Encontrar el equilibrio entre los hijos y los ahorros para

Comentarios

Transcripción

Encontrar el equilibrio entre los hijos y los ahorros para
Donde sea que esté
A donde sea que vaya
Encontrar el equilibrio entre los hijos
y los ahorros para la jubilación
Comienza con una cuna, biberones e incontables cajas de
pañales. Y termina con vítores de orgullo y una fiesta de
graduación de la escuela secundaria. Ser padre o madre y
criar una familia es una de las misiones más desafiantes
y gratificantes de la vida. También puede ser una de las
más costosas.
El gobierno informó recientemente que una familia de
ingresos medios puede esperar gastar, como promedio,
casi $300,000 (ajustados para la inflación) para criar un hijo
desde que nace hasta la edad de 17 años. Y esto no tiene
en cuenta el costo del parto, la enseñanza universitaria y
otros gastos, como computadoras y artículos electrónicos.1
El problema es que pagar por las necesidades de sus
hijos no es su única inquietud financiera. Los aportes
para su propia jubilación también son importantes. El
motivo es sencillo: Como todos sabemos, siempre puede
pedir un préstamo para la universidad, pero no puede
pedir un préstamo para su jubilación. Es por eso que los
profesionales financieros recomiendan balancear los gastos
universitarios y otros gastos relacionados con sus hijos con
los ahorros para su jubilación.
Afortunadamente, existe un número de medidas que
podría tomar para balancear las necesidades de sus hijos
con las suyas. Si bien las circunstancias de cada familia son
diferentes, las siguientes pautas pueden ayudarle a invertir
en la universidad y en su jubilación al mismo tiempo.
Fije un objetivo y comience temprano
Muchos padres jóvenes piensan de forma lineal: compran
una casa, tienen hijos, los educan y luego piensan en la
jubilación. Pero posponer los ahorros para la jubilación
puede costarle caro. Esto se debe a que el tiempo es uno
de los aliados más poderosos cuando se trata de invertir.
Mientras más temprano comience, más tiempo tendrá su
dinero para crecer y capitalizarse; y más fácil será alcanzar
sus objetivos.
Por ejemplo, un padre de 30 años de edad que comienza
a separar $100 mensuales para su jubilación al momento
de nacer su primer hijo podría haber ahorrado $163,131
para cuando cumpla 67 años de edad, suponiendo un
rendimiento anual promedio del 6%. En cambio, un
padre de 47 años de edad que comienza a ahorrar $100
al mes para su jubilación después de que su hijo entra a
la universidad podría haber ahorrado sólo $46,234 para la
jubilación; $116,897 menos que el padre que comenzó antes.
Invierta de forma regular
Es posible que se vea tentado de recortar sus ahorros para
la jubilación en algún momento mientras sus hijos están
creciendo. Si es posible, invierta ininterrumpidamente para
su jubilación durante los años anteriores a la universidad y
mientras asisten a ésta. He aquí el porqué:
Digamos que invirtió $200 cada mes en su plan de
jubilación en el trabajo. Si suponemos que comenzó a los
30 años de edad y que su dinero aumentó a una tasa anual
promedio del 6%, tendrá $326,262 en esa cuenta después
de 37 años. Pero, ¿qué sucederá si a los 40 años de edad
dejara de invertir durante cinco años en su jubilación y
usara esos $200 mensuales para cubrir gastos de sus hijos?
Incluso si volviera a comenzar a ahorrar según lo planeado,
esa interrupción de cinco años le costará casi $35,995
menos para su jubilación, en comparación con lo que
tendría si hubiera invertido ininterrumpidamente.2
Aproveche su plan de jubilación en el trabajo al máximo
Los expertos financieros coinciden: debe destinar cada
dólar que pueda a planes de jubilación con ventaja
impositiva. ¿El motivo? Ahorrar para la jubilación a través
de un plan patrocinado por el empleador también tiene
múltiples beneficios para los ahorros universitarios. He
aquí las razones:
(continúa)
de crecer más rápidamente que si los invirtiera en una
cuenta gravable similar.
Momento de estudiar
Se espera que la familia promedio con estudiantes en jardín
de infantes hasta el 12.° grado gaste $603.63 en artículos
escolares para el año lectivo 2011-2012. Y aquellas familias con
estudiantes universitarios, gastarán un promedio de $560.06.
Costos desde el jardín de
infantes hasta el 12. ° grado
$189.51
en artículos electrónicos y
equipos de computación
Costos universitarios
$127.37 en ropa
y accesorios
$88.99 en útiles
escolares
$104.53
en zapatos
$220.60 en ropa
y accesorios
$209.93 en artículos electrónicos
y equipos de computación
$61.48
en útiles escolares
$96.84 en muebles
para el apartamento o
residencia estudiantil
$64.44 en artículos de cuidado personal
Fuente: National Retail (Federation 2011 Back to School Consumer Intentions and
Actions Survey (Encuesta 2011 de la National Retail Federation sobre intenciones y
acciones de los consumidores con respecto al regreso a clases).
• En primer lugar, maximizar sus aportes podría mejorar las
probabilidades de su hijo de recibir ayuda financiera. Eso
se debe a que, generalizando, los activos que tiene en su
plan patrocinado por el empleador no se tienen en cuenta
para la “contribución familiar esperada” que se usa para
determinar la elegibilidad para programas federales de
ayuda financiera.
• Segundo, los aportes a su plan de jubilación patrocinado
por el empleador se hacen con dinero antes de
impuestos. Esto significa que sus aportes reducen sus
ingresos gravables, lo que también podría mejorar la
elegibilidad de su hijo para recibir ayuda financiera.
• Tercero, si su empleador ofrece un aporte equivalente, el
valor de su cuenta se verá aumentado automáticamente.
• Y por último, el dinero que ponga en el plan de su
empleador crecerá con impuestos diferidos hasta que lo
retire, lo que significa que sus ahorros tienen el potencial
Haga que los ahorros universitarios sean un
tema familiar
Explique a sus hijos con tiempo que usted espera que
colaboren con algunos de los costos universitarios, y
abra una cuenta bancaria específicamente a este fin.
Luego, pídales que contribuyan a este fondo universitario
con una parte de las ganancias de su trabajo de tiempo
parcial o su mensualidad. Muchos padres comprueban
que esta solicitud produce un beneficio extra en forma
de mejores notas, ya que sus hijos comienzan a tomar la
escuela más seriamente.
Exigirle a sus hijos que contribuyan con la universidad
puede no parecer atractivo, pero recuerde que no le está
haciendo ningún favor a sus hijos al sacrificarse por la
universidad ahora, sólo para depender financieramente
de ellos en el futuro.
Otra idea para ayudar en los ahorros para la universidad
es considerar pedirles a los familiares y amigos cercanos
que una parte de los regalos que regularmente les dan
a sus hijos sea un cheque para depositar en una cuenta
de estudios. Luego, muéstreles a sus hijos sus estados
bancarios regularmente para que puedan ver el progreso
de sus cuentas de ahorros.
Hacer malabares con las exigencias rivales entre la jubilación
y los ahorros para las necesidades de sus hijos no es
sencillo. Sin embargo, con un poco de planificación, está
dentro de su alcance balancear su capacidad de brindarles
oportunidades educativas y de otro tipo a sus hijos y
además proteger la jubilación cómoda que usted se merece.
Para obtener más información sobre cómo
planificar para la jubilación
Le invitamos a visitar mybmoretirement.com o
llamar a My BMO Retirement Line al 1-800-858-3829.
“Expenditures on Children by Families” (Gastos de la familia para los hijos) Centro para Políticas y Promoción de la Nutrición, Departamento de Agricultura de los EE. UU., 2011.
Este ejemplo es a efectos ilustrativos solamente y no representa el desempeño de ninguna inversión en particular. Supone un rendimiento anual promedio del 6%, capitalizado
mensualmente, la reinversión de todos los dividendos y las ganancias de capital, y no toma en cuenta el impacto de los impuestos o la inflación. El desempeño pasado no es
una garantía de los resultados futuros.
1
2
BMO Retirement Services es una parte de BMO Global Asset Management y una división de BMO Harris Bank N.A., y ofrece productos y servicios a través de diversas filiales de
BMO Financial Group. Los productos de inversiones: NO ESTÁN ASEGURADOS POR FDIC – NO TIENEN GARANTÍA BANCARIA – PUEDEN PERDER SU VALOR.
©2012 BMO Financial Corp. 11-325-647 (09/12)

Documentos relacionados