a todos los fascistas que pudiese
haber a la mano» (León Cristo [Esp. 1941]); «Los emigrantes españoles [...] pierden
también a sus hijos, a veces, si son habidos de europea» (País [Esp.] 6.10.77).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
192
3. VERBO AUXILIAR. Haber es el principal verbo auxiliar en español, ya que se emplea para
formar los tiempos compuestos de la conjugación. Para ello, se combinan todas las formas
simples de haber con el participio en -o del verbo que se esté conjugando: ha comprado,
hemos querido, había venido, etc. No debe usarse la forma arcaica habemos para formar la
primera persona del plural del pretérito perfecto compuesto o antepresente de indicativo,
como a veces ocurre en el habla popular: «Mía que si nos habemos equivocao y no lo
afusilan aquí» (RdgzMéndez Bodas [Esp. 1976]). Como auxiliar, forma parte también de las
perífrasis haber de y haber que + infinitivo:
a) haber de + infinitivo. En el español general, esta perífrasis, que se emplea casi
exclusivamente en textos escritos, denota obligación, conveniencia o necesidad por parte del
sujeto de realizar la acción que expresa el infinitivo, y equivale a tener que, fórmula
preferida en el uso común: «He de reconocer que al principio me incomodó la idea de
encontrármelo durante la travesía» (Padilla Imposibilidad [Méx. 1994]); «Hubimos de
esperar varios meses hasta conseguir recursos económicos» (Laín Descargo [Esp. 1976]).
A veces expresa, simplemente, acción futura: «¡No he de morir hasta enmendarlo!»
(Cuzzani Cortés [Arg. 1988]); «Ni siquiera la guerra habría de aliviar el temor y el respeto
que imponía aquel valle a trasmano» (Benet Saúl [Esp. 1980]). Tampoco en el caso de esta
perífrasis es admisible en la lengua culta el uso de la forma habemos para la primera persona
del plural del presente de indicativo: «Ahora los perdedores habemos de ahogar las penas
en el vino y pensar en otras cosas» (RdgzMéndez Bodas [Esp. 1976]); debió decirse hemos
de ahogar las penas.
b) haber que + infinitivo. Perífrasis impersonal que significa ‘ser necesario o conveniente’:
«Hay que buscar agua y provisiones» (VqzFigueroa Caribes [Esp. 1988]); «¿Y habrá que
esperar mucho?» (Cossa Viejo [Arg. 1986]). Puesto que es impersonal, se conjuga solo en
las terceras personas del singular. Por ello, si el verbo que le sigue es pronominal, no es
correcto el uso del pronombre de primera persona del plural: «Todavía hay que esforzarnos
mucho más» (Proceso [Méx.] 27.10.96). Si se desea hacer explícita la participación de quien
habla en la acción, puede usarse la construcción personal tener que: Tenemos que
esforzarnos mucho más.
4. VERBO IMPERSONAL. Además de su empleo como auxiliar, el otro uso fundamental de
haber es denotar la presencia o existencia de lo designado por el sustantivo que lo
acompaña, y que va normalmente pospuesto al verbo: Hay alguien esperándote; Había un
taxi en la puerta; Mañana no habrá función; Hubo un serio problema. Como se ve en el
primer ejemplo, en este uso, la tercera persona del singular del presente de indicativo adopta
la forma especial hay. Esta construcción es heredera de la existente en latín tardío «habere
(siempre en tercera persona del singular) + nombre singular o plural en acusativo». Así pues,
etimológicamente, esta construcción carece de sujeto; es, por tanto, impersonal y, en
consecuencia, el sustantivo pospuesto desempeña la función de complemento directo.
Prueba de su condición de complemento directo es que puede ser sustituido por los
pronombres de acusativo lo(s), la(s): Hubo un problema > LO hubo; No habrá función > No
LA habrá. Puesto que el sustantivo que aparece en estas construcciones es el complemento
directo, el que dicho sustantivo sea plural no supone que el verbo haya de ir también en
plural, ya que la concordancia con el verbo la determina el sujeto, no el complemento
directo. Por consiguiente, en estos casos, lo más apropiado es que el verbo permanezca en
singular, y así sucede en el uso culto mayoritario, especialmente en la lengua escrita, tanto
en España como en América: «Había muchos libros en aquella casa» (Ocampo Cornelia
[Arg. 1988]); «Había unos muchachos correteando» (VLlosa Tía [Perú 1977]); «Hubo
varios heridos graves» (Valladares Esperanza [Cuba 1985]); «Habrá muchos muertos»
(Chao Altos [Méx. 1991]). La misma inmovilidad en singular del verbo conjugado debe
producirse en el caso de que haber forme parte de una perífrasis con poder, soler, deber, ir
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
193
a, etc.: «En torno de una estrella como el Sol puede haber varios planetas» (Claro Sombra
[Chile 1995]); «En esta causa va a haber muchos puntos oscuros» (MtzMediero Bragas
[Esp. 1982]). No obstante, la excepcionalidad que supone la existencia de un verbo
impersonal transitivo, sumado al influjo de otros verbos que comparten con haber su
significado «existencial», como estar, existir, ocurrir, todos ellos verbos personales con
sujeto, explica que muchos hablantes interpreten erróneamente el sustantivo que aparece
pospuesto al verbo haber como su sujeto y, consecuentemente, pongan el verbo en tercera
persona del plural cuando dicho sustantivo es plural: «Hubieron muchos factores que se
opusieron a la realización del proyecto» (Expreso [Perú] 22.4.90); «Entre ellos habían dos
niñas embarazadas» (Caretas [Perú] 1.8.96); incluso se ha llegado al extremo de generar
una forma de plural hayn para el presente de indicativo, con el fin de establecer la
oposición singular/plural también en este tiempo: «En el centro también hayn cafés»
(Medina Cosas [Méx.1990]). Paralelamente, se comete también el error de pluralizar el
verbo conjugado cuando haber forma parte de una perífrasis: «Dice el ministro que van a
haber reuniones con diferentes cancilleres» (Universal [Ven.] 6.11.96). Aunque es uso muy
extendido en el habla informal de muchos países de América y se da también en España,
especialmente entre hablantes catalanes, se recomienda seguir utilizando este verbo como
impersonal en la lengua culta formal, de acuerdo con el uso mayoritario entre los escritores
de prestigio.
4.1. habemos. Precisamente por su carácter impersonal, solo puede conjugarse en tercera
persona del singular, de modo que si se desea expresar la presencia de primeras o segundas
personas, no debe utilizarse, en la lengua culta, el verbo haber, aunque a veces se haga así
en la lengua popular, recurriendo, para la primera persona del presente de indicativo, a la
forma habemos: «En México tenemos escasez de líderes naturales. Los pocos que habemos
somos combatidos por múltiples intereses» (Proceso [Méx.] 19.1.97); ¿Cuántos habíais en
la fiesta?; debió haberse dicho los pocos que somos o ¿Cuántos estabais/erais en la fiesta?
4.2. En el español actual, queda un resto del antiguo uso de haber como impersonal con
complementos que expresan tiempo, caso en el que hoy se emplea normalmente el verbo
hacer ( hacer(se), 2). Se trata del uso de la forma ha del presente de indicativo pospuesta a
una expresión temporal para referirse a un momento situado tanto tiempo atrás como indica
el complemento: «¡Veinte años ha que no corría un Noroeste tan singular!» (Chacel Barrio
[Esp. 1976]); «Hubo una Compañía, muchos años ha, pero tuvieron que exiliarse» (Palencia
Camino [Ven. 1989]).
5. El verbo haber forma parte de distintas locuciones, de las que merecen comentario las
siguientes:
a) haber lugar. Se construye normalmente con un complemento precedido de las
preposiciones a o para y significa ‘darse las condiciones para que se produzca lo expresado
por el complemento’: «Con estas precisiones no había lugar A más conjeturas» (Vega Así
[Col. 1981]); «Pero hay lugar PARA ser pesimistas» (Rangel Salvaje [Ven. 1976]). Es más
habitual su empleo en oraciones negativas. En el presente de indicativo alternan las formas
hay y ha, esta última usada especialmente en el lenguaje jurídico: «Moreiras alega que no
ha lugar a la adopción de medidas legales» (Mundo [Esp.] 28.7.94). No debe suprimirse la
preposición que precede al complemento: «El alcalde [...] dijo que si él tiene la voluntad de
renunciar al cargo, no ha lugar la expulsión que ha pedido el Grupo Popular» (Abc [Esp.]
17.2.87).
b) haber menester.  menester, 2a.
c) habérselas con una persona o una cosa. ‘Enfrentarse a ella’. Solo en este caso está vigente
y es correcto el uso de la forma habemos para la primera persona del plural: «Nos las
habemos con un verdadero profesional» (Casares Lexicografía [Esp. 1950]); «En este caso
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
194
nos las habemos más bien con lo que podría llamarse un ―religionista‖» (Tomasini
Lenguaje [Méx. 1993]).
d) habida cuenta. Va siempre seguida de un complemento precedido de la preposición de y
significa ‘teniendo en cuenta lo expresado por el complemento’. El complemento puede ser
un sustantivo o una oración subordinada introducida por la conjunción que: «Habida cuenta
DEL tiempo transcurrido ya en prisión, el Tribunal se mostraba clemente» (FdzSantos
Extramuros [Esp. 1978]); «No sé cómo supe que era japonés y no chino, habida cuenta DE
QUE la proporción entre chinos y japoneses en La Habana era abrumadora en favor de los
primeros» (CInfante Habana [Cuba 1986]). En la lengua esmerada, no debe suprimirse en
ningún caso la preposición de: «Valiente respuesta, habida cuenta la complejidad del
asunto» (Mundo [Esp.] 11.2.94); «Esta posibilidad parece incluso más lógica [...], habida
cuenta que los ingresos [...] serán mucho menores» (Abc [Esp.] 14.5.82) ( QUEÍSMO).
6. haber / a ver. No debe confundirse el infinitivo haber con la expresión homófona a ver,
constituida por la preposición a y el infinitivo ver. A ver es una expresión fija que presenta
distintos valores y usos ( ver(se), 5), en muchos de los cuales puede reemplazarse por
veamos, lo que pone de manifiesto su relación con el verbo ver y no con haber: A ver con
quién aparece mañana en la fiesta (= Veamos con quién aparece mañana en la fiesta); A ver
si te atreves a decírselo a la cara (= Veamos si te atreves a decírselo a la cara).
7. no haber duda.  duda, 2.
habla. ‘Facultad de hablar’ y ‘manera de hablar’. Es voz femenina: «A esto puede responder
[...] el gusto de Valle-Inclán por las hablas jergales» (Ynduráin Clasicismo [Esp. 2000]). Al
comenzar por /a/ tónica, exige el uso de la forma el del artículo si entre ambos elementos no
se interpone otra palabra ( el, 2.1), pero los adjetivos deben ir en forma femenina: «Todo
él era un tributo a la ordinariez: la panza innoble, el habla enfática» (GaMárquez Amor
[Col. 1985]). En cuanto al indefinido, aunque no se considera incorrecto el uso de la forma
plena una, hoy es mayoritario y preferible el uso de la forma apocopada un ( uno, 1): «Un
habla lenta y susurrante» (UPietri Oficio [Ven. 1976]). Lo mismo ocurre con los indefinidos
alguno y ninguno: algún habla, ningún habla. El resto de los adjetivos determinativos debe
ir en femenino: esa habla, la misma habla, etc.
hacer(se). 1. Como transitivo, significa, básicamente, ‘producir o fabricar’ y ‘realizar o
ejecutar’; como pronominal, ‘convertirse en algo o llegar a ser algo’ (Se hizo médico) y
‘fingir ser algo’ (Se hizo el muerto); como intransitivo no pronominal, con un complemento
con de, ‘representar un papel’ (En la obra hacía DE reina) y con un complemento con por,
‘procurar hacer algo’ (Hizo POR venir, pero no llegó a tiempo); y como intransitivo
pronominal, con un complemento precedido de con, ‘apoderarse de algo’ (Se hizo CON el
bolso), y con un complemento precedido de a, ‘acostumbrarse a algo’ (Pronto se hizo A su
nueva casa). Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 36). El imperativo
singular es haz (tú) y hacé (vos), y no hace.
2. Para expresar circunstancias meteorológicas o los grados de temperatura atmosférica, así
como cuando se utiliza con expresiones temporales para referirse a un momento situado
tanto tiempo atrás como indica el complemento, funciona como impersonal, por lo que solo
se conjuga en las formas de tercera persona del singular: «A esa altura de la noche hacía
bastante frío» (Benedetti Primavera [Ur. 1982]); «Fuera hace 50 grados bajo cero» (Ortega
Artículos [Esp. 1917-33]); «Hace dos días ha amanecido loco furioso» (Prada Hora [Méx.
1979]). En todos estos casos, es impropio hacer concordar el verbo hacer en plural cuando
es plural el complemento: «Hacen cuarenta grados bajo cero» (Steimberg Espíritu [Arg.
1981]); «No ha aumentado desde hacen unos 30 años» (Tiempos [Bol.] 31.3.97). Es
redundante, y debe evitarse, el uso del adverbio atrás cuando hacer se construye con un
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
195
complemento temporal: «Hace tan solo 30 años atrás era casi una zona despoblada» (Lux
Chile [Chile 1997]); debió decirse hace tan solo 30 años, o bien tan solo 30 años atrás...
3. En construcciones causativas, esto es, con el sentido de ‘obligar a alguien a hacer algo o
ser la causa de que alguien haga algo’, va seguido, bien de una oración subordinada
introducida por que, con el verbo en subjuntivo, bien de un infinitivo sin preposición: «Hizo
que la gitana abandonase a sus compañeros» (Mendoza Verdad [Esp. 1975]); «Me hizo
reír, la última vez que lo vi» (Tiempos [Col.] 12.6.97). No debe interponerse la preposición
de entre hacer y el infinitivo, como ocurre a veces en el habla popular: «¡Lo que nos ha
hecho DE reír! ¡Las cosas que a él se le han ocurrío en la iglesia!» (Benavente Señora [Esp.
1908]); «Yo sé que les gusta hacerte DE rabiar y llamarte cosas feas» (Zamora Traque
[Esp. 1972]). Solo la expresión, en origen causativa, hacerse (de) rogar, que significa ‘no
acceder a lo que otro pide hasta que se le ha rogado con insistencia’, admite ambas formas,
con y sin preposición: «Se hizo un poco DE rogar, pero accedió» (Guelbenzu Río [Esp.
1981]); «No me hago rogar mucho, acepto la invitación» (Gallegos Pasado [C. Rica 1993]).
En el español mexicano se dice hacerse del rogar: «Regina no se hizo del rogar y comenzó
a interpretar canciones de su más reciente repertorio» (Velasco Regina [Méx. 1987]). En
cuanto al uso de los pronombres personales átonos de tercera persona con hacer en
estructuras de sentido causativo,  LEÍSMO, 4b.
4. En catalán y otras lenguas como el francés o el italiano se utiliza en muchas ocasiones el
verbo hacer (fer en catalán, faire en francés y fare en italiano) en expresiones o locuciones
en las que el español utiliza otros verbos de apoyo, como dar, causar, pasar, poner, etc. Así,
por ejemplo, en catalán se dice fer vacances (‘pasar las vacaciones o irse de vacaciones’), fer
un passeig (‘dar un paseo’), fer impressió (‘dar o causar impresión’), fer sensació (‘causar
sensación’), etc. Debe evitarse cuidadosamente calcar expresiones de otros idiomas en lugar
de utilizar las propias del español: «Este año, correveidiles, portavoces [...] e intoxicadores
de todos los tamaños no harán vacaciones» (Vanguardia [Esp.] 19.5.94), en lugar de no se
irán de vacaciones; «Mamá hizo cara de tragedia a la hora de comida» (Rossi María
[C. Rica 1985]), en lugar de puso cara de tragedia, etc.
5. hacer (bien o mal). Cuando hacer significa ‘actuar u obrar’, se construye con adverbios
valorativos como bien o mal, y lleva además un complemento precedido de la preposición
en, que a menudo se omite por consabido: «Hacen mal EN pelearse con el general
Carranza» (Mastretta Vida [Méx. 1990]). No debe emplearse la preposición de para
introducir este complemento: «Yo creo que Vilaseca hizo bien DE retirarse a mitad de
travesía» (Vanguardia [Esp.] 17.4.95).
6. hacer mención.  mención.
7. hacer presente.  presente.
8. hacer público. En esta construcción, que significa ‘dar a conocer públicamente [algo]’, el
adjetivo público debe concordar en género y número con el sustantivo al que se refiere, esto
es, con el complemento directo del verbo hacer: «¿John F. Kennedy no hizo públicos sus
devaneos sexuales?» (Excélsior [Méx.] 18.1.97); «El padre Magaldi hizo pública la fecha
de la audición para el papel de Cristo» (Gamboa Páginas [Col. 1998]). No es correcto
considerar público como adjetivo invariable en esta construcción: «El Insalud hizo público
ayer los nombramientos de cinco nuevos gerentes de hospitales» (Abc [Esp.] 19.4.86).
9. hacer(se) (de) cuenta. La locución hacer(se) cuenta se emplea en España con los sentidos
de ‘darse cuenta o hacerse cargo’ e ‘imaginar o dar por hecho’; en ambos casos se construye
con un complemento introducido por la preposición de, que puede omitirse por consabido:
«No se hacía cuenta DE su magnitud» (Villena Burdel [Esp. 1995]); «Enséñamelo.
¿Para qué? Hazte cuenta DE que lo he roto» (BVallejo Trampas [Esp. 1994]). Como se
ve en este último ejemplo, si el complemento es una oración subordinada introducida por la
conjunción que, en el habla esmerada debe mantenerse la preposición de, aunque sea
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
196
frecuente en la lengua coloquial su supresión ( QUEÍSMO): «Haz cuenta QUE lo echas a un
pozo» (Alviz Son [Esp. 1982]). En el español americano, con el sentido de ‘fingir o
imaginar’, se usa en la forma hacer(se) de cuenta, y el complemento no va introducido por
ninguna preposición: «Pero si no quiere, haga de cuenta que no dije nada» (Paso Palinuro
[Méx. 1977]); «Hacete de cuenta que sos un pájaro que levanta el vuelo» (Puig Beso [Arg.
1976]).
10. qué se hizo (de) + sustantivo. Significa ‘qué fue de o qué ocurrió con’. Desde los
primeros tiempos de esta construcción alterna el uso como impersonal y un complemento
precedido de la preposición de: «Santa María, ¿qué se fizo DE Esmeré, que en tan poca de
ora lo perdimos?» (Anónimo Otas [Esp. 1300-25]); «¿Qué se hizo DE Olga [...], qué se hizo
DE Juanina?» (Onetti Viento [Ur. 1979]); o como personal, caso en el que el sujeto es el
mismo sustantivo que en la construcción impersonal va precedido de la preposición: «¿Qué
se fizo este huevo? ¿Quién lo tomó?» (MtzToledo Corbacho [Esp. 1438]); «¿Qué se
hicieron los secuestradores que los militares fueron a buscar a Corinto?» (Alape Paz [Col.
1985]).
11. qué se le va a hacer, qué le voy a hacer, etc. Frases con las que se manifiesta
resignación ante algo inevitable: «Si aciertas, bien; si no aciertas, qué se le va a hacer»
(Tiempo [Esp.] 2.7.90); «Si mi iniciativa es aceptada, bien. Y si no, qué le voy a hacer»
(Nueva Provincia [Arg.] 15.10.97). Es incorrecto el uso de lo en lugar de le: «En España,
los escasos períodos de democracia siempre han coincidido con épocas de crisis. [...] Qué
lo vamos a hacer» (País [Esp.] 2.1.81]).
12. solo (o solamente) hacer que + infinitivo. Debe evitarse el empleo de esta
construcción, en lugar de la normal no hacer sino (o más que u otra cosa que) + infinitivo:

«Este último capítulo solo hace que reafirmar la inocencia o culpabilidad de la
patinadora» (Vanguardia [Esp.] 2.2.94); debió decirse no hace sino (o más que) reafirmar...
hambre. ‘Gana y necesidad de comer’ y ‘escasez de alimentos’. Es voz femenina: «Me
entró de repente mucha hambre» (MtnGaite Nubosidad [Esp. 1992]). Al comenzar por /a/
tónica, exige el uso de la forma el del artículo si entre ambos elementos no se interpone otra
palabra ( el, 2.1), pero los adjetivos deben ir en forma femenina: «Luego vino el hambre,
padre, el hambre física» (Mendoza Satanás [Col. 2002]). En cuanto al indefinido, aunque no
se considera incorrecto el uso de la forma plena una, hoy es mayoritario y preferible el uso
de la forma apocopada un ( uno, 1): «En España se padecía un hambre angustiosa»
(Tusell Geografía [Esp. 1995]). Lo mismo ocurre con los indefinidos alguno y ninguno:
algún hambre, ningún hambre. El resto de los adjetivos determinativos debe ir en femenino:
esa hambre, la misma hambre, etc.
harina. ‘Polvo que resulta de la molienda del trigo y de otras semillas’. Es voz femenina: la
harina, no el harina.
haz. 1. Cuando significa ‘conjunto homogéneo de cosas alargadas atadas por el centro’ y
‘conjunto de rayos luminosos que emanan de un mismo punto’, procede del latín fascis
(‘fajo, manojo’) y es, como su étimo latino, de género masculino: «Sobre los haces de
juncos esparcidos por el suelo» (Torbado Peregrino [Esp. 1993]); «Un haz de luz caía [...]
sobre la habitación» (Zaldívar Capablanca [C. Rica 1995]).
2. Cuando significa ‘cara de una cosa habitualmente más visible o destinada a ser vista’,
procede del latín facies (‘cara’) y es, como su étimo latino, de género femenino, aunque al
comenzar por /a/ tónica, le corresponde en singular la forma el del artículo ( el, 2.1): «Su
color es verde en el haz y gris en el envés» (Suñer Botica [Esp. 2000]); así pues, si lleva un
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
197
adjetivo, este debe ir en forma femenina: el haz tersa de la sábana. Se emplea a veces en la
construcción haz de la Tierra (‘superficie de la Tierra’), que debe respetar la regla antedicha
del artículo: el haz de la Tierra, no la haz de la Tierra, como a veces se dice por influjo de
la construcción sinónima, y más frecuente, la faz de la Tierra.
3. Cuando significa ‘tropa formada’, procede del latín acies (‘fila de soldados’), que era
femenino, género con el que debe usarse también en español: «Pedro Bermúdez [...] entra, él
solo, con la enseña del Campeador por entre las haces de jinetes valencianos» (MndzPidal
Epopeya [Esp. 1910-45]). A veces se ha usado indebidamente en masculino, por confusión
con el sustantivo masculino haz ( 1), del que toma la h- antietimológica.
4. haz de la tierra.  2.
hecto-. Elemento compositivo prefijo que significa ‘cien’. Toma la forma hect- cuando la
palabra a la que se une empieza por vocal: hectárea. Suele unirse a nombres de unidades de
medida, para designar unidades cien veces mayores: hectómetro, hectolitro, hectogramo,
etc. En todas ellas, salvo en hectómetro, la /o/ de hecto- es átona; así, en la mayor parte del
ámbito hispánico se usa la forma llana hectolitro [ektolítro]; pero en Chile está generalizada
la forma esdrújula hectólitro. Es incorrecto escribir sin h- las palabras formadas con este
elemento compositivo, confundiéndolo con ecto- (‘fuera’;  ecto-).
heder. ‘Despedir mal olor’. Verbo irregular: se conjuga como entender  APÉNDICE 1, n.º
31).
helar(se). ‘Congelar(se)’ y, como impersonal, ‘hacer mucho frío, con temperaturas
inferiores a cero grados’. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
hematoma. ‘Acumulación de sangre en un tejido por rotura de un vaso sanguíneo’. Es voz
masculina: el hematoma.
hemorroide. ‘Almorrana’. Es voz femenina: «La punzada se hizo más intensa y me lastimó
la hemorroide» (Alatriste Vivir [Méx. 1985]). La forma hemorroides es plural (las
hemorroides), no singular (una hemorroides).
henchir(se). ‘Llenar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como pedir  APÉNDICE 1, n.º 45);
así pues, las formas correctas de la tercera persona (singular y plural) del pretérito perfecto
simple o pretérito de indicativo son hinchió e hinchieron, respectivamente; las del pretérito
imperfecto o pretérito de subjuntivo son hinchiera o hinchiese, hinchieras o hinchieses,
hinchiéramos o hinchiésemos, etc.; las del futuro simple o futuro de subjuntivo son
hinchiere, hinchieres, hinchiéremos, etc.; y la del gerundio es hinchiendo. En todos estos
casos deben evitarse las formas en las que se suprime la -i- de la desinencia: hinchera,

hincheras, hinchéramos, hinchere, hincheres, hinchéremos, hinchendo, etc. El verbo
irregular henchir(se) no debe confundirse, ni en su conjugación ni en su significado, con el
regular hinchar(se) (‘hacer aumentar de volumen’;  hinchar(se)). Únicamente coinciden
en la primera persona del singular del presente de indicativo, que es hincho en ambos
verbos.
2. Se construye a menudo con un complemento encabezado por de: «El poder de este tirano
fue a más cada día, [...] hinchiendo DE temor a grandes y pequeños» (MndzPidal Epopeya
[Esp. 1910-45]); «Tadeo, cada vez que iba a ese colegio, se henchía DE orgullo» (Serrano
Vida [Chile 1995]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
198
hender(se). ‘Abrir(se) o rajar(se) [un cuerpo sólido]’ y ‘atravesar [un fluido]’: «Como si el
aire se hiciera más duro de hender y la tierra más larga de caminar» (UPietri Visita [Ven.
1990]). Verbo irregular: se conjuga como entender  APÉNDICE 1, n.º 31). Con el mismo
significado, existe la variante hendir, también irregular, que se conjuga como discernir 
APÉNDICE 1, n.º 29): «La cabeza es aguzada y está sólidamente implantada, sin cuello, apta
para hendir el agua sin resistencia» (Battuone Biología [Arg. 1992]). Ambos verbos
presentan formas coincidentes en gran parte de su conjugación, pero tienen también formas
propias; así, pertenecen únicamente a hender las formas hendés (vos), hendemos, hendéis,
del presente de indicativo; el futuro simple o futuro de indicativo henderé, henderás, etc.; el
condicional simple o pospretérito hendería, henderías, etc.; y las formas de imperativo
hendé (vos) y hended (vosotros). Por su parte, pertenecen a hendir las formas hendimos,
hendís (vos / vosotros), del presente de indicativo; el futuro simple o futuro de indicativo
hendiré, hendirás, etc.; el condicional simple o pospretérito hendiría, hendirías, etc.; y las
formas de imperativo hendí (vos) y hendid (vosotros). Son incorrectas las formas hindió e

hindieron para la tercera persona (singular y plural, respectivamente) del pretérito perfecto
simple o pretérito de indicativo, pues las formas correctas, en el caso de ambos verbos, son
hendió y hendieron.
hendir(se).  hender(se).
heñir. ‘Sobar con los puños [la masa, especialmente la del pan]’. Verbo irregular: se conjuga
como ceñir  APÉNDICE 1, n.º 23).
herir(se). 1. ‘Producir(se) una herida’. Verbo irregular: se conjuga como sentir 
1, n.º 53).
2. Como transitivo, además del complemento directo de persona, puede llevar, un
complemento introducido por en, que expresa la parte concreta herida: «Le dispararon y LO
hirieron EN la cabeza» (Tiempos [Bol.] 23.1.97). Si el sustantivo que expresa la parte herida
funciona como complemento directo, el complemento de persona pasa a ser indirecto: «El
viento lo despeinó y LE hirió la piel» (Martini Fantasma [Arg. 1986]).
APÉNDICE
hermafrodita. 1. ‘Que tiene los dos sexos’. En el uso mayoritario actual es adjetivo de una
sola terminación, válida para ambos géneros: «Un demonio hermafrodita de poblada barba
y arrogantes pechos femeninos» (Cousté Biografía [Arg. 1978]); «Hay plantas que [...]
tienen flores hermafroditas» (Ferreira Flora [Perú 1979]). Referido a persona, se emplea
normalmente como sustantivo masculino: «Justo debajo de los testículos y antes del ano,
tenía un perfecto sexo femenino. ―¡Un hermafrodita!‖, exclamó consternado Serafín»
(Jodorowsky Pájaro [Chile 1992]).
2. El masculino hermafrodito, documentado en el español medieval y clásico, es hoy
inusitado y, por ello, desaconsejable, salvo cuando, como nombre propio y escrito, por tanto,
con mayúscula inicial, se refiere al hijo de Hermes y Afrodita, origen etimológico de esta
voz.
hermafrodito. hermafrodita, 2.
héroe -ína. ‘Persona famosa por sus hazañas’. El femenino es heroína: «Ahora Irene se
sentía como esas heroínas de la mitología» (GaSánchez Historia [Esp. 1991]). No debe
usarse como común en cuanto al género ( GÉNERO, 1a): la héroe.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
199
herrar. ‘Poner herraduras [a una caballería]’ y ‘marcar con hierro [algo o a alguien,
especialmente al ganado]’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
16).
APÉNDICE
1, n.º
herrumbre. ‘Óxido del hierro’. Este sustantivo es femenino en la mayor parte del ámbito
hispánico: «La herrumbre tiñe las manos» (Marsé Rabos [Esp. 2000]); pero en algunos
países de América, como Costa Rica, se usa en masculino: «La tinta del herrumbre se
escurría por los tobillos» (Doucodray Ojos [C. Rica 1992]).
hervir. Como intransitivo, dicho de un líquido, ‘producir burbujas por efecto del calor o de
la fermentación’ y, como transitivo, ‘hacer hervir [un líquido]’. Verbo irregular: se conjuga
como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
hexa-. Elemento compositivo prefijo que significa ‘seis’: hexágono (‘[polígono] de seis
lados’), hexasílabo (‘[verso] de seis sílabas’), hexámetro, (en la poesía grecolatina, ‘[verso]
que consta de seis pies’), hexápodo (‘[animal] de seis patas’). No debe confundirse con exa(‘un trillón de veces’;  exa-), por lo que no se consideran correctas grafías como

exasílabo, exámetro, etc. Tampoco se aconseja hoy el empleo de las grafías exágono,

exagonal ( hexágono), aunque hayan sido tradicionalmente admitidas.
hexagonal.  hexágono.
hexágono -na. ‘[Polígono] de seis ángulos y seis lados’: «Las esbeltas torres hexágonas
aragonesas» (JRJiménez Españoles [Esp. 1942-58]). Se utiliza casi siempre como
sustantivo masculino: «Las abejas hacen hoy los mismos hexágonos que ya hacían cuando
no existían los mamíferos» (Ricard Diseño [Esp. 1982]. El uso culto mayoritario mantiene
hoy la h- etimológica ( hexa-), por lo que se desaconseja el empleo de la grafía exágono,
admitida desde antiguo en el diccionario académico por su frecuente empleo en otras
épocas. Lo mismo cabe decir del adjetivo hexagonal, grafía que debe preferirse a exagonal.
hibernar. 1. Aunque en su origen era un verbo irregular, que se conjugaba como acertar
 APÉNDICE 1, n.º 16), hoy se emplea únicamente como regular.
2. En la lengua antigua era sinónimo de invernar (‘pasar el invierno en un lugar’; 
invernar), pero en el uso actual significa, dicho de ciertos mamíferos, ‘pasar el invierno en
estado de hibernación o aletargamiento’: «Los Anfibios [...] son capaces de evitar las
temperaturas más extremas hibernando» (H.ª natural Alvarado VI [Esp. 1981] 119); se
emplea a veces, en sentido figurado, con sujeto de persona: «Este frío [...] me deja casera,
me da ganas de hibernar, de quedarme en la cama hasta la próxima estación» (Arel Jardín
[Ur. 1985]). En los últimos tiempos se usa también como transitivo, con el significado de
‘poner [a alguien] en estado de hibernación’: «La historia de un hombre que es hibernado
después de una operación equivocada y despierta al cabo de doscientos años en un mundo
inesperado» (Vanguardia [Esp.] 2.9.94); o, referido a cosas, con el sentido de ‘dejar [algo]
temporalmente inactivo’: «La reunión de un grupo de personas con el objetivo único de
lograr una serie de ideas, [...] que serán desechadas, aprobadas o hibernadas» (Muñoz/Gil
Radio [Esp. 1986]). El hecho de que hibernar se emplee también como transitivo hace
innecesario y, por tanto, censurable el uso del neologismo hibernizar.
hibernizar.  hibernar.

DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
200
hidromiel. ‘Agua mezclada con miel’. Esta voz, neutra en latín, es masculina en español:
«Párrafo aparte merece un subproducto de la miel, el hidromiel» (Crea Propóleo [Arg.
1983]); a veces, por influjo de miel, se usa indebidamente en femenino: la hidromiel.
hijadalgo.  hijodalgo.
hijodalgo. 1. ‘Hidalgo’. El femenino es hijadalgo: «Se entroniza, entre almohadas y sobre
los envoltorios del oro, la encumbradísima hijadalgo» (Carrasquilla Marquesa [Col. 1928]).
No son correctos los femeninos hijodalga e hijadalga.
2. El plural es hijosdalgo e hijasdalgo: «No había reunión de hijosdalgo [...] donde no se
sucediesen desde entonces los brindis» (Fuentes Naranjo [Méx. 1993]); «Y aquesa noble
condesa / De moros captiva iría, / Y con muchas hijasdalgo, / Que están en su compañía»
(Sepúlveda Romances [Esp. 1580]). No son correctos los plurales hijo(s)dalgos e

hija(s)dalgas.
hinchar(se). 1. ‘Hacer que [algo] aumente de volumen, llenándolo con un fluido,
normalmente aire’: «Probablemente esté ensayando una nueva forma de hinchar globos»
(Carbonell Televisión [Esp. 1992]); ‘inflamar(se)’: «La herida se ha hinchado, pero ya no
sangra» (VLlosa Casa [Perú 1966]); y ‘hartar(se)’: «Nos hinchamos de marisco» (Savater
Caronte [Esp. 1981]). Este verbo regular no debe confundirse, ni en su conjugación ni en su
significado, con el irregular henchir(se) (‘llenar(se)’;  henchir(se)), con el que coincide
únicamente en la primera persona del singular del presente de indicativo, que es hincho en
ambos verbos.
2. Cuando significa ‘hartar(se)’, el complemento puede ir introducido por de o a: «Me
hincho DE llorar. Lloro por todo» (Vázquez Vida [Esp. 1976]); «Nos hinchamos A llorar
como magdalenas» (Mundo [Esp.] 21.9.95).
hinchazón. ‘Efecto de hincharse’. En el uso culto general ha sido siempre femenino: la
hinchazón.
hipócrita. ‘[Persona] que actúa con hipocresía o falsedad’ y, referido a cosa, ‘del hipócrita’.
Es adjetivo de una sola terminación, válida para ambos géneros: silencio/actitud hipócrita.
Aunque en el español clásico se usó alguna vez, referido a cosa, como adjetivo de dos
terminaciones (hipócrito, ta): «Jamás me contenté ni satisfice de hipócritos melindres»
(Cervantes Viaje [Esp. 1614]), hoy es inusitado y desaconsejable el empleo del masculino
hipócrito. Como sustantivo, referido a persona, es común en cuanto al género ( GÉNERO2,
1a y 3b): Eres un/una hipócrita.
hipócrito. hipócrita.

histrión -nisa. ‘Actor teatral’. El femenino es histrionisa (no histriona): «O es loca de
remate, o una consumada histrionisa» (Galdós España [Esp. 1908]).
hojaldre. ‘Masa de harina y manteca que, al cocerse, forma hojas delgadas superpuestas’.
Aunque en épocas pasadas se usó en ambos géneros, en el español actual es siempre
masculino: «Estirar el hojaldre sobre la mesada enharinada» (Botana Recetas [Arg. 1999]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
holgar(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como contar 
201
1, n.º 26), esto es,
diptongan las formas cuya raíz es tónica (huelgo, huelgas, etc.), pero no aquellas cuya raíz
es átona (holgamos, holgáis, etc.).
2. En el español actual se emplea casi exclusivamente como intransitivo no pronominal, con
los sentidos de ‘estar ociosa una persona’ y ‘sobrar o ser inútil una cosa’: «¿Te gustaría ser
veraneante [...] y pasarte el día holgando y bebiendo vermú?» (Cela Pirineo [Esp. 1965]
205); «Huelga decir que no he inventado nada» (Fisas Historias [Esp. 1983]). A veces se
usa, eufemísticamente, con el sentido de ‘mantener relaciones sexuales con alguien’: «Fue
ella quien me confirmó que Mario trataba de inducir a Celia a liberarse [..] y que Celia [...]
temía que fuera solamente [...] una petición de permiso, por parte de Mario, para holgar
con otras mujeres» (Guelbenzu Río [Esp. 1981]).
3. En obras literarias ambientadas en épocas pasadas se emplea, con intención arcaizante,
con los sentidos frecuentes en el español medieval y clásico, pero raros hoy de
‘divertirse o entretenerse’ y ‘alegrarse’: «Es muy bonito eso de decir que un cura es un
fandanguero sólo porque viste hábito y le gusta farrear y holgarse cuando viene al caso»
(GaBadell Funeral [Esp. 1975]); «Me holgué de que mi señora doña Josefina pudiera
dormir en gentil cama» (Eslava Unicornio [Esp. 1987]). Con ambos sentidos se emplea,
normalmente, en forma pronominal, aunque cuando significa ‘divertirse o entretenerse’,
pueda usarse también en forma no pronominal.
APÉNDICE
hollar. ‘Pisar [algo] o poner el pie [sobre ello]’. Verbo irregular: se conjuga como contar 
1, n.º 26), esto es, deben diptongar las formas cuya raíz es tónica (huello, huellas,
etc.), pero no las formas con raíz átona (hollamos, holláis, hollado, etc.). No se considera
correcta su conjugación como regular: «Cada espacio es sagrado mágico hasta tanto no lo
holla con su pie el hombre» (Revilla Guatemala[Guat. 1976]); debió decirse hasta tanto no
lo huella con su pie.
APÉNDICE
homofobia. ‘Aversión hacia los homosexuales, tanto masculinos como femeninos’: «En la
película de Ripstein, la figura de la “loca” no solo cuestiona la homofobia, sino que desafía
los roles sexuales» (Paranaguá Ripstein [Méx. 1997]). No significa ‘aversión a los hombres’,
sentido que corresponde a la voz androfobia ( androfobia). El adjetivo correspondiente es
homófobo u homofóbico (‘que padece o implica homofobia’), que no debe confundirse con
andrófobo (‘que padece o implica androfobia’): «Se comportaba con los habituales rasgos
de homófobo, misógino y hasta racista diluido que caracterizan al reaccionario civilizado»
(Méndez Rocker [Esp. 2000]); «Un padre homofóbico y su hijo gay estrechan lazos cuando
son asediados por un preso fugado» (Razón [Esp.] 26.11.01).
homofóbico -ca u homófobo -ba.  homofobia.
homólogo -ga. Adjetivo, frecuentemente usado como sustantivo, que significa
‘correspondiente o análogo’: «No es una casualidad que las taigas norteamericanas sean
mucho más ricas [...] que sus homólogas euroasiáticas» (VV. AA. Bosques [Esp. 1998]).
Referido a persona, ‘que ejerce un cargo equivalente al de otra’: «El presidente Caldera
propuso a su homólogo mexicano, Ernesto Zedillo, una asociación energética entre ambos
países» (Universal [Ven.] 10-2-97). No debe confundirse con homónimo (‘que lleva el
mismo nombre’;  homónimo) ni con colega (‘compañero de profesión’;  colega).
homónimo -ma. ‘[Persona o cosa] que lleva el mismo nombre que otra’: «Octubre se
inicia con Fausto, drama lírico en cinco actos inspirado en la obra homónima de Goethe»
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
202
(Caretas [Perú] 1.8.96); y ‘[palabra] que, siendo idéntica a otra fonética y, por lo general,
gráficamente, tiene distinto significado y origen’: «Corresponderá el primer grado de
parentesco a los homónimos, como vela (de barco) y vela (bujía)» (Casares Discurso [Esp.
1921]). No debe confundirse con homólogo (‘[persona] que ejerce un cargo equivalente al
de otra’;  homólogo): «El cabeza de lista del PSOE en las elecciones europeas,
Fernando Morán, retó ayer a un debate cara a cara a su homónimo del PP, Abel Matutes»
(Vanguardia [Esp.] 21.5.94).
hotentota.  hotentote.
hotentote. ‘De una nación indígena de África suroccidental’. Se usa mayoritariamente como
adjetivo de una sola terminación y, referido a persona, como sustantivo común en cuanto al
género (el/la hotentote;  GÉNERO2, 1a): «Fascinado por las danzas hotentotes» (Azúa
Diario [Esp. 1987]); «La grasa esteatopigia de las hotentotes» (MtnSantos Tiempo [Esp.
1961]). Es muy raro, en la lengua culta, el uso de hotentota para el femenino «Una negra
hotentota» (Paso Palinuro [Méx. 1977]).
huésped. 1. El latín hospes, -itis, del que deriva esta voz, significaba en un principio
‘persona que da alojamiento a otra’, sentido al que se añadió después el de ‘persona que se
aloja en casa de otra’. El castellano huésped heredó ambos sentidos y llegó a significar,
incluso, ‘dueño de una posada o pensión’: «Preguntamos al huésped si había qué cenar»
(Alemán Guzmán [Esp. 1599]). Con el tiempo, y para evitar anfibologías, fue perdiendo el
primero de los sentidos indicados, y hoy se usa casi exclusivamente con el segundo: «Llevo
ya tres días en Madrid como huésped de los marqueses del Paular» (Perucho Pamela [Esp.
1983]). En biología, huésped significa ‘organismo en el que se aloja un parásito’: «Se
encontraron [los parásitos] cubiertos por una membrana formada por el huésped» (Biología
[Perú] 1.7.02). Este sentido se debe hoy al influjo del inglés host voz que, aunque tomada
del francés, procede del mismo étimo latino, y que, al contrario de lo ocurrido en español,
solo ha conservado en inglés el sentido de ‘anfitrión’. Fuera de este ámbito, es preferible
hoy reservar el término huésped para designar a quien recibe alojamiento, y denominar
anfitrión al que lo proporciona.
2. Su femenino tradicional es huéspeda, que aún se documenta en la actualidad: «Dejaba a
su marido campo libre y hermoso para besar a su atractiva huéspeda» (Pombo Metro [Esp.
1990]); pero hoy parece preferirse su uso como común (el/la huésped;  GÉNERO, 1a y 3j):
«A Mr. Lind se le ocurrió la peregrina idea de darle a la huésped un paseo nocturno en su
nueva montura» (Vega Crónicas [P. Rico 1991]).
huéspeda.  huésped, 2.
hugonote -ta. ‘Calvinista francés’ y, referido a cosa, ‘de los hugonotes’. En su origen
funcionó como adjetivo (o, referido a persona, también como sustantivo) de dos
terminaciones, una para cada género, y así sigue usándose todavía hoy: «Hija de un
hugonote francés exiliado» (País [Esp.] 22.3.03); «Nació [...] en el seno de una familia
hugonota» (VV. AA. Filosofía [Esp. 1998]). No obstante, por analogía con lo que ocurre
con la mayor parte de los adjetivos que terminan en -e, en el español actual tiende a usarse
mayoritariamente como adjetivo de una sola terminación y, consecuentemente, como
sustantivo común en cuanto al género (el/la hugonote;  GÉNERO2, 1a y 3c): «Pertenecía a
la ilustre familia hugonote de los Monod» (JmnzLosantos Salida [Esp. 1994] 161).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
203
huir. 1. Verbo irregular: se conjuga como construir  APÉNDICE 1, n.º 25). En cuanto a la
acentuación gráfica de las formas verbales hui o huí y huis o huís, TILDE2, 1.2. Su
participio, huido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. Cuando se emplea como intransitivo, con el sentido de ‘alejarse de algo o alguien por
temor de recibir un daño’ y ‘escaparse de un lugar’, lleva habitualmente un complemento
encabezado por de: «En 1933 huyó DE la Alemania nazi» (González Ética [Arg. 1992]).
3. Aunque es más raro, también puede usarse como transitivo, con el sentido de ‘evitar [algo
o a alguien]’: «La ciudad es un piano incendiado y prostituido que solo yo supe hacer sonar.
Pero ahora la huyo y la odio» (Umbral Mortal [Esp. 1975]).
humedecer(se). ‘Poner(se) húmedo’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
hurí. ‘Mujer bellísima ofrecida a los bienaventurados como compañera en el paraíso
musulmán’. El plural preferido en la lengua culta es huríes ( PLURAL, 1c).
-iatra. Elemento compositivo, generalmente sufijo, que procede del griego iatrós (‘médico’)
y unido a distintas raíces griegas o latinas forma sustantivos que designan profesionales de
diversas especialidades médicas o sanitarias, como fisiatra (‘especialista en fisiatría’),
foniatra (‘especialista en foniatría’), pediatra, geriatra, (p)siquiatra, etc. Por su terminación,
son todos comunes en cuanto al género ( GÉNERO2, 1a y 3b): el/la foniatra, el/la pediatra,
etc. Aunque este sufijo ha vacilado entre la pronunciación con hiato [í - a - tra] que da
lugar a palabras esdrújulas (foníatra, pedíatra) y la pronunciación con diptongo [iá - tra]
que forma palabras llanas (foniatra, psiquiatra) hoy solo son normales las formas
llanas, que son también las etimológicas, pues se trata, en su mayoría, de voces incorporadas
a través del francés.
ibis. ‘Ave zancuda venerada por los antiguos egipcios’. En el español actual es masculino:
«Esperaba [Cleopatra] la llegada del ibis mensajero que le traería noticias de su amado»
(Mujica Escarabajo [Arg. 1982]). Es invariable en plural ( PLURAL, 1f): los ibis.
igloo.  iglú.
iglú. Voz de origen esquimal que significa ‘vivienda en forma de media esfera confeccionada
con bloques de nieve compacta’ y ‘[tienda de campaña] de forma semiesférica’. Su plural es
iglús o iglúes ( PLURAL, 1c), con preferencia hoy por la primera forma. No debe usarse en
español la grafía igloo, que corresponde a otras lenguas como el inglés o el francés.
imberbe. Referido a un joven, ‘que aún no ha comenzado a crecerle la barba’: «Yo era otro
crío aún imberbe que se las daba de hombre duro» (GaSánchez Alfpe d‘Huez [Esp. 1994]).
No debe confundirse con barbilampiño (dicho de un varón adulto, ‘que no tiene barba o que
tiene poca’;  barbilampiño).
imbuir(se). 1. ‘Infundir a alguien o algo, o a uno mismo un determinado carácter, idea o
sentimiento’. Verbo irregular: se conjuga como construir 
participio, imbuido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. Es transitivo y se construye de dos modos:
APÉNDICE
1, n.º 25). Su
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
204
a) Con un complemento directo que expresa la persona o cosa imbuidas, y un complemento
introducido por de, que expresa aquello de lo que resultan imbuidas: «Todas las obras de
Castles son distintas, lo que las imbuye DE un carácter postmoderno» (Tiempo [Col.]
1.7.89); «La eterna propensión de los peninsulares a mirar con recelo al sur [...] empujó a
los gobernantes a imbuirse DE un espíritu intervencionista en el norte de África»
(GaCortázar/GlzVesga España [Esp. 1994]).
b) Con un complemento directo que expresa el carácter, idea o sentimiento que se transmite
y un complemento indirecto que expresa la persona o cosa a la que se le transmite:
«Jacqueline procuraba imbuirle entonces algo de su odio hacia Nicolás» (Pitol Vida [Méx.
1991]). A veces, en lugar de un complemento indirecto, lleva un complemento con en:
«Aceptaba todo menos la obstinación de papá León por imbuir EN aquella cabecita tan
tierna la obligación de ser héroe» (Delibes Madera [Esp. 1987]).
impedir. 1. ‘Estorbar’. Verbo irregular: se conjuga como pedir  APÉNDICE 1, n.º 45).
2. Como otros verbos de influencia ( LEÍSMO, 4b), además del complemento directo suele
llevar un complemento indirecto, que exige el empleo de la forma le(s) si va representado
por un pronombre átono de tercera persona: «El mal tiempo LE impidió navegar» (Chavarría
Rojo [Ur. 2002]).
imponer(se). Como transitivo, ‘poner(se) [algo] como carga u obligación’, ‘poner [algo] a
alguien en una ceremonia, especialmente [un nombre o una condecoración]’, ‘poner [dinero]
a rédito o en depósito’ y ‘enterar(se) de algo o instruir(se) en algo’; como intransitivo no
pronominal, ‘causar temor o respeto’; y como intransitivo pronominal, ‘hacer valer alguien
su autoridad o su poder’ y ‘vencer’. Verbo irregular: se conjuga como poner  APÉNDICE
1, n.º 47). El imperativo singular es impón (tú) e imponé (vos), y no impone.
impresión. dar la impresión.  dar, 10.
imprimir. ‘Marcar sobre papel u otra materia [un texto, un dibujo, etc.] por medios
mecánicos o electrónicos’ y ‘dar a alguien o algo [un determinado carácter, estilo, etc.]’.
Tiene dos participios: el regular imprimido y el irregular impreso. Aunque existe hoy una
clara tendencia, más acusada en América que en España, a preferir el uso de la forma
irregular impreso, ambos participios pueden utilizarse indistintamente en la formación de los
tiempos compuestos y de la voz pasiva: «Habían impreso en su lugar billetes de a cien»
(GaMárquez Amor [Col. 1985]); «La obra [...] circulaba dos años después de haber sido
impresa en una ciudad protestante» (Trabulse Orígenes [Méx. 1994]); «En total se han
imprimido 35 000 carteles» (Mundo [Esp.] 11.11.96); «Esta obra ha sido imprimida por La
Torre de Papel» (Prensa [Nic.] 21.10.97). En función adjetiva se prefiere en todo el ámbito
hispánico la forma irregular impreso: «Contempló una vez más la imagen impresa en la
tarjeta postal» (Martini Fantasma [Arg. 1986]). Solo ha pasado a desempeñar funciones de
sustantivo la forma impreso, con el significado de ‘libro, folleto u hoja impresos’: «El
empleado tomó un impreso que tenía sobre la mesa» (PzReverte Maestro [Esp. 1988]).
improbar. ‘Desaprobar o reprobar’. Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE
1, n.º 26).
incensar. ‘Dirigir con el incensario el humo del incienso [hacia alguien o algo]’. Verbo
irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16), esto es, diptongan las formas
cuya raíz es tónica: incienso, inciensas, etc.; pero no aquellas cuya raíz es átona:
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
205
incensamos, incensáis, incensado, etc. El sustantivo que designa el objeto que sirve para
incensar se denomina incensario, no inciensario.
incensario, inciensario.  incensar.
incluir(se). 1. ‘Poner(se) dentro’ y ‘contener’. Verbo irregular: se conjuga como construir
 APÉNDICE 1, n.º 25). Su participio, incluido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. Cuando el participio incluido funciona como adjetivo, debe concordar en género y
número con el sustantivo al que se refiere: «Voy a vender cuanto tengo, incluida mi yegua»
(Salom Casas [Esp. 1986]); «Todo el mundo, incluidos los senderistas, eran fachos»
(Donoso Elefantes [Chile 1995]). Es, pues, incorrecto el uso invariable de incluido,
achacable al influjo del adverbio incluso ( incluso, 2): «Las Fuerzas Armadas
investigarán los casos, incluido ciertos retrasos a la hora de seguir estas anomalías»
(Mundo [Esp.] 19.7.96); debió decirse incluidos ciertos retrasos.
3. La forma incluso (del part. lat. inclusus), considerada tradicionalmente participio irregular
de incluir, funciona hoy normalmente como adverbio y excepcionalmente como adjetivo (
incluso), pero nunca como participio para formar los tiempos compuestos ni la voz pasiva
del verbo: He incluso tu nombre en la lista; Tu nombre fue incluso en la lista; Tu nombre
ya está incluso en la lista.
inclusive. 1. Adverbio que propia y originariamente significa, pospuesto a un sustantivo,
‘incluyendo entre lo considerado lo que designa dicho sustantivo’: «En Olivos cursé hasta
tercer año inclusive» (Martínez Novela [Arg. 1989]). Se usa con frecuencia en la fórmula
ambos inclusive: «En la primera de la lista, como usted ve, figuran los comprendidos entre
los números 1 y 999, ambos inclusive» (Benítez Caballo 1 [Esp. 1984]). Por ser adverbio, es
invariable, de modo que no es correcto hacerlo concordar en número con el sustantivo al que
se refiere: «A partir de la casilla 4 y hasta la 11, ambas inclusives» (País [Esp.] 2.6.85). Lo
mismo cabe decir de su antónimo exclusive, de menor uso que inclusive y que significa
exactamente lo contrario, esto es, ‘excluyendo entre lo considerado lo que designa el
sustantivo al que se refiere’: «Las imposiciones voluntarias vencidas, o que venzan antes de
primero de enero próximo, tendrán derecho hasta dicho día exclusive a intereses de
demora» (Figuerola Decretos [Esp. 1868]).
2. Posteriormente comenzó a emplearse también con el mismo valor de adición enfática que
el adverbio incluso ( incluso, 2), uso que no cabe rechazar, pues tiene ya tradición en
nuestro idioma y se documenta en escritores de prestigio: «En otros tiempos, el coeficiente
social de cada hombre era cosa inequívoca que adquiría, inclusive, plástica evidencia en el
uniforme adscrito a cada clase y oficio» (Ortega Artículos [Esp. 1917-33]); «Los tratadistas
de óptica fisiológica han llegado inclusive a decirnos a última hora que aquí entran en
juego dos órganos sensoriales» (Ors Horas [Esp. 1923]); «Fue inflexible inclusive con el
ministro británico» (GaMárquez Amor [Col. 1985]).
incluso -sa. 1. Adjetivo procedente del participio latino inclusus (de includere ‘incluir’),
que todavía se emplea hoy, aunque raramente, como sinónimo de incluido, da. Al tratarse de
un adjetivo, al igual que incluido ( incluir, 2), debe concordar en género y número con el
sustantivo al que se refiere: «Se pasa por esta villa del obispado de Teruel, cuya población
es de 400 vecinos, inclusas las masadas» (Labordeta Aragón [Esp. 1983]). A pesar de su
etimología, no funciona nunca como participio de incluir, por lo que no debe emplearse para
formar los tiempos compuestos ni la voz pasiva de este verbo: He incluso tu nombre en la
lista; Tus peticiones fueron inclusas en el documento.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
206
2. La forma incluso funciona habitualmente como adverbio, con el sentido aditivo de
‘también’, pero, al igual que hasta, adverbio por el que puede sustituirse en la mayoría de
los contextos, expresa siempre adición enfática a algo explícito o sobrentendido, de forma
que el elemento que se añade está situado en la parte más alta de una gradación: «Vienen
soldados y monjes, incluso obispos» (Torbado Peregrino [Esp. 1993]); «Prefiero incluso
que fumes basuco» (Vallejo Virgen [Col. 1994]); «La perentoriedad de su anhelo lo llevaba
a inventarse excusas incluso los fines de semana» (Andrade Dios [Arg. 1993]); «Les parecía
recordar, incluso, que alguien durante la tarde lo había sugerido» (Donoso Casa [Chile
1978]). Hoy se emplea a menudo, en estos mismos casos, el adverbio inclusive (
inclusive, 2).
3. Seguido de un gerundio, o de la conjunción si y un verbo en forma personal, tiene en
ocasiones valor concesivo (= aunque, aun en el caso de que + verbo en subjuntivo): «Incluso
pasando por alto posibles rivalidades, me quedaría mal sabor de boca» (Carreras
Autobiografía [Esp. 1989]); «Incluso si esto último fuera cierto, ello no podría servir de
argumento definitivo» (Tamames Economía [Esp. 1992]).
indisponer(se). 1. ‘Causar, o padecer, indisposición’ y ‘enemistar(se)’. Verbo irregular: se
conjuga como poner  APÉNDICE 1, n.º 47). El imperativo singular es indispón (tú) e
indisponé (vos), y no indispone.
2. Con el significado de ‘enemistar(se)’, se construye normalmente con un complemento
encabezado por con o, menos a menudo, contra: «A los seis años, se indispuso CON su
maestra» (Chavarría Rojo [Ur. 2002]); «¿Cómo iba a darse cuenta si sólo se ocupa en
indisponer a mi hermano CONTRA mí?» (Caballero Noche [Esp. 1981]).
índole. ‘Condición e inclinación natural de una persona’ y ‘naturaleza de una cosa’. Es voz
femenina, como su étimo latino: «La índole de su trabajo le había impedido formar un
hogar» (Allende Eva [Chile 1987]); «El incentivo para preservar el acuerdo es más de
índole política que económica» (Clarín [Arg.] 17.3.97).
inducir. 1. ‘Incitar [a alguien] a algo’, ‘causar o provocar indirectamente [algo]’ y ‘extraer
[un principio general o una conclusión] a partir de hechos o datos particulares’. Verbo
irregular: se conjuga como conducir  APÉNDICE 1, n.º 24).
2. Con el primer sentido indicado, además del complemento directo, lleva un complemento
introducido por a: «Lo indujo A tomar esta postura» (Abc Color [Par.] 25.9.96).
infante -ta. 1. Con los sentidos de ‘hijo del rey’ y ‘título que por gracia real obtiene un
pariente del rey’, se usa la forma infante para el masculino y la forma infanta para el
femenino: «Después de una onerosa política bélica, [...] el infante Carlos es coronado rey
de Nápoles y Sicilia» (GaCortázar/GlzVesga España [Esp. 1994]); «La infanta era hija de
Felipe IV y de su primera esposa, Isabel de Borbón» (Luján Espejos [Esp. 1991]); «Dos
horas más tarde llega Carlos de Borbón Dos Sicilias, duque de Calabria [...], nombrado
recientemente infante por don Juan Carlos» (Vanguardia [Esp.] 16.3.95). Sobre su empleo
con mayúscula inicial,  MAYÚSCULAS, 3.2.31 y 5.9.
2. Cuando significa ‘niño que aún no ha cumplido los siete años’, lo más frecuente y
recomendable es utilizar la forma infante tanto para el masculino como para el femenino:
«La infante yacía aún con vida» (Expreso [Perú] 6.5.97). Debe tenerse cuidado de no
utilizar el término infante con el sentido que tiene el inglés infant, ya que en esta lengua el
término designa, no al niño menor de siete años, sino al recién nacido o al bebé que aún está
en el período de lactancia.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
207
3. Cuando significa ‘soldado de infantería’, es común en cuanto al género ( GÉNERO2, 1a):
un/una infante de marina.
inferir. ‘Causar [un daño físico o moral]’ y ‘sacar [una consecuencia] a partir de algo’.
Verbo irregular: se conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
infligir(se). ‘Causar(se) [un daño físico o moral] o imponer(se) [un castigo]’: «El
movimiento insurgente le infligió una derrota sin paliativos» (Fajardo Epopeya [Esp.
1990]); «Un día papá me infligió una herida muy grande» (Ferré Batalla [P. Rico 1993]).
No debe confundirse con el verbo infringir (‘quebrantar [una ley, un precepto o un
acuerdo]’;  infringir), como ocurre en este ejemplo: «Esta actitud demuestra que la parte
española ha infligido los acuerdos adoptados en Argel» (País [Esp.] 1.4.89); aquí debió
decirse infringido. Deben evitarse asimismo los cruces entre ambos verbos, que dan lugar a
las formas inexistentes infrigir y, sobre todo, inflingir.
inflingir(se).  infligir(se).

influenciar. 1. ‘Influir’. Se acentúa como anunciar  APÉNDICE 1, n.º 4).
2. Este verbo se introdujo en español en el siglo XIX, a partir del francés influencer, y se fue
extendiendo a lo largo del siglo XX hasta generalizarse en todo el ámbito hispánico. Las
diferencias entre influenciar e influir no son de significado, pues ambos verbos son
sinónimos, sino de construcción. El verbo influenciar se usa como transitivo, muy a menudo
en construcción pasiva: «La naturaleza de estas sustancias, la dinámica vascular,
diferencias de especie y genéticas, etc., son factores capaces de influenciar el metabolismo
arterial» (MtnMunicio Discurso [Esp. 1969]); «Nadie piensa por un solo momento que las
actitudes políticas de los generales puedan influenciar [...] la vida civil y política del Reino
Unido» (Garrigues Política [Esp. 1976]); «No sé si [...] estoy demasiado influenciada por
las escenas de amor de las películas» (Belli Mujer [Nic. 1992]). Por su parte, influir, aunque
puede usarse también como transitivo, se emplea normalmente como intransitivo (
influir).
influente.  influir, 3.
influir. 1. ‘Producir una persona o cosa ciertos efectos sobre otra’. Verbo irregular: se
conjuga como construir  APÉNDICE 1, n.º 25). Su participio, influido, se escribe sin tilde
( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. Puede funcionar como transitivo, más frecuentemente en construcción pasiva: «La
pequeña burguesía lo influyó ideológicamente» (Fasano Derrota [Ur. 1980]); «Estudió en
México la técnica de la pintura al fresco y fue influido por el muralismo mexicano» (Bonfil
Simbiosis [Méx. 1993]); cuando funciona como transitivo, influir puede reemplazarse por
influenciar ( influenciar). Lo más habitual, sin embargo, es que influir se utilice como
intransitivo, con un complemento que a menudo se omite, por consabido introducido
por las preposiciones en o sobre: «¿Por qué tratas de influir EN tus amigos?» (GaMorales
Lógica [Esp. 1990]); «El espíritu del experimentador también puede influir SOBRE la
materia» (Zaragoza Concerto [Esp. 1981]); «Tal vez influyera el deseo de compartir con
Raúl su experiencia de vida en el extranjero» (Pitol Juegos [Méx. 1982]); cuando funciona
como intransitivo, influir no es sustituible por influenciar.
3. El adjetivo correspondiente es influyente (‘que influye’ y ‘que goza de mucha
influencia’): «He hablado con gente muy influyente en Madrid y comprenden mi caso»
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
208
(Gallego Adelaida [Esp. 1990]). La variante influente, más cercana en su forma al participio
de presente latino del que deriva este adjetivo, influens, -entis, carece de vigencia en el
español actual y, por tanto, se desaconseja su empleo.
influyente.  influir, 3.
infrigir.  infligir(se) e infringir.

infringir. ‘Quebrantar [una ley, un precepto o un acuerdo]’: «A usted, don Modesto, le
podrá parecer que infrinjo las disposiciones legales, y yo estoy de acuerdo, pero no soy el
único» (GaBadell Funeral [Esp. 1975]); «Quedan detenidos. De ninguna manera. No
estamos infringiendo la ley» (Ramos/Lejbowicz Corazones [Arg. 1991]). No debe
confundirse con infligir(se) (‘causar(se) [un daño]’;  infligir(se)), como ocurre en este
ejemplo: «Habían prometido vengar la afrenta que el dinero sangriento de Conde había
infringido a su amigo» (Cacho Asalto [Esp. 1988]); aquí debió decirse infligido. No existe el
verbo infrigir, error achacable al cruce con infligir: Has infrigido nuestro pacto.
ingeniero -ra. ‘Persona capacitada para ejercer la ingeniería’. El femenino es ingeniera (
2
, 3a): «Una sola ingeniera agrónoma argentina [...] está asesorando a estos
productores» (Nación [Arg.] 27.6.92). No debe emplearse el masculino para referirse a una
mujer: la ingeniero.
GÉNERO
ingerencia.  injerir(se), 3.

ingerir. 1. ‘Introducir por la boca [algo, especialmente comida o bebida] para hacerlo llegar
al estómago’: «Sacó un tubo del bolsillo e ingirió dos cápsulas de algo» (Millás Desorden
[Esp. 1988]). Verbo irregular: se conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53). Se escriben
con -g- todas las formas de este verbo: ingiero (no injiero), ingerimos (no injerimos), etc.
No debe confundirse, pues, con injerir(se) (‘inmiscuirse’;  injerir(se)), verbo que sigue el
mismo modelo de conjugación que ingerir, pero que se escribe con -j- en todas sus formas
( injerir(se)).
2. El sustantivo que designa la acción de ingerir es ingestión: «Los que no murieron por
causa del clima o de la ingestión de moluscos emigraron a otras latitudes por el estrecho de
Gibraltar» (Mendoza Ciudad [Esp. 1986]). También pertenece a la familia léxica de este
verbo el sustantivo ingesta en latín, neutro plural de ingestus, participio de ingerere,
que se introdujo en español en el siglo XIX, procedente probablemente del inglés, y cuyo
sentido propio y originario es ‘conjunto de alimentos y bebidas que se ingieren’: «Si una
persona engorda es porque su ingesta calórica excede a sus necesidades energéticas»
(Barrera/Kerdel Adolescente [Ven. 1976]); «Cuando la ingesta total de líquidos es mayor
que su pérdida total, el peso corporal aumenta» (Rosales/Reyes Enfermería [Méx. 1982]).
Hoy se emplea, además, como sinónimo de ingestión: «Si la madre continúa la ingesta de
opiáceos, habrá que establecer lactancia artificial» (Valbuena Toxicomanías [Esp. 1986]).
ingesta, ingestión.  ingerir, 2.
injerencia.  injerir(se), 3.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
209
injerir(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53). Todas las
formas de este verbo se escriben con -j-, a diferencia de las que pertenecen a ingerir, verbo
que sigue el mismo modelo de conjugación, pero que significa ‘introducir [algo] en el
organismo por la boca’ ( ingerir).
2. Como transitivo, significa ‘meter o introducir [una cosa] en otra’: «Timoneda [...] se
percató de que las partes jocosas se podían desglosar e injerir EN otras comedias» (Asensio
Entremés [Esp. 1965-71]); con este sentido puede emplearse también la variante inserir (
inserir). Como intransitivo pronominal, significa ‘entrometerse o inmiscuirse’: «La acusa de
injerirse EN los problemas internos de la agencia» (País [Esp.] 2.3.80). Como se ve en los
ejemplos, este verbo se construye con un complemento introducido por en.
3. El sustantivo que designa la acción de injerir(se) es injerencia: «Se agudizó la injerencia
externa en asuntos internos de los mexicanos» (Excélsior [Méx.] 21.10.96). Es incorrecta la
grafía ingerencia, falta de ortografía muy extendida, motivada por la confusión entre los
homófonos ingerir e injerir.
inminente. ‘Que está a punto de suceder’: «Los periódicos [...] hablaban de la inminente
caída de Trujillo» (VLlosa Fiesta [Perú 2000]). No debe confundirse con eminente (‘que
sobresale por su tamaño o por su valía o importancia’;  eminente).
inmiscuir(se). 1. ‘Meter(se) en un asunto o ámbito, especialmente cuando no hay razón o
autoridad para ello’. Verbo irregular: se conjuga como construir  APÉNDICE 1, n.º 25). Su
participio, inmiscuido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. Se construye siempre con un complemento precedido de la preposición en. Es raro, pero
correcto, su empleo como transitivo: «¿Será posible desprenderse de la propia personalidad
o, al menos, no inmiscuirla más de la cuenta EN una tarea de interpretación filosófica?»
(Lledó Días [Esp. 1994]); «No me inmiscuya EN líos gratuitos» (Medina Cosas [Méx.
1990]); pero lo más normal y frecuente es su empleo como pronominal, con el sentido de
‘entrometerse’: «No quería inmiscuirse en asuntos ajenos» (MtnGaite Fragmentos [Esp.
1976]).
inquirir. 1. ‘Indagar o tratar de averiguar [algo], especialmente haciendo preguntas’. Verbo
irregular: se conjuga como adquirir  APÉNDICE 1, n.º 17).
2. Se trata de un verbo transitivo: «Es tarea del gramático inquirir no las significaciones de
las voces, sino su uso» (Abad Géneros [Esp. 1982]). Puede llevar también un complemento
con de, que expresa la persona de la que se trata de obtener información: «Ni luego me
atreví nunca [...] a inquirir DE mi madre el sentido de aquella terrible escena» (Abc Cult.
[Esp.] 16.8.96). El complemento directo es muy frecuentemente una pregunta, por lo que en
muchos casos es intercambiable por el verbo preguntar: «Dugarte inquirió: ―¿Está
muerto?‖» (UPietri Oficio [Ven. 1976]). Pero inquirir y preguntar no son verbos sinónimos
ni se construyen igual ( preguntar): es incorrecto usar inquirir con un complemento
indirecto, en lugar del complemento con de, para expresar la persona a la que se
pide
información: «Si se le inquiere, responde que en 1992 hubo un ciclo de teatro
latinoamericano» (Vanguardia [Esp.] 16.7.95); tampoco se debe usar inquirir como
intransitivo, con complementos con por o sobre, régimen que corresponde igualmente a
preguntar: «Algún vecino le inquirió SOBRE el mal olor que salía de su vivienda» (País
[Esp.] 1.8.89); «Uno de los asistentes inquirió POR las medidas que está tomando España»
(País [Esp.] 2.6.84).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
210
inscribir(se). ‘Grabar’, ‘apuntar(se) en un registro’ y ‘situar(se) dentro de algo’. Solo es
irregular en el participio, que tiene dos formas: inscrito e inscripto. La forma usada en la
mayor parte del mundo hispánico es inscrito; pero en algunas zonas de América,
especialmente en la Argentina y el Uruguay, sigue en pleno uso la grafía etimológica
inscripto ( p, 6): «Las chapas pueden llevar inscripta cualquier cosa» (Lynch Dedos
[Arg. 1977]). Sin embargo, la -p- se mantiene en todas las zonas en la grafía de los
sustantivos derivados inscripción e inscriptor.
inserir. ‘Insertar o introducir [una cosa] en otra’. Verbo irregular: se conjuga como sentir
 APÉNDICE 1, n.º 53): «En 1947, Buñuel hizo el primer film comercial de su carrera, [...]
donde [...] insiere una de las secuencias más pornográficas jamás filmadas» (Aranda
Surrealismo [Esp. 1981]). También puede emplearse, con este sentido, la variante injerir (
injerir(se), 2).
instituir(se). 1. ‘Fundar o establecer [algo]’ y ‘nombrar o declarar [a alguien] para el
ejercicio de un cargo o papel’. Verbo irregular: se conjuga como construir  APÉNDICE 1,
n.º 25). Su participio, instituido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. Con el segundo sentido indicado, además del complemento directo, lleva un complemento
predicativo, precedido a veces de la preposición en: «La estabilidad política fue el mayor
logro del régimen que Cánovas edificó con la ayuda del rey Alfonso XII, a quien la
Constitución instituyó jefe supremo del ejército» (GaCortázar/GlzVesga España [Esp.
1994]); «Doña América y Laureano se instituyeron EN parte contraria» (FdzCastro Novia
[Esp. 1987]).
instruir(se). 1. ‘Dar, o adquirir, conocimientos’ y, dicho de un juez, ‘tramitar [un
procedimiento judicial]’. Verbo irregular: se conjuga como construir  APÉNDICE 1, n.º
25). Su participio, instruido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
2. Con el primer sentido indicado, tanto cuando es transitivo como cuando se usa como
pronominal, lleva normalmente un complemento introducido por en o sobre, que expresa
materia o disciplina: «El viajero que se instruye EN la geografía chilena ha de encontrar a
cada paso el nombre de los Andes» (Barriga Discurso [Chile 1915]); «Ella le enseñó a
hablar correctamente y hasta lo instruyó SOBRE modales en la mesa» (Mundo [Esp.]
15.1.95).
intendenta.  intendente.
intendente. ‘Persona a cuyo cargo está la intendencia o administración de una entidad’ y,
en varios países americanos, ‘jefe del gobierno municipal o regional’; en México, ‘persona
encargada de la limpieza, mantenimiento o vigilancia de una empresa o edificio’. Por su
terminación, es común en cuanto al género (el/la intendente;  GÉNERO2, 1a y 3c): «La
primera víctima fue Carlos Armando Sosa Rodríguez, [...] sobrino de la intendente Estela
Torres» (Tiempo [Col.] 2.1.89). No obstante, en algunos países de América se usa con
normalidad el femenino intendenta: «La arquitecta Marta Canese, candidata a intendenta
municipal de Asunción por el PRF» (Abc Color [Par.] 17.9.96).
interferir(se). 1. ‘Intervenir o interponerse en algo, modificando o impidiendo su
funcionamiento o desarrollo’. Verbo irregular: se conjuga como sentir 
53).
APÉNDICE
1, n.º
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
211
2. Puede usarse como transitivo: «Odiaba a los automovilistas y por eso interfería el
funcionamiento de los semáforos» (Dolina Ángel [Arg. 1993]); o, más frecuentemente, como
intransitivo, pronominal o no, con un complemento precedido de en: «No creo nunca haber
interferido EN tu independencia» (Poniatowska Diego [Méx. 1978]); «He procurado no
molestar ni interferirme EN tus planes» (Cohen Muerte [Esp. 1993]). No debe sustituirse la
preposición en por con: «Hay diversos [fármacos] en estudio que interfieren CON el apetito
a nivel central» (Rapado Salud [Esp. 1999]).
interlinear. ‘Escribir entre las líneas [de un texto]’ y ‘poner interlíneas’: «Se prohíbe [...]
interlinear, raspar, ni enmendar cosa alguna» (Real Decreto [Esp. 1911]). Son incorrectas
las formas en las que se acentúa la -i-: interlíneo, interlíneas, interlínea, interlínee, etc.,
así como las pronunciaciones [interlínio], [interlínias], [interlínia], [interlínie], etc. (
alinear(se), 2).
interponer(se). 1. ‘Poner(se) en medio’. Verbo irregular: se conjuga como poner 
1, n.º 47). El imperativo singular es interpón (tú) e interponé (vos), y no
interpone.
2. Se construye a menudo con un complemento introducido por en o entre: «El padre se
interpone EN su camino» (Santander Milagro [Méx. 1984]); «Tomó el candelabro, lo acercó
a la ventana y, usando el sobre a guisa de pantalla, lo interpuso ENTRE la vela y el vidrio»
(Andahazi Piadosas [Arg. 1999]).
APÉNDICE

interrogante. Cuando significa ‘pregunta’ y ‘cuestión dudosa’, se admite su uso en ambos
géneros, aunque en el nivel culto es predominante el masculino: «Tita sabía muy bien que
todos estos interrogantes tenían que pasar [...] a formar parte del archivo de preguntas sin
respuesta» (Esquivel Agua [Méx. 1989]); «No dudo que para todas las interrogantes que
anteceden hay respuestas» (Universal [Ven.] 3.11.96). Cuando significa ‘signo de
puntuación que señala la modalidad interrogativa de un enunciado’, es siempre masculino.
interveniente.  intervenir, 2.

intervenir. 1. Como intransitivo, ‘tomar parte en un asunto’ y, como transitivo, ‘someter
[algo] a control o examen’, ‘someter [a alguien] a una operación quirúrgica’ y, dicho de una
autoridad, ‘tomar temporalmente [una propiedad ajena]’. Verbo irregular: se conjuga como
venir  APÉNDICE 1, n.º 60). El imperativo singular es intervén (tú) e intervení (vos), y no

interviene.
2. El adjetivo correspondiente es interviniente (‘que interviene’), que se usa frecuentemente
como sustantivo: «Los intervinientes, más que someterse a la fórmula de preguntas y
respuestas, discuten entre sí» (Muñoz/Gil Radio [Esp. 1986]). Son erróneas las formas

interveniente e intervinente.
intervinente, interviniente.  intervenir, 2.

intríngulis. ‘Dificultad o complicación’ e ‘intención solapada o razón oculta’. Es voz
masculina: el intríngulis.
introducir(se). 1. ‘Meter(se)’. Verbo irregular: se conjuga como conducir  APÉNDICE 1,
n.º 24).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
212
2. Normalmente se construye con un complemento precedido de la preposición en: «Se
introdujo EN la parte de atrás» (Castro Fiebre [Esp. 1994]); «Los introdujeron EN el
vehículo» (Hoy [Chile] 25.4-1.5.84). En el español de América se emplea también, con
cierta frecuencia, la preposición a: «Lo introdujeron A un taxi y se dieron a la fuga» (Hoy
[Chile] 25.4-1.5.84); «¿Acaso no fui yo quien te introdujo A ese mundo sensible?» (Gallegos
Pasado [C. Rica 1993]).
3. Es calco censurable del inglés to introduce usar este verbo con el sentido de ‘presentar
[una persona] a otra’: «Jim me ayudó mucho. Me introdujo a otros coaches y pude asistir a
un sinnúmero de clínicas en universidades» (Nuevo Día [P. Rico] 23.10.97).
intuir. ‘Percibir [algo] que aún no se ha producido o sobre lo que no se tiene conocimiento
cierto’. Verbo irregular: se conjuga como construir 
intuido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
APÉNDICE
1, n.º 25). Su participio,
invariante. ‘[Magnitud, factor o propiedad de algo] que no cambia de valor al sufrir ese
algo determinadas transformaciones’: «Siempre existirá algún factor fijo o una relación
invariante entre factores» (Carutti Ascendentes [Arg. 2001]). Cuando este adjetivo se
sustantiva, puede hacerlo en ambos géneros: «Una vez más, estamos frente a una invariante
del espíritu humano» (Paz Sombras [Méx. 1983]); «La velocidad de la luz en el vacío es un
invariante, su valor no cambia si la fuente que la emite se mueve con respecto al
observador» (Maza Astronomía [Chile 1988]).
invernar. ‘Pasar el invierno en un lugar’. Aunque ha sido tradicionalmente considerado
verbo irregular, conjugado según el modelo de acertar  APÉNDICE 1, n.º 16), hoy se
emplea exclusivamente como regular: «El testarudo capitán penetra por los llanos
occidentales, inverna cerca de Valencia, se queda sin gente y sin gobernación» (Morón
Venezuela [Méx. 1994]). Su variante gráfica ivernar ha caído en desuso y debe evitarse. En
el uso actual, el verbo invernar no debe confundirse con hibernar (‘pasar el invierno en
letargo’;  hibernar), como ocurre en este ejemplo: «También se debe reconocer que la
reactivación de este juicio invernado se ve presionado [sic] por el contragolpe del senador
Kennedy» (Hoy [Chile] 23.2-1.3.87); debió decirse hibernado (‘temporalmente inactivo’).
invertir(se). ‘Dar(se) la vuelta’ y ‘emplear [dinero o tiempo] en algo’. Verbo irregular: se
conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
investidura.  investir(se), 3.
investir(se). 1. ‘Conferir [a alguien] una dignidad o un poder’ y ‘revestir(se) de una
determinada cualidad o carácter’. Verbo irregular: se conjuga como pedir  APÉNDICE 1,
n.º 45).
2. Además del complemento directo, lleva habitualmente otro complemento encabezado por
de o con: «No es que sea mucho, pero suficiente para investir, en París, DE prestigio moral
a George Bush» (Abc [Esp.] 14.7.89); «Muestra su decisión de no investir nunca más, a
nadie, CON la autoridad mayestática» (País [Esp.] 6.10.77). También puede llevar como
complemento un predicativo, precedido o no de como: «La Universitat de Barcelona invistió
ayer COMO doctor honoris causa al norteamericano Edward Donnall Thomas» (Tiempos
[Bol.] 15.2.97); «Salvador Liona [...] se encuentra en Madrid [...] para investir a Gregorio
Marañón y a Carlos Zurita doctores honoris causa de dicha Universidad» (País [Esp.]
13.4.78).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
213
3. No es normal hoy, y debe evitarse, el uso de la variante antigua envestir, que era muy
frecuente en el español medieval y clásico; por otra parte, la variante antigua envestir no
debe confundirse con embestir (‘lanzarse con ímpetu’;  embestir). De igual forma, para
referirse a la acción, lo normal es usar hoy investidura, y no envestidura: «Mientras tenía
lugar la segunda votación para la investidura del sucesor de Suárez, el coronel Tejero tomó
audazmente [...] el Congreso de los Diputados» (Tusell Transición [Esp. 1991]).
ique.  dizque.
Iraq. La grafía culta del nombre del país árabe que se asienta sobre los territorios de la
antigua Mesopotamia es Iraq. Esta grafía resulta de aplicar las normas de transcripción del
alfabeto árabe al español, según las cuales la letra qāf en la que termina este topónimo en
árabe se representa en español mediante la letra q. La grafía Iraq es la que usan filólogos y
arabistas de la talla de Ramón Menéndez Pidal, Miguel Asín Palacios y Emilio García
Gómez, entre otros. No obstante, y debido probablemente a la anomalía que supone para el
sistema gráfico español el uso de la letra q en posición final, desde muy temprana fecha se
documenta también en español, y es válida, la grafía Irak. El gentilicio es, para ambas
formas, iraquí y su plural, en la lengua culta, es iraquíes ( PLURAL, 1c). No debe usarse la
forma irakí para el gentilicio.
Irak, irakí, iraquí.  Iraq.
ir(se). 1. ‘Moverse de un lugar hacia otro’. Verbo irregular: v. conjugación modelo 
1, n.º 37). Las formas de imperativo no voseante son ve (tú) e id (vosotros) y, para
los usos pronominales, vete (tú) e idos (vosotros): «¡Callaos los dos, callaos, y cuanto antes
idos a la viña a hacer lo vuestro!» (Melcón Catalina [Esp. 1995]). Debe evitarse, para el
imperativo singular, el uso de la forma vulgar ves y, para el imperativo plural, el uso del
infinitivo iros y el de la forma arcaica íos: «Ves al cuarto de baño» (Mundo [Esp.]
4.5.94); «Niños, iros a jugar» (Cabal Fuiste [Esp. 1979]). El imperativo de ir carece de
forma propia de voseo y en su lugar se usa el imperativo de andar, andá o andate (vos):
«Andá a buscar la máquina» (Rovner Foto [Arg. 1977]); «Andate y dejanos solos. Estoy
hablando con tu hermana» (Viñas Maniobras [Arg. 1985]). También el imperativo no
voseante de andar sustituye, a menudo, al de ir en algunas zonas: «Ándate al cine o lee un
rato» (Bryce Vida [Perú 1981]). Las formas del pretérito perfecto simple o pretérito de
indicativo fui y fue son monosílabas y, por lo tanto, deben escribirse sin tilde ( TILDE2,
1.2). La primera persona de singular del presente de indicativo (voy), cuando va seguida de
un pronombre clítico algo frecuente en la lengua antigua y que hoy se da a veces con
intención arcaizante ( PRONOMBRES PERSONALES ÁTONOS, 2.2.e), mantiene la grafía y
en interior de palabra, aunque represente un sonido vocálico ( i, 5c): «¡Vete, vete fuera,
culebrón de hijo, y voyme yo también a pedir consejo al cielo!» (SchsSinisterra Retablo
[Esp. 1985]).
2. La forma vamos es hoy la primera persona del plural del presente de indicativo:
«Laureano y yo nos vamos al jardín» (Gallego Adelaida [Esp. 1990]); pero en el español
medieval y clásico era, alternando con vayamos, forma de primera persona del plural del
presente de subjuntivo: «Si vos queréys que vamos juntos, pongámoslo, luego, por obra»
(Daza Antojos [Esp. 1623]). Como resto de su antiguo valor de subjuntivo, la forma vamos
se emplea, con más frecuencia que vayamos, con finalidad exhortativa: «Vamos, Johnny,
vamos a casa que es tarde» (Cortázar Reunión [Arg. 1983]); la forma de subjuntivo
vayamos, con este sentido, ha quedado casi relegada a la lengua literaria: «Vayámonos de
APÉNDICE
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
214
aquí» (Amestoy Durango [Esp. 1989]). Lo que no debe hacerse en ningún caso es emplear
hoy la forma vamos, en lugar de vayamos, en contextos que exigen subjuntivo y sin que
exista, en el enunciado, intención exhortativa: «Tenemos una excelente relación [...]. Pero
no es que vamos juntos para el cine» (Universal [Ven.] 3.9.96); debió decirse no es que
vayamos.
3. Al tratarse de un verbo de movimiento, es habitual que vaya acompañado de un
complemento de lugar. Cuando el complemento expresa destino, debe ir precedido de a,
para o hasta. Es propio del habla popular, y debe evitarse en la lengua culta, encabezar este
complemento con en o de (lo que ocurre, normalmente, cuando se quiere decir a casa de):

«Voy EN ca doña Manuela» (González Quién [Méx. 1999]); «Ya que lo toma así, ¿por qué
no va DE otra modista» (Cortázar Rayuela [Arg. 1963]).
4. ir a + infinitivo. Perífrasis verbal que indica que la acción designada por el infinitivo se va
a producir en un futuro más o menos inmediato: «Vas a tener miles de problemas» (Gamboa
Páginas [Col. 1998]); muy a menudo implica propósito o intención por parte del sujeto: «Te
voy a leer una carta de mi padre» (Jodorowsky Pájaro [Chile 1992]); a veces se emplea con
finalidad exhortativa: «Para empezar, vas a sentarte como un niño bueno» (Vilalta Nada
[Méx. 1975]); en ocasiones se emplea, especialmente en pasado, para indicar que lo
expresado por el infinitivo es un hecho inesperado o inoportuno: El asunto fue a salir por
donde menos se esperaba. En ningún caso debe suprimirse, en el habla culta, la preposición
a: «Pero ¿se lo vas plantear ya?» (FnGómez Bicicletas [Esp. 1982]); Vamos hablar del
asunto.
5. ir a por.  a2, 2.
6. ir + gerundio. Perífrasis verbal que presenta la acción en su desarrollo: «Ha sido un
momento desagradable y punto, me dije, mientras iba poniéndome el pantalón» (Bryce Vida
[Perú 1981]). En imperativo, tiene a menudo valor incoativo, indicando comienzo de la
acción: «Ve añadiendo la leche poco a poco y sigue mezclando» (Arguiñano Recetas [Esp.
1996]). No existe inconveniente para que el verbo principal de la perífrasis sea también ir:
«Entre el susurro de las voces dispares, mi alma se fue yendo hacia lo alto» (Vallejo Virgen
[Col. 1994]).
7. vaya que + verbo en subjuntivo. En la lengua culta debe evitarse el empleo de vaya que,
seguido de un verbo en subjuntivo, en lugar de no vaya a ser que: «Las personas dudamos
en acudir, vaya que demos la lata» (Enríquez Estrés [Esp. 1997]).
8. vaya que o vaya (que) si + verbo en indicativo. Estas fórmulas, todas válidas, se emplean
para afirmar con más énfasis lo expresado por el verbo que sigue: «¡Volvieron de
vacaciones con pantalones modernos, vaya si me acuerdo!» (Daneri Cita [Arg. 1983]); «Y
perdió, vaya que perdió: ¡siete a cinco!» (Aparicio Retratos [Esp. 1989]); «Lo leía, vaya
que si lo leía» (Pombo Héroe [Esp. 1983]).
9. Acerca del uso de venir por ir,  venir(se), 2.
irrogar. ‘Causar [un perjuicio]’: «Sin reparar en los evidentes perjuicios que ello irrogaba»
(Avendaño Perfiles [Perú 1974]). Este verbo nunca se construye como pronominal
(irrogarse), como se hace a veces por confusión con arrogarse (‘atribuirse una facultad, un
derecho, un mérito, etc.’;  arrogarse).
islam. 1. ‘Religión fundada por Mahoma’: «Jerusalén es una ciudad sagrada no solamente
para el judaísmo, sino también para el cristianismo y el islam» (DzVelasco Hombres [Esp.
1995]); y ‘conjunto de los pueblos que profesan el islam’: «Devasta literalmente [el héroe]
media cristiandad y todo el islam» (VLlosa Verdad [Perú 2002]). Para designar la religión,
puede usarse también el término islamismo: «Mike Tyson ha decidido convertirse al
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
215
islamismo» (Mundo [Esp.] 13.1.98). Como ocurre con el resto de los nombres de religiones,
no hay por qué escribir estos términos con mayúscula inicial ( MAYÚSCULAS, 5.6).
2. El adjetivo derivado islámico significa ‘del islam o que profesa el islam’: «El día de fiesta
islámico, o sea el viernes, es reemplazado por el domingo de los cristianos» (Tibón
Aventuras [Méx. 1986]); «En algunos países islámicos se ha desarrollado una tendencia
fundamentalista» (Zaragoza Religiones II [Esp. 1993]). El mismo sentido, aunque distinta
procedencia, tiene el término musulmán ( musulmán); pero ni islámico ni musulmán son
sinónimos de árabe (‘del pueblo semita originario de la península arábiga’;  árabe, 2),
error que ilustra esta cita: «El primer signo del alfabeto islámico» (Arqueoweb [Esp.]
12.01); debió decirse alfabeto árabe. Existe también el derivado islamita, sinónimo hoy
desusado de islámico, y que no debe confundirse con islamista (‘integrista musulmán’; 
3): «La religión islamita marcó huellas indelebles en la teología de los negros de las
regiones africanas» (Ortiz Negros [Cuba 1906]).
3. El derivado islamista significa ‘partidario de una aplicación integrista o rigorista del islam
en la esfera política y social’: «El líder del régimen islamista de Teherán, el ayatolá
Jamenei» (País [Esp.] 3.5.97); «El Gobierno de Argel pone en libertad a centenares de
islamistas» (Vanguardia [Esp] 30.11.95). No debe usarse con el sentido que corresponde a
islámico (‘del islam’;  2): «El premio [...] fue otorgado por una comisión de siete
representantes de distintas religiones, entre ellas la islamista, cristiana y budista» (Prensa
[Nic.] 23.2.02); aquí debió decirse la islámica.
4. Con el sentido de ‘estudioso especialista en el islam’, se recomienda emplear el derivado
islamólogo, mejor que islamista, que es preferible reservar para el sentido antes señalado (
3): «El islamólogo y arabista recogió en Gijón el VIII Premio de Ensayo ―Jovellanos‖»
(Nueva Españ[email protected] [Esp.] 5.4.02).
islamismo, islamista, islamita, islamólogo.  islam.
ivernar.  invernar.
jabalí -ina. ‘Especie de cerdo salvaje’. Su plural es jabalíes o jabalís ( PLURAL, 1c). Su
femenino es jabalina: «A las jabalinas no les gusta que les roben a sus pequeñuelos»
(Donoso Casa [Chile 1978]).
jacarandá o jacaranda. ‘Árbol americano de flores tubulares de color violáceo’. La
forma aguda [jakarandá], cuyo plural es jacarandás ( PLURAL, 1b), se usa como
masculina: «Contemplaba los jacarandás desde las ventanas» (Martínez Evita [Arg. 1995]).
La variante llana [jakaránda], propia de México y algunos países del área centroamericana,
es femenina: «Las jacarandas comenzaban a teñirse de color violeta» (Chao Altos [Méx.
1991]).
jan.  kan.
jefa.  jefe.
jefe. 1. ‘Persona que manda sobre otras’. Por su terminación, es común en cuanto al género
(el/la jefe;  GÉNERO2, 1a y 3c): «Campos fue en aquella ocasión la jefe de expedición»
(Tiempo [Col.] 11.1.87); pero cuando el jefe es una mujer ha sido siempre más frecuente el
uso del femenino específico jefa, registrado en el diccionario académico desde 1837:
«Habían decidido promoverla a jefa de un área que no existía hasta entonces» (Martínez
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
216
Vuelo [Arg. 2002]). Sobre su escritura con mayúscula o minúscula inicial, MAYÚSCULAS,
3.2.31 y 5.9.
2. Cuando jefe se usa en aposición a otro sustantivo, lo normal es que concuerde en número
con este ( PLURAL, 2.4): «Eso lo repiten mucho los redactores jefes» (Carrión Danubio
[Esp. 1995]). Si el referente es una mujer, puede usarse indistintamente la forma común jefe
o el femenino específico jefa: redactora jefe o redactora jefa; no es admisible la expresión

redactor en jefe, calco censurable del inglés editor in chief.
juez. ‘Persona con potestad para juzgar y sentenciar’ y ‘miembro de un jurado o tribunal’.
Por su terminación, es común en cuanto al género (el/la juez;  GÉNERO, 1a y 3i): «¿Cree
usted que la juez Rosenda Sarmiento actuó bien?» (Siglo [Pan.] 31.1.97); pero se usa
también, incluso en el nivel culto, el femenino específico jueza: «En el caso intervino la
jueza Raquel Cosgaya» (Nueva Provincia [Arg.] 28.7.97).
jueza.  juez.
jugar(se). 1. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 38).
2. Cuando significa ‘practicar un juego o un deporte’, en la lengua culta se usa como
intransitivo y el nombre del juego va con artículo y precedido de la preposición a: «Jugaban
AL fútbol de la mañana a la noche» (Martínez Evita [Arg. 1995]); «Mi madre no estaba, se
había ido a jugar A LA canasta con las Caballero» (Mendicutti Palomo [Esp. 1991]). No es
uso propio de la lengua española suprimir el artículo, algo habitual entre hablantes catalanes
por influjo de su lengua regional: «Volví a jugar A tenis con él» (Carreras Autobiografía
[Esp. 1989]). Con este mismo sentido, en el habla coloquial de amplias zonas de América,
probablemente por calco del inglés (to play tennis, to play football, etc.), se usa a menudo
como transitivo, esto es, sin que el sustantivo que denota el juego vaya precedido de
preposición, además de no llevar artículo: «Es empleado bancario y juega fútbol» (Bryce
Vida [Perú 1981]); «Juntaba a sus paisanos para jugar cartas» (Mastretta Vida [Méx.
1990]); es uso que, por su arraigo en el español americano, ha de considerarse válido.
3. En la lengua general es transitivo cuando significa ‘llevar a cabo [una partida o un
partido]’: «España y Uruguay jugaron un encuentro de los que antes se denominaban
broncos y coperos» (País [Esp.] 2.8.84]); «Se sentó a la mesa del viudo de Xius a jugar una
partida de dominó» (GaMárquez Crónica [Col. 1981]); y, normalmente en forma
pronominal, ‘apostar [algo] en un juego o arriesgar [algo]’: «España jugó su ser a una
carta» (FdzSuárez Pesimismo [Esp. 1983]); «Su padre se jugó la dote y la herencia de su
madre» (Allende Casa [Chile 1982]); «Era gente que se jugaba todo por lo que estaba
haciendo» (Verbitsky Vuelo [Arg. 1995]).
4. Cuando significa ‘utilizar algo o a alguien como juguete’ y ‘tratar a alguien sin el respeto
y la consideración que merece’, es intransitivo y se construye con un complemento
precedido de con: «¿Quiere usted escucharme y dejar de jugar CON su anillo, que me pone
nerviosa?» (Paso Palinuro [Méx. 1977]); «Me molesta por Rosa. Estás jugando CON ella y
CON todos nosotros» (Salom Piel [Esp. 1976]).
5. jugar el o un papel. Esta construcción es calco, ya antiguo, del francés jouer le o un rôle
o del inglés to play the o a rol: «Nada me habría sido tan fácil como jugar el papel de
traidor» (Benet Saúl [Esp. 1980]); «Estaba destinada a jugar un papel importante por no
decir decisivo en mi vida» (CInfante Habana [Cuba 1986]). Es uso ya muy arraigado en la
lengua culta, por lo que no cabe censurarlo; no obstante, se recomienda utilizar con
preferencia los verbos hacer, desempeñar o representar, según los casos, que son los verbos
tradicionales en español en estos contextos. Por otra parte, no está justificado el uso sin
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
217
determinante (jugar papel): «Nada es real y ni siquiera la moral juega papel importante»
(País [Esp.] 15.5.80).

kabila, kábila.  cabila.
káiser. ‘Emperador de Alemania y Austria’. Su plural es káiseres ( PLURAL, 1g). Acerca
de su escritura con mayúscula inicial,  MAYÚSCULAS, 3.2.31.
kaki.  caqui.
kan. ‘Jefe o príncipe de los tártaros’: «La derrota del ejército del Kan se debió a que los
japoneses fueron siempre feroces y temidos hombres de caballería» (Bonfil Simbiosis [Méx.
1993]). Es voz de origen turco, documentada en español desde época medieval. La grafía
kan es la única vigente en el uso, ya que la variante can, frecuente con este sentido hasta
época clásica, es hoy inusitada, y la forma jan, más cercana al étimo turco, es muy
minoritaria. No debe escribirse khan, grafía que corresponde a otros idiomas, como el
inglés o el francés. Su plural es kanes ( PLURAL, 1g). Sobre su escritura con mayúscula o
minúscula inicial,  MAYÚSCULAS, 5.9 y 3.2.31.

kanaka, kanake, kanako.  canaco.

kaqui.  caqui.
karst. ‘Paisaje de relieve accidentado, originado por la erosión química de terrenos
calcáreos’. Permanece invariable en plural ( PLURAL, 1j): los karst. Este sustantivo
masculino procede del topónimo Karst, nombre alemán de una región de Eslovenia
constituida por mesetas calizas; de ahí que sea mayoritaria, y preferible, la grafía
etimológica con k-, frente a carst, variante gráfica también documentada. Para el adjetivo
derivado pueden usarse las formas kárstico y cárstico, siendo preferible la primera.
kárstico -ca.  karst.
kebab. ‘Plato típico de Turquía y otras zonas de Oriente Próximo, consistente en carne asada
en brocheta’. Su plural es kebabs ( PLURAL, 1h).
kéfir. ‘Leche fermentada artificialmente’. Su plural es kéfires ( PLURAL, 1g).

khan.  kan.
la. 1. ‘Nota musical’.  PLURAL, 1l y MAYÚSCULAS, 5.2.
2. Artículo definido.  el.
3. Pronombre personal átono.  PRONOMBRES PERSONALES ÁTONOS y LAÍSMO.
labor. ‘Trabajo’. En español es femenino: la labor.
languidecer. ‘Ponerse lánguido’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer 
APÉNDICE
1, n.º 18).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
218
latente. ‘Oculto o aparentemente inactivo’: «Se forma una imagen latente; esta imagen no
es visible y para observarla es necesario revelarla y fijarla» (Costa Fotografía [Chile
1993]); «Tal virus latente puede, de súbito, convertirse en activo y matar» (Cotte Sida [Ven.
1988]). Este adjetivo procede del latín latens -ntis (participio de presente del verbo latere,
‘estar oculto’). No debe confundirse con latiente (‘que late’;  latiente): «Vimos indios
bebiéndose los borbotones de sangre caliente que brotaban del corazón todavía latente de
un cristiano» (Arenales Arauco [Esp. 1992]). Tampoco es correcto su empleo con el sentido
opuesto de ‘manifiesto o visible’, significado que corresponde al adjetivo patente: «Los
óleos de sus últimas series [...] son una muestra latente de lo emocional en el artista»
(Tiempo [Col.] 11.2.97).
latiente. ‘Que late’: «Se nos aparecía el corazón latiente de Santa Gema Galgani» (País
[Esp.] 2.8.86); «En el cuerpo desollado y latiente había vida» (RBastos Vigilia [Par. 1992]).
Esta es la forma correcta del adjetivo que procede del participio de presente del verbo latir
(‘dar latidos’). No debe confundirse con latente (‘aparentemente inactivo’;  latente).
lauda. laude, 2.
laude. 1. Cuando significa ‘alabanza’, es voz femenina, como su étimo latino (laus, laudis),
y se usa normalmente en plural: «Se lanzaron a cantar [...] las laudes de Nuestro Señor
Jesucristo» (Mujica Escarabajo [Arg. 1982]). En plural, con el sentido de ‘parte del oficio
divino que se reza después de maitines’, se usa hoy normalmente en masculino: «Rezamos
los laudes de la mañana, vamos a la misa y a las ocho de la mañana asistimos a nuestras
clases» (Listín [R. Dom.] 19.7.97).
2. Significa también ‘lápida’ (del lat. lapis, lapidis). Aunque la voz de la que deriva era en
latín clásico de género masculino, en el latín de época medieval se usó en femenino, y así ha
llegado hasta nuestros días: «En el claustro de la catedral de Badajoz puede admirarse la
notable laude sepulcral» (Miralles Hernán [Méx. 2001]). Existe, con este mismo
significado, la variante lauda: «El muro del panteón de nobles muestra las bellas laudas
sepulcrales» (Vanguardia [Esp.] 31.8.94]).
3. El acento de intensidad recae en la vocal abierta del diptongo: [láude]; no es correcta su
pronunciación con hiato: [laúde].
leer. ‘Pasar la vista por [un texto escrito] para descifrarlo y comprender su significado’. Este
verbo es regular desde el punto de vista morfológico, pero no desde el punto de vista
gráfico-articulatorio, ya que el sonido vocálico /i/ de algunas desinencias, cuando queda
entre vocales, se transforma en el sonido consonántico /y/; consecuentemente, en estas
formas, la -i- pasa a escribirse -y-: leyendo, leyó, leyeron, leyera, leyeras, etc. V.
conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 39).
lente. Es válido su uso en ambos géneros en cualquiera de sus acepciones, aunque las
preferencias son distintas según las zonas; así, cuando significa ‘pieza transparente que se
emplea en instrumentos ópticos’, en España se usa en femenino, mientras que en América
alternan ambos géneros, con cierta preferencia por el masculino: «La distancia entre el foco
y el centro óptico de la lente se llama distancia focal» (Portillo Energía [Esp. 1985]); «Se
acerca al intruso camarógrafo e intenta tapar el lente de la cámara» (Alberto Eternidad
[Cuba 1992]). Lo mismo cabe decir de la expresión lente de contacto, femenina en España y
frecuentemente masculina en América. Cuando significa ‘juego de dos lentes con armadura
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
219
para corregir defectos de visión’, se usa en plural y normalmente en masculino en todo el
ámbito hispánico: «Se quitó la barba postiza y los lentes ahumados» (Mendoza Ciudad
[Esp. 1986]). Con este último sentido hay algún ejemplo esporádico de femenino en España:
«Buscó las lentes en el bolso, se lamentó de lo poco que veía ya» (Delgado Mirada [Esp.
1995]).
líder. ‘Persona que dirige u orienta a un grupo, que reconoce su autoridad’ y ‘persona,
equipo o empresa situados a la cabeza en una clasificación’. Por su terminación, es común
en cuanto al género (el/la líder;  GÉNERO2, 1a y 3g): «¡Qué mujer! Es una líder nata»
(Cuzzani Zorro [Arg. 1988]). En algunos países de América se usa a veces el femenino
lideresa: «La campaña dio oportunidad a los mexicanos de conocer a una lideresa
indiscutible» (Proceso [Méx.] 21.7.96).
lideresa.líder.
ligazón. ‘Unión o enlace de una cosa con otra’. Es voz femenina: la ligazón.
linde. ‘Límite entre dos territorios o fincas contiguos’ y ‘término o fin de algo’. Es válido su
uso en ambos géneros, aunque ha sido siempre mayoritario el femenino: «Conversaban
apoyados contra el tronco de un roble en la linde del bosque» (Cercas Soldados [Esp.
2001]); «Los matorrales y arbustos habían borrado los lindes de la finca» (Mendoza
Ciudad [Esp. 1986]).
linear. ‘Trazar las líneas [de algo] o bosquejar[lo]’: «Este también es laboratorio para
encontrar la curva del deseo, linear lo inaudito, lo selecto, lo que está detrás de lo
aparente...» (GmzSerna Automoribundia [Esp. 1948]). Son incorrectas las formas en las que
se acentúa la -i-: líneo, líneas, línea, línee, etc., así como las pronunciaciones [línio],

[línias], [línia], [línie], etc. ( alinear(se), 2).
linotipo. ‘Linotipia o máquina de componer’. Es sustantivo masculino: «El silencio abrupto
que mi entrada provocó en los linotipos y las máquinas de escribir se me anudó en la
garganta» (GaMárquez Vivir [Col. 2002]). A veces, por influjo del género de máquina y de
su sinónimo linotipia, se usa también en femenino «Y al final no era ni un ropero, ni una
mesa con cajones [...]: era una linotipo» (Sábato Abaddón [Arg. 1974]).
lis. ‘Lirio’ y ‘forma heráldica de esta flor’. Aunque hasta el siglo
se usó solo en
femenino, a partir del XX se emplea también con el género masculino etimológico: «Los
Farnese procedían de Francia, y lo confirmaban las lises de su blasón» (Mujica Bomarzo
[Arg. 1962]); «En su reino habitan el lis, las princesas, la miel y el trébol de Francia» (Abc
[Esp.] 13.10.97). Con el segundo sentido indicado, es más frecuente el uso de la expresión
flor de lis.
XIX
llover. 1. Verbo irregular: se conjuga como mover  APÉNDICE 1, n.º 41).
2. En su sentido más común, ‘caer agua de las nubes’, funciona habitualmente como
impersonal, de manera que solo es normal su empleo en las terceras personas del singular y
en las formas no personales (infinitivo, gerundio y participio): «Llovía, llovía sin parar»
(MtnGaite Nubosidad [Esp. 1992]). No obstante, también puede usarse como verbo
personal: «Llovieron copitos nevados de algodón» (Fuentes Cristóbal [Méx. 1987]); el uso
intransitivo personal únicamente es habitual en la lengua corriente cuando se desea indicar la
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
220
cantidad concreta de agua caída, información que se expresa a través del sujeto de llover:
Durante la noche pasada han llovido en Madrid cinco litros por metro cuadrado. Más
frecuente es su empleo como verbo personal con el sentido figurado de ‘caer algo desde
arriba como si fuera lluvia’: «No sé lo que pasó, solo que llovieron cristales» (Mundo [Esp.]
3.4.94); «Las armas no llueven del cielo como el maná» (Zaragoza Dios [Esp. 1981]); y
‘llegarle algo en abundancia a alguien’: «Le llovieron las ofertas» (Clarín [Arg.] 8.2.79);
«Desde el público le llovieron insultos» (Bayly Días [Perú 1996]). En la lengua literaria se
usa a veces como personal transitivo: «En Chile los días llovieron miseria, los días llovieron
dolores, los días llovieron soledad» (Serrano Vida [Chile 1995]).
lo. 1. Artículo neutro.  el, 1.
2. Pronombre personal átono.  PRONOMBRES PERSONALES ÁTONOS y LOÍSMO.
locomotor -ra, locomotriz.motor, 2.
locución. 1. ‘Acción de hablar o expresarse oralmente’: «La lengua, órgano musculoso [...]
que interviene en la masticación, deglución y locución» (FReyes Anatomía [Esp. 1992]);
‘actividad del locutor’: «Impartirán el curso de locución radiofónica» (Nación [C. Rica]
27.11.96); y ‘modo de hablar o expresarse’: «Solo se echa de ver su ancianidad por su tarda
y confusa locución» (Olivas Cocina [Perú 1996]); con este último sentido puede usarse
asimismo el término elocución ( elocución). No debe confundirse con alocución
(‘discurso breve’;  alocución).
2. En gramática se llama locución a una combinación fija de palabras que funciona como
una determinada clase (locución nominal, adjetiva, verbal, etc.) y cuyo significado no es la
suma del que tienen sus componentes por separado: «Noche toledana sí es locución, porque
el hecho de conectar la ―noche‖ con ―Toledo‖ no justifica que con ambos vocablos se
designe una ―noche en la que no es posible dormir‖» (Casares Lexicografía [Esp. 1950]).
loor. 1. ‘Alabanza o elogio’: «Antes y después de la misa cantan sencillas melodías de loor a
María» (Reuter Música [Esp. 1980]); «¡Cuántos loores, cuántas alabanzas!» (Miras Brujas
[Esp. 1978]). Es frecuente su empleo precedido de la preposición en y seguido de un
complemento introducido por de o, más raramente, por a que expresa a qué o a quién van
dirigidas las alabanzas: «Hablaban en loor DEL difunto» (Bonfil Simbiosis [Méx. 1993]);
«La palabra principal de su vocabulario es ―hurra‖, naturalmente gritada en loor A su
ídolo» (Teitelboim País [Chile 1988]).
2. en loor de multitud(es).  olor, 2.
lucir(se). Como intransitivo no pronominal, ‘dar luz’ y ‘brillar o resplandecer’; como
intransitivo pronominal, dicho de una persona, ‘quedar bien o tener éxito en algo’; como
transitivo, ‘exhibir(se)’. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 40).
macro. En informática, abreviación de macroinstrucción (‘secuencia de instrucciones que se
realizan automáticamente con una sola orden’). Es válido su uso en ambos géneros, con
predominio del femenino: «Las macros son la herramienta perfecta para realizar este tipo
de trabajo de forma mucho más rápida y sencilla» (Delgado/Gutiérrez Manual [Esp. 2000]);
«También puede definir un macro y asignarle un botón» (Herald [EE. UU.] 30.6.97).
madrina. 1. ‘Mujer que presenta y asiste a alguien que recibe un sacramento o un honor’ y
‘mujer que patrocina o preside un acto’: «Fue madrina de casamiento de mil seiscientas
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
221
ocho parejas» (Martínez Evita [Arg. 1995]). Es el femenino que corresponde, en el español
general culto, al masculino padrino ( padrino). Es minoritario y desaconsejable el uso de

padrina, que hoy se debe, en muchos casos, al influjo del catalán, lengua en la que es el
femenino de padrí (‘padrino’).
2. De la voz madrina deriva el verbo amadrinar, que significa, entre otras cosas, ‘actuar una
mujer como madrina de alguien o algo’: «La reina Victoria Eugenia [...] había amadrinado
poco antes a Alberto, único hijo varón de los príncipes monegascos» (RCruz Fiestas [Esp.
2001]). No es correcto el uso de este verbo con sujeto masculino, caso en el que ha de usarse
la voz apadrinar (padrino, 2).
magma. ‘Masa ígnea en fusión existente en el interior de la Tierra’ y ‘masa informe o
mezcla confusa’. Es voz masculina: el magma.
magneto. ‘Generador eléctrico que funciona gracias a un imán’. Surge por abreviación de la
expresión máquina magnetoeléctrica, lo que explica su inicial uso en femenino, aún vigente:
«Renqueaba la magneto; a la cuarta intentona, prendieron los cilindros» (SchzFerlosio
Jarama [Esp. 1956]). Pero hoy es cada vez más frecuente su empleo en masculino, influido
por la terminación en -o de este sustantivo: «La mucha lluvia parecía haber humedecido el
magneto» (SchzEspeso Alas [Esp. 1985]).
magníficat. ‘Cántico religioso que reproduce el dirigido por la Virgen a Dios en la visita a
su prima Isabel’. Su plural es magníficats ( PLURAL, 1h y k), que, al igual que el singular,
debe llevar tilde ( TILDE2, 1.1.1).
magnificencia. ‘Liberalidad para grandes gastos’ y ‘grandiosidad’. Es errónea la forma

magnificiencia. El adjetivo correspondiente es magnificente, no magnificiente.
magnificente, magnificiencia, magnificiente.  magnificencia.
maguey. En algunos países americanos, ‘planta vivaz oriunda de México’. Su plural es
magueyes ( PLURAL, 1d).
maldecir. 1. ‘Proferir maldiciones’. Verbo irregular: se conjuga como decir  APÉNDICE 1,
n.º 28), salvo en el futuro simple o futuro de indicativo y en el condicional simple o
pospretérito, cuyas formas son regulares: maldeciré, maldecirás, maldecirá, etc. y
maldeciría, maldecirías, maldeciría, etc.; y en la segunda persona del imperativo no
voseante, que es maldice (tú).
2. Normalmente funciona como transitivo: «Maldijo ese momento de debilidad» (Rovinski
Herencia [C. Rica 1993]); «El cura se abalanzó iracundo contra los profanadores y los
maldijo» (MtnCampo Carreteras [Méx. 1976]); pero también puede usarse como
intransitivo, a veces acompañado de un complemento introducido por de: «Claudia no
paraba de maldecir» (Gamboa Páginas [Col. 1998]); «Maldecía DE la Armada y DE sus
cuadros» (Delibes Héroe [Esp. 1987]).
3. Su participio es maldecido, única forma que debe usarse en la formación de los tiempos
compuestos y en la voz pasiva: «Alguien te ha maldecido» (Nieva Zorra [Esp. 1988]); «Los
violadores son maldecidos y castigados» (Proceso [Méx.] 27.10.96). La forma maldito, que
procede del participio latino maledictus, solo se usa hoy como adjetivo y como sustantivo:
«¡Sí, ese lugar maldito sigue allí...!» (Cano Lección [Col. 1991]); «A lo mejor el siquiatra es
un maldito» (María Fábrica [Méx. 1980]); también en la fórmula desiderativa maldito sea...
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
222
y en la locución interjectiva maldita sea, con la que se expresa enojo: «¡Maldito, maldito sea
quien da curso al pensamiento» (Herrera Casa [Ven. 1985]); «¡Pues lo vas a aprender,
maldita sea! ¡Voy a darte una lección!» (GaMay Alesio [Esp. 1987]).
4. El adjetivo, también usado como sustantivo, que corresponde a maldecir es maldiciente
(‘[persona] que maldice o profiere maldiciones’): «La autoridad se llevó casi en volandas a
la maldiciente ciega y sus alaridos demenciales fueron eco lejano» (GmzOjea Cantiga [Esp.
1982]). En contraste con lo que ha ocurrido en el caso del verbo decir, a cuya familia
pertenecen las formas dicente y diciente ( dicente), ambas válidas, no se ha generalizado
en el uso la variante maldicente que, por tanto, debe ser evitada. No debe confundirse
maldiciente con maledicente (‘que acostumbra a hablar mal de los demás’;  maledicente).

maldicente, maldiciente.  maldecir, 4.
maldito -ta.  maldecir, 3.
maledicente. ‘[Persona] que practica la maledicencia, esto es, que acostumbra a hablar mal
de los demás’: «Ciertos maledicentes pensaban que el comercio no era sino un refugio de
ladrones y reducidores, acusación que nunca fue comprobada» (Dolina Ángel [Arg. 1993]).
Este adjetivo, usado frecuentemente como sustantivo, deriva de maledicencia y no debe
confundirse con maldiciente (‘que maldice’;  maldecir, 4). No es correcta la forma

malediciente.

malediciente.  maledicente.
malentender. ‘Entender o interpretar equivocadamente’. Verbo irregular: se conjuga como
entender  APÉNDICE 1, n.º 31).
malentendido. ‘Mala interpretación, o equivocación en el entendimiento de algo’: «Todo
empezó con un lamentable malentendido» (Rellán Crónica [Esp. 1985]). Su plural es
malentendidos, no malosentendidos: «Surgen tensiones y malentendidos» (Almeida Niño
[Arg. 1975]). Con este sentido no debe escribirse en dos palabras, ya que no existe la palabra
entendido como sustantivo: «Es solo un mal entendido» (Blanco y Negro [Ecuad.] 2.11.97);
por lo tanto, tampoco es admisible el plural malos entendidos: «La cumbre de El Cairo
supone un intento de superar malos entendidos» (Vanguardia [Esp.] 2.2.95). Sí es posible la
secuencia mal entendido cuando se trata del participio de entender, en función adjetiva,
precedido del adverbio mal, que, por su naturaleza de adverbio, se mantiene invariable
aunque el participio esté en plural: «Ese criterio de ahorro mal entendido le cuesta muy caro
al contribuyente» (País [Esp.] 1.6.84); «Opino que fueron celos mal entendidos» (Tiempo
[Esp.] 24.9.90).
malherir. ‘Herir gravemente’. Verbo irregular: se conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º
53).
malquerer. 1. ‘Tener mala voluntad, o querer mal, [a alguien o algo]’. Verbo irregular: se
conjuga como querer  APÉNDICE 1, n.º 49): «Yo no la malquiero, señorita, pero eso sí, no
la entiendo» (Gamboa Páginas [Col. 1998]). Su participio es malquerido, que puede usarse
también como adjetivo: «Byron la había humillado y malquerido» (Villena Burdel [Esp.
1995]); «Los jugadores se sienten malqueridos y el público se siente engañado» (Clarín
[Arg.] 17.4.97).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
223
2. La forma malquisto, considerada tradicionalmente participio irregular de malquerer, solo
se usa como adjetivo (‘que es objeto de animadversión’), y se construye a veces con un
complemento introducido por de, que expresa la persona cuya animadversión se sufre:
«Malquisto DE casi toda la colonia, contaba con la amistad de los jesuitas»
(Lopetegui/Zubillaga Iglesia [Esp. 1965]). Se admite, aunque no se recomienda, la grafía en
dos palabras mal quisto, pues la forma quisto, participio arcaico de querer, no funciona
nunca hoy como palabra independiente.
3. Sobre el adjetivo malquisto se ha formado el verbo regular malquistar(se)
(‘enemistar(se)’), que se construye normalmente con un complemento precedido de con:
«Trató de malquistar al médico CON los maridos» (Sender Réquiem [Esp. 1953]). Su
participio es malquistado (no malquisto): «Se había malquistado con Prato» (UPietri Oficio
[Ven. 1976]).
malquistar(se), malquisto -ta.  malquerer.
mambí -isa. En la guerra de la independencia cubana, ‘insurrecto contra España’: «El
padre fue general mambí» (Barnet Gallego [Cuba 1981]). La forma mambís para el singular,
también válida, está en desuso, no así su plural mambises ( PLURAL, 1f), mucho más usado
que mambíes (pl. del singular mambí): «¿Y por qué razón no van a saber buenas las
chuletas de sargento mambís?» (VInclán Hija [Esp. 1927-30]); «Los jefes mambises deciden
realizar la invasión de la zona occidental» (Granma [Cuba] 6.97). El femenino de ambas
formas es mambisa: «Unos pocos renegados que traicionaron la causa mambisa» (Granma
[Cuba] 6.97).
mambís -isa.  mambí.
mamey. ‘Árbol americano’ y ‘fruto comestible de este árbol’. Su plural es mameyes (
PLURAL,
1d).
manatí. ‘Mamífero acuático herbívoro’. Su plural es manatíes o manatís ( PLURAL, 1c).
mancornar. ‘Inmovilizar [una res] atándole un cuerno a la pata del mismo lado’. Verbo
irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
mandamás. En el habla coloquial, ‘persona que tiene el mando o la autoridad’. Es común
en cuanto al género (el/la mandamás;  GÉNERO2, 1a y 3k): «La tal Inmaculada [...] era la
mandamás, la meritita jefa» (Azuela Casa [Méx. 1983]). Su plural es mandamases (
PLURAL, 1f): «Que vengan [...] el director general y todos los mandamases» (Palou Carne
[Esp. 1975]).
manifestar(se). Como transitivo, ‘declarar o dar a conocer [algo]’ y, como intransitivo
pronominal, ‘dar alguien su opinión’, ‘mostrarse o aparecer’ y ‘participar en una
manifestación’. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
maniquí. Como sustantivo masculino, ‘figura de forma humana usada para la exhibición de
ropa’; como sustantivo común en cuanto al género (el/la maniquí;  género, ¿), ‘persona
encargada de exhibir modelos de ropa’. Su plural es maniquíes o maniquís ( PLURAL, 1c).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
224
mantener(se). 1. ‘Alimentar(se)’, ‘costear(se) todo lo necesario para vivir o funcionar’,
‘sostener(se)’ y ‘permanecer, o hacer que [alguien o algo] permanezca, en un lugar o
estado’. Verbo irregular: se conjuga como tener  APÉNDICE 1, n.º 57). El imperativo
singular es mantén (tú) y mantené (vos), y no mantiene.
2. Con los dos primeros sentidos indicados, suele llevar un complemento encabezado por las
preposiciones con o de: «Durante los siguientes días se negó a aceptar ningún alimento, la
mantenían CON suero» (Pitol Vida [Méx. 1991]); «Estas familias se mantienen CON magras
jubilaciones y pensiones» (Steimberg Espíritu [Arg. 1981]); «No sembraban ni se
mantenían DE otra cosa más que de lo que pescaban y de las aves que cazaban» (Olivas
Cocina [Perú 1996]); «Los monjes no poseen bienes materiales, se mantienen DE las
limosnas de los fieles» (Zaragoza Religiones I [Esp. 1993]).
manumiso -sa.  manumitir, 2.
manumitir. 1. ‘Dar la libertad [a un esclavo]’. Su participio es manumitido, única forma
que debe usarse en la formación de los tiempos compuestos y de la voz pasiva: «Ellas [las
esclavas moriscas] fueron manumitidas con suma frecuencia, tras convertirse en
concubinas» (Vega Influencia [Perú 1996]).
2. La forma manumiso (del part. lat. manumissus), considerada tradicionalmente participio
irregular de manumitir, solo funciona hoy como adjetivo y, en ocasiones, como sustantivo,
con el sentido de ‘[persona] que ha dejado de ser esclava’: «Los esclavos manumisos se
perpetúan» (Tibón Aventuras [Méx. 1986]); «De sus amores con la negra Teresa, esclava
de los Ascanio, nace el manumiso Santiago Blanco» (Herrera Casa [Ven. 1985]).
manuscribir. ‘Escribir a mano’: «Debió de manuscribir una obra completa sobre las
cónicas, que se ha perdido» (Etayo Caminos [Esp. 1988]). Solo es irregular en el participio:
manuscrito. Puesto que el verbo, como tal, se usa muy raramente, el participio se emplea
hoy casi exclusivamente como adjetivo (‘que ha sido escrito a mano’) y como sustantivo
(‘texto escrito a mano’ y, en el ámbito de la edición, ‘original, esto es, texto que aún no ha
sido impreso’): «Cuando llegara al apartamento encontraría sobre su mesa de trabajo una
novela manuscrita, completamente terminada» (Millás Desorden [Esp. 1988]); «Cuando leí
su manuscrito, redactado con tanto amor, le conté mi verdadera historia» (Fogwill Cantos
[Arg. 1988]). La forma manuscripto, que conserva la -pt- etimológica, ha desaparecido
prácticamente del uso actual, incluso en zonas de América, como la Argentina y el Uruguay,
donde es habitual que se mantengan, en estos casos, las formas con -pt- ( p, 6).
manuscrito -ta, manuscripto -ta.  manuscribir.
maorí. ‘Del pueblo aborigen de Nueva Zelanda’. Referido a persona, se emplea
frecuentemente como sustantivo. El sustantivo designa también la lengua hablada por este
pueblo. Su plural es maoríes o maorís ( PLURAL, 1c).
mapa. ‘Representación de la Tierra o parte de ella en una superficie plana’. En el español
actual es masculino: el mapa.
mar. 1. ‘Masa de agua salada’. Este sustantivo, neutro en latín, se ha usado en español en
ambos géneros. En el español general actual es masculino: «Estar cerca del mar, sobre el
mar, por el mar. Siento ante él una sensación de libertad» (Vila-Matas Suicidios [Esp.
1991]); pero entre las gentes de mar (marineros, pescadores, etc.) es frecuente su empleo en
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
225
femenino, que también abunda en poesía: «¿Y en días de temporal, cuando las olas
embisten, cuando la mar se pone brava?» (Gironella Hombres [Esp. 1986]). De ahí que se
emplee en femenino en las expresiones que describen su estado (mar arbolada, mar calma,
mar gruesa, mar picada, mar rizada, mar tendida, etc.) o en locuciones propias del lenguaje
marinero, como alta mar o hacerse a la mar. También es femenino en algunas otras frases o
locuciones, como cagarse en la mar (para expresar enfado), pelillos a la mar (para expresar
reconciliación) o la mar de (‘mucho o muy’). Sin embargo, es masculino en un mar de
(‘abundancia o gran cantidad de’), que forma parte de las locuciones estar hecho un mar de
dudas (‘dudar mucho’) o estar hecho un mar de lágrimas (‘llorar mucho’).
2. Cuando antecede al nombre propio de cada una de estas masas de agua delimitadas
geográficamente, es siempre masculino y debe escribirse con minúscula inicial: el mar
Caribe, el mar Mediterráneo, el mar Rojo, el mar del Norte; solo se escribirá con mayúscula
inicial si forma parte de un nombre propio ( MAYÚSCULAS, 3.2.7): «Unos días en Mar del
Plata le harán bien» (Guido Invitación [Arg. 1979]).
3. alta mar.  altamar.
marabú. ‘Ave zancuda africana’ y ‘arbusto espinoso de origen africano’. Su plural es
marabúes o marabús ( PLURAL, 1c).
maracuyá. ‘Fruto de cierta planta trepadora procedente del Brasil’. Su plural es maracuyás
( PLURAL, 1b).

marathón. maratón.
maratón. ‘Carrera pedestre de resistencia’ y, en general, ‘competición de resistencia o
actividad larga e intensa’. Esta voz comenzó a circular en el primer tercio del siglo XX con
género masculino; posteriormente, por influjo del género de prueba o carrera, se ha ido
extendiendo su uso en femenino, también válido: «Kurtis fue segundo en el maratón de
Hong Kong» (Clarín [Arg.] 3.7.87); «Lo vimos de pantalón corto y cintillo corriendo una
maratón» (Hoy [Chile] 2-8.6.97). No debe usarse la grafía marathón.
maravedí. ‘Antigua moneda española’. Desde antiguo se documentan tres plurales para esta
palabra: maravedís, maravedíes y maravedises. Los dos primeros responden a la formación
normal del plural de las voces acabadas en -í ( PLURAL, 1c); de ellos, el más usado ha sido
siempre maravedís. Más raro y menos recomendable por su apariencia vulgar es el plural
maravedises.
matar(se). 1. Como transitivo, ‘quitar(se) la vida’ y, como intransitivo pronominal, ‘perder
la vida’. Su participio, matado, se emplea en la formación de los tiempos compuestos y
también, aunque raramente, en la voz pasiva: «Había matado a dos hombres» (Savater
Caronte [Esp. 1981]); «El animal es mío. Fue matado en mi propiedad, ¿no, comisario?»
(RRosa Sebastián [Guat. 1994]). Para construir la voz pasiva de matar se emplea más
habitualmente muerto, aunque este sea formalmente el participio de morir: «Según la
leyenda, Osiris, que era el esposo de Isis, fue muerto a traición por su propio hermano»
(Pedrero Besos [Esp. 1987]); «Imposible saber cuántas personas fueron muertas o heridas
por las balas» (Velasco Regina [Méx. 1987]); ello se debe a la vigencia, en la voz pasiva,
del antiguo uso de morir como verbo causativo ( morir(se), 2).
2. Para lo referente a la ausencia o presencia de la preposición a ante el complemento
directo,  a2, 1.1d.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
226
máuser. ‘Fusil de repetición’. Su plural es máuseres ( PLURAL, 1g).
médico -ca. ‘Persona que ejerce la medicina’. El femenino es médica (
2
, 3a):
«La médica quiere tratarle la cistitis con nitrato de plata» (Futoransky Pe [Arg. 1986]). No
debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: la médico.
GÉNERO
medir(se). 1. Como transitivo, ‘determinar la medida [de algo]’ y ‘poner(se) a competir o
confrontar(se) [una persona o cosa] con otra’; y, como intransitivo, ‘tener una determinada
medida’. Verbo irregular: se conjuga como pedir  APÉNDICE 1, n.º 45).
2. El complemento que expresa la unidad de medida utilizada en el cómputo puede ir
introducido por las preposiciones en o por: «Las distancias se miden EN leguas» (Clarín
[Arg.] 3.7.87); «La luz eléctrica emitida por una lámpara se mide POR lúmenes» (Farro
Industria [Perú 1996]).
mención. ‘Acción de nombrar o citar’. Este sustantivo femenino suele ir seguido de un
complemento introducido por la preposición de: «Ni un músculo facial se le alteró ante la
mención DE aquel nombre aborrecible» (Pitol Vida [Méx. 1991]). Se emplea frecuentemente
en la construcción hacer mención de una persona o cosa (‘nombrarla o referirse a ella’), que
requiere asimismo un complemento introducido por de: «Comenzó su informe haciendo
mención DE los miles y miles de telegramas que [...] se habían recibido» (Aparicio César
[Esp. 1981]). Menos recomendable, aunque también válido, es el empleo de la preposición a
para introducir el complemento de (hacer) mención, uso que se debe, posiblemente, al
influjo de construcciones de significado parecido, como hacer alusión, que sí rigen esta
preposición: «Parecía como si todos los males se curasen con la mención A aquellas
antiguallas» (MtnGaite Usos [Esp. 1987]); «En dicho mensaje se hacía mención A su vida
de bandolero» (Velasco Regina [Méx. 1987]).
menester. 1. En el español actual, este sustantivo masculino se emplea con el sentido de
‘trabajo u ocupación’, aunque es voz anticuada que está cayendo en desuso: «Todos juran y
perjuran que la mujer asesinada ni era prostituta ni se había entregado nunca a ese
menester» (Abc [Esp.] 12.5.88).
2. Conserva el sentido antiguo de ‘necesidad’ en dos locuciones de uso vigente hoy en la
lengua escrita y en el habla rural:
a) haber menester [algo]. ‘Necesitar[lo]’. Se trata de una locución verbal transitiva, de
modo que se construye con un complemento directo: «Adquieren sus fondos con estas
mercancías y compran lo que han menester con ellos» (Cardoza Guatemala [Guat. 1985]);
por lo tanto, no debe introducirse el complemento con la preposición de: No he menester
DE tu ayuda. Tampoco es correcto intercalar la preposición de entre verbo y sustantivo:

«Dan buen consejo al que lo ha DE menester» (ASantos Estanquera [Esp. 1981]). Para la
primera persona del plural del presente de indicativo, se usa preferentemente la forma
hemos, si bien ocasionalmente aparece también la forma arcaica habemos: «No hemos
menester llegar hasta Petrarca para comprobar la existencia del depurado concepto
sentimental y platónico que animó a la caballería» (PBazán San Francisco [Esp. 1903]);
«Cuánta sabiduría habemos menester para retener nuestros prisioneros» (Carrasquilla
Tiempos [Col. 1935-36]).
b) ser menester. ‘Ser preciso o necesario’. Se trata, en este caso, de una locución verbal
intransitiva, de modo que el sustantivo o la oración que aparecen en el enunciado,
generalmente pospuestos a la locución, desempeñan la función de sujeto; de ahí que el verbo
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
227
ser haya de ir en singular o en plural dependiendo de si es singular o plural dicho sujeto:
«Era menester un salvoconducto» (Marías España [Esp. 1985]); «Ya no son menester más
pruebas» (Grande Fábula [Esp. 1991]).
menguante. Como sustantivo, es masculino cuando significa ‘intervalo entre el plenilunio y
el novilunio’: «Licario [...] parecía mirar con un ojo la fruta cuyo color detonaba en el
menguante lunar» (Lezama Oppiano [Cuba 1977]). Es femenino cuando significa ‘mengua
del agua de un río por causa de la sequía’, ‘descenso del agua del mar por efecto de la
marea’ y, en general, ‘decadencia o mengua de algo’: «Es tan grande la menguante del mar
[...] que muchas veces queda media legua en seco» (Ruz Mayas [Méx. 1981]).
mentar. ‘Nombrar o mencionar’. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1,
n.º 16), esto es, diptongan las formas cuya raíz es tónica (miento, mientas, etc.); pero no
aquellas cuya raíz es átona (mentamos, mentáis, etc): «Al que me mencione la palabra
alcohol le miento la madre» (Aguilar Golfo [Méx. 1986]). Debe evitarse el uso, en la lengua
culta, de formas con raíz tónica sin diptongar, error achacable quizá al deseo de evitar la
coincidencia de formas con el verbo mentir: «Cuando otros candidatos lo mentan, se
indigna» (País [Esp.] 1.6.87); debió decirse lo mientan.
mentir. 1. Verbo irregular: se conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
2. En su acepción habitual de ‘decir algo que no es cierto con intención de engañar’, se
emplea normalmente como intransitivo, de modo que el complemento que indica la persona
a quien se miente es indirecto: «Florentino Ariza LE mintió» (GaMárquez Amor [Col.
1985]); la mentira se expresa, en este caso, mediante un complemento introducido por sobre
o acerca de: «Omitió información e incluso mintió SOBRE su vida» (País [Esp.] 1.4.87);
«Muy bien pudo haberme mentido ACERCA DE su verdadera identidad» (Quintero Danza
[Ven. 1991]). Con este sentido es raro, pero admisible, su empleo como transitivo, caso en el
que la mentira funciona como complemento directo del verbo: «El padrino mintió que Perón
había prohijado las visitas durante una semana, para poder quedarse a solas con Isabel»
(Martínez Novela [Arg. 1989]). También es transitivo cuando significa ‘fingir o simular’:
«Cuando había eludido también al arquero, descubrió que había un jugador en la línea del
gol: Garrincha hizo como que sí, hizo como que no, mintió que pateaba al ángulo y el
pobrecito se estrelló de narices contra el palo» (Galeano Fútbol [Ur. 1995]).
mentís. ‘Desmentido’. Es voz masculina: «El texto del mentís soviético es el siguiente» (Abc
[Esp.] 26.12.82). Su plural, de acuerdo con las normas, es mentises ( PLURAL, 1f):
«Después comenzó otra historia, con mentises y contradicciones» (Clarín dig. [Arg.]
23.4.00); pero es también frecuente, y admisible, su uso como invariable: «Sin hacer caso de
los mentís oficiales» (País [Esp.] 1.4.85).
menú. ‘Conjunto de platos que constituyen una comida’, ‘carta de un restaurante’ y, en
informática, ‘conjunto de opciones que aparecen en pantalla’. El plural asentado en la lengua
culta es menús ( PLURAL, 1c).
mercader. ‘Comerciante’. Por su terminación, tiende a funcionar hoy como común en
cuanto al género (el/la mercader;  GÉNERO2, 1a y 3g): «Madame Hollywood, la mercader
del sexo más famosa del mundo» (País [Esp.] 6.7.03). En el español medieval y clásico se
usó el femenino mercadera, forma que aún pervive en algunos países de América: «Expolia
a las mercaderas, a los humildes trabajadores» (Abc Color [Par.] 27.10.96).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
228
mercadera.  mercader.
merecer(se). 1. ‘Ser digno [de un premio o de un castigo]’. Verbo irregular: se conjuga
como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Se trata de un verbo transitivo: «Tú mereces muchísimo más» (Reina Reflejos [Esp.
1990]). Frecuentemente se construye en forma pronominal, ya que suele llevar un dativo
ético o de interés: «Tú TE mereces toda la suerte del mundo» (Vázquez Vida [Esp. 1976]).
3. merecer la pena.  pena, 2.
merendar(se). 1. Como intransitivo, ‘tomar la merienda’; como transitivo, ‘tomar [algo]
como merienda’ y, en forma pronominal, ‘derrotar [a alguien] con suma facilidad’. Verbo
irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
2. Como intransitivo, puede llevar un complemento precedido de con, que expresa lo que se
toma como merienda: «Los restaurantes y bares del casco urbano desarrollaban ayer una
actividad considerable para atender a una clientela dispuesta a merendar CON chocos»
(Faro [Esp.] 10.5.99).
3. Cuando significa ‘tomar [algo] como merienda’, puede ir o no en forma pronominal, ya
que a menudo lleva un dativo de interés: «Meriendan algunas garnachas, toman su nieve de
limón y... a descansar» (Reuter Música [Méx. 1980]); «Se merienda unos chuletones de no
te menees» (Diario Navarra [Esp.] 7.1.01).

mesmamente.  mismamente.

mesmo -ma.  mismo.
mi. 1. ‘Nota musical’.  PLURAL, 1l; MAYÚSCULAS, 5.2; y TILDE2, 3.1.
2. Pronombre posesivo.  TILDE2, 3.1.
miasma. ‘Efluvio dañino que emana de materias en descomposición o aguas estancadas’. Se
usa normalmente en plural. Este sustantivo, neutro en griego, conserva el género masculino
que tiene en francés, de donde pasó al español a finales del siglo XVIII: «Era allí donde se
generaban los miasmas que apestaban los corazones» (Pedraza Pasión [Esp. 1990]). Hoy se
está extendiendo, incluso entre hablantes cultos, su uso en femenino, por influjo de la -a
final: «Las miasmas fétidas hirviendo de microorganismos asesinos» (Donoso Casa [Chile
1978]).
milpiés. ‘Invertebrado de cuerpo dividido en segmentos, con dos pares de patas en cada
uno’. Es invariable en plural ( ciempiés, 1 y PLURAL, 1f): «Los milpiés cuentan con un
cuerpo elongado y delgado, con muchas patas» (Cabezas Entomología [Méx. 1996]). Es
incorrecto el singular regresivo milpié.
mimbre. ‘Mimbrera’ y ‘varita flexible que produce la mimbrera’. Es válido su uso en ambos
géneros, con predominio del masculino: «La mayoría de sus pobladores [...] viven de la
madera y el mimbre» (Clarín [Arg.] 17.10.00); «Las mimbres del sillón ya no crujían»
(Egido Corazón [Esp. 1995]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
229
ministro -tra. ‘Persona que tiene a su cargo un ministerio’. El femenino es ministra (
2
, 3a): «La ministra [...] dijo hoy que las condenas son una vergüenza» (Yucatán
[Méx.] 21.1.97). No debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: la ministro. El
femenino de primer ministro es primera ministra, no primer ministra ( primero, 1) ni

primera ministro: «La señora Thatcher [...] será la primera mujer que accede al cargo de
primera ministra en Europa» (Clarín [Arg.] 10.4.79). Sobre su escritura con mayúscula o
minúscula inicial, MAYÚSCULAS, 3.2.31 y 5.9.
GÉNERO
mismamente. Adverbio empleado en España, especialmente en el habla coloquial y
popular, con el sentido de ‘justamente o cabalmente’, a menudo con valor enfático: «Esto
parece mismamente un guateque» (ASantos Estanquera [Esp. 1981]); «Es un borrachín y un
bocazas, mismamente un charlatán de feria» (Marsé Rabos [Esp. 2000]). A veces indica que
lo expresado es solo un ejemplo de entre varios posibles: «Usted, mismamente, se ha venido
del pueblo a la ciudad» (Landero Juegos [Esp. 1989]). La forma arcaica mesmamente se
siente hoy como vulgar y debe evitarse.
mismo -ma. 1. Como adjetivo, tiene variación de género y número mismo(s), misma(s)
y se sitúa normalmente entre el artículo o el determinante y el sustantivo al que modifica: el
mismo día, esta misma semana, sus mismos hijos. Puede indicar identidad, esto es, que la
persona o cosa a la que nos referimos no es otra diferente: «Era la misma persona que había
visto en el convento de Valladolid» (UPietri Visita [Ven. 1990]); o bien que, refiriéndonos a
individuos u objetos diversos, estos son iguales o muy semejantes: «A todos les hizo el
mismo regalo» (GaCandau Madrid-Barça [Esp. 1996]); «Casi todos los pacientes tenían la
misma cara» (GmzMontoya Cirugía [Esp. 1995]). Cuando forma parte de una estructura
comparativa, el término de comparación va introducido por que: «Tienes los mismos ojos
que tu madre» (Pedrero Besos [Esp. 1987]); «Seguirá la misma estrategia QUE han usado
durante toda su gestión gubernamental» (Nuevo Día [P. Rico] 8.1.98). En México y el área
centroamericana es frecuente, en textos periodísticos o de prosa divulgativa, emplear mismo
(a menudo sin artículo) como antecedente del que relativo que introduce oraciones
explicativas; es uso superfluo, que debe evitarse, pues el solo relativo basta: «Ha sido
sobrepasado por el budismo, MISMO QUE alcanzó pujanza sorprendente en la India» (Arroyo
Yoga [Méx. 1990]); debió decirse, simplemente, Ha sido sobrepasado por el budismo, QUE
alcanzó pujanza sorprendente. Cuando mismo modifica a los sustantivos manera, modo u
otros de igual sentido, el término de comparación, si es una oración, puede ir también
introducido por como ( manera, 2 y modo, 2). Pospuesto o, menos frecuentemente,
antepuesto a un sustantivo, y obligatoriamente pospuesto a un pronombre, sirve también
para indicar indiferencia en la elección entre varias posibilidades: Ponte esa chaqueta
misma, que llegamos tarde; Necesito un voluntario; a ver, tú mismo.
2. A menudo se emplea como mero refuerzo enfático y puede ir antepuesto o pospuesto al
sustantivo, a veces en forma diminutiva (mismito) o superlativa (mismísimo): «Mis
sorpresas comenzaron en la puerta misma del Club Alemán de la ciudad» (Edwards
Anfitrión [Chile 1987]); «Me dejó con la espina clavada en el mismito centro de mi
corazón» (LpzPáez Herlinda [Méx. 1993]); «Se atrevió a dar el paso de telefonearlo a la
mismísima casa de su amante» (Vergés Cenizas [R. Dom. 1980]). Puede seguir a un
pronombre personal: «Nosotros mismos nos condenamos al nacer» (Britton Siglo [Pan.
1995]); su empleo es obligatorio tras un pronombre reflexivo tónico, que a su vez refuerza al
reflexivo átono correspondiente: «Muchas veces usted no SE cuida a SÍ MISMO» (Sophia Arte
[EE. UU. 1996]); aquí no sería posible *usted no se cuida a SÍ; sin embargo, en ausencia del
pronombre átono, no es obligatorio añadir el refuerzo mismo: «Gracias al instinto de
supervivencia cada uno cuida de SÍ» (GmzPérez Abc [Esp. 1994]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
230
3. El adjetivo mismo puede sustantivarse, manteniendo los sentidos de identidad y de
igualdad o semejanza que le son propios: «Sus ideas reformistas solo cambian de posición,
pero son las mismas» (Vitier Sol [Cuba 1975]). A pesar de su extensión en el lenguaje
administrativo y periodístico, es innecesario y desaconsejable el empleo de mismo como
mero elemento anafórico, esto es, como elemento vacío de sentido cuya única función es
recuperar otro elemento del discurso ya mencionado; en estos casos, siempre puede
sustituirse mismo por otros elementos más propiamente anafóricos, como los demostrativos,
los posesivos o los pronombres personales; así, en «Criticó al término de la asamblea las
irregularidades que se habían producido durante el desarrollo de la misma» (País [Esp.]
1.6.00), pudo haberse dicho durante el desarrollo de ESTA o durante SU desarrollo; en

«Serían citados en la misma delegación a efecto de ampliar declaraciones y ratificar las
mismas» (Excélsior [Méx.] 21.1.97), debería haberse dicho simplemente ratificarLAS; en «El
que su acción fuera efímera, innecesaria, no resta a la misma su significado» (Abc [Esp.]
29.9.74), hubiera sido mejor no LE resta su significado. A menudo, su simple supresión no
provoca pérdida alguna de contenido; así, en «El 57% de las importaciones desde
Mercosur provenían de Argentina, y un tercio de las mismas del Brasil» (Fairlie Relaciones
[Perú 1997]), pudo decirse, simplemente, y un tercio, del Brasil.
4. Pospuesta a adverbios o locuciones adverbiales, la forma mismo funciona como adverbio
en el español general. Se emplea como mero refuerzo enfático, por lo que a menudo aparece
en la forma diminutiva expresiva mismito: «Buscó un lugar para dormir, al lado mismo de
la carretera» (FdzCastro Novia [Esp. 1987]); «Ahí mismito entra mi sobrino Gonzalo»
(Scorza Tumba [Perú 1988]). Puede denotar también elección indiferente entre varias
posibilidades: «Te llevaré a Lisboa. Cuando tú quieras, mañana mismo, esta noche»
(MñzMolina Invierno [Esp. 1987]). Son ajenos a la norma culta estándar los usos
adverbiales de mismo con los sentidos de ‘justamente o cabalmente’ ( mismamente) y de
‘hasta o incluso’, que se dan en algunas zonas de España y de América: Con ese vestido
parecía mismo una modelo; Mismo los ricos tienen que rendir cuentas a Dios.
5. Debe evitarse el uso de la forma arcaica mesmo, sentida hoy como vulgar.
6. así mismo.  asimismo.
7. lo mismo. Tiene distintos valores:
a) Cuando forma parte de estructuras comparativas, con el sentido de ‘igual’, bien con valor
nominal (‘la misma cosa’), bien con valor adverbial (‘de la misma manera’), el segundo
término de comparación va introducido por la conjunción que: «Analizar el pasado no es lo
mismo QUE auscultar el presente» (Vistazo [Ecuad.] 20.3.97); «Escucha lo mismo a los
criados QUE a los huéspedes opulentos del hotel» (País [Esp.] 21.5.97). En este caso, es
incorrecto emplear como o a en lugar de que: «Si se está de gozar, lo mismo será en la
cama COMO en el suelo» (Somers Retrato [Ur. 1990]); «Pero no es lo mismo un delantero A
un mediocampista» (Época [Chile] 13.1.97).
b) Se usa en correlación con que, o más raramente como, con sentido equivalente a tanto...
como..., para denotar la suma de dos nociones: «La fermentación puede operarse lo mismo
en caliente QUE en frío» (Toharia Libro [Esp. 1985]); «Su agradable sabor se aviene con
todos los platos, tanto salados como dulces, lo mismo en repostería COMO en panificación»
(Bonfiglioli Arte [Arg. 1990]).
c) En España se usa, coloquialmente, con el sentido de ‘tal vez o a lo mejor’: «Además, si te
hablo lo mismo me cuelgas» (Resino Pop [Esp. 1991]).
modelo. Con los sentidos de ‘persona que posa para un artista’ y ‘persona que exhibe las
creaciones de los modistas’, es común en cuanto al género (
modelo.
GÉNERO
2
, 1a y 3a): el/la
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
231
modista. ‘Persona que tiene por oficio diseñar o confeccionar prendas de vestir’. Como el
resto de los sustantivos acabados en -ista, es común en cuanto al género (el/la modista; 
2
GÉNERO , 1a y 3b): «La prensa italiana no descarta la pista pasional en el asesinato del
modista Gianni Versace» (Expreso [Perú] 17.7.97); «Se había jubilado María José Valero,
la modista valenciana que [...] cosió el traje nupcial de la Infanta» (Época [Esp.] 6.4.98).
Para referirse a un hombre se usa también la forma modisto, creada a partir de modista y
muy extendida en el uso: «Parecía dibujada a cuatro trazos por los modistos de París»
(Landero Juegos [Esp. 1989]).
modisto.  modista.
moler. ‘Convertir [algo] en polvo o trozos pequeños’, ‘cansar o fatigar mucho’ y ‘maltratar o
destrozar’. Verbo irregular: se conjuga como mover  APÉNDICE 1, n.º 41).
montés. ‘Que se cría salvaje en el monte’. En el uso culto general es adjetivo de una sola
terminación: «Dos machos de gato montés pelean por una hembra» (Vattuone Biología
[Arg. 1992]); «El bucardo o cabra montés pirenaica, extinguido a principios del año 2000»
(Delibes Vida [Esp. 2001]). Es raro el uso del femenino montesa.
montesa.  montés.
monzón. ‘Viento que sopla alternativamente en direcciones opuestas, propio especialmente
del océano Índico’. Aunque se ha usado en ambos géneros, hoy se emplea casi
exclusivamente en masculino: «Los monzones y brisas afectan únicamente las zonas
costeras» (Ayllón Meteorología [Méx. 1996]).
mordente. 1. ‘Adorno musical’ y ‘sustancia que sirve para fijar los colores’: «Los nombres
de tales adornos no dejan de ser, a veces, pintorescos: apoyaturas, mordentes, [...]
volatinas, coloraturas, etc.» (Caballero Voz [Méx. 1985]); «Tenemos igualmente noticias
del uso de mordentes como el alumbre y la alcaparrosa [...], que se empleaba para fijar o
modificar el tono de los colorantes» (Gutiérrez/Mompradé Indumentaria 1 [Méx. 1981]). En
ambos casos se trata de un sustantivo masculino; así pues, esta voz no debe usarse como
adjetivo derivado de morder, función que únicamente corresponde a la forma mordiente (
mordiente, 1).
2. Con el sentido de ‘sustancia que sirve para fijar los colores’, se usa también la forma
mordiente ( mordiente, 2a).
morder(se). ‘Clavar(se) los dientes’ y ‘gastar o corroer’. Verbo irregular: se conjuga como
mover  APÉNDICE 1, n.º 41). El adjetivo derivado es mordiente ( mordiente).
mordiente. 1. Adjetivo derivado del verbo morder, que significa ‘que muerde’, ‘agresivo o
hiriente’ y ‘corrosivo’: «Con un estilo mordiente y personal, sus imágenes ofrecían un
cambio rotundo y un choque difícil de asimilar por los espectadores» (Susperregui
Fotografía [Esp. 2000]); «Se escuchaba su voz sorda, mordiente como el ácido» (Gasulla
Culminación [Arg. 1975]). No debe utilizarse, con estos valores, la voz mordente (
mordente, 1).
2. Como sustantivo tiene varios significados:
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
232
a) ‘Sustancia para fijar los colores’: «Tanto el lustre como el pigmento de decoración
―sobre cubierta‖ deberán mezclarse con abundante porcentaje de un esmalte muy blando
[...] que actuará como ―mordiente‖ para fijar el óxido o el metal al esmalte durísimo de la
porcelana» (FdzChiti Cerámica [Arg. 1982]). Es de género masculino. Con este sentido se
usa también la forma mordente ( mordente).
b) ‘Sustancia corrosiva utilizada para grabar los metales’: «Terminada la aplicación de los
distintos mordientes, se procede al lavado de la plancha y a su retoque» (Yesares Grabado
[Esp. 1935]). Es de género masculino.
c) ‘Agresividad, capacidad de morder o atacar’: «De insulso y carente de mordiente se
podría calificar el juego desarrollado por las dos selecciones en los primeros minutos»
(Mundo [Esp.] 25.4.94). Con este sentido, se emplea en ambos géneros, aunque predomina
el femenino: «El dominio celeste hacía el partido sosote, porque los gallegos carecían de la
más mínima mordiente» (Vanguardia [Esp.] 21.4.94]).
morir(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como dormir  APÉNDICE 1, n.º 30).
2. En la lengua general actual funciona como intransitivo, con el sentido de ‘dejar de vivir’,
por lo que, lógicamente, no admite su construcción en pasiva. Cuando su participio, muerto,
aparece en construcciones pasivas, lo hace, en realidad, con el sentido que corresponde a
matar ( matar(se), 1): «Selicho fue muerto a golpes por sus propios funcionarios»
(Galeano Días [Ur. 1978]); se trata, en realidad, de un resto vigente del antiguo uso
causativo de morir (‘hacer que [alguien] deje de vivir’, esto es, ‘matar’), normal en épocas
pasadas: «¡Ciérrese la puerta de la venta! ¡Miren no se vaya nadie, que han muerto aquí a
un hombre!» (Cervantes Quijote [Esp. 1605]).
3. Con el sentido normal de ‘dejar de vivir’, se usa tanto en forma pronominal como no
pronominal, y puede llevar un complemento con de, que expresa la causa de la muerte:
«Mariana se murió DE una cosa difícil de precisar» (Aguilar Error [Méx. 1995]); «Carlos
murió el mes pasado» (Corrieri Fuera [Cuba 1978]); solo si la muerte es violenta y ha sido
provocada por un agente externo, no admite el uso pronominal: «Un muchacho de catorce
años ha muerto en Pamplona, abatido también por la violencia etarra» (Abc [Esp.] 3.6.85).
4. Se construye normalmente en forma pronominal cuando significa ‘sentir intensamente
una sensación o un sentimiento’, caso en el que lleva un complemento encabezado por de:
«A ver si comemos algo, Florence. Me muero DE hambre» (Bryce Magdalena [Perú 1986]);
«Sus otros tres hijos se morirán DE envidia al oírlo» (Mundo [Esp.] 23.8.95); también
cuando significa ‘desear intensamente algo o a alguien’, caso en el que se construye con
por: «Me muero POR oír lo que les pasó allá» (Morales Verdad [EE. UU. 1979]); «Unas
cuadras más abajo dos morochas se morían POR el hombre y se le ofrecían ante su puerta»
(Dolina Ángel [Arg. 1993]).
mostrar(se). ‘Exhibir(se)’. Verbo irregular: se conjuga como contar 
APÉNDICE
1, n.º
26).
motocarro. ‘Vehículo de tres ruedas’. Es voz masculina: el motocarro.
motor -ra. 1. ‘Que mueve’. El masculino es motor; el femenino, motora: sistema motor,
actividad motora. Para el femenino se usa también la forma motriz: «Con disminución de la
grasa corporal, mejora la actividad motriz» (Marcos Salud [Esp. 1989]). Es incorrecto el
uso de motriz referido a sustantivos masculinos: impulso motriz.
2. Lo mismo cabe decir de los adjetivos compuestos a partir de motor, como automotor,
electromotor, locomotor, sensomotor y (p)sicomotor, que tienen dos femeninos: automotora
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
233
y automotriz, electromotora y electromotriz, etc. Debe evitarse el error frecuente de usar los
femeninos en -triz referidos a sustantivos masculinos.
motriz. motor.
mover(se). ‘Desplazar(se) o cambiar de posición’. Verbo irregular: v. conjugación modelo
 APÉNDICE 1, n.º 41).
mucho -cha. 1. Como adjetivo, significa ‘abundante’ y, como ocurre con la mayoría de los
cuantificadores indefinidos, va antepuesto al sustantivo, con el que debe concordar en género y
número: «Ha pasado mucha agua bajo el puente» (Hoy [Chile] 26.5-1.6.97); «En muchos
niños la enfermedad desaparece cuando crecen» (Familia [Ecuad.] 14.4.03). Puede funcionar
como pronombre, designando seres ya mencionados o consabidos: «Estuve llamando a todas
las mujeres que conocía en París. No eran muchas, la verdad» (Bryce Vida [Perú 1981]);
«No había mucho que comer» (Hernández Malditos [Esp. 1995]).
2. La forma mucho funciona también como adverbio, con el significado de ‘abundantemente o
intensamente’: «Platicamos mucho y nos reímos mucho» (Vargas Pasado [Méx. 2002]). En
esta función, toma la forma apocopada muy cuando precede a un adjetivo o a un adverbio (
3), salvo que se trate de los comparativos mejor, peor, mayor, menor, más, menos, antes o
después, casos en que, en la lengua culta actual, mucho conserva su forma plena: «Salió el sol
de nuevo, pero ya muy rojo y semioculto» (Barnet Gallego [Cuba 1981]); «Él estaba en el
poder muy en contra de sus deseos» (Caretas [Perú] 14.11.96); pero «¿No te das cuenta que
para mí es mucho peor que para vos?» (Belli Mujer [Nic. 1992]); «Su carrera se había
iniciado mucho antes» (Clarín [Arg.] 21.10.87). En la lengua medieval y clásica era normal
combinar muy con los comparativos antes citados: «Que si es mala la salida, / es muy peor
la tornada» (Cervantes Numancia [Esp. 1581]); «Partió muy antes que yo» (Suárez
Pasajero [Esp. 1617]); pero la lengua culta actual rechaza este uso, que hoy solo se da en
textos escritos, con intención arcaizante, o en la lengua rural o popular.
3. La forma apocopada muy se antepone a los adjetivos y adverbios para construir el grado
superlativo: muy grave, muy cerca. La estructura resultante es equivalente del superlativo
formado mediante la adición del sufijo -ísimo al adjetivo o adverbio: gravísimo, cerquísima.
No se admite en la lengua culta actual, salvo con intención humorística o expresiva, el uso
conjunto de ambos procedimientos (muy gravísimo, muy cerquísima): «Eso dijo la Mary,
con muy poquísimo respeto» (Mendicutti Palomo [Esp. 1991]).
4. mucho más, mucho menos + sustantivo. En este caso mucho es adjetivo y debe concordar
con el sustantivo en género y número: «Necesitan muchas más cosas [= muchas cosas más]»
(Caballero Noche [Esp. 1981]); no debe, pues, dejarse invariable: «La mujer tiene que
hacer mucho más cosas en el hogar» (Viezzer Hablar [Bol. 1977]).
5. mucho mayor, mucho menor + sustantivo. En este caso, mucho modifica en realidad a
los adjetivos comparativos mayor o menor, por lo que es adverbio y debería, en rigor,
permanecer invariable: «Se recuperan con mucho mayor facilidad» (Rausch/Bay Anorexia
[Arg. 1990]); «Vas a tener que conformarte con algo de mucho menor calidad» (Donoso
Elefantes [Chile 1995]); no obstante, quizá por influjo de la construcción anterior ( 4), lo
normal hoy es que mucho concuerde en género y número con el sustantivo: «Los cambios se
registran a mucha mayor velocidad» (Tiempo [Col.] 19.5.97); «Casi todas las plantas con
hojas de colores requieren espacios o ambientes con mucha mayor iluminación» (Marsigno
Jardinería [Arg. 1991]). La concordancia no se produce nunca cuando el sustantivo va
antepuesto: «Esta generó una inestabilidad mucho mayor» (País [Col.] 11.11.97); no se dice
*una inestabilidad mucha mayor.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
234
6. mucho muy.  7.
7. muy mucho. El adverbio mucho también se apocopa ante sí mismo, dando lugar a la
expresión adverbial enfática de valor superlativo muy mucho, que significa ‘muchísimo’:
«Emprendí el segundo viaje cuidándome muy mucho de mantener la llama del velón a una
distancia precisa de mi rostro» (Díaz Piel [Cuba 1996]). Esta expresión se usa solo como
modificador verbal y no se emplea, por tanto, antepuesta a adjetivos o adverbios: *muy
mucho guapa o *muy mucho lejos no son construcciones posibles por la misma razón por la
que no se dice *muchísimo guapa o *muchísimo lejos. Únicamente en México, en la lengua
oral, se emplea ante adjetivos o adverbios una construcción enfática similar, con los mismos
elementos, pero en orden inverso (mucho muy): «La Asamblea fue mucho muy positiva»
(Proceso [Méx.] 29.9.96). Resulta anómalo, en esta construcción mexicana, el uso no
apocopado de mucho ante el también adverbio muy, por lo que, si se desea enfatizar la
estructura superlativa muy + adjetivo o adverbio, es preferible duplicar la forma apocopada:
«Sandra llevaba el pelo muy muy corto» (Bryce Vida [Perú 1981]); «El olor a rosas que su
cuerpo despedía había llegado muy, muy lejos» (Esquivel Agua [Méx. 1989]).
muerto -ta.  matar(se) y morir(se).

mujahidin, mujaidín.  muyahidín.
muladí. En la España musulmana, ‘cristiano converso al islam’. El plural preferido en la
lengua culta es muladíes ( PLURAL, 1c).
mullir. ‘Poner [algo] blando y esponjoso’. Verbo irregular: v. conjugación modelo 
APÉNDICE
1, n.º 42).
MULTIPLICATIVOS. 1. Los numerales multiplicativos expresan multiplicación. Como
adjetivos, denotan que el sustantivo al que se refieren con el que deben concordar en
género y número se compone de tantas unidades o medidas iguales, o implica tantas
repeticiones, como el numeral indica: triple salto, habitaciones cuádruples. Como
sustantivos, son siempre masculinos, se emplean normalmente precedidos de artículo y
significan ‘cantidad x (dos, tres, cuatro, etc.) veces mayor’: el doble, el triple. La serie de los
multiplicativos es limitada:
NÚMERO
NUMERAL MULTIPLICATIVO
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
100
doble y duplo, fem. dupla
triple y triplo, fem. tripla
cuádruple y cuádruplo, fem. cuádrupla
quíntuple y quíntuplo, fem. quíntupla
séxtuple y séxtuplo, fem. séxtupla
séptuple y séptuplo, fem. séptupla
óctuple y óctuplo, fem. óctupla
nónuplo, fem. nónupla
décuplo, fem. décupla
undécuplo, fem. undécupla
duodécuplo, fem. duodécupla
terciodécuplo, fem. terciodécupla
céntuplo, fem. céntupla
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
235
2. Como se ve en la tabla, algunos multiplicativos poseen dos formas: una acabada en -e,
válida para ambos géneros (parto doble, letra doble); y otra terminada en -o, a la que
corresponde un femenino en -a (parto duplo, letra dupla). No obstante, como adjetivos, solo
se usan hoy las formas terminadas en -e. Como sustantivos, aunque son mayoritarias las
formas en -e (el doble, el triple, etc.), aún se documenta el uso de las formas en -o: «Con un
porcentaje de ocupados en el sector agrario superior al duplo de la media europea»
(Alonso Situación [Esp. 1990]); «Las condenas [...] quedan reducidas a nueve años de
cumplimiento, límite del triplo de la pena más grave, que es de tres años» (País [Esp.]
29.10.97). En algunos países de América, el femenino dupla ha pervivido como sustantivo,
con el significado de ‘pareja, grupo de dos personas o cosas’: «Jorge Pedreros y Gloria
Benavides hicieron buena dupla parodiando a Feliciano y la Simonetti» (Freire Tevedécada
[Chile 1990]).
3. Existen también las formas adjetivas dúplice y tríplice, equivalentes de doble y triple,
pero son de nivel muy culto y de raro empleo.
4. En realidad, solo es normal el uso de los multiplicativos más bajos de la serie,
especialmente doble, triple y cuádruple. A partir de nueve, son prácticamente inusitados; en
su lugar, se emplea el numeral cardinal que corresponda, seguido de veces mayor o veces
más, fórmula que sirve también para expresar la idea de multiplicación en aquellos casos en
que no existe forma específica de multiplicativo: «Si el premio hubiera sido diez veces
mayor, no le habría quedado más remedio que sentarse a calcular la manera más ventajosa
de invertirlo» (Grandes Aires [Esp. 2002]); «Un cuerpo allí pesaría 28 veces más que en la
Tierra» (Maza Astronomía [Chile 1988]).
munificencia. ‘Generosidad o liberalidad’. No es correcta la forma munificiencia. El
adjetivo correspondiente es munificente (‘generoso o espléndido con el dinero’, no

munificiente.
munificente, munificiencia, munificiente.  munificencia.
muñir. ‘Concertar o disponer [algo], generalmente por medios fraudulentos’ y ‘llamar o
convocar’. Verbo irregular: se conjuga como mullir  APÉNDICE 1, n.º 42).
músico -ca. ‘Persona que se dedica a la música’. El femenino es música ( GÉNERO2, 3a):
«La presencia de los jóvenes músicos y músicas de la Orquesta de Cámara Tupay»
(Tiempos [Bol.] 11.12.96). No debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: la
músico.
musulmán -na. Adjetivo (también sustantivo, referido a persona) que significa ‘que
profesa la religión islámica’: «Fuese judío, musulmán o cristiano, el filósofo o científico
había de prescindir de la revelación» (Millás Física [Esp. 1983]); y ‘de los musulmanes’:
«Esta banda ultraderechista fue acusada de numerosos desmanes en cementerios hebreos y
musulmanes» (Clarín [Arg.] 2.4.97). Se introdujo durante la segunda mitad del siglo XVIII, a
través del francés. En la mayoría de los contextos como adjetivo puede sustituirse por el
sinónimo islámico ( islam, 2): países musulmanes/islámicos, religión
musulmana/islámica, tradición musulmana/islámica, etc. No es sinónimo de árabe (
árabe, 2).
muy.  mucho.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
236
muyahidín. Voz procedente del árabe, lengua en la que significa, literalmente, ‘los que
luchan en la guerra santa’. En español se emplea con el sentido de ‘combatiente islámico
fundamentalista’. Aunque es etimológicamente un plural, siendo muyahid la forma árabe de
singular, esta voz se ha acomodado ya a la morfología española, de modo que se usa
muyahidín para el singular y muyahidines para el plural: «El liberador muyahidín de Kabul
fue el general de la Alianza del Norte Ahmed Shah Masoud» (Nueva España [Esp.] 2.11.01);
«Los muyahidines parecen haber establecido ahora una verdadera estrategia de guerra»
(Mundo [Esp.] 8.8.95). El singular debe escribirse con tilde por ser palabra aguda acabada
en -n. Referido a cosa, significa ‘de los muyahidines’ y es adjetivo de una sola terminación,
es decir, se utiliza la misma forma para el masculino y para el femenino: gobierno
muyahidín, alianza muyahidín. Como en otras voces procedentes del árabe, la h se
pronuncia a menudo aspirada. Aunque no se pronuncie con aspiración, no debe prescindirse
en la escritura de la -h- etimológica, por lo que se desaconseja el uso de la grafía muyaidín.
No son válidas en español las grafías con -j- en lugar de -y-, como mujahidin o mujaidín,
que se deben al influjo de las transcripciones inglesas de esta voz.

muyaidín.  muyahidín.
nacer. ‘Empezar a existir’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º
18).
nada. 1. Pronombre indefinido que significa ‘ninguna cosa’. Los adjetivos a él referidos
deben ir en masculino singular: «Nada es nuevo en la vida» (Paso Palinuro [Méx. 1977]);
«No observó nada extraño en el comportamiento del presunto asesino» (Abc [Esp.]
27.11.87). Como se ve en el ejemplo anterior, cuando va pospuesto al verbo, exige que este
vaya en forma negativa, precedido del adverbio no, o, si no, que haya en la oración algún
otro elemento negativo (jamás, nunca, nadie, etc.): «Allí nunca ocurría nada» (Quevedo
Genes [Cuba 1996]); «En esta ocasión nadie vio nada, nadie oyó nada» (Mundo [Esp.]
22.11.94); pero si va antepuesto al verbo, este no debe ir en forma negativa: «Este hecho
nada tiene de singular» (Abc [Esp.] 21.6.86). Es, pues, incorrecto utilizar nada como sujeto
antepuesto a un verbo en forma negativa, como ocurre a veces por influjo del catalán:

«Están en una edad en la que nada no es ya tan espontáneo» (Sintes Peligros [Esp. 1975]);
debió decirse nada es ya tan espontáneo.
2. Como sustantivo (‘no ser o carencia absoluta de ser’), es femenino: «Todo lo que no
conduce a la gloria o a la destrucción acaba por llevarnos a la nada, a la nada absoluta»
(Millás Desorden [Esp. 1988]).
3. nada + adj. o adv. La palabra nada es adverbio cuando se antepone, como modificador, a
un adjetivo o a otro adverbio, significando ‘en modo alguno o de ninguna manera’: «Las
noticias que llegaban no eran nada halagüeñas» (Arenales Arauco [Esp. 1992]); «El licor
no me sienta nada bien» (Navajas Agonía [Col. 1977]). En Chile es normal la interposición
de la preposición de entre nada y el adjetivo o adverbio al que modifica: «No estuvo nada DE
mal la escenita, [...] ¿no crees?» (Wolff Kindergarten [Chile 1977]); «Y ahora no sabía, en
verdad, si había actuado con la cabeza. No estaba nada DE seguro» (Edwards Anfitrión
[Chile 1987]); en la lengua general culta se habría dicho no estuvo nada mal o no estaba
nada seguro, respectivamente. No deben confundirse estos usos con aquellos en que nada
depende de los verbos haber o tener, caso en que sí es general y obligada la presencia de la
preposición de entre nada y el adjetivo que sigue ( 4).
4. nada de + adj. El pronombre nada puede ir seguido de un adjetivo precedido de la
preposición de cuando depende de verbos como haber o tener: «No había nada de satánico
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
237
en sus procedimientos» (Dolina Ángel [Arg. 1993]); «Que te pregunte por tu mujer no tiene
nada de particular» (Hidalgo Azucena [Esp. 1988]). Cuando esta estructura depende del
verbo tener, el adjetivo puede concordar en género y número con el sustantivo al que se
refiere, que es el sujeto de tener, o quedar inmovilizado en masculino singular: «Estas
inmersiones no tenían nada de romántico» (Bojorge Aventura [Arg. 1992]); «Estas
categorías no tienen nada de herméticas y estancadas» (Martínez Noticia [Esp. 1978]).
5. nada que. En el habla coloquial de gran parte de América se emplea la estructura nada
que antepuesta a un verbo, con valor idéntico al adverbio de negación no: «Pasaban los
minutos, pasaban las horas, y nada que aparecía el avión» (Tiempo [Col.] 12.6.97).
nagua.  enagua.
nazarí. ‘De la dinastía que reinó en Granada del siglo
al XV’. Referido a persona, se
emplea frecuentemente como sustantivo. El plural preferido en la lengua culta es nazaríes
( PLURAL, 1c). La variante nazarita, también válida, se usa menos.
XII
nazarita.  nazarí.
necrofagia.  -fagia.
negar(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
2. Cuando significa ‘decir que [algo] no existe o no es verdad o no es como alguien cree o
afirma’ y ‘no conceder [algo]’ es transitivo: «El líder socialista [...] negó su participación en
los hechos» (Paniagua España [Esp. 1988]); «Una junta de médicos le negó el permiso [para
salir]» (Martínez Novela [Arg. 1989]). Es incorrecto anteponer de al complemento directo
( DEQUEÍSMO, 1b): Niega DE QUE haya sido él; debió decirse niega que haya sido él.
3. Cuando significa ‘no acceder a hacer algo’, es pronominal y se construye con un
complemento precedido de la preposición a, que a menudo se omite por consabido: «La
esposa del senador se negó A que entraran en la habitación camarógrafos y fotógrafos»
(Universal [Ven.] 15.10.96).
neurisma.  aneurisma.

nevar. Como intransitivo impersonal, ‘caer nieve’ y, como transitivo, ‘cubrir [una cosa] con
algo, de modo que parezca que ha nevado sobre ella’. Verbo irregular: se conjuga como
acertar  APÉNDICE 1, n.º 16), esto es, diptongan las formas cuya raíz es tónica (nieva,
nieve, etc.); pero no aquellas cuya raíz es átona (nevaba, nevará, nevaría, etc.): «¡Cómo me
gusta Buenos Aires cuando nieva!» (Cossa Viejo [Arg. 1986]); «Hacía días que nevaba
sobre París» (Caso Peso [Esp. 1994]). No son propias del habla culta y, por tanto, deben
evitarse las formas sin diptongar cuando la raíz es tónica: ¡Cómo neva!; debió decirse
¡Cómo nieva!
nivel. a(l) nivel de. El significado básico del sustantivo nivel es ‘altura’ y, en sentido
figurado, ‘categoría o rango’. Se usa con frecuencia en la locución a(l) nivel de, que
significa, propiamente, ‘a la altura de’. Cuando se refiere a altura física, es más normal el
uso con artículo (al nivel de) que sin él (a nivel de), aunque se dan ambos: «Se encontraban
de nuevo al nivel de la calle» (PzReverte Maestro [Esp. 1988]); «El rostro sin sangre del
jinete colgaba a nivel de los estribos» (Quintero Danza [Ven. 1991]); en sentido figurado,
en cambio, es más normal el uso sin artículo: «Las voces que habían comenzado a nivel de
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
238
cabo furriel fueron empinándose en el escalafón» (Arrabal Torre [Esp. 1982]). Hoy se ha
extendido enormemente el uso figurado de a nivel de + sustantivo, así como el de a nivel +
adjetivo. Ambas construcciones son admisibles siempre que en ellas la palabra nivel
conserve la noción de ‘altura’ o ‘categoría u orden jerárquico’: «Han decidido establecer
relaciones diplomáticas a nivel de embajada» (HdzPadilla Política [Méx. 1988]); «No
existía un programa de rehabilitación a nivel nacional» (Cibeira Bioética [Arg. 1997]). Por
el contrario, la lengua cuidada rechaza su empleo cuando no está presente ninguna de estas
nociones y se emplea, indebidamente, con los sentidos de ‘con respecto a’, ‘en el ámbito de’,
‘entre’ o, simplemente, ‘en’: «A nivel de mucosas digestivas también hay gran irritación»
(Arranbide Plaguicidas [Arg. 1992]).
noray. ‘Poste en el que se aseguran las amarras de los barcos’. Su plural es noráis o norayes
( PLURAL, 1d).
nuera. Término usado en la lengua general culta para referirse a la esposa del hijo de una
persona: «Las tensas relaciones entre suegra y nuera no llegaron nunca a suavizarse por
completo» (Moix Vals [Esp. 1984]); no obstante, en el habla coloquial y popular de varios
países americanos, como Puerto Rico, República Dominicana, Colombia o Venezuela, así
como en algunas regiones de España, se usa a veces, con este sentido, la voz yerna, formada
a partir de yerno ( yerno), masculino heterónimo de nuera: «A la yerna le negaba la
entrada y hasta el saludo» (Vega Crónicas [P. Rico 1991]); es uso que debe evitarse en el
habla culta formal.
nuero. yerno.
NUMERALES. 1. Son las palabras que hacen referencia a los números. Según expresen
cantidad, orden en una sucesión, multiplicación o división, se clasifican en cardinales (
CARDINALES), ordinales ( ORDINALES), multiplicativos ( MULTIPLICATIVOS) y
fraccionarios o partitivos ( FRACCIONARIOS).
2. Sobre cuándo deben utilizarse cifras y cuándo letras en la escritura de los números, 
NÚMEROS, 1.
ñandú. ‘Ave corredora sudamericana parecida al avestruz’. Su plural es ñandúes o ñandús
( PLURAL, 1c).
ñu. ‘Antílope africano’. Su plural es ñus o, más raro, ñúes ( PLURAL, 1c).
obedecer. 1. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Con el sentido de ‘cumplir o llevar a cabo lo que dicta [una orden, norma o impulso] o lo
que manda [una persona]’, funciona hoy normalmente como transitivo: «La tropa obedeció
la orden de callarse» (Fogwill Cantos [Arg. 1998]); «Ellos obedecen a sus jefes militares»
(MtnCampo Carreteras [Esp. 1976]). Con este verbo es frecuente que el complemento
directo de cosa vaya precedido de la preposición a: «Solo obedecerían A la ley de la
conciencia» (Clarín [Arg.] 3.3.97); «Alicia enrojeció vivamente y, obedeciendo A un
impulso que no pudo dominar, se levantó y dejó con la palabra en la boca a Ignacio»
(LTena Renglones [Esp. 1979]). Si el complemento directo es un pronombre átono de
tercera persona, corresponde usar las formas lo(s), la(s): «Pero todos LO obedecen a usted»
(Leñero Martirio [Méx. 1981]); «Alfonso LA obedeció en el acto» (VLlosa Elogio [Perú
1988]); «Empezaron por dormírsele las piernas. No LA obedecían, no tenían fuerza»
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
239
(Boullosa Duerme [Méx. 1994]). No obstante, en amplias zonas no leístas del ámbito
hispánico se conserva el régimen etimológico de este verbo, que en latín se construía con
pronombres de dativo; por consiguiente, es muy habitual y se considera igualmente correcto
el empleo de le(s) para representar el complemento de persona de obedecer ( LEÍSMO, 4e):
«Los gatos LE obedecían [a ella] y se quedaban dormidos esperándola» (Época [Chile]
22.7.96); «Los dos monstruos [...] obedecían a Dindi ciegamente, pero solo LE obedecían a
él» (Mujica Escarabajo [Arg. 1982]).
3. Es intransitivo cuando significa ‘reaccionar de la forma esperada ante un agente o una
acción externos’. Se construye siempre con un complemento precedido de la preposición a:
«Que la puerta obedeciera A la primera tracción de su mano le pareció un buen augurio»
(Fogwill Cantos [Arg. 1998]); «No sé por qué no obedece AL tratamiento» (Puig Boquitas
[Arg. 1972]). Funciona igualmente como intransitivo y lleva un complemento con a cuando
significa, dicho de una cosa, ‘deberse a otra’: «La reestructuración horaria obedece A la
necesidad de optimizar el servicio que se ofrece» (Abc Color [Par.] 23.9.96); «Mi viaje
obedece A mi deseo de conocer directamente la salud de la familia» (Bonmatí Elena [Esp.
1993]).
obertura. ‘Pieza instrumental con que se abre o inicia una obra musical importante, como
una ópera o un oratorio’: «La obertura para esta ópera es una pieza exquisita» (Zanders
Ópera [Ven. 1992]). No debe confundirse con abertura ni con apertura  abertura).
objeto. con (el) objeto de o al objeto de. ‘Para o con la finalidad de’: «Se comprometieron a
presentar el padrón de electores con el objeto de que fuera depurado» (Expreso [Perú]
1.10.90); «Fue a ver a mi madre con objeto de ayudarla en lo que pudiera» (Leyva Piñata
[Méx. 1984]); «Optó por instalarse en un pueblo de la costa, al objeto de lograr [...] una
mayor concentración en su trabajo» (Goytisolo Estela [Esp. 1984]). Todas son
construcciones válidas, aunque es mayoritario el uso de con (el) objeto de. Si se emplea la
preposición a, no es correcta la supresión del artículo (a objeto de): «A objeto de pelarlos
fácilmente, los tomates se pasan por agua hirviendo» (Huneeus Cocina [Chile 1989]). Si lo
que sigue a la preposición de es una oración precedida de la conjunción que, no debe
omitirse dicha preposición  QUEÍSMO): «Se contemplan, asimismo, créditos para los
empleadores con el objeto que supriman las barreras físicas de sus establecimientos»
(Cibeira Bioética [Arg. 1997]); debió decirse con el objeto de que supriman.
oblación. ‘Ofrenda a la divinidad’: «Hicieron ante Dios oblación de su carne» (Rosales
Cervantes I [Esp. 1960]). No debe confundirse con ablación (‘extirpación’;  ablación) ni
con ablución (‘lavatorio’;  ablución).
obstar. 1. Dicho de una cosa, ‘impedir o ser un obstáculo’. Es un verbo terciopersonal, es
decir, se usa solo en las terceras personas del singular y del plural, y en las formas no
personales (infinitivo, gerundio y participio).
2. Es intransitivo, se usa casi siempre en oraciones negativas y se construye con un
complemento introducido por para o, menos frecuentemente, a: «La escasez de calles no
obstó PARA que se integrara al paisaje urbano una alameda sin álamos» (Puyo Bogotá [Col.
1992]); «El que la remuneración no se dé en dinero no obsta AL concepto del salario»
(GaOviedo Tratado [Esp. 1946]). Es incorrecto su uso como transitivo: Su situación
familiar no obsta que pueda trabajar.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
240
obstruir(se). ‘Impedir, o quedar impedido, el paso [por un sitio]’ e ‘impedir [una acción]’.
Verbo irregular: se conjuga como construir  APÉNDICE 1, n.º 25). Su participio,
obstruido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
obtener. ‘Conseguir’. Verbo irregular: se conjuga como tener 
APÉNDICE
1, n.º 57). El

imperativo singular es obtén (tú) y obtené (vos), y no obtiene.
ocluir(se). ‘Cerrar(se) [un conducto]’. Verbo irregular: se conjuga como construir 
APÉNDICE
1, n.º 25). Su participio, ocluido, se escribe sin tilde ( TILDE2, 2.1.1 y 2.1.2).
odre. ‘Cuero cosido que sirve para contener líquidos’. Es voz masculina: «Llenaron una de
las calabazas del vino que tenían en un odre medio hundido dentro del río» (Torbado
Peregrino [Esp. 1993]).
oficial. Como adjetivo (‘no privado o particular, sino que emana o depende del Estado’),
tiene una sola terminación, válida para ambos géneros: título/ayuda oficial.
Consecuentemente, como sustantivo (‘militar o policía de categoría superior a la de
suboficial o a la de agente de la escala básica’ y ‘funcionario o empleado de categoría
inmediatamente superior a la de auxiliar’), es común en cuanto al género (el/la oficial; 
GÉNERO, 1a y 3i): «A la puerta hay una oficial elegante y espigada» (Silva Rif [Esp. 2001]).
Existe también el femenino específico oficiala, que se emplea en España para designar, en
los oficios manuales, a la operaria de categoría intermedia entre la de aprendiza y la de
maestra: «Las aprendizas y las oficialas eran contratadas por temporada» (Vega Mujer
[Esp. 1992]).
oficiala.  oficial.
ofrecer(se). 1. ‘Dar [algo] a alguien’ y ‘poner(se) a disposición de otra persona’. Verbo
irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Cuando se usa como pronominal, con complemento directo reflexivo, lleva además un
complemento de acción introducido por a o para: «Yo me ofrecí A ir a comprarlo» (LpzPáez
Herlinda [Méx. 1993]); «El arriero se ofreció PARA acompañarme hasta el tren» (Allende
Casa [Chile 1982]). También puede construirse con un predicativo, introducido por de o
como: «Me ofrecí DE voluntario y me aceptaron» (Collyer Pájaros [Chile 1995]); «Me
ofrecí COMO voluntario para poder verte» (Vilalta Mujer [Méx. 1981]).
ogra.  ogro.
ogro -esa. 1. Con el sentido de ‘ser imaginario que se alimenta de carne humana’, el
femenino etimológico y más usado en la lengua culta es ogresa (del francés ogre, fem.
ogresse): «En los cuentos folclóricos [...] aparecen las ogresas» (Ramírez Infancia [Méx.
1975]). Pero por analogía con el femenino en -a propio de los sustantivos cuyo masculino
acaba en -o ( GÉNERO2, 3a), se emplea también el femenino regular ogra.
2. Con el sentido de ‘persona de mal carácter’, suele emplearse el masculino para referirse a
personas de ambos sexos: «Penélope es un ogro» (Gala Ulises [Esp. 1975]).
oír. 1. ‘Percibir por el oído [un sonido] o lo que [alguien] dice’. Verbo irregular: v.
conjugación modelo 
APÉNDICE
1, n.º 43). Debe escribirse con tilde para marcar el hiato
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
241
( TILDE2, 2.2.2b); es, por tanto, incorrecta la grafía sin tilde oir. Para las diferencias entre
oír y escuchar,  escuchar, 1.
2. Se trata de un verbo transitivo y, cuando el complemento directo designa aquello que se
oye, puede llevar, además, un complemento indirecto de persona: «Nunca LE oí el menor
reproche» (Naranjo Caso [C. Rica 1987]). Cuando no existe complemento directo de cosa,
el de persona pasa a desempeñar esta función: «No vemos realmente a Margarita y al joven,
pero LOS oímos» (Carballido Cartas [Méx. 1975]); «Creés que no LA oí cuando te dijo que le
gustaría hacerte qué sé yo qué» (Shand Transacción [Arg. 1980]). En lo que respecta al uso
de los pronombres átonos de tercera persona cuando oír va seguido de un infinitivo, 
LEÍSMO, 4c.
3. Cuando el complemento directo es una oración subordinada, esta va introducida por que o
por como ( como, 2c): «Oí QUE abría la cartera y encendía un cigarrillo» (Onetti Viento
[Ur. 1979]); «Oí COMO mi madre y mi mujer entablaban un largo diálogo sobre las virtudes
de cierta clase de pañales» (CInfante Habana [Cuba 1986]); nunca por de que (
DEQUEÍSMO, 1b): «Me enfermé [...] de solo oír DE QUE al día siguiente iríamos a la casa del
canónigo» (LpzPáez Herlinda [Méx. 1993]).
4. La forma de imperativo singular no voseante oye se emplea frecuentemente como
interjección, para llamar la atención sobre lo que se dice, a menudo con un matiz de enfado
o reprensión: «Ni se movió, oye. Se quedó como un pajarito» (Sierra Palomas [Esp. 1990]);
«Oye, oye, Floro, aquí no me montáis un hospital de sangre» (MDíez Fuente [Esp. 1986]).
No es correcto utilizar, en estos casos, la forma oyes, que en realidad es la segunda persona
del singular del presente de indicativo: «¡Oyes, oyes! ¡A dónde crees que vas!» (González
Dios [Méx. 1999]).
oler(se). Como transitivo, ‘percibir [un olor]’ y ‘sospechar o presentir [algo]’; como
intransitivo, ‘exhalar un olor’ y, en construcción impersonal, ‘haber un determinado olor en
un lugar’. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 44).
olor. 1. ‘Efluvio de un cuerpo que impresiona el sentido del olfato’: «Las aceitunas se
pudrieron y el olor nauseabundo del alpechín seguía corrompiendo el aire» (Labarca
Butamalón [Chile 1994]). A menudo va seguido de un complemento introducido por a, que
especifica la clase de olor: «El olor del boj, olor A perro mojado, estaba en la habitación»
(RRosa Sebastián [Guat. 1994]). Menos frecuente, pero también válido, es el uso de la
preposición de para introducir este complemento: «Un olor DE paja podrida flota en toda la
casa» (Saer Ocasión [Arg. 1988]). Como se ve en los ejemplos, es un sustantivo de género
masculino. Debe evitarse su uso en femenino, frecuente en el español medieval, pero
relegado hoy al habla popular y ajeno, por tanto, a la norma culta.
2. en olor de multitud(es). Locución adverbial que significa ‘con la admiración y la
aclamación de muchas personas, en medio del fervor y el entusiasmo de mucha gente’: «Ese
año, en abril, regresó de la cita de mandatarios hemisféricos de Punta del Este en olor de
multitud» (Expreso [Perú] 9.7.97); «La Real Sociedad, a pesar de no lograr la Copa del
Rey, fue recibida en olor de multitud a su llegada a la capital donostiarra» (País [Esp.]
2.4.88). A veces se usa con el plural expresivo multitudes: «Y, cuando la imagen reflejaba el
paso del descapotable negro en olor de multitudes, decía: ¡Mírenlo, mírenlo! ¡Es como un
faraón! ¡Es como un Dios!» (Aparicio César [Esp. 1981]). Su uso es bastante reciente y se
origina por analogía con construcciones adverbiales formadas por en olor de + un sustantivo
abstracto de cualidad. Estas construcciones existían ya en latín, y los primeros testimonios
en español proceden, precisamente, de traducciones medievales de la Biblia: «Andat en
amor assí cuemo Christo nos amó, e diosse él mismo por nos, hostia e offrenda a Dios en
olor de mansedumbre [lat.: in odorem suavitatis]» (Nuevo Testamento I-j-6 [Esp. 1260]). En
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
242
ellas la palabra olor está usada en sentido metafórico, pues se entiende que la cualidad
expresada se exhala como un aroma, lo que es indicio o prueba de su existencia. Este uso
metafórico es frecuente en textos medievales y clásicos, y se refiere normalmente a virtudes,
aunque ocasionalmente, también, a cualidades negativas: «La olor mansa de piadat de
Nuestro Ssennor conorta los ssentidos del alma» (Alfonso X Setenario [Esp. 1252-70);
«Cuasi todos tus pasos y meneos tenían olor de soberbia, y todos iban vestidos de vanidad»
(Granada Oración [Esp. 1554]). De aquí deriva su empleo con el sentido de ‘fama o
reputación’, recogido en el Diccionario de Autoridades: «No dexó de difundirse en muchas
partes el precioso olor de sus admirables perfecciones» (Torres Gregoria [Esp. 1738] 325);
así pues, la construcción en olor de equivale a ‘con fama o reputación de’: «El mundo podrá
tenerla a usted en olor de infalibilidad; yo, no» (Galdós Perfecta [Esp. 1876]); «Mata uno
los [enemigos] que puede, y cae en olor de valentía» (Montalvo Catilinarias [Ecuad. 188082]). Especialmente frecuente era la construcción en olor de santidad como complemento,
casi siempre, del verbo morir, en cuyo origen, además de la metáfora aludida, cabe
suponer que influyó la creencia extendida de que el cuerpo incorruptible de los santos exhala
realmente, en el momento de la muerte, un olor especial. Esta construcción sigue vigente en
el español actual: «Muchos que en España vivían en olor de santidad, como el mercedario
Blas de Ocampo, no más hubieron respirado el aire de Chile se vieron de tal modo
transformados e irreconocibles que no cabía duda de que Satán era el que aquí dictaba la
ley» (Labarca Butamalón [Chile 1994]); «Varios ecuatorianos de admirables virtudes,
muertos en olor de santidad, iluminan con su apostolado social el siglo XIX» (Salvador
Ecuador [Ecuad. 1994]). Por analogía con estas construcciones ha surgido en olor de
multitud(es), que aunque presenta la particularidad de no estar formada con un sustantivo
abstracto de cualidad, sino con el sustantivo concreto multitud(es), sí responde al sentido de
‘rodeado de, envuelto por’ que tiene en olor de en textos del siglo XX: «Inglaterra está ya en
olor de melancolía por su pasado» (Miquelarena Inglaterra [Esp. 1951]); «―Nací le
contesté en olor de diplomacia‖. Efectivamente, desde los corredores luminosos de la
infancia hasta los umbrales oscuros de la adolescencia, la parafernalia diplomática
acompañó mi despertar al mundo» (Tiempo [Col.] 2.1.88); «Utilizando la comparación con
la reestructuración en la Unión Soviética, podría decirse que mientras Mijail Gorbachov
llegó al poder en olor de esperanza, Salinas llega en olor de escepticismo» (País [Esp.]
2.12.88). Su uso, pues, puede considerarse aceptable. El hecho de que el sentido recto, no
metafórico, de la palabra olor dé lugar a interpretaciones jocosas de la locución en olor de
multitud(es) ha hecho que, en los últimos años, muchas personas sustituyan olor por loor,
palabra que, por significar ‘elogio o alabanza’, encaja mejor para el hablante actual con el
valor de la locución; pero se trata de una ultracorrección que debe evitarse: «Llegó anoche
a la capital en loor de multitudes, en medio del júbilo desaforado de una gente que le
aclamaba como el libertador» (País Dig. [Esp.] 21.5.97); la construcción en loor de (‘en
alabanza de’) es frecuente y correcta, pero va seguida siempre del sustantivo que expresa la
persona o cosa a la que va dirigida la alabanza, no del sustantivo que expresa quién la realiza
( loor, 1).
omniscencia, omniscente.  omnisciencia.

omnisciencia. ‘Conocimiento de todas las cosas’: «El individuo singular se encuentra
colocado frente a Dios, al cual se atribuye la omnisciencia, la omnipotencia, la infinitud»
(Vásquez Libertad [Ven. 1987]). No es correcta la forma omniscencia. El adjetivo que se
aplica a la persona que posee omnisciencia es omnisciente, no omniscente: «Siendo todos
omniscientes, haremos preguntas por el placer de oírnos a nosotros mismos» (Landero
Juegos [Esp. 1989]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
243
onomástico -ca. ‘Del nombre propio o de los nombres propios’: «Debe su nombre de pila
a su padre, aficionado a las rarezas onomásticas» (Hoy [Chile] 23.02-01.03.87); «Completa
el libro un índice onomástico» (Vanguardia [Esp.] 14.4.94). Como sustantivo, con el sentido
de ‘día del santo de una persona’, se usa en España la forma femenina onomástica, mientras
que en América se emplea la forma masculina onomástico: «Además de su onomástica
celebraba ya su sesenta y cinco cumpleaños» (Delgado Mirada [Esp. 1995]); «El saludo de
siempre [...] para todos aquellos que celebran su cumpleaños o su onomástico» (Prensa
[Hond.] 26.6.96). No debe confundirse con cumpleaños (‘aniversario del nacimiento de una
persona’;  cumpleaños). El sustantivo femenino onomástica significa además, en todo el
ámbito hispánico, ‘ciencia que estudia los nombres propios’ y ‘conjunto de nombres
propios’: especialista en onomástica, la onomástica visigótica.
oponer(se). Como transitivo, ‘poner(se) [una persona o cosa] contra otra o en contra de
otra’ y, como intransitivo pronominal, ‘ser contraria una persona o cosa a otra’ y ‘estar una
cosa en relación de oposición con otra’. Verbo irregular: se conjuga como poner 
APÉNDICE 1, n.º 47). El imperativo singular es opón (tú) y oponé (vos), y no opone.
opus. ‘Obra musical numerada’. Este latinismo, neutro en latín, se usa en español
mayoritariamente en masculino: «Su cuerpo fue [...] despedido con un susurrante opus 106
de Beethoven» (Vanguardia [Esp.] 16.1.95). Es invariable en plural ( PLURAL, 1f).
ordenador.  computador, ra.
ordenanza. Con el sentido de ‘empleado que desempeña funciones subalternas’, es común
en cuanto al género: el/la ordenanza ( GÉNERO2, 1a).
ORDINALES. 1. Los numerales ordinales expresan orden o sucesión en relación con los
números naturales e indican el lugar que ocupa, dentro de una serie ordenada, el elemento al
que se refieren. Por lo tanto, no cuantifican al sustantivo, como los cardinales, sino que lo
identifican y lo individualizan dentro de un conjunto ordenado de elementos de la misma
clase. Generalmente son adjetivos, y pueden ir antepuestos o pospuestos al sustantivo,
aunque suele ser más frecuente la anteposición: Vivo en el primer piso; Acabo de terminar el
capítulo segundo de mi nueva novela. Pueden ser pronombres: He llegado la cuarta en la
prueba de natación; y algunos, como primero, pueden funcionar también como adverbios:
Primero ordena tu habitación. A diferencia de los cardinales, todos los ordinales presentan
variación de género y número: primero(s), primera(s), vigésimo(s), vigésima(s), etc. A
continuación se ofrece una tabla con la representación numérica (en arábigos y romanos) y
la representación lingüística de los ordinales1:
ARÁBIGO
1.º (1.er), 1.ª
2.º, 2.ª
3.º (3.er), 3.ª
4.º, 4.ª
5.º, 5.ª
6.º, 6.ª
7.º, 7.ª
ROMANO
I
II
III
IV
V
VI
VII
NUMERAL ORDINAL
primero (apocopado primer), fem. primera
segundo, fem. segunda
tercero (apocopado tercer), fem. tercera
cuarto, fem. cuarta
quinto, fem. quinta
sexto, fem. sexta
séptimo, fem. séptima (también sétimo, ma)
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
8.º, 8.ª
9.º, 9.ª
10.º, 10.ª
11.º, 11.ª
12.º, 12.ª
13.º, 13.ª
14.º, 14.ª, etc.
20.º
21.º, 21.er, 21.ª
22.º, 22.ª, etc.
28.º, 28.ª
30.º, 30.ª
31.º, 31.ª, etc.
40.º
50.º
60.º
70.º
80.º
90.º
100.º
101.º, 101.ª
120.º
134.º, 134.ª
200.º
300.º
400.º
500.º
600.º
700.º
800.º
900.º
1000.º
1248.º
2000.º
3000.º, etc.
10 000.º
100 000.º
VIII
IX
X
XI
244
octavo, fem. octava
noveno, fem. novena (hoy raro nono, na)
décimo, fem. décima
undécimo, fem. undécima (también, modernamente,
décimo primero o decimoprimero; apocopado décimo
primer o decimoprimer; fem. décima primera o
decimoprimera)
XII
duodécimo, fem. duodécima (también, modernamente,
décimo segundo o decimosegundo, fem. décima
segunda o decimosegunda)
XIII
décimo tercero o decimotercero, fem. décima tercera o
decimotercera
XIV
décimo cuarto o decimocuarto, fem. décima cuarta o
decimocuarta, etc.
XX
vigésimo
XXI
vigésimo primero o vigesimoprimero (apocopado
vigésimo primer o vigesimoprimer), fem. vigésima
primera o vigesimoprimera
XXII
vigésimo segundo o vigesimosegundo, fem. vigésima
segunda o vigesimosegunda, etc.
XXVIII
vigésimo octavo o vigesimoctavo, fem. vigésima
octava o vigesimoctava
XXX
trigésimo, fem. trigésima
trigésimo primero, fem. trigésima primera, etc.
XL
cuadragésimo
L
quincuagésimo
LX
sexagésimo
LXX
septuagésimo
LXXX
octogésimo
XC
nonagésimo
C
centésimo
CI
centésimo primero (apocopado centésimo primer),
fem. centésima primera
CXX
centésimo vigésimo
CXXXIV
centésimo trigésimo cuarto, fem. centésima trigésima
cuarta
CC
ducentésimo
CCC
tricentésimo
CD
cuadringentésimo
D
quingentésimo
DC
sexcentésimo
DCC
septingentésimo
DCCC
octingentésimo
CM
noningentésimo
M
milésimo
MCCXLVIII milésimo ducentésimo cuadragésimo octavo
MM
dosmilésimo
MMM
tresmilésimo, etc.
X [con una rayita] diezmilésimo
C [con una rayita] cienmilésimo
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
500 000.º
1 000 000.º
245
D [con una rayita] quinientosmilésimo
M [con una rayita] millonésimo
1
Cuando no se hace explícito, se entiende que el femenino se forma sustituyendo la -o final por una -a y, en el
caso de la expresión numérica abreviada, sustituyendo la º volada por una ª de la misma clase.
2. Existen ordinales simples, los que tienen forma propia, y ordinales compuestos, los
formados por la suma de numerales simples.
a) Son ordinales simples los correspondientes a los números 1 al 10 (para 11 y 12,  c):
primero, segundo, tercero, etc.; los correspondientes a todas las decenas (del 20 al 90):
vigésimo, trigésimo, cuadragésimo, etc.; y los correspondientes a todas las centenas (del 100
al 900): centésimo, ducentésimo, tricentésimo, etc. También son simples los ordinales
correspondientes a 1000 y a las potencias superiores, que se forman añadiendo al numeral
cardinal correspondiente la terminación -ésimo: milésimo, millonésimo, billonésimo, etc.
b) El resto de ordinales son compuestos y se forman por yuxtaposición o fusión de formas
simples. Así, los correspondientes a las series de las decenas y las centenas se forman
posponiendo al ordinal de orden superior los ordinales correspondientes a los órdenes
inferiores: decimotercero, vigesimocuarto, trigésimo noveno, ducentésimo segundo,
trigésimo cuadragésimo noveno, etc. Los ordinales compuestos de la serie de los millares,
los millones, los billones, etc., en la práctica inusitados, se forman prefijando al ordinal
simple el cardinal que lo multiplica, y posponiendo los ordinales correspondientes a los
órdenes inferiores: dosmilésimo, quinientosmilésimo, milmillonésimo, tresmilésimo
tricentésimo cuadragésimo quinto, etc.
c) Los ordinales correspondientes a los números 11 y 12 presentan hoy dos formas: las
etimológicas simples undécimo y duodécimo, que son las preferidas en el uso culto, y las
formas analógicas compuestas decimoprimero y decimosegundo, creadas modernamente por
analogía con la forma que adoptan los ordinales del resto de las series (vigesimoprimero,
vigesimosegundo, trigésimo primero, trigésimo segundo, etc.).
3. De los ordinales compuestos, los correspondientes a la primera y a la segunda decena se
pueden escribir en una o en dos palabras, siendo mayoritaria la grafía simple para los de la
primera decena (decimotercero, decimocuarto, etc.) y más habitual la grafía compleja para
los de la segunda decena (vigésimo primero, vigésimo segundo, etc.). A partir de la tercera
decena solo se emplean las grafías complejas (trigésimo primero, cuadragésimo segundo,
quincuagésimo tercero, etc.). Si el ordinal se escribe en dos palabras, el primer elemento
mantiene la tilde que le corresponde como palabra independiente: vigésimo segundo; pero si
se escribe en una sola palabra, el ordinal no debe llevar tilde, por tratarse de una voz llana
terminada en vocal: vigesimosegundo (no vigésimosegundo). Los ordinales compuestos
escritos en una sola palabra solo presentan variación de género y número en el segundo
componente: vigesimoprimera, vigesimoprimeros, vigesimoprimeras; pero si se escriben en
dos palabras, ambos componentes son variables: vigésima primera, vigésimos primeros,
vigésimas primeras.
4. Los ordinales primero y tercero se apocopan en las formas primer y tercer cuando
preceden a un sustantivo masculino, aunque entre ambos se interponga otra palabra: el
primer ministro, mi tercer gran amor. La apócope es opcional si el ordinal aparece
antepuesto y coordinado con otro adjetivo: mi primero y último amor o mi primer y último
amor. Constituye un arcaísmo, que debe evitarse en el habla culta actual, la apócope de estos
ordinales ante sustantivos femeninos: la primer vez, la tercer casa.
5. El ordinal correspondiente al número 50 es quincuagésimo (del lat. quinquagesimus), no

cincuentésimo. Han caído en desuso los ordinales con la terminación -eno (salvo noveno,
forma preferida hoy frente a nono), frecuentes en el español medieval y clásico: deceno,
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
246
onceno, doceno o duodeno, treceno, veinteno, etc. Cuando al ordinal octavo se prefija otro
ordinal, se recomienda reducir las dos oes resultantes a una sola: vigesimoctavo (mejor que
vigesimooctavo). Para las grafías séptimo y sétimo,  séptimo.
6. En la lengua corriente existe una marcada tendencia a evitar el uso de los ordinales, en
especial los que se refieren a números altos, y a sustituirlos por los cardinales
correspondientes ( CARDINALES, 8).
7. No deben utilizarse como ordinales formas propias de los numerales fraccionarios o
partitivos ( FRACCIONARIOS, 5); así, no debe decirse el onceavo piso, en lugar de el
undécimo piso.
8. Para expresar abreviadamente los ordinales, se utilizan dos sistemas: la numeración
romana ( NÚMEROS, 3.1a) y la numeración arábiga seguida de letra volada ( NÚMEROS,
2e); así, puede escribirse tanto la XXIII edición del Festival de San Sebastián como la 23.ª
edición del Festival de San Sebastián. Cuando se utiliza el segundo procedimiento, hay que
tener en cuenta que, salvo en el caso de las formas apocopadas primer y tercer, que llevan
voladas las dos últimas letras del ordinal (1.er, 3.er; 23.er), en el resto de los casos únicamente
va volada la última letra: 1.º, 2.º, 3.ª, 28.ª, etc. No son aconsejables, pues, abreviaciones
como 1.ero, 2.do, 7.mo, 8.vo, 9.no, etc., usadas a veces en el español americano, probablemente
por influjo de las correspondientes abreviaciones inglesas (1st, 2nd, 3rd, 7th). Como se ve
por los ejemplos, se escribe un punto entre el número y la letra volada.
organdí. ‘Tela blanca de algodón muy fina y transparente’. Su plural es organdíes u
organdís ( PLURAL, 1c).
orgullecerse.  enorgullecer(se), 3.

o sea.  ser, 6.
ostensible. ‘Manifiesto o patente’: «Dolores, con ostensible indiferencia, tararea»
(Gambaro Malasangre [Arg. 1982]). No debe confundirse con ostentoso (‘llamativo por su
suntuosidad o aparatosidad’;  ostentoso).
ostentoso -sa. ‘Llamativo por su suntuosidad o aparatosidad’: «Se compró un automóvil
último modelo, [...] el más grande y ostentoso que se había visto nunca por esos lados»
(Allende Casa [Chile 1982]). No debe confundirse con ostensible ( ostensible).
otorrina.  otorrino.
Acortamiento
de
otorrinolaringólogo,
‘médico
especialista
en
otorrinolaringología’. Como la mayoría de los acortamientos, funciona normalmente como
sustantivo común en cuanto al género ( GÉNERO2, 1a y 3a): el/la otorrino. Es raro el
femenino otorrina, que podría justificarse por analogía con el femenino endocrina (
endocrino, na).
otorrino.
ovejo. carnero.
oxímoron. ‘Recurso retórico consistente en combinar dos palabras o expresiones de
significado opuesto’. Debe permanecer invariable en plural (los oxímoron), ya que no
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
247
existen en español sustantivos sobresdrújulos ( PLURAL, 1g). También se documenta, y es
válido, el plural oxímoros.
pacer. Dicho del ganado, ‘comer hierba en los campos’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
pachá. ‘Bajá, título honorífico musulmán’. Su plural es pachás ( PLURAL, 1b). Acerca de
su escritura con mayúscula inicial,  MAYÚSCULAS, 3.2.31.
pacienta. paciente.

paciente. Como adjetivo (‘que tiene paciencia’), tiene una sola terminación, válida para
ambos géneros: hombre/mujer paciente. Consecuentemente, como sustantivo, con el sentido
de ‘persona que está bajo examen o tratamiento médico’, es común en cuanto al género
(el/la paciente;  GÉNERO, 1a y 3c): «La paciente regresó a su casa y reanudó la vida
normal» (Gironella Hombres [Esp. 1986]). No es correcto el femenino pacienta.
padecer. 1. ‘Sufrir’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Cuando significa ‘sufrir un daño o tener una enfermedad’, puede funcionar como
transitivo: «Desde que era niño padece insomnio» (MtnCampo Carreteras [Méx. 1976]); o
como intransitivo con un complemento encabezado por de: «Un individuo padece DE
insomnio y llega por ello a la consulta» (Lasprilla Reflexiones [Col. 1991]). Cuando el
complemento expresa, no la enfermedad o el daño, sino la parte del cuerpo que la sufre,
debe ir siempre con de: «Volski padece DEL estómago y siempre está de mal humor»
(BVallejo Historia [Esp. 1976]).
padrina.  madrina, 1 y padrino, 1.

padrino. 1. ‘Hombre que presenta y asiste a alguien que recibe un sacramento o un honor, o
que participa en un torneo o duelo’ y ‘hombre que patrocina o preside un acto’. El femenino
que corresponde a padrino es, en la lengua general culta, madrina, no padrina ( madrina,
1): «Había nombrado padrino de boda al señor director» (Palou Carne [Esp. 1975]).
2. De la voz padrino deriva el verbo apadrinar, que significa, dicho de persona, ‘actuar
como padrino de alguien o algo’. Puede usarse tanto con sujetos masculinos como
femeninos, aunque en este último caso se prefiere hoy el verbo amadrinar ( madrina, 2):
«Un gitano apadrinó a un hijo de un guardia civil» (Gironella Hombres [Esp. 1986]); «Del
matrimonio nació [...] una hija única [...], cuyo bautizo apadrinó la reina Isabel II»
(OArmengol Aviraneta [Esp. 1994]).
paipái. ‘Abanico en forma de pala’. Aunque la grafía paipay se adapta mejor a la ortografía
del español ( i, 5b), la forma asentada en el uso es paipái. Su plural es paipáis, que, al
igual que el singular, debe escribirse con tilde ( TILDE2, 1.1.1). No debe escribirse en dos
palabras ni con guion intermedio: pai-pai.
paipay.  paipái.
palidecer. ‘Ponerse pálido’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1,
n.º 18).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
248
palmarés. ‘Lista de vencedores de una competición’ e ‘historial o relación de méritos’. Su
plural, de acuerdo con las normas, debe ser palmareses ( PLURAL, 1f).
panamá. ‘Tejido de algodón adecuado para bordar’ y ‘sombrero de jipijapa’. Su plural es
panamás ( PLURAL, 1b).
pantasma.  fantasma.

parecer(se). 1. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. En forma no pronominal, parecer se conjuga en todas las personas cuando significa ‘tener
determinada apariencia, o dar la impresión de ser o estar de una determinada manera’. En
este caso el complemento de parecer puede ser, bien un sustantivo, un pronombre o un
adjetivo, bien un infinitivo: «Ya te dije antes que pareces un jipi» (SchzDragó Camino [Esp.
1990]); «Eran dos jovencitas que sin ser hermanas lo parecían» (Velasco Regina [Méx.
1987]); «Las nubes parecían muy bajas» (Souza Mentira [Perú 1998]); «Todas las madejas
parecían enredarse en una sola» (Rovinski Herencia [C. Rica 1993]). Puede llevar, además,
un complemento indirecto: «Tus textos ME parecen buenos» (Santos Pez [P. Rico 1996]).
Cuando parecer se construye con una oración subordinada sustantiva introducida por que,
como si o como que, se conjuga siempre en tercera persona del singular y significa ‘dar la
impresión de ser cierto lo que expresa la oración subordinada’: «Parece QUE todo se ha
resuelto bien» (Morales Verdad [EE. UU. 1979]); «Parece COMO SI te desagradara mi
presencia» (Omar Hoy [Esp. 1989]); «Parece COMO QUE no me creyeras» (Delibes Horas
[Esp. 1966]). También en este caso puede llevar un complemento indirecto: «ME parece que
ya es demasiado tarde» (Dolina Ángel [Arg. 1993]). Cuando se usa con complemento
indirecto, el verbo parecer denota opinión, en lugar de mera percepción. La oración
subordinada nunca va introducida por de que ( DEQUEÍSMO, 1): «¿Qué te parece DE QUE
me dedique a la psicología femenina?» (Unamuno Niebla [Esp. 1914]). No deben cruzarse
ambas estructuras, la de verbo conjugado seguido de infinitivo (Pareces trabajar mucho) y
la de verbo inmovilizado en tercera persona del singular, seguido de una subordinada
sustantiva (Parece que trabajas mucho); por lo tanto, son incorrectas las oraciones con
verbo conjugado y una oración subordinada sustantiva: «El sol y el viento parecen que
fabrican el día alegre» (Abc Cult. [Esp.] 20.9.96); debió decirse parece que fabrican o
parecen fabricar.
3. En forma pronominal significa ‘asemejarse’ y se emplea, bien con sujeto plural o
coordinado, en construcción recíproca, bien con un complemento precedido de a:
«Fernando y Dioni se parecen mucho» (SchzDragó Camino [Esp. 1990]); «La casa se
parecía A las que había visto en las ilustraciones de los cuentos» (Aldecoa Mujeres [Esp.
1994]).
4. Aunque se conserva en la lengua popular, hoy se siente como anticuado en la lengua
culta, y debe evitarse, el uso de parecer(se) con el sentido de ‘aparecer(se) o dejarse ver en
un lugar’: «Más de la mitad de los días no parecía por allí» (Palacio Novela [Esp. 1921]).
parejo -ja. 1. Como adjetivo de dos terminaciones, una para cada género, significa
‘semejante’ e ‘igualado’: «Los toreros [...] deberán tener méritos parejos» (DzCañabate
Paseíllo [Esp. 1970]); «Las fuerzas están muy parejas entre el oficialista Partido Colorado
y los liberales» (Tiempo [Col.] 1.12.91). Como sustantivo se usa solo el femenino pareja,
tanto con el sentido de ‘conjunto de dos personas o cosas’: «Por el sendero se acercaba una
pareja de carabineros» (Edwards Anfitrión [Chile 1987]), como para designar al compañero
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
249
o compañera de una persona, generalmente en el terreno sentimental: «Ester y Augusta
decidieron casarse vírgenes y buscan en su pareja protección y sustento» (Fuller Dilemas
[Perú 1993]); «Su pareja de baile, el conde de Seyselle, estaba elogiando los frescos que
decoraban la estancia» (Abc Electr. [Esp.] 13.10.97); así pues, en el uso culto general es un
sustantivo epiceno femenino ( GÉNERO2, 1b). No obstante, en algunos países de América,
especialmente en Colombia, se utiliza coloquialmente el masculino parejo para designar al
compañero de baile masculino: «Numerosas parejas se entregaban confidencias al compás
de la música. Pasó mucho tiempo, antes que las piernas de Elisenda reaccionaran,
pegándose tímidamente al cuerpo de su parejo» (Sánchez Héroe [Col. 1988]).
2. correr parejas. Dicho de una cosa, ‘ser igual o muy semejante a otra, estar a su misma
altura’. Suele usarse con sujeto plural (dos cosas corren parejas) o con un complemento
precedido de la preposición con (una cosa corre parejas CON otra). En el uso más culto, la
locución contiene, inmovilizado, el sustantivo femenino plural parejas, independientemente
de cuál sea el género y número del sustantivo que funciona como sujeto, con el que no tiene
que concordar: «Su aplastante erudición corre parejas con una imaginación tan
efervescente como absoluta» (Abc [Esp.] 12.7.96). Pero hoy es frecuente, y admisible, usar
en la locución el adjetivo parejo, ja, caso en el que sí debe haber concordancia de género y
número con el sujeto: «Su gusto por los sindicatos blancos corre parejo con su repudio a la
política de masas organizadas» (Córdova Política [Méx. 1979]). Esta locución rige la
preposición con, y no a: «El destino del país corre parejo AL del aparato estatal» (Katz
Pueblo [Arg. 1998]).
parienta.  pariente.
pariente. Respecto de una persona, ‘miembro de su familia’. Por su terminación es común
en cuanto al género (el/la pariente;  GÉNERO2, 1a y 3c): «No sabemos si la pariente es
soltera, viuda, casada o celestina» (Onetti Viento [Ur. 1979]). También existe el femenino
específico parienta, menos usado en el nivel culto: «Mi madre era parienta de los Albéniz»
(Perucho Dietario [Esp. 1985]). En España esta voz se usa también, coloquialmente, con el
sentido de ‘conyuge’; en este caso, para el femenino se usa solo la forma en -a: «La parienta
estará enfadada por no haberme visto el pelo a la hora de comer» (MñzMolina Sefarad
[Esp. 2001]).
PARTITIVOS.  FRACCIONARIOS.
peatón -na. ‘Persona que va a pie por una vía pública’. El femenino es peatona (
2
, 3h): «Solía recorrer la Avenida de los Presidentes de noche [...], buscando [...]
una peatona propincua, una paseante» (CInfante Habana [Cuba 1986]). No es correcto su
uso como común: una peatón.
GÉNERO
pecarí. ‘Mamífero americano parecido a un jabato’. Su plural es pecaríes o, más raro,
pecarís ( PLURAL, 1c). Es voz aguda, por lo que no se consideran correctas ni la forma
esdrújula pécari ni la llana pecari. No debe escribirse con -k-.
pediatra.  -iatra.
pedir. 1. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 45).
2. Cuando significa ‘solicitar o reclamar’ es transitivo: «En el mostrador pidió un vaso de
pisco» (Ribeyro Geniecillos [Perú 1983]); «Cuando le dije que me iba a la cama [...], me
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
250
pidió dormir conmigo» (Delgado Mirada [Esp. 1995]); el complemento directo nunca debe
ir precedido de la preposición de: «Me pidió DE casarse con ella [con mi hija]» (Fogwill
Cantos [Arg. 1998]).
3. pedir por. Con el sentido específico de ‘poner [un determinado precio] a una mercancía’,
además del complemento directo lleva un complemento precedido de por: «El negro pedía
seis ballestas POR la doncella» (Eslava Unicornio [Esp. 1987]). Lleva también un
complemento con por cuando, como intransitivo, significa ‘rezar por alguien o algo’: «Se
celebraron algunas misas para pedir POR la paz» (Proceso [Méx.] 22.12.96). En los países
del Cono Sur se emplea pedir por, en lugar de pedir ( 2), con el sentido de ‘reclamar algo
o en favor de alguien’: «No son politiqueros ni subversivos los que piden por educación o
haberes jubilatorios dignos» (Nación [Arg.] 26.6.92). Debe evitarse en español el uso de
pedir por con el significado de ‘preguntar’, algo frecuente entre hablantes catalanes y que se
da también en algunas zonas de América, posiblemente por influjo del inglés to ask for:

«Poder resolver la mayor parte de sus relaciones con el banco a través de un teléfono
donde no hay que pedir por nadie en concreto [...] es una ventaja notable» (Vanguardia
[Esp.] 24.10.94); «Marcó el número de la Quinta de Olivos y pidió por el Presidente»
(Clarín [Arg.] 24.4.97).
peer(se). ‘Expeler los gases del vientre por el ano’. Se conjuga como leer  APÉNDICE 1,
n.º 39). Es intransitivo y se usa normalmente en forma pronominal: «Tuvo una cuñada coja
y tetona que se peía al dar el paso» (Cela Cristo [Esp. 1988]).
pekarí.  pecarí.

pelambre. ‘Pelo abundante’. Es válido su uso en ambos géneros, aunque suele predominar
el femenino: «Con la pelambre alborotada y rascándose la nuca» (Azuela Casa [Méx.
1983]); «Desde el pelambre miraban dos ojillos» (BCasares Serafín [Arg. 1962]). En Chile
significa, además, ‘murmuración o comentario malintencionado’, acepción en la que es
siempre masculino: «¿Cuál es la diferencia entre un pelambre y un comentario realista?»
(Hoy [Chile] 23.2-3.3.97).
pena. 1. dar pena.  dar, 4.
2. merecer o valer la pena. Estas construcciones significan, dicho de una persona o de una
cosa, ‘ser valiosa, útil o digna de que se haga un esfuerzo por conseguirla’ y, dicho de una
acción, ‘estar bien empleado el trabajo que cuesta realizarla’. El sujeto puede ser un
sustantivo —que debe concordar en número con merecer o valer—, un infinitivo o una
oración subordinada introducida por la conjunción que: «¿Vale la pena TANTO ALBOROTO?»
(Antognazza Vida [Arg. 1993]); «MUCHOS ANISES valen la pena por el sabor popular de su
botella» (Domingo Sabor [Esp. 1992]); «No merece la pena SER TITIRITERO» (Azúa Diario
[Esp. 1987]); «No vale la pena QUE LE PREGUNTES SOBRE ESTE ASUNTO» (Arel Jardín [Ur.
1985]). Además del sujeto de la construcción que expresa aquello que vale o merece la
pena aparece a menudo en el enunciado un complemento del sustantivo pena, introducido
por la preposición de, que expresa en qué consiste dicha pena o esfuerzo: «¿Quién es él
ahora? NADIE que merezca la pena DE UN RECUERDO» (MñzClares Onégeses [Esp. 1988]);
«LAS POESÍAS DE LOS BARUNDÍ valen la pena DE SER CONSERVADAS Y ESTUDIADAS» (Ortiz
Música [Cuba 1975]); «ESTA HISTORIA bien vale la pena DE SER CONTADA en detalle» (Mutis
Ilona [Col. 1988]); «LA VIDA valía la pena DE VIVIRSE» (VLlosa Elogio [Perú 1988]). Como
se ve por los ejemplos, cuando el complemento de pena es un infinitivo, este tiene que estar
en forma pasiva. No es correcto anteponer la preposición de al sujeto de valer o merecer la
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
251
pena, como si estas construcciones fueran impersonales: «Valdría la pena DE que el
Gobierno español dejase de alentar fechas utópicas» (País [Esp.] 20.7.80); «No creo que
valga la pena DE poner ejemplos» (Mundo [Esp.] 30.10.96); «Son dos países que quizá no
tengan excesivos partidarios, aunque bien merece la pena DE fijarse en ellos» (Serrano
Coleccionismo [Esp. 1979]). Las oraciones correctas serían, en cada caso, las siguientes:
Valdría la pena que el Gobierno...; No creo que valga la pena poner ejemplos; y Bien
merece la pena fijarse en ellos (fijarse en ellos es el sujeto de merece la pena) o Bien
merecen la pena de fijarse en ellos (el sujeto implícito de merecen la pena son los dos países
antes aludidos, y fijarse en ellos es el complemento de pena).
3. so pena de. Locución preposicional que significa ‘bajo la amenaza o el riesgo de’: «Debía
llegar puntual a ―Antirroedores S. A.‖, so pena de multa» (VLlosa Tía [Perú 1977]); «No
podía decir la verdad, so pena de que se corriera el rumor y lo acusaran a él de
complicidad» (ÁlvzGil Naufragios [Cuba 2002]). Cuando el término de la locución es una
oración subordinada introducida por la conjunción que, no debe suprimirse la preposición de
( QUEÍSMO): «No se puede obligar al cuerpo hasta esos extremos, so pena que un día se
soliviante y se niegue a trabajar» (SchzFerlosio Jarama [Esp. 1956]). La variante en dos
palabras sopena de, frecuente en otras épocas, ha caído en desuso y debe evitarse.
pensar. 1. Verbo irregular: se conjuga como acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
2. Es siempre transitivo cuando significa ‘opinar o creer [algo]’: «Pienso que hice bien en
venir» (Araya Luna [Chile 1982]); ‘tener la intención [de hacer algo]’: «En cuanto ustedes
me lo permitan, pienso irme a casa a dormir» (Vanguardia [Esp.] 2.2.94]); y ‘sacar [una
conclusión] o tomar [una decisión] tras un examen o reflexión’: «He pensado que la mejor
forma de dejar de fumar es conseguir no fumar el último pitillo» (Landero Juegos [Esp.
1989]); «Ah, Indalecio, he pensado que no hace falta que me devuelvas las dos mil pesetas»
(Lindo Ley [Esp. 1995]). En ningún caso el complemento directo puede ir precedido de la
preposición de ( DEQUEÍSMO, 1b): «Llegué a pensar DE que realmente lo hacía por sus
hijos» (Belli Mujer [Nic. 1992]).
3. Es intransitivo y se construye con un complemento con en cuando significa ‘evocar o
recordar’: «Cuando pienso EN el grupo, casi se me saltan las lágrimas» (Nieva Señora [Esp.
1980]); ‘tener en la mente algo o a alguien’: «¡Nunca piensas EN nosotros!» (López Vine
[Méx. 1975]); «Solo piensan EN matar y EN que los maten» (VqzFigueroa Taberna [Esp.
1994]); y ‘dar vueltas a algo en la mente o reflexionar sobre ello’: «A veces pienso EN
terminar todo esto» (Morales Verdad [EE. UU. 1979]); «Piense EN qué va a hacer con todo
el dinero que se está ganando ahora» (Salazar Selva [Col. 1991]).
4. Con el sentido de ‘evocar o recordar’, se usa a veces como transitivo, sobre todo en textos
literarios, para dotar al discurso de mayor expresividad: «Ya sabes que te quiero, te pienso»
(Cohen Muerte [Esp. 1993]); «Pienso la influencia que ese tipo tuvo en mis ideas» (Daneri
Matar [Arg. 1981]).
perder(se). 1. ‘Extraviar(se)’ y ‘no ganar’. Verbo irregular: se conjuga como entender 
1, n.º 31).
2. Con el sentido de ‘no ganar’, el complemento que expresa el juego va normalmente
introducido por a (aunque también puede usarse en): «Perdí AL póquer» (MñzMolina
Invierno [Esp. 1987]); «Se mató de un tiro en la sien al perder EN la ruleta rusa» (CInfante
Habana [Cuba 1986]). El complemento que expresa la diferencia en el tanteo debe
introducirse con por (no de): «No es un mal resultado perder POR quince puntos»
(Vanguardia [Esp.] 24.10.94]); «España perdía DE 8 puntos» (Mundo [Esp.] 28.7.94).
APÉNDICE
perecer. ‘Morir’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
252
permanecer. ‘Mantenerse en un lugar o estado’. Verbo irregular: se conjuga como
agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
perniquebrar(se). ‘Romper(se) una pierna o las dos’. Verbo irregular: se conjuga como
acertar  APÉNDICE 1, n.º 16).
perseguir. ‘Seguir [a alguien]’ y ‘tratar de conseguir [algo]’. Verbo irregular: se conjuga
como pedir  APÉNDICE 1, n.º 45).
pertenecer. 1. ‘Ser propiedad o formar parte de alguien o de algo’. Verbo irregular: se
conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18).
2. Es intransitivo y se construye siempre con un complemento indirecto: «Pero estos
secretos no LE pertenecían solo A ELLA, eran también de él» (Savater Caronte [Esp. 1981]).
No es correcto su empleo en forma pronominal: «Aspira a que la tendencia a la que yo me
pertenezco vuelva a competir con Jaime Nebot» (Vistazo [Ecuad.] 6.2.97).
pervertir(se). ‘Viciar(se)’. Verbo irregular: se conjuga como sentir 
APÉNDICE
1, n.º
53).
picazón. ‘Picor’ y ‘desazón o inquietud’. Es voz femenina: «El frescor calmaba la picazón
desesperante que me producían los hongos» (Valladares Esperanza [Cuba 1985]).
pierrot. ‘Persona o figura con el atuendo de Pierrot, personaje de la comedia del arte’. Su
plural es pierrots ( PLURAL, 1h).
pilota.  piloto.
piloto. 1. Con el sentido de ‘persona que dirige una nave, un aparato aeronáutico o un
vehículo de carreras’, es común en cuanto al género (el/la piloto;  GÉNERO2, 1a): «Era una
piloto seria y responsable, con un dominio total del helicóptero» (País [Esp.] 1.6.86). No es
normal el femenino pilota, aunque se ha usado alguna vez: «Que una mujer implore ser
pilota de un caza [...] parece un escándalo» (País [Esp.] 2.4.87).
2. Pospuesto en aposición a otro sustantivo, indica que lo designado por este funciona como
modelo o con carácter experimental; en este caso se usa sin variación de número (
PLURAL, 2.4): «Está previsto impulsar experiencias piloto que permitan anticipar
soluciones» (Cambio 16 [Esp.] 29.5.95).
pirulí. ‘Caramelo de forma cónica sujeto por un palito’. Su plural es pirulís ( PLURAL, 1c).
pitón. Este sustantivo es masculino en todas sus acepciones; también cuando designa cierta
serpiente no venenosa de gran tamaño: «Olaya estaba [...] enredada en círculos sobre sí
misma como un pitón de escamas tatuadas» (Lezama Paradiso [Cuba 1966]). Pero hoy es
más frecuente su uso en femenino, por influjo del género del sustantivo serpiente, con el que
aparece a menudo en aposición (serpiente pitón): «Se fue a buscar a una de las pitones y se
acercó con la serpiente en brazos» (Montero Trenza [Cuba 1987]).
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
253
placer. ‘Gustar o agradar’. Verbo irregular: se conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º
18): «Averigua / si al Barón de Vasconcello / plació la silva que ayer / dediqué a sus
mesnaderos» (MñzSeca Venganza [Esp. 1918]); «Era lógico que adorasen a Dios como les
placiera más» (Torbado Peregrino [Esp. 1993]). Junto a las formas de tercera persona
plació, placiera o placiese y placiere, perviven en el uso literario actual, con intención
arcaizante, las formas plugo, pluguiera o pluguiese y pluguiere, generales en el español
medieval y clásico: «A Dios mismo plugo preservarle para mayores destinos» (RBastos
Vigilia [Par. 1992]); «¡Aun cuando pluguiera al cielo ponerme a prueba del dolor, [...] no
dudaría de vuestra fidelidad!» (SchzEspeso Alas [Esp. 1985]). Con la misma intención
arcaizante, perviven las formas plega y plegue para la tercera persona del singular del
presente de subjuntivo, en lugar del actual plazca, especialmente en la fórmula plega o
plegue a Dios: «¡Plegue al cielo que no tarde!» (MñzSeca Venganza [Esp. 1918]).
plañir. ‘Llorar’. Verbo irregular: se conjuga como mullir  APÉNDICE 1, n.º 42).
pleamar. ‘Marea baja’ y ‘tiempo que esta dura’. Es de género femenino: «La pleamar
llegará a alcanzar [...] una altura de hasta medio metro por encima de lo habitual» (Faro
[Esp.] 7.2.01). Es incorrecto su uso en masculino: el pleamar.
plegar(se). 1. ‘Doblar(se)’ y ‘someter(se)’. Verbo irregular: se conjuga como acertar 
1, n.º 16), esto es, diptongan las formas cuya raíz es tónica: pliego, pliegas, etc.;
pero no aquellas cuya raíz es átona: plegamos, plegáis, etc. No son admisibles, en el habla
culta, las formas sin diptongar cuando la raíz es tónica: plego, plegas, etc.
2. Cuando como pronominal significa ‘someterse’, se construye con un complemento
precedido de a o, más raramente, ante: «Que otros se plieguen A las mentiras y los engaños»
(Granma [Cuba] 11.97); «Si se pliega ANTE dichas presiones, puede desatar las furias
nacionalistas mejicanas» (Caretas [Perú] 28.9.95).
APÉNDICE
poblar(se). 1. ‘Habitar u ocupar [un lugar]’ y ‘llenar(se) [un lugar] de personas o cosas’.
Verbo irregular: se conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26), esto es, diptongan las
formas cuya raíz es tónica: pueblo, pueblas, puebla, etc.; pero no aquellas cuya raíz es átona:
poblamos, pobláis, poblado, etc. No son admisibles, en el habla culta, las formas sin
diptongar cuando la raíz es tónica: poblo, poblas, pobla, etc.
2. Con el sentido de ‘llenar(se)’ se construye normalmente con un complemento encabezado
por de o con: «Los cocteles se pueblan DE rumores» (Vistazo [Ecuad.] 19.6.97); «Juan
Correa es un juglar de la pintura, alguien que ha sabido definir un territorio y poblarlo CON
sus símbolos» (Abc Cult. [Esp.] 15.11.91).
poco -ca. 1. Como adjetivo significa ‘escaso en cantidad, calidad o intensidad’ y, como ocurre
con la mayoría de los cuantificadores indefinidos, va antepuesto al sustantivo, con el que debe
concordar en género y número: «Saqué en limpio pocas cosas» (Hidalgo Azucena [Esp. 1988]);
«Los criollos bebían poco vino» (Olivas Cocina [Perú 1996]). Puede funcionar como
pronombre, designando seres ya mencionados o consabidos: «Tendrás que llevar una
conducta aparentemente en armonía con lo que tú crees que son tus convicciones. Te
quedan pocas» (Benet Saúl [Esp. 1980]); «Pocos sabían su verdadero nombre» (CInfante
Habana [Cuba 1986]). En plural, precedido del indefinido unos, se antepone a nombres
contables, formando la construcción determinativa unos pocos, que significa ‘algunos, no
muchos’: «En la plazuela solo quedaban unos pocos curiosos» (Mendoza Verdad [Esp.
1975]). No debe interponerse la preposición de entre la secuencia unos pocos y el sustantivo
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
254
al que cuantifica: «Cuentan con unos pocos de metros sin asfaltar» (Abc [Esp.] 6.8.89); «Yo
ya me había acostado con él unas pocas de veces» (Quiñones Noches [Esp. 1979]). La
construcción determinativa unos pocos puede funcionar también como pronombre: «Todas
las plantas acuáticas, menos unas pocas, son herbáceas» (Tiscornia Plantas [Arg. 1991]);
en ese caso, sí puede ir seguida de un complemento con de, que expresa el todo del que se
considera solo una parte: «Solo unas pocas de las 34 islas de la laguna están habitadas»
(Vanguardia [Esp.] 18.8.94); «No estaba autorizado a vincularse más que con unos pocos
de los cientos de refugiados españoles que todavía vivían en la URSS» (Brecha [Ur.]
10.1.97).
2. La forma poco funciona también como adverbio, con el significado de ‘menos de lo normal
o necesario’: «¡Qué poco galante es usted, señor fiscal!» (Arroyo Sentencia [C. Rica 1991]);
«Opina mucho y trabaja poco» (Artigas Manual [Chile 1991]). Precedido de un forma la
locución adverbial un poco, que significa ‘algo, no mucho’: «Ella es un poco tímida»
(Santiago Sueño [P. Rico 1996]).
3. La forma poco es también un sustantivo que significa ‘cantidad pequeña’. Se usa precedido
del indefinido un y va normalmente seguido de un complemento encabezado por de, cuyo
núcleo es siempre un sustantivo no contable: «Ahora beba un poco de agua y descanse»
(JmnzEmán Tramas [Ven. 1991]). Es incorrecto hacer concordar el sustantivo poco, que es
siempre masculino, con el género del sustantivo que constituye el núcleo del complemento:

«Agregar la mantequilla y una poca de leche» (Chávez Nutrición [Méx. 1993]); debió
escribirse un poco de leche. Es incorrecto, asimismo, suprimir la preposición de: «Haremos
una poca bechamel clara» (Vanguardia [Esp.] 16.6.95); debió escribirse un poco de bechamel
clara.
4. a poco. Se emplea en México para expresar sorpresa o incredulidad, normalmente en
oraciones interrogativas o exclamativas: «¿A poco crees que los celadores te lo van a decir?»
(Campos Carne [Méx. 1982]).
5. a(l) poco. Con el sentido de ‘poco tiempo después’, es válido el uso de a poco y al poco: «A
poco los perdió de vista» (Montaño Andanzas [Méx. 1995]); «Al poco ya la había perdido de
vista» (Alou Aportación [Esp. 1991]). Normalmente ambas locuciones llevan un
complemento introducido por de, que expresa el momento de referencia: «A poco DE cabalgar
toparon con el cortejo de la reina» (UPietri Visita [Ven. 1990]); «Al poco DE pasar Brunete
reorganizaron la división» (Barnet Gallego [Cuba 1981]). En el habla culta debe evitarse el
uso popular de a poco con el sentido que corresponde a por poco ( 8).
6. de a poco. Locución adverbial que se emplea en los países del Cono Sur en lugar de poco a
poco (‘lentamente’): «¿Y no has pensado en contárselo de a poco, carta a carta?» (Benedetti
Primavera [Ur. 1982]).
7. de poco, de pocas.  8.
8. por poco. Locución adverbial que expresa, seguida de un verbo en presente de indicativo,
que estuvo a punto de suceder lo expresado por el verbo: «En Masaya por poco me comen
vivo» (Prensa [Nic.] 6.5.97); equivale, por tanto, a casi. A veces se le añade un no expletivo
( no, 3), que puede suprimirse sin que se altere el significado de la oración: «Por poco NO
soy devorado por las pirañas» (Nacional [Ven.] 7.1.97), de idéntico sentido que Por poco soy
devorado por las pirañas (‘casi me devoran las pirañas’). No debe confundirse este no
expletivo con el no que antecede de forma obligatoria al verbo para formar enunciados
negativos: «Por poco NO se escribe esta novela» (Alberto Eternidad [Cuba 1992]), esto es,
‘casi no se escribe esta novela’. Se desaconseja el uso del no expletivo, ya que puede generar
ambigüedad en ciertos contextos; así en Por poco no ganó podría entenderse que ‘faltó muy
poco para que no ganara (pero finalmente ganó)’, o bien que ‘faltó muy poco para que ganara
(pero finalmente no ganó)’. En el habla coloquial de México, esta locución va seguida a veces
de un y expletivo: «Le dio un abrazo [...] tan fuerte y afectuoso que por poco Y lo rompe»
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
255
(Leyva Piñata [Méx. 1984]). Con el mismo sentido de por poco existen en el habla popular
otras formas, como a poco, de poco, de pocas y por pocas, cuyo uso se desaconseja en el
habla culta: «¿Cómo se encuentra? Muy bien, bárbaro, a poco no la veo más, pero aquí me
tiene dando guerra» (Merino Novela [Esp. 1987]); «El segundo novillo de poco lo parte en
dos al iniciar la faena de muleta» (País Dig. [Esp.] 27.8.97); «Yeltsin, bautizado al nacer
por un pope ebrio que por pocas le ahoga en la pila bautismal» (Excélsior [Méx.] 21.10.96).
poder. 1. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 46). No es correcta la
forma puédamos, en lugar de podamos, usada en el habla popular de algunas áreas
americanas: «Haz que nos regresen ya nuestras tierras y puédamos empezar a trabajarlas»
(Santander Ramona [Méx. 1981]).
2. Cuando significa ‘vencer o dominar a alguien’, funciona como intransitivo, con un
complemento indirecto o un complemento precedido de con o contra: «A Valente Zaragoza
LE pudo ese desamparo, desvió la mirada» (Vega Marcelina [Méx. 1993]); «Corretja, por
su parte, no pudo CON Boris Becker» (Vanguardia [Esp.] 28.4.95); «Con razón no pudimos
CONTRA ellos» (Purroy Desertor [Ven. 1989]). Pero cuando significa, específicamente, ‘tener
más fuerza que [alguien] o vencer[lo] luchando cuerpo a cuerpo’, es transitivo: A pulsos,
puedo a María > la puedo. También es intransitivo, y se construye con un complemento
precedido de con, cuando significa ‘soportar algo o a alguien, o el peso de algo’: «No puedo
CON Ana María. La quiero mucho y tengo mucho que agradecerle, pero intenta protegerme,
que es algo que no soporto» (Vázquez Vida [Esp. 1976]).
3. poder (ser) que + subjuntivo. Esta construcción, que se da solo en las terceras personas
del singular, expresa posibilidad (‘ser posible que’). En la norma culta española y
americana, cuando el verbo ser está explícito, es posible conjugar el verbo poder en la
mayor parte de los tiempos del indicativo (pudo ser que, podía ser que, podría ser que, ha
podido ser que, etc.): «También pudo ser que el artefacto estallara al golpear el sillón del
limpiabotas» (Mundo [Esp.] 3.4.94); «Podría ser que estuviese muerto» (Araya Luna [Chile
1982]); pero cuando el verbo ser está elidido, el verbo poder solo se comjuga en presente de
indicativo, dando lugar a la expresión puede que, que se comporta en la práctica como una
locución adverbial de sentido análogo a quizá: «Puede que me arrepienta de lo que he
hecho» (VqzFigueroa Taberna [Esp. 1994]); «Puede que tengas razón» (Victoria Casta
[Méx. 1995]); por tanto, en este caso no debe utilizarse el verbo poder en otros tiempos del
indicativo distintos del presente: «Podía que su misión consistiera en estar de licencia en la
ciudad» (Cohen Insomnio [Arg. 1986]). Tampoco es correcto utilizar, en esta construcción,
la forma del presente de subjuntivo pueda, en lugar del indicativo puede: «Pueda ser que
algunos de ellos regresen esta semana» (Hoy [El Salv.] 21.4.97); «Pueda que Greenspan
no esté promocionando el oro directamente» (Nuevo Herald [EE. UU.] 2.3.97). Pudiera ser
que es la única construcción con poder en subjuntivo aceptada en la norma culta, ya que
funciona con igual valor que la forma podría del indicativo: «Pudiera ser que Antón, con
sus preguntas, lo pusiera en aprietos» (Landero Juegos [Esp. 1989]). A veces se usa, con
intención enfática, la construcción redundante poder ser posible, fruto del cruce entre poder
ser y ser posible: «Ver nuevamente ese azoro en la cara de los adultos al mismo tiempo que
murmuran: ¿Pero cómo puede ser posible?» (Puga Forma [Méx. 1987]).
4. no poder (por) menos que o no poder (por) menos de + infinitivo. ‘No poder evitar lo
expresado por el infinitivo’. Tanto en América como en España se emplean no poder menos
que y no poder menos de, aunque en ambas zonas existe hoy una clara preferencia por la
construcción con que: «No pude menos QUE lanzar un chillido estridente» (Edwards
Anfitrión [Chile 1987]); «No pude menos DE entrar en la librería para hojear el volumen»
(Ocampo Testimonios [Arg. 1977]); «No pude menos QUE echarme a reír al oír la última
frase» (Leguina Nombre [Esp. 1992]); «Cuando me negó la ayuda, [...] no pude menos DE
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
256
decirle: Maite, ¿qué te ha hecho la vida que tan resentida estás con ella?» (Palou Carne
[Esp. 1975]). En España se usa también, y es igualmente válida, la variante no poder por
menos: «No pude por menos que soltar una carcajada» (Tomeo Monstruo [Esp. 1985]);
«Alicia no pudo por menos de admirarse» (LTena Renglones [Esp. 1979]).
podredumbre, podrición, podrimiento, podrir(se).  pudrir(se).
poeta -tisa. ‘Persona que escribe poesía’. El femenino tradicional y más usado es poetisa:
«Doctora, periodista y poetisa, fue presidenta de la Liga de Mujeres Albanesas» (Alborch
Malas [Esp. 2002]). Modernamente se utiliza también la forma poeta como común en
cuanto al género (el/la poeta;  GÉNERO2, 1a y 3b): «Sor Juana, la poeta mestiza de
México» (Fuentes Esto [Méx. 2002]).
pólder. ‘Terreno pantanoso ganado al mar’. Su plural es pólderes ( PLURAL, 1g).
polio, poliomelitis.  poliomielitis.
poliomielitis. ‘Enfermedad que provoca atrofia y parálisis muscular’. Es voz femenina: la
poliomielitis. No es correcta la forma poliomelitis. Su acortamiento, polio, es también
femenino: la polio.
poner(se). ‘Colocar(se)’. Verbo irregular: v. conjugación modelo  APÉNDICE 1, n.º 47).
El imperativo singular es pon (tú) y poné (vos), y no pone.
porción. ‘Parte que se segrega de un todo’ y, coloquialmente, en algunas zonas, ‘gran
cantidad o gran número’. Es voz femenina, como su étimo latino: «Le lleva una porción de
helado a la boca» (Souza Mentira [Perú 1998]); «Me enseñó a hacer una porción de cosas»
(Longares Novela [Esp. 1979]). Debe evitarse su uso en masculino, frecuente en el habla
popular: un porción.
poseer. ‘Tener’. Se conjuga como leer 
1, n.º 39). El participio verbal es
poseído, única forma que debe usarse en la formación de los tiempos compuestos y de la voz
pasiva: «Los judíos ortodoxos han poseído desde hace tiempo gran influencia política»
(Yucatán [Méx.] 15.12.97); «Sara es poseída por un malestar terrible» (Arel Jardín [Ur.
1985]). La forma poseso (del part. lat. possessus), considerada tradicionalmente participio
irregular de poseer, es un adjetivo, usado más frecuentemente como sustantivo, que significa
‘[persona] que está poseída por un espíritu’: «La mujer se agita como una posesa»
(Hernández Malditos [Esp. 1995]).
APÉNDICE
poseso -sa.  poseer.
posible. 1. Como adjetivo significa ‘que puede ser o suceder, o que puede realizarse’:
«Corrían rumores de una posible restauración monárquica» (Gironella Hombres [Esp.
1986]); «La única explicación posible de su degradación era el rencor» (GaMárquez Amor
[Col. 1985]). A diferencia de otros adjetivos que denotan posibilidad, facilidad o dificultad,
como imposible, fácil, difícil, etc., posible no admite complementos preposicionales. Son,
pues, incorrectos los usos de posible seguido de un complemento formado por la preposición
de y un infinitivo transitivo sin complemento directo: «No se había perdido simplemente un
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
257
partido posible de ganar» (Clarín [Arg.] 22.3.79); «Por eso el 8% es posible de alcanzar»
(País [Esp.] 1.10.86), usos que, sin embargo, sí son normales con otros adjetivos: imposible
de encontrar, fácil de resolver, difícil de comprender, etc. Es igualmente incorrecto el uso
de posible seguido de un complemento formado por de y un infinitivo en forma pasiva, ya
que el adjetivo que designa la posibilidad pasiva de recibir una acción es susceptible (
susceptible), y no posible: «Solo entre el 2 y el 3% de todo ese volumen está constituido
por agua dulce, es decir, agua posible de ser utilizada por el hombre» (Butteler Ecología
[Perú 1996]); aquí debió decirse susceptible de ser utilizada. Naturalmente, tampoco es
correcto si, en lugar de un infinitivo, aparece un nombre de acción: «Anaheim posee una
pequeña terminal de trenes, lo que la hacía posible de elección por parte de la feria, que
solo podía trasladarse [...] a través de la red ferroviaria» (Najenson Memorias [Arg.
1991]); también aquí debió decirse susceptible de elección.
2. lo más, lo menos + adjetivo + posible. En estructuras comparativas del tipo lo más sano
posible, lo menos escandaloso posible, etc., posible debe permanecer invariable aunque el
adjetivo que lo preceda vaya en plural, pues, en realidad, posible está modificando a la
secuencia neutra lo más o lo menos: «Los alimentos del mar deben consumirse lo más
frescos posible» (Huneeus Cocina [Chile 1989]) (= frescos lo más posible); «Debemos
elaborar procedimientos que sean lo menos costosos y lo más eficaces posible»
(Becoña/Palomares/García Tabaco [Esp. 1994]) (= costosos lo menos posible y eficaces lo
más posible). Por el contrario, si, en estructuras similares, lo que precede a más o a menos
no es el artículo neutro lo, sino un sustantivo, posible debe concordar en número con dicho
sustantivo, pues es a este al que modifica: «Deben tomarse las medidas más rigurosas
posibles» (Tiempo [Esp.] 26.3.90) (= las medidas más rigurosas que existan); «Lo ha
escuchado referirse a Schimpanski en los términos más duros posibles» (Volpi Klingsor
[Méx. 1999]) (= en los términos más duros que existen).
posponer. ‘Colocar [a una persona o cosa] después de otra’ y ‘no hacer [algo] con idea de
realizarlo después’. Verbo irregular: se conjuga como poner 
imperativo singular es pospón (tú) y posponé (vos), y no pospone.
APÉNDICE
1, n.º 47). El
preconcebir. ‘Pensar o concebir de antemano [un plan o una idea]’. Verbo irregular: se
conjuga como pedir  APÉNDICE 1, n.º 45).
predecir. ‘Anunciar con antelación [algo que ha de suceder]’. Verbo irregular: se conjuga
como decir  APÉNDICE 1, n.º 28), salvo en la segunda persona del singular del imperativo
no voseante, cuya forma es predice (tú), y no predí. En el futuro simple o futuro de
indicativo y en el condicional simple o pospretérito, son posibles tanto las formas irregulares
como las regulares, con uso mayoritario hoy de estas últimas: predeciré o, raro, prediré,
predecirás o, raro, predirás, etc.; predeciría o, raro, prediría, predecirías o, raro, predirías,
etc. El participio es predicho, no predecido.
predisponer(se). 1. ‘Preparar(se) o disponer(se) anticipadamente para algo’ e ‘influir en el
ánimo [de una persona] a favor o en contra de alguien o algo’. Verbo irregular: se conjuga
como poner  APÉNDICE 1, n.º 47). El imperativo singular es predispón (tú) y predisponé
(vos), y no predispone.
2. Con el primer sentido indicado, se construye con un complemento introducido por a o,
menos frecuentemente, para: «Se predispuso A estar solícitamente a su lado» (Ducoudray
Ojos [C. Rica 1992]); «La gangrena predispone [...] A la perforación vesicular» (Pineda
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
258
Piedras [Esp. 1991]); «Justificaba entonces haber huido instintivamente de él o haberlo
predispuesto PARA el fracaso» (Contreras Nadador [Chile 1995]).
preescribir, preescripción, preescriptible.  prescribir.

prender(se). 1. ‘Apresar o capturar [a alguien]’, ‘sujetar(se) o enganchar(se)’ y
‘encender(se)’. El participio verbal es prendido, y esta es la forma que debe usarse hoy en la
formación de los tiempos compuestos y de la voz pasiva en todas sus acepciones, incluida la
de ‘apresar’: «¿Por qué nos han prendido a mi hija y a mí?» (Miras Brujas [Esp. 1978]);
«Al caer la Policía sobre los conjurados, O‘Donojú salió de Madrid, fue prendido en Jaén y
se le formó Consejo de Guerra» (OArmengol Aviraneta [Esp. 1994]).
2. Para el uso de preso, antiguo participio de prender,  preso, sa.
prescribir. 1. Como transitivo, ‘preceptuar u ordenar [algo]’: «Sus pasos [...] conservaban
la especial elasticidad casi automática que prescribían los reglamentos militares» (Gasulla
Culminación [Arg. 1975]); y como intransitivo, dicho de un derecho, de una acción o de una
responsabilidad, ‘extinguirse’: «Cuando [...] prescribiese el delito, se reunirían» (Landero
Juegos [Esp. 1989]). Solo es irregular en el participio, que tiene dos formas: prescrito y
prescripto. La forma usada en la mayor parte del mundo hispánico es prescrito; pero en
algunas zonas de América, especialmente en la Argentina y el Uruguay, sigue en pleno uso
la grafía etimológica prescripto ( p, 6): «El tratamiento fisioterápico, en general, debe ser
prescripto por el médico» (Cibeira Parálisis [Arg. 1991]). Sin embargo, el adjetivo derivado
prescriptible conserva la -p- en todo el ámbito hispánico.
2. El sustantivo que corresponde a prescribir es prescripción: «El tío se retiró contra su
voluntad, por prescripción médica» (GaMárquez Amor [Col. 1985]); «Un alto porcentaje de
esos juicios, terminan por prescripción de la acción penal o por absolución» (Medina
Doctrina [Ven. 1984]). Ni el sustantivo prescripción ni el verbo prescribir deben
confundirse con proscripción y proscribir (‘prohibir’ y ‘declarar [a alguien] fuera de la ley’;
 proscribir).
3. No es correcto escribir este verbo y sus derivados con -ee-: preescribir, preescripción,

preescriptible.
prescripción.  prescribir, 2.
presente. En las construcciones hacer presente (‘comunicar [algo] a alguien’) y tener
presente (‘conservar [algo o a alguien] en la memoria o tomar[lo] en consideración’), el
adjetivo presente debe concordar en número con el sustantivo al que se refiere, es decir, con
el complemento directo de hacer y tener: «Es creciente la habilitación de las
organizaciones de masas para hacer presentes sus demandas y aspiraciones» (Vuskovic
Crisis [Chile 1990]); «Tengo presente con claridad la cena de aquella noche» (Cebrián
Rusa [Esp. 1986]); «Ya Menéndez Pidal insistió en la necesidad de tener presentes los
diferentes grupos cristianos» (Marías España [Esp. 1985]). No es correcto considerar
presente como un adjetivo invariable en estas construcciones: «López Mateos siempre tuvo
presente los valores históricos» (Excélsior [Méx.] 23.9.96).
presentir. ‘Intuir’. Verbo irregular: se conjuga como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
presidenta.  presidente.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
259
presidente. ‘Persona que preside algo’ y, en una república, ‘jefe del Estado’. Por su
terminación, puede funcionar como común en cuanto al género (el/la presidente; 
GÉNERO, 1a y 3c): «La designación de la presidente interina logró aplacar la tensión»
(Clarín [Arg.] 10.2.97); pero el uso mayoritario ha consolidado el femenino específico
presidenta: «Tatiana, la presidenta del Comité, no le dejaba el menor espacio» (ÁlvzGil
Naufragios [Cuba 2002]). Sobre su escritura con mayúscula o minúscula inicial,
MAYÚSCULAS, 3.2.31 y 5.9.
preso -sa. 1. La forma preso (del part. lat. prensus), considerada tradicionalmente participio
irregular de prender, es hoy un adjetivo, usado más frecuentemente como sustantivo, que
significa ‘prisionero o cautivo’: «Alain no está preso sólo por lo del robo» (Quintero
Esperando [Cuba 1996]); «Allí siempre había unas cuantas mujeres presas» (Palou Carne
[Esp. 1975]); «Para un preso la fuga es una meta común» (Tomás Orilla [Esp. 1984]). No
obstante, en la voz pasiva quedan aún restos del antiguo uso de preso como participio verbal
de prender (‘apresar’): «Vuelto a Persia, fue preso y murió en suplicio» (Marías Filosofía
[Esp. 1941-70]); en este caso, es más recomendable el uso del participio regular prendido
( prender(se), 1).
2. preso, sa de + sustantivo. El antiguo participio de prender se usa a menudo hoy, seguido
de un complemento agente introducido por de, con el sentido figurado de ‘atrapado o
dominado por algo, especialmente por una pasión o un sentimiento’: «Presos de un ataque
de risa, se revolcaron por el lecho hasta que la hilaridad los dejó exhaustos» (Azancot
Amores [Esp. 1990]); «Todos sus aliados vivían presos del mismo terror» (Moix Sueño
[Esp. 1986]). Esta construcción figurada es herencia del español medieval y clásico, en el
que preso funcionaba normalmente como participio de prender (‘atrapar’): «Los jouens
homnes de la çibdat tanto son presos de su beltat / Que todos ffazíen con ella ssu voluntat»
(Anónimo Egipcíaca [Esp. 1215]); «Aquellos malos viejos, cuando fueron presos del amor
de Susana» (Cabrera Consideraciones [Esp. 1598]). El participio, en estos casos, debe
concordar en género y número con el sustantivo al que se refiere. Ahora bien, ya en el siglo
XVI se documenta el uso de la expresión (ser) presa de + sustantivo con el mismo sentido de
‘(ser) atrapado o dominado por lo que expresa dicho sustantivo’; en esta construcción la
palabra presa es el sustantivo femenino que significa ‘animal que es o puede ser cazado’; al
ser presa un sustantivo epiceno ( GÉNERO, ¿), puede referirse tanto a un sujeto masculino
como femenino; en el habla más culta, se usa normalmente en singular, aunque su referente
sea plural, al considerarse el conjunto de individuos al que va referido como si fuera una
unidad, esto es, como una sola presa: «Todos somos presa de la muerte» (Gracián Agudeza
[Esp. 1642]). Esta construcción se generaliza en el siglo XX: «Andrés, presa de una
impaciencia mortal, consultaba al médico a cada momento» (Baroja Árbol [Esp. 1911]);
«Los estudiantes que acompañaban a sus familiares eran presa del más completo
desconcierto» (Velasco Regina [Méx. 1987]). Aunque es menos frecuente, resulta también
posible hacer concordar el sustantivo presa con el sujeto plural, considerando, en ese caso,
que cada uno de los individuos a los que va referido constituye una presa: «Los contagiados
empezaban a tiritar con un frío de lápida en los huesos y a poco eran presas del estupor»
(Allende Casa [Chile 1982]). En resumen, tanto la construcción con participio concordado
preso(s) del pánico, referido a hombre(s); presa(s) del pánico, referido a mujer(es)
como la construcción con el sustantivo femenino presa, singular o plural presa(s) del
pánico, referido tanto a hombres como a mujeres son válidas y tienen justificación desde
el punto de vista lingüístico.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
260
presuponer. ‘Dar [algo] por sentado’. Verbo irregular: se conjuga como poner 
1, n.º 47). El imperativo singular es presupón (tú) y presuponé (vos), y no
presupone.
APÉNDICE

preterir. ‘Postergar’. Verbo irregular: se conjuga como pedir 
APÉNDICE 1, n.º 45). Es
verbo defectivo que solo se emplea en aquellas formas cuya desinencia empieza por i, y casi
exclusivamente en infinitivo y, sobre todo, en participio: ««En España sigue rigiendo la Ley
de Propiedad intelectual de 10 de enero de 1879, que olvidó o pretirió adrede la
especialidad de las cartas» (Llanos Discurso [Esp. 1945]); «Yo, muriéndome sin compasión
en este asilo de ancianos y de locos, preterida y olvidada de los hombres» (Romero
Declaración [Ven. 1988]).
prevalecer. 1. ‘Imponerse o triunfar una persona o cosa sobre otra’. Verbo irregular: se
conjuga como agradecer  APÉNDICE 1, n.º 18). Se construye normalmente con un
complemento precedido de sobre: «¿Su circunstancia personal debe prevalecer de todos
modos SOBRE el interés nacional?» (Mundo [Esp.] 3.3.96).
2. El adjetivo correspondiente es prevaleciente (‘que prevalece’): «La política prevaleciente
en la segunda mitad del siglo fue otorgar títulos a quienes pudieran ofrecer garantía de
desarrollo agrario» (Picó Filo [P. Rico 1993]). Con este mismo significado se usa también
el adjetivo prevalente, que deriva de prevaler, sinónimo, hoy poco usado, de prevalecer (
prevaler(se), 2).
prevaleciente.  prevalecer, 2.
prevalente.  prevaler(se), 2.
prevaler(se). 1. ‘Prevalecer’ y, como pronominal, ‘valerse de algo que supone una ventaja’.
Verbo irregular: se conjuga como valer  APÉNDICE 1, n.º 59). Con el segundo sentido
indicado, el más frecuente, se construye con de: «La buena mujer era charlatana [...] y se
prevalía DE la inmovilidad a que condenaba a sus clientes» (Mendoza Verdad [Esp. 1975]).
2. El adjetivo correspondiente es prevalente (‘que prevalece’): «Existen antiguas
inscripciones [...] que ofrecen testimonios acerca de la visión del mundo y el pensamiento
religioso prevalentes entre los pueblos prehispánicos de idioma náhuatl» (LPortilla
Pensamiento [Méx. 1992]). Además de este significado, que comparte con prevaleciente,
derivado de prevalecer ( prevalecer, 2), la voz prevalente se emplea, en el lenguaje
médico, para referirse a las patologías que presentan mayor prevalencia, esto es, mayor
número de casos detectados: «La incontinencia urinaria es prevalente entre las mujeres
ancianas» (Rapado Salud [Esp. 1999]).
preveer  prever.

prevenir(se). 1. ‘Preparar(se) o disponer(se) para un fin’, ‘precaver(se) o defender(se) de
un daño’, ‘prever [un daño]’, ‘advertir con antelación a alguien de algo’ y, dicho de un
reglamento, ‘establecer u ordenar [algo]’. Verbo irregular: se conjuga como venir 
APÉNDICE 1, n.º 60). El imperativo singular es prevén (tú) y prevení (vos), y no previene.
2. Cuando significa ‘advertir’ admite dos construcciones, ambas válidas:
a) La persona advertida se expresa mediante un complemento directo y la advertencia
mediante un complemento preposicional introducido normalmente por de, sobre o contra:
«Es verdad, me previniste DE todo esto» (VLlosa Loco [Perú 1993]); «Su certero instinto de
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
261
mujer la previno SOBRE la naturaleza del impulso emotivo que gobernaba aquel arrebato»
(Rubín Rezagados [Méx. 1991]); «Mi madre me previno CONTRA ti» (Ortega Invitados [Esp.
1996]). El término de la preposición puede ser una oración subordinada introducida por que:
«Los mozos fueron prevenidos DE QUE, por el momento, la Ruby se atenía a un enigmático
sistema que exigía poco trago y escasa comida» (Donoso Elefantes [Chile 1995]). No es
correcto, en estos casos, suprimir la preposición de ( QUEÍSMO): «La pieza siguiente
saqué a la tía Julia y la previne QUE no sabía bailar» (VLlosa Tía [Perú 1977]); aquí debió
decirse la previne DE QUE o ( b) le previne QUE.
b) La advertencia se expresa mediante un complemento directo: «Nada previene la
proximidad de baches» (Nueva Provincia [Arg.] 22.4.97). Esta construcción es la más
frecuente cuando la advertencia se expresa mediante una oración subordinada introducida
por la conjunción que; en este caso, el complemento que designa la persona advertida es
indirecto: «LE previne QUE yo no sabía bailar» (Borges Libro [Arg. 1975]). En estos casos,
es incorrecto anteponer de a la conjunción que ( DEQUEÍSMO): Le previne [a ella] DE QUE
yo no sabía bailar.
3. No debe confundirse con provenir (‘proceder’;  provenir).
prever. ‘Ver [algo] con anticipación’, ‘conjeturar [algo futuro]’ y ‘disponer [lo necesario]
para futuras contingencias’. Verbo irregular: se conjuga como ver  APÉNDICE 1, n.º 61):
«Piensan que quien está por morir prevé lo futuro» (Borges Libro [Arg. 1975]). Es
incorrecta la grafía preveer, debida al cruce con proveer (‘suministrar’;  proveer(se)),
cuyo modelo es leer; por tanto, son incorrectas formas como prevee, preveyó,

preveyendo, etc., en lugar de prevé, previó, previendo, etc.: «Un hombre que prevee su
muerte con 10 años de anticipación y no cumple, no es serio» (Nacional [Ven.] 12.1.97).
prez. 1. ‘Honor, estima o consideración que se gana por una acción gloriosa’. Voz arcaica
cuyo uso actual es exclusivamente literario. Era originariamente un sustantivo masculino,
como precio, con el que comparte étimo latino. Posteriormente, quizá por influjo de
sinónimos como honra o fama, o de preces ( 2), comenzó a emplearse también en
femenino y hoy se considera válido su uso en ambos géneros: «En él se iba a restaurar todo
el prez del famoso rey Artus» (MndzPidal Poesía [Esp. 1924-57]); «Ganándose así la prez
de maestro de cantería eminente» (GmzMoreno Águilas [Esp. 1941]).
2. Se usa raramente como singular del sustantivo femenino plural preces (‘rezos u
oraciones’ y ‘ruegos o súplicas’): «Para escuchar al término del rosario la breve prez, la
invariable fórmula, por la bienaventuranza de su madre» (Benet Saúl [Esp. 1980]).
principianta.  principiante.
principiante. Como adjetivo (‘que principia o comienza’), tiene una sola terminación,
válida para ambos géneros: actor/actriz principiante. Consecuentemente, como sustantivo,
con el sentido de ‘persona que empieza a aprender o ejercer un oficio o profesión’, es común
en cuanto al género (el/la principiante;  GÉNERO, 1a y 3c): «Todo lo hace
desmañadamente, equivocándose, como una principiante» (Nieva Corazón [Esp. 1989]).
Existe también el femenino principianta, más propio del habla coloquial o popular, poco
usado en el nivel culto.
pringue. ‘Grasa que sueltan determinados alimentos sometidos al fuego’ y ‘sustancia o
suciedad grasienta y pegajosa’. Es válido su uso en ambos géneros: el/la pringue.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
262
probar(se). 1. Como transitivo, ‘someter [algo o a alguien] a prueba’, ‘demostrar la verdad
[de algo]’, ‘saborear una pequeña cantidad de [alimento] para conocer su sabor’ y ‘poner(se)
[una prenda de ropa] para ver cómo sienta’; como intransitivo, ( 2). Verbo irregular: se
conjuga como contar  APÉNDICE 1, n.º 26).
2. probar a + infinitivo. ‘Intentar hacer algo, o hacerlo para ver si da los frutos deseados’:
«Los hombres prueban A imitarlo» (Molina Abrazos [Esp. 1984]); «Desmonto una larga
frase oxidada y pruebo A montarla al revés: ya no chirría, pero ya no dice lo mismo»
(Marsé Muchacha [Esp. 1978]). No debe suprimirse, en estos casos, la preposición a:

«Cuando vuelva a Argentina probaré hacer seviche con pejes reyes» (Che/Granado Viaje
[Arg. 1992]). No es propio de la norma culta del español usar de en lugar de a: «El otro día
[...] se me ocurrió hacerles una propuesta [a mis lectores]: prueben DE leer las manos dos
veces» (Clarín [Arg.] 2.2.79).
PROCLÍTICOS.  ACENTO2, 1.1b y PRONOMBRES PERSONALES ÁTONOS.
producir(se). ‘Originar(se)’, ‘elaborar o crear’ y ‘dar [algo] como fruto’. Verbo irregular:
se conjuga como conducir  APÉNDICE 1, n.º 24).
proferir. ‘Decir [palabras, especialmente si son violentas]’. Verbo irregular: se conjuga
como sentir  APÉNDICE 1, n.º 53).
profeta -tisa. ‘Persona que posee el don de predecir hechos futuros’. El femenino es
profetisa: «¿Era una vidente, una profetisa?» (Donoso Elefantes [Chile 1995]). No es
normal su empleo como común en cuanto al género ( GÉNERO, 1a y 3b): la profeta.
prójimo -ma. 1. Como sustantivo masculino (el prójimo), significa ‘persona próxima, que
por pertenecer al género humano debe ser objeto de caridad y solidaridad’: «Así lo hacen los
que por amor se sacrifican en aras del bien de sus prójimos» (Laín Descargo [Esp. 1976]).
Se emplea muy a menudo en singular, con sentido genérico: «La libertad consiste en querer
para el prójimo todo el bien que queremos para nosotros mismos» (Asenjo Días [Esp.
1982]).
2. Con el sentido de ‘individuo’, a menudo con matiz despectivo, y de ‘cónyuge’, se usan
coloquialmente el masculino prójimo y el femenino prójima, dependiendo del sexo del
referente: «El Aventurero se fijó en el del bombardino, un prójimo de su estatura» (Sánchez
Héroe [Col. 1988]); «Me costaba creer que aquella prójima pudiera ser una tentación»
(Egido Corazón [Esp. 1995]); «Son viudos de buen ver que, tras la defunción de su prójima,
se tienen que hacer cargo [...] de su prole huérfana» (Mundo [Esp.] 5.10.95).
3. No debe usarse como adjetivo, con el sentido de ‘cercano’, empleo que corresponde al
adjetivo próximo: una persona próxima, no una persona prójima.
promover. ‘Impulsar [algo], procurando su logro’ y ‘elevar [a alguien] a un cargo superior’.
Verbo irregular: se conjuga como mover  APÉNDICE 1, n.º 41).
PRONOMBRES PERSONALES ÁTONOS. 1. Formas. Los pronombres personales, que son
los que hacen referencia a las tres personas gramaticales primera: la persona que habla;
segunda: la persona a quien se habla; y tercera: la que se refiere a cualquier otra persona o
cosa, tienen formas tónicas (las que funcionan como sujeto o como término de
preposición: yo, tú/vos, él, mí, ti, sí, etc.) y formas átonas (las que funcionan como
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
263
complemento verbal no preposicional o como formante de los verbos pronominales: me, te,
lo, la, le, se, etc.). Estas últimas, precisamente por su carácter átono, se pronuncian
necesariamente ligadas al verbo, con el que forman una unidad acentual; estos pronombres
carentes de independencia fónica se denominan, en general, clíticos ( ACENTO2, 1.1b):
cuando anteceden al verbo (ME encanta; LO dijo; SE fue) se llaman proclíticos; cuando
siguen al verbo (ayúdaME, díSELO, veTE) se llaman enclíticos. A continuación se ofrece un
cuadro con sus formas:
FORMAS DE LOS PRONOMBRES PERSONALES ÁTONOS
singular
plural
1.ª pers.
me
nos
2.ª pers.
te
os*
masc.
compl.
directo fem.
neutro
3.ª pers.
compl. indirecto
forma reflexiva
lo
(también le;  LEÍSMO, 2)
la
lo
le
(o se ante otro pron.
átono;  se, 1a)
se
los
las

les
(o se ante otro pron.
átono;  se, 1a)
*
En América, en Canarias y en parte de Andalucía, no se usa el pronombre personal vosotros para la segunda persona del
plural. En su lugar se emplea ustedes, que en esas zonas sirve tanto de tratamiento de confianza como de respeto. Por lo
tanto, los pronombres personales átonos de segunda persona de plural que se utilizan en esas zonas son los que
corresponden, gramaticalmente, a la tercera lo(s), la(s) y le(s): A ustedes, niños, LOS espero en casa (frente a A
vosotros, niños, OS espero en casa).
Como se ve en el cuadro, en las formas de primera y segunda persona solo se distingue entre
singular y plural, y no existe una forma reflexiva específica: ME gusta el cine (no reflexivo)
/ ME peino (reflexivo). En la tercera persona existen formas distintas según el género, el
número y la función sintáctica, así como una forma reflexiva específica, se ( se, 1b, c y d),
invariable en género y número: LES gusta el cine (no reflexivo) / SE peinan (reflexivo). La
forma neutra lo se emplea cuando el antecedente es un pronombre neutro (esto, eso,
aquello), toda una oración o el atributo en una oración copulativa: Que no quieras ir, LO
comprendo; ¿Eran guapas? Sí, LO eran.
2. Ortografía de las formas verbales con clíticos. Por tratarse de formas átonas ligadas al
verbo, los clíticos deben aparecer inmediatamente antepuestos o inmediatamente pospuestos
a este ( 3). Cuando van antepuestos (proclíticos), se escriben como palabras
independientes: TE LO dije. Cuando van pospuestos (enclíticos), se escriben necesariamente
soldados: DíMELO. En este último caso, se producen en determinadas situaciones ciertas
alteraciones fónicas que tienen reflejo en la escritura:
a) Delante del enclítico nos se pierde obligatoriamente la -s de la primera persona del plural
del subjuntivo usado con valor de imperativo (subjuntivo exhortativo); así, dejemos + nos =
dejémonos (no dejémosnos): «Dejémonos de cuentos» (LpzNavarro Clásicos [Chile 1996]).
b) Si se añade el pronombre se a una forma verbal terminada en -s lo que sucede cuando
la primera persona del plural del subjuntivo exhortativo lleva un segundo enclítico, las
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
264
dos eses resultantes se reducen a una sola; así, pongamos + se + lo = pongámoselo (no

pongámosselo): Pongámoselo fácil.
Pero no se produce reducción si se añade nos a una forma verbal terminada en -n, lo que
sucede en los casos en que este pronombre se une a la segunda persona del plural ustedes del
subjuntivo exhortativo; en este caso se mantiene la -nn- por resultar distintiva con respecto a
la segunda persona del singular usted; así, digan + nos = dígannos: Dígannos [ustedes] la
verdad, frente a Díganos [usted] la verdad.
c) Cuando se añade se a una forma verbal terminada en -n, no debe trasladarse ni repetirse
esta letra al final del conjunto formado por el verbo y el enclítico; así, sienten + se =
siéntense (no siéntesen ni siéntensen). Es error propio del habla popular, como ilustra esta
cita: «―¿Qué prisa tienen? ¡Siéntensen!‖. Se decía siempre siéntensen, que luego me han
dicho que está muy mal dicho» (Zamora Traque [Esp. 1972]). Esta -n se añade también, en
registros muy vulgares, al infinitivo empleado incorrectamente como imperativo: Irsen, en
lugar de Váyanse; o a infinitivos cuyo sujeto es plural: «¿Y tienen cara d‘irsen sin probame
los cháncharos?» (Carrasquilla Tiempos [Col. 1935-36]).
d) La segunda persona del plural del imperativo vosotros pierde la -d final cuando se le
añade el enclítico os; así, estad + os = estaos (y no estados): Estaos quietos. Es excepción
la forma idos, imperativo poco usado de irse ( ir(se), 1): «Nada comprendéis. ¡Idos
Juana, Inés, Marina...! ¡idos todas!» (Arrau Digo [Chile 1981]).
e) Se pierde la -s final del verbo en los casos hoy raros y propios únicamente de la lengua
escrita en que una forma verbal de primera persona del plural va seguida del pronombre
os: suplicamos + os = suplicámoos, y no suplicamosos.
3. Colocación de los clíticos con respecto al verbo. La colocación del pronombre átono
delante o detrás del verbo no es libre, sino que está sometida a ciertas reglas, que han ido
variando con el tiempo. Estas son las normas por las que se rige hoy la colocación de los
clíticos en el español general culto:
a) Los clíticos se anteponen, en el uso corriente, a las formas simples de indicativo: TE LO
advierto: ME voy. En la lengua escrita, generalmente a principio de oración o después de
pausa, aparecen a veces pospuestos: «Como si adivinara mi pensamiento, díjoME al punto:
―La verdad es desnuda‖» (RBastos Vigilia [Par. 1992]); la expresión adquiere entonces un
tono arcaizante, que solo está justificado si la intención es recrear el lenguaje de épocas
pasadas. El uso pospuesto es asimismo un rasgo dialectal propio de determinadas zonas del
noroeste de España: VoyME enseguida; MarchoSE hace rato. La posposición de los clíticos
es imposible cuando el verbo va en forma negativa: *No díjoMELO.
b) Los clíticos se anteponen también a las formas simples del subjuntivo, tanto a las
independientes: Ojalá LE concedan el premio; Quizá LO consiga; como a las que dependen
de otro verbo (explícito o implícito): Espero que TE LO pienses; Que TE vaya bien.
c) Los clíticos se posponen a las formas de imperativo y a las del subjuntivo exhortativo
afirmativo: HazLO; PonéTELO; DíganNOSLO; HágaSE la luz. Es vulgar anteponer los clíticos
al subjuntivo exhortativo cuando este no depende de otro verbo: «¡SE callen, carajo, no es
hora de conversa!» (FnGómez Viaje [Esp. 1985]); debe decirse cállenSE. Sin embargo, la
anteposición es obligada cuando el subjuntivo va en forma negativa o depende de otro verbo
(explícito o implícito): No LO hagan; LES ordeno que se callen; Que SE vayan ahora mismo.
d) Los clíticos se posponen a las formas simples de infinitivo y de gerundio: Al mirarLO,
sonrió; No conseguirás nada regañándoME. Pero si el infinitivo o el gerundio forman parte
de una perífrasis verbal, en la mayor parte de los casos los clíticos pueden aparecer también
antepuestos al verbo auxiliar de la perífrasis, que es el que aparece en forma personal: Debo
hacerLO / LO debo hacer; Tienes que llevárSELO / SE LO tienes que llevar; Vais a
arrepentirOS / OS vais a arrepentir; Siempre está quejándoSE / Siempre SE está quejando;
Siguió explicándoMELO / ME LO siguió explicando.
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
265
La anteposición de los clíticos no es posible cuando el verbo auxiliar de la perífrasis es
impersonal: Hay que pedírSELO (no *SE LO hay que pedir); o si el verbo en forma no
personal es el sujeto oracional pospuesto de verbos como parecer, importar, convenir, etc.:
Parecía entenderLO (no *LO parecía entender); Conviene intentarLO (no *LO conviene
intentar); Importa denunciarLO (no *LO importa denunciar). Tampoco parece ser normal la
anteposición de clíticos con verbos que expresan creencia, temor, deseo, preferencia o
conocimiento, como creer, temer, desear, preferir, negar, afirmar, entre otros: Cree
haberLO guardado (más normal que LO cree haber guardado); Prefiero ignorarTE (más
normal que TE prefiero ignorar); Deseo irME (más normal que ME deseo ir); Negó saberLO
(más normal que LO negó saber), etc.
e) Lo dicho para las formas simples es válido también para las compuestas, teniendo en
cuenta que la posposición o anteposición de los pronombres átonos se da siempre con
respecto al auxiliar haber, dado que el participio, como norma general, no admite enclíticos
( f); así, los pronombres átonos se anteponen al auxiliar en las formas compuestas de
indicativo y de subjuntivo: ME LO he imaginado; ¿SE habrá terminado la película?; Ojalá
SE LO hayan concedido (únicamente pervive el uso pospuesto en expresiones lexicalizadas,
como ¡HabraSE visto!); y se posponen en los infinitivos y gerundios compuestos: Por
haberLO terminado, recibirás un premio; Se fue habiéndoNOS dicho lo que quería. Cuando
el infinitivo compuesto forma parte de una perífrasis o depende de otro verbo con su mismo
sujeto, los pronombres pueden posponerse al auxiliar haber o anteponerse al verbo
conjugado, salvo en los mismos casos señalados para las formas simples ( d): Tenías que
habérMELO dicho / ME LO tenías que haber dicho; Había que haberLO previsto (pero no *LO
había que haber previsto); Convenía habérSELO dicho (pero no *SE LO convenía haber
dicho).
f) En el español actual, el participio no admite con normalidad la agregación de pronombres
enclíticos; por ello, deben evitarse hoy usos como Había prometídoLE su apoyo, en lugar
del normal LE había prometido su apoyo. Más forzado aún resulta el uso de enclíticos con
participios en función adjetiva que sustituyen a oraciones de relativo, como en El accidente
ocurrídoLE ayer, en lugar de El accidente que le ocurrió ayer. Solo es admisible la
agregación de enclíticos a un participio cuando aparece en coordinación con otro y no se
repite el auxiliar: «Y después de haber adorado a Dios y dádoLE gracias, se sentaron»
(Somers Retrato [Ur. 1990]).
4. Orden de las secuencias de clíticos. Un mismo verbo puede llevar dos y hasta tres
pronombres clíticos, que se anteponen o posponen al verbo siempre en bloque, no pudiendo
anteponerse unos y posponerse otros. El orden no es libre y se somete, básicamente, a la
regla que establece que los pronombres de segunda persona preceden a los de primera y
estos a los de tercera, salvo a la forma se, que precede a todas las demás (se + 2.ª pers. + 1.ª
pers. + 3.ª pers.): «Ay, Dios, que TE ME LO llevaste cuando más falta me hacía» (Ayerra
Lucha [Esp. 1984]); «Cualquiera SE TE LA llevará delante de las narices» (Aub Calle [Esp.
1961]); no son correctas, por tanto, secuencias como me se o te se, propias del habla
popular: «No ME SE haga el pendejo, Balbicito, no me cojudee» (Bayly Días [Perú 1996]).
5. Duplicación de complementos: coaparición del clítico y el complemento tónico. En
español, los pronombres átonos aparecen a menudo dentro de la misma oración junto con el
complemento tónico al que se refieren: ME dijo A MÍ que me callara; LO sabe TODO. La
duplicación del complemento indirecto a través del pronombre átono es siempre posible y,
en algunos casos, obligatoria, mientras que la del complemento directo está sujeta a muchas
más restricciones. En el español general culto la coaparición del pronombre átono y el
complemento tónico responde a las pautas siguientes:
5.1. Si el complemento tónico es también un pronombre personal, la coaparición del
pronombre átono es obligatoria, tanto si el complemento es directo como indirecto: ME
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS
266
castigaron a MÍ; A TI TE dieron el premio (no *Castigaron a mí; *A ti dieron el premio).
Aunque son posibles, en estos casos, oraciones idénticas sin el complemento tónico (Me
castigaron; Te dieron el premio), existen diferencias expresivas de importancia entre ambas
posibilidades: la presencia del complemento tónico denota un propósito de contraste o
discriminación, ausente de la oración en la que solo aparece el pronombre átono; así en Me
castigaron a mí, frente a Me castigaron, se subraya el hecho de que ha sido solo a mí, y no a
otros igualmente merecedores de ello o más culpables que yo, a quien se ha castigado.
5.2. Si el complemento tónico no es un pronombre personal y aparece antepuesto al verbo,
también es obligatoria la coaparición del pronombre átono, tanto si el complemento es
directo como indirecto: A TU HERMANO LO vi en el cine (no *A tu hermano vi en el cine), LA
TARTA LA llevo yo (no *La tarta llevo yo); A MI MADRE LE he dicho la verdad (no *A mi madre
he dicho la verdad); A JUAN LE han denegado la beca (no *A Juan han denegado la beca).
Pero si el complemento tónico aparece pospuesto al verbo, las condiciones para la
coaparición del pronombre átono son diferentes según que el complemento sea directo o
indirecto:
a) En el caso del complemento indirecto, la coaparición del pronombre átono es
normalmente opcional y suele ser lo más habitual, especialmente en la lengua oral: No (LES)
da importancia A LOS PROBLEMAS; (LES) he contado nuestro secreto A UNOS AMIGOS; (LE) han
denegado la beca A JUAN; (LE) he dicho la verdad A MI MADRE. E incluso hay verbos, como
gustar, encantar y sinónimos, que exigen la presencia del pronombre átono junto con el
complemento tónico: ¿LE gustan A TU HERMANA los bombones? (y no *¿Gustan a tu
hermana los bombones?). En general, suele ser necesaria la duplicación en los verbos cuyo
complemento indirecto designa, no al destinatario de la acción, sino al que la experimenta,
como ocurre con los llamados verbos de «afección» (psíquica o física), como molestar,
divertir, interesar, cansar, etc., y con muchos otros, como parecer, resultar, convenir, etc.:
LE molestó A TU PADRE que no vinieras; LE ha cansado A LA ABUELA el paseo; LE pareció
bien AL JEFE nuestro plan; No LE conviene AL NIÑO comer tantos dulces. No obstante, cuando
el complemento indirecto son los cuantificadores universales todo, nadie o similares, la
presencia del pronombre átono no resulta siempre necesaria: Su decisión no (LE) gustó A
TODO EL MUNDO; Sus palabras no (LE) molestaron A NADIE; (LES) cansó A TODOS con su
discurso.
b) En el español general, el complemento directo tónico pospuesto al verbo no suele admitir
la coaparición del pronombre átono, salvo que se trate también de un pronombre personal,
caso en el que es obligada ( 5.1). Solo es normal la duplicación en todo el ámbito
hispánico cuando el complemento directo tónico es el pronombre todo: LO sé TODO; (LAS)
conozco A TODAS; cuando, con referente animado, el complemento directo es un numeral
precedido de artículo: (LOS) invité A LOS CUATRO; o cuando se trata del indefinido uno y su
referente es la persona que habla: Si LA ven A UNA vacilar, enseguida se aprovechan.
También favorecen la duplicación del complemento directo las oraciones de carácter
enfático, como Ya LO creo QUE VENDRÁ o ¡Vaya si LAS castigo A LAS NIÑAS! La duplicación
del complemento directo en otros casos (LO vi A JUAN; LA saludé A MARÍA) es ajena a la
norma culta de gran parte del ámbito hispánico, pero es normal en algunas regiones
americanas, especialmente en los países del Río de la Plata: «Al pasar la madre cerca del
baño LA vio A MARIANA tomando comprimidos» (Rausch/Bay Anorexia [Arg. 1990]).
6. Discordancias en el uso de los clíticos. Son dos las discordancias frecuentes en el uso de
los clíticos:
a) A menudo, cuando el pronombre átono de dativo concurre en la oración con el
complemento indirecto preposicional, se utiliza el singular le, aunque el referente sea plural;
esta discordancia está extendida tanto en España como en América, incluso entre hablantes
cultos, por lo que son frecuentes, aunque normativamente desaconsejables, oraciones como
DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS

267
«LE dije A LOS MÚSICOS que no iba» (Clemente Kiko [Esp. 1995]). En el uso esmerado se
recomienda mantener la concordancia de número entre el pronombre átono y el sustantivo al
que se refiere: «Los mismos remedios de distracción que LES daba A SUS ENFERMOS»
(GaMárquez Amor [Col. 1985]).
b) En el español de muchos países de América, es frecuente, especialmente en registros
populares o coloquiales, trasladar a la forma singular del pronombre átono de acusativo en
función de complemento directo el rasgo de plural correspondiente al complemento
indirecto, cuando este va representado por la forma invariable se: «¡No entienden que este
es mi espacio, es mi lugar! Cuántas veces quieren que SE LOS diga» (Purroy Desertor [Ven.
1989]), en lugar de Cuántas veces quieren que SE LO diga. Aunque en algunos países esta
transferencia indebida se ha extendido incluso entre hablantes cultos, se recomienda evitarla
en el habla esmerada.
7. Otras consideraciones sobre el uso de los clíticos
a) Ciertos adjetivos que denotan facilidad, dificultad, probabilidad, merecimiento, relevancia
o frecuencia, como fácil, difícil, sencillo, complicado, cómodo, rápido, costoso, imposible,
digno, importante, raro, etc., o que denotan sensaciones o efectos producidos por una
acción, como aburrido, divertido, penoso, gratificante, etc., admiten como complemento un
infinitivo transitivo introducido por la preposición de: «Me siento atrapado en una
alternativa imposible de resolver» (Peri Solitario [Ur. 1988]); «Demostró que la paz era un
hueso duro de roer» (Mundo [Esp.] 8.8.95); «Este arbusto contiene un metal muy raro de
encontrar en la naturaleza» (Blanco y Negro [Ecuad.] 9.11.97). En estas construcciones, el
infinitivo transitivo tiene sentido pasivo (problema fácil de resolver = ‘problema fácil de ser
resuelto’) y el sustantivo al que se refiere el adjetivo viene a ser el sujeto