AVIFAUNA DEL PARC SANT PERE

Comentarios

Transcripción

AVIFAUNA DEL PARC SANT PERE
LA AVIFAUNA DEL PARC DE L’ALQUERIA NOVA DE GANDÍA !
Daniel Guijarro Sendra !
Resumen La presente comunicación fue realizada para la Asociación Vecinal Salvem el Parc de Sant de Pere de Gandía, con el fin de que sea presentado ante las instancias que considere oportunas para la paralización del proyecto de remodelación del parque promovidas por el Ayuntamiento de Gandía. Se determinan las especies de aves que lo uBlizan como hábitat para la reproducción y la invernada. En base al estado legal de las especies, a la evidencia cienHfica y a los compromisos políBcos adquiridos por el Ayuntamiento de Gandía en materia de conservación de la biodiversidad, se discute la necesidad de un estudio e informe de impacto del proyecto de remodelación sobre las especies de aves del parque. !
INTRODUCCION !
El hábitat de una especie es el medio definido por factores abióBcos y bióBcos específicos donde vive la especie en una de las fases de su ciclo biológico. Tradicionalmente, los esfuerzos dirigidos a la conservación de la biodiversidad se han centrado en zonas prísBnas o poco alteradas. Sin embargo, en los úlBmos años se ha venido evidenciando la importancia de los espacios verdes urbanos en la conservación de parte de la biodiversidad originaria (McDonnell y PickeO, 1990; Niemelä, 1999; Fernández – Juricic y Jokimäki, 2001; Goddard et al, 2010), y en la provisión de servicios ambientales (Bolund y Hunhammar, 1999; AlberB, 2010), además de los beneficios estéBcos, psicológicos, sociales y de salud para la ciudadanía (Barker y Graf, 1989; Chiesura, 2004; Dearborn y Kark, 2009; Luck et al, 2011; Pellisier et al, 2012). !
En las aves, su ocurrencia (Villard et al, 1995; Sändstrom, 2006), abundancia (Mazzerolle y Villard, 1999) y éxito reproducBvo (Villard et al, 1993) están influidos por la estructura del paisaje por lo que responden bien a la disponibilidad de hábitat (Clergeau et al, 1998) y a los cambios ambientales a diversas escalas espaciales (Temple y Wiens, 1989). Han sido ampliamente uBlizadas en el estudio de los efectos ecológicos de la urbanización (p. e. Blair, 1996; Clergeau et al, 1998; Fernández – Juricic, 2000; Husté y Boulinier, 2007). !
En España, corresponde a la Administración General del Estado la legislación básica de carácter nacional y la atención a las obligaciones internacionales en materia de conservación de la biodiversidad. Para ello, se crea el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y el Catálogo Español de Especies Amenazadas, mediante Ley 42/2007 y regulado por RD 139/2011. Una especie es incorporada al Listado si, argumentado y jusBficado cienHficamente, se considera que es merecedora de una atención y protección parBcular en función de su valor cienHfico, ecológico y cultural, singularidad, rareza, o grado de amenaza así como aquella que figure como protegida en los anexos de las direcBvas y los convenios internacionales raBficados por España. Por otra parte, las Comunidades Autónomas pueden desarrollar normaBvas básicas y medidas adicionales de conservación, además de gesBonar sus recursos naturales. !
En el ámbito local, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), crea la Red de Gobiernos Locales +Biodiversidad cuya acBvidad está encaminada a la promoción de políBcas locales para la conservación, estudio y uso sostenible de la diversidad biológica de España. En colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente, la Red consBtuye un instrumento de apoyo técnico a la EnBdades Locales, ofreciéndoles herramientas para promover el incremento de la Biodiversidad. Las EnBdades Locales integradas en la Red, entre las que se encuentra Gandía, se comprometen a conservar y salvaguardar los ecosistemas, evitar la destrucción de los recursos naturales e incrementar la biodiversidad de los medios urbanos. !
En la evaluación de impacto ambiental se valoran las intervenciones sobre el territorio para proponer alternaBvas no problemáBcas o diseñar medidas que miBguen, compensen o eliminen sus efectos. Estos estudios se concretan en una declaración de impacto ambiental, documento que debe ser aprobado por las autoridades competentes antes de permiBr la ejecución de las obras (Tellería, 2012). La DirecBva 97/11/CE del Consejo, por la que se modifica la DirecBva 85/337/CEE, relaBva a la evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente, incorpora el principio de prevención, principio básico que debe informar toda políBca ambiental. Esta direcBva considera, entre otros aspectos, que los efectos de un proyecto sobre el medio ambiente deben evaluarse para proteger la salud humana, contribuir mediante un mejor entorno a la calidad de vida, velar por el mantenimiento de la diversidad de especies y conservar la capacidad de reproducción del sistema como recurso fundamental de la vida. Por otra parte, el principio de precaución está reconocido como criterio de decisión por el Consejo de Europa desde la reunión de Niza en 2000 y uno de los núcleos argumentales de la Declaración de Río sobre medio ambiente y desarrollo. Este principio indica cómo se debe actuar ante la falta de certezas y busca evitar el riesgo de que se produzcan daños graves o irreversibles por falta de información cienHfica suficiente. !
Las direcBvas europeas en materia de evaluación de impacto de proyectos quedan transpuestas a la legislación española mediante RDL 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos (BOE 23 de 26/01/2008). El arHculo 31.2.6 del Estatuto de Autonomía reconoce a la Generalitat Valenciana la competencia para el desarrollo legislaBvo en el marco de las competencias básicas del Estado en materia de protección del medio ambiente, así como para establecer normas adicionales de protección. En este senBdo, la Generalitat Valenciana aprueba el reglamento para la ejecución de la Ley 2/1989 de Impacto Ambiental mediante Decreto 162/1990 modificado por Decreto 32/2006. !
En la actualidad existe un proyecto de remodelación del Parc de l’Alqueria Nova de Gandía promovido por el Ayuntamiento de Gandía y sufragado, a través del Plan Confianza, por la Generalitat Valenciana. El proyecto incluye la construcción de diversas instalaciones de ocio y cambios en el uso del suelo. !
Los objeBvos de esta comunicación son: 1) determinar las especies de aves presentes en el Parc de l’Alqueria Nova durante la estación reproductora y la invernada, 2) determinar su estado legal y 3) discuBr, en base a la legislación vigente y a la evidencia cienHfica, la necesidad de un estudio e informe de impacto del proyecto sobre las aves que uBlizan el parque como hábitat, especialmente las que figuran como en régimen de protección especial. !
MATERIAL Y METODOS !
El Parc de l’Alqueria Nova () fue construido en 1988. Tiene una superficie de 22.310 m2 () y se encuentra totalmente rodeado por la matriz urbana. Está dividido en zonas en las que se intenta emular parte de la diversidad de hábitats de la Comunidad Valenciana. Por ello cuenta con una buena representación de árboles y arbustos autóctonos, aunque también Benen una importante presencia las especies vegetales exóBcas, comunes en la jardinería urbana (Peiró et al, 2014). !
Para el registro de aves se establecieron 2 puntos de escucha de 5 minutos con radio ilimitado (Ralph et al, 1996). Los puntos de escucha fueron visitados 4 veces en días laborables durante el periodo comprendido entre el 15 de abril y el 15 de junio (estación reproductora) y 2 veces entre el 5 y el 20 de noviembre (invernada) de 2014. Las visitas a cada punto de escucha se realizaron entre las 7:00 h y las 11:00 h variando cada vez la hora exacta de la visita para evitar el efecto de la hora (Bibby et al, 2000). Los puntos de escucha se encontraban a una distancia mínima de 100 m. Tras la llegada al punto de escucha se dejó transcurrir un minuto antes de empezar el registro de aves vistas u oídas. Se consideró que un ave no uBlizaba la zona verde si volaba a gran altura y, obviamente, no interactuaba con ella. En cada visita se anotó la presencia de especies y se determinó la riqueza total y la de cada periodo considerado agrupando los datos obtenidos en cada visita. El porcentaje de grupos tróficos de la comunidad de aves hace referencia a los hábitos alimenBcios de cada especie y muestra, de manera indirecta, los recursos de los que se aprovechan. Los datos referidos a la fenología y hábitos tróficos están tomados de SEO/Birdlife (2014). El estado legal de cada especie corresponde al establecido en el RD 139/2011. !
RESULTADOS !
En total fueron 18 las especies de aves que uBlizaron el Parc de l’Alqueria Nova como hábitat, 14 durante la estación reproductora y 16 durante la invernada, de las que dos especies fueron columbiformes y el resto paseriformes. !
Las especies sedentarias fueron más de la mitad (n=12; 67 %) mientras que las migrantes transaharianas y las invernantes fueron 2 (11 %) y 4 (22 %) especies respecBvamente. !
En cuanto a sus hábitos tróficos, el grupo con mayor número de especies fue el de los insecHvoros (), seguido de polífagos () y granívoros (). Las especies de aves polífagas (n=3) y las granívoras (n=4) fueron exactamente las mismas en ambos periodos. Sin embargo, en el caso de las insecHvoras, el número de especies fue ligeramente mayor durante la invernada (n=9) que durante la estación reproductora (n=7). !
En total, más de la mitad de especies detectadas (n=10; 56 %) se encuentran catalogadas como en régimen de protección especial. Por periodo, fueron 6 especies (43 %) durante la estación reproductora, 8 (50 %) durante la invernada y 4 (33 %) entre las que se presentaron en ambos periodos (Tabla 1). !
Tabla 1. Especies de aves detectadas en el Parc de l’Alqueria Nova durante la estación reproductora y la invernada con su fenología y hábito trófico principal. Est. rep.: estación reproductora, Inv.: Invernada, Fen.: Fenología (S: sedentaria, T: migrante transahariana, I: invernante), Alim.: principal hábito trófico (P: polífago, V: vegetal, A: animal), X = presencia, (*) = incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Especie
Nombre vulgar
Est. Rep.
Inv.
Fen.
Alim.
Columba livia (domésBca)
Paloma cimarrona
X
X
S
P
Streptopelia decaocto
Tórtola turca
X
X
S
V
Hirundo rus;ca*
Golondrina común
X
T
A
Motacilla cinerea*
Lavandera cascadeña
X
I
A
Motacilla alba*
Lavandera blanca
X
X
S
A
Erithacus rubecula*
PeBrrojo europeo
X
X
S
A
Phoenicurus ochruros*
Colirrojo Bzón
X
I
A
Turdus merula
Mirlo común
X
X
S
P
Sylvia melanocephala*
Curruca cabecinegra
X
X
S
A
Sylvia atricapilla*
Curruca capirotada
X
I
A
Phylloscopus collybita*
Mosquitero común
X
I
A
Muscicapa striata*
Papamoscas gris
X
T
A
Parus major*
Carbonero común
X
X
S
A
Sturnus unicolor
Estornino negro
X
X
S
A
Passer domes;cus
Gorrión común
X
X
S
P
Serinus serinus
Verdecillo
X
X
S
V
Chloris chloris
Verderón común
X
X
S
V
Carduelis carduelis
Jilguero europeo
X
X
S
V
!
DISCUSION !
La comunidad especies de aves del Parc de l’Alqueria Nova está dominado por especies sedentarias, propias de ambientes marginales (ecotonos) y con una representación similar por grupos tróficos, aunque el número de especies insecHvoras es mayor. Resultan interesantes los casos del peBrrojo y del gorrión común. El gorrión común es una especie comensal directa del hombre. Sin embargo, en Europa hay varios países en los que sus poblaciones se han reducido considerablemente, como en el Reino Unido, donde se esBma un descenso de 5 millones de parejas (SEO/Birdlife, 2014). El peBrrojo es una especie que en nuestro territorio se comporta como migrante invernal de corta/
larga distancia. Las poblaciones instaladas en los bosques montanos descienden a cotas alBtudinales bajas en invierno y las europeas migran a nuestras laBtudes durante el mismo periodo. Cría preferentemente en lugares frescos. Sin embargo, esta especie ha sido detectada durante la estación reproductora en el parque. Aunque no se ha confirmado su reproducción, sería probable que lo hicieran ya que es una especie territorial durante todo el año y en una de las visitas se observaron dos individuos juntos en una misma rama. A este conBngente se le unen, durante la estación reproductora, especies migradoras transaharianas como el papamoscas gris que uBlizan el parque como zona de alimentación y reproducción. La otra especie transahariana, la golondrina común, uBlizaría el parque como zona de alimentación. La golondrina común ha sufrido un importante declive de sus efecBvos en los úlBmos años, que a escala europea, se cifra en un 27 % entre 1980 y 2003 (SEO/Birdlife, 2014). Durante la invernada, a la comunidad residente se le unen especies procedentes de zonas montañosas cercanas y del norte de Europa. Entre ellas destaca la lavandera cascadeña, especie muy ligada a la presencia de agua dulce. Además de para las especies detectadas, el parque serviría también a las especies de aves en paso migratorio como el papamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca, mosquitero musical Phylloscopus trochilus, buscarla pintoja Locustella naevia y collalba gris Oenanthe oenanthe que, aunque no ha sido detectadas en el parque, sí lo han sido en otros parques de Gandía (Guijarro, datos inéditos). !
La principal causa de la pérdida de biodiversidad es la destrucción, degradación y fragmentación de los hábitats (WWF, 2010). En este contexto, las zonas verdes urbanas desempeñan un papel clave en la conservación de la biodiversidad original, especialmente en el caso de las aves (Fernández – Juricic y Jokimaki, 2001; Sorace, 2001). Las zonas verdes urbanas son ocupadas por poblaciones de diversas especies de aves que encuentran en ellas alimento, refugio y sustrato para la ubicación de sus nidos. !
La riqueza de aves en las zonas verdes urbanas depende de diversos factores que operan a disBntas escalas espaciales y temporales (Jokimaki y Huhta, 1996; Wiens, 1989; Wiens et al, 1987). A nivel de las caracterísBcas del parque, las que se han revelado como más importantes son el tamaño (), la edad () y la estructura de la vegetación (). A la misma escala, el ruido () y la tolerancia de las aves a la presencia humana () también han mostrado un efecto significaBvo sobre la riqueza de especies. !
El tamaño de la zona verde urbana es un factor determinante de la riqueza de especies de aves (Gavareski, 1976; Fernández – Juricic, 2000; Chamberlain et al, 2007) tal y como predice la teoría de la biogeograta insular de MacArthur y Wilson (ver HuggeO, 2004; Begon et al, 2006). En ella se relaciona el aumento del número de especies con el aumento del área, que se vuelve más lento a medida que esta úlBma aumenta. La mayoría de estudios se han llevado a cabo en grandes ciudades (Batllori y Uribe, 1988; Fernández – Juricic, 2000; Zhou y Chu, 2012) en donde se han considerado principalmente grandes espacios verdes en detrimento de los más pequeños (< 2 ha), que son considerados como hábitat de borde (Collinge, 1996). Sin embargo, la tasa de incremento en la riqueza de especies es mayor en las zonas verdes urbanas con menos de 10 ha (Chamberlain et al, 2007) por lo que pueden ser potencialmente úBles en la conservación de la biodiversidad (Carbó – Ramírez y Zuria, 2011; Peris y Montelongo, 2014; Strohbach et al, 2013) si son gesBonados adecuadamente (Fontana et al, 2011). !
El Parc de l’Alqueria Nova entraría en la categoría de parque pequeño ya que apenas supera las 2 ha. Durante la estación reproductora, el número de especies a las que el parque sirvió como hábitat fue similar al encontrado en jardines menores de 10 ha en ciudades europeas (Jokimaki, 1999) y españolas (Peris y Montelongo, 2014). Aunque en el contexto local tenga la sexta mayor superficie, al menos durante la estación reproductora se presenta como el segundo parque con mayor riqueza de especies de aves solo por detrás del Parc Ausiàs March, que lo cuadruplica en tamaño (Guijarro, datos inéditos). Con ello se pone de manifiesto la relevancia del Parc de l’Alqueria Nova para la avifauna en el contexto urbano de Gandía. La relación entre el número de especies y el área no lleva implícito ningún mecanismo que explique por qué hay más especies en áreas mayores. La explicación básica de este aumento en la riqueza de especies es que las áreas mayores suelen tener una mayor diversidad de hábitats (y nichos ecológicos) que las menores, por lo que son capaces de soportar un mayor número de especies disBntas (Begon et al, 1995; Piñol y MarHnez – Vilalta, 2006). La importancia de la composición y estructura vegetal de los espacios verdes urbanos para las aves ha sido ampliamente documentada (p.e. Sandstrom, 2006; Shwartz et al, 2007), asociándose mayor riqueza en especies de aves a una mayor cobertura y estraBficación de la vegetación. !
En el proyecto de remodelación del parque se incluye el transplante de TANTOS árboles entre dos zonas del mismo parque. Para que el transplante de árboles tenga éxito, se debe mantener el equilibrio hídrico entre la copa y el sistema radicular, por lo que es necesaria la reducción de la copa y, en ocasiones, la aplicación de anBtranspirantes y/o defoliantes (Torrijos, 1991). La reducción de la copa suele ser drásBca, con lo que se produciría una reducción de los lugares de nidificación disponibles para las aves que los puedan uBlizar para tal fin. Además, la estructura de la vegetación del parque quedaría alterada por lo que la comunidad de aves también lo haría. !
Otra actuación prevista en el proyecto consiste en la reducción, en aproximadamente un metro, en la cota de nivel en una zona del parque con ejemplares maduros de encinas Quercus ilex y otras especies de árboles (Peiró et al, 2014). Los árboles incluidos en la zona de reducción de la cota serían conservados y para ello se pretende construir un macetero formado por muros de piedra. Al igual que en el caso del transplante, el sistema radicular se vería seriamente dañado por esta operación y en consecuencia sería igualmente necesaria una poda drásBca, con lo que el impacto sobre las aves que nidifican en árboles aumentaría. Además, la reducción de la cota supone por una parte la eliminación directa del estrato herbáceo, recurso trófico para las especies granívoras, y del estrato arbusBvo en el que también se alimentan y anidan algunas aves. Por otra parte, toda la zona rebajada sería pavimentada con pavimento Bpo slabex por lo que podrían verse afectadas aquellas especies de aves insecHvoras que se alimentan sobre superficies de suelo no pavimentadas. En ese senBdo, Fontana et al (2011) encontraron una correlación negaBva entre la superficie pavimentada y la riqueza de especies. Sus resultados muestran la desaparición de 3 especies cuando se incrementa en un 40 % la superficie pavimentada. !
La edad del parque también parece ser otro factor importante en la riqueza de especies de aves por lo que a su grado de madurez se refiere. Fernández – Jurucic (2000) encuentra que en parques maduros la composición de especies parece estar regulada en mayor medida por factores locales, del propio parque, por lo que las comunidades de aves de estos parques pueden considerarse como un reservorio de especies naBvas, haciéndolos relevantes para la conservación de la diversidad de aves en ambientes urbanos. A su vez, la mayor importancia de los factores locales sobre la riqueza de especies en parques maduros conlleva a que la alteración de alguno de dichos factores modifique la estructura y dinámica de la comunidad existente. El Parc de l’Alqueria Nova fue construido en 1988 y no ha sido modificado sustancialmente desde entonces. Tras 26 años se puede considerar que se trata de un sistema maduro en el que sus elementos actuales son los que, con una mayor influencia, configuran la comunidad de aves que sustenta. Por esta razón, cualquier actuación sobre cualquier elemento del parque supondría una alteración en la comunidad actual de ave. !
Como se ha dicho anteriormente, a escala de parque existen otros factores que se relacionan significaBvamente con la riqueza de aves. El ruido es uno de ellos porque, a parBr de determinados valores, disminuye la calidad del hábitat para las aves () al incrementar su estrés y causar distorsión en la comunicación vocal (). Patón et al (2012), en un estudio sobre la tolerancia al ruido de 91 especies en 27 parques urbanos de la península ibérica, encuentran un límite de 50 dB a la presencia de algunas especies. Estos autores proponen la instalación de barreras acúsBcas para reducir los niveles de ruido por debajo del valor límite con el fin de atraer a las especies menos tolerantes. !
En este senBdo, las lomas que se encuentran en buena parte del perímetro del parque funcionan como barreras acúsBcas frente al ruido procedente de la matriz urbana. La reducción de la cota de nivel prevista en el proyecto eliminaría el efecto de barrera acúsBca y aumentaría los niveles de ruido en el parque. Además, el proyecto del Ayuntamiento de Gandía incluye la construcción de una instalación hostelera (chiringuito) que, además del ruido generado por su propia acBvidad, de manera presumible contará con la autorización para la emisión de música ambiental. Por ambas razones resulta previsible un aumento en los niveles de ruido en el parque, por lo que las especies de aves se verían también afectadas en este senBdo, especialmente las menos tolerantes. !
Otro factor que reviste importancia es la tolerancia de las aves a la presencia humana. Esta presencia reduce la riqueza de aves al modificar la probabilidad de ocupación de recursos, espacial y temporalmente, reduciendo así sus posibilidades de alimentación y reproducción (Fernández – Jurucic y Tellería, 2000; Fernández – Juricic, 2000). La estructura del hábitat y su grado de complejidad se han mostrado beneficiosos para el incremento de los niveles de tolerancia de las aves al proporcionar una mayor disponibilidad de lugares de refugio (Burger y Gochfeld, 1991). !
Con la reducción de la cota prevista en el proyecto de remodelación del parque y la construcción de un chiringuito aumentaría la presencia humana y disminuiría la tolerancia de algunas especies, especialmente las migradoras. Estas especies son menos tolerantes que las residentes debido a que manBenen menos contacto con los humanos a lo largo del año (Burger y Gochfeld, 1991). !
Además de la protección general sobre todas las especies que otorga la Ley 42/2007 (), se prohibe explicitamente la destrucción o deterioro de nidos, vivares y áreas de reproducción, invernada o reposo ,en todas las fases del ciclo biológico, de las incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección especial (Art. 54. b del RD 139/2011). Más de la mitad de las especies de aves del Parc de l’Alquería Nova se encuentran en ese listado. Por ello, se debe prestar especial atención a que el proyecto no las afecte negaBvamente y provoque su desaparición del parque. Este hecho supondría el incumplimiento de los objeBvos y compromisos en materia de conservación de la biodiversidad de todas las administraciones públicas en el ámbito de la Unión Europea. En ese mismo senBdo, el Ayuntamiento de Gandía estaría incumpliendo sus propios compromisos al no evaluar el impacto sobre la avifauna del proyecto, habida cuenta de su pertenencia a la Red de EnBdades Locales +Biodiversidad de la FEMP, entre cuyos objeBvos se encuentra el incremento de la biodiversidad en el medio urbano (). !
Además, en el Decreto 162/1990 modificado por el Decreto 32/2006, se citan en su Anexo I aquellos proyectos sujetos a evaluación de impacto ambiental. En él se incluyen aquellos proyectos en los que se produzcan intervenciones sobre suelos y vegetación que no estén directamente asociadas con su conservación y mejora a medio y largo plazo o con el ordenado aprovechamiento que garanBce la persistencia del recurso (apartado 1.d), que en este caso sería la conservación de la diversidad de aves En este senBdo, el Ayuntamiento de Gandía podría estar incumpliendo la legislación vigente en materia de impacto ambiental al no realizar una evaluación y declaración de impacto del proyecto, ya que éste incluye actuaciones sobre el suelo y la vegetación del parque que en ningún caso están asociados a su conservación y mejora, ni a la persistencia de las especies de aves protegidas que lo habitan. !
CONCLUSIONES !
En resumen, el Parc de l’Alqueria Nova es el hábitat de, al menos, 18 especies de aves de la que más de la mitad se encuentran en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial. Esto supone, entre otras, la prohibición de destruir o deteriorar sus áreas de reproducción, invernada o reposo, en todas las fases de su ciclo biológico. A la luz de la evidencia cienHfica, la remodelación de los elementos que conforman el parque en la actualidad podría comprometer la conBnuidad de las especies más sensibles a los cambios. Ante la previsible pérdida de diversidad de aves, en virtud del Principio de Precaución, principio básico de las políBcas ambientales en la Unión Europea, y en aplicación de la normaBva básica en materia de conservación de la biodiversidad e impacto ambiental, se hace necesaria la evaluación y declaración de impacto ambiental del proyecto de remodelación del Parc de l’Alqueria Nova sobre las aves, especialmente de las listadas como en régimen de protección especial. Como parte de la Red de EnBdades Locales +Biodiversidad, el Ayuntamiento de Gandía cuenta con las herramientas necesarias para la consecución de sus compromisos en materia de conservación de la biodiversidad, especialmente en el medio urbano. !
BIBLIOGRAFIA !
Torrijos J (1991) Transplante de árboles ejemplares ornamentales. I parte. Hor;cultura 68: 6 – 31 (disponible en www.magrama.gob.es)

Documentos relacionados