Valoración del patrimonio hidráulico en Gran Canaria : presas

Comentarios

Transcripción

Valoración del patrimonio hidráulico en Gran Canaria : presas
VALORACIÓN DEL PATRIMONIO HIDRAULICO
EN GRAN CANARIA: PRESAS, ESTANQUES,
POZOS, GALERÍAS, CANALES Y TUBERÍAS
TÍTULOS PUBLICADOS
1.- Construcción de la Presa de las Cuevas de las Niñas en
Majada Alta (Gran Canaria) 1930 – 1958
2.- Construcción, recrecido e incidente de la Presa de Martinón
(San Lorenzo) Gran Canaria 1902 – 1988
3.- Siete presas, nueve estanques y una tubería. Cortijo de
Samsó – Tamadaba, Gran Canaria 1907 – 2009
4.- La Presa de las Cuevas de las Niñas en Majada Alta – Gran
Canaria (Construcción, estabilidad, obra y terreno) 1930 – 2009
5.- Presa de Soria. Una historia de proyectos, informes y notas
informativas. Gran Canaria 1935 – 1972
Estos libros son expresión personal.
JAIME J. GONZÁLEZ GONZÁLVEZ
VALORACIÓN DEL PATRIMONIO HIDRAULICO
EN GRAN CANARIA: PRESAS, ESTANQUES,
POZOS, GALERÍAS, CANALES Y TUBERÍAS
VALORACIÓN DEL PATRIMONIO HIDRAULICO EN GRAN CANARIA:
PRESAS, ESTANQUES, POZOS, GALERÍAS, CANALES Y TUBERÍAS
© Jaime J. González Gonzálvez
1ª edición: 2012
Depósito Legal: GC 217 -2012
Imprime: IMPRENTA PELAYO, S.L.
LITOGRAFÍA-IMPRENTA-PAPELERÍA
Rafaela de las Casas González, 8
Ampliación Miller Industrial – Lomo Apolinario
35014 Las Palmas de Gran Canaria
Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita del titular del
copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción total o
parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la
reprografía y el tratamiento informático, y la distribución de ejemplares de ella
mediante alquiler o préstamos públicos.
A mi madre Rosario ÍNDICE
Agradecimientos
NOTA INFORMATIVA INICIAL ...................................... 3
…por la magnitud de los trabajos realizados
UN GRAN ESCENARIO CULTURAL HIDRÁULICO
VALORACIÓN ............................................................... 6
Valoraciones modernas
Carta Etnográfica de Gran Canaria (2003)
Guía del Patrimonio Etnográfico de Gran Canaria (2005)
Valoraciones antiguas
de Simón Benítez Padilla
de Federico Macau Vilar
de Adolfo Cañas Barrera
de Saturnino Alonso Vega
de Rafael Díaz-Llanos y Lecuona
de Juan Hernández Ramos
de Telésforo Bravo Expósito
de Manuel Alonso Franco
de Jaime González Pérez
de Emilio Fernández González
de José Sáenz de Oiza
Otras valoraciones
de Ramón Díaz Hernández
de Francisco Suárez Moreno
NOTA INFORMATIVA FINAL ...................................... 81
REFERENCIAS............................................................ 90
AGRADECIMIENTOS
El autor quiere agradecer profundamente el apoyo recibido
en esta investigación a Penélope Jaime Santana, Juan
Carlos de Cea Azañedo, Diego Saldaña Arce, Eva María
Baño Coello, Juan Francisco Tacoronte López, Francisco
Suárez Moreno y Fernando Ojeda Pérez.
Estoy extraordinariamente agradecido a todos los
colaboradores que han hecho posible la publicación de
esta obra: la constructora Grupo AMJCONSIR; los
Arquitectos Eva Martínez Úbeda y Juan Andrés Sánchez
Hernández (JASH13); el Abogado Urbanista Ángel
Baselga Coto (Madrid); las ingenierías Asistencia Técnica
Canaria, Consulting Técnico de Minas, AJN Ingenieros y
3G Ingeniería y Gestión de Proyectos y Obras; y por
último, al Comité Nacional Español de Grandes Presas
(SPANISH COMMITTE ON LARGE DAMS - SPANCOLD).
Finalmente, también tengo que dar las gracias al Archivo
Central de la Consejería de Obras Públicas, Política
Territorial y Transportes del Gobierno de Canarias; al
Archivo General Insular del Cabildo Insular de Gran
Canaria; y a Cartográfica de Canarias (GRAFCAN).
Si admitimos que las formas son bellas, que la pureza de formas es fruto de un pensamiento racional y que el pensamiento racional es deseable, resulta que la obra racional de un ingeniero tiene belleza intrínseca. Arthur Drexler, 1964 Twentieth‐Century Engineering Ingeniería del siglo XX Museo de Arte Moderno de Nueva York Presa de Cuevas Blancas, aguas arriba
(J. González)
NOTA INFORMATIVA INICIAL
En la isla de Gran Canaria (Islas Canarias, España) existe un
patrimonio hidráulico enorme que ostenta en su conjunto o de
manera individual notorios valores históricos y etnográficos.
Este patrimonio cultural está conformado, principalmente, por
decenas de presas de embalse, miles de estanques, millares
de
pozos,
cientos
de
galerías,
una
tupida
red
de
conducciones (canales y tuberías) y lo demás (cantoneras,
tomaderos, obras accesorias o complementarias, estructuras
auxiliares, etc.) Las cifras de estos bienes hidráulicos en los
documentos técnicos modernos no se ajustan a la realidad,
por eso los documentos técnicos antiguos constituyen el
mejor material que tenemos para poder reconocer y valorar lo
que se construyó durante la batalla del agua. Nuestras
grandes obras hidráulicas merecen ser conocidas.
1961
(GRAFCAN)
Presa
Cuevas
Blancas
3
Molino de viento (modificada. Foto Fernando Ojeda)
4
…por la magnitud de los trabajos realizados…
La isla de Gran Canaria (Archipiélago Canario) tiene un
patrimonio cultural de carácter hidráulico único, grandioso,
gigantesco. En apenas 1.550 km² de isla volcánica, las
cifras estimadas en algunos documentos técnicos antiguos
de las obras hidráulicas que se llegaron a construir son
enormes, especialmente las de mampostería con mortero
de cal o con mortero de cal y cemento (mortero bastardo).
Una extraordinaria obra insular de artesanía pétrea y
heroica realizada especialmente por la iniciativa privada
(particulares, heredades y comunidades).
Islas Canarias (España) – S.G.O.P.
5
UN GRAN ESCENARIO CULTURAL HIDRÁULICO:
VALORACIÓN
La frase la tierra aquí es lo de menos, lo importante es el
agua, se escribió en el Norte de Gran Canaria el 8 de
febrero de 1931 [1]. Por eso los números encontrados en
los documentos técnicos antiguos sobre las grandes
presas de embalse construidas hasta la década de 1970,
así como de los estanques/depósitos, los pozos, las
galerías, los canales y las tuberías, son muy elevados.
Valoremos con números y fotos el gran escenario cultural
hidráulico construido en la isla de Gran Canaria. Unas
construcciones notables fruto del esfuerzo y que son hitos
históricos de aquel paisaje rural y urbano de la isla.
Depósito regulador Llano de las Brujas (FEDAC)
6
Las cifras antiguas de estos bienes hidráulicos que fueron
recogidas en libros, catálogos, inventarios, planes y
estudios, entre 1933 y 1975, nos dicen que tenemos un
gran patrimonio histórico de carácter hidráulico repartido
por toda la isla, especialmente en la vertiente Norte. Se
trata de un patrimonio hidráulico con interés cultural que
fue estimado en unos 7.000 bienes (un número muy alto).
Un gran producto cultural que se generó durante toda la
batalla del agua insular que nuestros antepasados tuvieron
que luchar, especialmente por la platanera, «la gran
consumidora de agua» [2]. A base de agua, gofio y sal.
En cambio, los números manejados por el Cabildo Insular
de Gran Canaria en las dos últimas décadas en los
documentos técnicos modernos dicen todo lo contrario.
Así, en la Carta Etnográfica de Gran Canaria (2003) el
número de bienes hidráulicos con interés etnográfico es
mucho menor: 106 presas de embalse (35 grandes y 71
pequeñas), 1.752 estanques, 537 pozos, 94 galerías, 16
canales o túneles de transvase, 10 tuberías de distribución
y 355 conjuntos hidráulicos. Total de los bienes hidráulicos
considerados: 2.870. Un número muy bajo.
Entre las grandes presas de embalse con notorios valores
etno-históricos que no fueron recogidas en la Carta
Etnográfica de Gran Canaria (2003) sobresalen las de San
7
Lorenzo, Caidero de la Niña, Toscón y la de los Duarte
(Presa del Hormiguero). La de San Lorenzo (Presa de
Martinón) fue incluida en la Carta Etnográfica en el año
2012 por parte del Cabildo Insular, pero lo fue a tenor de la
solicitud presentada por un particular en agosto de 2011
para que la vieja presa diseñada por Juan León y Castillo
Ingeniero fuese declarada Bien de Interés Cultural.
Las otras grandes presas que no fueron inventariadas en
la Carta Etnográfica de Gran Canaria son las de
Lugarejos, Escusabarajas, Mulato (muro primitivo de
mampostería), La Lechucilla, Valerón, Vasco López
(Jiménez) y la de Tamaraceite. Unas cuantas presas.
Muro primitivo o viejo del Mulato (MOPU)
8
Construcción de la Presa de Lugarejos (SHLP)
Presa de Lugarejos (SHLP)
9
Presa de Tamaraceite desde aguas arriba (VP)
Tras la presentación del Inventario de Bienes Inmuebles
de Interés Etnográfico (la Carta) se publicó en 2005 otro
documento moderno, la Guía del Patrimonio Etnográfico
de Gran Canaria [3]. Según escribió entonces la
Corporación Insular, «para la puesta en valor del
patrimonio
etnográfico
insular».
El
zócalo
de
esta
publicación fue la Carta Etnográfica de Gran Canaria
(2003), pero en esta guía los autores de los textos
(especialistas
externos
a
la
administración
insular)
reconocieron que la cifra real de los bienes patrimoniales
hidráulicos inventariados era «muy superior».
10
En 2005 (Guía del Patrimonio Etnográfico de Gran
Canaria) se recogió que el número de estanques a cielo
abierto registrados en la Carta era de 1.528, «aunque la
cantidad es superior porque hay otros más en los 354
conjuntos hidráulicos más modernos, 75 aljibes y cerca de
300 estanques – cueva». También se aportó el número
total
de
presas
de
embalse
de
la
Carta
(106).
Evidentemente, estos datos del inventario etnográfico de
Gran Canaria sobre presas y estanques no coinciden con
la realidad hidráulica de Gran Canaria. En cambio, las
cifras que se aportaron en la Guía del Patrimonio
Etnográfico de los pozos (2.318) y las galerías (339) si
coinciden con la realidad territorial. Un acierto. El total de
los bienes hidráulicos considerados ascendió en la Guía
del Patrimonio Etnográfico de Gran Canaria a 4.912. Unos
5.000 bienes. La famosa Carta no vale tanto como dicen.
Cantonera en la Presa de los Pérez (J. González)
11
Estanque de Sacateclas en Telde (GRAFCAN – 1973)
La diferencia que hay de bienes hidráulicos con interés
histórico o cultural entre los documentos técnicos antiguos
y modernos es demasiado grande. Esta cuestión no sólo
disminuye notablemente el reconocimiento individual y/o
colectivo de nuestros numerosos bienes hidráulicos con
valor etno-histórico, sino también el valor de conjunto y/o
individual que tienen a nivel insular, regional, nacional y
mundial nuestras grandes obras hidráulicas de captación,
almacenamiento y transporte del “oro líquido” insular, el
agua. Muchas presas de embalse, estanques/depósitos,
canales, tuberías, pozos y galerías son hitos históricos o
culturales que merecen ser reconocidos con la máxima
figura de protección del patrimonio histórico español: Bien
de Interés Cultural (BIC). Pero no ha sido así desde 1992.
12
Canal de entrada del Estanque de Sacateclas (J. González)
El gran presista y estratega insular Simón Benítez Padilla
recogió en su magnífico libro Gran Canaria y sus obras
hidráulicas (1959) que los estanques construidos en la isla
de Gran Canaria «son miles» y que «si las presas se
cuentan por decenas, pozos y galerías suman millares».
En su relación de las principales presas de embalse
existentes en Gran Canaria a finales de la década de 1950
incluyó 34 como ejecutadas y 30 en ejecución. Un total de
63 presas de embalse construidas en Gran Canaria según
reconoció el gran Director de Vías y Obras Insulares del
Cabildo Insular de Gran Canaria durante la batalla del
agua. Siglo XX. Gran Canaria merece ser conocida…
13
Presas del Pinto: nueva represa y la represa (FEDAC)
La represa del Pinto (Vigilancia de Presas/VP)
14
Simón Benítez Padilla
un investigador de altos vuelos
(Cabildo Insular de Gran Canaria)
Unos años antes, Benítez Padilla había incluido en la
Memoria Obras Hidráulicas (1947) del Plan Reformado de
Obras Hidráulicas de Gran Canaria (1946) un plano a
escala 1/250.000 con la ubicación de las presas
construidas en la isla, así como el Canal proyectado por el
Cabildo para trasvasar el agua hasta la cuenca de la
ciudad de Las Palmas (Barranco Guiniguada). En el Plan
Reformado se incluyó una relación de las 38 presas en
explotación dominadas por el Canal (tramos Oeste, Norte,
Sur y Este). Con la suma de las grandes presas de los
Hornos, Cuevas Blancas y Chira la cifra asciende a 41
presas de embalse. Año 1946: 41 presas de mampostería.
15
Ubicación de embalses construidos (CIGC - 1947)
16
El presista Simón Benítez Padilla también recogió en su
libro Gran Canaria y sus obras hidráulicas (1959) lo
siguiente sobre los estanques: «El tipo más frecuente en la
Canaria húmeda es el del estanque en cueva. Simple
excavación al flanco de la montaña, que recoge el chorrito,
incluso las gotas, de los nacientes de almagre (…) No
necesita más cierre que un pequeño muro de mampostería
en el único frente abierto al exterior (…)
Estanque en cueva (Jaime O'Shanahan mdC - ULPGC)
Los
estanques
de
barrial
pueden
tener
grandes
dimensiones y almacenar decenas de miles de metros
cúbicos, aunque por lo general son más modestos. No
siempre se hallan en la misma finca que han de regar, sino
que a veces se agrupan los de varias, en sitios apropiados
17
para la obtención de la arcilla, que es su material
constructivo (…) Si la impermeabilidad es satisfactoria, se
hallan expuestas estas arcillas grasas a importantes
corrimientos o deslizamientos del suave talud mojado de
los malecones que forman el estanque de barrial,
especialmente al llenarlos, si se hace rápidamente,
después de un largo período de estar vacíos y resecos
(…)
Donde el suelo no es de arcilla sino de roca viva,
generalmente de pesados basaltos, pero a veces como en
Gáldar ligeras tobas, se adopta la solución del estanque
de mampostería, que a pesar de sus grandes dimensiones
no alcanzan la capacidad de los mayores estanques de
barrial.
Suelen
ser
rectangulares
y
parcialmente
enterrados. El material de la excavación suministra los
mampuestos (…) Antiguamente su estructura solía ser una
delgada cortina, reforzada de trecho en trecho por
contrafuertes o estribos. Los modernos tienen muros de
sección trapecial (…)
El último modelo de estanque adoptado ha sido el circular
de hormigón armado (…) No pueden llamarse económicos
esta clase de estanques, pero ocupan un espacio mínimo
por la delgadez de sus paredes, por lo que pueden
18
implantarse en las fincas llanas sin sacrificar demasiado
terreno de regadío».
En 1957, el Ingeniero de Caminos y presista Federico
Macau Vilar (otro investigador de altos vuelos) escribió en
su Estudio hidrológico de Gran Canaria [4] lo siguiente
sobre nuestras obras hidráulicas: «Gran Canaria carece
totalmente de una red hidrográfica permanente de la que
pudiera servirse para el suministro, traslado y reparto de
sus recursos hidráulicos. En su sustitución existe, en
cambio, una tupida red de conducciones particulares que
casi nos atreveríamos a llamar anárquica, que cruzando
barrancos y empinadas laderas, a veces con trazados
inverosímiles que a no ser por las tuberías que están allí
colocadas nos parecerían del todo inaccesibles, se reparte
el agua desde los puntos de su alumbramiento o embalse
a los depósitos y estanques que hay en casi todas las
fincas (…)
Estos estanques, de mayor o menor capacidad, aunque
siempre relativamente pequeña, constituyen en conjunto,
por su gran multiplicidad, un factor importante a tener en
cuenta en el momento del recuento del agua disponible, y
en el papel que desempeñan en el conjunto hidrográfico
de la Isla. Lo mismo que su capacidad, es totalmente
variable la forma de su construcción, siendo los más
19
corrientes los de tierra y los de mampostería; algunos hay
también de hormigón armado, y otros se han construido
aprovechando el vaciado resultante de la explotación de
canteras de cineritas y tobas extraídas en forma de
bloques para ser utilizadas en la construcción como
mampuestos».
Canal antiguo de la Red Castillo en Amurga (J. González)
El agua es en cualquier parte de la tierra uno de los factores
esencialmente vitales; su abundancia o su escasez definen
formas determinadas de vivir y de carácter, no sólo hace
variar el paisaje, sino también el nivel de vida, el tipo y
desarrollo de los métodos de la Agricultura y de la Industria, e
incluso la manera de ser y de pensar de los hombres. [5]
Federico Macau Vilar, 1960
20
En el Catálogo Oficial de las presas de embalse con altura
superior a los 15 metros del Ministerio de Obras Públicas
(1962), primer inventario o relación de grandes presas
realizado en España, el número de presas catalogadas en
las Islas Canarias fue de 48 (31 en la isla de Gran
Canaria). Según el MOP, «cifra ésta más que suficiente
para calibrar la importancia de las obras realizadas en esa
parte de la España Insular». Si en la Península se
inventariaron 235, y «España es uno de los países con
más antigua tradición en obras de presas», podemos
entonces reconocer los notorios valores históricos y
etnográficos que tienen nuestras 31 grandes presas, como
p.e., Cuevas Blancas, San Lorenzo (Martinón), Pinto (la
represa), Mondragones, Sabinal, Marquesa, Caiderillos,
Casablanca, Los Pérez, Tamadaba, Caidero de la Niña,
Majada Alta, etc.
En el primer inventario de grandes presas de embalse de
la Dirección General de Obras Hidráulicas no fueron
incluidas las presas de los Duarte (Hormiguero), Toscón
(Granadillar), San José (Lasso), Salvia India, Mulato,
Tamaraceite, Nuestra Señora del Rosario II, Satautejo,
Tierras de Manuel (Agaete), Santa Brígida y la Umbría
(Sintes). Total 41 (31+11). A escala regional, el número de
presas en las Islas Canarias en 1961 podría haber llegado
a 60. Sesenta Grandes Presas.
21
Grandes presas (MOP - 1962)
En 1961 el Ingeniero de Caminos y presista Adolfo Cañas
Barrera recogió en el estudio Presas de Embalse en el
Sur de Gran Canaria que en la isla había 43 presas
construidas y 22 en construcción. Un total de 65. Ahora
bien, lo más interesante es que en este documento técnico
antiguo se nombra el trabajo realizado por la Comisaría de
Aguas de Canarias (Provincia de Las Palmas) para el
Cabildo Insular de Gran Canaria por parte de los
Ingenieros A. Cañas, J.M. Pliego y S. Alonso en 1959. Se
trataba de un estudio técnico de los recursos hidráulicos
de Gran Canaria donde no sólo se incluyeron dos
relaciones
con
las
presas
22
construidas
(43)
o
en
construcción (21), sino que se aportaron datos muy
interesantes sobre el número de estanques y depósitos
(unos 5.000), de pozos (unos 800 con 78 km de
perforación) y de las galerías (unas 420 con 140 km). Un
total de bienes hidráulicos con interés histórico y
etnográfico superior a 6.000. Estos datos sobre el número
de presas, estanques/depósitos, pozos y galerías fueron
enviados por el Presidente del Cabildo Insular de Gran
Canaria en 1961 al Ministro de Obras Públicas del
Gobierno de la Nación (España). Y Federico Díaz Bertrana
lo hizo por la defensa de los intereses de la Isla.
El documento técnico de 1959 del propio Cabildo Insular
de Gran Canaria pone de relieve lo construido; resalta el
valor y la importancia de la artesanía hidráulica de la cal y
de la cal y el cemento (mortero bastardo); y en las
palabras del Presidente al Ministro se destacan los
notorios valores históricos y etnográficos de la osamenta
que creó las fincas, la evolución del poblamiento, las
carreteras y el paisaje de Gran Canaria. Todo fue y era
posible
gracias
a
las
obras
hidráulicas
antiguas
(mampostería) y “modernas” (hormigón mamposteado,
hormigón, materiales sueltos). Y la tradición de la
mampostería ciclópea se prolongó en Gran Canaria hasta
principios de la década de los 70 (recrecimiento de
presas). Umbría, Martinón, Vaquero, etc.
23
Presa del Conde y aguas arriba la del Cardoso (SGOP)
La Presa del Conde (1946) tiene más de 15 metros de
altura con cimientos, mientras que la Presa del Cardoso o
Capitán (1923) tiene 29 metros de altura sobre cauce. Dos
grandes presas escalonadas de Santa María de Guía.
24
6000 bienes hidráulicos entre presas de embalse,
estanques/depósitos, pozos, galerías, canales y tuberías.
Numerosas construcciones hidráulicas que dicen mucho a
favor de la laboriosidad insular, especialmente de la
iniciativa privada (particulares, sociedades, heredades y
comunidades). Pero en Gran Canaria no hay ninguna
presa de embalse que haya sido declarada Bien de Interés
Cultural, máxima figura de protección de la legislación de
Patrimonio Histórico en España. Tampoco hay ningún
estanque/depósito, canal, tubería, galería o pozo.
Evidentemente, la puesta en valor del patrimonio hidráulico
etno-histórico por parte del Cabildo Insular de Gran
Canaria en los últimos 20 años ha sido insuficiente, pobre
y escasa. Tal vez sea esta cuestión la que explique la
situación secundaria, marginal y residual que tiene el
patrimonio hidráulico construido en Gran Canaria frente a
los otros patrimonios culturales con orden de batalla: el
arqueológico, el arquitectónico, los oficios y las tradiciones
cívicas y religiosas, y el artístico mueble. Los oficios y las
tradiciones cívicas y religiosas porque «constituyen los
valores más interesantes del patrimonio etnográfico»,
según dice el propio Cabildo Insular de Gran Canaria (el
Servicio de Patrimonio Histórico). Las obras hidráulicas
construidas en Gran Canaria también son importantes.
25
Presa de Cuevas Blancas (J. González)
Presa de Cuevas Blancas (CNEGP)
26
Perfil de Cuevas Blancas (sondeo S-01) dibujado
por el Servicio Geológico de Obras Públicas (1971)
La Presa de Cuevas Blancas tiene 29,20 metros de altura
con cimientos, 16 metros de altura sobre cauce. Una
construcción notable de la batalla del agua. Obra Pública.
27
Entrecanales y Tavora S.A. dibujó este perfil tipo de lo construido
(cimientos)
y
lo
pretendido
mediante
Proyecto
durante
la
construcción: un muro de gravedad con 20 metros de altura sobre
cauce. Se paralizó la obra con 16 metros de altura sobre cauce,
pero con más de 13 metros de profundidad de cimientos, lo que
hace que la altura de la presa desde la coronación hasta el punto
más bajo de los cimientos sea superior a 29 metros.
28
El economista Rafael Díaz-Llanos y Lecuona recogió en
su obra Síntesis de la Economía de Canarias (1953) que
las grandes presas de embalse construidas en Gran
Canaria eran «magníficos ejemplos de la labor titánica»
llevada a cabo por «los particulares, sociedades o
heredamientos» para poder regar las plataneras cultivadas
en las fincas «fabricadas» por los agricultores. [6]
Así,
las
grandes
presas
de
mampostería
ciclópea
construidas en Gran Canaria, por su emplazamiento en las
cerradas de los barrancos pequeños (p.e., presa del Pinto
en Arucas) o grandes, principales (p.e., Caidero de la Niña
o Soria) o tributarios (p.e., Chira); por sus formas
estructurales e hidráulicas; por el uso preferente de la cal;
o bien, por su elevado número a nivel regional, nacional y
mundial; son los mejores ejemplos etno-históricos que
tenemos en la isla de Gran Canaria de aquella batalla del
agua que se tuvo que luchar para poder construir (fincas),
comer (agua, gofio y sal) y vivir (poblamiento).
También la presa bóveda de Soria, una construcción
notable y monumento de ingeniería con interés cultural [7],
forma una parte muy importante del patrimonio presístico
de la isla de las grandes presas de embalse (Gran
Canaria). La única presa bóveda construida en Canarias.
29
Foto de la Presa de Soria tomada por el Ayudante de
Minas Emilio Fernández González (1967) mdc
30
Presa bóveda de Soria (J. González)
En 1954 el Ingeniero Agrónomo Juan Hernández Ramos
resaltó en su extraordinario libro de artículos Las
Heredades de Aguas de Gran Canaria [8], la importancia
que tenían en aquellos momentos las tuberías y los
canales. Importantes para la conducción de las aguas
hasta los estanques; por la «intensa actividad constructiva
de grandes embalses» que había en la isla, donde se
habían iniciado o construido en la primera mitad del siglo
XX «más de 20 grandes embalses, casi todos ellos de
31
propiedad particular»; por la «construcción de numerosos
estanques de mampostería y de hormigón armado»; y por
la captación de aguas subterráneas por los pozos y las
galerías. Según parece, el Ingeniero Juan Hernández
Ramos fue el autor de varios proyectos de grandes presas
a principios de la década de 1930, como el de la Presa de
los Propios (no construida por el Cabildo Insular) o la de
los González (Presa de los Caiderillos), ambas en el
municipio de Moya. Otro presista insular.
VP
32
Presa de los González y plataneras (SHLP)
Presa de los González en Moya (SHLP)
33
Estanque circular de pared delgada con contrafuertes
(Estanque de Sacateclas en Telde)
Dice mucho el hecho de que este magnífico y viejo
estanque de mampostería de cal, ubicado en terreno llano
(Sacateclas/Telde), y que aparece reforzado de trecho en
trecho por contrafuertes o estribos, no fuese inventariado
en la Carta Etnográfica de Gran Canaria (2003).
34
Estanque de barro entre San Lorenzo y Tamaraceite
(Archivo fotográfico de la FEDAC)
En el Tomo II de Geografía General de las Islas Canarias
(1964), el geólogo Telésforo Bravo Expósito recogió que
en Gran Canaria había unos 2.000 pozos (120 km de
perforación y con 40 km de galerías laterales) y unas 400
galerías abiertas en las laderas (125 km de perforación).
Por su gran interés, reproducimos aquí la descripción que
el naturalista Telésforo Bravo hizo de la cuenca del
Barranco de Arucas: «Especialmente en el trayecto medio
35
esta cuenca se caracteriza por las numerosas presas,
estanques, charcas y albercas, destinadas a almacenar el
agua de las lluvias para destinarlas al riego. Sobrevolando
esta zona, así como las cuencas limítrofes de Bañaderos,
Tenoya y San Lorenzo, después de una época de lluvias,
podrán observarse los centenares de vasos llenos de agua
recién capturadas. Todos los pequeños barranquillos,
previamente
cerrados
con
muros
impermeables,
hondonadas naturales o artificiales con tomaderos de agua
en los barrancos más importantes, cubren gran parte de la
superficie.»
Presa de Casablanca con embalse lleno (S.H.L.P.)
36
Presa del Caidero de la Niña (S.G.O.P.)
A principios de 1964 el Ingeniero de Caminos, Canales y
Puertos Manuel Alonso Franco recogía en un informe
sobre el estado de las presas de embalse de la isla de
Gran
Canaria
que
«el
número
de
construcciones
calificadas en la Instrucción como “grandes presas” era
enorme dentro de Gran Canaria», y que se han realizado
«innumerables construcciones hidráulicas. Un sinfín de
pozos,
galerías,
depósitos,
albercas
y
embalses,
diseminados por toda la isla, cubren un tanto por ciento
apreciable de su superficie». Otra valoración interesante.
Posteriormente, en el apartado consideraciones generales
del informe sobre el estado de las presas de embalse de
37
las islas de Tenerife, La Gomera y El Hierro (1964), Alonso
Franco escribió que «el número de pozos, galerías,
depósitos, albercas y pequeños canales y conducciones
construidos por los nativos es elevado sin llegar ni mucho
menos al espectáculo que presentábamos en la isla de
Gran Canaria». Estas impresiones sobre la contemplación
del gran escenario cultural hidráulico construido en Gran
Canaria fueron realizadas por el Ingeniero de Vigilancia de
Presas de Canarias [9].
Manolo, como era conocido este maestro de presas de
España, realizó numerosos viajes a las Islas Canarias,
especialmente a Gran Canaria, durante una época de
frenética construcción de grandes presas (large dams).
Tres décadas de finalización o recrecimiento de muchas
presas de mampostería, como p.e., la Presa de Chira, la
de San Lorenzo o la del Mulato; de la construcción de
presas de hormigón mamposteado (Parralillo, Gambuesa,
Fataga) o de hormigón (Soria, Aríñez); de la ejecución de
los macizos de materiales sueltos de Tirajana y de Siberio;
de incidentes (p.e., puesta en carga de Siberio en enero
de 1979); y por último, de los intentos de adecuación
técnica en algunas presas de embalse, como p.e., Cuevas
Blancas, la presa moderna del Pinto (nueva represa) o la
Presa de las Niñas en Majada Alta.
38
Planta de la Presa del Parralillo (VP)
Presa del Parralillo (J. González)
39
Presa del Sabinal (S.G.O.P. - 1971)
En 1964 la Comisaría de Aguas de Canarias (Provincia de
Las Palmas) elaboró una Relación Indicativa de las Presas
existentes en cada uno de los términos municipales de la
Provincia de Las Palmas, donde se presentaba el
ESTADO de los APROVECHAMIENTOS — EMBALSES
construidos o en construcción por concesionarios desde el
año 1904 al 1964 en la Provincia de Las Palmas. Para la
isla de Gran Canaria, el total de presas que fueron
incluidas en la relación era de 50, entre grandes y
pequeñas. Evidentemente, se trata de un documento
técnico antiguo muy interesante pero incompleto, ya que
faltan algunas presas antiguas con notorios valores
40
históricos y etnográficos, como p.e., las presas del Sabinal
(1929) y San Lorenzo (1933).
En 1970 el Comité Nacional Español de Grandes Presas
(CNEGP) publicó un inventario de las GRANDES PRESAS
españolas (1970 SPAIN´S INVENTORY OF 506 LARGE
DAMS). En este curioso trabajo, donde por primera vez se
incluían fotografías de las grandes presas de embalse
junto a los datos (año de terminación, localización, altura,
volumen de embalse, etc.), sólo se recogieron 38 grandes
presas construidas en Gran Canaria. Al igual que en los
catálogos y relaciones de presas realizados en la década
de 1960, el Comité Español de Grandes Presas tampoco
se acercó al número real de todas las grandes presas
construidas en la isla. Entre las ausencias más notables
destacan las viejas presas del Sabinal (1929), Hormiguero
(1913), los Pérez (1955) y Lugarejos (1962). De todas las
presas incluidas en el inventario se recogen aquí los datos
(con algunos errores significativos) y las imágenes de las
grandes presas de San Lorenzo (con el muro primitivo);
Mondragones (con embalse lleno); Cuevas Blancas (con
su esqueleto singular de mampostería ciclópea); y de la
mayor presa construida por el Cabildo Insular de Gran
Canaria bajo el signo de Franco (la Presa de Chira). [10]
41
42
Presa primitiva de San Lorenzo (1902 - 1965)
Presa de Mongragones con embalse lleno (CNEGP)
43
Con el Proyecto Canarias SPA-15 se realizó en 1971 por
parte del Servicio Geológico de Obras Públicas (SGOP) un
INVENTARIO DE GRANDES PRESAS DE LA ISLA DE
GRAN CANARIA. En este magnífico trabajo de campo y
gabinete (con los expedientes), realizado por los técnicos
Ángel Lara Domínguez, Jaime González Pérez y José Luis
Díaz Díaz, se recogieron 66 grandes presas (construidas,
en construcción o en proyecto). Con errores, pero se trata
del mejor inventario de grandes presas realizado en la isla
en los últimos 40 años (1971 – 2011). Posteriormente se
realizó una edición a máquina con perfiles tipo de baja
calidad y con las fotografías que se tomaron en las visitas
realizadas a las presas de embalse durante el año 1971.
SGOP
44
45
Ejemplo: ficha de la Presa de Soria (S.G.O.P. - 1971)
También se realizó entre 1971 y 1972, con el Proyecto
Canarias SPA-15, un Inventario de Canales y Tuberías de
la isla de Gran Canaria (1972). Este interesante trabajo fue
realizado por el topógrafo Jaime González Pérez (como
técnico del equipo de Hidrología del proyecto SPA-15). Se
recoge en el mismo una relación y descripción de los
principales tendidos de tuberías y canales para el
transvase de las aguas desde los pozos, presas y galerías
hasta las obras de almacenamiento localizadas junto a las
fincas (estanques y presas de embalse). Auténticos
transvases, según escribió en 1964 en un informe el
Ingeniero de Vigilancia de Presas Manuel Alonso Franco.
En el apartado de las características generales se dice de
las tuberías y los canales que «se puede considerar
predominante la tubería de cemento, algunas redes
disponen de tramos con tubería de hierro para salvar los
sifones. Últimamente para diámetros hasta 350 o 400 mm
se han realizado tendidos con fibrocemento y tubo
galvanizado. Con respecto a canales, ocurre un hecho
similar, depende de la época de su construcción, hasta
hace
unos
años
se
construían
de
mampostería,
actualmente se emplea o bien el hormigón o una solución
mixta de mampostería hormigonada. En general todos los
tramos de canales se encuentran cubiertos.»
46
Canal La Lumbre (J. González)
En el inventario se recogió un total de 18 canales de
transvase con 153 km de longitud y 53 tuberías de
distribución con 534 km. El valor histórico y etnográfico de
estas infraestructuras de conducción sería mayor si a
estas impresionantes obras pudiéramos sumarle los
47
números desconocidos de los canales y tuberías que
desde los tomaderos localizados en los barrancos
conducen las aguas a muchas presas y estanques. Así, en
el Norte de la isla existen muchos ejemplos de este tipo,
como los canales y túneles de la Presa de los González
(Caiderillos) en Moya o el más antiguo de todos, el túnel y
canal de la Presa de San Lorenzo [11]. Pero es en la otra
vertiente de la isla donde se encuentra el mejor ejemplo de
todos. Nos referimos al sistema de canales y túneles para
trasvasar el agua desde varios tomaderos hasta el
embalse de la Presa de las Cuevas de las Niñas en
Majada Alta [12]. Basta con hacer un reconocimiento
ocular de los dos tomaderos o azudes de Majada Alta y el
canal formado por un muro de mampostería y la ladera
para reconocer los notorios valores etno-históricos que
también ostentan estas interesantes obras de ingeniería
dentro del patrimonio cultural hidráulico de Gran Canaria.
Canal tomadero de Majada Alta (J. González)
48
49
Canales y tuberías (González Pérez, J. - 1972)
El Ayudante de Minas Emilio Fernández González
elaboró
y
aportó
al
Simposio
Internacional
sobre
Hidrología de Terrenos Volcánicos celebrado en Lanzarote
- Islas Canarias (España) en marzo de 1974 el trabajo de
investigación histórica Un poco de Historia: Curiosidades
sobre las captaciones de agua en Gran Canaria [13].
Emilio
Fernández
fue
uno
de
los
más
profundos
conocedores de las lluvias y la problemática del agua
subterránea en la isla. En su trabajo de investigación
incluyó al final de mismo algunos datos estadísticos muy
interesantes sobre los pozos ejecutados y en explotación
en Gran Canaria en el año 1951 (sin contar con los de la
Aldea de San Nicolás). Había 1.300 pozos.
Fernández González, uno de los grandes observadores de
datos hidrológicos de Gran Canaria, había escrito 10 años
antes en el artículo Servicio Pluviométrico en 1961 y 1962
de la Delegación de Las Palmas del Instituto Geológico y
Minero de España (1964), que en Gran Canaria había
construidos 2.300 pozos (año agrícola de 1962-63). Las
líneas de homenaje a su memoria que el Ingeniero Sáenz
de Oiza le escribió en 1984 dicen mucho del valor que
tienen estas cifras que Emilio nos dejó para la posteridad.
En 1950 los Ingenieros José María Valdés y Díaz Caneja,
José Luis Fernández Casado y Manuel Lorenzo Blanc,
50
como vocales de la Asesoría Geológica de Obras
Públicas, realizaron una visita a Gran Canaria de cara a la
construcción de la Presa del Caidero de la Niña en el
barranco más importante, con gran diferencia, de todas las
Islas Canarias. En el informe recogieron lo siguiente
acerca de los pozos construidos en la Aldea de San
Nicolás: «Impresiona la contemplación de la extensa
planicie de la Aldea, en la que están esparcidos cerca de
400 pozos, de los que en más de 300 se extrae el agua
con molinos de viento». Unos 400 pozos/300 molinos.
Vista general del barranco desde el pueblo (AGOP)
51
Pozo y molinos de viento (FEDAC)
En el Informe General 2 del ESTUDIO CIENTÍFICO DE
LOS RECURSOS DE AGUA EN LAS ISLAS CANARIAS
(1972) se incluyó una relación de 62 presas con altura de
muro superior a 15 metros (grandes presas) [14]. Los
datos aportados del inventario de los alumbramientos de
Gran Canaria fueron los siguientes:
- Nº de pozos productivos………. 1.233 (120 Kms.)
- Nº de pozos improductivos………. 646 (52 Kms.)
- Galerías productivas………………. 158 (117 Kms.)
- Nº de galerías improductivas…….. 181 (59 Kms.)
52
53
Una combinación simple de pozo y galería bajo cauce (Plano de planta - 1964)
En las conclusiones de la Memoria sobre Hidrogeología
del Informe General 2 del ESTUDIO CIENTÍFICO DE LOS
RECURSOS DE AGUA EN LAS ISLAS CANARIAS (1972)
se añadió que «en la Isla de Gran Canaria existen 2.218
captaciones de aguas subterráneas de las que 1.391,
1.233 pozos y 158 galerías, tienen agua: el número total
de Km. perforados es de 173 en pozos (sin contabilizar
galerías y catas de fondo) y de 177 en galerías». El
número total de pozos era de 1.879, mientras que el de
galerías era de 339.
Estos datos sobre el número de pozos y galerías
construidos en Gran Canaria fueron posteriormente
confirmados por el Ingeniero de Caminos, Canales y
Puertos José Sáenz de Oiza. En uno de los trabajos de
investigación presentados al Simposio Internacional sobre
Hidrología de Terrenos Volcánicos celebrado en Lanzarote
- Islas Canarias (España) en marzo de 1974, Sáenz de
Oiza aportó un cuadro con datos generales para dar una
idea de la evolución de explotación de las aguas en Gran
Canaria entre los años 1933 y 1973 [15].
El Director Ejecutivo del Proyecto Canarias SPA-15
también aportó en su estudio al Simposio Internacional
celebrado en Lanzarote otro cuadro con datos extraídos de
los trabajos en curso (pero con cifras redondeadas).
54
APROVECHAMIENTO AGUAS SUPERFICIALES (obras)
Número de presas (H > 15 m)
62
Número de depósitos y estanques
(estim ados)
5000
APROVECHAMIENTO AGUAS SUBTERRÁNEAS (obras)
Número de pozos pr oductivos
1233
Total número de pozos
1879
Número de galerías productivas
158
Total número de galerías
339
DISTRIBUCIÓN DEL AGUA
Canales Km (principales)
+ 15 Km en túnel
150
Tuberías Km (principales)
540
55
Por su gran interés, hemos recogido en este estudio o
trabajo de investigación etno-histórico –VALORACIÓN DEL
PATRIMONIO
HIDRAULICO
EN
GRAN
CANARIA–
los
números procedentes de los inventarios de lo construido
en Gran Canaria hasta la primera mitad de la década de
1970 (de grandes presas, pozos, galerías, estanques,
canales y tuberías). Así como los kilómetros de los 18
canales y las 53 tuberías principales (inventario de 1972).
En el documento final, el ESTUDIO CIENTÍFICO DE LOS
RECURSOS DE AGUA EN LAS ISLAS CANARIAS
(SPA/69/515), se incluyeron los mismos números de
grandes presas (62), pozos (1.879) y galerías (339) que en
los documentos citados anteriormente (1974 y 1972). El
Proyecto Canarias SPA-15, un estudio científico, aportaba
al mundo en 1975 «una visión panorámica de los estudios
realizados» en Gran Canaria, y un «compendio de los
resultados obtenidos»: 62 grandes presas en 1.558 km²,
1.879 pozos y 339 galerías [16].
Si observamos a continuación, y detenidamente, el cuadro
de síntesis de todo lo expuesto hasta ahora, y sumamos
los datos antiguos de lo construido, grandes presas (62),
estanques/depósitos (unos 5.000), pozos (1.879), galerías
(339), canales (18) y tuberías (53), la cantidad total de
bienes es de 7.351 (y no hemos sumado las pequeñas
56
presas construidas en la isla, más de 100, algunas con
más de 15 metros de altura con cimientos). En definitiva,
7.351 bienes (unos 7.500), un número muy superior a los
manejados por la FEDAC (2003) y el Servicio de
Patrimonio Histórico del Cabildo Insular de Gran Canaria
en los últimos 20 años: 2.870 (Carta) y 4.920 (Guía).
Unos 3.000 y 5.000 bienes frente a más de 7.000.
La Presa de Cuevas Blancas hacia 1964 (SHLP)
57
58
1879
6000
339
Cuadro de síntesis (Elaboración propia)
Total Patrimonio Hidráulico
CONJUNTOS
HIDRÁULICOS
53
420
800
339
1879
62
1975
(SPA-15)
Estimados
339
1879
5000
62
1974
(JS)
5000
2300
62
1972
(IG2)
estimados
1971
(JG)
estimados
43
1962-63
(EF)
TUBERÍAS
(principales)
Millares
Miles
Decenas
1959
(CI-CA)
DOCUMENTOS TÉCNICOS ANTIGUOS
1959
(SimónBenítez)
18
42
GALERÍAS
1300
1951
(EF)
CANALES
(principales)
303
1933
(M)
POZOS
ESTANQUES
cuevas
ESTANQUES
DEPÓSITOS
Pequeñas PRESAS
<15mt
Grandes PRESAS
>15mt
PATRIMONIO
CULTURAL
7000
7351
53
18
339
1879
5000
estimados
62
BIENES
1959-1975
3000
2870
355
10
16
94
537
267
1485
106
2003 (FEDAC)
Cabildo Insular
5000
4912
354
339
2318
300
estimados
1528
106
2005
(VV.AA)
267
71
35
DOCUMENTOS MODERNOS
7.351 bienes que son construcciones notables con
notorios valores etnográficos e históricos. En mi opinión, e
independientemente de la “antigüedad”, todo nuestro
patrimonio
hidráulico
insular
tiene
notorios
valores
etnográficos e históricos.
Presa de Chira
El valor de la osamenta de aquel antiguo mar de
plataneras debe ser reconocido, pero no basta con
aparecer en catálogos de protección de ámbito municipal o
en cartas etnográficas (documentos secundarios repletos
de
errores),
sino
en
dejar
que
algunas
grandes
infraestructuras de la isla (como p.e., las presas de Cuevas
Blancas [17], San Lorenzo, Soria, Chira, Ayagaures o
Caidero de la Niña) puedan llegar a ser declaradas Bienes
de Interés Cultural. Son obras únicas y singulares.
7.351 construcciones notables que constituyen el mejor
producto cultural que tenemos de aquella gran batalla del
agua insular que nuestros antepasados tuvieron que
59
luchar para regar la platanera, «la gran consumidora de
agua». Las fincas fabricadas han sido destruidas.
Canal de riego (Jaime O'Shanahan mdC - ULPGC)
Tubería instalada para una presa de 20 o 24 metros de altura
sobre cauce. PRESA DE CUEVAS BLANCAS (J. González)
60
Estanque del S XIX con notorios valores etno-históricos
Escaleras y muro del Estanque de Sacateclas en Telde
Un Monumento de Ingeniería de GC (Fotos J. González)
61
GRAN CANARIA
Paisaje artificial rural y urbano, antiguo y monumental (FEDAC)
El patrimonio hidráulico que existe en Gran Canaria,
conformado por presas de embalse, canales, tuberías,
estanques/depósitos,
(tomaderos
o
pozos,
presas
de
galerías,
y
derivación,
lo
demás
cantoneras,
estructuras auxiliares, etc.), debe estar en igualdad de
condiciones con los otros patrimonios culturales e
históricos que hay en la isla. En Gran Canaria, desde 1992
hasta 2012, no se ha declarado Bien de Interés Cultural
ninguna presa de embalse, ningún estanque, ni un solo
62
canal, ninguna tubería, ni un pozo, ninguna galería. Ni
siquiera una combinación de pozo y galería. Más de 7.351
obras
hidráulicas,
donde
hay
muchas
que
son
construcciones notables, pero ninguna ha llegado a ser
declarada BIC desde 1992.
Presa de Chira (Enero de 1964 – Vigilancia de Presas)
Si la legislación canaria dice que se pueden llegar a
«declarar como bienes de interés cultural aquellos
integrantes del patrimonio histórico canario que merezcan
una singular protección y tutela», podemos entonces
pensar que en los últimos 20 años el Cabildo Insular de
63
Gran Canaria (el Servicio de Patrimonio Histórico) ha
considerado que ninguna presa de embalse, canal,
tubería, estanque/depósito, pozo o galería, de los siglos
XIX y XX, merece una singular protección y tutela.
No se entiende que de 7.351 construcciones de nuestro
patrimonio
hidráulico, una
cifra
cuyo
paisaje
tanta
admiración causó a propios y extraños en las décadas
verdes (plataneras) del siglo XX, no haya ni una sola que
merezca una singular protección y tutela por parte de
todos (nuestro Cabildo Insular de Gran Canaria).
Presa de Cuevas Blancas (Foto J. González)
64
Tubería, coladero, canal y presa en Cuevas Blancas (Emalsa)
Saénz de Oiza escribió en 1984 unas bellas líneas de
homenaje a la memoria del Ayudante de Minas Emilio
Fernández González, autor de varios artículos muy
interesantes sobre lluvias y captaciones de agua en Gran
Canaria entre los años 50 y 80. Reproducimos ahora unos
fragmentos de aquellas grandes líneas para plantear que
en Gran Canaria son muchas las obras hidráulicas
singulares (presas, estanques, pozos, galerías, canales y
tuberías) que ostentan notorios valores etnográficos e
históricos para llegar a ser algún día declaradas Bienes de
Interés Cultural (Monumentos de Ingeniería); y que
merecen, por tanto, una singular protección y tutela por
parte del Cabildo Insular de Gran Canaria. Y con ello, su
65
cuidado, reconocimiento y promoción insular, regional,
nacional y mundial a través de la máxima figura de
protección del patrimonio histórico español.
Por la variedad omnicomprensiva de los métodos
empleados en su aprovechamiento, por la magnitud de
los trabajos realizados, por la singularidad de muchos
de ellos, por la participación masiva en este aleatorio
negocio, la explotación del agua en Canarias
presenta
unas
características
probablemente
irrepetibles.
Embalses
convencionales,
depósitos
artificiales,
desalinización de aguas salobres y marinas, reutilización
de aguas residuales, enarenados, gavias de bebedero,
pozos, galerías, combinaciones de ambos, intentos de
modificación de la lluvia, condensación artificial, todo, en
suma, cuanto ha ingeniado el hombre, se puede
encontrar en las islas Canarias.
Más de 1500 Km de galerías, millares de pozos, muchos
centenares de presas y depósitos, varios miles de
kilómetros de canales y tuberías en un archipiélago de
7.000 Km2, son un buen exponente del esfuerzo
desplegado. [18]
José Saénz de Oiza, 1984
Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos
66
Perfil Tipo Presa del Cardoso (lo proyectado en 1911)
Dibujado por el técnico Jaime González Pérez (SHLP)
Presa del Cardoso. Lo construido, un talud liso (SHLP)
67
Presa inacabada en el Barranco de la Agujerada (SHLP)
Muro de mampostería y revestimiento del vaso
Según la Comisaría de Aguas de Las Palmas, la Presa de la Agujerada
en Valsequillo se diseñó en 1939 con 30 metros de altura sobre cauce y
tiene 15 metros de altura. La presa fue incluida en el Inventario de
Grandes Presas del Proyecto Canarias SPA-15 (SGOP – 1971).
68
Más aún que la tierra, es el agua un espejo fiel de las condiciones
concretas que dominan en cada época y en cada lugar.
Pietro Bonfante, 1926
Sobre ese esfuerzo desplegado en las islas por captar,
almacenar y transportar el oro líquido, especialmente en
Gran Canaria, encontramos en el magnífico artículo El
paisaje del agua en Gran Canaria [19], del maestro
geógrafo Ramón Díaz Hernández, una valoración de
nuestras obras hidráulicas (presas, estanques, canales,
galerías, pozos, cantoneras) como «piezas maestras»
singulares. Piezas maestras que tienen notorios valores
etno-históricos. Y de todas ellas, hay que destacar a las
presas de embalse, porque las presas son "algo más" que
una estructura [20].
También planteó mi profesor de geografía en su ensayo
una cuestión muy interesante sobre el valor artístico que
tienen estas obras de ingeniería, al decir que son
«susceptibles de producir emociones y de conmover
profundamente a los que las contemplan». Y es que las
presas de embalse, los estanques/depósitos, los canales,
las tuberías, las galerías, los pozos y las demás
manifestaciones hidráulicas que podemos observar en
nuestras
Islas
Canarias
(obras
complementarias,
accesorias, estructuras auxiliares, etc.), pueden tener y
69
tienen una valoración artística tan importante y tan
significativa como la que se atribuye a las obras de épocas
pasadas. Tienen notorios valores artísticos.
Canal de la Presa de Soria / Canal La Lumbre
(Foto cedida por la familia de D. Fermín Monzón)
Recomiendo la lectura del ensayo de Díaz Hernández
sobre el paisaje del agua en Canarias, aunque no
comparto sus esperanzas en lo relativo a la elaboración de
Cartas Etnográficas por parte de Cabildos y Municipios y la
redacción de catálogos e inventarios de protección desde
las administraciones para su conocimiento real, valoración
y protección. Y esto es así porque las cifras de los bienes
hidráulicos que aportan las cartas, inventarios y catálogos
modernos son irreales, no se acercan a lo construido.
70
Es forzoso destacar los esfuerzos titánicos del agricultor en lucha
constante con la Naturaleza, y referirnos al triunfo que conoce el
esfuerzo y la fe, en combate tan desigual, consiguiendo crear
aquella maravilla de fertilidad y riqueza que describe el turista que
pasa por Canarias. Rafael Díaz-Llanos y Lecuona, 1953
En las dos últimas décadas el investigador y maestro
Francisco Suárez Moreno también ha destacado en sus
numerosos trabajos sobre la materia el interés notable
que a nivel mundial tienen los bienes patrimoniales que
conforman la cultura del agua en Canarias (minas de
agua, galerías, pozos, acequias, tanques y albercones,
cantoneras, presas, etc.). Construcciones notables.
Por lo que respecta a las presas de embalse construidas
en
Canarias,
Suárez
Moreno
dice
en
su
artículo
Estrategias y arquitecturas del agua en Gran Canaria
(Siglos XV-XX) que «las presas representan otro
importante jalón en la historia hidráulica de la isla». De
los tanques – cuevas señala que son muy curiosos y
singulares, y en la Guía del Patrimonio Etnográfico de
Gran Canaria (2005) añade que son «únicos» [21]. Y con
estos dos ejemplos, presas y tanques-cuevas, podemos
resaltar y decir que lo que es único, singular, interesante,
importante, etc., en un determinado escenario cultural
(Gran Canaria), tiene que tener posibilidades expansivas
de poder llegar a ser declarado BIC.
71
Presa de Cuevas Blancas (Foto Ejercito del Aire-1954)
Comisaría de Aguas de Las Palmas
72
Toma de agua. Presa de CUEVAS BLANCAS
Constructor: Entrecanales y Távora S.A. (J. González)
73
En Gran Canaria, el enorme, gigantesco y rico patrimonio
hidráulico
también
está
conformado
por
las
obras
complementarias o accesorias (tomas de agua, llaves,
cantoneras, escalinatas, muros de protección perimetral,
rampas de acceso, etc.), pero en este ensayo también
queremos resaltar los notorios valores etno-históricos que
tienen las estructuras auxiliares (levantadas para la
construcción), algunas de ellas muy visibles en el territorio
y con una elevada carga de sensibilidad.
Estructura auxiliar. Presa de las Cuevas de las Niñas
Presa de Majada Alta (1935 – 1959) (J. González)
74
Silos de la Presa de Soria (J. Gonzálvez)
10 de mayo de 1963. Barranco de Soria. Uno de los
sondistas del Servicio Geológico de Obras Públicas
escribió la siguiente nota:
«a 3 1/2 de la tarde en los Silos de la Arena se
quedaron 5 hombres sepultados de los cuales uno se
sacó con vida, los demás se sacaron a las cuatro de la
mañana, teniendo que estar toda la noche a turnos
sacando la arena hasta poder sacar los cadáveres».
75
Vista de los SILOS. Presa de Soria (J. Gonzálvez)
Las estructuras auxiliares, como p.e., los silos o los macizos
de apoyo de las grúas utilizadas para la construcción de la
bóveda; las obras complementarias, como el Tanque de la
Cantera localizado “en alto” o el canal Soria – La Lumbre; y la
obra principal, la Presa de Soria, forman un conjunto de
manifestaciones notables etno-históricas de aquella batalla
del agua que llevó a cabo la Comunidad La Lumbre entre las
décadas de 1950 y 1970.
La Presa de Soria siempre ha sido uno de los miradores más
notables e interesantes de la cumbre de Gran Canaria,
además de camino para senderistas y deportistas. Esta presa
bóveda, sus obras complementarias y sus estructuras
auxiliares merecen una singular protección y tutela como
monumento de ingeniería.
76
Presa de Chira
Estructura auxiliar y maquinaria (1961 – 1964) Chira
77
Presa de Chira, finca y Chalet (SHLP)
Por otro lado, junto a las presas de embalse, tomaderos,
estanques/depósitos, pozos, galerías, canales, tuberías,
cantoneras, estructuras auxiliares, etc., que son miles de
hitos históricos de particulares, comunidades, heredades y
administraciones, también queremos destacar en el
presente ensayo el gran valor etno-histórico que tienen los
depósitos de escombros asociados a las obras hidráulicas,
así como las canteras, las edificaciones singulares (como
el Chalet de la Presa de Chira) y, de forma especial, las
dos
fincas
o
jardines
construidas
(fabricadas
con
escombros de las obras) por el Cabildo Insular de Gran
Canaria en sus grandes presas de Ayagaures y Chira.
78
En nuestro escenario cultural hidráulico, las canteras y los
depósitos de escombros (áridos, mampostería seca, arena
de barranco) también forman parte del paisaje etnográfico
e histórico de las obras hidráulicas. En el estudio realizado
de la Presa de Tamadaba [22], junto a las demás obras de
ingeniería que hay en el Cortijo de Samsó (presas,
estanques, canales, tubería, etc.), se destacó el valor
etnográfico que tenían las canteras y los depósitos de
piedras preparados para construir otra gran presa en el
Barranco de las Lajas. En este caso, un valor cultural cuya
concepción deriva de lo diseñado y lo no construido.
Por último, el Chalet de Chira y los jardines fabricados
junto a las dos grandes presas construidas en bloque por
el Cabildo Insular de Gran Canaria son manifestaciones
culturales del presista Simón Benítez Padilla.
El Chalet de la Presa de Chira (J. González)
79
Túnel de Tejeda (SHLP)
80
NOTA INFORMATIVA FINAL
Dice
el
Ingeniero
de
Caminos
Francisco
Bueno
Hernández en el punto LAS PRESAS DEL SIGLO XX de
su artículo Las presas históricas españolas. Ingeniería y
patrimonio, que «no solo las presas de cierta antigüedad
son
las
que
deben
considerarse
históricas.
La
contemporánea también es Historia. Y un buen número de
presas construidas a lo largo del siglo XX pueden y deben
tener tal consideración y ello por muy diversos motivos, al
margen de los sociales y económicos. Algunas están
reconocidas a nivel internacional y aparecen en manuales
no sólo de ingeniería, sino de arte o patrimonio, en
igualdad de condiciones con edificios o patrimonio
industrial. Resulta paradójico que en España se conozcan
y reconozcan menos que en muchos otros países.» [23]
En este sentido, podemos decir que las presas de
embalse, los pozos, las galerías, los estanques/depósitos,
los canales, las tuberías, y las demás obras hidráulicas
construidas durante la batalla del agua (Siglo XX), también
son Historia. Y son muchas las obras hidráulicas que
deben estar en la relación de Bienes de Interés Cultural
con la categoría de Monumento de Ingeniería. Muchas.
81
82
1902
1959
1948
San Lorenzo
Soria
Caidero de la Niña
1958
1972
1933
1945
Acta
62
132
35,5
46,4
122
28
16
mts
mts
29,2
Altura sobre
cauce
Altura con
cimientos
Perfil especial/hormigón mamposteado/barranco
Presa bóveda/estructuras auxiliares/cerrada
Escalonado pie del talud aguas abajo
Perfil especial/cimientos/terreno (laguna)
Observaciones
22 de marzo de 2012
19 de enero de 2012
11 de agosto de 2011
28 de julio de 2011∗
Solicitud de BIC
al Cabildo de GC
BIC 3/2011
Expediente
∗ Informe técnico desfavorable del Cabildo Insular de Gran Canaria (20 de septiembre de 2011) porque no está comprobada la construcción de la cimentación (?)
1936
Proyecto
Cuevas Blancas
Presa
Tabla. Relación de las grandes presas con solicitud de declaración de BIC (Monumento de Ingeniería)
En las conclusiones del artículo CONSTRUCTION OF
LARGE
DAMS
IN
THE
CANARY
ISLANDS
(CONSTRUCCIÓN DE GRANDES PRESAS EN LAS
ISLAS CANARIAS), enviado en septiembre de 2011 al
XXIV Congreso Internacional de la Comisión Internacional
de Grandes Presas (ICOLD-CIGB) - Kyoto (Japón) 2012,
planteábamos que en el siglo XXI debíamos de reconocer
los notorios valores históricos que tienen las grandes
presas de embalse que han sido construidas en las Islas
Canarias [24]. Especialmente las presas de mampostería
(de fábrica pétrea), al ser las Islas Canarias (Gran Canaria)
«la última región del mundo occidental donde se emplean
de forma sistemática las fábricas de mampostería para la
construcción de grandes presas» [25].
La primera etapa hidráulica en Gran Canaria fue indocta y
espontánea, con un recurso –las aguas continuas– que fue
derivado a través de surcos. La segunda etapa fue una
transición, de los surcos al subsuelo. Insuficientes las
aguas continuas superficiales, el grancanario buscó las
lentas corrientes bajo los álveos y las derivó con drenes
abiertos en los acarreos de los cauces o las elevó de
someros pozos. Surcos, minas de barranco, pozos. Y
comenzó a poner azudes en los cauces a las aguas
discontinuas y derivarlas a pequeños estanques.
83
La tercera etapa hidráulica en Gran Canaria fue grandiosa,
sorprendente, enorme, gigantesca, explosiva. Fue, en
palabras de un Presidente del Cabildo Insular de Gran
Canaria, el tiempo de la minería del agua. Siglo XX.
Presas del Pinto (Vigilancia de Presas)
Pero con el alumbramiento de las aguas subterráneas,
obra de la iniciativa particular, también se construyeron
canales y tuberías para trasvasar el agua de unas cuencas
a otras, desde la cumbre y medianías hasta las fincas
fabricadas en las costas incultas; estanques/depósitos,
para almacenar el agua en lo alto o en el interior de las
propias fincas; y grandes y pequeñas presas de embalse,
84
para captar y/o almacenar las aguas discontinuas o
subterráneas. Todo un ejemplo de esfuerzo y de lucha por
el agua. Más de 7.000 obras hidráulicas. Un número muy
superior a las cifras que hay en los documentos modernos.
La cuarta etapa fue la de la terminación de obras
hidráulicas de mampostería ciclópea y la construcción de
obras de hormigón mamposteado, de hormigón y las
presas de materiales sueltos de Tirajana y Siberio.
También se construyeron obras hidráulicas curiosas e
interesantes en los 70 y principios de los 80, fruto de la
fuerte tradición que había con la piedra (tercera etapa).
Estanque-balsa construido entre 1978-1981 en el Sur de Gran Canaria.
Destruido en 2009-2010 (por construcción de carretera) (J. González)
85
En el capítulo Presas de fábrica en España, de la
grandiosa y gigantesca obra Ingeniería de Presas. Presas
de fábrica [26], los dos autores entienden por “presas
históricas” a las anteriores al siglo XIX, ya que es cuando
se produce en España «la transición desde un periodo de
diseño intuitivo a otro basado en los principios de la
Mecánica Racional». En las Islas Canarias esta transición
ocurre cuando se pasa de hacer diseños de presas
intuitivas en la década de los 60 del siglo XIX al diseño y
construcción de grandes presas a principios del siglo XX
acordes a la Mecánica Racional.
Juan León y Castillo. Perfil tipo “equivocado” (FEDAC/AHP)
Así, en Gran Canaria se diseñaron 7 grandes presas con
perfil muy robusto en 1862 por parte del Ingeniero de
Caminos Juan León y Castillo en el angosto Barranco de
86
Tamaraceite, pero habría que esperar a la primera década
del siglo XX para la tramitación de Proyectos y
construcción de grandes presas con perfiles tipo de
inspiración Racional (San Lorenzo, represa del Pinto, etc.)
La represa del Pinto (Perfil tipo Racional) VP
Pinto. Perfil de lo proyectado (J. González Pérez)
87
Al no haber “presas históricas” construidas en Gran
Canaria, podemos entonces reconocer el valor histórico
que tienen las grandes presas de mampostería diseñadas
y construidas entre 1902 y 1964. Desde la Presa de San
Lorenzo, cuyo proyecto tiene fecha de octubre de 1902, a
la finalización de la vieja obra de Chira en 1964, del
Cabildo Insular de Gran Canaria.
Ficha Presa de Chira (J. González)
Aunque la construcción de mampostería continuó hasta
principios de la década de 1970, se ha escogido la fecha
de 1964 no sólo por la finalización de la mayor presa de
embalse construida por la Corporación Insular, sino porque
Vigilancia de Presas inició su etapa en Canarias en enero
de 1964. Ese año marcó un antes y un después en la
construcción de grandes presas, así como en su
valoración histórica. Desde las construcciones antiguas,
las presas de fábrica pétrea, a las construcciones
modernas, presas de Ariñez, Siberio, Tirajana, Conde y
Cueva Blanca. En medio, una transición de presas de
88
mampostería (por finalización o recrecimientos) y de
hormigón mamposteado (Parralillo, Fataga, Gambuesa)
[27]. Y, por supuesto, la construcción de la única presa
bóveda en Canarias (Soria). Pero en Gran Canaria todas
estas obras hidráulicas tienen notorios valores históricos y
etnográficos, al igual que los miles de estanques, los
millares de pozos, los cientos de galerías, la tupida red de
conducciones (canales y tuberías), y lo demás que existe
por su construcción en mi isla, GRAN CANARIA.
En Cuevas Blancas (Foto Roberto San Miguel del Hoyo)
Por lo demás, opino que la Presa de Cuevas Blancas debe
ser Bien de Interés Cultural (Monumento de Ingeniería).
Gran Canaria, abril de 2012
89
REFERENCIAS
[1]
VOZ DEL NORTE. Política hidráulica. Guía de Gran
Canaria, Año I, Nº 6
[2]
BENÍTEZ PADILLA, S. Gran Canaria y sus obras
hidráulicas. Cabildo Insular de Gran Canaria, 1959
[3]
SUÁREZ MORENO, F. y SUÁREZ PÉREZ, A. Guía del
Patrimonio Etnográfico de Gran Canaria. Cabildo Insular
de Gran Canaria, 2005
[4]
MACAU VILAR, Federico. Estudio hidrológico de Gran
Canaria, Patronato de la Casa de Colón, Anuario de
Estudios Atlánticos 3, 1957
[5]
MACAU VILAR, Federico. El Problema Hidráulico
Canario. El Museo Canario. Las Palmas de Gran
Canaria, 1960
[6]
DÍAZ-LLANOS Y LECUONA, R. Síntesis de la Economía
de Canarias, Ed. Roel, La Coruña, 1953
[7]
GONZÁLEZ GONZÁLVEZ, J. Presa de Soria. Una
historia de proyectos, informes y notas informativas.
Gran Canaria (1935 – 1972), 2010
[8]
HERNÁNDEZ RAMOS, Juan. Las Heredades de Aguas
de Gran Canaria. Madrid, 1954
[9]
SÁENZ RIDRUEJO, F. Manuel Alonso Franco: maestro
de presas. Revista de Obras Públicas, Nº 3509
(Ejemplar dedicado a: Brasilia 2009: XXIII Congreso
Internacional de Grandes Presas), págs. 99-102, 2010
90
[10]
GONZÁLEZ GONZÁLVEZ, J. XYZT Presa de Chira. De
presa de derivación a presa de embalse. Gran Canaria
(1930 – 1964) (Pendiente de publicar)
[11]
GONZÁLEZ GONZÁLVEZ, J. Construcción, recrecido e
incidente de la Presa de Martinón (San Lorenzo) Gran
Canaria (1902 – 1988), 2009
[12]
GONZÁLEZ GONZÁLVEZ, J. La Presa de las Cuevas de
las Niñas en Majada Alta. Construcción, estabilidad, obra
y terreno. Gran Canaria, (1930 – 2009), 2009
[13]
FERNÁNDEZ GONZÁLEZ, E. Un poco de historia:
curiosidades sobre las captaciones de agua en Gran
Canaria.
SIMPOSIO
HIDROLOGÍA
DE
INTERNACIONAL
TERRENOS
SOBRE
VOLCÁNICOS.
Lanzarote – Islas Canarias 4/8 de Marzo de 1974. Edita
Centro de Estudios y Experimentación de Obras
Públicas (CEDEX) Madrid, 1987
[14]
MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS. DIRECCIÓN
GENERAL DE OBRAS HIDRÁULICAS. Estudio científico
de los recursos de agua de las Islas Canarias (Informe
General 2), Fondo Especial de Naciones Unidas,
UNESCO, Madrid, 1972
[15]
SÁENZ DE OIZA, J. Datos generales sobre las islas del
Archipiélago Canario y sobre los trabajos hidrológicos
realizados por el Servicio Geológico de Obras Públicas y
por
el
Proyecto
INTERNACIONAL
Canarias
SPA-15.
SIMPOSIO
SOBRE
HIDROLOGÍA
DE
TERRENOS VOLCÁNICOS. Lanzarote – Islas Canarias
4/8 de Marzo de 1974. Edita Centro de Estudios y
91
Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) Madrid,
1987
[16]
MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS. DIRECCIÓN
GENERAL DE OBRAS HIDRÁULICAS. Estudio científico
de los recursos de agua en las Islas Canarias
(SPA/69/515), Programa de las Naciones Unidas para el
Desarrollo, UNESCO, Madrid, España, 1975
[17]
GONZÁLEZ GONZÁLVEZ, J. La Presa de Cuevas
Blancas en la cumbre de Gran Canaria: proyectos,
cimientos, sondeos y cemento (1905 – 1971). “El
conocimiento de los recursos hídricos en Canarias
cuatro décadas después del proyecto SPA-15. LPGC,
2011
[18]
FERNÁNDEZ GONZÁLEZ, E. Curiosidades sobre las
captaciones de agua en Gran Canaria. Boletín de
información agraria el Campo. Octubre – Diciembre
1984/nº 96. Banco de Bilbao. Servicio de Estudios,
Bilbao, 1984
[19]
DÍAZ HERNANDEZ, R. El paisaje del agua en Canarias.
Ciclo en torno al agua en Canarias, (págs, 121-148)
2006
[20]
DÍEZ-CASCÓN SAGRADO, J. Y BUENO HERNÁNDEZ,
F. Las presas y embalses en España. Historia de una
necesidad. I. Hasta 1900. Ministerio de MA. 2003
[21]
SUÁREZ MORENO F. Estrategias y arquitecturas del
agua en Gran Canaria (siglos XV-XX). Crónicas de
Canarias. Edición de la Junta de Cronistas de Canarias,
2005
92
Perfil de Cuevas Blancas con los cimientos ya construidos
93
[22]
GONZÁLEZ GONZÁLVEZ, J. Siete presas, nueve
estanques y una tubería. Cortijo de Samsó – Tamadaba.
Gran Canaria (1907 – 2009), 2009
[23]
BUENO
HERNÁNDEZ,
F.
Las
presas
históricas
españolas. Ingeniería y patrimonio. Actas del Quinto
Congreso Nacional de Historia de la Construcción,
Burgos, 7-9 junio 2007, eds. M. Arenillas, C. Segura, F.
Bueno, S. Huerta, Madrid: I. Juan de Herrera, SEdHC,
CICCP, CEHOPU, 2007
[24]
GONZÁLEZ GONZÁLVEZ, J. Construction of large dams
in the Canary Islands. XXIV Congreso Internacional de la
Comisión Internacional de Grandes Presas (ICOLDCIGB) - Kyoto (Japón) 2012
[25]
SALDAÑA ARCE, D. Presas de mampostería en
España. Tesis Doctoral. Universidad de Santander, 2011
[26]
DÍEZ-CASCÓN SAGRADO, J., BUENO HERNÁNDEZ,
F. Ingeniería de Presas: presas de fábrica. Universidad
de Cantabria. Santander, 2001
[27]
GONZÁLEZ GONZÁLVEZ, J., SANTAMARTA CEREZAL, J.
C. Singularidades y evolución técnica de la ingeniería de
presas en las Islas Canarias. Revista de Obras Públicas
Número 3530: págs. 33-50, 2012
94

Documentos relacionados