MENSAJE DEL RECTOR - EXATEC

Comentarios

Transcripción

MENSAJE DEL RECTOR - EXATEC
MENSAJE DEL RECTOR
E
l Sistema Tecnológico de Monterrey es una institución
educativa que nació –y es sostenida– por el compromiso que
un sector muy importante de la sociedad civil tiene con el
sector educativo. Este compromiso constituye uno de los mejores
ejemplos de filantropía para la educación.
El patrocinio que brinda a nuestro Instituto “Enseñanza e
Investigación Superior A. C.” (EISAC), así como un buen número
de asociaciones civiles en los diferentes estados de la República, se
extiende no sólo a la educación de quienes acuden a las aulas del
Tecnológico, sino también a la de todas aquellas personas que
participan en los diferentes programas del Instituto.
A este respecto, me permito mencionar un convenio que
recientemente se firmó con el Sindicato Nacional de Trabajadores de
la Educación (SNTE). Tal acuerdo responde a las aspiraciones del
magisterio mexicano, en el sentido de actualizar sus conocimientos,
introducir técnicas didácticas más participativas en el proceso de
enseñanza-aprendizaje, y aprovechar los avances tecnológicos de la
informática y las telecomunicaciones en favor de la educación.
La puesta en marcha de este convenio impactará –a mediano plazo,
pero directamente– en la superación académica del magisterio y, por
consiguiente, en la calidad de la enseñanza.
Quienes patrocinan al Tecnológico de Monterrey deben sentirse muy
orgullosos de que su filantropía para la educación tendrá pronto un
mayor impacto en el sistema educativo y, por tanto, en el desarrollo
de México.
Dr. Rafael Rangel Sostmann (IME’65)
Rector del Sistema Tecnológico de Monterrey
Correspondencia
El Tec de Monterrey mantiene la filosofía de que su éxito
se debe al desempeño excelente de sus egresados, y cree en la
comunicación constante con cada uno de ellos para asegurar ese
liderazgo en calidad universitaria.
Consejo Editorial
Rector del Sistema Tec
INTEGRATEC
Rafael Rangel Sostmann (IME’65)
ÉTICAMENTE
LOS ORIENTÓ
Vicerrector de Enseñanza Media y Asuntos Estudiantiles del Sistema Tec
Carlos Mijares López (IQA’71)
Director del Centro de Efectividad Institucional
Teófilo Ramos González (IE’67)
Directora de Investigación y Desarrollo Educativo del Sistema Tec
María Luisa Martín Pérez
Director del Programa de Comercio Electrónico del Sistema Tec
José Luis Figueroa Millán (ISC‘71, MIO’73)
Director de Comunicación de la Universidad Virtual
Luis Felipe Alvarado Martínez (LCC‘76)
Director de Agricultura y Tecnología de Alimentos, Campus Monterrey
Manuel Zertuche Guerra (IAP‘79)
Director de Relaciones con Egresados del Sistema Tec
Aldo Torres Salinas (CP’88)
Revista bimestral publicada por
Dirección de Relaciones con Egresados del Sistema Tec
Dirección Editorial:
Alejandra Yarto Wong
LEE INTEGRATEC EN ARIZONA
Enrique Castro Dávila
(IQA’88), mi hijo mayor, recibe
integratec en Monterrey. Leí con
atención el artículo “Ética informativa”,
en compañía de mi hijo menor, Luis
Alberto; él, como estudiante de la Prepa
Tec, cursa la materia Ética Ciudadana.
Este artículo lo ayudó a ubicarse en el
perfil de conducta en el futuro, y le dio
una idea práctica de un buen sentido
ético en todas las áreas.
Les envío saludos desde Tucson,
Arizona. En el número de integratec
correspondiente a noviembre-diciembre
de 2001, leí en el reportaje sobre
internacionalización, algunos párrafos
de una entrevista con la profesora Marisa
Avilés Arreola (LCC’84), quien me dio
una clase durante la carrera. Me
pregunto si sería posible que me
proporcionaran su dirección electrónica
o, en su defecto, le hicieran llegar mis
datos.
Enrique Castro Torres
Carlos Felipe Rojas Salazar (LAE’97)
Ricardo
Coordinación Editorial:
Juan Enrique Huerta Wong (MCO’00)
Coordinación de Información:
Aída Alejandra Ojeda Solís (LCC’96)
Arte y Diseño:
Estela Irene Moreno Rascón y Carla Treviño Carballido
APOYA
Asesoría Editorial:
Diana Guardiola (LLE’82)
Ventas:
Diana Cárdenas Solórzano
Suscripciones y Distribución:
RECIBE INTEGRATEC
EN MILÁN
Juany Cortés Nava
Coordinadores de Relaciones con Egresados
en los diferentes campus
Aguascalientes, María Fernanda Montes Saavedra (LEM’00), (449)
910 0954. Central de Veracruz, Magali Larrondo Muñoz
(LCC’97), (271) 717 0571. Ciudad de México, Mariana Sosa
Olmeda (LRI’98), (55) 5483 1833. Ciudad Juárez, Luis Daniel
Corral Gómez, (656) 629 9183 ext. 3507. Ciudad Obregón,
Gema Matilde García Rosas (LAF’99), (644) 415 0622 ext. 300.
Colima, Rocío Olalde Godoy (LAE’97), (312) 313 5600 ext. 27.
Chiapas, Cynthia Pérez Solís (IQA’93), (961) 617 6050. Chihuahua,
Gregorio Chapa Zamarrón (LCC’99), (614) 439 5000 ext. 4800 a
02. Estado de México, Ramón Valencia Rodríguez, (55) 5864
5506. Guadalajara, Silvia Vergara Bonilla (LAF’00), (33) 3669
3043. Guaymas, Duncan Duke García (IBARA’96), (622) 221
1225. Hidalgo, Jorge Fernando Hernández Hernández (IIS’98),
(771) 717 1841. Irapuato, José Antonio Bravo (LIN’94), (462)
623 0028 ext. 125. Laguna, Rosa Isela Enríquez (CP’93) y Brenda
Román (CP’96), (871) 729 6373 y 729 6363. León, Valeria Cortés
Acosta (ISI’00), (477) 710 9000 al 09 ext. 2195. Mazatlán, Eva
Marisol Bárcenas Caldera (LHT’99), (669) 989 2044. Morelos,
Alejandra Delgado Gutiérrez (LCC’99), (777) 329 7148 ext. 7324.
Querétaro, Claudia Borbolla Fonseca (LSCA’00), (442) 238 3248.
Saltillo, María de Lourdes Contreras (CP’96), (844) 411 8086. San
Luis Potosí, Sonia Valdés (LEM’99), (444) 834 1000 ext. 1072.
Santa Fe, Ana María Vidal Ávila, (55) 5292 5011. Sinaloa, Judith
Palomino Ramírez (LAE’95), (667) 759 1600. Sonora Norte,
Margot Molina Elías (LSCA’87), (662) 259 1000 ext. 603. Tampico,
Adriana García Malo (LSC’95), (833) 229 1641 ext. 2302. Toluca,
Enrique Cisneros Salgado (MA’96), (722) 279 9990 ext. 2620 y
2660. Zacatecas, Adriana Rincón Dávila (LEM’98), (492) 923 8774
ext. 24.
Agradecemos la colaboración especial de
Gerente del Centro de Información de “El Norte”
Carlos Alan González
Los felicito por la gran labor que
realizan para que todos los Ex-A-Tec
podamos seguir en contacto con el
Instituto. Recibo puntualmente la
revista integratec en Milán, Italia, en
donde radico desde hace 3 años. La
publicación me encanta, pues siempre
me motiva a seguir buscando alternativas
de crecimiento profesional y personal.
En verdad, gracias.
Desde que me gradué, no he vuelto a
México, por lo que desafortunadamente
no puedo asistir a las celebraciones de
egresados a las que tanto me gustaría
acudir. Pero no perderé ocasión para
visitar mi alma máter alguna vez que
vaya a mi país. ¡Seguramente no será
como hace 15 años!
Editor de Fotografía Electrónica de “El Norte”
Abelardo Flores (LCC’91)
Fotógrafo
Mauricio Olivares Paganoni
IMPRESIÓN Y VENTAS DE PUBLICIDAD
INK, Servicios Gráficos, S.A. de C.V.
Allende 115, Col. Zapata. Tel.: (81) 8400 0700
Monterrey, N.L. 64390
DIRECCIÓN DE RELACIONES
CON EGRESADOS DEL SISTEMA
TEC DE MONTERREY
Av. del Estado 208, Col. Tecnológico. Monterrey, N.L. 64700
Teléfonos: (81) 8328 4119. Telefax: (81) 8358 8176
[email protected]
http://exatec.itesm.mx
DERECHO
Felicito al equipo de integratec por el
enorme esfuerzo que realizan al
mantener a la comunidad Ex-A-Tec
informada respecto a lo más sobresaliente del Sistema Tec. Me uno a los
comentarios que leí en la sección
Correspondencia en torno a la necesidad
de publicar un número especial de la
carrera de Derecho. El año pasado fui
invitado como orador huésped en el
Campus Estado de México, y noté que
hay muchas inquietudes en torno a
nuestra carrera.
Gabriel García Rojas (LED’97)
DESEA REUNIRSE
CON EX-A-TEC
Soy
En la última revista que me llegó, hay un
artículo que me interesa sobremanera,
titulado “La ciencia cura regiones”.
Como licenciada en Ciencias de la
Comunidad me interesa mucho el
desarrollo de México, para saber qué
podría aportar desde acá.
egresada del Campus Central de
Veracruz y desde hace tiempo había
querido escribir porque me parece que
la revista es un excelente vínculo con el
Tec. Me encantó la entrevista a Mauricio
Navarro. Por otra parte, me gustaría
sugerir una gran reunión que incluya a
todos los Ex-A-Tec.
Olga Flores Álvarez (LCO’87)
Patricia Espinoza García (LAE’96)
Subdirector de Multimedia de “El Norte”
Jesús Rodríguez Sandoval (LCC’82)
MOCIÓN DE
Nos daría mucho gusto incluir tus comentarios en este espacio. Por favor dirige tus cartas a integratec,
Sección Correspondencia, Av. del Estado 208, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. C.P. 64700, México. También
puedes comunicarte con integratec al fax (81) 8358 8176 o por correo electrónico: [email protected]
integratec
C
O
N
T
DESDE EL TEC
6
E
N
I
D
O
EN PERSONA
Ser personas completas: la capacidad hace la diferencia
12 La empresa ciudadana
16 Responsabilidad social corporativa: nueva forma de
evaluar empresas
20 Los mexicanos trabajan por placer
VISIÓN
28 Ejemplo de responsabilidad social
Guillermo Murillo Padilla (IMA’64) ha
brindado su tiempo y talento en todo tipo
de obras, en beneficio de un sinfín de
personas, de indígenas a adultos mayores, y
primero sus propios empleados. Nada ha
sido gratis, pues ya ha recibido su pago:
“Cuando te das a los demás siempre recibes
más de lo que brindas”, explica satisfecho.
Se trata de un empresario para el siglo 21,
un ejemplo de responsabilidad social.
24 Todos ponen, todos ganan
Todos los sectores sociales pierden
en una sociedad carente de
educación, y por lo tanto, falta de
ciencia, tecnología, cultura,
conciencia, autocrítica... de
desarrollo, en suma. Urge que
todos los sectores sociales se
sumen en apoyo de la educación,
un bondadoso juego en el que si
todos ponen, todos ganan.
EN CONTACTO
34 Notas de Asociaciones
35 Ex-A-Tec en la Noticia
MATICES
38 Uno mismo como área de trabajo
EN ESTE NÚMERO
Mensaje del Rector..............................1
Correspondencia ................................2
Quantos ............................................39
Agenda..............................................40
integratec es una publicación bimestral para los egresados del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Bimestre: Marzo-Abril de 2002. Tirada: 35 mil ejemplares. Certificado de Licitud de Título No. 8648 y Certificado de Licitud de Contenido No. 6093. Reserva
del Uso Exclusivo del Título No. 3700-94, otorgada por la Dirección General de Derechos de
Autor. Registro postal como publicación periódica 005 0188 Características 2292 52212. La reproducción total o parcial del contenido de esta revista sin previa autorización por escrito del Tec
de Monterrey, queda estrictamente prohibida. Los artículos firmados son responsabilidad de sus
autores y no necesariamente reflejan la opinión del Tec de Monterrey.
PORTADA: CARLA TREVIÑO CARBALLIDO
Desde el Tec
Ser personas completas:
la capacidad hace la diferencia
Ex-A-Tec íntegros, personas con capacidades diferentes –debilidad visual, disminución motriz...–
han sido apoyadas en su desarrollo por otros egresados, así como por estudiantes
y autoridades del Tec. La finalidad: que la capacidad haga la diferencia.
por Aída Alejandra Ojeda Solís (LCC’96)
F
elipe, Cynthia, Sergio, Hannia,
Ernesto, Norma, Pedro, Anabel… son personas que estudian en el Tec de Monterrey o
han egresado de él. Ir a clases o reuniones, relacionarse con los compañeros y
colegas, participar en algún grupo deportivo o cultural es parte de su día a
día.
Gracias a sus capacidades, han podido
desenvolverse y alcanzar metas que se
habían trazado, aunque esto les haya tomado mucho mayor esfuerzo del que
habría representado a cualquier otro con
plenitud física.
Se trata de personas con capacidades
diferentes, a veces superiores, a las de
otras que gozan de una salud íntegra. Su
enorme habilidad para desarrollarse y desempeñarse con éxito en los estudios o
en el trabajo los hace así, diferentes al resto; una diferencia que, a menudo, es sinónimo de ejemplo de vida.
La comunidad del Tec de Monterrey sabe perfectamente que está frente a seres
humanos completos –en toda la extensión de la palabra– y traduce esta convicción en hechos: contribuye a su desarrollo, integrándolos a la educación formal; establece políticas para una convivencia equitativa; abre oportunidades de
trabajo... El fin de todas estas acciones
es uno: dejar que la capacidad sea lo
único que haga la diferencia.
6
integratec / mar-abr ‘02
DESDE EL TEC
(Dis)capacidad, desafiar el límite
Términos como “discapacidad”, “capacidades disminuidas” o “minusválidos”
dejan de lado la palabra que en realidad los define: personas. Por años, ha
predominado la idea de distinguir al ser
humano “normal” y “común” por encima del “diferente”, incluso, del “extraordinario”. Pero las personas con capacidades diferentes no forman parte
de una minoría a la cual se pueda olvidar o cubrir bajo el argumento de su
inexistencia.
La Organización Mundial de la Salud
(OMS) calcula que el 10 por ciento de la
población mundial –unos 600 millones
de personas– tiene alguna discapacidad.
En México, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI)
estima que tan sólo en el Distrito Federal,
Nuevo León y Jalisco, hay cerca de 400
mil personas con discapacidad. Otros datos apuntan que a nivel nacional la cifra alcanza los 10 millones.
Estos hombres y mujeres reclaman un
trato justo y espacios de desarrollo.
Quieren ser considerados como personas
comunes, aunque muchas veces sus vidas
van más allá de lo común, debido a que
requieren de otro tipo de esfuerzos. Un
ejemplo de ello es el de los 18 atletas mexicanos que participaron en los Juegos
Parolímpicos de Sydney 2000: obtuvieron 34 medallas, mientras que en la historia de los Juegos Olímpicos Modernos
(1896-2000), las medallas mexicanas suman apenas 47.
Parece que este reclamo ya está siendo
escuchado. El directorio de asociaciones
de personas y para personas con discapacidad, publicado por el INEGI, reporta
que son 932 las asociaciones de apoyo
que trabajan en el territorio nacional.
La comunidad del Tec de Monterrey también conoce esta realidad y sabe que, aunque mucha gente lucha para lograr condiciones de equidad en México, aún falta mucho camino que recorrer. Un buen ejemplo de lo que se puede hacer lo da el Instituto Nuevo Amanecer, en Monterrey, en
donde participan múltiples Ex-A-Tec que
donan su tiempo y/o dinero.
Cada año, esta institución atiende a más
de 350 menores de edad con algún tipo
de parálisis cerebral,
cuyas familias no
cuentan con solvencia
económica para su
tratamiento. En ese
lugar han laborado 25
Ex-A-Tec voluntarios y
36 estudiantes del Tec
que realizan su servicio
social, quienes han
atendido a los niños en
las áreas médica, terapéutica, educativa y de
desarrollo humano.
Esperanza
Herrera
Barberena (LCC’79),
responsable de la promoción social del Instituto Nuevo Amanecer, comenta que su
trabajo es muy gratificante, sobre todo por
ser una forma de brindar apoyo a seres humanos. En su labor
diaria, dice aprender
mucho de los niños con quienes convive. “Es un crecimiento personal mutuo”,
subraya.
Además de brindar rehabilitación física
y de comunicación, se imparten clases
para que los menores completen su
educación primaria, secundaria en algunos casos e, incluso, se integren al sistema educativo formal quienes tengan
potencial para hacerlo.
Esperanza Herrera recalca que el trabajo
realizado con los niños con parálisis cerebral se centra en hacer de ellos personas independientes. “Que se aten las
agujetas de los zapatos, se abotonen la
camisa o la blusa son logros enormes
tanto para el niño como para nosotros,
que siempre procuramos que lleguen al
máximo de su capacidad”, comenta.
E insisten en ello. Nuevo Amanecer
cuenta, además, con un taller de serigrafía en el que los jóvenes aprenden a trabajar en el diseño y la impresión de tarjetas y playeras, actividad que busca convertirse en unidad de negocio para la institución, afirma Marco Antonio Amaya
Díaz (IC’88), director general. “Precisamente en la Navidad pasada fueron
puestas a la venta tarjetas que gustaron
mucho”, asegura.
s Felipe Robledo Padilla (IFI’99) fue
presidente de la Sociedad de Alumnos
de Ingeniería Física Industrial.
En el mundo,
600 millones de personas
tienen alguna discapacidad.
Se estima que 10 millones
de mexicanos poseen
capacidades especiales.
integratec / mar-abr ‘02
7
DESDE EL TEC
diferentes dan ejemplo
Preparados para sobresalir
Los estudiantes
de que la discapacidad puede
ser una oportunidad
para sobresalir.
En el Tec, las políticas de equidad
–aunque aún incipientes– facilitan la integración de las personas con capacidades diferentes. Por ejemplo, en el Campus Monterrey, muchos son los que han
obtenido ya un título profesional. Sus
problemas de audición, lenguaje o desplazamiento no han sido obstáculos para estudiar, participar en clase, pertenecer a grupos estudiantiles, practicar algún deporte o desarrollar actividades
artísticas.
Pedro Amezcua comenta que, por su
problema de audición, ha sido un poco difícil entender todo lo que se enseña en clases, dado que no puede leer
los labios si el maestro se vuelve de espaldas y explica algo. No obstante, el
Tec lo apoya con un traductor, quien
con el lenguaje de señas le muestra lo
que el profesor expone en el pizarrón.
“Nací como oyente, pero cuando tenía
dos años estuve con temperatura muy
alta, enfermo de meningitis”, dice. Esta enfermedad provocó que perdiera la
capacidad de audición y, por ende, la
del habla, aunque ya alcanza a articular
algunos sonidos comprensibles.
igualdad
El nivel de aprendizaje e independencia
que se les inculca ha sido tal que un egresado de ese lugar asi ha completado la carrera de Ingeniero en Sistemas Computacionales. “Es un orgullo saber que como esta persona, muchos otros niños y
jóvenes pueden llegar más allá si así se lo
proponen”, expresa el directivo.
El Instituto Nuevo Amanecer no es el único ejemplo de la labor que la comunidad del
Tec de Monterrey realiza a fin de hacer más
equitativas las condiciones de vida para las
personas con necesidades especiales.
Tal es el caso de Pedro Gerardo Amezcua Martínez, estudiante de la carrera
de Ingeniería Civil en el Campus Monterrey. Dirige Profísico, asociación estudiantil que realiza actividades para
integrar a los alumnos que poseen alguna discapacidad física y facilitar su
desenvolvimiento en el campus. A esta
agrupación también pertenece Palabras sin Voz, grupo que realiza una labor de concientización sobre la vida de
los sordomudos.
s Pedro Gerardo Amezcua Martínez dice en lenguaje de señas que lo único que demandan es igualdad de oportunidades.
Amezcua preside Profísico, asociación estudiantil que trabaja en pro de los alumnos del Tec con capacidades diferentes.
8
integratec / mar-abr ‘02
de oportunidades
del Tec con capacidades
La educación, el apoyo y la libertad que
se les da, hace a estas personas crecer sanas y completas. Para ellas no existen límites ni obstáculos que impidan su pleno desarrollo, pues sienten, piensan y saben apreciar el don de la vida… y la aprovechan al máximo.
DESDE EL TEC
Así como Pedro, otros estudiantes del
Tec –ahora egresados– han podido estudiar y desenvolverse a la par que sus
demás compañeros. Felipe Robledo Padilla (IFI’99), quien nació con una malformación de la columna vertebral y requiere de un andador para desplazarse,
recuerda que cuando estudiaba en el
campus formó parte del Club de Física,
y fungió como presidente de la sociedad de alumnos de su carrera por un
año completo. “Me tocó organizar diversos eventos y participar en juntas de
la Federación de Estudiantes del Tec
–FEITESM–; hasta encabecé un concurso de creación literaria”.
Becado durante casi toda la carrera por
mantener su buen promedio, Felipe hace un repaso de su tránsito por el Tec.
“Prefería –y aún lo hago– bajar por los
escalones”, sonríe travieso, “es que se me
hace el camino más rápido, pues puedo
bajar hasta tres escalones de un solo salto”. El joven profesionista actualmente
trabaja como supervisor del almacén de
refacciones en Johnson & Johnson, y tiene cuatro personas a su cargo.
Indómitos, los estudiantes del Tec con
capacidades diferentes dan ejemplo de
que, con la firme convicción de prepararse y seguir estudiando, la discapacidad
que para algunos podría parecer una
gran barrera es, en realidad, una oportunidad para sobresalir.
El trabajo, de quien lo realiza
Naturalmente, egresar de una carrera, como para cualquier profesionista, es apenas
el comienzo de algo. Y también este paso
ha sido complicado para las personas con
capacidades diferentes, particulamente por
la inestabilidad del mercado laboral. Por
ejemplo, en Nuevo León, el Servicio Estatal de Empleo reportó que, tras un pequeño auge que motivó un 55 por ciento
de colocación durante 2000, en 2001 el
índice bajó a 38 por ciento.
Debido a esas inconsistencias en el mercado, el Tec de Monterrey ha emprendido esfuerzos destinados a colocar a sus
egresados con características especiales.
Se ha firmado un convenio con Cemex,
denominado Congruencia. A través de
este convenio, la empresa cementera recibe el apoyo de la Bolsa de Trabajo del
Tec para localizar a aquellos estudiantes
y egresados con capacidades diferentes
que cumplen con el perfil del puesto requerido. Sergio Gerardo García Kabande (IAZ’85), responsable del programa,
comenta al respecto: “La idea es que las
personas con capacidades diferentes
compitan en igualdad de circunstancias
con otros candidatos, pasando por un
proceso de reclutamiento y selección
normal, con las mismas exigencias”.
De esta forma, el convenio promueve sólo la facilidad para localizar candidatos a
un puesto y no un trato preferencial. “La
visión de Cemex no es la caridad ni la ayuda, es más bien brindar una oportunidad
justa a aquellas personas que en la mayoría de las ocasiones resultaríamos marginadas”, afirma García Kabande, quien por
haber sufrido un accidente a mitad de su
carrera, tuvo una lesión que disminuyó
sus habilidades de comunicación y de lectoescritura. “Con el convenio se busca generar una cultura de inclusión e igualdad
que aliente a las personas con alguna capacidad diferente para emprender la tarea
de estudiar con expectativas reales de contratación”, finaliza.
Así como él, numerosas personas con capacidades diferentes tienen la esperanza
de salir adelante, de estudiar y de encontrar oportunidades de desarrollo en la
sociedad. Pero no pueden solos. Buscar
su inclusión en la vida laboral requiere
de un cambio de actitud por parte de la
sociedad entera, por lo que el trabajo es
de todos.
Como el resto de la gente, las personas
con capacidades diferentes tienen derecho a un trato justo y equitativo en el
que la mirada de la sociedad no esté
puesta en su discapacidad, sino en la
enorme gama de fortalezas y habilidades
propias de su persona, distinta a las demás por su gran capacidad para vivir. Es
necesaria una mirada bajo la cual la única diferencia sea la capacidad.
integratec / mar-abr ‘02
9
E D U C A C I Ó N
I N T E R N A C I O N A L
Posgrado en el extranjero: tendencias de flexibilidad
M
uchas dudas suelen surgir a
quien aspira a estudiar un
posgrado en el extranjero.
Una de ellas puede ser cuál es la auténtica área de interés, sobre todo al estar frente a varias opciones de un mismo campo del conocimiento; la dificultad de elección puede ser mayor si
el tema de interés está vinculado a
distintas disciplinas. Otra interrogante es si el programa dejará tiempo disponible para aprovechar la oportunidad de conocer otros lugares y convivir con gente de otras culturas, sin
duda uno de los atractivos de estudiar
en el extranjero.
Hay una buena noticia: existe una tendencia hacia la flexibilidad.
La ventaja de un programa flexible es
que permite elegir entre estudiar medio
tiempo o hacerlo de tiempo completo.
Las universidades públicas brindan más
oportunidades a este respecto, de modo
que los estudiantes, por ejemplo, pueden realizar su posgrado por las tardes y
durante el verano. Además, brindan servicios especiales a aquellos estudiantes
que tienen cónyuge e hijos.
Por otro lado, la investigación interdisciplinaria es otra de las nuevas tendencias
que da prioridad a la flexibilidad. Muchas universidades están ampliando sus
programas tradicionales para adecuarlos
a los intereses de investigación de sus
alumnos. Sin duda, un programa interdisciplinario para estudios de posgrado
resulta atractivo, debido a que ofrece la
capacidad de actuar desde un esquema
de investigación versátil que podría derivar en la publicación de artículos sobre
distintas áreas.
Si bien existen muchas oportunidades de
investigar interdisciplinariamente, esto no
significa que no existan limitantes. Una de
ellas es que tanto los gobiernos como otras
instituciones se han quedado un poco atrás
en lo que a apoyo de las nuevas disciplinas
se refiere. Además, los nuevos programas
carecen de información sobre empleo,
porcentaje anual de graduados, tiempo estimado para recibirse…
Lo que es un hecho es que el futuro será de los programas interdisciplinarios.
Becas de Posgrado
TODO EL MUNDO
Instituciones:
Nivel de estudios ofrecido:
Áreas del conocimiento:
Límite para la entrega
de documentos:
ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS
Becas Magdalena O. viuda de Brockman
Maestría y diplomado
Agricultura, Ciencias Veterinarias
y Ciencias Agrícolas
Mayo de 2002
Rusia
Posgrado
Ciencias y Artes
Mayo de 2002
TODO EL MUNDO
Instituciones:
Nivel de estudios ofrecido:
Áreas del conocimiento:
Límite para la entrega
de documentos:
Límite para la entrega
de documentos:
OEA
Maestría y doctorado
Todas, excepto Medicina, Odontología,
Administración e Idiomas
Mayo de 2002
HUNGRÍA
RUSIA
Instituciones:
Nivel de estudios ofrecido:
Áreas del conocimiento:
Límite para la entrega
de documentos:
Instituciones:
Nivel de estudios:
Áreas del conocimiento:
Instituciones:
Nivel de estudios ofrecido:
Áreas del conocimiento:
Límite para la entrega
de documentos:
Gobierno de Hungría
Posgrado, especialización e investigación
Ciencias, Humanidades y Artes
Mayo de 2002
COLOMBIA
Conacyt/OEA
Posgrado, especialización e investigación
Negocios, Derecho, Mercadotecnia y áreas afines
Mayo de 2002
Instituciones:
Nivel de estudios ofrecido:
Áreas del conocimiento:
Límite para la entrega
de documentos:
Gobierno de Colombia
Maestría
Administración Pública
Mayo de 2002
Para mayores informes, los interesados pueden comunicarse con Paola Sánchez (LIN’95, MA’99), de la Coordinación de Estudios de Posgrado en el Extranjero; acudir al Centro de
Información de Programas Internacionales del Campus Monterrey; o llamar al teléfono (81) 8328 4263, fax (81) 8328 4492, correo electrónico: [email protected]
10
integratec / mar-abr ‘02
Bocconi, mi elección correcta
José Luis Mas (LEC’00)
C
En colaboración con
los centros de Oportunidades
uando era estudiante de nivel
profesional, me surgió el interés
de trabajar en una consultoría de
negocios, o bien, de planeación estratégica dentro de alguna empresa preferentemente multinacional, por lo que traté
de formarme con este perfil. Enfoqué
mis preferencias hacia el análisis numérico, y mi experiencia hacia los negocios
estratégicos; tomé tópicos analíticos que
se inclinaban a estos temas y participé en
el Programa de Liderazgo Empresarial
(PLEI) durante dos veranos, trabajando
para tres empresas en el extranjero. Una
vez que me gradué como economista,
comencé a trabajar como consultor económico y de negocios en Andersen, principalmente para clientes extranjeros.
durante el verano, en participación con
las empresas más importantes de Europa.
El curso hace énfasis en análisis y en negocios internacionales. Asimismo, cuenta
con dos especializaciones: análisis de industria y banca de inversión.
Académicas Internacionales
Tres características principales distinguen
al programa MIEM y lo hacen único en
el mundo, a saber, un cuerpo de maestros, un plan de estudios y un grupo de
alumnos realmente internacional: 10 por
ciento de latinos, 15 de anglosajones, 10
de asiáticos, 15 de italianos y 50 del resto de Europa. Con esta integración, los
alumnos proporcionan un complemento
y una retroalimentación al curso realmente excepcionales.
Kaplan ofrece
Después de una exhaustiva búsqueda, he
encontrado el plan de estudios que considero idóneo para mí. Se trata de una
maestría en Administración y Economía
Internacional –MIEM–, ofrecida por la
universidad SDA Bocconi, una de las
diez mejores universidades de negocios
en Europa. El campus se encuentra en
Milán –importante ciudad italiana de
negocios–, ubicado en el centro de la
ciudad, localización excelente para una
escuela de este tipo.
Al final del posgrado, tendré la oportunidad de participar en una feria de reclutamiento organizada por la SDA Bocconi,
en la que diversas compañías buscan a los
candidatos de MIEM para trabajar en consultoría de negocios y planeación estratégica global, principalmente.
El programa MIEM es un curso para
profesionistas jóvenes, con promedio de
dos años de experiencia laboral. Tiene
una duración de 12 meses y un internship
Para mí, lo más importante al elegir un
posgrado es que haya claridad en los objetivos profesionales, para que se llegue a
una especialización en el área deseada.
Cuando el objetivo de desarrollo profesional es específico, se pueden comparar con
mayor juicio crítico las diferentes opciones
de programas similares y, como resultado,
se hace la mejor elección.
En colaboración con el Tec de Monterrey y el Centro de Oportunidades
Académicas Internacionales, Franquicia Internacional Kaplan ofrece
Curso de preparación TOEFL
Incluye software especializado para prácticas por computadora y diagnósticos.
Inicio de cursos: 11 de abril.
¡Ahorra 100 dólares con tu Credencial Ex-A-Tec!
Informes con Paola Sánchez Vázquez (LIN'95, MA'99). Teléfono: 8328 4492.
Correo electrónico: [email protected]
de los campus Monterrey
y Estado de México,
Franquicia Internacional
Cursos de
preparación
GMAT
(Graduate Management
Admission Test)
y
GRE
(Graduate Record
Examination)
Los programas
están garantizados,
tienen aceptación a nivel
mundial, son impartidos
por maestros expertos
e incluyen CAT (software
especializado en prácticas
por computadora).
Inicio de cursos: 11 de abril.
¡Ahorra 100 dólares con
tu Credencial Ex-A-Tec!
Mayores informes con Nancy Jiménez
Perfecto (LAE’99).
Teléfono y fax: 8359 6526.
Correo electrónico:
[email protected]
Para obtener información sobre otros programas o alternativas de estudio en el extranjero, consultar la siguiente dirección: http://www.mty.itesm.mx/rectoria/pi/posgrado
integratec / mar-abr ‘02
11
La empresa ciudadana
Los desequilibrios de la riqueza en el mundo afectan a todos, principalmente a las empresas
que operan en países pobres. Solucionar la inequidad es una labor que necesita
de ciudadanos, seres socialmente responsables. Las empresas también tienen ciudadanía,
y ha llegado el momento de que la ejerzan.
Manuel Arango Arias
L
a filantropía suele confundirse con el simple hecho de destinar recursos de quien los
tiene a quienes no cuentan
con ellos. En el Centro Mexicano para
la Filantropía creemos que se trata de
algo superior: tiene que ver con la voluntad de compartir tiempo, talento y
trabajo para generar un cambio. Por supuesto, el dinero siempre es útil, pero
no necesariamente logra, por sí solo,
cambios importantes.
12
integratec / mar-abr ‘02
Hace mucho tiempo, como empresario
joven, aprendí las reglas básicas de lo que
entonces podía considerarse una empresa de éxito: aquella que cumplía con sus
obligaciones de carácter legal, fiscal, laboral, y que suponía rentabilidad para
sus accionistas. Parecían estar muy bien
definidos los conceptos de empresas y
empresarios. El resto de las obligaciones
se atribuía a los gobiernos o, al menos,
parecía que correspondía a ellos la responsabilidad de hacerse cargo.
Hoy, el mundo ha evolucionado y la
sociedad es muy dinámica. La información fluye como insospechadamente lo habríamos podido prever hace algunos años. Consecuentemente, hemos de reconsiderar la responsabilidad
del empresario con respecto a su contexto social.
Sabemos que México es un país de enormes contrastes, que ha creado mucha riqueza y que tiene más pobres que antes.
DESDE EL TEC
Esto nos obliga a todos a revisar muchas
cosas y a asumir una responsabilidad que
a veces –piensan algunos– va más allá de
nuestras obligaciones.
Estos desequilibrios también operan a
nivel global. De los 6 mil millones de
habitantes que tiene el planeta, más de 3
mil viven con menos de dos dólares al
día, y más de mil 400, con un dólar. Por
supuesto, el empresario no es el responsable del crecimiento de la pobreza, pero sí tiene la obligación de conocer todo
el contexto en el que opera y de participar en él.
Y es que la empresa también tiene ciudadanía, y cuando hablamos de responsabilidad no hablamos de otra cosa que de
ciudadanía. Ser un buen ciudadano –y
un verdadero recurso humano– consiste
en preocuparse de un poco más que los
temas cercanos.
El mercado es, sin duda, el factor más
importante en el mundo en que vivimos. En cierta forma, la globalización ha permitido que el mercado
dicte la pauta de los grandes cambios. Pese al rápido proceso globalizador, los gobiernos aún siguen siendo locales, en cierta
forma. Entonces, es preciso
asumir la responsabilidad
del poder que tiene el
mercado.
Esa responsabilidad se puede –y se debe–
asumir voluntariamente. No quisiera poner una etiqueta de “obligatorio” al tema de la responsabilidad. Una empresa
que cumple con todas sus obligaciones
legales, fiscales… y que genera trabajo,
es una empresa que debemos admirar.
Lo otro es un acto que va un poco más
allá; es un acto voluntario y, finalmente,
es un acto redituable, porque es algo que
va a gravitar en el mercado del que esa
empresa se nutre.
Que el mercado dicte la pauta
de los grandes cambios,
tiene resultados desastrosos
para la mayoría en el mundo.
Porque una empresa no puede nutrirse
de la pobreza, el crimen y la enfermedad. Tiene que hacerlo –tanto en sus
servicios como en sus productos– de
una sociedad con capacidad de compra,
en la que exista un cierto orden y seguridad social.
la responsabilidad que cada
Y es que la empresa tiene la capacidad de
aportar sin afectar su rentabilidad, aunque a veces se asume que cualquier tarea
de carácter social que lleve a
incluye al mercado.
Es preciso asumir
actor social tiene, lo que
En cada empresa hay un
gran número de ciudadanos que aspira a mejorar
su vida, y también en las
empresas está la tecnología, los recursos económicos, el acceso al
capital…
Sabedores de la importancia que tiene la empresa en
el contexto socioeconómico
de un país, en el Centro Mexicano para la Filantropía hemos desarrollado diversos
programas de responsabilidad
social empresarial. Sabemos
que si logramos que la empresa
vaya un poco más allá de sus
obligaciones laborales y fiscales,
habrá una repercusión enorme
dentro de su fuerza laboral y dentro de la sociedad.
integratec / mar-abr ‘02
13
Mexicana... para hablar permanentemente y manejar programas de responsabilidad social empresarial.
En esta alianza hemos creado el primer
distintivo anual de responsabilidad social empresarial, con el que se ha reconocido a las primeras 17 empresas que
operan en México. Es un sistema novedoso que abarca campos importantes
como medio ambiente, situación interna de la corporación y relación con la
comunidad. Se han dispuesto 80 puntos de evaluación y la empresa se autocalifica. Si logra determinar que cubre
el 75 por ciento de ellos, es candidata
al distintivo. Naturalmente, tenemos
derecho a comprobar lo que afirma.
Cada día tenemos mejores formas de
medir la responsabilidad social empresarial. También tenemos un reconocimiento anual a las más comprometidas
prácticas sociales.
Cuidar la casa que compartimos
sólo será posible
trabajando en equipo.
La conciencia ciudadana
del mercado crece cada día;
ello es importante
porque el talento
que aporte cada empresa
a la responsabilidad social
hará un cambio significativo.
14
integratec / mar-abr ‘02
cabo puede gravitar contra su rentabilidad. Hay muchos estudios y cifras en distintos lugares del mundo que prueban lo
contrario. Normalmente, las empresas
con los mejores programas de responsabilidad social son las que aparecen en todos los directorios como las empresas
más rentables.
Hay una organización en Estados Unidos
llamada Business for social responsibility
(BSR); se trata de una unión de empresarios que voluntariamente se juntaron para analizar qué podían hacer para cumplir
con esta responsabilidad. Tuvieron un
gran éxito. Decidieron llevar este movimiento a otros lugares del mundo y el
Centro Mexicano para la Filantropía se
ha hecho parte de ello en una alianza hemisférica que incluye a toda Latinoamérica. Esta alianza lleva el nombre de
Empresa, y la idea es que genere una organización local en cada país miembro.
Ya contamos con una alianza muy importante en México, con cúpulas empresariales tan destacadas como el Consejo Coordinador Empresarial, la Confederación Patronal de la República
Finalizaré señalando que la relación de
la empresa con la comunidad es muy
importante. Cada día, los ciudadanos
están mejor informados y organizados
para participar en la solución de los
problemas socioeconómicos de su país.
Son más exigentes y esto es muy importante, porque es el principio de la
democracia.
Tales ciudadanos exigirán más de las
empresas, los productos y los servicios.
Darán, asimismo, su preferencia a los
bienes de consumo que destaquen por su
conciencia social. La responsabilidad social empresarial, entonces, ya es una razón de mercado.
La conciencia ciudadana del mercado
crece. El talento –no necesariamente el
dinero– que aporte cada empresa a los
temas de responsabilidad social producirá un cambio significativo en México; no todos los cambios pueden venir
exclusivamente de políticas gubernamentales o impositivas. Cuidar la casa
que compartimos tendrá que venir de
nosotros mismos.
Manuel Arango Arias es fundador y presidente del
Centro Mexicano para la Filantropía. Ésta es una versión editada de la conferencia del mismo nombre, dictada al Sistema Tec de Monterrey, a través de la Universidad Virtual.
DESDE EL TEC
Responsabilidad social corporativa:
nueva forma de evaluar a las empresas
Las empresas que no son rentables están destinadas a fracasar.
Sin embargo, dicha rentabilidad no se contrapone al pago
de mejores salarios y mayores prestaciones...
En suma, a propiciar ambientes laborales más saludables.
Xóchitl Gálvez Ruiz
L
a media nacional de analfabetismo es del 10 por ciento; en las regiones indígenas, el porcentaje llega al
44. De cada mil niños que nacen vivos
a nivel nacional, mueren 21; en las
regiones indígenas, la cifra llega a 47
muertes por cada mil infantes. Éstas
son algunas cifras que marcan las
enormes desigualdades que tenemos
en México. Por un lado, somos un
país considerado la undécima
economía del mundo; por otro,
podríamos equipararnos con las
regiones más desoladas de África.
¿Cómo hacer que estos “dos Méxicos”
tengan un punto de encuentro? En esta
tarea, todos los mexicanos jugamos un
papel definitivo.
Mauricio Olivares Paganoni
DESDE EL TEC
Cuando fui empresaria, me di cuenta de
que generar dinero para acumularlo no
era la cultura que había aprendido de
mis padres. Ellos me enseñaron a generar para compartir. El dinero tiene que
servir para propiciar el desarrollo de las
personas y para ampliar sus propias
capacidades hacia otros individuos. Esto
podría conocerse como filantropía, pero
me gusta más hablar del concepto
responsabilidad social empresarial.
Me parece que el primer aspecto que un
empresario tiene que cuidar, sin lugar a
dudas, es la rentabilidad de su empresa.
Es un hecho que una empresa que no es
rentable está destinada a fracasar. Sin
embargo, muchas veces no nos damos
cuenta de que esa rentabilidad tiene
mucho que ver con lo a gusto que estén
los trabajadores con el jefe de la empresa. Así, un empresario despótico, oneroso o soberbio, tarde o temprano se
enfrenta con trabajadores que tienen
poco compromiso empresarial.
Entonces, un primer consejo va dirigido
hacia lograr un ambiente empresarial
cordial, con dirigentes que prediquen
con el ejemplo. Los trabajadores respetan a un jefe que tiene derecho a gustos, pero que al mismo tiempo se hace
responsable de repartir las utilidades y de
apoyar a instituciones que buscan la
equidad social. Sin duda, un jefe comprometido con los hechos tendrá una
mejor productividad en su empresa.
Hoy necesitamos empresarios más
humanos, más sensibles, que no sólo
sean máquinas de generar dinero en
términos de costo-beneficio, sino que
también piensen en el impacto social de
su actuación. Así, podemos decir que
un empresario tiene responsabilidad
social cuando se preocupa por el
tratamiento del agua, por la reducción
de la contaminación de su compañía...
aunque esto suponga un esfuerzo
económico. Y es que hace falta que
pensemos en los efectos negativos que
la falta de compromiso social puede
acarrear a nuestro planeta, este lugar en
el que van a vivir nuestros hijos y
nietos. Entonces, un empresario responsable no sólo es aquel que paga sus
impuestos a tiempo y otorga prestaciones adicionales.
Las empresas
que permiten a las madres
amamantar más
del tiempo otorgado por la ley,
no han registrado crisis
y, en cambio,
sí alto compromiso por parte
del personal femenino.
integratec / mar-abr ‘02
17
DESDE EL TEC
Las prácticas de discriminación
laboral hacia madres y padres
son constantes. No hay empresa
que permita a un padre pasar
tiempo con su esposa y bebé.
Incluso algunas empresas
despiden a sus empleadas
Mauricio Olivares Paganoni
si se embarazan.
Todos sabemos que en las comunidades
indígenas hay usos y costumbres negativos
hacia las mujeres. Es cierto, la crítica
tiene fundamento. Pero en las grandes
ciudades hay usos y costumbres igualmente negativos. Siempre he estado
muy preocupada por el tema de las
mujeres al interior de las empresas, y sé
que es común la práctica de pedir un
examen de ingravidez a una candidata a
algún trabajo, o de despedir a alguna
empleada por razones de embarazo.
Éstas son situaciones muy graves,
porque una mujer embarazada es, probablemente, quien más necesita un
empleo, sobre todo si se trata de una
mujer soltera.
Seguro Social. La empresa nunca entró
en crisis ni se redujeron sus utilidades,
porque había una especie de pacto social
de un mayor compromiso entre los trabajadores, por razón de este trato preferencial de la empresa hacia las mujeres.
Un empresario puede decidir no contratar mujeres en estas condiciones por
considerar que no le rendirán beneficios.
De lo que no se da cuenta es de que un
niño que nace en la calle tiene, a la larga,
un impacto negativo en la sociedad; no
recibe educación y termina convirtiéndose en un asaltador o secuestrador.
Entonces, si no vemos como una parte
importante del desarrollo económico a
las más de 3 millones
de madres solteras en
México, estaremos
cometiendo un error
que lamentaremos en
el futuro.
Un tema más lo constituye la situación
de los trabajadores agrícolas. Muchos
dueños de grandes ranchos no les pagan
el salario mínimo, ni les dan seguro
médico. A la larga, hacen que las condiciones de vida de estos trabajadores sean
realmente complicadas; esposas e hijos
deben trabajar para tener el dinero mínimo que les permita regresar a sus comunidades. Es hora de que nos demos
cuenta que esa situación no beneficia a
nadie.
Paralelamente a este
problema, está la situación de las madres
que, siendo empleadas en una empresa,
son obligadas a trabajar jornadas extenuantes, lo que implica no estar cerca
de sus hijos para proveerles de valores.
Con toda seguridad,
la televisión será la
responsable de educar a estos niños. Recuerdo que en el caso
de mi empresa, siempre traté que las mujeres con hijos pequeños
trabajaran
media jornada y pudieran amamantarlos
más allá del tiempo
otorgado por el
18
integratec / mar-abr ‘02
Otro tema pendiente en la agenda mexicana es el trato que reciben las trabajadoras domésticas. Hay gente que prácticamente se apropia de estos seres
humanos, les hace trabajar de sol a sol,
con salarios miserables, sin gastos médicos o prestaciones. Conviene darse
cuenta que es gracias a ellas que las ejecutivas y las funcionarias públicas podemos cumplir con nuestras labores.
Siendo realistas, debemos reconocer que
los negocios en México han sido rentables. Tomemos en cuenta que nuestro
país es uno de los lugares en donde más
coches de lujo y aviones privados se
venden. No nos escudemos diciendo
que si se pagan mejores salarios no
habrá suficientes utilidades. Como empresarios, hay que hacer un esfuerzo
extraordinario para asumir esta responsabilidad social; el reto de los mexicanos
es construir, desde cada lugar, un México más justo.
Ojalá que los jóvenes que están decidiendo actuar en el mundo empresarial
lo hagan bajo la filosofía de la responsabilidad social, del generar para compartir. Es el momento de que acaben los
abusos. Es el momento de México.
Xóchitl Gálvez Ruiz es titular de la Oficina de
Representación para el Desarrollo de los Pueblos
Indígenas de la Oficina Ejecutiva de la Presidencia de
la República. Ésta es una versión editada de la conferencia del mismo nombre, dictada al Sistema Tec
de Monterrey, a través de la Universidad Virtual.
Antonio G. Castañeda Ríos
Los factores de motivación
a los recursos humanos
de empresas
ubicadas en distintos países
no son iguales.
El alto desempeño
está provisto de profundas
raíces culturales.
20
integratec / mar-abr ‘02
C
rear una organización en la
que los miembros se sientan
responsables e involucrados
en los éxitos que se alcancen
es un atractivo y efectivo enfoque de la
administración.
Sin embargo, no hay una respuesta simple a la pregunta de qué constituye el
mejor modo de organizar y administrar
el trabajo. Por ejemplo, el hecho de que
Japón pueda ser tan eficiente en la
“administración de la calidad total” es
porque este modelo se adapta a su cultura y a su sociedad y, por lo mismo, no
puede ser imitado tal cual por los estadounidenses o por los mexicanos.
Por su parte, en Estados Unidos el modelo más popular es el denominado de
“alta participación” (high involvement),
que afirma que con la mezcla óptima de
estos cuatro factores se logra la efectividad
organizacional: información, conocimiento, poder y recompensas. El principal promotor de este modelo es Edward E.
Lawler III, de la Universidad del Sur de
California, quien junto con su equipo ha
monitoreado mil empresas de la revista
Fortune para probar su modelo de “alto
desempeño”.
De ese modo se sabe que los estadounidenses trabajan para alcanzar una
posición socioeconómica alta, tener
éxito, poder desarrollar sus propias
potencialidades, obtener recompensas... En pocas palabras, la competencia por logros alcanza la máxima expresión en la cultura de la sociedad
norteamericana. En la medida en que
estos factores sean alimentados, el
nivel de compromiso de los trabajadores del vecino país puede verse
incrementado.
Ahora bien, hay que considerar que las
diferencias culturales –que inciden en la
cultura laboral– resultan muy importantes, particularmente para las empresas
transnacionales que muchas veces pretenden estandarizar prácticas de trabajo,
con la consecuente escasez de resultados
positivos.
DESDE EL TEC
Lejos del modelo cultural japonés de
total eficiencia, o del estadounidense de
poder y recompensa económica del trabajo, los mexicanos laboran por razones
extrínsecas al trabajo mismo, como
pueden ser la familia, una buena educación a los hijos, la consideración del
trabajo como un deber…
Como parte de su cultura, el mexicano
prefiere el amor sobre el poder, la
armonía con la familia y los amigos
sobre el dinero; es flexible más que
severo y está dispuesto a cooperar más
que a competir. Todo lo anterior ciertamente influye en el modo en que el trabajador mexicano se involucra en la
actividad de su organización.
Sabemos esto porque hemos hecho
investigación de campo. Queriendo verificar si los factores del modelo estadounidense se aplicaban en el contexto
del trabajador mexicano, se realizó una
investigación exploratoria en las ciudades de Querétaro, Querétaro; San
Juan del Río, Querétaro; Cortázar,
Guanajuato; y Puebla, Puebla. La muestra fue tomada de los sectores agrícola,
industrial y de servicios –iniciativa privada–, y se constituyó de 526 sujetos, de
los cuales 230 eran operarios; 148, mandos medios; y 109, de alta gerencia;
otros 39 no señalaron su cargo. El
instrumento de investigación era un
cuestionario con dos preguntas abiertas
que se respondían en tres incisos, para
relatar la “mejor” y la “peor” experiencia de trabajo vivida, así como los aspectos cognoscitivos, afectivos y conductuales involucrados.
cognoscitivo, el entrevistado expresaba
“me cambiaron de jefe”, “tenía proyectos
avanzados que con el nuevo jefe no
tuvieron ningún apoyo”, “limitaron el presupuesto”…; en el aspecto afectivo, “me
sentí frustrado”, “impotente”, “decepcionado”, “desanimado”…; y en lo conductual, “desinterés”, “no echarle ganas”,
“trabajar, pero dando el mínimo”…
Los resultados indican que, para los trabajadores mexicanos, el factor más
importante de involucramiento es el
ambiente agradable de trabajo; éste se
traduce en la aceptación por parte del
grupo, en medio de un clima de compañerismo. Otro factor importante es la
valoración, es decir, el reconocimiento
de la organización a la contribución del
trabajador.
Este ambiente de eficaz desarrollo para
el trabajador mexicano lo constituye
también la capacitación para hacer mejor
la labor diaria, acompañada de la solidaridad y la cooperación. El logro pone
énfasis en conseguir metas previamente
establecidas. Dentro de ello, la perspectiva de crecer en la organización es un
factor importante. Algunos de los rasgos
que más aprecian los mexicanos en el
ambiente laboral es la falta de vigilancia,
el buen trato, el trabajo mismo, la comunicación, la paga justa y la confianza.
Las diferencias culturales –que
inciden en la cultura laboral–
resultan muy importantes,
particularmente para
las empresas transnacionales
que muchas veces pretenden
estandarizar prácticas
de trabajo, con la consecuente
escasez de resultados positivos.
Las personas experimentan, en el contexto de su experiencia positiva, estados
Alguien pudo decir, por ejemplo, que su
mejor experiencia había sido cuando lo
ascendieron de puesto. En un caso como
éste, los factores cognoscitivos se
expresaban en términos como “reconocieron mi trabajo”, “me dijeron que
me lo merecía”, “me capacitaron para el
puesto”…; los factores afectivos, “me
sentí importante”, “orgulloso”, “optimista”…; los factores conductuales,
“trabajé mejor”, “tuve más compromiso
y responsabilidad”, “me preocupé más
por la gente”…
Otro ejemplo, pero de experiencia negativa, fue el relato de problemas con un jefe
prepotente y cerrado. En el aspecto
integratec / mar-abr ‘02
21
Trabajar en equipos armoniosos
es la principal característica
que valoran los mexicanos;
otras culturas estiman
más el dinero y el poder.
afectivos como
sentirse satisfechos, contentos, orgullosos, motivados, optimistas, emocionados, confiados, seguros. Las conductas que vienen como
consecuencia de la experiencia positiva
van en la línea de trabajar mejor, tener
más compromiso y responsabilidad,
“echarle más ganas”, ser personas positivas, estar dispuestas a superarse, a conseguir retos, a participar activamente.
En cambio, los factores que desalientan
el involucramiento provienen de experiencias negativas, como problemas con
el jefe o con los compañeros, mala paga,
falta de valoración, falta de apoyo, desorganización, maltrato, chismes, trabajo
excesivo, falta de recursos y herramientas, falta de conocimiento y habilidades,
falta de comunicación. Todo ello ocasiona que, en el aspecto afectivo, las personas se sientan frustradas, con coraje,
impotentes, tristes, decepcionadas, con
la moral “baja”, derrotadas, decaídas,
aburridas, agresivas.
En el aspecto conductual, la respuesta es
muy interesante pues, a diferencia de
otras culturas de países desarrollados, las
conductas que resultan de las experiencias
negativas no siempre lo son, sino que
22
integratec / mar-abr ‘02
también pueden ser positivas. Es cierto
que muchas personas abandonan la
empresa o trabajan a disgusto, no rinden,
son negativas, explosivas o apáticas. Pero
también muchas otras reaccionan positivamente ante lo negativo, se sobreponen
y mantienen un compromiso adicional,
ponen más atención, son más pacientes,
evitan cometer errores... Se trata de la
proverbial capacidad de los mexicanos
para sobreponerse a los malos tiempos, lo
cual también se evidencia en otros índices
(un ejemplo de ello es la tasa de suicidios,
notablemente más baja en México que en
Estados Unidos o Japón).
No obstante, no es una buena idea para los
responsables de la política interna corporativa dejar de sugerir estrategias para mejorar ambientes de trabajo y, con ello, potenciar la capacidad de los trabajadores.
La investigación realizada ha permitido
incorporar el conocimiento de los factores afectivos y conductuales como
torales para comprender las actitudes del
ser humano presente en la administración. Probablemente el mayor resultado es haber derrumbado el mito de
que a los mexicanos lo único que nos
motiva e involucra en el trabajo son las
recompensas externas –como el salario y
las prestaciones– y haber encontrado
que, en la cultura mexicana, son igualmente importantes los aspectos sociales
y familiares, al igual que la necesidad de
reconocimiento y valoración.
El ambiente de trabajo mexicano ideal,
entonces, es distinto al estadounidense
de “alta participación”, que se reduce a
factores cognoscitivos (información,
conocimiento, poder y recompensas).
Este modelo norteamericano, por ende,
no se interesa por lo que sucede en el
interior del trabajador, pese a que es
posible especular que lo afectivo y lo
conductual tendrán repercusiones.
Por último, es preciso recordar que, si se
ha de nacer y morir en el seno de las
organizaciones, resulta indispensable
crearlas y gestionarlas de acuerdo con la
cultura propia y un modo más humano
y efectivo, hecho que no debe ser olvidado por las empresas transnacionales
que operan en México, si es que quieren
obtener mayores utilidades. Ésta es
nuestra parte en la contribución del
bienestar individual y social.
Para saber más…
Lawler III E. (1991). Managing Employee Involvement.
CEO Publications G91-3 (188).
Antonio G. Castañeda Ríos es profesor del Campus
Querétaro. Se doctoró con la tesis “Hacia una teoría de
involucración y los factores más importantes para el
alto desempeño en organizaciones mexicanas”.
Visión
por Aída Alejandra Ojeda Solís (LCC’96)
Ningún país ha alcanzado grados
de bienestar para sus habitantes
sin niveles avanzados de educación,
ciencia, tecnología, arte, cultura...
El conocimiento que detente
una sociedad es determinante
de mejores condiciones de vida.
Pero México, junto con
el resto de Latinoamérica,
es la región que menos
invierte en estos rubros.
Ante ello, es necesario
que el sector privado y la sociedad
civil se comprometan y donen tiempo
y talento en beneficio de todos.
A ese juego, en el que todos
ponen, se le llama filantropía
para la educación. Un juego
en el que, también, todos ganan.
integratec / mar-abr ‘02
25
VISIÓN
E
xiste un juego en el que mientras más se da, más se recibe.
Sus reglas se escriben con la
tinta de la voluntad, la generosidad, la entrega, la disposición y la responsabilidad cívica. A este juego, al que
cada persona está llamada a participar, se
le llama filantropía.
Definida como “amor al género humano”, la filantropía es puesta en práctica
por diversos actores. La sociedad civil, en
conjunto con las empresas, toma la responsabilidad de apoyar causas de interés
común... y nada más común a todos los
sectores que la educación.
De las 7 mil 300 asociaciones en México
registradas en el Directorio de Instituciones Filantrópicas del Centro Mexicano para la Filantropía, el 16 por ciento
posee programas de educación dirigidos
a niños, jóvenes y adultos. Completar las
necesidades educativas, entonces, es una
labor urgente, que rebasa el simple acto
de transferir dinero a una causa. Se trata,
más bien, de invertir tiempo, talento y
recursos en aquello que resulta la base
para el desarrollo sostenido de cualquier
sociedad.
Sólo basta con que cada uno
de los participantes en el juego de la educación ponga un
poco de su parte para luego
recibir, a cambio, la satisfacción de haber ganado para
todos. “Es como una cadena:
entre más das, más recibes”,
apunta Emilio Guerra, vocero del Centro Mexicano para
la Filantropía (Cemefi).
Responsabilidad
compartida
Cifras del Foro Mundial de
Educación estiman que más de
100 millones de niños no tienen acceso a la educación primaria, y 880 millones de adultos son analfabetos. En México,
la Constitución obliga al Estado a garantizar el derecho de
cada individuo a una educación
de calidad, así
como a alentar
el desarrollo de
la ciencia y la
cultura.
Sin
embargo, como ha mostrado recientemente la Asociación Internacional para la
Evaluación y el
Logro Educativo, el nivel educativo en
promedio es alarmantemente bajo.
Pese a que la administración federal ha
previsto invertir en educación 110 mil
millones de pesos en este rubro –la mayor
suma en la historia destinada a tal fin,
de acuerdo con la Presidencia de la
República–, lo que incluye becas a 300
mil estudiantes de educación superior, el
reto de transformar la realidad educativa
de México se aprecia enorme.
Ante ello, el sector privado y la sociedad
civil, organizada o no, ha participado de
manera responsable en tareas educativas.
Para Emilio Guerra, vocero del Cemefi,
poco a poco se ha acrecentado entre la
población una cultura filantrópica, no
sólo en términos de donaciones, sino de
simple civismo.
“Lo deseable es que las personas dejen
de lado el interés individual y empiecen
a hacerse responsables del desarrollo de
su comunidad”, asegura Guerra, para
quien el desarrollo social sólo puede basarse en un crecimiento compartido con
otros. Da una referencia obligada: “Un
buen profesionista reconoce que su
propio éxito depende de las condiciones
sociales, económicas y de salud de su
propia comunidad; una buena empresa,
también”.
Dos ejemplos de cómo las empresas se
comprometen con la educación lo forman Bancomer y Ford, a través de sus
fundaciones.
Por un lado, la Fundación Bancomer, con
el patrocinio de IBM, Seguros Monterrey,
Televisa y Telmex, ha invertido recientemente 100 millones de pesos en premiar a
Las escuelas Ford suman 192,
y atienden a 60 mil niños
de zonas marginadas
en México. Con este tipo
de esfuerzos se puede soñar
con un futuro mejor para todos.
356 niños, 94 maestros y más de 3 mil 500
escuelas en el país, como resultado del
concurso Idea tu futuro. Los niños tenían
que dibujar y los profesores escribir acerca
de los retos en el futuro y cómo los encararán quienes hoy son niños. Un fideicomiso garantiza que los niños premiados
podrán acceder a un nivel universitario y
que los profesores tendrán la posibilidad
de cursar estudios de posgrado.
Por otra parte, la red de distribuidores
de autos Ford en México participa, desde hace 35 años, en la construcción y
remodelación de escuelas primarias públicas. Como resultado de un trabajo
conjunto entre los 117 distribuidores,
clubes Rotario y gobierno, se han construido hasta la fecha 192 escuelas, que
atienden actualmente a 60 mil niños de
zonas marginadas.
Becky Sáenz, coordinadora de Escuelas
Ford, explica: “Cada distribuidor funge
como patrocinador de una escuela, vigila
su buen funcionamiento, organiza torneos deportivos, y promueve cursos de
actualización para directivos, profesores
y padres de familia”.
Con programas como éstos, muchas
empresas impulsan la educación en México, pues saben que ello propicia el desarrollo sostenido del país. “La empresa apuesta un porcentaje de sus ganancias a la formación de personas con habilidades propias de su profesión que,
en un futuro, incentivarán el desarrollo, ya sea participando en la misma
compañía o en alguna otra; incluso estas personas podrían llegar a trabajar en
el gobierno”, declara Emilio Guerra,
vocero del Cemefi.
Tal inversión media el 1 por ciento, una
cantidad que no afecta la productividad
de las empresas y, en cambio, sí suma
millones. Lo mejor de todo, según Guerra, es el esfuerzo multiplicador que diversas empresas observan como resultado de apoyar la educación. “Es como
una cadena: mientras más das,
más recibes”, enfatiza.
Y es que en el juego de dar y recibir, gobierno, empresas y sociedad civil están
juntos y saben que quienquiera que sea
el ganador, el premio se lo llevan los niños, jóvenes y adultos que buscan una
ventana con vista hacia el desarrollo.
La sociedad civil organizada también está haciendo lo propio. Del mismo origen
que las Escuelas Ford, pero ya con funciones autónomas, la Fundación Ford apoya
al desarrollo social invirtiendo directamente en la formación de recursos humanos de alto nivel, sobre todo indígenas. El programa consiste en otorgar becas para cursar estudios de posgrado en
universidades mexicanas o en alguna institución de educación superior de cualquier parte del mundo, con la condición
de que el becario regrese a su país a aplicar lo que haya aprendido.
David Navarrete, coordinador del programa en México, informa que en 2001
se entregaron 20 becas a estudiantes indígenas mexicanos y ocho a guatemaltecos,
todas relacionadas con áreas de impacto
directo en el desarrollo comunitario. “La
labor de la Fundación Ford es descentralizada, pues se alía con instituciones propias del país para adecuar la oferta
educativa a la realidad de la
zona”, explica.
En Latinoamérica,
el Estado otorga
a la educación menos
dinero que en Europa
o Asia. Ello hace más
urgente el compromiso
social de empresas
y sociedad civil.
Todo tipo de asociaciones civiles juega
roles para ganar espacios en la educación.
El Cemefi estima que unas mil 100 invierten en áreas como desarrollo de infraestructura, equipamiento, programas
educativos y becas.
Un caso más de ello lo constituye la Fundación Vamos México, la cual ha empezado ya con la donación de 157 autobuses
que habrán de servir como salones escolares de educación pública en áreas marginadas, a fin de que se evite tomar clase
a la intemperie, debajo de los árboles.
Los primeros 10 autobuses, donados por
el Grupo Estrella Blanca, ya han sido
transportados a diversas comunidades de
los estados de México, Campeche, Chiapas, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Puebla, San Luis Potosí y Zacatecas.
La filantropía en favor de la educación
poco a poco se da de manera más natural; rebasa modas, cuestiones de imagen
e incentivos fiscales. La verdadera filantropía para la educación se está construyendo gracias a un trabajo conjunto de
empresarios, asociaciones civiles y gobierno; una labor planeada y sostenida
integratec / mar-abr ‘02
27
los miembros de la comunidad del Tec el
hecho de que colaboren con su crecimiento, se ha instaurado el Premio Alma
Máter.
Debe dejarse de lado
que demuestra ser capaz de dar resultados tangibles y de largo plazo, por el bien
de todos. En resumen, éste es un juego en
el que “todos ponen y todos ganan”.
el interés individual
y comprometerse
con el desarrollo
de la comunidad.
El desarrollo real es
crecimiento compartido,
lo cual es válido
tanto para personas
como para empresas.
Todos ganan…
cuando le ponen al Tec
El Tec de Monterrey es probablemente
el mejor ejemplo de los alcances que la
filantropía en general puede tener y, particularmente, la filantropía destinada a la
educación.
El compromiso que tiene la comunidad
con el Tec hace posible no sólo su crecimiento, sino también que uno de cada tres
estudiantes del Instituto pueda permanecer en él recibiendo algún tipo de beca.
En respuesta a esto, el Instituto muestra
su reconocimiento y agradecimiento a
las personas que contribuyen a la sociedad en general, y a la institución en particular. Prueba de ello es la implementación del Premio Eugenio Garza Sada,
máximo galardón que otorga el Instituto, el cual distingue a organizaciones y
personas que han cumplido una misión
filantrópica. Ahora bien, para agradecer a
Dos buenos ejemplos de quienes han
recibido el Premio Eugenio Garza Sada
lo constituyen Federico De la Vega
Mathews (IQ’56) y Rodolfo López Arzola (LAE’68). A De la Vega Mathews
se deben el Campus Ciudad Juárez, así
como la universidad pública y el tecnológico regional del mismo lugar, mientras que López Arzola es fundador de
Asesoría Técnica a Comunidades Oaxaqueñas, organización de formación y
asesoramiento de empresas forestales
comunales de ese estado.
Como ellos, todos los Ex-A-Tec saben
que la educación necesita de muchos recursos para que sea de calidad y esté al alcance de todos. Por eso apoyan el desarrollo de infraestructura y la captación de
una planta docente capacitada que promueva la formación de personas íntegras.
En cuanto al apoyo de los egresados u
otros miembros de la comunidad del
Tec, se da de diversas maneras. En principio, el Instituto depende de las decisiones de los Consejos de cada campus y
del Sistema, formados por empresarios
que han decidido donar tiempo y talento a la formación de recursos humanos.
El Norte
Otro buen ejemplo es la administración
de casas en donde se hospedan estudiantes gratuitamente, o casi. Es el caso de la
Asociación de Estudiantes Bajacalifornianos en Monterrey, que alberga a estudiantes varones del Campus Monterrey.
“Se compró la casa para apoyar la manutención de quienes somos becarios”, comenta
Óscar Ramírez, estudiante de la carrera de
Ingeniero Mecánico Electricista, beneficiario de la recaudación que realiza la Asociación. “Se reciben donativos de empresarios
de Mexicali, Tijuana y otras ciudades del estado, quienes sólo piden que los egresados
a quienes apoyaron, regresen a enseñar a
aquellos que no pudieron venir”, comenta.
s El más importante galardón que otorga el Tec, el Premio Eugenio Garza Sada,
distingue a personas y organizaciones caracterizadas por su compromiso social y filantropía.
28
integratec / mar-abr ‘02
Más casas como éstas operan en Monterrey
y en Hermosillo, principalmente, con la
colaboración de los egresados que participan en la Asociación Ex-A-Tec Sonorense,
la Fraternidad Ricardo R. Guajardo Suárez,
El Norte
VISIÓN
por ciento del costo de la colegiatura
en las áreas de Ingeniería, Administración y Humanidades”, precisa Aníbal
Silvestri Rodríguez (IC’62), director
de Becas y Financiamientos del Campus Monterrey.
s
En general, cada año se otorga algún tipo de beca-financiamiento a cerca de 24
mil estudiantes en todos los campus del
Tec. Silvestri Rodríguez comenta que,
además, existen becas de excelencia otorgadas al mejor estudiante de cada una de
las 120 preparatorias mexicanas certificadas por el Instituto.
La Asociación de Estudiantes
de Baja California ha
recibido el Premio Alma
Máter por campañas
financieras en pro de sus
compañeros.
Promoción Comunitaria, y el Club de Esposas de Maestros y Directivos del Tec.
La filantropía es todo
un motor de desarrollo
en el Tec de Monterrey.
Gracias a la colaboración
desinteresada de miles
de personas, el Instituto
puede desarrollar
infraestructura y mantener
programas de becas a la par
de las mejores universidades
del mundo.
Justamente la Asociación de Estudiantes
Bajacalifornianos ha sido galardonada con
el Premio Alma Máter por tres años consecutivos. El Premio, instituido desde 1998,
agradece el esfuerzo de grupos estudiantiles y asociaciones de egresados que se han
distinguido por realizar campañas financieras para fondos de becas y otros proyectos
de desarrollo, tales como la construcción
de instalaciones en los campus y la donación de equipos de cómputo.
Una forma más en que la sociedad en general y la comunidad del Tec participan
en apoyo del Instituto es la compra de
boletos del Sorteo Tec.
Es gracias a los donativos de diversas empresas, asociaciones y personas físicas, así
como de lo recaudado por la venta de boletos del Sorteo Tec, que el Instituto puede, a su vez, apoyar el desarrollo de la comunidad mediante la formación de recursos humanos altamente calificados que,
sin becas, no habrían podido terminar sus
estudios. Se trata de aproximadamente un
30 por ciento de los estudiantes.
Una de las organizaciones que aportan fondos para estudios superiores es
el Banco Mundial que, a través de la
Sociedad de Fomento a la Educación
Superior (Sofes), da apoyo a estudiantes de 40 universidades privadas de
México. “Consiste en un fideicomiso
que financia desde el 20 hasta el 80
Asimismo, el Tec otorga becas deportivas
a estudiantes que demuestran gran potencial en esta área. “Los porcentajes de becas
van desde un 22.5 hasta un 90 por ciento,
dependiendo de la capacidad del atleta y
de su situación económica, así como de la
disponibilidad de becas del equipo representativo”, informa por su parte Homero
Moriel Santiesteban, jefe de equipos representativos del Campus Monterrey.
La labor que realizan personas, organismos
internacionales, instituciones y empresas
para apoyar la educación es sólo una pequeña parte de lo mucho que falta por cubrir en esta área. Sin embargo, los participantes de este
juego saben que el tiempo, esfuerzo, entrega y recursos invertidos serán premiados con la satisfacción de haber colaborado
en la formación de una sociedad
más desarrollada y equitativa.
Cada uno de los participantes
en el juego de la filantropía en
favor de la educación está plenamente convencido de que
aquellos que reciben también
aprenden a dar. Por eso le
apuestan con más ahínco a este
juego en el que todos ponen y todos ganan. Finalmente, el premio es para todos.
Para saber más…
Centro Mexicano para la Filantropía
http://www.cemefi.org/
En Persona
Entrevista con
Guillermo Murillo Padilla
Ejemplo de
responsabilidad
social
por Santiago Corona, Violeta Sandoval Chapa (LAE’84)
y Juan Enrique Huerta Wong (MCO’00)
Devolver a la sociedad algo de lo que gana
y compartir más con los trabajadores, es la frase que
resume la vida de Guillermo Murillo Padilla (IMA’64).
D
ar más a los demás es el
principio de una sociedad
evolucionada. Es también
el principal rasgo de vida
de Guillermo Murillo Padilla
(IMA’64), próspero empresario mexicano y filántropo por excelencia.
En Guadalajara, donde dirige un
creciente grupo empresarial especializado en derivados del acero, su
mano se esparce. Lo mismo funda
obras que benefician a personas de
la tercera edad, que lleva a cabo acciones para favorecer a indígenas o a
niños de escasos recursos. Obras parecidas había hecho años atrás en su
natal Sinaloa.
Admite con humildad que en cada
momento de su vida recibe más de lo
que da. Así ha sido al estar al frente de
30
integratec / mar-abr ‘02
los patronatos de la Cruz Roja, la
Fundación Pro Tarahumara y la Casa
Hogar “Santa Eduwiges”.
Es, simplemente, un empresario sabedor de que la tarea que le ha tocado
va más allá que pagar impuestos y salarios. Es, en definitiva, un vivo ejemplo de responsabilidad social.
‘Dar es recibir más…’
A finales de los años 60, Guillermo
Murillo era un joven como cualquier
otro. Había estudiado en el Tec de
Monterrey durante 7 años, y su carácter se había terminado de formar
con la dura disciplina del internado
de ese entonces. Comenzaba lo que
sería una brillante carrera como empresario, haciéndose cargo de parte
s Guillermo Murillo Padilla entiende la importancia de pasar tiempo con sus empleados, no sólo en la oficina sino fuera de ella.
del negocio familiar, Aceros Murillo. Se
casó, y la perspectiva de lo que sería su
vida cambió por completo.
Explica Murillo Padilla: “Entendimos
que la única forma de cambiar al país es
que la sociedad lo cambie, porque el gobierno no ha hecho mucho. Quien me
invitó a trabajar en áreas sociales, y se
puede decir que me influyó, fue Manuel
El Maquío Clouthier (IA’57). Él estaba
en el Movimiento Familiar Cristiano, en
Culiacán, y desde ahí hacía muchas obras
para la comunidad. En la política no me
involucré con él, pero en lo social, sí. Mi
esposa y yo entramos entonces al Movimiento en Los Mochis, y empezamos a
trabajar”. Eran tiempos de inconformidad social en todo el país, traducidas en
la contraposición de empresarios independientes al gobierno, guerrilla y movimientos estudiantiles.
Y se sumó. A mediados de los 70 presidió la Casa Hogar “Santa Eduwiges”,
que se ocupa del sostenimiento y la educación permanente de 70 niños de la calle. También por esos años, contribuyó
con la Fundación Pro Tarahumara, que
ha construido escuelas y hospitales para
apoyar las condiciones de vida de los rarámuris, desde el norte de Sinaloa hasta
el centro de Chihuahua. “Mi empresa tenía bodegas en esa zona y yo me ocupaba de recolectar la ayuda y hacerla llegar
a las misiones jesuitas en la región, a través del ferrocarril Chihuahua-Pacífico”,
puntualiza el empresario.
Fue también por la misma época cuando
empezó su labor en una de las más importantes obras en las que ha participado: los
fondos para becas. “Junto con otros
egresados –Guillermo Elizondo Collard
(IA’54) entre ellos–, surgió la idea de
apoyar la educación en Sinaloa, que entonces estaba algo deficiente. Formamos
el Patronato de Becas y primero lo sostuvimos sólo nosotros; ya luego entró Coparmex, de donde algunos de nosotros
éramos consejeros”.
En 25 años, el compromiso de Guillermo Murillo no ha cesado. Ya en Guadalajara, ciudad a la que se mudó al ampliar
sus negocios –Fierro y Lámina, Aceros
Murillo, Doit Center, Estructuras y
Transformaciones Metálicas de Occidente–, este Ex-A-Tec ha participado en el
patronato de la Cruz Roja y en el del
Centro de Formación de Personal para el
Cuidado de la Tercera Edad “Madre Teresa de Calcuta”, buscando siempre colaborar donde más falta hace.
Congruente con su visión de apoyar a la
educación, Guillermo Murillo también fue
pieza clave en la formación del Campus
Guadalajara, del cual es consejero.
A este campus han acudido muchos estudiantes beneficiados con fondos de becas
que creó, particularmente para hijos de
sus empleados. Y es que para este hombre, la razón de participar socialmente es
que los beneficios de la producción sean
distribuidos. Da un ejemplo que le es
cercano: “Hay que preocuparse por la
mejora económica de las personas que
están a tu cargo, pero también por su
bienestar en general; si la gente de tu alrededor siente responsabilidad y calidad
moral, te sigue. Es importante, entonces,
pensar en los demás”.
Agrega: “También hay que responder a
la expectativa que tienen de ti la sociedad, los clientes, el personal, la familia,
las organizaciones... La participación es
fundamental; un caso de ello es que todos podemos necesitar a la Cruz Roja en
cualquier momento”. Y predica con el
ejemplo, pues más de cien personas beneficiadas con becas de sus empresas han
obtenido títulos profesionales, certificados de bachillerato y de secundaria.
Más de cien personas
beneficiadas con becas
de sus empresas han obtenido
títulos profesionales,
certificados de bachillerato
y de secundaria.
“Hay que preocuparse
por el bienestar general
de quienes de ti dependen”,
explica Guillermo Murillo.
integratec / mar-abr ‘02
31
EN PERSONA
Además de la responsabilidad, educar
tiene que ver directamente con una visión de productividad: “Si quieres que
la gente sea más eficiente en su trabajo,
si quieres más ventas, necesitas personas
muy preparadas. En la medida en que
se solucione el problema educativo, se
solucionará el del desarrollo”, afirma
contundente.
La visión social de sus empresas ha dado
en el clavo. El ambiente es de convivencia, de solidaridad. Todos participan para apoyar a gente tanto dentro como
fuera de la empresa. Recientemente, a
un trabajador se le inundó su casa, y todos acudieron a prestarle apoyo,
encabezados por Guillermo Murillo en
persona.
La disciplina que aprendió
Guillermo Murillo en el Tec
ha influido en su capacidad
de trabajo, así como
en su perspectiva del mundo.
Ha apoyado lo mismo al sector
salud que a niños de la calle
o a personas de la tercera edad.
Sobre todo,
se ha comprometido
con sus empleados.
Sin duda, es un vivo ejemplo
de responsabilidad social.
32
integratec / mar-abr ‘02
El Tec: influencia mayor
En sus tiempos como estudiante, Guillermo Murillo veía llegar al comedor del
Campus Monterrey, cada lunes, a don
Eugenio Garza Sada. La humilde actitud
del empresario era por entonces, confiesa, incomprendida a sus ojos. No fue sino hasta 10 años después de graduarse,
al visitar el campus, que entendió el alcance de los actos de don Eugenio. Se
convirtió en su modelo.
Y no es que durante su vida estudiantil
no supiera quién era aquella figura, sino
que se ocupaba en las inquietudes propias de un joven de su edad, despreocupado como tantos otros. Jugaba softbol
entre semana con “Los Cucarachos”, y
paseaba los domingos por la Plaza Zaragoza del centro de Monterrey, entonces
el parque –y la distracción– más importante de la ciudad. Recuerda: “Jugábamos softbol entre semana con un equipo
de puros muchachos de Sinaloa, pero
que a pesar de ser de allá, éramos maletas. Por malos nos pusimos 'Los Cucarachos', pues no merecíamos el nombre de
'Sinaloa'. Aunque éramos muy malos, al
cabo del tiempo mejoramos e incluso
llegamos a play-offs de segunda fuerza”.
Como la influencia de don Eugenio,
Murillo Padilla no entendió la fuerza
de los valores que el Instituto le inculcó sino hasta después de graduado. “Ir
a bailes o desvelarse era algo muy escaso, porque en Residencias la cosa era
en serio; le decíamos la ratonera. Entonces no lo sabíamos, pero la disciplina del internado nos marcó para toda
la vida, así como la vocación de servicio a la comunidad que aparece ahora
en la Misión del Tec, pero que siempre
fue parte de su formación”, admite el
empresario.
Los ecos de la responsabilidad
De regreso a Los Mochis, el joven ingeniero conoció a una guapa adolescente
en una fiesta. Contra toda convención,
charlaron de radiología, un tema que
les era común, pues él había terminado
su tesis acerca del uso de la radiografía
en la industria, y ella sus estudios como
técnica radiológica. Luego coincidirían
en muchos temas más, incluyendo la
forma como, años después, educarían a
sus cinco hijas, tres de las cuales cuentan con altos puestos en las industrias
Murillo.
Hoy, ambos disfrutan a sus nietos, que
pronto serán seis. Tratan de infundirles
el respeto a la gente honrada, el valor de
las sociedades más sanas, “como las de
antes, cuando no había tanta corrupción”. Saben que a la generación de sus
nietos tocará, probablemente, fijar la
conciencia filantrópica. Una conciencia
que, a juicio de Guillermo Murillo,
“existe, pero no abunda”.
Y es que, señala, “aunque se ha hecho
mucho, queda también mucho por hacer”. Ya vendrán otros tiempos; sus hijas
se harán cargo de sus empresas y él se
dedicará a viajar, pero también a seguir
apoyando donde sea necesario. Para sus
hijas, empleados, nietos y la comunidad
del Tec de Monterrey en Guadalajara,
don Guillermo Murillo será, eso sí, un
modelo a seguir… un vivo ejemplo de
responsabilidad social.
En Contacto
EN CONTACTO
Celebran Noche Cultural
Ex-A-Tec en Campus Monterrey
M
ás de mil 800 egresados se dieron
cita en el Auditorio Luis
Elizondo, del Campus Monterrey, para
celebrar la Noche Cultural Ex-A-Tec,
que tuvo como espectáculo central al
musical “Tía Meim”, protagonizado por
estudiantes del mismo campus.
Presidió el evento Rafael Rangel
Sostmann (IME’65), rector del Sistema
Tecnológico de Monterrey, quien
recordó la importancia que para el
Instituto tienen sus egresados, quienes
son su razón de ser. También dieron la
bienvenida a los Ex-A-Tec Alberto
Bustani Adem (IQA’76), rector de la
Zona Metropolitana de Monterrey y
Aldo Torres Salinas (CP’88), director de
Relaciones con Egresados del Sistema.
Al día siguiente, los Ex-A-Tec participaron en múltiples recorridos por las
instalaciones del campus. Singular
interés despertó entre la concurrencia
detenerse en el monumento Ex-A-Tec,
erigido en los bajos del Centro de
Tecnología.
Integra mesa
directiva Ex-A-Tec
Ciudad de México
E
n el marco del tradicional Encuentro
de generaciones de egresados del
Campus Ciudad de México, se llevó a
cabo la presentación de la mesa directiva
de la Asociación Ex-A-Tec.
Encabeza el nuevo equipo de trabajo Carlos
Enrique Álvarez Aguilar (IIS’98), como
presidente; Dulce María Aguilar Lacavez
(LEM’95), como secretaria general;
Alejandro Arturo Blas Méndez (ISE’99),
en comunicación y mercadotecnia; Jorge
34
34
integratec//mar-abr
mar-abr‘02
‘02
integratec
Margáin Álvarez (IEC’99), en planeación y
logística; Ricardo Cedillo del Río (MA’96),
en tesorería; Enrique Salas Vargas (MA’94),
en relaciones públicas; Elis Villanueva
Venegas (LSC’97), en proyectos sociales; y
Carlos Barragán Orbe (ISC’95), en
patrocinios.
Como primera actividad, esta asociación
hizo una donación a la casa hogar “La
Esperanza”, en la cual se da vivienda y
comida a niños de escasos recursos.
EN CONTACTO
Se reúne en Chihuahua
generación 1991
C
on el objetivo de crear un espacio
de convivencia entre los Ex-A-Tec y
acercarlos a su alma máter, el Campus
Chihuahua organizó una reunión para la
generación 1991.
A este evento acudieron más de 50 familias de egresados. Juntos escucharon el
mensaje del director general del campus,
Víctor Gutiérrez (MCC'87), quien
recordó lo importante que son para el
Instituto los Ex-A-Tec; los exhortó,
asimismo, a mantenerse en contacto con
sus compañeros de generación.
Reconocen a Ex-A-Tec
con Premio Nacional
de Ingeniería
Los Ex-A-Tec pudieron convivir también con Jesús Romero (MA’83),
entrañable profesor para esta generación.
Por otra parte, la Asociación Ex-A-Tec
Chihuahua presentó su informe anual.
E
l Premio de la Asociación Nacional de Facultades y Escuelas
de Ingeniería (ANFEI) 2001 fue
otorgado a Ricardo Adrián Armendáriz Arias (IIS’00), Olivia Bibayoff
Jiménez (IIA’00), Yasser Alberto
Davizón Castillo (IFI’00), Marcela
Fernández Sosa (ISC’00), Zakdy
Sorchini Magaña (IEC’00) y José
Antonio Lascuráin Rodríguez
(ISI’00), Luis Felipe Hakim Ladrón
de Guevara (IQA’00), Omar Peralta Fernández (IME’00), Abelardo
Garza Delgado (IMA’00), Antonio
López Cabrero (IAZ’00) y Jerónimo Mota Ochoa (ISE’00).
La Anfei reconoce, cada año, a
jóvenes profesionistas que se han
destacado por sus cortas pero brillantes trayectorias académicas.
Recibe Filiberto López
Premio Nacional de Ciencia
Se reúne ISE’91
P
quienes recordó con emoción sus días en
las aulas.
Norma Roffe Samaniego (ISE’81,
MSI’86, DIN’00), profesora del Campus
Monterrey, se dirigió a los egresados, a
Los Ex-A-Tec fueron testigos de cómo el
Instituto mantiene el liderazgo en la
aplicación de la tecnología a la educación. Culminaron el tradicional recorrido por el campus tomándose una
fotografía para el recuerdo.
ara conmemorar su décimo aniversario como profesionistas, se
reunieron en pasadas fechas los
Ingenieros en Sistemas Electrónicos que
terminaron su carrera en 1991.
C
omo reconocimiento a su
trayectoria en el campo de la
investigación química, Filiberto
López Dávila (MQ’74) recibió el
Premio Nacional de Ciencia 2001,
en la rama de Tecnología y Diseño.
Inventor de la tinta indeleble que se
utiliza en los comicios estatales y
federales del país desde 1994,
Vázquez Dávila recibió el premio
más importante a la ciencia en
México, de manos del Presidente
Vicente Fox. El investigador ha trabajado también en el desarrollo de
fármacos anticancerígenos.
integratec / mar-abr ‘02
35
EN CONTACTO
Festeja aniversario LCC’91
C
on recorridos por los principales
medios de comunicación del Campus
Monterrey, egresados de la Licenciatura en
Ciencias de la Comunicación festejaron 10
años como profesionistas.
Los comunicadores visitaron la sede de
transmisiones de la Universidad Virtual.
También estuvieron en la estación de
radio “Frecuencia Tec”, en donde participaron en un programa al aire.
Los Ex-A-Tec pudieron constatar cómo
los laboratorios de cine y de televisión
han integrado lo más moderno de la
tecnología de comunicaciones.
Cristina
Cervantes
Sandoval
(LCC’82), directora de la carrera,
habló a los Ex-A-Tec del perfil del
Licenciado en Ciencias de la Comunicación hacia el año 2005, que hará especial énfasis en la internacionalización.
Tienen profesores
nueva directiva
A
Jorge Adolfo Leyva Retes (IC’79), como
tesorero.
Lo acompañarán en su misión Martha
Corrales Estrada (LCC’80, MA’83,
DA’97), en calidad de vicepresidenta, y
El presidente saliente, Armando Sánchez
González (LAE’76, MA’79, MAI’96),
indicó que uno de los principales retos que
le tocará a la nueva directiva será incrementar la membresía de la asociación, lo
cual se hará mediante intensas campañas de
difusión de los trabajos realizados por la
asociación, que cuenta con un buen
número de docentes del Instituto.
lfredo Navarro Ruiz (IAF’67,
MFF’68) tomó posesión como
presidente de la Asociación de
Profesores del Tec de Monterrey. Sus
objetivos de trabajo serán actualizar los
estatutos de la organización y buscar
mayores beneficios para el personal
docente del Instituto.
36
integratec / mar-abr ‘02
EN CONTACTO
Celebrará en la playa IIS’82
L
uego de haberse reunido con éxito
en el Campus Monterrey, Ingenieros Industriales y de Sistemas acordaron celebrar juntos sus dos primeras
décadas como profesionistas, con un
viaje a Mazatlán, Los Cabos o Cancún.
Los Ex-A-Tec recorrieron los edificios más
recientes del Campus Monterrey, y pasaron
gratos momentos de convivencia en un
rancho ubicado cerca de Saltillo, Coahuila,
recordando sus días de aulas.
Fue en ese lugar en donde acordaron
que la celebración de sus 20 años como
profesionistas ha de ser en uno de los
mejores destinos turísticos de playa del
país, durante el verano próximo.
Cumple 25 años IQ’76
A
l cumplir 25 años como profesionistas, Ingenieros Químicos que se
graduaron en 1976 se dieron cita en el
Campus Monterrey.
Fueron recibidos por
Alberto Bustani Adem
(IQA’76), rector del
Campus Monterrey, distinguido miembro de esta
generación.
De la mano de su antiguo
compañero, los Ex-A-Tec
fueron testigos de cómo ha crecido el
Instituto en estos 25 años. Percibieron,
especialmente, los nuevos recursos
didácticos de los que se benefician los
estudiantes de Ingeniería Química,
quienes se conectan con todo el mundo
al usar tecnología para la educación.
Los egresados pudieron
compartir anécdotas de
sus tiempos en las aulas,
mientras desayunaban
unos ricos chilaquiles de
Centrales, como en sus
días estudiantiles. Hablaron también de su experiencia profesional de los
últimos años.
integratec / mar-abr ‘02
37
Matices
Uno mismo
como área
de trabajo
María Cristina Méndez Escamilla (ISC’90, MA’01)
S
eguramente todos nos hemos
preguntado –al menos una vez
en la vida– qué podríamos hacer
para mejorar el mundo; sin
embargo, después de interrogantes
como ésta, es posible que muchas personas consideren que cualquier esfuerzo
para cambiar la realidad resulta infructuoso si sólo unos cuantos ejercen su voluntad para producir el cambio.
No coincido con esta postura. Estoy convencida de que la base de todo cambio,
por grande o pequeño que sea, viene de
la suma de voluntades individuales: de un
querer hacer las cosas uno mismo.
Entonces, no hay por qué decir que no es
posible mejorar. Un ejemplo muy sencillo demuestra que el cambio puede darse
desde perspectivas individuales: cuando
vamos a otro país, solemos “portarnos
38
integratec / mar-abr ‘02
mejor” que cuando estamos en el propio.
¿Cuál es la motivación de hacer las cosas
bien afuera y no adentro?
Algo similar ocurre en el ámbito laboral.
Decimos que queremos hacer un cambio
profundo en la compañía en la que trabajamos, pero… ¿y qué de hacer primero
un cambio profundo en nuestra vida?
No seremos capaces de generar un cambio verdadero en el medio que nos
rodea, sin antes estar completamente
convencidos de que dicho cambio ha de
empezar por uno mismo. Por tanto, el
primer lugar que hay que cambiar es el
área de trabajo y, en mi opinión, esa
área de trabajo es la propia persona en
interacción con su entorno: oficina,
hogar, escuela, áreas públicas… El compromiso es aún mayor cuando quien
pretende detonar el cambio está en
posición de liderazgo.
Daniel Goleman, el exitoso autor de La
inteligencia emocional, considera que son
tres los elementos básicos que debe tener
un buen líder: coeficiente intelectual alto,
habilidades técnicas e inteligencia emocional. Sin embargo, casi todos los líderes
–o quienes buscan serlo– se interesan por
tener los primeros dos atributos, pero
poco saben del tercero.
Refiere Goleman que la inteligencia
emocional consta de los siguientes componentes, y que todos ellos pueden
desarrollarse en el individuo con la
práctica.
• Autoconocimiento - habilidad de reconocer y comprender nuestros estados de
MATICES
ánimo, emociones, formas de actuar, así
como el efecto que estas reacciones
provocan en los que nos rodean. El
dominio de este componente genera
–para uno mismo– confianza, una real
evaluación y un sentido crítico del
humor.
• Autorregulación - habilidad para controlar o redirigir los impulsos y estados de ánimo negativos; es estar propenso a suspender juicios para pensar
antes de actuar. El dominio de este
componente permite proyectar confiabilidad e integridad, permanecer
cómodo en un ambiente ambiguo y
estar abierto al cambio.
• Motivación - pasión por trabajar movido por razones que van más allá del
dinero o posición; es estar propenso a
perseguir metas con energía y persistencia. El dominio de este componente permite tener una firme dirección hacia el logro, mantener el optimismo aun cuando se fracase, y comprometerse con la organización.
• Empatía - habilidad de comprender el
estado emocional de los demás; es
tratar a cada quien de acuerdo con sus
reacciones emocionales. El dominio
de este componente proporciona
Humanos en proceso
Cada 24 horas, se llevan a
cabo cien millones de relaciones sexuales en el mundo,
que dan como resultado un
millón de embarazos. De ese millón, la
mitad no ha sido planeado, y otro 25 por
ciento es indeseado. De acuerdo con el
inventor de la píldora anticonceptiva, Carl
Djerassi, esta situación da lugar a la práctica de 150 abortos diarios en el mundo.
(Milenio, febrero de 2002)
Aumento salarial: 1.5%
Datos conservadores, de
carácter oficial, señalan que
llegó a 300 mil la cifra de
mexicanos desempleados
durante 2001. En estas
condiciones, el sector patronal ha argumentado que aumentar sueldos en 2002 generará inflación, por lo
que los mejores pronósticos de incremento salarial son del orden del 1.5 por ciento arriba de la inflación anual, estimada en
5 puntos porcentuales. En 2001, menos
de diez empresas en todo el país subieron
salarios por encima del 10 por ciento.
(Expansión, febrero de 2002)
experiencia en construir y retener
talento, sensibilidad en ambientes
multiculturales, y mejora del servicio a clientes y proveedores.
• Habilidades sociales - Capacidades de
manejo de relaciones y construcción
de redes para encontrar metas
comunes. El dominio de este componente permite una mayor efectividad
en el manejo del cambio, así como
una mayor persuasión y experiencia
en construir y dirigir equipos.
La práctica ardua y diaria de estos componentes en nuestra vida puede terminar
contagiando a otros para, juntos, crear
una cultura de trabajo, respeto, libertad,
comprensión y servicio. Acciones concretas como meditar sobre nuestros actos,
tener paciencia con los demás, proyectar
energía y disciplina, persistir en nuestras
metas, comprender y estar abiertos a
otros puntos de vista, cuidar las relaciones... representan el inicio del cambio.
Entonces, antes de pretender modificar
nuestro entorno, hay que empezar por
dominar los cinco componentes de la
inteligencia emocional en nosotros mismos, para luego influir en los demás
QUANTOS
La Tierra y su tercera edad
La relación entre niños y viejos
aumentará en el mundo, pues si
actualmente hay un anciano
por cada niño, en 2050 será de
tres por uno. Dado que, proporcionalmente, trabajará menos gente
que hoy, y que dos de cada tres habitantes
del mundo sufre ahora de extrema
pobreza, las instituciones públicas y privadas internacionales tendrán que trabajar
para redistribuir la riqueza, de modo que
el futuro de la humanidad sea sustentable.
(El Financiero, febrero de 2002)
En el Tec hay adictos... a la lectura
En el Campus Monterrey, 81
por ciento de los estudiantes
leen por placer, con mayor
regularidad las mujeres que los
hombres. El gusto por la lectura se acentúa
entre más avanzan en su carrera. De los
estudiantes que reportan falta de gusto por
la lectura, la mayoría consideró esta actividad aburrida y un 30 por ciento que les
“quita tiempo”. Cien años de soledad es el
libro más popular en el campus.
(Hábitos de lectura en estudiantes
del Campus Monterrey, 2002)
(familia, amigos, compañeros de trabajo…). Por supuesto, no hablamos de perfección, sino del hecho de ser perfectibles.
Cuentan de un joven que caminaba por
la playa y lanzaba al mar las estrellas
varadas en la arena al bajar la marea. Eran
tantas, que resultaba imposible salvarlas a
todas antes de que saliera el sol. Un señor
vio lo que el joven hacía y le preguntó:
“¿Para qué lo haces, si de cualquier manera muchas estrellas morirán y no harás
gran diferencia?”. El muchacho tomó
una estrella, la lanzó al mar y le contestó:
“Para esta estrella sí hubo una diferencia”. Cuando todos actuemos con esta
mentalidad, nuestro mundo podrá cambiar. Empecemos, pues, por reflexionar
en estas cosas y ocupémonos del cambio
en nuestra persona.
Para saber más…
Goleman, D. (1997). La inteligencia emocional. Buenos
Aires: J. Vergara.
María Cristina Méndez Escamilla desarrolla bases de
datos para la administración y manejo de información
educativa en la Vicerrectoría Académica del Sistema.
Trasplantes en riesgo
La incongruencia entre
opinar a favor de donar un
órgano y decidirse por hacerlo es abismal. En Estados
Unidos, 86 por ciento de la
población dice estar de acuerdo con la
donación, pero sólo un 20 por ciento la
ha considerado un hecho. Ello podría ser
la razón de que sólo durante 2002, 6 mil
estadunidenses mueran por no recibir un
trasplante a tiempo.
(Time, febrero de 2002)
Érase un país desigual…
En México, la desigualdad es
fácil de leer: mientras que la
mitad de la población
percibe menos de dos
salarios mínimos diarios, un 3 por ciento
recibe 10 ó más; al estado de Chiapas le
tomará 50 años alcanzar los grados de
bienestar del Distrito Federal; Oaxaca
registra cuatro grados de escolaridad
promedio, mientras que el Distrito
Federal supera los diez; la mitad de los
mexicanos no cuenta con agua potable o
drenaje... la lista es infinita.
(Nexos, enero de 2002)
integratec / mar-abr ‘02
39
AGENDA
ADMINISTRACIÓN E INGENIERÍA
SEMINARIO EN TÉCNICAS
EFECTIVAS PARA VENDEDORES
Marzo 23
Campus Zacatecas
Centro de Educación Continua
Informes: (492) 923 8774, extensión 6110
DIPLOMADO EN GESTIÓN
DE RECURSOS HUMANOS
Abril 26
Sede Celaya
Informes: (461) 615 8746, 615 8588
[email protected]
TALLER PRÁCTICO DE
INVESTIGACIÓN DE MERCADOS
Abril 12 y 13
Campus León
Dirección de Educación Continua
Informes: (477) 623 0028, extensión 160
[email protected]
DIPLOMADO EN FINANZAS
PARA NO FINANCIEROS
Abril 23
Campus Zacatecas
Centro de Educación Continua
Informes: (492) 923 8774
extensiones 6110 y 6111
DIPLOMADO
EN ADMINISTRACIÓN
Y EVALUACIÓN DE PROYECTOS
Abril 12
Campus Hidalgo
Informes: (771) 717 1834
[email protected]
SEMINARIO EN INTELIGENCIA
EMOCIONAL
Abril 31
Campus Ciudad Juárez
Informes: (656) 629 9126 al 28
[email protected]
ADMINISTRACIÓN DEL TIEMPO
Abril 18
Campus Laguna
Informes: (871) 729 6343 y 729 6302
[email protected]
SEMINARIO EN HERRAMIENTAS
AVANZADAS DE COMPUTACIÓN
Abril 23
Campus Hidalgo
Informes: (771) 717 1834
[email protected]
DIPLOMADO EN LOGÍSTICA Y
DISTRIBUCIÓN
Marzo 1
Campus Central de Veracruz
Departamento de Vinculación
Informes: (271) 717 0571 y 717 0572
[email protected]
DIPLOMADO EN DESARROLLO
DE HABILIDADES GERENCIALES
Abril 5
Campus Querétaro
Dirección de Vinculación
Informes: (442) 238 3169 y 238 3351
[email protected]
SEMINARIO EN VENTAS
Abril 5
Campus Monterrey
Formación de Líderes Emprendedores
Informes: (81) 8328 4240 y 8358 1400
extensiones 4403, 4409, 4373 y 4374
[email protected]
40
integratec / mar-abr ‘02
SEMINARIO EN DESARROLLO
DE PROYECTOS DE INVERSIÓN
Abril 3
Campus Zacatecas
Centro de Educación Continua
Informes: (492) 923 8774
extensiones 6110 y 6111
APLICACIÓN DE
LA LEGISLACIÓN AMBIENTAL
Marzo 29
Campus Monterrey
Informes: (81) 8328 4338 y 8328 4339
AUDITORÍA INTERNA DE
SISTEMAS DE CALIDAD ISO 9000
Abril 23
Campus Monterrey
Centro de Calidad
Informes: (81) 8359 1643 y 8328 4072
http://calidad.mty.itesm.mx
TECNOLOGÍAS
PARA LA AUTOMATIZACIÓN
Y CONTROL DE PROCESOS
Abril 26
Campus Santa Fe
Informes: (55) 5864 5022
[email protected]
OTROS
ASPECTOS LEGALES
EN LA VIDA FAMILIAR
Abril 20
Campus Monterrey
Dirección para la Formación
de Líderes Emprendedores
Informes: (81) 8328 4240 y 8358 1400
extensiones 4373 y 4374
ORTOGRAFÍA Y REDACCIÓN
DE CALIDAD
Abril 10
Campus Zacatecas
Centro de Educación Continua
Informes: (492) 923 8774
extensiones 6110 y 6111
DIPLOMADO
EN ADMINISTRACIÓN
DE PROYECTOS
Abril 8
Universidad Virtual
Informes: (81) 8369 6447 y 8369 6448
MACROMEDIA DREAMWEAVER
4 AVANZADO
Abril 11
Campus Monterrey
Investigación y Extensión DECIC
Informes: (81) 8328 4493 ó 94
[email protected]
CERTIFICACIÓN EN CONTROL
ESTADÍSTICO DE PROCESOS
Abril 15
Campus Ciudad Juárez
Informes: (656) 629 9126 al 28
[email protected]
MANEJO DEL ESTRÉS CON PNL
Abril 15
Campus Zacatecas
Centro de Educación Continua
Informes: (492) 923 8774
extensión 6110
ISO 14001: UN ENFOQUE
PRÁCTICO PARA
LA IMPLEMENTACIÓN
Abril 22
Campus León
Dirección de Educación Continua
Informes: (477) 623 0028
extensión 160
[email protected]
DIPLOMADO EN DISEÑO PARA
SEIS SIGMA CON
CERTIFICACIÓN
INTERNACIONAL
GREEN-BLACK BELT
Abril 26
Campus Monterrey
Informes: (81) 8158 2013,
8358 1400 extensión 5321

Documentos relacionados

JUL-AGO 2001 48 - EXATEC - Tecnológico de Monterrey

JUL-AGO 2001 48 - EXATEC - Tecnológico de Monterrey (49) 10 0954. Central de Veracruz, Magali Larrondo Muñoz (LCC’97), (27) 17 0571. Ciudad de México, Mariana Sosa Olmeda (LRI’98), (01) 5483 1833. Ciudad Juárez, Luis Daniel Corral Gómez, (16) 29 918...

Más detalles

Vincula al Tecnológico de Monterrey con India

Vincula al Tecnológico de Monterrey con India En cuanto a las remodelaciones, también está prevista la remodelación del cuarto piso de Aulas1. Como proyectos futuros se van a crear accesos automáticos; de esta forma, por medio de la credencial...

Más detalles