Villa Ballester, Historia y costumbres

Comentarios

Transcripción

Villa Ballester, Historia y costumbres
JOSÉANGIÓ
VILLA BALLESTER
Ilustración de la tapa: Anverso de la medalla conmemorativa
Historia y Costumbres
Narración desde el principio hasta 1950.
que se acuñó en 1891, con motivo de la colocación de la piedra
fundamental de la Iglesia Ntra. Sra. de la Merced de Villa
Bailester.
Titulo original: Villa Ballester - Historia y Costumbres - Narración desde el principio hasta 1950.
fil!1Qr;. José Angió.
Impreso por GR A F I CA La.ser
Calle 73 Nº 2745 - San Andrés - Bs.As. - Julio de 1999
IMPRESO EN LA ARGENTINA - PRINTED IN ARGENTINA
Queda el depósito que marca la ley 11. 723
I.S.B.N. 987-43-0709-0
Reservado todos los derechos.
Queda rigurosamente prohibida la repro9ucción total o parcial
de esta obra por cualquier medio y/o pr0cedimiento, incluidos
fotocopias , duplicación , reprografia, así como también todo tratamiento informático, sin previa autorización escrita y legalizada
de su titular.
-
BIBLIOTECA POPULAR
DE
GRAL. SAN MARTIN
CLASIFICACION
INVENTARIO
2> t0 5/.i
VILLA BALLESTER (Buenos Aires)
1999
DEL AUTOR
Mención especial por su participación en las obras:
- Historia de la Policía de Entre Ríos por LEANDRO
RUIZ MORENO, Santa Fe 1947. Publicación oficial de
la Oficina de Investigaciones Históricas de Entre Ríos.
- Son de Entre Ríos las Islas Lechiguanas por LEANDRO RUIZ MORENO, primera edición Paraná 1948 y
segunda edición Paraná 1949, publicación oficial del
Museo Histórico de Entre Ríos .. Martiniano Leguizamón". El gobierno de Entre Ríos, por Decreto Nº 545
M.G. del 24 de marzo de 1949, le agradeció la labor
cumplida en esta obra.
PUBLICACIONES:
- Algunos aspectos de la vida pública del Gral. Francisco Ramírez, Paraná 1948, publicación oficial del
Museo Histórico de Entre Ríos "Martiniano Leguizamón". El gobierno de Entre Ríos laureó este trabajo
con el "Premio general Francisco Ramírez", en el
concurso de 194 7, en el cual fue jurado la Academia
Nacional de la Historia (correspondiente de Entre
Ríos).
- El brigadier general Estanislao López y don Manuel
Leiva. Detalles de una estrecha amistad. Con aporte
documental, sobre la base del archivo inédito del
"Pregonero de la Organización Nacional", en poder del
historiador don Leandro Ruíz Moreno. Trabajo presentado como representante del gobierno de Entre
Ríos, ante la Junta Provincial de Estudios Históricos
de Santa Fe, cuando las jornadas históricas realizadas
en esta ciudad, en junio de 1948, en homenaje al
"Patriarca de la Federación", Santa Fe 1948.
- El cuadro histórico pintado por Emilio Caraffa, existente en la casa de gobierno de la capital entrerriana.
Sobre el pasaje del Río Paraná (Punta Gorda). en 1851,
por el Ejército Grande del capitán general Justo José
de Urquiza, Paraná 1949.
- El general Francisco Ramírez: Su vida y su obra.
(Sintesis), Paraná 1949. Monogra:fia que obtuvo el
primer premio, medalla de oro y diploma, en el concurso organizado -con motivo de la "Semana de Paraná en
homenaje al general Francisco Ramírez"- por la
Comisión Municipal de Cultura de la capital de Entre
Ríos.
- Nuestra marcha, Paraná 1949. Letra de JOSÉ
ANGIÓ y música de FRANCISCO R. ACOSTA. Marcha
del Instituto de Enseñanza Media (Bachillerato Nocturno) incorporado al Colegio Nacional de Paraná.
- A propósito de la devolución de los trofeos de la
guerra del Paraguay, Paraná 195.4.
- El retrato del general Francisco Ramírez. Nueva
investigación, Buenos Aires 1967.
- Leandro Ruiz Moreno: Militar, historiador, gobernante (Sintesis biobibliográfica), Buenos Aires, 1968.
- Vida del Supremo Entrerriano. Canto a los tiempos
de su epopeya, Villa Ballester (Bs. As) 1999.
- Villa Ballester. Historia y costumbres. Narración
desde el principio hasta 1950. Villa Ballester (Bs.As.)
1999.
- Artículos históricos y de otra índole en diarios y
revistas del país y del extranjero.
INÉDITOS:
- 250 años de la presencia en Buenos Aires de las
Catalinas monjas dominicas: 1745-1995. La iglesia
Santa Catalina de Siena, centro de espiritualidad
(Compendio histórico) . Con la revisión del Arzobispado de Buenos Aires.
- General Francisco Ramírez: El Supremo Entrerriano. I - Síntesis de su vida. 11 - Aspectos de su obra. IIIEl retrato, nueva investigación. N - Canto a los
tiempos de su epopeya.
- I - Paraná. 11 - Quebracho.
Reseña histórica y costumbrista de estos lugares ,
desde sus origenes hasta 1950.
En memoria de mis padres
ANTONIO + y ADELINA +
Y dedicado a mis hermanos
Santiago, Antonia Dominga Adelina,
Antonio Jorge+, Alicia Estela
y Alfredo Horacio.
El ilustre poeta latino HORACIO, Flaco
Quinto (65-8 a. de C.). refiriéndose a lo que compuso dijo:
He erigido un monumento más eterno que el
bronce, más alto que la elevada cima de las pirámides; ninguna tempestad furiosa podrá abatirlo, ni
el imponente viento del Norte, ni la innúmera serie
de años. ni el veloz correr del tiempo.
"Non omnis morier".
Muchos serán sin duda que también pretendan trascender por sus obras, lo mismo que el
inolvidable bardo ha merecido por las suyas. Al
respecto buscarán se cristalice en ellos lo que
Horacio, en el último renglón de su sentencia,
remató con exclusividad para sí.
Traducida la rotunda expresión en latín,
quiso decir "No moriré del todo", previendo la
inmortalidad de su memoria por sus famosos escritos.
J. A
ACLARACIÓN PREVIA
En Paraná y Quebracho pasaron los días de
mi existencia correspondientes a la niñez y la juventud y. en Villa Ballester, transcurren los años de mi
madurez que aun siguen señalando mi permanencia en este mundo.
Al planificar y componer la historia de los
dos primeros hitos mencionados, lo realicé tras el
impulso de una fuerte influencia telúrica. Luego, al
conocer, frecuentar y vivir en el tercero nombrado,
una común afectividad por el mismo me incitó a
incluirlo también en el libro.
Realizada la compaginación fmal del trabajo,
consideré sin embargo admitir el acertado razonamiento que me hice de que era necesario recurrir a
la premisa de un ordenamiento más propicio. Procuraba con ello satisfacer mejor la predilección y el
interés del lector, ávido y anhelante de conocer con
exclusividad la cita histórica de las fundaciones, los
sucesos siguientes, las referencias costumbristas y
anecdóticas que son tan particulares en cada lugar.
Por eso, al establecer una adecuada y útil separación, decidí colocar en un solo volumen lo referido a
Paraná y Quebracho (*), pertenecientes a la provincia de Entre Ríos y, en otro aparte, lo acontecido en
Villa Ballester, localidad del distrito General San
Martín, en el conurbano de la ciudad de Buenos
Aires.
Esta útil división me permitió deslindar con
precisión sus diversos asuntos. A partir de entonces
y siguiendo las pautas trazadas, quedó separada en
sendos relatos la historia de estos pueblos. Ella
arranca desde sus orígenes -con la adición de los
(*) Ver en mi libro "I · Paraná. II · Quebracho. / Reseña histórica y
costumbrista de estos lugares, desde sus orígenes hasta 1950".
13
temas atinentes a su costumbrismo- y continúa
hasta 1950, año en que la doy por finalizada.
Los anexados sucesos correlativos que cito
de mi vida tienen la misma-dimensión preponderante y son paralelos o iguales a los de cualquier persona normal, con sanos y altruístas propósitos, que
tuvo la oportunidad de intervenir en hechos públicos. Sólo me toca agregar, lo que me complace destacar, que provengo de una familia tradicional, honesta y humilde; pero erigida sobre los más sólidos
fundamentos e invariables principios morales y
cristianos, la que a través de su descendencia, ostenta con orgullo la resultancia de su tesón y permanente esfuerzo y es fiel continuadora de esos
inmaculados blasones.
Ahora. al poder estudiar e investigar con detenimiento nuestro pasado, en sosegado análisis,
ejerzo de tal manera, con gran beneplácito, las tareas que me complacen. Lleno de ese modo, con
provecho, los momentos libres de mis últimos años,
tratando de ser un verídico relator de los acontecimientos del ayer que he tenido la grata oportunidad
de descubrir y anunciar.
Agradezco a Dios que me prodigó el privilegio
de nacer, crecer, estudiar, trabajar y permanecer
siempre dentro de mi propio país.
Después de dar mis primeros y fundamentales pasos en esos suelos entrerrianos pletóricos de
toda fecundidad y belleza, por último he podido
continuar luego desarrollándome de igual modo,
también feliz y con holgura, en las feraces tierras
bonaerenses, donde -desde hace muchos años- me
encuentro residiendo.
A continuación ofrezco en apretada síntesis,
una compilación histórica y de costumbres, referidas a Villa Ballester y sus instituciones. Es mi modesta contribución a este pueblo progresista, trabajador y pujante, que me alberga desde hace más de
media centuria.
14
CAPÍTULO 1
orígenes, deslinde y posesión de tierras
Antes de comenzar el desarrollo de todo este
trabajo, corresponde aclarar que entre los primeros
capítulos que se citan sólo los que llevan los números 01 y 04, tienen una directa relación con la
historia de Villa Ballester, por estar referidos a
acontecimientos que ocurrieron con indiscutible
exclusividad dentro de su jurisdicción territorial.
En los restantes, 02, 03, 05 y 06 hago mención de otros sucesos pero acaecidos en los aledaños de la Villa. La innegable trascendencia que
la proximidad circundante de los mismos proporciona, permite que necesariamente deba citarlos;
éllos realzan y destacan su historial por constituir
una parte importante de su basamento. Tales son:
la primera invasión inglesa de 1806 y el combate
de Perdriel; la victoria de Rosas sobre La.valle en
1829 en el antíguo Puente de Márquez; Santos Lugares, con sus extraordinarios acontecimientos; y
Monte Caseros, escenario de la batalla de 1852. La
preponderante circunstancia señalada, de la que
otros lugares carecen, mucho beneficia al territorio
ballesterense porque le otorga el destacado privilegio de poder considerar tales hechos como si hubieran ocurrido dentro de su propio ámbito.
Luego, en el ordenamiento establecido para
los relatos que siguen, agrego las demás informaciones logradas tras paciente indagación entre los
viejos vecinos y otras búsquedas. Así he podido
reunír los datos aquí volcados y que transmiten el
exitoso desenvolvimiento alcanzado por Villa Ballester, un espacio engalanado con holgura por la
Providencia. Aún mantiene sus originales bellezas
que el hombre, con el transcurso del tiempo y el
avance del progreso ha ido disminuyendo. La prodi15
galidad de la naturaleza se ha manifestado en su
saludable clima, en su verde paisaje mezcla de
pampeano por sus llanuras, con ondulantes lomas
y algunas cuchillas, surcado por límpidos cursos de
agua, albergando una variada fauna autóctona, exhibiendo una arboleda frondosa con ejemplares
únicos y. finalmente, su tierra es fecunda y feraz.
El acaecer del tiempo, la civilizada presencia
humana la hizo habitable, adornándola con bruñidos antecedentes históricos que le dieron reluciente
brillo y cuya rememoración la enaltecen; pero también está la opacidad de los negativos, que desgraciadamente nunca faltan en la vida de los pueblos.
Al proponerme confeccionar este sencillo relato. he tratado de insertar en él todo lo que es de
mi conocimiento procurando unir las principales citas, en .forma cronológica, referidas a los hechos
más sobresalientes ocurridos con relación directa a
Villa Ballester y sus aledaños que la implican. Mi
propósito primordial, frente a la abundancia de fechas. acontecimientos y personajes, es de que el
lector tenga un c.o mpilado desarrollo, agradable,
sencillo, informativo. entretenido, accesible y nada
complicado. En resumen, que esta narración le permita conocer los antecedentes o prolegómenos que
ocurrieron en la Villa desde su gestación, nacimiento, transcurso de su pasado, hasta la ascendente
evolución actual. Todo conseguido gracias al mancomunado esfuerzo de quienes sin escatimar sacrificios, dentro de la esfera de su desenvolvimiento.
en aras del bien público, ofrendaron su más amplio
apoyo sin retener nada.
Lo que aquí he traído, con interrelación desde antes y después de 1889, tiene un tope porque
llega, a grandes rasgos hasta mediados del presente
siglo. Los sucesos producidos luego y los que sigan
aconteciendo, será tema de ensamble para quienes
se dediquen a relatarlos.
La imposibilidad de contar con mayor espacio para que la impresión sea más extendida, restringe y limita el necesario contenido que exige este
trabajo, haciéndolo que aparezca tal vez incompleto
O salteado. A pesar de dicho inconveniente y lo impuesto por la obligada síntesis, he cuidado con celo
la veracidad de los datos lamentando lo mucho que
tuve que comprimir y suprimir. Pese a todo, me he
permitido el halago de agregar este modesto aporte
y unirme al insistente propósito esclarecedor de
quienes, plenos de erudición y de sagacidad para la
investigación, me han precedido con sus escritos
referente a la historia de Villa Ballester.
Mi sincero y humilde homenaje, a través de
este párrafo, a los cronistas e historiadores que afanosamente se ocuparon de desentrañar el pasado
argentino correspondiente al partido de General
San Martín. Citados por orden alfabético, ellos son:
Carlos Alberti, Manuel Avella, Horado Callegari,
Roberto Conde, Francisco Díaz Blanco, Juan C. Fiorito, Hialmar Edmundo Gammalsson, Jaime González Polero, Juan M. Guglialmelli, Raúl A. Mombello,
Aníbal Morello, Francisco Pocielo Argerich y Enrique Travizano.
Villa Ballester, a noventa y cuatro años de su
fundación, ocupaba el segundo lugar de importancia entre las localidades del partido de San Martín,
por el aumento constante de su población (el censo
nacional de 1980 le adjudicó 36.118 habitantes) y
su creciente progreso en los diversos órdenes tanto
espiritual, cultural y material. En mérito a todo
esto, el 30 de mayo de 1983, es declarada ciudad
según el decreto ley provincial 9.555 que firmó el
gobernador de Buenos Aires, don Jorge R. Aguado,
de acuerdo con el propio del poder ejecutivo nacional 877 /80, emanado de la Junta Militar que para
17
16
entonces detentaba el gobierno de la República Argentina.
Sus línútes geográficos estuvieron comprendidos así: por el Sud, la Ruta Nacional Nº 8; por el
Norte, las avenidas Amancio Alcorta o Primera Junta, General Urquiza o General Güemes, que las separan de los partidos de Vicente López y San Isidro;
al Sureste, las calles Leandro N. Alem y al Nordeste,
Pelagio Luna; y, por último, al Oeste la avenida
Bernabé Márquez (ahora General Juan Manuel de
Rosas) .
A la llegada de don Juan de Garay al Río de
la ·Plata, en 1580, estos lugares estaban habitados
por querandíes, puelches, guaraníes, a los que se
sumaban otras tribus nómades y sedentarias.
Desde entonces, una parte de sus tierras se
consideraron realengas, las otras fueron repartidas
en suertes o porciones deslindadas resultando beneficiados los capitanes del conquistador. El resto
de las fracciones, con frente al Río Paran:á, les fue
concedido a los nativos. La ilegal apropiación, aún
impune, resulta un inadmisible acto violatorio de
un dominio natural agravado a la vez, al disponer y
otorgar a los aborígenes lo que sin discusión era de
su legítima propiedad por derecho divino. Con tal
procedimiento se avasalló la potestad de Dios, único
escrituraría y genuino dador de esas tierras, "ab
initio" (desde el principio), a quienes en ellas nacían
y por lo tanto las habitaban, conservando el absoluto derecho funcional.
Luego los siguientes gobernadores del Río de
la Plata, han de ir entregando cabezadas, suertes de
chacras. con mediciones que abarcan reducidas leguas, reparticiones de cuartos de manzana y otros
sitios menores de huertas.
Una parte de esa gran suerte donde se asienta Villa Ballester, le fue otorgada a don Juan Luis
18
de Ocaña por intermedio del gobernador don Antonio de Torres Pineda. Al respecto el investigador
Hialmar Edmundo Gammalsson, en su "Historia de
la población de General San Martín, desde sus orígenes hasta 1930", Buenos Aires 1988, en el capítulo 11, página 16, señala: "La actual población de
Villa Ballester, provino de la venta de 800 varas de
frente por la consabida legua, que efectuó Doña
María Márquez, también sucesora de Juan Ruiz de
Ocaña, al Arcediano Miguel José de Riglos. Su sobrino y heredero, Don Marcos de Riglos, con el agregado de 100 varas que llegaban a las actuales vías
del Ferrocarril Mitre, recibidas de su abuela Josefa
Rosa de Alvarado y Sosa, asimismo de la sangre de
los Ruiz las vendió por intermedio del coronel Pedro
Andrés García, a Don Santiago Flotat, de quien las
recibieron sus sobrinos Don Miguel y Don Mario
Ballester y Flotat".
Los descendientes de Ocaña, como se ha indicado, fueron los que a través de sus legítimos sucesores o interpósitas personas. hicieron las ventas
de sus tierras. Es así como el catalán don Santiago
Flotat resulta comprador de una parte de ellas.
Operación que desdice la información que se conoce, de que este señor las recibió por graciosa concesión real. Esta superficie, con frente a las barrancas
del Río de las Conchas, comprendía lo que actualmente es Villa Ballester, José León St,!_árez, Chilavert y Malaver, al Este de las vías férreas.
Como referencia aclaratoria, el escritor Aníbal Morello en su "Reseña histórica de la ciudad y
partido de Gral. San Martín", editada en este lugar
en 1974, entre las páginas 34 y 35, intercala un
sucinto dibujo donde se puede apreciar que las tierras de los Ballester dan sobre los bañados del
mencionado río, lindando por el NO con las de los
Mercedarios. Luego, siguiendo esta orientación, se
19
observan que aparecen en la vecindad inmediata las
chacras de los Ruiz y de los Pueyrredón. Junto a
ésta pero con frente a los bañados del Arroyo Morón
(afluente del Río de las Conchas, hoy denominado
Reconquista), siguen las propiedades de los· Fiorini,
Aguirre y de los Franciscanos, religiosos que como
sus iguales los Mercedarios, cesan su permanencia
aquí en 1786. En 1822 el Estado expropia sus terrenos, los fracciona y los vende después en 1836
en subasta pública. Vecina a la chacra de los Franciscanos, aparece la propia de don Diego Casero,
cuyo apellido ha de identificar para siempre ese lugar en la historia nacional por ocurrir allí, en 1852,
un trascendente suceso.
En este esquicio gráfico mencionado, entre
los terrenos de Delgado, de la Merced y de Lynch,
todos en posición oblícua a los anteriores citados.
aparece el gran rectángulo diagonal que configura
la chacra de los Santos Lugares, dando casi sobre
la de los Mercedarios. Al respecto, el cronista Moreno en su .obra citada. página 41, enmienda lo siguiente: "Algunos historiadores han ubicado erróneamente la chacra de los Santos Lugares en los
parajes donde posteriormente se estableció el campamento militar de Rosas ... "
Hacia 1770 don Santiago Flotat, en donación, cedió esos bienes a sus sobrinos Miguel y Mario Ballester y Flotat. No se registra descendiencia
por la linea recta de don Mario. de tal manera que
don Miguel, casado con Lucía Sala. resultan ser los
padres de don Félix Ballester -heredero en parte de
la chacra- quien nació en San Isidro el 21 de febrero de 1800 y falleció en San Martín el 1º de agosto
de 1869. Fue hombre de destacada actuación privada y también pública al ocupar puestos oficiales y
electivos. Contrajo nupcias en dos oportunidades y
tuvo una descendiencia muy numerosa. Su primer
20
casamiento fue con Angela Villamayor y el segundo
con Inocencia Ferrari. De esta unión, como el menor de cuatro hijos, procede el Dr. Pedro Ballester,
considerado históricamente el gestor de la creación
de la localidad que lleva su apellido. (*)
Proporciona bien la información referida a los
matrimonios, el cronista Gammalsson, en la página
76 de su historia citada. Por su parte el escritor don
Francisco Díaz Blanco, menciona el nombre de la
primera mujer para el segundo enlace, lo que no
corresponde; asimismo es errada la cita del año del
fallecimiento de don Félix. Ver su síntesis rememorativa de Villa Ballester, en la página 9 del suplemento que en 1989 editó ··La Ciudad", semanario de
esta localidad; ambas publicaciones (la histórica y
la periodística), fueron realizadas en celebración del
centenario de la Villa.
La familia Ballester, real propietaria de esas
tierras, era originaria de Cataluña, destacándose
sus miembros como activos participantes en los sucesos más sobresalientes de la España de la Edad
Media. Ello les permitió ostentar un escudo nobiliario y blasones, que distinguieron su genealogía y
limpio linaje.
(*) DÍAZ BLANCO, Francisco (Miembro de Número de la Junta de
Estudios Históricos de General San Martín): "La Ciudad" - Villa
Ballester, 24 de junio de 1989, ver "Reseña histórica de Villa
Ballester / II Parte: Creación del pueblo / Nota 16 - El Dr. Pedro
Ballester".
Por testamento de su padre fechado en Buenos Aires, el
7 de julio de 1869, efectuado ante el escribano Carlos Raymond,
le correspondió al Dr. Pedro Ballester un cuadrilátero de tierras,
situado en el ángulo sudeste y comprendido entre las actuales
calles Catamarca, Intendente Casares. San Juan y Joaquín V.
González. En él tenía su asiento el casco de la propiedad total,
que en 1830 lo formaba un rancho rural reemplazado luego por
una edijicación más amplia y confortable que se mantuvo hasta
1950 y que era reconocida por la "quínta Ballester"
21
He aquí, muy en síntesis, los relevantes antecedentes troncales y hereditarios de algunos de los
integrantes de la familia Ballester y su estrecha vinculación -por los motivos señalados- con la historia
de esta ciudad, cuyo nombre ella lleva.
Después, diversos, variados y múltiples
acontecimientos jalonarán con trascendencia inolvidable, en felices etapas unas o de triste memoria
otras, a estos amplios territorios de los cuales es
parte integrante Villa Ballester. Y por suceder algunos de ellos en su mismísimo ámbito, o en sus
aledaños, con anticipación logra este lugar -antes
de tener identidad política- reunir copiosos antecedentes que lo hacen digno de figurar, con destacada
preponderancia, en la mejor crónica del pasado argentino.
Por eso -vuelvo a repetir- los capítulos 2, 3 , 5
y 6, tratan singulares proximidades históricas que
según mi exclusiva y personal apreciación, resulta
esencial citadas como si fueran sucesos acaecidos
dentro de la misma Villa. Ocurrieron fuera de su
perisferia territorial, es cierto, pero tan cerca de su
delimitación que esa proximidad inmediata le confiere el derecho incontrovertible de considerar tales
relevantes hechos del pasado como propios.
22
CAPÍTULO 2
La primera invasión inglesa de 1806
El combate de Perdrlel
A principios del siglo XIX, con prec1s10n en
1806. se produce la primera invasión inglesa en el
Río de la Plata y que con rudeza soporta Buenos
Aires.
De acuerdo con los planes de Santiago de
Liniers y Bremond, Juan Martin de Pueyrredón,
Martín Rodríguez y la colaboración de otros amigos,
reclutan medio millar de hombres integrado por
peones, chacareros y vecinos procedentes de Luján,
San Isidro, del Río de las Conchas hasta la chacra
de los Franciscanos y de otros alrededores. con
quienes se disponen a entorpecer e interceptar su
avance. Los alistados. constituídos en improvisada
y valiente hueste patriota, salen a la lucha con el
armamento que logran reunir, sobrándoles decisión
y el mejor ánimo luciendo en sus pechos cintas
celestes y blancas (el anticipo glorioso de los colores
de la enseña argentina), con las medidas de la Virgen Gaucha. El propósito de los defensores tiene su
efecto, al cumplir con mucha eficiencia su misión
de dificultar el avance del enemigo albión que comanda el general Guillermo Carr Beresford con el
coronel Denis Pack. Las fuerzas del invasor son
hosWizadas en todos los flancos posibles, hasta que
el 1º de agosto de 1806 se libra la batalla decisiva
en la zona del caserío de Perdriel, ubicado entre
donde hoy está el Liceo Militar General San Martín
Y Campo de Mayo. Los repentinos e improvisados
pero valientes guerreros, debieron batirse en desventaja con disciplinadas y experimentadas tropas
regulares.
Luego del enfrentamiento. los jefes extranje-
23
ros descansaron a la sombra del histórico ombú
aún existente en la chacra de Pueyrredón y donde
también se conservan otros añosos árboles.
CAPÍTULO 3
La victoria de Rosas contra Lavalle. en 1829
El histórico Puente de Márquez
sobre el Río Reconquista
Dentro del ordenamiento sinóptico que abarcan las seis primeras citas históricas que he establecido para este trabajo, en el respectivo lugar cronológico, incluyo la victoria de Rosas contra La.valle
en 1829 y la mención del histórico Puente de
Márquez. Este fue erigido en los primeros años de la
Colonia, para permitir el cruce del Río de las Conchas (hoy Reconquista), de las carretas, diligencias
y facilitar todo tránsito, a fin de comunicar el Oeste
por el camino de Gaona, hacia el acceso Real o sea
lo que es hoy la Avenida Rivadavia y viceversa.
En sus inmediaciones ocurrieron hechos de
trascendencia; pero sólo citaré ahora el que corresponde a la victoria de Rosas en 1829 y , en otro
capítulo, detalladamente, el referido a la Batalla de
Monte Caseros en 1852.
Luego del motín unitario, acaecido el 1º de
diciembre de 1828, contra el gobernador de Buenos
Aires, coronel Manuel Dorrego. Trece días después.
en Navarro, ocurre el infausto corolario del fusil amiento injusto del prócer de la Independencia Argentina. Fue ordenado por el general Juan Galo
La.valle, quien ha de sufrir a continuación un decisivo revés en Las Vizcacheras, al ser enfrentado por
las tropas de Estanislao López.
Las milicias de Juan Manuel de Rosas procedentes de Santos Lugares, Morón y La Matanza, el
28 de a bril de 1829, terminan por diezmar al u nitario, en su retroceso ha cia Buen os Aires, en el
cruento enfrentamien to que h a sido denominado
combate del Puente de Márquez.
24
25
En el diario "Clarín" de Buenos Aires, Nº
18463, año LII, del día viernes 27 de junio de 1997,
página 36, estupefacto le leído la ·119~cia de que este
antiguo paso de madera fue detniido. Lo mandó
construir uno de los II11embros de la distinguida
familia de los Márquez de San Isidro, a mediados de
1 700 y declarado monumento histórico nacional en
1964, durante la presidencia del Dr. Arturo Illia,
por decreto 9292 de este año.
Su remembranza radica porque en el mismo
y sus alrededores -lo repito- ocurrieron importantes
hechos históricos, fue construído originalmente
con madera dura y estaba ubicado a casi cien metros 'del "Camino del Buen Ayre", viniendo desde la
Capital Federal hacia Luján. sobre el lado derecho
de la autopista colectora del acceso Oeste, que en la
actualidad contruye la Empresa Autopistas del Oeste.
Los responsables de su conservación y cuidado que debieron suministrar la pertinente información, previa y precautoria, no lo hicieron ni estuvieron presentes en el momento preciso para evitar el
derrumbamiento histórico, en consideración de las
extendidas obras que se estaban llevando a cabo.
Ocurridas las mismas aquí, las consecuencias del
patético desastre quedaron a la vista y la empresa
constructora alegó ignorar esos importantes antecedentes. Es decir desconocimiento absoluto del valor
rememorativo del referido puente, En atención a la
gravedad de lo sucedido y en acto de reparación, .
para subsanar el error involuntariamente cometido,
por medio de las topadoras, procederá a reconstruirlo. No obstante el loable propósito manifestado,
la réplica sólo conseguirá imitarlo; pero nunca
podrá restituir el mismo valor intrínseco que el monumento implicaba.
Este hecho sorpresivo que mucho nos du'd e
26
por lo irreparable, nos está alertando su repetición .
En consideración de la desidia que se observa en
quienes deben estar atentos para evitar un nuevo y
tamaño traspié, nada raro resultará que pueda surgir un malhadado día como el acontecido que anuló
el Puente de Márquez.
¡Ojalá nunca más una nefasta noticia como
esta!
Aunque por el ritmo que van tomando los
acontecimientos, nada puede sorprendernos de que
amanezcamos otra vez con la novedad de que la
piqueta del demoledor la emprendió contra el Cabildo de Mayo. la tricentenaria Iglesia Santa Catalina
de Siena o cualesquiera de los monumentos existentes en el país, dignos de la mayor preservación y
un celoso mantenimiento. Y frente a lo inevitable.
sólo nos quede aceptar lo consumado con pasividad. alzando con idiotez los hombros, impotentes
ante la imprevisión y el descuido de los responsables.
27
Otro hecho histórico ha de privilegiar sobremanera. con precisa exactitud, la zona del radio territorial de Villa Ballester (Partido de General de
San Martín). Acontece veintiocho años después del
combate de Perdriel. en la Chacra de los Pueyrredón, sus últimos propietarios desde 1832 y cuyo
casco es lo único que en la actualidad aún permanece intacto. El origen de la misma se remonta desde fines del siglo XVI, teniendo sucesivos dueños
hasta que en 1750 pasa a poder del francés Julián
Perdriel. Nombre que ha llegado invariable al presente y sin duda perdurará inmutable en la posteridad (con el de los Pueyrredón). porque identifica la
renombrada batalla contra el invasor inglés librada
el 1º de agosto de 1806. En este preciso lugar, conocido entonces por el caserio de Perdriel, solicitó
residir el general Manuel Belgrano prisionero en
Luján. en nota fechada el 17 de junio de 1814.
Aquí nació José Hernández y Pueyrredón , el
10 de noviembre de 1834, célebre por su inspirada
obra literaria: el inmortal y mundialmente insigne
poema gauchesco "Martín Fierro". Fueron sus padres doüa Isabel Pueyrredón y don Rafael Hen1ández, quienes contrajeron enlace matrimonial en la
iglesia parroquial Jesús Amoroso de San Martín. el
13 de diciembre de 1832.
Es necesario aclarar la errada información
del escritor Eleuterio F. Tiscomia. al designar a Villa Billinghurst como el lugar de ubicación de la
histórica chacra (ver en su libro "José Hernández/
Martín Fierro/Edición con estudio, notas y vocabulario", Editorial Losada S. A. , Buenos Aires 1941).
El hado benefactor permitió de que ese auspicioso alumbramiento ocurriera en San Martín. La
posterior trayectoria del personaje que aquí vio la
luz de la vida -inspirado y célebre a utor del inmortal
e insigne poema gauchesco "Martín Fierro" - le ha
dado a este distrito. ostentar el honroso título de
"Ciudad de la Tradición".
En 1959, la última dueña de la chacra. doña
Elvira Zulema Lynch Pueyrredón, dispone su donación. La propiedad está situada en Villa Ballester
(Partido de General San Martín), distante doscientos m etros del Kilómetro 18 de la Ruta Nacional Nº
8, en la manzana comprendida por las calles Roca,
Presbítero Carballo, Húsares de Pueyrredón y Martín Fierro. Por decreto 11.524 del 17 /12/1965 la
acepta el gobierno de la provincia de Buenos Aires
y. el mismo. por otro decreto Nº 3.570 del 28/10/
1966 , crea el Museo Histórico José Hemández-Chacra Pueyrredón. La Comisión Nacional de Museos.
Monumentos y Lugares Históricos (Ley 12.665), por
decreto Nº 7.105 del 28/ 10/ 1972 declara a dicho
predio y su antiguo inmueble (con todo su contenido). monumento histórico nacional.
Me facilitó la precedente información. la directora del Museo, licenciada Lucrecia Inés Herrera.
entregá ndome tres folletos intitulados: "Combate de
Perdriel". "Reseña histórica de la casa: Chacra
Pueyrredón" y "Sumario biográfico cronológico de
José Hemándezº. Estos impresos en colores son de
exquisita presentación, constituyen un homenaje
del Grupo de Empresas Siemens en la Argentina,
cuya planta industrial está enfrente del Museo.
José Hemández, trabajó y vivió mucho tiempo en Paraná. Aquí su casa estaba ubicada en la
acera Norte de la calle España casi esquina Humberto l º . Su domicilio no distaba d emasiado del
mío . de haber existido yo en su época. sin duda. m e
28
29
CAPÍTUW4
Nace José Hemández, en 1834,
en la Chacra Pueyrredón
hubiera sentido honrado con su proximidad. Por su
estentórea voz, era identificado en el vecindario paranaense con el amistoso sobrenombre de "Matraca".
El distinguido poeta y escritor vernáculo contrajo enlace matrimonial en la Catedral de la capital
entrerriana, con Carolina González del Solar. el 8 de
junio de 1863. Seis hijos integraron su familia. Después de una fructífera pero azarosa vida. falleció en
Belgrano (Buenos Aires). el 21 de octubre de 1886.
CAPÍTULO 5
Santos Lugares
Paso de San Martín en 1813 y de los
caudillos federales Francisco Ramírez y
Estanislao López en 1820.
Estadía de Rosas desde 1840 y de Urquiza
en 1852. El fusilamiento de
Camita o ·Gorman y Uladislao Gutiérrez
En la extensa suerte que abar ca la cabezada
de tierras que en gran parte hoy cubre la zona urba na de San Martín y localidades aledañas. se desarrollan -entre otros- los sucesos citados en el epígrafe. Santos Lugares es un sitio m uy próximo a
Villa Ballester y s u s antecedentes históricos alcan zan predominio nacional.
Repitiendo lo dicho en Origenes, etc .. ver capítulo 1, el lado Norte perteneció hasta l 786 a la
Orden de los Franciscanos y el del Sud a la de los
Mercedarios, sin lindar entre si por mediar entre
ellos otras propiedades . Los primeros tenían la chacra con una vieja capilla extendiéndose aquella en
rectángulo y horizontalmente hacia el Oeste hasta
los bañados del Arroyo Morón. Del mismo modo
están ubicados los segundos pero tocando los bañados del Río de las Conchas (hoy de la Reconquista) .
quienes también tenían su chacra, capilla y además
convento. Sus edificaciones -la de los Mercedarios en San Andrés. abarcaban gran parte de San Martín y algo de lo que sería luego Villa Ballester. El
convento era conocido con el original nombre de "La
Crujía". Esta castiza palabra así lo identifica indi cando el especial orden arquitectónico que esas
construcciones presentaban. Es decir con extensos
corredores, uno central y el otro longitudinal. que
comunicaban las celdas de los frailes con la ca pilla.
30
31
Es lamentable que nada haya quedado de
tales arcaicas construcciones por haber sido demolidas en 1905. Fueron reales y mudos te~tigos de
una parte importante de nuestro gran pasado nacional. El centro de la edificación estuvo situado en
los alrededores de la calle Ayacucho y la avenida
Presidente Perón (antes 3 de Febrero). ·
Fray Pedro José Planas. en 1753, ya menciona con el nombre de Santos Lugares a estos parajes; aunque con anterioridad se los denominó Pago
de la Virgen, porque a la vera del camino hacia el
Norte (Ruta 8), había un oratorio con la imagen de
Nuestra Señora de Luján perteneciente a la estancia
de don Diego de Rosendo y que allí permaneció hasta 1671. Luego se llegó a llamar San Martín Obispo
y más tarde San Femando de la Buena Vista.
La influencia de los Franciscanos no cesó
porque en 1790 volvieron a establecerse en el Bajo
de Belgrano. en el paraje de la Calera. Esta chacra
tenía una legua de fondo por seiscientas varas de
frente . extendiéndose hasta San Martín y ocupando
la franja comprendida entre las actuales calles Belgrano y Perdriel. Es así como en esta zona se centraliza un creciente núcleo fundacional. donde hubo
capilla y cementerio, con el nombre primitivo de
Santos Lugares de Jerusalén.
En 1800 se instala una posta de correos.
pennitiendo la ampliación y aglutinación de un verdadero conglomerado orgánico como pueblo de
campaña siempre en crecimiento y que en el devenir no lejano va a tener el extraordinario privilegio
de ser protagonista de trascendentales sucesos.
En el caserío de Monte Castro, próximo a
Santos Lugares, acampó el Virrey Sobremonte
cuando su huída a Córdoba en 1806. En este mismo año registró el sonoro y ostentoso avance de los
invasores ingleses, rumbo a Buenos Aires . Supo de
32
las reuniones entre Martín de Alzaga y los demás
conspiradores contra la Revolución de Mayo. Atesti gua, al amanecer del 29 de enero 1813. el paso de
San Martín y sus granaderos con el glorioso destino
de San Lorenzo e igualmente sobre su triunfal regreso a la Metrópoli el día 9 del siguiente mes de
febrero. Observa la presencia de los caudillos fede rales Francisco Ramírez y Estanislao López con sus
valientes montoneros luego de la histórica batalla
de Cepeda del 1º de febrero de 1820 y su consecuencia la Convención del Pilar, signada por ellos
como gobernadores de Entre Ríos y Santa Fe. respectivamente y Manuel de Sarratea por Buenos Aires. Tratado que es el primero preexistente mencio nado en el Preámbulo de la Constitución Nacional
de 1853 .
Santos Lugares de Jerusalén desde 1823 se
acrecienta sin pausa. A partir del 1 7 de diciembre
de este año, es establecida la primera escuela para
varones (la actual Nº 1, Domingo F. Sarmiento) . La
segunda ocurrió en 1854 y fue dirigida por el edu cador Diego Pombo.
En 1825 cesa la influencia parroquial fran ciscana de La Calera al ser derivada tal jurisdicción
a Santos Lugares, confirmada definitivamente en
1834.
Por iniciativa de la comisión que preside don
Félix Ballester, el 25 de marzo de 1836, el gobernador de Buenos Aires y encargado de las relaciones
exteriores de la Confederación Argentina. funda en
forma oficial el pueblo de "Santos Lugares de Rosas"
-génesis y escenario de episodios inolvidables- cuya
inauguración se efectuó el 8 de diciembre del mismo año. Próximo a este centro considerado urbano,
Rosas mandó instalar, el 16 de agosto de 1840, su
acantonamiento militar que abarca una superficie
de alrededor de doce cuadras por diez. teniendo
33
como base y epicentro las construcciones de "Las
Crujías". A doscientos metros de aquí. levantó
además su vivienda particular de campo que habitó
alternadamente hasta 1852 y donde tomó trascendentales decisiones. La casa se conserva como lo
que es. un digno lugar histórico, en la calle Diego
Pombo 3324 (número anterior 41 O). entre Ayacucho
y Morello. de la localidad de San Andrés; adyacente
al límite Nordeste de Villa Ballester, o sea la calle
Leandro N. Alem. mediando del mismo sólo cinco
cuadras. También Urquiza la ocupó transitoriamente después del 3 de febrero de 1852.
En la Biblioteca Nacional de Montevideo se
guardan, entre otras. dos acuarelas de Juan M.
Besnes e Irigoyen; una relativa al gran almuerzo
que realizó el general en jefe entrerriano días después de su triunfo en Monte Caseros y la otra. mostrando la famosa y vieja capilla . que existía en ese
lugar.
Entre los numerosos ajusticiamientos de
Santos Lugares merece una mención especial. por
las truculencias que lo rodearon, el que se llevó a
cabo el 18 de agosto de 1848. sobre Camila
o·Gorman. porteña de veinte años y el presbítero
Uladislao Gutiérrez, de veinticuatro años. tucumano. coadjutor de la iglesia porteña de Nuestra Señora del Socorro. En la huida de ambos y de paso por
Entre Ríos , le fue concedido al sacerdote su pasaporte con le nombre falso de Máximo Brandier.
El resonante incidente asumía la agravante
situación de Camila: de gran vinculación en la sociedad porteña, que estaba encinta y era hermana
de un eclesiástico de nombre Eduardo, que fue vicario de la parroquia de San Nicolás de Bari. Descontada la posición de su amante por su investidu ra.
El 6 de marzo de 1877. ocho días antes de su
Consultar a GONZI\.LEZ POLERO, Jaime: Ver su "Historia del Pueblo d e General San Martín. Año 1790 - 1995". Libro editado en
San Martin. en 1997. por la Municipalidad de este Partido.
34
35
muerte. Rosas escribió a su yerno Máximo Terrero
manifestándole que no le fue sugerido consejo alguno respecto de aquella ejecución y que sólo él era el
responsable. Aclarando. además. que nadie le habló
ni le escribió en favor de los condenados.Todas las
primeras personas del clero -afirmó terminante- si
lo instigaron a la urgente necesidad de un ejemplar
castigo.
La iglesia, totalmente dependiente del rosismo los denunció, los acusó, solicitó castigo y bendijo el fusilamiento sin opción. Gobernaba la diócesis ,
monseñor Mariano Medrano .
Entre los hombres de leyes consultados figu raba Dalmacio Vélez Sársfield, redactor del primer
Código Civil en 1869, quien estuvo de acuerdo con
la ejecución. (Cfr. "Todo es Historia". año XXN . Nº
277. Buenos Aires-Julio de 1990. director Félix
Luna).
¡Dios nos libre de una repetición semejante
en todo sentido y de tanta perversidad humana!
Aunque será inevitable siempre. desgraciadamente.
que los hombres de todos los tiempos detentando
potes tad, con soberbia, repitan vandálicos errores.
CAPÍTUW 6
Monte Cas~ros, •escenario 4e la ha.talla
<le 1852
'.)
~
. 1
.:
El 3 de febrero de 1852, . M,onte. Caseros es el
teatro donde tiene luga r un dramático, definitivo y
resonante hecho de armas (el ú ltimo de los cuatro
principales acontecimientos extraterritoriales que
componen esta narración). Este suceso h a de significar la culminación de una época dificil porque es
de transición y la apertura de otra nueva, distinta y
promisoria.
Aquí, en Monte Caseros, aún permanece el
famoso Palomar con el nombre epónimo de este lu gar y que hoy se lo ubica con exacta precisión en
los jardines del Colegio Militar de la Nación.
·
Por la aproximación zonal con el partido de
General San Martín y por ende de Villa Ballester,
me . permito considerar aquél inolvidable escenario
ijuntarnente cpn los demás trascendentes lugares
también cercanos a ntes citados). otra magnífica adyacencia histórica que enaltece a estos territorios.
El Palomar ya estaba levantado cuando ocu rre la memorable acción guerrera cita da. una de las
más importantes que para ese tiempo se cumple en
América. Poco faltó para que el número de hombres
intervinientes alcanzara la cifra de cincuenta mil y
ambos bandos se batieron utilizando abundantes
pertrechos de guerra. Además su resultancia fue
definitiva porque permitió modificar fundamentalmente la existencia política, legislativa, jurídica, civil, militar, eclasiástica, etc., en la organización del
gobierno representativo. republicano y federal de la
Confederación Argentina. Borra el anterior período
de gobierno, dilucida uno nuevo sujeto a la anhelada Constitución Nacional, con el necesario ordenamiento de sus instituciones.
36
Para librar la contienda, el general Justo
José de Urquiza (con el asesoramiento logístico de
un caracterizado estado mayor) cruza el Arroyo Morón por el estrecho Puente d e Má rquez(*). Luego d e
una larga ondulaci<'.>n de tierra en forma de loma
extendida, estratégicamente frente a la cañada, producto de dicho curso de agu a, instala su Ejército
Grande constituído por a lrededor de veinticu atro
mil soldados. Integraban las tres a rmas -infantería,
caballería y artillería- entrerrianos y correntinos,
con el apoyo de los contingentes aliados brasileños
y uruguayos. Todo estaba dis puesto para la operación final.
La acción bélica comienza en las primeras
horas de la mañana del 3 de febrero de 1852 y
finaliza luego a l promediar la tarde, con el saldo de
dos mil muertos y muchos h eridos. Rosas se h abía
apostado con el gru eso de las fu erzas en El Palomar, distribuyendo las demás en las proximida d es
del cuartel de Santos Lugares, d elante de un monte
de talas y hasta lo que es hoy la intersección de la
calle San Lorenzo y la avenida Presidente Perón (ex
Tres de Febrero). del partido de General San Martín.
Su ejército, compuesto por más de veintidós mil
hombres, es vencido. El Restaurador abandona el
(*) "Plano / de la / Batalla d e Caseros o Casero. o Cañada d e
Morón/ 3. Febr. 1852 / por el Mayor Ignacio J. Camps . / Publicado en: Academia Nacional de la Historia, 11 º Congreso Internacional/ de Historia d e América. tº Vº pp. 74 a l 77, Bue nos Aires.
1938. "
"Estudio rectificativo a los planos del General Oriental D. César
Díaz (1878) y d e Ladislao de los Santos Tílara , bres ileño (1852).
refe1ido al presente. "
CONSULTADOS: Testamento ológrafo de don Diego Cassero
( 1794); inventario judicial. d e 18 13 ; planos de la chacra del Sr.
Leonardo Pereyra. por N. Descalzí (1855) , C. Kurt (1857); estudios sobre el terreno del autor. etc.
37
campo de lucha al considerarse derrotado. En su
retirada y en el lugar que h oy se denomina Tropezón, es tradición oral de que rueda el caballo y cae
el personaje, por cuya cau sa este sitio tiene el particular nombre que ostenta desde entonces y está
ubicado justo en el límite que divide a los partidos
de San Martín y Tres de Febrero, en la conurbación
bonaerense.
No concuerdan los historiadores en precisar
con igualdad (porque hay disimilitud intencional en
las versiones de algunos de ellos), con respecto a la
herida de Rosas y se duda que fue producida en la
batalla. Unos dicen que ocurrió al caer de su cabalgadura. Otros, extendiendo con más suspicacia la s
suposiciones, agregan que iba montado en una yegua cuando la rodada, como un desmedro porque el
animal no era macho. Los demás, que fue un accidente fortuito que le causó su fiel asistenle Lorenzo
López quien, en la apresurada fuga, al escapársele
un tiro lo lesionó por descuido.
El mismo Rosas es contundente sobre el episodio y lo deja asentado al redactar su renuncia
como gobernador de Buenos Aires y despojarse
también de la suma del poder, expresando a la vez
su decisión de exiliarse en Londres. Este definitivo
documento que fue escrito con lápiz de grafito, luego de apearse en el "Hueco de los Sauces" -la actual
Plaza Garay de la Capital Federal- con claridad se
refiere al hecho aquel. Aquí manifiesta tener dificultades para escribir por haber sido "Herido en la
mano derecha y en el campo .. ." (Sic).
Sin necesidad de hurgar más allá de lo debido , el buen entendedor comprende y acepta lo que
quiso decir y se debe tomar sin dubitación como
verdad histórica: que en realidad se lastimó en la
lucha.
38
CAPÍTULO 7
La red ferroviaria de 1876
Creación de Villa Ballester en 1889
y su desarrollo hasta 1950
Referencias preliminares
Un impulso extraordinario motivó la iniciativa de fun dar Villa Ballester. Lo fue el proyecto y
trazado de la red ferroviaria y a l realizarse. constituyó su espina dorsal. Habilitada la misma, se empezó a utilizar a partir del 22 de abril de 1876,
entre Buenos Aires y ·Campana. Más tarde . en
1884, fue extendida h asta Rosario. después h acia el
Norte del país y es cuando toma la denominación de
Ferrocarril Central Argentino (hoy Bartolomé Mitre).
Resultó San Martín -distrito comprendido en
el radio de los que sería más tarde. parte funda men tal del Gran Buenos Aires Noroeste- una de sus
estaciones principales. Tan potente impulso favore ció la posterior creación de Villa Ballester. Esta ocurre el 26 de octubre de 1889, fecha en que se realiza
el primer loteo de ciento cuarenta y una manzanas
simétricas, promovido por el abogado Dr. Pedro Ballester. Uno de los herederos de su padre don Félix.
de quien he realizado con anterioridad una breve
referencia biográfica.
Aunque existe un decreto del intendente de
la Municipalidad de San Martín don J osé Sabaté,
que autoriza la fundación de Villa Ba llester el 26 de
febrero de 1896, aquella data -la del loteo- es clave
Y la históricamente considerada valedera por tradición.
Para el asentamiento humano, el lugar (sobre
la traza urbana aprobada en 1895). ofrecía óptimas
Y excepcionales condiciones climáticas brindadas
por su natural y privilegiada situación geográfica de
39
estar a la altura media de veinticinco metros sobre
el nivel del mar. La pureza de su aire, la atemperada y benigna influencia atmosférica y telúrica, lo
hacen considerar merecidamente con la no dementida fama de ser "la Córdoba chica": porque aquí
mejoran y sanan muchos enfermos de las vías respiratorias.
Los loteos estuvieron a cargo del martillero
don Plubio C. Massini. Entonces la población se
empezó a concentrar alrededor de la Plaza Mitre,
circundada por las calles con la actual denominación de Lacroze, Buleva r Ballester (verticales) . Profesor Guillermo Simon y Sargento Cabral (horizontales). Fue el modesto principio urbano de la fl a ma nte
Villa, que no tardó en acrecentar s u crecimiento y
progreso . Al inaugurarse la estación ferroviaria en
1894, recibió un vigoroso impulso.
La primera compra o sea la operación número. uno, de siete lotes correspondientes a la manzana veintidós, muy alej ada de lo que se considera ba
el centro urbano, la efectuó la señora María Bogari
Della Santa. El historiador Roberto Conde afirma
que el 30 de junio de 1890, fue suspendida la apro bación d el loteo -el que se concretó mucho tiempo
después porque el agrimensor municipal Jorge Meineke estimó no haberse previsto el lugar para la
plaza, la iglesia y edificios públicos.
El 8 de setiembre de 1894, ocurre la auspiciosa instalación de la estación ferroviaria de Villa
Ballester -cuyo terreno fue donado por los Ba llesterdistante veintiún kilómetros del centro geográfico de
la ciudad de Buenos Aires(*).
(*) El cronista Roberto Conde en un artículo periodístico intitulado
"Ballester su creación" afirma que la generosa donación d e los
Ballester, establecida con anterioridad a través de Félix Víctor.
constituía unafrarya de tierra d e 495 m de largo por 30 m de ancho. Estaba comprendida dentro de las ciento cuarenta y una
40
El acontecimiento dio origen a la realización
de dos loteos más muy importantes, acaecidos al
frisar su fin el siglo XIX. La Villa había sido creada
sobre el lado Norte del tramo ferroviario . Era necesario seguir extendiéndola . hacia el Sud , con ese fin
fue transpuesta y superada la metálica y paralela
división de las vías. En 1894 primero se origina
Villa Klein hacia el Oeste y sobre el Este. en 1896.
Villa Hué; con una traza de 38 y 18 manzan as cada
una, respectivamente.
El fraccionamiento de las extendidas posesiones rurales hasta entonces existentes. a disposición
de unos pocos acaudalados propietarios criollo..s y
extranj eros, permitió cambiar el desola do panorama
que ofrecían estas tierras. La compra d e divisiones
manzanas que se vendieron a don Agustín J. Latham, el 15 de
setiembre de 189 1. ante el escribano Agustín Beruti de La Plata.
Aquélla fracción después fue deducida d e estos bienes
territoriales enajenados, herencia que habían recibido Siryoriano
y Miguel Antonio Ballester y. al fa llecer és te. su viuda doña Romualda Navarro.
En las operaciones inmobiliarias de los nombrados y de
otros herederos de la familia Ballester , actuó como apoderado
universal el abogado D r. Pedro Ballester. según consta en el pod er del 13 de mayo de 1889 .firmado ante el escribano ,luan
Graci de la ciudad d e La Placa.
En definitiva. lo cierto es que concretaron la donación
efectiva de una parle de sus terrenos, las señoras Elena Ballester d e M edina y Romualda Navarro de Ballester. La primera,
aportando una frarya que parte d e la calle I ntendente Casares
hasta la Estación Malaver y la segunda. desde aquí, es d ecir d el
Kilómetro 19 hasta el 25. Mediaba la ineludible condición, al
aceptarse el .donativo. de que la empresa d e trenes d otara en
este último tramo. una es tación ferroviaria.
El 8 d e mayo d e 1936, la The Argentine Norl hem Land
Company Umited (Compañía Argentina de TI.erras Limitada) con
sede en Londres. adicionó para el Ferrocarril Central Argentino
una nueva compra, hecha a otros propietarios cuyos terrenos
estaban comprendidos por las ca lles Washington. Independencia,
Roldán y Esmeralda.
41
meriores o el arriendo de reducidas superficies, d ieron lugar a la instalación de chacras. viveros, caballet:ihts. tambos. grandes galpones destinados a a lmacenamientos y acopios diversos. etc. Al final s e
impusieron los loteos más pequeños y la adquisión
de ¡.Yarcelas para la vivienda unifamilia r. dándose
paso al avance de la urba nización.
Los límites primigenios de Villa Ba lles ter fu eron ampliados en 1907. ocurriendo otra modificación de ensanche en 1936.
La Plaza Mitre citada, era sitio obligado y
predilecto de reunión del incipiente vecindario ballesteren se. Había sido engalanada con una diversa
variedad de arbustos (muchos de ellos hoy robustos
á rboles} y a lgunos canteros con plantas de adorno;
pero los animales sueltos consta ntemente la devastaban. Cuéntase que un vecino conocido como Míster Forbes. dueño de un corralón de maderas cercano, encaró el problema y con el consentimien to general de los demás pobladores dispu so alambrar el
paseo. Viene a cuento tener presente que el procedimiento que hoy está en boga en nuestra sociedad.
es de vieja data (cercar plazas . enrejar estatuas.
etc.}; con la diferencia que los d epredadores de entonces eran animales, no como ahora que son personas ...
La a dministración municipal estab a centralizada en la ciudad de General San Martín . En la
Villa se contó con la colaboración entusiasta y efectiva de los vecinos de los distintos barrios, a través
de las emprendedoras sociedades de fomento que se
multiplicaron proporciona lmente con el progreso
edilicio que en la misma se operaba.
Entre las primeras autoridades que se instalaron se debe citar. en el orden judicial. como alcalde a don Santiago Fiorito, siguiéndole en el desempeño de alguaciles los señores Roberto Tulián y Eli42
seo silva. Con referencia a la actuación d e las fuer zas policiales. estuvo circunscripta a la habilitación
de un destacamento que por las noches destinaba
dos h ombres a caballo. quienes efectuaban rondines nocturnos de vigilancia por todo el pueblo. Con
posterioridad se jerarquizó esa primera instalación
pasan do a ser subcomisaría y. finalmente. su elevación a la categoría de comisaría lo que ocurre en
1936. Las ubicaciones del cuerpo del orden. fu eron
las siguientes: primero en Alvear 356 (2545). luego
en San Martín 262 (4962} y por último . donde aho ra fu nciona con carácter definitivo. en Bulevar Ba llester 140 (entre Alvear y Pasaje La Rioja).
En 1898. los señores Carlos Gorreta y Lázaro
Franzone inauguraron sendas panaderías y. desde
entonces. se encargaron de elaborar el esencial a limento del pan que antes provenía de San Martín .
La que se llamó "Garibaldi" . del p rimero d e los nombrados, estu vo en la esquina de Constitución (ahora
Pacífico Rodríguez} e Ituzaingó y la del señor Franzon e en la calle Almirante Brown (entre Belgrano y
Artigas}. También en ese mismo tiempo. en la calzada Guillermo Lacroze. comprendida por las de S a r gento Cabral y Massini (hoy Profesor Simon). los
vecinos fun da dores de la Villa . señores Jua n y Daniel Motta, se dedicaron a d espacha r al m enudeo
bebidas y fiambres .
El Señor Santiago Fiorito (luego alcalde de
Ballester). instaló una carnicería y un corralón de
materiales y por su parte don Francisco Culasso, la
primera farmacia .
Los tambos establecidos fueron va rios y p er tenecieron a los señores Echenique. Dobal. Pitrau ,
Gascomo y a otro vecino del que s ólo se ha recogido
la única y graciosa identifi cación d e "vasco patadu ra".
Después, fue muy renombrada la fábrica de
43
hielo del señor Trinivella. ubicada en la calle San
Lorenzo 265.
Así, en forma continuada, se van sumando
distintos negocios con sus progresistas y necesaria s
actividades. Entre las industrias locales se puede
citar la erigida por empeñosos inmigrantes españoles. Se trataba de la fábrica de ladrillos a máquina
"La Catalana", levantada a la altura del kilómetro
24, donde se destacaba su gran chimenea. Todavia
no se habían construído en las cercanías de ese
lugar. los grandes galpones que hoy existen del primitivo Ferrocarril Central Argentino. Dicho establecimiento ladrillero ha dejado de funcionar.
En cuanto a la mención de otros comercios,
negocios e industrias y a sus dueños, que con sus
diversos ramos fueron apareciendo hasta promediar
el siglo XX -dignos y merecedores de ser recordados- pero por razones de espacio y la síntesis de
este epítome, me imposibilitan citarlos a todos (*) .
(*) Al nombrar ahora a la Foto Prado. de los hermanos Manuel y
Antonio Prado (este úllimo fallecido) . firma que aun explot.a ese
rubro, instalada frente a la Rotonda desde 1935. motiva la excepción el hecho de destacar que guarda el establecimiento un invalorable archivo fotográfico . consistente e n imágenes originales
y auténticas. de personas y lugares de Villa Ballester del pasado. Sólo falta el impulso organizativo y su ordenamiento por épocas y fechas. sin dejar de considerar su financiación para poder
realizar una amplia. completa. importante y necesaria publicación del mismo.
El emprendimiento es bastante costoso pe ro sin duda
aportará provechosos y convenientes resultados. pues su realización legará a la posteridad un tesoro recordatorio. imposible de
justipreciar/o en pesos. a través de la Jotografia . La expresión
máxima más real y convincente, que un extenso y verídico relato.
La historia gráfica del lugar. desde sus orígenes, patente e imborrable.
Así se lo he expresado al propietario y custodio de ese
material, señor Manuel Prado. quien periódicamente. parte del
44
La ilumin ación general primero se hizo a
queroseno, luego llegó la íncandescente a alcohol
carburado, hasta qu e se instaló la luz eléctrica que
provenía de la usina de San Martín, inaugurada en
1905.
La construcción de cruces y pasos de piedra
en las bocacalles, fue tarea emprendida por el intendente don Santiago Bonifacini durante su perío do que comenzó en 1902. A raíz de la nueva nomenclatura de las calles dispuesta por la ordenanza del
26 de abril de 1910, en este año, las calzadas Alvear y Pueyrredón son adoquinadas; la primera desde la Rotonda y la segunda desde las vías, ambas
hasta Bulevar Ballester y también esta cuadra. La
calle Independencia desde Pueyrredón hasta General Paz y ésta h asta las vías. Luego San Martín
desde José Hernández hasta Balcarce.
El 9 de jun io de 1911, se autorizó la construcción de un puente peatonal -aún existente- sobre las vías, uniendo la calle General Paz con las de
San Martín y Roca.
La iniciativa aquella del mejoramiento y adoquinación de calles, es impelida luego con gran
fuerza por el progresista intendente don Angel Bonifacini, quien en 1920, al disponer empedrar la calle
Congreso -en el tramo comprendido desde Leandro
N. Alem hasta José Hemández- vinculó estrechamente la ciudad de General San Martín con Villa
Ballester.
No puedo omitir, por su tarea acometedora,
la mención de los nombres de los intendentes docmismo. lo expone en las vidrieras de su estudio fotográJi.co. Destaco la contribución que de esta manera hace a la cultura lugareña, dando a conocer el bien que posee y mi gralitud por haberme facilitado la consulta general de ese repositorio. de mucha
utilidad para completar la información indispensable que requiere este trabajo. Estando en prensa este libro. ocurrió la muerte de
don Manuel Prado el 22 de mayo de 1999. a la edad de 84 años.
45
tores Diego E. Thompson. Enrique Mar,engo y don
Alejandro Witcomb, que mucho hicieron po.r realzar
el aspecto edilicio de Villa Ballester.
Continuando con la cita de lugares públicos.
corresponde que incluya enseguida a la Plazoleta
Dr. Mariano Moreno (más conocida como "Plaza Argentina"), un antiguo y acogedor espacio de todos,
digno de ser tenido en cuenta porque presta su
natural utilidad. A pesar de las reducidas proporciones de su superficie, es un pulmón más. necesario a la función benéfica que requiere la ecología.
Está situada en un predio formado por la particular
intersección de la Avenida Argentina con las calles
San Juan y Las Heras.
La disímil conformación del paseo, origina
que a su alrededor éstas calzadas se abran en seis
bocacalles e igual número de pequeñas cuadras, de
asimétricas medidas. con sus respectivas esquinas
las cuales, si son consideradas de otro modo más
detallista podrían ser doce .
Posee un busto del prócer Dr. Mariano Moreno colocado por el Rotary Club. el 25 de Mayo de
19?0; un sencillo monolito , que en 1951 dedicó al
Lioértá:dor Gral. San Martín. la Sociedad de Fomento de Villa Ballester Este (en él hay rastros de haber
sido' arrancada otra chapa recordatoria) ; un pequeño mástil para la enseña nacional; y entre otros
adornos naturales de árboles y canteros sin exornación de césped y flores, se destaca un saludable y
corpulento ombú.
Al realizarse en 1916 un loteo de tierras , en
su mayor parte pertenecientes a don Bernardo
Ader. las mismas abarcaban la superficie comprendida por las calles Italia hasta Villaroel y desde Lamadrid hasta Massini. Una de las manzanas de dichos terrenos, se destinó para una plaza pública
que · fue designada con el nombre de tan distinguido
vecirio y está delimitada por las calles Capdevila,
Jtuzaingó, Chivilcoy y Profesor Simon.
El mástil para la bandera nacional, existente
en el centro de la Rotonda, donde comienza la calle
Alvear. tiene la base como si fuera un prisma cuadrangular pero finaliza en la parte superior en forma de pirámide trunca. Los cuatro lados están recubiertos con lajas de granito rojo en donde se ha
fijado varias chapas de bronce, las que contienen
inscripciones conmemorativas, entre las cuales se
destaca la que cita el nombre de don Eduardo Falugue su donante, el 9 de Julio de 1954 y otra d edicada a recordar la memoria de don Marcelo Menini;
ambos distinguidos vecinos de Villa Ballester.
Sobresale a primera vista, una cerámica con
la inscripción siguiente: "Punto de partida del tranvía a caballo de Villa Ballester entre los años 1912
y 1916".
Alrededor del clásico y tradicional monumento, se concentra el pueblo. las autoridades. los escolares y todas las personas que eligen el lugar para
las celebraciones patrióticas o con motivo de cual quier acto público.
Últimamente, al pie del mástil se ha adicionado un camarín con la imagen de Nuestra Señora
de la Merced, que la arraigada fe popular manifestada a través de la feligresía de la primera parroquia
del mismo nombre, quiso instalar en este lugar tan
caro y prominente para la sociedad ballesterense .
46
47
CAPÍTULO 8
Los transportes colectivos
El fundador de la Villa, doctor Pedro Baj.lester, instaló en 1892 el primer transporte colectivo
entre Ballester y San Martín, que funcionaba los
domingos y feriados. Se trataba de una volanta
traccionada por caballos, con capacidad para cuatro pasajeros al costo de veinticinco centavos cada
uno.
A partir del 1O de noviembre de 1912 hasta
1916, se estableció una línea de tranvías a caballo
que partía desde la Rotonda de la Villa , uniendo la
estación ferroviaria local y el Barrio de Santos Sicardi. por el precio de diez centavos el viaje. Recorría horizontalmente de Sud a Norte y viceversa, las
calles principales de la localidad . Comenzaba por la
primer cuadra de Alvear y la de Independencia, tomaba luego por Pueyrredón doblando en Mendoza
y por ésta continuaba por Witcomb (antes Pampa),
hasta Emilio Zola (denominada Janello) y otra vez
en Alvear emprendía el regreso al punto de partida.
Su aparición fue promover la venta de los numerosos lotes de tierras que se ofrecían por estos lugares. Satisfecho el propósito, al poco tiempo (alrededor de un lustro) se suspende su circulación.
Mi padre, con frente a Emilio Zola Nº 33, le
compró a los Sicardi (dueños de muchos terrenos
por esta zona, que por eso se la denominaba Barrio
Sicardi), un lote con edificación, bienes que he heredado y donde tengo mi actual domicilio. En 1980
dispuse la demolición total de la casa que había
sido construida en 1910, dando lugar a una moderna construcción de tres unidades funcionales e independientes entre sí.
Siguiendo con los transportes , el primero del
48
tipo automotor se llamó "12 de Octubre" y partió de
la esquina Alvear y Libertad, llegando hasta la plaza
principal de San Martín, emprendiendo el regreso
por el mismo recorrido establecido. Creo referirme a
los mismos coches que después se conocieron con
la designación popular de "pullman". Fueron los autobuses que poco a poco se multiplicaron y extendieron su recorrido. Hoy se trata de la floreciente y
progresista línea 343 (anteriormente designada
como la 143), con cabeceras en el Tigre y Liniers.
Con posterioridad le siguió la línea 4. que
circulaba desde el centro de San Martín hasta la
primera plaza ballesterense Bartolomé Mitre, cuya
ubicación he determinado antes. Dicho sea de paso,
en este paseo público, en la esquina Sud se levanta
una estatua alegórica en homen aje al bombero voluntario y en recordación al primer jefe de la unidad
don Francisco Diez, quien ejerció sus funcion es entre 1966 a 1985.
Dicha línea 4 se transformó después en la
304, con sus terminales en San Isidro y Liniers; hoy
absorbida por la 343 citada.
Otra línea antígua e importante es la 78 (a n tes 8), cuyo recorrido comprende: Villa AdelinaLoma Hermosa hasta Chacarita y vuelta.
Conocida fue la línea 48 de colectivos automotores, que prestaba sus servicios entre Villa Ballester a Plaza Once pasando por San Andrés, San
Martín, Villa del Parque, Hospital Alvear, José María Moreno y regreso.
El diario "La Nación" de Buenos Aires, en su
publicación intitulada "100 años de vida cotidiana./
El diario íntimo de un país" -entrega que realiza por
fascículos ilustrados- en la página 36, incluye un
artículo firmado por Diego Achával. En él se puede
ver, entre otras, una antigua fotografía que muestra
la formación de una flota de ocho ómnibus ingleses.
49
que vinculaban las estaciones de los diferentes ramales · del Ferro Carril Argentino (hoy Mitre), sin
precisar el año de su circulación.
Los vehículos ostentaban en la parte superior. no especificándose el número de la línea, u n
letrero identificatorio propio del ferro carril y al medio otro menor, con la indicación de los lugares que
en su recorrido tocaban los mismos: "Victoria-Bou logne-Villa Ballester".
50
CAPÍTULO 9
Las primeras salas de espectáculos públicos
En un galpón con techo de zinc que existía
en el domicilio de don Félix Ballester, funcionó un
teatro; se puede asegurar que fue el primer lugar
destinado a este tipo de entretenimiento público.
En 1914 comenzó la actuación de un grupo
de teatro que se llamó "Juventud Unida de Villa Ballester", dirigido por el señor Matías Rieff. Para esa
época tuvo lugar también. la inauguración del conjunto "Teatro de los Obreros".
Un año antes, en 1913, en el local que prime ro ocupara la Sociedad Masónica Sarmiento, sita en
Pueyrredón 34, se habilitó un cine-teatro de barrio,
muy concurrido y popular por muchos años. deno minado "Cine Sarmiento". Manteniendo el mismo
nombre, se transformó luego en un amplio salón
utilizable para cualquier clase de espectáculos tanto
teatrales, circenses, etc. Estuvo ubicado en la mitad
de cuadra de la acera Sud de la calle Independencia, entre Alvear y Pueyrredón, su propietario fue el
señor Arturo Sanguinetti.
Otro cine de renombre fue el llamado "Majestic". s u salón todavía se mantiene en Vicente López
3030, tal como fue inaugurado; aquí se ha instalado ahora la Iglesia Evangélica Majestad.
Aunque no tuvieron la importancia de las
nombradas, no olvido de citar las salas cinema, tográficas -que tampoco existen- correspondientes
al "Cine Mitre", ubicado en la calle Lacroze frente a
la Plaza epónima y del "Cine América" que funcionó
en la calzada del mismo nombre. en las proximidades de la Estación San Andrés .
Desde la desaparición de estos lugares destinados a las exhibiciones enunciadas, Villa Ballester
no cuenta todavía -a la fecha - con ambientes exclu51
sivos, cerrados y apropiados. tan siquiera para el
simple desarrollo de cualquier espectáculo que per mita reunir adecuadamente, a un número considerable de personas. La excepción existe y la ofrecen
los colegios e instituciones culturales, que cuentan
con dichos espacios, aunque con reducida capacidad. Las iglesias proporcionan sus sagrados recintos, toda vez que en ellos se realicen conciertos corales o sinfónicos.
La primera banda musical que tuvo Villa Ballester se integró en 1912, con el auspicio del vecino
señor E. Cortieu . Estuvo dirigida por el maestro
don Enrique Labat, actuando como segundo don
Pedro Cetrini. Contaba con un redoblante (caja de
percusión o tambor) a cargo del señor Enrique Meyerhoffer. Un bajo, instrumento de viento que produce los sonidos más graves de la escala y que fue
tocado por el negro Inocencia, lamentando no haber
sido posible conocer su apellido. El señor Alfonso
Meyerhoffer ejecutaba el bombardino, otro aparato
de viento parecido al figle que tiene llaves o pistones para cerrar o abrir el paso del aire y, en los clarinetes (también instrumento de viento, compuesto
de una boquilla de lengüeta de caña y tubo con
varios agujeros y llave). los señores José de Santis
y Juan J. Desimpel.
52
CAPÍTULO 10
Cronología de diversas fundaciones
1869: La Escuela Infantil del Caserío de Perdriel
1896: Escuela Nº 3 - Bartolomé Mitre
En síntesis, continua ndo con el cómputo del
tiempo por imposición de la cronología. puedo refe rir que la primera escuela pública infantil comenzó
a funcionar el 15 de abril de 1869, en un rancho del
Caserío de Perdriel, muy cerca de la Chacra de
Pueyrredón; lugares que con anterioridad he citado,
al iniciar este trabajo.
La mis ma escuela, bajo la dirección de la
maestra María Silva es trasladada en 1896 a Bulevar Ballester e Ituzaingó (edificación desaparecida
en la actualidad) y donde funciona hasta 1903,
para ser ubicada en Pueyrredón e Independencia
hasta 1920 y después en Bulevar Ballester y Pueyrredón.
Hoy, este establecimiento educacional continúa habilitado con la identificación de Nº 3 y bautizado con el nombre patricio de Bartolomé Mitre.
Está definitivamente instalado en un moderno e importante edificio, cuya estructura arquitectónica
ocupa una superficie aproximada de un cuarto de
manzana, sito en Lacroze 25 esquina Pueyrredón.
Aquí, hasta el 8 de setiembre de 1945. la
señorita Maria Silva continuó como directora. Su
labor docente arranca desde el 30 de julio de 1896.
Aunque ella sentenciaba que sus comienzos fu eron
mucho antes, donde "Había un pueblo sin ferro carril ni iglesia"; sin duda refiriéndose a la humilde
escuelita del Caserío de Perdriel de la que primero
fu e alumna, luego maestra. terminando por ejercer
tlnalmente su dirección cuando la misma va alcanzando su apogeo.
53
CAPÍTULO 11
1900: El Club Sportivo de Villa Ballester
y su anexo la Biblioteca Popular
Bemardino Rivadavia
El 1º de julio de 1900 se funda el Club Sportivo de Villa Ballester y preside la primera comisión
directiva el señor Miguel Mac Maney. La tradicional,
pujante y prestigiosa institución. desde entonces
está abocada primordialmente a exaltar la cultura
física, sin despreocuparse de transmitir buenos anhelos y llevar a cabo otros fines, con altruistas propósitos en bien del progreso y el saber humano .
El primer espacio que el Club utilizó como
cancha para ejercitar lo que es hoy el tradiciona l y
popular juego de fútbol, fu e un lugar abierto disponible públicamente para todos, que primero se llamó Plaza Klein y después .. General Julio A. Roca".
La plaza está comprendida por las cuadras vertica les Artigas y Belgrano y en los lados horizonta les,
por la calle que también lleva la misma designación
del jefe de la Campaña del Desierto . en 1880: ella
presenta la particularidad de dar por el Norte. justo
al m edio del paseo, abrazándolo. La bifurcación de
la calle Roca, sin variar de nombre, sigue su trazado en dos tramos, por el Este y por el Oeste en cuya
acera está el edificio social del Club y al lado las
instalaciones de la Biblioteca. Luego, a partir de
Belgrano, la arteria finaliza la forma de horquilla y
continúa su natural dirección hacia el Sud sin otras
interrupciones.
Aparte del fútbol, las otras prácticas, diversiones y entretenimientos comunes que proporcionaba el Club, eran los torneos cie bochas, juegos de
mesa, las carreras cuadreras, etc. Hoy es múltiple
la actividad que despliega y la participación que
realiza a través de quienes se especializan y en for-
54
rna profesional, participan en los más diversos d eportes y disc~~linas fisic~s tradicionales y a ctuales.
su intervenc1on en certamenes nacionales e internacionales. identifican a la institución con preponderancia y jerarquía junto a otras similares más
destacadas del país.
La Biblioteca
Se debe a la visionaria iniciativa de los directivos de dicho Club y al empuje personal de don
Lázaro Franzone, la fundación de la Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia, el 1º de mayo de 1924.
Por la relevante irradiación intelectual que
ella ofrece a la comunidad. las autoridades de la
asociación deportiva que se van sucediendo. h an
celebrado siempre la acertada creación de sus fundadores y, en todo tiempo. la consideraron su filial
más predilecta. La abundancia de otros gratos ante··
cedentes . abonan su necesaria existencia y comprometen a la sociedad ballesterense a no dejar en
ningún momento de brindarle el más empeñoso
sostén.
Numerosos son los socios que concurren a
sus instalaciones para retirar volúmenes de distintos temas de lectura o estudio. Asimismo se suma
un permanente ingreso de público en general el
cual. a la par con los estudiantes de los distintos
niveles, efectúan las más diversas consultas de li bros y textos, para completar trabajos o simplemente satisfacer la avidez de saber. aprender e informarse. Además, corresponde incluir la asistencia de
una estimable cantidad de personas atraídas por la
realización de interesantes exposiciones. clases
educativas y artesanales. conferencias y otros espectáculos culturales de distinta índole, etc., que
constantemente se programan.
Demás está decirlo, pero útil resulta la insis-
55
tencia en repetirlo. a l destacar el notorio . extenso,
pleno, activo y cordial desenvolvimiento de ambas
instituciones. la del club y la biblioteca. Dentro s us
áreas específicas de . actuación proporcionan una
inagotable. benéfica y saludable influencia social.
Un repositorio de libros perteneciente a la
Junta Patriótica Argentina. filial establecida en Villa
Ballester desde 1916 y cuya biblioteca funcionaba
en un local de la zona céntrica (calle Alvear 114),
fue traspasado el 11 de octubre de 1922 al Club
Sportivo, donde gracias a la preocupación del titular
de esta institución Sr. Franzone. como se ha dicho
al pripcipio, originó el nacimiento de la Biblioteca
Popular Bernardino Rivadavia.
L;l posterior donación de volúmenes que recibió -<le la Biblioteca Carolina Muzzilli. del Centro
Socialista. le dio más impulso al aumentar su patrimonio bibliográfico. Por otra parte, la importancia
de poseer estatuto y reglamento propios. la incluyeron dentro de la protección y beneficios oficiales que
son acreedoras las organizaciones públicas y populares de su tipo.
En la actualidad, la biblioteca procura la
constante incorporación de diverso material de estudio, nuevos libros de autores -contemporáneos.
nacionales y extranjeros- de renombre universal,
grandes novelistas con sus "best-sellers", etc. Venciendo las reducidas posibilidades económicas. va
efectuando las adquisiciones con las que procura
enriquecer sus anaqueles y satisfacer los requerimientos de sus socios, usuarios y lectores en general.
En sus inicios. contó al Dr. José Esperanza
Rodríguez como presidente y en el desempeño de
primer bibliotecaria, a la señora Juana Garateche
de Alzúa.
56
CAPÍTULO 12
1902: El periodismo ballesterense
El periodismo ballesterense se identifica por
primera vez con el impreso "La Estrella". que empieza a circular desde el 2 de marzo de 1902. Fue
fundado y dirigido por el Sr. Gabriel San Germier y
contenía también columnas escritas en francés e
italiano, para satisfacer a quienes integraban esas
numerosas colonias extranjeras residentes en Villa
Ballester.
En 1909, editado por el Sr. Moisés Andino .
hace su aparición semanalmente "La Reacción".
Con esta misma frecuencia de tiempo para su distribución a los lectores (porque después se realiza
diariamente). y dirigido por el Sr. Juan Silvestre
Peña. nace "El Heraldo" , el 6 de abril de 1913; su
vida periodística persiste por más de quince años.
Uno el 6 de marzo de 1915 y otro a l día
siguiente. empiezan a ser distribuidos los semanarios "El Social" (la aparición de éste cumplió un
período aproximado de diecisiete años) y "El Ciudadano" . El primero estuvo dirigido por el Sr. Rodolfo
A. Ferrigno y el segundo por el Sr. Moisés D. Andino
(h). respectivamente.
"El Censor" registra su estampa en 1916 y a
su frente figura el Sr. Alfonso Ferrigno.
El Sr. Rafael Schiaffino publica "La Comuna".
el 7 de octubre de 1916. A partir de esta fecha
inaugura el periódico su primera época para prose guir luego el desarrollo de una segunda, desde
1918.
El 4 de julio de 1920, un grupo de jóvenes
edita "La Semana" y también en este año el presbítero Ramón Bauxauli, hace lo propio con "El Domingo" . Después, en 1922. el Sr. Juan Carlos Rebollo publica "La Tribuna".
57
El Sr. Efraín Pérez Almada da a conocer con
fecha 12 de octubre de 1927, las periódicas páginas de 'Triliuna"'; Otras apariciones tienen lugar en
las fechas que se detall<;1n enseguida.
1929 - "Renovación ".
1930 - "Ilustración" y "Die Brucke",
escrito en alemán.
1931 - "El Momento" a cargo del Sr.
Manuel Martínez.
El 9 de julio de 1935 nace "¡Actualidad! ", revista de interés general.
Luego son dignas de mención las publicaciones "Panorama Ballesterense", "Opinión", entre
otras posteriores.
Volviendo al año 1929, fundado por el Dr.
Raúl G. Weiss, el 1º de mayo·. surge el primer
número del informativo-independiente semanal. intitu lado ··Reflejos". Su existencia periodística se
prolongó por espacio de casi 60 años. Desa parece
el 4 de junio de 1988.
Tomó su sucesión o ruta, el semanario con
el nombre "La Ciudad", que a cargo del Sr. Alberto
A. Abdala, sigue vigente hasta la fecha.
Con perioricidad regular, en 1949 hace su
salida pública por mucho tiempo "La Verdad ", bajo
la dirección de los señores Jorge Falugue y Juan
Manuél Arce.
·
Aparte de las publicaciones citadas, son numerosas las que se suceden -particulares y oficiales- sin tener vigencia continuada y permanencia
estable.
En el . "Reportero", edición N º 43, suplemento de doce .páginas
aparecido en 1989, celebrando el centenario de Villa Ballester, se
reprodujo un extenso relato histórico (confotografias). obra d e
58
don Martín Lange. El distinguido y recordado educador la había
confeccionado en 1939, al cumplir esta localidad el cincuenta
aniversario y publicada entonces por primera vez en el "An uario
del Bismarckschule" (hoy el Instituto Ballester - Deutsche Schule).
Por su parte "La Nación", adhiriendo al centenario ballesterense, dedicó las páginas 4 y 5 , con notas gráficas actuales. su
suplemento del año III. N º 148 - Buenos Aires. miércoles 23 d e
octubre d e 1989.
59
CAl!ÍTUW 13
1902: Escuela Nº 9 Dr. Pedro Ballester
CAPÍTUW 14
En 1902 fue establecida la Escuela Nº 9 Dr.
Pedro Ballester, que funciona en Bulevar Ballester
554, con su bibliotec.:l escolar pública Mariano Moreno. Fue su primera directora la señora Juana P.
de Fourcade.
Desde su inicia.ción hasta el presente. está
dedicado al establecimiento con exclusividad a la
enseñanza primaria.
60
1905: Escuela Nº 7 Bemardino Rivadavia
En 1905, comenzó sus actividades la Escuela
Nº7 Bernardino Rivadavia, sita en la calle Balcarce
277, en principio dedicada a la enseñanza primaria;
pero a partir de 1991 incorporó en el tumo de la
noche, el ciclo básico común y el bachillerato contable.
61
CAPÍTULO 15
1906: Escuela Nº 11 Dr. Roberto J. Noble
El 21 de mayo de 1906 comenzó a funcionar
la Escuela Nº 11, en la categoría común mixta infantil, dirigida por la señorita Arrninda Gálvez. Abre
sus puertas en la localidad de Billinghurst (proximidades de la estación ferroviaria de Villa Ballester).
en un modesto inmueble perteneciente al Sr. Félix
Paratcha y donde permanece hasta el 19 de julio de
1909.
Continúa luego sus actividades. en la propiedad del señor Remigio Castro, hasta 1912. A partir
del 18 de junio de este año ha de ser trasladada.
también provisoriamente. a la casa del señor Juan
Carbonell. En 1923 vuelve a cambiar de ubicación y
siempre en alquiler, ocupa un espacio en el domicilio del señor Eleuterio Muñoz, en Yapeyú 234 y
Almirante Brown.
gio Vega quien, en marzo de 1908, es reemplazado
por la docente Rosa Pausen, de breve actuación
porque el 9 de mayo del mismo año es nombrada
directora titular Josefina S . Geoghegan. El m aestro
Remigio Vega vuelve a ocupar este cargo en 1913.
hasta que en 1921 asume la señorita Susana Gueranet.
Y la historia continúa con una extensa lista
de otros distinguidos y esforzados educadores y
más antecedentes, muy diversos, referidos a la escuela en sus ininterrumpidas actividades h asta
hoy.
Recién a mediados de 1951, finaliza este
constante trajinar de nuevas y contínuas ubicaciones que soportó la escuela por espacio de cuarenta
y cinco años, para funcionar en dos turnos. en un
edificio del Consejo Escolar. que en lo sucesivo será
el propio y definitivo. El mismo está construído en
la intersección norte , formada por las calles San
José de Flores Nº 1 y José Hemández.
El 21 de setiembre de 1979, el nombre del
doctor Roberto J. Noble, quien fuera fundador y
director del prestigioso diario porteño "Clarín", asume su patronazgo.
Sea el último párrafo para resaltar, como digno epilogo de este capítulo, los nombres de los abnegados educadores que iniciaron sus actividades
al inaugurarse la Escuela Nº 11 . Entre ellos se encuentra la señorita Arminda Gálvez. citada al principio como la primera directora y maestra a partir
de 1906. Al año siguiente le sucedió el señor Remi62
63
CAPÍTULO 16
1907: El Registro Oficial y Civil
de las Personas
La secciona! de Correos y Telégrafos
Las oficinas del Registro Oficial y Civil de las
Personas, que en San Martín funcionaban desde
1889. en Villa Ballester se instalaron a partir d el 1º
de setiembre de 1907.
Su primer domicilio estuvo radicado en Alvear 265, luego es trasladado a Independencia 186
(4946) y después a Lacroze 81 (2674). Finalmente.
en la actualidad, lo tiene constituido en Lacroze 300
(5100). intersección con General Paz.
Asimismo. la secciona! de Correos y Telégrafos estuvo ubicada en Independencia, la acera Su doeste, con exactitud ni bien se sobrepasaba la calle Alvear y donde ahora se ha construido un edificio de varios pisos.
Después ocupó un local situado en General
Paz, entre Pacífico Rodríguez e Independencia. Por
penúltima vez se efectúa su traslado a la calle Alvear 237 (2674). En la actualidad desarrolla sus actividades en Artigas 225 (4925).
CAPÍTULO 17
1908: La Iglesia Ntra. Sra. de la Merced
La Iglesia Ntra. Sra. de la Mer ced, de estilo
gótico sencillo (neogótico) . de una sola torre , se empezó a construir en 1891 y está ubicada en la intersección de las calles Lamadrid y Lacroze (*).
Fue bendecida y habilitada para el culto
público en 1908. La inaugura como primer capellán
vicario, el presbítero Femando V. Romero. siendo
su coadjutor el presbítero Manuel C. Sureda. con
motivo de s u h abilitación como vicaria parroquial
dispuesta. el 24 de abril de 1908, por el obispo de
La Plata monseñor Jua n Nepomuceno Terrero.
El primer matrimonio que bendijo el sacerdote Romero, se celebró el 18 de julio de 1908 entre
los contrayentes Ma ría Frino y Luis Grandona. El
bautismo fue administrado el 2 de agosto de 1908 a
tres párvulos, en este orden. respectivamente: al
niño Pablo Francisco Sa ntiago Tuttini y a las niñas
Julia Calvo y Josefa María López.
El mismo dignatario diocesano, que en 1908
la estableciera como vicaría parroquial. doce años
después, el 31 de julio d e 1920, la eleva a la catego ría de parroquia.
{*) Poseo la medalla de bronce. original. que fue acuñada en bajo
relieve conmemora ndo el acontecimiento y cuya representación
utilizo para ilustrar la tapa de este libro. La histórica pieza mide
30 ,run de diámetro, en el anverso. ocupando casi todo el borde
de su circuriferencia. muestra la inscripción: "Piedra fundamental
de la Iglesia de la Merced". Hacia el centro, la fachada de un
templo con dos torres, de estilo románico. d e acuerdo con el proyecto original. Finalmente. debajo. la leyenda: "Villa Ballester /
PA.do S. n Martín / 15 Marzo / 1891". En el reverso
figura el
grabado: "Padrinos Sra. Rujina G. / de Walger / Dr. Juan A. /
Lacroze". Al final. en semicírculo, la alegoría de dos ramas de
laurel entrelazadas.
64
65
Nómina de capellanes y párrocos
1908-1909:
Primer capellán vicario,
Pbro. Femando V. Romero.
1909-1918:
Pbro. Manuel C. Sureda.
1918:
Pbro. Miguel J : Dinneen.
1918-1923:
Pbro. Ramón Bauxauli Nácher.
Primer cura párroco, a partir del
31 de julio de 1920.
1923-1925:
Pbro. José Raed .
1925-1927:
Pbro. Pedro C. Vista1Ii.
1927-1931:
Pbro. Alejandro Schell, luego
obispo de la localidad de Lomas de
Zamora.
1931-1945:
Pbro. Luis García Díaz.
1945-1948:
Pbro. Juan Ignacio Pearson.
1948-1950:
Pbro. ·
. Angel Ramón Nardill o,
quien se le debe la construcción
de la casa parroquial y el salón de
actos.
1950-1954:
Pbro. Carlos Scattini, colaboró
con el padre Dr. Alberto José
Vaudagna en la creación de la
parroquia del Sagrado Corazón de
Jesús.
1954- 1959:
Pbro. Fermín Gregorio Arocena,
corresponde a su iniciativa la
erección del colegio católico
primario, vecino a la Iglesia sobre
la calle Lamadrid.
1959- 1989:
Pbro. Luis Agazzi.
1990-continúa:
Pbro. Osvaldo Tonetto. Activo,
digno y piadoso predecesor del
padre Agazzi. Al borde de una
década de su desempeño, ha
aportado notables innovaciones,
tocándole celebrar el 90 aniversario de la Parroquia. (Ver el número
66
extraordinario de "Imagen".
año IX. boletín 92, Villa Ballester setiembre 1998) .
Actividades del penúltimo párroco
El presbítero Luis Agazzi fue vicario general
de la diócesis de General San Martín con el título d e
monseñor y retención de sus actividades de párroco
que ejerció hasta su fallecimiento, ocurrido en Buenos Aires el 1º de diciembre de 1989, ciudad en la
que había nacido el 30 de octubre de 1913.
Se le debe reconocer, con justicia, a este
penúltimo párroco su activa, emprendedora y extraordinaria labor apostólica y de progreso material ,
realizada en la primer parroquia de Villa Ballester.
Su ordenación sacerdotal ocurre en Italia, el
25 de marzo de 1939; pero recién regresa al país en
1945. una vez aquí y después de cumplir activida des religiosas en distintos lugares, en 1956 es destinado a desempeñarse como capellán del templo María Auxiliadora del barrio de Malaver, donde dejó un
grato recuerdo. El 12 de junio de 1959, pasa a ser
cura rector titular de la iglesia Ntra. Sra. de la Merced de Villa Ballester, declarada parroquia en 1920.
En este lugar llevó a cabo importantes reformas y levantó nuevas e imprescindibles construcciones anexas. Amplió las dimensiones del templo
(adaptando su interior a las disposiciones establecidas por el Concilio Vaticano 11 de 1965) y cambió
los techos. Mejoró el despacho, el salón de actos
comunitarios y la casa parroquial. Completó la
construcción del colegio católico (iniciativa perteneciente al padre Arocena) y . en 1976, concluyó las
obras edilicias de Cáritas, contiguas a la Iglesia.
Mientras tanto, como si su obra parroquial
no fuera suficiente, en un terreno de la calle Quintana 5777 (ubicado en la manzana comprendida
por esta calzada, la de Emilio Zola al Norte, Ituzain67
gó al Este y Prof. Guillermo Simon -ex Massini- a l
Oeste). extendió su accionar apostólico en la zona
de Villa Ader. Aquí comenzó con una carpa por templo, para edificar luego, con la colaboración de entusiastas y piadosos -vecinos, una capilla. La misma. es hoy la actual parroquia María Madre de la
Iglesia.
Finalmente, emprendió la edificación de un
espacioso asilo para ancianos. de dos pisos, aún no
habilitado, sito en Lavalle 344, frente a la Iglesia
Evangélica Bautista. La institución benéfica lleva
ahora en su honor, la merecida designación de "Hogar Monseñor Luis Agazzi".
Edita la parroquia un boletín mensual, impreso en _más de una docena de páginas, intitulado
"Imagen':, Con anterioridad publicaba el semanario
parroquial "La Merced ", su creación ocurrió en
1935, exacta deducción que surge de observar un
ejemplar del 15 de junio de 1941 que indica: "Año
VII, Nº 253".
El padre Pedro C. Vistalli publicó un opúsculo que intituló
"Primera Memoria Parroquial", Villa Ballester, I 927.
68
CAPÍTULO 18
1912: Instalación de una Sala
de Primeros Auxilios
Luego Estación Sanitaria en 19 40
Hospital Loc al
Dr. Enrique Marengo desde 1970
El 28 de julio de 1912. en la calle Dr. Enri que Marengo Nº 60. se instala una Sala de Primeros
Auxilios. a cargo del Dr. Mario Soto.
La benéfica. importante e indispensable acción desplegada por la misma, decidió a la Municipalidad de General San Martín -de la que sigue
dependiendo- elevarla en 1940 a la categoría de Estación Sanitaria.
En 1951 , se efectúa su traslado a la actual
ubicación de República 1O esquina Pueyrredón. A
partir de 1970. lleva la última designación que
ostenta hasta ahora: Hospita l Local Dr. Enrique
Marengo.
Posee modernas instalaciones. ambulancias
y presta un necesario y eficiente servicio m édicosocial a la comunidad. A diario se puede observar
una numerosa concurrencia de pacientes de todo
tipo y edad.
La tradicional denominación que se le dio en
los primeros tiempos. cuando su modesta pero útil
fundación. se sigue manteniendo. La mayoría de la
gente aún identifica al hospita l de hoy como La
Salita. El popular nombre, con el que desde 1912 se
conoce a este importante centro de pública atención
sanitaria de Villa Ballester.
CAPÍTUW 19
1913: Comunidad Educativa
del Instituto Santa Ana
En la actualidad sus instalaciones se encuentran en Bulevar Ballester 61 . Fue fundada el
13 de noviembre de 1913. Inició su funcionamiento
en una humilde casita de la calle Independencia 48
hasta · diciembre de 1920. A partir de esta fecha .
felices factores de constante ascenso llevan a la
Comun'idad a continuar su labor educativa en otro
lugar, el definitivo. Aquí han de cumplirse tras días
y años fructíferos, las metas de progreso señaladas
para el futuro por sus entusiastas impulsores.
Con referencia al nombre que es patrocinio y
amparo del Instituto, deviene del que lleva la Congregación de las Hijas de Santa Ana, instituida en
Roma por la hermana Rosa Gattorno. Religiosa que
siempre esgrimió con éxito su inconmovible y eficaz
lema: "La oración es la llave de las gracias; ella abre
el tesoro del Señor".
La madre Rosa. luego de recibir el sacramento del matrimonio y tener hijos, al perder a sus
seres queridos, respondió al llamado de Dios para
servirlo a través del cuidado de los enfermos con
males incurables, visitándolos y acompañándolos
en sús diarias desventuras. Ayudando a los pobres.
construyendo hogares dignos para atender a las jóvenes desamparadas y sin familia. Propagando su
ejemplo y su obra por todo el orbe. Y en verdad que
su feliz instigación, produjo con creces sacrificados
imitadores.
Fueron las fundadoras del Instituto San Ana
de Villa Ballester, sor A. Inmaculada Cavassa,
quien actuó como primera directora de la escuela
prima ria con la colaboración de sor A. Predicanda
Tosto. A la religiosa Cavassa le sucedió, hasta 1960,
70
la herman a Amalia Bimboni.
Cu ando la com u nidad compró la primitiva
quinta donde a hora se h a lla instalado el colegio,
ésta se den omin aba Las Casuarinas por los numerosos árboles de tal esp ecie cuyas ramas producen
con el viento u n sonido que parece musical y sus
hojas son parecidas a l casuario. Ave corredora. semejante al avestruz, pero más pequeña, de color
negro o gris. Algunos ejemplares de esos arbóreos
aún se conservan en el patio.
En 1925 se construyeron las primeras aulas.
sobre el jardín, anexas a la dir ección y a la biblioteca ya edificadas. En 1938, se levantó la austera
pero amplia capilla librada al culto interno de la
comunidad residente, del alumnado del colegio y del
público en general. Un año después. se erige la gran
entrada principal y el mástil para la bandera. Con
posterioridad, en 1950, se constn1ye la primera
parte del imponente edificio de hoy. ~ompletándose
la segunda en 1963. sin cesar de incluir modificaciones precisas y necesarias.
El instituto. incorporado a la . enseñanza oficial, ofrece primordialmente desde 1913, la educación católica y una ejemplar disciplina para que la
educación y la capacitación. sean recibidas con preponderancia por los estudiantes. quienes durante
todo el período de tales disfrutan de la práctica de
deportes y campamentos que siempre se les brinda.
Aparte del otorgamiento del título de bachiller, en. la orientación docente y mercantil, se imparte además una enseñanza que comprende tres niveles fundamentales. El inicial con la escuela jardín,
el preescolar y primario: el ciclo de educación básica de tres años; y el polimodal que comprende hu ma nidades, ciencias sociales, gestión y administración, ciencias naturales, salud y ambiente.
71
Tiene exten sion es de orien tación vocaciona l
para otras disciplinas y a porta conocimientos d e informá tica, idiomas y, fina lmente , ofrece a los egresados conexiones con el mundo laboral.
CAPÍTULO 20
1917: La Unión Telefónica
La Unión Telefónica, a partir del 1º d e n oviembre de 1917, se ins taló en la esquina Norte de
Independencia y Pueyrredón y en la Oeste , formad a
por esta calle y la de Enrique Ma ren go.
Na cionalizado el servicio, únicam en te en esta
última intersección continuó funcionando la empresa estatal Ente}. en un nu evo edificio.
Ahora. ocurrid~ la pr ivatización d e ese público servicio de comunicación, a quí, Telecom , la empresa concesionaria, sigu e desarrolla ndo s u s actividades.
PÉREZ AMUCHASTEGUJ, Sor Ana María Cristina: "Recuerdos /
Así nació el Instituto / Santa Ana". publicación de la Unión de
Padres de Familia, Buenos Aíres octubre de 1980. En este libro la
autora .fya que en 1914 nació en Villa Ballester la primera casa
d e las Hijas de Santa Ana de la Argentina y la segunda en 1915,
en Be/grano (Barrio de la Capital Federal) y que d e ésta se originaron todas las demás que hoy existen en el país.
72
73
CAPÍTULO 21
CAPÍTULO 22
1917: Escuela Científica Basilio
1920: Escuela Nº 27 Damas Patricias
La Escuela Científica Basilio de Enseñanza
Espiritual, fue fundada el 1º de noviembre de 191 7,
con el número sesenta y uno de orden de culto. Así
se registra con esa misma cifra. su funcionamiento
en la calle Lacroze 345 de Villa Balle_s ter, como filial
de una organización central con asiento en la Capital Federal, específicamente dedicada a temas de
naturaleza inmateriaL
Su fundador se llamó don Eugenio Portal y
desarrolla sus actividades desde hace ochenta años,
en la misma propiedad que para tal efecto facilitó
en donación don Basilio Pedro Portal en esta localidad. Su nombre Basilio, por este generoso aporte
suyo, sirve de patronazgo a dicha escuela. Esta.
bajo ningún concepto o propósitos extraños a los
fines establecidos para su erección, puede prescindir de las precisas orientaciones de la doctrina esotérica que emana de una dirección general instalada en la ciudad de Buenos Aires.
El subvenir material de la institución espiritual lo proporciona el aporte libre o fijo de las cuotas sociales. en diferentes escalas y valores según la
voluntad. las posiblidades y la obligación que se imponen quienes las ofrecen o las contribuciones generosas de otras donaciones.
Data su fundación a partir de 8 de junio de
1920 y es instalada en Lavalle 893. Estuvo a su
frente en carácter de primera directora, la señora
Juana Luisa Ecenarro de Viñas quien. después de
transcurrido un año de su asunción, recién contó
con la colaboración de la señorita Felisa Feijas.
como única maestra.
En 1945, luego de permanecer en aquel lugar
vienticinco años, el establecimiento es trasladado a
Libertad 246. Al siguiente año. la comisión directiva
del Club Las Heras. le ofrece parte de sus instalaciones, ante la consideración de las urgentes necesidades de espacio y comodidades que requería la
escuela y teniendo en cuenta la propicia vecindad
de la misma con la institución deportiva.
Aquí prosigue funcionando , hasta que se
afinca definitivamente, en 1951. en el actual edificio
de Libertad 292 (y en el costado Oeste de toda la
cuadra General Paz. entre las calles Libertad y
República). con la denominacón oficial de "Damas
Patricias" que le fue impuesta en 1943.
El desarrollo de sus actividades. d esde el
principio, es con exclusividad en la categoría prima ria-mixta, que se amplía luego en dos turnos y después se agrega un jardín de infantes . a partir de
1967. Fuera del horario escolar. existen talleres de
gimnasia rítmica. fútbol, voleibol y otros deportes .
concordantes y accesibles. de los que participan todos los a lumnos.
74
75
CAPÍTULO' 23
1920: La Parroquiac:fel sagrado
Corazón de Jesús
1
La capilla inicial y el prirti~r párroco
tesorera Servanne L. de Parent y vocales Lilian Kelly
y Margarita Dobal.
Era perentoria, a la sazón. por la evolu<;:ión
progresista de Villa Ballester, la creación de una
nueva parroquia. A tal fin , con el auspicio de. los
sacerdotes Alberto José Vaudagna y Carlos Scattini
más un grupo de entusiastas caballeros, se realizó
con ese preciso objeto una reunión previa en la
iglesia Ntra. Sra. de la Merced. el 4 de junio de
1951. El 2 de octubre del mismo año, se inician las
conversaciones con el señor Elías Falugue para
comprarle el terreno de su propiedad. sito en América 44, con ese destino. La operación se concretó el
30 de mayo de 1953. El pago de trescientos mil
pesos. valor total del mismo. se efectuó en cuotas
que recién se cancelaron en 1957.
Mientras tanto, la asistencia de fieles a la
capilla se intensificó de tal manera que se hace
necesaria la construcción de. la vivienda propia del
capellán -muy modesta y reducida-. con el propósi to de facilitarle la atención espiritual inmediata a
sus feligreses. Esta se efectúa detrás de aquella y es
ocupada el 17 de abril de 1952, año éste que resul ta prolifero y auspicioso para la actividad pastoral
que se desarrolla en la Capilla. El 4 y el 22 del
siguiente mes de mayo, respectivamente. por primera vez se administra el bautismo y se bendice un
matrimonio.Luego el 15 de junio, se da albergue a
la imagen peregrina de Nuestra Señora de Fátima.
Originariamente el culto católico en la iglesia
del Ságrado Corazón de Jesús, tuvo sil· iniciación a
cargo del presbítero doctor Alberto José Vaudagna,
en una capilla situada en José Hemández 4 75 , aun
existente en este lugar y donde continúa funcionando con la misma categoría.
·' Aquí nació oficialmente la Parroquia, el 20 de
junio de 1952, prerrogativa que desde esta fecha,
sin variantes. se traslada y se mantiene en el magnífico templo que conocemos ahora. La semilla que
'la originó fue el denominado Centro Catequístico
Ságrado Corazón de Jesús, fundado a partir de
1920, por la señorita María Susana Guerault.
En 1922, el vecino don Gastón Parent y su
esposa donaron -para que allí se instalara el Centro- una parcela de tierra de 7,30 m de frente por
21 m de fondo, ubicada en la entonces calle Maldonado (hoy José Hernández, en el número ya indicado) entre las calles Bolívar y Aristóbulo del Valle.
El edificio fue hecho en parte de 1925. con
dinero obtenido a través de diversas contribuciones;
después . poco a poco, se dotó al lugar de lo indispensable para permitir en él la digna y honrosa
función del culto religioso. Se procuró primero la
instalación de un altar con la ornamentación pro pia. el número necesario de bancos, la colocación
de una campana y la reforestación del terreno libre.
Entre los años 1925 a 1927. desplegó su meritoria labor una activa comisión cuyos integrantes
merecen ser citados: fue presidida por Norah Sullivan de Viale y ocuparon los demás cargos, como
vice Rosa Dobal de Ibero , secretaria Luisa Parent.
Como resultado de aquella ausp1c10sa reu nión tendiente a la creación de la segunda parroquia, el arzobispo de La Plata, monseñor Tomás
Solari, dispone su erección el 20 de junio de 1952.
76
77
Creación de la parroquia.
Bendición canónica de la cripta
Lle misma es puesta bajo el patrocinio .tituJar del
Sagrado Corazón de Jesús y como patrona, , . en segundo término, a la,Virgen de Fátima (*}.
· . · 'E l 30 d~ ·mayo de 1953, d(:)ña Adelina F. de
Rolo dona '1a iJ:nagen que hoy se venera en la parroquia, al costado derecho del altar mayor. Fue traída
directamente de Portugal y bendecida en e! mismo
lugar de sus famosas apariciones en 1917. a los
pastorcitos: Lucía, Jacinta y Francisco.
Un domingo 15 de marzo de 1959, recibió la
bendición canónica la cripta donde, desde ese momento, constituyó su asiento definitivo, en América
44 (4625} ; entre José Hemández y La Paz, la Iglesia
Parroquial del Sagrado Corazón de Jesús. En ese
piso subterráneo ha sido colocada, con una inscripción descriptiva y como constancia fisica para la
posteridad, una enorme piedra de mármol blanco
rectangular que mide 1,30 m de ancho por 1. 70 m
de alto . .En ella figura grabada una nómina numerosa de personas que tuvieron activa participación en
la construcción de la cripta (cuya iniciativa, es necesario recalcarlo, pertenece con exclusividad al talentoso primer párroco presbítero Dr. Alberto José
Vaudagna) y la mención cronológica de los sucesos
siguientes:
20-VI- 1952 Creación de la Parroquia.
30-V- 1953 Compra del terreno.
30-V-1954 Bendición de la piedra fundamental.
.. 04-XI- 1957 Comienzo de esta obra.
15-III- 1959 Bendición de la cripta y de
tres aulas, a cargo del obispo
de Morón, monseñor doctor
Miguel Raspanti.
- --- ---·
- ----- ------ --- - -- - - - -- - - - - - --- ------- - (*) Una antigua imagen de bullo muy venerada, es la de San
Martín d e Parres; está colocada en un camarín
derecha de la iglesia.
78
exterior a la
Las com1s10nes de obras fuerbn integradas,
separadamente, por hombres y mujeres a quienes
nombro sin excluir a nadie, en mérito a que todos
mucho trabajaron para la concreción de la obra.
La de damas fue encabezada por las presidentas honorarias señoras Servanne L. de Parent.
Graciela M. de Adaro y las señoritas Susana Guerault y Amanda Rodríguez (fallecida en ejercicio) y.
en el cargo de la presidencia ejecutiva lo encabezaron las señoras Balbina V. de Giraldi y R. Felisa S .
de Mur.
Fueron secretarias las señoras Sofia B. de
Simionati y Fermina F. de Pizzorno; ocupó la tesor ería la señora Hortensia L. de Alonso .
Se desempeñaron en la vocalía las señoras:
María R. de Arce, Antonia M. de Arias , Margarita C.
de Arzaina, Adelina F. de Rolo, Eva V. de Berro
Madero. Domitila R. de Cámara, María R. d e Cordon . Lola L. C. de Dobal , Nelly B. de Dobal. Elida R.
de Donati, Laura G. de García, Josefa G . de Goitía.
Juana M. D. de Ibero, Ana Maria G. de Lacoste. Ana
P. de Lanusse. Solfa A de Loinaz, Francisca C. de
López. Andrea M. de López, Estela I. de Maritata.
Ana D. de Martínez Castro, María C. de Olivera.
Esth er Garay de Orbaiz (madre d el actual p á rroco).
Enriqueta T. de Puvrie. Mercedes G. de Rey. María
E. de Rodríguez, Esther S . de Sanguinetti y Angela
V. del Valle.
También ocuparon el cargo de vocales las siguientes señ oritas: Haydée Acutain, Teresa Almendral, Flora García, Matilde Garese. Modesta Iriberrí.
Josefina Isetta, Malena Lacoste. María E. Loustaun au, María T. de Migliasso, Dora Panelli, Laura
Schoo y Lidia Strautmann.
La comisión integrada por los caballeros estuvo constituida así: presidentes señores Manuel
Vázquez y Armando Massabie. Secretarios: los
79
señores Osvaldo Dulom. Alfonso Carreira. Renato
B. Merlo y Juan J. · Galarza. Vocales: los señores
Héctor Adaro, Ubaldo Alonso, Juan M. Arce, Héctor
Borda, Moisés Cámara, Ricardo Celasco (fallecido
en ejercicio), Domingo Da Silva, Joaquín Enrri ,
Franco Fiore, Rafael García (fallecido en ejercicio),
Guillermo Johnson, Pedro Lacoste, Eduardo Lacoste, Ermete Lanari, Juan A. Loustaunau, Eduardo
Lyza, Leonardo Martino, Juan Naab, Teófilo Naim,
Domingo Obertello, Juan Pfanner. Luis E. Plou, Osear Pizzomo, Horacio Pons, Miguel Rey. José Rodríguez, Santos N. Rodríguez, Camilo Sala, Humberto
Serangeli, Guillermo Soros, Julio Vismara, Pascual
Vt)otto, Emilio Giménez y Juan Leite.
Al costado izquierdo de la gran chapa de
mármol blanco que contiene los datos y nombres
que he consignado. hay otra de mármol negro de
0,67 por 0,51 m, con la inscripción que trascribo:
"Al Pbro./Dr. Alberto Vaudagna/Celoso apóstol de
su m:irüsterio / Creador y realizador/ de esta obra espiritual /y · cultural./ La Parroquia y el Colegio/ del
Sagrado Corazón/como homenaje a sus bodas/de
PlaÚi. Sacerdotales /1938-1 7 de abril 1963" .
Las realizaciones del segundo párroco
El presbítero Ramón Prat Creus asume en
1971 como párroco de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús de Villa Ballester. A su infatigable y
consagrada acción espiritual, une y encara una entusiasta, decidida y constante labor material . con
muy pocos medios o casi partiendo de la nada económicamente y cuyos abundantes frutos están a la
vista.
El monumental conjunto edificado sobre la
cripta y, aparte, al costado Oeste, las nuevas oficinas parroquiales que fueron bendecidas por el obis80
po Villalba, el domingo 16 de junio de 1996 ijunto a
sus feligreses estuvo presente en la ceremonia el
padre Ramón a pesar de su desmejorada salud);
toda esa obra muestra el empeño ejemplar de este
segundo párroco. Laborioso e incansable sacerdote
que se dedicó con plenitud al ejercicio de su misión
evangelizadora; pero a la par realizó un exitoso y
progresista emprendimiento palpable y a la vista de
todos. Por sus innatas condiciones de humilde y
celoso pastor, su don de gentes y bondadoso carácter. a monseñor Prat Creus jamás le faltó el generoso aporte de su comunidad y él nunca dejó d e reconocerlo en todo momento en señal de permanente
gratitud.
El Papa Juan Pablo II le otorgó el 10 de abril
de 1995, el título pontificio de monseñor al padre
"Raimundum de la Diócesi Foromartini~nsi", tal
como se lo menciona en el respectivo documento
vaticano. Al año siguiente el 4 de octubre de 1996,
luego de soportar con estoicismo una vieja dolencia.
fallece monseñor Prat y es inhumado, respetándose
su voluntad, en una fosa común del Cementerio de
San Martín. Sus restos descansan en la sección 25,
tablón 10, sepultura 73, donde se ha levantado un
sencillo monumento recordatorio costeado por la
espontánea contribución de la feligresía. Lo mismo
que la chapa de mármol colocada próxima al confesonario que él utilizaba, en ella se ha grabado la
inscripción siguiente: "A nuestro querido/Padre
Ramón Prat Creus/Por sus 25 años de servicio/y
entrega a esta Parroquia. /Con gratitud y cariño/su
comunidad parroquial/ 1971-1996."
Entre otras exitosas, visibles y múltiples realizaciones propias de las intensas actividades cumplidas por el párroco desaparecido y que sin duda,
por la trascendencia de las mismas, permanecerán
vigentes en esta Iglesia por mucho tiempo, es digna
81
de mencionar la edición de su prestigioso mensual
tabloid denominado "Comunidad". De puntual a parición todos los primeros domingos. con una docena
de páginas que contienen amena y útil información
religiosa y general.
Dispuesta su fundación, el primer número
salió el 5 de diciembre de 1971. Al cumplir a hora
sus bodas de plata con el periodismo, con el número aniversario trescientos uno, del domingo 1º de
diciembre de 1996, se adjuntó -celebrando el acontecimiento- la reedición en copia facsímil de aquel
ejemplar primigenio. Aquí se reproduce el discurso
intitulado "Así nació nuestra Parroquia", que el domingo 15 de marzo de 1959 pronunció la señora
Balbina Vida] de Giraldi. Fue con motivo de la bendición solemne de la cripta y las aulas del colegio y
donde se reseñan las etapas de progreso cumplidas
en la parroquia hasta entonces.
Ejerce su dirección el periodista don Juan
Luis Abatecola, puede afirmarse con certeza a partir
de sus ediciones preliminares. porque brevemente
primero ocupó ese cargo el señor Horacio Eviner.
El 21 de agosto de 1990, el periódico fue galardonado por intermedio de su director con el Premio
Santa Clara de Asís que le otorgó la Liga de Madres
de Familia y en 1992, con motivo del quinto centenario del descubrimiento de América, fue distinguido por la Universidad del Salvador. Tiene un tiraje
de diez mil ejemplares y una ordenada distribución
gratuita.
Con la aparición del Nº 313, del 7 de diciembre de 1997, el Sr. Abatecola ha renunciado y lo
reemplaza el Sr. Antonio Bianchini.
Continuando con el detalle de otras obras
parroquiales, se debe citar la cesión definitiva de
"Las Diagonales" , así llamados a los terrenos situados en la calle Industria 480 esquina Liceo Militar.
82
LOS mismos están destinados a la utilización comu -
nitaria, referentes a las actividades sociales y deportivas de los jóvenes estudiantes secundarios.
El Coro Polifónico América fue creado en
1981. La iniciativa parroquial, por la cuidada sincronización de las voces de las personas elegidas,
pudo ser lograda adecuadamente. La profesional e
idónea organización artística que se le imprimió, ha
permitido que ese logro feliz acumulara muchos éxitos y , a sus fundadores, poder afirmar sin exageración que su fama ha traspasado con mérito suficiente, los límites a los que se circunscribió para
actuar.
A partir de su concierto inaugural realizado
en el ámbito de la Iglesia del Sagrado Corazón de
Jesús, el 5 de diciembre de 1982, bajo la dirección
del maestro Juan Carlos Morales, el conjunto empieza a adquirir renombre y prestigio con sucesiva s
programaciones. Después con ese aquilatado haber,
es fácil comprender porqué el público colma ansioso
los lugares donde se indica su actuación.
El desenvolvimiento de la labor de "Cá:ritas"
es intenso, permanente, propio e inherente del noble accionar de una obra en continuo funcionamiento, en una parroquia de límites muy dilatados
y con numerosas personas necesitadas de recibir
sus beneficios.
En el orden de la cultura general, aparte de
la programación y realización 'd e conferencias. conciertos y otras actividades artísticas, etc ., posee
una nutrida biblioteca para usufructo de todo
público.
La adquisición de las amplias instalaciones
ya construidas frente a la Iglesia, han sido destinada s al Ateneo Parroquial y a la Liga de Madres. En
ellas se cumplen las más diversas actividades de
todo orden. Otra útil compra inmobiliaria es la que
83
CAPÍTULO 2 4
se hizo de la casona de la calle Bolivia 23. Luego de
una conveniente remodelación, se la destinó a la
actividad independiente del Jardín de Infantes Belén.
El tercer y actual cura.
El domingo 17 de novíembre de 1996, en u n
emotivo acto religioso y previo a una misa concelebrada -los fieles desbordaron el templo- ante la presencia del obispo emérito de San Martín, monseñor
Manuel Menéndez, del actual ordinario en ejercicio
monseñor Luis Héctor Villalba y de numerosos sacerdotes, tomó posesión de la Parroquia el presbítero Enrique Carlos Orbaiz, el tercero en la sucesión.
El decreto obispal fechado el 31 de octubre de 1996,
especifica que es por un período de seis años.
Con posterioridad, el domingo 15 de junio de
1997, luego de la proclamación del Evangelio y la
correspondiente homilía, en la misa de 11 :00 que
ofició el obispo diocesano de San Martín monseñor
Villalba; el prelado bendijo una nueva imagen de
gran tamaño y relieve costeada por la feligresía y
que representa a N. S. Jesucristo crucificado. La
misma fue colocada en la pared central y detrás del
altar mayor, constituyendo la figura principal del
templo. Esta ceremonia se llevó a cabo con motivo
de recordarse el cuarenta y cinco aniversario de la
creación de la parroquia, hecho ocurrido -como se
ha señalado anteriormente- el 20 de junio de 1952.
En la misa parroquial del 11 de octubre de
1998, el padre Orbaiz procedió a inaugurar una
artística pila bautismal de mármol blanco que fue
colocada en el lado Este del altar mayor, dentro del
área del presbiterio. Luego, en el flamante baptisterio, administró el primer sacramento a un grupo de
adultos que previamente habían sido preparados
para este ceremonia.
84
1922: Club Las Heras
Su fundación ocurre el 22 de febrero d e
1922, por la iniciativa de verdaderos pioneros que
con altruista decisión establecieron las bases d e
una organización deportiva que hasta la fecha,
siempre tuvo el privilegio de contar con eficaces
continuadores.
El tesonero propósito que animó a sus propulsores, fue imitado con fidelidad y no disminuyó
jamás en quienes a través de posteriores años difíciles que la expansión insumió- lograron no obstante
cimentar la acción y el útil desarrollo del club por
su perseverancia y desinteresado esfuerzo, en bien
de la comunidad societaria que representaban .
Se recuerda con gratitud aquellos primeros
hombres, cuya cita corresponde siempre destacar,
se tratan de los señores: Luis Morbelli, Silvestre
Scorolli, Alfredo Cerrutti, Francisco Rivelli y Emilio
Del Hoyo. Ellos dieron nacimiento a una gran institución, al satisfacer el anhelo de los integrantes de
un modesto equipo de fútbol que desarrollaba sus
actividades deportivas en una cancha existente en
la manzana comprendida por las cuadras Las Heras, Juan B. Alberdi, Paraná y San Juan de Villa
Ballester. El propósito de mantener vivo el recu erdo de esos primeros e inolvidables instantes. fue
que decidió a los fundadores del club bautizarlo con
el apellido del militar argentino, prócer de la Ind ependencia, que también identifica a la primera de
las calles mencionadas. el frente principal donde
estuvo su campo deportivo.
Por espacio de una docena de años, a partir
de 1922, el club no contó con sede social propia y
funcionó en forma alternada y provisoria en diversos domicilios , hasta que a fines de 1934 se trasla85
da definitivamente donde hoy permanece, en la ca lle Libertad 258. Desde entonces, como lo exige todo
comienzo con obstáculos, sus actividades no fueron
fáciles; a pesar de las dificultades no cesó nunca de
crecer aunque paulatinamente, pero con seguridad
y éxito, tanto en las ramas. de la calistenia como en
las sociales y culturales.
Permitieron la recolección de los fondos necesarios para impulsar el a,·ance sin detenimiento del
club, la realización de tentadoras rifas con importantes y valiosos premios y de concurridas reuniones danzantes en distintas épocas del año, con más
asiduidad en carnaval. Las mismas fueron ameniza-·
das por famosas y renombradas orquestas típicas
de entonces, que integraban el más calificado y cotizado ambiente artístico nacional. Ellas atraían a
un numeroso público que colmaba todas las pistas
bailables disponibles.
El importante aporte monetario que proporcionaban las rifas, los espectáculos y las generosas
donaciones varias. determinaron que se iniciara u n
exitoso ciclo de progreso, concretándose la ampliación de la sede social con la adquisición en 1942 de
un lote lindero y otro después. en 1952. Utilizando
estos espacios, sobre y al lado de la primera parte
de la estructura existente. se pudo levantar otra
para completar la totalidad de la edificación que
ahora se observa.
El segundo periodo de expansión comienza
en 1967 y finaliza en 1978, lapso en que se cumple
un definitivo y ambicioso plan de obras que ha de
mostrar el arrollaq.or despliegue potencial que anima a los dirigentes de la asociación. Sobre la base
de quince parcelas de terreno que se adquieren sobre las calles Libertad, Lavalle y República, se han
de cubrir tres mil metros cuadrados de edificación.
Es así como en su incesante transcurso evo86
1utiVO, la institución ha podido destacarse en diver-
sos torneos comenzando desde el más popular de
\os deportes, el fútbol, continuando con el simple de
tas bochas e incluyendo los juegos complicados y
profesionales como el tenis, el basquetbol, la natación, las artes marciales: sumándose a estas c1.ctividades las reuniones sociales y culturales, el incentivo del teatro vocacional, etc. Aquellas naturales y
propias actividades societarias, le permitieron al
club obtener la medalla Olimpia de 1989, otros
premios importantes en paleta, ser campeón metropolitano y nacional en yudo , bochas, paleta, voleibol
y basquetbol. En 1993 integra la vida de la institución . un centro de jubilados y pensionados.
Partiendo desde la lejana y primera presidencia que ejerció el señor José Bande. luego sus su cesores, hasta llegar a la persona que en la actualidad la ejerce (sin duda que contaron con activas
comisiones directivas, la colaboración y el desprendimiento de muchos asociados), el Club Las Heras
ha pasado setenta y cinco años de fructífera existencia y ha cumplido gloriosamente las bodas de
brillante.
Sólo debido al exclusivo tesón de todas esas
beneméritas personas. fue posible cristalizar una
obra civil como la existente. de tanta preponderancia. trascendencia y proyección para beneficio. renombre y prestigio de la sociedad ballesterense.
87
CAPÍTULO 25·
1922: Instituto Ballester - Deutsche Schule
En este orden de fechas y acontecimientos,
cabe seguir con la mención del Instituto BallesterDeutsche Schule, que incorporado a l plan de enseñanza del Estado, imparte la inicial, primaria , y
secundaria que incluye el bachillerato bilingüe modalizado (castellano-alemán) .
Data su etapa primera. a partir del 30 de
abril de 1922. cuando un grupo de veinte inmigrantes de Alemania funda la Sociedad Alemana de Villa
Ballester y tras ella. entre otras actividades, patrocina la escuela particular teutónica que el señor Carlos Bühler había abierto meses atrás y cuya dirección ejerció por espacio de ocho años. La creación y
funcionamiento de la misma. concretaba una iniciativa de un núcleo de familias germánicas -a cuyo
frente estaba el señor Leopoldo Franke- que intentó
llevarla a cabo en 1914 y no la pudo realizar a
causa de la iniciación del primer conflicto mundial.
Empezó a funcionar en un local de Pacífico
Rodríguez 229 y luego, desde 1925, con incrementado éxito. en su edificio propio ubicado en Lacroze
133. Iniciaba aquí la escuela su segundo tramo.
El 1º de agosto de 1930, a nte la renuncia del
señor Bühler. lo reemplaza el maestro don Martin
Lange. Su periodo abarca tiempos dificiles. llenos de
contínuas preocupaciones de orden económico;
pero el no cesa de producir inovaciones que acreditan y afirman constantemente el prestigio del colegio. Sin embargo esta luminosa trayectoria se frustra en 1945. Año éste en que surgieron dificultades.
obstáculos e interrupciones y es cuando el esta do
nacional le confisca el edificio.
El efecto peyorativo derivado de ese segundo
conflicto que afectó a la humanidad y la derrota
sufrida por las naciones del Eje (formado por Alemania, Italia, Japón y España), repercutió en las
entidades prohijadas en este país -hasta entonces
neutral-por la poderosa e influyente colectividad
alemana. Finalizado el cuestionamiento sobre sus
bienes en la República Argentina. la Sociedad Alemana de Villa Ballester pudo receperar la propiedad de Lacroze 133 y en 1962, se la ofreció en venta
al gobierno.
El instituto, afectado por las causas detalladas. recién puede retomar otra vez en firme sus
actividades en 1952. Normalizada su situación. reaparece en una casa que alquila en la calle Riva davia
470. Fue nuevamente tal la nombradía. la calidad y
el incremento de su desarrollo que sus autoridades
deciden adquirir un terreno donde colocan la piedra
fundamental de un nuevo edificio propio. el 14 de
marzo de 1954, en la calle Santa Adelina 40. La
extraordinaria construcción fue levantada en tiempo record pudiéndose impartir en ella desde 1955,
la adecuada docencia secundaria. En 1961 egresaron los primeros maestros normales y bachilleres de
ambos géneros.
Martin Lange sigue actuando como su direc tor general indiscutido y necesario; lo hace hasta el
1º de junio de 1965, fecha de su fallecimiento. En el
frontis de esta construcción, aún figura en relieve la
leyenda "Instituto Ballester / de la / Sociedad Alema na" , se la ubica en el número 40 (nuevo 4641 /59) .
en la calle que ahora lleva el nombre de este educador nato por antonomasia. En el vestíbulo hay una
sencilla chapa de bronce de 0,40 m. de ancho por
0 ,25 m. de alto, que colocaron sus alumnos, colaboradores y amigos (recordando el primer aniversario
de su fallecimiento) donde consta esta conmemoración y las fechas de su nacimiento el 12 / 04 / 1902 y
el de su muerte el 01/06/1965.
88
89
Hoy, aquí.
desarrolla su~ actividades
huma .
'
nitarias y filantrópicas, siempre bajo la protección
de la colectividad alemana, el Hogar de Niños Maria
Luisa parp. ambos sexos y cuyos orígenes fundacio nales se remontan hacia 1870, en otro lugar. En la
misma calle Martín Lange 168 (nuevo 4349), esta
institución ha agregado una filial ampliatoria destinada a atender en áreas desamparadas a los niños
y adolescentes de los dos géneros, con enfermedades contagiosas como la lepra y otras, etc. Está financiada por la Fundación Caritativa de los Dentistas Alemanes, a partir del 28 de octubre de 1995.
En la etapa final de su vida don Martín Lange ha de tener la justa ubicación que dignamente le
corresponde, por sus desvelos y esfuerzos. La culminación honorífica por tanta lucha y dedicación de
su parte, en bien de la cultura de Villa Ballester.
Lugar que tanto quiere (luego del de su nacimiento)
y al que le _destinó sus más caras predilecciones. El
14 de junio de 1964, tiene la inmensa satisfacción
de colocar la piedra fundamental de la magnífica e
imponente estructura hoy edificada, con exclusividad para el Instituto Ballester. La entidad educativa
ocupa ahora toda la manzana que abarcan las calles San Martín (donde está su entrada principal en
el 444), .C9Jón, Roca y Profesor Fernando Aguer; con
la excepción de figurar incluídas en esta superficie,
siete propiedades particulares. Tiene además u n
anexo que funciona desde 1954 en Villa Adelina,
para la educación infantil y primaria. El colegio
cuenta con una isla propia en el Tigre, el uso de
cocina en todas sus instalaciones. una graaja escolar llamada "Verónica" y un hogar infantil.
A su personalidad de destacado educador ,
don Martín Lange acumula la de ser activo precursor y partícipe de otras fundaciones aún existentes.
En 1922, de la Sociedad Escolar Alemana; en 1923
90
de la Asociación Coral Alemana; en 1924. de la muy
renombrada mundialmente Sociedad Alemana de
Gimnasia.
El 22 de diciembre de 1956, con cinco colegas del Distrito San Martín, fundó la Asociación de
Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia d e
Buenos Aires, entidad que después promovió la designación de su nombre a una calle de esta Villa
(antes llamada Santa Adelina). Por decreto municipal Nº 656 de 1979, así consta en la chapa de
bronce con su efigie, colocada al comienzo de dicha
calle que parte desde José Hernández y se prolonga
hasta Leandro N. Alem. hacia el Este. Se satifizo
aquella justa iniciativa el 1º de junio de 1980.
Como nota risueña , debo destacar que en el
predio donde hoy se levanta el Instituto Ballester.
varios eran los suntuosos pero vetustos chalés que
lo ocupaban. Hacia 1960. alguien hizo correr la leyenda de que en uno de ellos, sobre la calle San
Martín. se había refugiado con vida Carlos Gardel
quien, viejo y desfigurado por el accidente de aviación ocurrido en Medellín en 1935. en determinadas
noches dejaba oir su canto plañidero interpretando
algunos tangos y melodías de su famoso repertorio.
El mito se transmitió fugazmente entre la
gente sencilla fácil de embaucar o la simplemente
curiosa y ávida de lo sensacionalista; resultó inevi table que el suceso, como es de suponer, tuviera en
la época destacada nota periodística. Una multitud
se agolpó por mucho tiempo frente a la propiedad,
en donde se oía la voz y a grito pelado clamaba todo
el tiempo que allí permanecía suplicándole al famo so y popular "zorzal criollo" que se dejara ver, en las
condiciones físicas que estuviera. También le aseguraban los adictos que no mermaría su estimación ni
dejarían de amarlo como siempre lo han hecho, no
obstante comprobar de visu, su demejorado estado
91
corpóreo actual.
- "¡Estamos felices Carlitos, porque sabemos
que vives!" A voz de cuello gritaban. Era el ruego
frenético, fanático y permanente de quienes allí concurrian noche a noche. Se supo luego que el creador de la farsa, había instalado un tocadiscos y con
él la sostuvo por mucho tiempo, h asta que la intervención de la policía malogró la engañifa. Mi relato
no contiene ninguna inventiva, sucedió en realidad.
Muchas son las personas que como yo aún vivimos
y podemos atestiguar por lo tanto la verdad de lo
ocurrido, por comprobación personal al h aber concurrido a l lugar del insólito hecho. Más todavia. hay
quienes aseguran conocer al au tor de tamaña broma que mantuvo en vilo a tan tos incautos: pero
velando por su integridad física, no quieren revelar
su nombre.
92
CAPÍTULO 26
1923: Sociedad Coral Alemana
La Sociedad Coral Alemana es una institución civil de utilidad pública en el orden cultural,
~pioneer " entre las orgarti.zaciones de su tipo . Funciona en Villa Ballester a partir del 6 de enero de
1923. Desde entonces no ha tenido mengua su primitivo quehacer propuesto y es constante su incremento artístico y social. Ocupa un moderno y apropiado edificio en la calle Profesor Guillermo Simon
369, construido y acondicionado expresamente
para desarrollar en él sus particulares, clásicas y
artísticas actividades que desde su fundación, sin
cesar, ha emprendido con tanta preeminencia.
Un grupo de entusiastas personas con espíritu excelso, decide organizarse y proporcionar a la
Villa de una entidad dedicada exclusivamente a la
práctica de la bella y sublime expresión del canto,
que tan naturalmente y con inigualable armonía ha
dotado Dios a las aves canoras.
La emisión de la voz humana, con predisposición congénita para el arte de cantar, cuando interpreta la elegida pieza musical apropiada -producción de los grandes genios y maestros- su cultivada
sonoridad vocal proporciona un deleite sin igual,
como elevados y beneficiosos momentos de expansión muy saludable al espíritu tanto para el que la
ejecuta, en forma individual o coral, como para el
que la oye.
Guiados por este altruista propósito, es que
cubren el n úmero de ocho los nombres que figuran
com o los promotores de esta significativa empresa,
cuya concreción revela la magnifica inspiración de
sus almas.
Son ellos: Asis B. Martinjan, Emest Roth,
Friz Pudlich, Franz Hoell, Otto Thiele, Alexander
Goerling, Amo Paulin y A. Mattes.
93
Se les unieron luego quienes constituyeron la
primera comisión directiva. fueron los señores s iguientes: presidente Fritz Pudlich. tesorero Franz
Holl, secretario Guillermo Wolf, director de canto
Asís Martinjan, conservador de letras Friedrich
Kirschner, revisores de cuentas Albert Gollmer y
Robert Scholz.
La sucesión de otros miembros, de labor muy
eficiente, agregan sus destacados nombres y se los
debe citar porque dieron fuerte y potencial empuje a
la Sociedad en todo momento. Permitieron que a lcanzara el vigoroso desarrollo que se aprecia a la
fecha. sin apartarse jamás del primitivo propósito
impreso por sus fundadores. Relucen con prioridad
y su mención está referida a Martín Lange. Herbert
Wagner. Ernst Schneider. que se suman a los de los
numerosos y progresistas presidentes junto a otros
anónimos colaboradores; todos ·cuya cita completa,
por lo extensa. lamentablemente es imposible mencionar.
Con fecha 14 de octubre de 1970. el poder
ejecutivo de la provincia de Buenos Aires. por decreto 3148, aprueba sus estatutos por medio d e los
cuales adquiere capacidad jurídica y goza de derechos y obligaciones, en el pleno desarrollo de sus
fines societarios. Es decir seguir sin pausa difundiendo, como hasta ahora lo ha hecho. la enseñanza y la práctica del canto coral a cuyo efecto man- ·
tiene tres coros: mixto, masculino y de niños. Con
tal propósito, además sostiene una orquesta sinfónica y ha establecido a la par de los cursos de
canto, la enseñanza de la música.
Apoya y estimula toda iniciativa artística y
cultural y mantiene y acrecienta una voluminosa
biblioteca propia, con libros de interés y lectura general y especializados.
94
Para el logro de todos los fines propuestos,
usa los medios de difusión y propaganda lícitos y
posibles a su alcance. Desarrolla en el local social,
un ambiente de cordialidad y solidaridad entre sus
componentes y el medio donde desenvuelve sus
actividades.
Cuenta con un sólido patrimonio de bienes
inmuebles, mobiliario, piezas decorativas, pictóricas, trofeos y demás premios, etc., logrados éstos
por sus triunfos artísticos y en reconocimiento a su
intrínseca y destacada labor social y artística, ·1os
que por el carácter y valor de los mismos -de todo
orden- con celo se conservan y se exhiben en la
institución.
La generosa contribución de socios activos,
adherentes, protectores vitalicios, honorarios y correspondientes (que son las personas que se destacan por actos espontáneos de colaboración), es continua. Es cierto que ella aumenta su patrimonio
físico pero su renombre radica en el permanente y
específico quehacer de la sociedad que no tiene
pausa y en la aquilatada moral de la gente que la
dirige e integra la misma.
En 1973, al celebrar jubilosamente sus bodas de oro con el arte, publicó su séptimo ejemplar
bicolor "Polyhymnía", números 12/14 de mayo de
1973, conteniendo 136 páginas, de carácter historiográfico y anecdotario.
95
CAPÍTULO 27
1924: Sociedad Alemana de Gimnasia.
Rodeada por las avenidas Bemabé Márquez y
9 de Julio y las calles Mar del Plata y l º de Agosto.
se h a lla la caracterizada Sociedad Alemana de Gimnasia de Villa Ballester que fue fundada en 1924.
Abarca un extenso y dilatado predio cuya
superficie es de doce hectáreas. de las cuales se
han ocupado alrededor de nueve para instalaciones
deportivas y otros usos. El resto del terreno permanece a cielo abierto, arbolado y con jardines. Todo
es realmente un espectáculo pleno de belleza, prolijidad y simetría.
Tiene su origen la institución por la iniciativa
ponderable de una docena de inmigrantes de habla
alemana, con insaciables ansias de trascender a
través de obras útiles para la comunidad. He aquí,
de inmediato. la mención de las personas que sentaron la sólida base de su fundación : Wihelm Di ller. Friedrich Fastner, Otto Gemkow. Johann Gottfried Abinet, Michael Hulsen. Willy Keitel. Paul Ke ller. Martín Lange (presidente de la primera comisión directiva a partir del l º de marzo de 1925).
Karl Ratslaff, Hanz Ratzmann. Karl Schneidewind y
Fritz Von Below.
La sociedad se orientó desde sus principios,
en el cultivo del deporte tanto competitivo como
para esparcimiento personal. En este contexto, sus
dirigentes no han dejado de poner énfasis en el
primordial propósito de fortalecer las relaciones individuales y colectivas por medio del perfeccionamiento físico; pero también a través de otras actividades culturales. Por eso la Sociedad Alemana de
Gimnasia de Villa Ballester a la par de su constante
crecimiento, no cesa de facilitar el mejoramiento de
la calidad de vida, la amistad, el contacto con la
96
naturaleza. la sana relación, la cordial diversión
compartida. Todo, sobre los sólidos cimientos de las
actividades tanto de la calistenia como también de
la espiritual.
Cuenta con un estadio cubierto cuya capacidad es para 4.000 espectadores. Fue sede del Mundial de Basquetbol en 1990, de los Juegos Panamericanos de Handball Junior, ambos en 1995. Tiene
en uso cuatro cabinas de transmisión, con palco
para periodistas, tablero electrónico, equipos de sonido , vestuarios independientes para cuatro grupos
deportivos y sus árbitros. El lugar es apto para la
realización de convenciones, presentaciones artísticas y recitales. Su gimnasio auxiliar, bajo techo , de
cuarenta por veinte metros, se ad~p ta para múltiples actividades que incluye por ejemplo, el uso de
aparatos y movimientos deportivos varios . Su complejo de piscinas presenta la variedad siguiente:
una pileta olímpica, una pileta para saltos ornamentales con torre de diez metros, una pileta de
veinticinco metros y finalmente, dos piletas, destin adas una para niños y otra para bebés.
En el espacio verde se incluye la pista de
atletismo, lanzamiento de bala y jabalina, salto cancha de hockey, handball, fútbol, voley, etc. Hay
doce canchas de tenis, seis de ellas con iluminación
artificial.
La particular y empeñosa preocupación que
pone la sociedad en proteger la ecología, se manifiesta en la abundante arboleda, añosa y nueva, que
rodea el campo y en todos los lugares donde sea
posible tenerla. No faltan los quinchas y parrillas
(incluídos los servicios sanitarios cómodos, limpios
e higiénicos) . para facilitar la recreación sincera, la
pausa agradable, el descanso reparador, la charla
divertida, la camaradería afectiva y la relajación informal. La capacidad de este lugar permite a tres97
cientas personas.
Es oportuno citar enseguida que frente a esta
sociedad y sobre la avenida 9 de Julio (proximidades de la avenida Márquez y de la localidad mártir
de José León Suárez). se levanta un sencillo pero
trascendente monolito que irradia a la posteridad
un doloroso mensaje, condenand o una infame actitud, consejo de averno . El representa la inexpugnable queja. el respeto sagrado, el rec uerdo inolvidable, el homenaje más sentido y sincero de los h ombres libres, hacia sus semejantes que sufrieron la
injusta inmolación y la condena anatematizada de
los chacales. Los farsantes e impíos con figura humana, que violando uno de los mandamientos de la
Ley de Dios, el de "no matarás" . dispusieron de s us
vidas y procedieron a su fusilamiento. el 9 de junio
de 1956.
_Aquí, la dictadura imperante entonces. en
bárbara decisión, inmoló a un grupo de inocentes.
La incontrolada soberbia del autoritarismo demen cial. segó vidas para castigar su único y simple delito de haber hecho uso de su legítima libertad a l
proclamar a los cuatro vientos. sus más puros y
diáfanos ideales cívicos.
98
CAPÍTULO 28
1924: Escuela Nº 34 - Almirante Brown
Sede del Museo de Bellas Arte s
Ceferino Carnacini
La moderna escuela primaria Nº 34 Almirante Brown que ahora se observa en la calle América
15 1. fue fundada el 4 de ab ril de 1923.
Recién al año siguiente, el 1 º de febrero de
1924, comenzó sus actividades pero en una modesta casa de Villa Hué (a pocas cuadras de la estación
ferroviaria de Villa Ballester) , bajo la dirección de la
maestra Teresa Cerciani de Zotti.
Trece años después, en 1937, es trasladada a
La Paz 36, siempre por los alrededores de su edificio
actual en donde se la instaló definitivamente en
1953.
Tiene la particularidad este establecimiento
educacional de exhibir en sus espaciosas galerías,
alrededor de doscientos cuadros de distintas escuelas. Todos son en realidad de gran calidad artística
y están expuestos a la admiración del público en general. Un robo reciente aquí ocurrido, permitió la
sustracción de una parte de las importantes obras
que no han podido recuperarse todavía.
En atención a la importancia de este repositorio cultural y número de las pinturas que en él se
conservan, por resolución ministerial Nº 1129/70
de la provincia de Buenos Aires, se le dio a este
lugar -inaugurado de 31 de diciembre de 1970- la
jerarquía de Pinacoteca y Museo de Bellas Artes
Ceferino Carnacini. Corresponde la elección de este
nombre, en recuerdo del excelente pintor ballesterense.
Este artista vivió en Villa Ballester y su casa,
residencia todavía de sus familiares, aún se mantiene en Pueyrredón 197. Más abajo, en el Nº 284, de
99
esta misma calle, también está el domicilio que habitara Carlos Pablo Ripamonti, otro notable paisajista y retratista.
CAPÍTULO 29
1926: Escuela Nacional de
Educación Técnica Nº 1 Alemania
Sus comienzos fueron los de una modesta
escuela técnica a partir del 26 de agosto de 1926 y
funcionó en San Martín, en la calle Balcarce 80 casi
esquina Pueyrredón, con el nombre de Escuela de
Comercio y Manualidades, siendo su primer director el profesor Manuel Lapido.
Los cursos fueron al principio sólo para mujeres. Al agregarse más tarde, la enseñanza para varones, se llamó Escuela Técnica de Oficios y Anexa
Profesional. Este establecimiento dio origen después
a la actual Escuela Nacional de Educación Técnica
N° 2 Ingeniero Emilio Mitre.
En 1944, al crearse los cursos nocturnos
para el perfeccionamiento de la mecánica en general
y otras especialidades, tuvo lugar el nacimiento de
la Escuela de Capacitación Obrera de la Nación Nº
74, de la que fue su director el profesor José David
Piccaluga. En 1965 se suma en ese tumo, la formación de operarios; pero como la preparación que se
impartía no facilitaba a los alumnos proseguir estudios superiores, en igualdad con quienes asistían a
los de capacitación dictados en la Escuela Nº 2
Emilio Mitre, se empezaron a dar preferencia a los
ciclos básicos diurnos. Ello permitió que en Villa
Ballester se gestara el nacimiento de la Escuela Nacional de Educación Técnica Nº 1 Alemania, que
primero apareció funcionando en San Martín con el
nombre de Escuela Técnica Nº 74, desplazando a la
de capacitación obrera y transformándose después,
en 1966, en la Escuela Nacional de Educación Técnica Nº 3.
En 1968, luego de aquellas sucesivas etapas
evolutivas, tras el tesonero impulso de quien podría
100
101
considerarse su tercer director, el ingeniero Andrés
Alonso, ha de convertirse en la gran escuela industrial que es hoy. Trasladada la misma a Villa Balles ter, en 1969, inicia su funcionamiento en una vieja
casona -primero toma da en arriendo , luego adquirida en propiedad- junto con la quinta donde estaba
asentada; bienes inmuebles qu e pertenecían a l general Julio Argentino Treglia.
En 1979, quedó definitivamente terminado el
edifico actual sito en Pacífico Rodríguez 650 y para
que tal concreción se llevara a cabo, se contó con el
más a mplio apoyo de las autoridades y de las fuer zas vivas de la Villa. La inauguración se efectuó con
los turnos matutinos, vespertinos y nocturnos ,
siendo s u director el ingeniero Roberto Eduardo
Gómez, a la sazón el cuarto. en la sucesión de este
puesto. Tal ubicación surge de seguir como se h a
relatado, el progresivo desenvolvimiento y desarrollo
del instit uto a partir de 1926; pero si se quiere
considerar una nueva época pa ra el mismo. no continuativa de las a nteriores, entonces el ingeniero
Gómez es el primer director de esta etapa.
La ceremonia inaugural en solemne acto
público, se efectuó el 12 de junio de 1971 y la
bendición de las instalaciones a cargo del párroco
de la iglesia Ntra. Sra. de la Merced, presbítero Luis
Agazzi.
El colegio lleva el nombre de "Alemania" por
consenso popular, en homenaje a la distinguida colectivida d originaria de ese país que con gran prestigio , numerosamente integra la población de Villa
Ballester.
Es digno seña lar la existencia en el vestíbulo
del colegio, de una chapa de bronce por medio de la
cual la institución destaca la inmolación de dos de
sus discípulos, durante el conflicto del Atlántico
Sud. Fue cuando la guerra entre la República Ar102
gentina e Ingla terra, en procura de la recuperación
de nuestro u s urpado territorio nacional de las Islas
Malvinas. El recordatorio tiene la leyenda siguiente:
"A nuestros ex-alumnos / caídos en la guerra de/Las
Malvinas /José Antonio Gauna/y Osear José Mesler / 1982-1995".
Parte de los datos aquí cons ignados. los he extraído d e un traba·
Jo inédito intitulado "Historia de la Escuela Nacional Técnica N º 1
"Alemania" de Villa Ballester. 1944 · 1986". confeccionado por el
p rof esor Eduardo Ismael Mw12on (primer regente d e Cultura General de esa ins tilución educa tiva).
Ag radezco a la profesora Edith A. Espinosa Quintana.
también integrante de d icha escuela quie n. en posesión d e es a
historia, me la facilitó para poder consultarla.
103
CAPÍTULO 30
1927: Club Deportivo San Andrés
Toda vez que se deben relatar los comienzos
de una institución societaria, deportiva o de otra
determinada L.,dole, surgida en un barrio de cual quier localidad aparece la inevitable historia de las
consecuencias, más adversas que favorables, rodeando su fundación y su posterior desenvolvimieto.
Sin embargo, pese a las primeras dificultades, el proyecto propiciado por un grupo de entu siastas promotores, con el propósito de proporcionar beneficios a la comunidad, logra subsistir y llegar a una meta feliz; aunque también la adversidad
lo trastoca todo.
Los inaugurales y sacrificados pasos que se
emprenden, a trompicones, más los ingentes y sin
tregua que se deben dar después para sostener la
iniciativa y acrecentar el patrimonio común, finalmente rinden los frutos más abundantes.
El denonado empuje que estuvo al principio
en manos de sus fundadores y después en las de
quienes continuaron la obra, el firme propósito de
adelantar. la permanente expansión que se va consiguiendo y al fm ver el desarrollo alcanzado, muestran la ejemplaridad del ahinco sostenido sin tregua, tanto por los iniciadores como por los que tuvieron que proseguirla hasta lograr la anhelada
meta.
El singular esfuerzo que todos ponen al unísono y que da lugar al nacimiento de loables empresas de diverso tipo, insume la voluntad y la dedicación de muchas generaciones. Al mantener igual
pensamiento y propósito las que se suceden. jamás
permitirán que tenga lugar ni el fracaso ni que se
extinga con facilidad ningún emprendimiento útil,
104
como si fuera perenne el ánimo que las alienta .
La perseverancia en proseguir y acrecentar lo
que se inicia, y si quienes se abocan a una determinada misión lo hacen con desinterés y altruísmo .
anteponiendo el bien común antes que e! propio,
con seguridad siempre alcanzarán la honra de la
posteridad.
Como tantas instituciones semejantes a la
generalidad del ejemplo expuesto en los pá rrafos
anteriores. el 23 de abril de 1927 ocurre la fund a ción del Club Deportivo San Andrés (Villa Golf
Club). así denominado cuando su erección. Promovió la iniciativa un grupo de vecinos del lugar cuyos
nombres figuran al margen del acta número uno y
son los siguientes: Hugo Montorsi, Manuel Rodríguez, Henri Tanghe. Luis Massetta, Luis Monta gna.
Francisco Yepez, F. Otero, Enrique Tanghe y Ernes ..
to Luvini.
La primera comisión directiva provisoria elegida. estuvo compuesta así: presidente Sr. Enriqu e
Tanghe (h.). secretario Sr. Ernesto Luvini y tesorero
Sr. Hugo Montorsi.
Con posterioridad, por resolución de s endas
asambleas de los días 13 y 29 de julio de 1927. en
la primera fueron incorporados además como socios
fundadores. los señores. Felipe Arteta, Juan Fresia.
Felipe D ' Innocentis. Alfonso Palermo, Manuel Pérez,
Francisco Berbel, S. Morando y Saverio Cafaro. En
la segunda reunión se agregaron los señores José
n ·1nnnocentis, M. Caima, José Damián, F. Gaetán,
Toribio Gaetán, Juan Gaetán, Pedro Sunino. Carlos
Rodríguez. J. Danario, José Vivas, Domingo Mazzietti, F. Rodríguez, R. Delr Aqua y L. F. Gonzá lez.
El 28 de diciembre de 1927 queda inst a la d a
la primera comisión directiva estable hasta su renovación estatutaria y se integró de esta manera: pre105
sidente Sr. Enrique Tanghe (h). viecepresidente Sr.
Luis Massetta, secretario Sr. Ernesto Luvini, prosecretario Sr. Carlos Rodríguez, tesorero Sr. Hugo
Montorssi, 'protesorero Sr. Jesús Lorenzo (h), y vocales Señores Feliciano Otero, Juan Sánchez, Manuel Rodríguez y Blas Heredia.
Casi enseguida de llevarse a cabo la fundación del club, se dispone alquilar un terreno ubicado en la esquina formada por las caIIes Dr. Enrique
Marengo e Intendente Alvear donde se levantó una
casilla de madera y zinc de 50 m2. En este lugar se
van adicionando los diversos juegos y entretenimientos deportivos que la institución proporciona
poco a poco a sus asociados.
En 1933, la sociedad se transforma en propietaria de dos grandes lotes de terrenos sobre la
calle Intendente Alvear, con lo que demuestra que
los progresos son evidentes y alentadores.
En 1939, el Club Deportivo San Andrés obtiene su personería jurídica y elimina el aditamiento
de"Villa Golf Club" que se le colocó al principio, luego de su designación nominal.
Durante el mes de marzo de 1940 la institu ción, que está en sanas y favorables condiciones
financieras, dispone la adquisición de los terrenos y
las instalaciones -con frente a la calle Intendente
Casares 50- ocupadas por el Sport Club San Andrés, que finaliza sus actividades por desalojo y
quiebra económica.
Hoy, aún en este domicilio sigue desarrollando su benéfico quehacer, desde entonces, lo que es
en la actualidad el floreciente Club Deportivo San
Andrés. La sociedad deportiva ocupa en propiedad,
la superficie casi total de una manza na comprendida por las calles Intendente Casares (donde está s u
entrad a principal en el Nº 50). Dr. Aleu , Pelagio
Luna y Dr. Enrique Maren go.
106
El Club Deportivo San Andrés cu enta con
una cantidad móvil que se a proxima a los tres mil
quinietos socios, de los cuales el och enta por ciento
practica varias de las disciplinas deportivas estable cidas en el mismo.
Tiene un estadio y un gimna sio con suficiente capa cida d para que en todo momento se p u edan
realizar competencias de diversa índole con otros
clubes. Su natatorio está habilita do en las cu atro
temporadas , en la invernal es concu rrido por un
milla r de alumnos de los colegios m ás renombrados
de la zona, quien es asisten sin ser asocia dos , para
recibir clases de natación. Activida d esta que es
complem entaria de la m ateria de educación fisica
impuesta en sus respectivas es cu elas.
Las canchas de tenis s uma n cuatro, más un
frontón para la práctica d el juego de pelota con
paleta o simplemente a ma no . Hay cinco gimnasios
de· dim en siones más reducidas, dedicados a la gim n asia jazz. yoga, aerobic , cesto , karate, voley, basquetbol. danzas , música, etc. El com plej o de paddle con dos canchas reglamenta rias. El lugar dedicado a los ej ercicios muscula res con apar atos, asimismo los s itios correspondientes a los espaciosos
vestu a rios y a la acogedora confite ría .
Se ina u gurará a la breveda d u n micro estadio d e fútbol que tendrá una superficie cubierta de
500 m2. que habrá de conten er el campo d e j uego ,
los vestuarios, una confitería y cinco salas destin a das a cu alquier a ctividad docente.
Dentro del período escola r funciona d esde
hace varios a ños un jardín d e infantes, con sus
apropia d as insta laciones. a él conc u rre una n u m e rosa cantidad de niños . En este m ismo lugar está
habilitada una gu ardería modelo.
Las canchas de boch as, aj u stadas a las reglametacion es de la Federación Argentina de este
107
deporte, se utilizan para los torneos nacionales e
internacionales.
Los quinchas y verdes parques, constamente
restaurados, están siempre ocupados por una concurrencia numerosa de socios. La confitería y el
salón comedor también son lugares de cita permanente.
La ubicación fisica del Club es excepcional,
casi pegado a las vias del Ferrocarril Mitre y entre
las dos estaciones de San Andrés y Dr. Antonio
Malaver, con un contínuo paso de trenes eléctricos
suburbanos procedentes de Retiro hasta José León
Suárez y viceversa, aparte de los que tienen dirección hacia y desde el interior del país. Circundada
su sede por numerosas líneas de colectivos que van
y vienen de la Capital Federal y diversas localidades del Gran Buenos Aires.
Tal la sintesis del principio azaroso y el presente afortunado de esta progresista institución ,
que hoy muestra los buenos resultados fruto del
mancomún esfuerzo de tantas buenas personas que
al entregar lo mejor de sí bregaron por el bien de la
comunidad.
De acuerdo con la antígua limitación catas tral, el Club San Andrés, por tan solo la divisoria
que en dirección al naciente fijaba la calzada Pelagio Luna, no pertenecía a la jurisdicción de Villa
Ballester. Ocurrida la nueva desmembración de
esta ciudad, cuyos límites hacia el Este han sido
extendidos hasta la calle Intendente Casares, ahora
sí está incluído. (Ver mi Capítulo 51, en este mismo
libro, para más aclaración con respecto a dicha desmembración).
108
CAPÍTULO 31
1930: Instituto Holters
Los diamantinos hitos que desde s u s comienzos jalonan el desarrollo del Instituto Holter s , son
frutos del esfuerzo, el desvelo y el impuls o que a lentó a su fundador y a los demás promotores que lo
acompañaron en esa loable empres a. En la s u cesión de los años. aquellos fueron colocad os tras
enormes, pacientes y tesoneros esfuerzos, desde s u
iniciación hasta la fecha y son la prueb a conclu yente de los éxitos y logros conseguidos. El ejemplo d e
los primeros realizadores, es el m ejor aliciente que
ha impulsado con incontenible empuje , s in desm a yos ni claudicaciones, a sus continua do res cuya
norma de conducta y conducción siguió siendo
igu a l a la de ellos. Por eso la ins titu ción permanece
en la cima, porque sólida es su b ase .
Su honrosa acción y su límpida trayectoria,
desde ayer hasta hoy. trato de plas m a r en la síntesis que a continuación desarrollo .
Se debe al profesor Hermann Holter s . con la
cola boración decidida y entusia sta de s u esp osa Elisabeth Dennerlein, la fundación del Ins tit uto Holters que hoy funciona a pleno en su m agnífico y
monumental edificio, con frente a la calle Independencia 836. Ocupa media manza n a d e s u perfici e
(cubierta y con jardines). aba rcando adem ás las calles Profesor Guillermo Simon al Este y Es m eralda
por el Sud.
Su historial arranca desde 1930, con la creación de un internado en la calle Independen cia 2 80.
Sus integrantes. para recibir la enseña n za primaria
deb en concurrir a un colegio apa rte , d enomin ado
Bisma rck Schule, de la Asociación Aleman a d e Villa
Ballester.
En 1932, al h abilitar el profesor Holt.er s su
109
propio establecimien to, todo unificado, empezó a
funcionar en una gran chalé -que aún se conservasito en Independencia 802, integrado como anexo al
moderno edificio contiguo. El alumnado era mixto y
estuvo compuesto por treinta internos y cincuenta
externos al principio; número que a los tres años de
existencia se elevó a sesenta y doscientos, respectivamente y, en pocos años después, fue creciendo en
forma notable. Inmediata a aquella construcción -el
chalé-. en décadas siguientes se fueron agregando
las partes que hoy completan la composición terminada del imponente edificio actual .
En 1941 , el director Hólters creyó oportuno
promover, de acuerdo con su experiencia, un cambio generacional, por causas derivadas del conflicto
mundial que causó la segunda guerra. Permite entonces que su yerno el profesor Guillermo Simon se
haga cargo de la dirección del instituto, en donde
ejercía la docencia desde 1937.
En 1960, se instala el bachillerato. En 1963
se realiza la apertura de la formación de peritos
merca ntiles. En 1966, comienza s u s actividades la
Fundación Holters-Simon. En 1969, ocurre el funcionamiento, en un nuevo sector edificado, de la
sección s ecundaria. En 1972, se da lugar a la educación técnica en electrónica y químíca, con títulos
h a bilitantes para s eguir estudios terciarios.
En 1984, se debe lamentar el fallecimiento de
un egregio luchador que t anto bregó por el éxito del
Institu t o Holters, en su s egun da época: el profesor
Guillermo Simon. En este año ocurre también la
construcción de un nuevo edificio, en el predio de la
calle Libertad 851 destinado a la sección prima ria.
En 1985, se efectúa la contratación y la
toma d e funciones de u n director gen eral proveniente d e la República Federal Alemana. En 1987,
tiene lugar la elabora ción de otros indispensables
110
objetivos institucionales para realzar la labor de la
Holters Schule. En 1988, se da comie n zo a las reformas de las opciones educativas: formación del
técnico químico bilingüe , bachillerato p edagógico
hu manístico , auxiliar del maestro pre-p rimario y
primario bilingüe, y del técnico en r ecreación.
En 1989, tiene reconocimien t o oficial el nuevo título que el colegio extiende a quien es alcanzan
la especialización de perito administ rativo contable.
asistente de procesamiento d e d atos y secretaría
general. En 1990, se incorporan los estudios referidos a l bachillerato pedagógico humanístico, al centro de capacitación técnica, la actuación profesional
y a l perfeccionamiento docente. En 199 2 , se transforma el bachillerato huma nístico y el común. en el
bachillerato dedicado al ramo de las cien cias naturales o en cien cia s socia les. S e reconoce el plan
nacional definitivo del técnico químico con certificacion es opciona les como asistente de ingeniería química y a sistente químico bilingüe .
Bien lo dice el preside nte d e la Fundación
Holters-Simon , señor Edmundo Simon : ··Hablar de
nuestros logros y de los proyectos es a lgo revitahzante".
"En cuanto a los proyectos: nunca nos he mos caracterizado por falta de ellos. ten emos m uchos, d esde los más pequeños que pasan por los
que ca da componente tiene pa ra su especifica labor
y objetivo , has ta los más grandes. n o por ello más
importantes. y los que centraliza n fil osofías y políticas a s eguir para los próximos años."
He aquí. muy brevemente presenta d a . la expansión sin límites de una ob ra con grand es y nobles objetivos, ideados y plasmados con evidente
realidad por quien es -los de ayer, como los de hoyno escatimaron ningún esfuerzo para brindar, a través del Institu to Holters, lo mejor de sí en bien de la
sociedad .
111
CAPÍTULO 32
CAPÍTULO 33
1931: El tren eléctrico une Retiro
y Villa Ballester
1933: La instituci~n del "boy scout''
El 8 de diciembre de 1931, el tren eléctrico
une Retiro y Villa Ballester. Luego, e! 1º de mayo de
1932, el Kilómetro 24 es designado como la Estación José León Suárez transformándose en consecuencia, en el final de todo el recorrido interurbano
trazado para esta importante comunicación vial
electrificada.
Corresponde recordar que el general Juan D.
Perón, durante su primer presidencia, abrigó un
excepcional y ambicioso proyecto, trasladar la terminal de trenes procedentes del interior -zona Norte- que todavía se hace en Retiro, para instalarla en
José León Suárez. Ignoro porqué el mismo no se
concretó, considerando que su realización iba a
constituir un apropiado y conveniente servicio de
desconcentración de tales vehículos, al dedicar
aquella estación principal con exclusividad, para el
arribo de los trenes locales.
El 19 de enero de 1934, el Kilómetro 22 cesa
de ser apeadero para transformarse en la penúltima
parada del tramo electrificado y a la que se le impone el nombre de Coronel Martiniano Chilavert.
El 1º de diciembre de 1938, a la estación
anterior a Villa Ballester, se la designa Doctor Antonio Malaver.
112
La casa del "boy scoué ' aún se h alla instalada en la calle Lacroze 444, donde co.menzó a funcio nar desde 1933 la tradicional organización juvenil
de exploradores, fundada por don Ceferino Núñez
quien a la vez fue su primer presidente .
El afianzamiento del escultismo en Villa Ba llester, se debe a la Agrupación Laureano Baudizzone y a los entusiastas vecinos que tanto contribuyeron para que esa institución alcanzara una efectiva
y palpable realidad, tal como lo ha logrado . El
nombre de don Sebastián Palazuelos Mom se destaca entre ellos; todos componen una lista que por lo
extensa imposibilita la justa mención individual de
esas personas.
Les cabe el honor de haber ofrecido lo mejor
de sí por el bien imponderable transmitido al niño ,
al adolescente y al joven, en procura de su elevación
moral, espiritual y corporal. No sólo con la exaltación de la cultura física sino con la estimulación del
amor a la n aturaleza, al sano compañerismo. la
ayuda mutua entre los agrupados y a l prójimo, la
lealtad , el amor a Dios y a la Patria.
En fin, disponerlos a hacer el bien y confraternizar. Tal como lo ideara el creador del escultismo, cuyo ánimo fundamental fue desarrollar y
afianzar con firmeza la personalidad de sus componentes. por medio de la vida en grupos y al aire
libre. Con este determinado y plausible propósito.
lord Robert Stephenson Smyth (Barón de Baden
Powell), educador y militar britá11ico, en 1902 fundó
los "boys scouts" o exploradores. en 191 O las "girls
guides" o muchachas guías y en 1912 los "wolf
cubs" o lobatos.
No tardó mucho tiempo en propagarse des de
113
Gran Bretaña a todo el m undo , la organización de
los "boys scouts", feliz creación del general inglés
Stepehenson Smyth autor, entre otros libros, de los
"Los auxiliares de la exploración en campaña".
CAPÍTUW 34
1933: El Hogar de M aria
El Movimiento Cristiano S.c hoenstatt
San Bonifacio el Apóstol de Alemania
"El Hogar de Maria", en alemán Marieheim, (o
la casa de la Virgen para el común de la gente) . Así
está denominada oficialmente la institución cristiana que d esde el 15 de octubre de 1933 -hace sesenta y seis años, gracias a un legado- t iene su ubicación en la esquina formada por las calles Pueyrre dón y Chaco. Fue puesta bajo el patrocinio de la
Congregación de San Bonifacio y su guía espiritual
tomada a partir de 1931 por los sacerdotes pallotinos. que en este lugar tienen por fundador al padre
Guillermo Moenikis .
En el domicilio citado se instaló la comunidad católica de habla alemana, integrad a por las
Hermanas Marianas de Schoens tatt. La primeras
que llegaron al país fueron cuatro y s u arribo ocu rrió en 1935. El sacerdote que tomó a cargo la atención propia de su ministerio. d e la redu cida comu nidad de religiosas y de la creciente feligresía de la
zona, se llamó Alejandro Schell , proveniente d e la
parroquia de Ntra. Sra. de la Merced quien, luego,
alcanzó la dignidad de obispo con desempeño en
Lomas de Zamora.
En aquel predio, el 19 de agosto de 1964, tal
como se aprecia 2.hora la construcción, es inaugu rada junto a la elegante, sobria, moderna y hermosa
iglesia con su frente principal sobre la calle Pueyrredón 81 7, bajo la advocación de la Ssma. Virgen
con el significativo nombre de "El Hogar de Ma ría".
La casa habitación destinadas a las herman as custodias, como todas las demás dependencias propias
para otras actividades -que se fueron a mpliando
con el correr del tiempo y en atención a las nuevas
114
115
necesidades- d an hacia la calle Chaco 22. donde
funciona un jardín de infantes.
La -'vinculación que esta comunidad tiene con
el pueblo es muy h eterogénea. porqu e no lo hace
únicamente a través de las misas (sólo una de ella s
con exclusividad es recitada y predicada en
alemán); pues, además, se llevan a cabo otros oficios. En sus salones. se realizan también reunion es
culturales. celebraciones y conmemoraciones públicas relativas a la señaladas en el calendario, religiosas o patrias, y las de carácter familiar de distinto
orden exhibiciones de películas, actuación de elencos de teatro, etc. Todo con el fin de proporcion a r
entretenimiento, preferentemente hacia la gente
mayor aún con dificultades para entender bien el
castellano. Los espectáculos que se brindan en el
idioma nacional tienen, por supuesto. en los programas cu lturales que se preparan, su ubicación
privilegiada como la juventud que también participa
muy de cerca y con mucha actividad en otras d iversiones, que van desde lo folclórico a lo clásico y a rtísticamente universal.
Con motivo de haber festejado en 1983 s u
cincuentenario, la comunidad de católicos de habla
a lemana San Bonifacio del Hogar de María. publicó
un detallado opúsculo ilustrado de ochenta y ocho
páginas.
El 29 de mayo de 1947, el "Hogar del María"
contó con la ilustre presencia del padre José Kentenich, fundador de la ~bra internacional de Schoen s tatt en la Argentina. Luego de las penurias sufridas
en el campo de concentración de Dachau, un exilio
de catorce años en los Estados Unidos de la América del Norte -entre sus tantas cruces-, el venerable
sacerdote recorrió el mundo para cimentar su conocida obra.
En Schoenstatt, hoy lugar de peregrinación Y
116
gracias, nació el movimiento que lleva este nombre
mundialmente conocido. El mismo surgió de una
"alianza de amor" con la Santísima Virgen, sellada
el 18 de octubre de 1914 por el padre José Kentenich, con un grupo de jóvenes que aspiraban el
sacerdocio, en una pequeña capillita a orillas del
Río Rhin, en la región de Vallendar. al sur oeste de
Alemania.
El apostolado de Schoenstatt. en la actualidad se encuentra establecida en los cinco continentes y cuenta con una amplia acción congregacional
empeñada en el establecimiento de la santidad en la
vida diaria. Tiene el fin de forjar un hombre nuevo
que insertado en el planeta renovado, colabore y
trabaje sin descanso. en la resurrección religiosa y
moral de la verdadera doctrina de Cristo.
La imagen de María de Schoenstatt, también
es venerada en los cautro puntos cardinales de la
República Argentina, con el título de Madre, Reina y
Victoriosa. tres veces admirable , tal como primitivamente fue proclamada.
En Villa Ballester, el movimiento Schoenstatt
se encuentra funcionando activamente a partir d e
1975. Es un vigoroso brote más del frondoso árbol
de la vida carismática de la Iglesia de nuestro tiem. po. Tiene su acogedor y bonito santuario sito en la
calle Colón 650 (nuevo 3550), donde actúan. incansables y esforzadas, las hermanas schoenstattianas
Gertrudis y Gabriela. Aquí, tesoneramente se trabaja para que la acción espiritual y los beneficios del
movimiento lleguen a todas las personas qu e los requieran, sin distingo de condición social, profesión.
edad o estado. El logro de tal propósito es alcanzar
a través de una honda vivencia de fe , y por medio
de una alianza con la Ssma. Virgen María, poder seguir eficazmente a Dios quien. como padre provi dencial y misericordioso, conduce a los hombres y
117
les indica seguir a Jesús en calidad de renovados
apóstoles, idénticos a los primeros. en bien de la
humanidad.
Es así como convergen a este lugar jóvenes.
hombres, mujeres -con especial relevancia los grupos familiares-. un núcleo básico de estudiantes secundarios y universitarios de diversos institutos seculares. profesionales. trabajadores, etc .. procurando nutrirse con el alimento espiritual de la doctrina
cristiana.
El padre José Kentenich, fundador del movimiento de Schoenstatt en 1914, ha emitido fund amentales conceptos, en momentos difíciles del
acontecer mundial, que por su contundencia siguen
siendo vigentes.
Firme sostuvo su convicción de que cada ser
humano puede cooperar en la forja de la historia
del orbe. Al iniciarse el conflicto de la primera guerra dijo: "No somos miembros inútiles. condenados
a la inactividad, sino factores decisivos ". El arma
con la cual se ha de contribuir con eficacia" ... a la
victoria de la Patria es la seria y severa penitencia.
la autodisciplina, el vencimiento de si mismo: la autosantificación".
En 1934, cuando el auge del nacionalsocialismo en Alemania, dijo : "Vivimos en una época en
la cual existe no sólo un enfrentamiento entre fuer zas humanas. En la actualidad asistimos a una
confrontación entre fuerzas diabólicas y fuerzas divinas. Si no logramos movilizar las fuerzas divinas y
hacerlas efectivas aquí en la tierra, entonces estamos perdidos. Pues allí donde fuerzas diabólicas
están en acción. sólo pueden ser superadas eficazmente por las fuerzas divinas".
En 1949 señalaba: "Esperamos lograr , n o
tanto a través de palabras, sino ante todo por nuestra vida y nuestra muerte, que un mundo hundido
118
en lo terrenal nos escuche, y al menos despertar en
él el anhelo de abrir las puertas que bloquean su
acceso a lo sobrenatural, lo divino y lo infinito".
En 1952 auguraba: "Venceremos porque nos
hemos consagrado a la Santísima Virgen ... ".
En 1954 signaba: "Estamos ante un cambio
de épocas. Y nuestra primera y fundamental tarea
consiste en poner, cada vez más, manos a la obra a
fin de renovar creadoramente la cultura religiosa y
el sistema de educación en su totalidad".
Ante la cita de Bonifacio, al iniciar esta parte
dedicada al Hogar de María, se impone que haga
una breve biografia del "Apóstol de Alemania". Su
nombre de bautismo fue el de Winfrido, que se le
impuso cuando su nacimiento ocurrido probablemente, no se sabe con certeza si en el territorio d e
Wessex o en Crediton del Devonshire (Inglaterra) ,
allá por el 680.
Sus primeros estudios los hizo en el monasterio de Exeter. terminándolos en el de Nursling de
la diócesis de Winchester, donde escribió la primera
gramática latina que se conoció en Inglaterra. Pero
la vocación del gran benedictino no estaba signada
para la enseñanza: por eso. respondiendo al verdadero llamado de Dios. decidió emplear toda su sabiduría y energía en el terreno de las misiones entre
los paganos.
En un primer viaje a Roma. el papa Gregorio
II , al instruirlo sobre el modo y la manera de llevar
a cabo su tarea misionera para evangelizar a los
germanos, le cambió el nombre de Winfrido por el
de Bonifacio.
Con la dignidad de obispo, levantó el monasterio de Fritzlar. Posteriormente. el papa Gregario
III, en el 732, lo nombró metropolitano de toda Alemania con la autoridad de crear obispados más allá
del Rhin.
119
Bonifacio está considerado como el "Apóstol
de Alemania", pues si es cierto que antes de su
época, BaViera y el Valle de Rhin ya habían aceptado el · cristianismo, a él le pertenece el crédito de
haber evangelizado y civilizado sistemáticamente,
las grandes regiones centrales del país teutón.
Además es el reorganizador y regenerador de la iglesia de Francia, muy decadente bajo la última égida
de Carlos Martel. Héroe éste de la decisiva batalla,
que cabalísticamente duró siete días. en el término
de los cuales aniquiló a los musulmanes y dio el
triunfo a las armas de los cristianos. Por esta histórica, trascendental y aplastante victoria, en el 732,
fue posible contener definitivamente el bárbaro e
incontenible avance de los árabes hacia occidente.
Al rey franco se lo llamó desde entonces Carlos
Martel (martillo) .
Ocurrida su muerte en el 741, por encargo
de su piadoso hijo Carlomán (heredero de los territorios orientales de Austrasia y su hermano Pepino -padre de Carlomagno- de los occidentales de
Neustria). Bonifacio se dedica a l restablecimiento de
la disciplina eclesiástica franca que se encontraba
muy deteriorada.
Por el concilio general germánico del 7 4 7 y
debido a la grandiosa obra evangelizadora y reformadora de Bonifacio, Alemania y Francia quedaron
definitiva e íntimamente unidas a Roma.
Cuando preparaba en el noroeste de Frieslandia (donde un gran número de paganos acudían
a pedir el bautismo) en vísperas de Pentecostés y
sobre la planicie de Dokum, próxima a la ribera del
riachuelo Borne, un hostil y numeroso grupo de
gentiles fanáticos. entraron en la tienda de campaña del santo. Aquí le asesinaron junto con un
medio centenar de misioneros cristianos que le
acompañaban.
120
La matanza ocurrió el 5 de junio del año 734.
cuando el anciano y venerable apóstol contaba con
varias decenas de años vividos sin tregua, intensamente por la causa de Cristo. Sus restos descansan
en la célebre abadía de Fulda. por el fundada y considerada el Monte Casino de Alemania.
El mártir Bonifacio es uno de los más excelentes ejemplos, entre los grandes y sacrificados mi sioneros de la Iglesia Católica de todos los tiempos.
El ejercicio de su divina sabiduría. su influencia
profunda de apóstol tras un incansable batallar por
la propagación de la fe cristiana, ha quedado grabada con rasgos indelebles. en la historia del rescate
del continente europeo del paganismo. Pudo ser efi caz e invencible en su labor evangelizadora, porque
esgrimió la espada del espíritu que es la palabra de
Dios, arma más penetrante que la de doble filo .
Es Bonifacio, para la cristiandad, mártir y
santo; para Alemania su bienamado apóstol: y para
Inglaterra, aparte de todos esos relucientes títulos y
halagos. el gran Winfrido. Con más prominencia sobre la historia de Europa. que cualquier otro personaje inglés que haya vivido en su época. por la trascendencia y el prodigio de su gigantesca obra misionera.
121
CAPÍTUW 35
1935: La Iglesia Maria Auxiliadora
"María Auxiliadora" es el nombre que corresponde a la iglesia y a la parroquia instalada en
Pelagio Luna 326, cuya acción espiritual lleva más
d e medio siglo, en un modesto templo estilo colonial.
Desde hace más de cuarenta años aún sigue
desempeñándose como párroco el anciano presb ítero Lucas Tapia, hoy septuagenario. fue a partir de
1959 cuando sucedió al padre Luis Agazzi (*).
La benéfica acción cristiana en esta parroquia tuvo s u iniciación en 1935, primero a través de
un oratorio -cuyo cuidado se le confió a doña Amalia Torres- que luego fue elevado a la categoría de
capilla.
La construcción de todo lo que se observa
a hora. a primera vista impresiona tener más antigüedad que la real. dado que es evidente jamás reci(*) En 1956. el incardinado presbítero Luis Agazzi es nombrado
capellán del templo María Auxiliadora del barrio d e Malaver. dond e permanece hasta que el 12 d e junio d e 1959 es designado
párroco titular d e la Ig lesia Ntra . Sra. de la Merced de Villa Ballester.
A su propia y exclusiva labor espiritual, también asoció
la tarea puramente manual y afin. de los otros conocimientos que
poseía. Por eso, cuando se trataba d e colaborar en la reparación
y reconstrucción material d e la casa de Dios, siempre se podía
contar con su eficaz y generosa colaboración. Es asi que en este
lugar. muchas veces se le vio trabajar a la par d e los albañiles y
d emás obreros; todos ocupados en mejorar adecuadamente este
sagrado edificio.
En 1945 regresó de Italia. donde había permanecido
desde su ordenación en 1939. en la ciudad de Piacenza (región
d e la Emilia-Romagna). A su condición de sacerdote había adicionado como "hobby", su afición por el arte d e la construcción ar-
quitectónica que supo utilizar con mucho provecho.
122
bió ninguna compostura o arreglo tan siquiera parcial. La pintura general, interior y exterior, es la
originaria y está m uy d eslucid a. Hoy. la edificación
completa, necesita una reparación total inmediata y
urgente.
Los objetos que a dornan el templo, propios
del culto (altar mayor . imágenes estatuarias o en
cuadros y otros ornamentos). se comprueba sin
profundizar demasiado que son productos de reco lección o valiosos desechos de viejas iglesias . que (
por suerte allí han podido conservarse.
Antes de llegar al salón parroquial - de m ás
amplitud que el recinto consagrado- en el reducido
vestíbulo con entrada independiente a la propia del
templo, hay un mueble de madera de amplias dimensiones, valioso por la particularidad que tiene
de estar totalmente tallado con fino arte y estilo
ornamental barroco. En el centro del primer ambiente citado y al frente, ha sido colocado u n a ltar
dorado de grandes proporciones, originario de las
misiones jesuíticas. En él no se realizan ceremonias
religiosas, sólo está allí en exhibición. por tratarse
de una pieza histórica. En las paredes se han adherido las representaciones policromadas en a lto relieve, de las clásicas escenas del Vía Crucis; magníficas facturas europeas (originarias de Francia) de
principios del siglo pasado. De las catorce representaciones de los pasos que dio N. S . Jesucristo camino del Calvario. sólo quedan once. las que faltan
fueron robadas. También se puede observar en los
muros otros diversos adornos, cuadros y óleos con
temas religiosos; aparte hay imágenes de bulto y de
vestir de todo tamaño , sobre repisas o peanas (**).
(**) Con posterioridad y teniendo terminado este artículo sobre la
iglesia María Auxiliadora. tuve una conversación más m inuciosa
con el sacerdote Tapia (muy atacado por un artritis que le afecta
123
Reservo para el final, la menc10n de la sorpresa que experimenté al observar una nutrida biblioteca, no habilitada al público y que el padre
Tapia me informó contiene más de veinticinco mil
volúmenes. Abarca la misma la historia en general,
con especialidad la americana, la jesuítica y otros
temas religiosos adicionales.
Esta iglesia necesita perentoriamente una
renovación total. en todo sentido y el más amplio
los miembros inferiores y se ve obligado a usar muletas): enton ces me fue posible recoger más referencias ampliatorias, sobre el
antiguo mueble que he citado anteriormente. Asimismo. datos de
otras viejas piezas que había omitido citar y que se conservan en
esa parroquia.
El artístico objeto fue construido y tallado en 1 735. por el
jesuita Jos é Smidt y procede del asiento religioso de Santa
Bárbara. en Candelaria {Misiones) . En 1744 integró el mobiliario
d el Cabildo de Buenos Aires, producida la demolición parcial del
mismo. con motivo del ensanche de la Avenida de Mayo y la
apertura d e las diagonales Norte y Sud. denominadas Roque
Sáenz Peña y Julio A. Roca respectivamente. junto con este mueble d esaparecieron otros. Mucho tiempo después el padre Tapia
consiguió enterarse que estaban en poder {y los tenía en venta)
de un vecino de Villa Ballester, domiciliado e la calle Agustín
Alvarez 99, a qui~n sólo pudo comprarle el armario.
Otra procedencia histórica. es una gran cruz con la imagen ,de N. S. Jesucristo crucificado. La talla es enteriza. hecha en
madera dura que ostenta la rigurosa acción d e la pátina del
tiempo y está colocada en el baptisterio d el templo. Se trata de
una preciosa obra escultórica de principios de siglo XVIII. confeccionada en las misiones jesuíticas: fue traída d esde el pueblo de
Jesús, distante unos treinta kilómetros de Trinidad {Paraguay).
En el ángulo norte del salón parroquial. dividiendo otro
ambiente. se observa lo que a primera vista parece una reja. es
de hierro forjado, constituida por recias y verticales barras rectangulares con adornos. Se trata en realidad. tras su examen
más de cerca. de una artística puerta de dos hojas cuyo ancho
total es de 2,50 m por igual medida para la altura. tomando la
parte media superior que es de forma piramidal pero ornamenta da. La aberturajue confeccionada en 1700. en el taller artesanal
de herrería que en San Nicolás poseían los jesuitas. en las misio-
apoyo de la jerarquía eclesiá:;;tica como de la autoridad gubernamental. asimismo de la feJigresía del
barrio: o muchas de sus invalorables pertenencias
históricas allí existentes, se perderán para siempre
sin posibildad de restitución.
Todos en mancomunidad solidaria. sin ninguna reticencia, deben procurar dotar a Malaver de
un templo más adecuado y de acuerdo a los tiempos que se viven. Con él se demostrará la preocupación y el propósito de sus habitantes en ofr~ndar
en primer término una morada honrosa y digna
para Dios. a la vez de proporcionarse luego un lugar
recoleto y agradable. donde manifestar con comodidad las sinceras expresiones de su fe.
nes al Oes te del Río Uruguay.
124
125
CAPÍTULO 3 6
1935: Colegio José Hemández
El 5 de mayo de 1935, el profesor Femando
José Aguer funda lo que es hoy el afamado e importante colegio (dedicado a la enseñanza pre-escola r ,
primaria y secundaria). que lleva el nombre del au tor del mundialmente conocido y reputado poema
gauchesco argentino "Martín Fierro", don José
Hernández.
Funciona en un moderno edificio levantado
en la intersección formada por las calles Balcarce y
Profesor Aguer e inaugurado el 29 de octubre de
1964.
El colegio no ha cesado en ningún momento.
desde su iniciación. de estar en permanente expansión inmobiliaria y, por sobre todo, en lo principal,
la acentuación sin pausa de su función específica.
Actualizado en la enseñanza general con sus constantes cambios. proporciona a la niñez y a la juven tud, los adelantos en materia educacional e inventos que facilita la cibernética en la marcha vertiginosa de los nuevos tiempos que corren.
Su preocupación inmediata ahora, es superar las etapas correspondientes a la construcción de
las aulas indispensables para los alumnos que deben finalizar sus estudios en el ciclo noveno y del
gimnasio propio.
Destaco que en la calle antes llamada Rivadavia, de orientación vertical hacia el horizonte (paralela de su inmediata al Norte que lleva el nombre
de San Martín, ambas en la misma dirección de las
vías del Ferrocarril Mitre), ahora se denomina "Profesor Fernando J. Aguer", en justa recordación y
merecido homenaje al distinguido educador.
Cabe la mención de que el antecesor del instituto José Hernández fue el "Colegio Juana de
126
_Arco"/elemental/nacional/ comercial" .(*).
He colocado entre comillas, textualmente, la
denominación qu e figuraba en u n gran letrero colocado a l frente del edificio (con posterioridad demolido). que se levantaba en la esquina Noroeste de Bulevar Ballester y Lavalle. Estaba incorporado a la
enseñanza oficial y alcanzó distinción y renombre ,
por la eficiente y prestigiosa labor educativa que
desplegó por muchos años, en bien de los niños y
adolescentes.
Antes de terminar esta relación evocativa,
quiero resaltar la honrosa casualidad y la feliz coincidencia de que el nombre y el apellido del estimado
y distinguido educador porteño, sea homónimo de
otra destacada personalidad. Se trata del profesor
entrerriano don Fernando Aguer. también fallecido,
quien en actividades afines a las del nombrado en
primer término, se destacó ejerciendo la docencia y
ocupando importantes cargos directivos en el Ministerio de Educación de la provincia de Entre Ríos .
Tuve el honor de tratarlo y relacionarme personal mente, a través de su hermano el profesor José
María Aguer, primer rector de la Escuela de Policía
( *) Sobre este colegio me facilitó iriformación la señora Elvira
Méndez de Casa (destacada vecina de Villa Balleste r y tronco de
una de sus antiguas familias). pues en el mismo se desempeñó
como profesora de piano. Es también su especialidad. la enseñanza del idioma francés.
EnlrE sus numerosos recuerdos conserva unafoto de un
grupo de personas. en la cual figura ella y la maestra María
Silva. con quien la ligaba una cordial amistad. Además posee el "
ler. álbum para piano. / Composiciones para acompañamiento
de guitarra. / Danzas y canciones / regionales argenlinas" de los
hermanos Abalos. Se lo obsequió el párroco de la Iglesia d el
Sagrado Corazón de Jesús . Pbro. Dr. Alberto José Vaudagna . Dicha publicación, editada en Buenos Aires en 1952, contiene una
ajeciuosa dedicatoria autógrafa a dicho sacerdote por los citados
autores (Machingo. Adolfo. Roberto, Vitillo y Machaco Abalos).
de En tre Ríos, creada en Paraná el 25 de enero de
1937. El conocimiento y amistad que con estas pers onas me fue grato m anten er, se debió a mi desempeño en ese institu to, com o profesor titular de la
cátedra de Código Rural y Transaccion es de Hacienda, a partir del 10 de marzo de 1945. Design a ción
que con esta fecha y por decreto Nº 5800 I. F, me
otorgó el poder ejecutivo entrerriano.
CAPÍTULO 37
1937: Cámara Empresaria
del Partido de General San Martín '
Su origen tiene lugar como una continuación
del Centro de Almaceneros y Afines, fundado el 24
de agosto de 1937 e instalado en la calle Alvear 499
esquina Buenos Aires.
Más adelante, el 28 de febrero de 1943, se
constituye la Cámara de Industria y Comercio de
Villa Ba llester, en reemplazo de las actividades de
dicho Centro. La misma sigue su desempeño s ocial
en este domicilio, siendo su primer presidente don
Clemente Rosmino.
Con posterioridad, en 1975, la entidad toma
la designación definitiva d e Cámara Empresaria del
Partido de General San Martírt. Hasta ahora, así
identificada, desarrolla con merecida ponderación
general las importantes actividades representativas
que le son propias e integra por su prestigio, el
conj unto de las más destacadas instituciones que
actúan en el distrito .
Desempeña desde entonces h asta la fe ch a
sus actividades, en su edificio propio de la calle
Buenos Aires 75 (4745), cuya adquisición logró en
1968.
El salón de reuniones , situado en la planta
alta de la sede social. ha sido denominado Ma nuel
Calvo, a p a rtir del 5 de setiembre de 1990. Homenaje tributado por la Cámara a su distinguido aso ciado y dirigente "por su labor al servicio de la co munidad". Tal la inscripción, escueta pero suficientemente lauda tiva. que figura grabad a en un bronce
de 0,20 x 0.30m. allí colocado, destacando la actividad desempeñada por el recordado empresario desaparecido . Su hermano, el martillero Héctor Francisco, dedicado a la actividad del comercio inmobi128
129
liario local desde hace muchos años, ejerció la presidencia de la entidad entre 1995 a 1997; continúa
en el cargo por otro periodo.
En el ángulo norte de dicho ambiente. como
preciado recuerdo, se conserva la chapa original de
hierro esmaltado en blanco, de 0,30 x 0,40 m. , que
se exhibió en el frente de la casa citada en el primer
párrafo y que ocupó el Centro de Almaceneros y
Afines. Más abajo figura colocada otra, del mismo
material, de 0, 10 x 0 ,20 m., en la que se indica el
"Horario/ de/9 a 12 Hs." (sic). habilitado para el diario funcionamiento de esta primigenia asociación.
Se sobreentiende la específica labor empresaria de la Cámara, que en forma permanente vela por
los intereses de los comerciantes, industriales y
prestadores de servicios asociados y la aplicación
correcta de las normas estatuídas provenientes del
orden municipal, provincia l y nacional, que a su vez
conciernen en beneficio de la comunidad.
130
CAPÍTULO 38
1938: Liceo Militar General San Martín
Historia del predio donde está asentado
De una publicación oficial muy útil e informativa. que ha sido realizada por las autoridades
del Liceo Militar General San Martín , extraigo parte
de las referencias correspondientes a la historia y el
desenvolvimiento del mismo aquí consignadas y que
he unido a las conseguidas por mi propia búsqueda.
Fue el primero de su tipo creado en el país
por decreto nacional Nº 123.276 del 8 de enero d e
1938, con la denominación de Colegio Nacional Militar. Con posterioridad y por otro documento público de mismo origen Nº 22.202 del 20 de enero de
1939, quedó establecida la designación oficial de
Liceo Militar, con la cual se expresaba con mayor
precisión, el carácter y las finalidades del instituto .
El 3 de mayo de 1939 se lleva a cabo su
inauguración y es su primer director el coronel Ernesto Florit. La denominación definitiva será en lo
sucesivo de Liceo General San Martín. de· acuerdo
con el decreto Nº 28. 026 del 1º de abril de 1939.
La formación íntegra que concierne a la moral. intelectual y física. está estructurada en un
a mbiente hogareño y patriótico. que es la misión
fundamental que se imponen los liceos militares.
Ellos fueron creados considerando los excelentes
resultados que proporcionaban con la educación e
instrucción previa aquí impartida, a los jóvenes que
aspiraban ingresar como cadetes del Colegio Militar
de la Nación. Iban alcanzando paulatinamente dichos beneficios durante el curso de sus estudios
secundarios, fijando su vocación h acia la carrera de
la milicia.
En consecuencia, son colegios de segunda
131
enseñanza donde se capacita al esta diante para seguir estudios superiores o desempeñarse con idoneidad y responsabilidad, en las tareas donde tenga
que actuar en la vida, inmediatamente salido de s us
aulas. Pero la pr eocupación esencial de quienes
orientan los fines del instituto, es cultivar en los
jóvenes un acendrado sentido de desinteresado servicio a la Patria, anhelo por la libertad. mantenimiento del honor pese a cualquier contingencia,
cumplimiento estricto del deber, tesonera dedicación al trabajo. solidaridad humanita ria sin límites,
respeto y amor a Dios.
Los frailes de la Orden Mercedaria ocuparon
hasta 1786 las tierras donde se asienta hoy el Liceo. Sus límites originales son, al Noroeste los
bañados del Río Reconquista, al Este la calle Leandro N. Alem, al Norte la calle Ayacucho y al Sur la
Ruta Nacional Nº 8 .
En 1822, durante el memorable gobierno de
Martín Rodríguez, por la excelente labor que desem peñaron en el Ministerio de Gobierno y Relaciones
Exteriores, Bernardino Rivadavia y en el de Hacien da, Manuel José García. Ellos produjeron e impulsaron, las famosas "reformas generales" político
administrativas, economicofinancieras, educativas .
militares y eclesiásticas. cuyas proyecciones por
efectivas. trascendentes y fundamentales pa ra el
gobierno de la Patria, calaron hondo en su progreso
y organización.
Luego de subdivirse y arrendarse aquellas
posesiones mercedarias, entre otras, pertenencia s
de origen congregacionalista y conventual existentes en estos pagos. en 1836 fueron subastada s
públicamente.
En 1840 en la vecindad del Liceo, el gobernador de Buenos Aires gen eral Juan Manu el de Rosas,
instala la comandancia, campam ento y cuartel ge132
neral de Santos Lugares, subsidiario del principa l
establecido en Palermo.
En 1852, es escenario en parte de los preparativos , aprestos y sucesos definitivos. como consecuencia de la batalla de Monte Caseros que ocurre
el 3 de febrero de ese año, al la do del .Palomar
existente aun en Campo de Mayo.
El cronista Gamn:ialsson. en su "Historia de
la población de General San Martín ... ", etc .. citada,
página 84, dice: "Reparadas y ampliadas las instalaciones donde estuvo (el Cuerpo de Milicias de
Campaña, desde principios del siglo XVIII) el cuartel
de los chacareros, en 1873 se instaló a llí un colegio
perteneciente a la orden de San José d e Ca lasan z.
No perduró en el lugar, pues en 1883 ocupó sus aulas y predio una escuela de artes y oficios dependiente del ejército, h asta que en 1893 se insta ló el
Colegio Militar" .
El pres idente Domingo F. Sa rmiento . por decreto del 22 de junio de 1870 fundó el Colegio Militar de la Nación. Su creación había sido autorizada
por ley d el año anterior y comenzó a funciona r en la
casa que ocupara Rosas en los bosques d e Pa lermo.
En 1937, al ser trasladado dicho colegio a su
edificación definitiva de Campo d e Mayo, en el Palomar, comienzan al año siguiente las activida d es del
Liceo Milita r Gen eral Sa n Ma rtín , cuya información
preliminar figura en los tres primeros párrafos de
esta composición.
En el pa tio principal de ceremonias, el 6 de
diciemb re de 1941 fue colocada, en exhibición privilegia da. el portón del antiguo colegio militar luego
ocupado por el Liceo. También se ha honrado a
doña Gregoria Matorras, madre del Libertador, levantándose aquí una estatua de cuerpo entero,
obra del escultor Alberto Rubén Arregui.
Las galerías del Liceo están repletas de cha133
pas de bronce de toda medida, en gran nú mero,
simples y suntuosas, citando fechas, acontecimientos. y conteniendo elogiosas inscripciones. Todas
son reveladoras del homenaje recibido en distintas
épocas, por parte de la Nación, otros institutos de
toda índole y de personas de renombre que ha querido demostrarlo así para la posteridad .
Si asombran al visitante la s imple observación de estos objetos -aparte de las demás constancias que se conservan en otros lugares- conmueven
las manifestaciones que contienen. Ellos honran
dignamente a la institución militar que en todo
tiempo, con tanto empeño, está dedicada apropiadamente a la cultura, formación y educación de la
j u ventud, tras sus muros de estilo colonial ya venerables y que tantos recuerdos del pasado guardan.
A la enseñanza tradicional secundaria. brindada con propiedad sistemática por el Liceo -para
comenzar su plan educacional desde el principiohoy, en él, se ha agregado el funcionamiento de un
jardín de infantes y luego la instrucción primaria
completa. Finalmente, dignificando al sumo su a m biente claustral, adicionó la actividad de la Univer sidad Nacional de San Martín.
Anexa a su añosa construcción, hacia el S u doeste , se puede observar otra reciente y muy a m plia (magníficamente visible desde la Ruta Nacional
Nº 8). Ha sido levantada para suplir las nuevas y
crecientes necesidades culturales proyectadas y con
tanto éxito llevadas a cabo por el histórico y clásico
Liceo Militar General San Martín. que cuenta
además con un espacio libre de treinta hectáreas
destinado a las actividades deportivas .
134
CAPÍTUW 39
1940: Escuela Nº 47 - Huestes Salteñas
y su correlativa Nº 68 - Gabriela Mistral
La Escuela Nº 4 7 comienza sus actividades el
18 de marzo de 1940, exhibiendo el lema montaraz
Huestes Salteñas, en homenaje a los gauchos -h eroicos guerreros de la gesta sanmartiniana- que
otrora comandara el intrépido general Martín Miguel de Güemes.
Su instalación se efectúa en la calle Plubio C.
Masssini 1439 (hoy denominada Profesor Guillermo
Simon), en una antigua casa que fue propieda:d de
la familia de don Bernardo Ader. Con carácter inte rino asumió la dirección del modesto establecimiento, la educadora Haydée Goñi de Cortés Alvarez.
Meses después fue designada la titular. señora Eu sebia P. de Paganetto (*).
Con el padrinazgo del Liceo General San
Martín, el 17 de noviembre de 1957, inicia sus actividades en el nuevo edificio, aun no terminado en
su totalidad y ubicado en la manzana opuesta. al
Oeste, sobre la calle Quintana 850 (5906 numera ción actual). Aquí sólo se instala entonces. por el
momento, el alumnado femenino luego se incorpora
el masculino al quedar finalizada la construcción en
(*) EL transcurso del tiempo no tiene pausas y pone distancias d e
olvido con los sucesos como para con Las p ersonas que partieron
a otra dimensión; pero nunca olvidamos a quienes nos brindaron .
principalmente en la niñez. buen trato y otras agradables atenciones.
Doña Ramona Pascual de Vázquez vivió en la vecindad
de La Escuela N º 4 7. de la que Jue su primer portera. Su desempeño en este empleo. aunque ella lo inauguró. no es motivo excepcional para recordarla ahora con particularidad en estas líneas:
sino Juera porque a sus modestas tareas, en forma destacada,
asoció su buen carácter y maternal afecto hacia los niños con Los
que a diario trataba.
135
su totalidad, hecho que ocu rre el 31 de octubre de
1970.
Años después se efectúan otros necesarios
agregados. en la p lanta baja y en el primer piso, por
la acción y el esfuerzo de la Asociación Cooperadora, del personal docente y la comunidad vecinal. En
consecuencia, la escuela queda ampliada· considerablemente con respecto a la primitiva obra oficial ,
para suplir con eficacia su desenvolvimiento.
Al finalizar la Escuela Nº 47, en la fecha indicada, las actividades funcionales comenzadas en
1940 en el primitivo edificio (ahora en su totalida d
ampliado y remodelado). éste es utilizado para qu e
correlativamente funcione en él otra escuela, tam bién dedicada a la enseñanza primaria mixta. La
misma fue bautizada con el nombre de Gabriela
Mistral e identificada con el Nº 68. En sus comien zos la dirigió la maestra Nélida Barcala, tras el s ingular emblema que exhibe la institución como símbolo que identifica su claro accionar educativo; tal
es la particular expresión de la inspirada poetisa
chilena: "En el progreso o el desprestigio de un colegio todos tenemos parte".
136
C APÍTULO 40
1940: La organización internac ional
de la Cruz Roja
Como es mundialmente conocido, pero repetirlo no está de más. la Organización Internacional
de la Cruz Roja fue creada en Ginebra, en 1863, por
Henri Dunant con el propósito humanitario de socorrer a heridos, víctimas de la guerra y prisioneros
por cualquier otra eventualidad, sin ninguna distinción de lugar, ideas políticas ni de raza.
Su atención y amparo, por la amplitud y eficacia que se brindan, no tienen límites ni fronteras .
En conocimiento de catástrofes, sin previo requerimiento de los damnificados, está presente con su
oportuno auyjlio en la parte del orbe que sea donde
los mismos hayan ocurrido.
La Organización, en mérito a su benévola acción . recibió en 1917, 1944 y 1963, el Premio Nobel
de la Paz. Su conocido y característico emblema de
la cruz lisa, de color rojo. sobre fondo blanco, apro bado por la Convención de Ginebra de 1964, es
distintivo de neutralidad en los sitios de conflicto y
evidente manifestación de su excepcional presencia.
en cualquier lugar donde hayan ocurrido desgracias.
La filial de Villa Ballester funciona en Balcarce 40 esquina Profesor Fernando Aguer, a partir de
1940 y por la útil como benéfica acción que brinda
a la sociedad ballesterense, merece ser citada preferentemente. En un principio tuvo intenciones de
tipo hospitalarias, hoy la atención médica se circunscribe sólo a los consultorios externos exigiendo
a los pacientes el aporte de muy modestos aranceles, no obstante la prestación que hace de servicios
especializados. Se sostiene con esta contribución y
la une a otra que le facilita una activa comisión de
137
socios y vecinos.
La concu rrencia diaria de enfermos es n umerosa. Aquí reciben los excelentes y especializados
servicios de clínica médica, dentista, oftalmología ,
cardiología con uso de E.C.G. (electrocardiograma).
otorrinolaringología, psicología, psicopedagogía, fo noaudiologia, traumatología, ortopedia. patología
cervical, papanicolau, colposcopía, examen de m amas, kinesiología. enfermería y vacunación.
138
CAPÍTULO 41
1945: Escuela Nacional de Comercio ·
Gral. Manuel Belgrano
En 1945 es creado en la ciudad de General
San Martín y en 1946 trasladado a Villa Ballester, a
las calle Lacroze 133 (nuevo 4873). Desde este año .
la Escuela Nacional de Comercio Manuel Belgrano,
prestigioso establecimiento de esducación media
(mercantil y bachillerato). con prohijamiento oficial.
desarrolla sus actividades en una moderna y amplísima construcción que desplazó a la antigua existente donde , como ya he relatado en la parte relativa al Instituto Ballester, éste funcionó en su próspera y segunda etapa.
Su desenvolvimiento. hasta llegar a su estado
actual. registra varios períodos los que paso a desarrollar enseguida. Durante la presidencia del Dr.
Marcelo T. de Alvear, en 1925 se crea en General
San Martín la Escuela de Arte. Oficios y Manualidades "José Benjamín Zubiaur" . El 11 de noviembre
de 1926 es inaugurada y comienza a funcionar en
un local sito en la intersección de las calles Pueyrredón y Balcarce de dicha ciudad, bajo la dirección
del ingeniero Manuel Lampido. En ella las mujeres
aprenden corte y confección. cerámica. tejido. manualidades, alfarería y bordado a máquina. Los varones se especializan en mecánica general. ajustadores de banco, fresadores, herrería, electricidad y
carpintería. Los cursos duraban dos años . En 1927
se agrega el secretariado comercial, donde más adelante se otorga el título de perito mercantil a los
primeros egresados, lo que ocurre en 1940. El 20 de
febrero de 1945 se separa este secretariado para
constituir otro organismo independiente como se
verá después y se establece la Escuela Técnica de
Oficios y Anexo Profesional de Mujeres de San Martín.
139
Con el correr del tiempo van desprendiéndose y origin á ndose otros nuevos establecimientos,
por ejemplo, como el ENET Nº l "Alemania" que se
asienta en Villa Ballester y el ENET Nº 2 "Ingeniero
Em ilio Mitre" que permanece en San Martín. En
198 1, en el primitivo lugar de Pu eyrredón y Balcarce antes mencionado, se in stala el ENET Nº l "Prefectura Naval Argentina".
El Anexo Comercial separado en 1945 de la
Escuela Técnica, ambos citados, durante la presidencia del general Edelmiro J. Farrel, da lugar a la
Escuela Nacional de Comercio de San Martín que
desarrolla s u s actividades primero en Pueyrredón
583 y luego en Balcarce 84.
Hecha la introducción en los párrafos precedentes, dando a conocer los orígenes de la Escuela
Nacional de Comercio "Manuel Belgrano", ahora corresponde h istoriar los pasos exclu sivos dados en
Villa Ballester. Para que los mismos resulten ordenados y cronológicos, es necesario comenzar diciendo que el 30 de abril de 1922, formada la Sociedad
Escolar Alemana, ésta dispone instalar u n colegio
en Pacífico Rodríguez 229. Autorizada oficialmente
su labor, aquí fu nciona hasta que el l º de marzo de
1925 se muda a su propio edificio de Lacroze 133.
Apartir de 1936 adopta el nombre de "Bismarckschule" (Colegio Germano Argentino de Villa Ballester) y es dirigido por el distinguido y recorda do
maestro Martín Lange. Como consecu encia de la
segunda guerra mundial, el gobierno argentino, el 3
de diciembre de 1945. clausura el instituto y s us
bienes expropiados por ser considerados de propiedad enemiga.
En enero de 1946 se traslada a este edificio
la Escuela Nacional de Comercio de San Martín y.
dirigida por el profesor Ramón Zurutuza, comienza
con seis divisiones, de primero a quinto año, que
140
hoy llegan a setenta y nueve ~on tres tumos.
El 13 de noviembre de.. 1980, se la bautiza
oficialmente en el nombre de "General Don M~n~~l
Belgrano".
El 22 de mayo de 1967, durante la presidencia de general Juan Carlos Onganía, el Ministerio
de Educación autorizó la actividad del bachillerato
nocturno y asume su dirección el profesor Carlos
Enrique Godoy Lastra. En consecuencia, la escuela
funciona en tres turnos (matutino, vespertino y
nocturno). con la concurrencia de alumnos de ambos sexos. Aún continuaba funcionando en las instalaciones que fueron del "Bismarckschule" que resultan insuficientes, por lo que se alienta la idea de
un nuevo edificio. Luego de incesantes movilizaciones , trámites e iniciativas que a partir de 1968 promueven la dirección, el cuerpo de profes ores e inte grantes de la cooperativa del colegio, en el mismo
predio se levanta y se termina una parte de la fla mante construcción proyectada y es recibida el 24
de setiembre de 1979 por el director profesor Livio
Bettendorff. El 30 de diciembre de 1980 se dan
término a las obras totales y son inauguradas el 24
de marzo de 1981, con la presencia de las autoridades nacionales y municipales. El obispo de la diócesis de San Martín, monseñor Manuel Menéndez,
cumple con la ceremonia de la bendición, luego de
la cual se refiere al acontecimiento. la profesora
Norma Corengia de Piraíno.
A partir del 1º de enero de 1994 la escuela
pasó a depender de la Dirección General de Escuela s y Cultura de la provincia de Buenos Aires, por
disposición de la ley 11.534/93 y de acuerdo con la
sanción de la ley nacional 24.049/91 que se refiere
a la transferencia de las escuelas nacionales a las
respectivas provincias. En consecuencia, aunque no
hay comunicación oficial, no se descarta la posibili141
dad de una modificación de su nombre actual , pues
en la nomenclatura donde figura incluido el instituto, tiene la asignación d e: Escuela de Enseñanza
Media Nº 13 "General Don Ma nuel Belgrano".
CAPÍTULO 42
1945: La Biblioteca Popular Maria Silva
y la Escuela Nº 63
Se pueden conocer otros antecedentes de la escuela, cons ultando
en su biblioteca, el relevamiento de datos y la breve historia que
d e la misma allí existen.
El 22 de abril de 1945, la Unión Vecinal Bernardino Rivadavia, institución que hoy se denomina
Sociedad de Fomento y Unión Vecinal Eduardo
Crespo. en su local de Saavedra 234 (la designación
que hasta entonces tenía esa calle), en un reducido
a mbiente de 3,00 x 3,00 m. instaló una biblioteca
pública. La misma comenzó funcionando como filial
de la Biblioteca Popular que también lleva el nombre del primer presidente argentino mencionado ,
fundada en 1924 por el Club Sportivo de Villa Ballester.
Al referirme , en el capítulolO de este relato , a
Maria Silva y a la creación en 1869 de la escuela
infantil del Caserío de Perdriel, anticipé la m ención
de esta abnegada y modesta docente que nació, en
1872 en Villa Ballester y aquí falleció el 27 de noviembre de 1948.
Luego de la desaparición de la distinguida
educadora, la biblioteca fundada por la Unión Vecinal citada, con funcionamiento independiente, es
bautizada con su nombre . Asimismo , en su homenaje, la calle donde se halla instalada cambia la denominación de Saavedra por la de "Maestra Ma ría
Silva" , dándose cumplimiento a una resolución mu nicipal del 1º de abril de 1949 por iniciativa del
concejal Dr. Teófilo Naim.
El repositorio cuenta hoy con varios miles de
·rolúmenes que abarcan temas generales y especializados, para todo tipo de lectores. Asuntos técnicos y
profesionales son satisfechos con amplitud como
cualquier información requerida por los estudiantes
de los tres niveles.
En la actualidad sigue desarrollando sus ac-
142
143
tividades en el número 234 de la citada calle, en un
edificio de más amplitud que el primitivo. Fue construído en un terreno que cedió el destacado vecino
don Eduardo Crespo, quien dejó establecida al hacerlo una explícita cláusula testamentaria, de que
persistirá el beneficio de la donación mientras aquí
permanezca instalada la biblioteca.
María Silva dedicó toda su vida a satisfacer
su vocación de enseñar con acendrada pasión. Su
fervorosa fe cristiana, la llevó a distinguirse como
una activa catequista. Mujer sencilla que estuvo
dispuesta siempre a servir al prójimo, sin retacear
su entrega para formar y encauzar. en la medida de
sus posibilidades, a quienes de ella mucho esperaban recibir y en verdad que no los defraudó.
Fue más allá de la rígida y clásica enseñanza
oficial establecida. Sus manifestaciones al respecto
lo comprueban, cuando al hablar de sus alumnos
expresa: "Les enseñé con la palabra y el ejemplo, a
ser buenos hijos, buenos hermanos, para que fu eran despu és fieles esposos, abnegadas madres, cariñosos
padres y, luego bondadosos abuelos" .
("Aquí está". año X, Nº 961, Buenos Aires 2 de
agosto de 1945, artículo de Valentín de Pedro intitulado: María Silva, maestra de grado a los setenta
y tres años.
El Consejo General de Educación de la provincia de Buenos Aires, el 4 de mayo de 1945, la
honró nombrándola maestra adscripta al Consejo
Escolar del distrito San Martín, reconociéndole la
antigüedad de cincuenta y nueve años y fracción.
en mérito a su labor en el ejercicio de la docencia
pública y privada.
A partir del 15 de abril de 1952 el Ministerio
de Educación bonaerense, respondiendo a la propuesta de la Sociedad de Fomento y Unión Vecinal
nombrada en el primer párrafo, autorizó la apertura
de un establecimiento destinado a la educación infantil, primaria y mixta.Se trata de la Escuela Nº 63
instalada en un modesto edificio, sito en la calle
Las Heras 1545, con la imposición del nombre de
María Silva.
Es un recuerdo más, muy merecido por cierto, que destaca la memoria de quien cumplió a través de sesenta años ininterrumpidos. con incansa ble y tenaz dedicación, su noble y digna labor de
maestra.
Finalmente. como nota curiosa pero adecuada para la biografia de la educadora Maria Silva,
cabe referir que entre los numerosos alumnos que
tuvo contó a Luis César Amadori. apodado "Gino",
quien llegó a ser un distinguido y famoso director
cinematográfico en la Argentina. Autor de la letra
del tango "Madreselva" que escribió en 1930 y cuya
música pertenece a Francisco Canaro.
144
145
CAPÍTULO 43
1949: La Iglesia Ortodoxa Rusa - San Sergio ·
Está ubicada en Falucho 854 (2045), calle
que parcialmente toma el nombre de San Vladin;iir,
en el tramo entre Libertad y Sarmiento.
En la acera Sudoeste de la esquina formada
por esta última calle nombrada y la flamante de
San Vladimir, allí han sido colocadas dos chapas de
bronce alegóricas e informativas. En ellas se destaca el porqué del nuevo nombre dado, sólo a d os
cuadras intermedias, de todo el trazo comunal inicialmente denominado Falucho que nace en Esmeralda y finaliza en la avenida Amancio Alcorta.
La lectura del texto que figura en las mismas
y que transcribo , explica suficientemente la adopción del cambio y el profundo sentido de justicia
que adquiere este relevante homenaje que recibe y
celebra la colectividad ortodoxa rusa de Villa Ballester.
"988 - 1988 "
"Los ortodoxos rusos residentes en el / Partido General San Martín en agradecimiento / al Intendente
Municipal Dr. Dn. Carlos R. Brown y al /Honorable
Concejo Deliberante de la Municipalidad / de General San Martín por la designación de la / CALLE
SAN VLADIMIR en homenaje / al milenio del bautismo de Rusia." /
"Noviembre de 1988"
"988 - 1988"
" Homenaje al milenio /
del bautismo de Rusia al /
Cristianismo bajo el gobierno /
146
del ··pRJNCIPE VLADIMIR" /
Municipalidad de General San Martín /
Ciudad de la Tradición Decreto Nº 3858/ 88" /
"7 de Noviembre de 1988"
Corresponde citar enseguida los antecedentes que se relacionan e inician la historia de este
templo, que en la actualidad se destaca -en una
sencilla barriada ballesterense- por la prominencia
de su clásica, particular y pintoresca construcción
de estilo bizantino.
Agradezco las informaciones personales y
públicas referidas al general ruso Alexis Von
Schwartz que me fueron facilitadas por la señora
Margarita Cattáneo Dantas, distinguida dama a
quien conozco personalmente. casada con el señor
Pablo Gavronsky. sobrino y heredero del mencionado militar.
La honrosa y conspicua presencia de Von
Schwartz y su familia radicándose definitivamente
en Villa Ballester. data poco después de transcurrido el primer cuarto del siglo XX. en la zona comprendida por las manzanas que forman las calles
Falucho, Ituzaingó, Libertad y Combet. Precisamente en la cuadra con frente a Falucho. se levantaba
s u casona particular donde fallece el 27 de setiembre de 1953. De su deceso se hizo eco toda la prensa porteña, con relevantes notas necrológicas.
Hasta 1925 había residido en París, lugar
donde por las tareas oficiales que desempeñaba
para el gobierno francés , tuvo oportunidad de conocer al presidente argentino Dr. Marcelo Torcuato de
Alvear, de quien recibió la invitación de trasladarse
a Buenos Aires. Aceptada la propuesta, se decide
trabajar en esta capital donde desarrolla ampliamente sus actividades profesionales a través de la
en;eñanza y su labor de publicista. que es proficua
147
y abundante. En la Argentina se le respeta su grado
militar, aunque no podía usar el uniforme d e su
rango.
Aquí imparte los conocimientos de su profesión castrense referente a la fortificación militar,
como titular, en la Escuela Superior Técnica y en la
Escuela Superior de Guerra. En esta ú ltima, entre
otros sobresalientes alumnos suyos, figuró Juan
Domingo Perón con quien lo ligó después, por esta
causa, una estrecha amistad. Se le atribuye a Von
Schwartz. la recomendación hecha de su parte a
sus superiores de las facultades e inteligentes cu a lidades de Perón, lo que motivó la realización de su
viaje de estudios y perfeccionamiento castrense a
Europa.
Von Schwartz había intervenido activamente
en la primera guerra mundial, motivo que lo vinculó
muy de cerca con las autoridades francesas. Es a utor de veintidós libros y una serie de quince artículos especializados relativos a la materia que dominaba.
Los inicios de la parroquia ortodoxa rusa de
San Sergio fueron muy dificiles y pasó mucho tiem po antes de que pudiera instalarse con firmeza y
funcionar con total normalidad, en su sede definitiva citada en el primer párrafo.
Con la amplia colaboración y la ayuda moral
y material de los señores A.V. Strelin y V. T. Ostroumoff. se pudo obtener el local de la Iglesia Anglican a
de Villa Ballester para oficiar la santa misa.
El 12 de febrero de 1949 tuvo lugar la primera liturgia y de aquí en adelante las misas se celebraron regularmente. Meses más tarde se decidió
buscar un lugar para instalar. aunque en forma
provisoria, una iglesia propia. En la búsqueda de
un local adecuado, se contó con la dadivosa mediación de los citados señores Strelin y Ostroumoff. Así
es como se pudo alquilar una casa en la calle Alvear
148
564 con la garantía personal de los mismos. En ese
domicilio se instaló la iglesia y los oficios religiosos
comenzaron en 1º de de julio de 1949. Poco tiempo
despu~s se decidió construir la iglesia definitiva
para lo cual, la comisión parroquial constituída al
efecto. en su reunión del 4 de octubre de 1949,
empezó a solicitar donaciones.
Ocurrido el fallecimiento del general Alexis
Von Schwartz. su viuda la señora Antonieta Preus ,
en su homenaje. donó a la parroquia una parte de
su quinta correspondiente a un lote de terreno.
Desde este momento fue posible levantar la edificación de la iglesia tan ansiada. El protocolo de la
escritura matriz se firmó el 9 de setiembre de 1955
a nombre de la Congregación Ortodoxa Rusa Argentina en el exilio. Sin esperar una importante
acumulación de los fondos necesarios para alzar las
construcciones. se procedió de inmediato a limpiar
el terreno. talar árboles. sacar las enormes raíces y
preparar la tierra para los cimientos. Luego. el primer cura párroco padre Juan Gramolín ofició "un
moleben" (misa en acción de gracias), a comienzos
de febrero de 1956, antes de la iniciación de los
trabajos correspondientes a la erección de la iglesia.
Todos los parroquianos contribuyeron con
algo (efectivo y objetos de valor), en la medida de
s us posibilidades, debiéndose destacar la particular
ayuda de la señora de Von Schwartz y de las organizaciones rusas de Buenos Aires y de localidades
vecinas; ya sea con una única contribución o con
aportes permanentes.
Mientras tanto en el concurso realizado para
elegir el proyecto más adecuado para la nueva igles ia. fueron recibidos seis, aceptándose el presentado por los arquitectos V. A. Volkonsky e I. N. Brusnikin; pero la nave central del templo se fabricó
según la directivas del arquitecto N. V. Messarosh .
149
El 15 de abril de 1956, en solemne ceremonia, el arzobispo Athanasio Martos, primado de la
diócesis a rgentina de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el
exilio, bendijo la colocación de la piedra fundamen tal. La edificación duró tres años y medio. Toda la
tarea se realizó con la colaboración casi exclusiva
de los parroquianos que venían a trabajar los fines
de semana y días feriados y sólo se contrataron
obreros para los trabajos especiales.
Terminado el campanario cuando la entrada
de la Primavera de 1958, a comienzos del Verano de
1959, sobre éste se colocó la cruz. Luego se trasla dó
"el iconostas". aún en la iglesia provisoria de la calle
Alvear 564, cuyos íconos fueron pintados por la
señora M. V. Granitoff de Michalowski.
El 12 de julio de 1959, el mismo dignatario
Martes bendijo la tan ansiada nueva iglesia y por
fin s<:: pudo cantar el gozoso aleluya de la inauguración. La campana fue colocada el 20 de marzo de
1960 y su adquisición se logró merced al principal
aporte de la señora P. Koenisberg y a las contribuciones de otros fieles. Por último, el 17 de setiembre
de 1969 se habilitó la sacristía.
En otro orden de disposiciones que se atendieron , fue la de un grupo de padres que en 1967 le
solicitó al actual cura Vladimiro Schlenew, la instalación de una escuela parroquial, la que comenzó a
funcionar en marzo de 1968. Las clases se iniciaron
en el local destinado a la vivienda del párroco ubicada dentro del perímetro de la iglesia.
Nueve meses después, el 20 de diciembre de
1968, se pudo comprar un terreno de 130 m 2 .,
lindero a la iglesia, donde se construyó la escuela.
El 20 de abril de 1969, el arzobispo Athanasio bendijo la colocación de la piedra base del futuro edificio de dos plantas destinado a la misma. El 21 de
marzo de 1971, el padre Schlenew a la sazón su di-
rector, bendijo las instalaciones definitivas.
Aparte de las clases regulares del sistema oficial de enseñanza que en ella se cumplen, los sábados por la tarde, durante todo el ciclo escolar, se
imparte también la instrucción religiosa, el idioma,
la literatura, la historia, la geografía y la cultura de
la nación rusa. Los alumnos ingresan al jardín de
infantes donde permanecen dos años y luego continúan los demás hasta completar el estudio correspondiente de ese nivel o sea desde los cuatro a los
dieciséis de edad. Hay diez docentes que en la escuela dedican ad honorem su tiempo. pa ra enseñar
a los hijos de las familas rusas sus tradiciones y
costumbres.
En el año 1980, el arzobispo Athanasio Ma rtes honró a esta escuela parroquial con la denominación de diocesana, por pertenecer desde entonces
a la diócesis de la Iglesia Ortodoxa Rusa en la Argentina (dependiente del Sínodo de Obispos d e la
Iglesia Ortodoxa Rusa en el exilio. con sede en New
York).
La biblioteca que había sido inaugurada el
12 de octubre de 1965, en 1974 ya reúne va rios
miles de ejemplares de autores clásicos. literatura
en general. libros de estudio, de economía, de filosofía, etc.
En 1975 se concretó la reunión de los fondos
suficientes, para cubrir los gastos de la a dquisición
de un terreno cuya superficie alcanza los dos mil
metros cuadrados y donde se construyó un salón
comedor y de lectura anexo a la biblioteca. Aquí.
desde 1978 , se realizan seis almuerzos por año con
el objeto de contar con recursos pecuniarios pa ra la
escuela y poder continuar con la edificación que es
necesaria realizar preservando la existente. A la vez
que se cumple con el propósito de la alegre reunión
comunitaria y de camaradería entre las personas,
151
150
pues a l terminar la comida se reúnen en cordial y
amistosa conversación y útil cambio de ideas. En
especial la juventud tiene sanos motivos de confraternidad realizando juegos deportivos y efectuando
otras diversiones.
No faltan los torneos de ajedrez, los conciertos corales e instrumentales y la actuación de grupos teatrales, infantiles y juveniles de la parroquia
sin fines de lucro.
La actividad de la iglesia ortodoxa rusa San
Sergio es múltiple pero naturalmente. la principal
es su misión apostólica.
Son numerosos y permanentes los ciclos de
conferencias culturales y científicas, desarrolladas
por renombrados escritores y eminentes profesionales de todas las ciencias, venidos de distintos lugares o pertenecientes a la parroquia, que son invitados para tal propósito.
Estas actividades son posibles realizarlas.
merced al empeño, la generosa y desinteresada colaboración de todos los miembros sin excepción que
integran la gran familia parroquial rusa, originaria
y descendiente de esta nacionalidad.
Concluyendo. se debe destacar por otra parte, que la iglesia San Sergio (puesta bajo la advocación del cenobita ruso Sergius d e Radonezh - 132 1 /
1391 - uno de los santos patronos de Rusia). no
recibe ninguna clase de subsidios tanto nacionales.
provinciales, municipales ni del extranjero.
Agradezco la importante y detallada información que m e suminiStró el reverendo padre Vladimiro Shlenew. cura párroco de la
Iglesia Ortodoxa Rusa San Sergio d e Villa Bailes ter.
152
CAPÍTULO 44
1950: Club Social y Deportivo Charlone
En una chapa de bronce que ha sido colocada
en el frontis del edificio propio, sito en la calle Lamadrid 1515, se señala que el Club Social y Deportivo
Charlone fue establecido el 21 de setiembre de 1950.
No obstante tal indicación, es consenso entre quienes
promovieron y participaron de su fundación y que au n
viven, que hay error al señalar dicha fecha. La institución precisa del club ocurrió -dicen- una décad a
anterior y que la señalada en la chapa aludida , no es
la que corresponde porque está referida la misma a la
inauguración de la propiedad social. edificio que actualmente ocupa. En consecuencia. confeccionada
que fue la chapa informativa y ubicada donde está. allí
permanece sin que hasta ahora h aya surgido ningu na iniciativa por parte de los asociados, para enmendar el yerro señalado.
El propósito fundacional estuvo animado por
varios jóvenes que practicaban el popular deporte del
fútbol en un baldío (comúnmente llamado potrero).
situado en la calle Charlone entre las de Lamadrid y
General Paz, quienes hacia 1940, decidieron entonces
instituir el Club Social y Deportivo Charlone. Muchas
de esas personas que integraron el grupo propiciatorio
ya no existen; pero ha sido posible rescatar la memoria
de casi una docena de ellas. Por ejemplo, la de don
J uan E. Barbagelata el primer presidente, cuyo
nombre a partir del 29/04/1996, fue dado al salón
principal de la planta baja de la sociedad . Don Angel
Cocea que por haber desempeñado desde los principios del club el cargo de vicepresidente, su nombre le
fue impuesto a l salón de la planta alta.
Entre los primeros asociados. aú n con vida.
figura don Carlos Decatre. por cuyo motivo ostenta el
privilegio de haber sido designado socio vitalicio. Las
153
personas que se citan enseguida, también están referidas a los fund ad ores de la institución y la mayoría ha
fallecido, s u s n ombres son los s ig uien tes: Edmundo
Graf, Romo Marchiewich, José Martínez. Horac¡
0
Pérez, J u an Ramos, Jose Tripicchio y Francisco Urso.
CAPÍTULO 45
Relación sucinta de asociaciones
e instituciones varias:
Culturales, educativas, soc iales y deportivas
La Sociedad Italiana de Socorros Mutuos "Ré
Galantuomo". presidida por el señor D. J. Cardellini.
es considerada como la primera institución societaria
local.
Con posterioridad se fueron agregando otras
asociaciones e instituciones dedicadas al diverso
quehacer cultural, educativo, social, deportivo, benéfico . etc.
Aparte de las instituciones que he mencionado
con amplitu d de detalles en los capítulos anteriores y
que existen en la actualidad, he de referirme enseguida a otras que fueron fundadas entre 1925 y 1935. En
mayor número s u rgieron dentro del ú ltimo lustro.
lamentando n o poder mencionar de ellas nada más
que la fecha de s u iniciación y el domicilio donde se
establecieron, por desconocer la proyección de las
actividades que entonces desarrollaron. Todas. s in
duda alguna. llenaron en su momento una útil neces idad y quienes las prohijaron, a través de las mismas
transmitieron el entusiasmo que los animaba evidenciando una grata manifestación espiritual. ansias de
sana integración social, acendrado sentido de aprecio
por el prójimo. En fin, un loable propósito de contribuir con eficacia, de la manera más adecuada. a la
grandeza y el progreso de la comunidad de Villa
Sallester.
Esas personas, que aquí nacieron, vivieron y
junto a las demás que llegaron de otros lugares ,
desarrollaron de mancomún sus múltiples y variadas
actividades. honrosamente nos han precedido. Sus
nombres (algunos en el injusto anonimato), son dignos de que siempre sean recordados con gratitud por
154
155
todas las generaciones. del presente y del futuro.
Merecimiento obtenido por el legado ejempla r de su
empeñoso, desinteresado y tesonero esfuerzo que sin
pau sa realizaron. No les faltó valor para enfrenta r las
dificultades propias de la época en que les tocó actuar.
Guiados siempre por sus altruístas fines corporativos,
les fue posible alcanzar la meta que se propusieron y
desechar el negativo y pernicioso individualismo, mal
que nunca dejará de acechar a los hombres y figurar
en todos los tiempos.
A continuación, por orden cronológico de fundación, detallo la nómina de algunas de las asociaciones culturales, clubes deportivos y otras instituciones
diversas, de las que no poseo otra información ampliatoria porque casi la totalidad no tuvo continuada
existencia, como lo he señalado al principio.
Congregación de las Hijas de María, fundada el
30 de agosto de 1909, con asiento en Lamadrid 3 13,
en la Vicaria Parroquial Ntra. Sra. de la Merced.
Liga Argentina de Damas Católicas, creada el 2
de octubre de 1921, sita en la parroquia Ntra.Sra. de
la Merced.
San Andrés Sport Club, fundado en 1925.
Intende.nte Casares 50.
Club de Gimnasia Bristol , 30 de agosto d e
1925, funcionó primero en Pueyrredón y Lacroze.
luego en su local propio de Pueyrredón 520.
Asociación Vecinal de Villa Ballester Oeste,
Barrio de Villa Ansaldi, el l O de octubre de 1926, en
Junín 150.
Club Social y Deportivo Hipólito Yrigoyen de
Villa Sicardi, el 25 de mayo de 1928, en Alvear 953.
Círculo de Ajedrez, el 30 de marzo de 1930,
Lacroze 283.
Asociación de Fomento Florentino Ameghino,
el 20 de julio de 1930, en General Paz e Italia.
Centro Social y Deportivo Olimpia, el 7 de
setiembre de 1930, en Las Heras 682.
Sociedad Mutua Española, el 1º de setiembre
de 1931. su secretaría en.Roca 245.
Club Social y Deportivo 12 de Octubre de Villa
I<lein, el 31 de octub re de 1931. en Lafayette 448.
Club 3 de Febrero de San Andrés, el 23 de junio
de 1932, en Pilar 61.
Centro Cultural Manuel Belgrano. fundado el
26 de setiembre de 1932. funcionó en la parroquia
Ntra. Sra. de la Merced.
Centro Parroquial de Hombres Católicos, inició
sus actividades el 26 de marzo de 1933. en la iglesia
Ntra. Sra. de la Merced.
La Cucaracha Football Club. el 11 de marzo de
1934. con secretaria provisional en Alvear 109.
Club Atlético Central Ballester. el 9 de julio de
1934.
Club Atlético de Estudiantes. el 9 de agosto
de 1934, con su secretaria en Lavalle 369.
Club Social y Deportivo Renacimiento. el 6 de
junio de 1934, en Bulevar Ballester 827 frente a Plaza
Mitre.
Sociedad de Fomento Pro Villa Hué. el 25 de
enero de 1935, en Victoria l, hoy calle Artigas.
Conjunto de Aficionados teatrales Pablo Podestá, el 1º de febrero de 1935. con local de ensayos y
secretaría en Rivadavia 180.
Conjunto de Aficionados Teatrales Florencio
Parravicini, el 15 de abril de 1935. con secretaría en
Lavalle 1199.
Club Social y Deportivo Defensores de Monte carlo del Barrio de Villa Ansaldi, el 26 de agosto de
1935, en Victoria 1500, hoy calle Artigas.
Centro de Estudiantes. el 8 de setiembre de
1935. con sede social dentro del Club de Gimnasia
Bris tol. en Pueyrredón 520.
Sociedad de Socorros Mutuos. Social y Depor157
156
tiva Kelinda, fundada por el personal d e la fábrica del
mismo nombre, el 23 d e octubre de 1935, con s u
secretaría en Lamadrid 790 y s u local social en
Buenos Aires 1 75.
Club Atlético y Socia l de Villa Ba lles ter , el 1º de
diciembre de 1935, en Aristóbulo del Valle y Roca.
Club Atlético de Villa Leoni, fundado en 1935,
su secretaría en Vicente López 276.
Ader Football Club, ubicado próximo a la famosa Torre Ader.
Club Atlético El Fortín de Juan Manu el, en
Juan Manuel de Rosas ...
Club Deportivo Moreno. su campo de deportes
en Combet y Avellaneda, su secretaría en General Paz
77.
Club Sportivo Colón, en Colón y Belgrano.
Club Sportivo Neuquén, con su secretaría en
Balcarce y Mitre.
Comité Billiken Ada M. Eiflein. donde tuvo
activa actuación en calidad de asesora la maestra
María Silva.
Lawn Tennis Club, en Pueyrredón y Corrientes.
Los Incas Club, la primera institución atlética
de Villa Ballester, con su campo de deportes en Santa
Adelina (hoy Martín Lange} e Industria y su secretaría
en Florida 250.
Sociedad de Fomento Ensanche Villa Ballester,
con ímproba labor por el Barrio de Villa Sicardi, su
secretaría en Alvear 4 12.
Sociedad de Fomento Villa Ballester Este. con
su secretaiia en Pampa 680 .
Sociedad de Fomento de Villa Klein. con local
propio en 11 de Setiembre 325.
Sociedad de Socorros Mutuos de Villa Ballester, en Lacroze 473.
Centro Deportivo Ballester, en Italia 170
(4958}.
158
CAPÍTULO 46
Otras iglesias y congregaciones
Son numerosas las entidades religiosas, sepa radas de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, que
tienen su asiento en Villa Ballester. Algunas de ellas
desarrollan su culto en sencillas construcciones.
otras en edificios convenientemente adaptados. mientras que las demás, con mayor solvencia y posibilidad
pecuniarias, han podido levantar adecuados y magnícos templos.
Todas esas iglesias y congregaciones son las
que se citan a continuación:
- Asociación de los Testigos de Jehová.
- BHETEL. Iglesia Evangélica Bautista.
- Congregación Evangélica Alemana.
- Congregación Ortodoxa Rusa.
- Iglesia Cristiana Majestad.
- Iglesia de Dios Cristiana Pentecostal.
- Iglesia de Jesucristo de los Santos de los
Últimos Días.
- Iglesia Emanuel Dios con nosotros ( de la
Unión de las Asambleas de Dios}.
- Iglesia Evangélica Bautista.
- Iglesia Evangélica Congregacional
(Congregación de la Paz}.
- Iglesia Evangélica del Río de la Plata.
- Iglesia Evangélica Luterana Argentina.
- Iglesia Evangélica Luterana: Congregación
de San Pedro.
- Iglesia Evangélica Metodista.
- Iglesia Evangélica Luterana Unida.
- Iglesia Evangélica Pentecostal Asamblea
de Dios.
- Iglesia Evangélica Pentecostal.
- Templo Evangélico Congregacional.
159
través d e las numerosas chapas de bronce colocadas en el vestíbulo
d el Policlínica que contienen las inscripciones alusivas al acontecimiento. Al mismo asistió e[ pres idente de Argentina general Juan D.
Perón, acompañado de las diversas y más importantes autoridades
nacionales de su gobierno y d e otras personalidades vinculadas a
la medicina. También concurrieron al acto. el gobernador de Buenos
Aires mayor Carlos V. Aloé. el intendente municipal d e la ciudad d e
General San Martin. Sr. Hipólito Domínguez y un cuantioso público.
tex". Años después, producida la normalización institucional y política de la República se le restituyó el
nombre primigenio de Eva Perón -su fundadora- que
por lo tanto, nunca debió ser modificado. ·
Su cita en este trabajo no corresponde, por
estar fuera de la fecha tope de los acontecimientos que
el mismo abarca. que es hasta 1950. Tampoco se halla
comprendido dentro de los límites de Villa Ballester,
tan sólo lo separan los pocos metros del ancho de la
Ruta Nacional Nº 8, casi enfrente de los terrenos que
pertenecen al Liceo Militar General San Martín. Pero
estando tan próximo y adherido el Policlínico a las
necesidades sanitarias de la Villa, es que no puedo
omitir su inserción en el presente relato. como si
figurara dentro de su jurisdicción.
No obstante las muchas dificultades y carencias que soporta, en él se desenvuelve un plantel
humano , tanto de profesionales y demás auxiliares.
con excelente capacidad, esmero y eficacia ~Todos. en
la medida de sus responsabilidades. utiliza n al máximo los medios que disponen, desde los simples hasta
los más complejos que facilita la tecnología electrónica
ultramodema. hoy ya no esotéricas.
Se esfuerzan y empeñan estos a bnegados servidores públicos en aliviar el dolor fisico del hombre.
Atienden a diario la salud , no sólo de la población
interzonal señalada para el radio de acción del hospital, sino a las personas que provienen de otros distantes lugares del país. Lo hacen con la mayor eficiencia,
voluntad y concentrada disposición, aplicando los
últimos conocimientos e informaciones adquiridos en
permanentes estudios y prácticas, sin escatimar sacrificio, con heroísmo, considerando los bajos sueldos
que perciben por sus grandes servicios.
Las patologías y especialidades desarrolladas
en el establecimiento y los aparatos científicos de
elevada complejidad cibernética que han sido necesa-
160
161
CAPÍTUW 47
El Policlínico Eva Perón
El 22 de abril de 1954 (*). bajo el patronazgo de
la Virgen de Luján. se inaugura el Policlínica Eva
Perón (interzonal de agudos. zona V), en un suntuoso,
imponente y funcional edificio de cinco pisos.
Hoy, lamentablemente, está muy descuidado
en todos los aspectos y se m antiene gracias a la recia
estructura de su construcción. En el interior muestra
amplias escaleras (hay numerosos ascensores y
montacargas), las que como todas las paredes están
revestidas con holgura. con lujosos mármoles extran jeros. Asumió la dirección del establecimiento por
primera vez, el doctor Horacio Storni.
Ocurridos los sucesos revolucionarios de 1955,
es del dominio público que el Policlínico soportó
depredaciones y vengativos despojos, teniendo en
consideración su origen y el nombre que ostentaba.
Con feroz ímpetu, el odio cegó d e tal manera a las
autoridades de facto que detentaron entonces el poder
de gobernar en el país, que resulta incomprensible
alcanzara también en toda su magnitud a los bienes
esenciales del nosocomio. Entre los tantos hechos
notables y negativos que se le infligieron en su desenvolvimiento. figura el cambio de su designación original por la de "Hospital Profe sor Dr. Mariano R. Cas(•J La fecha , relativa a la inauguración. se verifica como co rrecta a
rio incorporar (pues su utilización es imprescindible,
para estar a tono con el permanente adelanto que el
ava.n ce de la medicina más pura exige), es merced a la
benéfica obra del su Cooperadora. Tales logros permiten que el hospital sea merecedor del prestigio que
goza, destacándose la buena praxis médica, clínica y
de cirujía que en él se efectiviza, a través de sus
esforzados y capaces profesionales. En el Policlínico se
realizan sorprendentes y maravillosas operaciones
quirúrgicas, restablecimientos y curaciones que parecen de milagro.
Allí desempeñan su labor espiritual, las monjas
de la Congregación Dominica de la Unión de Santo
Tomás y los Franciscanos de la vecina localidad de
Martín Coronado. La capilla del hospital , dedicada a la
advocación de Ntra. Sra. de Luj án, está situada en el
segundo piso y por s u gran capacidad, es toda una
iglesia mayor, a la que se dan cita para participar de
los oficios religiosos que en ella se celebran, no sólo los
residentes del nosocomio sino también los feligreses
de los barrios aledaños al mismo . Entre s us imágenes,
la principal es la de la Virgen de Luján , en su único ,
sencillo y principal altar. A la izquierda se destaca un
óleo de grandes dimensiones que muestra a N. S.
Jesucristo crucificado, pintado por Alejandro Irrárguez, en 1942.
Tiene la particularidad, aparte de la magnífica
plasticidad de la obra, d e que las siglas tradicionales
del I.N.R.I. que se colocan en la cabecera de todo
crucifijo, aquí figuran descifradas, es decir con la
inscripción completa. Primero en griego, luego en
hebreo y finalmente en latín clásico, cuya acepción
bíblica íntegra y literal dice: "Iesus Nazarenus Rex
ludaeorum". La traducción es por todos conocida:
Jesús Nazareno Rey de los Judíos".
Otra singularidad del motivo religioso plasmado con vigor en la tela, que se destaca e impresiona con
162
profundidad. es la expresión facial de la única figura
en ella existente. El intenso dolor que el Señor transmite, a través de su bello rostró distorsionado por la
aflicción que le causa el tormento de la crucifixión y
que como culminación del horroroso sufrimiento .
manifiesta su tremenda pena fisica abriendo con gran
intensidad su boca. Ciertamente una pintura religiosa impactante por su realismo.
163
Por considerar que se trata de otra importante
y cercana adyacencia histórica a Villa Ballester, que
merece ser destacada. no obs tante pertenecer tan sólo
por u nos metros a la inmedi¡üa localidad . de Villa
Adelin a, h e. d~ r~fe,rirrne con cierta extensión a la Torre
Ader o "Torr:e de iq·Indep<rndencia".
Don Bernardo Ader, nacido en Alsacia región
francesa .de Estrasburgo, hijo de Guillermo Ader y
Juana Michoud. siendo muy joven, en 1860, se traslada a la Argentina. Se radica en Buenos Aires y
comienza a trabajar junto a su amigo y pariente el
barón Emilio Bieckert. acaudalado industrial cervecero aquí establecido. También en esta ciudad, contrae
enlace con la dama alemana doña Elen a Schulze. De
esta unión nacieron tres hijos: Eduardo Bernardo,
Enrique Emilio y Ana Elisa.
Gracias a su espíritu emprededor. Ader fue
favorecido por la fortuna que supo aprovechar. invertir y disponer en adecuada fom1a, tanto para el propio
beneficio como para la comunidad. ejerciendo generosa y silenciosamente su filantropía.
A los hermanos Juan y José Drysdale les
compró una dilatada heredad que abarcaba parte de
los partidos de San Isidro, San Martín y Vicente López.
próxima a las estaciones ferroviarias de Carapachay .
Munro y Villa Adelina.
Con la intención de levantar en estos lugares
un fastuoso castillo de amplias proporciones, a semejanza de los existentes en Francia de la época de Luis
XN. dio prioridad a la construcción de una torre. La
misma fue ubicada a sólo dos cuadras de la finalización de la calzada horizontal San Lorenzo y de la
vertical General Urquiza, avenida ésta que es divisoria
de los partidos de General San Martín y Vicente López,
así llamada sobre el lado de Ballester, Villa qu e
pertenece al primero. Pues en la acera de enfrente
dicha avenida, por comenzar la localidad de Villa Ade lina, dependiente del segundo partido nombrado. es
inexplicable que lleve otro nombre, el de Primera
164
165
CAPÍTULO 48
La Torre Ader o Torre de la Independencia
A pocas cu adras de mi casa estaba ubicad a la
mansión campestre donde vivió don Bernardo Ader,
cuya sobresaliente vecindad mucho nos honraba.
Años después de su fallecimiento. ésta su solariega y confortable residencia fue demolida y vendido
el extenso terreno donde estaba asentada, junto a los
demás lotes aledaños. Permanece inolvidable aún en
mí, el impacto que me produjo ver por primera vez la
esbelta torre en estos desamparados lugares y también la entrada de aquella lujosa casa. que exhibía un
soberbio y amplísimo portón de hierro de dos hojas,
forjado con delicada artesanía.
De todo esto sólo se conservó la parcela donde
Ader había erigido la elevada y magnífica construcción. hasta hoy aquí existente, principio de fijar en
estas tierras, otra obra de más volumen todavía que
perpetuara sus ansias rememorativas y colmara la
añoranza de su lejana patria. El propósito del ambicioso p lan que lo apasionaba. era adicionar a lo realizado
un palacio de estilo versallesco . Lamentablemente n o
lo pudo llevar a cabo a causa de su muerte. ocurrida
en p lena concreción del proyecto.
La Torre Ader, aun solitaria pero predominante
entre todas las edificaciones de la zona, presenta igual
imponencia y semejanza (faltándole sólo el reloj). que
la "de los ingleses", así llamada por tratarse ésta de un
obsequio de Gran Bretaña a la República Argentina en
1916 y situada en Plaza Británica. frente a la Estación
Retiro, paseo que luego de la Guerra de las Malvinas
fue denominado Plaza Fuerza Aérea Argentina, en
1982.
Junta. Desde aquí, a su vez, nace la calle horizon tal
Juan José Castelli, siguiendo la cual, a 200 metros se
levanta la histórica torre.
La piedra fundamental del magnífico monu mento fue colocada el 9 de julio de 1916 e inaugura do
solemnemente en este mismo día y mes del a ño
siguiente; por estar dedicado a la celebración y homenaje del centenario de ese fausto acontecimiento
argentino, fue bautizado con el nombre de "Torre de la
Independencia".
Producido el fallecimiento de don Bernardo
Ader, en Buenos Aires, el 29 de marzo de 1918, s u
esposa y única hija sobreviviente, Ana Elisa Ader y
Schulze de Grunbaum disponen, tiempo después, la
demolición del espaciosos inmueble y la venta de la s
tierras que ocupabajunto a la de sus alrededores. La
torre no es incluída en esta operación. Recién de 16 de
octubre de 1967, doña Elena Schulze de Ader y la s
nietas Elisa y Bernardita Grunbaum y Ader de Torralva, resuelven cederla a la Municipalidad de Vicente
López. De esta descendiencia provienen los bisnietos
de los Ader-Schulze: Ana María Torralva de Vila Obarrio, Elianne Torralva de Morgan y Cristina Torralva
de Gaviña.
En la torre hoy funciona n en horario matutino.
de lunes a viernes, una biblioteca, una h emeroteca y
un archivo his tórico y desde 1963, tiene su asiento la
Junta de Estudios Históricos d e dicho partido.
Destacando el recuerdo de tan simbólica, pintoresca y sobresaliente edificación, la Municipalidad
de General San Martín ha denominado en Villa Ballester, con el nombre de La Torre a una calle (anterior y
paralela a la avenida General Urquiza y, luego desde
Moreno a la de Amancio Alcorta) que nace en Profesor
Simon y finaliza en el camino de cintura Bernabé
Márquez.
la vista y la artística decoración complementaria de
otros adornos arquitectónicos, mientras que su interior es sobrio y austero .. A casi un siglo de erigida. es
excelente todavía su estadode conservación, no obs tante está requiriendo refacciones en general. A fin de
prevenir y evitar los contínuos ataques que recibe de
los depredadores y agresores, en breve será rodeada ·
por una reja protectora (*) .
El proyecto de su edificación pertenece a los
ingenieros civiles Artaza y Marino y sus constructores
fueron Stefanetti e hijos. Fue asentada en una s uperficie rectangular de 10 x 7 m . que totaliza n 70 m2 . de
base. La rodea una simple y reducida rotonda parquizada, en la intersección de las calles Castelli y Triun virato. Sobre esta última calzada se encuentra el lado
- de los cuatro que tiene- que da al Este y que
constituye s u fachada principal. En ella se hallan las
dos únicas entradas, la primera a nivel del suelo y
sobre ésta la segunda. en plano superior. a la que se
llega luego de ascender por una artística escalinata
exterior en forma de herradura. Sobre este mismo
frente sobresalen. a medida que se eleva la mirada
hacia lo a lto. un par de grandes ba lcones colocados
uno sobre otro pero mediando entre ambos un inmen so rosetón. En el frontispicio del primero figura la
leyenda en francés "Mon Droit Et Dieu" (Mi derecho y
Dios) y debajo las iniciales entrelazadas "B A" referidas a Bernardo Ader.
La torre posee dos amplios ambientes (sin
comunicación interna entre sí), sólo se ingresa a éllos
La obra, de estilo florentino , esta reciamente
realizada y presenta en su exterior una ornamentación, la principal y destacada, con ladrillos ingleses a
(")En el lapso de seis meses. d ivididos entre los tres últimos del año
1998 y los restantes primeros de 1999. se efectuaron las restaura ciones totales que necesitaba el histórico monumento. Se incluyó la
instalación de un enrejado exterior que lo p rotegerá d e la barbarie
d e las d epredaciones a las que estuvo somelído últimamente.
La obra fue dispuesta por la Municipalidad de Vicente
J,ópez. por co nt rato privado d e obra al costo de$ 77.3 3 7.27.
166
167
usando las ,puertas qu e he detallado en el párrafo
anterior. Únicamente, a través de la segunda abertura
superior~es posible h a llar el nacimiento de la escalera
interior y principal por medio de la cual se llega a lo
más alto de la construcción. Los recintos de la base
tienen buena iluminación y ventilación natural y h a n
sido destinados para que en éllos funcione una oficina
administrativa, la biblioteca, la hemeroteca, el archivo, etc. Dado que las edificaciones vecinas que la
circundan -mediando la calzada- no son de gran
altura, aquélla sigue predominando en el lugar. con s u
característica majestuosidad y manteniendo su destacada ·perspectiva a varios kilómetros de distancia.
Mide el mon umento 42,30 m. de alto. Su espaciosa escalera interna, en toda su extensión . está
protegida por una sólida baranda de hierro, con
resistentes balaustres y barandeles, contando con
numerosos descansos. A través de 230 peldaños de
mármol blanco de Carrara, se arriba a una terraza
abierta que rodea a un adorno arquitectónico final que
tiene la torre , constituído por un cerramiento con
cristales y cúpula que cualquiera, situado abaj o y
desde el exterior lo observa, seguro supone es un
mirador. Desde dicha azotea el visitante puede admirar el bello, atractivo, variado y extenso panorama
aéreo de las zonas urbanas y los paisajes naturales
que se aprecian en los cuatro puntos cardinales del
Gran Buenos Aires. Por la ubicación más hacia el
Norte del edificio, principalmente la mejor visión que
se obtiene. es sobre el Río de la Plata. el Delta y la s
costas de la República Oriental del Uruguay.
168
CAPÍTULO 49 De Paraná con rumbo, definitivo .a Villa Ballester
Los particulares y conspicuQs v,ecinos
Advertencias c onexas
En cuanto a nuestro conocimiento y concurrencia a Villa Ballester. tiene su comienzo con las
vacaciones que aquí pasábamos en forma alternada.
ora en invierno ora en verano. Pero en este lugar no
eran tan extensas como las que con más placer
disfrutábamos en la chacra de Quebracho (situada a
pocos kilómetros de distancia de Paraná-Entre, Ríos).
localidad a la que me he referido en mi libro intitulado
"Paraná II - Quebracho ... ", etc .. citado.
Circunstancias especiales y acontecimientos
de mucho peso influyeron, sin posibilidad de retroce so. en la firme determinación de mis padres d e efectuar el traslado de Paraná y fijar para siempre en esta
Villa. en 1942, la residencia definitiva de la familia.
Provisoriamente nos instalamos en una cómoda casa
quinta que poseían mis abuelos paternos quienes,
desde 1919. aquí vivían luego de emigrar de Italia a l
finalizar la primera guerra mundial; propiedad qu e
aun subsiste, con algunas reformas, en manos de
otros dueños, en Lamadrid 1233 (número nuevo
1666).
Aquella situación hizo cambiar radicalmente
todo para nosotros los hijos, que debimos afrontar
otro panorama bajo distintos aspectos, como lo señalaré más adelante.
No tardó mi padre en adquirir a los herederos
de Santos Sicardi, una cómoda casona (distante seis
cuadras del domicilio de mis abuelos y catorce de la
estación ferroviaria). con su frente a la calle vertical
Emilio Zola 33, entre Pueyrredón y Alvear, las dos
principales de la Villa con trazado horizontal. Su
169
construcción fue realizada en 191 O, en el centro de un
amplio terreno rodeado de ligustros que hacían las
veces de vallado. Delante y a los costados de la edificación había césped y jardines, mientras que el fondo
estaba rodeado de numerosos árboles de distin tas
especies de sombra y frutales. Una parte extensa del
lote se utilizaba para sembrar hortalizas y criar a nimales domésticos de granja para el consumo h ogareño; como era costumbre que los moradores de estas
grandes propiedades lo hicieran en esos tiempos.
Fallecidos mis padres y luego de realizar la
correspondiente distribución hereditaria entre mis
hermanos, la finca, dentro de una parcela menor, pasó
a mi poder. En 1980 dispuse demoler en su totalidad
la antigua construcción existente, levantando en s u
reemplazo una moderna vivienda funcional.
Los pocos componentes de mi familia. aún con
vida y que conmigo integraron aquel traslado definitivo de Paraná en 1942, hemos establecido a la fecha 1999- una distancia de medio siglo más un lustro. Y
si considero el espacio de tiempo , a partir de 1919, con
respecto a mis abuelos ya fallecidos, es de ochenta
años.
Para cuando se operó nuestro cambio, habían
transcurrido cincuenta y tres años de la fund ación del
villorio; el pueblo que encontramos entonces impresionaba grande, extendido, aunque todavía con
muchos espacios libres. Mostraba ostentosos chalés y
otras casas no menos suntuosas; pero todas de formidable y recia arquitectura modelo extranjero, de dos
plantas y gran estilo, siempre rodeadas con amplios y
cuidados jardines. En cierto modo , esas edificaciones
constituían para algunos núcleos familiares de acomodada posición económica, como recreamiento de
fin de semana; pero la mayoría de éstos ya habían
elegido el lugar para vivir en él en forma permanente,
por el antecedente de su saludable clima.
170
El panorama que afrontaban unos habitantes
con relación a otros, con respecto a la convivencia en
Villa Ballester. variaba sensiblemente considerando
la situación de quienes vivían en domicilios próximos
a la estación ferroviaria, lugar de empalme inmediato
con Buenos Aires y otras localidades kilómetros más
distantes con las que era fácilmente unirse a través de
los trenes u otros medios de transporte inmediatos.
Al estar las construcciones a su alrededor,
constituían con ella (la Estación), el casco céntrico,
cotizándose con mejor valorización. En realidad por
esa proximidad, revestían mayor importancia al tener
todo más cerca. Instituciones de distinto desarrollo,
casas comerciales en constante evolución y progreso
y por la permanente circulación de personas y vehículos que trasmitían la grata impresión de movimiento y
vida. Sus moradores gozaban de otro modo de vivir,
más cómodo y privilegiado , por la prerrogativa de estar
conglutinados en la relación vecinal y social; en definitiva, por tener más a su alcance todo tipo de servicios, comunicaciones, etc. (*).
Tomando en cuenta este objetivo, cuando en
los primeros tiempos de nuestra incursión por Villa
Ballester para disfrutar de las vacaciones, no olvidábamos que veníamos del interior: pero era firme -por
lo verdadero y justo- nuestro orgulloso convencimiento, al efectuar comparaciones, de que Paraná, de
donde procedíamos, realmente ostentaba las comodidades propias que necesariamente deben gozar con
prodigalidad, todas las ciudades en bien de sus h abitantes.
Por eso al arribar a la Villa, teniendo por delante
(*) Durante el t.ranscurso del mes d e setiembre de 1998. el amplio y
estilizado edlficio de dos plantas. ubicado en la esquina Norte de
José Hemández y Profesor Aguer, es demolido en su totalidad. Lo
habitó por muchos años el prestigioso médico Dr. Roque A. PoleW y
se trataba de unajoya arquitectónica de recia contextura.
171
1
lil
1
l'
sus condiciones edilicias y los demás que de inmediato
podíamos apreciar, decíamos, estamos en el campo.
Nuestros primos de Buenos Aires, radicados en Ballester. a su vez nos replicaban con lo mismo; para
éllos nosotros éramos quienes procedíamos de la
campaña. Por supuesto, ambos sosteníamos n u estros
propios modos de ver, sin anteponer razones caprichosas, interesadas e intencionales como si se tratara
de una competencia. Nosotros juzgábamos por los que
teníamos a la vista, en cambio ellos nos tildaban como
lo hacían, sin conocer en realidad la elevada categoría
ciudadana y edilicia de Paraná.
Y retomando la particular consideración s obre
nuestra inserción, sin posibilidad de retroceso. en
Villa Ballester -repito lo dicho con anterioridad- el
cambio, la concluyente partida de la histórica, pintoresca y progresista ciudad paranaense natal, para
residir aquí en lo sucesivo. nos afectó por largo tiempo
y nos contrastó superlativamente por muchos motivos
que paso a relatar.
Para entonces en la Villa escaseaban los teléfonos, un medio inmediato y necesario de comunicación. Las calles centrales estaban empedradas, en
otras recién se empezaba a utilizar el pavimento con
asfalto, hormigón armado o concreto. Las demás, de
los alrededores o suburbios. eran de simple tierra abovedada con zanjas a los costados, en las que luego de
una lluvia se debía soportar el barro por varios días.
principalmente en la estación invernal. Las veredas en
estas cuadras estaban constituidas por senderos de
material, como los puentes que servían para cruzar las
zanjas; obra debida a las sociedades de fomento. Los
focos de luz eléctrica, que iluminaban sólo las esquinas. eran tenues luminarias.
Ni mencionar el uso del gas porque no existía su
provisión tan siquiera en garrafas. lo que se hizo
mucho tiempo después, cuando se dispuso la distri172
bución domiciliaria del fluído. Mientras tanto , la
combustión más usada en las cocinas familiares o ·
comerciales y para la calefacción en invierno fue. utilizándose el carbón, la leña, el queroseno, etc.
El agua potable, imprescindible para la vida.
tampoco llegaba a las casas a través de cañerías. Sus
habitantes la obtenían extrayéndola de las napas del
subsuelo de la tierra o de pozos artesianos. Se recurría
a los molinos con aspas movidas por el viento o
bombas cuya manija se accionaba a mano. luego s e
utilizaron los motores eléctricos. Por correlación,
tampoco había servicio de desagote pluvial ni cloacal.
Recién ahora se están terminando de instalarlos,
todavía, en algunas calles céntricas. En los baños
domiciliarios bien establecidos de los primeros tiempos, se efectuaba las descargas de los excrementos.
desechos y otras inmundicias, en cámaras sépticas
adecuadamente construidas y fáciles de desagotar por
medio de tanques atmosféricos. En la mayoría de los
demás domicilios. simplemente se usaban las comu nes letrinas con pozos ciegos directos.
El 2, 1 de enero de 1961. la Municipalidad de
General San Martín convino con las Obras Sanitarias
de la Nación. la instalación de la cloaca máxima de
Villa Ballester cuyos trabajos se iniciaron el 7 de junio
de 19G4 .
Nosotros (en la amplia pluralidad que ofrece la
utilización de este pronombre, porque con él involucro
la opinión y el pensamiento de toda mi familia). al
observar a primera vista y luego en detalle ~a conformación edilicia y las carencias apuntadas que aflora ban por doquier en la Villa. nos permitía anteponer
con sinceridad. abiertamente, las comodidades existentes en la ciudad que habíamos dejado. Paraná
como capital de provincia y por lo la nto con el a ctivo
funciona miento de las instituciones que le eran inherentes y propias por esa su jerarquía institucional y
173
política, servía de asiento natural de las principales
autoridades constituídas, ejecutivas, judiciales y legislativas; las eclesiásticas tenían a su frente a un
diocesá no investido con la dignidad de arzobispo y. las
militares, a un general y su estado mayor a cargo del
comando de la tercera división del Ejército Argentino.
En consecuencia, no podía tener privaciones primordiales y esenciales -y por cierto eran inexistentes- que
a fectaran el buen vivir de sus ciudadanos.
Por otra parte. la ciudad de Paraná tendrá el
privilegio de ser en todo tiempo un lugar atrayente
(quien la conozca me dará la razón), por s u excepcional y cautivante situación geográfica que le ha dado
un pintoresco paisaje natural. Suma la importancia
de su influyente pasado que la coloca en una posición
preponderante en el historial argentino. Mirado y
considerado todo, sin ningún agrandamiento ni dicho
con jactancia localista. hago la salvedad por si mis
halagos pueden considerarse excesivos teniendo en
cuenta de que soy oriundo de Paraná donde, para esa
época - 1942- se contaban con casi la mayoría de los
servicios en uso entonces. que facilitaban la mejor
comodidad de una urbe organizada y moderna. Al no
encontrarlos en Villa Ballester. no obstante su proximidad a la Capital Federal, lamento insistir. la situación nos impresionó muy desfavorablemente.
Esto contribuía para adoptar una actitud negativa y estar disconformes. a un paso del estrés, de la
ataxia; invadidos por el predominio o la influencia de
la emoción del cambio radical y la añoranza causada
por la entrañable separación de nuestros amigos y
compañeros de la infancia, la adolescencia y la juven tud con quienes el paso del tiempo distanció nuestra
correspondencia. Sentidos afectos que al principio,
ante la distancia, se hacen más profundos y caros;
triste experiencia que tuvimos que soportarla en carne
propia.
Yo terminé el ciclo secundario en Paraná. mientras que mis hermanos inmediatos a mi edad lo
finalizaron en Buenos Aires. Los más chicos, continuaron su educación primaria en la Villa. éstos se
habituaron al lugar con más facilidad que los mayores, quienes aún no cesamos todavía -no obstante el
tiempo transcurrido- de añorar a nuestra querida
Entre Ríos. Se ha dicho que el hombre es un animal
racional de costumbres y que se adapta o ambienta
donde pone sus plantas para vivir, sin duda; pero por
experiencia propia digo. no por ser sedentario. cuesta
bastante lograrlo.
Con el transcurrir de los años. a esta altura.
nuestro domicilio dejó de ser solariego y apropiado
para una casa quinta. De semiaislado lugar pasó a integrar un barrio populoso y progresista. donde hemos
tenido la oportunidad de conocer y alternar muy de
cerca con sus tipicos integrantes. Natos. apropiados e
infaltables personajes que siempre los hallaremos inevitablemente en todo lugar ciudadano donde exista
una barriada. Desbordantes de alegria. pintorescos.
más chiflados que cuerdos. con sus diversas y particulares características de todo tipo. producto de las
más variadas circunstancias ambientales. Como no
podía ser de otra manera. también en Villa Ballester.
éllos se afincaron y compusieron una pléyade de
autores y distribuidores gratuitos. copiosos en jugosas anécdotas. con multiplicidad de gracia producto
de su bagaje inagotable. Ahora el progreso los va
raleando y se repliegan hacia los suburbios.
Con tales actores en el escenario y nosotros en
el auditorio formamos un conjunto entre disparatados
y normales; todos constituidos. integramos y modelamos el barrio. Bien lo ha dicho Cora Cané en su
sección periodística Clarín Porteño ("Clarín". Año Ll.
Nº 18.030. página 96. Buenos Aires , domingo 14/04/
1996): "Cada barrio es un mundo en miniatura . con
175
174
sus alegrías, sus dolores, sus expectativas. No falta .. el
chismecito .. olvidable, la gauchada, el acto solidario. Y
cuanto más modesto es el barrio, más fuerte es el
sentimiento de afecto y de apoyo que los vecinos
sienten entre sí".
A escasas cuadras de mi domicilio vivió don
Bernardo Ader y en verdad que fue un honor contar
con su digna y conspicua vecindad. Demolida su
confortable y lujosa casona, sólo quedó enhiesta e incólume la imponente torre. primera parte cumplida de
la grandiosa construcción que proyectaba levantar a
su lado. En el capítulo 48 me he referido a este
monumento y, someramente. a la personalidad de
quien deseaba llevar a la realidad tan fantástica idea.
Imaginamos -de haberse efectuado la misma en s u
totalidad- advertir el asombro de las generaciones d el
futuro causado por la contemplación de tamaña obra
erigida y el beneficio extraordinario infundido por élla
atrayendo turistas de todas partes hacia estos luga res; pero la fatalidad interviene y la muerte de Ader, el
principal proponente y único ejecutor de todo , truncó
la espectacular edificación de su castillo aledaño a la
torre .
Los distinguidos vecinos se han ido , pero a la
par de los nombres patricios de la nacionalidad, los
suyos también perduran en el recuerdo ciudadano por
haber sido utilizados para designar plazas, paseos y
calles de la Villa. Es deplorable la imposición de
números que se está llevando a cabo a fin de reconocer
las calzadas, avenidas, diagonales. etc. Además, n o
sólo es complicado y poco práctico su manejo para
muchos, según mi apreciación que no es única, sino
que se anula el justo recuerdo que merecen esas
notables personas. Tal vez la manera más apropiada
y disponible de tributarles un digno homenaje de
reconocimento por sus servicios a la comunidad de
donde eran originarios y vivieron compartiendo todo:
176
o a quienes sin pertenecer a ella, mucho la favorecie ron con la contribución de sus mejores actos.
Como·ha ocurrido en otras localidades del Gran
Buenos ·Aires, en Villa Ballester el terreno erial es
inexistente, asimismo las quintas y chacras pot haber
sido trasladadas a otras zonas. En estos espacios se
fueron formando nuevos y progresistas pueblos su burbanos, hoy tan unidos entre sí y con la Capital
Federal, que su extrema proximidad ha producído un
compacto e indisoluble conglomerado urbano. La
división limítrofe existente entre esos territorios y su
radio municipal, sólo se los ubica a través de los
carteles indicadores o ante la consulta de las guías y
mapas que además señalan barrios, calles, avenidas.
etc.
En la conurbación son proliferantes los rascacielos altos y suntuosos, como los mejores de Buenos
Aires. El a umento de la población, el adelanto edilicio.
comercial, industrial y de todo tipo de progreso que
tiende a engrandecerla, es real, rápido y se opera día
a día sin detenerse. Muchos de estos partidos del
primer estado argentino. son cada vez más adyacentes
a la periferia de la populosa metrópoli porteña. La
avenida General Paz, en parte la circunvala preservándole las prerrogativas y representaciones que le
son inherentes a los privilegios propios de su territo rio. Pues en su ámbito no solamente funciona una
comuna convertida en jefatura de gobierno autónomo
e independiente del central y tienen su asiento las
autoridades de los tres poderes de la Nación, las
embajadas extranjeras. etc .. por ostentar su jerarquía
de distrito federal y capital de la República Argentina.
De no mediar aquella clásica. ideal y necesaria
separación, fijada por el orden organizativo y fundamental, toda la multitudinaria ciudad sería una sola
y extendida gran urbe, sin limitaciones. libre de tantas
y solemnes investiduras.
177
Coritinuando exclusivamente con Villa Ballester, el progreso aquí se muestra incontenible, las
grandes edificaciones poco a poco desplazan a las
viviendas unifamiliares que se van extendiendo e
instalando en los barrios suburbanos. No obstante
todo este cambio, por mi cuadra (considerada entre
las residenciales y del centro de la Villa), todavía veo
pasar carros tirados por caballos. escucho el pregonar
de los vendedores ambulantes, el voceo de los populares y conocidos "cirujas" que se dedican a juntar
chatarra y cualquier objeto de su interés en desuso.
Por la mañana y al atardecer, me deleito con el
piar o el canoro y melodioso trino de las aves que aun
se anidan y guarecen en los pocos árboles existentes
en estos lugares. También es posible oir el canto de
algún gallo con la inconfundible onomatopeya de su
quiquiriquí; pero todo esto. por desgracia, desaparecerá en muy pocos años más.
178
CAPÍTULO 50
Consideraciones previas antes del final
Sin existir ni prever proyectos para otros cambios, hasta ahora considero a Villa Ballester como mi
penúltima residencia y, la definitiva, el cementerio;
sin dejar de respetar el conocido aforismo que dice:
uno propone y Dios dispone.
Alguien ha dicho que el cementerio es un lugar
por el cual morimos para estar en él, dándole a la
expresión el significado de una metáfora. Aunque lo
correcto es entender de que a esta morada inmutable
nos llevan y en élla permaneceremos hasta nuestra
resurrección.
Con respecto a las calles exteriores de las
necrópolis hay quienes opinan que debieran tener
cualesquiera de estos nombres, significativos y específicos: De la Igualdad o De Todos. El primero, porque
los que están dentro de ese predio, no tienen diferencias personales entre sí. Las existentes sólo se observan en los monumentos, mausoleos, estatuas funerarias. etc.; unos erigidos allí como manifestación de un
justo recuerdo, otros como vana ostentación de los
deudos. La segunda designación es asimismo apropiada, en razón de que resulta imprescindible realizar
el tránsito por esta vía, para transportar hacia su
última morada los restos mortales de las personas.
Retornando a la referencia del transcurso de mi
vida en esta Villa, afirmo que aquí estoy gozando con
plena armonía espiritual de la paz de mi solariego
hogar y de una buena salud, que gracias a Dios aún
poseo en plenitud. Todo en agradable reclusión, luego
de haber viajado por tantos lugares del planeta cumpliendo con mis servicios administrativos que por
cuatro décadas desempeñé en la Empresa Lineas
Marítimas Argentinas S.A., de donde me jubilé como
179
apoderado.
La misma estaba dedicada con mucha eficiencia y gran beneficio para el pais, al negocio marítimo
internacional desde hace medio siglo. En 1943 fue
creada por el presidente Ramón S. Castillo, con el
nombre de Flota Mercante del Estado. En 1961 se
transformó en sociedad anónima (al fusionarse con la
Flota Argentina de Navegación de Ultramar). con la
denominación definitiva de Empresa Líneas Marítimas Argentinas. Las siglas E.L.M.A. eran mundialmente conocidas. Los mástiles de sus buques tuvieron
el privilegio de enarbolar con gallardía el pabellón
nacional y exhibirlo con honor en importantes puertos
extranjeros. mostrando a la vez el potencial económico argentino.
Institución considerada de gran rendimiento
comercial por los economistas, en razón de su activa
participación y explotación del beneficioso negocio
mercantil de ultramar (del cual hoy está eliminada en
su totalidad); y. por los estrategas. como auxiliar útil
y necesario de la marina de guerra. lo demostró en el
reciente conflicto con los ingleses, cuando la guerra de
las Islas Malvinas, el 2 de abril de 1982.
Su inmenso capital, reunido con tanto tesón y
sacrificio en el lapso de cincuenta años, traducido en
un abultado numerario (haber en dinero nacional y divisas). edificios, modernas unidades que constituían
su flota. aparte del beneficio social que aportaba por
la ocupación laboral de muchas personas. Patrimonio
que sin contemplaciones fue sometido a un incomprensible e injusto vaciamiento oficial que no finalizó
hasta la anulación total de la empresa. Debe sumarse, además, otro agravante, el desperdicio de los conocimientos que la capacidad humana adquirió en tántos años de práctica y perfeccionamiento en este trabajo. Se hizo desaparecer una relevante sociedad, con
evidente saña, sin ninguna consideración de su exce180
lente. activa. inapreciable como imprescindible gravitación en el imporj:ante comercio naviero mundial. tan
beneficioso y necesario para la República Argentina.
País con un dilatado territorio, con extensas costas
bañadas por el Océano Atlántico . productor natural
de muchas materias primas. de una fecunda ganadería, feraces tierras destinadas a la agricultura. abundantes yacimientos petrolíferos. rico en minería. etc ..
todo exportable y necesariamente con la utilización de
su propia flota.
Ahora. al sentar mi permente relación afectiva
y telúrica que me ligan con la ciudad de Paraná levantada sobre elevadas barrancas y a la vera de su
soberbio y caudaloso río de igual nombre- digo que no
me cansaré de mencionarla con emoción y añoranza.
Empero también tengo cariño y arraigo por
Villa Ballester (*). Albergue generoso de mis mayores,
inmigrantes. quienes de allende los mares se afincaron en élla y después del arduo y sacrificado trajín que
les proporcionó la vida. en el seno de su tierra descansan. Villa populosa, hoy con documentado carácter de
ciudad. plena de afanosos y muchos ruidos en los
cotidianos días de trabajo; retraída y silenciosa en las
jornadas de descanso. Poblada por un aluvión de
provincianos y un gran número de colectividades
extranjeras. destacándose la francesa, la italiana. la
('") En el Instituto Musical De Caro, establecido en Lavalle 900
(esquina Norte, intersección con Sarmiento), en Villa Ballester,
estudié guüarrn con el violinis ta don Emilio De Caro. Terminé allí
mis estudios musicales y también tuve la grata oportunidad de relaciona rme con el Sr. Francisco De Caro (pianista) , ambos hermanos
del d estacado compositor argentino don Julio De Caro e integran tes
de su orquesta típica de renombre universal. que por muchos años
y con gran éxito dirigió este Jamoso músico.
Los abuelos matemos de los De Caro, de apellido Ricciardi
Vülari. hacia 1920 se trasladaron desde la Capital Federal para
instalar su domicilio en Villa Ballester.
181
alemana. ·la española, luego la portuguesa, inglesa.
suiza, árabe. Les siguen después, en estos últimos
tiempos, una diversidad de otras razas como la japonesa, china, coreana, etc., todas muy dignas y laboriosas.
CAPÍTULO 51
La desmembración territorial de Villa Ballester
El Departamento de Catastro Físico de la
Municipalidad de General San Martin ha realizado
una división sistemática de su territorio, por medio de
la cual la parte correspondiente a Villa Ballester ha
sido comprendida dentro de limites más reducidos.
Según lo que aquí se me informó, al inquirir el
exacto motivo de tal procedimiento que data de varias
décadas atrás, los lugares que le fueron separados a
la mencionada ciudad son nominales y con el sólo
objeto de identificar nuevos barrios dentro de élla. De
tal manera que no obstante estar sujetos a lógicas
j urisdicciones entre sí, siguen manteniendo el mis mo
código postal Nº 1653 (*) .
Es así como Villa Ballester, de acu erdo a est_e
detallado diagrama que reproduzco al final y denominado "Partido de General San Martín / Ubicación de
villas y códigos postales" , existente en dicho departamento, se comprueba que soporta una real desmem bración al ser restringida su división política. Es evidente, en consecuencia, que ha quedado reducida
dentro del partido y, sin duda, circunscripta a nuevos
y defmidos límites.
Estos están comprendidos (ver el gráfico ilustrativo citado) , en el Sud por el Ferrocarril Bartolomé
Mitre desde donde arrancan, en el Oeste con la Diago-
(*) Muy distinta es la resultancia que surge luego d e consulta r el libro
"Antecedentes y síntesis histórica del Pa rtido de General San
Ma rtín", publicación de la municipalidad ep ónima, agosto 1996, ver
capítulo Aspectos poblaciona les, págína 26 y siguientes, d onde
.figuran las localidades del partido con claridad d efinidas como
ciudades y villas.
182
183
nal 190 - general Juan Manuel de Rosas la cual sigue
hacia el Norte hasta encontrar la calle 41 - Italia, por
la que continúan en dirección al Este para tomar la
calzada 100 - Entre Ríos y por ésta llegar a la 49 Libertad / Catamarca hasta desembocar, por último, en
la 84 - Intendente Casares y al terminar esta calle se
cierra el circuito, en las vías del ferrocarril donde comenzó.
Al Norte de Villa Ballester, es decir sobre su
nueva conformación tenitorial ha quedado un rectángulo delimitado por la avenida 25 - General Justo José
de Urquiza / Amancio Alcorta (que separa los partidos
de Vicente López y San Isidro) y las calles 41 - Italia,
152 - Siglo XX y 100 - Entre Ríos. Dicha superficie es
la que hoy ostenta la denominación de Gregoria Matorras.
Luego, hacia el Sud y trasponiendo los rieles,
en el mencionado esquema catastral aparecen otras
designaciones que responden a los nombres propios
de Godoy Cruz, Sucre, Guido, Las Heras y Zapiola con
la misma codificación postal 1653, número que está
referido con exclusivídad a Villa Ballester. La aplicación de esta idéntica cifra a las nuevas localidades que
han sido designadas dentro de su tenitorio, es motivo
de confusión para los distribuidores del correo o de
cualquier otra documentación; lo que paso a demostrar enseguida en qué forma se produce.
Casi siempre, las facturas relativas a los servícios (gas, agua, energía eléctrica, teléfono, etc.). que
citan los nuevos sectores mencionados en el párrafo
anterior, su entrega a los interesados presentan
complicaciones. No ocurre lo mismo con las que
siguen indicando con precisión la localidad de Villa
Ballester, desde antaño comprendida por los tradicionales limites conocidos de la Ruta Nacional Nº 8 al
Sud, 86 - Leané:Iro N. Alem / Pelagio Luna al Este, 25
- avenida General Urquiza / Amancio Alcorta al Norte
184
y la avenida Bemabé Márquez (hoy Diagonal 190 General Juan Manuel de Rosas). al Oeste. (*)
M~nciono mi experiencia personal al respecto
como ejemplo. En mi domicilio particular de la calle 29 ·
- Emilio Zola (entre Pueyrredón y Alvear), sólo me
llegan las facturas que contienen la indicación precisa
de Villa Ballester. No así las referidas con la sola
mención de Gregoria Matorras.
Los encargados de la distribución de tales
documentos, sin duda no alertados convenientemente ni animados por propia voluntad para ubicar donde
se encuentra la nueva localidad citada, deducen. se
trata de un lugar ajeno a Villa Ballester, por lo que
optan (anteponiendo la mejor suposición de mi parte) .
en devolverlos a los remitentes o emisores porque entienden se los entregaron por equivocación.
El posterior y justificado reclamo de los usuarios (me ha tocado realizarlo) que no los reciben y, preocupados por evítar tener que afrontar un inmerecido
cargo pecunario por vencimiento y mora al cancelar
esos débitos no se hacen esperar, con los inconvenientes, disputas y trastornos fáciles de imaginar que
ocurren de inmediato.
Deduzco que el propósito de brindar un homenaje recordatorio, tanto a la madre del Libertador, asi(•) Previendo las complicaciones apuntadas. es apropiado destacar
que la Empresa Ecienor adiciona a la dirección postal del usuario,
por ejemplo si se domicilia en esta zona, debajo de Villa Ballester.
con caracteres tipográficos más chicos. agrega la leyenda aclaratoria "Barrio G. Matorras".
Las demás empresas (con excepción de Gas Natural Ban S .
A.}, siguen citando directamente la tradicional localidad nombrada.
Del mismo modo, por su parte, lo hacen la Dirección Provincial de
Rentas del Ministerio de Economía de la Provincia de Buenos Aires
e idéntico procedimiento adopta la Municipalidad del Partido de
General San Martín, al enviar sus comprobantes para el cobro de las
respectivas tasas inmobiliarias y de alumbrado, limpieza, etc.,
respectivamente.
185
mismo a la memoria de otros patricios, es merecido e
inobjetable. El procedimiento de utilizar esos nombres
preclaros, sin prevenir que se mengua uno tradicional
existente y muy estimado desde el principio, es pretender suplantar en forma inadecuada y circunscribir los
límites de una tradicional localidad, sin ningún beneficio práctico que sólo conlleva a traer complicaciones
muy intrincadas.
Las substituciones son necesarias, útiles y
oportunas, cuando están revestidas de la más solemne, dignidad para contribuir a honrar y recordar con
justicia, a distinguidos vecinos y benefactores, en los
mismos lugares donde pertenecieron y actuaron.
La autoridad municipal o la que fuere, responsable de estos cambios, al adoptar una determinación
de tal naturaleza, debe gestionar -a la par de las principales disposiciones inaugurales- que en tales sitios
figure la identificación de su exclusivo código postal,
distinto del que poseía la localidad divida. Los flamantes nombres no deben aparecer como superpuestos y
produciendo otros enredos, de tal manera -verbigracia- que cualquiera pueda ubicar las calles sin dificultad. Se obviarán también los otros contratiempos que
he señalado en renglones anteriores.
La flagrante situación que ahora experimenta
Villa Ballester, así designada históricamente desde
1889, afecta con gran sensibilidad su otrora amplio
territorio tradicional. El diagrama incoativo impuesto
demuestra que se va cercenando su jurisdicción, en
forma deliberada y planificadamente, al establecerle
otros límites.
A los nuevos sectores se los bautiza con nombres, que con amplitud y suficiencia han sido recordados y reconocidos por la nacionalidad en destacados
lugares de todo el suelo patrio. Más todavía, cabe recalcar que no necesitan de la abundancia de superfluos homenajes que puedan afectar o empalidecer a
186
otras personas que por sus relevantes hazañas, han
surgido con el transcurrir de los tiempos y su memoria
merece también ser evocada con preeminencia.
187
Plano del Partido de General San Martín:
Ubicación de ciudades y villas
Los limites actuales de la ciudad de Ballester
'..1'0
"i'o
';,.
J.t - IT¡i111,.t A
\
..
*'
'~
....
.l¡,t. U•nrAr./ t 'AUMAl~CA
J.fMl\u &UHh f
ill!l!iR.l"!.blol,E.i!lll
C01hgo ,wl,d 1'')1 ,
f"f'ltlo~••• 11..
188
Conclusión
De la seriedad quiero pasar a las referencias
risueñas y sigo involucrando en ellas primero a los
miembros de mi familia para continuar con los demás
sin empequeñecer ni ofender a nadie.
Cuando íbamos a la Capital Federal. los tramos
de ida a Retiro y la vuelta a Villa Ballester los hacíamos
viajando en el tren eléctrico, siempre en compañia y
custodia de mi abuelo. Al regreso, con jocosidad
recuerdo como el viejo cuando pasábamos la estación
San Andrés, trastabillando con su mal castellano
decía:
- ¡Atenti bambini! Qua la stazione di Saltantrés,
luogo viene Malavere y pronto arrivamo a la Ballestra.
Desde la estación nos trasladábamos en un
colectivo (perteneciente a la única linea habilitada)
que luego de tomar la calle Lamadrid y recorrer varias
cuadras, entonces en las proximidades de nuestro
descenso, mi abuelo alertaba al chofer: - Descendiamo en La Matriz, angolo Chola (por la esquina Emilio
Zola). Ante el festejo de los demás pasajeros.
ó'-1,¡,
~
CAPÍTULO 52
o... •T•L;;¡ '1 • r"l"
Por estos barrios vivía una alegre e inquieta ga llega de nombre Concha y a quien todos llamaban
Concepción, por las razones obvias de su designación
de pila. Ella siempre se disgustaba argumentando:
-¡No me bauticéis! - Me tenéis que buscar como
me llamo y eso que no uso mi primer nombre que es
Pura. - Pues, entonces, dejad de ser estilistas y bellacos.
- Los nombres que llevo, en mi país no significan mala palabra, como vosotros erradamente lo
entendéis que aquí lo es, porque habláis muy mal el
castellano.
189
. - Y que patatín-patatán, todos esquivaban la
larga y acostumbrada perorata referida a otros vocablos mal usados por nosotros.
Doña Concepción tenía una hija bastante fea,
de nombre Josefina Dolores. Cuando paseaba con
ella, la muchachada atrevida del hamo les decía intencionados piropos halagando primero a su madre.
- Adiós mi suegra. ¡Qué lindos ojos tiene su h.ljar
- Ella haciendo gala de su desbordante extraversión,
con orgullo y satisfacción por el halago recibido y sin
dejar de incluirse en él respondía: - Son iguales a los
de la madre.
Entonces venía otra andanada ofensiva de los
falsos lisoajeros: - Sí, lindos ojos para juntar lagañas.
Otra vez la halagaban: - Conserve bien a su h.lja
doña Concha.
- Gracias buenos mozos por vuestra preocupación y por nombrarme como me agrada.
Enseguida se oía la segunda respuesta: - Consérvela pero dentro de un tacho lleno de mierda.
Así seguían desenvolViendo los patateros, toda
vez que podían sus dos infaltables oVillos, uno de
galanuras y otro de fastidiosos calificativos -con
menos desgaste el primero que el segundo- burlándose de las inofensivas mujeres. La réplica airada de
doña Concepción no se contenía porque con denuestos los enfrentaba, dando rienda suelta a su justo
enojo y dirigiéndose a la voz del grupo pero generalizando su enfrentamiento, desgranaba tonantes palabras como estas:
- ¡Mala sombra! ¡Mal encomaol No te muerdas
la lengua que caes envenenao . - Malas tripas, porque
lo podrido que no cagas, lo largas por la boca.
Pasaba cotidianamente frente a mi casa un
tano petiso, rechoncho y cabezón, siempre hablando
solo y ensimismado en sus cavilaciones. Nunca repa190
raba en un mañoso perro que agazapado entie los
arbustos de un jardín. tenía la porfiada costumbre de
esperarlo con sigilo para sorprenderlo repentinamente con sus ladridos y toreos sin morderlo nunca. ral
era la manía caprichosa del animal para con esta persona.
La desazón y la sorpresa de inmediato embargaban al inadvertido y caviloso transeúnte, que no
ocultaba su desazón porque unq. simple y doméstica
bestia lo había tomado de punto y así lo perturbaba.
En sus saltos como canguro y sus vueltas como
calesita. el desesperado gringo al gritar pidiendo auxilio, dejaba translúcido el latente amarretismo que
abrigaba. Es cuando reclamaba: - ¡Medio ladrillo!
¡Pronto, medio ladrillo!.
Enseguida se escuchaba una voz de los alrededores que le indicaba, a modo de chanza: - Dale igual
co un ladrillo entero o con los que tengas.
Otro vecino mío, en otros tiempos un abogado
sobresaliente, pleitero y activo defensor de causas
estimadas perdidas Tenía una boca grande. unos
labios arriñonados y hablaba con gran soltura, sin
tartamudear ni tener pausas. de corrido y fluido
léxico.
Imposible resultaba detener su verborrea
cuando había iniciado sus avances verbales. Las
palabras como cataratas. salían de su particular
abertura -en su rostro atetado- más parecida a un
hocico que se abria y cerraba rítmicamente, dejando
ver una dentadura completa pero amarilla y una tembleque lengua medio manchada.
Se llamaba don Clodomiro y por las cualidades
faciales descriptas y el abundante fluir de su verbosidad, le apodaban "sietejetas".
Salía temprano de su domicilio con un carterón
de cuero marrón de chancho, lleno de papeles. No de191
jaba de sentenciar como consejo cuando de juicios y
conflictos se trataba: - Hijo. nunca olvides mi sabia recomendación. Niega, niega siempre y siempre ganarás.
Se autovaloraba con suficiencia, anteponiendo
su decisión, fuerte carácter e influyente personalidad .
Por eso siempre solía decir:
- Yo no junto orín sentado en las antesalas de
los ministros, jueces y secretarios. En cuanto a la policía, los comisarios vienen a verme a mí, antes que yo
a ellos y cuando pido algo, siempre me lo conceden.
Dándose importancia con referencia a la libertad de
detenidos, no por simples contravenciones sino por
causas mayores, que según él con éxito procuraba en
favor de sus clientes.
APÉNDICE
Como lo he señalado al comenzar esta síntesis
histórica, ella termina en 1950. No me es posible
continuarla, luego de esta fecha porque extender el
trabajo dificulta su impresión total y no está en el
cálculo de mis recursos, poder afrontar un esfuerzo
mayor.
Además los hechos recientes, la explosión de
los últimos adelantos y progresos de Villa Bállester, de
acuerdo con la multiplicación de los modernos medios
publicitarios resultan muy evidentes y están al alcance de la mayoría. Repito, he omitido ex profeso referirme a lo plantado u ocurrido hasta hace poco, ahora.
después de 1950, porque es asunto de la actualidad,
fácil de conocer y de lo que otros cronistas habrán de
ocuparse más adelante.
Sobre este período, he creído oportuno traer
como Apéndice, las palabras del señor Héctor Calvo
actual presidente de la Cámara Empresaria del Partido de General San Martín, insertas en su publicación
"60 Aniversario, 1937-1997". Ellas resumen los cicuenta años de antecedentes que yo omito. El señor
Calvo sintetiza los hechos ocurridos en este periodo y
refleja lo más sobresaliente, en apretados párrafos, en
su "Semblanza histórica de Villa Ballester", páginas 7
a la 13 de la publicación citada que editó la nombrada
Cámara Empresaria(*).
"Corría el año 1937. El país venía de una crisis
histórica: la famosa crisis de 1930. Los comerciantes
que poblaban Villa Ballester, eran propietarios en su
mayoría de almacenes, despachos de bebidas, canchas de bochas, venta de forrajes , corralones de
materiales, peluquerías, carnicerías y verdulerías".
(*) Dejo constancia que del texto total d el artículo. he s altado ex
prof eso algunos párrafos y transcribo otros en atención a su destacado contenido informativo.
192
193
"El pueblo estaba habitado por muchos vecinos
que trabajaban en los ferrocarriles, corporación de
transportes, Municipalidades, en fin, empleados
públicos, y en las quintas, hornos, comercios, existía
un conglomerado de inmigrantes en su mayoría italianos, españoles, portugueses, alemanes, polacos, etc.
La conformación edilicia estaba integrada por grandes quintas de verduras, hornos de ladrillos, tambos.
En el Centro de Ballester teníamos enormes casas
quintas, en la calle Alvear, desde Pacífico Rodríguez
hasta Libertad y en las calles Pueyrredón, también en
La Pampa -hoy denominada Witcomb-, en Las Heras
y otfas. Cada una de ellas ocupaba un cuarto de manzana".
"En el resto de la Villa había casitas en construcción muy pequeñas y humildes, que iban creciendo constantemente"
"Viene a nuestra memoria el paisaje de lomadas, pequeñas colinas y hondonadas, grandes arboledas en todas sus calles centrales que daban a las
caminatas un aroma de tilos y otros árboles, que
dieron justa fama a la Villa de aire puro, denominándosela "CÓRDOBA CHICA".
.
"Ballester sigue creciendo, se instalan en la
misma, al igual que en el Partido de Gral. San Martín,
talleres, carpinterías, herrerías, telares y otras industrias medianas y pequeñas, entonces el Centro de
Almaceneros decide cambiar el nombre, tal es así que
en 1943, pasa a llamarse CÁMARA COMERCIAL E
INDUSTRIAL DE VILLA BALLESTER. Ya tenemos en
la Villa al Colegio José Hernández, varias Escuelas
Públicas como la Nº 3 y otras, la escuela primaria
Alemana en la calle Lacroze donde hoy funciona el
Colegio Comercial, en el centro comercial tenemos la
famosa Farmacia Argentina, la Rauch, la famosa librería y lotería "Casa Carlitos" Alvear esquina Independencia, la nunca olvidada Pizzeria "PMN", alma-
cén "LOS CALVOS", Foto Prado, el cine Sarmiento en
la calle Pueyrredón al lado de la barrera, gran cantidad
de Comercios de todos los ramos, que se instalan en
distintos lugares de un lado y del otro de la estación del
ferrocarril:."
"Sigue creciendo el comercio y la industria, al
ritmo del crecimiento del país; en Villa Ballester, abren
sus puertas importantes negocios, de comestibles,
sastrerías, zapaterías, tiendas, mueblerías, artículos
del hogar, pizzerías, cervecerías, restaurantes, estaciones de servicio, almacenes, fiambrerías y muchos
otros, que atraen a su centro comercial a clientes de
zonas alejadas, como Zárate, Campana, Escobar, J .L..
Suárez, San Andrés, Mµni:-o, Caseros y otras. Tenemos cuatro salas cinemat-ográficas, Gran Sarmiento,
en la calle Independencia, Majestic, en la calle Vicente
López, Mitre en la calle Lacroze, donde hoy funciona
un supermercado frente a la plaza del mismo nombre,
y América en la calle América donde hay un depósito
mayorista cercano a la estación San Andrés, y también se fundaron importantes clubes sociales que
organizan reuniones bailables con las mejores orquestas del momento, con gran éxito, y afluencia de
público. En la calle Alvear se realizan los famosos y
tradicionales Corsos de Carnaval. Grandes industrias, ya se instalan en Ballester y en el Partido de
General San Martín. La Comisión Directiva de la
Cámara Empresaria, en un esfuerzo sin precedentes
decide en 1968 adquirir la propiedad de la calle
Buenos Aires Nº 75, actual domicilio de nuestra
Cámara".
''También en 1968, nace de las entrañas de la
Cámara Empresaria, la comisión pro teléfonos automáticos de Villa Ballester, los que vivimos esa época,
sabemos de que Villa Ballester, sólo tenía cerca de
2.000 líneas telefónicas, con el sistema de telefonista,
que solicitaba el número con el cual uno quería
195
194
comunicarse y la mayoría de las veces demoraba en
esa tarea más de quince minutos y a veces media hora,
luego la linea estaba ocupada, era un verdadero pandemonium poderse comunicar telefónicamente; la
central estaba instalada en Pueyrredón e Independencia , y el edificio para la nueva central ya estaba construído hacía unos años, que es el actual. sito en Marengo e Independencia. Faltaban los equipos y las líneas, entonces se formó una comisión, integrada por
Don Carlos Hanssen, Don Clemente Rosmino. Manuel
Calvo, Eusebio Laherrere, Catáneo, M. Leybin, R.
Pérez y otros".
"Se llamó CO-PRO-TEL, una comisión pro teléfonos automáticos para Villa Ballester, se realizaron
infinidad de gestiones y finalmente se llegó a contratar
con ENTEL (empresa del estado) y CO-PRO-TEL,
entidad vecinal y ésta a su vez con los vecinos de Villa
Ballester y alrededores. Se suscribieron contratos en
los que el vecino solicitaba la instalación de una línea
y teléfono automático, en el mismo se comprometia a
pagar veinte cuotas mensuales de cuatro pesos cada
una, que le serian reintegradas al solicitante pasado
cierto plazo prudencial, y una vez fmalizada la obra.
Esto fue todo un éxito, pese a los agoreros de siempre
que predecían no se iba a hacer nada; pero en el año
1969 se inauguraba la primera linea telefónica automática de Villa Ballester, el primer llamado lo hizo .
el entonces Ministro de Comunicaciones, desde un
palco especialmente instalado en la puerta del actual
edificio de TELECOM, ante una enorme cantidad de
vecinos que nos habíamos congregado, para festejar
tan grande acontecimiento. El llamado fue efectuado
al Eser. ZUBELDÍA, quien tenía el primer teléfono de
la vieja central 758-001. en ese momento se le otorgaron el Nº 768-4001 y ahí fue realizado el primer
llamado que se propaló a todo el público presente y
también salió al aire por las principales emisoras de
196
radio. CO-PRO-TEL también creció y con los ahorros
realizados de los importes recibidos y con una magistral administración de la gente que la dirigía, la
institución compró en la calle Pueyrredón Nº 151, el
edificio que ocupa actualmente, y devolvió a quienes
lo solicitaron su aporte de ochenta pesos. Muchos
vecinos se hicieron socios y lo donaron a la institución
(*), y ésta siguió creciendo , luego realizó el edificio y la
central CHURRUCA, siempre contratando con ENTEL, (empresa del estado) y a su vez adquirió lo que
hoy llamamos el QUINCHO DE COPROTEL en la calle
Córdoba 440 de Villa Ballester, lo que demuestra que
una sana administración puede hacer muy buenas
obras."
"Llegamos a 1972, el crecimiento de la zona es
notable y tan importante, que se resuelve cambiar de
nombre nuevamente y a partir de esa fecha se la
denomina como CÁMARA EMPRESARIA DE GENERAL SAN MARTÍN, esto está acorde al crecimiento
industrial y comercial de nuestro Partido de Gen eral
San Martín, que en sus 56 km. logra albergar 3.500
locales y galpones industriales, 18.000 locales comerciales y 3 .800 locales de servicios, lo que le permite al
Partido de San Martín, que se lo designe como 'CAPITAL NACIONAL DE LA INDUSTRIA- orgulloso titulo
que ostentamos hasta el día de la fecha."
"Llegamos al funesto 1977, años de gobiernos
autoritarios y antidemocráticos se suceden ... es intervenida la Cámara sin ningún motivo aparente y tal es
así, que no existen actas de toma de la intervención,
ni inventario de toma, ni de entrega de la institución,
cuando logramos recuperarla. Ni tampoco hay libros
de actas de todo el tiempo que duró la intervención;
pero sí sabemos que la misma, despojó a la entidad de
casi todo su capital ... "
(*) El autor de este libro se encuentra en esa nómina.
197
"Hoy estamos en una permanente lucha con
programas de apoyo a la pequeña y mediana industria
y comercio ... "
"Pasaron sesenta años, desde que esos silenciosos inmigrantes, y humildes patriotas, instalaron
industrias, comer~ios y servicios y a su vez fundaron
ésta y otras instituciones, que al igual que muchos
otros, en distintos lugares fueron los que han hecho
grande esta Patria, que ahora todos disfrutamos; pero
que debemos sentirnos con la obligación de preservarla, cuidarla y mejorarla para nuestras generaciones
futuras. Todos tenemos la obligación moral de dar
parte de nuestro tiempo para la comunidad, que es
una forma de agradecerle a la misma todo lo que n os
ha dado a nosotros."
198
COLOFÓN A MODO DE EXCUSA NECESARIA
Las distintas entidades citadas por orden de fecha de creación, unas tienen menor y otras mayor
espacio en esta narración, al mencionar los detalles de
su desenvolvimiento.
Al respecto estimo necesario realizar una apropiada explicación que me justifique, en razón de que
se pudiera suponer la prevalencia de cualquier intrevención extraña o de algún exclusivo privilegio. Por
ejemplo, como la relación de la exigencia del pago de
un determinado espacio publicitario para que los artículos aparezcan más o menos destacados.
Ninguna situación parecida o semejante es
existente, no cabe en mi proceder que ello pueda
ocurrir. Sin duda así se entenderá de acuerdo a lo que
expreso enseguida.
Abocado al interés de lograr una diligencia
detallada para reunir e incluir una abundante cantidad de datos, en obstinada búsqueda los he requerido
tanto en forma personal y por escrito -según los casoscomo corresponde hacerlo, para que la tarea de un
veraz investigador se cumpla con eficiencia. Con este
· fm recurrí a las fuentes, a quienes figuran al frente de
esas instituciones y realicé diversas entrevistas cori
otras distinguidas personas conocedoras del pasado
de Villa Ballester.
La amplitud o la brevedad en todo lo que se ha
vertido en este libro, como se puede apreciar luego de
su lectura, me fue posible componerlo -repito- tras intenso buceo y tesonera indagación individual. El
caudal de los antecedentes reunidos, en algunos
casos es bastante completo. En los demás aparece
muy restringido y la causa real de este motivo, que
mucho lamento, se debe a que los responsables (a
quienes recurrí con paciente y reiterada insistencia).
199
que tenían la facultad y la obligación de suministrarme las más detalladas informaciones las retuvieron.
Con esta obtusa actitud (supongo por negligencia o lo que sea). revelaron no comprender ni valorar
en su justa medida, la trascendencia de mi desinteresado y cultural propósito. Otra contrariedad que he
experimentado al realizar mis averiguaciones para
componer esta narración, ha sido el retenimiento de
algunos de los entrevistados al negar que fueron
protagonistas de algunos hechos del pasado, no muy
lejanos, para no revelar su verdadera edad.
Asimismo aparecieron quienes fantasearon en
sus referencias históricas al relatar acontecimientos
inverosímiles como el que manifiesto enseguida, de
que en la intersección de las calles Yapeyú y Almirante
Brown, de Villa Ballester, estuvo el general Beresford.
Lugar que 1806 estaba inhabilitado e inhóspito y algo
distante del Camino Real (uno de los existentes y
usados pára esa época, llamado "el camino viejo", hoy
la Ruta 8, que cruza parte del partido de General San
Martín), por donde en verdad circularon los invasores
ingleses con destino a Buenos Aires, luego_de su
triunfo en Perdriel.
En definitiva, es común que porfiados bromistas a modo de chanza -por ejemplo- pregunten :
- ¿ Viste pasar el dirigible "Graf. Zeppelin"?
Si la persona interrogada, con su respetable
edad, es del género femenino, saben que de inmediato
y con presteza antepondrá su negativa rotunda.
- Yo no había nacido entonces.
El suceso ocurrió en 1934, no hace demasiado
tiempo. Al respecto cabe que termine este comentario
dando detalles -porque es útil realizarlo- sobre el paso
de ese vehículo por estos lugares (•).
(*) Muchas fueron las personas que el 3 0 d e junio d e 1934, vieron
surcar desp acioso el cielo y a baja altura, en esta zona del distrito
200
de General San Martín, al imponente aeróstato con la forma de un
cigarro gigante, llamado "Gral Zeppelin". Fue cuando se dirigía a
Campo de Mayo donde aterrizó. El mismo atractivo esp ectáculo lo
ofreció cuando su regreso a A lemania.
El conde Ferdinand von Zeppelin, milita r, ingeniero y aeronauta, fue quien ideó la construcción de estafamosa nave aérea que
llevó su nombre.
El globo dirigible impulsado por motores, transportaba
carga y pasajeros, era rígido, de armazón metálica y barquilla
cerrada. Med ía 130 m d e largo por 12 m de diá metro.
El primer aparato que cruzó el Océano Atlántico fue para
establecer una linea regular entre A lemania y E. U. de Norte
A mérica; pero el servicio quedó interrumpido cuando el modelo
"H indenburg" estalló en 1937, en Lakehurst.
Por considerar que es una información cultural útil y necesaria,
.finalizo diciendo que un "Museo y Archivo Histórico d el Pasado
Sanmartinense" (sic), protegido por el Estado, funciona en IJilla
Ballester desde setiembre d e 1997. Ha sido instalado en I ndustria
N' 150 (nuevo 3050), en tre las calles América y Congreso, a dos
cuadras de la Estación Malaver.
La institución está dirigida ad honorem, por el historiador
don Roberto Conde. Permanece abierta al público, los domingos de
10:00 a 13:00 y de 16:00 a 19:00.
En este lugar, también tiene establecido su domicilio, el
Centro de Estudios Históricos del Partido de General San Martín.
--ÍNDICE
Capítulo
1
2
3
4
5
6
7
8
9
Titulos
Página
Aclaración previa ...... ....... .... .... ..... .. ... ... ...
13
Orígenes, deslinde y posesión de tierras
La primera invasión inglesa de 1806.
El combate de Perdriel.. .. .. ... .. .. ... ... ... .... ... .
La victoria de Rosas contra La.valle, en
1829. El histórico Puente de Márquez
sobre el Río Recon_g_uista..... .... ... ..... ...... .. ..
Nace José Hemández, en 1834, en la
Chacra PueY!!_edón.. ......... .... .... ... ... ...... ... .
Santos Lugar es. Paso de San Martín en
1813 y de los caudillos federales Fran cisco
Ramírezy Estanislao López en 1820.
Estadía de Rosas desde 1840 y de Urquiza
en 1852. El fusilamiento de Camila
o ·Gorman y Uladislao Gutiérrez.. .. .... .. ......
Monte Caseros, escenario de
la batalla de 1852..... ... . .. . . . . . . .. . . . . .. ... . . . . .. . .. .
La red ferroviaria de 1876. Creación de
Villa Ballester en 1889 y su desarrollo
hasta 1950. Referencias Q_reliminares....... .
Los transportes colectivos.. ... .... ..... .... .. .... .
Las primeras salas de
espectáculos públicos.... .. .. ..... ...... ... ..... ....
Cronología de diversas fundaciones
1869: La Escuela Infantil del Caserío de
Perdriel.1896: Escuela N° 3 - Bartolomé
Mitre..... .. ... .. .... ...... .. ........ ....... .. ... ... .... .... ..
1900: El Club Sportivo de Villa Ballester
y s u anexo la Biblioteca Popular
Bemardino Rivadavia. ..... ........... ... ... ...... ..
1902: El periodismo ballesterense.... ... . . . . . .
15
~
10
11
12
- ·-- - - - - --
- --
23
25
28
31
36
39
48
51
53
54
57
ÍNDICE
ÍNDICE
Capítulo
13
14
15
16
Títulos
Pégina
1902: Escuela 9-Dr. Pedro Ballester....... 60
1905: Escuela 7-BernardinoRivadavia... 61
1906: Escuel~_ l_l_-Dr. Rob~rj:o J. Noble... 62
1907: El Registro Oficial y Civil de las
Personas. La secciona! de Correos yTelé_ __,_,grafos........ ......... .. ........ ... ... .................. 64
17
1908: La Iglesia Ntra. Sra. de la Merced 65
18
1912: Instalación de una Sala de PrimerosAuxilios. Luego Estación Sanitaria en
1940. Hospital Local Dr. Enrique Maren__go desde 1970 .... .................. ..... ::. . . .. . . . . 69
19
1913: Comunidad Educativa del Instituto Santa Ana........ ................................. 70
20
1917: La Unión Telefónica....... ....... ... .... 73
21
1917: Escuela Científica Basilio ............. 74
22
1920: Escuela 27-Damas Patricias....... . 75
23
1920: La Parroquia del Sagrado Corazón
de Jesús.......... ... ......... ... ........... ...... ..... 76
24
1922: Club Las Heras....... ......... ... .. ....... 85
25
1922: Instituto Ballester-Deutsche
Schule. ... ... ........... ................................ 88
26
1923: Sociedad Coral Alemana.......... .... 93
27
1924: Sociedad Alemana de Gimnasia.... 96
28
1924: Escuela 34 - Almirante Brown.
Sede del Museo de Bellas Artes Ceferino
Carnacini.......... ... ........ .. .......... ... ... ... ... 99
29
1926: Escuela Nacional de Educación
Técnica Nº 1 Alemania ....... .................... 101
30
1927: ClubDeportivoSanAndrés .... ....... 104
31
1930: Instituto Holters .... .... ..... .... ... ...... 109
32
1931: El tren eléctrico une Retiro y Villa
Ballester.. .. ..... ... . ... ..... . ... .. . .. . .. . . . . . . .. . . . ... 112
33
1933: La institución del "boy scout".. .... .. 113
34
1933: El Hogar de María. El movimiento
cristiano Schoenstatt. San Bonifacio el
Apóstol de Alemania ... ....... ...... ............ .. 115
Capítulo
35
36
37
38
39
40
41
42
43
44
45
46
47
48
49
50
51
52
Títulos
Pégina
1935: LaiglesiaMariaAuxiliadora..... ..... 122
1935: ColegioJoséHernández.... .... ........ 126
1937: Cámara Empresaria del Partido de
General San Martín............... ..... ...... .... . 129
1938: Liceo Militar General San Martín.
Historia del Qredio donde está asentado. 131
1940: Escuela 4 7 - Hu es tes Salteñas y su
correlativa 68 - Gabriela Mistral ..... ....... . 135
1940: La Organización Internacional de
la Cruz Roja ... ............... .. .... ....... ......... . 137
1945: Escuela Nacional de Comercio
General Manuel Bejgrano ........... .... ... ... . 139
1945:,La Biblioteca Popular Maria Silva y
la Escuela 63 ........... .... .... .. ...... .. .. ... .... .. . 143
1949: La Iglesia Ortodoxa Rusa San
Sergio ........... ..... .... ........ .......... .. .. ... ..... . 146
1950: Club Social ~ortivo Charlone. 153
Relación sucinta de asociaciones e intituciones varias: culturales, educativas.
soGté!l~§__~ortivas ... .., . ._._ .. ... .. ..... .... .... _ 155
Otras iglesias y congregaciones......... ... . 159
El Policlínico Eva Perón...... .. ....... ... ..... .. . 160
La Torre Ader o Torre de la
lnde~ndencia............................................ ....... 164
De Paraná con rumbo definitivo a Villa
Ballester. Los particulares y conspícuos
vecinos.
Advertencias conexas.. .... ......... .... ...... .. . 169
Consideraciones previas antes del final.. . 179
La desmembración territorial de Villa
Ballester... .... .. ... . . . . .. . .. . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . .. . . 183
Plano del Partido de General San Martín:
Ubicación de ciudades y villas.
Los límites actuales de la ciudad de Ballester... .... . ... . . .. . .. . ... . .. . . . . . ... . .. . .. . . . . .. . .. . . . 18f!
Conclusión. ....... ........ ....... .... ..... ... .... .... 189
Apéndice.... .... ...... ...... ...... ...... .... ..... ..... 193
Colofón a modo de excusa necesaria... .... 199
-:.·
"-'
',
'
Este libro fue impreso por
~[RJ[8][EJOJC[8] {flefer
Ediciones - Publicaciones - Composición Láser
Islas Malvinas 2745 - 753-5388/5874 - 755-5856 - San Andrés (1651)
Pdo. de Gral. San Martín - Prov. Buenos Aires
REPUBLICA ARGENTINA
- JULIO DE 1999 -
JO , É A !'!G' Ó
EMI LIO ZúLA. N° . 33 (4685)
C. P, 1653 Vi ll , Roll ester
Buenos Aires - HeeúJ1ica Argentina
/¡ 16¡ - 3 3 o J.
·'

Documentos relacionados