Convención BMFI 2012 - Libro PDF

Comentarios

Transcripción

Convención BMFI 2012 - Libro PDF
Nuestros clubes
Club BMFI San Pedro Centro
Almuerzo, miércoles 12:30 p.m.
Colegio de Ciencias Económicas
Club BMFI Pavas
Desayuno, viernes 7:00 a.m.
Restaurante Burger Grill
Club BMFI Tibás
Cena, martes 7:30 p.m.
Tumis House
Club BMFI Alajuela
Cena, lunes 7:30 p.m.
Hotel Martino, La Garita
Club BMFI San José este
Desayuno, martes 7:00 a.m.
Restaurante Ruiseñor, Los Yoses
Club BMFI Lindora, Santa Ana
Desayuno, lunes 7:00 a.m.
Hotel Índigo
Club BMFI San Joaquín de Flores
Cena, lunes 7:00 p.m.
Restaurante Fresas
Club BMFI San José oeste
Café, martes 5:30 p.m.
Soda Bytes, 100 sur Contraloría
Club BMFI Cedros, Montes de Oca
Desayuno, jueves 7 a.m.
Mariana´s Place
Club BMFI Cocorí
Martes, 2:30 p.m.
Cárcel Cocorí, Cartago
Club BMFI San Antonio
Desamparados
Cena, lunes 7:30 p.m.
Salón Comunal de San Antonio
Club BMFI Misión Mujer
Café, martes 6:00 p.m.
Rest. Ome, Antares,
Rotonda de la Bandera
www.bmficostarica.com • [email protected]
Su signo
Somos...
¡La gente más
feliz de la Tierra!
sobre mí
Visión...
Para hombres
de negocios
Convención...
Costa Rica
setiembre 2012
es Amor
BMFI • Business Men’s Fellowship International
!
a
y
era
es
dqui
ent
n
i
m
a
o
¡A moria históersicy líderes pRirca
r
e
a
La m fundado en Cost
d
s
de lo raternida
f
a
de la n limitad
ó
Edici
a
i
r
o
em
n
M
1977
DIRECTOR GENERAL:
Espíritu Santo de Dios
Jeremías 33.3
COORDINADOR GENERAL:
Harry Alonso Loaiza Vindas
Tel: 8820-1705
VICECOORDINADOR:
Ricardo Adolfo Gerli Amador
Tel: 8831-0932
SECRETARIO:
Fabio Marín Espinoza
Tel: 8705-8015
TESORERO:
Gerardo Soto Víquez
Tel: 8393-0392
VOCAL 1:
Manuel Emilio Sandoval Nelson
Tel: 8381-5209
VOCAL 2:
Roberto Trejos Monge
Tel: 8344-3904
VOCAL 3:
Humberto Chacón Hernández
Tel: 8347-5102
VOCAL 4:
Gerardo Díaz Naranjo
Tel: 8325-2500
FISCAL:
Gilberto González Rodríguez
Tel: 8813-8368
[email protected]
www.bmficostarica.com
Visió
2012
Club BMFI
Cocorí
Gracias a Dios por permitirnos
durante estos seis años y más llevar
alimento y bebida espiritual a
cientos de hombres. Gracias a todas
las personas que con amor sirven y
ayudan para que continúe esta
misión; a estas abnegadas personas
servidoras les recordamos que,
cuando Cristo venga les agradecerá
personalmente por haberlo visitado
y atendido con excelencia en tan
adversas circunstancias, tal como
lo establece El con sus mismas
palabras, en San Mateo 25:35-36.
Rodolfo Núñez,
Coordinador del Club BMFI Cocorí
Cárcel Cocorí, Cartago.
¡Ey, mujer! Tenemos algo para ti...
Revista de la Fraternidad Internacional
de Hombres de Negocios (BMFI), Costa Rica
Edición Nº1 (Agosto, 2012)
© Todos los derechos reservados
Prohibida la reproducción total o parcial por
cualquier medio, sin autorización de la BMFI.
Producción editorial, entrevista y resumen histórico
BBB Producciones de San José
Tels. 8350-4357 / 2221-8687
E-mail: [email protected]
www.bbbproducciones.com
La mujer fue diseñada por Dios para caminar en pos
de una estrella y la vida nos va mostrando aparentes
caminos para alcanzarla; algunos de ellos son tan solo
espejismos, tras los cuales solo había un desierto lleno
de ansiedades, frustraciones, confusión y dolor. Sin
embargo, tarde o temprano descubrimos un camino
que señala una luz verdadera al final del túnel, un
faro en medio de la niebla y un puerto seguro, una
manera eficaz de seguir adelante y ser feliz, muy a
pesar de nuestras circunstancias…
Viniste al mundo con un propósito divino, con una misión,
y la nuestra es llevarte a descubrir, a través de una historia
de vida real, al dueño de ese camino que ha impactado,
cambiado y renovado las vidas a tantos hombres y
mujeres como nosotras alrededor del mundo: JESÚS. Te
invitamos a entrar al mejor negocio de tu vida; un negocio
conformado por la Gente más feliz de la Tierra, donde lo
único que necesitas es un corazón dispuesto a luchar por
esa estrella, cuyo precio ya alguien pagó por ti.
Ahora pregúntate… ¿Cuál es tu estrella?
Somos... ¡La gente más feliz de la Tierra!
BMFI • Business Men’s Fellowship International
discipular a Ricky, pero él conoce del Señor a
través de esa organización rara de hombres
de negocios, en la que nos reuníamos
empresarios a hablar de Jesús. El Presidente
don Rodrigo Carazo dijo en una ocasión:
“hombres de negocios, con los pantalones
bien puestos, que aman a Jesús…”
Cuando Ricky llega teníamos personajes
como Miguel Baeza y su joven hijo Carlos,
con un grupo de amigos que Carlos atrae;
Billy Schlager, Ítalo Bassini, Arnaldo Acuña y
muchos otros que se convierten de verdad y
dicen que “esto hay que hacerlo grande.” Es
ahí cuando la Fraternidad toma un impulso
jamás imaginado, se organiza, tomamos
una oficina, contratamos a un Secretario
Ejecutivo –don Jonás González Rodríguez– y
grandes cosas suceden a nivel internacional.
No solamente porque se llega a alcanzar a
hombres de negocios a todo nivel, sino que
se contaba con un recurso económico que
con gente como Ricky y otros que dijeron
“mi dinero no es mío, es del Señor, podemos
hacer lo que el Señor quiera”, empezamos
con reuniones en hoteles; ya no éramos 10
o 15 sino, reuniones de 600 personas, en el
Irazú, en el Kamakiri, en el Cariari.
Yo mantenía relación con los norteamericanos
y ellos me designaron el primer Director
Internacional de la Fraternidad fuera de los
Estados Unidos. Yo fui el primer “extraño” de
la Fraternidad hacia el mundo, cargo que
también Ricky llegaría a ocupar.
Ya con el conocimiento de allá y lo que
hacíamos aquí decidimos formar en 1977
la FIHNEC y esa es la que jurídicamente
cumple 35 años. La oficina de ACOGE se
convierte en la oficina de la Fraternidad y
simultáneamente empezamos a reunirnos
también en hoteles y empezamos a trabajar
a nivel internacional de manera sistemática.
Yo invito a gente como Francisco Fallas a que
venga a ayudarnos, porque había mucha
expectativa de orden espiritual, se daban
manifestaciones claras de orden carismático
y los milagros dejaron de ser sorpresa.
Cuando yo fui a Texas comprendí perfectamente lo que ellos hacían allá pero no lo
continué igual. Mi énfasis nunca fue el testimonio personal sino enseñar a los hombres
18
de negocios a descubrir a Jesús en la Palabra de Dios: “enamórate de Cristo porque
es inevitable servir a Cristo una vez que se
le conoce”. Quien realmente impulsó con
entusiasmo la estrategia del testimonio personal fue Ricardo Gerli. Yo tuve que salir del
país en el año 84 en que me fui a México
y Ricky me sustituye y es ahí cuando toma
mucho impulso la estrategia del testimonio
personal. A nuestro regreso de México un
año después, yo me desvinculé de la Fraternidad (por ninguna razón en particular). Ya
la Fraternidad se había hecho muy fuerte y
Ricky había mostrado capacidades que todos reconocemos hoy sin duda y se impulsó
muchísimo más esa estrategia.
“Amigos, les dije, creo que el Señor nos ha dotado
de un don especial a cada uno de sus siervos, con
alguna habilidad que debemos usar en su Reino.
Yo creo que si descubrimos el don, y lo usamos,
seremos la gente más feliz de la Tierra”.
Demos Shakarián
Mis cargos en la Fraternidad no tuvieron para
mí ninguna trascendencia o importancia
vital, porque ese no era mi objetivo o mi
interés. Mi interés era “encontrarme con
Gustavo –o como quiera que se llamara–,
presentarle al Señor Jesús y que él le abriera
su corazón a Cristo y luego hiciera lo mismo
con otros hombres”. Lo de la Fraternidad
fue una feliz coincidencia y una lindísima
experiencia. Guardo muchísimo afecto por
gran cantidad de hombres que conocí en
la Fraternidad y que todavía son mis amigos
entrañables. Nuestras relaciones en Cristo
tienen alcance eterno.
¿Qué más podremos desear
en la vida?
Contenido
¿Qué encontrarás y dónde?
Visión 35
Entrevista a Marco Pérez Bonilla
Homenaje al Club Cocorí
BMFI Misión Mujer
Nuestros clubes
4
6
14
19
19
20
Somos... ¡La gente más feliz de la Tierra!
3
BMFI • Business Men’s Fellowship International
Mensaje del presidente
¿Qué encontrarás y dónde?
En esta convención encontrarás muchas personas felices,
pero esta felicidad no depende de circunstancias de la
vida, obedece a que hombres y mujeres que sin dejar de
ser comerciantes, profesionales u obreros, han sido invitados
a servir a Dios por agradecimiento. Es un agradecimiento
que no nace de su éxito en los negocios o actividades
productivas de sus vidas, sino que fueron invitados a ser
extraordinarios por medio de una decisión de fe tomada
en un evento de la fraternidad, por medio del cual estos
hombres comunes pasaron a ser hijos de Dios, confirmando
lo dicho en el evangelio según San Juan 1:12.1
A partir de ese momento de reconciliación con Dios por
medio de Jesucristo, estos hombres comunes ahora viven
una vida con un propósito que trasciende este mundo,
esto es, que con su vida de negocios se manifiesta la
gloria de Dios, según Romanos 8:19 2. Por ello se gozan de
ser instrumentos para hacer la voluntad de nuestro Padre,
bajo la dirección del Espíritu Santo, y esta voluntad es, que
la humanidad le reciba siendo nosotros luz en medio de
tinieblas (Romanos 10:13-14) 3.
Encontrarás que conforme estos hombres se han dispuesto
a vivir la Visión y la estrategia de Dios para la fraternidad,
Él ha hecho manifiesto su interés de bienestar que tiene
todo padre por sus hijos y lo ha hecho a través de milagros,
en su proceso de formación de sus hijos; algunas veces
ha destruido lo mal construido y ha destruido ataduras y
ha edificado relaciones. Por ello muchos hemos apartado
y esperado con expectativa este día, para reunirnos a
celebrar en el amor de Dios esta convención, bajo el lema
Dios habla.
“Pero a quienes lo recibieron y creyeron en él, les concedió el privilegio de llegar a ser hijos de Dios”. Biblia Dios habla hoy, 3a. Ed., Sociedades Bíblicas Unidas, 1996
2
“La creación espera con impaciencia el momento en que se manifieste claramente que somos hijos de Dios”, ídem.
3
“Porque esto es lo que dice: ´Todos los que invoquen el nombre del Señor, alcanzarán la salvación´. Pero ¿cómo van a invocarlo, si no han creído en él? ¿Y cómo
van a creer en él, si no han oído hablar de él? ¿Y cómo van a oir si no hay quién les anuncie el mensaje?, ibídem.
1
4
El trabajo que hacía en Costa Rica, sin
ninguna estructura, presentándole a Cristo a
cierto tipo de hombres, alguien lo toma en
Honduras y lo empieza a replicar por aquí y
por allá. Por ejemplo, el Procurador General
de la República, Dr. Óscar Pinto, un gran
personaje dentro del Gobierno Hondureño,
con quien compartí a nivel personal, él abre
su corazón al Señor y dice “voy para Costa
Rica a ver lo que estás haciendo” y se vino
para acá y de pronto ya en Honduras, Óscar
continuó con aquella obra y lo mismo se dio
en El Salvador, en Guatemala, en Panamá,
República Dominicana, Puerto Rico, Chile;
ya yo estaba bastante familiarizado con
hablarles de Cristo a los hombres de negocios.
Desarrollé negocios con la empresa ENDE
en Chile (es como nuestro ICE en ese país
precioso) y hablando con el Gerente
General de ENDE, de pronto le hablé de
Jesús y él le abre su corazón al Señor y así
sucesivamente… Sin darme cuenta, me dije
qué raro, esta cosa se hizo internacional.
Yéndonos atrás un poco, recuerdo cuando
llegó un hombre extraordinario llamado
Miguel Baeza, un publicista español con
una personalidad muy fuerte y al final de
una reunión de enseñanza bíblica en una
casa en Los Colegios, Moravia, quizás por
el año 1976, se puso de pie y dijo “hombré,
si eso que has dicho es verdad, yo también
lo necesito”… Ahí fue cuando él ofreció su
sala de juntas en SAM Publicidad, en Tibás
y seguimos reuniéndonos regularmente ahí,
una vez por semana. Una noche de esas
apareció Ricardo Gerli acompañado de
su amigo Hugo Castro. Yo lo conocía de mi
época de la universidad, Ricky (Ricardo) era
“el chiquillo rico y guapo” de la universidad
y era la envidia de todos nosotros, porque
todas las chiquillas suspiraban por él y nosotros
éramos pobres y feos… Cuando Ricky llegó a
la reunión salió con un rollo de rosacrucismo
y otro montón de cosas en las que él anduvo
metido y en esas veo a Miguel –que era muy
ortodoxo– que se le iba a ir encima, lo calmé
y le dije, “dejalo tranquilo, no me lo espantés”.
Esto sucedió en el año 1977. Al día siguiente
yo llamo a Ricardo a la Botica Francesa y le
dije “Ricky te habla Marco Pérez” y típico de
Ricardo me dice: “¡Hola viejo! ¿Cómo estás,
en qué te puedo servir?” y yo le dije “te llamo
nada más para decirte que yo te amo”...
Ricky no era mi amigo, yo fui movido a decirle
a Ricky que yo lo amaba. (¿Quién sabe qué
habría pensado?, nunca le he preguntado).
Pero Ricky quedó en silencio un largo rato,
que después él me dijo que se puso a llorar
porque (palabras de Ricky) “a mí ningún
hombre me había dicho que me amaba, ni
mi papá”. Y esa noche como a las 2 a.m.,
sentados sobre el guardabarros del motor de
mi carro, frente a la Botica Francesa, Ricky le
entregó su vida al Señor Jesús. Cuando Ricky
entra a aquel grupo de hombres de negocios,
nosotros éramos un grupito incipiente y él
llega con toda la maquinaria de la Botica
Francesa, dinero, equipo y visión para hacer
las cosas en grande.
La conversión de Ricky fue una de esas
espectaculares; él le abrió su corazón a Jesús
de una manera extraordinaria y yo tengo el
privilegio inmenso de haber empezado a
Somos... ¡La gente más feliz de la Tierra!
17
BMFI • Business Men’s Fellowship International
“Hombres de Negocios,
con los pantalones bien puestos,
que aman a Jesús…”
Rodrigo Carazo, 1978
Hubo un momento en que algunos me
manifestaron tal contentamiento, que
sugirieron recoger dinero para invitar a otros
y yo no me opuse, simplemente les dije que
mi interés era que nos reuniéramos para
hablar de Cristo Jesús.
Un día llegó un misionero norteamericano,
John Huffman, quien me informa que está en
el país otro norteamericano de nombre Bob
Dunson, que pertenece a una organización
de hombres de negocios, que está haciendo
algo similar a lo que nosotros veníamos
haciendo en San José. Me reuní con este
señor que venía de Houston, Texas y me habló
del Full Gospel Business Men´s Fellowship
International
(Fraternidad
Internacional
de Hombres de Negocios del Evangelio
Completo, FIHNEC) que yo aún no conocía.
Después de conversar sobre el tema con el
Sr. Dunson, me invitó a Texas para que viera
cómo funcionaba la Fraternidad. Era el año
de 1975 y me fui a Texas y asistí a una primera
convención que me pareció espectacular.
Recordemos que yo venía de una tradición
Bautista, muy conservadora y me asusté un
poco cuando me encontré con una gente
muy pentecostal, que en media actividad
hablaban en lenguas y otros caían por el
poder del Espíritu Santo y aun así, me llamó
mucho la atención. Luego pensando en esta
experiencia me dije a mí mismo: bueno yo
creo en un Dios de poder; el poder de Dios
me sanó de niño y eso es algo inolvidable
para mí, pero este estilo no va mucho
conmigo porque mi énfasis ha sido:
“Conozca usted a Cristo,
Cristo le va a revelar la Vida
y cuando usted descubra la Vida en Cristo
todo lo demás vendrá…”
Yo nunca había utilizado el recurso del
testimonio personal, pero cuando regresé de
Texas le comenté a mis amigos, entre los que
estaban Jimmy Coleman, Olmedo Castro,
Osmín Vargas, Carlos Mauro, Ítalo Basinni,
Jorge Sánchez y otros que no recuerdo.
Algunos sugirieron reunir a las señoras una
noche por semana y ese grupo de señoras
con sus maridos todavía continúa hasta el
día de hoy.
Cuando finalicé el curso de capacitación en
la Embajada, me restaba permanecer ahí
como “vegetando en el puesto” y, como
regalo de cumpleaños, recibí el 23 de febrero
una llamada de la empresa CONDUCEN (con
la cual me había relacionado por medio de
la Embajada) ofreciéndome la Gerencia
de Mercadeo y Ventas; eso me quedó de
maravillas, porque tenía que viajar por el
continente y relacionarme con hombres de
negocios y hacer mucho de lo que había
aprendido durante la capacitación en la
Embajada y de mi experiencia con los hombres
de negocios y de lo que había aprendido de
los norteamericanos de la Fraternidad.
A donde quiera que llegara, compartía con
hombres de negocios, políticos, militares de
rango y con ellos hacía lo mismo que estaba
haciendo aquí con los hombres de negocios.
Celebramos que Dios es real, que es fiel, que se hace sentir,
que se revela en nuestra vida, que habla, que escucha
y que responde, que le place ser nuestro Dios y que es
todopoderoso, que estamos bajo su perfecto control y
que si bien, algunos llegan a esta convención un poco
cansados, debilitados o con algún tipo de adversidad,
necesitados de un milagro, nos gozamos, por que sabemos
que Él ha prometido que donde se reúnan dos o más en
su nombre, Él estará ahí, y en esta convención estaremos
muchos más que dos reunidos en su nombre.
Nos gozamos por que sabemos que Él ha obrado en el
pasado a nuestro favor, y que lo volverá a hacer, porque
en Él está puesta nuestra esperanza. Sabemos que al estar
todos juntos, llenos de expectativas de su grandeza, Él se
manifestará y saldremos llenos, fortalecidos y veremos su
gloria.
Si anhelás escuchar su voz y estás dispuesto a hacer su
voluntad, podrás escucharle. Pues Dios le habla a la gente
que esté dispuesta a hacer lo que Él le demande.
Para esta convención el Espíritu Santo nos ha revelado
la Visión de los hombres de negocios, a través del pasaje
bíblico contenido en Ezequiel 47 4 y lo ha hecho de la
siguiente manera: somos sus hijos y por tanto su Santo
Espíritu habita en nuestro corazón (somos templos del
Espíritu) y conforme buscamos día con día su presencia,
su poder fluye de nuestra manos, pues nos ha llamado a
vivir el evangelio completo, porque su deseo es usarnos
para ser de bendición para todos y todo a nuestro paso
(imponiendo manos, declarando sanidades, profetizando
con nuestra boca en su autoridad, tan solo con nuestra
presencia.
Así que si en esta convención Jesucristo utiliza algo o a
alguien para revelarte su voluntad, para impactar tu vida
y cambiar tus circunstancias, no te sorprendás, pues a eso
hemos sido llamados. Y debés tener claro que es posible
solo por la obra de un hombre anterior a nosotros: Jesús de
Nazareth. A Él sea la gloria, a Él sea el honor.
¿Dónde? –En vos mismo. Encontrarás que al aceptar
a Cristo, todo lo que necesitás para vivir una vida en
abundancia ya está en vos. Su espíritu habita en tu corazón
y si le permitís Él te conducirá en revelación a través de su
palabra, en tus oraciones, para que su poder y autoridad,
su dominio y su paz sean liberados dentro de vos. ¿Dónde?
–Donde quiera que vayás tendrás la oportunidad de realizar
el mejor negocio con tus semejantes: el de presentarles a
Cristo, el de ser luz en medio de las tinieblas, el de tener las
respuestas que el mundo no tiene. El de vivir su evangelio
completo. Por que Cristo ya lo hizo de una vez y para
siempre, lo recibiste por gracia divina, es tu tiempo, te
corresponde tomar posesión y cambiar las circunstancias
en el nombre de Jesucristo, para su gloria y honra.
Fraternalmente,
Conforme caminamos por la vida cumplimos nuestro
propósito: presentar a Cristo a nuestros colegas, clientes,
proveedores, amigos y familiares; su unción se activa sobre
nosotros y la corriente de su Espíritu sube a diferentes niveles
(aguas por los tobillos, los lomos y el pecho)5.
Él nos permite ver las bendiciones que imparte al mundo a
través nuestro, cuando ponemos el orden de prioridades
conforme con el Espíritu, fortaleciendo así nuestra fe. Muchas
veces no veremos lo que Dios hace a través de nosotros
pero actuamos en fe, Él es todopoderoso, la gloria es solo
suya, ninguno de los que les has presentado, declarado
palabra de vida u orado en su necesidad se le perderá.
Toda alma presentada obtendrá vida y en abundancia;
4
5
16
todo en Él es perfecto, cada cosa que parece no encajar,
que no debería suceder será para bien. En Él nada es
casualidad, nada es desperdicio; todos los hombres que
vivan en esta estrategia serán fructíferos, darán alimento
espiritual en abundancia, siempre estarán en buena forma
y apariencia, a su alrededor serán vistosos y otros desearán
de su frescura, aunque el tiempo y circunstancias en Cristo
para cada ser humano, sea diferente; todos darán fruto y
serán de sanidad para muchos en gran manera.
Ing. Harry Loaiza Vindas
Coordinador General
BMFI, Costa Rica
ibídem.
Ezequiel 47.
Somos... ¡La gente más feliz de la Tierra!
5
BMFI • Business Men’s Fellowship International
En la década de los 50’s la lectura de la
Biblia no era permitida por parte de la Iglesia
Católica, aunque suene increíble. Había
mucha superstición dentro del catolicismo
respecto de la lectura de la Biblia, al extremo
de haber escuchado frases como “los que
leen la Biblia se vuelven locos”; esa y otras
frases eran comunes socialmente. Nosotros
desde muy temprana edad sufrimos rechazo
de parte de la familia de mi papá, que era
católica y por parte de mi abuelo materno,
el pintor Lydio Bonilla Pérez, uno de los
fundadores de los Testigos de Jehová en
Costa Rica. Mi abuelo Pérez era un católico
extremo, que fue y sigue siendo modelo de
vida para mí y mis hermanos. El abuelo Lydio
no fue modelo por haber vivido muchos
años fuera del país, pero sí llevó una vida
muy recta.
Mi mamá, desde que era una niñita, aprendió
a leer la Biblia y cuando se casó con mi papá,
él muy católico, tuvo que ceder porque mi
mamá siguió leyendo la Biblia. En el año
1954 mamá ingresa grave a la Clínica Bíblica
y por primera vez escucha el evangelio de
salvación en Cristo Jesús; le entrega su vida
al Señor Jesús y empiezan los problemas
de rechazo familiar y social. Así crecimos,
leyendo la Biblia y descubriendo desde muy
temprana edad quién es el Señor Jesús, con
un profundo grado de convicción de que la
respuesta para la humanidad está en Cristo y
creyendo en un Dios que hace milagros.
En 1955 hubo una epidemia de poliomielitis
en Costa Rica y yo contraje el virus y entré
en una situación de crisis, tenía varios días de
no comer, no podía caminar bien, ya el virus
había empezado a hacer estragos y mamá,
siendo una mujer de fe y oración, después
de haber visitado al Dr. Oreamuno Flores en
la Clínica Bíblica, me sentó en una mesa en
el centro de la sala de mi casa, y clamó a
Dios pidiendo que el Señor me sanara y Dios
no se hizo esperar. Cuando ella terminó de
orar yo me bajé de la mesa y salí corriendo y
me fui a la cocina a buscar de comer.
Ese Dios que conocí de manera milagrosa a muy
temprana edad, es necesario reconocerlo; es
menester enamorarse de Él y creo que, cuando
conocemos a Cristo nos enamoramos de Él;
cuando nos enamoramos de Cristo lo servimos
6
y no creo que haya otra forma de hacerlo. Me
parece que esa es la fórmula simple de crecer en
nuestro conocimiento de Dios. Interesantemente
dice el Señor Jesús en el Evangelio de San Juan:
“esta es la vida eterna: que te conozcan a ti,
el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien
has enviado”. De modo que al conocerlo, nos
enamoramos de Él y le servimos.
En el año 66-67 participé en un intercambio
estudiantil en EUA y luego viajé a Inglaterra
donde pude mejorar mi inglés. En el año 69
fui a estudiar la Biblia en Inglaterra y a finales
de ese año conocí a Janet; a los pocos días
de conocernos le propuse matrimonio y hoy
tenemos más de 42 años de casados.
Al regreso a Costa Rica ya venía casado y
de manera inexplicable, terminé trabajando
para el Gobierno Británico en Costa
Rica, gozando de algunas prerrogativas
inmerecidas o inapropiadas para mi
experiencia y edad; sin embargo, ese
trabajo me permitió un roce constante con
empresarios y funcionarios públicos de alto
nivel, lo que también hizo posible entablar
conversaciones a nivel personal con gente
importante, en situaciones en las cuales para
mi sorpresa, encontré que muchas personas
cerraban la puerta de su oficina para hablar
en privado, a la vez que abrían sus corazones:
vidas sin propósito ni razón, vidas agotadas,
vidas que carecían de sentido… Y al hacerles
la pregunta: “¿Y quién es Cristo para vos?”
la gente no sabía responder, abriendo una
oportunidad: “Yo te lo puedo presentar,
Jesucristo y yo somos amigos; caminamos
juntos, vivimos juntos, en Él está la Vida y vos
no lo has descubierto ni con fama, riqueza,
ni con poder”, y muchos derramaban sus
corazones rindiéndose ante el Señor.
Nos seguíamos viendo fuera de la oficina, les
invitaba a un desayuno y esa historia se repitió
muchas veces. Yo no contaba con grandes
recursos económicos pero el estatus del
puesto, el vehículo oficial de la Embajada y
la labor que realizaba, me posicionaban muy
alto y servían como instrumentos para abrirme
muchas puertas ante hombres de negocios y
funcionarios de alto nivel. De pronto éramos 2
o 3, 5 y 10 y cuando éramos 15, pues ya cada
quien pagaba su desayuno. Mi lugar favorito
para los desayunos era el Hotel Royal Dutch.
Somos... ¡La gente más feliz de la Tierra!
15
BMFI • Business Men’s Fellowship International
“El doctor Price echó la cabeza hacia atrás
y rió hasta que un grupo de marines
que estaba en una mesa, al otro lado de la sala, se volteó a mirarlo.
“Dios bendiga tu inocente corazón armenio”, me dijo.
“Hay siempre muchas más mujeres en esta clase de cosas.
La mayoría de norteamericanos consideran la religión como…,
no sé…, algo para afeminados. Quizá pase para mujeres y niños.
¿Has oído hablar alguna vez de una sociedad misionera de hombres?
¿Un grupo bíblico de hombres? Las mujeres son la iglesia en los Estados Unidos de
América, Demos. A excepción de los clérigos profesionales,
por supuesto, como yo. Pero todo el trabajo voluntario,
todo el entusiasmo, toda la vida…, son las mujeres.” 1
MARCO
Yo estudiaba simultáneamente Medicina
e Ingeniería en la Universidad de Costa
Rica, cuando el 1° de enero de 1969 viajé
a una Escuela Bíblica en Inglaterra a realizar
estudios durante un año; mis planes no
resultaron como lo esperaba y quedé allí
por más tiempo del pensado. Yo había
crecido en un hogar cristiano evangélico de
tradición muy rígida, en la Iglesia Bautista.
En los 50´s se estimaba que la población
evangélica en Costa Rica llegaba a
1,69% (el “niño millón” nació en 1955) de
modo que los evangélicos en nuestro país
no éramos ni 20.000 personas y en ese
contexto, somos parte de una minoría que
enfrentábamos rechazo en las escuelas
públicas; por ejemplo: la Niña de Religión
–que nos daba clases todos los días–, le
decía a mis compañeros al final de la clase
“no se olviden de rezar por los protestantes
que son los hijos del diablo” y esa frase la oí
muchas veces en mi infancia. No obstante,
quizás fue lo que me dio valor a temprana
edad de llegar a ser –usando un término
extraño– “defensor de lo que uno cree, de
su fe”, puesto que nosotros no tenemos que
defender a Dios, Él se defiende por sí solo, Él
cuida de su nombre.
Yo fui lector asiduo de la Biblia desde niño;
mi mamá me enseñó a leer cuando tenía
como 5 o 6 años y aprendí con la Biblia en
la mano, de modo que cuando entré a la
escuela a primer grado, ya sabía leer, pero
sabía leer la Biblia…
Visión
Por Habib Succar
No es nada fácil de pronto recordar sucesos
que nos ocurrieron hace 20 años. Posiblemente
la memoria nos haga jugarretas y no podremos
recordar muchos detalles importantes de
sucesos relativamente lejanos en el tiempo.
Peor aún si no hablamos de 20 sino de 35 años.
Pero este no fue el caso cuando hablamos con
algunos hombres de negocios y les preguntamos
cómo empezó todo hace 35 años: todos tenían
unos vívidos recuerdos, frescos, apasionados,
edificantes…
Y así fue cómo, casi de sorpresa, tuvimos el
privilegio de estar ahí, frente a un selecto
grupo de líderes, preguntándoles por ese
glorioso pasado de hace 35 años, y estos
hombres empezaron a discurrir como una
cascada de recuerdos que fueron tomando
forma poco a poco, unos con mayor claridad
que otros, unos más emocionados y otros
más formales, pero cada uno con su propio
estilo; todos vibraron al unísono con mucha
pasión, contando sus propios relatos sobre su
conversión a Cristo y los primeros tiempos de
la Fraternidad Internacional de Hombres de
Negocios del Evangelio Completo en Costa
Rica (la Fraternidad).
1
14
EL PESEBRE FUE DESCONCERTANTE
Así como el nacimiento del Mesías judío
allá en Belén, en un humilde pesebre,
desconcertó a la gente de su tiempo, que
esperaba un rey que viniera revestido de
gloria humana con su imbatible ejército
libertador, el nacimiento de la Fraternidad
en Costa Rica no se dio en un lujoso salón de
un hotel de 5 estrellas, en medio de rutilantes
hombres de negocios que llegaban en el
carro del año, escoltados de bellas mujeres
y exhibiendo los últimos trajes de la moda,
como pretenderían hoy los magos del
mercadeo. No. Paradójicamente, ésta
Fraternidad estaría llamada a romper los
moldes “del mundo” y crearía un nuevo tipo
de empresario, honesto, sencillo, solidario y
servicial, que adoraría a Cristo Jesús en vez
de al poderoso caballero que sabemos que
en este mundo es don Dinero.
Quizás suene desconcertante también, pero
fue un joven de acaso 24 años de edad,
el llamado por la Providencia a buscar
hombres de negocios y funcionarios de alto
nivel, para hablarles del mayor negocio de
sus vidas: hablarles de asuntos espirituales,
La gente más feliz de la Tierra. John y Elizabeth Sherrill, 1975. Pág. 94. Traducción al español de Carlos Luis Arias, M.A.
Primera edición de Chosen Books, Old Tappan, N.J.
Somos... ¡La gente más feliz de la Tierra!
7
BMFI • Business Men’s Fellowship International
porque su mision era “encontrarme con
Gustavo –o como quiera que se llamara–,
presentarle al Señor Jesús y que él le abriera
su corazón a Cristo y luego hiciera lo mismo
con otros hombres”.
Este muchacho era Marco Pérez Bonilla,
el más joven funcionario de la Embajada
Británica en Costa Rica en 1971. Marco había
regresado recientemente de sus estudios
bíblicos en Inglaterra y tenía la facilidad, la
decisión y la necesidad imperiosa de hablar
con hombres de negocios y funcionarios
públicos de alto nivel, con los cuales se
relacionaba cotidianamente en su trabajo
y les presentaba a Jesús de Nazareth,
porque Marco había ido descubriendo con
asombro, que muchos de esos hombres
aparentemente triunfadores en la vida,
con dinero, poder y prestigio social, tenían
tremendos problemas en su vida personal y
padecían de un gran vacío interior que las
cosas materiales no podían llenar.
Corrían los años 1972-75, cuando Marco
ya tenía una práctica muy efectiva con
algunos hombres prominentes del mundo
empresarial y político: se reunían a desayunar
en el Hotel Royal Dutch y compartían sus
inquietudes espirituales. Cuando ya el grupo
fue creciendo, decidieron establecer una
reunión semanal en Tibás, en las oficinas
(SAM Publicidad) de un asiduo asistente a
las reuniones, Miguel Baeza, y cambiaron los
desayunos por reuniones los días miércoles
en la noche y luego de ahí se iban juntos y
seguían compartiendo en una cena informal
en un restaurante.
“Cuando un hombre comienza a tener éxito en los
negocios, doctor Price, se ausenta de la iglesia.
Lo he estado observando una y otra vez. (…)
Muchas veces, le dije que había visto
a toda la congregación de rodillas
cuando se tenía que amortizar una hipoteca
o si un hombre necesitaba un préstamo
del Banco. Pero cuando el mismo hombre de
negocios comenzaba a mejorar,
la iglesia que había luchado con él
en los tiempos difíciles ya no lo veía más.
¿Por qué ha de ser así? ” 2
Ya Marco Pérez había dejado su cargo en
la embajada y se desempeñaba como
gerente de mercadeo y ventas de una
importante empresa internacional, que
tenía operaciones en todo el continente,
lo cual le permitió que esa labor de “traer
hombres de negocios a los pies de Cristo”
se pudiera realizar ahora en muchos otros
países, donde Marco viajaba rutinariamente
en funciones de su cargo y se relacionaba
cotidianamente con hombres de negocios y
funcionarios de alto nivel.
LA GOTA QUE DERRAMA LA COPA
En Costa Rica el grupo seguía reuniéndose
regularmente en las oficinas de Baeza;
hombres de negocios iban y venían,
unos traían a otros, hablaban de sus
experiencias con Jesús, oraban unos por
otros y compartían libremente, sin agenda
ni estructura organizativa, pues a nadie
se le ocurría que esas reuniones pudieran
ser motivo o inspiración para movimiento
alguno que no fuera conocer más de Jesús.
2 Idem, pág. 96
8
Somos... ¡La gente más feliz de la Tierra!
13
BMFI • Business Men’s Fellowship International
PROYECCIÓN INTERNACIONAL
VISIÓN 35
Mientras en Costa Rica se experimentaba
un avivamiento pentecostal, que motivaba
este crecimiento vertiginoso de la cantidad
de capítulos en todo el territorio nacional, a
nivel internacional se estaba realizando una
labor fundacional muy importante motivada
por el mismo Demos Shakarián, quien
hablaba a menudo con Ricardo Gerli para
solicitarle que fuera por toda Centroamérica
sembrando la semilla, capacitando líderes,
alentando el crecimiento de la Fraternidad.
Luego Gerli viajó también por el Caribe insular
y Suramérica y se mantuvo varios años como
un emisario internacional de primer nivel.
Indudablemente a inicios de los años 90, la
Fraternidad era un movimiento con un enorme
ímpetu y una unción espiritual patente en
todas sus actividades.
Un aspecto sumamente importante, que
demuestra una vez más la profunda conversión
de estos hombres de negocios en verdaderos
siervos de Cristo y servidores de la Fraternidad,
es que la gran mayoría de ellos, al llegar a los
pies de Cristo, eran hombres económicamente
muy pudientes, que de pronto decían: “este
dinero es del Señor y lo voy a invertir en su obra”
y así muchos de ellos costeaban de su propia
bolsa casi todos los gastos que generaba el
servicio a la Fraternidad. Más impresionante
aún es el hecho de que, conforme con el
testimonio de algunos de ellos, les sucedía
que se dedicaban casi a tiempo completo
al servicio de la Fraternidad y prácticamente
desatendían sus labores empresariales, sus
trabajos, pero, de manera “milagrosa” ¡sus
negocios prosperaban económicamente como
nunca antes!
Treinta y cinco años después de la fundación
de la Fraternidad en Costa Rica, los desafíos
que tiene al frente son como los molinos de
viento que veía don Quijote.
“Sí, pero como ves, cada una de las palabras es
necesaria. Evangelio Completo. Este es el objetivo
que no tenemos que perder de vista en nuestras
reuniones: sanaciones, lenguas, liberaciones. Que el
hombre hable de cualquier tipo
de experiencias que haya tenido,
tal como le ha sucedido”. 5
La estrategia de hombres comunes hablándole
a hombres comunes, resultó ser un recurso
extraordinario para traer hombres a los pies de
Cristo y de ahí luego a todas las iglesias.
Durante 35 años, se podrían contar por cientos
de miles las personas que han sido beneficiadas
directamente en una familia, en un centro de
trabajo y en todo tipo de actividad humana,
impactados por la conversión a Cristo de ese
hombre que antes, envuelto en las fantasías
del mundo, vagaba sin sentido y sin norte
por la vida, con un gran vacío interior que
no se puede llenar con cosas materiales. Ese
hombre que todavía hoy, sigue siendo atraído
a Jesús por medio de una exitosa estrategia
que un día propagó la Fraternidad a los cuatro
vientos, por encargo de Dios.
Una noche llegó un joven y exitoso
profesional muy conocido en el medio,
Ricardo Gerli Hand, quien al poco tiempo de
asistir a las reuniones había encontrado algo
de incalculable valor espiritual, algo que
anduvo buscando en muchos otros lugares
sin poder encontrarlo: un sentido para su vida
y una razón para existir: se dejó encontrar por
Jesucristo. Este joven Gerli fue decisivo para
el futuro de los hombres de negocios que
habían encontrado en Jesús una respuesta a
sus vidas, pues fue impactado de una forma
profunda en su encuentro con Jesús.
Por esos días de 1977, Marco hizo contacto
con un misionero norteamericano llamado
John Huffman, quien a su vez le contacta con
otro norteamericano de nombre Bob Dunson,
que está de visita en el país y que pertenece
a una organización de hombres de negocios,
que está haciendo algo en los Estados Unidos
de América muy similar a lo que estos hombres
estaban haciendo en San José.
Pronto Marco viajaría a Houston, Texas y
asistiría a una convención de la Full Gospel
Business Men´s Fellowship International
(Fraternidad Internacional de Hombres
de Negocios del Evangelio Completo,
FIHNEC) y en general, aprovechó para
conocer cómo funcionaba la Fraternidad.
La columna vertebral del funcionamiento
de la Fraternidad era el testimonio personal
de los hombres de negocios que Jesús
estaba transformando. Esa estrategia
era acompañada de manifestaciones
milagrosas, pentecostales, que provocaron
5 Ibídem, pág. 145
12
una profunda impresión en Marco, quien no
estaba acostumbrado a ver gente hablando
en lenguas ni cayendo de espaldas por la
fuerza del Espíritu Santo, tal como pudo
apreciar en la convención en Houston.
De vuelta en Costa Rica, Marco comparte sus
experiencias con el grupo y pronto reciben
la visita de Newman Peyton, quien les ofrece
facilitarles el ingreso a la Fraternidad y muy
espontáneamente todos deciden solicitar la
afiliación y son aceptados de inmediato.
“Yo ya estaba acostumbrado a que las mujeres
sirvieran y amaran al Señor. La Iglesia Armenia
había tenido siempre sus profetisas.
Pero los hombres eran los primeros en moverse;
los ancianos, los estudiantes de la Biblia,
los maestros, los responsables de la educación
religiosa de los niños. ¿Cómo pudieron los
hombres norteamericanos, tan vigorosos y llenos
de éxito en otros aspectos, abandonar
el más alto llamado de todos?
Por mucho que lo intenté,
no pude comprenderlo.” 3
Pronto empezaron las reuniones de planeación organizativa en el restaurante Ana (en
el Paseo Colón) y al poco tiempo se trasladan las reuniones a las oficinas de la Botica
Francesa (en el Paso de la Vaca), propiedad
de la familia Gerli, y por medio del abogado
Lic. Gerardo Bogantes formalizan la
Fraternidad jurídicamente, y, alquilan unas
oficinas en ACOGE en La Paulina (Montes
de Oca) y contratan un Director, Jonás
González Rodríguez, y a una secretaria, y
trasladan las reuniones a la Sala Kamakiri
3 Ibídem, pág. 94
Somos... ¡La gente más feliz de la Tierra!
9
BMFI • Business Men’s Fellowship International
Pérez (primo de Marco), Hans Ramírez, Mitry
Breedy y muchos otros hombres que se entregan
apasionadamente al servicio de la Fraternidad.
EL SIGUIENTE CAPÍTULO Y EL AVIVAMIENTO
en el centro de San José, Barrio Turnón. El
Lic. José Julio Quesada, CPA, fue el tesorero
durante más de 10 años desde la fundación
de la Fraternidad.
Al poco tiempo, en 1979, visita el país el
fundador de la Fraternidad en Estados Unidos
de América, el empresario Demos Shakarián.
Estuvo varios días compartiendo con los
líderes y miembros en general y fortaleció el
movimiento con su presencia, experiencia
y visión de los hombres de negocios,
consolidando la relación por medio del envío
periódico de la revista internacional La Voz y
también ejemplares del libro La gente más
feliz de la Tierra, que se empezó a distribuir
de manera sistemática en todo el país.
En 1984 Marco es nombrado Director de Visión
Mundial y se traslada a vivir a México y sigue por
su cuenta en su labor evangelizadora de hombres
de negocios, mientras, la Fraternidad en Costa
Rica empieza a tomar vuelo bajo el liderazgo
de Ricardo Gerli, quien da un gran impulso a la
estrategia del testimonio personal y cuenta con
otros líderes de gran calibre como Guillermo
´Billy´ Schlager, Ítalo Bassini, Miguel Baeza
Pardo, Noé Martínez, Arnaldo Acuña (q.d.D.g.),
Gustavo Palavicini, Francisco Fallas, Fernando
Castillo, Óscar Bolaños, Jorge Campos, Carlos
Alfaro, Francisco Hernández, Óscar Brenes, Fabio
Solano, los hermanos Hernández, Euclides Padilla,
Nelson Cuenca (q.d.D.g.), Raudin Soto, Manuel
No obstante la asistencia de una cantidad
importante de hombres de gran carisma y
liderazgo, durante varios años solamente
funcionó un capítulo, primero en la oficina
de SAM, luego en la Botica Francesa y
por último en la Sala Kamakiri. Fue bajo el
liderazgo de Roberto Madrigal, Gustavo
Palavicini, Marco Bonilla, Ricardo Gerli y otros
hombres que asistían al Kamakiri, que se
planteó la necesidad de abrir otro capítulo,
esta vez en el Hotel Corobicí, en el sector
oeste de la ciudad.
Este activísimo grupo de servidores de
Alajuela, también inició un programa
radial los domingos al amanecer, que
tuvo un enorme impacto en todo el país y
motivó la fundación de más de cuarenta
capítulos en un tiempo récord en Guácimo,
Sarchí, Ciudad Quesada, La Florencia,
Limón, Nandayure, Puntarenas, Cañas,
Pérez Zeledón y en cuanto lugar donde
una persona o un grupo escuchaban el
programa radial, se comunicaban con los
líderes de Alajuela y de pronto se hacía una
reunión inaugural con 100 o 200 hombres.
En un periodo sumamente corto se dio
un crecimiento exponencial, como por
generación espontánea. No hay duda de
que hubo un derramamiento del Espíritu
Santo sobre estos servidores, que fueron
utilizados intensamente al servicio de la
expansión de la Fraternidad de frontera a
frontera.
El crecimiento apoteósico que experimentó
la Fraternidad a partir del capítulo Ambrosía,
fue respaldado también por el Espíritu Santo
con milagros de todo tipo en todos los lugares
donde los líderes se hacían presentes y de
manera muy especial, se vivieron milagros
de sanidad que hicieron correr la fama de los
hombres de negocios; de todos los pueblos
y familias y personas no relacionadas con la
Fraternidad se les llamaba para que fueran a
orar por los enfermos e imponerle las manos
y se daban sanaciones milagrosas.
“Él sacudió su cabeza. “No sucederá así.
No a través de predicadores profesionales.
Toda carne es lo que nos dice Isaías.
Esto va a suceder espontáneamente,
por todo el mundo, entre hombres y mujeres
comunes y corrientes, gente en oficinas,
tiendas y fábricas. Yo no viviré lo suficiente
para verlo, pero tú sí. Y Demos, cuando veas esto
sabrás que la venida de Jesús está muy cerca.” ” 4
En San José, después de fundado el capítulo en
el Corobicí y el Kamakiri, surgirían también otros
capítulos: en el este, el San José Indoor Club, en
el centro urbano el Hotel Europa, el Hotel Costa
Rica y el Club Unión, en el oeste el Tennis Club,
en el norte el restaurante Rías Bajas, etc.
Ya el movimiento era reconocido plenamente
a nivel nacional y el prestigio de la Fraternidad
de los hombres de negocios alcanzaba los
diferentes estratos sociales, empresariales e
institucionales.
Simultáneamente, con la llegada de
Óscar Bolaños al Kamakiri, pronto surgió la
necesidad de abrir un capítulo en Alajuela
centro y rápidamente se hizo la primera
reunión en el restaurante Ambrosía, con
un éxito rotundo de asistencia. De manera
casi intempestiva, con el liderazgo de Óscar
y otros como Rodolfo Bains, Mario Madriz,
Arturo Madriz, Jorge Campos “Poto”, Carlos
Varela, Edwin Chavarría, Óscar Cordero,
Carlos Araya, Allen Barth y otros muchos, se
empezó a dar un crecimiento milagroso de
una cantidad enorme de capítulos, a partir
del grupo de líderes de Alajuela.
4 Ibídem, pág. 97
10
Somos... ¡La gente más feliz de la Tierra!
11

Documentos relacionados

Visión - BMFI Costa Rica

Visión - BMFI Costa Rica de negocios, en la que nos reuníamos empresarios a hablar de Jesús. El Presidente don Rodrigo Carazo dijo en una ocasión: “hombres de negocios, con los pantalones bien puestos, que aman a Jesús…” C...

Más detalles