El Gran Casino de la Rabassada

Comentarios

Transcripción

El Gran Casino de la Rabassada
El Gran Casino de la Rabassada
Su historia
www.fotosdebarcelona.com
www.fotosdebarcelona.com/blog
El Gran Casino de la Rabassada
Plano de la fachada exterior. Documento: Archivo Municipal de Sant Cugat.
Los Orígenes
w.
www.fotosdebarcelona.com
b.
www.fotosdebarcelona.com/blog
La historia del Gran Casino de la Rabassada va inexorablemente
El acceso de los barceloneses a Collserola, sino definitivamente
unida al crecimiento económico y expansivo de Barcelona en la zona
resuelto, era ya una realidad. La cumbre del Tibidabo recibía cada
del Tibidabo a principios del siglo XX. El aumento de la ciudad en
vez más visitantes. Contaba, en estos inicios, con
ese punto se había detenido por obligación ante la falda
un pequeño número de atracciones, entre
de la montaña y había que aprovechar todo ese bello
las que cabe citar: una sala de tiro,
paisaje natural de alguna manera encontrándose
exposición
en la sierra de Collserola un terreno virgen
de
antigüedades
y fotografías, estación de
donde instalar centros de esparcimiento y
palomas mensajeras, gran
recreo, entre otros.
proyector eléctrico, un
enorme telescopio y un
Se comienza a finales del siglo XIX,
salón de fiestas. Este
impulsado
hecho, unido al marco de
dicho
crecimiento
por
el
farmacéutico Salvador Andreu, que funda
auténtica majestuosidad
una sociedad con el nombre de Sociedad
que ofrecía el lugarhizo
Anónima El Tibidabo. También se erige en la
que una poderosa empresa
zona, por parte de los Salesianos, un templo
se interesara en un nuevo y
dedicado al Sagrado Corazón de Jesús y en el
ambicioso proyecto.
año 1888 se construye, en un tiempo brevísimo, una
carretera que permitiría a la Reina Regente María Cristina
El entusiasmo que vivía Barcelona a principios
poder acceder a la cumbre para disfrutar del bello paisaje natural.
del siglo XX y la circunstancia de que el juego estuviese
El 29 de octubre de 1901 se inaugura el ferrocarril funicular, diseño
perfectamente tolerado, intervienen para tomar la decisión de crear
realizado por los ingenieros Lluís Muntadas y Marià Rubio, acudiendo al
el prototipo de un magnifico palacio de fiestas. La Sociedad Anónima
acto inaugural multitud de espectadores. Entre los festejos anunciados
La Rabassada, con capital mayoritariamente francés, no escatimó
figuraba el disparo de un castillo de fuegos artificiales y la bendición
esfuerzo en dicho proyecto instalando un gran complejo lúdico capaz
de la ceremonia por parte del Cardenal Casañas. Sucesivamente se
de igualar y superar en comodidades, alicientes y lujo a los mejores
van construyendo e incorporándose al lugar numerosos e interesantes
centros turísticos del mundo eligiendo para ello el marco de auténtica
proyectos que en corto plazo se hacen realidad, como el Observatorio
majestuosidad que ofrecía el punto conocido como La Rabassada.
Fabra en 1901 o el Museo de Física de Ferràn Alsina en el año 1905. En
vista del éxito obtenido,
la Sociedad Anónima
El Tibidabo acomete
la
construcción
de
una nueva línea de
tranvías
plaza
en
de
hasta
la
Verdaguer
Vallvidrera,
con
un recorrido final de
cuatro kilómetros. El
28 de octubre de 1906
consuma
su
primer
trayecto el funicular
de Vallvidrera. Digno
de
mención
pequeño
es
el
ferrocarril
eléctrico “Mina Groot”,
realización de Carles
La cima del Tibidabo antes de la instalación del parque de
Atracciones. De izquierda a derecha: el mirador de la Reina, la
estación superior del funicular, la torre de la Sociedad Colombófila,
el Restaurante y la Torre de las Aguas.
G. Montañés en 1906.
Ermita primitiva construida en el punto más alto de
la cima del Tibidabo en 1886. Aún se conserva junto al
Templo actual.
@.
[email protected]
t.
93 414 73 06
El Hotel
w.
www.fotosdebarcelona.com
b.
www.fotosdebarcelona.com/blog
En 1899, y como parte de este proceso de la progresiva
También disponía de seis gabinetes y de catorce habitaciones
urbanización de la montaña, se inaugura el Gran Hotel-
que estaban ubicadas en los pisos primero y principal.
Restaurante de la Rabassada, obra del arquitecto parisino
La situación privilegiada del lugar y la prosperidad
M. Lechavallier Chevignard, edificado en la carretera
de las instalaciones llamaron la atención de los
de San Cugat del Vallés y dentro del término
capitalistas franceses en 1908 que vieron la
municipal de esta población. El hotel, al que
había que llamar al teléfono 6204
posibilidad de transformar el complejo
para
existente por uno mucho mayor,
reservar y que mezclaba con más osadía
el centro del cual fuese un casino.
que gracia diversos estilos habituales de la
t
an
ur
ta
s
Re
época. (modernista, neomozárabe….), se convierte
en uno de los centros de la Barcelona más glamurosa.
Disponía de oratorio público (lo que hoy sería sala de actos),
restaurante a la carta y cubiertos desde 5 pesetas. El hospedaje
tenía un precio mínimo de 9 pesetas sin desayuno. Tenía un gran
comedor de 25x12 metros capaz de albergar 800 comensales y un
belvedere o terraza-mirador de 4x10 m. situado a unos trescientos
metros sobre el nivel del mar, desde donde se podía contemplar el
lugar donde estaban situadas las atracciones y observar el magnifico
a
et
ill
rv
e
S
de
l
de
al
in
g
ri
lo
de
pe
a
p
Con este objetivo se creó la empresa La
Rabassada Sociedad Anónima que en 1909
compró el hotel-restaurante y grandes cantidades
terreno boscoso para construir jardines y dar cabida
a las futuras atracciones. Esta empresa se inscribió en el
Registro Mercantil de Barcelona el 14 de enero de 1910 con el
nombre oficial de La Rabassada Sociedad Anónima Inmobiliaria de
Sports y Atracciones con un capital social inicial de 1,5 millones de
pesetas.
panorama de las montañas más cercanas, de lo cual se presumía en
los folletos de la época que decían: “... La situación topográfica,
desde el punto de vista pintoresco y sano, no tiene rival en Europa…”.
Vistas de los salones-comedores
Como garantía se constituyó una hipoteca sobre los inmuebles de las
instalaciones.
El 4 de septiembre de 1910, ante la expectación inusitada que
producían las obras de transformación, se abría temporalmente el
espléndido restaurante bajo la batuta de un chef expresamente traído
desde París. La Orquesta Tziganes, dirigida por el maestro Frank
Bertrand, amenizaba las horas de las comidas. En los cuidados jardines
convivían plantas de diversas partes del mundo.
Brigada de cocineros.
1-Jefe de cocina (francés) 2- Encargado (francés)
3- Salsero (español) 4- Repostero (francés)
@.
[email protected]
t.
93 414 73 06
El Casino
w.
www.fotosdebarcelona.com
b.
www.fotosdebarcelona.com/blog
En 1911, el complejo se amplía con una obra de gran lujo y
dimensiones. Es un ambicioso proyecto llevado de la mano del
arquitecto Andreu Audet i Puig con un presupuesto insólito para
la época: 2,5 millones de pesetas que nunca fue recuperado por la
sociedad gestora. De hecho, ridiculizó mucho el coste de monumentos
coetáneos tan destacados como el Arco de Triunfo y al actual Museo
de Ciencias Naturales creados ambos para la Exposición Universal
de 1888. Los diarios del momento anuncian a bombo y platillo la
apertura del casino para el día 15 de julio de 1911 proclamando:
“… Casino particular. Juegos varios. Restaurante
de lujo. Atracciones americanas. Scenic
Railway,
Cake
Walk,
Rowling
Halleys. Entrada 0,50 pesetas
…”. El día de la inauguración se
Vista general con el Water Chute en primer plano
sirvió un gran banquete para 300
invitados. El lujo del complejo
era impresionante.
Los edificios del casino estaban
distribuidos a lo largo de la carretera.
La entrada principal estaba flanqueada por
una gran reja con dos taquillas a los lados. A la derecha
y por una galería se llegaba al Salón-Concierto y al Restaurante. Del
Salón-Concierto salía una terraza y una galería que daba al belvedere
o mirador. Por la otra parte, hacia la izquierda de la entrada principal,
estaba el casino propiamente dicho, con un vestíbulo, guardarropía,
servicios y dos salas de juego.
En el primer piso disponía de un agradable comedor con una elegante
rotonda e incluso se constituyó un Círculo de Extranjeros con el fin
de proporcionar a éstos una estancia agradable y facilitarles una
forma de relación tal y como se había constituido en otros puntos del
La monumental escalera doble de acceso a las atracciones de la zona inferior.
país, como en San Sebastián. Existía también un bar y un restaurante
para uso exclusivo de los socios extranjeros. Se completaba con un
elegante music-hall y un teatro con capacidad para 200 personas.
Planta de las instalaciones y de las atracciones.
Documento del Archivo Municipal de Sant Cugat
@.
[email protected]
t.
93 414 73 06
Terraza y mirador.
El edificio que sobresale en el fondo todavía hoy se mantiene en pie aunque en un
estado de abandono lamentable.
De izquierda a derecha y de
arriba a abajo:
1- Detalle de las
impresionantes montañas
rusas
2- Tal era la expectación
y la popularidad de estas
atracciones que incluso
los que tenían perros
querían compartir esta
experiencia con ellos, por
muy asustados que éstos
estuvieran.
3- Subida final del recorrido
4- Túneles del Scenic
Railway. Todavía hoy se
conservan en muy buen
estado aunque casi tapados
por la vegetación.
5- Vagoneta del Water
Chute cayendo desde la
rampa al estanque de agua.
En el sótano se encontraba la bodega y una sala de billar.
Dos amplias escalinatas que arrancaban de la fachada posterior del edificio conducían a las atracciones al aire libre. Lo primero que destacaba
era la enorme montaña rusa, Scenic Railway, con más de dos kilómetros de recorrido y desniveles de más de 25 metros de altura. Gran parte del
trayecto discurría por túneles soterrados, algunos de los cuales todavía se conservan bastante bien, concretamente tres de ellos que aún existen.
Dos tienen cuatro metros de ancho por cinco de alto y conservan la salida. El tercero, en cambio, fue tapiado y no tiene salida posible. A lo largo
del tiempo se utilizaron para hacer pasar las vagonetas y guardarlas y más tarde como bodegas y almacenes.
El parque de atracciones estaba inspirado en otros parques como el de Londres, Nueva York, París o Berlín tal y como lo demuestran muchos de
los nombres de las atracciones que había: Cake Walk Building, Palais du Rire (palacio de la risa que disponía de multitud de espejos cóncavos y
convexos), Féu de Boules (juego de bolos), Scenic Railway, Lawn Tennis, Croquet, Maison Hantée (Casa encantada), Carroussels, tiro de flecha y
de fusil.
La más alta
aristocracia
de Barcelona,
España y
Europa se
daban cita en
el complejo.
Auténtico lujo
y glamour de
principios del
siglo XX.
w.
www.fotosdebarcelona.com
b.
www.fotosdebarcelona.com/blog
Además de la clásica ruleta, el juego
de azar favoritos de los visitantes del
Casino era sin lugar a dudas la Ruleta
de Caballos.
Ficha de juego de 50 pesetas.
Las atracciones preferidas por los visitantes eran el Scenic Railway y el Water-Chute,
cuyas barcas atravesaban 65 metros de pendiente del 20% para lanzarse a un lago de
77x20 metros.
Concepto
Importe
Compras de terrenos
900.000 ptas
Compras de inmuebles
150.000 ptas
Construcciones hechas
200.000 ptas
Subvención tranvía
150.000 ptas
Se ponían incluso a disposición de los clientes imponentes automóviles que salían del
Atracciones
250.000 ptas
centro de la ciudad, desde el número 1 de la Puerta del Ángel con destino al Casino,
Automóviles y gastos generales
250.000 ptas
Construcciones diversas y mobiliario
350.000 ptas
Instalaciones eléctricas y otros
100.000 ptas
Publicidad en España y extranjero
150.000 ptas
La entrada costaba 0,50 pesetas y daba derecho a elegir una atracción. También se podía
comer a partir de cinco pesetas.
haciéndolo cada hora desde las 9,30 hasta las 22,00 de la noche ininterrumpidamente.
2.500.000 ptas
TOTAL
Listado de los gastos iniciales
El Casino alcanzó un renombre extraordinario.
Se convirtió en un edificio emblemático de la
Barcelona de principios del siglo XX. Era el
símbolo del lujo de una ciudad en plena expansión
económica. Acudía la gente adinerada y se
ganaron y perdieron grandes fortunas. Cuenta la
leyenda que existía a disposición de los clientes
que lo desearan, una pequeña estancia para
suicidarse discretamente si la suerte no les había
sonreído, acabando así dignamente para no tener
que soportar la vergüenza de haber hundido a sus
familias en la miseria.
Pasaje de la Sala del Círculo de Extranjeros.
@.
[email protected]
t.
93 414 73 06
El TranQorte
10
w.
www.fotosdebarcelona.com
b.
www.fotosdebarcelona.com/blog
La línea del tranvía de la Rabassada, en la parte alta de la ciudad, fue la
esto es, que se paraban siempre que algún pasajero pedía bajarse o un
última en inaugurarse, en el año 1911. Sus promotores eran los mismos
peatón hacía señal para subirse.
que un año antes habían acometido la construcción de un hotel, un
casino y parque de atracciones en la carretera de la Rabassada. Hasta
Con la prohibición del juego durante la dictadura de Primo de Rivera,
ese momento la única forma que había de llegar al complejo lúdico era
el Casino dejó de funcionar y la línea pasó a tener casi actividad,
por medio de tartanas y ómnibus que, por 50 céntimos, lo unían con
siendo utilizada casi mayoritariamente por excursionistas de fin de
semana. Durante la Guerra Civil, la empresa fue incautada por
Tranvías de Barcelona Colectivizados que la convirtió en la línea
28, Pl Catalunya – Rabassada. Fue utilizada por los barceloneses
que huían de los bombardeos y por el personal del cuartel de
carabineros en el que se había convertido el Casino, hasta que en
1938 la línea dejó de funcionar.
la estación superior del funicular del Tibidabo. En un
principio se utilizaron cuatro tranvías procedentes de
Marsella de segunda mano pero la dureza y la pendiente
de los 7 kilómetros del sinuoso trayecto hicieron que
durasen poco tiempo quedando enseguida fuera de
servicio. Después se sustituyeron por coches de alquiler
pero el resultado tampoco fue el deseado hasta que,
en 1924, se construyeron cuatro coches siguiendo un
prototipo de tranvía de origen francés que supliría los
Tranvía en la carrterea de La Arrabassada, a su paso por la curva conocida popularmente como la Paella.
coches de alquiler. La energía la suministraba
una central convertidora que se construyó
aproximadamente en la mitad del recorrido en un
lugar conocido como La Font Tenebrosa.
Para llegar hasta el centro de ocio, había que
tomar la línea que tenia su salida en la esquina
de la Avda. de la República Argentina con la calle
Craywinckel, edificándose en el número 239
de esta avenida el Salón Craywinckel, una sala
dotada de elementos que hacían esa espera más
entretenida y llevadera, como juegos de ajedrez,
teléfono, quiosco, estanco, música, anuncios, etc.
aprovechando a su vez que por delante pasaban
otras líneas que llegaban de la Pl. Cataluña y
las Atarazanas por un lado y las del Tibidabo y
la Bonanova por otro. Más tarde, la empresa
alargaría dicha línea hasta la misma Pl. Cataluña.
La importancia del Salón Craywinckel, que cerró
en 1913, se basa en el hecho de que, cuando se
abrió, los tranvías aún no tenían paradas fijas,
@.
[email protected]
t.
93 414 73 06
Prospecto con el trayecto indicando las fuentes, tan abundandes en esta zona y
lugar de peregrinaje de los barceloneses.
11
12
w.
www.fotosdebarcelona.com
b.
www.fotosdebarcelona.com/blog
Fotografías panorámicas de Lucien Roisin
@.
[email protected]
t.
93 414 73 06
13
El prematuro ocaso
14
w.
www.fotosdebarcelona.com
b.
www.fotosdebarcelona.com/blog
Hubo proyectos de distinta índole
para transformar el complejo pero
ninguno llegó a realizarse. La Guerra
Civil truncó todos los planes y el Casino
fue destinado a cuartel de carabineros
sufriendo todo el edificio un deterioro
considerable.
En la década de los años 40 fue
prácticamente
derribado
y
sus
puertas, ventanas y demás elementos
fueron adquiridos para equipar las
casas de veraneo de los alrededores.
De esta forma terminaba la leyenda
de un centro de ocio avanzado para su
época y que nada tenía que envidiar a
los actuales en su planteamiento.
La decadencia del casino se perfila en año 1912, cuando
se extrema la persecución de los juegos de azar y deja de
funcionar por imposición gubernativa. Los visitantes, que eran
básicamente extranjeros, dejan de acudir. Se arriendan las
instalaciones a Joan Meunier i Monin que explotaría todo el
complejo excepto el Casino. Como pago de la renta, Meunier
pagaría el 20% de los beneficios a La Rabassada, S.A. pero el
12 de noviembre de 1913, según el Padrón de Contribución
del Ayuntamiento de Sant Cugat, la Sociedad Anónima La
Rabassada es declarada en quiebra, entre otras razones por
no haber pagado las tasas de la explotación del tranvía. A
finales de los años 20, Meunier intentó orientar las actividades
hacía un público más familiar. Tras un pequeño impás durante
el cual se tuvo cierta permisividad con el juego, la empresa
vuelve a salir a la palestra. En 1919, Joan Meunier compra
todo el complejo. Se revivió entonces la presencia de público
extranjero al lugar y se reabre con el nombre de Jardines de
Recreo y Atracciones, nunca más se llamó Casino oficialmente.
También se reabre la línea del tranvía, esta vez por parte de la
Paseo de las atracciones al Casino.
Sociedad Tranvías de Montaña S.A.
El golpe definitivo tuvo lugar el 8 de septiembre de 1928,
cuando el gobierno del Directorio Militar que presidía el
General Primo de Rivera volvió a prohibir el juego en todo
el territorio nacional, condenando definitivamente al casino al
dejar sin vida el mayor encanto del centro.
Durante la Exposición Universal del año 29 se promociona de
forma diferente. Se ensalzan sus paseos, el restaurante, el
hotel y el bellísimo parque natural.
En 1934 es clausurado el casino y cerrado definitivamente el
restaurante.
@.
[email protected]
t.
93 414 73 06
15
En la actualidad...
16
w.
www.fotosdebarcelona.com
b.
www.fotosdebarcelona.com/blog
Poco queda de lo que fue. La naturaleza ha ganado la partida en esta ocasión y los pocos restos que aún existen se esconden tras una espesa
vegetación que con el paso de los años van desapareciendo. De la montaña rusa aún se pueden ver los pilares que la sustentaban y los túneles
en el Waypoint Tunnels. El estanque es reconocible por el suelo liso debajo de la maleza. Se mantiene en pie el pequeño mirador, la bodega, hay
fragmentos de escalinatas, arcos, fuentes, bancos de piedra y otros pequeños rincones que te trasladan a los tiempos en los que todo era lujo y
esplendor y nos permite disfrutar de los últimos vestigios de un pasado dorado.
De la fachada apenas quedan en pie unos metros de ruinas del Hotel.
El hierro se desmontó para su venta; las puertas y ventanas se utilizaron
para decorar las casas residenciales de la zona.
@.
[email protected]
t.
93 414 73 06
Uno de los escasos vestigios que queda de la fachada del complejo es la
puerta de entrada del hotel.
Arriba, la misma puerta tras el botones.
17
Ruinas de la fachada del Casino.
Pequeña escalera de acceso del servicio para acceder
de la planta baja a la base del mirador.
Poste eléctrico junto al mirador.
El mirador o belvedere. Aún hoy se puede acceder a él a través de los
arcos y con equilibrio ya que no hay suelo sobre éstos.
18
w.
www.fotosdebarcelona.com
b.
www.fotosdebarcelona.com/blog
La terraza, zona interior de la entrada principal.
Como referencia del pasado sólo tenemos la casa del fondo.
Jardineras y restos de barandas son fáciles de encontrar esparcidos por
toda la zona.
Detalle de lo que fue la Gran Escalinata, apenas unos peldaños cubiertos
de maleza.
Tras la vegetación asoma el mirador.
La naturaleza ha recuperado de nuevo su terreno.
@.
[email protected]
t.
93 414 73 06
19
La terraza, la escalinata y el mirador con el hotel al fondo.
Vestigio del tendido eléctrico de la bodega.
20
Entrada a la bodega.
Esplanada donde se encontraban todas las atracciones.
Arriba: La bodega. Anexa se encontraba la sala del billar.
Abajo: La pared de la terraza aún mantiene su escudo.
w.
www.fotosdebarcelona.com
b.
www.fotosdebarcelona.com/blog
Una de las curvas del Scenic Railway con un banco de piedra en el centro.
Como en muchos otras ocasiones, ha sido imposible hacer la toma desde
el lugar exacto al original debido a la vegetación.
Arriba: Pilares que sustentaban los raíles del Scenic Railway.
Abajo: Cubo encontrado en el estanque.
@.
[email protected]
t.
93 414 73 06
Uno de los túneles por el que pasaban las vagonetas de la montaña
rusa. Este en concreto hace curva hacia la izquierda y no debe tener
más de 20 metros de longitud.
21
El Water Chute, una de las atracciones reinas
del recinto.
Abajo: Suelo acementado del estanque.
Todavía se conserva la mayor parte de la
pared que lo delimitaba.
Uno de los túneles por el que
atravesaba el Scenic Railway.
22
w.
www.fotosdebarcelona.com
b.
www.fotosdebarcelona.com/blog
Agradecimientos
A. Valldeperas
J. Gustems
J. Blanch
por su tan apreciada generosidad
@.
[email protected]
t.
93 414 73 06
Revisión 2 - Mayo 2007
Todas las fotografías actuales son propiedad de fotosdebarcelona.com
Las fotografías antiguas y el material original han sido cedidas por colecciones privadas.
Queda prohibida la reproducción del materíal gráfico aqui mostrado salvo expresa autorización de
fotosdebarcelona.com. Para ello se deben dirigir a [email protected]

Documentos relacionados

El Gran Casino de la Rabassada

El Gran Casino de la Rabassada Al soterrani hi havia el celler i una sala de billar. Dues àmplies escalinates arrencaven des de la façana posterior i conduïen cap a les atraccions a l’aire lliure. El primer que destacava era l’e...

Más detalles