Egipto

Comentarios

Transcripción

Egipto
Egipto
Egipto
Egipto
CENTRO DE INFORMACIÓN TURÍSTICA FEED BACK, S.L.
Apartado de Correos 19.121 Madrid 28080
www.travelview.es / e-mail:[email protected]
Director de Edición Jorge Martín
Edición y Realización C.I.T. Feed Back, S.L.
Dpto. de Diseño y Maquetación Rocío Barbero y Yolanda Fernández
Redactora Jefa Cristina Martínez
Redacción Alberto Rodríguez, Rodrigo Arizaga y Hayda Ramos
Dpto. de Atención al Cliente Inma Yuste
Dpto. Comercial Laura Vicente
Dpto. de Administración Pilar Arribas Alcalá
Gabinete de Prensa Laura Aparicio
Fotografías C.I.T. Feed Back, S.L.
© C.I.T. Feed Back, S.L.
Impresión Ibergráficas, S.A.
Depósito legal M-52906-2006
ISBN 84-96498-95-6
No está permitida la reproducción total o parcial de esta obra, ni su tratamiento informático, ni la
transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia,
por registro u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito de los titulares del copyright.
La información que aparecen en la presente guía está sujeta a cambios constantemente. C.I.T. Feed
Back, S.L. declina toda responsabilidad que dichos cambios pudieran ocasionar. Agradecemos
que ponga especial atención a los datos de teléfonos, direcciones o cualquier otra información
susceptible de cambio. C.I.T. Feed Back, S.L. no se responsabiliza por las posibles omisiones,
inexactitudes en la información, errores de edición, impresión o realización de la presente guía.
Índice
Historia .............................................................................. 12
La antigüedad .............................................................. 13
Imperio Romano e Imperio Bizantino ........................ 13
Mamelucos, franceses e ingleses ................................ 14
De la Independencia a la República .......................... 14
La década de los 60 .................................................... 16
Los últimos años ......................................................... 16
Arte y Cultura .................................................................. 18
Pintura ........................................................................ 19
Escultura ..................................................................... 20
Literatura .................................................................... 22
Arquitectura ...................................................................... 24
Los grandes Faraones ................................................. 28
Tradiciones y Sociedad .................................................... 30
Gente y costumbres ..................................................... 31
Festividades ................................................................ 32
Naturaleza ........................................................................ 36
Flora ............................................................................ 37
Fauna ........................................................................... 37
Los oasis de Egipto ..................................................... 40
Gastronomía...................................................................... 42
Vida diaria en el Antiguo Egipto .................................... 48
Maquillaje ................................................................... 49
Médicos ....................................................................... 50
Momias ........................................................................ 50
El proceso de momificación ....................................... 52
Educación.................................................................... 54
Cultura......................................................................... 54
El gato en el Antiguo Egipto ....................................... 56
Juegos .......................................................................... 57
El Cairo .............................................................................. 58
La ‘Madre del Mundo’ ................................................ 59
Historia ........................................................................ 62
Cómo moverse ............................................................ 64
Información práctica .................................................. 66
El Cairo moderno ........................................................ 68
Por los barrios del oeste ............................................. 74
En torno a Salh Al Din ............................................... 80
El Cairo antiguo .......................................................... 84
Alrededores de El Cairo ............................................. 88
Rutas por Egipto .............................................................. 94
El país de las maravillas ............................................. 95
Delta del Nilo ............................................................ 100
Península del Sinaíí ................................................... 110
Alto Egipto ................................................................ 118
Habitado desde el Paleolítico, alrededor del año 4000 a.C. esta tierra ya
estaba dividida en reinos que fueron
unificados por Menés, el primer rey
del Alto y Bajo Egipto. A éste le siguieron treinta dinastías de faraones
que se sucedieron hasta el 31 a.C., año
en que murió Cleopatra por la picadura de un áspid.
Este gran periodo, el más conocido y
fascinante, se puede dividir en varios
momentos:
Historia
- Imperio Antiguo (desde la dinastía
I hasta la X). Sus faraones más representativos fueron Keops, Kefrén y
Micerinos, que dejaron su recuerdo en
las pirámides de Giza.
- Imperio Medio (de las dinastías XI a
la XVII). Destaca por las construcciones hidráulicas de enormes propor-
ciones y por el desarrollo de la burocracia alrededor de los faraones.
Imperio Romano e
Imperio Bizantino
- Imperio Nuevo (1580-525 a.C.). Este
periodo se desarrolla bajo el mandato
de nueve dinastías. Ramsés III consigue expulsar a todos los pueblos
invasores. A partir de la dinastía XXI
comienza la decadencia, sufriendo
continuas guerras que sometieron a
los egipcios a la dominación de libios,
etíopes y asirios. Con la dinastía XXVI
se recupera la independencia y llegan
nuevos tiempos de prosperidad.
Tras la muerte de Cleopatra, Egipto
cae bajo dominio del Imperio Romano, perdiendo parte de su esplendor.
En el año 395 a.C. pasa a formar parte
del Imperio Bizantino. Egipto es conquistado por los árabes, adoptando su
religión, cultura y lengua. El país se
convierte en el centro del Islam bajo
el gobierno de los fatamíes. El célebre
- Periodo Persa (de las dinastías
XXVII a la XXX). Egipto fue conquistado por los persas hasta la conquista de
Alejandro Magno en el 332 a.C. Él fue
el fundador de la mítica Alejandría,
ciudad que pasaría a ser el centro de
la vida egipcia con un elevado nivel
cultural y artístico de claras influencias griegas.
Egipto
La Antigüedad
17
Mamelucos, Franceses
e Ingleses
Egipto
Desde el año de 1250 hasta el siglo
XVIII los mamelucos gobernaron
el país. Napoleón pone fin a esta
18
presencia al vencerlos en 1801. Con
la victoria de Mehmet Alí en 1811
se consigue que Egipto se convierta
en un principado hereditario, hecho
que provoca una importante renovación civil y económica a la que se
une Sudán. El nieto de Saladino,
Ismail, gobierna de 1863 a 1873, potenciando la influencia anglofrancesa y llevando a cabo obras de gran
envergadura como el Canal de Suez,
inaugurado en 1869. Estas medidas,
contrariamente, empobrecen a la
población, dando lugar a revueltas
civiles sofocadas con la dominación
inglesa en 1882. Egipto pasaría a
convertirse en protectorado en el
año 1914.
De la Independencia
a la República
Egipto alcanza su independencia en
1922. Sin embargo, seguía dependiendo
económicamente de Gran Bretaña ya
que ésta controlaba el tráfico del Canal
de Suez, además de otros privilegios
civiles y políticos.
Durante la Segunda Guerra Mundial
el país se vio ocupado por fuerzas
fascistas que fueron desalojadas
con ayuda de los ingleses en 1942.
Al acabar la guerra y gracias a su
apoyo otorgado a los aliados, Egipto
consigue una posición muy sólida
entre los Estados de la Liga Árabe,
participando activamente en las
operaciones contra Israel de 1948.
Los reveses de esta participación,
unidos a la escasa popularidad del
rey Faruk, dan como resultado el
golpe de estado de 1952 del que
surge la República de Egipto bajo la
presidencia del general Naguib. Esta
presidencia sólo dura dos años; Naguib es sustituido por Nasser, que en
1956 consigue nacionalizar el Canal
de Suez, provocando la intervención
Egipto
Saladino consiguió extender el territorio egipcio hasta Siria, Mesopotamia y
África Septentrional.
19
La Década de los 60
Egipcios e israelíes vuelven a enfrentarse militarmente en 1967 con un resultado desfavorable para Egipto. El
conflicto finaliza gracias a un armisticio firmado con la intervención de
la ONU. Las relaciones con la URSS
se estrechan con el fin de conseguir
más fuerza, tanto en el terreno militar como en el diplomático, a la hora
de afrontar una posible negociación
con Israel. Nasser fallece repentinamente en 1970 siendo su sucesor
Anuar el-Sadat.
Los Últimos Años
El nuevo presidente de la República
de Egipto da un vuelco a la política
nacional, sobre todo en sus relaciones
con la URSS, expulsando en 1972
a 20.000 asesores soviéticos que
se encontraban en el país. En 1973
emprende una nueva ofensiva contra
Israel que finaliza tras una tregua
propiciada por las grandes potencias
mundiales y en la que se firma un
acuerdo de compromiso con Israel por
el Sinaí y se reabre el tráfico marítimo
a través del Canal de Suez. Poco a
poco Anuar el-Sadat va alejándose
de la Unión Soviética y acercándose
cada vez más a Estados Unidos, Gran
Bretaña y Francia. Este acercamiento
propició en 1978 la firma de los
acuerdos de Camp David, por los
que Israel y Egipto firman la paz
con el beneplácito estadounidense.
El asesinato de Sadat en 1981 no
consiguió acabar con esta política de
no agresión ya que Hosni Mubarak, que
asumió el gobierno al año siguiente,
ha mantenido la misma línea hasta
nuestros días. De hecho, durante la
Guerra del Golfo, Egipto condenó
la invasión de Kuwait por parte de
las tropas iraquíes, posicionándose
en un papel intermediario entre los
países árabes y las grandes potencias
mundiales. Egipto mantiene esa
posición hasta nuestros días, y esa
política tranquilizadora ha sido
clave para el auge del turismo. Las
elecciones celebradas en el año 2005
se saldaron con el quinto mandato de
Mubarak, y con una tímida apertura
democrática del país.
Egipto
Egipto
20
armada anglofrancesa y la ocupación
de la Península del Sinaí por tropas
israelíes. Este conflicto se resuelve
favorablemente para Egipto gracias a
la mediación de la Organización de
Naciones Unidas. El país inicia un
acercamiento con la antigua URSS y
establece pactos políticos con Siria
que se alargarían hasta 1961, fecha
en la que Siria decide dar fin a la
unión.
21
Arte y Cultura
No tiene preocupación por la estética, sino que se trata de una escritura,
un conjunto de mensajes destinados
a conseguir el favor de los dioses, la
salvación eterna…
Se distinguen dos corrientes principales:
-En las sepulturas de escribas y nobles
se encuentran pinturas desenfadadas,
incluso cómicas, de temas domésticos, tareas agrícolas, pesca...
-En las tumbas de grandes faraones la
temática es fundamentalmente religiosa, como la presentación de ofrendas,
jeroglíficos con su nombre…, en general pinturas muy serias y hieráticas.
Una de las principales características
es que aunque la cara se presenta de
perfil, el ojo aparece pintado de frente,
al igual que los hombros, y dos manos
y dos pies del mismo lado, o dicho de
otra manera, dos manos derechas o
dos manos izquierdas. De esta manera
pretendían perpetuar la esencia
principal del personaje. Los colores
utilizados son vivos y variados, y se
aplican directamente sobre los muros.
Algunos de los mejores ejemplos
que han llegado hasta nuestros días
son los frescos de Nefertari o la obra
de Ramsés II con Horus y Anubis.
Se puede apreciar como los detalles
resultan muy modernos teniendo
en cuenta la antigüedad de esta
civilización, ya que son frecuentes
las pelucas, joyas, transparencias,
vestidos ceñidos y maquillaje.
Egipto
Pintura
23
24
La escultura egipcia no tiene un fin
estético o de adorno; representa el
poder y el deseo de perdurar eternamente, por lo que su finalidad
es política y religiosa. Una de las
principales características de las esculturas egipcias es su rigidez, una
inmovilidad casi de reposo, como si
las figuras estuvieran esperando el
paso del tiempo, sin expresividad en
el rostro. Las estatuas eran talladas
en un solo bloque, quizá debido a
la dificultad de tallar piedra, o para
aumentar su grandiosidad. Además,
se realizaban para ser vistas de frente, por lo que carecían de detalles en
la parte trasera, y generalmente eran
completamente simétricas. Las piedras más utilizadas fueron la diorita
de color blanco-negro, el granito rojo,
el negro, la cuarcita, el basalto y la
pizarra, ambos de color negruzco, la
obsidiana o el pórfido. Sin embargo,
también utilizaron la madera para hacer figurillas pequeñas o estatuas por
partes. El metal se usó para la decoración de sarcófagos y mobiliario funerario. También hay algunos ejemplos
de estatuas de cobre realizadas durante el Imperio Antiguo, y de bronce
en el tercer periodo intermedio. Para
elementos como los ojos hacían uso
de piedras de distintos colores. Antes
de realizar la escultura, se disponía
de un modelo pequeño en piedra o
yeso, que era reproducido a escala,
para después vaciar el bloque de piedra siguiendo el modelo. Finalmente,
en algunos casos se policromaban.
Las representaciones escultóricas
eran muy variadas, desde representaciones humanas hasta vasijas de las
primeras dinastías. Entre las figuras
humanas se encuentran varios tipos:
Estatua de pie
Mirada al frente, brazos a lo largo del
cuerpo, con los puños cerrados y la pierna izquierda adelantada ligeramente.
Estatua sentada
El cuerpo está estructurado en dos ángulos, y las manos recostadas sobre los
muslos, aunque en ocasiones una de
ellas aparece cruzada en el pecho. Existe una variedad que son las estatuas
arrodilladas en posición de oración.
Egipto
Egipto
Escultura
25
26
Unidad familiar
Representaba al matrimonio, y a veces,
a algunos de sus hijos. La mujer está
en un segundo plano, y es representada en un tamaño más pequeño, salvo
casos como el de Rahotep y Nofret.
Triadas
Se representa al faraón rodeado de dos
dioses.
Pequeñas estatuillas
Suelen ser de carácter funerario.
Estatua-cubo
Imágenes en las que el hombre está
sentado en el suelo, con las rodillas
recogidas contra el cuerpo. Del cubo
sobresalen la cabeza y los pies.
Esfinges
Son representaciones de animales,
generalmente leones, con cabeza humana, representando al rey. Destaca
la de Giza.
Estatuas colosales
Representaciones a gran escala del
faraón para que el pueblo pudiera
adorarlas.
Literatura
Se conoce un buen número de obras
egipcias gracias a las copias posteriores, pero los originales proceden de la
XII dinastía y del periodo entre la VI y
la V, momentos más brillantes de esta
literatura. La escritura se había inventado especialmente por necesidades
mercantiles, y en menor medida religiosas, no como medio de expresión
literaria. Los textos conservados están
impresos en piedra, papiro o arcilla.
Uno de los problemas para poder
avanzar en su estudio es que los textos aparecen fragmentados y faltan
palabras importantes en la frase. Lo
que si se puede resaltar es que carecían del uso de la rima, y que estaba
dividido en estrofas. En el Reino Nuevo aparecen los más bellos himnos a
los dioses, como el Himno al Sol de
Ajenatón, expresión de gratitud por la
belleza del mundo. De los relatos en
prosa destaca la historia de Sinuhé,
en el que la forma es más importante
que el asunto. Narra la historia de un
exiliado y su vida entre las tribus nómadas sirias.
Egipto
Egipto
Escribas
Tiene estructura piramidal, y aparece
sentado en el suelo con las piernas
cruzadas.
27
Arquitectura
Dentro del periodo dinástico encontramos, a lo largo de esos 30 siglos,
distintas muestras representativas en
cada periodo. En el Imperio Antiguo
destacan los enormes monumentos funerarios más conocidos, las mastabas.
Se trata de edificios de adobe con una
parte subterránea en la que se guardaba
el tesoro y la tumba, y un nivel superior donde se instalaba una plataforma
rectangular para señalar el lugar. Las
pirámides escalonadas nacen de la
superposición de varias mastabas. Por
su parte, las pirámides tal y como las
conocemos hoy en día, se caracterizan
por un subterráneo en el que se instalaban los tesoros y las sepulturas, mientras que el resto de la construcción es
un auténtico laberinto con numerosas
trampas destinadas a la protección.
Egipto
Los monumentos religiosos y funerarios de la etapa faraónica son las
principales muestras del arte egipcio.
Pirámides y templos, conocidos en
todo el mundo, reflejan el fervor hacia los dioses y la firme creencia de
que la vida no termina con la muerte,
razón por la que los faraones debían
continuar manifestando su inmenso
poder aún después de haber dejado
este mundo.
Durante 3.000 años, las sucesivas dinastías que gobernaron Egipto mandaron
construir imponentes edificaciones en
honor a sus dioses preferidos y a lo que
más apreciaban, a ellos mismos. Todas
las muestras de arte egipcio comparten
elementos comunes: monumentalidad,
perfectas figuras geométricas en volúmenes de formas simples, cánones de
medida estrictos a la hora de representar
figuras.... Estas representaciones son bidimensionales, y las figuras se presentan
totalmente estilizadas e idealizadas.
29
30
a Sesostris I que fue recuperada del
templo de Karnak. Tiene un diseño
cúbico en su diseño y está construida
bajo un riguroso sistema de estructuras adinteladas. Sesostris I también
ordenó la construcción de un gran
templo en Heliópolis, del que se conserva el obelisco de la entrada. En
Bubatis, en la zona del Delta, se han
encontrado restos de columnas de un
templo monumental. De Amenemhat
III se han conservado en pie varias capillas de su templo construido en Medinet Maadi. También se debe resaltar
en este periodo los restos encontrados
en Coptos, en el Alto Egipto, así como
las excavaciones realizadas en Tanis.
El Imperio Nuevo es el tiempo de los
imponentes templos y las majestuosas
tumbas excavadas en las rocas. Los
faraones de las dinastías XVIII a XX
fueron grandes constructores de arquitectura religiosa. Los mejores ejemplos se pueden observar en el templo
de Karnak, con la gran sala hipóstila,
los vestíbulos plagados de columnas,
y los obeliscos y estatuas que muestran la majestuosidad del Estado. Muy
cerca espera el templo de Luxor, con
una fachada compuesta de dos enormes muros macizos, y que alberga una
serie de recintos y capillas. Durante el
Imperio Nuevo, los cuerpos de estos
Egipto
Egipto
Aparte de las construcciones como tales,
son muy interesantes los bajorrelieves
que decoran el interior de las tumbas.
Estas pinturas describen la vida del difunto y su viaje al más allá.
La arquitectura del Imperio Medio
no está bien representada, debido a
la escasez de ejemplos conservados.
Destaca una pequeña capilla vinculada
31
Los Grandes Faraones
32
Los faraones egipcios no tuvieron sólo
un poder político y económico increíbles, sino que además fueron grandes
propulsores de artes como la arquitectura. Claro que lo hicieron con motivos religiosos. Los grandes templos
y las pirámides funerarias dejaban el
recuerdo de los faraones divinizados
para los siglos posteriores. No cabe
duda, cumplieron su propósito.
El primero de los grandes faraones
fue Namer o Menes, conocido por la
conquista del Delta del Nilo, unificar
Egipto y fundar la primera dinastía.
Zoser fue el fundador de la III dinastía
y de la antigua capital, Menfis. Además
fue él quien construyó el primero de
los grandes complejos funerarios, el de
Saqqara con su pirámide escalonada.
De la IV dinastía son los constructores
de las tres pirámides de Gizeh: Keops,
Kefrén y Mikerinos. Amenofis IV y Nefertiti, su esposa, realizaron la reforma
religiosa y dejaron grandes muestras de
arte, como el busto policromado que
recuerda lo bella que fue la reina.
Tutankamón, cuya tumba se encontró
prácticamente intacta, fue quien recuperó el antiguo culto. Ramsés III y
Nefertari, de la dinastía XVIII, dejaron
grandes reformas artísticas, colosales
estatuas y uno de los más bellos templos, el Abú Simbel. De la misma dinastía es Hatshepsut, la única faraona
que tiene un templo en el Valle de los
Reyes. En esta época surge la figura de
Ptolomeo, uno de los más grandes impulsadores de la cultura tras Alejandro
Magno. Otro personaje fundamental sería Cleopatra, conocida por sus amoríos
con Julio César y Marco Antonio, y que
fue la última del grupo considerado de
los grandes faraones, pues entregó su
reino a los romanos en el año 30 a.C.
Egipto
Egipto
faraones se enterraron en tumbas excavadas en la roca en el denominado
Valle de los Reyes. Posteriormente,
en la época de Ramsés II se levantó el
gigantesco templo de Abú Simbel, excavados en el interior de la roca, con
las fachadas custodiadas por cuatro
figuras monumentales del faraón y su
esposa respectivamente.
33
Tradiciones y Sociedad
Una de las principales características del pueblo egipcio, heredada
quizás de sus antecesores, es el sentido de orgullo y dignidad. La segunda característica es la humildad
que viene de la creencia de que todo
depende de la voluntad divina. Su
sentido de la vida se refleja en saludos como ‘salam aleikum’, es decir,
‘la paz sea contigo’. El pueblo de
Egipto es profundamente religioso
y espiritual. El Islam es muy importante para ellos y es imprescindible
respetar sus costumbres para poder
llegar a conocerlos. Es aconsejable
vestir con pantalones o faldas largas
y camisas o camisetas con mangas,
sobre todo al visitar los lugares santos y las mezquitas, donde hay que
descalzarse al entrar.
La sociedad egipcia está basada en la
fuerza de la unidad familiar tradicional
que, no obstante, en los últimos años
se está flexibilizando, permitiendo
por ejemplo que las mujeres estudien y trabajen al igual que hacen los
hombres. En todo caso, hay que tener
en cuenta las costumbres y respetarlas. Por ejemplo, una de las creencias
egipcias es que las fotografías traen
mala suerte por lo que conviene
preguntar antes de hacer una, con
educación.
Una de las oportunidades de conocer
a fondo esta cultura y la alegría en la
que viven es asistir a un casamiento,
uno de los actos sociales más importantes. Se reúne toda la familia y los
amigos, se cierran calles para que en
ellas tenga lugar el banquete, el baile,
las danzas populares, los espectáculos
acrobáticos... Es costumbre que los
novios paseen en coche por las calles
del barrio en medio de las felicitaciones de todo el mundo.
Los niños son los mayores protagonistas en la unidad familiar. Las madres
los adoran y están pendientes de ellos
dándoles libertad, pues confían en la
voluntad divina. Las familias egipcias
suelen ser numerosas.
Existe una gran solidaridad entre las
distintas comunidades, ayudándose
entre ellas y defendiéndose contra las
agresiones externas. Los egipcios go-
Egipto
Gente y Costumbres
35
36
Festividades
Los egipcios celebran sus fiestas
dependiendo de su religión: los musulmanes, las propias del Islam y los
coptos las procedentes de la antigua
tradición egipcia. Ambos festejan las
festividades de carácter nacional. Si
quiere disfrutar de alguna de ellas,
debe tener en cuenta que las fechas
son aproximadas ya que en Egipto
existen los calendarios gregoriano, al
igual que el resto de países occidentales, copto, basado en el ciclo solar
y coincidente en los meses con el calendario gregoriano e islámico, regido
por el ciclo lunar que es 11 días más
corto que el Occidental.
Fiestas Nacionales
Entre las Fiestas Nacionales destacan el Día de los Sindicatos (enero
y febrero), el Día de la Unión (23 de
febrero), el Día de la Liberación del
Sinaí (25 de abril), el Día del Trabajo
(1 de mayo), el Día de la Retirada de
las tropas británicas (18 de junio),
la Proclamación de la República de
Egipto desde 1952 (23 de julio), el
Día de las Fuerzas Armadas (6 de
octubre), Día del Canal de Suez (24
de octubre) y el Día de la victoria (el
23 de diciembre). También hay que
mencionar el día del ‘Sharm il Nassim’, ‘olor de brisa’, la fiesta nacional
que celebra el comienzo de la primavera. Esta festividad se remonta a los
tiempos de los faraones, y en ella los
egipcios salen a las calles para ver
como las plantas y animales despiertan a una nueva vida.
Fiestas Religiosas
En enero se celebran dos fiestas religiosas: el 7 las Navidades y el 19 la
Epifanía. El Año Nuevo copto se celebra el 11 de septiembre. Sólo celebran dos fiestas más, el 21 de marzo
Egipto
Egipto
zan de un excelente sentido del humor,
les encanta contar chistes de cualquier
tipo y gastar bromas. Le animamos a
que disfrute con paciencia y buen humor de la gente de este bello país.
37
38
Año Nuevo comienza el primer día
del ‘Moharram’. A mediados-finales
de enero los musulmanes disfrutan
enormemente con el ‘Aïd el-Fitr’, la
festividad que marca el fin del mes
santo del Ramadán. Durante tres días
los musulmanes toman exquisitos
manjares y participan en animadas
tertulias. También celebran las ‘mulids’ fiestas en las que se venera a los
santos locales. El décimo día de ese
mismo mes tiene lugar la Conmemoración de la Ashura, la entrega a Moisés
de los Diez Mandamientos. A principios de abril llega el ‘Aïd el-Kebir’ en
la que los musulmanes conmemoran
el sacrificio de Abrahán. Popularmente se la conoce como la Fiesta del Carnero. A mediados del mes de julio se
conmemora el ‘Mulud’, la celebración
del nacimiento del Profeta, y a finales
de octubre o principios de noviembre
se celebra una de las más importantes
festividades para los musulmanes, el
Cumpleaños del Profeta, donde los
egipcios salen en procesión con trajes
históricos, caballos, música y dulces.
El ‘Laylat El Esraa’ rememora el vuelo
del Profeta de Jerusalén al cielo, mientras que la ‘Mulid de Abud el-Haggag’
recrea la festividad de la diosa Opet
de los tiempos faraónicos en Luxor.
Egipto
Egipto
la Anunciación y el 15 de agosto la
Fiesta de la Virgen María.
Las fiestas musulmanas varían cada
año de acuerdo al calendario lunar.
Es decir, se desplazan aproximadamente 13 días menos con respecto
al año anterior (del calendario gregoriano). Para los musulmanes el
39
Naturaleza
Egipto es un país en el que se mezclan
el desierto y una exuberante vegetación,
lo que provoca un contraste paisajístico
muy estimulante. En medio de tórridas
arenas y calcinadas rocas los oasis ofrecen un refugio paradisíaco. Llenos de
palmeras y rodeando la única fuente
de agua que se puede encontrar en la
inmensa nada, se convierten en pequeños paraísos. El dorado y el verde
intenso resaltan con fuerza ofreciendo
un espectáculo impresionante. En los
oasis se pueden probar deliciosos dátiles recién cogidos de las palmeras que
seguramente algún nativo le ofrecerá.
La flora de Egipto tenía dos especies
emblemáticas: la flor del loto y el
papiro. Desgraciadamente el loto ha
desaparecido por completo y a pesar
de que todavía se pueden encontrar
papiros en el delta, esta planta ha
desaparecido en el resto del curso del
río. La vegetación espontánea sólo se
da en el Delta del Nilo, la zona más
fértil donde se pueden admirar acacias
robinias, eucaliptos, mangos y ficus.
También en esta zona se pueden ver
grandes extensiones de algodonales,
cereales, caña de azúcar y cacahuetes.
Abundan olivos y melocotoneros,
sobre todo en la Península del Sinaí,
mientras que en las zonas de regadío
crecen hibiscos, adelfas, buganvillas y
fragantes jazmines.
Fauna
La fauna de Egipto no se caracteriza
por su variedad. Por supuesto, los
camellos y dromedarios forman
una estampa habitual del paisaje,
en un país con gran extensión de
desierto. Además de estos animales,
acostumbrados a la escasez de agua,
se pueden ver especies venenosas
típicas de las zonas desérticas como
los escorpiones, la víbora cornuda o
Egipto
Flora
41
Peces Payaso
Se caracterizan por sus intensos colores
rojos, rosa o naranja y blanco. Estos peces viven en simbiosis con las anémonas
para protegerse entre sus tentáculos urticantes de los predadores. La hembra es
el miembro más grande de una anémona
colonia. Cuando desaparece la hembra,
el macho más grande cambia su sexo y
ocupa su lugar hasta que el macho siguiente alcanza la madurez sexual.
Tridacnas o Almejas
Son muy típicas del Mar Rojo. Las
Tridacnas o Almejas pueden llegar a
alcanzar gigantescos tamaños. Conocidas como almejas asesinas, cuenta
la leyenda que estas almejas atrapan a
los buceadores que buscan sus perlas
y los ahogan.
Peces cocodrilo
Allá donde divise un barco hundido
encontrará este tipo de pez con espinas que pueden provocar dolorosos
pinchazos.
Meros
A diferencia de otros mares, en el Mar
Rojo existe una gran variedad de meros
de diversos colores y tamaños. Se
caracterizan porque sólo hay un macho
en cada zona. Cuando éste muere,
la hembra mayor de la zona cambia
de sexo y se convierte en el macho
dominante.
Egipto
Egipto
42
las serpientes najas conocidas con el
nombre de ‘aspid’, animal que causó la
muerte a la mítica Cleopatra. También
son frecuentes los escarabajos egipcios,
que según las creencias populares son
un signo de buena suerte, además de
prevenir contra el ‘mal de ojo’, y la
langosta migratoria, cuya plaga es
temida por cualquier agricultor.
En Egipto se pueden contemplar, además, ibis, chacales, zorros, búfalos, linces y cocodrilos, uno de los animales
más temidos y a la vez más respetados
por los egipcios a lo largo de toda su historia. Estos reptiles, que pueden alcanzar
hasta los 10 metros de longitud, ofrecen
un bello espectáculo cuando dormitan a
orillas del Nilo y, sobre todo, cuando se
sumergen en el río, al transformarse en
uno de los animales más rápidos, sigilosos y peligrosos del mundo.
En cuanto a la fauna marina, las aguas
del Mar Rojo esconden especies de
gran belleza:
43
44
Anémonas
En el Mar Rojo hay anémonas de color
verde, azul, rojo, café, naranja, blanco
y todas poseen muchos tentáculos en
su parte superior. Las anémonas de
mar, conocidas como “potos de mar”,
usan la boca no sólo para comer, sino
también para eliminar los desechos.
Los Oasis de Egipto
Oasis, refugios de vida entre la aridez.
Palabra mágica que nos transporta a la
leyenda, a las historias que crecen sobre las arenas del desierto, al lugar de
arribada. Pero tras las imágenes que
nos sugiere la palabra se esconde la
hermosa realidad de los Oasis de Egipto. Cualquier época es buena para visitar los oasis, excepto los meses de verano. Pero hay algunos aspectos que hay
que tener en cuenta para atravesar los
desiertos. El primero es que se requiere
un permiso especial de las autoridades.
Como se puede imaginar, no es aconsejable aventurarse fuera de las carreteras
que conducen a los oasis sin el apoyo
de guías locales experimentados.
Respecto a la vestimenta, debe ser
práctica y ligera por el día, y de abrigo
por las noches. El calzado, preferiblemente alto, mejor hasta la rodilla, por
precaución ante las posibles picaduras
de escorpión o serpientes. Y, por supuesto, no olvidar las gafas de sol y un
sombrero. La ingesta de líquidos debe
ser constante para combatir la posible
deshidratación. Los oasis del Nuevo
Valle se hicieron accesibles al turismo
durante los años 80, pero aún se puede
decir que se conservan intactos y aislados del mundo. Sin duda, los oasis
siguen siendo el lugar perfecto donde
olvidarse de las preocupaciones.
Egipto
Egipto
Bailarinas españolas
Este singular molusco marino de la familia
de las babosas se llama así porque cuando
nada lo hace retorciéndose de tal modo que
recuerda al vuelo de una falda flamenca. La
bailarina española ha desarrollado branquias en el penacho de la parte trasera.
45
Gastronomía
bocadillo aliñados con ‘tahini’ y vegetales en vinagre, y además pueden ser
la base del ‘Ta’Miya’, que se come con
los dedos.
Los egipcios toman tanto carne como
pescado. Las carnes suelen ser de vaca,
cordero o aves como el pavo, el pato, el
pollo y el pichón. Los pescados, tanto
de agua salada como dulce, son frescos
y están bien preparados. Las ‘Gambari’,
gambas gigantes con salsa de ajo, son la
especialidad de Alejandría.
Como platos típicos de la gastronomía
egipcia destacan el ‘mashi’, arroz con
carne que se acompaña con hojas de
parra, tomates, berenjenas o pimientos
verdes, y los ‘mezze’, toda una gama
de entrantes fríos de procedencia
oriental que se sirven en numerosas
escudillas de pequeño tamaño.
Egipto
La comida egipcia es una deliciosa
combinación de sabores, gracias a los
distintos ingredientes que proceden de
la gastronomía mediterránea, africana
y árabe. Un alimento básico en los hábitos de los comensales egipcios son
las ‘aish’, hogazas de pan consumida
muy a menudo y cuya masa se prepara
con distintas harinas (la que más fama
tiene es la ‘aish baladiu’, preparada
con harina más basta y oscura).
El plato nacional egipcio es el foul,
judías gordas y de color marrón, aliñadas con limón, que se toman incluso para desayunar. En ocasiones, los
propietarios de las tiendas, sobre todo
si la compra supone una determinada
cuantía, se lo ofrecerán acompañado
de té. Se sirven como acompañamiento para todo tipo de platos: verduras,
ensaladas, fiambres; en albóndigas
que reciben el nombre de ‘felafel’, o
bien especiadas, con yogur, queso,
ajos y huevos. También se toman en
47
Otros platos típicos son el ‘Koshari’,
capas superpuestas de macarrones,
arroz y lentejas con salsa de tomate;
el ‘Fattah’, que también lleva capas
pero éstas son de pan seco empapado
en caldo, arroz y carne aliñado con ajo
y vinagre y cubierto con yogur, nueces y pasas; la ‘moulouhiya’, sopa de
espinacas; el ‘Hanan’, pichones rellenos de granos de trigo verde o arroz;
el ‘shish kebab’, brocheta de carne de
cordero y la ‘Kufta’, rollos de carne
picada de cordero a la brasa. Todos
estos platos se sirven acompañados de
‘pilau’, arroz con verduras.
En cuanto a los postres, al igual que
en la mayoría de los países árabes son
deliciosos. El preferido por los egipcios
es el ‘Om Ali’, mezcla de pan o pasta
con leche, nueces, coco y pasas que se
toma caliente. Se distinguen, además,
el ‘aish es serail’, hogaza de pan con
miel ablandada con jarabe de azúcar, la
‘baklava’, masa rellena de nueces aromatizada con aguamiel o con una infusión de azahar y la ‘kumafa’, tallarines
horneados con azúcar, miel y nueces.
Las bebidas típicas egipcias son el
‘karkade’, que procede de la flor del
hibiscus y se puede tomar caliente o frío;
el ‘ahwa’, café turco servido en pequeñas
tacitas, y el ‘shai’, té negro de fuerte
sabor y su variedad conocida como
‘shai nana’ servido con hojas de menta.
También son muy apetecibles los zumos
de mango, guayaba, plátano, naranja,
Egipto
Egipto
48
La ‘tabbouleh’ es una ensalada de perejil
y sémola de trigo de sabor ácido; la ‘kobeiba’, carne, pescado frito y nueces; la baba
‘ghannoush’, puré de berenjenas con ajo;
las ‘kibbeh’ son albóndigas de carne de
cordero frita y sémola de trigo; la ‘basterma’ es cecina ahumada; la ‘sambousek’
empanada de verdura; los ‘hummus bi
tahina’ son garbanzos en puré con pasta
de sésamo; la ‘wara annab’ hojas de parra
rellenas de distintos ingredientes y el ‘betingan’, rodajas de berenjena adobadas.
49
50
que cargan con el depósito de la bebida
a la espalda y los vasos en el cinturón.
En cuanto a las bebidas alcohólicas,
no se puede olvidar que la cerveza fue
inventada en el antiguo Egipto, y que
al tratarse de un país mediterráneo se
pueden saborear interesantes vinos,
entre los que destacan el tinto Chateu
Giniclis, una buena variedad de blancos
y el rosado Rubi D’Egyte. Respecto a los
licores, hay anisados, como el ‘ouzo’,
que se suele tomar con agua; el ‘ersoos’,
licor de fuerte sabor y olor, o el ‘zahib’,
una especie de orujo.
Los egipcios cazaban patos de los que
se alimentaban, pues la carne de vaca
y oveja estaba reservada para el faraón
y los nobles.
El pueblo egipcio ya conocía y fabricaba cerveza. A finales del siglo XX
unos arqueólogos desenterraron en
Hierakonpolis una tinaja de unos 5400
años de antigüedad que podría haber
servido para su elaboración. Aunque
no tenía el mismo sabor que la que
conocemos actualmente, si poseía una
parecida graduación alcohólica. Se realizaba humedeciendo repetidamente
los granos de cebada extendidos al sol
hasta que germinaban. Luego los cocían
junto a unas hierbas y cuando fermentaban pasaban todo por un colador.
La cerveza más cara del mundo se fabrica en Londres y su nombre es Tutankamón. Se elabora según una receta rescatada por unos arqueólogos del Templo
del Sol de la reina Nefertiti, en Egipto
Los egipcios eran habituales consumidores de aceite de oliva. Durante años
lo traían de Grecia y de Palestina hasta
que poco a poco comenzaron a cultivar olivos ellos mismos.
En varias excavaciones se ha encontrado miel que se ha conservado hasta
la actualidad con todas sus propiedades gustativas.
Los primeros productores de vino vivieron en Egipto alrededor del año 2300 a.C.
Egipto
Egipto
fresa, zanahoria, lima, tomate, azúcar
de caña, granada y limón, entre otros;
el ‘tamarhindi’, infusión hecha con la
pulpa seca del tamarindo; el ‘erfa’, bebida
de canela que se sirve caliente y cubierta
de nueces; el ‘na na’, elaborado con
menta, o el ‘irssous’, agua de regaliz que
suelen vender comerciantes callejeros
51
Maquillaje
funcionaban recurrían a las pelucas,
que se pegaban a la cabeza con un
ungüento elaborado con resina y
cera de abeja. Se ha descubierto
una antigua fábrica de pelucas que
albergaba maniquíes, bolsas de pelo
natural, tintes de diferentes colores…
Para eliminar los pelos sobrantes, los
Egipto
En numerosas excavaciones se han
encontrado gran cantidad de tarros
que contenían diferentes ungüentos
y perfumes. Los egipcios mezclaban
aceites vegetales con los que conseguían cremas para mantener la piel
suave e hidratada. Además, ya contaban con cremas para las arrugas, que
se fabricaban con incienso, cera o brotes de ciprés.
En varios papiros han aparecido
escritas fórmulas cosméticas para
eliminar canas, la caspa o la caída
del pelo. Cuando estos remedios no
53
Vida Diaria en el Antiguo Egipto
54
Médicos
egipcios utilizaban navajas o se depilaban con cera caliente.
A modo de desodorante, utilizaban unas
bolsitas de incienso que se colgaban en
las axilas. También se ponían rollitos de
tela que untaban delicadamente con una
mezcla de olorosos aceites y sustancias
aromáticas.
En el Antiguo Egipto los médicos
eran personas muy respetadas, conocidas como “los que cuidan de los
que sufren”.
Los papiros encontrados demuestran
que contaban con especialistas para
tratar las diferentes enfermedades,
que conocían las partes del cuerpo,
las venas y arterias más importantes,
que utilizaban cientos de fórmulas
para fabricar las medicinas necesarias
para curar enfermedades y hasta que
tenían muchos instrumentos que utilizaban en operaciones.
Momias
Antiguamente en Egipto se pensaba
que una persona al morir comenzaba
una nueva vida tras un viaje hacia el
más allá. Por esta razón, cuando los
faraones morían no se les enterraba
rápidamente, sino que se preparaba su
cuerpo para que pudieran comenzar
una nueva existencia.
Los animales, al menos al principio,
eran momificados por el amor que
se tenía a las mascotas. Sin embargo,
parece que con el tiempo se fue complicando porque existen toros, gatos,
cocodrilos y muchos tipos de animales
más embalsamados. Esta costumbre fue
trasladada a los griegos con el tiempo.
Egipto
Egipto
Las mujeres elaboraban maquillajes
mezclando oxido de hierro con resina
y aceite vegetal, y se pintaban los labios a diario de marrón o amarillo con
un pequeño pincel.
Para perfilar los ojos usaban tonos
verdosos que procedían de polvo de
turquesa, o morados que conseguían
de pieles de las uvas negras.
Los sacerdotes se arrancaban todos los
pelos de su cuerpo incluyendo las cejas y las pestañas.
55
56
El Proceso
de Momificación
Más de cuatro mil años embalsamando, de ahí el arte de este pueblo.
Según los últimos estudios, el proceso de momificación tiene mucho
que ver con el desierto. Antes de la
costumbre de construir tumbas para
preservar los cuerpos, los cadáveres
eran simplemente enterrados en la
arena del desierto. De una forma natural y debido a la falta de humedad,
estos cadáveres no se corrompían
del todo y, a veces, pasados unos
años, era posible reconocerlos.
Egipto
Egipto
El dios del embalsamamiento era
Anubis a quien se representaba normalmente como un jacal. En la entrada del museo hay una representación
de él en oro. Anubis fue el que ayudó
a Isis a embalsamar a Osiris, el primero en la historia.
57
Cuando todos los órganos vitales
estaban colocados en las vasijas brillantemente decoradas, el cuerpo era
depositado en el sarcófago. Más tarde
tenía lugar el funeral. Es el momento
de la ceremonia ‘Apertura de la Boca’,
para conseguir que el alma volviese a
la vida y recuperara los sentidos. Las
ofrendas eran depositadas junto al
cadáver para ayudar al alma y llevar
mensajes a los dioses.
Educación
La educación y los buenos modales
era otra de las bases en las que se
asentaba la sociedad egipcia. Se han
encontrado papiros que datan del año
2700 a.C. en los que un padre dejaba
escritos a sus hijos una serie de consejos que podrían serles útiles en sus
vidas. Así, los textos venían a decir
que en ocasiones es mejor mantener
la boca cerrada, para no meter la pata,
no crearse enemigos y poder aprender
de lo que se escucha alrededor: “No
presumas de tu fuerza ni provoques
altercados con tus compañeros. Evita
enfrentamientos y peleas”. Estos consejos también hacían referencia a la
educación en la mesa, donde se recomendaba “comer despacio y de lo que
tengas cerca, pues si comes hasta que
no puedas más serás señalado para
siempre por tu avaricia”.
Escritura
En el Antiguo Egipto sólo los escribas
tenían acceso al aprendizaje de la
escritura. Escribían con unos signos
sagrados, cada uno de ellos con un
significado. Se trata de lo que se
conoce como jeroglíficos. Los egipcios
querían dejar por escrito aquellas cosas
que consideraban importantes para
que las futuras generaciones pudieran
tener acceso a su conocimiento, y
por esta razón el faraón y el resto de
personas influyentes iban siempre
Egipto
Egipto
58
Hacia el año 2600 a.C., comenzaron
a construirse las primeras tumbas,
lugares especiales parar pasar la
vida de ultratumba. Sin embargo,
la arena del desierto no podía impedir la putrefacción del cuerpo,
de ahí la necesidad de los embalsamamientos artificiales.
Poco a poco el proceso fue complicándose hasta llegarse al más elaborado.
Primero se sacaban todos los órganos
internos menos el corazón y los riñones.
El corazón era la sede de la inteligencia
según las más antiguas creencias.
Una vez separado el cuerpo y los órganos, se dejaban secar por cuarenta
días. Por último, se introducían en
una especie de conservante fabricado
a base de aceites, especias y resinas.
Al cuerpo se le colocaban los amuletos necesarios para su protección y
buena suerte en la vida de ultratumba y se realizaban los ritos necesarios
para que funcionase.
59
El Gato en el
Antiguo Egipto
Los antiguos egipcios pensaban que los
gatos después de siete reencarnaciones
resucitaban en un ser humano; de ahí
viene el dicho que tienen siete vidas.
El maui egipcio es uno de los antepasados más directos del gato doméstico
actual. Su nombre proviene del sonido que hacía el gato al “hablar”.
Era tal el respeto que los egipcios tenían
a sus gatos que un militar persa tomó
una ciudad egipcia, escudando a su ejército con gatos. Ante el temor de lastimar
a los gatos, los egipcios no los atacaron.
El museo del Cairo, con motivo de
mantener las momias de animales en
buen estado, lanzó en el año 2000 la
campaña “adopte una momia”. A
cambio de una cantidad de dinero el
pagador recibe información, fotos y
un certificado de garantía de apadrinamiento del animal, que además de
gatos incluía a monos o cocodrilos.
En el cementerio de Beni -Hasan fueron
descubiertas 300.000 momias de gatos.
Desgraciadamente, fueron llevadas a
Inglaterra para ser usadas como abono.
La pena en Egipto por matar a un gato
era la muerte.
Los egipcios elevaron a la categoría de
dioses a los gatos tras una invasión de
ratones que atacaron los depósitos de
granos y cereales del Nilo.
Los antiguos egipcios se pintaban los
ojos alargados para imitar los de los
gatos, a quienes se les consideraba el
símbolo máximo de belleza.
El gato del príncipe Tutmosis, Osiris
Tamiat, tuvo su propio sarcófago real,
realizado en piedra caliza. Los velos
de la momia estaban adornados con
diamantes y gemas.
Juegos
A los antiguos egipcios, en sus momentos de ocio, les gustaba mucho
jugar a juegos de mesa con los que
desarrollar su ingenio. Quizá el más
importante fue el senet, que significa
‘tránsito’. Constaba de un tablero dividido en 30 casillas en el que se colocaban 12 fichas parecidas a los peones
de ajedrez, y que avanzaban según el
número sacado tirando unos palitos,
ganando el jugador que llegaba antes
al final.
Este debió ser el juego favorito del
faraón Tutankamón, pues entre los
objetos hallados en su tumba se encontraron cuatro tableros.
En cuanto a actividades deportivas,
los egipcios practicaban saltos de altura, lanzamiento de peso, tiro con arco
o la lucha libre, tal y como se puede
ver en multitud de escenas. A los niños les gustaban especialmente los deportes acuáticos en las aguas del Nilo,
donde simulaban batallas navales en
improvisadas embarcaciones.
Los juguetes de aquella época no diferían en exceso de los que se conocen
actualmente. Así, se han encontrado
animales de madera pintados, pelotas elaboradas con papiro, caña, fibra
vegetal, arcilla…, peonzas o muñecas,
como demuestra la fábrica hallada en
Kahun. Éstas tenían un gran valor y
se colocaban en las tumbas para que
acompañaran al difunto en su viaje al
Más Allá. Curiosamente los artesanos
las fabricaban sin pies para asegurarse
de que no podrían escaparse.
Egipto
Egipto
60
acompañados de un escriba que iba
tomando nota de todo lo que sucedía.
Se utilizaba tinta roja para escribir los títulos y tinta negra para el resto del texto.
Estos jeroglíficos en un primer momento se realizaban en tumbas y piedras,
y posteriormente en los papiros, que
procedían del tallo de unas plantas que
crecían a la orilla del Nilo. Como éstos
eran muy costosos, los aprendices practicaban en pedazos de vasijas rotas.
61
El Cairo
La capital egipcia es conocida por
los habitantes del país como Um al
Dunya, la ‘Madre del Mundo’. Y es
que El Cairo es la cuna de una de las
más importantes culturas de todos
los tiempos, una ciudad única donde
experimentar el peso de una historia
milenaria. Las pirámides faraónicas,
símbolos de la ciudad que se pueden
ver desde prácticamente todos los
edificios altos, se encuentran al este
del Nilo. Al oeste se extiende El Cairo
Copto que, encerrado en el interior de
la que fuera una fortaleza romana de
Babilonia, reúne algunas de las iglesias
cristianas más antiguas. Califas fatimíes
y sultanes mamelucos legaron una
fascinante ciudad medieval coronada
por la ciudadela de Salak-Ed-Dins, el
Saladino de los cruzados europeos.
Conocer realmente El Cairo requiere
semanas e incluso meses. No en vano se
trata de la ciudad más grande, no sólo
de Egipto, sino de todo el continente
africano. Una ciudad llena de contrastes,
pletórica de impulsos vitales, de voces,
de polvo, de variopintas presencias
y febril actividad. Aunque el caos de
circulación ha mejorado con los años sus
calles siguen estando obstruidas por una
multitud de vehículos cuyos cláxones
no dejan de sonar. Al recorrer estas
atestadas calles podemos comprobar
como la gente se cuelga de los autobuses
como si se tratara de racimos humanos,
cómo entre los coches discurren carros
tirados por mulas o caballos que llevan
frutas, verduras e incluso basura,
cómo los muchachos vendedores de
periódicos vocean su mercancía.
Egipto
La ‘Madre del Mundo’
63
64
Sólo dos kilómetros separan el núcleo
moderno e industrial de la venerable
El-Azahar, la universidad islámica
más antigua, que se encuentra en el
corazón de la ciudad.
A medida que el viajero se aproxima
al casco antiguo islámico, se sumerge en un universo prolijo, en una
variada paleta de colores y aromas
orientales.
Al recorrer las calles de El Cairo
el visitante se ve envuelto por las
reminiscencias de una milenaria
civilización mientras escucha, cinco
veces al día, la llamada del muecín:
“Allahu akbar”, Dios es más grande.
Son muchos los expertos que coinciden
en señalar que El Cairo es una ciudad
que no provoca indiferencia. De lo
que no hay duda y en lo que todo el
mundo coincide es en la sensación
de regreso al pasado que se tiene al
conocerla.
Es posible trasladarse desde la época
medieval que se masca en El Cairo
islámico, hasta la época faraónica que
se respira en las pirámides, mientras
se pasea por las calles de El Cairo del
siglo XXI.
Egipto
Egipto
Nada más llegar a la capital egipcia
ésta se muestra al visitante como
una ciudad plagada de contrastes.
Contrastes que pasan inadvertidos
para los cariotas acostumbrados a una
peculiar mezcla de culturas.
65
66
El Cairo no es simplemente una ciudad faraónica a pesar de la presencia
de las Pirámides. En la época de su
construcción ni siquiera era la capital
del país. Ésta se encontraba en Memphis, a unos 24 kilómetros de Giza,
donde se encuentran Keops, Kefrén
y Micerinos. Por aquel entonces, El
Cairo simplemente era el lugar en el
que acampaban los trabajadores que
levantaron los grandes bloques de
piedra con los que se construyeron
las pirámides de Giza. Alrededor del
3100 a.C., se convertiría en la capital
de un fugaz reino unificado del Alto
y el Bajo Egipto. Sería mucho más
adelante, ya en el siglo VII, cuando
tras tomar el ejército de Amr Ibn alAs la fortaleza de Babilonia, El Cairo
comience a tener su importante repercusión. En ese momento, la ciudad es
una aglutinación de asentamientos de
diferentes tribus árabes, ubicadas en
torno a la mezquita. Con la dinastía
Abasida, se forma el barrio de Al Askar, sede administrativa, pero poco a
poco van surgiendo emancipaciones
que derivan en la creación de nuevos
suburbios, como el de Al Qahiera.
Éste sería incendiado tras la reconquista abasida, y tras un importante
incendio sería sede de la zona conocida como la Ciudad Islámica. En el
siglo XII surge la figura de Saladino,
que construiría una muralla para
proteger la zona sur de la capital, un
acueducto para transportar agua del
Nilo, y emplazaría la nueva sede del
poder en la Ciudadela. Al Qahiera en
ese momento tiene una gran actividad
y alberga numerosos comercios de
artesanos, situación que permanece
inalterable con los futuros gobernadores otomanos. La ciudad vive durante los siglos XVI y XVII momentos
prósperos, gracias al comercio de especias y café. Pero sería Mohammed
Ali quién comience a dotar a El Cairo
de esa estructura que hoy conocemos,
con la construcción de nuevas arterias, la desecación de estanques…
Durante el siglo XIX, la capital de
Egipto comienza a expandirse de manera vertiginosa con la creación de
nuevos barrios, hasta convertirse en
poco tiempo en la ciudad más grande
del mundo islámico.
Egipto
Egipto
Historia
67
Egipto
Autobús
68
El servicio de autobuses es el medio
de transporte más económico de El
Cairo, pero al mismo tiempo es algo
incómodo. Suelen llegar a las paradas
abarrotados y la gente intenta subirse
a ellos incluso antes de que hayan parado. Una vez dentro, hay que tener en
cuenta que muchos de estos autobuses
no se detienen al llegar a las paradas,
sino que reducen la velocidad y los
pasajeros se bajan en marcha. Si se da
el caso, lo mejor es colocarse cerca de
la puerta y lanzarse con cuidado. Los
recorridos que realizan los autobuses
de El Cairo pueden cambiar sobre la
marcha, debido a los atascos que padece la ciudad. Lo más aconsejable
para saber si el autobús que vamos a
tomar nos llevará al destino deseado
es preguntar a cualquier viandante.
Existen autobuses que realizan el
servicio del aeropuerto a la ciudad,
cuyo servicio y funcionamiento nada
tienen que ver con el resto de los
autobuses de El Cairo, pues son más
modernos y disponen de aire acondicionado. Funcionan desde las 6:00 de
la mañana hasta las 23:00 horas, con
un promedio de espera de 20 minutos.
Recorren las calles de Midan Abdel
Moniem Raid, el Museo Egipcio en el
centro de El Cairo, la calle Abbassiyya y Heliopolis hasta la Terminal II,
donde paran unos minutos para llegar
después hasta la Terminal I.
Taxis
Se considera que el taxi es el medio de
transporte más cómodo para recorrer
El Cairo. Fáciles de distinguir, pintados de blanco y negro, se deben conocer algunas reglas para su conveniente
uso. Hay que colocarse al borde de
la calzada, levantar el brazo derecho
y parar el taxi. Antes de meternos en
él debemos indicar al taxista nuestro
destino y regatear hasta llegar a un
acuerdo en el precio, ya que no ponen
en marcha el taxímetro.
Metro
El sistema de metro de El Cairo es
eficiente. Los billetes varían de precio
dependiendo de las paradas que se recorran. Funciona desde las 5:00 hasta
las 23:30 horas todos los días. Hay que
tener en cuenta que el primer vagón
está reservado única y exclusivamente
para las mujeres, que deben colocarse
a su altura porque los trenes no permanecen demasiado tiempo parados
en las estaciones. Hay dos líneas en
funcionamiento: la principal consta
de 32 estaciones, y recorre los 43 kilómetros que unen el barrio del sur de
Helwan y Al-Marg en el norte. Una segunda línea une el distrito trabajador
de Shubra con Giza.
Tranvía
Son baratos, pero van siempre abarrotados como los autobuses. Una de las
pocas líneas que mejor servicio presta
es la que conecta el centro de El Cairo
con Heliopolis. Su recorrido parte del
norte de Midan Ramsés hasta Midan
Roxy en la parte sur de Heliopolis, lugar en el que la línea se divide en tres,
con los destinos finales marcados en
árabe con diferentes colores: Nouzha
en rojo, Mirghani en verde y Adel
Aziz Fahmy en amarillo.
Barco
La terminal del servicio de ferrys se
encuentra en Maspero, en el Corniche, frente al gran edificio de la televisión. Desde aquí salen los barcos
cada 15 minutos entre las 6:30 y las
15:45 horas con destino a la Universidad Al-Gamaa. Tienen una parada
al otro lado del río, en el puente de la
Universidad. Los hay que continúan
hacia el sur con dirección a Manial,
Rhoda, Giza y Masr al-Qadima, en el
viejo Cairo. La última parada está en
el Barrio Copto. El viaje entero tiene
una duración de 50 minutos.
Tren
Los trenes egipcios unen El Cairo con
el Valle del Nilo, el Delta, las ciudades
del Canal y con Alejandría. Conviene
hacer la reserva con antelación y comprobar que los datos del billete son
correctos. Existe un servicio diario de
camarotes (wagon lits) entre El Cairo,
Luxor y Assuán. El servicio es cómodo, puntual, rápido y barato.
Ramsés Station es la principal estación de trenes de El Cairo. Si se necesita ayuda existe una oficina de turismo abierta de 8:00 a 20:00 horas. La
encontraremos con facilidad ya que su
puerta principal está custodiada por
policías turísticos, vestidos de blanco,
que veremos en prácticamente todos
los lugares visitados por extranjeros
de El Cairo.
Automóvil
Conducir en El Cairo es poco aconsejable. Las carreteras están siempre
masificadas y los atascos son tan grandes que es normal que los conductores
pierdan la paciencia. El límite de velocidad es de 90 kilómetros por hora
en carreteras y 40 en zonas urbanas.
Para alquilar un vehículo en Egipto
hay que tener más de 25 años y el
carné internacional de conducir. Se
debe saber también que al precio final
del alquiler del vehículo se le sumará
entre un 10% y un 17% de impuestos.
Normalmente es posible pagar con
cheques de viaje y con tarjetas de crédito. En los aeropuertos y principales
ciudades existen oficinas de las principales empresas internacionales de
alquiler de vehículos.
Egipto
Cómo Moverse
69
Egipto
Aduana y Documentación
70
Para viajar a Egipto es necesario presentar el pasaporte en vigor con un periodo
de validez no inferior a seis meses, así
como el visado que se obtiene en las distintas representaciones consulares o en
la entrada al país. Éste tiene una vigencia
máxima de tres meses. Se puede acceder
al país con 200 cigarrillos, 250 gramos de
tabaco o 50 cigarros, un litro de alcohol y
efectos personales varios. Hay que declarar las cámaras de vídeo y declarar todo
el dinero que se introduce en el país.
Recuerde conservar los justificantes de
cambio de moneda.
las noches. Tanto hombres como mujeres deben cubrir los hombros, no llevar
minifaldas ni pantalones cortos. El bañador está mejor visto que el bikini. Es
imprescindible llevar sombrero, gafas
de sol, repelente contra los mosquitos y crema solar. Si piensa visitar el
desierto, lleve ropa que le cubra bien,
tendrá menos calor. No olvide el chubasquero por si viaja a la zona norte.
Oficina de Turismo
Adly St, 5
Tel.: (02) 391 34 54
Idioma
El idioma oficial es el árabe y como
segunda lengua se habla el inglés.
Diferencia Horaria
Egipto tiene una hora más con respecto a España.
Clima
Equipo del Viajero
En El Cairo los días son muy calurosos y
las noches frías con una alta humedad en el
ambiente. Las lluvias son ocasionales y de
muy escasa cantidad, sobre todo en verano.
Son aconsejables las ropas cómodas de
algodón que absorban bien el sudor.
No olvide alguna ropa de abrigo para
Electricidad
La moneda oficial es la Libra Egipcia
que equivale a 100 piastras. Los billetes son de 1, 5, 10, 20 y 100 libras y 5,
10, 25 y 50 piastras. Las monedas son
de 1/2, 1, 5 y 10 piastras.
No se puede sacar moneda egipcia del
país y es conveniente llevar el dinero
en dólares e irlos cambiando en los
bancos, en los hoteles y en las oficinas de cambio autorizadas. Recuerde
que debe conservar los resguardos del
cambio ya que se los pedirán en la
aduana a la salida del país. Los cheques de viaje se pueden cambiar sin
problemas.
La corriente eléctrica es de 220 voltios
a 50 Hz. aunque en algunas zonas la
corriente es de 110 voltios a 50 Hz.
Horario Comercial
Embajada de España
Ismail Mohamed, 41, Zamalek El Cairo (Egipto)
Tel.: (02) 735 58 13 / 735 64 37
Fax: (02) 340 36 85
[email protected]
Moneda y Cambio de Divisas
Ene
Feb
Mar
Abr
May
Jun
Jul
Ago
Set
Oct
Nov
Dic
máx
18
21
24
28
33
35
36
35
32
30
26
20
mín
8
9
11
14
17
20
21
22
20
18
14
10
Los comercios y bazares suelen abrir a
las 10:00 horas y cerrar a las 20:00 horas. Los viernes y domingos muchas
de las tiendas y puestos permanecen
cerrados.
Enchufes
No se necesita adaptador.
Emergencias - Salud - Policía
No se necesita ninguna vacuna para
entrar en Egipto. Es imprescindible
beber agua embotellada y no comer
verduras crudas, frutas sin pelar y, por
supuesto, no tomar hielo ni helados.
Las farmacias están bien abastecidas
aunque para adquirir ciertos medicamentos es necesario presentar una receta médica. Si tiene que tomar algún
fármaco en concreto es aconsejable
llevarlo desde el país de origen.
En caso de emergencia tanto la
embajada como los hoteles le
prestarán ayuda. Los hospitales a los
que se puede acudir son: en El Cairo el
Al Salam o el Hospital Internacional.
Para emergencias en El Cairo hay
que marcar 122. En Alejandría se
puede acudir al Hospital Al-Moassat
o al Hospital Victoria. El teléfono para
bomberos es el 125. En Egipto existe
un servicio de Policía Turística que
se identifica por una banda verde en
la manga con la inscripción ‘Tourtist
Police’.
Correos y Teléfonos
Las oficinas de correos están abiertas
de 8:00 a 19:00 horas excepto los viernes. Son bastante numerosas. Los hoteles también ofrecen este servicio.
Para llamar a Egipto desde España hay
que marcar el 00-20 más el prefijo de
la ciudad (Cairo 2, Alejandría 3) y el
número de abonado. Para hablar con
España desde Egipto hay que marcar
el 00-34 y el número de abonado.
Teléfonos Móviles
Se puede usar el teléfono móvil español gracias a los acuerdos de roaming.
Egipto
Información Práctica
71
Shepheard. La zona del lago se convirtió en un parque en el que actualmente también hay construcciones
modernas.
72
Este barrio, al que los egipcios llaman
uast al-balad (centro de la ciudad),
hasta finales del siglo XIX no era más
que una extensión en la que se realizaban cultivos cuando descendían
las aguas del Nilo. En la actualidad,
rascacielos, boutiques de moda y
grandes barcos se entremezclan con
antiguas mezquitas, la universidad
de Al Azhar (la más antigua del mundo) o galerías comerciales donde los
artesanos trabajan siguiendo las tradiciones de sus antepasados.
Torre de El Cairo
Situada en la ciudad nueva, fue construida en 1957 y posee 153 metros de
altura.
Palacio Gazira
Zamalek, s/n
Posee el Jardín de los Peces con un
Museo de Arte Islámico
Sharia Port Said
acuario en forma de gruta y el Jardín
del Hotel Marriot como máximos
atractivos.
Azbakiya
Merece la pena visitar el barrio residencial de Azbakiya, con casas del
siglo XV restauradas en las que se instalaron, después del drenaje del lago
en 1837, los mejores hoteles como el
Dicen los expertos que para la increíble colección de arte islámico que recopila, este museo tiene pocos visitantes. Se recomienda visitar una o dos
mezquitas antes de ir al museo, para
reconocer luego los elementos que en
él se exponen.
Se debe comenzar la visita percatándose de las piezas que se exponen
nada más entrar en el hall, y después
se aconseja no entrar en la sala central, sino primero dedicarse a disfrutar de los trabajos que se exhiben en
las siguientes salas:
Sala 8 y 9. Obras de arte en madera.
Destacan los cofres decorados.
Egipto
Egipto
El Cairo Moderno
73
Sala 12. Armas y piezas de artillería
mamelucas.
Egipto
Sala 13. Dedicada a las piezas maestras, que incluyen, por ejemplo, una
puerta que originariamente pertenecía
a la Mezquita de Sayyida Zeinab.
74
Salas 14-16. Dedicadas a piezas de
cerámica.
Sala 19. Contiene una pequeña colección de coranes decorados que pertenecieron al rey Faruk.
Sala 20 y 21. Colecciones variadas de
cristal de la época otomana.
Una vez recorridas estas salas, volviendo sobre nuestros pasos se llega a
la obra maestra del museo, una fuente
combinada con una preciosa mashrabiya. Mientras, en la planta superior del
museo se exhiben muestras de telas y
alfombras de Irán y de Asia Central.
Museo de Correos
Museo Egipcio
Recoge una amplia colección de sellos
conmemorativos a través de los que
se puede estudiar la historia de uno
de los primeros servicios postales del
mundo.
El Museo Egipcio recoge más de cien
mil reliquias de prácticamente todas
las épocas de su historia. Es una de las
muestras arqueológicas más importantes e impresionantes del mundo.
Si el turista pasara tan solo un minuto
para ver cada una de las muestras le
llevaría 9 meses ver el museo entero.
Por eso se recomienda visitarlo al
menos en dos días, dedicando un día
para ver cada planta, y se aconseja
también aprovechar las horas después
de la comida, momento en el que hay
menos gente y se puede avanzar más
en el recorrido de las distintas salas.
Normalmente se recomienda que si el
turista viaja por su cuenta hable con
uno de los guías locales que puede
encontrar a la entrada del museo, que
generalmente hablan español, y que
contrate una visita guiada de una hora,
con la que puede hacerse una idea de
Plaza Ataba.
Museo Nacional de Arte Moderno
Opera de El Cairo.
Alberga una nutrida colección de
pintura y escultura egipcia del
siglo XX.
Museo del Ferrocarril Estatal
Estación de Ramsés.
Egipto tuvo uno de los primeros
ferrocarriles fuera del continente
europeo. Supervisado por Robert
Sthephenson, hijo de James Watt,
la primera línea de tren recorría en
1852 el trayecto Alejandría - El Cairo.
El museo, que hace referencia a este
ferrocarril, fue inaugurado en 1933.
Plaza Tahrir.
Egipto
Sala 11. Obras de arte de metal.
75
Howard Carter descubrió la tumba en
los años 20 en el Valle de los Faraones,
cerca de la ciudad de Luxor. Desde
ese momento se empezó a hablar de
una maldición que recayó sobre todos
aquellos que estuvieron presentes en
la apertura de la tumba, en la cual se
halló un magnífico tesoro en oro y
piedras preciosas. Estudios recientes
han demostrado que el faraón no fue
asesinado y que Tutankamón gozaba
de buena salud y atención médica.
Quizás la pieza de mayor valor artístico sea la máscara funeraria hecha
de oro que cubría su cara. En uno de
los cofres encontrados se representa a
Tutankamón sentado junto a la reina
Anjesenamón y estirando su arco. Merece la pena contemplar la cámara del
tesoro de la tumba. La planta baja del
museo está dedicada a la escultura, a
los relieves pintados, a los sarcófagos,
a los amuletos y a interesantes maquetas que reproducen antiguos graneros.
Sobresalen las colosales estatuas de
Amenofis III, de la reina Tiyi y de tres
de sus hijos.
Museo de Mahmoud Mukhtar
Gezira
Durante mucho tiempo este museo, no
se sabe muy bien por qué razón, permaneció cerrado. Está dedicado a la
memoria y la obra de Mahmoud Mujtar, uno de los escultores más laureados de Egipto, autor entre otras obras
de la estatua de la llamada Madre de
Egipto, situada en la entrada del zoo.
Maydan at Tahrir
La parte más moderna de la ciudad se
encuentra en los alrededores de Maydan at Tahrir. En este lugar destacan
los dos edificios administrativos de la
Corniche, el Nile Hilton, construido
en 1910 y el Mugama que acoge en
bloques de hormigón los departamentos administrativos de la capital.
Egipto
Egipto
76
lo que el museo alberga. Es importante
destacar que si se quieren tomar fotografías dentro del museo, siempre sin
flash, hay que obtener una entrada a
parte de la que permite el acceso al
edificio. Si lo que se desea es pasar
con cámara de video, habrá que pagar
un recargo especial bastante elevado.
Para aquellos turistas que disponen de
tan sólo un día para realizar su visita
se aconseja no perderse especialmente
las Galerías de Tutankamón.
La tumba de Ramsés II es una de las
muestras arqueológicas más impresionantes del mundo. En la primera
planta del Museo Egipcio de El Cairo
se exhiben los objetos de la tumba del
faraón egipcio que falleció misteriosamente a los dieciocho años de edad,
seis años después de subir al trono,
y tras abolir el culto a Atón. La fama
de la que goza Tutankamón se debe
a que su tumba es la única que no ha
sido asaltada. El arqueólogo inglés
77
78
Muy frecuentados por los turistas
y también por los egipcios
especialmente en la época del
ramadán, en esta zona se encuentran
algunas de las mezquitas más
interesantes de El Cairo. Recorrer
sus calles comerciales mirando
los curiosos escaparates de las
tiendas provoca la sensación de
retroceder en el tiempo seis o siete
siglos. Como frontera, la Ciudadela,
impresionante fortaleza medieval
sede del poder egipcio durante
setecientos años.
Casa de Suhaymi (Beit As-Suhaymi)
Darb al-Asfar, 19.
Esta casa es uno de los mejores
ejemplos de las mansiones familiares tradicionalmente islámicas de
El Cairo, construidas a lo largo de la
ciudad desde la época de los mamelucos hasta el siglo XIX.
La casa presenta una fachada típica
que supone tan sólo un mero punto de entrada a un interior de gran
belleza.
Los visitantes que llegan hasta aquí
son recibidos en un impresionante
qa´a o sala de recepciones, adornada
con una policromada fuente de mármol y un techo de madera pintada.
En el piso superior se encuentran
las habitaciones de la familia, con
labradas celosías en las ventanas de
madera conocidas como mashrabiyya.
Dichas ventanas permitían a las
mujeres ver el exterior sin ser vistas.
Las habitaciones se refrigeraban
con un curioso sistema denominado
malqaf, una especie de ‘recogedores
de viento’ colocados en el tejado,
que distribuían el aire frío del viento del norte, hacia el interior del
edificio.
Mezquita de Al-Azhar
Sharia Al-Azhar, s/n.
Fundada en el 970 antes de Cristo,
y conocida como ‘La Floreciente’, es
la pieza maestra de El Cairo Fatimí.
Anexa se encuentra la universidad
fundada en el 988 y que hasta
1961 sólo impartía enseñanzas
teológicas y árabes. Fue en esa época
cuando se convirtió en un centro
de aprendizaje preeminente al que
llegaban estudiantes de Europa y del
resto del mundo. Actualmente sigue
desempeñando un papel fundamental
en la vida religiosa egipcia: la última
autoridad religiosa del país es el
Sheikh de Al-Azhar. Sin embargo, los
estudiantes de teología ya no estudian
en la mezquita. Arquitectónicamente
hablando posee una mezcla de estilos,
resultado de los frecuentes cambios
que ha sufrido a lo largo de los siglos.
La parte central es la parte más nueva,
mientras que de sur a norte, los tres
Mapa
Ruta
Egipto
Egipto
Por los Barrios
del Oeste
79
Mezquita de Al-Hussein
Midan Hussein, s/n.
Es uno de los lugares más sagrados de
Egipto. Arquitectónicamente no tiene
un gran interés. Se construyó en 1870,
remplazando a una antigua mezquita
del siglo XII. Destaca porque en ella se
guarda la urna que contiene los restos
de la cabeza de Al-Hussein (nieto del
Profeta Mahoma) que fueron traídos
hasta aquí en una bolsa de seda verde
en el 1153, 500 años después de su
muerte. La importancia de esta cabeza
es tal que durante años no se permitió
entrar en la mezquita a quienes no
fueran musulmanes.
La Ciudadela
Sharia Salah Salem, s/n.
Fue el hogar de los legisladores
egipcios durante 700 años. Su legado
es una colección de tres mezquitas
muy diferentes, varios palacios que
albergan distintos museos y algunas
impresionantes fortificaciones que
ofrecen una vista excepcional de la
ciudad.
Salah ad-Din comenzó a construir
la Ciudadela en 1176 para fortificar
la ciudad contra la amenaza de los
cruzados, y fue su hijo quien siguió
reforzando las torres y añadiendo
otras nuevas. Tras la dinastía Salah
ad-Din, los mamelucos la llenaron
de suntuosos palacios y harenes, y
ampliaron sus murallas hacia el sur.
Actualmente el único edifico de estilo
mameluco que permanece en pie en la
Ciudadela es una pequeña mezquita
que se usaba como establo. Mohamed
Alí la remodeló y construyó la
mezquita de estilo turco que hoy
día domina la línea del cielo de El
Cairo. Después de su gobierno y el
de su nieto, la Ciudadela se utilizó
como guarnición militar. Hoy día es
casi exclusivamente un monumento
dividido en recinto bajo, norte y sur:
Recinto Bajo
Cerrado al público, no es demasiado
grande y lo componen una serie de
almacenes.
Recinto Sur
Esta es la principal zona turística,
presidida por la Mezquita de Mohamed
Ali. Diseñada con líneas turcas se
tardaron 18 años en construirla,
desde 1830 a 1848 y entonces las
cúpulas tuvieron que ser demolidas
Egipto
Egipto
80
minaretes datan de los siglos XIV, XV
y XVI. El último de ellos, con un doble
remate, fue añadido por el Sultán alGhouri, cuya mezquita y mausoleo
no se encuentran muy lejos de aquí.
La cámara mortuoria, a la que se entra
por una puerta situada a la izquierda
de la entrada principal, tiene un
bonito mihrab, una especie de nicho
que indica la dirección de la Meca.
81
Recinto Norte
La Puerta al-Qalla o Bab al-Qalla
permite el acceso al recinto norte e
introduce al visitante en una zona
de césped. En el medio se encuentra
una réplica de la estatua ecuestre de
Ibrahim (la original está en Midam
Opera). Justo detrás de la estatua hay
un edificio que fue el Palacio Harem
de Mohamed Alí y que ahora alberga
el Museo Nacional del Ejército. En su
planta superior el turista puede ver una
excepcional maqueta de la Ciudadela.
Al este de las zonas verdes hay una
pequeña carretera que conduce a otra
serie de edificios que albergan a varios
museos.
La Ciudad de los Muertos
Esta necrópolis fue construida entre
1398 a 1411, y resultan especialmente
interesantes las tumbas de los
santos de la ciudad, la Mezquita del
Sultán Farag, la Mezquita Funeraria
del Sultán Qait Bay y la Mezquita
Funeraria del Sultán Barsbay.
Especialmente interesante es la
Madraza y Mausoleo de Barquq.
Barquq fue un rey de Egipto que
tomó el poder cuando el país sufrió
una hambruna y una plaga en 1382.
Este edificio construido en su honor
podría confundirse con una mezquita,
pero no lo es. Se trata de una madraza
o escuela coránica. Una gran puerta
de mármol blanco y negro precede
a un pasaje que conduce a una gran
sala que cuenta con cuatro puertas
profusamente decoradas con bronce.
Detrás de ellas se encuentran cuatro
salas de estudio, una para cada una
de las escuelas principales de la Ley
coránica.
Lo más impresionante del edificio es
el Mausoleo, fuera del receptorio; una
especie de preciosa caja de joyas con
las paredes de mármol policromado
rematadas por una cúpula soportada
por cuatro columnas faraónicas.
Egipto
Egipto
82
y reconstruidas. No ha contado nunca
con el favor de los escritores que la han
llegado a describir como un amplio
lugar lleno de alfombras y de lámparas
de cristal. Aquí descansan los restos
de Mohammed Alí, en una tumba de
mármol que se encuentra, según se
entra, a la derecha. En el patio central
se alza un reloj, regalo del rey Luis
Felipe de Francia, en agradecimiento
del obelisco que adorna la Plaza de la
Concordia de París.
83
84
La Plaza de Salah al Din, abierta
después de la construcción de la
Ciudadela, fue un lugar de procesión
y plaza de armas alrededor de la cual
se comenzaron a levantar importantes
monumentos. Entre ellos destaca la
Mezquita del Sultán Hassan, la obra
más importante de la época mameluca. En general, aquí se encuentran
grandes expresiones del arte islámico,
sin olvidar el Bazar de Khan el Klalili,
organizado por sectores de actividad
(perfumes, especias, orfebres…)
Madraza de Sunqur Sadi
o Madraza de Hassan Sadaqa
Se trata de un edificio construido en
1321 que posee un minarete y una
cúpula decorados con estuco tallado.
En el siglo XIX sufrió una ampliación
para albergar también un teatro en
el que se bailara el zikr, una danza
acompañada de cantos para acercarse
a Dios. Conocido como Teatro
Derbis y con un escenario circular de
madera policromada, completamente
restaurado por un equipo italiano, es
lo que verdaderamente merece la pena
ver de este edificio. Para acceder al
teatro hay que fijarse en la puerta verde
que hay en la fachada de la Madraza y
llamar al timbre.
Sabil del Sultán Mustafá
Fue en sus tiempos una fuente pública
de origen otomano en la que se puede
apreciar mármol de colores.
Mezquita de Ar Rifai
Midan Salah ad-Din, s/n.
Construida con unas dimensiones similares a la aledaña Mezquita del Sultán
Hassán, parece ser un edificio erigido
poco después de su vecina, pero más
de 600 años las separan. Los motivos
de estilo mameluco que decoran su
interior fueron diseñados por el arquitecto europeo Max Herz, quien también
diseñó el Museo Islámico y la Sinagoga
Shar Hashamaim, situada en el centro.
A la derecha de la entrada principal se
pueden visitar las tumbas reales.
Casa de Sinnari (Beit Al-Sinnari)
Harret Monge.
Es una de las dos casas del siglo XVIII
de las que se apoderó Napoleón para
fundar en 1798 su Instituto de Egipto,
un centro académico en el que empleó
a 167 científicos, estudiantes y artistas
con la misión de realizar el primer estudio europeo de Egipto.
Mapa
Ruta
Egipto
Egipto
En Torno a Salh Al Din
85
86
Cuentan que en la mezquita Ibn Tulum,
antiguo santuario islámico, tocó tierra por
primera vez el Arca de Noé, y allí también
unos años más tarde Moisés se enfrentó a
los magos del faraón. Esta mezquita, construida entre los años 876 y 879 d.C. bajo
mandato de Ahmed ibn Tulúa, es una de
las más antiguas de El Cairo. Consta de
un patio exterior periférico de 162 metros
de lado que la separa de los patios que la
rodean. En la sala de oración destacan los
cinco intercolumnios que se desarrollan
en paralelo al muro de la qibla. Posiblemente en el siglo XIII se construyó un
minarete helicoidal en ladrillo y después
en piedra en el patio de la mezquita. El alminar, único en Egipto, está formado por
una torre cuadrada y una escalera exterior
con rampa helicoidal. Su construcción
original recuerda a la mezquita de Samara
en Mesopotamia. Cuenta también con elementos innovadores; de hecho, según los
expertos es una de las primeras construc-
ciones en las que se utilizó el arco de medio punto. Ocupa 2,5 hectáreas de terreno,
lo bastante grande en su momento para
albergar a toda la comunidad islámica los
viernes de oración. Hoy siguen acudiendo
a rezar, pero de manera mucho más modesta. Se puede subir a su minarete desde
donde se tiene una vista privilegiada de
toda la mezquita y de la Ciudadela.
Mezquita de Mahmudia
Es una pequeña mezquita otomana
construida en 1567 que tiene un minarete con la típica forma turca de lápiz.
El interior es un cuadrado de 20 metros de lado, con un patio alargado.
Mezquita de Qaytbay
Sharia Saliba, s/n.
Qaytbay fue el último líder mameluco
que no tuvo realmente ningún poder
en Egipto. Mandó construir esta mezquita como símbolo de su grandeza,
un edificio al que los expertos califican como uno de los mejores ejemplos
de la arquitectura islámica de El Cairo.
En su interior hay cuatro iwans que
rodean la sala central a la que entra la
luz por un corredor de ventanas. Tiene también una cámara mortuoria en
la que se encuentran los sepulcros que
contienen los restos de Qaytbay y de
sus dos hijas, así como dos piedras, en
las que supuestamente están grabadas
las huellas de los pies del profeta.
La verdadera joya de la mezquita es,
sin embargo, la cúpula adornada con
una mezcla de motivos florales y de
estrellas. Se puede subir a su minarete
para tener una vista excepcional.
Mezquita de Sayida Seinab
Se construyó para honrar a la hermana
del nieto del Profeta Hussein, que según
cuenta la leyenda le acompañaba en la batalla de Kerbala. Se la enterró en esta mezquita que data de 1885 y donde no está
permitida la entrada de no musulmanes.
Mezquita del Sultán Hasán
Midan Salah ad-Din, s/n.
Construida a escala de las grandes catedrales europeas, esta mezquita está
considerada como la pieza maestra de
la arquitectura mameluca de El Cairo.
Su construcción comenzó en 1355 y
terminó siete años después. El lugar
elegido para su emplazamiento era
entonces un lugar privilegiado con
vistas a la Ciudadela. Una obra de tal
magnitud resultaba muy cara, pero habían muerto muchas personas a causa
de la plaga que se denominó la Muerte
Negra y el dinero de la venta de las casas y propiedades de los fallecidos se
empleó para las obras. Aún así el estado casi se arruinó. La tragedia marcó
también las obras: un minarete se vino
abajo y mató a 300 personas.
La mezquita cuenta con muros de 38
metros de altura que han servido de
fortificación en varias ocasiones y un
alminar de 80 metros de alto, de estilo
mameluco, pero su elemento más impresionante es el portal de entrada,
uno de los más grandes de todo El Cairo. Una vez dentro dispone de una sala
central en la que se ha colocado una
fuente para lavarse antes de empezar
a orar y cuatro grandes iwans o salas
porticadas donde se podía enseñar el
Corán. Las largas cadenas de las que
colgaban preciosas lámparas de cristal
se pueden ver en el Museo Islámico
de El Cairo. Al este de una de estas
habitaciones hay un precioso mihrab
flanqueado por cuatro columnas, y a
la derecha se encuentra la puerta de
bronce que da acceso al mausoleo.
Museo Gayer Anderson
Sharia Ibn Tulum.
El museo alberga dos casas unidas del
siglo XVI. Toma su nombre del alcalde inglés Jhon Gayer-Anderson que
restauró las casas entre 1935 y 1942 y
las llenó de antigüedades y artefactos
orientales que había ido adquiriendo en
sus viajes por la región. Se localiza a un
costado de la mezquita de Ben Tulum.
Lo realmente atractivo de este museo
es el verdadero puzzle que conforman
las habitaciones de las casas y también
su decoración. Hay una habitación persa, una habitación de Damasco con el
techo y las paredes decoradas con oro.
Dispone también de una galería de masharabiya que conduce a una magnífica
qa’a o sala de recepciones que dispone
de una fuente, con techos decorados
y cubierta de alfombras. Todo un lujo
oriental que en su momento sirvió de
escenario a algunas de las secuencias
de la película de James Bond, ‘La espía
que me amó’. Hay muchas leyendas sobre el edificio, y son curiosas especialmente las que giran en torno al pozo,
sobre el que se construyó. Se dice que
ese pozo era un pasadizo secreto que
conducía a los sótanos del Palacio del
sultán al-Watawit.
Egipto
Egipto
Mezquita de Ibn Tulum
87
88
Situado al sur de la ciudad,
tiene su origen en una ciudad
fortaleza romana que fue fundada
cientos de años antes que El Cairo
Islámico, y albergó una de las
primeras comunidades cristianas
del mundo. Curiosamente, tanto
judíos y musulmanes como los
cristianos coptos que lo habitaron
lo consideran un lugar sagrado. Del
fuerte de Babilonia aún se conserva
una torre que data del año 98 d.C. y
que dominaba un puerto en el Nilo
antes de que cambiase su curso.
Barrio Copto
El recorrido por El Cairo se puede
iniciar por la Babilonia Cristiana
(no confundir con la Babilonia de
Mesopotamia), también conocido
como el Barrio Copto. En la actualidad
es uno de los centros de reunión de los
egipcios y una de las zonas más antiguas
de la ciudad. Aún se conservan una
fortaleza grecorromana y persa, dos
monasterios aún habitados, el de San
Mercurio y el de San Jorge, hermosas
iglesias como las de San Sergio, San
Baco, Santa Bárbara, San Cirilo y Santa
María, maravillosa iglesia colgante.
Todas ellas son de culto copto, aunque
durante las celebraciones de Semana
Mapa
Ruta
Egipto
Egipto
El Cairo Antiguo
89
Egipto
Museo Copto
90
Sharia Mar Girgis, s/n.
El Museo Copto es el punto de interés
esencial del Barrio Copto. En él se
expone una excelente colección de
esta religión, objetos de culto, trajes,
manuscritos, tallas de madera y marfil
y una recreación de una casa copta. La
pieza estrella son los Códices de Nag
Hamadi, 1.200 papiros encuadernados
del siglo VI.
Museo Agrícola
Sharia Islah al-Ziraa, s/n.
Perderse en él puede ser fascinante
pues cuenta con una colección de
todo tipo de artilugios destinados a
la agricultura, mediante los que se
puede estudiar la evolución de los
pueblos egipcios. El edificio que lo
alberga acoge también otros museos
como el Museo del Algodón.
Sinagoga de Ben Esra
Esta sinagoga, aunque pueda sorprender, fue en sus orígenes una iglesia
cristiana vendida a los judíos egipcios
en el siglo XII. Su sencillo exterior
contrasta con la riqueza de la decoración interior. No deje de visitar el
Cementerio Rabínico, situado a unos
cinco kilómetros.
Mezquita de Amr Bin Al As
Data del 641. Se la considera una de
las más antiguas de la ciudad y una
de las primeras en construirse en todo
el continente africano. Se diría que es
una auténtica reliquia.
Nilómetro
Ubicado en el extremo sur de la isla de
Rawda, fue construido en el año 861.
Consiste en una columna de piedra
graduada que se alza sobre un foso
rodeado por una escalera. Destacan
los arcos ojivales y los azulejos turcos
del interior.
Egipto
Santa acogen a numerosos católicos.
Están controladas por la Organización
de Antigüedades Egipcias que cuida de
su restauración y limpieza. La mayoría
de ellas reúnen elementos antiguos con
modernos y cuentan con pequeños
tesoros procedentes del Museo Copto.
91
Egipto
Pirámides de Giza
92
De las Siete Maravillas del Mundo las
Pirámides de Egipto son las únicas
que han conseguido sobrevivir al paso
del tiempo. Para algunos egiptólogos,
la innovación en la construcción de
las pirámides radicaba, precisamente,
en su forma. Se piensa que esta forma piramidal pretendía representar
la petrificación de los rayos solares.
En numerosos relieves y pinturas, el
sol envía sobre la tierra rayos de luz
que parten de su globo y se irradian
formando un cono sobre los habitantes terrestres. A partir de esta idea, se
creó una estructura sobre la cual estos
mismos rayos pudieran deslizarse,
formando una pirámide de luz que se
superpusiese a la pirámide de piedra
en un conjunto perfecto, uniendo lo
humano y lo divino. Y para erigirla
se representó con una exactitud matemática la relación entre la altura y el
perímetro.
En 1994 el ingeniero Robert Bauval observó que las tres grandes pirámides de
la meseta de Giza están distribuidas sobre el desierto de manera idéntica a las
tres estrellas del “cinturón” de la constelación de Orión.
La Pirámide de Keops
Tenía una altura original de 150 metros lo que la convierte en la más alta
del mundo. Estaba compuesta por más
de dos millones de bloques de piedra
de 2 toneladas y media de peso cada
una. Muy cerca de la pirámide se
encuentran el Templo Mortuorio de
Keops, el Museo del Barco Solar y la
única tumba del Imperio Antiguo que
no ha sido profanada, la Tumba de la
Reina Hetepheres. Desde la entrada de
la pirámide de Keops se accede a un
corredor descendente, de poco más
de un metro de altura, que después
de unos veinte metros se bifurca en
un corredor que sube, cerrado por tres
bloques de granito, y uno que sigue
bajando hasta la cámara subterránea
excavada en la roca y probablemente
dedicada a Sokar, dios de la ultratumba. La entrada actual, al nivel del
suelo, sigue el pasadizo excavado antiguamente por los ladrones y llega al
pasillo originario en el corredor ascendente, más allá de los tres bloques de
granito. El corredor ascendente lleva a
la Gran Galería, obra de alta ingeniería,
en cuyo inicio dos aperturas conducen respectivamente a una galería que
llega a la cámara de la reina, colocada
en el eje vertical de la pirámide, y a
un pasadizo de 60 metros, el corredor
de servicio. La Gran Galería termina
en una antecámara, que conduce a la
cámara del rey, donde fue encontrado
un sarcófago monolítico de granito
Egipto
Alrededores de
El Cairo
93
La Pirámide de Kefrén
Es la mejor conservada de este complejo, donde se encuentra enterrado
Kefrén, hijo de Keops. Esta pirámide
aún conserva la capa caliza del exterior que recubre el granito rosado. Se
pueden visitar las dos cámaras mortuorias y el sarcófago vacío.
La Pirámide de Micerinos
Es la más pequeña de las tres y la que
ha sufrido mayores saqueos. Su forma
es verdaderamente hermosa, y destacan
sus primeras gradas de basalto. Hasta
el siglo XIX corría el rumor de que la
pirámide estaba habitada por el fantasma de una bella mujer desnuda que
hacía que los viajeros se desorientaran
y perdieran el rumbo.
La Esfinge
Junto a las pirámides se levanta, imponente, la Esfinge, que se construyó teniendo como base formaciones
rocosas naturales a las que se añadió
piedra pulida. Se cree que representaba a alguna deidad aunque no ha
podido saberse a ciencia cierta de
quién se trataba. Data del reinado
de Kefrén, y se trata de una cabeza
de hombre sobre un cuerpo de león.
Una construcción de piedra y arena
que en algunas partes todavía puede
verse como estaba pintada de negro.
La Esfinge era una meta de peregrinación para quien la veía como un dios,
un lugar de meditación, un genio de
sabiduría, o la guardiana del mismo
Egipto. Son numerosas las leyendas
que se cuentan en torno a ella, como
la del faraón Thutmosis IV, que para
legitimizar su subida al trono dijo que,
durante un sueño, le había ordenado
que la limpiara, afirmando que sólo
un faraón podía hacerlo. En recuerdo
de este hecho se encuentra entre las
patas delanteras una inscripción que
narra el acontecimiento. A pesar de
las restauraciones y de los numerosos
estudios científicos que se han realizado sobre ella, la leyenda envuelve
la historia de este monumento de imprescindible visita sobre el que ahora
preocupa su estado ya que el viento y
la contaminación la siguen afectando
negativamente. Para los antiguos egipcios era seseps ankh, el ídolo viviente.
Para los griegos, la representación del
saber oculto. Para los árabes, Abú elhol, el padre del terror. Desde siempre
ha simbolizado la inteligencia humana
Egipto
Egipto
94
rojo sin ninguna inscripción. Su techo
está compuesto por nueve losas de
granito sobre las que hay un elaborado
conjunto de cámaras de descarga. De
las paredes septentrional y meridional
de la cámara del rey salen dos estrechos conductos de ventilación, que
llegan hasta la pared de la pirámide,
facilitando al Ka (la parte espiritual)
del faraón su subida al cielo.
95
Recinto Amurallado Fatimí de
Al-Qahira
Si no se están realizando tareas de restauración se puede visitar el interior de
las murallas, divisar desde lo más alto la
vecina Mezquita de Al-Hakim, o explorar sus puertas, en las que puede leerse
las inscripciones ‘Torre Lascalle’ y ‘Torre
Milhaud’, evidencias de que las tropas
de Napoleón estuvieron aquí. Merece la
pena detenerse para buscar los animales
y las figuras faraónicas esculpidas en las
paredes de los pasajes.
Saqqara
Aquí se erige la Pirámide Escalonada
de Zoser, la más antigua de todas,
ubicada en un recinto donde además
se pueden contemplar santuarios y
patios. También se encuentran en esta
necrópolis la Pirámide de Unas, los
restos del Monasterio de San Jeremías,
las Tumbas de Mereruka y Kagemmi,
del 2345-2333 a.C., la Pirámide de Teti
con bellos grabados de la vida egipcia
de aquella época tallados en su interior, Serapeum, catacumba dedicada
a Apis, el toro sagrado y la Pirámide
Escalonada de Sejmhet.
Dachur
Otro conjunto de pirámides que se pueden visitar son las de Dashur. Las prin-
cipales son la Pirámide Negra, denominada así porque al desprenderse la
piedra caliza dejó al descubierto un color oscuro; la Pirámide Inclinada cuya
inclinación varía de 54 a 43 grados y la
Pirámide Roja, la mejor conservada.
Menfis
Fue capital de Egipto en el periodo faraónico, antes de que lo fuera Tebas (actual
Luxor). Con imaginación y observando
los restos que quedan en su museo y en
sus jardines se puede apreciar que antiguamente fue una ciudad majestuosa. En
el museo destaca un gigantesco coloso de
piedra que representa a Ramsés II, similar
al que se trasladó a la Midam Ramsés. En
los jardines se pueden contemplar las
camas mortuorias en las que las sagradas
vacas Apis eran sacrificadas.
Egipto
Egipto
96
unida a la fuerza del león. Pero más
allá de cualquier interpretación, es
“el enigma”. Ninguna fecha, ninguna
inscripción ha emergido del mar del
tiempo para aclarar el misterio. La
Esfinge, de 20 metros de altura, pero
que se eleva sobre la meseta sólo ocho
metros, tiene un cuerpo de león de 57
metros de longitud (77 con las patas),
y una cabeza humana de 6 metros de
altura que posee los rasgos del faraón
Kefrén y lleva el típico tocado real.
97
Rutas por Egipto
Egipto es vida a raudales, desde la
nada más absoluta del desierto, pasando por la ‘fuente de la vida’, El
Nilo, hasta sus ciudades en las que se
mezclan diferentes culturas, tradiciones y costumbres. Egipto es, además,
sinónimo de valles sagrados, de tumbas sin profanar, de tierras donde Dios
habló por primera vez al hombre, de
bellos, apacibles y desconcertantes
oasis y de reservas naturales privilegiadas. Pocos lugares hay en el mundo
más visitados y soñados que el hermoso Egipto, la tierra que vio nacer a personajes como Cleopatra y los míticos
faraones con sus bellas esposas, encabezadas por Nefertiti. Cuando se habla
del origen de las grandes civilizaciones, la mirada se dirige a este país que
hizo increíbles descubrimientos en
campos como la medicina y fue una
de las primeras culturas en desarrollar
un complejo sistema escrito. A pesar
de que muchos de estos saberes se
perdieron en el tiempo, el testimonio
está ahí, imperturbable, esperando a
aquellos que quieran descubrir algún
secreto o buscar la belleza del mundo
antiguo. Son muchos los expertos y
aficionados que han intentado conocer el secreto de sus grandes obras
Egipto
El País de las
Maravillas
99
100
del embrujo. Conocer cada uno de sus
rincones es toda una experiencia. Por
un lado espera la costa, desde la grandiosa Alejandría, lugar que vio brillar
al faro más importante de la historia,
siguiendo por la cuna de la piedra que
tanto ayudó a comprender el lenguaje
jeroglífico, Rosetta, hasta, tras cruzar
el Canal de Suez, las aguas del Mar
Rojo en las que se pueden contemplar
los más hermosos fondos marinos.
Otra alternativa puede ser realizar
un crucero por el Nilo; miles de películas cuentan y recrean Egipto, el
mundo antiguo, pero nada hay como
crearse una propia en un lugar de
posibilidades infinitas. Desde Luxor
hasta Abú Simbel, templos, oasis y
paisajes escarpados acompañan a este
río como testigos directos del paso de
los siglos. Y ya en continente asiático,
la Península del Sinaí, lugar donde
Moisés recibió los mandamientos de
Dios, una tierra dura y desértica que
no deja indiferente a quien la visita.
Bienvenido a Egipto, tierra de faraones, sueños, riqueza, oasis, desiertos,
belleza, grandes ciudades y cientos de
maravillas.
Egipto
Egipto
de ingeniería que fascinan al más
incrédulo. Tras el paso de los siglos,
los descubrimientos de los arqueólogos, su día a día, han pasado a formar
parte de la nueva historia. Egipto fascina, y pocos son los que se escapan
101
Ruta del
Delta del Nilo
1 Wadi Natrum - 2 Abú Mina - 3 Alejandría
4 Rosetta - 5 Tell El-Farain - 6 Tanta
7 Mansura - 8 Tanis - 9 El Canal de Suez
102
1 Al-Arish - 2 Oyun Musa - 3 Haman Fara’un - 4 Sherabit Al-Khadim
5 Wadi Mukattab - 6 Monte Sinaí - 7 Ras Abú Gallum Protectorate
8 Nuweiba - 9 Golfo de Aqaba - 10 Sharm El Sheikh
11 Parque Nacional de Ras Mohammed - 12 Hurghada
Ruta del
Alto Egipto
1 Abydos - 2 Dendera - 3 Luxor
4 Kom Ombo - 5 Asuán
6 Abú Simbel
Egipto
Egipto
Ruta de la Península del Sinaí
103
104
El Nilo es el río de la vida desde sus
orígenes pero, a la llegada al Delta,
convierte las tierras en paraísos, al
dividirse y crear extensas zonas agrícolas donde se cultiva el algodón, el
trigo, el arroz y las legumbres. Más
de quince millones de personas
viven en esta zona, presidida por
Alejandría y Port Said. Una tierra
de sueños, riqueza y lucha diaria.
Desde tiempos de los faraones, el
controlar el río y usarlo para convertir la zona en tierras de regadío, ha
sido una de las principales prioridades, de ahí la creación de las presas
y canales de Mohamed Alí y Asúa,
o, mucho más reciente, la de Nasser.
Es ésta una zona verde como pocas,
llena de árboles frutales, pequeñas
viviendas donde viven los fellah
o campesinos que crean el paisaje
desde hace siglos.
Alejandría
Alejandría, capital de la dinastía
fundada por Ptolomeo, es un espejismo
de la historia que se ha convertido en
una ciudad moderna y única, con
colores y olores propios.
Se trata de una de las urbes más bellas
de Egipto, la ciudad romana, llena de
hermosas playas. Fue el centro del
desarrollo cultural y científico que
se desplegó en torno al Museidon,
una institución en la que eruditos de
todo el mundo estudiaban distintas
materias. La mítica Biblioteca de
Alejandría, desgraciadamente hoy
perdida, fue uno de los centros de
saber más importantes del mundo
antiguo, y en ella estudiaron Calímaco,
Euclides y Dídimo, entre otros. De
ella quedó escrito que tenía más de
setecientos mil rollos de pergamino.
La séptima maravilla del mundo
antiguo, el Faro (297 a.C.), con sus
ciento treinta y cinco metros de altura,
también desapareció con el paso de
la historia. Fundada por Alejandro
Magno en el año 332 a.C., la ciudad
ocupa actualmente la Isla de Faros y la
franja de tierra entre el Mediterráneo y
el Lago Maryut o Mareótide. A pesar
de que ha perdido gran parte de los
templos y construcciones de Ptolomeo
y Alejandro, todavía hoy se percibe
el proyecto urbano de Dinócrates,
cuadriculado, al estilo romano. Hoy,
Alejandría es una ciudad cosmopolita,
una de las más modernas de África, un
mosaico de culturas donde conviven
griegos, ingleses, franceses, italianos,
judíos.... Lawrence Durrell la describe
así: ‘Cinco razas, cinco lenguas, una
docena de creencias’.
Catacumbas de Kom el Shuqafa
Las Catacumbas de Kom el Shuqafa
fueron descubiertas por casualidad en
el año 1900. Este complejo funerario
construido por los romanos en el II
a.C. está excavado en la roca y tiene
tres niveles en los que se mezclan
los estilos egipcio, griego y romano.
Se calcula que en estas catacumbas
se enterró a más de trescientas
personas. Lo primero que se visita
es la ‘rotunda’, que alberga cuatro
sarcófagos de granito púrpura de
gran belleza. El primer nivel es el
‘triclinium’ donde se supone que los
familiares despedían a sus muertos;
de hecho, se han encontrado restos
de comida y jarras de vino encima
de la mesa. La tumba principal es, en
realidad, un pequeño templo decorado
con todo lujo de detalles. Por ejemplo,
aparece Anubis vestido como un
legendario romano y con la serpiente
de Agathodaemon. También destacan
dos sarcófagos sellados pertenecientes
a nobles romanos, cada uno de ellos
situado en una pequeña cámara.
Columna de Pompeyo
Es lo que queda del Serapueum, la
acrópolis dedicada al dios de Alejandría, Serapis, cuando en el año 391 los
cristianos destruyeron el templo y su
biblioteca. Esta enorme columna tiene
nueve metros de diámetro y fue construida en el año 293 a.C. para Diocleciano y no para Pompeyo.
Fuerte Qaitbey
El sultán Qaitbey construyó este fuerte
en el siglo XV, justo en el lugar donde
se alzaba el antiguo Faro de Ptolomeo.
Hoy es la sede del Museo Naval.
Isla de Faros
El puerto ha sido el centro de la ciudad
durante toda su historia y desde él se
puede acceder a la Isla de Faros en la
que estaba situado un faro de más de
120 metros considerado como una de
las Siete Maravillas del Mundo. Cuenta
la leyenda que en este faro había más de
300 habitaciones para los trabajadores y
en la parte más alta estaba situada la maquinaria que lo hacía funcionar. Se cree
que era una especie de lente inventada
por los matemáticos alejandrinos. Su
desaparición en el siglo VIII convirtió al
faro y todo lo que le rodea en un auténtico misterio. Aunque fue reconstruido
nunca recuperó su esplendor y en el
siglo XIV un terremoto lo destruyó totalmente. En la actualidad se puede contemplar el Museo Hidrobiológico que
acoge un acuario de agua marina con
peces del Mediterráneo y el Mar Rojo.
Jardín del Palacio de Montazah
El palacio Real de Montazah fue construido para Jheidve Abbas Hilmi (1892
– 1914), en lo alto de una roca con impresionantes vistas. Lo más curioso es
la mezcla entre el estilo morisco y el
florentino. Hoy es la residencia del
presidente de Egipto en Alejandría.
Sus jardines son de los más bellos
Egipto
Egipto
Delta del Nilo
105
La Biblioteca de Alejandría
Egipto
El Shatby.
106
La biblioteca pretende ser un reflejo
de la mítica biblioteca que se perdió,
con sus más de setecientos mil pergaminos y papiros. Es uno de los centros
culturales más importantes de todo el
continente. En su interior hay varios
museos, galerías de arte, salas de exposiciones, un centro de conferencias,
planetario...
En Egipto se llamaba a las bibliotecas
“el tesoro de los remedios del alma”,
pues en ellas se curaba la ignorancia,
la más peligrosa de las enfermedades.
Museo Greco – Romano
Al-Mathaf al-Romani, 5.
Teniendo en cuenta que gran parte de
la antigua Alejandría ha desaparecido,
esta visita es imprescindible para conocer la ciudad de Cleopatra, Julio César
y Marco Antonio. Recientemente renovado, es uno de los mejores museos
del país y en él se guardan piezas de
altísimo valor, como las cuatro cabezas
de Alejandro Magno, el Mosaico de Berenice, esculturas helenísticas, o las representaciones del dios Apis y del dios
Serapis, una de ellas realizada en madera y la otra en mármol. Esta última es
muy importante pues este dios es una
mezcla de un dios egipcio (el marido
de Isis) y los griegos Zeus y Poseidón.
Fue una invención de Ptolomeo III para
fomentar la relación con el país vecino.
Serapis se convirtió así, en el único
dios netamente alejandrino. Otra de
las piezas por la que destaca el museo
es el Cocodrilo momificado, representación de Sobeck que solía sacarse en
procesión, También son de gran interés
las estatuas de los diferentes faraones
de la dinastía de los Ptolomeo, cuando
ya existe una relación clara con el arte
griego. El museo acoge una representación del Faro de Alejandría, una colección de monedas antigua y multitud de
imágenes de Cleopatra, desde las más
antiguas hasta las más actuales.
Abú Mina
El antiguo monasterio de Abú Mina
estaba dedicado a Menas, un cristiano
egipcio que murió en Asia Menor por
no renegar de su fe. Cuenta la tradición
que cuando sus restos volvieron a
Egipto, en el lugar donde se edificó
después el monasterio, el camello
que los transportaba no quiso seguir
adelante, por lo que fue enterrado
allí sin ninguna inscripción. Tiempo
después cada vez que algún animal
o persona enfermos pasaba por este
emplazamiento sanaba, por lo que
acabó construyéndose una iglesia por
orden de Atanasio en el siglo IV, a la
Egipto
de la ciudad, y albergan una pequeña
cueva a la que se accede por un puente
de estilo victoriano.
107
Wadi Natrum
El Valle de Natrum, situado por debajo del nivel del mar, fue en su época
uno de los centros religiosos más importantes del cristianismo. Se cuenta que aquí hubo más de cincuenta
monasterios y que, en las cuevas,
llegaron a vivir cientos de monjes
prácticamente aislados del resto del
mundo. Todavía es hoy un centro
religioso excepcional, de monjes
austeros con largas barbas y hábitos
negros. Son cuatro los monasterios
que existen en el valle y todavía se
puede ver a estos religiosos cruzando
los campos sobre modernos tractores.
Los cristianos coptos acuden cada
año a los monasterios del valle con
motivo de las fiestas religiosas. Los
cuatro monasterios de Uadi Natrum,
fundados en el IV, tienen muros
de más de 10 metros de altura para
preservar la vida ascética. Los monasterios de Deir Amba Bischoi, Deir
Amba Baranus, Deir el-Surjan y Deir
Abú Makar merecen sin lugar a dudas
una visita. Albergan iglesias, hospicios, refectorios, celdas y ksares, lugares donde los monjes repelían los
ataques de los beduinos. Entre los siglos V y VI se fundaron todos los monasterios de este valle aunque la mayoría han desaparecido. El paso del
tiempo fue modificando la estructura
original que, no obstante, todavía es
visible en algunas de las iglesias y
otros edificios de la zona. Los mo-
nasterios coptos están formados por
una iglesia, un hospicio, un edificio
donde están las celdas de los monjes,
un refectorio y un refugio para defenderse de los beduinos. A pesar de los
continuos intentos de convertirlos al
Islam, los coptos han mantenido su
religión hasta nuestros días.
Rosetta
A 65 kilómetros de Alejandría se
encuentra la ciudad de Rosetta. En este
lugar fue donde se descubrió la famosa
Piedra Rosetta, escrita en jeroglífico,
demótico y griego, y gracias a la cual
François Champollion, en 1822, abrió
las puertas a la escritura egipcia tan
vital para el conocimiento del mundo
antiguo. Aunque actualmente se
encuentra en el Museo Británico, esta
localidad conserva otros atractivos
como las casas turcas de los siglos
XVII y XVIII. Durante estos siglos,
Rosetta, que fue fundada ya en el siglo IX,
Egipto
Egipto
108
que se unió una gran basílica 100 años
después. La peregrinación a este lugar
se hizo muy popular, levantándose
una ciudad en torno a la fuente del
agua curativa. Todavía se pueden
ver los cimientos de la basílica y de
la iglesia así como la cripta donde
descansaba el cuerpo del mártir, un
baptisterio con una fuente, el hospicio
y el balneario.
109
Farain, probablemente uno de los
asentamientos más antiguos de Egipto,
estaba dedicada a la diosa cobra Uaget,
simbolizada por la serpiente de corona
faraónica.
Tell el-Farain
Es la capital del Delta y la ciudad
más grande de la zona. Entre sus
monumentos destaca el dedicado al
santo de la ciudad Said Ah-mad Al
Una de las antiguas ciudades que
quedaron cubiertas por el limo
y el paso del tiempo. Tell el-
Behbeit el-Hagar
Hace siglos que se abandonó esta
ciudad, una de las más antiguas de
Egipto, semienterrada por las aguas, los
sedimentos y el paso del tiempo. Sin
embargo, aquí se ha descubierto uno
de los templos dedicados a Isis más
importantes del país. Actualmente es
un yacimiento arqueológico situado al
sudoeste de la ciudad de Mansura que
pertene al Delta del Nilo.
Tanta
Badawi al que cada año se le dedica
un “mulid” o festival. Es uno de los
más populares de Egipto y se celebra
durante el mes de ragab del calendario
árabe. Esta tradición es tan antigua
que ya quedó registrada por Heredoto
hace cientos de años.
Tanis
Antes de la construcción de los
canales y presas que dieron al Delta
el aspecto actual, ésta era una zona
pantanosa caracterizada por la
falta de los materiales sólidos y las
tierras inestables. Tanis fue una de
las principales ciudades antes de la
fundación de Alejandría, y capital
de las Dinastías XX y XXIII. Hoy es
un yacimiento arqueológico que ha
desaparecido entre el limo del río.
Del glorioso Templo de Amón quedan
diversos objetos y fragmentos que hoy
se encuentran en diversos museos
repartidos por todo el mundo.
Egipto
Egipto
110
fue uno de los principales puertos de
la zona. La ciudad se encuentra en
medio de los fértiles campos del Delta
del Nilo, entre el brazo occidental del
río y el Estanque de Idku. De entre
sus construcciones religiosas destaca
la Mezquita de Zaghlul, que está
formada por dos edificios; el edificio
oriental, que es totalmente blanco, y
el occidental, una construcción muy
pintoresca formada por un bosque de
columnas semisumergidas. También
son dignos de contemplar el palacio
de Ali el – Fatairi, que presenta las
características del estilo delta con
la decoración en rojo y negro, o la
Casa del Ramadán, posiblemente la
construcción más impresionante de
la ciudad.
111
112
En medio del Delta del Nilo se
encuentra Mansura, rodeada de
vegetación y canales. Mansura fue
fundada justo donde los mamelucos
derrotaron a los cruzados bajo Luís
IX, de ahí su nombre “La Ciudad
Victoriosa”. Es una de las ciudades
más hermosas de la zona, con su
elegantes mansiones; por esto, y
porque sus habitantes son gentes de
pelo rubio y ojos azules, se la conoce
como “La Reina del Delta”. Aquí se
vive principalmente de la industria
del algodón, trabajado duramente en
las tierras.
El Canal de Suez
En el templo de Karnak aparecen unos
grabados que muestran la existencia
de un canal que unía el Nilo y el Mar
Rojo durante el reino de Seti I (1312
a.C.). En el 521 a. de C., el rey Persa
Darío volvió a abrir el Canal entre El
Cairo y Suez. Siglos después, tras la
marcha de los romanos, el canal ya
no existía; por razones estratégicas
prefirieron que permaneciera no
navegable. Napoleón quería unir el
Mar Rojo y el Mediterráneo y estudió
algunos proyectos en este sentido.
Fue otro francés, sin embargo, quien
hizo los sueños realidad: Ferdinand
de Lesseps. El trabajo fue iniciado
en el año 1850 y se completó en
1869. Trabajaron en él hasta veinte
mil obreros. Miles de camellos
acarreaban el agua desde el Nilo para
los trabajadores. Posteriormente fue
construido un canal para trasvasar
este agua, el canal se conoce desde
entonces como el ‘Canal del Agua
Dulce’. El canal, de 160 kilómetros,
fluye a través del lago Timsâh y los
Grandes Lagos Salados. La anchura
original entre los lagos era de 90
metros. Hoy en día se ha ampliado
enormemente para permitir el paso de
los grandes barcos modernos. Muchos
han sido los cambios que han sufrido
ambas orillas del Canal desde la
Segunda Guerra Mundial. Durante los
periodos de conflicto los barcos eran
torpedeados, se colocaban minas y la
navegación llegó a hacerse imposible.
Actualmente, el tráfico naval discurre
frente a las tres poblaciones del canal
como si nada hubiese ocurrido. En las
orillas del Canal se asientan Port Said,
la localidad de Ismailia y Suez, ciudad
plagada de turistas que desembarcan
en la bahía.
Egipto
Egipto
Mansura
113
114
‘Enorme y Terrible Desierto’. Así
describe la Biblia la Península del
Sinaí. El Señor le dijo a Moisés:
‘Quítate los zapatos, pues la tierra
que pisas es Tierra Sagrada’ (Deuteronomio 3,13). Cristianismo, Islamismo y Judaísmo se han enfrentado durante años por este lugar,
que ha sido escenario de numerosas
batallas. Probablemente, a pesar de
todo lo que se ha estudiado sobre el
tema, las luchas comenzaron por la
importancia estratégica de este árido desierto. El clima es muy duro y
apenas hay restos de civilizaciones,
pues han sido pueblos nómadas los
que lo han habitado. Lo que sí es
cierto, es que es el único paso por
tierra entre África y Asia, una tierra
que no pertenece a ningún continente y que se separó del primero con
la construcción del Canal de Suez.
Recorrer el desierto, acercarse a la
Montaña Sagrada de Moisés, o bañarse en las increíbles aguas del Mar
Rojo, son sólo algunas de las posibilidades que ofrece Sinaí, quizás la
más buscada de las penínsulas.
Parque Nacional de Ras Mohammed
Desde 1989 ésta es una de las
reservas marinas más importantes
del país. Está formada por
cuatrocientos ochenta kilómetros
cuadrados entre tierra y mar. Lo
más espectacular del parque son los
corales, algunas de las cadenas más
largas y bonitas de todo el mundo.
Aquí viven más de mil especies de
peces, además de tiburones y otros
grandes vertebrados. En el parque se
puede practicar el submarinismo, la
acampada, el senderismo y disfrutar
de sus playas. También se puede
visitar Dahab, en cuyas cercanías
se encuentra un pueblo beduino y
donde se pueden alquilar cabañas de
juncos, o Qalaat al Gindi, fortaleza
medieval construida por Saladino.
Ras Abú Gallum Protectorate
Esta reserva natural está constituida
en parte de tierra y en parte de mar.
En ella se pueden practicar todo tipo
de deportes acuáticos, dar paseos
entre las montañas y los valles, por
las playas o por los arrecifes. Pero
no es esto lo más interesante de la
reserva, sino su particular biosfera,
creada a partir de la influencia del
clima tropical sobre el Mediterráneo.
La variedad de fauna que supera las
ciento cincuenta especies, muchas
de ellas endémicas, confieren al
lugar un encanto especial. Éstas son
las tierras de los beduinos de la tribu
Mizena, que subsisten gracias a la
pesca y los camellos.
Egipto
Egipto
Península del Sinaí
115
116
Aquí están los ‘Manantiales de Moisés’.
En el Antiguo Testamento se relata la
llegada de Moisés, acompañado de su
pueblo, a estos manantiales tras haber
cruzado el desierto, descubrieron que
las aguas eran amargas y no se podían
beber. El Señor le indicó cómo lanzando una ramita de un árbol a los manantiales, las aguas cambiarían. Y así fue,
los doce manantiales que quedan están
rodeados de árboles de palma.
Al-Arish
En la zona norte de la península, la ciudad de Al-Arish es el principal núcleo
de población. Su principal atractivo
son sus playas de arenas blancas, muy
limpias y con palmeras en la orilla. En
el museo local se expone artesanía y
joyería beduinas. Cerca de la estación
se encuentran las ruinas de una antigua
ciudadela del Sultán Suleimán, que da-
tan del siglo XIV. No olvide visitar el
mercadillo de los beduinos que se celebra los jueves y el zoco de la fruta; los
melocotones son deliciosos.
Hamman Fara´un
A unos cincuenta kilómetros de Ras
Sudr, se encuentra ‘El Baño del Faraón’, un manantial de aguas calientes
que los beduinos todavía utilizan para
curar distintas enfermedades como
el reumatismo. Está situado en el interior de una cueva. Otra opción es
utilizar las playas de alrededor para
bañarse.
Serabit Al - Khadim
Son las antiguas minas de turquesas
de los faraones. En sus alrededores
todavía pueden verse ruinas de los
antiguos templos faraónicos. El principal está dedicado a la diosa Hathor y
fue construido durante la dinastía XII.
El Templo de Sopdu fue construido ya
en el Imperio Nuevo, en medio del desierto este. Las inscripciones indican
que este templo fue utilizado hasta la
época de Ramsés VII pues tiene firmas
de Hatshepsut y Tuhmosis III.
Wadi Mukattab
El ‘Valle de las Inscripciones’ contiene
buena parte de las inscripciones, relieves y estelas del Sinaí. Algunas de
ellas pertenecen a la III dinastía.
Nuweiba
La ciudad de Nuweiba es conocida
por sus extrañas formaciones rocosas
y un cañón de gran tamaño. Hace millones de años el Sinaí estaba cubierto
por el mar y el desfiladero era cruzado
por un delgado hilo de agua. A cada
paso irá descubriendo las paredes del
cañón que llegan a alcanzar los seis
pisos de altura, así como los tonos de
Egipto
Egipto
Oyun Musa
117
Egipto
Monte Sinaí
118
Por historia, tradición y variedad, el
Monte Sinaí constituye uno de los
espacios más impactantes del mundo.
Conocido también como Jebel Musa,
Gebel Mousa o Montaña de Moisés,
este paraje lunar tiene una considerable importancia para el cristianismo y
el islamismo. Para los cristianos, es la
montaña desde la que Dios, según el
Antiguo Testamento, habló a Moisés
y le dio los Diez Mandamientos. Para
los musulmanes es sagrada por ser
el lugar desde donde Borag, el caballo de Mahoma, ascendió al cielo. El
recorrido por el desierto del Sinaí le
llevará a conocer los poblados de beduinos. En estos pequeños oasis podrá
protegerse del sol y descansar antes de
emprender de nuevo la caminata. A
la cumbre se puede ascender por los
3.750 escalones tallados en la propia
piedra, llamados por los egipcios los
“peldaños del arrepentimiento”, ya
que algunos miden un metro de altura, o por un camino de arena a los
lomos de los dromedarios. Junto a la
cueva donde Dios protegió a Moisés se
sitúa una pequeña capilla, en la que
se amontonan creyentes de todas las
partes del mundo en silencio. Las tres
horas de subida y las casi dos horas de
bajada, ya sea con el sol del desierto o
el frío nocturno, invitan a la reflexión.
Una vez abajo visite el Monasterio de
Santa Catalina. Situado a los pies del
Monte Sinaí, a mediados del siglo VI
Justiniano fundó este templo donde se
cree que Dios se dirigió a Moisés en
forma de “arbusto en llamas”. El Monasterio de Santa Catalina, construido
para proteger a los que procesaban
la fe ortodoxa, es hoy un importante
núcleo de arte, cultura y religiosidad.
En el año 378 llegó a este templo el
primer peregrino, el monje griego
Silvanos. Un año más tarde, la emperatriz Santa Helena mandó erigir una
torre para defender a los monjes que
creían haber encontrado el “arbusto
sagrado”. Entre los años 527 y 565 Justiniano ordenó las obras de fortificación y ampliación del recinto. Etienne
Ailisios fue el encargado de levantar
las principales estructuras. Una vez
comenzadas las obras, Justiniano se
enteró de que el monasterio no se estaba construyendo en la cima de la montaña y mandó ejecutar al arquitecto. El
monasterio alberga una de las librerías
de manuscritos e imágenes antiguas
más grandes del mundo. Observe detenidamente una Biblia hebrea encargada por Constantino el Grande. En el
lugar exacto donde ardió el arbusto se
encuentra una espléndida capilla del
Egipto
las rocas que van de negro a amarillos
pasando por el ocre y el verde. Recorrer el cañón de tan sólo 700 metros de
longitud a unos 45º C bajo el ardiente
sol del desierto es toda una aventura.
119
Egipto
Golfo de Aqaba
120
Situado en el Mar Muerto, el Golfo de
Aqaba, con apenas de sus dieciséis
kilómetros de longitud, es un bello
paraje formado hace cientos de miles
de años. Lleno de arrecifes coralinos,
llega a tener más de dos mil metros
de profundidad en algunos puntos.
Cuenta con numerosos lugares en los
que bucear, nadar, tomar el sol y disfrutar de un paisaje encantador.
Hurghada
Al otro lado del Golfo de Aqaba se
encuentra Hurghada, en el centro de
la costa africana del Mar Rojo egipcio.
Esta pequeña población de origen pescador, presenta numerosos atractivos
turísticos entre los que destaca, sin
duda, los que esconde su costa.
El archipiélago de Hurghada que comprende las dos islas de Giftun, la isla
de Abú Ramada, Magawish, Umm Gamar, Abú Mingar, Abú Hashish e innumerables arrecifes que afloran a la
superficie son un reclamo irrenunciable para los amantes del buceo. Bajo
el cristalino azul turquesa de las aguas
del Mar Rojo existe un mundo tan silencioso como poblado y colorista. No
hace falta alejarse mucho de las playas
o sumergirse a grandes profundidades
para ver bandadas de peces de muchas
formas y tamaños y de vivaces colores
amarillos, rosas, verdes, violetas o naranjas. Los peces no parecen asustarse
por la presencia de los buceadores. Estos arrecifes, con decenas de especies
de corales y de las algas con las que se
asocian simbióticamente, constituyen
un jardín submarino de una belleza
indescriptible.
Sharm El Sheikh
Sumergirse en las cálidas aguas del
Mar Rojo y verse rodeado de cientos
de peces de colores le resultará una
sensación impresionante. Casi una
cuarta parte de su fauna marina no
se encuentra en ningún otro lugar del
planeta. Por eso, se ha convertido en
uno de los destinos más habituales
para la práctica del buceo. Situado en
el Golfo de Aqaba, Sharm El Sheikh
cuenta con cientos de complejos
turísticos que ofrecen la posibilidad de
realizar dos o tres inmersiones diarias.
Aunque la forma más espectacular
de practicar este deporte acuático
es realizando un crucero a bordo de
una moderna embarcación. Durante
seis o siete días podrá recorrer los
puntos de inmersión más destacados
y experimentar todo tipo de buceo:
arrecifes, fondos o pecios.
Los 5 mejores puntos de inmersión:
Tiran
Esta bella isla, a poco más de una hora
de navegación de Sharm El Sheikh, es
ideal para practicar buceo en sus tres
arrecifes repletos de corales y peces
multicolores. Sobresalen los de Jackson, Woodhouse, Gordon y Thomas,
donde el mar se ha trasformado en
un frondoso bosque gracias al crecimiento de las gorgonias. Situada
al nordeste del puerto de Sharm El
Sheikh, Tiran cuenta con arrecifes de
origen volcánico que ascienden desde
profundidades de 250 metros. Al este
de la isla se encuentran las inmersiones más complicadas y, a la vez, más
fastuosas del Mar Rojo.
Shark Reef
Ubicada en el Parque Nacional de
Ras Mohammed, Shark Reef es una
de las inmersiones más conocidas del
Mar Rojo. Sus paredes están llenas de
una gran variedad de corales, bancos
de pargos de manchas gemelas, peces
unicornios y barracudas.
Anémona City
En el extremo sur de Ras Mohammad
se sitúa Anémona city, un fantástico
punto de inmersión con una extensa
playa y una estrecha lengua de arrecifes. Su fondo arenoso está compuesto
por grandes anémonas habitadas por
peces payaso, corales blandos, peces
Picasso, mariposas, labios dulces y
peces cristal, entre otros.
Shark Observatory
Se localiza en el extremo sureste de la
península de Ras Mohammad. Cuenta
con una impresionante pared submarina
que es la continuación del también vertical acantilado terrestre. Antiguamente
desde lo alto de este islote se podía
contemplar a los tiburones de arrecifes.
Peces ángel emperador, cirujanos unicornio, platax, antias, salmonetes amarillos, corales -duros y blandos- y esponjas
son algunas de las especies marinas que
podrá ver en sus aguas cristalinas.
Dunraven
A unos 28 metros de profundidad se
asientan los restos del Dunraven, un
mercante inglés que se hundió en 1876.
Situado al sur de la zona conocida como
Beacon Rock, en el interior encontrará
gran cantidad de peces león y de peces
cristal. Esta inmersión sólo se recomienda a buceadores con experiencia.
Egipto
siglo VI. Antes de finalizar su visita,
contemple los huesos de los monjes
difuntos en el osario o la iglesia de la
Transfiguración.
121
122
Esta región de Egipto es sencillamente especial. En ella se mezclan una
naturaleza hermosa de inmensa paz y
un precioso patrimonio artístico-cultural. Una forma óptima de viajar por
el Alto Egipto es realizar un crucero
por el Nilo, pero cualquier camino
que se elija para conocer este delicioso entorno resultará fascinante. Más
de cinco mil años de historia esperan a ambas orillas del Nilo. Al lado
oriental, la zona de los vivos, al lado
occidental, la ciudad de los muertos.
Abydos, Asuán, Luxor, el Valle de los
Reyes, el Valle de las Reinas y el Gran
Templo de Abú Simbel, son sólo algunas de las paradas. Hay que dejarse
llevar por la magia del tiempo, de la
historia y de la admiración por esta
civilización que construyó impresionantes estructuras cuyo secreto se ha
perdido en el tiempo.
Abydos
Paseando por Abydos se descubren
estelas funerarias, cementerios,
templos, monumentos conmemorativos, etc. Sin embargo, lo más
destacado de Abydos es el Templo
de Seti I (1306-1290) quien construyó para Osiris un enorme santuario
formado por siete templos. La razón
de esta inmensa construcción tiene motivos religiosos y políticos.
Seti sucedió en el trono a Akenatón en Tel el Amarna, quien había
instalado un régimen monoteísta
en Egipto. Con la construcción del
templo a uno de los dioses más importantes del panteón egipcio, Seti
declaraba su lealtad al credo tradicional. El templo está dedicado a
Osiris, pero también a otros dioses
como su esposa Isis, su hijo Horus,
Amón Ra, Ra Hor – Ajty y Pta.
Guarda, además, un valioso legado
para los egiptólogos y otros histo-
riadores: el homenaje que el faraón
hizo a sus antepasados haciendo
grabar un listado con el nombre de
todos ellos. Una vez en el interior,
resaltan los grabados realizados en
la piedra caliza, principal material
de construcción. Son representaciones de Seti realizando ritos en
honor de los dioses a los que dedicó el templo. El joven gobernante
aparece limpiando la mesa de las
ofrendas, regando las flores de loto,
arrodillándose frente al árbol de la
vida, comulgando con los dioses
que le sonríen y animan. Estos bellos relieves de colores suaves son
una auténtica maravilla artística y
merecen, por si solos, una visita a
Abydos. Los patios y las columnas
presentan una diferencia significativa, y es que Seti no llegó a ver el
templo acabado y sería su hijo Ramsés II el que lo terminase.
Egipto
Egipto
Alto Egipto
123
124
Fue la capital del nomo VI del Alto
Egipto, y tuvo gran importancia por
la existencia de una espectacular necrópolis. En ella destaca el Templo
de Hator, que cuenta con una sala hipóstila de 24 columnas y alberga doce
criptas decoradas en las que se guardaban los objetos de culto. También
existían algunas capillas funerarias de
Osiris, en torno a las que se celebraba
la representación de su resurrección.
Luxor
La antigua Tebas, el moderno Luxor,
son las dos caras de una ciudad mítica, un museo al aire libre que guarda
el recuerdo de los grandes faraones
como pocas ciudades de Egipto. En
una orilla del río, la vida, los grandes
templos dedicados a Luxor y Karnak,
en la otra, el Valle de los Reyes y el Valle de las Reinas, la vida del oriente
y la vida de ultratumba de occidente.
Los templos de Hatshepsut, Karnak y
Luxor, son sólo el comienzo. Para la
visita hay que tener en cuenta la hora,
cada una de estas majestuosas construcciones tiene su momento, según la
luz que proyecte el sol.
Templo de Luxor
Más que un templo, Luxor era un
palacio donde se adoraba al faraón
como si de un dios en vida se tratase. El templo tiene como peculiaridad
su forma; es alargado, 230 metros, y
estrecho. Al acercarse, una enorme
estatua aparece tumbada en el suelo.
Está medio deteriorada pero se aprecia la majestuosidad que debió tener
en sus orígenes, con sus 11,65 metros
de altura. Es una de las representaciones de Ramsés II. La otra está situada
en París, pues Mamad Alí se la regaló
al rey francés Luís Felipe para que la
pusiese en la Plaza de la Concorde en
1831. Detrás de la entrada se levanta
la Mezquita de Abú el-Haggag. Es por
eso por lo que el templo no ha sido excavado del todo. Fijándose en los bellos relieves hititas, se aprende como
se representaba la Batalla de Qadesh
o todos los rituales que se llevaban
a cabo en el templo en honor de los
faraones. El templo, dedicado a Amón
– Ra, el astro solar y principal dios del
panteón egipcio, es testigo cada tarde
del mismo ‘milagro’: un rallo de luz
desciende hasta rozar el coloso en
granito negro de Ramsés II sentado en
su trono en la entrada de la columnata
campaniforme. El mismo rayo de sol
ilumina, uno a uno, las columnas, colosos, relieves de Ramsés II, Nefertari,
Amenofis III y Tutankhamón, cada
uno de los faraones que participaron
en su construcción. Así, la piedra se
convierte en fuego cada atardecer.
Egipto
Egipto
Dendera
125
Corniche el Nill
Egipto
Es uno de los más completos de Egipto. En él se recoge una buena colección de joyería, muebles, estatuillas,
etc. procedentes de los distintos yacimientos arqueológicos de Tebas y de
las necrópolis cercanas.
126
Complejo Monumental de Karnak
Probablemente estemos ante uno de
los santuarios más grandes de la historia, un inmenso complejo monumental construido con ladrillos crudos,
de ocho metros de grosor. Se accedía
al interior por medio de ocho puertas
abiertas en los muros. Su tamaño es
impresionante, un kilómetro y medio
de largo por ochocientos metros de
ancho. Se calcula que dentro se podrían construir unas diez catedrales.
Más de mil quinientos años tardó en
construirse este santuario, dedicado
a los principales dioses egipcios y a
los faraones, durante el tiempo en que
Tebas era una de las ciudades más
desarrolladas de África. El gran santuario estaba formado por el Templo
de Amón más otros veinte templos y
santuarios más pequeños, unos dedicados a las divinidades y otros a los
faraones. Contaba con dos enormes
obeliscos, el escarabajo gigante de
Amenofis III, diez pilones, patios
intermedios, numerosas salas y otras
edificaciones. El complejo ocupaba
un total de veinticinco hectáreas. El
santuario más grande de Egipto tenía
que estar dedicado, como no podía ser
de otro modo, al gran dios, Amón - Ra,
el dios del sol. Aunque sus orígenes
se remontan al Imperio Medio, la mayoría está construido bajo los cánones
del Imperio Nuevo. Al adentrarse en
el templo e ir pasando por las diferentes salas, la mirada se detiene en la increíble decoración del interior: figuras
de guardianes fuertemente policroma-
dos, escorzos con ángulos fantásticos,
restos de pinturas, etc. Cada noche
tiene lugar un espectáculo de luces y
sonidos en cuatro idiomas diferentes.
El Valle de los Reyes
El atardecer o el amanecer son las
horas más propicias para acercarse
al reino de los muertos, a la orilla
dedicada a la vida de ultratumba. El
Valle de los Reyes es un gigantesco
parque arqueológico donde se han
encontrado hasta el momento sesenta
y dos tumbas, hondos orificios
excavados en el monte. Todas
ellas pertenecen a los faraones de
las dinastías XVIII, XIX y XX, los
gobernantes del Imperio Nuevo que se
extendió entre el 1550 y el 1076 a.C.
Situado a unos veinticinco kilómetros
de Tebas, justo al pie de una montaña
con forma de pirámide, es una zona
árida que en nada se parece a las
tierras colindantes al río.
Egipto
Museo de Luxor
127
Kom Ombo
A unos cuarenta kilómetros de Asuán,
sobre un meandro del Nilo, se encuentra
el Templo de Kom Ombo, justo encima
de un promontorio rocoso. El santuario está dedicado a los dioses Horus y
Sobek. A este último suele representársele con la forma de un cocodrilo y a eso
se debe el emplazamiento del templo,
los cocodrilos solían tomar el sol en
esta ribera arenosa. Desgraciadamente,
el templo no se conserva como cabría
esperar ya que gran parte del tejado se
ha caído así como la parte delantera de
la fachada. Son en realidad, dos templos
gemelos, uno para cada dios. El templo
de Horus está situado en el norte y el de
Sobek en el sur. Ambos conservan las
mesas de ofrendas labradas en diorita
negra. La orientación de los edificios
indican que, además de los motivos
religiosos, los ptolomeos encargaron la
construcción de estos templos para vigilar las rutas del este y el oeste del río
Nilo. El conjunto se completa con otro
pequeño templo en el que se guardaban
los cocodrilos momificados.
Asuán
Asuán es una ciudad bella, una ciudad
fronteriza con el país Nubio, donde las
bellas mujeres miran de manera diferente.
Dicen que el ruido de esta ciudad, el
murmullo de sus bazares y enclaves
difieren de cualquier otra ciudad egipcia.
En el pasado, Asuán era el último
enclave antes del África Negra. Durante
muchos siglos se situaba aquí la fuente
del río más largo, el Nilo. Así, Asuán se
convertía en el origen de las crecidas que
dan vida a todo el país. Ciudad mítica
para los románticos, en el siglo XIX los
intelectuales buscaban aquí el murmullo
de las leyendas. Aventureros y jóvenes
empresarios compartían la antigua
ciudad en la que buscaban el sueño de
las riquezas africanas. Los orígenes de la
grandeza de esta ciudad se pierden en la
VI dinastía. Desde aquí, un remanso de
paz antes de la llegada a la sonora presa de
Nasser, parten los cruceros que recorrerán
el Nilo. La Primera Catarata marca el
límite natural de la navegación. De sus
minas salieron toneladas de granito gris,
alabastro y ocre para construir grandes
palacios y templos.
Egipto
Egipto
128
El Valle de las Reinas
Las reinas y los príncipes que no llegaron a faraones tienen su propio cementerio. El Valle de las Reinas que acoge hasta
setenta tumbas distintas. La Tumba de
Nefertari es quizás, la más hermosa pero
tiene un aforo limitado. Después se puede visitar la Tumba de Amón-Her. Hjopeshef, uno de los hijos de Ramsés III, la
Tumba de Titi y la Tumba de Khamuas.
A pesar de ser más pequeñas y menos
lujosas que las del Valle de los Reyes,
siguen siendo pequeñas maravillas que
merecen una visita.
129
Isla de Kitchener
La Isla de Kitchener es actualmente un
jardín botánico en el que se pueden
contemplar las plantas del Imperio
Colonial que reunió Lord Horatio
Kitchener a finales del XIX, intentando
crear un oasis artificial en medio de
la aridez del desierto. Para ello trajo
plantas de la India y otras partes de
África. Kitchener llegó a Egipto como
cónsul y después fue Primer Ministro
durante la Primera Guerra Mundial.
Entre sus ‘hazañas’ está la derrota de
los partidarios de Mahdí, rebeldes
sudaneses.
Isla de Philae
Albergaba un magnífico templo
dedicado a Isis, pero la anegación de
esta isla por la Presa de Asuán durante
ocho meses al año, imposibilitaba la
visita de los restos arqueológicos que
acabaron por ser reconstruidos piedra
por piedra en la isla de Agilika. Estaban
dedicados a esta diosa conocida como
la de los Diez mil Nombres. Dicen
que Cleopatra, enamorada de Marco
Antonio, se identificaba con la bella
Isis, mujer de Osiris. Junto a los bellos
relieves del mundo antiguo aparecen
también las firmas de los viajeros y
estudiosos del siglo XIX.
Isla Elefantina
Es una isla donde está situado el
Nilómetro con el que se medía
la crecida del río. También son
interesantes los dos pueblos nubios y
el museo donde se exponen los restos
arqueológicos encontrados en esta
isla nilótica. Uno de los primeros en
crear el mito de esta isla dijo que en
ella vivían ‘mujeres de color café con
grandes ojos de mayólica’. Gustave
Flaubert, gran romántico a pesar de
ser un escritor naturalista y autor de
Madame Bovary, creó así el mito del
siglo XIX. Buena parte de la población
Nubia de Asuán vive en un pueblo de
esta isla. Sin embargo, Isla Elefantina
era ya muy conocida por el comercio
de importación de elefantes. Era ésta
una isla sagrada, hogar del poderoso
Khnum, una divinidad sagrada que se
representaba con cabeza de carnero.
Según la mitología, fue este dios el
que plasmó en un torno el torso del
Egipto
Egipto
130
Presa de Asuán
La Presa de Asuán fue construida en
1902 por los británicos, permitiendo
el paso del limo. En 1962 esta presa
fue sustituida por la Presa Alta que
deposita el limo en un lago artificial
siendo necesario en algunas zonas
el uso del abono químico. Esta presa
tiene 111 metros de altura, 3.5 de largo
y 1 kilómetro de ancho en la base.
Asuán es el lugar habitado más seco
del mundo. El promedio anual de
lluvias es de 50 mm.
131
Abú Simbel
Ramsés II construyó para sí uno de
los más grandes templos de la antigüedad, el Templo de Abú Simbel,
precedido de las cuatro reproducciones de sí mismo. Ramsés II fue uno
de los más grandes gobernantes de su
época, junto a su esposa, la bella Nefertari. Lugar de misterios, grandeza,
historia y leyenda, aquí se han inspirado famosísimas obras literarias, sin
olvidar las veces que el templo aparece en el cine. Entre ellas, el Asesinato
en el Nilo, de Agata Christie. Entre el
siglo XIII y 1983, las estatuas miraban
al frente, protegiendo el interior del
templo. Pero la Presa Nasser obligó al
traslado de todo el complejo. Se trataba de subir el complejo, de más de
trescientas mil toneladas, a sesenta y
cuatro metros más arriba de su primitiva construcción para evitar que fuese cubierto por las aguas. Más de cien
años antes, Gustave Flaubert observó
que las colosales estatuas estaban cubiertas de una fina capa de polvo por
lo que era imposible apreciar su grandeza en su totalidad. Desde su construcción y hasta la actualidad, el gran
templo cuenta historias grandiosas.
El traslado en pleno siglo XX fue una
proeza de ingeniería que supuso una
inversión enorme. Durante cinco años
se desmontaron los templos, pieza por
pieza para colocarlos a doscientos metros de su ubicación. Nada menos que
mil treinta y seis bloques, de más de
treinta toneladas cada uno. Alrededor
de los templos se llevó a cabo un plan
de acondicionamiento para que todo
quedase exactamente igual.
Egipto
Egipto
132
cuerpo humano. Pero la importancia
de Khnum es mucho mayor pues era el
dios de las cataratas. Una de las figuras
más temidas por egipcios y nubios pues
nadie osaba contradecir a la divinidad.
Así nació el Nilómetro, para interpretar
las decisiones de la divinidad. Hay
uno situado en el Templo de Khnum,
aunque hay otros muchos repartidos
por la isla. Otro de los atractivos de
la isla es el Museo de Asuán, situado
junto a las ruinas de Abú. Es un museo
arqueológico dedicado a las ruinas
de Asuán y Nubia, muchas de ellas
rescatadas antes de la construcción de
las presas: armas, adornos, utensilios,
estatuas, sarcófagos y momias. Algunas
de ellas datan de época romana. En la
Isla Elefantina se encuentran también
las ruinas de Abú, rescatadas del
olvido al principio del siglo XX. Abú
fue un importante pueblo que estuvo
habitado entre el 3000 a.C. y el siglo
XIV de nuestra era.
133

Documentos relacionados