Líneas de expresión

Comentarios

Transcripción

Líneas de expresión
ego | líneas de expresión
Envejecimiento cutáneo
Líneas de expresión
Producto de la contracción de los músculos faciales y la pérdida progresiva
de colágeno, son señales inevitables del paso del tiempo. No obstante,
además de cuidados preventivos que retardan su aparición, hoy existen técnicas
terapéuticas para atenuarlas / Lena Jahn Santorufo | Fotografía ricardo gómez pérez
Sonreír, fruncir el ceño y levantar las cejas son
expresiones que forman parte de la gestualidad
propia de las emociones. Éstas provocan que distintos músculos faciales se contraigan y den lugar
a las llamadas líneas de expresión dinámicas o de
movimiento, las cuales se hacen evidentes sólo
durante la permanencia del gesto.
La dermatólogo Sandra Jaramillo explica que a
partir de los 24 años hombres y mujeres comienzan a perder colágeno en sus tejidos, proteína que
da elasticidad y tonicidad a la piel. Esta deficiencia progresiva, sumada a la pérdida natural de
grasa y humedad, contribuye a que esas líneas
de expresión dinámicas se conviertan, de forma
gradual, en pliegues estáticos, acompañados de
finas arrugas asociadas a la flacidez.
Si bien son inevitables, señala la dermatólogo
Ingrid Rivera, su aparición y evolución pueden retardarse en función de la intensidad y frecuencia
de las expresiones faciales, la calidad del tejido
cutáneo (pieles claras y secas son más vulnerables), el estilo de vida y los cuidados preventivos.
Rutina protectora
La fórmula antiarrugas por excelencia es tomar
acciones de manera oportuna. Las especialistas
precisan las claves de la prevención:
• Lavar diariamente el rostro con productos
adecuados a las características particulares del
74+SALUD
cutis: las pieles grasas o con tendencia al acné
requieren limpiadores especiales de acción
bacteriostática y bactericida, mientras que las
pieles sensibles o resecas –y en general todos
los tipos– se benefician de sustitutos del jabón
(syndets o detergentes sintéticos) que mantienen
el equilibrio del pH ácido de la piel.
• Hidratar con humectantes en crema o en gel,
también en función del tipo cutis.
• Proteger diariamente el rostro de la radiación
solar, aun cuando no haya exposición directa.
Los filtros que se indican son contra los rayos
ultravioletas tipo A y B (UVA y UVB), con un FPS
igual o mayor a 30.
• Aplicar mascarillas de acción antioxidante,
las cuales actúan sobre los radicales libres y retardan el envejecimiento. Productos a base de
vitamina C, cafeína y resveratrol (sustancia presente en las uvas) son ideales para pieles jóvenes.
• Ingerir suficiente agua y mantener una dieta
balanceada, rica en frutas y vegetales.
• No fumar: el cigarrillo es un importante
acelerador de la formación de arrugas, especialmente en la zona peribucal (alrededor de la boca),
pues aumenta la producción de radicales libres
y conduce a la pérdida de colágeno.
• Utilizar productos indicados por el dermatólogo y en los porcentajes de concentración
sugeridos.
líneas de expresión | ego
La nueva tendencia en Dermatología Cosmética apunta a rejuvenecimientos
discretos, no a cambios radicales que borren la expresión facial
Melanina protectora
Las pieles más blancas,
clasificadas en Dermatología
como fototipos cutáneos
1, 2 y 3, son susceptibles
a mayor daño solar, afirma
la dermatólogo Sandra
Jaramillo. Esta susceptibilidad
responde a una menor
concentración –con respecto
a las pieles oscuras–
de melanina, pigmento
que, además de dar color
a la piel, al cabello
y al iris del ojo, ayuda a proteger
de la radiación solar.
De allí la importancia, sobre
todo entre estos fototipos
cutáneos, de evitar la exposición
directa al sol y del uso diario
de bloqueadores contra
radiación ultravioleta
tipo A y tipo B,
independientemente
de la aplicación de productos
cosméticos con algún factor
de protección solar.
modelo María Isabel de Luneau (agencia talenticos) / maquillaje martha ramírez
75+SALUD
ego | líneas de expresión
Los protocolos médicos anti-edad permiten
combinar distintas opciones terapéuticas, en atención
a los requerimientos del paciente
Recursos correctivos
Distintos procedimientos de consultorio permiten atenuar o borrar progresiva y temporalmente las líneas de expresión. Dado que actúan
de manera específica –según el tipo de arruga
y su profundidad–, corresponde al especialista
determinar la opción terapéutica más adecuada. Jaramillo y Rivera describen las principales
técnicas indicadas:
• Microdermoabrasión. Mediante un instrumento con punta de diamante de alta precisión se
remueven de forma mecánica las capas córneas
de la epidermis. Su acción exfoliante elimina
las células muertas, uniformiza la textura de
la piel y suaviza las arrugas superficiales.
• Peeling químico. Consiste en la aplicación de
productos formulados para casos específicos, que actúan sobre la piel a profundidad
variable, en función del compuesto y su concentración, provocando una descamación
que regenera el tejido cutáneo y atenúa las
arrugas finas.
• Hidratación. Se utilizan mascarillas antioxidantes a altas concentraciones que nutren y
mejoran la apariencia general del cutis. Su
aplicación, al igual que la del peeling químico, es más efectiva tras una microdermoabrasión, la cual acondiciona la piel para una
mejor absorción.
• Toxina botulínica. Específica para las arrugas
dinámicas del tercio superior facial (frente, entrecejo y alrededor de los ojos), es una sustancia
que impide la contracción de los músculos que
dan expresión a la cara. El resultado: arrugas
dinámicas menos evidentes.
76+SALUD
líneas de expresión | ego
• Nutrición celular. Consiste en inyecciones
intradérmicas de vitaminas que hidratan y
reparan la piel. La técnica está indicada principalmente para nutrir el tercio inferior facial:
las líneas peribucales, los surcos nasogenianos (de las alas de la nariz hacia las comisuras
de los labios) y las “líneas de marioneta” (de
las comisuras de los labios hacia el mentón).
• Plasma rico en plaquetas. Un concentrado
plaquetario, obtenido por centrifugación de
una toma sanguínea del paciente, se inyecta a
nivel intradérmico para liberar los denominados “factores de crecimiento”, capaces de regenerar y reparar tejidos. Junto a la nutrición
celular, el plasma se utiliza en el tratamiento
de las arrugas asociadas a la pérdida de colágeno y a la acción de la gravedad.
• Radiofrecuencia. Método calórico que actúa
en la dermis, estimulando la contracción y
producción de colágeno. Su efecto tensor resta
flacidez y suaviza las arrugas.
• Láser. Es una herramienta de luz que estimula la regeneración del tejido y la formación
de colágeno. Según el tipo, actúa a mayor o
menor profundidad: el láser ablativo fraccionado es el más efectivo para el tratamiento
de las líneas de expresión, específicamente
el de dióxido de carbono (CO2), indicado para
arrugas profundas.
• Lifting. Es el único método quirúrgico, indicado
en casos de notable deterioro facial (arrugas
muy profundas y flacidez). Practicado por cirujanos plásticos, supone el levantamiento y
estiramiento del tejido cutáneo, y la remoción
de los segmentos sobrantes.
Técnica inespecífica
Víctor Ollarves, especialista en Medicina Estética
y Medicina Fotónica, distingue la técnica láser de la IPL
(siglas en inglés de “luz pulsada intensa”), en ocasiones
agrupadas erróneamente bajo un mismo concepto. Ollarves
advierte que “el láser produce un calor homogéneo que,
dependiendo de la clasificación, actúa sobre el agua,
la sangre o la melanina. En cambio, la luz pulsada intensa
emite múltiples longitudes de onda, por lo que es un sistema
de luz menos específico y más difícil de trabajar”.
Además, señala que si bien la técnica tiene su indicación,
no es tan precisa ni efectiva para el tratamiento
de las líneas de expresión.
Terapia complementaria
“Para obtener mejores resultados, todo tratamiento de consultorio debe acompañarse de una
rutina en casa”, afirma Rivera, y aclara que si bien
los productos de uso en el hogar ofrecen resultados menos evidentes que los procedimientos
médicos, la combinación de ambos determina el
éxito de la terapia.
Las opciones disponibles son similares a las que
se indican a modo preventivo, sostiene la especialista. Sin embargo, sugiere preferir productos
prescritos por el médico tratante. “Las cremas
anti-aging de venta en el anaquel son seguras y
funcionan, pero manejan porcentajes mínimos
que las hacen menos efectivas que las formuladas
por casas dermatológicas”, explica Rivera.
Es indispensable, además, el compromiso del
paciente con un estilo de vida saludable, definido –entre otros hábitos protectores– por una
correcta higiene e hidratación del rostro, el uso
diario de protector solar, la ingesta suficiente de
agua y una alimentación balanceada.
•
F u e n t es c o n s u l t a d a s
ºSandra Jaramillo, dermatólogo. Centro Profesional Santa Paula (Torre A).
ºIngrid Rivera, dermatólogo. Unidad Médico Estética Láser, Torre Médica Terras Plaza.
ºVíctor Ollarves, especialista en Medicina Estética y Medicina Fotónica. Unidad Médico
Estética Láser, Torre Médica Terras Plaza.
ºAmerican Academy of Dermatology (www.aad.org).
77+SALUD

Documentos relacionados