Revista Vosotros numero 1

Comentarios

Transcripción

Revista Vosotros numero 1
Pintura.
ÁLVAREZ DE SOTOMAYOR,
PADRE DE LA ESCUELA
GALLEGA DE PINTURA
LA AVENTURA GALLEGA
DEL GRIAL
Emprendedores.
LA FRANQUICIA
Turismo.
EL OCCIDENTE DE
LA PENÍNSULA DEL
BARBANZA.
EL MAR ANCESTRAL
Historia.
LOS CUATRO GALLEGOS
La lengua en la Historia
Literatura.
VICTORIANO GARCÍA
MARTÍ, ELEGANCIA Y
ESTETICISMO DE UN DANDI
DE LAS LETRAS
UN DÍA EN LA COLA DEL PARO
LAS TARJETAS POSTALES
ILUSTRADAS DE GALICIA.
UNA VENTANA AL PASADO
BUENOS Y GENEROSOS
CARA Y CRUZ
…PARA VOSOTROS
ÍNDICE
Edición impresa para su distribución gratuita en Galicia y en el resto de España
Edición digital en español y gallego disponibles en www.galiciabilingue.es
Edita: Galicia Bilingüe
Directora: Gloria Lago Cuadrado
Redacción: [email protected]
EDITORIAL
BIENVENIDOS
04
PINTURA
ÁLVAREZ DE SOTOMAYOR, PADRE DE LA ESCUELA GALLEGA DE PINTURA
María Fidalgo Casares. Doctora en Historia del Arte
06
LA AVENTURA GALLEGA DEL GRIAL
Alfonso de la Vega. Ingeniero y escritor
10
Emprendedores
LA FRANQUICIA: UNA OPCIÓN
Redacción
12
HISTORIA
LOS CUATRO GALLEGOS
Luis Gorrochategui. Historiador, escritor y Profesor de Filosofía
LA LENGUA EN LA HISTORIA
Andrés Freire. Profesor de Lengua Española y Literatura
14
TURISMO
EL OCCIDENTE DE LA PENÍNSULA DEL BARBANZA. EL MAR ANCESTRAL
MatRecio
18
LITERATURA
VICTORIANO GARCÍA MARTÍ, ELEGANCIA Y ESTETICISMO DE UN DANDI DE LAS LETRAS
Gloria Lago
30
UN DÍA EN LA COLA DEL PARO
Miguel Baldwin Hidalgo
34
LAS TARJETAS POSTALES ILUSTRADAS DE GALICIA. UNA VENTANA AL PASADO
Salvador Fernández de la Cigoña
36
BUENOS Y GENEROSOS Isabel Piñeiro
Gloria Lago
40
CARA Y CRUZ
42
…PARA VOSOTROS
46
Todos los derechos reservados
Depósito legal VG 346-2012
2
3
EDITORIAL
EDITORIAL
EDITORIAL
BENVIDOS
BIENVENIDOS
GLORIA LAGO
GLORIA LAGO
Vosotros comeza a súa andaina con
entusiasmo e moito esforzo por parte de todos os que participamos na
súa xestación e na estimulante tarefa
de creala, iluminala e facela visible
para todos vós.
Ao longo dos cinco anos transcorridos dende a súa creación, Galicia
Bilingüe logrou ir xuntando a persoas de diferentes ámbitos dispostas
a ofrecer parte do seu tempo para
acadar uns obxectivos -basicamente
o respecto a certos principios democráticos- dende o convencemento
de que iso aporta algo positivo á
sociedade na que viven. Pero os logros obtidos e aqueles por acadar
non serían nin duradeiros nin completos sen un traballo de máis calado, dirixido a promover unha cultura
galega plural e un debate ilustrado
en liberdade. Esta revista nace con
esa vontade e mais a de ser lugar
de acollida para todos aqueles que
queiran sumarse a esta empresa. Tamén, porque queremos contribuir a
aportar algo positivo ao conxunto
da sociedade, estas páxinas servirán
para promocionar e amosar o moito
e bo que temos en Galicia, dende
a paisaxe que nos rodea e a nosa
oferta turística, ata as iniciativas interesantes que aquí poidan xurdir e
que mellorarán a calidade de vida
de todos, ben sexa no eido da cultura ou no da empresa, con especial
4
atención ás necesidades e iniciativas
dos más novos.
Dende a creación da España Autonómica facilitouse a promoción da
creación cultural galega. Foi unha
tarefa na que todos participamos,
directamente ou a través dos medios dispostos polas institucións por
nós elixidas. Agora, trinta anos despois, consolidouse un tecido cultural
fructífero pero con impulso e axudas limitadas a unha soa forma de
expresión e en boa medida a unha
forma de pensamento; en definitiva,
un camiño que se iniciou con azos e
probablemente cunha intención gabable, pero que está a ser transitado
de xeito case que exclusivo por quen
camiñan nun só sentido.
Porque non é razoable limitar a creación á utilización dun único vehículo
de expresión, dende esta revista e
a través das actividades ás que ela
poida servir de soporte, poremos
o noso afán en contribuir a que as
portas se abran para todos os creadores, en facelos visibles a eles e a
quen permaneceron agardando nos
caixóns tanto tempo, afastados das
homenaxes e dos libros de texto dos
nosos mozos. Tamén haberá espacio
nestas páxinas para a nosa Historia,
achegarémosvola dunha maneira
atractiva e dende o rigor, sen aderezos pero tamén sen mutilacións.
Vitoriano García Martí, o escritor ao
que lle adicamos as nosas páxinas
de Literatura neste primeiro número,
utilizou nalgunha ocasión nos seus
escritos o concepto de aristocracia
na súa acepción de capacidade de
atesourar calidades sobresalientes;
nós queremos amosar a Galicia aristocrática nese senso, para que outros se acheguen a coñecela in situ
ou a través do positivo que aquí se
fixo e se fai. Cremos que en tempos
de carencias é importante lembrar
que o coñecemento tamén é alimento. Ampliando o coñecimiento, a información e propiciando o
debate, serán más levadeiros os
tempos difíciles e máis fácil atopar
as fórmulas para superalos. García
Martí mostrou unha actitude positiva ante a adversidade, dicía que é
preciso aproveitar as dificultades e as
sombras para convertelas en timbres
selo de aristocracia, pois son quizais
os derradeiros títulos de nobreza humana que pode acadar o home neste mundo.
Desde Vosotros, queremos ofrecervos unha Galicia ilustrada, con espírito crítico e cun capital humano formidable que ten moito que aportar.
Vosotros empieza su andadura con
entusiasmo y mucho esfuerzo por
parte de todos los que hemos participado en su gestación y en la estimulante tarea de crearla, iluminarla
y hacerla visible para todos vosotros.
A lo largo de los cinco años transcurridos desde su creación, Galicia
Bilingüe ha logrado ir aglutinando a
personas de diferentes ámbitos dispuestas a ofrecer parte de su tiempo
para alcanzar unos objetivos -básicamente el respeto a ciertos principios
democráticos- desde el convencimiento de que ello aporta algo positivo a la sociedad en la que viven.
Pero los logros obtenidos y aquellos
por alcanzar no serían ni duraderos
ni completos sin una labor de más
calado, dirigida a promover una cultura gallega plural y un debate ilustrado en libertad. Esta revista nace
con ese propósito y el de ser lugar
de acogida para todos aquellos que
quieran sumarse a esta empresa.
También, porque queremos contribuir a aportar algo positivo al conjunto de la sociedad, estas páginas
servirán para promocionar y mostrar
lo mucho y bueno que tenemos en
Galicia, desde el paisaje que nos rodea y nuestra oferta turística, hasta
las iniciativas interesantes que aquí
puedan surgir y que mejorarán la
calidad de vida de todos, ya sea en
el ámbito de la cultura o en el de la
empresa, con especial atención a las
necesidades e iniciativas de los más
jóvenes.
Desde la creación de la España Autonómica se ha facilitado la promoción de la creación cultural gallega.
Ha sido una tarea en la que todos
hemos participado, ya sea directamente o a través de los medios dispuestos por las instituciones por nosotros elegidas. Ahora, treinta años
después, se ha consolidado un tejido
cultural fructífero pero con impulso
y ayudas limitadas a una sola forma
de expresión y en buena medida a
una forma de pensamiento; ha sido,
en definitiva, un camino que se inició con brío y probablemente con
una intención loable, pero que está
siendo transitado de forma casi exclusiva por quienes caminan en un
solo sentido.
Porque no es sensato limitar la creación a la utilización de un único vehículo de expresión, desde esta revista
y a través de las actividades a las que
ella pueda servir de soporte, pondremos nuestro empeño en contribuir a
que las puertas se abran para todos
los creadores, en hacerlos visibles a
ellos y a quienes han permanecido
aguardando en los cajones tanto
tiempo, alejados de los homenajes
y de los libros de texto de nuestros
jóvenes. También habrá espacio en
estas páginas para nuestra Historia,
os la acercaremos de una manera
atractiva y desde el rigor, sin adornos
pero también sin mutilaciones.
Vitoriano García Martí, el escritor al
que dedicamos nuestras páginas
de Literatura en este primer número, utilizó en alguna ocasión en sus
escritos el concepto de aristocracia
en su acepción de capacidad de
atesorar cualidades sobresalientes;
nosotros queremos mostrar la Galicia aristocrática en ese sentido, para
que otros se acerquen a conocerla
in situ o a través de lo positivo que
aquí se hizo y se hace. Creemos que
en tiempos de carencias es importante recordar que el conocimiento
también es alimento. Ampliando el
conocimiento, la información y propiciando el debate, serán más llevaderos los tiempos difíciles y más fácil
encontrar las fórmulas para superarlos. García Martí mostró una actitud
positiva ante la adversidad, decía
que es preciso aprovechar las dificultades y las sombras para convertirlas
en timbres de aristocracia, pues son
quizás los últimos títulos de nobleza humana que puede conseguir el
hombre en este mundo.
Desde vosotros, queremos ofreceros
una Galicia ilustrada, con espíritu crítico y con un capital humano formidable que tiene mucho que aportar.
5
PINTURA
ÁLVAREZ DE SOTOMAYOR,
PADRE DE LA ESCUELA GALLEGA DE PINTURA
MARÍA FIDALGO CASARES Doctora en Historia del Arte
Comida de Boda en Bergantiños
Durante siglos Galicia se mantuvo muy alejada del arte de
la pintura. Los nombres de Puga, Ferro, Villaamil, Avendaño,
y “la Generación Doliente” representaron sólo una pequeña
excepción en una inexistente tradición pictórica.
No fue hasta el siglo XX cuando puede empezar a hablarse
de una escuela gallega que iría evolucionando desde los
años 20 a los 80, en la que aparecerán distintas tendencias que bascularán desde el mantenimiento de la figuración y el academicismo conviviendo con el simbolismo,
a propuestas post-impresionistas que se desarrollan pa6
ralelamente a la modernidad y vanguardia abierta por los
Renovadores, y ya cerrando el siglo aparece la abstracción
de raigambre atlantista que se prolonga al siglo siguiente.
Conocidos nombres como Castelao, Maside, Colmeiro,
Seoane, Laxeiro, Diaz Pardo, o Maruja Mallo, convivieron
con grandes artistas hoy olvidados como Juan Luis, López Garabal, Medal, Pousa, Bello Piñeiro, Abelenda, Julia
Minguillón, Carmelo, López Guntín, Lago Rivera, Abelardo
Miguel, o Corredoyra entre otros... Grupos como “Los artistiñas”, “Los insurgentes” o el mismísimo grupo Atlántica
fueron reelaborando presupuestos que
buscaban un compromiso ético entre la
pintura y Galicia.
Pero este desarrollo no hubiera sido posible
sin la figura del artista Álvarez de Sotomayor, que es el enlace, el imprescindible eslabón, entre la gran pintura clasicista y las
corrientes innovadoras que surgen desde
comienzos del siglo XX. Y aunque fue un
espléndido retratista y cultivó con éxito géneros como la pintura mitológica o el paisaje, será fundamental su estética etnográfica gallega, género que mantendrá hasta su
muerte, y del que nos ocuparemos en este
breve artículo.
Fernando Álvarez de Sotomayor nació en
Ferrol en 1875. De nobles ancestros gallegos, su padre, marino de profesión, era teniente de navío en la plaza ferrolana. Pero
al morir siendo Fernando un niño, la familia
trasladó su residencia a Toledo, y en esta
ciudad desarrolló su vocación al lado del
profesor de dibujo José Gutiérrez y del paisajista José Vera.
En 1893 inició en Madrid sus estudios universitarios, y aunque intentó seguir varias
carreras, decidió dedicarse por completo a la pintura en el
taller de Manuel Domínguez. En 1899 ganó una beca de
la Escuela de San Fernando para la Academia de Bellas Artes de Roma. Desde la ciudad italiana viajó a París, Holanda y Bélgica. Ello le permitió conocer a los impresionistas
franceses y la pintura flamenca y holandesa, que tuvieron
una gran influencia en su trayectoria, y sobre todo en el
desarrollo de su iconografía gallega ya que fue allí cuando
empezó a reconocer los rasgos diferenciales de su pueblo.
“Me sentí gallego en cuerpo y alma al sentir la semejanza de
mi pueblo con los nórdicos…”
En 1905 regresó a Galicia, de la que había estado apartado
desde la infancia, lo que junto a su matrimonio con una
gallega de Ponteceso, desencadenó en él un redescubrimiento de su tierra natal que sería definitorio en su temática plástica y que sería el
germen de sus principales
“Me sentí gallego
aportaciones a la escuela de
en cuerpo y alma al
pintura gallega.
sentir la semejanza
En 1910 se trasladará a Améde mi pueblo con
rica, designado como profelos nórdicos…”
sor en Chile, y participa en
Fiesta de Santa Filomena
la celebración del Centenario de la Independencia. Inaugurará el nuevo edificio del Museo Nacional de Santiago
y después será nombrado director, de la Escuela de Bellas
Artes. El artista dejará tanta huella en el arte del país que
todavía hoy, una generación de pintores recibe el nombre
de Generación Sotomayor…
A su vuelta a España en 1922 es nombrado miembro de la
Real Academia de San Fernando y director del Museo del
Prado, cargo que desempeña hasta su muerte con el paréntesis de la República y Guerra Civil en el que se establece en Inglaterra y al regresar ostentará el cargo de Alcalde
de La Coruña durante 1938 y participará activamente en la
recuperación de las obras de arte depositadas en Europa
por el enfrentamiento bélico.
Dedicará las últimas décadas de su vida a alternar su pintura
cortesana y retratista de la alta sociedad madrileña, de factura impecable y muy academicista con innegables resabios
velazqueños y de Gainsborough (Alfonso XIII, Duquesa de
Medinaceli.), con largas temporadas en Galicia. En la aldea
pontecesana de Sergude, donde su mujer poseía la casa
de sus ancestros, libre de modelos impuestos y encorsetamientos, Sotomayor dará rienda suelta a su libertad y elabo7
El almuerzo del Señor Cura
rará sus famosos cuadros de tema galaico. Son cuadros de
verdadera exaltación de libertad pictórica desbordante de
movimiento, con gran peso del clasicismo de la escuela española y el costumbrismo decimonónico bañados por una
aplastante y colorista estética posimpresionista. Sus trazos
y pinceladas sueltas impregnadas de un color apasionado
logran composiciones de gran contundencia que emergen
entre una delicada y lírica naturaleza de matices.
Muy condecorado a lo largo de su vida, recibió todo tipo
de medallas y distinciones tanto en España como en Europa, (Lieja, Barcelona. Munich, Buenos Aires, Muestras Internacionales, el Premio March…) y murió en Madrid en 1960.
Con motivo del centenario de su nacimiento se celebró en
8
Madrid una monumental exposición retrospectiva con
más de un centenar de sus obras. Está representado en los
principales museos de España, Europa y América. Tiene la
particularidad de que su cuadro “Orando Dolorosa” ha sido
el cuadro de un pintor gallego que más cotización ha alcanzado en la historia de la pintura de Galicia.
La insistencia en los temas rurales y en sus personajes característicos, el sentido de permanencia y la emoción contenida con que los representa, traslucen la voluntad del
pintor de contribuir, temáticamente al menos, a la configuración de una pintura que habría de servir de base para la
creación de la personalidad pictórica gallega… Sotomayor
pinta a las gentes de la comarca, a los campesinos, a los
alfareros de la localidad de Buño, a los curas… Pintará las
romerías de las aldeas, procesiones, banquetes, bodas y
fiestas. Cuadros inolvidables como El segador, Saliendo de
misa en el pazo de Mende y Comida de boda en Bergantiños, Procesión en Malpica… Retrató principalmente a la
mujer gallega, metafóricamente “A terra Nai” en las teorías
del Rexurdimento, en diversas actividades, desde el desempeño de las labores campesinas a momentos de ocio.
Ensalzará sus fisonomías, indumentarias identitarias, vajillas
y porcelanas, tejidos y mantelerías, cacharrería varia… siendo hoy valiosos documentos etnográficos.
Pero aunque se le acuse siempre de que su retrato de Galicia sea idílico, renunciando a adentrarse en la temática social, no por ello es menos real, y su
significado va mucho más allá de
lo presentado en la misma escena costumbrista, evocando todo
un sistema de ideas y creencias
culturales, puestas de manifiesto
en estas imágenes, y que enlazan
claramente con una voluntad
etnicista, entendida etnia en la
acepción literario-antropológica
de Murguía, que establece que es
un grupo con un origen común
no basado en vínculos raciales,
sino sostenido por el sentimiento
de pertenecer a una comunidad
simbólica con elementos culturales propios, lengua, tradición,
fiestas, creencias, hábitos y referentes culturales propios.
Para los hombres del Rexurdimento, de Castelao hasta Os Novos, se
Pareja de Labriegos
diseñaron claves identitarias
que debían existir en la pintura gallega: el paisajismo, el
enxebrismo, la saudade, el
celtismo, la mujer como Terra
Nai, y sobre todo la tradición,
que en palabras de Castelao
es “o eterno, o que vive acochado no instinto popular” Y todas estas claves aparecen inequívocamente en la obra de Sotomayor. Y aunque se le califique despectivamente de costumbrista, Sotomayor no sólo
se dedica a buscar o exaltar los valores estéticos o culturales
referentes a lo enxebre, sino a todo lo que muestra ser parte
de la tradición que funciona como modo de cohesión social.
En sus representaciones de campesinos y labriegos late un
espíritu épico, un sentido de dignificación de la realidad que
pretende trascender la mera representación documental.
Su obra es una maravillosa exaltación del arte de la pintura,
muestra de vitalidad y fuerza estética y muestra de la natu“Quien podrá
negarme que soy
gallego cuando
Galicia, la mía, ha
nacido en mí.. “
Gallega
raleza del ser gallego que anima a los hombres, la tierra y las
costumbres transformados en entes de la identidad.
Paradójicamente, aunque el artista permaneció al margen
de cualquier compromiso identitario, y de la búsqueda de
un “estilo gallego”, no por ello su contribución fue menos
efectiva a los postulados del mismo, reflejando en sus lienzos las esencias intemporales de los hombres de Galicia.
“Quien podrá negarme que soy gallego cuando Galicia, la
mía, ha nacido en mí.. “
Álvarez de Sotomayor, considerado el mejor pintor gallego
de todos los tiempos y aunque muy reconocido en su época, hoy ha pasado al olvido como otros magníficos artistas
académicos relegados por otros pintores de menor calidad
pero que apostaron por corrientes de vanguardia. Esperamos en esta revista que hoy inicia su andadura ir dando a
conocer estos grandes artistas gallegos, sobre todo aquellos que basaron su trayectoria en conceptos hoy tan en
desuso como la belleza y el oficio. l
9
La aventura gallega
del Grial
POR ALFONSO DE LA VEGA Ingeniero y escritor
La verdadera cultura posee carácter
universal. Un ejemplo es la peripecia
gallega del grial. Uno de los más sugestivos e inspiradores mitos espirituales
medievales. Empleando aquí la palabra
mito más en el sentido griego clásico de
manifestación concreta de una realidad
espiritual inefable que en el orteguiano
de enemigo de la ciencia. Nos recuerda
Jung en su Psicología y Alquimia que “la
misión más elevada de toda educación
(me refiero a los adultos) consiste en llevar a la conciencia ese arquetipo de la
imagen de Dios, o bien sus irradiaciones
y efectos”.
El grial o vaso sagrado de las leyendas
antiguas de los pueblos arios contenía un brebaje divino, ligado al soma,
instrumento enteogénico de entrada
en el mundo espiritual. Una forma de
comunión o íntima identificación con
algún dios ligado a la muerte y resurrección propias y de la Naturaleza en
su ciclo anual. En el caso de Eleusis el
vaso kernos contenía el kykeon ritualístico probablemente con trazas de
cornezuelo de efectos enteogénicos
semejantes a los del moderno LSD.
Su origen literario se encuentra en la
obra de Chretiens de Troyes hacia finales del siglo XII y luego en la de von
Eschenbach y se manifiesta en muchos
paisajes de Europa y España. Para von
Eschenbach el grial no sería un cáliz o
vaso sino una piedra que sería traída a
la Tierra por los ejércitos celestiales y
que se halla confiada a la custodia de
los templarios, la sagrada caballería que
vivía en Montsalvatsch, una sagrada
montaña inaccesible a los pecadores
y que luego Wagner en el libreto del
10
Parsifal identificaría con los Pirineos. Si
bien, de acuerdo con los planteamientos filosóficos de Schopenhauer, para
Wagner el grial representaba el mundo
de “la cosa en sí”, el mundo de la Voluntad, a diferencia del universo fenomenal en el que se desarrolla nuestra
experiencia contingente.
El grial se halla relacionado tradicionalmente con paisajes del sudeste
francés. Todo el territorio del Languedoc se considera tierra de cátaros, el
grupo considerado herético que propugnaba otros modos de entender la
vida espiritual.
Otra tradición supuestamente vinculada a la cátara asimilaría el grial a la
figura de la Magdalena, supuesta esposa de Jesús. Tal hipótesis fue explicada
recientemente primero por Gerard de
Sede, después por Baigent, Leight y
Lincoln y luego por Dan Brown en un
famoso best seller. Volveremos sobre
esta polémica cuestión al comentar un
capitel de la catedral de Lugo.
Capitel lucense
Desde el punto de vista histórico se
sabe que tras la caída de la plaza fuerte de Carcassonne los últimos cátaros
refugiados en el castillo de Montségur
fueron aniquilados por las fuerzas papales. Según documentos de época,
en enero de 1244, antes de la caída
de este último bastión cátaro, el grial
habría sido salvado por un grupo de
cuatro cátaros que se descolgaron por
un precipicio cercano y trasladado al
otro lado de los Pirineos para su guarda y custodia.
Otras tradiciones españolas relacionan
la presencia del grial con nuestra patria.
Así, en España, el lugar griálico por excelencia sería el majestuoso monasterio oscense de San Juan de la Peña. En
la catedral de Valencia se guarda una
copa que según la tradición procede
de este bellísimo monasterio.
En otras montañas españolas, junto a
la entrada a Galicia por el Cebrero en
el camino francés, entre pintorescas
pallozas se yergue una pequeña iglesia
de estilo mil razas, tantas como la procedencia de los peregrinos a la que no
le falta su árbol sagrado, no un ciprés
o un tejo como suele ser habitual en el
Norte de España, sino en este caso un
serbal de cazadores. Esta iglesia modesta también está muy ligada al mito
del grial: Una leyenda del siglo XIII narra
que un monje del monasterio cluniacense próximo celebraba el sacrificio
de la santa misa y en el momento de
consagrar dudaba de la eficacia de la
liturgia para obtener la transubstanciación. Pero tanto el pan como el vino se
trasformaron en la carne y la sangre del
Salvador. Para celebrar este milagro, los
Reyes Católicos regalaron un rico relicario que se conserva junto a la patena y
el cáliz, que en cierto modo resultaría
así un verdadero grial histórico.
También en Lugo se encuentra otro lugar de insospechado interés griálico, que
pudiera resultar muy revelador en su
rara heterodoxia. Se trata de la catedral
lucense que pertenece a una versión
galleguizada del modelo auvergniense.
Desarrollada en su origen con diferentes
criterios y estilos desde el siglo XII al XIV.
Con posteriores reformas, la capilla central de la girola llamada de la Virgen de
los ojos grandes fue construida ya en el
siglo XVIII por el mismo arquitecto de la
fachada del Obradoiro compostelano,
Fernando Casas y Novoa.
La catedral lucense tiene el privilegio
de mantener expuesto el Santísimo Sacramento, cuestión que probablemente se halle ligada a su consideración
como lugar o templo griálico. Y que
aparece en el escudo de la ciudad.
En 1129 se firmaba el contrato para su
erección encomendada a Raimundo de
Monforte. La entrada norte, enfrente del
palacio episcopal en la llamada plaza de
Santa María, conserva un tímpano con
la figura del Salvador en forma de mandorla de la que cuelga un precioso capitel pinjante con la Última cena.
Detalle de la última cena
Como ya hemos indicado, algunas de
las versiones del mito del grial le relacionan con la misteriosa figura de María Magdalena, que según esa hipótesis
considerada herética o irregular asociada con más o menos rigor a los cátaros y
a la Orden del Temple, habría estado ca-
sada con el rabí Jesús, de modo que dicha figura femenina sería el propio grial.
Ciertas interpretaciones heterodoxas
explican las famosas bodas de Caná del
Evangelio, donde tanto Jesús como Su
Madre mantienen actitudes más propias de protagonistas directos que de
simples invitados, como las de Jesús y
Magdalena como contrayentes.
Especulaciones de este tipo son las
que tratan de explicar la extraña representación de la bellísima y famosa Última cena del refectorio de Santa María
delle Grazie, obra de Leonardo donde
aparece una delicada figura femenina
a la derecha de Jesús.
Pero en nuestro capitel lucense se representa una Sagrada cena semejante
porque el busto y cabeza de una hermosa mujer joven se halla recostado
sobre el pecho del Salvador. Hay quien
trata de salvar la ortodoxia diciendo que
se trata de san Juan. Así por ejemplo
Manuel Murguía en su obra Galicia: “Vese
allí el bulto de la cena –por cierto que San
Juan evangelista apoya la cabeza sobre el
hombro del divino maestro- pudiendo …”
Aparte que la forma citada ni siquiera
es andrógina sino claramente femenina no puede ser San Juan porque en
tal caso su figura estaría repetida ya
que también se encuentra en la esquina contigua interior del
capitel: es la figura barbilampiña que realiza con el
índice derecho extendido,
análogo al de otras representaciones del san Juan,
(el Bautista), del propio
Leonardo como la famosa
del Louvre o la del Baco
iniciador en ese mismo
museo. Signo vinculado a
la tradición esotérica universal. Pero si en la pintura
de Leonardo la figura resulta algo equívoca por su androginia en el caso de
nuestro capitel no hay duda de que se
trata de una bella mujer joven.
El propio esposo de Rosalía explica que
el dístico grabado en las caras del ábaco dice: discipulus domini placidi dans
membra quieti dum cubat in coena
ocelestia vidit amaena
Lo que ligaría la tradición del simbolismo de la Puerta al éxtasis, al Apocalipsis (que significa revelación en griego) y
a la propia Cena.
Así pues, el antiguo capitel lucense nos
sugiere interesantes hipótesis heterodoxas, tanto en lo referente a la hipótesis de la Magdalena como grial, cuanto
a la asociación de la ingesta en la Sagrada cena con el éxtasis revelador de
misterios espirituales.
No debemos terminar esta breve incursión por uno de los mitos más conmovedores y hermosos de la cultura europea sin glosar que desde un punto de
vista simbólico y esotérico la bandera
de Galicia también puede considerarse
una enseña griálica.
El cáliz sagrado formaba parte de los
primeros estandartes documentados
desde el siglo XIII. En la actual aparece
rodeado de cruces de intención acaso
semejante al esoterismo gnóstico del
Pórtico de la Gloria.
Durante este breve repaso de paisajes
relacionados con el grial hemos podido constar diferentes variantes de sus
peripecias y tradiciones más o menos
legendarias. Pero el grial forma parte
del paisaje interior, de la conciencia del
hombre que quiere inspirarse en principios éticos de orden superior. Quizás
el grial ya no está presente en ninguna
parte espacio temporal de la civilización occidental. Acaso no lo estuvo
nunca pues quizás no sea sino una
enriquecedora leyenda, una quimera
conmovedora, un símbolo del Ideal
motor de la conducta del que trata
de ser mejor. Quizá porque como diría el caballero Gurnemanz a Parsifal
mientras ascienden hacia su templo,
el mundo del grial es el mundo del
noúmeno y no del fenómeno. De “la
cosa en sí”, donde espacio y tiempo se
confunden.
El grial es un profundo y conmovedor
símbolo del mundo metafísico que nos
pregunta en la intimidad de nuestra
conciencia, ¿a quién sirves? l
11
EMPRENDEDORES
Party Fiesta
Supongo que en este tipo
de productos la crisis se
habrá dejado notar.
Claro que sí, las ventas han
bajado del orden del 15 al
20 %, y los clientes han pasado a comprar productos
más baratos, pero nos vamos manteniendo.
Entrevista
REDACCIÓN
¿Cuál es el principal producto que demanda la
clientela en Galicia?
Pues sobre todos productos
para fiestas de cumpleaños, tanto de niños como
de adultos. Nuestro producto estrella son los globos. Tenemos de todo tipo,
van desde los paquetes de
1,5 euros a los 11 euros y
desde los globos normales a los globos de helio.
Se han puesto de moda
los bouquets de globos,
No se para de
hablar del espíritu
emprendedor, como
apuesta de futuro
para mejorar nuestra
maltrecha economía.
Nosotros queremos
aportar un poco de
optimismo y traer a
estas páginas
ejemplos de iniciativas,
que bien planteadas,
pueden ser una tabla
de salvación para
quienes se han
quedado sin trabajo.
12
El primer ejemplo es Isabel, una joven empresaria
que, junto a un equipo de
estudiantes como personal
contratado, ha puesto en
marcha un original y lúdico negocio que se dedica
a alegrarnos un poco los
días especiales mediante
la venta de simpáticos productos para montar fiestas
caseras.
¿Cómo se os ocurrió la
idea de abrir una tienda
de artículos para fiesta?
La idea original viene de
Estados Unidos, son unos
grandes consumidores de
este tipo de producto desenfadado, y la cadena “City
Party” fue la que sirvió para
inspirar Party Fiesta. La tien-
da matriz abrió en Barcelona y a la vista de su éxito se
franquició la idea. Nosotros
descubrimos el negocio a
través de unos amigos, nos
pareció viable y como no
existía nada parecido en
Vigo, decidimos abrir.
¿Las franquicias compensan, no necesitan un
desembolso añadido
además del ya necesario
para montar el negocio?
La verdad es que te facilitan la labor, cierto que tienes que desembolsar una
cantidad para entrar, pero
te ceden la explotación de
una marca conocida y los
conocimientos para poner
en marcha rápidamente el
negocio. Incluso te hacen
un estudio de viabilidad
del local. Después tienes
que hacer unos pedidos
mínimos a los proveedores, pero no hay problema
para cumplirlos. Además
intercambias experiencias
e ideas con otros miembros de la franquicia en las
reuniones anuales.
¿Entonces habéis logrado vuestros objetivos
empresariales?
Hombre, de momento hemos abierto dos tiendas
en Vigo, y una en Pontevedra, estamos pensando
abrir en Orense, pero en
este momento, ya sabéis
la crisis… En La Coruña
también hay una tienda de
otro empresario.
es un adorno muy original
para cualquier tipo de fiesta o celebración. También
vendemos mucho disfraz,
tanto para niño como de
mayores, últimamente estamos vendiendo muchos
para fiestas de adultos, las
celebran principalmente en
casa, parece que la gente
tiene necesidad de evadirse, de divertirse sin gastar
mucho. Además tenemos
campañas más fuertes en
ventas, en carnaval, halloween, comuniones, colegios en fiestas fin de curso...
¿Y tenéis muchos
empleados?
Nosotros procuramos contratar a estudiantes, tenemos en cada tienda un dependiente por la mañana y
otro por la tarde. Así pue-
den compaginar estudios
y sacarse un sueldo. Como
primera experiencia laboral
nos aparece interesante, el
concepto que queremos
transmitir es que el empresario no es el enemigo del
trabajador, ni viceversa.
Pese a la crisis, ¿animaríais a jóvenes o
desempleados a emprender una aventura
empresarial?
En los tiempos que corren
es difícil elegir un negocio,
pero la crisis por otro lado
también ha aligerado los
costes en locales, hoy resulta mucho más barato
un alquiler. Lo principal es
estudiar el negocio, ver si
hay mercado para el producto que quieres vender,
y si no conoces muy bien la
dinámica de gestión, la franquicia es una opción. Sobre
todo hay que calcular bien
los costes, el dinero que
dispones para la inversión
y las pérdidas que puedes
permitirte. Hay que intentar ahorrar todo lo que se
pueda. Nosotros, por ejemplo, después de montar la
primera tienda, aprendimos
que sale más barato encargar a un carpintero los mostradores que comprarlos
de fábrica. Desde luego el
autoempleo y los pequeños
negocios que no necesitan
mucha inversión pueden
ser una salida hoy en día. l
BOLSA
DE TRABAJO
Si tienes entre 18 y 30 años y estás
buscando trabajo envíanos tu
currículum sea cual sea tu formación.
Lo incluiremos en una bolsa de trabajo
que colectivos de empresarios
se han comprometido a valorar.
Enviar a: [email protected]
Asunto: Bolsa de trabajo
13
LUIS GORROCHATEGUI Historiador, escritor y profesor de filosofía
Nº Ref. 575. Museo Naval. Madrid “Galeón y Galeazas” Su autor Rafael Monleón
HISTORIA
Los cuatro gallegos
Y en este tiempo,
Galicia, como parte de
aquella España, brilló
a su vez con una luz
imperecedera.
Hubo un tiempo en que España era la primera potencia
mundial no sólo en deporte, sino también en el resto de las
manifestaciones humanas. Y en este tiempo, Galicia, como
parte de aquella España, brilló a su vez con una luz imperecedera. Mil ejemplos encontramos de aquella época que
actualmente es tildada de “seculos escuros” en ciertos libros
de texto, y, entre ellos, a Álvaro de Mendaña y Neira, y a
Pedro Sarmiento de Gamboa, gigantes de la exploración
oceánica del siglo XVI.
Mendaña, quizás de Compostela, Arzúa o Betanzos, nació
hacia 1542 y, muy viajero, ya se dejaba ver en Lima en 1564.
Por aquel entonces se pensaba en Perú que a poniente, más
allá del vasto océano, se hallaban islas ricas y desconocidas.
En Pedro Sarmiento de Gamboa, natural de Pontevedra, cayó
la responsabilidad de comandar el viaje de descubrimiento.
Mas Gamboa cedió el mando a Mendaña, pues este último
era sobrino de López García de Castro, gobernador del Perú,
y creyó así que la empresa saldría robustecida. Pero no acaba aquí la contribución gallega a este viaje, pues además de
14
Mendaña, comandante de la expedición, y de Sarmiento de
Gamboa, capitán y cosmógrafo, encontramos a dos ilustres
coruñeses. El primero no era sino el piloto mayor, Hernán
Gallego. El otro, el escribano y factor real Gómez Fernández
Catoira. De este modo, el historiador Jiménez de la Espada,
llamó a esta crucial expedición la de los cuatro gallegos.
Con dos navíos, la nao Los Reyes, capitana, de 300 toneladas, y la nao Todos los Santos, almiranta, de 200, zarparon
160 hombres del puerto de El Callao el 19 de noviembre de
1567. Sarmiento de Gamboa quería establecer la derrota hacia el oeste desde una latitud meridional que hubiese dirigido la expedición directamente hacia Australia, pero Hernán
Gallego prefiere mantenerse en una derrota menos sureña.
Después de 50 días de navegación hacia poniente, el agua
no se podía beber de amarga y hedionda. El 15 de enero de
1568 avistan un islote madrepórico al que llaman Nombre
de Jesús, habían descubierto el atolón de Nui en las Islas Ellice o Tuvalu. Es ocasión de corregir las enciclopedias cuando
ignoran este descubrimiento en el islario del Pacífico; pero
si quieren enmendar el premeditado mutismo que pesa
sobre las exploraciones hispanas en el océano contemplado por Balboa y, en general,
sobre los méritos españoles,
necesitarán importante acopio de paciencia y lápices.
galaico. En Guadalcanal se iniciaron las hostilidades entre
isleños y españoles, y nueve de estos últimos fueron descuartizados. Sarmiento comandó entonces una expedición de castigo. Las naos se trasladaron a San Cristóbal y
desde allí, al mando de Hernán Gallego, aún se realizó otra
jornada que completó el conocimiento del archipiélago.
Más tarde, y debido no sólo a la hostilidad de los melanesios, sino también al elevado índice de enfermos, imposibiEl 1 de Febrero descubren el arrecife Roncador, y aproando litados de fundar población, y al deterioro de los buques, se
al sudoeste, el día 7 fue servido Dios de mostrarnos una gran decidió volver a América. Partieron de San Cristóbal el 11 de
tierra. Los lugareños se dirigieron a los viajeros en canoas Agosto, y Sarmiento de Gamboa volvió a ser desatendido,
e iniciaron un cordial mercadeo. Acababan de hallar la isla pues pretendía aproar al sudoeste en demanda de la otra
de Santa Isabel, pues así la bautizaron y, milagrosamente, tierra que al principio él quiso descubrir, que está sobre Chile
su denominación no fue cambiada por los “descubridores” (se refería a Australia). Arrumbaron pues hacia el norte y,
de turno que, cientos de años después y siguiendo cartas después de sufrir calmas sobre el Ecuador, el 17 descubren,
náuticas inspiradas en los descubrimientos españoles, se en las Marshall, el atolón de Maloelap-Aur. Continúan hacia
dedicaron fraudulentamente a trocar los nombres de islas el norte y el 13 de octubre encuentran una isla baja, redonperfectamente nombradas y localizadas. Los pilotos calcu- da, de mucha arena y matorrales, cercada de arrecifes, despolaron, con pasmosa precisión, la latitud exacta de la isla.
blada. Desembarcan en ella, la designan con el nombre de
San Francisco y, por no hallar nada de provecho, ni siquiera
Los exploradores gallegos habían recorrido 13.500 Km agua, continúan viaje. Habían descubierto y registrado la
desde el puerto de El Callao, una distancia que dobla la solitaria isla que, 228 años después, “descubriría”, y bautizaque hubieron de superar las tres carabelas de Colón para ría con su nombre, el capitán Wake, y perteneciente hoy a
el descubrimiento de América. Construyeron entonces un los Estados Unidos. Tras tormentas y descalabros que sepabergantín para explorar el archipiélago de las Salomón, ran las dos naos, el 17 de diciembre la capitana ve América
mientras otros expedicionarios se adentraron en la isla de a la altura de la Baja California. Días más tarde arribaría la
Santa Isabel y entraron en contacto con los nativos. Las no- almiranta sin árbol ni batel y con una sola botija de agua y
tas recogidas durante el viaje representan uno de los docu- se reencontrarían en el puerto de Santiago, en el estado
mentos más impresionantes de la historia de la etnología. mejicano de Colima. Después de 40 días de descanso, en el
Se habla en ellas de vocabulario, vestimentas, costumbres, que algunos en vez de reponerse pasaron a mejor vida por
etcétera. Los aborígenes ofrecieron a los españoles carne las penurias sufridas, zarparon hacia El Callao. Tras recalar
humana, incluyendo el brazo de un muchacho, y también en Nicaragua, llegaron el 11 de septiembre; casi dos años
a las mujeres para que tuviesen con ellas trato carnal, sor- les costó pues volver a su punto de partida.
prendiéndose de que los expedicionarios las rehusasen.
Este viaje, por su magnitud, anticipación, y cantidad de haRematado el bergantín, al que llamaron Santiago, el 7 de llazgos, es uno de los hitos de la historia de la exploración
abril iniciaron la exploración marítima, comandada por el del Pacífico. Descubrieron el atolón de Nui en las Ellice, los
maese de campo Pedro de Ortega y el piloto mayor Hernán arrecifes de Roncador, las islas de Santa Isabel, San Jorge,
Gallego, con diez soldados y doce marineros. Descubren Ramos, Malaita, Kombuana, Vatilau, Florida, Mbokonimbeti,
distintas islas, y el día 14, Guadalcanal, la mayor de archi- Mangalonga, Soghonara, Ndalakalau, Savo, Guadalcanal,
piélago, donde 384 años después combatirían ferozmente Choiseul, Ulawa, Tres Marías, Uki Ni Masi, San Cristóbal, Renjaponeses y norteamericanos en el transcurso de la Segun- nel, Santa Catalina y Santa Ana, que componen el archida Guerra Mundial. La llamaron así en honor del lugar de piélago de las Salomón; el atolón de Maloelap-Aur en las
origen de Pedro de Ortega, que si se hubiese bautizado Marshall, y la solitaria isla de Wake. Tardarían dos siglos los
en recuerdo de la ciudad que vio nacer al piloto mayor, La europeos en volver a las Salomón, que bien podían haberCoruña hubiese sido. En todo caso, la expedición de los se llamado las islas de los cuatro gallegos. Pero el empeño
cuatro gallegos no hizo honor a la toponimia de nuestra de Mendaña y Sarmiento aún no se había agotado y fructicomunidad, pues ni una sola isla se bautizó con nombre ficaría en nuevas expediciones. l
15
XVI
La lengua
en el siglo XVI
ANDRÉS FREIRE. PROFESOR DE LENGUA ESPAÑOLA Y LITERATURA
El siglo XVI marca el comienzo de la modernidad. Los reinos
medievales devienen incipientes estados y a este desarrollo le acompañan los varios signos de un estado moderno:
la ciudad capital (hasta entonces, la corte acompaña al rey
donde éste se encuentra), las fronteras marcadas, la burocracia creciente y uniforme, y con ella, la necesidad de una
lengua modelo con normas y ortografía.
No es coincidencia que este fenómeno acompañe a la consolidación de las fronteras. Los reinos empiezan a ser naciones, y no patrimonio personal de los reyes, permutables
mediante matrimonio o herencia. Así, el siglo XVI es el siglo
en que se consolida el mapa (casi) definitivo de la península: Navarra es anexionada; Portugal se escinde del resto,
creando su propio estado, y su propia idea nacional. Por
primera vez, Hispania/España no es sinónimo de península
ibérica. Quedan en ella aún reinos heterogéneos, pero son
ya dos incipientes estados. Tras siglos de cambios de fortuna y fronteras, la península consolida un mapa que la jerga
económica calificaría de equilibrio subóptimo.
Y una mirada al mapa basta para comprobar quién es el
gran dañado de esta organización territorial, que inclina las
fuerzas económicas hacia el Mediterráneo y el Sur, y traza
progresivamente una raya fronteriza en el río Miño: una Galicia que queda allá alejada, lejanía que acrece el dominio
inglés de los mares atlánticos. Asombra que, con tanta tinta
gastada en los problemas de España y Galicia, pocas veces
recordemos esta obviedad.
La expansión del castellano, sin embargo, es anterior a este
proceso de construcción de un estado. A finales del siglo
XV había quedado establecido como modelo de romance
hispano culto. Su cultivo se expande más allá de los reinos
de Castilla y alcanza a Portugal (en él escriben Gil Vicente y Sá de Miranda) y a la corona aragonesa, que ve cómo
el dialecto valenciano en auge es reemplazado en su uso
16
literario por el castellano. En Galicia el proceso es aún más
agudo. El gallego había ido desapareciendo de su uso escrito, allí donde llevaba un siglo siendo usado: documentos
públicos, privados y eclesiásticos, crónicas, relaciones… Y
aparecía el primero de los escritores gallegos importantes
en castellano: Juan Rodríguez del Padrón. Tampoco al pueblo le era una lengua ajena. Al cabo, el grito de la Santa
Hermandad de Galicia (irmandiño es una innovación lingüística del galleguismo) era Viva el Rey.
El siglo XVI expande esta tendencia. Las reformas burocráticas de Castilla traen a nuestra tierra a funcionarios y religiosos de otras partes del reino. Llegan comerciantes incluso
de fuera de la península. Es una movilidad de doble vuelta,
y los gallegos saldrán de sus fronteras para participar en las
glorias e infiernos de la España imperial.
Nótese que esta tendencia apenas es comentada por los
contemporáneos. Frente al mundo creado a partir del nacionalismo, que considera a la lengua como “el alma del
pueblo”, vivimos en una época en que la población se identifica a sí misma en torno a la religión y como súbditos del
rey. Según avanza el siglo XVI, será cada vez más importante ser considerado como “cristiano viejo”. Los gallegos,
como casi todas las gentes del norte, serán vistos como
limpios de sangre, libres pues de la sospecha de albergar
en sus venas sangre semita.
Por consiguiente, las referencias metalingüísticas son esporádicas. Tenemos que leer en ellas más de lo que los autores dicen; tenemos que fiarnos de ellas a falta de otras fuentes. Así Juan de Valdés recuerda en su Diálogo de la lengua
la expansión del castellano por toda España y que “esto aun
entre gente vulgar, porque entre la gente noble tanto bien se
habla en el resto de España“. Una gramática española anónima, escrita probablemente por un errabundo judío sefardita, llama al castellano “lengua común española” porque
es entendida y hablada por todo el reino. Entre nosotros,
el licenciado Molina, en su Descripción del Reino de Galicia
afirma que en Santiago “aun la lengua gallega no permanece aquí mucho”. Contra este último comentario, el profesor
Monteagudo nos trae los comentarios de un peregrino
francés asegurando que, en la misma ciudad, el francés
era una lengua muy escuchada. Concluye pues que ambas
afirmaciones son muy exageradas. Sin embargo, acaso esta
diversidad fuera más normal entonces de lo que creemos
hoy. Las fronteras entre lenguas eran más fluidas que los
compartimentos estancos creados por la formalización lingüística, la enseñanza obligatoria y los medios de masas.
Las polémicas lingüísticas serán otras en este siglo. La más
importante, y generalizada en toda Europa, es la disputa
entre las lenguas romances y el latín. Hasta el siglo XV, las
primeras eran vistas como lenguas vulgares inapropiadas
para usos cultos. Juan de Mena, que tanto hizo por convertir el castellano en lengua culta, decía aún de él que era
“rudo y desierto”. Muchos escritores, sin embargo, lucharon
por elevar los romances a la altura de las lenguas clásicas.
No lo hicieron sin problemas. El latín siguió reservado para
los textos sagrados, la educación, la Universidad, las ciencias rigurosas.
No son muchos los escritores gallegos descollantes en este
siglo. Casi todos ellos, por desgracia, olvidados. A pesar de
no ser gallego, hemos de citar al licenciado Molina, un eclesiástico malagueño radicado en Mondoñedo, donde editó
su preciosa Descripción del Reino de Galicia, joya de la edición galaica. No podemos olvidar tampoco al fraile Jerónimo Bermúdez de Castro, importante poeta en castellano
y latín, y primer autor de tragedias en lengua castellana. Y
a Vasco Da Ponte, que escribió una relación sobre algunos
de los grandes linajes de Galicia, que nos da datos esenciales sobre la historia de la aristocracia gallega. Es de justicia
incluir también entre los autores de este siglo al Conde de
Lemos, aunque su figura se adentre un par de décadas en
el XVII. Fernández de Castro no sólo es un político de primer
rango y mecenas de la mejor literatura española (Góngora
y Cervantes); también fue un autor de cierta importancia,
y escritor de la primera obra reivindicativa de los derechos
de Galicia: El búho gallego, opúsculo satírico que reclamaba
voto en las cortes para nuestra tierra.
Fuera del canon tradicional quedan dos autores injustamente ignorados. El primero de ellos es Francisco Sánchez,
médico y filósofo nacido en Tuy de origen judío. El doctor
escéptico, le llamaban, y las razones de su olvido son las
mismas que las de otros muchos autores europeos de esta
época: escribieron sus obras en latín, y hoy no tienen quien
los rememore. Los latinistas prefieren la época clásica romana; los romancistas los ignoran.
El otro es Juan de Betanzos. Marchó a América como muchos, y allí llevó una de esas vidas aventureras de nuestros
antepasados, que asombraron y espantaron al mundo.
Casó con una princesa inca y sus relaciones familiares le
impulsaron a escribir una Suma y Narración de los Incas.
La fortuna se ha aliado con él recientemente. De su texto
apenas se conservaban unos capítulos y una investigadora
halló hace pocos años el texto completo. Su obra es ahora
fundamental para conocer la historia precolombina.
En conclusión, la lengua gallega se acomoda estos años a
un uso familiar y oral. La lengua castellana se expande en
Galicia como lengua de cultura en lucha contra el latín. Sin
embargo, un esqueje surgido de Galicia y lanzado hacia el
sur, se libera del dominio castellano e inicia su proceso de
valorización, que culmina en el siglo XVI con Os Lusíadas. El
autor de esta obra es Luis de Camôes y es incluso poético
que su apellido nos sugiera unas raíces familiares en la parroquia de Camos en Nigrán.
17
TURISMO
El occidente de la
península del Barbanza
El mar ancestral
MATRECIO Texto y fotos.
Situada en la parte coruñesa de las rías bajas, la península
del Barbanza, nos ofrece una magnifica oportunidad para
disfrutar de una escapada por una costa aún no muy saturada por el turismo, donde podremos descubrir playas de
inmensos arenales, el sabor auténtico de los pueblos del
litoral gallego y un paisaje salvaje que nos hará sentir ese
mar que sólo se puede encontrar en Galicia.
Puebla del Caramiñal
Comenzaremos nuestra escapada por la Puebla del
Caramiñal. Esta villa marinera surge como entidad
propia hacia 1822 fruto de la unión de dos poblaciones: la Villa del Caramiñal, antiguo barrio de pescadores y la Puebla del Deán (perteneciente al Señorío del
Deán de Santiago y así denominada, probablemente
como en otros numerosos ejemplos a lo largo de toda
la geografía española, por el otorgamiento de las denominadas cartas pueblas). Posteriormente en 1982,
oficialmente pasa a denominarse Pobra do Caramiñal.
No obstante como herencia de aquellas dos poblaciones originales la localidad conserva sus dos iglesias
parroquiales: Santa María la Antigua del Caramiñal y
Santiago del Deán.
Dentro del casco urbano, al lado de la plaza de abastos,
merece la pena hacer un alto para echar un ojo al edificio
civil con más solera de la villa, la Torre Bermúdez, construida en el siglo XVI por el destacado arquitecto de aquella
época, Rodrigo Gil de Hontañón, y posteriormente vinculada a la familia de D. Ramón del Valle Inclán, que hoy aloja el museo de su nombre, con una original escultura de
Bradomín en su entrada. Aunque Valle vivió sólo un par de
años en la localidad, (los mitómanos aún pueden visitar el
que fue su domicilio, y en cuyo ático al perecer se retiraba a escribir, villa Eugenia, en la calle San Roque, junto a
la iglesia parroquial del Caramiñal) las calles de la Puebla
guardan aún el recuerdo del genial escritor gallego, que
además pasaba temporadas veraniegas en el lugar. Amigo
de cafetines y tertulias intelectuales, de los que en Madrid
era gran asiduo, los suplía en la Puebla por la tertulia en
Farmacia Tato, en la calle Paz, que sigue en activo como
botica y conserva algunos recuerdos de la época. Cercano
también se encuentra el hoy en ruinas Pazo de la Merced
(situado en la ensenada del mismo nombre, en dirección
Boiro siguiendo la carretera comarcal AC-305) donde la
familia del escritor pasó largas temporadas. Cuentan que
a su regreso de America en 1922, llegó por la noche muy
tarde a la Merced, y encontró a su familia dormida, estando
su mujer en cama con dos de sus hijos. Visto lo cual, Valle
Inclan decidió pasar la noche junto a su hijo menor, que
estaba sólo y profundamente dormido en su cama, y que
al parecer apenas recordaba a su padre. El pobre niño al
despertar y encontrar a su lado a semejante barbudo, se
llevó un susto tal, que salió de la cama despavorido y dando gritos buscando a su madre.
Museo Valle Inclán, en la Puebla del Caramiñal
“tapitas” disponibles. Prácticamente en las afueras de la Puebla del Caramiñal, en dirección Ribeira, encontramos la playa de Cabío-Lombiña (GPS +42° 35’ 12.72”, -8° 55’ 24.50”), de
limpias arenas blancas y fácil acceso, con un pinar aledaño,
que la hacen ideal para relajarse al sol. En sus inmediaciones
dispone de camping y alojamientos de turismo rural.
Tomando la AC-305 en los alrededores de la villa nos encontramos con un pazo no muy conocido pero muy interesante, la Torre de Xunqueiras, en el lugar denominado
Campiño, en la parroquia del Xobre, que remonta sus orígenes al medioevo. Los doce escudos señoriales que adornan los muros de este bello edificio muestran su historiado
pasado. Hoy está dedicado a la hostelería, celebraciones
Pero volvamos a la Puebla. En la villa, tenemos la “Casa Gran- y eventos, por lo que si nos interesa su interior, también
de de Aguiar” (siglo XVI), y muy cerca, el “Pazo do Couto” existe la posibilidad de conocerlo, aunque normalmente se
(siglo XVIII). Una vez callejeado el casco histórico, no po- encuentre cerrado al público.
demos dejar de visitar la Playa del Arenal bordeada de un
estupendo paseo marítimo, sus cercanas calles paralelas y En las inmediaciones a la Puebla, los amantes de la natula alameda, donde podemos hacer un alto en alguna de sus raleza y el senderismo cuentan con la ruta del Río Pedras.
tabernas y cafeterías para disfrutar de un tentempié, que Para disfrutar de este curso de agua con su frondosa vegecomo en toda Galicia, hará las delicias del visitante por las tación y sus piscinas naturales labradas en roca, en las que
18
Playa de Vilar
19
petrificadas, tan comunes por toda la geografía española
desde la época de la Reconquista. La realidad arqueológica
es casi tan interesante como la leyenda. El dolmen se trata de un cementerio colectivo, lugar de enterramiento de
varias personas relevantes, seguramente dirigentes, guerreros o sacerdotes y pertenecientes a un mismo grupo social. Los difuntos solían enterrarse en el interior del dolmen
acompañados de los objetos de valor de la época como
hachas, cuchillos, puntas de flecha, algún abalorio, todo
ello contenido en vasijas de barro.
Santa Eugenia de Ribeira
La villa de Ribeira tiene un pequeño casco antiguo y algunas casas marineras. En la Plaza de Otero Goyanes, podemos ver el pazo de los Marqueses de Revilla y la Iglesia
Parroquial de Santa Eugenia. Destaca su puerto pesquero,
uno de los más importantes de bajura de Galicia, por lo
que un paseo por sus muelles siempre resultará interesante. Ribeira, como otras muchas villas del litoral español, históricamente sufrió incursiones piratas. Primero fueron los
vikingos en el siglo IX, luego los sarracenos y otomanos y
posteriormente los corsarios ingleses. En 1739 Ribeira fue
saqueada por los ingleses. El recaudador y representante
de la inquisición de la villa, Pedro Arias Marino de Sotomayor, fue uno de los habitantes de Ribeira que perdió su casa
pasto de las llamas. Buscó refuerzos en Olveira, Artes y Corrubedo, y consiguió echar a los ingleses de la villa.
Pero el mar, más que una fuente de amenazas, en el extremo más occidental del Barbanza es una bendición. No
sólo por los extraordinarios recursos pesqueros y de marisqueo que ofrece a sus habitantes, y que por su obra y
gracia también podemos disfrutar los visitantes bajo los
deliciosos platos de su típica gastronómica gallega, sino
porque forma un litoral en el que las playas se suceden,
formando un entorno natural y turístico poco explotado y
digno de descubrir.
La playa de Coroso es la más cercana al casco urbano de
Ribeira, con todos los servicios que la hacen acreedora de
la Bandera Azul, cuenta con un paseo marítimo que la une
Dolmen de Axeitos
es posible darse un bañito, y sus muchas fervenzas (cascadas), algunos molinos (zona de Aldeavella) y puentes medievales (puente de la Miserela, que se cree que formaba
parte de la Vía romana Per Loca Marítima ), hay que tomar
como referencia la AC-6702 y la casa de turismo rural Entre
os Ríos, o seguir las indicaciones del GPS (42° 37’ 46.11”, -8°
56’ 54.42”). La leyenda del río tiene como protagonista a
San Mauro, que llegó al lugar en una barca de piedra (que
la tradición supone abandonada al borde de las piscinas)
perseguido por los moros, pero la intervención divina permitió al Santo remontar el río, mientras se lo impidió a los
musulmanes, al llenar de cantos rodados (pedras) su paso,
retardando a los perseguidores y permitiendo así la huida
de San Mauro.
Mirador de la Curota
Desde la Puebla parte la carretera AC-302, que nos lleva
a la AC-6705, que sube a uno de los miradores más famosos de Galicia, A Curota (GPS +42° 36’ 59.84”, -8° 58’ 15.22”),
desde el que tenemos una de las más bonitas imágenes de
la Ría de Arosa. En medio del camino, en A Curotiña podemos visitar el monumento al siempre presente Valle Inclán
20
situado en un área recreativa perfectamente acondicionada. Al llegar arriba, si contamos con un día despejado y sin
brumas, divisaremos toda la Ría de Arosa, sus costas recortadas, el mar lleno de bateas y su paisaje circundante. En
el Monte Curota, en el mes de Julio, se celebra el ‘Curro del
Barbanza’. Consiste en la captura, derribo, marcado y encierro de los potros salvajes que pueblan durante el año los
montes del Barbanza. No en vano en el ascenso no es raro
ver en cualquier época del año algún caballo salvaje por las
laderas del monte.
Nos podemos acercar, tomando la AC-303, al Dolmen de
Axeitos, en la parroquia del mismo nombre (GPS +42° 35’
56.73”, -9° 0’ 56.98”) que aunque de menor tamaño que el
de Dombate, es uno de los mejor conservados de Galicia,
siendo denominado por el erudito Carlos García Bayón,
como el “partenón del arte megalítico”. Data de entre los
años 3.600 y 4000 a.d. y, como muchos de estos misteriosos monumentos primitivos ancestrales, ante su inexplicable origen fue denominado por el imaginario popular de
los pobladores medievales como Pedra Moura, en alusión
a leyendas de tesoros escondidos por moros o princesas
Castiñeiras
21
Complejo dunar de Corrubedo
a la villa. Un poco más allá, hacia el lugar de Insuela, nos
encontramos con la playa de Rio Azor (GPS +42° 34’ 10.63”,
-8° 58’ 3.79”), una tranquila cala, con un paseo entre roquedales digno de visita.
Si continuamos por la carretera costera AC-7308, bordeando el extremo más occidental de la península del
Barbanza, hasta llegar a la localidad de Aguiño, nos encontraremos con un atractivo paisaje marítimo lleno de
playas y pueblos marineros. La oferta es tan variada, que
nos será difícil elegir entre tantos arenales, que afortunadamente no están saturados por un turismo masificado. Las playas de Touro y dos Mosqueiros, al borde de la
22
carretera, gozan de un turismo familiar en verano. También son destacables por sus deslumbrantes arenas y
aguas cristalinas las playas de A Ameixida y Castro. Castiñeiras, es una pequeña localidad marinera, al lado del
puerto tenemos una cómoda playa de su mismo nombre, y si nos apetece podemos hacer un alto en un par de
apetecibles tascas situadas enfrente del coqueto paseo
marítimo. Aguiño, aunque con una flota más modesta
que Ribeira, tiene una importante actividad pesquera. A
esto se le une su atractivo turístico con cantidad de calas
e islotes litorales que se extienden desde la villa hasta la
punta de Couso (GPS +42° 31’ 5.35”, -9° 2’ 29.37”), desde
donde se disfrutan unas puestas de sol de postal. En la
cala de A Covasa, se ven los restos de un pequeño muelle,
llamado el puerto fenicio por los habitantes el lugar, pero
que seguramente tenga origen medieval.
La Isla de Sálvora situada enfrente del puerto de Aguiño,
constituye uno de esos lugares telúricos, que ya los antiguos pobladores célticos consideraban sagrado. Se trata de un agreste paisaje, cuyo acceso es restringido (hay
empresas que ofrecen visitas guiadas desde el Grove, y en
concreto se puede contratar un viaje en velero hasta allí en
la casa de turismo rural Entre os Ríos), con restos de las edificaciones de una pequeña industria de salazón, la primera
de Galicia dicen, y un lugar acasarado en el que llegaron a
vivir 60 personas, ruinas de antiguas fortificaciones y en la
parte sur se encuentra el faro de planta octogonal construido a principios del siglo XX sobre los restos del faro original de mediados del XIX, y que hace “pareja” en su labor
de guarda con el faro de Corrubedo.
Podemos ver también un monumento a la Mujer, levantado en recuerdo de la salvación efectuada por las mujeres
del lugar en uno de los múltiples naufragios de esta costa.
En las cercanías de Salvora existen unos peligrosos bajíos rocosos, denominados los bajos de Meixides, donde
ya habían naufragado varios barcos ingleses, el buque de
la armada española Cisneros y el vapor Larache. Pero el
23
naufragio más trágico sucedió en 1921, cuando el vapor
de pasajeros Santa Isabel, con 266 personas a bordo (78
tripulantes y 188 pasajeros) se partió en dos al chocar con
los bajíos rocosos en una noche de tempestad. Fueron
cuatro jóvenes mujeres de Sálvora, las que a remo, con
una dorna, acudieron en primer lugar a socorrer, entre el
fuerte oleaje, a los náufragos. Pudieron salvar la vida 53
personas, pero 213 pasajeros murieron ahogados. El monumento conmemora el heroísmo de aquellas valientes.
Corrubedo
Si seguimos ahora en dirección a Corrubedo, nos encontramos con la playa de Vilar (GPS +42° 33’ 12.17”, -9° 1’ 32.59”),
y más allá el complejo dunar, un ecosistema formado por
zonas lacustres, marismas y dunas, con una gran riqueza en
aves que habitan este lugar o hacen parada en él en sus
viajes migratorios. (como tal forma parte del RAMSAR, humedales de importancia internacional) La laguna de Carregal se formó precisamente por el efecto del viento, que fue
cerrando lo que era una bahía o ensenada. Por ello se trata
de una laguna poco profunda de agua salada, que está poblada de plantas adaptadas a esas condiciones de salinidad y
a las continuas inundaciones provocadas por las mareas. En
24
Faro Corrubedo
Playas Barbanza
esta tierra no hay lugar sin su leyenda, y la laguna de Carregal afirman que contiene la ciudad sumergida de Malverde
o Valverde, donde habitan los moros expulsados nada más
y nada menos que por Carlomagno y los 12 pares de Francia. La otra laguna, la de agua dulce de Vixán, no tiene comunicación con el mar, salvo en periodos equinocciales. En
la Casa da Costa, justo antes de llegar a la playa de Vilar, los
biólogos del complejo ofrecen información a los visitantes.
Pero sin duda la atracción del lugar es la gran duna móvil
de Corrubedo. Esta masa de arena de 1 Km de longitud,
200 metros de ancho y de unos 10 metros de altura, avanza movida por el viento como una muralla entre el mar y la
costa, con dirección nordeste, a un ritmo de 2 a 3 cm. por
año. Nos podemos acercar a pie a través de las pasarelas de
madera acondicionadas al efecto, ya que para su conservación no es posible ya trepar sobre ella. Para observar todo
el ecosistema y unas vistas de ensueño merece la pena subir hasta el mirador de Pedra da Rá (GPS +42° 33’ 35.87”, -9°
0’ 56.51”), así llamado por una gigantesca y solitaria roca
de granito con forma de rana, donde se ha construido una
escalera de 15 m. Para subir a la plataforma que sirve de
atalaya sobre toda la costa que ocupa el complejo dunar.
25
En las cercanías se encuentra el Faro de Corrubedo (GPS
+42° 34’ 34.38”, -9° 5’ 17.15”) , construido en 1854, es de
planta semicircular y se sitúa en un extremo de la costa
desde el que se pude divisar las doradas arenas de la playa
de Balieiros. También en las inmediaciones contamos con
el parque de San Roque, una área de ocio acondicionado,
con un mirador, espacios verdes, merenderos y replicas arqueológicas, con una mámoa y un pequeño poblado de
pallozas celtas y otros recursos etnográficos.
Castro de Baroña
Saliendo de Corrubedo en dirección a Porto do Son, llegamos por la AC-550 a uno de los más espectaculares castros
gallegos. A nuestra izquierda dejamos varias playas salva-
jes, en las cercanías de una de estas playas, concretamente
en la bajada de la playa de Arealonga, aparece el último
destino de nuestra ruta, el castro de Baroña (GPS +42° 41’
40.26”, -9° 1’ 36.61”). Entre peñascos y pinares, sobre una
pequeña península, unido por una lengua de arena y roca
a la costa, el poblado castreño se aísla de tierra firme por
un foso y unas murallas que atravesaremos por la bien conservada escalinata de su entrada principal. Tras la murallas,
resguardadas del azote del viento por un risco acantilado,
encontramos los restos de una veintena de las típicas viviendas de planta redonda. No es difícil dejar volar la imaginación evocando tiempos pasados. Aunque existen más
castros costeros a lo largo del norte peninsular, Baroña es
único por su conservación y ubicación paisajística. Su cro-
nología se puede datar alrededor de los siglos I a.c. y I d.c.
Según los expertos, no se ha descubierto la existencia de
manantial alguno de agua ni tan siquiera de aljibes de almacenamiento, lo que a nuestro juicio pone en duda su valor defensivo, ya que aunque se sitúa en un istmo, rodeado
de un infranqueable mar, sólo accesible por la porción de
playa ante la que se erigía un foso y muralla de mampostería, lo cierto es que la falta de agua impediría cualquier
resistencia prolongada. Lo que sí es cierto es la relación de
los pobladores con el mar, atestiguada no sólo por el entorno, sino gracias a los restos de “concheiros” encontrados y
los hallazgos de anzuelos. No se ha hallado resto alguno de
embarcación, aunque la presencia de restos de animales
de aguas más profundas y de posibles restos de piedras,
que podrían servir como pesos para las redes, parece que
apuntan a una incipiente navegación con fines pesqueros. Al parecer disponían de horno o fundición, lo que nos
indica que poseían conocimientos metalúrgicos, donde
trabajaban principalmente el bronce, pero también el oro,
hierro, estaño y plomo.
Se nos ha pasado el tiempo sin enterarnos y nos despedimos del Barbanza, donde los caminos se pierden entre
pequeños pueblos, la naturaleza salvaje, un mar mágico y
piedras milenarias.
Castro de Baroña
26
27
AVES Y FLORA DE LA ZONA
SelecciÓn y fotografÍa por JosÉ Luis Iglesias, catedrÁtico de BiologÍa
FLORA COSTERA
FLORA INTERIOR
AVES
Armeria maritima
Calystegia soldanella
Larus cachinans
Calluna vulgaris
(gaviota patiamarilla)
Actitis hypoleucos
(andarrios chico)
Glaucium flavum
Honckenya peploides
Daphne gnidium
Digitalis purpurea
Larus cachinans
Larus ridibundus
(gaviota patiamarilla) (gaviota reidora)
Iberis procumbens
Linaria polygalifolia
Iris pseudacorus
Lagurus ovatus
Charadrius
Charadrius hiaticula
alexandrinus
(chorlitejo grande)
(chorlitejo patinegro)
Narcissus
bulbocodium
Narcissus triandrus
Limosa lapponica
(aguja colipinta)
Oxalis purpurea
Pinus pinaster
Crocethia alba
Egretta garzetta
(correlimos tridáctilo) (garcilla blanca)
Serapias lingua
Ulex europaeus
Phalacrocorax carbo Sterna hirundo
(cormoran grande)
(charrán común)
Ardea cinerea
(garza real)
Ameixida
Donde comer
En RiBeira
En Puebla del Caramiñal
Precios asequibles:
O RINCON DE BASELA
Pérez Galdós, 11
15960 Santa Uxía de Ribeira
Precios asequibles:
RESTAURANTE O LIÑAR
Rúa Tomada, 14 (A Tomada). A Proba do Caramiñal
XARDÍN
Otero Pedrayo, 2
15960 Santa Uxía de Ribeira
Precios medios:
RESTAURANTE BAIUCA
Avenida Miguel Rodríguez Bautista,
17
PUNTA COUSO
La Graña, 44 Santa Uxia
l
28
Donde DORMIR
A DE ROSA
C/ Díaz de Rábago, 34. A Proba do Caramiñal
Precios medios;
A TERRAZA DE CHICOLINO
Castelao, 7 - 9 (Barbanza). A Pobra do Caramiñal
MESÓN DON MIGUEL
Castelao, 40. 15940 A Pobra do Caramiñal
l
EN PUEBLA DEL CARAMIÑAL
ENTRE OS RIOS
Casa Turismo Rural
Lugar Entrerrios, s/n -Santa Cruz de
Lestón - Pobra do Caramiñal 15940
Phalacrocorax
aristotelis (cormoran
moñudo)
LOMBIÑA HOTEL***
Xobre - Costa 74, 15940 Pobra do
Caramiñal
En Santa Eugenia de Ribeira.
HOTEL OCA RIO AZOR
Hotel ****
C/ Río Azor ( A Insuela). 15950 Ribeira
HOTEL RUSTICO TEIXOEIRA
Teixoeira, Nº 15, 15969 Ribeira
l
29
LITERATURA
VICTORIANO GARCÍA MARTÍ,
PROFUNDIDAD Y ESTETICISMO DE UN DANDI DE LAS LETRAS
GLORIA LAGO
y otros más, vino al mundo
en la Ría de Arosa. Algo tiene este lugar cuando nos ha
dado tantos buenos escritores y en ambas lenguas de
Galicia.
Me dice Eduardo que teme
que su relato sobre García
Martí esté mediatizado por
el afecto, pero le aclaro que
precisamente eso es lo que
busco, el detalle desconocido que complemente la
sucesión de datos extraídos de una biografía o de
un listado enumerando sus
obras. En cuanto comenzamos a hablar, fluye desde
su memoria un aluvión de
información.
Trató a mucha gente,
desde el Conde de
Romanones hasta el
Duque de Alba
-La vida de su tío fue, sin
duda, apasionante.
Tiene tanto que contar que
la entrevista podría haber
girado en torno a su propia figura. Eduardo Beiras
García-Martí pertenece a la
rara categoría de hombre
renacentista; rara por escasa en estos tiempos. Doctor
30
en Medicina, Licenciado en
Historia del Arte, pianista y
mecenas de la cultura santiaguesa, anda ahora atareado alternando los retoques
a su tesis sobre los edificios
de Banca gallegos, con la
corrección de su último libro
sobre las fuentes medievales de Santiago. Me atrevo a
robarle algo de tiempo para
ahondar en la figura de su
tío, Victoriano García Martí,
uno de los grandes de las letras gallegas que, como Valle, Cabanillas, Dieste, Camba
-Tuvo una vida rica y en contacto con figuras de talla indiscutible de los siglos XIX y
XX, tanto españolas como
francesas. Cuando vivió en
Paris trató a personajes singulares en pleno impresionismo. Conoció a Zola y a
otras figuras de renombre y
también allí vivió relaciones
intensas.
-¿De intensa podríamos
calificar su relación con Sofía Casanova?
Fue vetado por escribir en castellano.
No era galleguista,
sino un gallego que
amaba a su tierra,
por encima de idiomas e ideologías
-Intensa y estrecha es como
me gustaría calificarla.
-Don Victoriano estudió
Derecho, pero en la Sorbona se especializó en Sociología con Bergson. Fue su
tío quien puso en contacto
a Valle con el filósofo francés, cuyas teorías sobre el
tiempo tuvieron una notable influencia en la obra
del creador del esperpento. ¿Cómo fue la relación
de su tío con Valle Inclán?
-Fueron buenos amigos. En
Madrid iban juntos al teatro y a veces estaba con él
cuando Valle Inclán organizaba pequeños altercados
durante las representaciones de Jacinto Benavente, a
quien consideraba bastante
cursi. Se alteraba mucho. En
alguna ocasión lo detuvieron. El Comisario recriminaba a Don Ramón por haber
faltado a su autoridad y él
respondía que también a él
le habían faltado a su autoridad literaria.
-Durante su larga etapa en
Madrid García Martí mantuvo una estrecha relación
con Gregorio Marañón y
con Ortega y Gasset, que
le prologó su ensayo “Una
punta de Europa”.
-Trató a mucha gente, desde el Conde de Romanones
hasta el Duque de Alba,
a quien visitaba con asiduidad. Fue secretario del
Ateneo y tenía relación con
gente del mundo literario,
del teatro… Ana Mariscal
lo admiraba mucho. Conservamos libros de mi tío
dedicados por personajes
relevantes, también por
políticos como Alcalá Zamora o Azaña. Durante la
República le ofrecieron un
Su obra es el reflejo
de su persona, con un
estilo cuidado en el
fondo y en la forma.
ministerio pero él lo rechazó. También escribía para
periódicos republicanos y
todo ello le costó la cárcel
durante la guerra. Se salvó
gracias a la intercesión de
muchos amigos. Él no tenía
las manos manchadas de
sangre ni había conspirado.
Tan sólo era un intelectual, y
muy válido. Al final todo eso
pesó a su favor y lo liberaron. Era un republicano ilustrado y liberal, liberal de los
de antes, y católico. Estaba
en contra de la quema de
iglesias y de los actos violentos contra la libertad de
culto.
-¿Dejó huella en su obra su
paso por la cárcel?
-Interiormente le afectó,
¡cómo no iba a afectarle
ver que se llevaban a compañeros de presidio todos
los días para fusilarlos! Pero
no trasladó su experiencia
personal a su obra. Era muy
elegante. Algo que nos sorprendió fue el hallazgo de
una baraja española hecha
con trozos de cartón dibu-
jados con los que jugaba a
las cartas con otros presos;
a pesar de la situación límite
que estaba viviendo utilizaba el ingenio para mantener la mente distraída.
-Las cartas que conservan
ustedes son un buen testimonio de sus vivencias e
inquietudes
- Muchas de las cartas, excepto las muy personales,
las hemos cedido para el
estudio de su figura.
En La Puebla del Caramiñal
se le recuerda
Le dedicaron una plaza y
hay una Biblioteca que lleva
su nombre; al principio colaboramos con ellos donando ejemplares de primeras
ediciones de sus obras y
otros libros suyos, pero después vimos que los políticos
empezaban a disponerlo
todo a su manera.
- Cultura y política a veces
no casan bien…
En todo caso la biblioteca
está ahí. Al Museo do Pobo
31
Galego donamos manuscritos de mi tío y documentos
que ahora están catalogando y que formarán parte del
fondo García Martí, que servirá para estudiar su figura.
En el museo desarrollan una
muy buena labor y con pocos recursos.
-Galicia está muy presente
en su obra
Mi tío Victoriano fue el primer ensayista que supo ensalzar las virtudes de Galicia
y que reflejó lo que él llamó
“el alma gallega”. Quería dar a
conocer Galicia pero de una
manera ilustrada, escribiendo con conocimiento sobre
pesca, sobre su geografía
y su gente, y no sólo sobre
los ricos conserveros, sino
que también quería trasmitir
el alma gallega de la gente
humilde. Y prefirió escribir
en castellano porque sabía
que era la mejor manera de
difundirlo. No era galleguista, sino un gallego que amaba a su tierra por encima de
idiomas e ideologías. Aparte
de sus obras sobre Galicia,
“la esquina verde”, como él
la llamaba, también escribió
ensayos y varias novelas.
-Y además fue biógrafo de
Rosalía Castro y el primero que publicó sus obras
completas.
-Editó sus obras contando
con la colaboración del editor Aguilar, que era amigo
suyo. Pero a pesar de todo
lo que escribió sobre Galicia y de difundir la obra de
32
Conoce nuestras calles,
conoce nuestras costumbres,
conoce nuestras playas...
Rosalía, cuando fue propuesto para entrar en la
Real Academia Gallega lo
vetaron.
-¿Por qué lo vetaron?
-Por escribir en castellano.
Tenemos la carta de una
persona conocedora de
esas deliberaciones. En esa
carta le cuenta a mi tío que
García-Sabell fue quien le
había puesto la proa. Sin
embargo, un año antes
de fallecer fue nombrado
miembro de la RAE.
Conoce a
Pobra do Caramiñal
-¿Cómo describiría el García
Martí de sus últimos años
en su retiro de La Puebla?
-Yo era pequeño pero lo
recuerdo muy bien. Mi madre era su sobrina favorita.
Tengo grabada su imagen
sentado en una silla de tijera siempre impecable y
elegante con su chaleco, su
corbata, su sombrero y su
bastón, y en la solapa una
flor de heliotropo del jardín. Era muy culto y un gran
conversador, tenía una ironía fina. Su obra es el reflejo
de su persona, con un estilo
cuidado en el fondo y en la
forma. Pero sobre todo era
un hombre digno, nunca
pidió nada para él. Nunca se
arrastró.
-Recomiéndenos alguna
obra suya.
-En novela, La tragedia del
Caballero de Santiago y Don
Severo Carballo, y personalmente, me gusta mucho
La sonrisa de un espíritu.
www.apobra.org
En ensayo, si tuviera que
elegir, tal vez Del mundo
interior y Don Quijote y su
mejor camino.
- ¿Es consciente de que los
jóvenes gallegos abandonan sus estudios sin haber
oído mencionar a Victoriano García Martí?
-Ya se sabe que aquí los
escritores en castellano
están proscritos. Desde la
antigua Grecia es frecuente que política y cultura no
casen bien. Si él viviera no
haría ningún comentario al
respecto; como ya dije, era
muy elegante. l
engo grabada su
imagen sentado en
una silla de tijera
siempre impecable
y elegante con su
chaleco, su corbata,
su sombrero y su
bastón, y en la
solapa una flor de
heliotropo del jardín.
Riveira
A Terra Dos Marineiros.
Porto Do Atlantico
Xoia Natural Das Rias Baixas
www.riveira.es
33
Un día
en la cola
del paro
miguel baldwin hidalgo
Estudiante de 4º curso de publicidad y relaciones públicas
Dicen que mientras Vigo trabaja, Santiago reza y La Coruña se divierte. Hoy en día
el cuarto de millón de parados gallegos ha fulminado
el significado de este dicho
popular, y es que si algo he
aprendido de mis mañanas
en las oficinas del SEPE es
que hoy en día los habitantes de las ciudades gallegas
rezan. Rezan por un golpe de
efecto, rezan por una oportunidad de devolverle a la vida
el match ball en el que se encuentran. Rezan, pero sobretodo buscan empleo.
Es una mañana normal en
cualquiera de estas oficinas.
Un ir y venir de ciudadanos
agobiados por hipotecas, hijos
que alimentar y una prestación
por desempleo que inexorablemente se va acercando a
su fecha de caducidad.
Con la incomodidad propia
de quien pregunta por algo
que la otra parte preferiría no
34
nómica decidió hostigar España, la construcción fue su
saco de boxeo preferido. Esto
lo saben bien Deli y Fernando, de Vigo, mis siguientes
entrevistados.
Él, tras 16 años en la misma
empresa, lleva dos desempleado y ahora teme que les
embarguen la casa ya que
tener que explicar reúno fuer- esta es la última vez que cozas y me acerco a un hombre brará los 800€ que venía recide cara amable. Se presenta biendo del estado.
como Marco y se ofrece ense- Se queja amargamente de
guida a contarme su historia. que las administraciones no
Era comercial y disfrutaba de lo ponen fácil. “Nos deniegan
un buen sueldo, un piso, un las ayudas porque piden carcoche y los pequeños lujos gas familiares y no tenemos
de una vida cómoda. “Ahora,” hijos. ¡Pues yo pago más de
dice “los trabajos que tengo hipoteca que de lo que me
son durante pocos meses, a costaría un hijo!.” En La Corucomisión o a veces incluso ña Monserrat añade que las
sin sueldo, poniendo tú el ayudas están “poco visibles,
coche y la gasolina y claro, la te ponen barreras burocrácosa cambia.”
ticas para que nunca las lleTanto ha cambiado la cosa gues a recibir.” La primera de
que en su último empleo, ellas, Internet. “No todos nos
hace ya seis meses, tuvo que manejamos con las nuevas
denunciar a su empresa por- tecnologías.” No le falta razón
que no le pagaban.
a Monserrat cuando muchas
Tiene claro que encontrar tra- de las gestiones más habituabajo en su sector es ya algo les ya tienen lugar en la red
casi utópico, por eso aprove- de redes. “Para los más machará que en su familia “siem- yores nos supone una traba
pre hubo carpinteros. No me importante, yo lo intenté y
importaría reciclarme, por- acabé desesperada.”
que esto se desmorona.”
El caso de los recién licenciaCuando la manida crisis eco- dos siempre me resultó para-
dójico. No consiguen empleo
porque no tienen experiencia
y no adquieren experiencia
porque nadie les da empleo. A
lo sumo unas prácticas aquí o
allí. En esta situación lleva dos
años Lucía, licenciada en trabajo social que sólo ha podido
trabajar de becaria. Un puesto
que, dice, jamás se traduce en
un empleo estable. “Nunca
nos renuevan, en cuanto terminan, te ves en la calle”.
Tiene claro dónde está la raíz
del problema: “los becarios
son muy beneficiosos para
las empresas, a veces ni hacen
contrato, no suele ser remunerado y cuando lo es…”
Educadamente Lucía prefiere
no poner calificativos a los
sueldos de un abusivo sistema que también sufre Xoán,
recién licenciado a quien la
falta de empleo estable le ha
obligado a volver a su Orense natal y capear el temporal
desde la casa de sus padres.
Y es que como dicen, el licenciado español no sale de la
Universidad preparado, sino
pre-parado.
Poco después conozco a
Laura, una madre viguesa
divorciada que lleva cinco
años sin empleo. Su antigua
empresa le agradeció sus
19 años como cajera con
un despido improcedente. “Tengo 44 años, para la
mayoría de trabajos soy vieja
y para todas las ayudas del
Estado, aún soy joven.”
Aunque no tiene una hipoteca que pagar, Laura sí tiene
dos hijos, de 12 y 16 años y
un préstamo de un banco
que amenaza con embargarle la casa. Sólo pide una
oportunidad. “He buscado
trabajo de camarera, en hoteles, de lavado de coches y
hasta de chofer pero no tengo experiencia en ninguna
otra cosa y a los aprendices
los quieren jóvenes. Cada vez
te desanimas más y lo único
que quiero es que me dejen
intentarlo. Si a los quince días
no valgo, me echas.”
“He buscado trabajo de
camarera, en hoteles,
de lavado de coches y
hasta de chofer pero
no tengo experiencia
en ninguna otra cosa
y a los aprendices los
quieren jóvenes.
Recurre a su familia para sobrellevar la situación porque
las ayudas que prevé el Estado
parecen esquivarla. “Todas son
para mayores de 45 años y las
pocas que hay todo es poner
trabas, pedir papeles y más
papeles.” Se siente frustrada
porque “tardan seis meses en
llegar en el mejor de los casos.
Dentro de seis meses mis hijos
y yo tanto podemos ser ricos
como estar muertos. Yo necesito darles de comer ahora.”
Respecto a la sociedad dice
que “no va conmigo, me
siento un poco enfadada y
decepcionada. Veo mucha
corrupción.”
“Como mi historia hay muchas,” finaliza.
En la misma línea opina José,
este exempresario de La Coruña describe su caso como “el
típico de toda España, el caso
genérico de un autónomo
que lo pierde todo por la crisis.”
No falta tampoco el caso
contrario, Sergio quien tras
deambular de empleo temporal en empleo temporal ha
encontrado una buena oportunidad de llevar su propio
negocio: La dueña de un local lo traspasa por jubilación.
Lo atípico aquí es la actividad
que se desarrolla en este local. “Se trata de un sex-shop”,
me cuenta Sergio pudoroso,
“pero ya no me queda mucha
elección”. “No me da miedo
el trabajo, pero tendría que ir
por allí 15 días antes a que me
expliquen cómo va el cuento.”
Las oportunidades empresariales se presentan hasta en
las actividades más inusuales,
y a este orensano ser su propio jefe le atrae más desde la
última reforma laboral.
Cuenta que mientras trabajaba de repartidor, un día
apareció el gerente de recursos humanos. “Llegó a las
9 de la mañana, se encerró
en el despacho y en media
hora 7 tíos estaban en la calle, volviendo a sus casas sin
empleo. ¿Qué ganas te quedan de hacer tu trabajo?. El
siguiente puedes ser tú. Será
legal pero es inhumano.”
Inhumana es también la situación de Cristina. Dependienta junto con dos compañeras de una pequeña tienda
textil de La Coruña, hasta que
su jefe anunció que la bajada
de ventas le obligaba a des-
pedir a una de las 3. La relación entre las, hasta entonces, amigas se deterioró por
miedo al despido y las adulaciones al jefe se multiplicaron. Y no es que se mereciera
tal trato, ya que sabedor de lo
complicado que es conseguir
empleo hoy en día, tenía por
su modus operandi los abusos
psicológicos y verbales. “Nos
decía que no valíamos ni
para limpiar, que éramos una
mierda, que si había que ir un
domingo sin cobrar se iba y
si no a la puta calle y lindezas similares. Incluso llegó a
extraer dinero de la caja para
acusarnos de robar y poder
gritarnos y humillarnos.”
El abuso era tal que una de
las empleadas a pesar de
una caída en el trabajo “no se
atrevió a operarse por miedo
a que la baja supusiera su
despido. El golpe se agravó
y sufría desmayos a menudo.” Cristina cuenta que esta
situación afectó a su vida
personal, “sufría ansiedad a
menudo y afectó a la relación
con mi pareja, pero no podía
dejar el trabajo, no podía permitírmelo y tampoco encontraba otra cosa. Hasta que un
día exploté.”
A la enésima acusación de
robo Cristina no pudo más
y discutió acaloradamente
con su jefe. “Naturalmente
me despidió a gritos, pero lo
más rocambolesco es que semanas después me entero de
que pretendía alegar que el
despido se debía a que falté
a mi puesto de trabajo todos
esos días.” Afortunadamente el despido verbal existe y
Cristina tenía un testigo en
el momento en que su jefe le
gritó que la próxima vez que
volviera sería para recoger su
finiquito. “Desde entonces no
he vuelto a encontrar trabajo y ya han pasado 4 meses,
pero no me arrepiento, aquello era peor que una cárcel y
con el sueldo de mi pareja y
lo que tenía ahorrado vamos
tirando.”
Entre tanta ruindad también
hay lugar para el civismo. Miguel, de La Coruña, a sus 61
años, los últimos 24 en la misma empresa, está ahora en el
paro, se ha quedado sin subsidio y asegura que “tendría
más oportunidades de encontrar empleo si me apuntase a cursos del INEM, pero
hay pocas plazas y no quiero
ocupársela a un muchacho de
veintipocos, ellos son los que
lo tienen más difícil y se merecen toda la ayuda posible.”
“sufría ansiedad a
menudo y afectó a
la relación con mi
pareja, pero no podía
dejar el trabajo, no
podía permitírmelo y
tampoco encontraba
otra cosa. Hasta que
un día exploté.”
Ya están cerrando en la oficina del SEPE y en el camino de
regreso llego a la conclusión
de que los parados de larga
duración son los héroes silenciosos de nuestra sociedad.
Ciudadanos normales a quienes la necesidad y la voluntad de salir adelante les han
dotado con una capacidad
inhumana para sobreponerse a situaciones que ponen a
prueba la fe de cualquiera en
la justicia social. l
35
LAS TARJETAS POSTALES
ILUSTRADAS DE GALICIA
UNA VENTANA AL PASADO
SALVADOR FERNÁNDEZ DE LA CIGOÑA
Comenzaremos
diciendo
que la postal antigua es un
objeto histórico y raro. Rareza determinada por su propia
naturaleza, pues fue concebida como una efímera forma
de comunicación entre las
personas, y, cómo no, por el
inexorable paso del tiempo
que castiga mucho más al
papel que a otros materiales.
Así, algunos informes apuntan a que cada diez años desaparece de la faz de la tierra el
50% del material gráfico existente. Con este dato, cuando
nos encontramos ante una
postal antigua, lo hacemos ante una pieza superviviente a
mil vicisitudes y que solamente en brazos de la diosa fortuna ha podido llegar hasta nosotros.
LA APARICIÓN DE LAS PRIMERAS TARJETAS POSTALES.
Los franceses se atribuyen el invento de la tarjeta postal ilustrada apoyando tal reivindicación en un texto que
figura en el “Almanach de la Petite Poste de París” (1777),
en el que se puede leer lo siguiente: “en la actualidad se
remiten por vía postal, ya por pura galantería, ya con objeto
de felicitar, grabados estampados en forma de cartas, regularmente acompañados de comunicaciones y que se transmiten abiertas y visibles para todos. Mucho ha dado que hablar
esta novedad, invención debida al grabador Demaison. Hay
quien sostiene que así se fomenta la murmuración del servicio doméstico, que de esta manera puede inmiscuirse en las
interioridades de todo el mundo”. No obstante lo expuesto
en el texto anterior, todo parece indicar que el invento fue
tan solo una moda pasajera que cayó en el olvido y cuya
existencia solo conocemos a través del “Almanach”.
36
Fue en la conferencia postal de Karlsruhe (Baden-Wurtemberg -Alemania) de 1865 cuando se propuso la introducción de hojas postales que eran expedidas en un talonario,
para comunicaciones no reservadas. Las características de
estas tarjetas eran las mismas que las de las actuales tarjetas postales históricas, pero, debido al excesivo precio del
franqueo, la idea no prosperó.
En 1869 el Dr. Emmanuel Hermann de la Academia Militar de Wiener Neustadt, en 1869, introdujo unas tarjetas ya
conocidas como postales, las cuales no podían llevar más
de veinte palabras, incluyéndose entre estas la firma y dirección. En 1870 estas tarjetas se introdujeron en Alemania,
acompañadas de su respectivo talonario, empezando a tener una gran circulación durante la guerra franco-prusiana
(1870-71). Después por Suiza e Inglaterra. Bélgica las adoptó en 1871, al igual que hicieron Dinamarca, Suecia, Noruega y Rusia en 1872. Solo en 1873 comienzan a circular por
Estados Unidos, España y Francia, por lo que el origen francés de la postal debe ser considerado con más que cautela.
Italia las comenzó a usar en 1874. Por último, la Conven-
ción Postal Universal generalizó su uso a todos los países
que por aquel entonces podían mantener un servicio de
correos con unas mínimas garantías.
1940. En España las postales de la Guerra Civil y las posteriores eran claramente distintas.
LA UNION POSTAL UNIVERSAL.
Estas postales pioneras fueron muy bien acogidas y revolucionaron las comunicaciones postales que adquirieron una
mayor frecuencia. La tarjeta postal rápidamente adoptó
distintas formas desde la sencilla, hasta la doble e incluso
la triple y muy pronto fueron adoptadas por el comercio
que, además de comercializarlas, las utilizó como reclamo
publicitario, por lo que la difusión aún fue mayor.
Las primeras tarjetas postales españolas, estampadas en
la Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre, se remontan
al año 1873. En la edición de estas tarjetas fue decisiva la
intervención del grabador D. Joaquín Pi y Margall, hermano del conocido político decimonónico, quien se encargó de su edición, previa presentación al gobierno de la
República Española para su aprobación. Tras una primera
tirada de 72.000 tarjetas postales, cuyo tono no convenció
a D. Joaquín Pi y Margall y que fueron destruidas ante su
presencia, se procedió a lanzar una segunda de 2.000.000
de tarjetas sencillas y 1.000.000 dobles que alcanzó el tono
exigido poniéndose de inmediato en circulación. Estas
postales, que rezaban “República Española”, eran un poco
más pequeñas que las dinásticas que aparecieron en 1876.
El reverso de las primeras postales estaba sin dividir y presentaba un espacio definido por una línea para escribir la
dirección. Hubo que esperar hasta 1902, cuando surgió en
Inglaterra la idea de dividir el reverso en dos partes dejando una para la dirección y otra para el texto del mensaje. El
anverso quedaría reservado para la imagen. Este modelo
que se impuso en España
en 1905 marcó la clasificación genérica de las tarjetas postales ilustradas antiguas en España en dos
épocas:
En las primeras tarjetas postales, debajo de la leyenda “Tarjeta Postal”, aparece otra que reza “Unión Postal Universal”,
siendo este el nombre del organismo que agrupaba a las
distintas administraciones de correos del mundo para que
una carta o una tarjeta postal al salir de las fronteras nacionales llegase a su destino. Esta coletilla de “Unión Postal
Universal”, sinónimo de hermanamiento postal entre todos
los países del mundo, se perdió con el paso del tiempo.
La importancia de la tarjeta postal, que como ya hemos
mencionado con anterioridad, favoreció el correo masivo,
fue decisiva en todo este proceso.
EL COLECCIONISMO DE POSTALES ANTIGUAS.
La tarjeta postal, desde sus comienzos, se convirtió en
objeto de coleccionismo por lo que aparecieron coleccionistas a lo largo y ancho de todos los continentes
que, o bien adquirían postales en sus desplazamientos,
o bien las intercambiaban, vía correo, con coleccionistas
que podían estar en sus antípodas. El idioma nunca era
un obstáculo para el coleccionista de estos objetos que
circulaban por todo el orbe, si bien obviamente los coleccionistas españoles e hispanoamericanos se beneficiaron
del idioma común por lo que la mayoría de los intercambios internacionales, en toda España, se realizó con países
latinoamericanos.
Clásica o época de las
postales sin división
desde 1892 fecha en la
que circuló por España
la primera postal ilustrada hasta 1905
l Pre 1936 ya con división
(1905–1936). En la mayoría de los países está
época se alargó hasta
l
37
Muy pronto surge un
nuevo coleccionismo distinto al simple
acaparamiento
de
postales y así, a finales del siglo XIX y
principios del XX, se
puso de moda, sobre
todo entre el género
femenino, el coleccionismo de postales
con autógrafo. Entre
ellas la Infanta Dª. Mª
Teresa, quien reunió
gran número de autógrafos de los notables
españoles y americanos de la época. Esta
costumbre, del coleccionismo de postal con autógrafo, pronto supuso un serio
problema para las personalidades de la época que se veían
asediadas por miles de coleccionistas. Algunos de ellos tomaron la resolución de no contestar a estas peticiones y
empezar a “coleccionar” postales en sus despachos. El vigués Luis Taboada desistió de la originalidad en la respuesta a los coleccionistas y decidió responder a todos con la
misma cantinela. José Echegaray, en los últimos años de
su vida, firmaba todos los días de 10 a 12 postales en verso,
siempre inéditos. Fuera de España destaca la coleccionista norteamericana Eva Muller, que dio la vuelta al mundo
con el único objetivo de completar su impresionante co-
rrientos, Papelería Toracido, Tercena, Papelería
José Nieto, Papelería R.
Vicetto, Casa “P.P.K.O”,
Edición Llanos, Edición
José López Sousa, Vicente Coma, The Royal Mail
Steam Packet; Aguas
de Mondariz, Litografía
de Hermenegildo Miralles, Papeleria de Ferrer,
Vicente Coma; Librería
Arturo Barrientos, Barba,
Lombardero, Papelería
Blas Serrano, Nomdedeu, Pacheco, Pintos, El
Correo Gallego, Pita, El
Sol,…
lección de Postales. En su colección figuran postales con
autógrafos del Papa León XIII, que la recibió en audiencia y
otras muchas firmas de emperadores, reyes, príncipes, presidentes de distintas repúblicas y un sin fin de importantes
personalidades de la época.
Indicar, si bien hay distintos puntos de vista sobre el particular, que personalmente consideramos que una tarjeta
postal circulada, acompañada de sus sellos, matasellos y
con una bonita caligrafía que no afecten a la imagen sea
considerada una pieza más valiosa que una idéntica sin estas características.
pionera en la adquisición, estudio y divulgación de la tarjeta postal antigua, haciéndose con una numerosa colección. Como veremos más adelante prácticamente todos
los fotógrafos gallegos, de cierto relieve, destinaron fotografías para los editores de postales, además de ofrecer a
sus clientes la posibilidad de postalear cualquier fotografía.
En Galicia abundan las postales en tránsito y muchas de
ellas con destinatarios en América Latina y otros puntos de
Europa. En su difusión fue relevante el papel de las líneas
Hamburgo-América.
IMPRESORES Y EDITORES DE POSTALES GALLEGAS
LA POSTAL ANTIGUA
EN GALICIA
En Galicia, entre los
primeros coleccionistas, debe destacarse la
figura del padre Gaite,
quien se hizo con una
magnífica colección
de postales, entre los
actuales son muy relevantes las colecciones:
Cendán, Seoane y Fernández de la Cigoña.
La Excma. Diputación
de Pontevedra ha sido
una
administración
38
Algunos impresores de postales de Galicia, sin ánimo de
ser enciclopédicos, fueron la casa “Hauser y Menet” de
Madrid; la casa “Thomas” de Barcelona; Rafael Tuck & Sons,
Ltd. de Londres; Grafos de Madrid; Gráficas Villaroca, S.A.
en la calle Irán 1 de Madrid; HAE; E.J.C. Paris Irún; Fototypie J. Bienaime Reims; L. Roisin, de Barcelona; Petracchi &
Notermann; Purgar & Co. Manchen, Photochromiekarte;
Heliotipia de Kallmeyer y Gautier en la calle de Londres nº
5 de Madrid; Litografía Comercial, y, por último, Photoglob
con sede en Zurich (Sus siglas P.Z. parecen ser un acróstico
de “Photoglob, Zürich”). Entre los establecimientos de Vigo
que distribuían y editaban postales a su costa, podemos
identificar a los siguientes: Papelería de Julián Buceta, Juan
Vázquez, Casa de Barba, D. Desiderio Adé, Manuel Vázquez
Rodríguez Papelería, Tafall Papelería, Fernández – Estanco
Muelle, Librería Imprenta Encuadernación E.B. Tetilla, Ba-
Por último, para contribuir a engrandecer la Tarjeta Postal antigua gallega, indicar que algunos de los fotógrafos
gallegos más importantes de la época plasmaron sus fotografías en estas cartulinas: Pacheco, Gil, Kraft, Díez y Rodríguez, Pintos, Sarabia y, cómo no, Ferrer en La Coruña,
siendo las postales de este último de un tipismo difícilmente igualable.
Aún hoy, más de un siglo después, estas veteranas tarjetas siguen recorriendo el mundo cambiando de mano en
busca de su definitivo poseedor; algún coleccionista que
puede estar en cualquier lugar. Muchas de estas antiguas
tarjetas ya están de vuelta en Galicia, después de haber recorrido medio mundo, dormir durante decenas de años en
algún cajón de una cómoda de un domicilio en Buenos
Aires, Santiago de Chile, o una remota aldea del Perú o Alemania, después de haber sido adquiridas por un intermediario de a saber dónde, hoy han vuelto a cruzar países y
océanos en un viaje de retorno al lugar del que salieron.
Hoy forma parte de las pocas colecciones gallegas de cartofilia que existen. l
39
y
BUENOS
GENEROSOS
Quienes protagonizan esta sección
son personas desconocidas fuera de su círculo. Pocos saben de la
grandeza de su esfuerzo y dedicación,
la mayoría de las veces destinados a
mejorar la vida de quienes las rodean.
ISABEL PIÑEIRO
GLORIA LAGO
Preguntarle a alguien que vive en la
costa de Galicia a qué playa solía ir
de pequeño es una buena manera
de trasladarlo a la infancia. Isabel me
responde que iba a la playa de Temperán, una pequeña cala de la costa
pontevedresa cercana a Nerga, su parroquia natal, una aldea marinera que
mira a las Islas Cíes y a las mejilloneras
que se mecen en la ría de Vigo. Me
dice que tiene bonitos recuerdos de
aquellos años aunque a los nueve tuviera que hacerse mayor de repente,
cuando su madre le encargó el cuidado de sus hermanos mellizos que
acababan de nacer. Isabel se despidió
de la escuela, donde tanto disfrutaba
aprendiendo, y cambió el lápiz por los
pucheros, el jabón y el agua fría. Con
su hermana Bernardina iba a lavar la
ropa al lavadero en invierno y en verano caminaban hasta al río, que estaba
más lejos todavía. Se subía a un banquito de madera para alcanzar el fregadero; después venía lo más complicado porque no tenían fuerza para
retorcer la ropa lavada. Si había suerte
les ayudaba el novio de una vecina
que se citaba allí con su enamorada
para esquivar la vigilancia familiar.
40
Con los mellizos Tino e Irene, Isabel
aprendió a cuidar niños, algo que
le sirvió cuando a los dieciséis años
hizo lo que siempre se había esperado de ella y de sus cuatro hermanas: trabajar como interna en una
casa en la ciudad. El futuro de sus
hermanos estaba en el mar. Hasta
que cumplían los dieciséis acompañaban a su padre a pescar, después
se embarcaban con una compañía
para ir a Boston al calamar. Todos los
hermanos, chicos y chicas, entregaban gran parte del sueldo en casa.
En 1968, cuando llevaba seis años
trabajando para una familia, se casó
con Ángel. Le gustó porque era callado como ella y porque prefería ir al
cine que a los bailes. Ángel trabajaba
en un pesquero en el Gran Sol y regresaba a casa cada quince o veinte
días, después comenzó a ir a Malvinas y se ausentaba de casa durante
meses. Los primeros años Isabel dejó
de trabajar fuera para a atender a las
hijas que iban naciendo.
María y Patricia nacieron en casa.
Como Ángel estaba en la mar, Isabel
tuvo que pedir ayuda a las vecinas
para que avisaran a la comadrona. A
Patricia no recuerda haberla visto nacer, cree que se desvaneció de dolor,
la niña venía con el cordón umbilical
enrollado y el parto por poco acaba
mal. Cristina y Angélica ya nacieron
en un hospital.
Isabel te cuenta todo esto como si lo
hubiera vivido otra persona, con serenidad, casi con dulzura. Su mirada se
aleja buscando los recuerdos y vuelve
a ti con una chispa de sabiduría. Me
parece que su rostro transmite honestidad. Estamos sentadas en el sofá
de la sala, a su derecha hay una mesa
con los retratos de sus hijas y a continuación otra con las de sus nietos.
¡Qué diferencia cuando tuve a las
niñas en el hospital! Con un médico
cerca te sentías segura y después estabas atendida durante tres días.
Dejaste de trabajar hasta que las
niñas empezaron a ir al colegio,
después volviste
Limpiaba en casas por las mañanas
y por las tardes las atendía a ellas.
Después, en el noventa y uno, fue
cuando Ángel se puso enfermo. Le
dolía un brazo, cada vez más, y volvía
cada vez más delgado. En diciembre
llegó muy mal y lo ingresaron. Lo
operaron para hacerle una biopsia
y lo mandaron para casa. Al salir del
hospital yo quería coger un taxi pero
él no quiso, dijo que estaba bien
para volver en barco, enseguida se le
abrieron las costuras y tuvimos que
volver al Hospital.
grafía e Historia se quedó viviendo
una temporada en Santiago preparando oposiciones, después hizo
sustituciones hasta que aprobó la
oposición pero tardaban mucho en
ingresarle el dinero. Cuando le tocó
dar clase en el instituto de Ribadavia
le dejé mi tarjeta. Cuando por fin cobró le dije que en vez de devolverme
el dinero, le pagara el avión a Irlanda
a su hermana Cristina, que tenía un
viaje de estudios.
Después vinieron los tratamientos
SI. Al principio lo llevaba bien pero
más adelante le afectó mucho y el
carácter se le amargó. Fue todo muy
difícil. Yo dejé de trabajar para atenderle. Se murió a los tres años, tenía
cuarenta y ocho.
Y Cristina, Clásicas
Sí, Cristina estudió Clásicas. Después
se fue con una beca Erasmus a Italia.
Le compré un móvil y me conecté
a España Directo para poder hablar
con ella a menudo porque se fue
con mucha morriña. Cuando la llamaba, ella no paraba de llorar, así
que me fui a Italia. Nunca había cogido un avión ni salido de casa. Me
gustó mucho, Salerno me recordó
Vigo, con la calle de compras más
arriba del mar.
Y volviste a trabajar, tu hija mayor
ya estaba estudiando en Santiago
Sí. Las clientas me esperaron.
Se ve que te apreciaban
Bueno… me decían que era muy
responsable. Yo nunca tuve prisa por
acabar el trabajo, nunca me marchaba hasta que todo estaba limpio
y seco. Volví a limpiar a los mismos
sitios menos unas escaleras, que se
las había pasado a una hermana y ya
siguió ella. Llegué a trabajar hasta en
seis casas. Me pasaba el día corriendo de un sitio para otro.
Y trabajando así conseguiste pagarles la carrera a tus hijas y su
estancia en Santiago
Las tres tuvieron becas, pero eso no
lo cubría todo. Además, mientras no
se recibía el dinero había que adelantarlo. Cuando María acabó Geo-
Patricia, la segunda, estudió
Germánicas
Sí, y también estudió en Rusia con
una beca.
También fue una alumna brillante, como sus hermanas
Mucho. Le dieron el premio fin de
carrera. Se lo dio el Presidente de la
Xunta, fuimos todas a Santiago; fue
muy bonito.
La única que no quiso seguir estudiando fue Angélica…
Angélica acabó BUP y estudió peluquería.
¿Has aprendido mucho de tus hijas?
Me enseñaron a ser más moderna,
a veces me dicen ¡qué moderna
mamá! y les digo: me enseñasteis
vosotras. Vas adaptándote. Cuando
Patricia se fue a vivir con su novio
y tuvieron el niño me costó; ahora pienso que para una mujer lo de
casarse bien es algo del pasado, lo
importante es tener un trabajo y ser
independiente.
Cuando me hablaste de la enfermedad de tu marido me contaste
que un día, al salir del hospital,
fuiste por primera vez a comer
sola a una cafetería cerca de allí.
Me dijiste que te sentiste rara; por
tu expresión me pareció que no te
había disgustado
Si, es verdad, era algo nuevo y me
gustó. Y después también descubrí
que no era tan callada. Ahora me
gusta mucho hablar, casi hablo demasiado. Se ríe.
Isabel no se expresa como una persona apenas sin estudios. Tengo la sensación de que el esfuerzo invertido en
la educación de sus hijas también ha
redundado en su propia formación.
Tienes muchos libros aquí en la
sala ¿Son de tus hijas?
Muchos son míos; me los eligen
ellas. Siempre me gustó leer y ahora
leo más porque tengo mucho tiempo. Sobre todo leo novelas; me gustó mucho El tiempo entre costuras y
ahora estoy con Tiempos de Arena de
Inma Chacón.
¿De qué te sientes orgullosa?
De mis hijas; de las cuatro, y de mis
tres nietos. l
¿Crees que se ha arrepentido?
A veces ve a sus hermanas, las cosas
que cuentan y que tienen una vida
interesante…, pero a ella también le
va bien.
41
CARA Y CRUZ
Tartarín de Tarascón
Cisneros
Que inventen ellos
La europeización de España o la españolización de Europa
Han transcurrido ya cien años desde que Unamuno pronunciara esta célebre frase en su debate con Ortega sobre la europeización de España
que este último defendía, cuando afirmaba que “España es el problema
y Europa la solución”. Pocas cosas han cambiado desde entonces, en un
país que ha seguido al pie de la letra la máxima unamuniana, país del que
don Miguel aseguraba que “no estaba hecho para la ciencia, sino para la
mística”, así como que los inventos eran cosa de otros. Dicho y hecho.
Y en estos tiempos de tribulación, los tres actores que deberían estar a ello de
forma coordinada van -con excepciones- cada uno a su aire: el gobierno
recortando de modo brutal en investigación y desarrollo, y lo que es peor,
en educación. Los empresarios -con algunas excepciones, generalmente,
grandes empresas- renuentes a la innovación de procesos y productos,
y atentos a las subvenciones que pudieran caer y que la Administración
maneja con criterios, a veces pintorescos. Y por último, la Universidad,
cocinándose en su propia salsa, aunque de cara al público centrada en
“investigar” lo que, en algunos casos, no va más allá de publicar en revistas
especializadas, trabajos que no interesan a nadie. A esto, los académicos
le llaman con cierta solemnidad “investigación”, que viene siendo un subterfugio cuyo objetivo principal se centra en conseguir algún “sexenio”, es
decir, más sueldo a cambio de menos horas de docencia.
Lo que menos importa es sobre qué se investiga y si ello tendrá alguna
aplicación práctica en el entorno industrial correspondiente. ¿Que no hay
patentes? No importa, se las compramos a los alemanes, a los americanos
o a los japoneses. Incluso a los italianos. Una vez más, “que inventen ellos”.
Pero en Galicia hay excepciones encomiables, que debieran servir de
ejemplo y que ponen de manifiesto que lo de la crisis no afecta a las empresas o a la Universidad, cuando hay un empresario o un grupo de científicos que, al margen de las políticas propiciadas por las instituciones o por
el megalítico aparato burocrático de la Universidad, sacan adelante, con
escasez de recursos, sin apenas ayudas y ajenos a la mediocridad que les
rodea, pero con trabajo e ilusión, iniciativas que triunfan en todo el planeta: ya sea el satélite creado por jóvenes científicos formados en nuestras
escuelas de Ingeniería, o algún astillero premiado con el máximo galardón
que se otorga a nivel mundial en la industria naval: astilleros para los que la
crisis, simplemente, no existe.
42
Ahora solo falta ver que hará la Consellería de Industria con las ayudas europeas que para estos fines recibirá de Bruselas. Conociendo el panorama,
no es de extrañar que, en vez de apostar por promover la puesta en marcha de una prometedora industria aeroespacial gallega, aprovechando
este embrión que ya ha demostrado sobradamente su eficacia, el político
de turno dirija las ayudas a algún “parque industrial” en cualquier comarca
perdida; porque, a fin de cuentas, y como dijo algún Conselleiro: “ahí por lo
menos vemos las naves construidas” o aquel otro, que ufano aseveró: “En
Vigo ya tenéis las empresas ¿para qué queréis las infraestructuras?”
Aunque la guinda la puso un destacado profesor universitario, del equipo
rectoral de Docampo, al que cuando le pidieron que aumentara la partida
presupuestaria destinada a la compra de libros, dijo con solemnidad: “para
qué vamos a comprar más libros cuando todavía no hemos leído todos
los que tenemos”. Y olé.
Tal vez Ortega tenía razón cuando afirmaba que “el nivel de un país viene
determinado por el nivel de sus numerosos mediocres”. Y es ahí donde
Galicia tiene su propio reto: que el nivel de sus políticos, de sus dirigentes
sociales, de sus docentes y, en definitiva, de sus mediocres, vaya un poquito más arriba de donde está hoy.
Parecería que la polémica que enfrentó a Unamuno y Ortega y Gasset, no
hace más que reflejar una idea que ha calado muy hondo en el imaginario
español, y es que los ideales que representan España y Europa son antagónicos, o al menos conviven en compartimentos estancos. Recordemos
que aquella polémica entre quizá los dos mejores pensadores del siglo XX
en España, viene a causa de una carta que Unamuno escribe a Azorín en
1909, felicitándolo por un artículo que, con el título Colección de farsantes,
había publicado el 12 de septiembre del mismo año en el diario ABC. El
mismo periódico reproduce, a los pocos días, la carta de Unamuno donde
dice que son muchos en España los papanatas que están bajo la fascinación de esos europeos. «Hora es ya de decir que en no pocas cosas valemos tanto como ellos y aún más… Indigna ver a tanto a tanto hispanista
(?) que se cree que España acabó en el siglo XVII… ¡Bien, bien, muy bien!
Así, así. España es víctima de una sistemática campaña de difamación…
Dicen que no tenemos espíritu científico. ¡Si tenemos otro…! Inventen
ellos, y lo sabremos luego y lo aplicaremos. Acaso esto es más señor. Si
fuera imposible que un pueblo dé a Descartes y a San Juan de la Cruz, yo
me quedaría con éste… Sí, colección de farsantes…»
Ortega y Gasset lee la carta y se da por aludido ya que le replica con un
largo artículo bajo el título: Unamuno y Europa, fábula. Ortega dice que él
es «plenamente, íntegramente, uno de esos papanatas» y carga contra
quienes se oponen a los europeizantes «sin Descartes nos quedaríamos a
oscuras y nada veríamos…puedo afirmar que en esta ocasión D. Miguel
de Unamuno, energúmeno español, ha faltado a la verdad. Y no es la primera vez que hemos pensado si el matiz rojo y encendido de las torres
salmantinas les vendrá de que las piedras aquellas venerables se ruborizan oyendo lo que Unamuno dice cuando a la tarde pasea entre ellas».
Sin embargo no nos parece muy acertado seguir insistiendo en que España como nación representa el atraso de la mística y Europa el progreso de
las luces. Precisamente la historia de esa España que tanto despreciamos
ahora lo desmiente. Fue precisamente en Hispania, donde los bárbaros
por primera vez abrazan y hacen suya la Lex romana. Los visigodos consiguieron unir políticamente el espacio hispano y a partir del III Concilio de
Toledo, se renuncia a la lengua goda imponiéndose el latín y se somete a
todos los habitantes a un mismo código de leyes, siendo pioneros en Occidente de la simbiosis entre la herencia romana y la germánica, sirviendo
el catolicismo de crisol.
La invasión musulmana rompe la evolución natural del Reino Visigodo de
Toledo, sin embargo son los núcleos de la resistencia cristiana, quienes se
identifican ya en el mismo 711 con los “europenses”, como llama un anónimo cronista mozárabe a los franceses, en la ardua tarea de la Reconquista.
Es también en el reino de León, al recuperarse la legislación gótico-romana, el primer lugar de Europa donde se rompe con el vasallaje feudal,
al premitir al siervo salir de tal condición. Y es la España de los Reyes Católicos la pionera en Europa, en decretar la nulidad de cualquier vínculo
de servidumbre que aún subsistiera, poniendo fin a la Edad Media. Son
estas Cortes de las coronas de Aragón y Castilla, en las que el tercer estado cuenta con representantes, las que Simón de Monfort toma como
modelo para crear la Cámara de los Comunes en Inglaterra. Al igual que
será el modelo de la monarquía hispánica la que introduce la incipiente
idea de que el poder del monarca se garantiza por los tres poderes que
representan Cortes, Consejo y Chancilleria, y que más adelante cuaja en la
archisabida división de poderes de Montesquieu.
Por no hablar de nuestras aportaciones al avance del humanismo. Raimundo Lullio fue quien intentó antes que cualquier otro europeo explicar
la Fe a través de la Razón. Y fue la Escuela de Salamanca quien enseñó a los
europeos los primeros rudimentos sobre derechos humanos fundamentales, como son la vida, la libertad y al propiedad, derechos inherentes a
todo ser humano con independencia de su origen o condición, ideas de
“místicos” , que los mercantilistas protestantes tardarían dos siglos en abrazar. España hace propio el tomismo y defiende esa línea de pensamiento
hasta que militar y políticamente es derrotada en el siglo XVII. A partir
de entonces comienza un declive que parece no tener fin. La Ilustración
española, con el padre Feijoo, Jovellanos o Campoamor parecen ofrecer
una salida modernizadora genuinamente española. Pero la invasión napoleónica vuelve a impedir la evolución natural de la nación, sumergiéndonos en una continua lucha entre tradicionalismo y liberalismo, que en
palabras del profesor Luis Suárez, “no se presentaron como peldaños para
un ascenso en al cultura, sino como enemigos que trataban de descubrir
en el de enfrente, un peligro, un mal..”
Y a fecha de hoy, no parece que hallamos sido capaces de descubrir aquel
camino que un día perdimos, en el que, como la peregrinación a Santiago
en el medioevo, España era parte fundamental del ser de Europa.
Sostenía Donoso Cortés que las naciones pueden subsistir “sin independencia y sin gloria”, pero no “sin pan que llevarse a la boca”. Hoy es precisamente más necesario que nunca comprender que la ruina material
siempre es precedida por la ruina moral. Esa es la tarea educativa que por
encima de todo debería preocuparnos.
43
... para vosotros
LECTURA
ATRACTIVA PARA
LOS PEQUES
CUANDO EL ABUELITO HABLABA DE SU PIORREA...
Julio Tojo. Doctor en Odontología
...se diría que hablaba de algo misterioso, de olor almizclado, algo que
acontecía con el paso de los años
en la boca, como a quien le van
apareciendo la pérdida de visión,
las canas, las arrugas en la piel... o
como en aquellas historias de marinos de allende de los mares a los
que les caían los dientes por la falta de alimentos frescos, el terrible
escorbuto. Sin embargo después,
como muchas veces ocurre en la
vida, descubrí por mis estudios que
la misteriosa enfermedad no solo
se daba con el paso de los años,
sino desde el mismo momento de
la erupción de los dientes y que no
se trataba mas que de una ordinaria
infección, con nombre científico de
Periodontitis.
También descubrí la ingente cantidad de literatura escrita sobre la
materia que me tuve que deglutir
durante mi especialidad en la biblioteca de la Universidad de Nueva
York, y la que continuamente se publica en numerosas tesis doctorales
y lo que queda por conocer.
44
Pero, qué es esto tan vulgar de la
piorrea o como se la quiera llamar.
Pues empezaré diciendo que es una
de las enfermedades mas comunes
en el ser humano, se calcula que
unos ocho de cada diez ciudadanos
padecen alguna forma de Enfermedad Periodontal; ésta puede afectar
tanto a jóvenes como adultos, siendo mas grave habitualmente en los
primeros. Se trata de una enfermedad producida por microbios, que
se introducen entre las encías y los
dientes provocando la pérdida del
hueso que soporta los dientes, haciendo que éstos se tambaleen y se
caigan.
Hoy sabemos que como otras enfermedades infecciosas, sus efectos nocivos no solo se producen a
nivel local sino que pueden tener
repercusión a nivel general, como
al corazón, pulmón, cerebro y es
muy común en diabéticos, durante
la gestación y en situaciones en las
que el sistema inmune se encuentra
debilitado.
Afortunadamente, no tanto para
el abuelito, hoy tiene tratamiento,
aunque la prevención sigue siendo
el más importante. Otro día trataremos de cómo hacerlo.
PALOMA. ESTUDIANTE DE 2º CURSO DE INGENIERÍA DE EDIFICACIÓN
Dos maravillosos cuentos ilustrados que se están vendiendo muy bien. Están pensados
para niños de entre 5 y 8 años
pero gustan a todas las edades.
Los Juegos del Hambre.
A Toupiña que quería
saber quén lle fixera
aquilo na cabeza.
Editorial Kalandraka
Un duelo en el que son obligados dos representantes de cada distrito a luchar a muerte entre ellos. Único objetivo: divertimento del
Capitolio y hacer que los habitantes de los 12 distritos de Panem
recuerden que siguen sometidos al poder del Capitolio. Este es el
argumento base de Los Juegos del Hambre, título que está sonando
mucho estos días; es una novela de Suzanne Collins que te enganchará desde el primer momento.
El libro se centra en Katniss, una chica del distrito 12 que se presenta
voluntaria en lugar de su hermana para competir en Los Juegos del
Hambre, celebrados cada año. A partir de ese momento se empieza
a desarrollar toda la historia en la que te sumergirás completamente.
Es muy apropiada para la gente joven, refleja una moral combativa,
en contra de lo establecido con una clara idea del bien y el mal; resulta entretenido verte envuelto en las distintas situaciones en que
es puesta su protagonista y sus rivales; incluso te hará creer que eres
uno de los participantes de Los Juegos. Y por supuesto; tiene romance incluido, con el que muchas acabaréis suspirando por sus protagonistas masculinos.
Hay una serie de factores que influyen en su aparición, unos genéticos
o hereditarios y otros ambientales,
como la dieta, el tabaco, e indudablemente la higiene.
Los signos mas habituales para descubrirla suelen ser el sangrado de
las encías, la aparición de espacios
entre los dientes, la movilidad de éstos o el mal aliento.
OS RECOMIENDO ESTE LIBRO
Adivina cuánto
te quiero.
Editorial Kókinos
En definitiva, y como adolescente, recomiendo este libro a todos
aquellos que quieran pasar un buen rato. Os aseguro que esta saga
se convertirá en un referente de la literatura juvenil, apta también
para adultos, en la que una vez terminada la primera entrega querréis tener en vuestras manos el siguiente tomo con ansias de seguir
acompañando a Katniss en su aventura contra el Capitolio.
45
EXPRIMIENDO EL MÓVIL
CHRISTIAN DELGADO. INGENIERO DE TELECOMUNICACIONES
Hoy en día es muy habitual ver a
gente con un Smartphone o teléfono con funciones avanzadas. Estos
dispositivos, auténticos ordenadores
en miniatura, tienen mucha potencia de cálculo y permiten ejecutar
distintos programas y aplicaciones
de muy diferentes tipos.
tiendas de aplicaciones hay decenas
o cientos de miles de programas disponibles, algunos gratuitos y otros
de pago (unos céntimos o unos euros como mucho). Podemos encontrar auténticas joyas que permiten
ahorrar o ayudarnos en nuestro día a
día. Algunos ejemplos:
Los más populares hoy en día son
los que utilizan Android (un sistema
operativo de Google), los famosos
iPhone de Apple, Blackberry y aquellos basados en Windows Phone que
poco a poco empiezan a aparecer
de la mano de distintos fabricantes
como, por ejemplo, Nokia.
Whatsapp: disponible para todos los
sistemas y permite el envío sin coste
a través de Internet de mensajes tipo
SMS entre aquellos que tengan el
programa instalado en el móvil.
Resulta muy interesante conocer y
explorar las aplicaciones disponibles
del sistema que tengamos. En las
Viber o Skype: permiten llamar gratuitamente entre móviles que también tengan este programa. Con
Skype, incluso se puede llamar a ordenadores.
SuperTruper: aplicación gratuita para
Android y iPhone. Permite escanear
en el supermercado el código de barras de un producto y nos da el precio que tiene ese mismo artículo en
tiendas cercanas, al ubicarnos por el
GPS del móvil. Hay aplicaciones que
proporcionan recetas en base a los
ingredientes disponibles, etc.
Es muy recomendable investigar y
localizar las que mejor se adaptan
a tus necesidades. Tu smartphone,
además de permitirte ver fotos o
jugar, es muy útil y puede ahorrarte tiempo y dinero. Lo mejor es
exprimirlo.
http://www.christiandve.com/quien-soy/
Siempre tenemos patatas en la cocina, pero no es frecuente que estén a la vista. Os he preparado un centro
con patatas, piedras, hojas de ampelopsis y unos ramos de jazmín con botones de flor aún sin abrir.
EL RINCÓN DE ANA
Centro de cocina
46
Sobre una bandeja, plato o cesta (lo que tengáis más a
mano) ponéis un lecho de hojas de forma que asomen
un poco sobre el borde, pueden ser hojas de muchas
especies: hiedra, arce o simplemente laurel, por ejemplo. Sobre ellas colocáis las patatas y las acompañáis
con piedras o cantos rodados de algún color que contraste, mejor blancas o negras, y si es posible acabáis el
centro colocando alguna ramita de flor; en este caso he
utilizado el jazmín pero podrían ser ramas de celinda,
cotoneaster, espirea, viburnum u otra especie que tenga botones pequeños y de un color que encaje bien.
Es un centro muy sencillo de hacer y barato pero original y decorativo. Tendréis las patatas a mano y no
serán las cenicientas de la cocina.
MACARRONES
DULCES
Esta receta es poco conocida en España, sin embargo
en Francia se venden en todas las Pastelerías como una
“delicatesse” y se pueden hacer de muchos sabores, colores
y tipos. Su preparación no tiene ninguna complicación, hay
solamente que seguir la receta al dedillo, son muy ricos y les
encanta a los niños, el único inconveniente es que son muy
caros (me refiero en las Pastelerías, en casa salen baratos)
INGREDIENTES
340 g de azúcar glas (180 g para el merengue + 160 g para mezclar con las almendras) l 160 g de almendra
en polvo l 140 g de clara de huevos a temperatura ambiente (4 ó 5 huevos) l 1 pizca de sal l Colorante alimenticio (facultativo) l Papel de horno Para el relleno: l 20 g de mantequilla l 100 g de chocolate l 100 ml de nata.
l
PREPARACIÓN
1. Mezclar el azúcar glas con las almendras en polvo y tamizar la mezcla.
2. Batir las claras a punto de nieve con una pizca de sal,
ir mezclando en varias veces el azúcar hasta echarle los
180 g y conseguir un merengue compacto.
3. Añadir luego con la ayuda de una cuchara de madera o
una espátula, la mezcla del azúcar glas y las almendras,
también de forma envolvente.
4. Una vez que se haya mezclado todo, hacer lo que se
llama “MACARRONEAR” para darle un aspecto liso pero
consistente y se hace envolviendo la mezcla y luego
aplastándola contra la pared del recipiente.
5. Añadir el colorante, se puede hacer de varios colores en
este caso separar en varios recipientes y ponerle el color
que se quiera a cada uno.
6. Precalentar el horno a 160º C.
7. Poner el papel de horno en una placa y con la ayuda de
una manga pastelera, formar montoncitos de unos 3 cm
de diámetro aproximadamente.
8. Una vez formados sacudir la placa despacio sobre la
mesa de trabajo y sacarles el aire.
9. Dejar que sequen en la placa, SIN HORNEAR, una 1:30
hora, hasta que se forme una costra por encima.
10. Cuando tocando con el dedo, veamos que ya no pegan
a los dedos, ya se pueden hornear durante 12 minutos.
11. Vigilar la cocción, al cabo de 10 minutos, si empiezan a
dorarse, sacarlos.
12. Dejar que se enfríen y despegarlos del papel.
13. Mientras enfrían, preparar el relleno.
14. Poner a calentar en un cazo la nata e incorporar el chocolate
para que funda.
15. Retirar del fuego y añadirle en trocitos la mantequilla
poco a poco.
16. Dejar enfriar la mezcla y dejar que endurezca un poco
en el frigorífico (se puede preparar con antelación mientras se hace la masa de los macarrones).
17. Poner el relleno de chocolate y pegar con otro macarrón por encima y dejar así por lo menos unas horas en
el frigorífico antes de consumirlos.
Sugerencias: Puedes utilizar muchas mas mezclas, de dulce
de leche de Nocilla (si es que no quieres romperte mucho
la cabeza con el relleno), de mermelada etc.
Este dulce tiene muchas aplicaciones, también se puede
utilizarlo para decorar tartas.
¡Buen provecho!
Podeis ver otras recetas en mi blog de cocina: shealf.wordpress.com
47
ENTRE OS RIOS
Pobra do Caramiñal. A Coruña 15940
[email protected] · 981 878 459
www.entreosrios.com
Calle Pazo 11. 36968 Xil - Meaño. Pontevedra. [email protected] · 986 747 473
www.lagardebesada.com

Documentos relacionados