el Ejército de los Andes - Instituto de Estudios Socio

Comentarios

Transcripción

el Ejército de los Andes - Instituto de Estudios Socio
Lasfuerzas
de guerra
enIaconstrucción
delE
AméricaLatina,sigloXIX
,,t'
luanCarlosGaravaglia,
luan o Ruizv
Edlrardo
Zimmermann
tores
I
i
,1,
:
Lasfuerzas
deguerra
enlaconstrucción
delEstado
:América
Latina,
sigloXIX/ edición
- 1a
literaria
acargodeJuanCarlos
Garavaglia
Juan
Pro
Ruiz
Eduardo
A.
Zimmermann.
;
;
- Universitat
ed.- Rosario
: Prohistoria
Ediciones;
SBLA
Pompeu
Fabra,2012.
460p.;23x16
cm.
lndice
l'n)logo,Juan('arlosGaravaglia
IáRTE I
-5
lsBN978-987-1
855-31
1.Historia
Universal.2.
Historia
PolÍtica.3.
Guenas.l.
Garavaglia,
JuanCarlos,
ed.lit.ll.
ProRuiz,
Juan,
ed.lit.lll.Zimmermann,
Eduardo
A.,ed.lit.
cDD909
Guerra y Estado en tiempos de construcción nacional:
<ttmentariossobre América Latina en el siglo XIX, JuanPro Ruiz
t7
Fuerzas militares para defenderal Eslado: Guatemala 1823-1863,
JuanCarlosSarazúaPérez........,..
JJ
El ejércíto y la guerra en laformación del Estado costanicense,
EstebanCorellaOvares.........
59
De la guerra civil nicaragüensea la guerra antffilibustera
centroamer icana, I 854- I I 5 7, Y ictor Hugo Acuña Ortega..........
I)
Fecha
decatalogación:
1611012012
y diseño:
Composición
mbdiseño
Edición:
Prohistoria
Ediciones
Diseño
deTapa:
LaCantera
y supublicación
Estelibrorecibió
porreevaluación
académica
hasidorecomendada
queasesoran
conocidos
especialistas
a estaeditorial
enlaselección
delosmateriales.
TODOS
LOSDERECHOS
REGISTRADOS
HECHO
ELDEPÓSIO
MARCA
LALEY11723
QUE
@JuanCarlos
Garavaglia
y losautores
A.Zimmermann
; JuanProRuiz; Eduardo
@deestaedición:M,on$*".J.
- Rosario,
Tucumán
2253,(S2002JVA)
Argentina
- [email protected]
[email protected]
Email:
prohistoria.com.arlediciones
Webstore:
www.
y capítulos
Descarga
deíndices
sincargo:
www.scribd.com/PR0HlST0RlA
Prohibida
lareproducción
totalo parcial
y de
deestaobra,
incluido
sudiseño
tipográfico
portada,
y porcualquier
encualquier
formato
medio,
mecánico
o electrónico,
sinexpresa
autorización
deleditor.
Estelibroseterminó
deimprimir
enTalleres
Fervil
Gráficos
Rosario,
SRL,
enel mesde
noviembre
de2012
Impreso
enlaArgentina
-5
lsBN978-987-1
855-31
Empréstitospara la guerra / entramadosde la acción.
República de la Nueva Granada 1839-1842, Pilar López Bejarano
Ejército y milicias del Estado ecuatoriano, 1830-1861.
Una aproximación a su compleja conformación, Viviana Velasco Herrera.. t23
Ciudadanosen armas: el ejército y lq creación del Estado, Perú
( 182I- 1861),NataliaSobrevillaPerea,...........
161
PARTE II
Guerra,fuerzas militares y construcción estatal en el Río de la Plata,
siglo XIX. Un comentarlo, Eduardo Zimmermann
185
La máquina de guerra y el Estado: el Ejército de los Andes
tras la caída del Estqdo central del Río de la Plata en I824,
A l e i a n d r oM . R a b i n o v i c h . . . . . . . . . . . . . . . , . . .
20s
La educación militar en BuenosAires entre I820 v 1830,
RodolfoGonzálezLebrero........
241
2ll4
I tr.lneryttl rh,qnerra...
¿Quépodemosaprenderde todo esto sobre el proceso de construcción
en la región? Como se ha dicho, muchos de estostrabajos apuntan
la necesidadde incorporar una visión de la construcción del estadoque
ca los aspectosrelacionalesde dicho proceso. La mediación entre"las nubes
Estado" y "las tierras de la sociedad"33fue sin duda indispensablepara el a
en la consolidación del poder rosista y del primer estado de la nación uni
En la medida en que proyectamosnuestra mirada hacia fines del siglo diec
y comienzos del veinte se plantea el interrogante sobre la maneraen la que
procesosde mediación asentadosen las relacionespersonalessirvieron a un
yecto de racionalización y despersonalizaciónen el armado de la admini
nacional, si es que alguna vez eseproceso tuvo lugar en nuestrosestados.De
modo, estos trabajos, ademásde acrecentarnuestro conocimiento del período
tudiado, sientan las basespara una muy productiva exploración de i
que se proyectan hastael día de hoy.
La máquina de guerra y el Estado:
el Ejércitode losAndestras la caída
del Estado central del Río de la plata en 1820
Al,sre¡{pnoM. R¡srNovrcu
Universidad Nacional de La Pampa I CONICET
SBLA Project
lntroducción
a historiografia de las repúblicas surgidastras el colapso del imperio coloT
nial
hispanoamericanoha realizado avancesmuy significativos en el estuI
l-J
aio de la relación entre el desarrollo de las fuerzasarmadasy los procesos
de formación estatal.Estos trabajos fundacionaleshan mostrado el notable peso
de los gastosmilitares sobre el presupuestode los Estadosnacientesy del personal
militar sobre la totalidad del personal que empleaban. Emerge así, sólidamente
sentada,la visión de un Estado militarizado, sostenidopor la fuerza de las armasy
en donde el Ejército constituye la principal institución estatal.l
Este enfoque es respaldado por las premisas de la teoría europea del F¡scal-military State: los Estados modemos se desarrollan a partir del crecimiento
exponencial de los efectivos militares cuyo mantenimiento requiere de ingentes
I
33 GARAVAGLIA, Juan Carlos Construir el estado..., cit., p. 367.
HALPERIN DONGHI, T¿lio Revolución y Guerra. Formación de una élite dirígente en la Argentina criolla, Siglo XXI, Buenos Aires, 1994; Guerra y finanzas en los orígenes del Estado
argentino (1791-1850), Prometeo, Buenos Aires, 2005; "Gastos militares y economía regional: el
Ejército del Norte (1810-1817)",enDesarrollo Económico,197l, vol.l l, núm. 41, pp. 87-99.GARAVAGLIA, Juan Carlos "La apoteosisdel Leviatán: El estadoen Buenos Aires durante la primera mitad del siglo XI){", en Latin American ResearchReview,2003,vol.38, núm. 1, pp. 135-168;
"Ejército y milicia: los campesinosbonaerensesy el peso de las exigencias militares, 18 l0-l 860",
enAnuario 1EH5,2003,núm. 18,pp. 153-187;"De Caserosa la guerradel Paraguay:el disciplinamiento de la población campesina en el Buenos Aires postrosista (1852-1865)", en Illes i Imperis,.
2001, núm. 5, pp. 53-80; KUETHE, Allan J. "Decisiones estratégicasy las finanzas militares del
XVIII", en MARCHENA FERNANDEZ, Juan y CHUSI Manuel (editores) Por lafuerza de las
armas. Ejército e Independencías en lberoamérica, 2008, pp. 83-l0l; ARCHER, Christon I. E/
ejército en el México borbónico, 1760-1810, FCE, México, 1983. FRADKIN, Raúl "Sociedad y
miiitarización revolucionaria. Buenos Aires y el Litoral rioplatense en la primera mitad del siglo
XIX", AA.W. ¿a construcción de la Nación Argentina. El rol de las Fuerzas Armadas, Ministerio
de Defensa, Buenos Aires, 2010. SALVATORE, Ricardo D. WanderingPaysanos. State order and
subaltern experience in Buenos Aires during the Rosas era,Duke University Press, Durham and
London, 2003; "Reclutamiento militar, disciplina y proletarización en la era de Rosas", Boletín
Ravignani, 1992, nitrn. 5, pp.25-47 .
.,.1!(t
Lt,
J r r ,t . . , r , t f t : , / t tt t , t
I .r ur,t,¡trtrt,tttt :,./ttttit...
recursosflscalessólo obteniblesa partir
dc la c.nstrtt¡citirr
dc urra'rrr¡rliir5r
cia estatal.2
Ahora bien,desdela perspectivadel Estado
militar_fiscal
el ljjcircito¿rp¡
imporranr:,
q"lo subordinado,
.n
p,,,**., .t.:
::::."::
tauraciónij::.]:11Tent¡
de un nuevoordenestaral.La iniciariv"
"r
."r,á"t""'],r..
;irñ
,.i1,,
::.Jil::,i"iinan!es.cornpromeridoscon el desarroltodel Estado,nric'rras
el Ejércitoesuninsrrumenro
máso menosinerreensusmanos.
,',.r.,11:ii1].*;
erFierc
íro.
;eríaasíconceb
idoconr
o u¡r¡¡crrtr
l:.:11i1.""j:Ti:
incapaz
de porlar:::
en sí]:1li!r1een,
mismo.rnp.oy..io políticopropio,
resesnecesarios
a surealización.
ni ¿. u.t¡.,,ru;;:,r.|l.i:
Este trabajo se interroga sobre ra conveniencia
de mantenerestas ú¡rrinna
premisasparael estudiode los ejércitos
hispanoamericanos
del períodode ra i'da.
pendencia,proponiendoque las mismas
d"ten ser superadasen er sentidocrc
una
mayor atenciónhacia el.rol propia'rente porítico
de Ias entidadesmilitares_rcvr¡
lucionarias.Es que en Hispanoarnérica
ra rupturadel régimen.oroniul no dio prro
a la instalacióninmediatade una serie
de Esiadosnacionalesduraderosy estabrcr.
Se abrió más bien un procesohistóricomuy
complej;
frontcral.
,r" i",
el régimen político regítimo y las fbnnas
""
"r""";
del orden social
serían
redefinidos
do
acuerdoa los sangrientosvaivenesde ra guerra
revolucionaria.En algunosterrit'.
rios en particular,como en er Río de ra pIata,
esteprocesose extendiómucho nrór
allá del fin oficial de Ia guerrade ra independencia
en Ayacucho,desarro'ánd.sc
durantedécadas.r
Así, Ia rearidadpolíticano fue signadapor
ra instauración
linc¿rl
de un orden estatardeterminadosino por
el afrontamientoarmadode una nrurriplicidadde proyectosdivergentes,
argunosde roscuaresprosperaron
mientrasquc
la mayoríasucumbió.
La hipótesismás generarque sustentaeste
artícuropranteaque en esteescc-
t,,:ol: *u¡a,s
estatu
r", ¿¿
u¡r".,r""l iJ,l,i"ilffi
:,1i:,,*j:]:
T:
::,ru
""
enc:Trar:n
u
n
rerreno
i¿.,i
i p"r""J";il;
;;'ffi "o:L:li::
;iil:i
:],:.:i:":
-"p*i
. s.rado,,
EIrosfueron
;ffi ; ;i;,*#;¿
:fl*:j:"i::T"?:::o:
*1 do.adenn
a1ud1n
ir,,, r._,".",'
; T.";i
;;ffi ;1'ffi ;#;i:
:::11 ] :: ::tado1,
institucionll.
.árJ:,ffi;il;^;:fi;1.r1;
.Fy"lol
::,"'*"r:j:jrma
primera importancia
"riporitica
""
rr¡'n,vr!4rur4uurauos
dotadosoe
de Inlcratlva
iniciativa
políti
y dipromática, usufructuarios
de dosis variables de independencia porítica
y geográfica.
geográfica,portadores
Dortadores de
de
rrn
^"^v u
un
r r pro_
Pr v-
yecto revolucionarioy en tanto tares,
sujetosáe un tipo específicode soberanía
v
'
in Eighteenth-Cenrur¡,
Europe.Ashsate,
l!^"^Í::',:';Y,]::lr1state
i;,.*;:;;i";;iííi
j:113
ii,i!lL"í!iÍ;,";:::;:"
,;::i:r:i,::*,,:ir,l:.,";,lnI'.enEwrn,
il,Tj:li
"t"n"ii"
?jl?::*,1*:J,
:11i'T
ii,",,;";;;"i,::;;"';;,,"íi,,",',i,fií;
EnglishStatc, i6gg t7g3, Unwin
iH,:H';H:'¡i,t";,Í:tJ
Hyman, Lonclon.l9g9
M IGuEZ, Eduardo
"Guerray ordenso.iut.n to, frig.n., ¿.
ruNu.ronArgentina,
l u r0-r g80,,,en
Anuarir¡18H5,2003,
núm.lU, pp. l7_3g.
.fll
, l , l r . u i t i ¡ n i t l a lcrls. t a sl i r r m a se s p c c i a l cdsc l a p o l í t i c am i l i t a r - r e v o l u c i o n a rsi au ,s
,,rr.rt'tcristicas.
suscondicionesde posibilidad,constituyenel objetoprincipaldel
\
ü
l
t
c
t
r
a
b
a
j
o.
l'r(
l)¿rraco¡nenzara explorarlasse tomará como foco de análisisal Ejércitoque
tut.r isto,en el Río de la Plataperotambiénmás allá,como el paradigmadel ejér, rt,r ¡rrof-esional,
regulary disciplinadoal que podíanaspirarlasnuevasrepúblicas
el Ejércitode los Andes.El estudiode las relacionesestablehr'¡luroamericanas:
trasel añobi, rtlrrscorllos diversosEstadoscon los quetuvo trato,especialmente
..,rlr.ude 1820,nos permitiráir delineandolos límitesperotambiénlas riquísimas
Algunasde estasperipede su accionarpolítico revolucionario.
¡rrrrcrrcialidades
r rirsson bien conocidasde la historiografiaargentina,por lo que la tareaconsistirá
nrr,nosen aportardatosnuevosque en integrar los acontecimientosdentro de una
rrrrtrizinterpretativacentradaen el procesode fonnación estatal.
l,:rscondicionesde posibilidadde un Ejército independiente
| | llarnadoEjército de los Andes es un organismode apariciónrelativamentetartllr entrelos frutosbélicosde la revolución.Desdelasjornadasde mayo de 1810
en el Alto Perúy en la Banda
se habíaconcentrado
l¡rlctividad militar rioplatense
r )riental,dandonacimientoa dos ejércitosprincipales,el del "Norte" o "Auxiliar
en sus pri,lcl Perú",y el del "Este" o de la "Capital".Habiendoexperimentado
nreroscuatroañosde vida innumerablesavancesy retrocesos,victoriasy derrotas,
rlcsbandesy remontas,estasdos agrupacionesarmadasllegaron al año de 1815
y contaminadaspolíticamentepor la lucha facciosaque comenzabaa
,lcsgastadas
con fuerzaatronadora.Es en esecontextoque el Directoriodecretóla
rrranifestarse
el'eaciónde una nueva fuerzamás regular,más profesionaly mejor equipadaque
sLrspredecesoras,
abriendonuevoshorizontesa la revolución.
Lejos de nacerapolítico y aislado,el Ejército de los Andes se apoyó inicialntcnteen una tríada muy concretade poder geográfico,político e institucional,
eonformadapor la Logia Lautaro (grupo secretode acción política para la inde¡rcndenciade las ProvinciasUnidasy Chilea)y dos poderesestatalesen manosde
rniembrosde esta última: el Estadocentral del Río de la Plata,bajo el Directorio
tle JuanMartín de Pueynedóndesdejulio de 1816,y la Gobernación-intendencia
tlc Cuyo, bajo el mando de Joséde San Martín. Dentro de esteesquenlala logia
DEL SOLAR, Felipe S. "Masonesy SociedadesSecretas:redesmilitares durantelas gueffasdc
independenciaen América del Sur", en Amérique Lat¡ne Histoirc el Mémoire.,Les Cahiers ALGONZALEZ BERNALHIM, nun. 19, 2010, en línea: http:i/alhim.revues.org/index3475'html;
DO. Pilar "Phénoménesrévolutionnaireset fbrmes d'organisationpolitique au Río de la Plata
( I 810-l8l5)", en voVELLE,, Michel L'lmage de la RévolulionFrangaise,vol.2,PergamonPress,
Paris, 1989, pp t395-908 oNSARl, Fabián sar Martín' ['ct Logia Lautdro )] la F-rancmasonerio'
E d i t o r i aA
l v e l l a n e d a1. 9 5l .
't!
2()8
I tr.r.f)rr.zt.rit .gtrlnu..
coordinaría
l a a c c i ó np o l í t i c a¿ la l n b o sl a d o sc l el a c o r d i l l e r ae. l E s t a d oc t . r r r r ,
daríaapoyo nlilitar (ba.ioIa fbrnracleantiguasr-rniclacles
qLrescríanreasign¡t¡r,.,
l o s A n d c s )y s o b r et o d o f i n a n c i e r o
a l n u e v oE j é r c i t o ,r5n i e n t r a qs L l el o s p r r c l r l , , .
de Cuyo soportaríanla ntayorpartedel pesoclelreclutan.licntt,
y lr, o.gu,,,r,,..,,,,,
logistica
dc la cx¡rcdiciirrr.
Estcúltilno pttntolnarcal'ía
a firegoel nacimientoclelEjércitode los A¡r¡.,
De'hecho'el procesode fbrmaciónclelnrismoes inse¡rarable
de la reorganlzacr.'
conrpletade Ia gobcrnaci<in
de cuyo h'asel nonrbrarniento
del coronelSanM,rrr,,,
c o r . r .gr o b e r r r a d o r - i n t e n d ecnntsee p t i e m b rdee l u l 4 . 7 S a nM a r t í ns e a b o c ói n r l r t .
diatanlcntea la nlilitarizaciilnclela regi(ln,volcanclola totaliclaci
clelos recul.st,..
httnlanos,
cconcimicos
y tnateriales
clela socieclad
locala la fbnracióndel Ejérr,r
to. tarcaque seríaluegocotttinuada
por gobernanles
aliadosen MeltcJoza
(Toribi,,
d c L u z u r i a g a )S, a nL u i s ( V i c e n t cD u p u y )y S a nJ u a n( l g n a c i oD e l a R o s a ¡ .
crear un cLrerpo
guerrcrode ra talla clcl Ejércitode los Andessobrela base
d e u , a . c g i ó ' n r a r - u i , ayl c l c m o g r á f i c a ' r c ndtéeb i lc o n l oc u y o i m p l i c a b au n a
rc.signacióncol.npleta
de prioridacies.
No sólo se adjudicaronal llantenirrrentoclcl
E¡ércitolos recursosfiscalcsordinarios(cliezmosy alcabalas)y extraordi¡aries
(empréstitos
a particLrlares,
contribuciones
de guerra,vcntacletierras,loteríaprovincial. etc.i)' sino qtte se ilrstaur(runa verdaderacconor-lría
cleguerradestinacl¡
a ctrbrirlas necesidades
ntaterialesclela gucrra,desclela explotaciórr
dc azufic.
plata,salitre,plomoy cobre,hastala críay engorcle
de ga.adovacuno,nrirlary ca_
ballar.asícotro el cslablecintiento
de grancles
talleresrrilitares,textilesy de conlécciónde calzado.arnrerías
y talabarterías
clueemplearona práscte300 obreros
y artesarros."
El reclutanriento
de Ia tropa,por otro lado,combinóprácticarnente
todaslas lbrlnasconocidasen cl continente:el voluntariaclo,
la conscrirrción.
el
l r r i t z l l o l i ' l l l a n s o s t i e t r tc¡ u c c l D i r c c t o r i 0c o n t r i t r u y tci o n l a c n ( ) i l I i t l ¿ r c l
d c 1 . 0 ( r 2 . 3 1p- je s o sa l a
t r r g a t r i z a c i tdi rel l c ' i Ú r c i tyo p r i t n e mc r ¡ r c t l i c i t i nt l c ' C h i l c V
. c r : I l o p p M A N . F r i t z L . . . - l ' h c l , i ¡ r a ' ien g
t r l S a n M a l t i n ' s l i x p e c l i t i o n s "c.n T l t t ' I I i . s : l t c t t t i t . l t n ¿ r i tI'lti us t o r i t t t l R t ' y i a l l . .
r ' o 1 . 3 2r,r ú r n r . .l1) ,u k e
U n i V e r s i l y l ) r c sl s9 . 5 2 . p p . 6 3 . t - 6 - - l t l . C
H 'Al iL. :I T I i R I N I ) o N G I l l , ' I - u l i o G t t e r r a . r l . . i t t u r t : u s . . . . , c t t . ,
p . ll ¡ .
Sob|c Ia trrganizacitinclc estc cjórcito rcr MIfTI:t,BAC'll. lreclcric0F:..Sun
,Ilcil.tínor.gtrniLrtLtr
n t i l i t u t. I : ' t l .I ) L ¡ n k c nB' u c n t l sA i r c s , l 9 9 t i . C l i . : E S P I r . l o(, i e r r i n i n r ol i l
t l c l t ¡ sA t u l e . s( i..n ) t t i t , u
¡tu,so
ltis/t)rittt tlt'lus rt¡tt'tttt'irtn¿\(lel E¡¿r'(¡tocla lt¡.s¡1tnle,v
tle Cltilt,ett lgl7.
¡ttrrtr lLr re.slrttrrtttiótt
I - i b r c r í aL a F a c u l t a t lI.l u c n o sA i r - c s .l 9 l ( r .
l : s t l ' i c t a l l t e n thca t r l a n c l oc.l E i Ú r c i t oc l c l o s A n t l e sn r c c c o n c l d c c r c t od c l
l. ¿c ag¡st¡ tlc lgl6
n o l l l b r ¡ n d oa S a l l M a r t í n g c n c r a lc r r . i c 1 'dc c l r r i s n r o ^p c r o l a t a r e ac o n c r c t u
clcsu organizucitin
c s t a t r ac n n t a r c h ad c s c l cl a l l c g a c l d
a c S a n M a r t í na ( ' u v o .
t l R A ( ; O N I , B r . a t r i z" U n p r ¡ c h l (c, t l t . f r r ¡ l u c i r r l Ir r. , r t l e ¡ . .
, r u ¡ ¡ , ; . oy r n i l r t a r . i z a c i rciun f . u y o , , , . V t p o _
'sio lttlat'nuLittt¡ul I )00 tlt'1ct IIav¡ltt<ión ttt Il¡L'n¡<ttn<jric.r;
.t((¡rn(.\, tr'l)t..'.\¿ttr.k¡()tt(\.
l)ro.t.(,(,t i o t t e , s "M, o n t c v i c l e o , 2 0 - c2 l3cj L r l i o2 0 I { ) ,p . | 2 .
( O M A D R Á N R U I Z , . l o l g c" ( t r y oy i a l i o t ' n r a c i t i n
c l e lE j é r c i t od c l o s A n c l e s(.' o n s c c u c n c i ¿Sr s. citl-ccontinricas".en ['t'ittt¿r(itngn'.to Intatn¿ttit¡ttttlSttnntttt.littittno,
B¡cnos Aires. 197g.
, l r l e r l rt l c v l g o s . I a i r r c o r ¡ r o r l r c int irna s i v ac i cl a e s c l a v a t u rya l a t r r o v i l i z a nli I icianos.
Lrrr i Iilrr tlc Ilunlct'ttsc'ts
corrtitrgentes
I )! cstc nrorlo,itllcnas28 lttesesdespuésde iniciadala gobernaciónde San
r r rc r r( ' r r y o .c l l r j é r c i t od e l o sA n d e si n i c i a b ae l c r u c ed e l a c o r d i l l e r ac o n u n a
a la nritadde la
,r tlc nllis dc'5.000hontbres,cquivalenteaproximadamente
,,r,itin lltasculinay aclultalocal.El resultadode estaenormetareaorganizativa,
debíaser una
r rtuc se arr¡inabaa un Estadoltaoionaly a una Gobernación,
,l luilitarde extraordinaria
capacidadcombativaque derrotasea los realistas
, r icsc clebaluarteal ordenestatalquc la habíaconstituido.La primerarr,itad
lasproel Ejércitode losAndesfire,segÚrn
,recLración
se cumplióplellatnente:
., ioltcsentrelas armasy de acuerdoa la lbrmalizaciónde su flncionamicnto
lno. el lnás regularque se hayavisto en el Río de Ia Plata;sus tlllidadescon,,n cou Llnexcelcnterriveltécnicoy dierona la revoluciórlstls luás resonantes
Iorias.r,,
La segundauritad la obedienciay apoyoal Estadocentraldel Río de
seruna cuestiónmtlchonlásproblelnática'
l'lata . siu ernbargo.t.nostr(r
U r rp r i n r e rc o n f l i c t oc o n e l p o d e rd e l D i r e c t o r i os u r g i óy a e n e n e r od e 1 8 1 5 .
' , r el a l l c g a d aa l p g d c rd e c a r l o s M a r i aA l v e a r .S a l rM l r t í n s e a p r e s t t r aó p e d i r
ünciadel gobiernode Cuyo "por ntotivosde salud",licenciaque le fireotorgada
Agitadapor el
.,)r'sLr
rival quiennombr(ta GregorioPerdrielcomo reelllplazante.
la ciudadde Mendozase Inovilizópara rechazarel nuevo
,rr.tidosant.nartiniano
()utbraltliento:
cl cabildo,lasnliliciasy diversosscctoresdel pueblodesconocteon públicaurente
la autoridad"tiránica"de Alvear y exigieronla continuidaden
'I ntandode su actualgobernador.
Una.luntade guerracollvocadapor esteúltimo
al gobiernode BueuosAires hastaque el pueblono
lccidiónegarsuborclinaciórr
.'ligieselibreutentea su gobenlante.Se tratabaasí de Llnaverdaderarevoluciót1
rcgionalcluecontribllyóa dar por tierracon la aventllradirectorialde Alvear,al
liempo qLleotorgabaal liderazgocuyanode San Martín Lrnalegitinlidadpopular
eraun atributodel cargode Gobernadorintendencspecialque no necesariamerlte
l c c l e s i g n a ddoe s d eB u e n o sA i r c s . r r
estabaescritaen la nlaPorotro lado,la existenciade "lealtades"divergentes
sin ningllnaduda,el
neraulisutade fbnnaral Ejércitode losAndes.Jttrídicamente.
Iijército¡rertenecía
al Estadocentralde las ProvinciasUnidasdel Río de Ia Plata,
El
necesarialnente.
l)ero otros clivajesterritorialesimportantesse manifestaban
I t ) A n t c s t l c p a f t i f h a c i r C ' h i l ee l e j é r c i t nc l c l í n c a e s t a b ac o n . r p u e s dt oc 3 . 0 0 0 i n l ¿ r n t e s , 7 0 0 - i i n e t c s
y 250 artillcros. lo c¡ucexpreslba cxactanrcntcla composición inclicatla¡ror el arte de la gtterra
i t r t e r n av, c r p o r e j e n r p l oc l " R e g l a e ¡ r o p c o .R e s p c c t od e l g r a d od c t l c s a r r o l l od c l a o r g a n i z a c i ó n
M a y o r t l e l E j é r c i t od c l o s A n t l c s , 2 4t l e t l i c i c n r b r cd e l l l l ( r " e n S A L E N O , N . M .
n r e n t od c l E s t a c l o
(tlir.l lliblir¡tatu tlc trluto, (olacciótt tlt'Ohru,s r l)ot'trnten/o.s
7t¿tz lrt Ilisloria lrgentina,vol-16.
S e n a c icol eI a N a c i ó n ,B u c n o sA i r c s . I 9 6 0 -| 9 7 4 . p . I 4 . 2 3 9 .
B R A C i O N IB
, e a t r i z" U n p t t e b l oe r tr c r o l t ¡ c i t i n . . .c" .i t . ,p . 9 .
210
I ts lruTtt.r degtrtrra...
nexo del Ejércitocon la gobernaciónde Cuyo y su región,paraelnpezar,iltrlotr
Paraser un ejército"naciollal".l,'
zabalaapariciónde uo pocasparticularidades.
en el sostérreconónli(o\
regióncllyanaparticipabade nraneradesproporcionada
t'rr
materialdel misrno.Los cuyanosno eranllamadosa eltrolarseen los batalloncs
rrrl
y
pl'ollletill
les
se
locales
sino que se apelabaa susintereses
tantorioplatenses,
regional.ll
radiode acciónmeranrente
cluieneserall lll
Otro tanto sucedíacon Ios numerososemigradoscl.rilenos.
Trasel éxito tl,'
corporadosa las filas en unidadesy bajo condicionesespeciales.
g
o
b
i
e
r
n
o
a
l i a d oe n e l p r t r "
l a p r i m e rc a m p a ñ ad e C h i l ey c o n l a i n s t a l a c i ódne u n
Ejército
de los Arr
del
estasituaciónlue cou,plicadacon la inclr.rsión
transandino.
la aliarrzrr
de
y
expresi(')11
desdentrodel "Ejército Unido de los Ar.rdcs de Chile",
prosecuctt'tt
pos
la
de
fbrnralentrelos gobiernosde Chile y del Río de la Platael1
en tierra peruana.El Ejércitode los Anclessegtrirr
de la lucha de independencia
era de ahoraen más li
siendoun ejércitit"rioplatense".pero sLlfuncionaurientg
gobierno
trasandillo.
nanciadorrayonrelltepor lasarcasdel nttevo
Paramediadosde I 81i3,completadala "reconquista"patriotade Chile corl
excepcióndel sur de del país,ett llanos de los realistaspor variosañoslrás- . eI
Ejércitode los Andes podía dar por terminadasu fase inicial de fbrmación.l l
objetivo inrrediatode su creacirinestabacurnplido:f)lryo ya no se errcolltrrllrir
Chile estabaen fflanosamigas.Es a partirde estepuntoqtle se abrecl
amenazada,
y vtleltasdentrotlc
campode análisisque interesaa esteartículo.Trasañosde id¿rs
iba a entrar'
fronterasvirreinales,ahorala guerrade la independertcia
lasarrtiguas
jurisdicciones
dcl
y
las
en su etapadecisivaa escalacolltinental.Las l'ronteras
y
nuevas
nuevos
Estados
ordencolonialiban a ser fbrzadasal máxinlo,stlfgirían
naciones.Entre la c¡uiebrade las estructurasestatalesvigcrrtesy el lrrcitniellto
condicioncsexcepcionalcs
los ejércitosdel períodoencontrarían
de otrasnLlevas,
parael desarrollode una políticaindependiente.
paraelrEl Ejércitode los Andesse hallabaen una situaciónmuy f-avorable
poseía
Ejército
el
rioplatense.
pezara decidir su propio destino.Jurídicamente
Ctlyo
gobernación
de
la
con
fuerteslazos(politicos,económicos,demográficos)
(ejercito
rioplatense/
y con el nuevoEstadochileno.E,statriple adscripciónestatal
indc acreccntada
abríaen rcalidadla posibilidadde una polític¿t
cuyano/chileno)
el
Ejército
la
cual
ltlediallte
con respectoa los trespoderesestatales.
dependencia
l2
los
E n l ¡ s b a n d o sl l a m a n d tat v o l u r r t a r i os c c x p l i c a b uc ¡ u ec l c l o n r i l t i or c a l i s t ae n C h i l c a l ' c c t a b a
ctt sct'atacadasi tto sc itctuab¡prevctttirailttcrescsclclos cuyanosy quc la rcgitin no ¡roclíatitt'clar
de ('hilc'
c¡uesu scrvicittsc Iintitariaa la rcctluc¡ttista
volr-rntario
rtrclrte.Sc prorlctía a toclcicuyar.ro
q¡cdando liberaclotras Ia misma.Vel por e'.icrlplo " llando clel I 4 dc agostode I tl | 5, M ctrdoz¡". en
s f é t ' c t r t eusl u G u c r n t c l el u l n t l e p c n d e n t i c t . t ' c t t t . t t t t i l , , t . i i ¡ t t
B l E D M A , . l u a n . l . ( d i r . )D o t t t m e n t r ¡r. e
p ¡ l í t i t q d e l a R a p r r b l i t u A r g t ' t t l i n t t ) ' t l e o t t d s . \ e ( ( ¡ o n e s d t ' A n é r i c u . v oIl ,. A r c h i v t l ( j c n c r a l c l e l a
'+| '+-415.
Nación, []ucnosAiles. ¡'r1-r.
I rr uir¡trll,t de.gtrunl..
2ll
, r sA I l d e si r í ar c l b r m L r l a n ds ou sr e l a c i o n edse s u b o r d i n a c i óhna s t ap o d e ra c t u a r
,l tcrrcr.to
político-nrilitarcn suspropiosténninos.Esteprocesoclcrefbnnula, n . c p l ct u v o l u g a ra l o l a r g od e l o s a ñ o s l t l l 9 y 1 8 2 0 .f u e s i g n a c l p
oo r c u a t r o
rrrcles
cpisodiosbien conociclos
pol la historiograliadel período,peroque rara' rltr'son interpretados
cor-t-to
lbrrnandopartcde un urisnrot'cncinrerro:
la l'amosa
, it'sobcdiencia"
dc SanMartínneghndosc
a reprir.nirlas¡l<tnto¡reras
que
I'ederales
()sab¿trt
al clirectorio;la rebeliónc'lelbatallónlrúrmcroI cicCazadores
de losAn, , s; el actadc Rancaguafirnracla¡lor los oficialesclclcjércitoy el nontbranriento
. \,1¿u'tín
MiguelcleCtienlescotnogeneralen-ief'e
clclEjércitocleObscrvación
del
't r.ir.E,stos
cuatrocpisoclios
scll analizaclos
a continu¿tción.
')badecar
o no obcdecer
, ort el b.jércitode los Anciesacantonaclo
cn f'hile y unido fbnllalllcnte a las diisionesclelnLrevoEstaclo,sc plantcóulta vez rnáscl problentadel pago de sus
,rbultados
sueldos.Los diversosacucrdosfirnradoselrtrecl Río clela Platay Chilc
r l t r l t o l t í aut n
t ar e p a r t i c i ódne l p e s of l n a n c i c r o
d c s u n l a n t e n i n t i L - npt ro-.r oc o l t l os L l . cclíahabitr-raltrtertte
en los ejórcitosclela región,los ¡lagoscourcnzarorl
a atrasarse
r t l t t cl a c r í t i c as i t u a c i ó rcrl el o s r e s p c c t i v otse s o r o s . . l o scél eS a n M a r t í nc o n t e n z ó
ctttollcesltttatlaltiobr¿rconsistentc
c¡r fbrzar la m¿urode los gobernalltes
altlenaz¿rndocor.rsu renunciapor lirlta de pago. E,ncste casoparticLtlar,
apartede sus
tlinrisiorres
eltistolarcsrturtcaaccptaclas.
cl gcneralclelclsAnclcscontabacon u11
lcctlrsontásclrástico
parahaccrseacljudicarlos lbndosnecesarios:
el repasode la
corclilleracolt sLle-iórcito.
En clecto,volvienclosus batallonesa territoriorioplatcrtseSarrMartíndcjabaclesguarneciclo
Chile.cxponiéndokr
a un nuevoataquedcl
virrcinatopentarlo.
El gobiernorioplatcnsevio ct'rt bencplácitoel retolno de sus tropasy dio
c l r c l e n epsa r ac l u el a s r . r . r i s n lra, isn i e s , -e. n s u a y u d a . r E
r n l 8 l 9 B u o r o sA i r e s v i vía alanlradapor los inlbrnresprocedeutcs
de Cádiz, dclndela coronaespañola
aprestabauna enonlc expediciónclc 20.000hontbrcsdestinadaa cortar de una
vcz la cabezade la ya vie'jarevolucitinde Mayo.rrM¿isinlllediatoy certeroque la
atllcnazagadit¿rnac¡itefinalrrrente
no se concretaría
por el aniotinantiento
de las
trclpascspañolas
antesclc su partida se ccrníael ccrco c¡le iban trazandosobre
l-1 I ) o t ej'c n t ¡ r l o" O r d e n t l el I ) i r e c t o l S u p l e n r ol ) u c y r r e c l t l n9, c l ca b l i l d c 1 8 1 9 " ,e n ( A L V O , C a r l o s
lttala.s lIi.slóritos tlt'ltt Rctt¡lutitin tle lu ¡1ntóri<ttLulitttt utt¡nutrtñurlos
la los tk¡<ttntenlo:t:n.stt
r r p o r r r t. o l . 5 . A . D u r ' ¡ n d .l ) a r i s ,l l i 6 7 . p . 2 6 0 .
t . l V c r i o s b a n c l o sy l a s t t r c t l i t l u st o n r ¡ c l a s¡ r o re l u o b i e r n od c l J u c n o sl i r e s a l r t c I a i l r n t i n c n c i at l c l
irt¿tLltrc.
cf'rl'AI{t)(). Agustín (dir.) l\rrta.srfitiult's t ckx untcttto:relutit'r¡.s
u lu Gttt'rru de Iu !ndt'¡ t t ' t r t l t , t t t i ar '.o l . 3 , r \ ¡ ' c h i . " '(oi e n e r a ld e l a N a c i t i n .l J u c n o sA i t c s , 1 9 0 0 ,p p . c ; 1 ¡ - 1 1 ¡ 4 .
e l d i r e c t o r i ol o s l í d c r e sf - e d c r a l ccsl c ll i t o l a l .A l i n t l c t l c r n r l l r . l ossr .l r r z , ,1 , , ' , , , , ,
Ejércitodel Nor1e,cor.nandado
prlr Belgr.ano.r,
E s t o sa c o n t e c i n r i e n tfol e
s r o n r n a ' c a n d ou . a s c r i cc l er r a r c h i r s\ ( r ) r r . r ¡ r,,,
c h a sd e l a s L l n i d a d edse l o s A n d e s .C o n c r e t a r n e n tpe¿, l r an , , v i c n l l , r t. l.t' ' l \ l , r , r
ejércitose encontrabafiaccionacloentre una firerteclivisirirlcluc
l)cnnrn(.(r.r,,
c h i l e y t r e sg r a n d e su n i d a d eqs u e h a b í a nr e p a s a dloo sA n c l c sp a r - a , l e r r . , 1 . . ,, , , , . . ,
c t r y o ,r c p o r r i L ' ' dsor s f i r e r z a se:l r c g i r n i e r r rdoe G r a r r a d e r ons( ' a [ r . 1 1 . . , r r , , , . , , , , , . , , r .
e n S a nL u i s ,I o sC a z a d o r easC a b a l l oa c a n t o n a c leonsM e n d o z ay c l r c c r c r r t t , r r r , . r , r ,
c r e a d ob a t a l l ó nn ú r n e r oI d e C a z a d o r edse l o s A n d e sf b r m á n d o scen S a n . l r ¡ r r |¡ ,
repetidas
oportunidades
el nuevoDirectorSuprernoRondeauorclenti¿rS¿rrr
\lrrrr'
quehiciesemarcharesastresuniclacles
haciaBuenosAires parasoste¡er¿ltt()t)r(.r
no acosadopor Iastropaslederales.
E s e n e s t ep l l n t oq L l el a n u e v ar e l a c i ó nd e l E j é r c i t od e l o sA ¡ d e sc o nc l l : s t ¡ r , 1 , ,
centraldel Río de la Platacornienzaa errerger.rr,En
las circunsta¡rcias
prcscnr(.,.
n o o b e d e c ear l l l a n r a d od e l g o b i e r n oi m p l i c a b ar n u c h or n á sq u e u n s l m p l e
r(.r¡,
de insubordi'aciónpor partede un jef'e nrilitar.No se tratabasólo de inr¡rctlir
l,r
p a r t i c i p a c i ódne l a s u n i d a d eds e l o sA n c l e se n l a g u e r r ac i v i l c o n t r a
l o sc a r ¡ c l r l l r , ,
del litoral,sino que el Ejércitode losAndes a travésclesu Generalen Jel.c"
ner.
como verelros,con un apoyonrásarnplio-decidíaen ef-ectoun runtboalter.lt¿rtir,,
parala guerrade la independencia
(la carnpaña
clelperú por el pacífico).El Ejér.ci
to de losAr.rdes,
con independencia
del Estadoque le lrabíacladoorigen.se hacirr
intérprete
y artíficedel destinoestratégico
clela revolución.
La decisiónde desobedecer
al gobiernode BuenosAires se expresapor pr_
r n e r av e z e n l o s o f i c i o sd e S a nM a r t í na o ' H i g g i n s d e l 9 c l en o v i e n r b r e
de Igl().
En la pafte pública de los mismos,San Martín se manifestabadesoladopor
l.
imposibilidadde curlplir corrIa orclendc Rondcairde rnarcharhaciaBuenos
Aircs
con el ejército,dadoel pésimoestadode suscaballos.Luego,en oflcio reservac¡1.
c o n f e s a baao ' H i g g i n sq u ee n r e a l i c r at de n í a2 . 0 0 0c a b a l l o s l . s o b r e s a l i e nyt eqsu"c
habíadecididorepasarel ejércitoa chr le paradar comierrzoa la canrpaña
peruana.
consciente
d e l a d e s o h e d i e n cai ab i e r l aq r r er e a l i z a b ad.e ' c i au r , , u , . , ' ¡ i ulo. s, e v a , i
cargarsobrenrí nna responsabilidacl
terrible,perosi no se enrprende
la expedición
l_s L u s t l o s c c n c l ' a l e sc n . i c f - ed c ' l o s c ' i c r t ' c i l or iso ¡ r l a t c n s c sS,a n M a r t í n y
l l c l g r a n o .r ¡ a n t c ¡ í a nL r l ¿ r
i n t e n s ac o r r c s ¡ . r o n d c n yc i cao l n p a f t í a ns u r , i s i ó ni l c l a s i t L r a c i i rpno l í t i c ay
e s t r a t é g i c aV.c r W E I N B E R ( i ' C i r c g o r i o( c o n l p i l a d o rl)i p i s l o l u r i ob e / g r u n i u n o , T a t L r uBsu,e n o sA i r c s ,
2 fX l l , p p . 4 { ) 5 - 4 5 1 ) .
l ( r Ya en lrarzo dc | 8 I 9. anle l¿rorclen dc rcpasarlos Andes parasocorrer gobicrno
aI
poiteñ,,. Tonrlrs
G t l i t l o 'u n o d c l o s c o n s c j e r o sí n t i m o sc l cS a n M a r t í n ,e s c r i b í aa l g c n e r a ll a n . r c n t a l r c l o
la nccesiclacl
de acatarla nlcdida "¿tlllenost¡LrcUt1.pcnetratlotlc nris reflexioncs,no dó
un cortc ¿l¡r.lcstr¿l
esprn o s as i t u a c i ó 1 1""E. l p f o y e c t ot l c r e t o n t oa M e n d o z ad c l l i . j é r c i t oL i b c r t a c l o r .
c a r t a( l c T . G L ¡ r c lao. l .
d e S a n M a r t í n , S a n t i a g oC
d eh i l e ,l T c l c m a r z o t l el 8 l ( . ) " . c n G U l l ) O , T o r n á s & ¡ r
lVlurÍín.t,!ugntn
e p o p e . t u( I,t i I ( r - I 8 2 3 ) W
, . M . . l a c l < s co rnl s . B
. u e r r o s A i r c s| 9. 5 j , p n . 3 0 _ ¿ 1 0 .
, t . t l . r e l ¡ l l c rt r c l t l i r r l r l o . " 'l i r t l t r irl s c s i g t t i c t ' t lht ta c i c n d o¡ l r e p a r a t t v o s
s i ¡ c s I a s t i rt l t r cs c ¡ c c i b i e t ' oet rn M c l l d o z al a sn o t i c i a s
. 1 , . 1 ¡ tlr¡ r c ¡ r l l t t c l t ( )A
, r , , l r ¡ r . i i )ttl rc l r r c r ¡ r n l i lal .p c l y a cpl ao r l o s c l f i c i a l edse l e j é r c i t od e l í r r e ay c o n
elt los derl¿iscuerposdel Ejercitodel Norte.Converrcido
rt(.\riilililicucloncs
trilitares
de la ola de motir.res
r,.\il l)n)l)i()c'iórcitouo tardaríaen cotrtagiarse
Buenos
a
la
marcha
San Martínsuspendiódefirritivarllente
.r lrrsilLrto|irl¡clcs.
Rot]El
director
cordillera'
parael repasodc la
r eolllcnz(rlos prcparativos
diciembre.
7
de
el
tiegativa
su
ret.ibit!cl oflcio cicSan Martin cornutltcando
que cotrcluiríapoco desla campañacontralastropasf-ederales
lrrls iltici¿tb¿r
. err la batallade Cepeda.con la derrotay caíciadefrnitivadel Estadocelltral'
en socorrOdC
1tr,t1i
uúlltttna últtt-naVez sLlordcn de lllarchal'inrlediatamctrte
h
a
c
i aa C h i l e . ' '
y
a
t
r
á
n
s
i
t
o
; , . r r oA
s i r e s ,p e r oS a nM a r t í nr e c i b i óe s t eo f i c i o e l 1
t ,t rL,ltclióttde los cuz,adotes
I I jórcitodel Norte se rebclóen Arequitoel u de etrcrode ltl20, negandoobeal gobiernouacioualy terrrinandode
descol.locienclo
i(.nciaa suscomandantes,
sigtriente.a
A la r]radrugada
,.ehol¿rcampañacontra las provinciasl'ederales.
levantaba
se
San.luan,
r('ntosclekilónretroscledistancia.er.rla ciudadouyanade
Los
los
Arrdes'
de
I de Cazadores
,)r)sintilaresconslgnasel batallórrtlútt.trero
los
de
trrayoría
La
cívicos.
de
,Lrblevaclos
tomaronla plazaprirrcipaly el cr-rartel
lueron
Juan
San
cle
gobel.r.rador
y el teniet.rte
sr.rcol.uandante
,,licialessuperiores,
itl)fesados.
El uroviurientolire licleradopor url capitántlriundode BuenosAtres agrega-'quierrI la sazónsc ellc()lltraba
separatlo al Batallón.MarianocleMenclizábal
Buenos
de
también
tlo del cargopor uralaconclucta-.el teuieutePabloMorillo.
contaroll
Aires. y el tenienteFranciscodel Corro, salteño.Los tresconrplotados
adhesiones
importantes
y
con
con amplio apoyo de los suboficialesclel cuerpo
de la causa
civiles Íocales.tanto de cabildantesconlo de vecinossir.llpatizantes
A
partido
sannlartilliano.
del
correl gobien.ro
l'cderalo simplerreutedescontentos
se
sumó
los
streldos
pago
de
las habitualesprotestasmilitarespor el atrasoerrel
transitoriodel cucrpo(llamado
del conranclante
la quejapor la excesivaseveridacl
y la situaciólrde excepciónabiertapor la
.¡u.tunl.,.rt.SeveroGarcía Sequeira)
de SarrMartírra lastirdenesdel superiorgobierno.r"
iesobecliencia
Hislóri-
t'7 o f i c i o d c S a n M a r t í n a o ' H i g g i n s , M c n d o z a , gc l en o v . 1 8 1 9 ,c n C A L V O , C a r l o sA n o l e s
r ' ¡ ; . r . . c. ,i 1 . ,p p . 2 6 1- 2 6 2 .
l.L-'ditorial
t 8 M I T R E . B a r t o l o m é! ! i . s t o r i u t l c S u n L l t t r t i n ) d t ' , l t t E t t r t t t r c i ¡ t t t t i ó n S u ¿ u n r c r i u t ¡ r ¿ r ' v o l
I
6
.
p
p
.
5
I
2
5
9
5
0
.
T o r , I l u e n o sA i r e s . I
s t l nl i r r g a sanjuanina
l 9 L a s t l r o t i v ¿ r c i o nye s¡ . l o s i c i o n cr sl e l ( ) sr e t u r ( s l r l r t l i c i P ¿ t n tdecs l a r e Y o l u c i t i n
p o l í t i c ay l i a g m e n R
c
b
c
l
i
ó
n
,
"
l
r
r
a
g
u
r
e
t
r
L
o
s
p
o
c
l
e
r
.
c
l
e
I
l
e
¡
t
|
i
z
p
o
r
B
R
A
(
i
O
N
l
,
n r c n t ca n a l i z a t l o s
Atg(ttlitlo t'/1nlrt¡Ldt1d
t a c i r i nt c r r i t o r i a le n ( ' u y o ( l l . i 2 0 ) " .c ¡ I J t ¡ l t ' t i tdt c l l i l . t t i t t t l 0d c H i s t t ¡ t ' i t t
214
La tnáqainadegaena...
La:.fitetTa.rde¡1ae
rra...
por la insurrecciónde estecuerpono puedeser subesEl golpe representado
timado. El batallónnúmero I de cazadoresno era una unidad más del ejército,ni
se encontrabaen el decrépitoestadode los batallonesrevolucionadosen Arequito,
Estebatallón era una unidad de elite especialmente
diseñadapor San Martín para
la campañadel Perú,eminentementemóvil, dotadade las tres armasy compuesta
de soldadosescogidosque podríanreahzarmaniobrasindependientes
en territorio
enemigo,del estilo de las campañasde la Siera desarrolladas
luego en su ausencia
por Arenales.2o
De los 1.300hombresque debíanintegrarsusfilas en el momento
de la rebelión,los cazadorescontabanya con unos900 perfectamentearmados.Dc
maneraque si estecuelpo manteníasu organizacióninternay su capacidadoperativa podía gravitarcon enormepesoen las provinciasdel interior,dondeno existía
una fuerza equiparable.Incluso, si llegabaa unirse a las fuerzasde JoséMiguel
Carrera,el destinomismo del régimenchilenopodíaversecomprometido.2l
Las consecuencias
no fueronfinalmentetan gravesporquehabiendoexpulsado en bloque a su cuadrode oficialesel batallónfue siemprepobrementecomandado.En un primer momentoDe Mendizábalautorizóla votaciónde la tropa para
cubrir la gran cantidadde plazasde oficialesdesplazadospor el motín, resultando
electosbuena parte de los cabosy sargentos.Sin embargo,la tropa y la nueva
oficialidad favorecíanmanifiestamentea Del Corro, con lo que De Mendizábal
intentó dar marcha atrás con la revuelta, liberandoa un grupo de oficiales que
fueronnuevamenteapresadosy asesinados
a sablazos.E,lcuerporechazótodaslas
propuestaspara volver al ordenrealizadasporAlvarado, San Martín y los gobiernos de las provinciasvecinas,pero nunca logró coordinareficazmentesu accionar
con el Ejército del Norle ni con las demásfuerzasfederales.
Si bien en un primer momento los insurrectosno parecieroncontar con un
plan que fuesemás allá de la toma del poder en SanJuan,imponiendoa la ciudad
pronto se hizo evidenteque el levantarniento
una contribuciónde 40.000 pesos,22
implicaba el vuelco de una región típicamentealineadacon BuenosAires hacia
el bando federal,creandounilateralmentela nuevaprovincia de San Juany ofre-
Dr.Emilio Ravignani,núm. 28, 2005, pp. 39-64. La autoralnuestralas repercusiones
de la "desobediencia"sanmartinianaen la posioiónde los insurrectos,p. 43.
20 ARENALES, Josél. SegundttCampuñaa la Sierra del Perú en 182I , La CulturaArgcntina,Buen o sA i r e s . 1 9 2 0 .
2l Ef'ectivamente,
Del Corro ofreceel apoyo de susanras a Carrera.Ver BRAGONI, Beatriz "Fragm e n t o sd e p o d e r . . ". , c i t . p . 5 3 .
22 Segúnlos informesdel enviadode San Mafiín paranegociarcon los cazadores,el coronelTorres,
los amotinadosentraronen pánico poco despuésde realizadala revolución y no habríancontado
con contactosprevios con los líderesl-ederales.
Tras apoderarsedel diezmo de la ciudad y repartirlo entre la tropa, el iurico atisbo de plan era el de retírarsea La Rioja. Ver BENENCIA, Julio
(compilador) Partes de batalla de las Guerras Civiles, vol.l, AcademiaNacional de la Historia,
B u e n o sA i r e s , 1 9 7 3 ,p . 2 9 1 .
215
eiendo la alianza de ésta a las demásprovincias enfrentadascon BuenosAires.
.\gotadoslos recursosde San Juanlos cazadores,en coordinacióncon las fuerzas
Icderalesde los Aldao, avanzatonsobreLa Rioja y marcharonluego sobreMentloza,generandouna situaciónde caosque forzó la renunciade Dupuy en SanLuis
1,de Luzuriagaen Mendoza,2rterminandode hechocon la hegemoníacuyanade
San Martín, y promoviendo la declaraciónde independenciade las tres nuevas
¡rrovincias.
Por otra parte, la rebelión militar no se limitó a los cazadores.El coronel
Alvarado, a cargo de la división cuyanade los Andes tras la partida hacia Chile
de San Martín, intentó movilizar a los Granaderosa Caballo y a los Cazadoresa
Caballocontra los insurrectos,pero tras varias idas y vueltascomprendióque estastropasestabanigualmentecomprometidas,y anteel motín de una parle de los
feclutasde Granaderos,quienesno queríanpasara Chile, decidió -con el apoyo
explícitode San Martín- apurarel repasode la cordilleradejandoa Cuyo libradaa
por mesesde correrías,
su suerte.2a
Finalmentelos Cazadores,ya muy desgastados
saqueosy combatesparciales,seríanderrotadospor las fuerzasmilicianas de la
provincia de Mendoza y tenninaríandesperdigados,25
algunos de ellos fusilados
por la justicia. Pero el Ejército de los Andes emergíade la crisis profundamente
herido, con la legitimidad de susjefes fuertementecontestaday la disciplina de
sus unidadescomprometida.Peor aún, sus dos más grandessostenesestatales,el
Estadocentraldel Río de la Platay la Gobernaciónde Cuyo, habíansucumbidoal
desordengeneradoen buenapartepor su propioaccionar.
EI acta de Rancagua
A inicios de I 820, entonces,se producela crisis terminal del orden estatalpor el
que los revolucionarioshabían substituidoal régimen colonial. Así como en el
ordende lo político tras la capturade FernandoVII en 1808se produjo la llamada
"retroversiónde la soberanía",pero el reclamo de soberaníano se detuvo en las
capitalesvirreinalessino que se exigió derechosparacadaCabildo, igualmenteen
lo militar la ruptura de la obedienciade los Ejércitosnacionalescon respectoal
Estadocentralno se agotó en sus cúpulas,sino que repercutióa su interior hasta
ZJ
"Manillesto del Gobernadorintendentede Cuyo, Mendoza, i6 de enero 1820", en Revistade la
Junta de Estudios Históricos de Mendoza. Segunda Epoca. núm. 9, 1931, pp. 149-152.
ALVARADO, Rudecindo"Autobiografíay Memorándurn",en Museo Histórico Nacional,Memorias ¡t AutobiograJícts,
vol. 3, lmprentade M. A. Rosas,BuenosAires, 1910,pp. 237-286.Toribio
de Luzuriaga conflrma que los dos ouerposde caballeríatambién estabancontaminadospor la
insurrección,debiendoaplioarseverdaderastécnicasde cuarentenapara aislarlosy luego sacarlos
del país. LUZURIAGA, Toribio "Memorias del General Luzuriaga", en Revistade la Junta de
EsÍudiosHistóricos de Mendoza,SegundaÉpoca.núm. 9,1937, p. 147.
"Parte del generalCruz al gobemadorde Mendoza, l4 de agosto 1820", en BENENCIA, Julio
(compilador)Parfes de batalla..., cit., pp.347-348.
l"'
I
i
216
LalJiretTasdeguerra...
llegara cadaunidad,que se consideróconsecuentemente
como estadodeliberati.
vo. En términosprácticos,al perderel generalenjefe el mandatodel gobiernoquc
lo habíanombrado,cadaoficial, y en rigor hastacada soldado,quedabaliberado
de toda obligaciónhacia lajerarquíay podía volver a renegociarsu obediencia.
Esta situación, completamenteanómala, fuc correctamenteleída por San
Martín tras la rebelión de los cazadores.un ejército permanentey regular,
formado por un Estadosoberano,no podíasobrevivirfácilmentea la disolución
dc
esteúltimo. Lo normalera lo que sucediócon las unidadesdel Ejércitodel Nortc
y el Ejército de la capital: caído el Estadocentral,sus batallonésy
escuadrones
se reconvirtieroncofflo pudieron al nuevo orden provincial, siguiendocada
uno
el pesode su comandanteo el de su basedemográficaparateminar sirviendo,
ya
muy desgastados
y bajo otros nombresy forrnasde cuadro,a los nuevosejércitos
milicianos de BuenosAires, Córdoba,Tucumán,etc. para no seguirese camino,
el Ejército de los Andes debía ser refundado.Su estructurajeráiquica debía
ser
revalidada,su razón de ser redefinida.El problemaera encontraruna f,órmula
ca_
pazde legitimar su accionarpolítico-guerreroen ausenciade todo referente
estatal
nacional.San Maftín y el cuerpo de oficialesdel ejército lo lograroncon
un mecanismosingular.
El 26 de marzo de 1820,confirmadala disolución del gobiernocentral,San
Martín, recién llegado a Santiagode chile, envió una misteriosanota cerrada
al
campamentodel Ejército de los Andes en Rancagua.Las instruccionesque acom_
pañabanla nota ordenabanal jefe a cargo de ra fuerza,Gregorio
Las Heras,que
reuniesea todo el cuerpode oficialesen un espaciocórnodoy que en su presencla
se abriesey leyesepúblicamente
el contenidode la misma.Lareunión se realizó
segúnlo ordenadoel 2 de abril en la casadel EstadoMayor y en presenciade toda
Ia oficialidad,procediendoLas Herasa la lectura.La cartadecíalo siguiente:
"El Congresoy Director Supremode las provincias Unidas no
existen:de estasautoridadesemanabala mia de Generalen Gefe
del Ejército de los Andes, y por consiguientecreo mi debery
obligación el manifestarloal Cuerpo de oficiares del Ejército,
para que ellos por sí, y bajo su espontánea
voluntad nombrenun
General en Gefe que deba mandarlosy dirigirlos, y salvar por
estemedio los riesgosque alxenazaná la libertadde América.,'2r,
A continuación,la carta establecíala modalidad parala eleccióndel nuevojefe:
cadaoficial votariasecretamente
medianteun papeldepositadoen un sacoo urna,
siendonombradoeljefe másvotadoa pluralidadde sufragios.No estabapermitida
26 "San Martín a los oficialcsde los Andes, 26 de narzo de 1g20,Santiago
de chile,', en ESpEJo,
Gerónimo El paso de k¡s Andes...,r'lr, p.6lg.
I tl
l/rlrf/l/l/,t
tlt
:'/tt I ttt
li'entc
la discusiónprevia ni la postulaciónde candidatos;el escrutiniose haría
el
elegido;
al
a todos los oficiales quienesfirmarían luego un acta consignando
y
solemne
bando
nuevo generalsería inmediatamenteproclamadomedianteun
establecían
no
curiosamente,las instrucciones
saludadopor quince cañonazos.
aclaraban
ninguna limitación respectodel rango del oficial electo, sirnplemente
salud.
de
problemas
quJSun Martin mismo no podía ser consideradodado sus
que se
Espejo.
La lecturade semejantenoticia causóconmoción.Gerónimo
bomuna
de
encontrabaentre los oflciales presentes,afirma que "el estampido
inesperado
aquel
ba no habríaproducidola impresiónque causóla lecturade
En ef'ecto,San Martín depositabasobrelos hombrosde susoficiales
documento."27
Segúnlas leyesInilitares,por rettunciadel general
una tremendaresponsabilidad.
provisoriaa su
enjefe de un ejércitoen campañael mandocorrespondíade manera
junta
de guerra
que
una
ningunaordenanzapreveía
segundo.Ningún reglamento,
disolución
la
ante
de ofi"iate, pudiesedarseun generalen jefe y seguiroperando
Antesbien,la constituciónde un ejércitoy el nombramiento
del Estadosoberano.
de un mistnoacto¡irnplicaban
de su generalenjefe (queerandos carasnecesarias
De eseacto originarioen el
el ejerciciopolíticode la soberanía.
necesáriamente
que se expresabala comunidadpolítica dimanabaluegoel nombramientode todos
quienesdebíansu poderal mismo tiempo al generalen
los oficialessubalternos,
jefe y al gobierno.Removidoel generaly removidoel gobierno'no quedabanada
oficial sobre su tropa' Que los oficiales
iu. puai.t. legitimar el rrando de un
era abrir
nonlü.ur"n un generalen jefe paraque éstelos nombrasea ellos a su vez,
del
la
legalidad
de
un círculoviciosoque de ningunamaneraresolvíael problema
ordenmilitar.
claramenteen la cartaenviadapor Las Heras
Estasinquietudesse ffranifiestan
provisoriole
a San Martín tras los sucesosde Rancagua.En ella el comandante
de muchos
reprochabaamargarnentesu accionary le cornunicabael descontento
mandoera
de
posición
de sus oficiales.Estospercibíanque a paftir de ahorasu
ante
Martin
que
San
falsay que para subsanarlacadauno deberíahacerlo mismo
una
militar
imperium
su, subá.dinados.2s
¿Hastadónde, en efecto, retrocedíael
el
en
era,
vez rola la cadenade mando?o para decirlo en otros términos: ¿cuál
calos
similar,
ejército,el sujeto de soberanía?Ya vimos que, ante una situación
la tropa,
,udor", de los Andes habíansalvadola situaciónrecurriendoal voto de
San
y
republicana.
ligando así a su nuevo coffrandantecon la tradición miliciana
Estos
los
oficiales.r')
tr¿u,tin,en cambio, limitaba el poder soberanoa la clasede
teníanderechoa dudar en la eficaciade semejantetrámite'
27 ESPEJO,CerónirnoEl paso de losAndes ', clt, p' 605'
28 MITRE, BartoloméHisloria de San Marlin"'. cit', p' 530'
de los participantescn la vota2g El Acta de Rancaguaftre firmada por 34 oficiales,poro el trÍtmero
de cada
y u¡r ropresentante
superiores
oficiales
los
son
ción fue mucho más anrplio.Los fin].,unt",
clase(dc capitánabajo) por cadaunidad'
'l
rl
218
Las./i.tet7a.rdegaerra...
En un pasajenotable de 1887, es el historiadory militar Bartolomé Mitrc
quienmejor ha entendidola magnituddel pasodado en Rancaguapor SanMartín,
diciendoclaramente:
"La posicióndel ejércitode los Andes y la de SanMartín era doblementeanómala.El ejército,con la banderanacional,no tenía
gobierno a quien obedecer,y solo dependíade un generalque
había desobedecidoal gobierno que acababade desaparecer.
El
general,bien que confirmadoen su mando en el conceptode una
nueva licencia,se atribuíafacultadessupremas,y al realizarsus
designios,se encontrabasin patria en cuyo nombre obrar y sin
gobierno ante quien justificase o que diera sancióna sus actos.
Pararegularizarestasituación,como él lo entendía,o parahabilitarsecon nuevospoderes,entregóa la deliberaciónde sussubordinadossu autoridadmilitar y la prosecuciónde susdesignios."
Trasun breve debatelos oficialescomprendieronla trampasin salidacontenidaen
las consignasde San Martín y decidieronsortearlacon un recursoextraordinario.
Tomó la palabrael coroneldel número 8 Enrique Martinez y expusoque no debía
procedersea la votación porque era nulo el fundamentoque para ella se daba, a
saberque con la caídadel Estadohabíacaducadola autoridaddel generalenjefe.
La opinión fue secundada
por los coronelesMariano Necochea,PedroConde,RudecindoAlvarado y otros que convinieronen una fórmula que fue luego sometida
a votacióny aprobadapor unanimidad.La formula en cuestiónsentabael principio
siguiente:
"Que la autoridadque recibió el señorGeneralparahacerla guerra á los españolesy adelantarla felicidaddel país,no ha caducado ni puedecaducar,porquesu origen que es la saluddel Pueblo,
'
, , . . 1 -0
es lnmutaDle.
Esta formula, decimos,es extraordinaria.En ella el mandatodel generalen jefe
no dependedel directordel Estadosino que es una emanacióndirectae inmutable
del Pueblo:el Ejército de los Andes es así la Patriaen affnas,un organismonacido
no para obedecera un gobiernodeterminadosino para triunfar en la guerrarevolucionariaasegurandola felicidad general.3rDe estaforma, el Ejército bien podía
"Ac1ade Rancagua,2 de abril I 820", en ESPEJO,GerónirnoEl paso de los Andes...,cit., pp. 623625.
3 t E,lcoronelAguirre afirma que los oficialesde los Andes habíanjurado "que la espadaque apoyaban sobre su corazón,no volvería a ser envainada,mientrasexistieseun solo tirano en América."
AGUIRRE, JoséM. "Compendiode las campañasdel Ejercito de los Andes",en SALEÑO, N. M.
(dir.) Biblioteca de Mayo..., cit., vol. 16, p.14.189.
In rnáqainadegaerra...
219
scguirexistiendosin el Estadodel Río de la Plata.Pero dado esepaso,ya no era
rrnejércitoestatalmovido por la disciplina,sino que eraun ejércitorevolucionario
consagradoúnicamentea su misión.
La formula de Rancaguasalvabala situaciónpostulandoel caráctercuasisoberanodel Ejército mediantela ficción de una misión sagradade la que era
interpreteel generalen jefe. La situaciónde éste,sin embargo,estaríateñida de
ahoraen más de una ambigüedadque con el correr del tiempo se revelaríacomo
altamenteproblemática.¿Quéhabíasucedidorealmenteen Rancagua?¿Sehabía
decididoque Joséde San Martín era el generalen jefe natural del Ejército de los
Andes por un mandatopopular trascendentale intransferible,o bien los oficiales
habíanreelegidoa San Martín medianteun acto democrático32?
Y por consiguiente: ¿La autoridadsupremase agotabade ahoraen más en SanMartín, o los oficiales podíaneventualmenteelegir a otro candidatoen su reemplazo?
Nuevamente,Mitre señalaagudamentelas implicanciastremendasde este
dilema:
"[Rancaguafue] un acto revolucionario,que sancionabapor el
voto de un congresomilitar una desobediencia
declarada,ligando
un ejércitoa la personay a los designiosde su general,levantado
sobreel escudode sussoldadoscomo un imperator romano [. . .]
Era un acto de doble insubordinación,que comprometíaa la vez
la disciplina y la autoridad,y que fue causaque desdeese momento el generalno mandasea sus subordinadossino a título del
consentimientoy del con.rpañerismo,
teniendoque consultarlas
voluntadesde todos y cadauno."33
Por el momento, sin embargo,la crisis estabasuperadacon una verdaderahuída
hacia adelante.Hacia el interior de \a fuerza al menos mientras San Martín siguieseen el mando la falta de referentenacional se resolveríacon la identificación con el ejércitomismo, su bandera,su misión y su líder.Hacia el exterior,y de
cara al derechode guerra,el Ejército de los Andes, formalmenterefundido en el
EjércitoLibertadordel Perú,subsanaríamedianamentela cuestiónde la representaciónnacionalgraciasal pabellóntricolor de Chile, utilizado tanto por el Ejército
Así parecehaberlo interpretadoEspejo ("San Martín fue reeleotopor aclamaciónunánime con
la misma plenitud de facultadesque hastaallí había ejercido") y así lo afinnó siempreel rnismo
San Martín: "[El ejército de los Andes] me reeligió por su generalen el mes de Marzo, cuando
trastornadaen las ProvinciasUnidasla autoridadcentral,renunciéal mando que habíarecibido de
ella, para que el ejércitoacantonadoentoncesen Rancagua,nombraseel gele á quien quisresevoluntariamenteobedecer.""José de San Marlín a los habitantesdel Río de la Plata,Valparaíso,22 de
jttlio 1820", Impresos Sanntartinianos de la Campaña del Pel¿i, Instituto Nacional Sanmartiniano,
B u e n o s A i r e s ,1 9 8 0 ,p . 1 4 .
33 MITRE, BartoloméHistoria de San Marf ín. . ., cit., p. 530.
IIil
220
I ttsJuerTasde¿¡uerra...
como por la flota, lo que no dejaríade generarmalestaresy suspicaciasigualmente
difi ci les de desannar.3a
La vía de la campañaperuanaquedabaasí despejadapesea la debaclerioplatense.Faltabasin embargoun elementomás,clave parael buen desarrollodel plan
de ataque trazadopor San Martín. En efecto, según la lectura estratégicarcalizada
por el general,la acción del Ejército Libertador del Perú por el Pacíficorequería
de una distracciónpoderosapor el Alto Perú. Originariamente,
necesariamente
esterol complementariopero importanteiba a estarreservadoal Ejército del Norte comandadopor Belgrano,estacionadodurantelargos años en Tucumán. Con
la insurreccióny disolución parcial de estafuerza en Arequito, San Martín debía
encontraruna fuerza substitutacapaz de operar sobre el Alto Perú y Ínantener
en constantealarma a las divisionesrealistas.Surgió entoncesel poco conocido
proyectodel "Ejército de Observacióndel Peru",comandadonadamenosque por
Martín Miguel de Güemes.La maneraen que se resolvióentoncesel problemade
la legitimidad del mando y la soberaníano deja de ser curiosa,y aportavaliosas
para el análisisde la relaciónentre lo militar y lo estatal.
pistassuplementarias
El Ejército de Observación del Perú
Con la pérdidapara el ejército del batallónde Cazadoresde los Andes se cerraba
definitivamentela posibilidadde realizaruna conquistaen forma del Perú,puesto
que el mínimo de 6. 100 hombres de línea que requeríaesta empresasegún sus
comandantesya no podrían ser reunidos.r5Con apenas4.100 soldadosa su disposición,San Martín deberíaobrar prodigiospara invadir con éxito un virreinato
protegido por cerca de 20.000 hombressobre las armas.De ahí la estrategiade
evitar las batallasgenerales,privilegiandola movilidad extremade sus divisiones
y movilizando a la población local. De todos modos, ni la ejecuciónperfectade
esteplan podíadar a los invasoresel control de la Sierra,ni evitar que los realistas
se hiciesenfuertesen ella reuniendotodos susrecursos(como finalmenteocurrió,
requiriendola intervenciónde los ejércitosde Bolívar paradestrabarla situación).
Paraque la expediciónlibertadoratuvieseéxito se necesitabade una fuerzaavanzandopor el Alto Perú,poniendoa las fuerzasdel virreinatoentredos fuegos.
En 1820,la situacióndel Río de la Platano podía ser menosfavorablea esta
empresa.Con los restosdel sublevadoEjército del Norte acantonadosen Córdoba
bajo el mando de JuanBautistaBustos(el principal líder del motín de Arequito),
y sin una autoridadnacionalpara coordinarla acción de las provincias,era prácLas lealtades"nacionales"en el interior del Ejército Libertadordel Perúson analizadaspor BRAGONI, Beatriz "Guerreros virtuosos, soldados a sueldo. Móviles de reclutamienlo militar durante
el desarrollo de la guerra de independencia",enDimensiónAntropológica,núm.35,2005, pp.
9 5 -l 3 8 .
CUtDO, TomásS¿r Martíny la gran e¡topeya,cit.,p34.
La nuíqainadegaerra...
221
ticamenteimposible encontraruna basesobre la cual crear una fuerzade la talla
rrecesaria.
En el norte, el gobernadorde Salta,Martín Miguel de Güemes,era sin
Itrgara dudasun referentede la resistenciacontralos realistas,pero susescuadrorresgauchosestabanhechosparala defensivay distabande constituirun ejército
legular capazde operar lejos de sus bases.Por otra parte, Güemesera visto con
celosy suspicaciapor los gobemadoresvecinos(especialmentepor el Presidente
clela nueva Repúblicadel Tucumán, Bernabé Aráoz) y su liderazgolocal no lo
autorizabade ningunamaneraa comandaruna acciónde caráctergeneral.
Es en estecontextoque SanMartín decidió la creaciónde un ejércitoformalrnentenuevocapazde operara la par del Ejército Libertadordel Perú.Esteejército
se nutriría evidentementede las unidadesdel antiguo Ejército del Norte y de las
unidadesprovincialesde Salta,pero su legitirnidadno podíaprovenir ni del orden
nacionalya disuelto (el que había constituidoal Ejército del Norte) ni del orden
provincial salteño.Ante este vacío, se recurrió a un expedienteexcepcional:la
nuevafuerzafue creadanadamenosque bajo la autoridaddel propio generalSan
Martín, en los términosreconocidospor la fórmula de Rancagua.
San Martín le comunicaa Güemesla formacióndel Ejército de Observación
y su nombramientoal frente del mismo en oficio del 8 de junio de 1820, en los
siguientes
términos:
I
I
I
I
I
l
i
"V.S. es el generalen jefe del Ejército de Observaciónpor sus
conocimientosdistinguidos,sus serviciosnotorios,la localidad
de su provincia y voluntariaaclamaciónde losjefes y tropasdel
EjércitoAuxiliar del Perú.A V.S. pues correspondedesempeñar
con la dignidad que sabelas delicadasfuncionesde estasuperior
calificación militar. Me obligo solemnementea pagar cuantos
auxilios se prestena V.S. a favor del ejércitodesdeluego que nos
posesionemos
del Perú,y a tener en la mayor consideracióna los
"r6
voluntarios prestamistas.
Los fundamentosde estenombramientoson verdaderamente
sorprendentes.
San
Martín -quien parajunio de 1820 no gobernabaningún territorio y comandaba
a las tropas rioplatensesde la división de los Andes sólo por la decisión de sus
oficiales- tomaba a su cargo la decisión de crear un nuevo ejército de línea en
territorio rioplatense,nombrabaa su generalen jefe por delegaciónde su autoridad personaly autorizabael libramientode los cuantiososgastosrequeridosen la
empresanadamenosque... ¡contrael Estadoperuanoaún en manosdel Viney!
36 "Oficio de Güemesa Pablo de la Torre, Salta,22 de julio 1820",en GügfVES, Luis Gíiemesdocumentado,vol. I 0, Plus Ultra, BuenosAires, I 985, p. 17.
ix
l'L
La ntáqainadegueta...
La confusaalusióna la "voluntaria aclamaciónde losjefes y tropasdel Ejór'
cito Auxiliar del Perú" mereceun párrafo aparte.Por el contextohistórico y por
entreGüemesy SanMarlos términosutilizadosen el restode la correspondencia
tín, se infiere que estastropasno puedenserde ningunamaneralas del ex-Ejército
del Norte (o "Auxiliar del Perú") acampadasen ese momentoen Córdobabajo cl
mando de Bustos,sino las del Ejército de los Andes en tránsitode transformarsc
en el Ejército Libertadordel Perú, pero que aún no llevabaesenombre.rT¿Ahora
bien, incluso en esecaso,de qué aclamaciónse trata?¿Lastropasy la oficialidad
de los Andes fueron consultadasrespectodel generalatoadecuadopara el Ejército de Observación?¿O la aclamaciónno es otra que la realizadaen Rancagua
a favor de San Martín? En ese caso,San Martín estaríainterpretandoque el acto
de su propio nombramientocomo generalen jefe del Ejército de los Andes podía
sertransferidoo extendidoal nombramientode otros generalesen otros ejércitos.
Más allá de los fundamentoslegalesdel nombramientode Güemes,paraque
éste tuviese alguna eficacia debía ser reconocidoen los hechospor los demás
gobemadoresde provincia, los únicos que podían proveerle tropas y recursos.
Por esarazónel mismo 8 dejunio en que escribiaa Güemes,SanMartín escribió
a Bustos, Aráoz y otros gobernadoresrioplatenses,comunicándolesla creación
del Ejército de Observacióny ordenándolesque hiciesen marchar las unidades
de línea que se habían amotinadoen Arequito hacia Salta para participar de la
empresa,pagándolesy auxiliándolasa su costa,contra reembolsodel EstadoPeruano cuando este fuese conquistadoy bajo garantíadel Estadochileno (lo que
confirmaríaluego el propio O'Higgins).38Bustoscedió en efecto las unidadesde
caballeríabajo su mando(los antiguosDragonesy Húsaresdel Ejercitodel Norte),
haciéndolosmarcharcon Herediahacia Salta.
Güemes,por su lado, procediórápidamentea hacersereconocercomo general. Al interior de su provincia el anuncio de su nombramientofue recibido con
los ofrecimientosy las donaciones
las felicitaciones,
acumulándose
entusiasmo,
de recursosparala empresapor parte de todo tipo de particulares.Hacia el exte-
CuandoGüemesrespondea San Marlí¡r el oficio del 8 dejunio se muestraconmovidopor el honor
que le Iace al nombrarlogeneraldel Ejércitode Observacióny agrega:"Todo contribuyeen I¡Í a
tributar a V.E.,a la oficialidady tropasde su mando,las rnásrendidasgraciaspor el conceptocon
que se dignan calificarme."Al fimar la carta,Güemesllama a San Martín "capitán generaly en
jef'e del EjércitoAuxiliar del Peru".Aparenternente,
en esemomento se pensaballarnaral Ejército
Libertadordel Perú"Ejército de OperacionesAuxiliar del Perú", mientrasque el de Ciiemes seria
..Ejércitode observaciónAuxiliar del Perú".
el
Queda claro entoncesque los jefes y tropas que
"aclaman" a Cüemesson los que se encuentranen Chile, y no los que estánen Córdoba."Güemes
a San Martín, Salta,l7 de agostode | 820", en C Ü EM ES, Luis Cüemcsdocumentado,cit., vol. I 0'
pp.37-39.
PAZ SOLDÁN, Mariano FelipeHistoria det Perú Independiente,Lima, 186U,p. 55' reproducido
en GÜEMES, Llis Güemesdocumentado,cit., vol. 10, p. 15.
223
rror,en cambio, sus éxitos fueron mucho más mitigados.Primeramente,Güemes
escribióa los comandantesde las antiguasunidadesde línea del disuelto Estado
lioplatenseordenándoleslo reconociesencomo su generalenjefe, cosaque estos
llicierondondequiera
que se hallasen,en Córdobao Tucumán,a excepciónobvia
tlc los Cazadoresde los Andes,quienesseguíanoperandoen Cuyo y se rehusaron
l colaborar.3e
Luego entablóuna muy intensaactividaddiplomáticapara lograr el reconocirnientoy el apoyo económico,material y humano de los demásgobernadores,
cnviandorepresentantes
a La Rioja, Córdoba,Tucumán,SantaFe y BuenosAires
cntre otras provincias y pueblos.Contó en esto con el respaldodel Cabildo de
Salta,quien por su lado conminó a todos los demáscabildos del Río de la Plata
a que reconociesenel "empleo de generalen jefe confiado por un acto legítimo
y espontáneodel Ejército Grandea la personade este señor coronel mayor don
Martín Güemes."ao
La reacción fue desigual.Algunas provincias 1o reconocierony apoyaron
rápidamente,ar
mientrasque otras se opusieronde maneramás o menos velada.
Los emisariosde Güemesse las hubieranvisto en figurillas para explicar de qué
manera"un acto legítimoy espontáneo"de los oficialesde los Andespodíaobligar
a lasprovinciasde SantaFe o BuenosAires. Sin embargoningún gobernadorpuso
en tela de juicio el derechoque asistíaa Cüemesy a San Martín en la empresa.
Una cantidadconsiderablede recursosfue reuniday Güemesamasóunos 2.000
hombresen la fronteracon el Alto Peru: el Ejército de Observaciónlogró existir
realmente,
aunqueno llegóa cumplir su misión.
El fracasoúltimo de la empresano parecehaberradicadotanto en la cuestión
de la legitirnidadmilitar emanadade Rancagua-que no es puestaen cuestiónen
ningún momentoni por los enemigosde Güemes- sino en las efectivascondiciones políticasy económicasvividas por las provinciasrioplatensesen la segunda
mitad de 1820.A las arcasfiscalestotalmenteexhaustaspor la guerra,al descalabro institucionalgeneradopor la caídadel Estadocentral,en fin, a la crisis generada por las operacionesde JoséMiguel Carreraen el centrodel territorio,se sumaba
un clima de profundadesconfianzaentre los gobiernosde las provinciasrecientementeautonomizadas.En esecontexto,y frenteal fracasode diversasiniciativas
para lograr alguna concertaciónpolítica, Salta decidió convocar a la realización
4l
"Oficio de Urdinineaa Güemes,Tucumán,26 dej ulio I 820", "Ofic io de Alejandro Herediaa Bustos, Tucumán,26 dejulio de 1820","Oficio de Bustosal gobernadorde BuenosAires, Córdoba,
28 de agosto 1820",en GÜEMES, Luis Güemesdocumentado,cit., vol. 10,pp.24-27;37-39.
"Acta dcl Cabildo de Salta,29 de agosto de I 820". en C Ü EM ES, Luís Güemesdocumentado, cit.,
vol. 9, p. 349.
"Oficio de Ocarnpoa Güemes,La Rioja, l0 de agosto lti20", en CÜEMES, Luis Güenes docttm e n f a d oc, i t . ,v o l . 1 0 ,p . 2 5 .
i [ i ' J ; # ' : J r ' : : : J i l ' : ] : l i . : : . ( r t r r r r r ¡ r t r e ' ¡ t ( r . , ( ' ( \ ¡ r :r,r\r(r,i,r, , . ¡ , ¡ ¡ ¡ , , 5 , ¡ r ( . , , , ; , ( r ( . r ,
i;l
;ll;l:Ji:,,1i,:::l;:::,::.:r1,,;,
i:,,.,".#lÍ.ü;,H.J,ll::;lll,l
1,,,
'¿i
::l',::::1
il.ltli'i
:f fu::il1*.,
;;t:,,
Ill;,,
l'lgn.ffi.:1]l
c o n v e n c i d od e q u e B e m a b é
A r a o ze r a q u i e nb r o q u e a l r a
pediciónperuana,Giiemes
r a i t r c , t r e r ¡ r , r, .
deci¿iO;;;1,
, . ( l r r \( i r \ ( ) \¡ l ¡ c e c t lt l t l i ll c s l ) t l c s tci t l t l l t t l te: o l tt l s i l l t ' l t z i r l¡t r. l t r al t l sg s t r a t e a e c i rh a b c ro c L r p a cnl ol i l i t a n l r c n tseu c a p i t a l '
, . t ; r \ . ' l i l ) ( . r . l lrrr.r"r¡ - r ¡ i cs ¡ u c r i d
r a t é g i c<ai ec l i c h o sp t l l l t o sd e l t e r r i t o r i os i n op o r l a
r r ( ,l ) ( ) rl r rr r r r ¡ r 0 r ' t r r rcr sc ti a
' iberar
i l ( r i rI ' l rel l 0 s r l c l ¡ c o l u l r l r av e r t e b r adl e l a a d m i n i s t r a c i ócno l o n i a l L
(el
de
la caEstado
su
de
cotltrol
el
con
hacerse
toclo
,, lrl¡cr.ll.
l,clit e|a antc
a
d
m
i
n
i
s
t
r
a
t
i
v oc so n
l
a
z
o
s
l
o
s
(
'
l
r
i
l
c
.
c
o
r
t
a
n
d
o
P
e
r
ú
)
,
d
e
l
cl tlclvirrcinato
r , rt l c
local'
el
autOgobierno
err
ceutrado
régir1]en
por
tlll
r(lr)l y t.ecntl)razalrclolos
clecir,en caclacaso,una simplerefornrao unaverdac¡Lrerer
\.!.nll)llrro
1t0clía
la conquista
, reliilttlirci(tnclelaparatoestatal.pero implicabanecesariamente
r , r lt l c l l r s t a c lcoo l o n i a l .
posesiónde Lima el 6 de julio de 182l, casi un
I l lNclrcitoLibertadortor.n(r
a las
considerablerneute
desgastado
habierrdo
, ,l.rpuésde iniciaciala canrpaña,
A
dif-erencia
general'
batalla
ulla
ell
encontrado
realistaspero sin l.raberlas
L,rrs
del gobierno,
( hile"en dondeSan Martín cleclirlóhacersecargodirectamente
del poder
totalidad
la
casi
jef-e
clecididamente
asurllió
cstc casoel generalen
los
representar
de
derecho
el
arrogaclo
había
se
, rl¡lico.+5
En realidad.San Martín
las
En
perr-rana.
tierra
en
perúr
desembarco
su
de
el molrento
clescle
irlcr.cscs
del
Pun(Miraflores.
invasión
la
de
cotrlienzo
el
clesde
irrativasde paz entabladas
poluucar(')San Martín rlegociósieuprecleigual a igual con el Virrey Pezuela'
PerÚr,
del
la
independencia
colllo
fundamentales
,icndosobrela rnesacuestiones
o la posibilidaddel recouocillliento
constitucional
cleunatrronarqttía
Ll irrstalación
l
{
2
.
'
I
|
, l e l a c o n s t i t t r c i óersr p a ñ o l da e
cousultado
El úrnicolllolrellto en el que el puebloperuanolue ef-ectivamente
San
cuando
Lima,
de
la
octrperción
tras
clesu clestinofuc inmediatatreute
r.cspecto
pregunta
Ia
a
puntualmente
que
respor.rdiese
abierto
Martin convocoa un cabildo
de la indeclesi la opinióngeneralclela ciudadestabadecididapor la declaración
y
declarada
fue
la
independencia
positiva,
la
respuesta
clelPcrú.Ante
¡tendencia
el
en
decían'
lnist.nas
Las
cotrmenlorativas.
meclallas
sc repartierona la nrr-rltitud
. . L i m al i b r ej u r ó s u i n d e p e n d e r r c i a2e5l d e j u l i o d e 1 8 2 1 " .S u r e v e r s o ,
.,]u.r.o,
inscripción:"Bajo la proteccióndel ejercito
tanto.llevabala inquietante
rurientras
por
Martín'"as
San
rllandado
libertadorclelPerÚr
observación
contra
rap-"i,'.i,-¿.
i;;ffi:¡:::ffi:i'¿':li.r"1i1,ill;lli;ll:1,,1',
guerrarnterprovincial,
sin clue.t utu.¡r-,"-u'i
riacro
ensLrs
pranes,
San
Martín
;;;;;il:
rioplatenses'ar
De tocrosnrodo.s;;d;;
dejabaningLrna
arterrativa'.o,r n-.r,ñ"ni,
::.jlHJ:;,:T..llli,,l;;l::1,,
q.uenrandabadesde
Rarrcagu¿r
,. rr
o.n,o atacarer perú.
La ..liberación"del perú
.Qué quer'íaciecir.conc¡etarnente,
en las concriciones
propiasa ra guerrarcr,
I u c i o n a . i ad e r s L ¡ rd e , A n r é r i c a ,
l¡rr.ro,-r"o.tr, Liberar
a c h i r e , r i b e r a ra r ) c r . r i .
era desdeya ponef er pocrer
o"li,i."
a. ros patriotas-u,rrJ.,.unor.
op.sicirina ra acrministracicin
"r',''íno¡
n.,,
virreirr.ir"i",ri",.
gradoestetraspaso?
¿,perocLrándo
o rnej.r:..,r;;;;;;;stía.propiu,.,.,enre ," lonr¡¿"rubn1,,_
político-milítar?
habrarrdo
ra vicrorirr
De rasnruchasop.ion."or'..].r¿as
por rosanaresde la historia
derechointernacionar,
crcl
argunas¿. r"t"r.i".ri,
nr¿,.o..i.nt., ,-,oJiarr'aqui
tivas'por ejemplo'es eviáente
opera_
0"" ** i"r'un poi, por Iibera<Jo
rndrspensabre
,o seconsideraba
lraberderrotaaoát e¡.cito
.-t*rro, ,ri obtenerer
reconocirniento
por
parledeladversario.
chiley perúlireron
n|1,3ill;:li.-'J.Tj..:,i:,
declarados
aúrn
pu,t..n,,.,y
rabres
de', t.;il;;fi:ffi.!]:;t:'i:'.""tando
considedichos
terr.itorios,
recranrando
y operar-,¿n
¿. ni,-'".o,",,r,iiJ"rllr.;'JJJ;ffi:lió
tt
;l,:f.;i!ilbilclo
tt
clcsalttr'-sde-iuliottc ri20",
cn GU':MES. LrisGiietnt,s
do(ttrnent(kto.ctr..
Giicnres
v erfiacaso
dcrEjór'ciro
dcobscr.vacirin,
SanMarrín
rlllcrpro'inciitl rio¡rlalcnsc
sigLrió
j'.orttl"rza
capaz
i",'.."ill,i;.:,ii;iiLr'#i"
s,s rrrrtirnos
olrn.,.r,
,,,
"
dc-nn",rr r,,i."
,ji',,t];iffi*:;#i*i*:lilti
;;Íl*11,*i;yru;ii:
¿;ll
"iArt,,
A , i r r - ¡l.l u e n , , s A i r e s ,I 9 5 7 . p p .
193-19-5.
3.:i:.i.":
):--:j']I::T:]:;;:rer
'errirvcro'rrlinN
r,c.,jr.En
tt'tt.ttn&tQuirogu,vol.2,univcrsidaclcle
,roll,,.]..f.1i,:u(co,np.)
Ltr
in,te¡tandent.io
u(r)-ccdida':
"'Erü;,,,1i.1ñ"'.iiíli.p"n,r.n.in
ru.p,.og,.,,,,n.'111,í;Íl:':"i:,:f
itfi,,t"'l;'.,,,,,,r, x l x c r re t I ' e r . i r
t , l 7 - l r ) - l x l , {e} "r .rl , L o R t
pcrri
s c A t t r \ D ( ,A
. i;",,",:.:i,,l,r:1:','"']'l]':ur{)
¡ AIru
ili10.tt¡|.2,fnsrirul.Nacr,,rrrr (.urrt¡r¿r.
rett¡rtrtr:itin
r780_
trc
Lirra.i,r¡i7.t;:,::t;;)!,1;:l;",,'"ntiu.t
i re . l o s éc l cS a n M ¡ f t í n c n L i n r ay l a p r o c l a m a c i ( rdnc l 2 8 c l e . i u o l t T E M I l E [ i ( j , p a b l o ' . L ac n t r a c l d
Hislót'ittt, nilr11'33-2, 20(X),pp 65- I Oli'
lio: la rrcgociaciónsintbólicaclc ll transicitin",en /?r'r'islrr
. ' N c g . c i i r c i o n ccsl el ) u ¡ c h a u c a "c, n G U I D O , T o m ¿ i sS ¿ l ¡i l Í u t t i t t . t ! ú { h [ t L ' l \ t p ¿ . t LcIi .t . . p p l 6 0 2(X).
( ' o n s t i t u c i o n a l i s t nyoc o n f l i c t t r¡ r o l
n
d i u s , 2 0 0 9 ,v o l . 6 9 , n ú n r ' 2 4 6 . p p
d
c
/
?
t
'
r
'
l
s
/
r
r
(
1
8
1
2
l
t
t
6
0
)
"
.
c
n
X
I
X
s
i
g
l
o
l i t i c o c n e l P e r úd e l
| 0 7 -l ( ) 9 .
4 8 MI'fRE. Barttrfomó!lislori¿ da *tn ll'lurlín . cit ' ¡r' 132'
47 S O B R T : V I L L AP E R E A . N a t a l i a" B a t a l l a sp o r l a l e g i t i n r i d a d :
lf r,
I /t t//t¡(ltt¡tt.trlt.gttrrr'r"'
L t . , l r t r t . ; , t .t th . q n , .tt, , . .
El Protectorqdo
¿cómo se expresabaen los hechosesa"protección"?El protectoradoera propi¿rmentehablandouna dictaduraen la que erjefe militar
de un ejércitode ocupacir.rn
tomabalas riendasdel poder público, reuniendo
,u p".roná el poder ejecutivo.
"npor
legislativoy militar. Esta dictaduraera presentada
San Martín como transito.
ria, fruto únicamenteder estadode excepciónen que
se encontrabael perú:
"Desde mi llegadaa pisco anuncieque por el imperio
de las cir_
cunstanciasme hallabarevestidode la supremaautoridad,
y que
era responsablea la patria del ejercicio de eila. No
han variado
aquerlascircunstanciaspuestoque aun hay en er perú
enemigos
exterioresque combatir;y por consiguiente,es de necesidaA
iu"
'
continúenreasumidosen mí el mando político y el
militar.,,¿q
Era notorio' sin embargo,que la toma directa del poder
público por parte de ros
jefes militares implicabauna desconfianzaratenterespecto
de la capacidadde au_
togobiernode los patriotasperuanosen particular,y
de ..tospuebrás,,en generar.
Continuabael decreto:
"La experienciade r0 años de revolución
en Venezuela,cundinamarca,Chile y provincias Unidas del Río de la plaia,
me
ha hecho conocer ros maresque ha ocasionadora
convocatoria
intempestivade congresos,cuandoaun subsistían
enemigosen
aquellospaíses:primero es asegurarla independencia,
dJspués
se pensaráen establecerla libertadsólidamente.,
Esta era entoncesla versión "desencantada,'delas
revolucioneshispanoamerica_
nas.Trasdiez añosde frustraciones-y sobretodo tras
habervisto al Río de la plata
despedazarse
en provincias-, los líderesmilitares parecenhaber
decidido que ra
convocatoriaa los pueblos en un contexto de guerra
revolucionariano era más
que una recetapara la anarquíay la derrota.El Protectorado
era entoncesla nueva
formula parahacerfrentea las exigenciaspolíticas
de la guerrade independencia.
Era la respuestamilitar a todos los triunviratos,juntas,
y direitorios en_
sayadossin éxito duranteaños.Asumiendodirectamente
"o-ngr..o,
el poder,los libertadores
podían asegurarsede que los recursosno faltasen
al Ejército y que ras divisiones
intestinasno minasenel esfuerzomilitar. Todo a costa,
por supuesto,de la farta
transitoriade libertad.
El despreciopor las formas civiles de la porítica llegó
entoncesal punto que
San Martín prefirió abiertamenteejercer un pod".
de facto, fruto der derecho de
49 "Decreto de instaraciónder protectorado,Lima,
3 de agosto l g21,,,en InstitutoNacionarsanmar_
tiniano, Impresos Sanmartinianos de la Campaña
del"perú,Buenos Aires, 19g0. p.25
221
pero legitimadoformalmente
( ()n(luista.a ejercerun poderigualmenteextendido'
lrtrr.algúntipodenomurami"n"topopular.Comoexplicabaaúneneldecretoestal'lccicndo el Protectorado:
nombradospor los
"Yo pudiera haber dispuestoque electores
la persona
designasen
libres
ciudadanosde los departamentos
de
representantes
los
de
reunión
que había ¿" gJ"-ui' hastala
y'resimultánea
la
parte
una
por
la Nación Peruana:mas como
caráctery decidido
petida invitaci* á" gt- númeio de.elevado
del
laAdministración
a
presidiese
influjo en estaó;it"i ñ" que
había
otra
por
y
popular;
Estadonl" u'"g"uUu u" no-Utulniento
de los pueblosque-estabanbajo
yo obtenido Vi
"iu'"nti*iento
he juzgado más decorosoy
ía proteccióndel Ejército Libefiador'
francay leal' que debetranconveniente r"guit estaconducta
"r
libertad'"5O
de
quilizar a los ciudadanoscelosos su
era enoffne'
semejantedabaa su gobernante
t-a discrecionalidadque un régimen
r r r a y o r a ú n a l a d e u n g e n e r a l . n ¡ " t " p a r a c o n s u s s u b o r dreales
i n a dal
o sejercicio
. M á s a l lde
á dla
elafalta
de hecho,límites
clefacultadesj.,diclaresno re esiaut"cian,
la buena
garantíaofrecidaal pueblo peruano.era
autoridaddel protecto;.'r-uJn¡"u
y
común
bien
el
para
quien prometía gobernar
voluntad de José de San Marlín'
guerra'
que se concluyesela
retirarsea la vida privadael día en
La refundación del Estado Perusno
Másalládelasexperiencias'anterioresenelestablecimientodegobiernosrevolucionarios'laextremaconcent.acio,'delpoderrepresentadapor-elProtectoradose
explicabatambiénpo.ru-'vparticulaisituaclon¿etEjércitoLibertador.Máquiapoyo
de los Andes seguíasin recibir ningún
na de guerrasln nsta¿oleií¡ercito
de un
ocupante
y
como
piu,u. ya en tieffa extranjera,
del tenitorio del Río J" tu
más
día
cada
volvía
se
con el Estadochileno
enormepaís, su at¡ar'Átransitoria
tenue,comofuentedelegitimidadysobretodocomofuentedefinanciamiento'sr
ñ*rr,
,,-ibilidad,
protector,de hacerseelegir popularanunciadarepetidasvecespor el
m e n t e , e"l a p o y o r e c o g i d o t n " ' t t * n t " n t o p o r l a c a u s a d e lthy
a i nLid ecaída
p e n ddel
e n gobierno
c i a e n t r eespañol
l a e l i t e len
imeña
de ANNA, Titno
era reducido. V", ul ,"rp""io f" i"J, "."O"f
Lima' 2003' op' 236-238'
el Perú, eLdilema de la independencia'\EP'
cuestiónde las "naclonaarmadasponíaen eviiencia la dificil
fu"rru,
lu,
¿.
pago
del
cuestión
5 I La
Lima estabacompuesto
de
toma
la
tras
por San Martín
gf
t"**dado
lidades" en pugna'
por otra parte'
"¡"iit"
y colombianas (el Numancia) L¿fota'
de unidadesrioprut"n"','trtiitnu;;;";"n;
era un
pugul-1JY:
conespondía
gobiemo
qué
a
ói'itit
'Ynidad
A'
era predominant"t"n'" "i1"nu'
Thomas
COCHRANE'
en
de SanMartin ut
ta'
problemacotidiano '"
"tpttto de Chile, 1905,pp' 96-97; 168'
"titicaMiranda Editor,Santiago
"i'i¿"
Memoriasa, ura co"nrlol",'c;til;;"
"q
S u c o h e s i ó ni n t e r n al.u n c l a c ú
l al r i c a n l c l t tecn c l i t c t i l
t l c l { : ¡ l l t . r r ! r ¡s:cr .t l c s l l l r t . it r; r¡ l r
to por el cumplirnientoparcial
clela rnisiónque cra s, l.azrirr
trc scr.c,rrr. ¡r'¡ ¡.1
aleja'rientodel jefe en quien esta
cohesiónse habíaapoyado:Sa,
M¿r.lí, \.:r,,,
erael generarenjef-eder Ejército
de rosAnJes('.ra'do quedelegó
en Las ,e ,rs rrl
asumirel protectoraclo)
sino el gobernante
de la naciónperuana.
un año y mediotras Ia caídader
Esta¿ocentrarque le habíatracro
orircll. rrr
capacidadde exisrenciaindependienre
aern;ercito
i b aa v i v i r d e l p a í s s, a q u e a n dyá. * p r o p i u n a o ' a r o" i"ra"¿"r r"rlo,or-,u.s, ,,,,
e n e m r g o a I a p o b l a c i ó ,l o c ¿ r il '.¡ r
a necesitarde la existenciade un
¡staáo que le garantizase
mesa 'lressu srstc,r().
estabiliza¡ldo
y normarizando
su frrncionu',.,i"naUn nuevoEstado
peruano
cur,plir esa función,pero para
eso er mismocfebíanranten;;;;.;;,rr"nte ¡.r.rrirr
b. j.
controldel e.iército.
EI protectorado
p.ruunofüe ra respuesta
q,e San Martí' tri.
a e s ae c u a c i ó n .
lnnrediatanrente
trasra tornacrerpode¡ er protector
se abocócon gran detcr.
r¡inacióna sentarlas basesde
ra nuevau¿,rrinirt.u.i¿nder Estado,
nombrancr..
los ministrosde Estadoy Reraciones
Exteriores(JuanGarcíader Río),
Guerray
Marina (BernardoMonteagudo)_y
Hacienda(Hipólito de unanué),y
redactan..
un nuevoregra'rentoparacada
departarnento
de Ia adnlinistración
púbrica,supri_
miendoenrpleosantiguosy creando
otrosnuevos.Er nuevoEstadof,e
dotadocrc
símbolospatrios(Banclera,
Escudo,Hi,rno Nu.ional.,:),de
una rnonedanacional.
de una BibliotecaNacionary de
escueras
p;;;;.".. EI co'ercio exterior
e interior
fueronarregrados
sobrerluevosprincipiosy se iniciaro'
gestionesparaer recono_
cimientointernacionar
de ra indeper.,i.n"¡á.
ñ.nt.o de Ia gran concentracrón
der
poder propia al protectorado.
San Martín * *...uubu er pieno
derecrlode irnpo_
ner contribuciones,
estabrecer
derechosy exigir ernpréstitos,
así corno nombrar
a los embajadores
y a los presidentes
de Io, ii.tinto, departarnentos
(regiones).
Los úlnicosórganosde gobierno
u¡"no, u ru poa". eranel co'sejo
de
Hstado,de
facultades
puramenteconsurtivas,
y rur ,"rniipuridades eregidas
popurarmente.
Estospasosestuvieronregidospor
er "Estatutoprovisionatáuáopo.
er protector
dela riberrad perú,
der
oir.".i,n.¡o.."gi,'r."¿""r"1i.p",iír".,f,".,,or.r,
rnterín
seestabrece
la constitución
p.rniun.ntl"
derEstacro,,
derg creoctubre
de
l82l' El pri'cipio
de concentracióntotar
der poder mientrasdrrur.-ru-gu...u
,"
combinabaaquí hábirrrentecon
Ia idea de dejarfrndado E.,uJo-.,rue,s
de que
el juego de la poríticacomenzase
"r
rearlnente
a iuncionar,como
decíaSanMartín:
52 Los dccrctoscrcandobandcra
y cscuclosdcl nucv. Estadoperuano
constituyenr¡'a de taspri¡reras
m e d i d a sk r m a d a sp o r S a n , M a r l í n
arpirorti.*, f.'.il,r,
t r , ¿ " o c t u b r ei g 2 0 ) , i n c r u s oa n t e s . e d o minar cuaic¡uierporción cleI tcrritorio.
v.. oniewÁinG,
r)abro..Lasprinrerasficstascivrcas
e.
' ""'."'u"iut'ili
.,,n.,,u,i,
;i::LJ$tü:l'il:T,jll1:'1.u.'"o
,inctina.
ni¡n.
"' ,.n,."u,,"¿"'r,
l oa j oc l t í t u l od e P r o t e c . t o r
".'\l Icltsrtltle
t l l t t l l t eI t t l l t l l t l os L l l ) r e l l b
puestaslas basessobre
dejar
sido
ha
tlcl l)cr[r,ttli ¡'rctlsattlietlttl
sublimedestinode
tltrcclcbenetiificarlos que seanllatnadosal
de toda la autorihaccrI'elicesá los puebios'Me he encargado
he declaradocou
tlatl.para..rportdti de ella á la naciónentera:
juzgue de ellos segúnlos
liancluezamis designios,para que se
gloria
y de toslu*pot de batalladondehe buscadola
rcsultados
he
de armas' vecleclestruirla opresión,unido á tnis compañeros
dificil y de vasta
nicloá ponermeal frentede una adrninistración
lcsPonsabilidacl."si
il
L
políticapor partedel pueblo.erasentada
| ' cl estatuto,la ideade una incapacidacl
r ' r ) n L r l l i l c l a r i d a d q L l e l l o h a b í a e s t a d o p r e s e n t e d o s m e s e s a n t e s ' e nde
eldecretoestaparle los
La concliciónclela"capaoidadpolítica"por
lrlccieniloel Protectorado.
|)cfLlanossesut-nabaasíir-rquietantementealacesacióndelestadodeguerracomo
de la dictadura:
parala ternrinación
¡,rcn'cqLrisito
..Mientrasexistanenetligosen el país,y hastaque el pueblo.torlnistno'yo adlrllnlst.uelas primerasnocionesdel gobiernode sí
sin ser las
atribuciones
traréel poderdirectivodel Estado'cuyas
y
legislativo'"
mlsmas'son análogasa las del poderejecutivo
D e e s t a l b r m a , m i e n t r a s c l u e l o s l i m i t e s t e t n p o r a l e s < l e l P r o t e c t oresidir
r a d o s en
edifuminaque su legitimidadno residiani podía
quedabacaclavez nlá'
bar.r,
"lu'o
r'tt-tt]latrdatopopular,sirroquesebasabaenullaideadelbienpúblicototalt¡ente
en la fórmulade Rancagua:
la tnisrnar'rtilizada
abstracta,
art' I : La stlpremapotestaddirectiva de los
"Sección Segr-rnda,
residepor ahoraen el
departamentoslibres del Estadodel Perúr
de
enlanandel imperio de la nece.sidad'
protector:susf'acultades
púrblico'"
bien
del
la fuerzade la razóny de la exiger.rcia
Porelmomento,elintérpretedeesebienpÚrbliconopodíaserotromásqtreel
de armas"'
libertadorSan Martín,unidoa "sttscot.llpañeros
Ahorabien,elfrrertecontroldelanuevaadnrinistracióllpefuanaennranosde
de lasrelaciones
en el establecimiento
SanMartínno significósinoel primerpaso
e n t r e e l E j é r c i t o d e l o s A n d e s y . l n u " u o E s t a d o P e r u a n o . M i e n t r a sotorgacontinuasela
pagaríanlos sueldosde la tropa' lnclttsose
Estado
del
u."u,
lu-,
;;""",
del ejército'SanMartínrepartió
ríancttantioso.pr.lnio, u to' p'In"ipulesoficiales
nadamenosqtlemediomillóndepesosentrelosveintejefesqueconsiderór-nás
meritorios'tltentrasqueseprometierontterrasVacantesalossoldadosquecotrtic 1 cI 8 2 l ' l m p r c n t ad e R í o ' L t m a
5 3 E s t a t u t oP r o v i s i o n acl l c lP e r ú ,8 t l e o c t t l b r c
l.t'
¡ r t , r\ , t t
Lt
ttt ,ltttt,l
nuasenla campaña'sa
Peroel EjércitoclelosAnclcsclr rlnt() tirl
no podí. trirrsl¡rf.
marseen el Ejércitodel EstadoPeruano.
Por eso el protcct.r.inicó rír¡li¡.rrcrrtc
la formación de un Ejército y una Armada
peruanos,incorporandoa cll¡rs r¡rrn
cantidadimportantede.oficialesy tropas
de las firas riopratenses
y crrircnas.¿,sirr
un Estadorioplatenseal cuarvorver,significaba
esto la a"rupurilián de ra crti¿¡r¿
militar de losAndes?
Es en este punto que cobra sentido
una institución altamentevilipencliildrr
por sus contemporáneos
peruanos:la orden del Sol -sin lugar
u áuáur, el expcriinteresanteen el ámbito de las nuevasreraciones
entreer Estadoy r.s
ffi["#^
Lq Orden del Sol
No es sorprendenteque ra orden der
sol haya despertadopoco interéshistoriográfico' Es un organismoque no cumprió
,u áb¡"tiuo, *"" án"
y fu. .onrrderadoun fracaso.Por otra parte en las republicas
"ü"
actualeslas órdenes
de mérito,
civiles o militares,juegan un ror poco
r"no, qu" decorativo,ajeno a ios grandes
procesossociales.¿Hay que concluir
entoncesque el protectoriel perú desperdi_
ció gran cantidadde tiempo,energíay recursos
en una institucióndestinadasólo a
cumplir funcionesprotocolares?Tarvez
convengamás recordarque en su origen
medieval, las órdenesmiritares,particurarmente
importantesen ra tradición his_
pánica y nacidasdurantela Reconquista,
constituyeionun moderode ag."gucion
político-territorialalternativ.oar de io,
."ino, y principados.Generarmente
combi_
nadascon dispositivosreligiosos,rasórdenes
pennitían
controljurisdiccional sobreterritoriosrecientemente "rtuur.".r.afiáun."n," ,n
conquistados.55
A principiosdel siglo.XlX esepasadoglorioso
yu,ruf-Lejano,pero las
órdenesmilitares existiendo en er interior
".u
de repúblicas
y monarquíasseguían
siendo consideradascomo una institución
clave_para la sustentaciónpolítica y la
legitimaciónde rosnuevosEstados.La
revoruciónnorteamericana
habíatenido su
society of the Cincinnat,i,er Estadonapoleónico
su Légion d,Honneur,corombia
contaba con la Libertodores de Borívar y
er rnismo San n¿artin había precedido
a
la instalaciónde raLegión de Mérito
ór,¡1.tras la victoria de chacabuco.La
or_
"n
den del Sol era en algunosaspectosrnucho
más ambiciosuqu" ,;,
;;;J"."rorur.
tu,t,¡ttttt'ttlt iltt I ttt
l.ttlttlatlacItltistlttlt|iirctlt¡ttescpublicabaelEstatutoProvisional-como
l ) . | | l l I l l i t r c ¿ t r h a s t a c ¡ t r Ó ¡ l t t n t o e l E ' s t a d o p e r uMartín
a n o y l acomo
o r d euna
n n arespuesta
c í a n i n d eaf e c t i b l e m e n por San
r(' uni(las . esta instituciónera preseniada
y como un premio
que se habíanproducidoen el ordensocial,
Irrsnloclificaciones
'rt¡ttictreshabían"otuuo,uaoparaqueelresultadodeesastransformacionesfuese
como un pacto inter-generacional
rrn l)crúrindependient..fu oá.r, eia concebida
libertadores"y de los "ciudadar.irl)¿lz
de consolidarla situaciónde los "guerreros
de ella la gratitud de las generaciones
rrosvirtuosos",qui.n., ...ogerían a traiés
lirturasusufructuariasde la independencia's6
Formalmenteabiertaaciviles,laordenera,enprimerainstancia,unrefugio
¡laramilitares,ymásparticularmenteparalosveteranosdeChileydelosAndes.sT
constituido
o'sFunda'doresde la Orden del So/ estaba
,,\síel grueso ¿" lo, .¡"'L'
de valpazarpar
de
momento
al
EJrcito Libertador
¡roret jefe de cada"";;;;l
Supremo
Director
El
Estado'
de
laíso, a quienes,. ugtJguUunlás tres Ministros
intendente
el
y
Luzutiaga'
Las Heras'Arenales
cleChile o'Higgins, to'-g;'ut"'
de.campode San Martín' ' el mariscal
ayudantes
tres
iot
ejército,
y el vicario del
TomásHeresy el tenientegeneral
clecampoTorre Tagle, toto"tt áel Numancia
de Benemé"t
cuerpo del ejército recibirían el grado
Valle_Oselle.Luego,
";-;;
r i t o s d e l a o r d e n d e t s o t t r e s o f i c i a l e s c o n e x c e l e n t e s f o j a s d eEstado
s e r v i cMayor'
ios,elegidos
que cinco oficiales del
por una junta de jefes militares, al igual
a la orden del sol para ciudadanos
Finalmente, ,. ."r".uuuu tu "lase de ,{sociados
subalternos's8
o militares que hiciesenserviciosmás
C o n c e b i d a " o . o ' u n - p " q , , e ñ o E ' s t a d o d e n t r o d e l E s t a d o ( . , L aera
o r dregida
endelSol
en dignidad y lustre"), la orden
seráen el Estadop.*u"o'r"-iri-era
del Estapt"ti¿"nte era justamenteel Jefe Supremo
por un Gran Consejo
"tV" sásionabatres.vecespor año' contabacon secretario'
do peruano.Este consejá
y todos sus miembrosrecibiríanuna
contador,tesoreroy maestrode ceremonias'
pensiónanualdemilpesos.Parasufuncionamientoseadjudicabanalaordenlos
fondosquedesdelll5sehabíanimpuestoalasmitraseiglesiasparalaordende
Carlos IlI.
L o s f u n d a d o r e s d e l a o r d e n s e h a c í a n a c r e e d o r e s a l t r a t o d e s e ñ o r eran
íahonoradel Estado.Los Beneméritos
ble y al derechoo. pr"i"."n"ia a las dignidades
56..Institucióndelaordendelsol,Lirna,sdeoctubredel32l'',ImpresosSanma|tinlanos.,.'clr.,
54 En la práctica,estasmedidasf,reron
contraprodLrcentes.
Los 25.000 pesosque tocabana cada
ofi_
cial seleccionadosignificabanuna fbrtuna'
pero d"rutu,on gran descontentoentre
quienesse sentían excluidoso damnificados.MITRE, gu.to¡o,oi
í,i¿ ria de San Marlín . . .,cit., vol. 2, p.l62.
55 wRlGHT, L'p. "The Miritary orders
in sixteenthanJSeventeenthcentury
SpanishSociety.The
InstitutionalEmbodimentof¿ Historicar
rra¿ition'i en pas t & present,núnl.43,
1969,pp.34-70;
,l}il?.,|,hli?;:r'^::::y;:;
duChristrl' ''¿i' retigieurmittai,n,
o,,'uoií,'is"rxi-
la fünción
la divisa "El Perú a sus Libertadores"'
oe los miembrosde ra orden tevaba
etc'
Pisco'
en
desembarco
del
..figio.^ anual se realizabaen el aniversario
5 8 E n l a L e g i ó n d e M é r i t o d e C h i l e s e h a b í a r e s e r v a d o u n a c a nlat ibatalla
d a d c ode
n sChacabuco,
i d e r a b l e dpreviendo
eplazaspara
que se hubiesendistinguido en
suboficiales y ,i.pr"..irJuao.
Ver
antecedente'
ese
recoge
no
Sol
del
olrden
para su clase. La
una serie de privilegros específicos
y
Ia
instiÍuciÓn
sobre
Supremo
po' el Exmo' Sr'Director
Recopilación ¿" Uu an''l[to' n'p"'li']u'
de chile' l8l9'
Santiago
cobierno,
de
Chile,lmprenta
reslamentode Ia Legiótnde mélito de
'l;ti"ilt;
"
"
232
t\
Izt.rJuetTa: tleguerra...
L r t / / / r l r l / t / t l r t t f ! : ' . / t tI t t t .
preferidospara todos_ros
empreospúbricosdesegundo
orden,recibíanel ,.ato
,::t;J::J,JJ:i:::'u"
dc
de500p",o,un,uls. Asocia¿",
f.,"."*"didospara
.Los
pesosLoshijosdeliiil,#i:J:ffi
:1í"1".:ff
".:i:*"",tu:j¿l:,:L?
y algunosdeelrosserían
incruso
*rudiar a ¡uropu-;;;;, ras
tivasdelosfundadores
"""a¿ár "
prerroga_
eranhereditu.iu,
rr^iurus
nietos,quienesgozaríande
a partirde los2l años,heredán¿"r"
j*"lr"nte
eras
laspensiones.
En estostérmin
del Sol representaba
ni másni ,r'"no.quela fun_
daciónde unanu"ur"t^-t19iden
rocrac
j;,Tf
iaespaR
ora,"i
fi ;ffiT #il?i,HT*';A*;;i*1ft*;
o"i u""o
fJgu,i
í 0..
i'I,::'.!H:
uu,
r,
;:;li:n
*:k{t:::'
ü:lJi.i;
punto
era espinosoy arriesgado,".".
Martín lo aclarabadeantemano:
San
"con ra idea de hacer
hereditarioer
-t.ramor a ra groria, se
establecen ciertasprerrogativas
qr" son
r.l:i
descend
ientJs
¿"ro,r,,,¿
JJ*;;J,:Til::
J"1:'":TJ
templado,
:H:
que aun despuésA"
O.rog;. Ios derechoshereditarios
que traensu origen
de la épocade ñuestra
humillación,es iusto
subrogarlesotros,qlle lejos
de n".i.iu iguulaadante
la ley, sirvan
de estímuloa Ios que ,"in,"..r"í.n1,,u.,,
Que San Martín tomas
te opin
iónpúbricarepu
sór
ose
brican
a
ffi :,:ff :?il""ffii:ij:,:" Ia.,;.ff
""-;;;;;;;
rse rarorm
a or
le .el
e íri:l* |rud;"u,,"0"
o"ll"ff: i"JJ[ff il: :::ir];
at,
para,o ;i ;;;;;"
;T"Htrfi Ui:U';:;;'j,-;f
;ffj"' "".T
";
enviad
o
.¡ I i
Conquistadoresmodernosy liberales,se incrustabanen un Estado
tlcscendientes.
cxtranjeroque ellos mismoshabíanayudadoa refundar'b'
lil Ejército huérfano
I-a reaccióngenerala los decretosdel 8 de junio fue muy negativa.Laperspecttva de un protectoradoeterno se consolidabacon cada día de inactividadmilitar.
La confianzapopularen San Martín comenzóa evaporarsey todo su poder se
desmoronócomo un castillo de cartas.Por su lado el Protectorcomenzóa desplegar la vieja pompa de los virreyes,haciéndoseconducir en una cafrozade gala"
iodeadode una guardiaregia y vistiendouniformesprofusamenterecamados'En
lascancionespopularesaparecíacon el mote burlón de "Emperador".Suspropios
Confrontadoa una situación
oficiales,indignados,lo llamaban"El Rey José".62
militar que no podíaresolvercon suspropiosmedios,conscientedel descontento
crecienteen la poblaciónperuanay ante la dificultad de cornbinaresfuerzoscon
las tropasde Bolívar, San Martín decidió renunciaral mando supremoy convocar
a un CongresoNacional. Un año despuésde comenzadoel Protectoradotocabaa
su fin y San Martín se embarcabapara nunca más volver. ¿,Quésucedióentonces
con el Ejército de los Andes'?
Al momentode iniciarla campañasobreel Perúel Ejércitode losAndesguardabaclararnentesu identidad,incluso al interior del Ejército Libertadordel Perú'
En la última revista de comisario realizadaen tierra chilena,en agostode 1820,
el "Ejércitode los Andes", con2.313hombresde tropay 134jefesy oficialesera
jefes y
diferenciadodel "Ejército de Chile", con 1.805hornbresde tropay 162
E,lgeneralSan Martín, no teniendoun gobiernosuperiorrioplatensea
oficiales.63
se dirigía nadamenosque al
quien darlepartedel comienzode las operaciones,
flil;:ij::,;iffi:".Í*::fj#T,il#T:lT:i:'il;:?T:,:::í";ff
:j
vorver
aserv
ir ensupatri
a.puru
ror-oñ.';"J;;;
ü #1"":T,:1ffi:r::f Tfi?":
alcuál
volvef
i"-o.ii"'¿.r
Sor
signincaba
ffi:Tffil#ffjXt
racurm¡nación
queros"0.,
t"",i,#flill]xTi:ffi?
:x'ff[""::
Ji..-"111fu
;n*lii
59 Acercade Ia apuesta
pol
.,. f.,.:.ur.¡"stas...,,,cit.,;i:1;::r:#,t"a
""
Ia rbrmación
de la orden,ORTEMBERG,
pablo..Las
*
,cit,vo,2,pp167_
l'i{:'ii'l';i:1,il'i:',:'ilff:##"?::ffffi
^y:1';:*, Maftín
;:¿il::'*,lifr
i::*,r'*'lp",s-¡'á.u"1;J:11#l:,?#l'.iiH:?ffi
::l¿q:iÍ:
enrh",t*ni¡"i,,;;:;;, ffi]i:
in pe.,,"i";w;;;i,;pen<rencc,,,
?j|ffi:;?$rndians the
6l
o ls
y a c o n l a L e g i ó n d e M é r i t o d e C h i l e s e h a b í a p l a n t a dporeol b l e r n a d e l a p e r t e n e n c i a e sdt ae tl a
nluy
susmostrado
se
había
rioplatense
Director
El
extranjera.
orden
a
una
integrarse
r¡ilitares al
ceptiblc ante la posibilidadde que buenapartede la oficialidaddel Ejército de los Andes fbrmase
puit" d" lu nucva orden. Finalmenteel CongresoNaoional accptóque se incorporasea ella con la
de
condiciónde que sus prerrogativasno tendríanvalidez en el Rio de la Plata,y que al momento
"salvandoen todo la obedienciaque debo al Gobiemo de rni
jurar
que
incorporaban
se
aclararían
-Ertadn,
y los deréohosde ésiesobremi personay operaciones".Sesionesdel 24 de scptiernbrcy 9
de <liciembrede 1817,RccopiLocióntle los tlecrctos,cit', pp' l5-22'
al pr0tec62 Una cxposiciónexhaustivadc todoslos cargoshechospor los peruanoscolltL'tnporánoos
para
Iu
historia
doatmenlos
Memori¿ts
v
P.
PRUVONENA,
torado de San Martín on el durísimo
pp'
tle la indepenclenciudel Perti v causas del mal éxito que ha tenido e.tla, Garnier, Paris, 1858'
23-91.
del Pertli.
63 Disponible en ESPEJO, Gerónirno Apuntes HisÍóric'os sol¡rc lo espedición libertadora
y Ejér1820,Improntade Mayo, BuenosAires, I 867, p. 16.Estadivisión en Ejércitode los Andes
para
mostrar
y
sirve
y
fonnal,
es
administrativa
Perir,
del
cito de Chile. al interior del Libertador
que cadacuerpoconservabasu identidadde origen.Sin cmbargo,en el desamollode la carnpañael
elementostantochilenos
e¡ércitose o.ganizabamás bien en divisionesoperativasque col-r.rbinaban
corno de los Andcs.
i I
flt
Lt,
/tt,¡
\.tI
ttt ../ttIt,t
cabildo de BuenosAires, protestando
"que.desciecl nlollrcnto
clr clr¡esc cri.i¡rlil
autoridadcentralde las Provincias,
estai el Ejército¿. r", er¿..
sr¡bor,i'.a. ¡r
susórdenessuperiores
con la mas llanayrespetuosa
obediencia.,,(,a
Los doce mesessiguientesfueron
á"uurtu¿o.", para esten,i"r"o
inicial: rus
bajas en combatey.por enfermedades
s" contaronpor centenares.
Sin ernbarg'.
mientrasduró ra actividadofensiva
r"
y tu .on'uutiuil;;
r; rropa se con_
servaronen un nivel excelente,
dando"r;;
buenosresurtados tu prir".u
campañaa
Ia Sierray en numerososcombates
"n
hastala caída de I-i,nu.
con'o ¡.,no, visto, ra
toma de la capitarvirreinal y
Ia instituciónder protect"*á"
un Estado
subordinado
"1""¡"."n
Brr"
r"."*p."ró especiarmente
"n "' ":1' I'yrrr"'
en recrutas
peruanospara
"p"yo
'enar ras bajas¿e ras uni¿a¿es,,,,
en
fi;;;;;;ián
uo""uuau y
en premios monetariosy honores
"""
parajefes y.oficiares.
Ahora
bien, Iejos de for_
taleceral ejército,todo indica
Or"
lrdasno hicieron más que acelerar
d"r.o.npori"iá".
su
"ri"Jrn"O
¿p". qrnz
Desdela disolucióndel Estado
centralr
Andes
era
una;;;;;""
d"s"";
i:i:;
";;;;1,"r'"i""i:#.:HTjil""Ti:
de san Martín' con su saliJa
der
procramacióncomo gobernante
tranjero,en fin, con su descrédito,"jáñ,:;
ex_
r"""¿.q"i"" y su abandono
der es-cenar¡o
perua_
no' el Ejército perdió su centro
de graveiad. Et pacto ¿rná""rü'se
oeshizoy
en su lugar no quedómás que
un
rar arricurado¿" i"lli¡¿"*
agotados,
despa'amadosa enormedisrancia
"oi;unro
d;;;l;;"."r.
Antes de abandonarel perú,
sun uu.tii había nombradogeneral
en jefe de
los Andes a RudecindoAlvarado
puru ,*á".
a Las Heras,quien se había retira_
do a chile disgustado.En-un
acto
.imborismo, ai t,u.*i"
despachode generarSan.Marrín "".g"a"i"
o"r
r"
et acta autógrafade"n,."gu
Rancagua,
documentopor er cuar ér mismo "nt.igó1;bién
r;;;;;;;rra
ese entonces.66
La elección der
nuevojefe no podía ser más
desafortunada,
J"rprouirto de prestigioentre
cialesde los Andes,Alvarado
ros ofi_
"ru "l "..uJo. ],-"omanduntedel Batallón número I
r'uuien¿ár"
n'*oJ,,uoo
manifiestarneniJ'iii""i.o
un,"
ff .?'"?,f"1::
ffr'::*"0.',
tuerongrand""i,,"#l'lX"o'#ffi
j:H*::iH"m:
:::Íi,áffi
":?T::
el gobiernoperuanosu actuación
On .fu.o y tan cándidorespecto
de la especíal
",
ó4 MITRE,
Bartolomél/¡s¡
65 para
*n,¡," J" i'rll "J'{,";;;;{i{3;:!;;;JhJl,i.1l;,3"6ru,
uni¿u¿",
riopratenses
enLinra
a*.
,"a,
r"-..gi;;;;;J: Granad
eros
*l**x.tj*.y
i"¿* ; 1,:'ll,i.1i.,lT'JJ.I
retorzadas,
sr-nnaban
va 4.562hombres.
La
estimación
esp."u"ui",""*"
".."""11'i'll,iiltljlte
_. enocrubre¿eiszr,,,;Jltrñ,?Tilil:|Ji:;;;ffj::;7"'#:;:',:i):il.h,,il;;"i;;;
66 FSPEJO,GerónimoEl pas.o
';::";:;;';;:;;'":,:;:;:,y;::1;de toi ZrA",.'..,"/¡r.:;";;;
"
'*'
á;Jíi ,"s,22 deabri,
,823,,,
encurDo,romás
de los Andes'que es nececlelvíncr.llocluelllallteníaunido al Ejército
ilrrlrrralcz¿r
s¡rio citarloin extenso"
qo".t"
estáV'E' dela situación
"Bienpenetrado
1n
t,f.1ll1*'
y.la influenciaque tuvteron
tiernpo ha, el ejército de los Andes
gobierno[" '] respectode
sobreél las últimas innovacionesen el
que pertenecepor la dislocauna autoridadcentral en el país a
podíanestastropasobrarpor la
ción de las Provinciasunidas, no
sino inicuamenteen virtud
fuerza de la sufordinaciónnacional'
de los jefes y oficiales' que
de un sisternay decisiónindividual
han tratadode trabajar
sosteniendo .,pititu de independencia'
"t
p o re l l a '
r luego'
| - ^ ^ ^ por
^ ^ - la
r^ó
,,r^r.
autort"Esta falta de centralidadfue suplida'desde
Mendozaen el general
dad convenci;i o;; '" '""ono"ió desde
y fortuna fueron bastantespara
San Martín. Sus respetos,talentos
y
un poder cual se requeríapara dirigirlo
cimentar .t
descubrie"¡ettito
Lima
"n Mas,
de
desdeque las ocurrencias
moralizarlo'
p.o,".ttr, ya quedóun vacío tan imposiblede
J"i
ron la retiradu
al mando de las tropas
llenarse,cuanto lo es reducir por ahora
de generaldel
despacho
fundador'El
de los Andes u 'u ti'to
ha sido
confirió'
me
Martín
mismo ejército,que el ProtectorSan
por mi
podia
que
nunca
pues
en realidad un tíiulo de nombre'
*'1"-l.::].:ft
t
militar
solo fijar la opinión parala subordinación
consigutente
muy
era
oficiales'a pesarde que estenombramiento
como éste se ha conducido
al propio carácterdel ejército; pero
o preocupaciónique por
siempremáspor el sistemade la opinión
jamás podría
obediencia'
una ley qut i" i*pu*iese un debárde
caracterizaban
que
contaryo con ésta,faltándomelas cualidades
el respátodel generalSan Martín'"68
la expedición
Alvarado explicabaque habíacomandado
Trassemejanteconf'esión,
al
una catasirófica derrota) sólo para sacar
a puertos lntermedios (saldada por
jefes
y
intranla
puestoque el descontentode sus
Ejército de los Andes;;;;",
país en la
volverseingobernablesy sumir al
quilidad de la tropa amenazabancon
anarquía.Agregaba:
autoridadcoactiva'y es
"Estasno son tropasque reconocenuna
medio que la política' En tan
entretantoimpo*üI" uul"tt" de otro
que
el sacrificoa que me creo
grandeconflicto y convencidode
63ALVARADO,Rudecindo..Memorándum,Arica,dicicrrrbrede|822,',enMuseoHistóricoNacional, cit., PP. 282-286'
tt / \,/.t ¿( g/./errd...
[,a máqainadaguerra.'.
entregado,es el de verrne
a la cabezadeunasfuerzas
en que no
puedodisponercorno
General,sino como amigo,
no
encuentro
orro arbirrio que apresurarme
a despren¿".,r. ¿!
"lü; i. J;i
*il:::1ffiTl:'i;1''T"0"
algobierno
peruano
queerEjército
derosAndes
qriedaba",.;;;ñ;;;:1+{+':ü"iJffi
jffii::::*;;r::
ffi :;i"',rXff
menteexagerad,a.yaconcluido protectoraáo,
er
el Ejércitode rosAndes_reducido
ahoraa una simpre"División
d" r., Á;;;;ü"ntro
de un ejército murtinacionar_
habíaquedadoen una posición
¿" a,"l
espec
ialmentetras raderrota
¿"pr ri"r"i""¿
l";;:i:J""J flT;t""1,il1::'Hj,:H"r:
losAndesque contaban
con fondls ",rn.i"nt",
j:;',':,',1";##"'ffi
:"T:T:$:
t*J¡;;i3i?*i1i?ii"""#ffi
$?"',:,'"",::?
elesran
darre
nalíonar
7 r-orror
peruano.
Ju¿xl
lTiffi'J:"::,xTffiJ""il::fl
;
:iTl5"",HH';
;:"ffi
fiJJt:l;li;i*gü#,il#,::s"T:,:;Tnffi
contarcon la protecciónde
los represen,un*
¡
Er sucesorde Arvaradocomo
generaten jefe de rastropas
de rosAndes, En_
rique Martínez' conrprendig
rái;d;;;'r;;
su división no podía seguir
trendosin una referencia
exisestatal.Faltode otra,
pidió la protecciónde
la provincia de Buenos
Aires. Esra medida,d":ff::""t'
altamenfesignificativa.
como hemos visto, si.t
e;e."ito J";il;üTlJ":
It
conargunaenti
dadpro
vin
r" u urua
ur;ffi
oTff"Ti ;::ffiT
dondehabíanacidoy de "iur
cuya pobraciónse habíaformado.
"l"¿üil:::T
Más ará
cuestiónde Ios recursos-Buenos
de ra obvia
Ai."r;;;;;;"-más
rica
que Mendoza-,ponerse al servicio de ra provincia
de BuenosoJ*, ln'o,¡*ba
considerara éstacorno la
herederaregítimader Estado
centrar,.;";;;;"
entoncesa travésde erta
er razo
"
70
de San Martin' Este pedido
,l, subordinaciónoriginal roto con la desobediencia
l r r c a c e p t a d o y u n a | e y p r o v i n c i a l p u s o a l a d i v i s i ó n d e l o s A n d e s p run
ovisoriamente
hastaque se constituyes.e nuevo
l,lio su direócióne inmediatadependencia"'
Rivadaviase enDesdeesemüento el ministro Bernardino
, ,,l.,i"rnogeneral.T2
por el pago y la remontade la división
r rrlgóde reclamaru*. .iBto¿o peruano
la división hacia BuenosAires en
iloolatense,tomando*"didu, paü reembarcar
, lso de que sus demandasno fuesensatisfechas'
y medio de existenciafonnalmente
El 2 de noviembrede 1823,tras tres años
juró reconocimientoy
del Río ¿" tu ptuí^, la División de los Andes
rndependiente
Aires' E'nsu proclamaa la tropa'
,rbedienciaal gobiemode la provincia de Buenos
V a r t í n e zd e c í a :
patrla' y sln
"Sin la sornbrade un gobierno generalde vuestra
más de tres
corrido
el escudode las garantiasnacionales'habéis
paramigas'
naciones
de
añosen pos de la libertady de la gloria
de
incendio
y
del
honor
ticipandode los peligrosátl campodel
gey
enérgico'
las pasionespopututÁ ["'] Un gobiernoilustrado'
de¡9rte.ne1efe
nerosoo, u"ogáuu¡osu piote"tion ¡" '1r'"ticitaos
fieles
fu^isteis
que
si
uu"'itu sumisióny disciplina'
y probad
a
sólo
y
"on
defensa
honor
a vuestropabellón,cuandoconfiabaissu
cumpara
por
él'
vuestrosbrazos,estaréisprontosa sacrificaros
gobierno'"73
plir las órdenesque os transmitade nuestro
tarde' Minada por la deserción'corroído
La nuevaadscripciónestatalllegabamuy
de la división de losAndesse amocompletamenteel resortede la disciplin a'parte
tinóen taforla|ezadelCallaocontralasautoridadesperuanas'cediéndolaluegoa
manosrealistas.UnasmenguadasunidadescontinuaronlacampañadelPerúhasta
Soya subsumidasdentro del ejércitode Bolívar.
participarde Junin v
Plata
de
la
que fueron regresandoal Río
"v""í"rr",
brevivieron oficialesyioldados aislados
pagó sus sueldosy los reintegró
provincia
la
como pudieron, ponoa' y tittta;
"estabrecido
sobre
rabase
derespíriru
[':,:I,:i;lJl#]ll*;::^.^1l1ol":
e v e n t u a l m e n t e a l s e r v i c i o ' s ó I o . , , ' e s c u a d r ó n d e G r a n a d e r o s a C a b aAires'
llomantuvo
na"T:l1."Hfi:ff
;:Tl"i::ff:::.::iffi;'¿"'nu.,oo,'a-in#;üJi#f::X,"'.'"i:,ifi,"i::::U::U;
a su antiguopunto de partidaen Buenos
d e l a i n d e p e n d r . n cpi ae r u a n a .
deromperernervio
trffi:l?;fj."'i.1l,X'l!ill1,l,':T'"::i::::'*lÍ?r,rerm,nado
deva'as
7l
237
' n l l ) a d od e
u n i d a d e sa' h o r av e s t i d a s
r o t n p e re l n c ' r v i od c v a r i a s
d e h a r a p o sy r e p r e t a d
s e s o l d a d o s- l f i y 1 o - '
" C o m p e n d i od . l r . . u , n r r o n u ,
V e T A G U I R R E ,J o s éM a r í a
det Fiér¡it^;- r^- ^-r- ,,
M a y o . . . . c i t . .v o l . | 6 . p . 4 . 1 9 4 .
su cohesióny volvió penosamente
el l3 de febrerode 1826'
;:;::':":Í:,'i.:T?i:i;."iiji;il';'".';'"T::::".1;[Ñ"Y'ii'lYi]5l,li';,y:':2
Conclusiones
hablando,
esraspresiones
habían
comenzado
:.-li"|ar"il:
r sentlrse
a
"su'a't 'atttenzaoo
t"ntitt? durante
rado,
rado,_a
duranteel
a medida
medidaque
el nrismo
queSan
mismoprotectoprotectoSanMart.
Martínorsanizaha
t¡. ,,,-.,^. ,,._,-_l
sevor
vieron
iilñ;;,,.;il; l"rJJI:1;l::,:,,::T,^i":^""""¿",p*"."^.,i,...,Í o.n,o.
í:::i::ltJfii:::,#::tT::1;
t"#i:Ti.fi"jml
ru;.*r*iti*jrr,ffi
enBRAGoNT,
e.u,rir..c'r"r.J:.'Jl*"0:::.",:,:,:ljl. d.,u:ru1ro",;fi;,,;','".;,"'uli,,,uou,
Agtrirre. Estas memorias, y
las
' e¡q' u' ' 'r¡r ts cr I el rvl
elnorlal del teniente coronel
José María
ffi::ffiil:l::':Jjil:1ff
;1.il3;?Il;,Til::;'"";,":;:;nt*:i::ij"ñ;
iTlliiil;
laguerraa.
iiirlt:,:'r1*"rollode rr¿"0."i.,'.1T.":r^;':;l:i,#T;::::;;;i::ffi::::l#:
Con"luy"aquiunlargoinventariodesituacionespolítico-militaresSupuestamente
que tienen como protagonistaal Ejéranómalas,contradictáriaso excepcionales
julio 18 2 3 " , e n S A L E de la provinci,'-d.",U:-"i()'gies' 29 de
72 "Ley de la Juntade Representantes
l
5
'
8
3
1
'
b
i
s
'
p
l
7
v
o
l
'
c
l
l
'
e ayo""
N O , N . M . ( d i r . )B i b l i o t e c a d M
1823"' er
la División de los Ándes' Lima' 2 de noviembre
73 "Proclama del Ceneral n¡""i"tti
8
3
4
5
'
c ' i t "v o l l T b i s ' p p l 5
S A L E Ñ O , N . M . ( d i r . )B i b l i o t e c ad e M o 1 t o "'
I't
citode losAndes:
"nacional"rioplatense
.et-Ejército
prorLndanrentc
concuyo y financiado
¡crc't¡f
ic¡rrr'
por chire; g"n*r qu"
aerou"aec."u'i"
"i
*"t,i",ro
el barallón
r)¡rr¡r
qu","
lJ:r""rffi:;:fifn;
r=nrr..ecciona .og"nJrat
por,¡uc
.,slc
un gobierno que el, batallór"on,.u
brevive u ,u Er,ud,nrra
c¡uc
so.
"""d.";;;i.;;érciro
man
dato
o""""'o1!liiifi "'",
-.::{;:x
;j:'.:Lffi#*ii
"i,iiii
fonra de hacerrague'a y raporírica
en
constituye
másbienranormáa" un p".-oo
"ia;e..ito ", "".;;l;;;; ?m, oro,n,r. r,
revorucionario
¿oni.'ro, principios
de sustenración
de todopoderse ;;.i;;;;.""ciarmente
diil;;i;"ru
respondcr
a esrapresunraharíanfaria
estudios
comparativos
;Í::ffilffiJre
conorrasfuer_
Porro pronto'er casode los
Andessugiereque ra visión
convencionar
la relaciónEjército-Esta¿o
dc
¿"u".¿ ,..
y.comprejizadaparapoder
cuentade ros verdaderos
dar
"ro,tt"
desafios¿" ru-.Jn.t.ucción
estataren el
panoamericano'
La reración
¿" ,uuor¿inJóny ra p"n"n"*iu'i;l contextohis_
qe."ito u ,n
a
i a sc u r o p e a ys c o r o l l a sc l i ¡ á s t i c a sL.o h i z o d e i g u a l
, l , r : . l ' t c l c t . l t c sc, o ¡ ¡ . t . t c . e
encarnada
política
idea
una
de
sino
pueblo
no ya cleirn
t,uirl.c()rrrorcpresetrtaute
,rrlrrlirerzaclcsusespadas.Enestascircunstancias,podíamuchomásqueelegir
podía intentar apoderarsede un
rn ilucvo anro entre los Estadossudamericanos:
Eso es 1oque sucedió'bredictados'
sus
a
y someterlo
.r¡rrlltocstatalpreextstente
del Perú'
durauteel Protectorado
\ r'rncrlte.
Sol' puedeser vrstaretrosl-a institución,por partede éste,de la Orden del
mil años la misma fue
para
durar
Nacida
falso'
pu,o
¡rectivatrentecomo un
"n | 825,por un gobiernoque nadaqueríamenosque
\uprillridasin penani gloriaen
La orden constituyepesea todo uno
militar chilenay rioplatense.
rrna¿rristocracia
de las relacionesentre
reformulación
la
pos
de
,lc los experimentosmás osadosen
y socialquehubiese
político
efecto
el
y Estado.Es difícil .rp."ulu, sobre
rrrilitares
al interior de
facultades
sus
plenamente
rcnidoesteinstrumentode haberejercido
de las más
una
fue
caso'
todo
En
peruana'
una nueva monarquíaconstitucional
Ejército
del
estatal
orfandad
la
resolver
por
illnovadorasapuestasdel Protectorado
de los Andes.
:,mn{"l,::t*-'t"q;ñ;;;;es,abanrejos
ii:ilfiii:'"T,H'J1ff
Martín permitedimensiorunc
iónderascircunsran
El rol jugado en todo esteprocesopor Joséde San
.
cias.
Así,ra
r;;
r#; l;, # ::ir,:'rTj,TlTiTjrl:
cito,sinoqueabríala posibiridad
¿.
conotrasentidades
de diversanaturareza.
estatares
""*", "r¡anzas
r-osmotivos¿.1"
i*.u"¿r"n"¡u
el p.roblema
derpagode Ia tropa;* I^'t"rrr"cciones ¡ounm"."rr"n,u, artáque
miritaresse expresaban
crrstrntas
visionesde ra.unidad
nacional
.j*un,", derordenporítico
justo,de la
estrategia
miritarparao_btener
ravictoriay a"i..ont"niao
porítico
derarevorución.
Porotraparre'raposib.iridad
d;l; .*#Jü'ru.o
d"subordinación
," ."p.oou"íu
;ril:;r ;",""0"r",¿r"r.
ion"o.
io,"iu,ur
ff:,T
.:'J1,ilff
ron",
y
,i1Jffi:f;
.
En Rancaguael Ejército
de los Andes d.
;""",T"n:i:#::il::L:",::,::
J;:f
fl"ff
::*:fi::'*:r¡;;:;ffi
u,,"J"H[,';;;'iJ,T#rH'"!;:ilff
j][*ru",":nl*
:,H'JXT;::;
voluntad v ros embajaáores
de t";;;;;;.'"on,o
tares,en deteÁinadas cir_
cunstanciasextremasse creían
uuto.iru¿o, u-tomardecisiones
soberanas
tes no sólo para su país,de
vincuran_
o.rig"n,in;pá." ñr...-u,
naciones
americanas.Ante
semeJanre
responsabiridad,ra subordinu.iánrr
Estado ;"¡;;;i;;;;'o'gina.ios
podíaquedarsupeditada
a,variadas.onri¿"ruJones
políticaso estratégicas.
A partir der2 de abrir de
r szo ülr"iio ). to, Andes
actuóde h-echocomo
una máquinade guerraindependiente
"i
¿;]il
norabre
autonomía.
de su origen rioplatensey
Des rigadaya
cuyano,
continentarcuyos horizontes
.estamáquinadevino una potenciade escala
estratégicosuba.ca.ondesde patagonia
ra
Ecuador.En su accionarporítico-mi"nr".1*i^""n
hasta er
Estadosnacionáres
establecí_
narlacapacidaddelEjércitopu'ug"n"'u'liderazgoscarismáticosqueexcedían
de su cargo.Ninguna otra inshastavolver obsoletasiodas las normativaslegales
mandatocomo el creadoen
un
crear
podia
titución, ni siquierael mismo Estado,
elsenodelEjércitodelosAndes.MientrasqueellegítimoDirector-supremodel
E'stadopenabaparajuntaralgunoscentenaresdehornbresyhacersederrotarmalamenteenCepeda,elgeneralenjefedelosAndestornabaparasíellanzamientode
Transformadoen líder indepenuna operacióncontinentalde vastasproporciones.
podía intentar.plasmaren los
Martín
San
diente,graciasal ejército de su mando
|rechossuvisiónparticulardelarevoluciónamericana'Elhechodehabercreado
en ausenciade toda otra referenciaestatalnacional.
fár ru ,Oto,oandátodelegado,
sentidouna hazaña'
al ejército de Observacióndel Perú,es eÍl este
Peroloslímitesdeestetipodeaccionarpolítico-militarsehacenigualrnente
era traumáticay dejabaprofunvisibles.cada rupturade la sutordinaciónestatal
dassecuelas.Lafuerzamilitarcorríaelriesgodefraccionarseyladisciplinaya
sino que debíaser renegociadaa
no podía ser sentadasobrebasesconvencionales,
cualquier readscripción
miliciana.
la
a
.uiu puro segúnuna dinámicamuy similar
proto-nacionalesde
sentimientos
los
estatalcorría el serio riesgo de contrariar
autónomadel
acción
de
capacidad
La
la tropa, con consecuenciaiimp.euisibles.
Ejércitoeraclaramenteredtrcidaeneltiernpo:rnásalládeunosmeseslafaltade
equipamiento,la saludy la Íroral
financiamientoregularcomenzabaa desgastarel
delafuerza,hastacomprometerseriatnentesucohesiónydisciplina.Laopciónde
así como una alternativatác|ica
existir independientemlntede un E,stadoaparece
de crisis extremaspero nunca
para
situaciones
estrictamenieprovisoria,reservada
24tt
I nt.r./)rrr¡,t.c
r/t grrltir...
cor,o una salida rear.Er fracaso
estrepitosoder protectorado,por
otra parte,de.jri
en puro proyectoIo que constituye
er intentomás craro de construcción
estat¿¡l
desdeel Ejército.Al me
peronocapacidad
.."', il;"fi:ot:;H
La educaciónmilitar en BuenosAires
entre1820v 1830'
demostró
vocaciti'.
j:,'HH:ide guerra
Rrt,L¡o
Gur'^t"utleeREnrr
U n i v e r s i d a d e B u e n o sA i r e s
N a c i o n a ld e L u j á n
Universidad
SBLA Proiect
"La clasede oficiales,secomponíapor lo comúnde antiguos
sargentosque habíanaprendidola rutina del servicio,y que
por su buenaconductahabíanascendido;o de jóvenespetimetres,que hacíanconsistirtodo su mérito en ponersebien
la corbata,y hacer con eleganciasu cofte a las damas;los
jefes que habíanproducido estasdos clases,en nada menos
pensabanque en formar otros que pudiesenaventajarlos."z
Introducción
a r¡ordazdescripciónsobrelos oficialesde los ejércitosa los que JoséMaT
ría Pazconocíaal detalle,introduce con más eleganciade lo que el autor
I
'de
I
este artíclllo es capaz- el problema que encaroen este trabajo. Claro
que, a la vez respondeprematuramentealguna de las preguntasque guiaron la
investigación
de la cual son partelas líneasque siguen.
Me propongo analizar.en efecto,las políticasque se implementaronpara la educaciónde los oficialesy la troparde los ejércitosorganizadosy financiadospor los
en particularen la
gobiernossurgidosdel procesorevolucionario,deteniéndome
y las
por
las
adhesiones
los
resultados,
supuesto
décadainiciadaen I 820. lncluyo
guerra
ocupó
donde
la
una
situación
resistenciasqlle provocaron,en el marco de
un lugar centralen la preocupaciónde los gobiernosque se sucedieron.
No incluyo aquí lo que técnicamentese llamaba instrucción,por la que se
aprendíanlas maniobrasque debían realizarlos diferentescuerposde ejército,la
marcha,las fbrmacionesen columna,el adiestramientoen el manejode las armas,
las evolucionesde la caballeríay otros aspectossimilares,que eran materia de
que circulabanpor los regimientos.El eje de este
los cuadernoso insÍructivr.rsa
2
3
4
Agradezcolos comentariosheohosal primer borradorde estcartículopor JuanCarlosGaravaglia,
Claudia Contentey Alejandro Rabinovich.
PAZ, JosóMaria Memoriaspóstunas, Hyspamérica,BuenosAires, 198t3,volumen V pp. 30-3I .
En la épocael conccptode tropa incluíaa los suboficiales.
de los
Ejemplos de ellos son los cuadernillos"Manejo del arma pronto y fácil para instrr,rcción
Regintientosde estaGuamiciclnrcducidoa krs rnenosmovimientosposiblcs" (BuenosAires, Inr-
ilr
I
I
lr
I
II
I
I
iltI
I