Mantenimiento y cuidado de aparatos fijos y removibles de

Comentarios

Transcripción

Mantenimiento y cuidado de aparatos fijos y removibles de
INSTRUCCIONES DE MANEJO, CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE LOS
APARATOS REMOVIBLES Y FIJOS DE RETENCIÓN ORTODÓNCICA
DESCRIPCIÓN:
Los retenedores o aparatos de retención son unos aparatos diseñados para mantener los
dientes en su posición correcta tras el tratamiento ortodóncico hasta que el hueso y
encías se adapten a los cambios. Previenen, pues, las recidivas.
Los retenedores pueden ser temporales (la mayoría de los casos) y permanentes. La
duración de la fase de retención es variable en función del tipo de maloclusión, la edad
del paciente, la estabilidad del resultado final, etc. En cualquier caso el dentista será el
que decida cuánto tiempo se habrá de portar esta retención.
Los aparatos de retención pueden ser, también removibles y fijos:
ƒRemovibles son los aparatos que el paciente puede retirar de la boca a voluntad.
Normalmente se llevan durante unas horas al día que normalmente se hacen
coincidir con las del sueño. Siempre son de uso temporal
ƒFijos son los aparatos que el dentista adhiere a los dientes para que el paciente no
pueda retirarlos ni modificarlos. En muchas ocasiones (siempre por indicación del
dentista) es aconsejable usarlos toda la vida.
INSTRUCCIONES DE MANEJO, CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE LOS
APARATOS REMOVIBLES
Adaptación y acostumbramiento
Al principio, con los aparatos removibles:
ƒNotará una sensación de ocupación o cuerpo extraño que, normalmente, desaparece
o resulta tolerable en unos días
ƒPuede aumentar la producción de saliva, que se normalizando poco a poco.
ƒPuede dificultar la pronunciación de algunos sonidos, por lo que si lo usa fuera del
horario de sueño puede necesitar un entrenamiento para vocalizar ciertas palabras.
Colocación y desinserción de los aparatos removibles
ƒLos retenedores ortodónticos removibles deben colocarse dentro de la boca con los
dedos. Nunca muerda sobre ellos para conducirlos a su sitio, porque puede
deformalos o romperlos y producirse heridas en la boca. También deben ser
retirados con los dedos, procurando traccionar a la vez de los dos lados, para evitar
su deformación.
ƒTras retirarlos, también con los dedos, lávelos y deposítelos en su caja. No los
envuelva en servilletas, porque es frecuente tirarlo a la basura por descuido.
Cuidados y conservación
ƒNo deje el aparato nunca cerca de una fuente de calor, porque puede deformarse.
ƒNo deje el aparato al alcance de los perros (si los tiene) ya que despiden un olor que
es altamente atractivo para ellos y los pueden destrozar.
ƒDebe usar el aparato con la frecuencia que recomiende el ortodoncista ya que, si
pasa mucho tiempo fuera de la boca, puede costar adaptarlos de nuevo.
Higiene
Los aparatos removibles deben limpiarse todos los días, en todas sus partes con un
cepillo de uñas, agua fría y jabón. Ocasionalmente pueden utilizarse soluciones que
ayudan a mantenerlos limpios y a evitar olores desagradables.
Revisiones e incidencias
Es muy importante que cumpla el plan de revisiones que le ha recomendado el dentista.
Durante esta fase los controles serán mucho más espaciados que durante la fase activa
del tratamiento. A estos controles el paciente deberá llevar los aparatos de retención
para que el dentista pueda revisarlos y modificarlos en los casos en que se requiera.
Instrucciones particulares:
INSTRUCCIONES DE MANEJO, CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE LOS
APARATOS FIJOS
Adaptación y acostumbramiento
Con los aparatos fijos sólo extrañará el relieve que causan hacia el interior de la boca,
que puede motivar una pequeña irritación en la lengua, sobre todo si cede a la tentación
de estar frotándolo con ella. También puede sentir cierta extrañeza en la pronuNciación
de algunos sonidos. En todo caso, la habituación es perfecta en unos pocos días.
Cuidados y conservación
Lo más importante de los aparatos fijos es que el retenedor se mantenga adherido en
todos sus puntos. Si el paciente detecta que se ha soltado, debe acudir lo antes posible
al dentista para colocarlo e inmovilizarlo de nuevo y así evitar desplazamientos
indeseados de los dientes
Higiene
ƒLa limpieza de los retenedores ortodónticos fijos se hará al mismo tiempo que el
cepillado de los dientes.
ƒNo se puede introducir seda dental entre los dientes unidos por retenedores fijos,
pero es posible introducir junto a la encía, por debajo del dispositivo, una seda
especial provista de un extremo endurecido (de venta en farmacias), sobre cuyo uso
puede ser instruido en la consulta.
Revisiones e incidencias
Es muy importante que, aparte del control orotodóncico que se le programe, realice una
revisión odontológica general anual, ya que los dispositivos de retención fijos dificultan
la higiene, por lo que:
ƒexiste mayor propensión al acúmulo de placa y depósitos calcáreos (sarro, tártaro o
cálculos) que pueden irritar e inflamar la encia y el periodonto, y
ƒhay mayor riesgo de formación de caries en las inmediaciones del dispositivo, que
deben ser diagnosticadas con la máxima premura para que tengan un tratamiento
sencillo, menos costoso y duradero.
Instrucciones particulares:

Documentos relacionados