PALABRAS DE PAULO SPELLER SECRETARIO GENERAL DE LA

Comentarios

Transcripción

PALABRAS DE PAULO SPELLER SECRETARIO GENERAL DE LA
PALABRAS DE PAULO SPELLER
SECRETARIO GENERAL DE LA OEI
ORGANIZACIÓN DE ESTADOS
IBEROAMERICANOS
PARA LA EDUCACIÓN, LA CIENCIA Y LA
CULTURA
MADRID, 15 DE ENERO DE 2015
Excm. Sr. D. José Ignacio Wert. Ministro de
Educación, Cultura y Deporte de España
Excm. Sr. D. Binho Marques ,Secretário de Articulação
do Sistemas de Ensino do Ministério da Educação do
Brasil
Excma. Sra. Dña. Rebeca Grynspan, Secretaria
General de Iberoamericana
Excm. Sr. D. Álvaro Marchesi
Excm. Sr. D. Jesús Manuel Gracia Aldaz, Secretario de
Estado de Cooperación Internacional y para
Iberoamérica
Excma. Sra. Dña. Montserrat Gomendio Kindelan,
Secretaria de Estado de Educación, Formación
Profesional y Universidades
Excma. Sra. Dña. Marina del Corral Téllez, Secretaria
General de Inmigración y Emigración
Excm. Sr. D. Frederico Morán,r Secretario General de
Universidades
1
Excm. Sr. D. Víctor García de la Concha, Director de
Instituto Cervantes
Excm. Sr. D. Francisco López Rupérez, Presidente del
Consejo Escolar del Estado
Excm. Sr. D. Alejandro Tiana Ferrer, Rector
Magnífico de UNED
Representantes del Cuerpo Diplomático
Demás Autoridades presentes
Señoras y Señores
- Primero, mi caluroso saludo a todos los presentes,
sobre todo a todos que han venido de lejos, y muy en
especial a mi familia. Marco Antonio Días (y Sonia),
compañero de siempre, Célio da Cunha (y Sandra),
nuestra cabeza pensante, Luciana Mancini, amiga de
Brasília, António Nóvoa, mi amigo portugués, Mozart
Ramos, amigo guerrero.
María Augusta, mi amor de siempre, André y
Gabriela, frutos de nuestro amor, , Sofía (Amanda y
Valentina) nuestras nietas, Tião, mi hermano de la
vida, Arthur e Carlos Henrique (y Heliane), mis
primos.
- La vida me ha proporcionado inúmeras
oportunidades, me considero una persona con mucha
suerte por todo lo que he logrado, personal y
profesionalmente: hijo de un trabajador inmigrante
luxemburgés que se instaló en el interior de las
montañas de Minas Gerais y de una profesora de
origen portugués, crecí en un pueblito cosmopolita
2
alrededor de la primera planta siderúrgica de América
Latina,
en
João
Monlevade.
Mi
vocación
iberoamericana me ha llevado, primero a México,
donde estudié y nacieron mis hijos. De allí, a
Mozambique,
reafirmando
mi
itinerario
afroiberoamericano. Psicólogo, profesor, rector,
viceministro.
- Y ahora, gracias a la propuesta del gobierno
brasileño y con el apoyo unánime de los ministros de
educación iberoamericanos, tengo la oportunidad de
contribuir como secretario general de la OEI. Gracias a
todos.
* A la Presidenta Dilma Roussef por la confianza.* Al
Presidente Lula, por el estímulo y las luchas de
siempre.
* Al Ministro Aloizio Mercadante, por los desafíos
permanentes en Brasilia.
* Al Ministro Henrique Paim, por el compañerismo
en el Ministerio de Educación.
* Al Ministro Cid Gomes, por la solidaridad, desde las
lejanías del interior nordestino.
* Al Ministro Emilio Chuayffet, por la acogida en
México y por su liderazgo.
* Al Ministro José Ignacio Wert, por la nueva
amistad.
- La OEI es ahora una gran organización: por su
proyecto de las Metas Educativas 2021, por su
presencia en los países iberoamericanos, por su
estabilidad financiera y por los convenios y recursos
disponibles para la cooperación. Igualmente, por su
presencia creciente en los campos de la cultura, la
3
ciencia, la innovación. La educación se entrelaza con
todo y así debe ser. Álvaro ha cumplido con su misión,
y cómo. MEUS PARABÉNS, VOCE MERECE!
- Vengo pues a impulsar una institución que avanza a
gran velocidad. Y conseguir que progrese aún más
rápido, con más colaboradores, con mayor presencia,
con más impacto social, lo que se constituye en un
desafío de enorme complejidad. Lo voy a buscar con
toda mi fuerza, mi dedicación y mi experiencia. Para
ello cuento con el equipo altamente profesionalizado y
dedicado de la sede en Madrid, a Fabiola y a Camila les
agradezco a nombre de todos. Nuestras directoras y
directores y sus equipos que nos acompañan en la
web en las 16 oficinas regionales en América Latina y
el Caribe constituyen la punta de lanza de ese equipo
formidable.
Ángel (Bogotá), Arturo (México),
Carmen (Managua), Catalina (Santo Domingo),
Cesar (La Paz), Darío (Buenos Aires), Evelyn
(Guatemala),
Gustavo
(Tegucigalpa),
Ignacio
(Montevideo), Ivana (Brasília), José Antonio (Lima),
Luís (Asunción), María Rosa (Santiago), Melissa
(Panamá), Natalia (Quito), Ricardo (El Salvador),
Ritama (San José), ustedes son nuestros líderes desde
la Patagonia, pasando por el Mar Caribe, hasta las
mexicanías que atraviesan el Río Grande. ¡Contamos, y
mucho, con su fuerza guerrera!
- Permítanme que les apunte algunas de las iniciativas
que quiero conversar con los ministros para
presentarlas
en
la
próxima
reunión:
1. Tengo interés en abrir un nuevo debate sobre el
4
desarrollo y la actualización del proyecto de las Metas
educativas 2021 aprobado en la Cumbre de Jefes de
Estado y de Gobierno de Mar del Plata en Argentina en
diciembre de 2010. Y lo quiero hacer con una doble
finalidad: por una parte, para renovar el compromiso
de los gobiernos y de la sociedad iberoamericana con
los objetivos educativos incorporados en las Metas
2021. Y por otra, para que los países establezcan
cuáles son sus prioridades fundamentales.
Recuerdo que el Ministro de Educación de España,
ahora presente en esta mesa, nos sugirió en la
Conferencia de Ministros celebrada en México la
importancia de establecer estas prioridades. Para ello
también voy a abrir este gran debate iberoamericano
consciente de que las importantes diferencias entre
nuestros países hacen difícil realizar una selección
que responda a las inquietudes y demandas de todos y
cada uno de ellos. Pero vamos a mobilizar la máxima
participación de todos los ministerios y de todos los
sectores sociales interesados en el progreso de la
educación.
Este debate sobre las Metas educativas quiero
plantearlo integradamente con las preocupaciones y
las reformas que cada país está realizando en estos
momentos. Reafirmo enfáticamente: tengo un gran
interés en que las discusiones y reflexiones sobre el
proyecto de las Metas se conecte con los procesos de
cambio que cada país está desarrollando y puedan
todos y cada uno de ellos beneficiarse de las
experiencias y aportaciones de los demás países. En el
5
fondo, esta es la razón de ser de la OEI: compartir
iniciativas, apoyar procesos de cambio y abrir cauces
para la cooperación y el intercambio de conocimiento
y experiencias entre todos los países iberoamericanos.
2. Me propongo igualmente desarrollar con una
intensidad especial los dos proyectos educativos
aprobados en la Conferencia de Ministros y en la
Cumbre de Jefes de Estado: el programa renovado de
alfabetización de personas jóvenes y adultas y el
programa de mobilidad de estudiantes, docentes y
científicos cuya segunda piedra la pusieron los
ministros de educación al aprobar el programa Paulo
Freire. La primera fue puesta hace varios años en la
Cumbre de Santiago con el programa Pablo Neruda.
El programa de alfabetización me permite hacer
referencia a una de mis preocupaciones principales:
las desigualdades en América Latina y el abandono
histórico de las poblaciones más desfavorecidas. Tengo
especial interés en colaborar con los Ministros y con
todos los sectores sociales interesados en
proporcionar el mayor apoyo posible a las iniciativas
que traten de mejorar el acceso y la calidad de la
educación a los sectores sociales y culturales que no
disponen todavía de una buena enseñanza.
- Pero si necesario es abordar las raíces de las
desigualdades, también es preciso no olvidar el
esfuerzo que supone conseguir una formación
universitaria de calidad. A ello se orienta el segundo de
los proyectos aprobados por los Ministros de
Educación y por los Jefes de Estado: la movilidad de
6
estudiantes, profesores y científicos. Una tarea
imprescindible en la que tenemos que trabajar de
forma coordinada la SEGIB y la OEI. Por ello, querida
Rebeca, quiero manifestarte mi total disposición para
trabajar juntos en este campo tan importante y
apasionante.
Aprovecho
para
declarar
mi
determinación hacia un trabajo efectivamente
integrado
entre
todas
las
organizaciones
iberoamericanas ubicadas en la bella y acogedora
ciudad de Madrid: la Organización Iberoamericana de
la Juventud (OIJ), la Organización Iberoamericana de
Seguridad Social (OISS), la Conferencia Ministros de
Justicia de los Países Iberoamericanos (COMJIB), la
Secretaria General Iberoamericana (SEGIB), y la OEI.
Alejo, Gina, Fernando y Rebeca, estoy seguro de que
entre todos formaremos un equipo determinado a
contribuir a construir una Iberoamérica más solidaria
y justa.
3. Vivimos en un mundo en el que la reciente crisis
económica y las tensiones brutales en ocasiones entre
países, religiones y grupos sociales han puesto de
relieve la ausencia de criterios éticos, la falta de
solidaridad, el desprecio de la vida humana y el olvido
de la tolerancia y de la compasión. Nosotros, la OEI,
creamos durante la Conferencia de Ministros de
Educación celebrada en Panamá en septiembre de
2013-a la que tuve la oportunidad de asistir en
representación del Ministro de Educación de Brasil un Instituto para la Educación en los Derechos
Humanos que ya se ha puesto en marcha con sede en
Colombia y otras dos subsedes en Uruguay y El
7
Salvador. Creo que impulsar, coordinar, organizar y
difundir modelos y propuestas para la educación en los
derechos humanos es una tarea fundamental para la
cohesión y la inclusión social. Trabajaré por el
fortalecimiento de este Instituto con la vista puesta
también en el proceso de paz de Colombia en donde
podemos realizar una tarea importante en la etapa del
postconflicto que ojalá esté ya cerca. El acuerdo que
se firmó recientemente con Unasur para el desarrollo
del Instituto de Educación en Derechos Humanos y al
que tuve la oportunidad de asistir es también un
respaldo importante a este esfuerzo colectivo.
4. Finalmente quiero hacer referencia a dos ejes de
cooperación en los que quiero volcar mis esfuerzos: la
Unión Europea y los países africanos y asiáticos de
habla portuguesa.
Ahora la OEI está en un posición privilegiada para
colaborar con los programas de cooperación de la UE.
Somos el organismo dedicado a la educación más
potente en América Latina y hemos sido acreditados
para la gestión de los recursos de la UE. Trabajaremos
con intensidad esta relación para convertirnos en un
aliado fiable y eficiente de la UE y para reforzar con
nuestro trabajo las relaciones entre los países
latinoamericanos y la UE.
Junto con las relaciones europeas, tengo un especial
interés en desarrollar la cooperación con los países
africanos y asiáticos de habla portuguesa. Ellos fueron
incorporados como observadores y colaboradores de la
8
OEI en la última reunión celebrada en México,
juntándose a Guiné Ecuatorial. Fue una decisión
especialmente importante pues nos permite reforzar
la presencia del idioma portugués en nuestra región
pero también establecer lazos con África, donde se
encuentran las raíces próximas de buena parte de
nuestros
compatriotas
afrodescendientes.
La
presencia africana en nuestras reuniones y debates no
nos permitirá olvidarnos donde se encuentran buena
parte de las señas de identidad latinoamericanas.
- Estos proyectos iniciales y aquellos otros que
propongan los ministros debemos desarrollarlos entre
todos. Mi intención es que la OEI sea cada vez más
abierta, con mayor número de instituciones
colaboradoras y con una visión estratégica que sitúe a
la educación, la ciencia y la cultura como el motor de
nuestro desarrollo equitativo y como la estrategia
fundamental para conseguir sociedades más justas,
libres e inclusivas.
- Es una tarea que tenemos que hacer con todos y
entre todos.
- Vengo a la secretaría general con la voluntad de
integrar, de cumplir de manera eficaz los acuerdos
adoptados por los Ministros, de desarrollar programas
de cooperación con todos y cada uno de ellos y de
fortalecer al mismo tiempo y en este proceso el
funcionamiento institucional de la OEI.
- Tenemos retos enormes para adaptarnos a los
cambios continuos que vivimos y hemos de hacerles
9
frente con coraje, decisión, colaboración y trabajo
colectivo.
- Termino con una reflexión del poeta
Carlos
Drummond de Andrade, que como yo viene de las
montañas mineiras:
“ A cada dia que vivo, mais me convenço de que o desperdício
da vida está no amor que não damos, nas forças que não usamos, na
prudência egoísta que nada arrisca...”
- Arriesguemos pues, por la paz y el amor!!
- ¡¡¡Eu sou Brasileiro, yo soy mexicano, eu sou
moçambicano, eu sou minhoto, yo soy madrileño, yo
soy iberoamericano!!!
Muito obrigado!
Kanimambo!
Muchas gracias!
10

Documentos relacionados