El calzado en el running - Podología deportiva Ángel de la Rubia

Comentarios

Transcripción

El calzado en el running - Podología deportiva Ángel de la Rubia
EL CALZADO DE RUNNING
Autores
Ángel González de la Rubia Heredia
Resumen
El calzado deportivo es pieza fundamental en la carrera, ya que la zapatilla es el elemento
fundamental que conecta al aparato locomotor con el suelo.
Gran parte de las lesiones que sufre el corredor vienen determinadas por una elección incorrecta del
calzado deportivo o por una mala utilización del mismo.
El podólogo está obligado a entender sobre este aspecto, tanto para buscar la mejor adaptación de
sus soportes plantares, como para realizar una buena recomendación al corredor.
Palabras claves
Calzado deportivo, amortiguación, estabilidad, control, soporte plantar
Atrás quedaron los años en los que algunos corredores africanos como Abebe Bikila, corrían con
sus pies desnudos, ya que en la actualidad nadie, a nivel de élite, corre descalzo.
El podólogo por tanto, no sólo tiene que tener un extraordinario conocimiento de la biomecánica del
aparato locomotor y del pie, sino también del elemento contenedor del mismo, que no es otro que el
calzado deportivo, ya que nuestros tratamientos ortopodológicos no van a actuar sobre el suelo, sino
sobre la suela de la zapatilla deportiva, por tanto nuestros soportes plantares tendrán que contemplar
este aspecto sino quieren verse abocados al fracaso.
Las tres causas principales por las que se lesiona el corredor son:
-
Errores estructurales del aparato locomotor
-
Error en la técnica de entreno y competición
-
Error en la elección y estado de la zapatilla
Desde comienzos del siglo XX en que New Balance fabricó la primera zapatilla pensada para
caminar, pasando por la famosa NIKÉ Cortez que permitió a Forrest Gump recorrer América hasta
1
nuestros días, el calzado deportivo ha evolucionado de forma extraordinaria y cada vez son mas los
miles de ciudadanos que deciden salir a correr por correr, conscientes del beneficio que ello supone
para mejorar su nivel de bienestar y salubridad y por la simplicidad y comodidad que ello supone.
Sin embargo y fruto de esa moda a priori tan simple y benévola de “salir a correr”, se esconde el
fantasma de la lesión y es ahí donde los podólogos tenemos mucho que decir y que hacer gracias a
nuestros tratamientos ortopodológicos aplicados al deporte.
Las Marcas han ido comprendiendo que para correr adecuadamente no era suficiente una buena
amortiguación, hacía falta estabilidad en la pisada y poco a poco han ido introduciendo elementos
en los diseños de sus zapatillas para favorecer esa estabilidad. Hoy en día nos encontramos con
zapatillas para “casi” todos los tipos de corredores y casi para todos los usos.
Hace 4 décadas Bill Bowermann, precursor de Nike, tuvo la ocurrencia de derretir caucho de rueda
de camión en la parrilla en la que su esposa cocinaba los famosos sofríes, para obtener una suela
con tacos que posteriormente cosía a las zapatillas de sus corredores, con ello trataba de mejorar el
agarre, tracción y amortiguación del calzado, hoy día la firma norteamericana ofrece una línea de
calzado tipo running en honor a este personaje.
2
Las características principales de una zapatilla deportiva tipo running son:
-
Ofrecer protección al pie
-
Ser transpirable
-
Flexible y ligera
-
Cómoda
-
Resistente al desgaste y a la abrasión de la suela
Al correr el pie se calienta, inflama y transpira, es por ello que la zapatilla tiene que tener cierta
holgura de al menos un número por encima del habitual de uso cotidiano, entre otras cosas para
evitar ampollas y helomas subungueales a nivel de los dedos.
3
Los objetivos físicos de la zapatilla running son:
-
Ofrecer amortiguación al aparato locomotor
-
Estabilizar la pisada
-
Mejorar la tracción
Consideraciones técnicas de una buena zapatilla de entrenamiento:
-
La altura de la entresuela será superior a 15 mm
-
La densidad inferior a 35º Shore
-
Contemplará inserciones en la entresuela
-
El material de corte será ajustable
-
Debe permitir la adaptación del calzado al soporte plantar personalizado
El tipo de zapatilla deportiva tipo running dependerá de:
4
Si nos atenemos al tipo de pisada
1. Neutras
2. Estabilidad
3. Control de movimiento
Si tenemos en cuenta el uso:
1. Entrenamiento
2. Mixtas
3. Competición
Otra variante importante será el peso del corredor y el kilometraje que este realice en cada día de
entreno.
Funciones del calzado deportivo:
-
Disminuir el esfuerzo durante el movimiento
-
Evitar fuerzas de impacto sobre el aparato locomotor
-
Proteger al pie durante la carrera
-
Optimizar el rendimiento deportivo
-
Facilitar las necesidades biomecánicas
-
Evitar lesiones
-
Favorecer el gesto deportivo
5
Anatomía y estructura de la zapatilla:
- Retropié o talón. Es el contenedor del talón
- Mediopié. Contiene el empeine del pie
- Antepié o puntera. Contiene los dedos
Desgaste del calzado:
Debido al uso la zapatilla tiene un desgaste, alteración y deformidad obvias, es por ello que una
zapatilla tiene una vida útil de aproximadamente 1.500 kilómetros y en sí misma una zapatilla
con bastante uso nos dará mucha información si nos atenemos al desgaste de la suela,
deformidad del tejido, impresión de la huella del pie sobre la propia plantilla de la zapatilla, etc
Como norma todo corredor desgasta su zapatilla por el borde externo del talón, eso suele ser
algo común, pero a nivel de la pala o suela anterior, el corredor neutro realiza un desgaste
medio, el pronador por la zona interna y el supinador por la región externa.
La zapatilla de entrenamiento es la que ofrece más protección al corredor, ya que contiene más
elementos estabilizadores y de amortiguación, aunque ello también se va a traducir en un mayor
peso.
La zapatilla mixta es aquella que está destinada a lo que denominamos entrenamiento de calidad
y series, son algo más ligeras y protegen algo menos nuestra aparato locomotor, son las idóneas
para competir en corredores de hasta 75 kilos de peso, y para entrenamiento en corredores por
debajo de 60 kilos.
6
Un maratoniano realiza unos 45.000 impactos con sus pies sobre el suelo, multiplicando varias
veces el peso de su cuerpo en cada uno de dichos impactos, de ahí la importancia que tiene el
concepto amortiguador de la zapatilla para prevenir lesiones por sobrecarga o sobreutilización.
Las zapatillas de competición o voladoras, sólo estarían indicadas para corredores muy
especializados o de élite, ya que por su ligereza contienen pocos elementos descritos
anteriormente.
Características físicas de los elementos de la zapatilla de entreno:
-
Suela: Suele ser de poliuretano liso o con tacos
-
Mediasuela: Normalmente de E.V.A. (etilén vinil acetato) bidensidad, y en ocasiones el
fabricante incluye algún tipo de Gel, Aire e incrustaciones varias.
-
Material de corte: Sintético y transpirable para favorecer la expulsión del sudor
-
Lengüeta: forrada y alta para proteger los tendones extensores del pie
-
Contrafuerte anatómico
-
Cordones trenzados para evitar que se desaten durante la carrera
-
Ojales dimensionados para un mejor ajuste
-
Plantilla amortiguadora y absorbente
7
La amortiguación
El concepto amortiguador de la zapatilla es fundamental, ya que las carreras de fondo, 10.000
metros, medio maratón y maratón, así como los rodajes largos, se realizan normalmente sobre
asfalto, que es la superficie más dura, superada tan sólo por el hormigón de las aceras.
Los fabricantes suelen utilizar para incrementar el coeficiente de amortiguación, cámaras de aire,
gel y EVA de diferente densidad y comportamiento elástico.
Las cámaras de aire pueden ir situadas en el talón, a la vista o embutidas en la mediasuela, en el
antepié o cubrir toda la mediasuela, destinada para corredores pesados. La amortiguación estándar
de las zapatillas está en torno a los 8 kilómetros de rodaje y para una amortiguación superior, los
fabricantes incluyen en la zapatilla, normalmente en la mediasuela, componentes tipo “air” de Nike,
“DMX” de Reebok, “adiprene” de Adidas, “gel” de Asics, etc, son zapatillas cuyo peso oscila entre
280 y 390 gramos.
La estabilidad
La constituyen principalmente unas láminas planas, delgadas y rígidas, situadas por debajo de la
suela a nivel del mediopié y sirve tanto para mantener la integridad de la zapatilla, estabilizar al
mediopié y favorecer y dirigir la transición entre el apoyo de talón y el apoyo del antepié.
Suelen ser de fibra de vidrio, kevlar y grafito
8
Los nombres que recibe según el fabricante, Adidas “Torsión”, Asics “Trusstic”, Mizuno “Wave”,
etc.
El control de movimiento
La disposición del hueso astrágalo con respecto al calcáneo nos indica perfectamente hacia dónde
debe virar el pie en el momento de apoyo completo o apoyo medio, hacia pronación, por tanto es
importante mantener y permitir dichos grados fisiológicos de pronación, entre 6 y 8 grados
aproximadamente. El problema viene cuando esa pronación está aumentada, hiperpronación o
sobrepronación y además en la actualidad sabemos y hemos constatado en diversos estudios
realizados sobre corredores en el Maratón Popular de Madrid, MAPOMA, que corredores con
pisada neutra o fisiológica, terminan pronando o hiperpronando cuando alcanzan la línea de meta,
debido a la fatiga músculo articular, de ahí la importancia que tiene que el calzado destinado para
este tipo de pruebas tenga buen control de movimiento, sobre todo buen control de pronación que a
menudo se activa cuando el pie del corredor empieza a querer virar hacia adentro.
La zapatilla con control de movimiento suele ser tosca, de horma recta o semicurva, ofrece poca
flexibilidad y su peso oscila entre los 350 y 450 gramos.
9
El control de pronación puede ser discreto, medio o alto y dependerá de la dureza de la entresuela,
normalmente se distingue por ir coloreado el EVA en color gris, se le denomina poste interno o
doble densidad y la intensidad de color es directamente proporcional al grado de dureza.
Por otra parte estos postes internos pueden ir colocados en la parte posterior del talón, a nivel del
mediopié o abarcar la casi totalidad de la mediasuela.
De 2 a 8 cm de longitud confieren control de pronación leve, mientras que cuando abarcan de 8 a 16
cm, hablamos de importante o máximo control de pronación.
En ocasiones algunos fabricantes incorporar además diversos elementos, normalmente en plástico,
fibra de vidrio con la intencionalidad de potenciar el efectos antipronador.
La suela
Sirve como barrera física entre la entresuela y el suelo, proporciona tracción y agarre, ofrece
estabilidad y ayuda en la labor de amortiguación de la mediasuela.
Existen 2 tipos de suelas:
-
Hule Carbono utilizado por marcas como Asics “Ahar”, Diadora “Duratech 5000”, Mizuno
“X10”, New Balance “N-durance”, etc
-
Hule expandido o fluido: Es una suela liviana y flexible colocada bajo la zona metatarsal y
nuevamente recibe diversa nomenclatura según el fabricante, Asics “DuraSponge”, Diadora
“Blown Flexoft Rubber”, Nike “Duralon”, Puma “Ever Ride”, etc
10
En ocasiones para ofrecer una mayor ligereza a la zapatilla, directamente se prescinde de la suela,
en cuyo caso es la propia mediasuela la responsable de contactar con el suelo y nuevamente
aparecen los nombres propios, Reebok “3D Ultralyte”, Nike “Phylite”, etc
-
Canales de flexión: son canales transversales situados en la región metatarsal para favorecer
el
-
despegue del antepié
Hendidura del talón: divide al talón en 2 secciones y tiene como función atenuar el impacto
del talón sobre el terreno, ralentizar el movimiento de pronación de talón y suavizar la
transición entre el “golpe de talón” y el primer apoyo.
La plantilla
Protege al pie del roce con las costuras del piso, suelen ser reemplazables y constituidas de EVA o
material absorbente del sudor. En ocasiones incluyen almohadillados de gel en talón y región
metatarsal.
ZAPATILLA MIXTA
Son zapatillas híbridas, entre competición y entrenamiento, pesan entre 255 y 311 gramos e ideales
para corta distancia. Tienen buenas prestaciones en cuanto a amortiguación, estabilidad, flexibilidad
y peso.
11
ZAPATILLA DE COMPETICIÓN
Son zapatillas extremadamente ligeras, entre 140 y 280 gramos y obviamente ello conlleva una
merma en cuanto a las cualidades de amortiguación y estabilidad. Son zapatillas solo aptas para
corredores de alto nivel, aquellos que realizan 10 kilómetros en torno a 35 minutos, medio maratón
en 1 h 15 min, maratón en 2 h 40 min.
ZAPATILLA TIPO TRAIL
Son zapatillas concebidas para el campo o montaña y contienen por ello una suela con mayor fuerza
de agarre, el material del corte es más resistente e impermeable, la puntera va protegida para el roce
con las piedras e irregularidades del terreno y por lo general son modelos bastante estables.
LA TIENDA
Una buena tienda de calzado deportivo debe ser el filtro dónde se recomiende al corredor, una vez
“analizada su pisada” y estudiadas sus características, la conveniencia del tipo de zapatilla que debe
usar y sobre la posibilidad de visitar a un podólogo que mediante un estudio biomecánico más
exhaustivo, contemple personalizar los apoyos mediante el uso de una plantilla correctora.
La zapatilla de control de movimiento únicamente sirve para evitar los desplazamientos laterales del
pie durante el apoyo, pero no corrige la pisada.
12
Con el soporte plantar personalizado se debe buscar la zapatilla que mejor se adapte a su nueva
pisada y a sus características como corredor: Peso, tipo de zancada…
CURIOSIDADES
Las Marcas consciente del impacto económico y social que conlleva el mundo del running, sacan
cada año miles de nuevos modelos al mercado con la intención de acaparar cuotas de mercado cada
vez más amplias y para ello no dejan pasar la oportunidad de inventar nuevos ingenios que aporten
mayor grado de aceptación por parte del usuario final que es el corredor.
Entre estos últimos avances tecnológicos, podemos considerar la inclusión de un Ipod específico
para las zapatillas Nike y que va alojado en la propia entresuela, esta misma firma realiza una
zapatilla “Fly” que supuestamente equivale a ir descalzo y sirve para mejorar la rehabilitación del
pie lesionado, tiene una vida útil de 40 kilómetros, asimismo permite que el propio corredor
personalice vía internet los colores de su zapatilla.
Otra firma incorpora un ingenio electrónico que adapta el nivel de amortiguación según diferentes
parámetros, otro fabricante asegura que su modelo elimina el dolor menstrual…
13
IATROGENIAS
En ocasiones el corredor introduce nuestros soportes plantares personalizados en zapatillas que ya
llevan control de pronación y esto en ocasiones provocará problemas de inadaptación, roces y
ampollas, por tanto es fundamental cuando tratemos a un corredor, el revisar el tipo de zapatilla que
utilice.
Bibliografía relacionada
Revistas especializadas:
Corricolari
Runners World
Aire Libre
Planeta Running
Textos:
Podología deportiva de: Miguel Guillén Álvarez. José L. Moreno de la Fuente
14

Documentos relacionados