SÍNDROME DE OVARIOS POLIQUÍSTICOS

Comentarios

Transcripción

SÍNDROME DE OVARIOS POLIQUÍSTICOS
SÍNDROME DE OVARIOS POLIQUÍSTICOS
Dr. Eric Saucedo de la Llata
El Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP) es la enfermedad
endocrina (glandular) más común de las mujeres. Tiene una
frecuencia del 5 al 15% aunque esto depende del tipo de
población que se estudie. Se asocia en un 60% de las mujeres
con obesidad, en un 40% con infertilidad, en un 70% con
alteraciones de la menstruación y en un 60% con hirsutismo
(aumento de vello corporal).Tiene múltiples manifestaciones
clínicas y diferentes grados de severidad así como efectos a
corto y largo plazo sobre la salud de la paciente.
Su descripción inicial se publicó en 1935 por Stein y Leventhal
quienes describieron una enfermedad caracterizada por
amenorrea (mujeres que no tenían menstruaciones
regulares), obesidad, hirsutismo y esterilidad, llamada por eso
síndrome de Stein-Leventhal.
“Ovario poliquístico” se refiere sólo a la presencia por
ecografía de múltiples folículos en los ovarios (más de 10
folículos mayores de 2 mm en cada ovario). Los folículos
ováricos (que contienen los óvulos) son pequeñas formaciones
quísticas que ecográficamente son imágenes redondas de
color negro. Un 20% de todas las mujeres tienen ovarios con
este aspecto ecográfico sin tener ninguna manifestación
clínica.
Si el aspecto ecográfico de “ovarios poliquísticos” se
acompaña de manifestaciones clínicas como alteraciones de
la menstruación o hirsutismo (vello excesivo) tenemos el
síndrome de ovarios poliquísticos (SOP). Sólo será necesario
confirmar por laboratorio el hiperandrogenismo (niveles
elevados en sangre de andrógenos).
La causa por la cual existe este problema no se conoce con
exactitud, sin embargo se relacionan con ella alteraciones
genéticas y existe un componente familiar muy fuerte. La
presencia de algún miembro en la familia con síndrome de
ovarios poliquísticos aumenta la frecuencia de presentar
dicha patología. Se han detectado mutaciones genéticas en
los genes CYP 17, CYP 1 y el VNTR relacionado a la insulina.
Un problema asociado con el SOP es la resistencia a la
insulina que es un defecto en el control de la glucosa asociado
a una excesiva cantidad de insulina en la sangre secundaria a
determinados estímulos. La resistencia a la insulina hace que
las pacientes sean propensas a tener obesidad y a elevar los
andrógenos en sangre ocasionando hirsutismo y acné́. Todas
las pacientes con SOP deberían ser valoradas para descartar
resistencia a la insulina y por tanto, hiperinsulinismo. La
prueba para valorar esta situación es una curva de glucosa e
insulina.
El cuadro clínico de las mujeres con ovarios poliquísticos es
muy amplio. Puede pasar desde asintomáticas (ausencia de
síntomas) hasta un cuadro severo con todas las
manifestaciones.
Las mujeres jóvenes, en general, acuden por hirsutismo, acné́
o alteraciones menstruales donde la más común es la
opsomenorrea (menstruaciones con ciclos de más de 35 días);
otras manifestaciones son la tendencia a la obesidad,
esterilidad o bien abortos de repetición.
El diagnóstico se establece con las manifestaciones clínicas,
la realización de una ecografía y analítica hormonal que mida
andrógenos, FSH, LH y curva de glucosa e insulina.
El tratamiento de las pacientes con SOP es muy variable y
depende, en general, del motivo por el cual acuden a
consulta. Las mujeres que acuden por alteraciones
menstruales e hirsutismo se benefician con un tipo de
anticonceptivo oral que contiene un antiandrógeno. Estas
mujeres, al tomar dicho medicamento, se vuelven regulares
en su menstruación y el acné́ desaparece. Si se acompaña de
obesidad vale la pena investigar si presenta resistencia a la
insulina con su tratamiento específico posteriormente.
Cuando las mujeres con SOP acuden buscando un embarazo es
importante estimular la ovulación ya que las pacientes con
ovarios poliquísticos, por lo general, son anovuladoras (no
ovulan). Existen diferentes medicamentos inductores de la
ovulación como el citrato de clomifeno, la HMG o bien la FSH
recombinante, que es el medicamento ideal para tratar a
estas pacientes. Siempre es conveniente la vigilancia
ecográfica de la ovulación ya que un porcentaje de estas
pacientes son resistentes a los tratamientos con inductores de
la ovulación.
La resistencia a la insulina debe ser tratada por diferentes
mecanismos.
La dieta es esencial en las mujeres obesas, así́ como el
ejercicio diario. La metformina, que es un hipoglucemiante
oral (lo usan los pacientes diabéticos), mejora la respuesta a
los inductores de la ovulación, mejora el hiperandrogenismo
y ayuda a la pérdida de peso; sin embargo debe ser utilizada
siempre bajo vigilancia médica estricta.
Como hemos analizado, a la mujer con SOP se le deben ofrecer
terapias complementarias como la depilación o electrólisis del
exceso de vello, diversos tratamientos farmacológicos para el
acné́, control dietético, plan de ejercicios y actividad física e
incluso en algunos casos, apoyo psicológico y emocional.
Las complicaciones a corto plazo son: el acné́, la obesidad y
el hirsutismo. Muchas veces esto ocasiona dificultades de
socialización y aceptación. Las complicaciones reproductivas
son la esterilidad y la infertilidad (abortos de repetición).
Las pacientes con SOP son más propensas a tener
complicaciones en el embarazo. Los embarazos múltiples son
mas frecuentes así como la diabetes gestacional, la
hipertensión en el embarazo o la preeclampsia. El exceso de
ganancia de peso en el embarazo es común, así como la
prematuridad.
Las complicaciones a largo plazo son: Diabetes Mellitus,
hipertensión arterial y alteraciones de los lípidos
(dislipidemias) relacionadas con enfermedad isquémica
cardiovascular.
La falta de ovulación estimula la acción de los estrógenos a
nivel endometrial y favorece su crecimiento propagando las
lesiones premalignas y el cáncer de endometrio.
Aunque muchas veces no se toma en cuenta, los trastornos
emocionales en las pacientes con SOP tienen una frecuencia
muy importante. Las alteraciones menstruales, el
hiperandrogenismo, los cambios en la piel, la obesidad y los
diversos trastornos de salud generan cambios emocionales
como baja autoestima, depresión y aislamiento social. El
apoyo psicológico, emocional y familiar es de gran valor en
estas mujeres.

Documentos relacionados