1801 MODA HOMBRE publi.indd

Comentarios

Transcripción

1801 MODA HOMBRE publi.indd
ES18 DE OCTUBRE DEL 2008
40
Texto María Leach
Realización Gilbert Solsona
Fotos Lafotográfica
Tras las cansinas etiquetas que en los últimos tiempos vienen encasillando la relación
del hombre con su armario, regresamos al principio. Fue un error intentar generalizar.
Gentlemans y bohemios. Pijos y rebeldes. Clásicos y posmodernos. Cada tipo viste
como quiere y todos conviven de nuevo en armonía. No podía ser de otra manera
DANDIS
DEL SIGLO XXI
Malas noticias para los fashionistas. De día se
lleva la nostalgia. Aunque ligeramente renovados,
vuelven los trajes de corte clásico, los abrigos
largos, las chaquetas de pana y la incombustible gabardina. Colores sobrios y tejidos nobles
dominan las prendas, por lo que las estridencias
parecen estar más que controladas. Este otoño,
quien desee ir al trabajo marcando tendencia
deberá rebuscar primero en los anales de la moda.
En esos aires bohemios que dejaron tras de sí los
dandis ingleses y que ahora vienen con ganas de
refinar el vestuario. Sombrero, pañuelo al cuello
y zapatos de punta afilada. Se trata de simples
detalles de originalidad y buen gusto, por lo que
conviene estar bien informado. “Hay que hacer
un ejercicio de retrospección y apoderarse de la
estética del dandismo: formal, seductora y elegante, pero nada sobria ni aburrida”, comenta la
coordinadora de moda del Instituto Superior de
Arte I|Art y especialista en tendencias de TopMadrid, Clara Isabel Buedo.
Al ponerse el sol, no obstante, la moda da un
vuelco de 180 grados. “Se vuelve totalmente
innovadora, mezclando estilos, colores y texturas nada convencionales. Está indicada para
hombres interesados en el diseño, vanguardistas
y muy seguros de sí mismos”, apostilla Buedo. A
los amantes de lo clásico, ni se les ocurra apartar
del armario su conjunto de chaqueta y pantalón
de toda la vida. La noche abre sus puertas para
recibir a auténticos príncipes del rock, cubiertos
del lujo y el brillo que ofrecen materiales como el
satén o el terciopelo. Trajes de azulón suntuoso,
camisas de raso y corbatas que se estrechan o
directamente se sustituyen por pajaritas y fulares
coloridos. Imposible pasar inadvertido, ni siquiera sobre una alfombra roja. Para Damián Sánchez,
1801 MODA HOMBRE publi.indd 40
socio consejero y director creativo de la firma
Mango, aquí es clave desgranar las intenciones de
los diseñadores: “Como siempre ocurre, hay tendencias de conexión más directa con el público,
que se pueden llevar en el día a día, y otras que
necesitan más tiempo para calar entre la gente.
Este tipo de trajes tan sofisticados son bastante
caros y de uso ocasional. Por tanto, mucho más
difíciles de masificar”.
Las propuestas de ropa informal también forman
parte de la nueva temporada, pero este año son
las menos y se adaptan a los códigos clásicos antes
citados: pantalones anchos de pinzas, camisas
de cuadros y cardigans de gruesa lana. Si se ha
potenciado un estilo más actual, ha sido el look
gótico o motard –según se mire–, gracias al que
la cazadora de cuero negro se ha convertido en
uno de los must imprescindibles del invierno.
La hegemonía del vaquero y la camiseta parece
haber llegado a su fin, visto que las grandes firmas
relegan estas prendas a un discretísimo segundo
plano. En opinión de Ester Rabinad, responsable
de imagen de la marca Desigual, “se apueste o no
por ellos en las pasarelas, los jeans se van a seguir
llevando, así como las camisetas. No hay más que
salir a la calle de cualquier ciudad global para
comprobarlo. A nosotros nos siguen pareciendo
dos piezas que coma la perfección
EL VAQUERO binan
y que tienen muchas
Y LA
posibilidades”.
CAMISETA
QUEDAN
RELEGADOS A
UN SEGUNDO
PLANO
Así, entre conservadores y progres, se
dividen las apuestas,
por lo que la proporción de sobriedad en el
vestuario dependerá de la preferencia individual.
“El momento presente es muy ecléctico”, reflexiona Damián Sánchez. “A la hora de vestirse,
cada hombre intenta inventarse a sí mismo, crear
su propia personalidad, por eso las tendencias
aportan tantos elementos. Además, el público
masculino siempre había sido consumidor de
ropa, no de moda. Ahora empieza a estar más
informado y a pensar con ilusión qué se pone”.
Muy parecidas son las impresiones de Mercedes Rodríguez, directora del Executive MBA en
Empresas de Moda de ISEM Fashion Business
School: “Este año veremos al dandi y al que opta
por el estilo más urbano; a hombres discretos y a
otros más atrevidos. Lo importante es elegir las
prendas según el carácter de cada cual y disfrutar
llevándolas”.
En la misma liga juegan los colores de la temporada, que van de la austeridad al dinamismo, de la
madurez a la juventud. Se impone el gris y sus gamas (asfalto, perla, antracita...) para expresar profesionalidad y elegancia. Sobre el tradicional traje
de chaqueta y corbata, rinden homenaje a este
color firmas como Just Cavalli, Cerruti, Valentino, YSL o Hugo Boss. Se puede ver en su versión
lisa o sobre trajes de cuadros, rayas diplomáticas
y tweed. Lo último es el total grey look, donde el
chaleco, la corbata y los complementos también
se tiñen de riguroso gris. El camel y el azul marino son otras incorporaciones importantes de las
nuevas colecciones. Solos o combinados entre sí
dan a las chaquetas, pantalones y abrigos un aire
entre aristocrático y sesentero. Con intenciones
algo más bohemias y campestres, llegan los tonos
llamativos, como corinto, frambuesa, berenjena
y añil. Se pueden reservar para los accesorios,
aunque poco a poco acaban conquistando otras œ
13/10/2008 16:07:58
41
EN CASA
1
2
3
1. CERRUTI
La marca italiana nos propone
el mullido jersey de cuello
alto como una tendencia
importante
2. DSQUARED
Avanzado diseño con una
regresión a los ochenta y una
vuelta a la “motera de napa
negra”
3. JUST CAVALLI
El new diplomatic, un concepto
clásico adaptado a un corte
muy actual
TOMMY
HILFIGER
El diseñador americano propone
una bota varonil de punta redonda, muy cómoda
1801 MODA HOMBRE publi.indd 41
13/10/2008 16:08:12
ES18 DE OCTUBRE DEL 2008
4
5
42
6
œ prendas de mayor envergadura, sobre todo en
forma de estampados. Chaquetas, camisas, suéteres y bufandas se llenan de cuadros, cachemir,
rayas, rombos o cenefas andinas.
Trajes con ‘lifting’. “Los diseñadores dan un paso
adelante en los trajes sastre, la mayoría muy bien
resueltos. Por lo general, se llevan los cortes perfectos y estructurados, huyendo de los excesos”,
apunta Mercedes Rodríguez, a lo que Clara Isabel
Buedo añade: “A la vez, se dan algunas variaciones,
como las hechuras más entalladas y nuevos tejidos.
El pantalón gana en versatilidad: los hay anchos y
algo desestructurados o bien más estrechos, de líneas rectas o pitillo”. El invierno se centra en rejuvenecer la faceta más clásica del vestuario masculino, si bien lo hace con moderación. Las chaquetas
ciñen y estilizan la silueta, se acortan un poco y se
presentan cruzadas, con doble botonadura estilo
old school. Pero probablemente el mayor avance
no recae en los diseños, sino en los materiales de
estas prendas. Junto a la pana en tonos tostados y
las lanas tupidas de color gris, la tradicional raya
diplomática aterriza dispuesta a popularizar su
uso, antes reservado al mundo de los negocios. Las
rayas, finas o gruesas, contrastan sobre negros,
marengos y azules oscuros. Y, tal como sucede en
la moda femenina, los hombres tampoco escapan a
las influencias del estampado tartán, que esta temporada inunda de sabor escocés cualquier cosa con
la que tropieza. Paul Smith, Dolce & Gabbana o
Rikyel Homme, entre otros, lo utilizan en chaquetas, chalecos, pantalones, sombreros y bufandas.
La fiesta del lujo. Ya lo decíamos antes, las firmas
de alta costura parecen haberse puesto de acuerdo a la hora de convertir el vestuario nocturno
masculino en un atuendo digno de una estrella del
rock. Cavalli, Moschino, Versace y Louis Vuitton
han propiciado una transformación que no tenía
lugar desde finales de los noventa y que por eso
ahora resulta aún más sorprendente. Llegan trajes
exquisitos, hechos de terciopelo con aplicaciones
de raso, seda, alpaca, cashmere y tejidos de acabado
satinado. Los tonos van del negro al púrpura,
pasando por el azulón y el burdeos, siempre con
efecto gloss. Una tendencia que invade también el
esmoquin, que deja de lado sus colores de cabecera
(traje negro-camisa blanca) y se pasa al blue-black
brillante en ambas piezas. En otoño tampoco faltarán materiales de gran calidad, colores vibrantes y
estampados geométricos en el terreno de los complementos: zapatos de cocodrilo, fulares y corbatas
de seda, sombreros, bolsos de piel... “Las colecciones masculinas dan cada vez más importancia a
los accesorios, desde relojes, carteras, perfumes o
joyas hasta artículos de cosmética. El potencial del
hombre como cliente de productos de lujo es una
realidad y las firmas cuidan sus looks hasta el más
mínimo detalle”, afirma Mercedes Rodríguez.
1801 MODA HOMBRE publi.indd 42
13/10/2008 16:08:31
43
EN CASA
Ven y olvídate de todo.
Cóctel informal.
En la cara informal
de la moda, en cambio,
los conceptos que marcan tendencia son más
realistas. Se recuperan
las prendas de inspiración universitaria con
la selecta Ivy League
americana de los años
setenta como punto de
referencia. Vuelven los jerséis de cuello en pico,
a rombos o trenzados; las rebecas y blazers de
color oscuro con ribetes contrastados; los míticos
mocasines; y, por supuesto, el montgomery, grueso
chaquetón tres cuartos con botonadura de madera
o hueso. El suéter marinero de cuello redondo y la
bufanda bicolor (blanco-negro o gris-azul marino)
aportan el toque bohemio y parisino a esta tendencia. Pero a quien no le vaya eso de “chico bueno”, la
nueva temporada le ofrece la posibilidad de aliarse
con la rebeldía de los darks. Cazadora de cuero o
piel, camiseta ajustada, botas de caña baja y gafas
de sol, incluso por la noche. Única combinación
de colores admitida: negro con negro. Para los
momentos de asueto invernal llegan prendas casi
rurales, tan amplias como cálidas. Es el caso de los
cardigans o de las pellizas oversize, de ante, napa
o cuero con el cuello y el borde de las mangas de
piel. Según concluye Clara Isabel Buedo, “la lana y
el punto grueso son las estrellas del estilo informal.
Las camisetas de algodón se sustituyen por suéters
o camisas de cuadros; y los vaqueros dejan paso
a pantalones de pana o de pinzas, en su versión
clásica, o anchos y de tiro bajo”. Imperan asimismo
los jerséis de jacquard –con cenefas pequeñas y
repetidas–, los chalecos, gorros y bufandas de lana
tamaño maxi, las botas marrones de media caña y
los cinturones labrados o con detalles metálicos.
4. MOSCHINO
Valores seguros. Para hacer frente al frío vuelven
los abrigos largos, grandes y rectos, de botonadura
simple o doble, y de colores neutros, como el gris
o el marrón. Algunos incluyen reminiscencias
militares del pasado: desde trabillas sobre los hombros, grandes solapas y cinturones a juego, hasta
botones dorados y ribetes. Al mismo tiempo, regresa al guardarropa masculino un clásico universal:
la gabardina. Una prenda que no pasa de moda ni
sufre prácticamente alteraciones. Al revés. Cada
vez adquiere mayor ductilidad, pues con los años
ha sabido adaptarse a todo tipo de ambientes, del
urbano al distinguido. Sobre el beige tradicional,
prevalecen hoy tonalidades cercanas al negro,
como el gris oscuro o el azul marino. Gracias a su
tejido impermeable, ideado por el diseñador inglés
Thomas Burberry en 1880, el trench se revela perfecto para abrigarse en esos días de viento y lluvia.
Esperemos que este otoño se lleve todo menos la
sequía. s
Un negro acharolado de punta
importante y cordones para
noches de risas y sofisticadas
PARA HACER
FRENTE
AL FRÍO
VUELVEN
LOS ABRIGOS
LARGOS Y
GRANDES
La casa Moschino propone
otra tendencia importante,
el clásico abrigo en este caso
rematado con un sofisticado
astracán
5. HE by Mango
La recién nacida colección de
hombre de Mango nos propone un hombre que representa
el nuevo chic mezclando lo
clásico con lo nuevo
6. HUGO
“El gran tricott”. Otra recuperación del maxijersey sacado
de finales de los setenta
principios de los ochenta
Adiós estrés.
Hola Caldea.
Di adiós al estrés. Di hola a las aguas termales.
Di adiós al cansancio. Di hola a los baños indoromanos.
Di adiós a las preocupaciones.
Di hola a la gran laguna al aire libre.
Di adiós a todas aquellas cosas que necesitas olvidar.
Di hola a Caldea.
VERSACE
Entrada General
+ 1 noche de hotel
52 €
a partir de
por persona
Escápate
y ahorra
hasta
Posibilidad de reservar tratamientos y noches suplementarias.
27,50 €
por persona
GEOX
Zapato cómodo para largas
marchas urbanas. La prestigiosa marca acierta siempre al
ofrecernos confort y tendencia
Consulta los detalles de las ofertas en
www.caldea.com
1801 MODA HOMBRE publi.indd 43
15/10/2008 16:15:05

Documentos relacionados

0410 MODA MUJER.indd

0410 MODA MUJER.indd Continúa el ciclo del volumen. “Toca guardar en el baúl de los recuerdos todos esos vestidos tan cortos que el año pasado monopolizaban el cuerpo femenino. El baby-doll crece hasta cubrir las rodil...

Más detalles