Conectando familias Adventistas en texas

Comentarios

Transcripción

Conectando familias Adventistas en texas
OtOñO 2008
entexas
s
a
t
is
t
n
e
v
d
ofamiliasA
Conectand
otoño 2008
p o rta d a
10
PrePárese Para
ara recibir
el
E
Espíritu Santo
E
salvados a través del cáncer
Una familia en Victoria encuentra a
Cristo en una manera inesperada.
temas
4
plantío de Iglesia en Houston 4
Miembros de la Iglesia de Houston
Internacional plantan una iglesia en
Sugar Land.
cambio radical
6
Viajes misioneros
8
Caballeros en Edinburg deciden usar
sus talentos para ayudar a otros.
Los viajes misioneros tienen impactos
profundos en los más jóvenes y los más
adultos.
dios Quiere más que dinero
Cuando la familia Plohocky confió
en Dios con su dinero, Él transformó
sus vidas.
sta edición está llena de historias que demuestra
que Dios aun está haciendo milagros de gracia
en la vida de personas y de su iglesia. La reciente
crisis financiera mundial debería servirnos como alerta.
Vivimos en una época donde Dios está vertiendo su
Espíritu Santo mundialmente en preparación a segunda
venida de Jesús. No deberíamos desperdiciar nuestra
porción.
¿Cómo podemos estar seguros de recibir la promesa?
No caerá sobre los indiferentes y los descuidados.
Debemos buscar nuestra porción como los discípulos
buscaron la de ellos en preparación para el Pentecostés.
El primer capítulo de Hechos cuenta la historia. Jesús
enseñó. “Pidan, y se les dará” (Mat. 7:7).
Oraron unidos, vaciándose de si mismos. “Todos,
en un mismo espíritu, se dedicaban a la oración, junto con las mujeres y con los
hermanos de Jesús y su madre María’. (Hechos 1:14)
Finalmente, llegaron a ser seguidores comprometidos de Jesús para el servicio
(“Quien quiera servirme, debe seguirme; y donde yo esté, allí también estará mi
siervo. A quien me sirva, mi Padre lo honrará”. Juan 12:26) y el amor, el uno hacia
el otro y para toda la humanidad. “Este mandamiento nuevo les doy: que se amen
los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los
unos a los otros. De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los
unos a los otros” (Juan 13:34,35; vea también Juan 14:13 y 15:12).
Dios es amor. “Queridos hermanos, amémonos los unos a los otros, porque el
amor viene de Dios, y todo el que ama ha nacido de Él y lo conoce. Y nosotros
hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es Amor. El que permanece
en amor, permanece en Dios, y Dios en él” (1 Juan 4:7,16).
Este es el carácter que Dios quiere impartirnos a nosotros. Es el trabajo del
Espíritu Santo completar su trabajo sellador.
Oremos el uno por el otro, animando a cada uno, sé compañero de Jesús en tu
trabajo, y busca el Espíritu Santo con toda honestidad de corazón. Que Dios les
bendiga a cada uno y a sus familias con este regalo.
El Pastor Leighton Holley es el presidente de la Conferencia de Texas. Puede comunicarse con él escribiendo a
la dirección de correo electrónico: [email protected]
12
Los textos Bíblicos vienen de la SANTA BIBLIA, NUEVA VERSIÓN
INTERNACIONAL ®. Copyright © 1999 por el International Bible Society.
acs responde a los Huracanes 14
Voluntarios a través del estado
responden a los huracanes Dolly y Ike.
acerca de la portada:
c o lu m n a s
perspectivas
nuevos rumbos
calendario
3
13
15
La “Llama” es una publicación de la Conferencia de
Texas de los Adventistas del Séptimo Día. Esta revista
se publica trimestralmente y es enviada gratuitamente a
los miembros de la Conferencia de Texas. Para otros la
subscripción es de $10 anuales.
Cuando la enfermedad terminal de Rito forzó a la
familia Torres a reevaluar sus vidas, Dios los entcontró.
Hoy Genny, Kimberly y Caroline saben que verán a Rito
nuevamente.
perspectIVas | Misty Purkey, Iglesia de Mineola
un Viaje por Enchanted lakes
Una Familia Encuentra su Ministerio
p
odrían pensar que un viaje consiste en subirse en el carro
e irse a un lugar lejano. Otros pensarán que un viaje en
sí es muy largo y que no vale la pena perder el tiempo.
Nuestro viaje comenzó hace once años en Enchanted Lakes (Lagos
Encantados), un viaje que estaba muy cerca de nuestro hogar.
Enchanted Lakes es una pequeña comunidad de cerca de 150
personas. Drogas, violencia, vandalismo y la presión de grupo
hacen que esta comunidad no sea el lugar más anhelado para vivir.
No soporto el ver como las familias aquí son destruidas desde
adentro.
Temía por mis hijos. Como madre quiero proteger a mis hijos.
Quería mudarme muy lejos. No quería que fueran influenciados o
se convirtieran en víctimas de personas malas en Enchanted Lakes.
Tratamos más de una docena de veces de mudarnos, pero en cada
ocasión se cerraba la puerta. No podía entender por qué debíamos
estar aquí. Yo sabía que Dios quería
que nuestros cinco hijos estuvieran
a salvo y protegidos. Oré una y otra
vez para que Él nos dejara salir.
Pero descubrí que Dios no
siempre nos da lo que queremos.
Él nos da lo que necesitamos. Yo
pensé que estaba protegiendo a
nuestros hijos cuando en realidad
estaba interfiriendo con la mayor
bendición que nuestra familia
hubiera podido recibir jamás. A
pesar de mis deficiencias, Dios
continuó trabajando a nuestro
alrededor. Recientemente, tres
familias se mudaron a hogares
cercanos al nuestro. Dios usó a
estas familias para cambiar mi
perspectiva sobre Enchanted Lakes.
Una familia estaba aquí cuando
nosotros nos mudamos. Tenían
dos niñas que habían crecido con
nuestros hijos. Son católicos y
la mamá habla muy poco inglés.
El papá tuvo algunos problemas
con la ley y en estos momentos se encuentra en prisión. Las niñas
comenzaron a llamarnos su segunda familia. Si algo andaba mal o
simplemente necesitaban un abrazo, venían a nosotros. Cuando la
hija mayor se enojó y se fue de la casa, yo fui una de las primeras
personas con quien se comunicó. Ahora cuando tiene problemas
nos visita y nos pide que oremos con ella.
La segunda familia es una madre soltera con cinco hijos. Había
antecedentes de drogas y violencia en su familia. Sus hijos jugaban
con nuestros hijos y visitaban nuestro hogar. Luego comenzaron
a asistir a la iglesia con nosotros. Teníamos que usar dos vehículos
la mayoría de los sábados. Un día la mamá nos visitó y comenzó a
hacer muchas preguntas. Ella fue la primer persona adulta a quien
yo di un estudio bíblico. Ella decía que nunca visitaría la iglesia
o se convertiría en una loca Adventista. Hoy, ella está bautizada
y trabaja activamente en la Iglesia de Mineola. Dos de sus hijos
menores fueron bautizados el año pasado y ella fue bautizada el
año antepasado.
La tercera familia tiene tres hijos y a otra familia viviendo con
ellos. Sólo los niños hablan inglés. Los niños siempre pasan tiempo
con nosotros y vienen a la iglesia regularmente. Siempre están
haciendo preguntas y están ansiosos por conocer a Dios.
Ahora veo a Enchanted Lakes a través de los ojos del Señor. Veo
esta casa como mi hogar soñado; un hogar donde nuestra familia
se ha acercado más a Dios, el uno al otro, y a la comunidad.
Nuestro viaje continúa, pero ahora tiene un propósito. Ha sido
largo, pero ha valido la pena. Y aún no se ha acabado.
Estamos llevando a cabo un
Club de Biblia en Enchanted
Lakes el cual resultó en una
concentración de jóvenes y un
retiro auspiciado por la Iglesia
de Mineola. Más de 40 jóvenes
asistieron. Tuvimos comida y
jugamos juegos espirituales.
Hicimos los juegos prácticos.
Tuvimos alabanzas y premios de
entrada. Seis miembros de la iglesia
ayudaron a organizar el programa.
Ahora tenemos 18 jóvenes
que vienen semanalmente a las
reuniones del Club de Biblia.
Comenzamos con un juego de
“kickball” o de baloncesto para
motivar el trabajo en equipo.
Luego de comer algo ligero, nos
dividimos en dos grupos para el
estudio bíblico. Uno es dirigido
por mi esposo Wayne, para
jóvenes de 12 a 18 años, y otro lo
dirijo yo, para jovencitos de 3 a 11
años. En este momento estamos
estudiando cómo tener una relación con Cristo. Luego nos unimos
todos para orar por los niños y la comunidad.
También estamos planeando una clase para adultos. Ahora los
jóvenes del vecindario vienen a nuestro hogar en busca de oración
y dirección. Le doy gracias a Dios todos los días por habernos
puesto en Enchanted Lakes y por haberme dado un esposo
paciente. Los cinco hijos que quería proteger, ahora trabajan a
nuestro lado dejando que Dios los use y los moldee. Ahora somos
“nosotros”, no “yo”. Ahora trabajamos como familia en este viaje
que Dios ha puesto delante de nosotros.
Misty y Wayne Purkey aprendieron
a ver al ministerio con ojos
diferentes y ahora se deleitan en
alcanzar a sus vecinos.
LA LLAMA
3
plantío de IglesIa | Pastor Bill Cork, pastor asociado , Iglesia Internacional de Houston
E
l sábado 26 de abril, la Iglesia Internacional de Sugar
Land tuvo su primer servicio de adoración. Técnicamente,
todavía no son una iglesia, ni siquiera una compañía; pero
en sólo dos meses ya están buscando un nuevo local pues la iglesia
que están alquilando les ha quedado pequeña. El pastor Earle
Goodridge está en éxtasis. Su mayor satisfacción, dice él, es salir a
lo desconocido y ver como Dios sorprende y bendice – y Dios ha
estado haciendo eso en Sugar Land.
Goodridge ya antes había salido a lo desconocido. El había sido
pastor en otra Conferencia, pero hizo una pausa en su ministerio
durante la cual asistió a Thurgood Marshall School of Law en
Texas Southern University, Houston. Pensó que tal vez sus años
en el ministerio habían terminado. Entonces llegó a la Iglesia
Internacional de Houston y se sorprendió al descubrir que el
pastor era un amigo con el que había estudiado en el seminario, el
pastor Kendall Turcios.
Luego de completar sus estudios en la escuela de leyes,
Goodridge quedó convencido de que Dios lo estaba llamando
a volver al ministerio, pero no al mismo tipo de ministerio que
había conocido en el pasado. Él y su esposa Nathalie estaban
viviendo en un apartamento en Stafford, un suburbio de Houston,
cuando se dieron cuenta de que no había iglesias Adventistas en
ese lugar o en Sugar Land. Se comenzó a preguntar si Dios los
estaba llamando a plantar una iglesia allí. Mientras él y Turcios
compartían la visión que tenían sobre evangelismo, Goodridge se
sorprendió al descubrir que Turcios también había tenido la visión
de plantar una iglesia en Sugar Land. Veía la comunidad creciente
como un territorio excelente.
Esta visión común no era una simple coincidencia. En el
seminario habían tomado una clase juntos sobre como plantar
iglesias con Russell Burrill. Luego se habían separado, pero
ahora se encontraban en la misma ciudad, con la misma visión y
sintieron la seguridad de que era un llamado de Dios.
Al cabo de seis meses de esa conversación, ya tenían un
equipo formado y comenzaron a enseñarles acerca del plantío
de iglesias usando el libro de Russell Burrill, Rekindling a Lost
Passion: Recreating a Church Planting Movement (Reavivando
una pasión perdida: Recreando un movimiento para plantío
4
OTOñO 2008
de iglesias- traducción literal). Algunos de los miembros del
equipo nunca habían escuchado acerca de plantar iglesias y se
sorprendieron al aprender que así fue como el Adventismo creció
en sus primeras décadas. Ministros ordenados rara vez servían
como pastores permanentes en las iglesias; ellos eran plantadores
de iglesias en movimiento.
Esta práctica estaba sana y salva en los campos misioneros. Al
escuchar a Goodridge y Turcios hablar sobre la visión de plantar
iglesias, el anciano de la Iglesia Internacional, Steve Mbola, no
tuvo que ser convencido. “Habiendo llegado de Kenya y habiendo
crecido como Adventista allí”, dice él, “Vi a iglesias crecer y
establecer escuelas sabáticas y plantar otras iglesias a razón de 10 a
15 bajo la iglesia madre”. Él ama la Iglesia Internacional pero reta
a sus compañeros ancianos. “¿Por qué tenemos que establecernos
en la iglesia como si fuera nuestra? ¡No es nuestra; es sólo una sede
para esparcir el evangelio!”
Según estudiaban el libro de Burrill, tomaron nota de dónde se
debe plantar una iglesia. Primero, dice él, considere áreas de rápido
crecimiento. Las personas que se han mudado recientemente a una
comunidad están buscando activamente nuevas amistades y están
abiertos a cambio. Segundo, considere comunidades densamente
pobladas, donde hay un gran numero de personas. Tercero,
determine si la comunidad es receptiva al evangelio, o sea, hay
otras iglesias creciendo. El equipo estuvo de acuerdo en que Sugar
Land, un suburbio de rápido crecimiento a las
afueras de Houston, que es la cuarta ciudad
más grande en América, llenaba todos los
requisitos.
El equipo creció y comenzó a expresar
con palabras la nueva misión
de la iglesia: “proclamar
el amor de Jesucristo y
su regalo de salvación
sin costo a todos,
enseñándole principios
Bíblicos para una
vida integral en una
comunidad tolerante”.
Luego comenzaron a detallar la visión de cómo sería la
iglesia. Ellos sentían que uno de los puntos fuertes de la Iglesia
Internacional de Houston era el énfasis en el ministerio juvenil y
querían que esto continuara. También querían hacer un impacto
en la comunidad, alcanzándolos con información sobre salud y
temas de educación comunitaria como el manejo de las finanzas.
Al ser una iglesia con miembros de diferentes países, tenían una
misión global y querían tener viajes misioneros con regularidad.
Para desarrollar un gran sentido comunitario, formarían una red
de grupos pequeños, enfocados en el evangelio, donde amigos y
vecinos pudieran ser invitados tranquilamente a estudiar la Biblia.
Alrededor de seis meses antes de la fecha
programada para el lanzamiento, comenzaron
el proceso de informar a la iglesia madre lo que
estaba sucediendo. En los sermones, Turcios y
Goodridge presentaron al resto de la membrecía
la visión de plantar iglesias. Anuncios continuos
los actualizaban acerca del estado del programa.
En octubre del 2007, la Iglesia Internacional de
Houston auspició una concentración de toda la
ciudad sobre el plantío de iglesias e invitaron al
pastor Russell Burrill a predicar. En ese servicio,
otros fueron invitados a unirse al esfuerzo y a
comprometerse a ser parte de la nueva iglesia
que se plantaría.
El sábado 26 de abril, cuarenta creyentes
se reunieron para adorar por primera vez
como el grupo de Sugar Land. Se enfocaron
inmediatamente en el evangelismo. El pastor
Leo Schreven del estado de Washington,
presentó un seminario titulado “El Seminario
de Todo Poder” en el centro social de Sugar
Land. Este seminario, provee principios
Bíblicos para llegar a dominar todos los
aspectos de la vida: mental, físico, emocional,
financiero y espiritual. Fue extensamente
anunciado en la comunidad y asistieron 100 personas, de las
cuales, la mayoría no eran Adventistas. Al terminar, Schreven
dirigió un seminario de profecía donde presentó todo el mensaje
Adventista. Seis meses más tarde, setenta personas están asistiendo
regularmente y el pastor Goodridge está buscando un local más
amplio para poder adorar.
Goodridge está emocionado
con este crecimiento pero
el encontrar un lugar para
reunirse ha sido su experiencia
más frustrante. “Ha sido
infinitamente más difícil de
lo que pensé”. Una iglesia
parecía ideal, pero luego de que
Goodridge presentó el contrato
de alquiler, no les regresaron las
llamadas. Una Iglesia Metodista
le dijo sin rodeos, “No le
alquilamos a los Adventistas
del Séptimo Día”. Para ayudar
a manejar el prejuicio y darse a
conocer mejor en la comunidad,
Goodridge ha comenzado a
asistir a las reuniones locales del
Earle Goodrich, pastor laico
clero y está confiando en Dios
de Sugar Land.
para que abra puertas.
Los planes de Goodridge para el futuro son sencillos:
“Evangelismo, evangelismo, evangelismo”. ¿Hay otros que
comparten esta visión? “Por supuesto”, responde él. “Por eso
estamos aquí”.
El pastor Kendall Turcios le dice lo mismo al resto de los
miembros de la Iglesia Internacional de Houston. Plantar una
iglesia en Sugar Land no termina con el compromiso de la iglesia
madre hacia evangelismo. En el 2007, la Iglesia Internacional
de Houston presenció cien bautismos, el número más alto de
una iglesia de habla inglesa en la Conferencia de Texas hasta el
momento. Están auspiciando el plantío de una iglesia vietnamita,
El Grupo de Sugar Land está
alcanzando a su comunidad a través de
una exhibición de estilo de vida en la
feria de Fort Ben County.
Izquierda Arriba: Profesionales de salud
del área se presentaron como voluntarios
en la exhibición. Derecha: El Dr. Mark
Murry revisa un asesoramiento de edad
sana con un participante.
Izquierda: Steve Mbola explica opciones
de estilo de vida con un participante en
la feria.
dirigida por el pastor Phong Nguyen, la cual se reúne en el edificio
de la Iglesia Internacional de Houston.
Y están considerando plantar otra iglesia.
En las áreas de Westchase, Montrose, la Galería, y los
alrededores de Texas Medical Center tienen una gran
concentración de jóvenes adultos, sin embargo carecen de iglesias
con programas dirigidos a este grupo. Como coordinador de área
para el ministerio juvenil, esto me preocupa.
Estadísticas obtenidas en el censo de los Estados Unidos,
demostró que del 40 al 50 por ciento de los residentes de estos
vecindarios están entre las edades de 18 a 30 años. Llenan el
requisito de Burrill de estar densamente poblados. Jóvenes adultos
se mudan a estos vecindarios cuando llegan a Houston por
primera vez o cuando salen de la casa de sus padres, se quedan en
apartamentos por un tiempo mientras estudian o consiguen su
primer trabajo. Luego se mudan a los suburbios cuando se casan.
Otras iglesias han sido muy exitosas en estos vecindarios; entre
ellas la Primera y Segunda Iglesia Bautista, la Iglesia en Lakewood
de Joel Osteen y Ecclesia, una “iglesia en surgimiento”. Todas
atraen un gran número de jóvenes adultos.
El pastor Goodridge cita a Mateo 9:37-38 - “Entonces dijo a sus
discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad,
pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies”.
LA LLAMA
5
alcanzando a nuestros VecInos | por Ryan Teller
Los caballeros de Edinburg no sólo se querían reunir como ministerio —
querían hacer una diferencia en la vida de otros.
a
pesar del ruido de su Jeep, escuché la historia de Tim
mientras inspeccionábamos los daños por inundaciones
causados por el huracán Dolly. Habíamos pasado el día
entrevistando personas y ayudando a repartir ropa y artículos de
primera necesidad a los residentes de San Carlos, un área inundada
en la región central del Valle del Río Grande. Conocí a Tim justo
después del huracán Dolly. Mientras manejábamos tomando
fotos de las área inundadas, me contó acerca de un ministerio que
habían comenzado algunos de los caballeros de su iglesia.
Hace aproximadamente tres años, la iglesia en Edinburg
comenzó un ministerio de caballeros. “Compartimos en algunas
actividades sociales – me explicó Tim – pero los caballeros querían
hacer la diferencia en la vida de las personas. Ellos no querían
que se les ministrara, ellos querían ministrar a otros. Así que eso
hicimos”.
perdió la vista a la edad de 14 años y una casa sin terminar
representaba un peligro para ella, en particular los escalones que
no estaban parejos a la entrada de la casa, las que ya le habían
causado una visita al hospital. Las paredes interiores estaban
forradas de paneles de yeso sin terminar, y el piso con paneles
terciados.
Uno de los caballeros en Edinburg había conocido a Gladdie
y a Evelyn a través de una destreza llamada en inglés “blind
birding”, que es la habilidad de reconocer a las aves por su canto.
Bajo la hábil tutela de Nathan Walker, carpintero y albañil, los
caballeros se dedicaron a terminar las paredes y el piso. También
reemplazaron la peligrosa escalera. Inclusive, añadieron un
pequeño cobertizo para que pudieran guardar sus herramientas.
El proyecto tomó varias semanas, pero cada domingo había entre
cinco y ocho caballeros trabajando.
terminando una casa
no todos se bautizan
A continuación, el grupo ayudó a una dama Bautista que había
pedido estudios Bíblicos. “Ese fue un proyecto mucho más
pequeño”, dijo Tim. “Tres o cuatro de nosotros colocamos paneles
de yeso en su cuarto”. Aunque ella no se unió a nuestra iglesia, aún
es amiga de Tim. “Mi esposa tenía cáncer y ella cortaba flores para
mi esposa y le traía frutas. Estos proyectos desarrollan un vínculo
especial entre las personas”.
Otro de los proyectos representó mucho más trabajo pues había
que arreglar el techo antes de poder arreglar el interior. “Fue muy
divertido pues hubo muchas personas envueltas”, explicó Tim. “El
ministerio de damas trajo comida. Había alguien dando estudios
Bíblicos. Teníamos un equipo afuera cortando árboles, un equipo
adentro derribando las paredes y un equipo de limpieza. Cuando
terminaron de cortar los árboles, el grupo arregló el techo y lo
terminaron justo antes de que llegara una gran tormenta”.
Completar el trabajo tomó varios domingos. Cuando
terminaron, no sólo habían arreglado las paredes sino también,
Las hermanas Gladdie y
Evelyn Cruz viven juntas en
un pedazo de terreno que
habían comprado. Las dos
estaban en la universidad
y no tenían mucho dinero.
Ellas le habían pagado
a un familiar para que
construyera el cuadro de una
casita y colocara las paredes
exteriores, explicó Tim. Pero
eso era
todo lo
que se
había
hecho.
Gladdie
Gladdie (derecha) y Evelyn Cruz (izquierda) no habían podido terminar
el interior de su casa. Con la ayuda del ministerio de caballeros de
Edinburg, bajo la dirección de Tim Whitehouse (derecha), ahora tienen
un hogar completo. Tim está aprendiendo a hacer “blind birding” con
Gladdie, quien quedó ciega a los 14 años.
6
OTOñO 2008
habían instalado un
fregadero para lavar
platos, con agua fría y
caliente, y gabinetes de
cocina, algo que ella
no tenía antes. Cuando
descubrieron que la
plomería estaba en
mal estado y vieron la
condición deteriorada
del fregadero, Tim y su
equipo fueron a Lowe´s.
“Gastamos más de 500
dólares en el fregadero,
los gabinetes y todo
lo demás. Esto salió
de nuestros bolsillos
Kelly Garcia ayuda a supervisar los
pero ella se puso tan
proyectos de construcción.
contenta”, recordaba
Tim. La próxima noche,
en una junta de iglesia, alguien donó 500 dólares para cubrir los
materiales.
Esta dama ha estado visitando nuestra iglesia y estudiando la
Biblia con dos de los caballeros, Nathan Walker y Anthony Dente.
“No sé qué va a suceder”, dice Tim. “Pero es importante para ella
que hagamos esto”.
más ministerios
Este ministerio ha desarrollado otros ministerios. Gladdie y
Evelyn han estado muy activas ministrando a los no videntes.
Como resultado, la iglesia ha lanzado oficialmente un ministerio
para los discapacitados. Su hogar también ha sido la sede de
clases de jardinería. “Vamos a tener actividades, algunas para
crear conciencia, para que los no videntes y los videntes puedan
compartir juntos”, dice Tim.
Haciendo la diferencia
Poco después de que el huracán Dolly inundara diversas áreas
del Valle del Río Grande, algunos de los caballeros de Edinburg
se hicieron cargo de reparar con urgencia una casa móvil que
Dolly había dejado peor de lo que estaba. Mientras el dueño se
encontraba en el hospital con problemas cardíacos, los caballeros
verificaron el cableado mediocre y la plomería de la casa. No
había electricidad debido a un corto circuito y una extensión
de corriente conectada a la casa vecina mantenía el refrigerador
funcionando. No había rejillas metálicas en las ventanas y los pisos
y las paredes olían a paneles de yeso y madera podrida.
Repararon el techo, colocaron rejillas metálicas en las ventanas
y arreglaron la plomería. Los problemas de electricidad requerían
la experiencia de un nuevo integrante, Sergio Martin, quien
reemplazó el cableado y el cortacircuitos principal y determinó que
el medidor estaba roto. Ahora tienen electricidad.
¿por qué hacer esto?
¿Por qué Tim hace esto? Los padres de Tim son ancianos y viven
en el estado de Washington. También tiene una hermana allí que
vive sola. “Personas vinieron a ayudar a mis padres cuando yo no
podía estar allí”,explica él. “Ellos ayudaron a mi hermana; la iglesia
vino y reparó todo su techo. Por eso yo hago esto”. Esa actitud
funciona de ambos lados. “Una de las personas que ayudamos
tiene un hijo en Wisconsin quien está ayudando a otros”, dice
Tim. “De la misma manera en que yo no puedo ayudar a mis
padres, él no puede ayudar a su mamá, así que está ayudando a
otros en el lugar donde está”.
Él se ha dado cuenta de que el servir a otros lo ha cambiado
y también ha cambiado a los que están a su alrededor. “Yo he
asistido a la iglesia por años”, dice Tim. “Participé en la música
y otras cosas, pero no era el tipo de persona que me unía a un
ministerio y mucho menos como líder. No me considero un gran
líder; pero hago llamadas telefónicas y reúno a las personas, coloco
anuncios en el boletín; cosas para organizar”.
“Hay un núcleo de muchachos envueltos en todo tipo de cosas,
y aun así toman tiempo para venir con nosotros y trabajar en
estos proyectos”, dice Tim. “Hemos llegado a ser como hermanos.
Había
escuchado
que el trabajar
juntos
desarrollaba
camaradería.
Es realmente
cierto. El
saber que estos
muchachos
están con uno es
un sentimiento
único. Ha
Nathan Walker fue guía de los proyectos
hecho más por
de renovación y entrenó a los hombres;
nosotros que lo desarrollando varias destrezas de renovación.
que cualquier
tipo de seminario hubiera podido hacer”.
siempre hay algo más que hacer
Mientras trabajaban en la casa que no tenía electricidad, una dama
se acercó a los trabajadores pensando que pertenecían al gobierno
y les rogó que le echaran un vistazo a la casa de su hija. Aunque
le explicaron que ellos eran un grupo de iglesia y tenían muy
pocos fondos, la insistencia de ella los llevó a echar un vistazo.
Lo que encontraron fue una pequeña casa, el techo con goteras,
y las paredes y las vigas podridas. El esposo tenía problemas para
respirar y además cuatro niños vivían en la casa. “Algunos dicen
que es mucho para nosotros”, dice Tim. “Pero el recuerdo me
persigue y realmente me gustaría ayudarlos”.
La necesidad es grande. Hay muchas casas que están
deterioradas. De las sietes casas que los caballeros de Edingburg
han considerado, cuatro necesitan ser completamente
reconstruidas. Hay algunos contratistas en la iglesia que desean
expandir su ministerio a una organización que pueda ayudar
a personas de bajos ingresos. Tim tiene la esperanza de poder
comunicarse con otros que tengan experiencia y pasión por este
tipo de trabajo. Si tiene alguna idea o está interesado en formar
parte, comuníquese con la Iglesia Adventista en Edinburg a la
dirección www.edinburgadventist.org.
LA LLAMA
7
VIajes
ajes m
mIsIoneros
oneros | por Jessica Lozano
Viajes Cortos:
Resultados Extensos
l
os misioneros de la Iglesia Adventista que viven en la
Conferencia de Texas no sólo están cambiando las vidas de
personas en todo el mundo, sino que están dejando que
Dios cambie sus vidas también. Este verano innumerables vidas
cambiaron cuando personas de Dios dejaron que Él trabajara a
través de ellos.
La Iglesia Internacional de Houston y la
Compañía de Sugarland enviaron a sus
miembros a Colombia este verano pasado en
un viaje misionero. Aquellos con destrezas
médicas colaboraron con una clínica local.
8
OTOñO 2008
desafiando la Fe
La policía
bloqueó el tráfico
y la gente que
escuchaba el
ritmo de los
tambores de los
Conquistadores.
Miraban desde
los techos como
la multitud
marchaba en
un período de
dos horas hacia
el mar. De las
3,000 personas
marchando,
más de 500
terminaron
siendo
bautizadas.
Una de las
persona entre
la multitud era
Stephen Mbola,
un enfermero
practicante, que
vive en Houston.
Mbola tiene
una mentalidad
misionera, y le
gusta poner su fe
en el Señor y retar su espiritualidad. Él y los miembros de la Iglesia
Internacional de Houston y la Compañía de Sugarland, decidieron
dar un paso de fe este verano al ir a Colombia.
“Decidimos ir a las zonas más pobres de los países más pobres
con la menor cantidad de influencia Adventista”, dice Mbola. Él
y otros 25 viajaron a Turbo, Colombia para ayudar a médicos a
realizar trabajos misioneros y para evangelizar. “El Señor me llamó
para hacer el trabajo médico y a otros para predicar”.
Mbola y varios médicos proveyeron consultas, tratamientos, y
educación sanitaria. Mientras proveían servicio médico, invitaban
a los pacientes a venir a las reuniones evangelísticas.
“Todo el mundo anda en motos”, dice Mbola, “y el auditorio
que alquilamos quedaba rodeado de motos durante las reuniones.
Al auditorio le cabían más de 3,000 personas y cada noche se
llenó”.
“Yo siempre había querido ir”, dijo Christa Thandi Mahlobo,
una de las jóvenes llamadas a predicar. Ella tiene 16 años y asiste a
la escuela secundaria para profesiones médicas BeBakey. Ella quiere
ser un médico y desea seguir llegándoles a las personas a través de
misiones. “En este viaje me di cuenta que el principal propósito, al
estar en esta tierra, es hacer la obra de Dios”. Mahlobo trabajaba
como proveedora de servicios generales de salud durante el día y
predicaba en la noche.
Mbola se siente orgulloso de los jóvenes que están haciendo la
obra del Señor.
“Ver a estos jóvenes, de 15 y 16 años de edad, predicando,
y ver a cientos de personas venir con lágrimas en sus ojos, es
verdaderamente una misión de Dios”.
“Los viajes misioneros me han cambiado. Siempre me pregunto
si debo permanecer más tiempo en estos lugares a donde el Señor
me ha llamado, o regresar a los Estados Unidos”. Mbola dice,
“pero siempre hay una nueva misión a donde ir”.
Él me usó
Este verano, Sarai Prieto pasó tres semanas en la nación africana de
Ruanda, predicando a cientos de personas que nunca habían oído
hablar del amor de Dios
“Todos dicen lo mismo, por supuesto”, dice Prieto, “que son
espiritualmente cambiados, pero hay otro cambio que ocurre
cuando vas de misionera. Es un cambio que se nota al volver,
cuando ves cómo las personas son diferentes”.
Prieto se graduó este mes de mayo de Southwestern Adventist
University en la ciudad de Keene. Ahora se encuentra en su primer
año como maestra de primero y segundo grado en Thunderbird
Christian Academy en Arizona. Ella y otros nueve jóvenes de la
Rica. Argueta tuvo la oportunidad de conocer a la familia y les
dijo que ella iría al viaje misionero. Lo que convenció a la familia
de Lucy que un viaje misionero podría ser algo bueno, fue un
comercial en el canal de pacientes de Huguley – uno que mostró
otro viaje misionero con gente que Lucy reconoció de la Iglesia
Hispana de Keene. Cuando la familia de Lucy vio lo que sucedería
en el viaje, apoyaron la idea e incluso le recordaron a Lucy que
terminara su papeleo para hacer el viaje.
El objetivo del viaje era proporcionar atención médica y
educación sanitaria a los Indios Bri Bri en una zona remota de
Costa Rica. Argueta dijo que el pueblo se encontraba en buen
estado de salud en su mayor parte, a causa de su forma de vida –
La perspectiva de Sarai Prieto acerca de la vida fue
cambiada por las personas que conoció en un viaje
misionero a Ruanda.
universidad realizaron el viaje a Ruanda este verano, y a cada uno
de ellos se les dio su propio sitio para predicar.
Prieto estaba nerviosa porque ella necesitaba un traductor, y
tenía que hablar en inglés, el cual es su segundo idioma. Se sentía
insegura porque la gente de Ruanda había sufrido mucho debido
a la guerra civil y la agitación política, y muchos siguen con las
marcas físicas del genocidio del 1994. Ella tenía miedo que el
mensaje de un Dios de amor significara poco para personas que
habían sufrido tanto. Pero ella sabía que Dios había realizado
milagros para que ella pudiera ir en esa misión, por lo cual dejó
que Dios la utilizara y cosechó los beneficios.
“Una noche el tema fue El Pueblo Remanente yo quería
enseñarles la verdad acerca de la Iglesia Adventista, pero cuando
subí a la plataforma para comenzar, sentí que no estaba preparada.
Le oré a Dios, Señor, esta noche tienes que venir y ayudarme el doble
porque siento que no lo puedo hacer, por favor ven ahora, te necesito”.
“No puedo explicarlo — pero esa noche me sentí en paz y las
palabras vinieron naturalmente. Fue un claro ejemplo del poder de
Dios”. Esa noche, Prieto hizo un llamado a las personas a venir, a
ser parte del pueblo remanente de Dios. Ella se sorprendió al ver
cuántos se acercaron y tomaron la decisión.
“Mi experiencia en Ruanda me dejó en claro que estoy en el
mundo para llevar el mensaje que he recibido a otros”, dice Prieto.
“A veces, aquí en los Estados Unidos, se está muy cómodo, pero
cuando ves la forma en que viven otros y cómo necesitan escuchar
el mensaje, te das cuenta que realmente Dios tiene un plan para tu
vida, y tienes que dejar que Él te use”.
Instrumentos de dios
A veces los viajes misioneros pueden cambiar vidas aun antes que
hayan comenzado. Los miembros de la Iglesia Hispana de Keene
habían estado planeando ir a Costa Rica, y Lucy Rios decidió ir.
Lucy había recibido estudios Bíblicos con la iglesia y había oído
del viaje. Sus padres, sin embargo, tenían algunas reservas. Lucy
quería ir, pero ella no estaba segura si podría o no.
Cerca al momento decisivo, el padre de Lucy terminó siendo
internado en Huguley Memorial Medical Center, un hospital
Adventista en Fort Worth, en el piso de la trabajadora social
Melody Argueta. Argueta es un miembro de la Iglesia Hispana
de Keene, amiga de Lucy, y planeaba ir al viaje misionero a Costa
Lucy Rios revisa la presión
de un paciente en un
reciente viaje misionero que
hizo a Costa Rica con la
Iglesia Hispana de Keene.
van a la mayoría de los lugares a pie y tienen menos enfermedades
relacionadas con su estilo de vida, pero carecen de conocimientos
básicos de atención de heridas y no tienen a nadie que los atiendan
si se enferman.
Jodie Bryce, una trabajadora
social y terapeuta en Huguley
Memorial Medical Center que fue
al viaje misionero, dijo que fue
una lección de humildad el ser
utilizada como un instrumento en
el plan de Dios.
“Dios llamó a nuestro pequeño
grupo
de Keene para realizar un
Jodie Bryce
trabajo específico, pero mientras
estábamos allí, había gente de Canadá prestando atención médica
para los ojos y construyendo una escuela secundaria. Cuando nos
veníamos, aún más personas estaban llegando para realizar otro
trabajo. Me humilló ver cómo todos fuimos utilizados en formas
diferentes para un propósito mayor”.
“Fue una experiencia increíble — no sólo ayudando a estas
personas, sino siendo parte de algo como esto, fue una experiencia
completamente nueva para mí”, dice Lucy. “Mis padres están
contentos de que lo hice – lo cual era completamente inesperado.
Ahora quiero volver a ir”.
LA LLAMA
9
redImIdos | por Kristina Pascual
g
Caroline, Genny y Kimberly están agradecidas que encontraron a Dios a través de la enfermedad de Rito.
enny y Rito Torres siempre habían creído en Dios.
Trajeron su fe ferviente desde Colombia cuando se
mudaron a los Estados Unidos hace 20 años. Vivían una
vida feliz, con sus desafíos y logros diarios. Pero en el 2004, Rito
comenzó a sentir un dolor en su espalda.
Rito había estado trabajando en el jardín y supuso que se había
lastimado un músculo mientras cortaba los arbustos. Pero el dolor
no cesaba. Genny recuerda cuando Rito ya no pudo aguantar más
el dolor. “Hacía dos meses que le dolía la espalda y una noche
sintió un dolor inaguantable en el pecho. Lo llevamos urgente a la
sala de emergencia”.
En el hospital esa noche, exámenes extensos concluyeron
que Rito necesitaría una operación urgente. El doctor de Rito
le informó a Genny que había algo que estaba obstruyendo los
pulmones de Rito.
Después de la operación el doctor habló con Genny. Rito tenía
un cáncer terminal que se había esparcido por sus pulmones. El
cáncer estaba muy avanzado y los doctores no hallaban que hacer.
“Llévenselo a casa, sólo tienen tres meses más con él”. Las palabras
del médico partieron su corazón.
Llena de angustia, clamó a Dios. En una pequeña capilla en
ese hospital en Houston, sus ojos cayeron sobre una imagen
impresionante en la vidriera. Fijó su mirada en dos manos
extendidas. Fueron esas dos manos heridas que consolaron su
alma. “Tú lo puedes salvar”, ella oró. “¡Tu lo puedes salvar!”
Todavía le pesaba el corazón a Genny cuando abrió la puerta
del cuarto de hospital de Rito. Abrazados, lloraron juntos. Pero
luego, Rito sorprendió a Genny diciéndole, “Está bien. El Señor
10
OTOñO 2008
está con nosotros”. Ella todavía no le había contado lo que le había
sucedido en la capilla.
La pareja regresó a casa y por primera vez en sus vidas
examinaron la Biblia profundamente. Al sumergirse en las
Escrituras, descubrieron verdades Bíblicas que no estaban de
acuerdo con sus creencias. “Nos dimos cuenta que habíamos
ofendido a Dios con nuestro estilo de vida”, Genny recuerda. “Nos
arrepentimos y comenzamos a cambiar hábitos. Le oramos a Dios,
pidiéndole que nos dirigiera a la iglesia correcta. Su Iglesia”.
La familia Torres comenzó a estudiar con un grupo de Testigos
de Jehová. Mientras más estudiaban, más se daban cuenta que
este grupo tampoco era lo que ellos estaban buscando. Esta iglesia
no accedía a las verdades Bíblicas que ellos habían descubierto
estudiando por sí mismos. Luego encontraron una iglesia Cristiana
sin denominación en Victoria. Estaban contentos en esa iglesia.
Continuaron estudiando y aunque les gustaba la iglesia, no sentían
que esa era la iglesia a la cual Dios les estaba dirigiendo.
Fue en esta época que la sobrina de Rito, Olga Plata—quien se
comunicaba con ellos desde Colombia, hizo un cambio drástico
en su vida. La jovencita que previamente había sido rebelde y
estaba infeliz compartió el gozo que había encontrado en Jesús
con su familia. Al escuchar a su sobrina compartir y hasta leerles
las Escrituras por teléfono, Genny y Rito notaron el cambio
positivo en Olga. Continuaron animándola cuando un día ella
les sorprendió. “Quiero que vayan a la iglesia que he encontrado.
Vayan a visitar a una Iglesia Adventista del Séptimo Día”, Olga
insistió.
“Está bien. Buscaremos una.”
Como la familia Torres nunca había oído de la iglesia,
decidieron buscar en la guía telefónica. “El registro en la guía
era pequeñito. Casi no lo vimos”, recuerda Genny. “Llamamos
al número que encontramos y pedimos hablar con alguien
en español. Aunque me puedo comunicar en inglés, prefería
comunicarle nuestra historia a alguien quien hablara mi idioma
nativo.
La persona con cual hablaron les informó que el pastor de la
Iglesia de Victoria, Edgar Chávez, era pastor de dos iglesias. Ese
fin de semana él estaba en la ciudad de Beeville y no en Victoria.
Igual, él anotó los nombres, el número de teléfono y la dirección
de la familia y les prometió que el Pastor Chávez se comunicaría
con ellos pronto. Pero hubo una equivocación y el pastor no
recibió la información correcta.
Después de una semana sin noticias del pastor de la Iglesia
Adventista, Rito se desanimó. “No creo que ésta sea la iglesia”, le
dijo a su esposa. “Ni han intentado comunicarse con nosotros”.
Pero no pasó mucho tiempo antes de que el Pastor Chávez
tocara su puerta. Después de haberse dado cuenta que el número
de teléfono que había recibido estaba incorrecto, el pastor decidió
buscar la casa. Cuando no pudo encontrar la calle, buscó una calle
con un nombre similar en un mapa. Decidiendo que al escribir el
nombre de la calle hubo un malentendido, salió en búsqueda de la
calle correcta.
La familia Torres comenzó a estudiar la Biblia con el Pastor
Chávez. Genny recuerda el primer estudio Bíblico detalladamente.
“Después del estudio que hicimos, nos arrodillamos a orar y por
la primer vez en mi vida sentí la presencia del Espíritu Santo.
Empezaron a salir lágrimas. No quería que mi esposo y el pastor
me vieran llorando, pero cuando terminamos de orar y les vi los
ojos rojos, me di cuenta que habían sentido lo mismo”.
Genny y Rito estudiaron con el Pastor Chávez por tres meses.
Rito le dijo a Genny que él estaba listo, quería ser bautizado.
Genny le comunicó
que ella prefería
esperar, pero lo animó
a seguir adelante. Un
sábado después de un
bautismo en Victoria,
el pastor hizo un
llamado a aquellos que
estaban considerando
bautizarse. “Rito se
puso de pie, y sin
pensarlo me paré yo
también”, recuerda
Genny.
Rito y Genny Torres entregaron sus
Genny y Rito habían
vidas a Dios en la Iglesia de Victoria.
encontrado el hogar
Antes de que falleciera de cáncer, Rito
se sometió a la voluntad de Dios.
que habían buscado.
Agradeciéndole a Dios
por haberlos guiado, fueron bautizados en Victoria. Sus hijas,
Kimberly y Caroline, entraron al club de Aventureros y la familia
se involucró en la iglesia.
Pero Rito aun seguía enfermo. Hicieron ayuno y oración. Rito
fue ungido y su fe fue afirmada. Pero en julio del 2007, la familia
Torres se despidió de un marido y un padre y Rito fue a descansar
en el Señor.
“Alabo a Dios por el cáncer”, dice Genny. “El Señor uso el
cáncer de Rito para afirmar nuestra fue y motivarnos a buscar su
iglesia. Sé que quería que Rito se salvara primero. Estoy agradecida
por las bendiciones que compartimos juntos”. El haber tenido a
Rito por tres años cuando se suponía que sólo duraría tres meses
ha reforzado la fe de Genny. Su disposición positiva testifica de
la certeza que ella tiene que verá a su esposo de nuevo, cuando su
familia sea reunida al regreso de Jesús.
LA LLAMA
11
asuntos FInancIeros | por Ryan Teller
“¿C
ómo vamos a sobrellevar esto?” se preguntó
Gloria. El chirrido de las llantas y el crujido
del metal marcaron el instante en que su
marido no podría volver a trabajar. No solamente perdieron el
ingreso de su marido, sino que las facturas médicas, por motivo
del accidente, iban en aumento y
estaban llevando su salario al límite.
Gloria Plohocky había devuelto
fielmente su diezmo, el 10 por ciento
de su ingreso, a la iglesia desde que
comenzó a ser Adventista en su
adolescencia. Luego conoció y se casó
con Gene y ambos continuaron esta
práctica mientras asistían a la Iglesia
All Nations en McAllen. Pero en
Después de un
este momento de prueba, Gloria fue
accidente de automóvil tentada a dudar. “El dinero estaba
que afectó sus finanzas, bien escaso”, explicó ella. “Así que, en
Gloria Plohocky fue
contra de mis creencias, decidí usar
tentada a retener sus
el dinero del diezmo para nuestras
diezmos.
finanzas, para comprar comida y
cualquier otra cosa que necesitáramos para vivir”.
Aunque la culpa agobiaba su alma, Gloria no veía otra forma
de sobrevivir. “Pudo haber sido una prueba de Dios”, dijo
Gloria. “En lugar de devolver [el diezmo] al Señor, lo usamos
para nosotros”. Pero ella comenzó a orar. Y mientras más oraba,
más el Espíritu Santo le hablaba a su corazón. “Yo sabía que
usar el diezmo estaba mal”, dijo ella. “Así que decidí obrar
por fe y devolver el 10 por ciento a Dios como lo había hecho
antes”.
Y entonces sucedió el milagro. El dinero para cubrir sus
gastos mensuales llegaba de lugares inesperados. Llegó un
cheque de una situación que había pasado años atrás, un poco
de dinero aquí, otro poco allá… No siempre sabían como
sucedía. “Vimos a Dios bendiciéndonos luego de comenzar a
devolverle el diezmo”, recuerda Gloria. “Fue emocionante para
mí. Le dije a mi esposo que no quería volver a dejar de devolver
el diezmo”.
Gloria siente que ha crecido mucho con esta experiencia.
“Él nos mostró que aún está con nosotros”, explicó ella. “Me
hizo sentir mucho más cerca de Él”. Ella quiere que su historia
motive a otros a confiar en lo que Dios dice. “Dios te va a
cuidar”, dice ella. “Sólo tienes que obedecer y separar ese 10
por ciento y verás cuánto más Dios te va a bendecir”.
Y así lo ha hecho. Poco después de abrir sus puertas, varias
personas sordas visitaron la Iglesia de All Nations para asistir
12
OTOñO 2008
a un seminario
sobre Apocalipsis.
Ellos trajeron un
intérprete, pero
Gene y Gloria
quedaron fascinados
con el lenguaje por
señas y se hicieron
amigos de los
visitantes. Luego
El ministerio y las carreras de Gloria
del seminario sobre
y Gene Plohocky están enfocadas en
Apocalipsis, le
alcanzar a personas sordas.
pidieron a Gene que
enseñara un seminario sobre Daniel. Al no llegar el intérprete,
Gene aprendió a usar el lenguaje de señas y hablar a la misma
vez. “Fue un proceso lento”, explica Gene. “Pero las personas
persistieron”. Un intérprete había estado viniendo a la iglesia
pero un sábado no pudo llegar. “Gene y yo nos miramos como
diciendo, ¿interpretas tú o yo?”, recuerda Gloria.
Gene asintió con la cabeza. Él sabía que no podría
interpretar, pues interpretar para otra persona requiere
mucho más práctica que hacerlo para uno mismo; pero tenía
la esperanza de darles al menos una idea de lo que se estaba
hablando. “Sólo habían pasado unos segundos y cuando miré,
mis manos se estaban moviendo solas”, recuerda Gene. “Ni
siquiera pensaba en cómo interpretar las palabras. No fue una
interpretación avanzada, pero luego supe que las personas
sordas se preguntaban cuando yo había aprendido el lenguaje
de señas”.
Gene se sintió como uno de los primeros apóstoles. “Yo sabía
que no era yo usando el lenguaje de señas. Me convertí en
un par de manos frente a personas que deseaban aprender de
Dios”, dijo él. “Esto impulsó nuestro ministerio en la iglesia y
motivo un cambio de vida también”.
No sólo interpretan activamente para un grupo de personas
sordas que asisten a la Iglesia de All Nations cada sábado,
sino que Gloria, ahora trabaja como asistente de maestra
interpretando para niños sordos en una escuela local. Gene está
alcanzando su maestría en educación para sordos para así poder
enseñar a personas que no pueden oír.
Dios les ha provisto carreras nuevas y un nuevo ministerio
que les permite a su iglesia alcanzar a otros de una forma única.
Lo que tenían que hacer era confiar en Él. “Fue la obra de Dios
y nos sentimos honrados de ser usados por Él”, explica Gloria.
Gene está de acuerdo. “Realmente queremos ver crecer este
ministerio”.
Conferencia Contrata Directora de Desarollo
para el Nuevo Campamento
m
ientras la Conferencia de Texas sigue adelante con el plan de construir un campamento en Lake
Whitney, el comité ejecutivo ha votado contratar a Kristine Lemons como la nueva Asistente al
Presidente para Desarrollo. Lemons será responsable del desarrollo para el nuevo campamento.
Lemons ha servido como directora de desarrollo para Adventist World Radio, Platte Valley Academy
y otros numerosos proyectos. Un título en mercadotecnia y negocios de Union College junto con una
maestría en administración de empresa de West Texas A&M University, son los comienzos de la carrera de
Lemons. “Recuerdo como oraba mi último año universitario como estudiante de mercadotecnia. Sentía
que quería hacer algo para Dios, pero realmente no veía como usar mis habilidades en ese momento”,
explica Lemons. “Cuando conseguí mi primer trabajo recaudando fondos, estaba mesclando mi deseo de
trabajar para la iglesia y estar envuelta en algo más grande que yo”.
“Estamos entusiasmados al tener Kristine en el equipo”, dice el Pastor Leighton Holley, Presidente de
la Conferencia de Texas. “Sus habilidades ayudarán a formar nuestros planes para el campamento en Lake
Whitney en una realidad”.
En Octubre Kristine se casó con Phillip Lemons del área de Portland, Oregon. Él tiene planes de
estudiar en una de las universidades locales.
Kristine Lemons es la nueva
Asistente al Presidente para
Desarrollo.
Nuevos
Rumbos
Empleados de la Iglesia Adventista a menudo cambian
de posiciones y responsabilidades. Esta sección le
informará sobre los cambios en nuestra conferencia.
Theodore levterov es el nuevo pastor de las Iglesias de
Lewisville y Denton. Acaba de completar un doctorado en
Andrews Adventist University.
gary Blanchard, anteriormente pastor de las Iglesias de
Lewisville y Denton ha aceptado un llamado a la Conferencia
de Washington.
rodney mills es el nuevo pastor de la Iglesia de San Antonio
Scenic Hills y Yancey. Previamente sirvió como pastor en la
Conferencia de Wisconsin.
Ismael castillo es el nuevo Pastor de la Iglesia Hispana de
Houston Spring Branch. Previamente sirvió como pastor de
jóvenes en la Iglesia Hispana de Keene.
jeffrey pauner será pastor del Grupo Dallas-Ft. Worth
Filipino Internacional.
james davises el nuevo pastor de la Iglesia de Grandbury.
Recientemente trabajó como obrero Bíblico en la Conferencia
de Texico.
Kristine lemons es la nueva Asistente al Presidente para
Desarrollo en la Conferencia de Texas. Previamente trabajó
con Adventist World Radio.
anibal Herrera es el nuevo pastor de las Iglesias Hispanas
de Little Elm e Irving y continúa con la Iglesia Hispana de
Lewisville.
Bill Huntes el nuevo pastor de las Iglesias de San Antonio
Valley View y Seguin. Recientemente sirvió como pastor
asociado de la Iglesia de San Antonio Scenic Hills.
ronaldo marsollier será el pastor de la Iglesia Hispana de
Houston Robertson. Anteriormente fue pastor de las Iglesias
Hispanas de Brownsville y San Benito.
otoniel reyes es el nuevo pastor de las Iglesias Hispanas de
Brownsville y San Benito. Recientemente fue pastor de la
Iglesia Hispana de Houston Spring Branch.
gustavo Veloza ahora será pastor asociado del distrito de Del
Rio. Previamente sirvió como pastor asociada en la Iglesia
Hispana Central del Valle en McAllen.
amado Vento es el nuevo pastor asociado de la Iglesia de
Weslaco.
LA LLAMA
13
Numerosas casas en la isla de Galveston fueron destruidas.
Clara Escalante del club de
Guías Mayores de la Iglesia
de Spring Branch ayuda a
acarrear ramas de árboles
de la casa de una de las
víctimas afectadas por el
Huracán Ike.
Martha Alvarado y
Carlos Rodríguez del
club de Guías Mayores
de la Iglesia de Spring
Branch ayudan con
la limpieza de la
propiedad de la Iglesia
de Baytown, antes de
hacer lo mismo en la
comunidad.
Santiago Castro
guían la caravana
de Guías Mayores
que remueven las
ramas y los árboles
caídos detrás
de una casa en
Baytown.
Nicolás Velásquez del club de Guías Mayores
de Bellaire y Alexander Cárdenas del club de
Alief ayudan a quitar las paredes del comedor
de la Iglesia de Galveston. Las inundaciones
causaron daño al interior del edificio.
El Sr. George sabía que no
podía aclarar todos los
árboles de su jardín él
solo, y tampoco podía
pagarle a alguien
para hacerlo. Los
Guías Mayores del
área de Houston,
junto con un
equipo de expertos
de Michigan con
sus motosierras,
le ayudaron a él
y a sus vecinos
a limpiar sus
jardines.
Un grupo de voluntarios
ayuda a descargar “cubetas
para desastres” de la unidad
móvil del Centro de Servicios
Comunitarios de la Conferencia
de Texas. Las cubetas contienen
materiales de limpieza,
líquidos contra el hongo y
desinfectantes.
Bill Agee, el Director de Servicios Comunitarios de
Guías Mayores en la Conferencia de Texas, ayuda
acarreando muebles que fueron dañados en la Iglesia
de Galveston.
El Sr. George ayudó a
los Guías Mayores
a limpiar los
jardines de
los vecinos de
un barrio en
Baytown que
fueron afectados
por el Huracán Ike.
14
OTOñO 2008
El Sr. Sam y
su familia
estaban muy
agradecidos a
Mimi Samaniego
y los Guías
Mayores del área
de Houston por
limpiar sus jardines.
Le ofrecieron refrescos y
meriendas al equipo.
actIVIdades
stasentexas
iliasAdventi
m
fa
o
d
n
ta
Conec
... en Texas
Una publicación de los miembros de la
Iglesia Adventista del Séptimo Día en la
Conferencia de Texas.
Enero 30-31
Conferencia de Texas
de los Adventistas del Séptimo Día
P.O. Box 800
Alvarado, TX 76009
Teléfono: (817) 790-2255
Fax:
(817) 783-5266
www.texasadventist.org
Encuentro de Jóvenes Adultos
área de Tyler
Comenzará el viernes en la Iglesia de Tyler a las 7 p.m. con el programa
“Café Renewal”. Hay actividades especiales para el sábado. Más
información en la página de jóvenes adultos en www.texasadventist.org
PERSONAL DE LA LLAMA
Editor............................................. Leighton Holley
Redactor ................................................Ryan Teller
Asistente ....................................... Kristina Pascual
Traducción ................................... Kristina Pascual
............nez and Francisco pollock, rodrigo lozano
Febrero 27- Marzo 1
Así También Yo os Envío
Diseño ......................................... Tammy G. Prieto,
................................................. Madelein Terreros
Entrenamiento Evangelístico para Laicos
Orador
Invitado:
Presentadores:
PERSONAL DE
LA CONFERENCIA DE TEXAS
Leighton Holley, Carlos Craig,
Lynnwood Spangler, Carlos Turcios,
Jack DuBosque y Fidel Merchan
Presidente...................................... Leighton Holley
Secretario ...........................................Doug Kilcher
Tesorero ..................................................Errol Eder
Vicepresidente ................................... Carlos Craig
Sub-tesorero ............................................John Page
Tesorero Asociado ............................. Orville Ortiz
Tesorero Asociado ......................... Randy Anglada
Secretario de Asociación ............Mike Doucoumes
Tesorero de Asociación.............. Roger Mekelburg
Ministerio Infantil ................. Margaret Taglavore
Plantío de Iglesias................................. Tom Evans
Director de Comunicaciones ...............Ryan Teller
Comunicaciones........................... Kristina Pascual
Servicios a la Comunidad .......................Joe Watts
Educación............................................ Bonnie Eder
Asociado de Educación ....................... John Hopps
Asociado de Educación ......................Raúl Aguilar
Asociado de Educación ................... Carol Bradley
Evangelismo ....................................... Carlos Craig
Tecnología Informática .........................Zeb Worth
Asociado TI ....................................Ron Macomber
Ministerial............................................ Gary Brady
Imprenta ....................................... Mario Ledezma
Mayordomía ......................................... Tom Evans
Transportación .......................... Dennis Hobenicht
Director de Fideicomiso .............Mike Doucoumes
Fideicomiso ...................................... Lynette Ecord
Ministerio Femenino (inglés) .............Lynn Ripley
Ministerio Femenino (español) ........ Sandy Reyes
Women’s Min. (Shephardess)...Betty Lynn Holley
Ministerio de Jóvenes ......................Josué Murillo
Jóvenes Adultos ............................. Lane Campbell
Robert Folkenberg
Houston Westchase Marriott
Costo e Inscripción:
$180 por persona (incluye 2 noches, 3 almuerzos y materiales)
$200 por persona después del 15 de Enero, 2009
$90 por persona, participantes locales (no incluye hotel)
Fecha Límite: Jueves, 5 de Febrero, 2009
Para más información favor de llamar a 817-790-2255 ext. 106
o escriba por correo electrónico a [email protected]
Presentaciones en español e inglés.
Futuros Eventos...
Abril 19
Reunión de Constituyentes de la Conferencia de Texas-Killeen Convention Center
Representantes de todas las iglesias en la Conferencia de Texas votarán sobre asuntos que la
conferencia enfrentará en los próximos dos años. Para más información escriba por correo
electrónico a [email protected]
LA LLAMA
15
La revista La LLAMA es una publicación de
inspiración y educación enviada a todos los
miembros de la Conferencia de Texas cada trimestre.
Es nuestra oración que usted pueda encontrar los
relatos y los artículos en estas páginas inspiradores
y fortalecedores y así unirse a nuestra gran comisión
de compartir la llama del amor de Cristo en nuestro
campo misionero aquí en Texas. Si tiene preguntas o
comentarios, por favor enviarlos a [email protected]
txsda.org.
The FLAME
P.O. Box 800
Alvarado, TX 76009
Non-profit
U.S. Postage
PAID
Alvarado, TX
Permit No. 80

Documentos relacionados